DIOS, ALLAH, YAVEH, BUDHA...

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen
Avatar de Usuario
pa verlo

usté va a caer de la silla hermano...

Mensajepor pa verlo » Sab 16 May, 2009 12:12 am

El telepredicador evangélico.



Josue Yrion 3



Josue Yrion 2

A ver si encuentro otro vídeo donde acusa a Barbie de satánica.

Avatar de Usuario
Santo Sepulcro

Mensajepor Santo Sepulcro » Lun 18 May, 2009 1:57 am



Las historias del Santo Sepulcro
Decenas de miles de peregrinos recorren cada año la vía dolorosa, un camino que según la tradición cristiana conduce hasta donde murió y se enterró al crucificado. Papas y reyes de todos los tiempos han querido peregrinar hasta allí. Informe Semanal nos muestra las historias del Santo Sepulcro.

Avatar de Usuario
Religión

Mensajepor Religión » Dom 24 May, 2009 8:47 pm


Avatar de Usuario
Etiope

Mensajepor Etiope » Lun 25 May, 2009 7:09 pm

La Iglesia de Cienciología es juzgada por estafa en Francia

25/05/09

La muy controvertida Iglesia de la Cienciología, considerada una secta en Francia, donde ya fue juzgada en 1995, se enfrenta a un nuevo juicio por estafa a partir de este lunes en París, tras el cual podría ordenarse la disolución de sus estructuras en ese país.
Además de la Asociación Espiritual de Cienciología, nombre con el que está registrada la secta en Francia, y su librería, comparecen ante la justicia siete miembros, entre los cuales su director, Alain Rosenberg.

Los cargos en su contra son "estafa en banda organizada" y/o "ejercicio ilegal de la farmacia", acusación ésta última que se refiere a la distribución a sus miembros de vitaminas y tratamientos que son monopolio farmacéutico.

Este es el segundo proceso contra la organización en Francia. En un primer proceso en 2003, la secta fue absuelta de los cargos de estafa y sólo fue condenada por otro cargo relativo a la utilización de fichas informáticas de sus ex miembros. No obstante, los miembros de la Iglesia de la Cienciología tienen una larga historia judicial en Francia.

En 1978, el fundador de la secta, Ron Hubbard (1911-1986), fue condenado en rebeldía a cuatro años de prisión por estafa. En julio de 1997, la corte de apelaciones de Lyon (centro-este) condenó al ex presidente de la organización en esa ciudad, Jean-Jacques Mazier, por homicidio involuntario y estafa, por su responsabilidad en el suicidio de un adepto. Otros cinco adeptos fueron condenados por estafa y complicidad.
En 1999, cinco miembros fueron condenados en Marsella por estafa. El juicio que comienza este lunes es por una querella presentada en 1998 por "estafa en banda organizada". Otro proceso por estafa fue iniciado en 2002 por querella de un ex miembro, el que está siendo instruido en apelación, luego de ser sobreseído en primera instancia en 2006.
Enjuiciada por presunta influencia en el suicidio de una joven adepta en Niza (sureste), en marzo de 2008, la Cienciología fue sobreseída en diciembre de ese mismo año, pero la instrucción sigue su curso luego del suicidio de otra adepta, en diciembre de 2006 en la región de París.

Avatar de Usuario
Osel

Osel el niño Lama

Mensajepor Osel » Dom 31 May, 2009 3:36 pm

Imagen

CRÓNICA | Tiene ya 24 años y estudia cine en Madrid
El niño lama se hace agnóstico

  • Con 14 meses el lama Zopa lo identificó como la reencarnación del lama Yeshe
  • El Dalai Lama ratificó la reencarnación en mayo de 1986
  • Desde los seis años y hasta los 18 vivió sometido a la disciplina monacal
  • Ahora estudia cine en Madrid

Ana María Ortiz | Madrid

Osel, el niño granadino que sorprendió al mundo cuando sólo tenía 6 años al ser identificado como la reencarnación del lama -el guía espiritual de los budistas- se ha convertido en un hombre de 24. Recluido en un monasterio entre los 6 y los 18 años, Osel rompe ahora su silencio y confiesa a EL MUNDO que se siente "desnortado" tras una infancia "llena de sufrimiento".

El objeto que trae en el bolsillo derecho del pantalón -unas bermudas con estampado de camuflaje, muy hippies- es la mejor metáfora del momento vital en el que se encuentra. Osel Hita Torres lo fabricó con sus propias manos hace cinco años, muy poco después de huir del Monasterio de Sera -cuna del budismo, ubicado en el sur de la India, uno de los refugios del exilio tibetano-, y de renunciar al nombre de Lama Tenzin Osel Rimpoché.

La identidad le fue dada en 1986 cuando, siendo él aún un mocoso y después de una exhaustiva búsqueda por todo el mundo, el propio Dalai Lama lo señaló como la reencarnación del venerable Lama Yeshe.

Imagen


El lama Yeshe, difusor del budismo en Occidente, decidió reencarnarse en un recién nacido granadino. El elegido fue Osel, reconocido por el Dalai Lama cuando aún no había cumplido un año

Aún no andaba cuando lo sacaron de su Bubión natal, en Granada, para que iniciara su inmersión en el budismo peregrinando por los centros de Europa y América. Con seis años fue entronizado y enclaustrado en Sera, donde ha sido adorado como una divinidad y educado en la disciplina monacal más férrea. "Con 14 meses ya me habían reconocido y llevado a la India. Me vistieron con un gorro amarillo, me sentaron en un trono, la gente me veneraba... Me sacaron de mi familia y me metieron en una situación medieval en la que he sufrido muchísimo. Era como vivir en una mentira", dice mientras juguetea con una hebra de hilo desprendida de su camiseta.

A los 18 años dijo basta, se quitó la túnica granate y azafrán y cruzó los muros del monasterio para perderse por el mundo, desapareciendo así de la escena pública. Hasta hoy.

El objeto que saca del bolsillo es una figura con forma de corazón que hace las veces de llavero. Su primera artesanía en cuero -explica-, tres capas de piel curtida, las puntadas con nudos internos para que, si una se rompe, no se desbarate la pieza, tres días de trabajo... Un trabajo muy puntilloso para enmarcar la esfera central, que no es sino una brújula. La aguja le marca claramente los puntos cardinales, pero Osel dice sentirse desnortado.

El amuleto, que siempre lleva consigo, le recuerda que aún busca su rumbo. "La infancia es el periodo más importante de la vida porque es cuando se forma la persona, y la mía fue frustrante y llena de sufrimiento. Mi crecimiento se frenó y hay muchos aspectos en los que aún tengo que madurar: convivencia, sociabilidad, conocerme mejor y saber quién soy... Muchas veces me sorprendo a mí mismo con reacciones en las que no me reconozco, sobre todo en las relaciones, que es donde realmente vemos nuestros colores".

[Se refiere a las relaciones con las chicas. Hasta los 18 años, sólo convivió con los 5.000 monjes del monasterio, todos varones. Ahora tiene pareja].

Ha fijado la entrevista en la céntrica Plaza de España, a las 12.30 de la mañana del miércoles. Se acerca puntual un joven de 24 años, estéticamente también rebelado contra su vida anterior. En lugar del rasurado, luce melena larga, perilla y patillas pobladas, una camiseta desgastada y un par de zapatillas negras agujereadas, con más kilómetros de los que ha podido aguantar la tela.

Osel Hita lleva cinco años viviendo en Madrid, refugiado en una ciudad que le ha sido muy propicia para mantener el anonimato, circunstancia que trata de preservar con especial ahínco. Mientras los medios de comunicación informaban erróneamente de que el llamado "niño lama español" estudiaba cine en Canadá, él volvía a casa con la silueta de una porra policial marcada en el costado tras participar en una manifestación contra la Guerra de Irak en la Puerta del Sol. O hacía de discreto traductor en la conferencia de un maestro tibetano al que le había fallado el intérprete a última hora. Puede, incluso, que usted lo haya obsequiado con alguna moneda creyéndole un artista callejero más.

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
copy

Mensajepor copy » Vie 05 Jun, 2009 3:42 pm

De una lápida en la Abadía de Westminster...

"«Cuando era joven y mi imaginación no tenía límites, soñaba con cambiar el mundo.

»Según fui haciéndome mayor, pensé que no había modo de cambiar el mundo, así que me propuse un objetivo más modesto e intenté cambiar sólo mi país.

»Pero, con el tiempo, me pareció también imposible. Cuando llegué a la vejez, me conformé con intentar cambiar a mi familia, a los más cercanos a mí.

»Pero tampoco conseguí casi nada. Ahora, en mi lecho de muerte, de repente he comprendido una cosa: si hubiera empezado por intentar cambiarme a mí mismo, tal vez mi familia habría seguido mi ejemplo y habría cambiado, y con su inspiración y aliento quizá habría sido capaz de cambiar mi país y —quien sabe— tal vez incluso hubiera podido cambiar el mundo.» "

Avatar de Usuario
confesion

En España no se confiesa ni Dios

Mensajepor confesion » Lun 13 Jul, 2009 2:39 am



Crisis de este sacramento
En España no se confiesa ni Dios

Alerta roja en la Iglesia católica nte la situación del sacramento de la penitencia. La confesión está de capa caída. Clínicamente muerta. El 80% de los católicos españoles ha dejado de confesarse. Y eso que el segundo mandamiento de la Iglesia obliga a los creyentes a "confesar los pecados mortales al menos una vez al año". Pero ya muy pocos lo cumplen. Los confesionarios se quedan desiertos mientras se pueblan las consultas de psicólogos, psiquiatras y todo tipo de consejeros espirituales. Hasta el Papa Ratzinger acaba de advertir a los curas desde Roma: "No os resignéis jamás a ver vacíos los confesionarios".

- Ave María Purísima.
-Sin pecado concebida.

El saludo ritual del penitente y la respuesta del confesor que lo acoge se oyen cada vez menos en las iglesias españolas. Se ha convertido en el mero murmullo ocasional de un sacramento destinado a desaparecer. ¿En poco tiempo?

A las 19.30 horas del pasado martes, en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Usera (Madrid), unas 20 personas rezan el rosario. En el confesionario, el padre Carrión, de 81 años, espera, como cada día, la llegada de penitentes. Nadie se acerca, pero no se desanima, agarrado al evangelio de ZP. "Es mejor no decir que estamos en crisis y pensar que vemos brotes verdes", comenta desde el confesionario. Don Ángel, superior del padre Carrión en esta iglesia del extrarradio madrileño, achaca la falta de penitentes a otro motivo. "Los psicólogos nos hacen la competencia», dice en tono jocoso. Ya más en serio añade: "Lo que ocurre es que la gente ya no nos ve como intermediarios ante Dios, sino como personas normales. Y da corte acudir a contar determinados problemas o sentimientos a alguien que es como tú".

La Conferencia Episcopal proporciona cada dos años estadísticas detalladas de la práctica sacramental en España. Con cifras de todos los sacramentos, menos del de la penitencia. Dicen que por la dificultad de medir un sacramento tan individual. Pero hay quien cree que a la propia Iglesia le avergüenza constatar numéricamente la cuasi desaparición de la confesión. El caso es que las escasas encuestas que hay al respecto son obra de algunos medios de comunicación de instituciones religiosas que prefieren no esconder la cabeza debajo del ala.

Hace ya más de una década, la revista de los religiosos claretianos, Misión Abierta, realizó un sondeo entre los católicos. Con resultados demoledores: sólo se confesaba una vez al mes el 23% de los cristianos practicantes adultos y el 15% de los jóvenes. Era el año 1989 y los obispos españoles, en una Instrucción pastoral acerca del sacramento de la penitencia, ya advertían: "Hemos de ser realistas y no ocultar una crisis real por grave que ésta sea". Y reconocían que "en muchas parroquias sólo una minoría de fieles celebra la penitencia con cierta frecuencia y bastantes jóvenes no la han celebrado casi nunca y prácticamente la ignoran o no la echan en falta".


Imagen

A peor

Desde entonces, la situación ha cambiado, pero a peor. Sólo el 15% de los católicos adultos se confiesa al menos una vez al mes. Entre los jóvenes, el porcentaje no llega ni al 5%. Y eso, entre los católicos convencidos. Entre los no practicantes, el 80% no se confiesa nunca. Hasta el Penitenciario Apostólico de la Santa Sede, Gianfranco Girotti, una especie de confesor mayor de la Iglesia, reconocía que el 50% de los católicos no considera necesario confesarse. Y se quedó corto. "La gente acude a comulgar sin confesarse", se quejan los curas. "Y los que se confiesan parece que no tienen de qué acusarse. No hay conciencia de pecado", advierten los obispos.

Los 10 mandamientos siguen en pie, pero la mayoría de los católicos se saltan unos cuantos sin conciencia de culpa. Para muchos, incluso los otrora famosos siete pecados capitales (soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza) ya no son vicios, sino, en ocasiones, "virtudes". O, si acaso, pecadillos veniales de poca monta. Se van los pecados clásicos y llegan otros nuevos: el genocidio, el terrorismo, el tráfico de armas o de drogas, la corrupción, la especulación, la evasión fiscal o los atentados contra el medio ambiente.


Sólo perdona el Papa

Lo que poca gente sabe es que también hay pecados que, aunque se confiesen, no los puede perdonar un simple cura. Ni siquiera un obispo. Están reservados al mismísimo Papa. Son cinco: robar hostias consagradas para ritos satánicos; violar el secreto de la confesión; la pederastia; abortar o colaborar en el aborto, y agredir u ofender al Papa. Pecados excepcionales que los católicos cometen a menudo, porque la Penitenciaría Apostólica, el organismo vaticano encargado de examinarlos, dice que no da abasto.

es que, como decía hace unos años el cardenal Rouco, "en Madrid se peca masivamente". Pero tanto en Madrid como en el resto de España se confiesa poco. "Es normal", dice el párroco José Pérez, mirando la iglesia de Santiago A Nova (Lugo) vacía. "Durante la semana no suelen pedir confesión más de seis o siete personas". Las causas de esta alergia al confesionario son de lo más variado. Algunos católicos creen que el pecado es algo superado, una expresión de culturas premodernas y poco avanzadas. Otros lo consideran un tabú inventado por las iglesias para seguir dominando las conciencias de la gente.

Incluso los católicos más comprometidos tienden a confesarse de los pecados sociales -"los que hacen daño a los demás"-, pero no de los personales. "Surge una tipología de creyente, cada vez más abundante y difícil de cambiar, que no ve pecado en casi nada, salvo en lo estructural y, en consecuencia, no siente necesidad alguna de confesarse", admiten los obispos.

En la Basílica de Jesús de Medinaceli, uno de los templos más importantes de Madrid, siempre hay al menos un confesor disponible. Y cada vez tiene menos trabajo. Los fieles van llegando pero el confesionario sigue desierto. El perfil del penitente es el de mujer mayor de 60 años, pero hoy martes se acerca un hombre de mediana edad. Asegura que no tiene costumbre: lo hace sólo cuando necesita buscar a Dios.

Pedro, venezolano residente en EEUU, visita la iglesia con su familia y apunta que quizá la huelga de confesionarios no quiere decir que la gente no pida perdón a Dios. Él prefiere confesarse a solas o con su familia, en cualquier momento y lugar.


Imagen

Culpa de los curas

Muchos católicos huyeron de los confesionarios por culpa de los propios curas, que enfatizaban el temor y el castigo de Dios, veían pecado en todo y generaban culpabilización morbosa. Y eso que, desde el Concilio, se hicieron muchos cambios en la administración del sacramento y en la actitud de los confesores. Los curas dejaron de preguntar aquello de "¿cuántas veces y con quién?". Hasta el tradicional y, en muchos casos, tétrico confesionario fue sustituido por otro tipo de habitáculo más cómodo. En ocasiones se han habilitado pequeñas salas donde tener una conversación tranquila.

Porque no siempre fue obligatorio confesarse de rodillas y en el confesionario. La confesión individual y auricular se introdujo en el siglo XII y sólo se concretó minuciosamente en el Concilio de Trento, en el siglo XVI. De hecho, los obispos españoles reunidos en el Concilio III de Toledo en el año 589 condenaron como «atrevimiento execrable» la confesión privada. Y la confesión frecuente sólo se generalizó en el siglo XX.

Martes, 20.00 horas. En el barrio sevillano de Triana, la parroquia de San Jacinto invita a franquear sus puertas. Algunas feligresas aguardan la hora de misa. A las ocho y media en punto un joven sacerdote, aún sin la sotana puesta, se sienta en uno de los bancos de la iglesia con una señora, que será la única que se confiese en esta tarde de martes. "En esta parroquia no hay costumbre de usar el confesionario. Si alguna persona quiere confesarse, lo dice antes de la misa y nos sentamos en una parte de la iglesia", explica el fraile dominico.

Durante los años 70 y 80, otra vía de escape del confesionario fue la celebración comunitaria de la penitencia. Hoy, incluso eso se ha perdido. Entre otras cosas, porque la jerarquía ha prohibido casi por completo esa fórmula. Y eso que los curas saben que el abandono de la confesión es el primer paso para dejar la práctica religiosa. También ha cambiado mucho el rol del confesor, que ha dejado de ser un inquisidor-juez, para convertirse en un paño de lágrimas. Incluso a la hora de preguntar, Roma les aconseja que lo hagan "con tacto y con respeto a la intimidad". Y les pide que no impongan "excesivas penitencias".

La parroquia de Santa Bárbara (Toledo) tiene dos confesionarios pero sólo en uno se confiesa una mujer. En la misa hay 12 personas y, a la comunión, 11 toman la hostia. A la salida, Pilar, 54 años, dice: "A nuestra edad no tenemos pecados. No necesitamos confesarnos con frecuencia". Una de sus amigas matiza: "Lo que pasa es que la mayoría de la gente se olvida de Dios y sólo viene cuando le aprieta el zapato".

Porque la confesión siempre mantuvo una "dimensión terapéutica". Muchas veces, el confesor es el psicólogo de la gente más sencilla y más pobre. Entre los pudientes, vuelve a hacerse común la concepción del pecado como una enfermedad y una incapacidad para relacionarse con uno mismo, con los demás y con Dios. De ahí que interpreten el arrepentimiento como medicina y la confesión como curación. Es lo que los expertos llaman «teología terapéutica». El regreso a la atención personalizada y la dirección espiritual.

¿Volverá por sus fueros la confesión? No lo tiene fácil. A diferencia de algunos otros sacramentos, como la primera comunión, el bautismo o el matrimonio, la confesión no es un rito social y, por lo tanto, no se mantiene al socaire de las presiones sociales y comerciales. Además, los curas también escapan del confesionario, al que algunos llaman "quiosco". La deserción de los fieles viene precedida, a veces, de la de los propios curas.

No es fácil ser un buen confesor. Exige disciplina, paciencia y una profunda vida espiritual. Y pasar, como dice el teólogo jesuita, Juan Masiá, "del confesionario al pacificatorio". Es decir, "recuperar la riqueza pacificadora y terapéutica del confiteor, porque sólo así, la muerte del confesionario prefigurará la resurrección de la confesión»".


elmundo.es

Avatar de Usuario
History of Religion

Mensajepor History of Religion » Sab 25 Jul, 2009 3:42 am



5000 años de religión en minuto y medio

http://www.mapsofwar.com/ind/history-of-religion.html

Avatar de Usuario
diablillo

Mensajepor diablillo » Jue 30 Jul, 2009 4:22 pm



PERSEGUIDO POR LA POLICÍA
Un niño se lleva el coche de sus padres para evitar ir a la iglesia

Unos agentes de Policía de la ciudad estadounidense de Plain City en Utah persiguieron a un vehículo que se había saltado varias señales. Pero la sorpresa llegó cuando al bajarse del vehículo el conductor era un niño de siete años que posteriormente salió corriendo.

Al parecer, el niño había cogido el coche de su padre porque no quería ir a la iglesia y recorrió unas dos millas a unos 60 kilómetros por hora perseguido por las sirenas de la policía.

Los agentes no han presentado cargos contra el temerario conductor por su corta edad, pero han pedido a sus padres que escondan las llaves del coche.

Avatar de Usuario
El ayuno

RTVE - Islam hoy - El ayuno

Mensajepor El ayuno » Vie 18 Sep, 2009 5:03 pm



Islam hoy - El ayuno
La 2. 13/09/2009

Avatar de Usuario
vuelta al cole

RTVE - Shalom - La vuelta al colegio

Mensajepor vuelta al cole » Vie 18 Sep, 2009 5:06 pm


Avatar de Usuario
Creacionista

Mensajepor Creacionista » Jue 08 Oct, 2009 6:16 pm



Quien viendo la naturaleza ignora a Dios es un necio 1/2
-"El que viendo la Naturaleza ignora a Dios es un necio, lo dice la Biblia." ¡Palabra de Dios!

-"Si la fe no fuera razonable los creyentes seríamos imbéciles."

Qué artista el Padre Loring!!! :lol:





Quien viendo la naturaleza ignora a Dios es un necio 2/2
Calentando un huevo sale un pollito!!! ... del gallo pasamos :lol:


Avatar de Usuario
Fe ciega

Mensajepor Fe ciega » Vie 09 Oct, 2009 7:27 pm



Fe ciega

Cientos de personas ven y oyen a la Virgen por toda España. Todos hablan de milagros porque han visto curaciones. Sienten que muchos santones y predicadores pueden curar la enfermedad. En Fe ciega Callejeros presencia rituales de brujas y druidas que invocan a los dioses para que llueva, y llueve. Limpian la casa de Silvia aunque un fantasma le haya dicho que “nunca nos marcharemos de aquí”. Son revelaciones del más allá, que comparten religiones, tradiciones y sectas. Muchos creen que un puertorriqueño que manda sus mensajes a través de una televisión es Dios que ha venido a salvarnos de la Iglesia Católica.

Curanderos que soplan para sanar enfermedades, santeros que sacrifican animales para redimir el mal, hechiceros que hacen magia y quitan el mal de ojo… todos tienen Fe ciega, igual que las personas que acuden a verles porque sienten una “energía sobrenatural”.


Imagen

Danza del sol (parhelio de 22º). Fotos

Avatar de Usuario
Carrillo

Manuel Carrillo, ex jesuita y sacerdote anglicano

Mensajepor Carrillo » Dom 25 Oct, 2009 5:28 pm

Imagen

RELIGIÓN | Manuel Carrillo, ex jesuita y sacerdote anglicano
'Pido a Dios que la Iglesia de Roma se convierta y vuelva al Evangelio'

  • 'El celibato obligatorio es una espada de Damocles que crea tensiones'
  • 'La Iglesia católica no tiene el patrimonio exclusivo del cristianismo'
  • 'No habrá avalancha de curas anglicanos hacia Roma'

"Son más de 20 los sacerdotes católicos españoles que se unen a la Comunión anglicana todos los años". Lo decía, hace dos días, el obispo anglicano de Madrid, Carlos López. Uno de esos sacerdotes es Manuel Carrillo. Jesuita durante 11 años, se convirtió el anglicanismo en 2006 y hoy es párroco de su comunidad de Torrejón de Ardoz. Sumamente contento del paso dado, Manuel permanece soltero, pero critica la "espada de Damocles" del celibato obligatorio, acusa al Vaticano de ser "asimilacionista" y reza para que "la Iglesia de Roma se convierta y vuelva al Evangelio".

Pregunta.- ¿Cuándo y por qué un jesuita como usted decidió ingresar en la Iglesia anglicana?
    Respuesta.- Formé parte de la Compañía de Jesús desde 1987 a 1998, en que me exclaustré, y salí oficialmente de la misma en 2001. Siempre me había interesado intelectualmente por el anglicanismo, pero conocí en persona la Iglesia Anglicana cuando, todavía siendo jesuita, pasé un verano estudiando en Irlanda y acudía los domingos a parroquias de la Iglesia de Irlanda. En aquella época, sólo por cierto afán ecuménico y de conocer la realidad de un país que, pese a los tópicos de la 'católica Irlanda', presenta una sorprendente pluralidad religiosa.

    Tras mi salida de la Compañía viví una cierta crisis espiritual, que hoy leo más bien como conversión, y me dí cuenta que había dejado, simplemente, de creer en la Iglesia Católica Romana, aunque me seguía sintiendo cristiano. Tras un tiempo de lucha espiritual el Señor me concedió la experiencia de sentirme profundamente pecador y al mismo tiempo salvado sólo por su gracia mediante la fe. Si ponemos 'etiqueta' a esta experiencia, diría que entonces me di cuenta que era protestante o evangélico.

    El siguiente paso natural fue buscar una iglesia donde pudiese vivir esto en comunidad y empecé a acudir a la Catedral del Redentor de Madrid en el año 2006. Así conocí la Iglesia Reformada Episcopal- IERE-, una iglesia a la vez respetuosa y 'cuidadosa' con las tradiciones del cristianismo histórico y reformada en su teología.
¿Fue feliz mientras formó parte de la Compañía?
    Hubo, desde luego, muchos momentos buenos durante mis años en la Compañía. El mejor fue, quizás, un año que pasé, antes de estudiar Teología, en la parroquia del Pozo del Tío Raimundo, de Madrid. Sin embargo, siempre me faltó algo. Supongo, visto retrospectivamente, que el Señor me estaba preparando de un modo misterioso, y ciertamente doloroso, para algo distinto.
¿Qué recuerdos guarda de su época de jesuita?
    Mis recuerdos están muy mezclados. Desde luego recuerdo muy positivamente la amistad con muchos compañeros, las oportunidades de estudio, formación y experiencias de todo tipo, etc. Pero también los momentos de oscuridad que, a mi entender, se deriva de una vida anómala e irreal, de 'torre de marfil', propia de las instituciones católicas, donde la gente vive una vida aparentemente entregada, pero alejada de la realidad, donde apenas llegan los problemas de fuera y, sin embargo, afloran cantidad de problemas y conflictos que son puramente autogenerados.
¿Al Padre Arrupe, Prepósito General de los jesuitas, le ‘machacó’ física y espiritualmente el Papa Wojtyla?
    Decididamente, sí.
[hide=Seguir leyendo...]¿Ignacio Ellacuría es un mártir?
    Si entendemos por mártir una persona que entrega la vida en testimonio de la fe, sí.
¿Qué echa de menos del catolicismo?
    Nada. Como anglicano, pertenezco a una Iglesia que es a la vez católica y reformada. La Iglesia Católica Romana no sólo no tiene el patrimonio exclusivo del cristianismo histórico, sino que en muchos puntos se ha apartado clamorosamente de él. Por otro lado, el anglicanismo es muy plural, teológica y doctrinalmente, y dentro de él supongo que yo me definiría como clara y explícitamente evangélico y protestante. Por tanto, no tengo ninguna añoranza de una comunión con Roma ni nada por el estilo, más bien pido al Señor pora que la Iglesia de Roma se convierta y vuelva al evangelio.
¿Qué le dijo su familia, cuando se enteró de su decisión?
    Fue difícil para ellos, pero lo aceptan y me apoyan plenamente.
¿Y sus amigos y compañeros jesuitas?
    No trato actualmente con muchos, pero aquellos con los que sigo en contacto siempre han sido un apoyo en este paso y en otros.
¿Se siente plenamente realizado en la Iglesia anglicana?
    Ninguna iglesia es perfecta ni ninguna agota y es capaz de contener en exclusiva a la verdadera Iglesia de Cristo, que está constituida por todos aquellos que reconocen a Jesús como su único Salvador, pertenezcan a la comunidad que pertenezcan. Y, desde luego, me encuentro muy satisfecho en la IERE, que, con todos los fallos que pueda tener se reconoce, con modestia, sólo como una parte de de esa Iglesia universal.
¿Cómo es su parroquia?
    Pastoreo una pequeña comunidad que es una de las más recientes de nuestra Iglesia, en Torrejón de Ardoz. Está constituida fundamentalmente por inmigrantes procedentes de diversos países y tradiciones religiosas: católica bizantina, ortodoxa, otras iglesias protestantes, etc. Son personas, a veces con muchos problemas, pero con un hambre espiritual y un deseo de conocer y seguir a Jesús tremendos, que me están enseñando mucho.
¿Por qué sigue siendo célibe, a pesar de que a los curas anglicanos les está permitido casarse?
    No sé si técnicamente se podría decir que soy célibe. Yo me considero, simplemente, soltero, y aunque tengo ya 44 años, no me atrevo a decir de esta agua no beberé. Quizá esa sea la diferencia con el celibato, pretendidamente sublimado, en la Iglesia de Roma, que siempre pende como una espada de Damocles creando toda clase de tensiones afectivas. Yo mismo viví esas tensiones y, sin haber cambiado mi situación personal en ese aspecto, las tensiones desparecieron. No es lo mismo vivir sin una pareja pero sabiendo que el Señor te pude conceder algún día el don de encontrar a una mujer con la que compartir la vida y un proyecto común, que hacerse a la idea de que nunca vas a poder vivir como la gente «normal». Y por añadidura, rodeado y conviviendo con otra gente con las mismas tensiones: al final todo se suma y crece exponencialmente.
¿El celibato obligatorio del clero secular católico es un anacronismo o un imperativo económico?
    No lo llamaría propiamente anacronismo, si a eso le damos un sentido de anticuado o antiguo, porque realmente es una innovación de la Iglesia Romana y en la antigua Iglesia no existía.
¿Qué siente al ver que Roma no sólo abre los brazos sino que concede todo tipo de privilegios a los anglicanos tradicionalistas?
    La verdad es que esos anglicanos tradicionalistas, presentes sobre todo en Norteamérica e Inglaterra, siempre han estado mirando a Roma desde el siglo XIX, con el ritualismo y el Movimiento de Oxford, en su repudio de la Reforma y de todo lo protestante. Siempre han tenido una identidad anglicana poco clara y parece que, con estas medidas, tampoco van a tener una identidad romana mucho más clara. Aparte de que la propia realidad en la Iglesia Católica Romana es probablemente mucho más plural de lo que ellos creen. Incluso el catolicismo 'oficial' de Roma es muy distinto hoy de los ideales románticos y medievales que los anglocatólicos más estrictos mantienen.
¿Se va a producir una avalancha de curas anglicanos hacia Roma?
    No lo creo. Esta oferta afectaría a un sector muy reducido de lo que es hoy el anglicanismo, es decir a los anglocatólicos tradicionales o conservadores. A los anglocatólicos liberales es a los que puede irritar más la medida. En cambio, los anglicanos evangélicos, por muy conservadores que sean, no tienen ningún interés en entrar en comunión con Roma.
¿La decisión romana sienta un precedente y es un agravio comparativo para los curas católicos casados?
    Eso lo tendrán que decir los católicos romanos. Pero, en cualquier caso, la admisión de estos ministros casados al sacerdocio católico no es nueva y se lleva haciendo muchos años.
¿En África, donde tanto se estima la paternidad y la familia, la medida vaticana no puede ser una tentación para que muchos curas católicos se pasen al nuevo rito anglicano, para poder así casarse y seguir ejerciendo el ministerio?
    Todos sabemos la forma un tanto laxa con la que se vive de facto el celibato en África, así es que no creo que nadie necesite esa maniobra para seguir haciendo lo que ya hace.
¿Se aprovecha Roma de que el anglicanismo es la más avanzada de las confesiones cristianas y va abriendo camino en la frontera?
    La pregunta ya incluye una valoración que no estoy muy seguro de compartir. Dentro del anglicanismo, muchos pensamos que en algunas partes de nuestra Comunión se está actuando precipitadamente, sin mucho discernimiento y sin contar con la opinión del resto de la Comunión. Ahora bien, todos lealmente, desde la fe y el compromiso, tratamos de mantenernos fieles al Evangelio de Cristo. Roma, sin embargo, trata de explotar esta situación de debate interno que vivimos en su propio beneficio.
¿La Historia pedirá cuentas a la Iglesia de Roma por discriminar a los homosexuales y por impedir el acceso de las mujeres al ministerio?
    Eso tendrían que debatirlo los católicos.
¿Con Benedicto XVI la Iglesia católica sigue involucionando?
    No sé si se pude llamar involución o no. Para mí, sigue, simplemente, igual.
¿Con esta medida se escenifica el ecumenismo de asimilación que practica Roma?
    En el anglicanismo ya estamos viviendo un ecumenismo de otro tipo. Por ejemplo, estamos oficialmente en comunión con las Iglesias Luteranas del Norte de de Europa y con las Viejo-Católicas de Europa Central. Eso quiere decir que nos reconocemos mutuamente como partes de la única Iglesia Universal y reconocemos los ministerios de cada una y la libre circulación de ministros y fieles, sin renunciar, por ello a la identidad propia y la independencia de cada una de nuestras Iglesias. La posición de Roma, sin embargo, es y siempre ha sido, asimilacionista. Sólo concibe la unidad como vuelta al redil, sin plantearse si no es ella, tal vez, la que un día abandonó ese redil.
¿La Historia pedirá cuentas a la Iglesia de Roma por discriminar a los homosexuales y por impedir el acceso de las mujeres al ministerio?
    Eso tendrían que debatirlo los católicos.
¿Alguna vez se le pasó por la cabeza volver de nuevo a Roma?
    No, para nada.

[/hide]


Volver a “Cajón de Sastre”