Reinado de Sus Majestades Felipe VI y Letizia

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitada

Reinado de Sus Majestades Felipe VI y Letizia

Mensajepor Invitada » Sab 11 Ago, 2018 11:36 am

Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Reinado de Sus Majestades Felipe VI y Letizia

Mensajepor Invitado » Lun 13 Ago, 2018 3:16 am

Imagen


La química entre los Reyes y los Sánchez

La buena sintonía entre los Reyes y el matrimonio presidencial fue evidente en la foto de Marivent. Son muchas las cosas en común

CONSUELO FONT


Begoña Gómez ha sido la gran protagonista de esta semana que se iniciaba el lunes con su inesperada presencia acompañando a su marido, Pedro Sánchez, a Marivent, ya que a Rajoy jamás le acompañó su esposa Viri en su audiencia estival con el Rey. Respondía a una invitación de los Monarcas que incluía almuerzo privado y en cuyo posado se pudo ver por vez primera juntas a la Reina y a la esposa del presidente, que coincidieron con sus vestidos florales en rojo y azul.

El miércoles, de nuevo Gómez era noticia por su nombramiento como directora del Africa Centre, iniciativa del Instituto de Empresa para fomentar proyectos sociales en ese continente que, curiosamente, le acerca bastante a Doña Letizia, en cuya labor institucional tiene papel destacado el mundo de la cooperación y que en noviembre de 2017 realizó una gira por Senegal.

Son algunos de las asombrosas coincidencias que comparten ambas parejas, que se extienden a su pasión por la música indie, la comida asiática o el baloncesto. Algo que, según indican en su entorno, está traspasando el ámbito político para entrar de lleno en la química personal.No en vano, Pedro Sánchez, al que este viernes 17 de agosto veremos de nuevo junto a los Monarcas en Barcelona en los actos en memoria de los atentados yihadistas de 2017, ha piropeado públicamente hace pocos días a Don Felipe asegurando ante los periodistas que "tenemos una monarquía ejemplar".


Compañeros de instituto

Pedro Sánchez, que tiene 46 años, y la Reina Letizia, que los cumplirá en septiembre, estudiaron en el mismo instituto, el Ramiro de Maeztu, si bien no coincidieron en clase porque el presidente estaba matriculado en el turno de día y la Reina en el nocturno. Aunque Letizia sí debía recordarle, ya que Pedro tenía fama de cañón entre las chicas por su 1,90 de estatura. Quizá por ello, en la primera audiencia que le concedió Don Felipe como nuevo líder del PSOE el 29 de julio de 2014, la Reina se presentó por sorpresa, algo inédito. En Zarzuela explicaron que el motivo era saludar a su antiguo compañero de instituto y recordar viejos tiempos. La formación universitaria del presidente coincide más con la de Don Felipe, pues Doña Letizia se decantó por el periodismo. Sánchez se licenció en Económicas y Empresariales en el centro María Cristina de El Escorial y, posteriormente, cursó un máster en Política Económica de la Unión Europea. Don Felipe hizo un megamix de Derecho y Económicas en la Universidad Autónoma y, aunque posteriormente su máster fue en relaciones internacionales en Georgetown, a su vuelta realizó un stage de varios meses en la Unión Europea.


Misma generación

Aunque Don Felipe, que cumplió 50 años el 30 de enero, le saca cuatro al mandatario socialista, en sus trayectorias hay un gran paralelismo. Ambos son muy altos, el Rey mide 1,97 y Sánchez 1,90; físicamente muy atractivos y han tenido varias novias antes de sentar la cabeza con Letizia y Begoña, respectivamente. Lo curioso es que también llegaron a la cima en sus cargos con un mes de diferencia: Don Felipe fue proclamado Rey el 19 de junio de 2014, tras la abdicación de Don Juan Carlos, y Pedro Sánchez ascendía a la Secretaría General del PSOE ese 26 de julio sustituyendo a Rubalcaba.

La primera vez que acudió a Zarzuela a ver al Rey, Sánchez ya destacó la "buena sintonía generacional" que había entre ellos, algo evidente, ya que Mariano Rajoy, entonces presidente, tiene 63 años, 13 más que Don Felipe. Además, tradicionalmente la corona se ha sentido muy cómoda con los mandatarios socialistas, algo patente con Don Juan Carlos y Felipe González, que entablaron incluso amistad personal.


Pasión por la música 'Indie'

El pasado viernes 20 de julio, Pedro Sánchez protagonizó la primera polémica de su mandato al desplazarse a Castellón con Begoña en avión oficial. El motivo, disfrazado de "acto cultural" fue asistir al concierto que ofrecía la famosa banda indie The Killers, de la que son fans, en el FIB, el festival internacional de Benicàssim que se celebra todos los años y que presenciaron en un palco lateral. Curiosamente, en julio de 2013, un verano marcado por una crisis matrimonial que llevo a Letizia a irse de Mallorca dejando plantado a Don Felipe, la entonces Princesa se escapó con unas amigas al FIB de Castellón, también para asistir a un concierto de The Killers, algo que confirmó Marawold, empresa organizadora, revelando que Letizia no estuvo en zona VIP, sino mezclada entre los miles de fibers que llenaban el recinto. Ademas de The Killers, los Sánchez son también fans de otros grupos como Supersubmarina o Los Planetas, que son, aunque parezca increíble, los favoritos de Doña Letizia.


Comida asiática

Los Monarcas y la pareja presidencial también coinciden en sus gustos culinarios, pues los cuatro son amantes de la cocina asiática. Don Felipe y Doña Letizia acuden con frecuencia, solos o con Leonor y Sofía, al restaurante Chen de Aravaca, a degustar el sushi japonés, plato que también está presente en sus veladas en Kabutokaji, un japo ubicado en Pozuelo, o en el Yugo The Bunker, en el centro de Madrid.

Pedro Sánchez ha llegado a bromear diciendo "si me pierdo, que me busquen en un restaurante japonés". Algo que los periodistas conocen sobradamente, por lo que en sus encuentros con el socialista suelen reservar en un asiático. Como ocurrió en mayo pasado, cuando Sánchez fue captado con Antonio Ferreras, conductor de Al Rojo Vivo de La Sexta, almorzando en el Soy, un japo del barrio de Chamberí.


El baloncesto y el Atleti

Don Felipe, dada su estatura, jugaba de adolescente al baloncesto, que cambió por la vela ante la dificultad de compatibilizar un deporte de equipo con su agenda institucional. Sin embargo, el baloncesto sigue siendo uno de sus deportes favoritos y es fijo en la grada animando a España en competiciones importantes. Como cuando conquistó el Eurobasket en septiembre de 2015 y no pudo evitar que se escapara un "sois la leche" al bajar al vestuario a felicitar a los jugadores. Un deporte en el que Pedro Sánchez, con su 1,90 de altura, llegó a ser casi profesional, pues hasta los 21 años formó parte del equipo del Estudiantes, con base en el Ramiro de Maeztu donde estudiaba. "Me apasionan los valores que atesora el baloncesto, como el compromiso, el sacrificio y la paciencia, que suelo aplicar a la política", ha declarado. Lo que le convirtió también en seguidor del Atlético porque, según él, "no se puede ser del Estudiantes e hincha del Real Madrid". Curiosamente, también por el equipo colchonero se decantó Don Felipe desde niño, algo que reconoció inocentemente ante un periodista: "Soy del Atleti".

La pasión de ambos por el deporte es secundada por sus esposas Letizia y Begoña, sobre todo para "cuidar la línea", pues ambas lucen una figura muy estilizada y tonificada. Gracias al pilates y también al aerobic, que la mujer del presidente practica en un gimnasio cercano a su domicilio de Pozuelo, y la Reina en las cocheras del Nuevo Pabellón, su residencia en Zarzuela, donde junto a un grupo de amigas recibe clases de zumba, modalidad de aerobic a ritmo de salsa.


Flechazo

Tanto a Pedro Sánchez como a Don Felipe, las chicas se los rifaban: con 14 años, el presidente se echó su primera novia, una italiana llamada Francesca, y Don Felipe se estrenó con Victoria Carvajal, su primera novia de adolescente, a la que siguieron Isabel Sartoruis, Gigi Howard y Eva Sannum. Pero para ambos la soltería terminó en forma de flechazo y casi a la vez: en el caso de Don Felipe, en octubre de 2002, cuando conoció a la televisiva Letizia Ortiz, en una cena que organizó en su casa el periodista Pedro Erquicia, fallecido en abril. Pocos meses después, en 2003, Sánchez vivió igual experiencia con Begoña Gómez, una atractiva rubia nacida en Bilbao y licenciada en márketing, tres años menor. Fue en una fiesta organizada por un amigo común en su chalet de Aravaca, y según la propia Begoña, que iba ataviada con un ceñido vestido rojo, "nuestras miradas se cruzaron y fue un auténtico flechazo".

Sin embargo, no se lo puso fácil a Pedro, según el ha confesado: "Tuve que darle mucho la tabarra porque se hizo la dura". Poco después, se fueron a vivir juntos y en 2005 nació su hija, Ainhoa, ante lo cual la pareja decidió darse el "sí, quiero" por lo civil, en un enlace que ofició la ex ministra Trinidad Jiménez.

La boda de los Príncipes, realeza obliga, fue mucho más tradicional, en la catedral de la Almudena, pero también Letizia se lo puso difícil a Felipe, pues tuvo que llamarla varias veces antes de que accediera a la primera cita. Y es que todavía coleaba en la existencia de la Reina, divorciada del escritor Alonso Guerrero, su noviazgo con el periodista David Tejera.


Esposas con carácter

Tanto Gómez como Doña Letizia, son mujeres de cuarenta y tantos muy atractivas, de silueta envidiable, muy preocupadas por su imagen y que incluso visten con estilo similar. Como se comprobó en su posado de Marivent, con sus vestidos clónicos de estampado floral, el de Letizia en rojo, de Adolfo Domínguez, y el de Begoña en azul, de Carolina Herrera, una de las marcas favoritas de la Reina. Además, ambas son mujeres de gran carácter, con ideas propias, que ejercen enorme influencia sobre sus maridos. Profesionales independientes, Letizia tuvo que abandonar el periodismo tras casarse con Don Felipe, pero Begoña, licenciada en márketing por ESIC, ejercía hasta ahora como directora de Inmark, firma orientada a los equipos comerciales. Aunque su especialidad es la captación de fondos para ONG y este miércoles se desveló que el Instituto de Empresa la ha fichado para dirigir el Centro para África dirigido a fomentar proyectos sociales y empresariales en este continente. Lo que le acerca más a Doña Letizia, en cuyo rol de consorte tienen un papel destacado sus viajes de cooperación al Tercer Mundo, dentro de los cuales, en 2017, realizó una gira por Senegal.


Imagen

Dos hijas de la misma edad

Los Reyes, igual que la pareja presidencial, son padres de dos hijas que coinciden hasta en su edad. Ainhoa, la primogénita de Sánchez y Gómez, que nació en 2005, tiene 13 años, los mismos que cumplirá Leonor, la Princesa de Asturias, en octubre. También los Sánchez tienen otra hija, Carlota, de 11 años, como la Infanta Sofía. Las hijas del presidente van a un colegio público de Pozuelo y las de los Reyes al Santa María de los Rosales, centro privado del que fue alumno Don Felipe, aunque aseguran que su madre hubiera preferido la enseñanza pública. A ambas parejas les gusta compartir el máximo tiempo con sus hijas, por ejemplo, Sánchez en vacaciones intenta aleccionar a Ainhoa en el baloncesto y Don Felipe se escapa muchos fines de semana a hacer senderismo con sus niñas. Dadas sus obligaciones oficiales, ambas parejas coinciden en hacer del desayuno en familia una costumbre sagrada, salvo cuando algún viaje lo impide.

Avatar de Usuario
Invitada

Reinado de Sus Majestades Felipe VI y Letizia

Mensajepor Invitada » Lun 13 Ago, 2018 12:42 pm

La Reina Letizia se reconcilia con Mallorca

https://www.mujerhoy.com/celebrities/re ... 61018.html

La Reina Letizia se reconcilia con Mallorca
Doña Letizia aprovecha su estancia en la isla para desmontar malos entendidos.



por ALMUDENA MARTÍNEZ-FORNÉS
13 AGO 2018

Hay que remontarse a la década de los 90 para recordar un verano de la Familia Real con tanta actividad pública como este. Y es que la Reina ha decidido aprovechar su estancia en Mallorca para reconciliarse con la isla, para demostrar que ha recuperado la complicidad con doña Sofía y para mostrar en público a sus hijas con mucha más frecuencia de la habitual.

Una de las ventajas que presenta Palma frente a Madrid es que en la ciudad balear funciona mucho mejor el boca a boca y, salvo excepciones, en cuanto alguien detecta la presencia de un miembro de la Familia Real en un lugar público, avisa a algún amigo periodista o fotógrafo de los muchos que están en verano a la caza de la noticia. Aún así, no siempre se llega a tiempo de plasmar todas las salidas de los Reyes.


En cualquier caso, el balance del verano mallorquín ha sido muy positivo. Por un lado, en menos de dos semanas se ha podido ver a la Princesa de Asturias y a la Infanta Sofía más veces que en el resto del año y, por otro, doña Letizia ha transmitido la sensación de que está a gusto en la isla. Aparte de la sesión de fotos organizada en La Almudaina y de la recepción que ofrecieron a la sociedad balear, el resto de las salidas fueron improvisadas.

Visita inesperada
La primera aparición sorpresa de la Reina con sus hijas fue la visita al mercado del Olivar, donde estuvieron acompañadas por doña Sofía. En realidad, aquel día se habían propuesto ir a un pequeño mercado ecológico que hay en la plaza de los Patines, pero como terminaron de recorrerlo muy pronto, las Reinas decidieron dar un paseo por el centro de la ciudad.

De esta forma pasaron por delante del Mercado del Olivar, y doña Letizia preguntó a la Reina madre si lo conocía. Doña Letizia sí que lo había visitado en varios ocasiones, porque ella tiene la ventaja de que pasa inadvertida con cierta facilidad. Como doña Sofía no había entrado nunca, decidieron recorrer los puestos, y llegaron a la pescadería, donde fueron sorprendidas por los fotógrafos. En aquel momento ya se pudieron apreciar los primeros gestos cariñosos de la Princesa Leonor con su abuela.

Doña Sofía comentó lo bien que se portaron sus nietas durante el concierto
Al día siguiente, los cinco miembros de la Familia Real aparecieron en el concierto que el violinista Ara Malikian ofreció en Port Adriano (Calviá), un espectáculo al aire libre que doña Sofía presenció sentada entre sus dos nietas. Después, la Reina madre comentó lo bien que se portaron las dos niñas durante la actuación, porque el concierto fue muy largo, y atribuyó a su madre el mérito de que estén tan bien educadas.

La víspera de la recepción de La Almudaina, los Reyes quisieron probar la cocina de Santi Taura, el chef que sirvió el cóctel, y acudieron con sus hijas a su restaurante, donde el cocinero les contó la historia de cada uno de los platos que degustaron, todos ellos de origen balear. Los cuatro se dieron un baño de cultura gastronómica y la Reina pudo hacer alarde de sus conocimientos al día siguiente ante la sociedad balear.

La complicidad de doña Letizia y doña Sofía

Fue en esa recepción en la que se apreció con detalle cómo las dos Reinas han recuperado la complicidad de viejos tiempos, y vuelven a compartir bromas y risas. Además, doña Letizia estuvo hablando con los invitados y haciéndose fotos con quienes se lo pidieron, que fueron muchos.

Pero aún quedaba una cita muy especial en Palma, la del Real Club Náutico, que llevaba tres veranos esperando la visita de la Reina. Era el último día de la regata, y doña Letizia acudió con sus hijas a recoger a don Felipe, que regresaba del mar. Tras pasar por Marivent para que se cambiara el Rey, los cuatro se fueron al cine, a ver Blackwood.



A continuación don Felipe acudió al recinto Ses Voltes para entregar los trofeos de la competición náutica, donde coincidió con su hermana, doña Elena, y después se fueron al restaurante Ola del Mar, de Portixol. Allí les esperaban doña Letizia, sus hijas, doña Sofía, doña Irene, Felipe y Victoria de Marichalar, la princesa Tatiana Radziwill y su marido, el doctor Jean Henry Fruchaud. Y en esta ocasión fue doña Sofía la que se mostró muy cariñosa con la Princesa Leonor.




Volver a “La Casa Real”