Las Paradojas del 11-M

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen
Avatar de Usuario
derechona ladrona

Mensajepor derechona ladrona » Mié 07 Dic, 2011 6:58 pm

Jeta de FedeJeta y PJeta escribió:ESTOS FACHAS DAN ASCO, INVENTANDO UNA HISTORIA SOBRE LO QUE FUE TRANSPARENTE, CON JUICIO DE NIVEL INTERNACIONAL, Y TODO LO PRECISO. SOIS ASQUEROSOS Y CALUMNIADORES POR PRINCIPIO.ME CAGO EN VUESTROS MUERTOS, SINVERGÜENZAS!


A ellos les da igual, viven de eso, de inventar, robar, tergiversar...,

Avatar de Usuario
Martinez

Re: Quince razones para reabrir la causa del 11-M

Mensajepor Martinez » Mié 07 Dic, 2011 7:54 pm

15 razones escribió:
Quince razones para reabrir la causa del 11-M


7 de Diciembre de 2011 - 13:31:39 - Luis del Pino


Las revelaciones de hoy en El Mundo completan el análisis de los testimonios oculares sobre la presencia de Zougham en los trenes del 11-M. Tan escandalosas son esas noticias sobre la posible manipulación de testigos que, por primera vez desde que terminara el juicio de la Casa de Campo, un líder político, Rosa Díez, ha pedido públicamente la reapertura del sumario.

Permítanme que les dé quince razones por las que ese sumario debería reabrirse de forma inmediata:

  1. La principal prueba del caso, la mochila de Vallecas, no apareció en los trenes del 11M, sino en una comisaría, 18 horas después del atentado.
  2. La mochila de Vallecas tenía metralla, pero en los cuerpos de las 192 víctimas mortales del 11M no aparecieron ni clavos, ni tornillos: no apareció metralla de origen terrorista en las autopsias.
  3. Incumpliendo la Ley de Enjuiciamiento Criminal, los escenarios del crimen (los trenes) se empezaron a desguazar 48 h después del 11M.
  4. Cientos de muestras recogidas por los Tedax en los trenes del 11M desaparecieron sin más, igual que los análisis iniciales de explosivos.
  5. La pericial de explosivos en el juicio del 11M acabó en un auténtico fiasco, tras detectarse componentes químicos incompatibles con la V.O.
  6. Después de 8 años, sólo se ha identificado a uno de los 12 colocadores de las bombas del 11M: Jamal Zougham.
  7. Tal como ha demostrado El Mundo esta semana, las declaraciones de los testigos oculares contra Jamal Zougham son un bluf.
  8. Las investigaciones periodísticas han demostrado que se falsificaron documentos para explicar el origen del teléfono encontrado en la mochila de Vallecas.
  9. Las investigaciones periodísticas han demostrado que se falseó la hora de entrada en comisaría de otra de las pruebas de cargo: la furgoneta de Alcalá.
  10. Las investigaciones periodísticas obligaron a descartar en el juicio del 11M, por falsa, la tercera prueba de cargo: el coche Skoda Fabia.
  11. Las investigaciones periodísticas han demostrado que se falsificaron datos para "avalar" que en Leganés se suicidaron siete islamistas.
  12. La versión oficialdel 11M ha sido incapaz en ocho años de construir un relato de los hechos, no ya creíble, sino ni siquiera completo.
  13. Después de detener a 116 personas, la mayoría magrebíes, durante la instrucción del sumario, sólo hay 3 condenados por su relación con el 11M.
  14. De los 3 únicos condenados por su relación con el 11M, uno es español, cristiano y confidente policial.
  15. En estos momentos hay 2 mandos policiales imputados por presunta manipulación de pruebas en el 11M y por presunto falso testimonio durante el juicio.

Como colofón de esas quince razones, permítanme que recuerde las palabras que contestó el Rey Juan Carlos a las víctimas del 11M cuando éstas le dijeron, en una audiencia privada, que necesitan saber la verdad sobre aquellos atentados: "Lo lleváis crudo. A mí todavía me ocultan cosas del 23-F".

¿Puede permitirse la democracia española que las víctimas del 11-M "lo lleven crudo"? Yo creo que no.

Exijamos entre todos la reapertura inmediata del sumario.



Haber si es verdad :clap:

Avatar de Usuario
Querella

Mensajepor Querella » Jue 08 Dic, 2011 12:42 am

Querella de Zougam por falso testimonio contra J-70 y C-65

«Estamos ante el error más grave de la historia judicial española (...) Las dos testigos mintieron, parece que lo hicieron por dinero», dicen sus abogados

CASIMIRO GARCÍA-ABADILLO / JOAQUÍN MANSO / Madrid

Los abogados que defienden a Jamal Zougam desde que finalizó el juicio del 11-M, Eduardo García Peña y Francisco Andújar, anuncian en una entrevista una querella por falso testimonio contra las testigos C-65 y J-70. El Supremo utilizó a las dos para sostener la condena contra ese ciudadano marroquí como único autor vivo de la matanza.

Tras conocer las informaciones de EL MUNDO, los dos letrados creen que «estamos ante el error más grave de la historia judicial española».


Imagen

EDUARDO GARCÍA PEÑA Y FRANCISCO ANDÚJAR
Abogados de Jamal Zougam


«El error más grave de la historia judicial»


Los dos letrados ejercen la defensa del único condenado como autor del 11-M desde que finalizó el juicio por la matanza. En esta entrevista, anuncian una querella contra las testigos C-65 y J-70, las dos que utiliza el Supremo para sostener la condena

Pregunta.– ¿Qué valoración hacen de las últimas revelaciones?
Respuesta.– El contenido de la información es importantísimo, sin duda tiene relevancia jurídica y viene a confirmar lo que nosotros ya intuíamos desde la sentencia, y es que las dos testigos principales en las que se basó la condena de Jamal Zougam, la C-65 y la J-70, mintieron. Siempre tuvimos la certeza jurídica de que no había pruebas para condenar a Zougam y, además, tuvimos la convicción moral de que es inocente. La información da una serie de datos que permiten ir más allá de la mera sospecha y afirmar que las testigos mintieron.

¿Qué posibilidad habría ahora para revisar la condena?
Presentaremos una querella contra las dos testigos por un delito de falso testimonio. Para conseguir la revisión, hay que presentar un recurso ante el Supremo, pero tiene que basarse en una sentencia previa por falso testimonio.

¿Sobre qué elementos van a construir esa querella?
Desde el primer momento tuvimos claro que las dos testigos mentían. Lo que no teníamos claro era el motivo por el que mentían ni que la mentira era una mentira consciente. Creemos que la información que ha publicado EL MUNDO permite avanzar en esas dos direcciones. Da la sensación de que, principalmente, existía un motivo económico y para obtener beneficios, en cuanto a permisos de residencia y de trabajo en nuestro país.

¿Qué tendría que ocurrir para que un juez denegase la admisión a trámite de esa querella?
Creemos que con lo publicado es imposible que un juez no admita una querella por falso testimonio.

¿Existe algún riesgo de prescripción dado que los hechos ocurrieron hace años?
Efectivamente, existe. Prescribiría en marzo de 2012. La querella la presentaremos a lo más tardar la semana que viene. Por lo tanto, estará presentada en tiempo y forma.

¿Se pueden incorporar los elementos que ha aportado ahora EL MUNDO a la demanda que ustedes habían interpuesto ante el Tribunal de Estrasburgo?
Actuaremos en paralelo y pondremos en conocimiento de Estrasburgo estos nuevos hechos. Para que pudieran tener una relevancia sería necesario que un juzgado admitiese a trámite la querella.

¿Cuáles son las pruebas que condenan a Jamal Zougam?
Se le condena prácticamente en exclusiva en virtud de los reconocimientos que hacen la C-65 y la J- 70, que afirman haberle visto en el tren que explotó en Santa Eugenia. Ésa es prácticamente la única prueba. Si se pone en entredicho, toda la condena se viene abajo.

[imageleft]Imagen[/imageleft] ¿El testigo R-10 no tiene tanta importancia entonces?
El testigo R-10 no tiene tanta importancia en cuanto a la condena, porque es un testigo que no compareció en el juicio y que, si bien es verdad que en fase de instrucción, en rueda de reconocimiento identificó a Jamal Zougam, lo cierto es que esa rueda no fue incorporada al juicio oral, ante la Audiencia Nacional, y por lo tanto no fue sometido al principio de contradicción.

La sentencia y, especialmente, la Policía le atribuyen a Zougam relaciones con el islamismo más radical…
Eso es absolutamente falso. Es verdad que la Policía se lo atribuyó, pero también es verdad que eso no quedó acreditado en absoluto en el juicio. Lo que tiene que quedar muy claro es que, en el juicio, respecto a Zougam, en relación al atentado del 11-M y en relación a lo que sucedió en la explosión de Leganés, no hay absolutamente nada que le vincule.

También en el año 2001 fue investigado en una comisión rogatoria pedida por Francia.
Fue investigado un teléfono que, al parecer, pertenecía a su madre. Esa investigación acabó con un archivo, porque se demostró que no tenía nada que ver con él ni con su madre. Insistimos en que Zougam no ha tenido jamás ninguna relación ni con el terrorismo islámico ni con nada semejante.

En la querella que van a presentar subyace una acusación terrible hacia el sistema judicial y policial español por haber condenado a un inocente.
Sin duda. Es que, para nosotros, la condena a Zougam es el error judicial más grave de toda la historia española. Se ha condenado como autor del mayor atentado que ha habido en Europa desde la II Guerra Mundial a una persona que es absolutamente inocente y que no tiene nada que ver con los hechos. Lo que planteamos no es que no haya pruebas para condenarle. Eso ya se planteó en el juicio. Lo que planteamos es que las pruebas que utilizó el tribunal para condenarle eran pruebas falsas y alguien engañó al tribunal.

Ustedes estuvieron defendiendo a otros procesados el día en que se interrogó en el juicio a C-65 y a J-70. ¿Hubo algo que les llamase la atención aquel día?
Por un lado, ninguno de los abogados que participaban como defensas en aquel juicio, incluso el que era el abogado de Jamal Zougam, interrogó debidamente a las testigos. En segundo lugar, nos llamó la atención el excesivo celo y protección que hubo por parte del tribunal hacia las dos testigos desde el momento que se subieron al estrado. No solamente no facilitó, sino que impidió que se pudiera hacer un interrogatorio en condiciones.

Tras esa actuación, ¿observan algún tipo de motivación torticera?
No tenemos elementos para afirmar eso. Pero hubo un exceso de protección hacia las dos testigos que impidió que se pudieran formular las preguntas debidas y que, por lo tanto, impidió que la verdad pudiera salir a la luz.

¿Cuál es la situación de Jamal Zougam en prisión?
Lleva más de siete años largos en régimen de aislamiento.

¿Y en qué consiste el régimen de aislamiento?
Está en una celda aislado más de 20 horas al día, tiene nulo contacto con otros presos. El régimen es muchísimo más restrictivo, las conversaciones con los letrados se graban, tienen menos acceso al patio... Hace algún tipo de actividad, hace poco estaba haciendo cajas, pero son actividades muy limitadas.

¿Se encuentra bien de salud?
Tiene un problema en los huesos. Antes, cuando podía, hacía ejercicio, que le venía bien, pero ahora ya no puede, con lo cual... físicamente está muy mermado. De hecho, si sigue en este régimen, dentro de no sé cuánto tiempo probablemente tenga que ir en silla de ruedas...

¿Él podría hacer algo para salir del régimen de aislamiento o para que se humanizase?
El primer paso es que reconozca que ha cometido el delito. Eso podría dar lugar a que incluso el régimen de aislamiento pudiera cesar. En las entrevistas que ha tenido hasta ahora con asistentes sociales y con psicólogos le han preguntado expresamente si reconoce haber cometido el delito, y él siempre ha defendido su inocencia. Y eso claro que le afecta en su día a día.

¿Cuál es su actitud?
Está expectante, espera que un día se sepa la verdad y, en esa verdad, él no está metido puesto que no ha participado en nada. Él mantiene esa esperanza. La actitud de una persona que sabe que es inocente y entonces piensa que algún día acabará esta pesadilla.

¿Su familia le sigue apoyando?
Sí, su madre, sus hermanas, Mohamed Chaoui... están encima de él, le van a visitar. También mantienen esa esperanza. Ni él deja que su familia se venga abajo, ni su familia deja que él lo haga.

A algunas víctimas del terrorismo quizá les pueda molestar su iniciativa.
No podemos ponernos en el pellejo de una víctima. Es imposible. Pero si fuésemos víctimas, nos sentiríamos, no engañados, pero casi. Estaríamos defraudados con el sistema, que ha dicho que una persona es la causante de un sufrimiento cuando realmente no lo es.


EL MUNDO. JUEVES 8 DE DICIEMBRE DE 2011


Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 09 Dic, 2011 9:13 pm

“”””””De manipulación total y absoluta ha calificado la prueba de la cinta de casette encontrada en 2004 en el cuartel de Cancienes (Asturias). Se refería a una cinta grabada por un policía asturiano, el agente Campillo, en julio de 2001, en la que el confidente 'Lavandera' incriminaba a Trashorras en el tráfico de explosivos, y que no apareció, casualmente, dice, hasta octubre de 2004. Para él, ésta es una prueba falsa porque dice que algunos hechos que se refieren en la cinta no ocurrieron hasta noviembre de 2001.””””””””””””

http://www.foroloco.org/t3471/11m-se-de ... icial/120/

mejor que investiguen el rollito de las cintas ....
el guardia civil dijo ante juez que la gravó en el coche y el de las culebras dijo en el portal de su casa ....
uno de los dos mientió ... vamossss falso testimoniuo ...
O MEJOR DICHO LOS DOS.
les pagó el jeta???? sembrador de pistas ......

Avatar de Usuario
Invitado

Re: 11-M LOS ‘AGUJEROS NEGROS’ DE RUBALCABA

Mensajepor Invitado » Vie 09 Dic, 2011 9:56 pm

11-M escribió:
    Imagen

    Pedro J. Ramírez entrega a Ángeles Domínguez una copia del Reglamento de los Tedax durante el
    programa ‘La vuelta al mundo’, el pasado octubre. / E. M.


    LOS ‘AGUJEROS NEGROS’ DE RUBALCABA (SEGUNDA ÉPOCA)
    Víctimas del 11-M reiteran a la juez que actúe contra Interior

    Reclaman que se impute por ‘desobediencia’ a los responsables policiales que, diez meses después, siguen negándoles el reglamento de los Tedax
Interior lleva más de 10 meses bloqueando el procedimiento que se sigue en los Juzgados de la Plaza de Castilla (Madrid) contra el ex comisario jefe de los Tedax Juan Jesús Sánchez Manzano por la querella de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M. El Departamento de Rubalcaba sigue sin remitir los datos que los afectados le han reclamado ya cinco veces a través de la juez del caso, y por eso las víctimas han vuelto a pedir que se aperciba a los responsables policiales de que, si persisten en su resistencia, pueden ser imputados por un delito de desobediencia, castigado con multa e inhabilitación.

El escrito presentado la semana pasada por el letrado José María de Pablos se dirige, a través de la juez Coro Cillar, a la Dirección General de la Policía y a la Dirección Adjunta Operativa del Cuerpo Nacional de Policía para que acrediten las responsabilidades que, de acuerdo con los protocolos de actuación y el reglamento de los Tedax, correspondían a Manzano en lo que respecta a la custodia y análisis de los restos de explosivos.

La Asociación pidió la normativa de los artificieros en febrero, por primera vez, y la respuesta de Interior a la juez al mes siguiente fue que la Resolución de 19 de mayo de 1989, sobre Normas Provisionales de Actuación del Servicio de Desactivación de Explosivos, tiene carácter secreto y, por tanto, no podía atender su petición. Es decir: el Ministerio niega a las víctimas del 11-M un documento que sí autorizó a que Sánchez Manzano utilizase en su fracasada demanda privada contra EL MUNDO.

El ex jefe de los Tedax usó ese reglamento para fundamentar una reclamación personal de 300.000 euros. El juzgado de Primera Instancia y la Audiencia Provincial siguieron las tesis del letrado de este diario, Juan Luis Ortega, e interpretaron esa normativa en sentido opuesto al de Manzano: lo que confirma es, precisamente, que el comisario evitó que la Policía Científica llevase a cabo análisis de los explosivos con valor probatorio en un juicio y que incumplió el protocolo de custodia de las muestras de dinamita.

El propio Sánchez Manzano tuvo que reconocer ante el juez Juan del Olmo que su unidad sólo contaba con «medios elementales » y que sus análisis no podían considerarse científicos. Pese a ello, y a que sus pruebas ofrecieron un resultado inservible a efectos de la investigación –sólo detectaron «componentes genéricos de la dinamita»–, el jefe de los Tedax no remitió a la Policía Científica el material recogido en los focos. Asimismo, todos los peritos se quejaron ante el tribunal del 11-M de que únicamente pudiesen contar con 23 pequeñas muestras, pese a que los artificieros reconocieron haber recogido cientos y afirmaron que, en contra de lo declarado por Manzano, muchas de ellas no se destruyen jamás porque tienen un valor evidente en la investigación.

Además, el propio Gobierno había divulgado ya parte de esos datos en 2006 en una respuesta parlamentaria a la diputada del PP Alicia Castro.

Tras esa primera negativa, la asociación simplificó en marzo su petición y reclamó que únicamente se contestase a dos cuestiones muy concretas: por un lado, si es cierto que la competencia para realizar los análisis periciales sobre las muestras recogidas en los focos corresponde al laboratorio de la Policía Científica, y no a los Tedax; y, por otro, si la custodia del material recogido en los focos de las explosiones que queda a disposición judicial es responsabilidad del jefe de la Unidad Central de los Tedax, cargo que desempeñaba Manzano hasta su destitución por su actuación en la investigación de los atentados.

La Asociación consideraba que así se eliminaba cualquier posibilidad de perjudicar la seguridad de los artificieros. Pero la respuesta de Interior volvió a ser que esos datos afectan «al ámbito de la información y la lucha antiterrorista, así como a las técnicas operativas utilizadas en este campo por las Unidades de Desactivación de Explosivos, la cual, en virtud del Acuerdo del Consejo de Ministros de fecha 16-02-1996, es materia clasificada con arreglo a la Ley 9/1968, de 5 de abril, de Secretos Oficiales». Conforme a esta norma, sería necesaria la previa desclasificación por parte del Consejo de Ministros para poder entregar el documento.

Tras comunicar la negativa a la juez, la Dirección General Operativa indicó que, si el juzgado considera «sustancial para el desarrollo de la causa» contar con esa resolución, podría «estudiar fórmulas que resulten más convenientes y ajustadas a Derecho, que coadyuven al mejor desarrollo de la causa».

Precisamente a esta última fórmula se ha agarrado la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, que sí considera indispensable disponer de la norma que fija las responsabilidades de Sánchez Manzano, y reiteró su petición en abril, en septiembre y, de nuevo, por quinta vez, la semana pasada, sin obtener ninguna respuesta.

En su escrito de la semana pasada, las víctimas reiteran también su petición a la Policía para que identifique a los tedax «que se encargaron personalmente de trasladar desde los andenes de las estaciones hasta las dependencias de la Unidad Central las piezas de convicción recogidas el 11 de marzo de 2004 en cada uno de los escenarios de los atentados del 11-M». Sobre este asunto, llevan esperando desde marzo.

Cuando finalmente lleguen las respuestas de Interior, el interrogatorio a estos tedax puede ser la última diligencia que dé paso a la conclusión del procedimiento. En ese momento, la juez decidirá si hay elementos para sentar a Sánchez Manzano en el banquillo por los delitos de falso testimonio, omisión del deber de perseguir delitos y encubrimiento.


[table color=#E2DFE0][col]
    Imagen Imagen

    «Rubalcaba pasa de las víctimas»

    La presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez, recordó ayer que Rubalcaba se comprometió a colaborar con la Justicia cuando fue preguntado por este diario en octubre acerca del bloqueo a la instrucción del procedimiento contra Sánchez Manzano. «Pasa de las víctimas», se quejó la representante del colectivo.


    «Cuando nos lo niegan, será porque puede tener consecuencias; sino, nos lo habrían dado por la vía rápida », reflexionó.
[/table]

EL MUNDO. DOMINGO 19 DE DICIEMBRE DE 2010


'La Gaceta' admite que la inspección a la magistrada parte de una disputa laboral y no de una conspiración política

La juez Coro Cillán no es víctima de “un acoso” de la Fiscalía por investigar el 11-M, sino de una denuncia de su secretaria
C.G. | 09/diciembre/2011


Este jueves ‘La Gaceta’ publicaba que la juez Coro Cillán está siendo perseguida por la Fiscalía por su intento de reabrir el caso del 11-M. Se basaba en una inspección realizada en el Juzgado 43 de Madrid, del que es titular, por parte del Consejo General del Poder Judicial. Hoy el diario de Intereconomía admite que las razones para la inspección están lejos de espionajes o conspiraciones más propias de películas y que lo que hay en el fondo es una denuncia presentada por una secretaria de la magistrada por “irregularidades en un determinado procedimiento penal”.

“Curiosamente, el enemigo de Cillán no está extramuros de la plaza de Castilla, sino en su propio juzgado. Según ha podido saber este diario, quien la ha denunciado ante el Servicio de Inspección del CGPJ ha sido su secretaria judicial, Sacramento Fernández Vivancos, ex cuñada del secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido”, afirma La Gaceta.

La denuncia partió de su secretaria
Fuentes del Consejo General del Poder Judicial confirmaron al mismo diario la denuncia presentada por una secretaria de la juez Coro Cillán por “unas irregularidades que había visto en un determinado procedimiento penal”.

La Gaceta y su director acusaron ayer a la Fiscalía de “acoso”
Lejos de tratarse de un “acoso” de la Fiscalía contra la juez por su intento de reabrir el caso del 11-M, como aseguraba La Gaceta y su director, Carlos Dávila, que ayer dedicó su columna al asunto, según reconoce hoy este periódico, en el fondo podría tratarse de una mala relación laboral entre la secretaria y la juez. “La secretaria judicial lleva un tiempo buscándole las cosquillas a la magistrada. De hecho, la denuncia puede tener su base en el asunto del cierre de la discoteca madrileña Moma, comentan fuentes del entorno de Cillán. La secretaria judicial alega que la juez no le pasa los autos de este asunto, un aspecto que es rechazado de plano por la titular del juzgado madrileño”, describe el diario.

El diario insiste en la idea de una conspiración
No obstante, La Gaceta no da del todo su brazo a torcer e insiste en su falacia de una conspiración contra la magistrada, al afirmar que fuentes del entorno de Coro Cillán siguen defendiendo que “estas actuaciones forman parte de una persecución por estar investigando un tema tan sensible y de enorme relevancia como es el atentado del 11-M”.

La número dos de una coalición franquista
Ayer, ELPLURAL.COM recordó que Coro Cillán fue como número dos, en 1979, por Guipúzcoa en las listas de Unión Floral del País Vasco, una coalición que reunió a franquistas y ultraderechistas. El periodista de El País José María Izquierdo ofrece hoy más datos sobre esta juez, que, según describe, no ha destacado precisamente por su buen hacer en la magistratura.

La juez fue sancionada por retrasos injustificados
Según apunta Izquierdo, que cita informaciones anteriores de El País, Coro Cillán fue sancionada por retrasos injustificados en 1999 y dos años después volvió a cometer esta misma falta.

“La comisión disciplinaria del Poder Judicial contó esta vez 34 retrasos graves en procesos civiles y 14 en penales. En algunos casos, se celebraba la vista y luego tardaba más de tres años en redactar las sentencias. Cuando era ponente, en ocasiones, Cillán escribía borradores de sentencia que luego no entregaba a sus compañeros de tribunal o que eran rechazados por éstos por no recoger los argumentos acordados durante la deliberación del asunto del que se tratara. En varias ocasiones, el presidente del tribunal tuvo que asumir personalmente la redacción de resoluciones que correspondían a la magistrada”, publicó El País.

Desatención de sus funciones
Según la misma información, a Coro Cillán se le consideró “autora de una falta muy grave de desatención de sus funciones”, por lo que el instructor y el fiscal solicitaron la separación definitiva de la judicatura para la juez infractora invocando que no era la primera vez que se la sancionaba por esos hechos, pero el pleno del Consejo consideró que los hechos no tenían ‘entidad suficiente’ para la máxima sanción que se le puede imponer al juez”, afirmó El País, según el cual a la juez se le aplicó la suspensión de funciones durante dos años, aunque cinco más tarde el Tribunal Supremo anuló la sanción por considerar que el procedimiento sancionador seguido en el Consejo había caducado en 1999.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 10 Dic, 2011 12:15 am

Anda deja de llenar de basura el hilo que no aportas nada. Escucha a Federico y aprenderas algo antes de acostarte.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 10 Dic, 2011 2:11 am

hombreee ya se que para los que quieren saberlo que digo son chorradas ....
pero mentir o testimoniop falso como bien decís vos, debe de ser perseguido de oficio...

pero no solo se contradijeron con el lugar donde fue gravada (el pikoleto ante juez dijo dentro de su coche y el lavandera dijo en el portal de su casa)
sino, que lo mas alucinante, es que la grabación fue realizada al principio 2001 asegún ellos y cuentan cosas que pasó casi en el 2002. y la cinta fué encontrada en un cuartel cuatro años después.

PD: me se olvidaba en la cinta estaban las pruebas de que fue ETA

Avatar de Usuario
Zougam

Mensajepor Zougam » Dom 11 Dic, 2011 2:40 am

Imagen

Jamal Zougam habla por teléfono en el locutorio de la cárcel de Villena en Alicante. / EL MUNDO

Zougam: ‘Se ha cometido una injusticia brutal conmigo’

«Sabía que algún día aparecería algo porque no he hecho nada»

Sobre los indicios de falso testimonio: «Sabía que algún día aparecería algo porque no he hecho nada» / Sobre su régimen de aislamiento: «Dentro de poco estaré en silla de ruedas»

Zougam pide desde su celda que se ‘repare la barbaridad que hicieron jueces y fiscales’

Hacía cuatro años y medio –desde que el juicio por los atentados del 11-M quedó visto para sentencia– que no se difundía ninguna imagen de la única persona que ha sido condenada como autor del mayor atentado terrorista de la historia de Europa.

Pues ahí está: ése es Jamal Zougam en el locutorio del centro penitenciario de la localidad alicantina de Villena.

El preso marroquí pasa más de 20 horas al día en una celda de aislamiento, sin contacto con otros reclusos. Se encuentra enfermo, ha perdido más de 20 kilogramos de peso y tiene que usar gafas porque su vista se ha deteriorado, ya que apenas recibe la luz del sol.

Zougam tiene ahora 38 años y lleva los últimos ocho en el mismo régimen. Le quedan por cumplir otros 32 años y lo hará en esas mismas condiciones si no acepta reconocer su culpabilidad.


EL MUNDO . DOMINGO 11 DE DICIEMBRE DE 2011. AÑO XXIII. NÚMERO: 8.024

Avatar de Usuario
Fachas caraduras

Mensajepor Fachas caraduras » Dom 11 Dic, 2011 3:00 am

Todo fue juzgado con absoluto esmero, y nada de lo que digan esos canallas va a cambiar nada. Son unos inmorales, como lo son los fascistas, porque ellos son de ese gremio de sinvergüenzas
.

Avatar de Usuario
Libertad para Jamal!

Mensajepor Libertad para Jamal! » Dom 11 Dic, 2011 3:29 am

Imagen

«Sabía que algún día aparecería algo porque no he hecho nada»

Zougam pide desde su celda que se ‘repare la barbaridad que hicieron jueces y fiscales’


Los funcionarios de la prisión le han dado oportunidad de declararse culpable en múltiples ocasiones, y él ha seguido defendiendo su inocencia.

La única prueba de cargo en su contra es el testimonio de dos rumanas que, en el juicio, dijeron que viajaban juntas en el tren y que le vieron pasar «muy deprisa » por su lado.

Se trata de J-70, que tardó en acudir a identificarle nada menos que un año, pero que lo hizo sólo 15 días después de que los técnicos del Ministerio del Interior la descartasen como víctima del atentado y le cerrasen la puerta a las indemnizaciones. Tras acusar a Jamal Zougam, cobró 48.000 euros.

La otra es C-65, que contó en su primera declaración que la persona que le acompañaba en el vagón no era J-70, sino una mujer distinta.

Zougam ha conocido las informaciones de EL MUNDO que ponen de relieve que los datos que cuestionan la credibilidad de las testigos se ocultaron al sumario y, según las personas que le visitan en prisión, no le ha sorprendido que se haya descubierto que las testigos pudieron mentir.
Imagen Durante esta semana y las anteriores, ha contestado por escrito a varios requerimientos de este diario: «Sabía que algún día aparecería algo porque no he hecho nada. Yo no puedo perder la esperanza. Se ha cometido una injusticia brutal conmigo. Espero que el Estado de Derecho repare la barbaridad que hicieron jueces y fiscales. Deseo que se sepa la verdad».

El marroquí es el único de los condenados en el juicio de los atentados del 11-M que, más de tres años después de que su condena haya adquirido firmeza y se haya convertido en casi irrevocable, sigue defendiendo activamente su inocencia: «Como siempre he dicho, soy inocente y no tengo nada que ver con el atentado. Condeno éste y todos los atentados y condeno la violencia y el terrorismo vengan de donde vengan, y también condeno expresamente el terrorismo de Al Qaeda».

«Sigo en aislamiento en la cárcel de Villena. Estoy muy enfermo de artritis. He solicitado que me lleven al reumatólogo hace más de un año y todavía sigo esperando. Tengo dolores muy fuertes y a veces no puedo caminar. Si sigo así, dentro de poco estaré en silla de ruedas», relata el recluso marroquí, quien, antes de ser arrestado en la víspera de las elecciones generales de 2004, era un hombre fornido que acababa de contraer matrimonio y practicaba varios deportes.

EL MUNDO también le ha pedido a Zougam que haga un relato pormenorizado de su actividad durante el 10 de marzo, cuando los terroristas de la célula de El Tunecino –con los que no se ha demostrado que tuviese ningún vínculo– se preparaban para el atentado; y el mismo 11-M, cuando los islamistas que colocaron las bombas huyeron y él se quedó en casa y siguió yendo a trabajar, incluso después de que se difundiese el hallazgo de la prueba que podía incriminarle, la mochila de Vallecas.

    «El 10 de marzo fui a trabajar, como siempre, sobre las 10.30 o las 11 de la mañana. En el locutorio estaban también Bakali y Zbakh [su socio y un empleado, respectivamente]. No recuerdo si fue el mismo día 10 o unos días antes, fui a un banco en Lavapiés a pagar varias multas por unos 400 euros. No recuerdo nada más especial ese día. Fue la misma rutina de todos los días.

    No estoy seguro de si comí ese día en el restaurante Barraca o si fui a comer a casa de mi madre. Recuerdo que uno de esos días comí en casa de mi madre porque tenía que ir a ver un piso para alquilar. Me había casado en el consulado unas semanas antes y mi esposa seguía viviendo en casa de sus padres. En aquellos días estábamos viendo pisos para irnos a vivir juntos. Por la tarde, estuve todo el rato trabajando en el locutorio.

    Sobre las 9.30, aproximadamente, me voy al gimnasio con Hassan Serrouk [que tenía una peluquería]. Estuve en el gimnasio hasta las 11.30. También estaba allí Mohamed Bakali [no se refiere a su socio, sino a otra persona que se llama igual].

    Después me fui a casa entre las 11.30 y las 12. En casa cené y me acosté. Estaban mi madre, mi hermana Samira y mi hermano Chaoui, con el que compartía habitación.

    El 11 de marzo me levanté sobre las 9 o las 9.30 y desayuné con mi madre viendo la televisión. Samira y Chaoui se habían marchado ya. Hablé por teléfono con Chaoui para preguntarle por el tráfico.

    Después fui al locutorio como siempre, la misma rutina de todos los días».

Esto es: un relato preciso, con detalle de horas, lugares y personas que podrían confirmarlo y que constituirían una prueba de descargo contra él.

La fiscal, el juez Juan del Olmo y el tribunal del 11-M prefirieron creer a dos rumanas sin nombre que decían ser capaces de recordar –en uno de los casos, un año después– el rostro de una persona que habían visto en un tren atestado de gente, pasando «muy deprisa» por su lado y en una situación que en ese momento era propia de la vida cotidiana.


[table][col color=#DFDFDF]
    Los testimonios de tres testigos sustentan la condena a Jamal Zougam como único autor del 11-M:

    R-10. Según la sentencia, sólo el testigo R-10 reconoció a Zougam antes de que se divulgara su imagen: «Declaró ante la Policía el 16 de marzo de 2004 y reconoció fotográficamente al procesado». Pero R-10 niega que ese día le mostraran fotos de Zougam. «La primera vez que vi esa cara fue en un cartel en Barajas al ir a despedir a mi mujer el 26 de marzo», aseguró a EL MUNDO, tras ser localizado en Cluj (Rumanía). Además, este testigo protegido describe a la persona que vio en el tren como «moreno, con el pelo largo y completamente liso», cuando Zougam lo tenía rizado. «Nunca dije que estaba seguro al 100%, pero sí al 90%», sostiene. La Policía autorizó a R-10 a no acudir al juicio.

    J-70. La testigo J-70 tardó casi un año en denunciar a Zougam. Lo hizo 15 días después de ser rechazada como víctima.

    C-65. La testigo C-65 cambió de versión e inventó hechos. Por ejemplo, dijo que el 11-M le cayó un cadáver encima cuando en su vagón no hubo muertos ni heridos graves.
[/table]

EL MUNDO . DOMINGO 11 DE DICIEMBRE DE 2011. AÑO XXIII. NÚMERO: 8.024

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 11 Dic, 2011 7:17 pm

[flash width=450 height=300 loop=false]http://player.longtailvideo.com/player5.8.swf?file=http://audios.esradio.fm/11/12/11/quien-cometio-el-atentado-del-11-m-en-debate-en-libertad-37222.mp3&skin=http://www.longtailvideo.com/files/skins/xero/5/xero.zip&controlbar=over&transparent=true&image=http://img546.imageshack.us/img546/6449/luisdelpino.jpg[/flash]

¿Quién cometió el atentado del 11-M? ¿Qué pasaría si Zougam no fuera el autor de los atentados del 11-M?

Crecen las dudas sobre las pruebas contra Zougam como autor del 11-M. Luis del Pino y Javier Somalo dan las claves

Luis del Pino recapitula las nuevas revelaciones sobre el 11-M acerca de los testigos falsos y la manipulación de los testimonios que imputaron a Jamel Zougam como autor del mayor atentado terrorista de la historia de Europa.

Avatar de Usuario
Canallas pedrojoteros

Mensajepor Canallas pedrojoteros » Dom 11 Dic, 2011 7:35 pm

Fachas caraduras escribió:
Todo fue juzgado con absoluto esmero, y nada de lo que digan esos canallas va a cambiar nada. Son unos inmorales, como lo son los fascistas, porque ellos son de ese gremio de sinvergüenzas
.


El tipo este que se dice inocente fue el de los mób¡les, y estos fachas defendiendo a terroristas islámicos, es la repera.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 12 Dic, 2011 1:33 am

Eulogio Paz desmonta las incoherencias de Pedro J. en su afán conspiranoico de culpar al PSOE de los atentados de 2004

“Si Acebes y Aznar no quieren dar explicaciones del 11-M, que las dé el nuevo Gobierno de Rajoy”


Eulogio Paz, víctima del 11-M (perdió a su hijo en los atentados de Atocha) y exmarido de Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, publica hoy un artículo en ELPLURAL.COM donde desmonta la última intentona de Pedro J. Ramírez por resucitar su ‘conspiranoia’. Precisamente, Paz, que es autor de dos libros sobre el 11-M, lo hace seleccionando pasajes de las últimas noticias de ‘El Mundo’ que demuestran las incoherencias del diario y llega siempre a la misma conclusión: son Aznar y Acebes, entre otros, quienes tienen que comparecer para dar explicaciones, “y si ellos no la quieran dar, que la dé el nuevo Gobierno de Rajoy, que para eso son del mismo Partido Popular, partido que gobernaba cuando los atentados”.

En su artículo El 11-M y el periódico El Mundo, Eulogio Paz explica cómo Pedro J. ha caído en “un claro error de cálculo y estrategia” con la nueva “serie de grandes portadas y artículos de El Mundo sobre el 11-M”. La razón es que “ha conseguido reflejar más y mejor la autoría del terrorismo islamista en los atentados” gracias a las frases que se han podido leer en las noticias del diario de Unedisa, y que Paz recoge textualmente en su artículo.

Manual para entender el 11-M
Paz explica así que en su intento de defender a Jamal Zougam, El Mundo ha elaborado “una breve y sencilla guía de cómo actuaron los terroristas y un recorrido por los escenarios donde fraguaron la masacre”. En definitiva, “elaborado un pequeño manual muy válido para principiantes y desconocedores de lo que pasó”.

El locutorio de Zougam
Por ejemplo, con su repaso de fechas, el diario recuerda que “fue la Policía comandada por Aznar y Acebes quien detuvo” a Zougam. También reconoce El Mundo que en locutorio del citado anteriormente “había tarjetas de móviles, había terroristas y también estaba El Chino” por lo que existencia de estos tres ingredientes no “era un invento, sino que eran una realidad”.

Los cuerpos congelados de los terroristas
También habla abiertamente El Mundo de que “en el 11-M hubo terroristas y que además algunos de ellos se suicidaron en un piso refugio”. Lo que además ocurrió “mientras Aznar aún gobernaba” y Acebes era ministro de Interior en funciones. Pero, como recuerda Paz, los conspiranoicos creen que los terroristas habían sido ejecutados y sus cadáveres congelados para llevarles al piso de Leganés. “En cualquier caso, si hubiese sido así, también fue la Policía comandada por Aznar y Acebes quien realizó tal ejecución sumarial”, añade Eulogio Paz.

La finca de El Chino
El diario de Pedro J., a lo largo de sus últimas noticias, también da por válido que “había una finca donde se almacenaron y prepararon los explosivos”, según Eulogio Paz. O que se realizaron “labores de adoctrinamiento” de los terroristas islamistas en unos “pisos de la calle Virgen del Corro”.

La mochila y el árabe
Además, El Mundo recoge la declaración del testigo protegido R-10, que vio a dos de los terroristas entrar en el vagón con una “mochila negra” y, antes de sentarse por separado, “hablaron en árabe entre ellos”. Eulogio Paz ironiza con que los terroristas, pues, no se comunicaban “en vasco ni en castellano, ni en catalán, ni en chino…” Y además “llevaba una mochila. O sea que no hubo alguien que vino de fuera y dejó la mochila en el andén o en los alrededores, sino que ya la llevaba consigo”.

El sindicato que avergonzó a Pedro J.
Por último, Eulogio Paz atribuye la última campaña de El Mundo a que “el asunto de los Tedax y su ex jefe Juan Jesús Sánchez Manzano se les está acabando a los conspiranoicos”. Un asunto por el que el sindicato policial SUP ya sacó los colores a Pedro J. al demostrar que Manzano no era afiliado suyo, como insinuaba El Mundo, sino que además “fue nombrado por Ángel Acebes, Ignacio Astarloa y Agustín Díaz de Mera”, todos vinculados al PP.

Explicaciones, al PP

Es por razones como la anterior, y muchas otras más, por las que Eulogio Paz concluye en su artículo que, en todo caso, quienes tendrían que dar explicaciones sobre el 11-M son José María Aznar, Ángel Acebes y su equipo. “Y si ellos no la quieran dar, que la dé el nuevo Gobierno de Rajoy, que para eso son del mismo Partido Popular, partido que gobernaba cuando los atentados”

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 12 Dic, 2011 1:41 am

son enfermos


Volver a “La Crispación”