TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

L A C O N T R A - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Dom 16 Dic, 2018 3:16 am

Imagen
Pedro Sánchez quiere reunirse con Quim Torra.


L A C O N T R A / CARMEN RIGALT

SÁNCHEZ Y LA LEY DEL EMBUDO




La resaca traerá cola. Ni un quintal de Almax logrará aliviar la acidez producida por las elecciones andaluzas. Al final, tanto los éxitos como los fracasos tienen una interpretación digestiva. Quizás, por eso, muchos sostienen que a Sánchez se le ha puesto cara de estreñido. Él sabrá. Una cosa es que las urnas hayan descabalado la situación, y otra que pretenda disimularlo imponiendo la ley del embudo.

Dicen que el presidente ha otorgado demasiado poder a Iván Redondo, el hombre de la chistera de oro. Puede ser, pero no me parece descabellado confiar en la magia. Los hay que confían en la Virgen de Lourdes, que también es mágica. A Redondo seguramente le han encomendado la localización de exteriores, pero no consta que haya preferido la Llotja de Mar al palacete Albéniz para celebrar el Consejo de Ministros del día 21 en Barcelona. ¿Razones? Las ya apuntadas por Teresa Cunillera, delegada del Gobierno en Cataluña. La Llotja está integrada en la ciudad, históricamente tiene peso económico y cultural, y su situación no es impedimento para la movilidad. El operativo está garantizado.

QUIÉN ES: PRESIDENTE DEL GOBIERNO Y LÍDER DEL PSOE. SU PROBLEMA: LA RELACIÓN CON SUS SOCIOS CATALANES. SU RECETA: UN CONSEJO DE MINISTROS EN BARCELONA TRAS EL FRACASO EN LAS ELECCIONES ANDALUZAS

La elección del palacete Albéniz suponía que el Gobierno quedaría aparcado en la montaña de Montjuic, una solución que no satisfizo al equipo del presidente, que contestó sin pensarlo dos veces: «Para quedarnos en la montaña de Montjuic nos quedamos en Moncloa».

Se ha insistido en que la elección de Barcelona para celebrar allí el Consejo de Ministros no ha de crear más problemas que los que en su día supuso Sevilla. A nadie se le escapa que, tras el fracaso andaluz, Pedro Sánchez quiere presencia del Estado donde se le echa de menos (al Estado, se entiende) y donde ya huele a colapso.

Aparte está el factor Torra, que es imprevisible. O no. A lo mejor es demasiado previsible. Más que un político, el president es todo un activista. Tiene un hijo en los CDR que le mantiene informado de las acciones callejeras y no oculta su simpatía por ellos. Conscientes de que pasarle la mano por el lomo al president podría desactivar su mal humor, los hombres de Moncloa le han hecho llegar una invitación para la gala de la noche anterior y una oferta de entrevista con Pedro Sánchez. Sin embargo, Torra últimamente sólo tiene cuerpo para las movilizaciones y hasta que no vea Barcelona patas arriba, no parará.

Con su permiso, vuelvo a Iván Redondo, de quien opino que tiene trazas de empollón, lo cual ya es decir mucho, y no precisamente malo. Los nuevos hijos del márketing y las relaciones públicas han descubierto la política como el destino profesional con más futuro. La política es maleable y cambiante, como esa plastilina con textura de moco que los niños trabajan con sus propias manos.

Uno de los primeros políticos españoles en recurrir al márketing fue ZP con ayuda de Miguel Barroso, cuya cabeza pensante dio un par de pelotazos y puso en escena a Carme Chacón, que luego sería su mujer. Bastantes años después, Pedro Sánchez ha seguido la estela ZP e Iván Redondo, la de Barroso. Sin embargo, al actual presidente le ha lucido menos el pelo, quizás porque ha actuado con más vanidad y menos fundamento que sus antecesores.

Espero que Sánchez haya aprendido de las imágenes que llegan de Francia. Nuestros vecinos del norte han vivido unas jornadas de protesta que pasarán a la Historia como la revolución de los chalecos amarillos. No es casual que los aglutinantes del descontento fueran esos gilets fosforitos que todos los automovilistas guardan en el maletero del coche. La historia no siempre se repite. Los sans-culottes del XVIII sí debieron de ser casuales, pero los chalecos amarillos, en absoluto (al estribillo: amarillo es, amarillo es).

En la era de la imagen, lo que no se visualiza no existe. Visualizar no es lo mismo que ver. Se puede visualizar mentalmente una imagen y, sin embargo, no verla con los órganos facultados para ello. Digo esto porque Francia nos ha regalado a lo largo del tiempo imágenes valiosísimas. Creíamos que visualizando mentalmente a María Antonieta con la cabeza apoyada en la guillotina ya lo habíamos visto todo, pero no era verdad. Todavía estaba por venir el mayo francés, con Daniel Cohn-Bendit, Dany el Rojo, y 50 años después, la revolución de los chalecos, en la que se ha visto participar a Brigitte Bardot abogando por las focas.

Contemplar la vida desde Madrid no es fácil, pero los franceses nos lo han puesto chupado. Nosotros, los catalanes, que todavía conservamos bajo la piel el latido supremacista, hemos sufrido una cura de humildad al contemplar el espectáculo francés. No hay nada como oír La Marsellesa callejera: en un minuto, el cop de falç se te cae por los suelos hecho añicos.

De aquí al 21 de diciembre, fecha prevista para el Consejo de Ministras [pido perdón: no sé si ha sido el corrector, o mi subconsciente, o el consciente de Santiago González, que se cuela en todas partes]. A medida que pasan las horas, crecen las llamadas a la insurrección y por todos los lados salen escamots disfrazados de caganers. Ustedes ya saben: el caganer es ese catalán de barretina que abona la tierra agachado en un rincón del belén [los catalanes decimos pesebre, pero si escribo pesebre, los que se me soliviantarán son los castellanos]. El escamot, por su parte, es un miembro de una organización paramilitar perteneciente al Estat Català y fundada por Francesc Macià. Los escamots iban uniformados con camisa verde militar, pantalones marrones y correajes de cuero, al estilo de otros grupos paramilitares de la época (véanse escuadras falangistas y juventudes hitlerianas).

El día 21 habrá muchas calles cortadas, aunque la ciudadanía no se quejará, pues desde 2012 se corta cualquier calle que te salga al encuentro. El personal ya está acostumbrado, y si no sucediera así, puede que incluso acabara echándolo en falta.

Supongo que Torra es un tío estupendo, dispuesto a dar su sangre por la patria catalana, pero sus movimientos de entrecejo le delatan como un tipo hosco y tirando a malhumorado al que nunca le han puesto delante un espejo para que busque en él las huellas del supremacismo.


EL MUNDO / DOMINGO 9 DE DICIEMBRE DE 2018

Avatar de Usuario
Invitado

LA OTRA - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Sab 29 Dic, 2018 3:23 am

LA OTRA / CARMEN RIGALT

LA ESTRICTA ‘GOBERNANTA’




Mujercitas es una novela de la americana Louisa May Alcott que no he tenido el gusto de leer ni falta que me hace. En su momento vi una de sus versiones cinematográficas, pero la olvidé rápido. Lo único que recuerdo, un poco por encima, es el argumento, las historias alegres de cuatro hermanas con la guerra de Secesión de fondo. Liz Taylor era una de ellas, guapa y un poco cursi, o bastante, no lo voy a negar.

De eso hace ya la torta. Sin embargo, la última versión de Mujercitas data de mil novecientos noventa y pico y estaba protagonizada por Susan Sarandon, que siendo menos guapa que Taylor, era más interesante. Por cierto, en la peli protagonizada por Liz Taylor nevaba bastante, aunque a lo mejor es una ilusión mía, porque yo tengo alma de pánfila y a la mínima me monto un cuento de Navidad. Respecto a Louisa May, la autora del libro, era una mujer con mucho carácter. Aparte de pasar a la historia con Mujercitas, también se hizo famosa por su lucha en dos causas difíciles: sufragismo y abolicionismo.

Mujercitas triunfó en las librerías y el cine. Lo único que le perdía era el título, como de cuento de hadas imposible. Algo parecido les sucedió a las hermanas Brontë, autoras de libros cuyos títulos causaban retortijones. Cumbres borrascosas es el ejemplo por excelencia. Lees ese título y ya no pegas ojo en toda la noche. A su manera, las hermanas Brontë eran capaces de poner los pelos de punta con sus libros: historias de mujeres atormentadas y de niños infelices, maltratados por sus padres y maestros.

Pero no termina aquí la lista de Mujercitas. Ahora mismo ha entrado en mi móvil una alerta llamando la atención sobre dos mujercitas que, según la noticia, reciben la educación más estricta de este país. Se trata de Leonor de Borbón, Princesa de Asturias, y Sofía de Borbón, Infanta de España. Según la voz en off que desgrana el relato, ambas reciben una educación esmerada con similares niveles de exigencia, si bien es la Princesa de Asturias la que se lleva la palma (el pelín de más), pues su futuro requiere un plus de dedicación. Su madre, la Reina, desempeña un papel no siempre bien aceptado por el común de madres que llevan a sus hijas al colegio Santa María de los Rosales. Cuando las hijas de los Reyes empezaron en el cole, no todos los alumnos coincidían en fervor monárquico y vegano. Transmitirlo ha sido para la Reina un trabajo lento y esforzado. Actualmente la Monarca se implica como la que más en los menús del cole. No en vano ha sido una de sus inspiradoras (los brócolis son su especialidad, ¿recuerdan?). Las iniciativas de lo que ocurre en la cocina le pertenecen: nada de fritos ni hidratos ni grasas polisaturadas, etc. Engordar es una palabra tabú. Las Infantas están delgadas pero lustrosas. Y el Rey, lo mismo. Felipe VI ha ganado en donosura y tiene la tripa metida hacia adentro.

Todo lo que no tiene Letizia de relajada lo tiene de estricta gobernanta. Las reglas hay que cumplirlas. Durante la semana, la Princesa heredera y la Infanta Sofía tienen vetado el uso de móviles, televisión, internet, etc. Entre semana también están prohibidas las chuches y los horarios descabalados. Por ejemplo: nunca se acostarán después de las 21.00 horas.

Durante un tiempo, las hermanas eligieron el ballet como actividad extraescolar, pero últimamente han cambiado. Ahora Leonor aprende a tocar el violonchelo y Sofía juega al fútbol. La música y el deporte amansan, mientras que la responsabilidad genera estrés. Resumiendo: que las niñas hagan lo que quieran, pero que lo hagan bien. El ojo de la perfección siempre está al acecho.


EL MUNDO / SÁBADO 29 DE DICIEMBRE DE 2018

Avatar de Usuario
Invitado

L A C O N T R A - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Dom 30 Dic, 2018 2:37 am

Imagen
Imagen de Laura sonriendo subida a redes sociales por su novio días atrás.


L A C O N T R A / CARMEN RIGALT

LAURA LUELMO
LA SONRISA DE UN ÁNGEL




El dramático caso de Laura Luelmo, la profesora de dibujo asesinada en El Campillo (Huelva) a los pocos días de tomar posesión de su plaza de interina, ha cubierto la Navidad con un sudario de tristeza.

El Campillo es un frío enclave de la Andalucía occidental donde los arqueólogos todavía buscan el corazón de Tartessos. Das patadas a las piedras y saltan por el aire lascas griegas, fenicias, romanas y árabes. Esta tierra es sabia, pero nadie ha sabido jamás si al otro lado del mar un día estuvo La Atlántida.

QUIÉN ES: LAURA LUELMO, 26 AÑOS, PROFESORA DE DIBUJO. SU CRUZ: TENER DE VECINO A UN ASESINO. SU FINAL: CUATRO DÍAS DESPUÉS DE DESAPARECER EN EL CAMPILLO (HUELVA), FUE HALLADA MUERTA ENTRE UNOS MATORRALES.

En el Campillo estos días se ha llorado un drama de sangre. Todo empezó el 12-D, cuando Laura desapareció. Esa tarde quebró el tiempo y a Laura se la llevó el diablo al salir del supermercado. El país vivía momentos de intensa actualidad, pero la España real no apartaba su mirada de Huelva, donde se libraba una lucha contrarreloj para encontrar a la profesora de 26 años cuya foto iluminaba los periódicos con su sonrisa.

Cinco días no son nada comparados con los años que tardan en resolverse muchas desapariciones. En El Campillo se habían precipitado los acontecimientos. Laura, de la que los medios habían distribuido ya varias fotos de sus redes sociales (por cierto, distaban mucho de las que suelen colgar las veinteañeras tipo MHYV; en el caso de Laura no sólo se notaba que era un ángel sino que tenía buen gusto, por algo había estudiado Bellas Artes), fue encontrada muerta con signos de agresión sexual. Estaba oculta entre unos matorrales y tenía el cuerpo helado como un témpano. El aire frío la ayudó a mantenerse intacta para la autopsia.

(Abro este paréntesis para poner en claro algunos extremos. Mientras escribo, no puedo ignorar la información —o la desinformación— que hemos conocido después. Son ventajas que no eludo, pues para eso están los tiempos verbales. Quiero aprovechar la ocasión para salir al paso de algún comentario familiar a propósito del «daño que ha hecho la prensa» (sic). Entiendo que el sufrimiento causa estragos y que la familia de Laura estaba cegada por el dolor. Pero los familiares deben saber que Laura ha sido tratada con una dulzura y un amor exquisitos. En este sentido, el caso de Laura es comparable al de Gabriel Cruz, el pescaíto, con quien hasta los presentadores del telediario se mostraron incapaces de contener las lágrimas.

No creo que la prensa haya tenido un comportamiento indeseable, salvo que se considere así a ciertas molestias derivadas de los sucesos. Las filtraciones son inevitables, y lo único que logran es adelantar una información que está llamada a conocerse en diferido. De todas formas, la pasión y muerte de Laura Luelmo sería más dolorosa si hubiera transcurrido en silencio. Ahora los familiares tienen el apoyo de todos los españoles de buena fe). La pesadilla de Laura se prolongó durante cinco días de agitación y zozobra cuya retransmisión fue seguida por todo el país. Fue en esa densa espera cuando brotaron algunos equívocos conocidos hoy como errores del sistema.

Teofi, el novio de la profesora, dijo que Laura le había escrito un wasap comentándole que un hombre la miraba con insistencia. Ahí quedó. Sin embargo, cuando Laura apareció muerta, todo el mundo pensó en aquel wasap. Cada vez estaba todo más claro. El hombre de las miradas insidiosas era Bernardo Montoya, que ocupaba una vivienda frente a la que había alquilado la profesora Luelmo.

La noticia ha propiciado una intensa polémica sobre los programas de rehabilitación en la cárcel. Programas que Montoya siempre se negó a participar. Él salía, delinquía y volvía a entrar. Condenado por el asesinato de una anciana, cuando empezó a tener beneficios penitenciarios volvió a delinquir. Ahora tenía una orden de alejamiento y no podía regresar a Cortegana, el pueblo de sus padres, así que en octubre buscó casa en El Campillo y allí se quedó, viendo pasar el tiempo, hasta que apareció un ángel llamado Laura y se cruzó ante sus ojos. Fue verla y obcecarse. Dicen que este hombre no puede contener los impulsos. En buena hora nos lo dicen.

Bernardo Montoya, de los Montoya de toda la vida, es de etnia gitana y tiene un hermano gemelo que comparte con él la delincuencia. Sé que no es políticamente correcto llamar gitano a un gitano, pero alguna vez hay que hacerlo, siquiera para no confundir. Estos días he visto a Juan José Cortés participando en algunas tertulias. Él es un gitano de Huelva al que un depredador (payo) le arrebató a una niña de cuatro años. Juan José dedica ahora buena buena parte de su tiempo a hablar de la prisión permanente revisable. Rresumiendo: «Hay gente pa tóo».

Estos días he oído preguntar por la familia de Laura. No se les veía, pero eso no significaba que no estuvieran. Aguardaban en un hotel de Sevilla arropados por familia y amigos a la espera de poder llevarse a Laura y darle entierro en Zamora. Ellos ocupan un discreto lugar en la sombra y no tienen nada que decir. Cuántas veces se habrán acordado del día que Laura decidió hacer las oposiciones en Andalucía para obtener plaza allí. Laura era así. Había hecho un curso complementario de año y medio en México,y un master en Valencia. Cuando empezaba a trabajar, Montoya le salió al encuentro.

Laura hizo su ultimo viaje en el maletero de un Alfa Romeo, aunque las últimas informaciones apuntan a que ya podía estar muerta. Todo esto lo pensará una y mil veces su familia. La primera de todas, Maite, la madre, psicóloga, funcionaria del INEM y tutora de la UNED. Su padre, Ángel, ingeniero agrónomo recientemente jubilado. Su hermana Violeta, recién licenciada en Farmacia. Y el pequeño, José Ángel, que todavía anda deshojando la margarita del futuro.

Es una familia tradicional, de cuando los padres se esforzaban para que sus hijos fueran a la Universidad. La peculiaridad la aporta Teofi (Teófilo), el novio agricultor y campeón de motocross, de Villabuena del Puente. De ahí también proceden la madre de Laura y el abuelo, psiquiatra. En Villabuena seguramente se conocieron Laura y Teofi durante las vacaciones de verano o las fiestas patronales, que siempre son una ocasión para tejer noviazgos.

Laura, en cambio, nació en Zamora. El día 20 se convocó una manifestación de repulsa por los asesinatos de Laura y Leticia Rosinos, asesinada ésta última en mayo a manos de un menor. Pocas manifestaciones se han visto en Zamora tan multitudinarias y sentidas. Ya tiene la ciudad dos angeles nuevos en el retablo de oro de la catedral.


EL MUNDO / DOMINGO 30 DE DICIEMBRE DE 2018

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21147
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Assia » Dom 30 Dic, 2018 2:45 am

Que articulo mas soso, Carmencita! Aunque comprendo que para gustos colores. Carlota Bronte, en su novela: Jane Eyre, cuenta la experiencia que ella misma sufrio en ese Asilo donde tanta hambre y frio pasaban los huefanos.
Segun la biografia de las hermanas Bronte, Carlota estuvo por 1 tiempo en ese asilo cuando murio su madre, hasta que su padre Pastor Protestante, llamo a su cunada para que cuidara de sus hijas e hijo. La novela Cumbre Borrascosas, le fue inspirada a Emily Bronte por 1 familia muy rara que vivia en en 1 granja cercana a la rectoria donde vivian los Brontes. No he leido nunca esa ''Murjecitas'' pero parece ser que a ti no te gusto y claro, otra vez Carmencita, haces comparaciones de idiotas. Hace tiempo comparaste a La Infanta Elena con la Infanta LA CHATA, mas absurda no pudo ser tu comparacion. Y no se a que viene nombrar obras clasicas como son las de las hermanas Bronte con esa ''Mujercitas'' No puedo opinar porque no he visto ni leido ''Mujercitas''

P.S. Pues me alegro que Letizia sea estricta con comida saludable para sus hijas y su esposo. A los epanoles no les faltabarian mas que encontrarse con 1 REY BARRIGON.

Avatar de Usuario
Invitado

L A C O N T R A - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Dom 06 Ene, 2019 2:32 am

Imagen
Cristina Pedroche durante las Campanadas de Nochevieja en la Puerta del Sol.


L A C O N T R A / CARMEN RIGALT

CRISTINA PEDROCHE
BELLEZÓN DE BARRIO




Me huelo que Cristina Pedroche ha sido el nombre más invocado estos días tras el destape que protagonizó en las campanadas de Antena 3 junto al chef Alberto Chicote. No, él no se destapó. Él se limitó a mostrar al mundo su delgadez tras un largo y supongo que tedioso régimen (20 o 30 kilos ha perdido el pavo en el camino).

Pero el reto de Cristina era otro. Ella trataba de ofrecerse al personal luciendo más superficie epidérmica que en anteriores ocasiones, suponiendo que eso fuera posible, pues desde hace años la chavala se aplica la máxima del «más difícil todavía» y ya no le queda casi nada por enseñar. Es un decir.

EDAD: 30 AÑOS. PROFESIÓN: PRESENTADORA Y COLABORADORA DE PROGRAMAS DE TELEVISIÓN Y RADIO. PROTAGONISMO: LLEVA CUATRO AÑOS SEGUIDOS PRESENTANDO LAS CAMPANADAS EN ANTENA 3.

La otra noche, ella demostró que con el «casi» podía hacer todavía algunas virguerías.

Cristina Pedroche se llama en realidad Cristina Cepeda, para mayor gloria de Entrevías, un barrio que ha dado fama a gente de teatro y a curas rojos como Enrique de Castro, a quien Rouco Varela tuvo enfilado durante una larga temporada.

Cristina es la última famosa de Entrevías. Ella se había propuesto llegar y llegó (al cine, a la tele, a Twitter y a todo lo que se le ponía por delante). Ahora también triunfa dando las campanas y las campanadas que, junto con Dabiz Muñoz, constituyen la principal actividad de su vida. Recordemos que Dabiz es el creador de DiverXo, y con él comparte hambre y ganas de comer. No en vano son marido y mujer desde que se casaron ante notario.

Lo dicho. Mujerona de chasis contundente y pierna suelta, allá donde va llama la atención de todo el mundo. En Twitter fue la primera española que llegó al millón de seguidores. Y en las páginas de los diarios ha sido la última en ponerse las botas. Algunos la tachan de ordinaria (y no precisamente los que acreditan mucha finura) pero ella cada día abre más la sonrisa y los ojos, como si quisiera hacer méritos para salir en los billetes de 20 (euros).

Es una musa tirando a podemita, cachonda y jacarandosa, de boca suculenta y muslo apretado. Sólo le falta coger en brazos a su chico (el chef de pelo pincho y cuerpo recogido) para ser proclamada la auténtica Madonna de Madrid, versión aproximada de la Virgen de la Paloma con un Niño Jesús de Praga al cuello.

El caso es que este bellezón de barrio que ha conquistado España desde La Sexta se metió a la audiencia en el bolsillo un día que se le ocurrió recibir el año nuevo forrada de transparencias. Era 2014 y Pedroche deslumbraba. La timidez apenas le dejaba moverse y parecía un soldado con los brazos pegados al cuerpo, pero seguía deslumbrando. Aquel apunte de timidez fue visto y no visto. Al año siguiente, Cristina subió el listón del destape y la audiencia se lo agradeció subiendo a su vez el share.

Cuatro años después, Pedroche ha dado la bienvenida a 2019 con un conjunto de Tot-Hom, la firma catalana que lidera Marta Rota. La diosa de La Sexta salió envuelta como una peladilla con una capa color rosa empolvado rematada con sépalos del mismo tono en el cuello de la chica. La sorpresa estaba sin duda bajo la capa. Lo más lógico habría sido encontrar un desnudo integral —también empolvado, suavizando así el golpe de carne— y luego el discurso feminista previsto en el guión.

El desnudo no fue. En su lugar apareció el biquini floral, un dos piezas más recatado que cualquiera de las transparencias de ediciones anteriores. Envolviéndolo todo estaba el discurso feminista, que sonó como una oración. Qué pena que los críticos no le aplicaran ninguna indulgencia. El discurso estaba aderezado con un toque de sentido común que era asumible por todos. He aquí algunas frases: «Tengamos unos bosques en los que podamos correr libres y seguras… Que llevemos zapatos de cristal no significa que seamos cenicientas…. Y que nos pongamos zapatillas y salgamos a correr solas no significa que no sepamos si vamos a volver a casa sanas y salvas». Y a modo de dedicatoria concluyó: «Por las mujeres que ya no podrán levantar su voz en este año que empieza».

Entre todo el repertorio de vestidos femeninos que desfilan la noche de fin de año, el de Pedroche es el que últimamente crea más expectación. La chica, que no es tonta, lo sabe y lo fomenta. Ella ha superado una máxima según la cual los vestidos de novia y los trajes de fiesta son los que suscitan más curiosidad. Para Pedroche la curiosidad no depende de la tela, sino de la ausencia de ella. Y así le va: a más cantidad de cuerpo mostrado, más éxito.

Con las galas de los hombres no hay ley que valga. Y es que los atuendos masculinos ofrecen pocas alternativas para las grandes ocasiones. El esmoquin no aporta nada nuevo porque ya está muy visto. Antes o después, todas nos hemos enamorado alguna vez de un tío vestido de camarero.

Pedroche no es periodista, ni actriz, ni presentadora, ni modelo, ni tuitera. Lo es todo, y en cada una de esas variantes pone el máximo empeño, como si lo hiciera por primera vez. Es morena racial, de pelo espeso y ojos brillantes como canicas. La belleza la adorna, pero le favorece sobre todo el desparpajo. Es la típica mujer que te encuentras de bailongo en Nochevieja y nada mas verla te entra la tiritona. El suyo es un cuerpo que —reconozcámoslo— despierta solidaridad.

Las chicas de la tele siempre van destapadas. El otro día Anne Igartiburu lucía, como el año pasado, un vestido rojo (ídem) de Lorenzo Caprile (ídem, ídem) que, para diferenciarse del vestido rojo de años anteriores, tenía una manga sí y otra no. Supongo que el tándem Igartiburu-Caprile no quiere correr riesgos. O sea: todo lo contrario de Pedroche, que necesita correrlos para mantener a la audiencia enganchada. Es lo malo que tienen los artistas consagrados: no les importa jugarse el tipo ni caer en el déjà vu. Espero que en una de las ediciones futuras pongan a prueba nuestra capacidad de sorpresa.

Respecto a las campanadas de Mediaset, retransmitidas desde Sant Llorenç (Mallorca), la idea era buena, pero la luz resultaba tan escasa que parecía que acaba de producirse la inundación. A Lara Álvarez apenas se la veía (los colores hicieron cuerpo con la noche) y la melena, recién oscurecida, parecía la de Pantojita. Menos mal que Jesús Calleja brillaba desde lejos como un hilo de oro. El año que viene, que tome nota Vasile: ¡todos rubios!


EL MUNDO / DOMINGO 6 DE ENERO DE 2019

Avatar de Usuario
Invitado

L A C O N T R A - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Dom 20 Ene, 2019 3:16 am

Imagen
Serrat, objetivo de los independentistas.


L A C O N T R A / CARMEN RIGALT

SERRAT Y EL MEDITERRÁNEO
A LA ORILLA, CON LOS PIES MOJADOS




El tiempo se confunde. Parece que fue ayer cuando Joan Manuel Serrat, el cantautor tímido y guaperas al que los catalanes llamaban «el noi del Poble Sec» forjaba sus primeros éxitos aferrado al tras-pum de una guitarra. Como tantos jóvenes que probaban suerte en la canción, Serrat visitaba las radios locales, que entonces eran pasto de las coplas, ofreciendo sus trovas en catalán. Hasta que surgió la oportunidad de la Cova del Drac, un café cantante en el que hacían sus primeros pinitos María del Mar Bonet, Quico Pi de la Serra, Enric Barbat, etc. El local estaba situado en Tuset Street, una calle que pronto se convertiría en referente de la Barcelona vanguardista y donde lo mismo encontrabas a los escritores de la futura gauche divine que a un pintor estrafalario (Dalí) arrastrando un abrigo de leopardo.

La Cova del Drac hizo historia porque en ella germinó la Nova Cançó, y concretamente un grupo llamado Els Setze Jutges (trabalenguas que significa 16 jueces). Aquel movimiento fue, según Manuel Vázquez Montalbán, autor de la Antología de la Nova Cançó, uno de los fenómenos culturales más relevantes de Europa, si no el que más. Todos los cantautores de la zona establecieron contacto con la Nova Cançó, como fue el caso de Serrat y el del valenciano Raimón. Lo que les unía era la lengua: cantaban en catalán. La Cova del Drac era la plataforma musical y literaria de aquellos artistas, incluido Serrat, aunque él alcanzó el éxito a mayor velocidad que el resto.

QUÉ SUCEDIÓ: SERRAT DETUVO EL RECITAL PORQUE UN ESPECTADOR LE RECRIMINÓ QUE NO CANTARA EN CATALÁN. SOLIDARIO: EL LUNES 14 PARTICIPÓ EN UN HOMENAJE AL BOLERISTA MONCHO, FALLECIDO. Y, ANTES, EN OTRO POR AUTE.

En 1965, Joan Manuel Serrat ya tenía su primer disco en el mercado. Eran composiciones de primerizo, pero al público le gustaron. La canción La guitarra se hizo enseguida conocida: un cantautor no es nadie si no dedica una canción a su guitarra. No habían pasado muchos años cuando Serrat empezó a probarse componiendo alguna pieza en castellano. La primera la dedicó a su madre, aragonesa, y era en realidad una canción híbrida, mitad en catalán, mitad en castellano. Cançó de bresol se llamaba. O sea, canción de cuna.

A Serrat se le vio enseguida el plumero del bilingüismo. Aunque su madre era aragonesa y su padre catalán, el chico estudiaba en castellano porque así lo imponían las leyes de educación de la época. Joan Manuel se hizo perito agrónomo, lo cual no debió de suponerle mucho esfuerzo salvo que los nombres de los árboles tuviera que aprenderlos en latín. Al principio las canciones en castellano contenían rimas facilonas. Pero no era tanto culpa del poco entendimiento de Serrat con la gramática como de la edad. Cuando se plantó en 1970 todo cambió. Aquel año Serrat ya llevaba entre manos Mediterráneo. El disco vio la luz en 1971 y fue la obra maestra que convertiría a Serrat en un cantautor universal. Todavía hoy, Mediterráneo es una de las canciones más escuchadas del siglo XX. Todo el mundo la canta: el propio Serrat, solo o acompañado, en la versión clásica o en cien mil versiones que han surgido en el camino. Y no sólo eso. Mediterráneo es hoy la banda sonora del drama de la emigración, que diariamente siembra el mar de cadáveres y lágrimas.

Con el éxito deslumbrante de Mediterráneo, Joan Manuel Serrat dejaba atrás la pesadilla de Eurovisión, cuando se le negó cantar en catalán («aunque sólo sea una estrofita», había pedido él) y fue sustituido por Massiel, que ganó el festival. Para el noi del Poble Sec fue un duro golpe. Las presiones de sus colegas, al considerar que el festival era una gran ocasión para dar visibilidad al catalán, pusieron a Serrat contra las cuerdas y éste arrojó la toalla. Televisión Española le puso el veto (duró hasta poco antes de la muerte de Franco) y media España lo tachó de separatista y le dio la espalda.

Lo que son las cosas: ha pasado más de medio siglo y resulta —oh, cielos— que Serrat ya no es separatista sino botifler (simplificando quiere decir traidor, y sin simplificar, partidario de los Borbones). Eso dicen los fans del procés, ese gentío informe que se mueve según sopla el viento. Y es que las mayorías cambian con facilidad de sentido. Aquí el único que no ha cambiado es Serrat, que permanece fiel a sus esencias, a la tierra que lo vio nacer y al chico del Poble Sec que lleva dentro. El pasado diciembre, durante su gira Mediterráneo, en Barcelona, Serrat suspendió el concierto porque un espectador le increpó diciendo: «¡Canta en catalán, que estamos en Barcelona!». Era la primera vez que le sucedía. Serrat detuvo el concierto para contar lo que estoy contando yo ahora: su larga historia de amor y coherencia con el catalán y Cataluña. Volverá a sucederle, porque en todas partes hay gente que no se entera.

Desde 2012, fecha en la que se agita la ventolera del procés, Serrat ha asumido una postura respetuosa pero discrepante con la política de los independentistas. Ahora suele mantener una actitud callada y más bien distante, a la espera de que la realidad abra los ojos por algún lado. Mientras, el cantante se ha convertido en un observador impenitente. Siempre lleva consigo una libreta de pequeñas dimensiones (tipo Moleskine) y toma nota de todo aquello que le llama la atención. Supongo que de un tiempo a esta parte se habrá hinchado a escribir porque en su tierra, que es la mía, la vida no para de sorprendernos.

Reducida su agenda de cantante y correcaminos, dedica hoy más tiempo a sí mismo —su cáncer de vejiga lo ha llevado tres veces al quirófano— y a su familia. Su mujer le ha acompañado en algún periplo, y juntos viajan a Madrid, donde vive su hija Candela, que es actriz y pronto contraerá matrimonio con el también actor Daniel Muriel. En Barcelona está María, la hija mayor. Completa el elenco familiar el llamado Pepe, un perro que últimamente acapara las atenciones de todos.

Cuando no canta, ni toma nota, ni sale de gira, ni saca a Pepe, Joan Manuel Serrat se dedica a ser buena gente. El lunes 14 participó en un homenaje al bolerista Moncho, fallecido días atrás. Serrat cantó a dúo en catalán con Miguel Poveda y juntos estremecieron al público. Con anterioridad, en Madrid, Joan Manuel había participado en otro homenaje a Luis Eduardo Aute, que pasa por momentos difíciles.

Es importante reseñar también el tiempo que el cantante dedica a la emigración, especialmente en el Mediterráneo, que tantos sufrimientos ha causado con motivo de las últimas guerras. Lampedusa y las playas griegas han sido dos puntos de referencia en la ayuda a los migrantes. Allí ha viajado Serrat para conocer el problema. El noi del pobre Sec se siente en deuda con estos hombres y mujeres desde que compuso Mediterráneo. Él es uno más de ellos apostado a la orilla de la vida con los pies mojados.


EL MUNDO / DOMINGO 20 DE ENERO DE 2019

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21147
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Assia » Dom 20 Ene, 2019 4:24 am

Estas equivocada Carmencita. Cierto que alguna prensa espanola dijo que era ''la primera vez que Serrat paro 1 concierto...''
No fue asi, segun 1 valenciano, el pasado Septiembre, (colgo la resena)Serrat canto en Valencia en catalan y 1 espectador le pidio que cantara en castellano a lo que contesto Serrat: '' NOS HA COSTADO MUCHAS CUNETAS Y CARCELES HABLAR EN NUESTRO IDIOMA..'' No recuerdo si fue 1 espectador o mas de 1 espectador que Serrat pidio que abandonara el recinto devolviendole el dinero de la entrada o entradas.
Estoy hasta la coronilla de estos que se llaman de izquierdas y chuparon mucho pagne del PSOE (del arca publica) en conciertos promocionando a la izquierda.
Hoy,dice la prensa espanola: '' SABINA, DONES Y SANZ INVESTIGADOS POR SGAE POR EVASION DE IMPUESTOS''
Ya sabemos como hace tiempo la prensa espanola hablo de que Teddy Bautista habia robado mucho dinero del arca publica. No estoy segura si Bautista fue encarcelado porque de esto hace mucho que lo lei. No me sorprende quer 1 mayoria de espanoles no saben ya porque partido politico votar. Esa abstencion en Andalucia es lo que ha hecho que haya ese pacto de 3 lideres que han vividos todas sus vidas de la politica de otros partidos politicos a los que pertenecieron antes.

Avatar de Usuario
Invitado

L A C O N T R A - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Dom 27 Ene, 2019 3:25 am

Imagen
Íñigo Errejón y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados.


L A C O N T R A / CARMEN RIGALT

SERRAT Y EL MEDITERRÁNEO
SE LES GASTÓ EL AMOR




En una epístola de Pablo Iglesias a Íñigo Errejón publicada en diciembre de 2016, el líder de Podemos decía a su lugarteniente: «Si la gente leyera nuestros chats, sabría por las risas y las bromas que somos amigos». Lo que entonces le preocupaba a Iglesias, como reconocía unas líneas más adelante, era que la relación entre ambos se convirtiera en una telenovela. No se trataba de una preocupación infundada. Muchos españoles sospechaban ya que no eran tan amigos. En realidad habían empezado a odiarse.

La política tiene estas cosas. La evolución de las relaciones entre dos personajes que se inician emparejados en la vida pública (González/Guerra, Suárez/Abril Martorell, Iglesias/Errejón, etc.) suele estar marcada por los sobresaltos. Sólo se quiebra lo que está pegado, pero a los políticos no les gusta reconocerlo. Cuando Iglesias presumía de amistad con Errejón, estaba asumiendo que había razones para sospechar lo contrario. Normal. Todos los políticos están hechos de la misma fibra y reproducen actitudes parecidas: conspiran, disimulan, vuelven a conspirar y si te descuidas, se apuñalan.

CONFLICTO: ERREJÓN HA ROTO CON IGLESIAS Y ACOMPAÑARÁ A CARMENA EN LAS ELECCIONES. RESPUESTA: IGLESIAS ESCRIBIÓ UNA CARTA: “ÍÑIGO NO ES MANUELA”. OTRA HUIDA: RAMÓN ESPINAR HA DEJADO SU PUESTO EN MADRID

El reciente pacto de Carmena y Errejón, conocido como «el pacto de las empanadillas» y firmado a espaldas de Podemos, es un ejemplo de cómo se las gastan en política. Desde que Errejón hizo pública su alianza con la alcaldesa en una única plataforma (Más Madrid), las hostilidades con los podemitas se han recrudecido. Ahora están todo el día repartiendo mandobles. No me extrañaría que alguna vez se les escapara un navajazo, aunque de todas las armas afiladas, las más dolorosas son las palabras, y los políticos lo saben. Ellos esconden su beligerancia atrincherados en el cinismo. Aparentemente Errejón mantiene la compostura y se niega a entrar al trapo de las andanadas que le dedican, pero su jugada huele a vendetta. Es comprensible. El que dio el primer paso en el campo de batalla fue Iglesias. Errejón mascó la tragedia durante meses y ahora que ya la había digerido, se la ofrece en bandeja al gran timonel de la coleta. No quedará ahí, pues en la política las desgracias nunca vienen solas. Una pataleta conduce a un bufido y un bufido a una espantá. Lo de Errejón trae cola. Ahí está Ramón Espinar para contarlo, ya desde fuera.

Como dice el refrán, el que mejor chifle, capador. Las oportunidades, para quien las trabaje. El insumiso Errejón sale del ostracismo como caballo favorito, y el pablista Espinar elige el ostracismo cuando el partido también se le viene encima. Aunque Iglesias aún no ha dicho su última palabra.

Errejón es un animal político. Empezó en casa y su familia fue la mejor academia. Los padres le transmitieron lo que hoy es el poso de su talento. Vivían en Pozuelo de Alarcón, rodeados de un entramado de urbas que eran el alimento de la derecha electoral. Papá y mamá estaban catalogados como dos progres de manual. José Antonio, el padre, funcionario de carrera y alto cargo de la Administración, militó en el Partido del Trabajo y participó en la fundación de Los Verdes. Guille, el hermano menor, sigue los pasos de Íñigo y es el autor de una célebre pintada: «Sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios».

La juventud de Íñigo empezó con los fuegos de campamento (era scout) y se forjó en los colectivos sociales y políticos. Le daba igual una asamblea de barrio que una manifestación de estudiantes, el «no a la guerra» o las jornadas antiglobalización.

Supo compaginar los libros y la calle. Sus notas prueban que siempre fue buen estudiante. Dominaba el lenguaje y lo sigue dominando. Hace pocos días, en un periódico amigo (del tipo de amistad a la que me he referido antes), Errejón escribió un largo artículo que debieron de entender, tirando por lo alto, una docena de personas. La razón era evidente. Los políticos pertenecen a esa clase de personas que hablan para impresionar, no para que les entiendan. En el citado artículo, el futuro candidato de Más Madrid al sillón de la Puerta del Sol hizo gala de estar en su salsa. Hablaba mezclando retórica y metalenguaje, significante y significado, patria y relato, en un discurso sin fin. El habla de Errejón es científico, reflejo del habla de sus maestros, como Ernesto Laclau, con cuya viuda escribió a cuatro manos un libro que es toda una expresión de fervor.

Sentadas estas premisas, lo digo: me encanta Íñigo Errejón. Es marisabidillo, gusta a las mujeres, sigue al Real Madrid y menciona entre sus libros preferidos las Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar y La caída de Madrid de Rafael Chirbes. Habla inglés y catalán. Tararea Alfabets de futur, de Feliu Ventura, un cantautor nacido en Xátiva (como Raimon), que se declara favorable a la independencia de los Països Catalans. Fue novio de Rita Maestre (la de las tetas en la capilla), que el año pasado se casó con otro y a la que las fans de Errejón le echaron en cara que no hubiera invitado a su ex a la boda. Francamente, no sé si es mujeriego, pero a las mujeres (incluida Carmena) sí les gusta Errejón, aunque prefiera los relatos de Laclau a las declaraciones de amor. Hablando de Carmena, su partenaire en Más Madrid: muy difundida fue una foto del pacto de las empanadillas en la que aparece Errejón (1,78 de estatura) con el espinazo doblado para saludar a la alcaldesa y ésta le corresponde acariciándole la mejilla. La revista El Jueves ilustró la foto con un titular que no podía ser más elocuente: «Carmena adopta a Errejón».

No lo he dicho antes, pero yo cené en una ocasión con Errejón en casa de Jorge Javier Vázquez, del Sálvame. Íñigo apareció con dos de sus mariscales, activistas de guardia de sus redes sociales y su web. Los podemitas pusieron de moda ir en tropel, y así se desplazaban por el Congreso de los Diputados. Escoltado y marcando el paso llegó también aquella noche. No dio la mejor versión de sí mismo, pero todo llegará, cuando aprenda a estar con naturalidad entre periodistas.

En aquella época yo no estaba al corriente de las curiosidades de su lenguaje, así que no fui capaz de detectar cuántas veces invocó el «patriotismo de partido» como una patología de la política española. Vázquez, que en aquella época era más gamberro, le había dado día libre al servicio y nos puso a todos a servir la mesa... Creo recordar que de primer plato comimos pollo y de segundo también. Errejón no estuvo simpático porque no se fiaba de nosotros, pero corría una campaña electoral y no le quedaba otra que tragar. A Íñigo le costaba ponerse a nuestra altura, que era la altura del betún. Cuando salí me hice la firme proposición de no votarle nunca, pero creo que a la semana ya lo había olvidado.


EL MUNDO / DOMINGO 27 DE ENERO DE 2019

Avatar de Usuario
Invitado

L A C O N T R A - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Lun 04 Feb, 2019 3:36 am

Imagen
Pablo Iglesias entra en el hemiciclo del Congreso de los Diputados.


L A C O N T R A / CARMEN RIGALT

COLETA BRAVA
EL HOMBRE QUE TENÍA PRISA




Pablo Iglesias me recuerda a una matrioska. Su vida es una, pero en ella están contenidas varias vidas más que no se asemejan entre sí. Pienso en el hombre que ha tenido hijos a los que dedica unos meses extra con una fe que mueve las montañas del feminismo. Su baja es maternal más que paternal, y espero que no vea malicia en el quiebro lingüístico. Antes de que Irene Montero hiciera público el estado que llaman de buena esperanza, ya se presumía que la pareja tramaba algo. Sobre todo, Pablo. A él se le veía especialmente ilusionado, y prueba de ello es que no esperó a la confirmación del embarazo para empezar a instruirse en la crianza.

Desde hacía tiempo todo estaba encaminado al proyecto de vida familiar, empezando por la compra de la casa (el casoplón, que decían sus adversarios). Cierto es que la operación no estuvo bien aconsejada. Pablo quería empezar la casa por el tejado, y valga la metáfora de los ladrillos para aplicarla también al proyecto familiar. A punto estuvo de escribir a la cigüeña antes de conocer a Irene.

QUIÉN: EL LÍDER DE PODEMOS, PABLO IGLESIAS. LA TESIS: SU VIDA ESTÁ CONTENIDA EN VARIAS VIDAS Y SER PADRE LE HA HECHO MADURAR. LA CONCLUSIÓN: TAMBIÉN ES EL POLÍTICO AMARGADO QUE INCUMPLE EL MANDATO QUE SE LE DIÓ

A propósito de la baja paternal, Ana Pastor, presidenta del Congreso, sugiere que utilicemos adecuadamente la expresión, ya que los diputados no gastan altas ni bajas al tratarse de un concepto estrictamente laboral sólo aplicable a trabajadores por cuenta ajena. Tampoco fichan cuando llegan al Congreso, y si hacen novillos porque tienen otras prioridades, no llaman a la madre superiora pidiéndole que no les ponga falta.

La expresión pertinente, pues, no es baja paternal, aunque por el uso que Pablo Iglesias hace de ella, lo dé a entender. Como estrategia publicitaria es válida y mueve a que otros padres tomen ejemplo. Pero no hay que confundir. El concepto, en sí mismo, es pura terminología laboral y no atañe a los señores diputados, acostumbrados a que sus esposas traigan hijos al mundo sin que a ellos se les mueva un pelo del bigote.

En el caso de Pablo Iglesias, él decidió convertirse en padre militante el mismo día que decidió tener hijos, y así lo hizo saber: «Ahora soy más padre que político». Los periodistas le creíamos. No conozco a nadie que quiera pillar en renuncios a Coleta Brava con preguntas de puericultura avanzada. El ha leído más informes sobre las ventajas de la lactancia materna que todos los padres del 68, tan ceñidos a las barricadas. Si Pablo Iglesias es capaz de quedarse un día entero en casa con los gemelitos Leo y Manuel a su cargo, ya tiene ganado el cielo en la tierra: propondremos que la baja paternal solidaria pase a llamarse baja Iglesias Turrión en homenaje a su capacidad de aguante.

La mala racha que atraviesa Podemos está produciendo gran erosión en sus proyectos inmediatos. Analistas políticos atribuyen los recientes fracasos a picos de inmadurez no resuelta. Puede ser. En todo caso, es más comprensible encontrar restos de inmadurez en los jóvenes podemitas que en los viejos peperos. Unos tienen 30 años y otros 60.

El paso de la política universitaria a la política profesional coincide con un momento vital que a muchos podemitas les pilló sin madurar. Ninguno tenía hijos ni pagaba hipoteca. Casi todos mantenían el cordón umbilical conectado a la universidad y sus ingresos eran escuetos. La solución vital estaba por definir. Al contrario que los sociatas del 82, no se casaron por la vía rápida con compañeros de facultad (así les fue) sino que prefirieron esperar. Todavía están en ello.

El primero de los nuevos políticos que sintió ese desajuste existencial fue Pablo Iglesias. La biología le metía prisa, se sentía mayor y cansado. Tenía novias (Tania Sánchez) que, de prosperar en el noviazgo, habrían acabado protagonizando el papel inverso al de los viejos sociatas, que se fueron a por tabaco y no volvieron. En este caso serían ellas las que irían a por jamón york sin dar razones.

A juzgar por los tiempos transcurridos, Pablo no tardó en convencer a Irene de que la prioridad eran los hijos. A los podemitas se les acusa de haber trastocado el orden natural de las cosas. A la hora de constituir Podemos, convencieron primero a los fieles y luego armaron el partido. Con el proyecto personal sucedió algo parecido. Pablo sintió primero el deseo de la paternidad y después el de compartirlo. Desconozco si los gemelos forman parte del proyecto común o son herencia genética. El caso es que Pablo estaba loco por traer hijos al mundo y le contagió su locura a Irene.

Con las prisas, los niños nacieron antes de tiempo y tuvieron que completar el ciclo en la UCI. Esas horas de espera en el Gregorio Marañon, pegado al cristal que le separaba de sus hijos, he hicieron un hombre. La prueba fehaciente de que Pablo también crecía eran Leo y Manuel, símbolo del nuevo rumbo emprendido por algunas parejas del partido. A Juan Carlos Monedero, que analiza los vaivenes de la política a vuelo de Twitter, no le pasó inadvertido. El escribió en la red social: «En Podemos aguantamos el tirón porque no teníamos hijos. Era una metáfora del precio que pagamos». Monedero no hablaba de sí mismo porque él no tiene hijos. Se refería a Pablo y en todo caso a Ramón Espinar, más pablista que el propio Pablo. Él no tardó en seguir los pasos de Coleta Brava, copiándole incluso la metodología: primero anunció el nacimiento de un hijo, y días más tarde, la existencia de una madre. Hace poco, tras su dimisión, Espinar fue a entregar el acta llevando a su hijo de meses.

El miércoles pasado, el Consejo Ciudadano de Podemos celebró una reunión en ausencia de Iglesias, que andaba concentrado en los biberones. Como fue incapaz de morderse la lengua, Pablo entró por teléfono a dar su opinión y luego se lió a escribir editoriales por Facebook.

A Lucía Méndez, de EL MUNDO, que conoce bien al líder, la situación le pareció extravagante. «Debió de pensar que si no iba al Consejo, la visión cósmica y religiosa de la baja paternal quedaría seriamente dañada», comentó. Todo ese misticismo de izquierda forma parte del relato que un día Pablo hizo de si mismo y en el que confía dar la talla. Méndez ha confesado en alguna ocasión que Iglesias nació para ser presentador de la tele. No es que ella pretenda ridiculizarlo. Es así y así le parece. Basta verlo en Ford Apache, su pequeño programa de tele. Ahí es otro. Está en su salsa, se muestra relajado, feliz, y no se mete con nadie.

Todo forma parte de las distintas vidas de Pablo Iglesias. Versiones reales y coincidentes: padre entregado, hombre débil y vulnerable, líder carismático, profesor paciente y el político amargado que ha incumplido el mandato para el que fue votado.


EL MUNDO / CRÓNICA/ DOMINGO 3 DE FEBRERO DE 2019

Avatar de Usuario
Invitado

L A C O N T R A - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Dom 10 Feb, 2019 3:13 am

Imagen
Rosalía, el pasado sábado, cantando en la gala de los premios Goya.


L A C O N T R A / CARMEN RIGALT

ROSALÍA
FLAMENCA, QUE NO CHARNEGA




De Rosalía oí hablar por primera vez hará algo más de un año: poca cosa, un par de referencias flamencas acompañadas de unas imágenes en las que aparecía felina y movediza, con una garganta capaz de engatusar a las masas. La gente la trataba como si fuera un fenómeno y yo me lo creí. Es decir, una parte me la creí y la otra no, pero mi imaginación se encargó de hacer el resto.

En cualquier caso, Rosalía no es nueva. Se pueden seguir sus huellas en internet, cuando participó en el concurso Tú si que vales y fue rechazada. De eso hace 11 años, tiempo durante el cual ha cursado estudios superiores de música y ha investigado en los yacimientos más hondos del flamenco. Todo iba viento en popa. Supe entonces que había nacido en Barcelona, como Carmen Amaya. No se podía pedir más. En mi cabeza se forjó entonces la imagen de una gitanilla de cobre bailando con los pies descalzos en un remoto Somorrostro. Que no salga de aquí, pero yo soy como una guiri, a folklórica y obvia no me gana nadie.

QUIÉN ES: ROSALÍA VILA TOBELLA, 25 AÑOS. SU GRAN NOCHE: DESLUMBRÓ EN LOS GOYA CON ‘ME QUEDO CONTIGO’. ES LA ESPAÑOLA CON MÁS GRAMMYS LATINOS (2 Y 4 NOMINACIONES) POR UNA ÚNICA CANCIÓN, ‘MALAMENTE’

Rosalía entró así en el camino de mis aficiones (discos dedicados, que decíamos ayer) aunque nunca me tomé la molestia de buscar su discografía en Youtube. Eso vendría luego, después de hacer lo propio con Silvia Pérez Cruz, otra catalana de voz estremecedora y prodigiosa con repertorio en catalán, castellano, gallego, portugués, francés, inglés y lo que le pongan por delante. Silvia abarca todos los géneros y todos los aprieta, del bolero al jazz y del flamenco a las habaneras.

Rosalía y Silvia coincidieron en su camino con Raúl Refree, un productor que ha cantado con las dos, y con bastantes más. Refree tiene una idea de Rosalía que expongo aquí porque ayudará a que algunos lectores, autoengañados como yo por el tópico de la gitanilla, constaten la magnitud del fenómeno. Dice Refree: «Hay mucha gente que canta bien, pero eso no significa nada. Rosalía, además de un timbre vocal muy bonito, tiene algo que escapa a la mayoría, y es un criterio musical avanzado para su edad. Rosalía ha escuchado mucha música y es capaz de tomar decisiones arriesgadas y experimentales. Su estética siempre ha sido la de mezclar el flamenco con la música urbana, ella es la primera cantaora ligada con su tiempo de forma muy clara».

Silvia Pérez Cruz nació en Palafrugell, y Rosalía en Sant Esteve de Sesrovires, en el Baix Llobregat. Las dos hablan catalán pero no sabría decir si en ambos casos es lengua materna o vehicular. Respecto a sus opiniones sobre la situación política en Cataluña, Silvia reconoce que no es nacionalista, aunque el hecho de no serlo apenas le ha servido para evitar incidentes. Sirva este ejemplo: a Silvia, en Madrid, se le ocurrió una vez cantar en mallorquín y le pasó lo que a Serrat pero al revés: un tipo le pegó un bufido y se largó del teatro mascullando. El caso de Rosalía es distinto. A ella no le gusta responder a preguntas de carácter político. No es la única. Antes del dichoso procés, incluso antes del antes, muchos cantautores escurrían el bulto de la política alegando que el arte no tenía fronteras y ahí se plantaban. Rosalía no es de antes, y si me apuran ni siquiera de ahora, pues dada su juventud, la chica todavía está llegando. Sin embargo, ella se planta, por si acaso.

He buscado rastros de entrevistas a Rosalía y he encontrado alguna bastante significativa. Por ejemplo, una rueda de prensa recogida puntualmente en ElNacional.cat, periódico independentista hasta el tuétano. Para ElNacional.cat hay dos clases de periodistas: los unionistas (el término parece sacado del conflicto del Ulster, pero se refiere a los periodistas de Madrid y, en concreto, a los de EL MUNDO) y los periodistas propiamente dichos, ungidos por el sagrado dogma de la independencia.

A Rosalía el periódico unionista EL MUNDO le hizo la pregunta por tres veces, y ella por tres veces escurrió el bulto. Afortunadamente, la cantante salió indemne, pero EL MUNDO cobró lo suyo. Dos ejemplos. Un titular: «El anticatalanismo cree que Rosalía roba flamenco: paya y sin sangre andaluza». Y una puyita suelta: «La cantante de flamenco-trap recibe tres preguntas sobre el procés; ella, que es de Sant Esteve de Sesrovires y tiene 25 años, responde como quien se sabe en una rueda de reconocimiento policial». Visto lo visto, se entiende que el periodismo sea considerado un oficio de riesgo. Las ruedas de prensa, el formato más aburrido de la profesión, en Cataluña llegan a adquirir tintes de rojo vivísimo. No hay que desesperarse. A lo mejor gracias a Rosalía los compañeros de ElNacional llegan al Pulitzer.

El momento clave de la cantante Rosalía (al menos para los periodistas de sensibilidad unionista) tuvo lugar el sábado pasado en la gala de los premios Goya, la fiesta por excelencia del cine español (con perdón). Rosalía cantó Me quedo contigo, una canción de los Chunguitos que popularizó Carlos Saura al incluirla en su película Deprisa, deprisa (1981). Muchos descubrimos la canción con la versión que Manu Chao hizo de ella en 2009. Yo misma me quedé colgada de Chao, y ahí seguiría si no hubiera descubierto a Rosalía en la gala de los Goya celebrada la semana pasada. Media España se quedó boquiabierta (la otra media ya lo estaba). Cierto es que los puretas del flamenco enseguida pusieron reparos pero eso estaba más que cantado. Los puretas son un coñazo, los puretas de todo, que sólo están para poner pegas. Rosalía, en cambio, es la pureza del mestizaje, la impureza esencial. Hasta los Chunguitos dijeron que a las mujeres de la familia (las chunguitas) no les gustaba la versión de Rosalía porque había perdido el flamenco en su viaje a la modernidad trap.

Vayamos al grano: el trap es un género, una mezcla de rap, reguetón y demás sonidos urbanos que dan como resultado un género nuevo. La versión de Me quedo contigo, en la boca ensangrentada de Rosalía Vila no era nada urbana. A mi llegó a parecerme gregoriana y celestial.

Sin embargo, y a pesar de lo que decían los puretas (incluidas las chunguitas), la versión de Rosalía, acompañada por el coro joven del Orfeó Catalá, que ocupaba la ausencia de música, se elevó como una oración hacia la estratosfera. Rosalía es una reina del barullo, pero cuando quiere hacer silencio, no hay otra como ella. Hemos asistido a la consagración de una estrella que sienta cátedra desde el Baix Llobregat. Su infancia la pasó escuchando la música que les gustaba a sus padres, de los Beatles a Bruce Springsteen y Bob Marley. Pero Rosalía estaba hecha un lío entonces. Creía que el flamenco era un cante de Estopa, ingenua de ella.


EL MUNDO / CRÓNICA/ DOMINGO 10 DE FEBRERO DE 2019

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21147
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Assia » Dom 10 Feb, 2019 5:03 am

'' EL CONAZO'' ERES TU Y ROSALIA CARMENCITA.
Si no sabes escribir de segun que Tema no escribas mas de lo que sepas. Ya Carmencita metistes la ''pata'' cuando comparastes a la Infanta Isabel La CHATA con la Infanta Elena. Y ahora crees que los que entendemos de coplas andaluza y del flamenco ligero somo ''UN CONAZO'' porque Rosalia no sabe interepretar ni la copla andaluza ni el flamenco ligero.? No se necesta tener buena VOZ ni estudiar musica para cantar la copla andaluza o el flamenco ligero, SOLO SE NECESITA SABER COMO DECIR Y ENTONAR LA COPLA ANDALUZA.

Vete a GOOGLE Carmencita, y escucha ''Dona Luz de Lucena'' por Juan Legido acompanado de los churumbeles y ya veras la diferencia de como se canta y se dice la copla andaluza. Juan Legido nacio en TETUAN, pero se nos fue de este mundo en 1 pais de America Latina el siglo pasado y la ultima voz de coplas andaluza y flamenco ligero se nos fue a final del pasado ano 2018.
Ya esta bien que petardas como tu, Carmencita nos tome el pelo. Verguenza te deberia de haber dado Carmenciita de haber comparado a la Infanta Isabel La Chata con la Infanta Elena. No solo porque La Chata era 1 gran aficionada taurina y Elena es 1 ''taurinilla iletrada'' Porque LA CHATA se paraba hablar con todo el mundo en la calle, hasta el punto que la Casa Real le dijo que dejara de mezclarse con los de la calle a lo que contesto la Infata Isabel: '' A QUIEN NO LE GUSTE QUE NO MIRE'' Molesta a la Infanta Elena que ya llamo a su Tany para que no se acercaran los periodistas o fotografos a ella.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21147
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Assia » Jue 14 Feb, 2019 2:32 am

Te lo vuelvo a repetir Carmencita: '' EL CONAZO ERES TU Y LA ROSALIA'' ABC.es (Pagina Cultura) Titular: ROSALIA, GIPSY-FAKE Y MACHISMO FEMINISTA..'' No he necesitado leer el articulo para saber que Rosalia NO SABE DECIR LA COPLA ANDALUZA. Defiendo la copla andaluza como defiendo el flamenco ligero y lo que fue la TAUROMAQUIA.
Hace poco, encontre en GOOGLE a 1 tal Juan Legido y me he quedado sorprendida de haber encontrado en ese flamenco ligero tantisimos pasodobles toreros donde se ve torear a los toreros y si no se ven torear SI SE VEN COMO DEBE COLOCARSE 1 TORERO DELANTE DEL TORO.
La copla andaluza hay que pronunciar bien en andaluz que se entiendan todas las palabras muy clara. Solo en los tanguillos gaditanos graciiosos y cantados con ligereza no se entienden bien toda la letra. PERO LAS DEMAS LLAMADAS COPLAS ANDALUZAS HAY QUE SABER DECIRLA CLARA Y CON FUERTE PRONUNCIACION DE ALGUNAS CONSONANTES. En esto fallaba la valenciana Concha Piquer, que algunas consonantes no las pronunciaba tan fuertes como las andaluzas.

Te repito Carmencita: a la CONA TU Y LA TAL ROSALIA Y NO DESPRESTIGIE MAS NI LA COPLA ANDALUZA NI EL FLAMENCO LIGERO.

Avatar de Usuario
Invitado

TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Sab 16 Feb, 2019 3:20 am

Imagen

TREVIJANO Y EL DINERO DE TRUJILLO

CARMEN RIGALT



EL PASADO SÁBADO, Marina Pina rememoró aquí la vida y milagros de Antonio García-Trevijano, un hombre que se ha ganado a pulso su pertenencia a la fauna de LOC. Durante toda la semana no paré de recibir llamadas comentando el escándalo post mortem de Trevijano. Sin embargo, la llamada que más esperaba no llegó nunca y tuve que salir a su encuentro.

Estoy aquí para añadir algo sobre Trevijano. Algo ingrato y penoso. Porque no sólo los famosillos dan disgustos. A veces quien más nos decepciona es esa gente de la que nunca esperarías un mal gesto. Trevijano (a secas para sus enemigos) pertenecía al grupo de notables, pero su fama ha sido fulminada en dos líneas de periódico. El caso es que él ya no está aquí y queda exento de agradecer los comentarios desde el silencio de ultratumba.

Lo último que supe del insigne AGT es que había desheredado a sus hijos y que en la casa familiar de Somosaguas se había atrincherado una asistente a la que él obsequió con la presidencia de su fundación. LOC desveló el secreto de su fortuna, que no era tan exigua como nos habían hecho creer, y yo aporto hoy una noticia que muestra el lado más siniestro del personaje y su obsesiva relación con el dinero. Yo misma fui testigo de un maniobra que tuvo lugar en 1991 y ha durado hasta su muerte, acaecida sin moratorias en 2018.

Trevijano fue una de las personas más soberbias que he conocido en mi vida. Se gustaba tanto a sí mismo que no encontraba adjetivos suficientes para engalanarse. En ocasiones sufrí accesos de vergüenza ajena asistiendo a esos monólogos que él convertía en alaridos de exaltación para impresionar a los amigos. Era como la madrastra de Blancanieves. No necesitaba espejo para mirarse en él, entonando la retahíla de preguntas que formulaba y respondía de una tacada. (¿Hay otro más guapo y listo que yo? Etc.).

Cuando entró en mi vida Trevijano, lo que más llamaba mi atención era su cortesía y sus alusiones al arte. Durante un tiempo atrajo a su órbita al juez Navarro, un tipo silencioso en el que Trevijano estaba interesado por razones que desconozco. Íbamos todos a comer, bajo la batuta de Trevijano. Menos pagar, todo lo decidía. Lo demás, esto es, la cuenta y el chófer, corrían a cargo de Lita Trujillo, consciente del dominio que ejercía Trevijano sobre ella. Lita no pasaba apuros entonces. O no lo decía. La crisis aún tardaría en llegar.

Mi sister (así se llamaba) era acérrima de Trevijano. Él le daba consejos y Lita los obedecía sin rechistar, convencida de que era el hombre más lúcido de la Tierra. Trevijano conocía bien el universo de Lita y se aprovechaba de esa circunstancia. Por eso acabó quedándose con su dinero. A mis ojos, el granadino era un farsante, pero yo no tenía vela en ese entierro, y cuando la tuve ya era demasiado tarde.

Un día de 1991, Lita le entregó a Trevijano 350.000 dólares para que los invirtiera en Brasil. La había convencido. Él era como un líder espiritual de una secta y bastaba con que le indicara un camino para que ella lo siguiera a ciegas. Lita le hizo entrega del dinero, así consta en un documento firmado por Antonio García-Trevijano, Lea Menshell (Lita Trujillo) y Pablo García-Trevijano Chouraki (hijo de Antonio). En el documento también constaba que el dinero sería devuelto en 1993 y que ascendería a 700.000 dólares (capital e intereses).

Pero pasó el tiempo y Lita no cobró nada. Se optó por firmar nuevos documentos acogiéndose a nuevas prórrogas, pero todo fue en vano. Comenzaba así una larga pesadilla que aún no ha visto su fin. Para calmar las presiones de Lita, Trevijano se vio obligado a inventar historias de un cacique brasileño que, seguramente, soló habitaba en su mente.

Mientras todo esto ocurría, llegó la crisis y se cebó con muchas economías familiares, entre ellas la de Lita, que se vio forzada a abandonar la casa de la Moraleja y refugiarse en un apartamento junto al Bernabéu. Si tiempo atrás se había dicho que la economía de Trevijano fue boyante gracias a Guinea (país al que habría dotado de un borrador de constitución), ahora podría decirse que también había disfrutado del dinero de los Trujillo.

Ésta es una historia de ambición y usura en la que muchos de sus protagonistas responden al cliché de la dudosa reputación. Yo he vivido en el epicentro de esta sacudida y doy fe de lo que escribo. Solo una persona es inocente y hasta torpe en su inocencia: Lita Trujillo. Ella sabe que lo he visto todo. Lo que no sabe es que nada me ha parecido más patético que ver cómo la gente le daba la espalda al perder el dinero.


EL MUNDO / CRÓNICA/ DOMINGO 16 DE FEBRERO DE 2019

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21147
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Assia » Sab 16 Feb, 2019 4:16 am

No nos dice nada nuevo. Desde antes de morir Trevijano ya dije yo que la mayor fortuna de Trevijano fue su apoyo al dictador Macias que puso el negocio en Guinea E. de cacao y cafe a nonbre de su mujer (de Trevijano) y de su cunada Simone. Cesar Vidal lo desenmascaro cuando murio.
En cuanto a Lita Trujillo, (creo que te refieres a la nuera del dictador) siempre fue 1 pobre idiota. Tan idiota fue Lita creyo que se casaria con el ex-torero Jaime Ostos y la tuvo enganada hasta el mismo dia de su boda. Dejo a Lita, CREO y digo CREO (de esto hace ya anos) en Marbella diciendole hasta dentro de 1 semana y Ostos la dejo para casarse al dia siguiernte con la mujer medico que aun creo estan juntos. Lita fue el hazmereir de todas sus amistades.

Aqui, quien deberian de hablar son los 2 hijos de Trevijano y no dicen nada. Y si nos metemos en politica, ya lo dije yo hace mucho tiempo en este foro: Trevijano jugo con dos cartas sucias la monarquia como asesor del Conde de Barcelona y por otra parte, con la III Republica.PERDIO EN LAS DOS JUGADAS Y FORMO SU MCRC Y SUS REPUBLICOS QUE ALGUNOS LO HAN TRAICIONADO.

En cuanto a su secretaria Elena Bazan, creo y digo CREO que esta siendo fiel a Trevijano hasta despues de muerto. Elena lo cuido por 3 anos, y ahora sigue en el palacete para que no roben nada de los objetos tan valioso que hay en ese palacete. Sin embargo, hay mas de 1 Republico de Trevijano que les gustaria echarla. Para que...? Ese palacete con tantos objetos y muebles de lujos NO DEBE DE CERRARSE.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21147
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Assia » Sab 16 Feb, 2019 5:07 am

Algo que me ha venido a la memoria: No se Carmencita si te refieres a la Lita Trujillo nuera del dictador asesinado. Si te refieres a esa Lita Trujillo, nunca estuvo rodeada de gete de bien porque se comentaba que la fortuna que heredo del suegro estaba llena de sangre, pese a que Lita decia que ella tenia su propia fortuna de cuando fue artista de cine. Pero nadie la creyo porque era 1 mujer de gustos mus costosos.

Volviendo a tu comentario sobre Trevijano, nadie sabe quien sera su heredero/a. Los 3 Albaceas NO HABLAN y el cuarto Albacea nombrado por Trevijano se largo por estar en desacuerdo con los otros 3 albaceas nombrados por Trevijano. A Elena Bazan le dejo algo pero no es la heredera universal de Trevijano hasta donde yo se.




Volver a “La Casa Real”