~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
boda monagesca

Mensajepor boda monagesca » Mar 19 Jul, 2011 6:07 pm

Carolina Herrera

Imagen


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Viva el Rey Luis XX

Mensajepor Invitado » Sab 22 Oct, 2011 10:34 pm

Imagen


Viva el Rey Luis XX
Imagen

Primo segundo del príncipe Felipe, desde que se mudara a Madrid hace un año con su mujer, la rica heredera Margarita Vargas, Luis Alfonso de Borbón se ha convertido en uno de los personajes más codiciados por los medios. En una sesión exclusiva, habla por primera vez de su relación con la Casa Real, de su futuro ‘real’ y de por qué ha regresado a lo grande al país donde nació.

Imagen

Ha elegido ese nombre como título por si llegara a reinar. Para los legimistas franceses es el heredero al trono de Francia. Para el resto del mundo, un joven con una historia trágica reconvertido en empresario de éxito. Primo segundo del príncipe Felipe, desde que se mudara a Madrid hace un año con su mujer, la rica heredera Margarita Vargas, Luis Alfonso de Borbón se ha convertido en uno de los personajes más codiciados por los medios. En una sesión exclusiva, habla por primera vez de su relación con la Casa Real, de su futuro ‘real’ y de por qué ha regresado a lo grande al país donde nació.

"De mi padre recuerdo que se desvivía por nosotros. Y que me transmitió sus valores".

"Con la Familia Real Española tenemos una relación cordial. Aunque aún no conocen a mis hijos".

"Margarita está contenta en Madrid. Pero separarse de su familia ha sido duro".

"Heredé de mi padre el sentido de la responsabilidad y el amor por el deporte. De mi madre, el ser extrovertido".



Avatar de Usuario
franco asesino

Mensajepor franco asesino » Lun 14 Nov, 2011 8:02 pm

"De mi padre recuerdo que se desvivía por nosotros. Y que me transmitió sus valores".

¿que valores? ¿a restregar a los españoles al asesino de tu abuelo? ¿hacerte unas fotos ridiculas en el valle de los caidos desafiando a la opinion publica? ¿pasearte por francia o españa como si fueras a ser rey de francia algun dia?¿ a tener esas infulas de ser superior a los demas y actuar con despotismo ante los medios?¿que valores a adquirido tu mujercita? ¿presentarse en el vaticano vestida de madam de prostibulo?

VETE DE ESPAÑA ADORAR A FRANCO, VETE TU Y MADRE Y TODA TU PROLE, ESTAMOS HASTA LOS GUEVOS DE BORBONES, DE FRANCOS Y DE TODA ESTA GENTUZA QUE TANTO DAÑO HIZO Y ESTA HACIENDO A ESPAÑA. EL MUY IDIOTA, AHORA QUIERE SER REY DE FRANCIA, PARA QUÉ, ¿PARA ROBAR A LOS FRANCESES?

Avatar de Usuario
Invitada puchi

Negocio

Mensajepor Invitada puchi » Mar 15 Nov, 2011 2:34 pm

franco asesino escribió:"De mi padre recuerdo que se desvivía por nosotros. Y que me transmitió sus valores".

¿que valores? ¿a restregar a los españoles al asesino de tu abuelo? ¿hacerte unas fotos ridiculas en el valle de los caidos desafiando a la opinion publica? ¿pasearte por francia o españa como si fueras a ser rey de francia algun dia?¿ a tener esas infulas de ser superior a los demas y actuar con despotismo ante los medios?¿que valores a adquirido tu mujercita? ¿presentarse en el vaticano vestida de madam de prostibulo?

VETE DE ESPAÑA ADORAR A FRANCO, VETE TU Y MADRE Y TODA TU PROLE, ESTAMOS HASTA LOS GUEVOS DE BORBONES, DE FRANCOS Y DE TODA ESTA GENTUZA QUE TANTO DAÑO HIZO Y ESTA HACIENDO A ESPAÑA. EL MUY IDIOTA, AHORA QUIERE SER REY DE FRANCIA, PARA QUÉ, ¿PARA ROBAR A LOS FRANCESES?




Este chico que bien vive sin trabajar, como su mamaita :fire: , se caso con esta chica por la fortuna de su familia, esto si es un buen BRAGETAZO, tan joven y sin dar golpe que zangano , que poca verguenza vivir del dinero de la moza ,ella es sosota y tontainas , la pobrecita la casaron con el y a aguantar , sonreir y callar!

Avatar de Usuario
Invitada puchi

Negocio

Mensajepor Invitada puchi » Mar 15 Nov, 2011 2:38 pm

franco asesino escribió:"De mi padre recuerdo que se desvivía por nosotros. Y que me transmitió sus valores".

¿que valores? ¿a restregar a los españoles al asesino de tu abuelo? ¿hacerte unas fotos ridiculas en el valle de los caidos desafiando a la opinion publica? ¿pasearte por francia o españa como si fueras a ser rey de francia algun dia?¿ a tener esas infulas de ser superior a los demas y actuar con despotismo ante los medios?¿que valores a adquirido tu mujercita? ¿presentarse en el vaticano vestida de madam de prostibulo?

VETE DE ESPAÑA ADORAR A FRANCO, VETE TU Y MADRE Y TODA TU PROLE, ESTAMOS HASTA LOS GUEVOS DE BORBONES, DE FRANCOS Y DE TODA ESTA GENTUZA QUE TANTO DAÑO HIZO Y ESTA HACIENDO A ESPAÑA. EL MUY IDIOTA, AHORA QUIERE SER REY DE FRANCIA, PARA QUÉ, ¿PARA ROBAR A LOS FRANCESES?




Este chico que bien vive sin trabajar, como su mamaita :fire: , se caso con esta chica por la fortuna de su familia, esto si es un buen BRAGETAZO, tan joven y sin dar golpe que zangano , que poca verguenza vivir del dinero de la moza ,ella es sosota y tontainas , la pobrecita la casaron con el y a aguantar , sonreir y callar!

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 03 May, 2012 3:58 pm

Imagen

EN ROMA A LOS 99 AÑOS
Muere Emmanuella Dampierre, abuela de Luis Alfonso de Borbón

Emmanuela Dampierre era madre de los fallecidos Alfonso y Gonzalo de Borbón.

Emmanuella Dampierre y Ruspoli, madre de los fallecidos Alfonso y Gonzalo de Borbón, y abuela de Luis Alfonso de Borbón Martínez Bordiú, murió hoy de madrugada en Roma a los 99 años de edad, informaron fuentes familiares.

Su nieto, Luis Alfonso de Borbón, viaja hacia Roma, donde Emmanuella Dampierre vivía en un ático del Palacio Massimo, en el Corso Vittorio, para ocuparse de los funerales y de los trámites legales, agregaron.

Imagen

Avatar de Usuario
turbo

Mensajepor turbo » Vie 04 May, 2012 3:31 am

    EMMANUELA DAMPIERRE

    Una ‘Infanta’ acosada por la tragedia



    JAIME PEÑAFIEL


Victoria Emmanuela Dampierre y Rúspoli nació en el Palacio Capizzuchi de Roma en 1913. Fue la hija mayor del noble francés Roger de Dampierre, duque pontificio de San Lorenzo Nuovo, y de su primera esposa, la princesa Victoria Rúspoli, procedente de una familia de la nobleza negra del Papa: los príncipes de Poggio Suasa y Cerveteri. Su abuelo, Francesco Rúspoli, había sido alcalde de Roma tras la reunificación de Italia.

ImagenLa infancia de Emmanuela fue premonitoria de lo que sería su azarosa vida a todos los niveles. Cuando sólo contaba 15 años, sus padres se divorciaron y ella y sus dos hermanos –Richard y Yolanda– se quedaron con su madre en una crítica situación económica. Hasta ese momento, la familia había vivido en París, pero tras la ruptura del matrimonio tuvieron que trasladarse a Roma, junto a su abuela materna, Josephine Mary. La mayor preocupación de la princesa Rúspoli era casar bien a Emmanuela, encontrar para ella un buen partido que la sacara de las penalidades que padecían.

Al mismo tiempo, una de las mayores preocupaciones del Rey de España Alfonso XIII, exiliado en el Gran Hotel de la capital italiana, era casar a su segundo hijo, el Infante Don Jaime. Por ser éste sordomudo no era fácil. El primogénito del Monarca, Alfonso, había renunciado a sus derechos dinásticos en 1933 para casarse con una plebeya. Y Don Jaime hizo lo mismo, presionado por su padre, que no le consideraba capacitado para el Trono por su sordera y otros problemas físicos. Así fue como su tercer hermano, Don Juan, se convirtió en el heredero.

Don Jaime y Emmanuela coincidieron en 1934 en una fiesta a beneficio de la Cruz Roja. Volvieron a verse días después en una gala y bailaron. Otro día tomaron el té y el cuarto día fueron con la madre de ella al cine. Ocho meses después, estaban prometidos. Un matrimonio de conveniencia urdida por los padres de los futuros esposos. La boda tuvo lugar en la iglesia de San Ignacio de Loyola de Roma, el 4 de marzo de 1935. La novia contaba entonces 22 años; el novio, 27.

Con tal motivo, Alfonso XIII otorgó a su hijo el título de Duque de Segovia. Y a Emmanuela el Lazo de Dama de la Real Maestranza de Sevilla. Según contaría en sus Memorias Don Juan, el Conde de Barcelona, «mi padre, el Rey, decidió que nunca debería darse el rango real a Emmanuela y, por tanto, a sus posibles descendientes. Para ello, se inventó el ducado de Segovia y el tratamiento de excelentísima para ella, que siempre creyó que se convertiría en princesa por vía de matrimonio». A la ceremonia no asistieron ni la madre del novio, la Reina Victoria Eugenia, ni el padre de la novia, el vizconde Roger de Dampierre.

Desde el primer día de su matrimonio, la vida para Emmanuela no fue fácil. Para empezar, tuvieron que vivir en el Gran Hotel, con el Rey, hasta que pudieron mudarse a un apartamento en el barrio de Parioli. El Infante, por su incapacidad, era un hombre muy complicado y violento. Decepcionada por esta difícil convivencia y problemas económicos, Emmanuela no tardó en claudicar. Aunque ya era madre de dos hijos, Alfonso y Gonzalo, la pareja vivía prácticamente separada bajo un mismo techo. Las infidelidades genéticas del Infante y el alcohol agravaron la situación. Para evadirse, la Duquesa de Segovia inició una relación sentimental con el agente de Bolsa milanés Antonio Sozzani, quien «le ofreció la seguridad financiera de la que carecía. Creo que vivió unos años felices. No se trataba de una aventura porque se casaron en condiciones bastante particulares en Viena en 1949», reconoció su hijo Alfonso en sus memorias.

Tanto Alfonso como Gonzalo experimentaron un profundo sentimiento de abandono por parte de su padre y de su madre. Ninguno de los dos fue un ejemplo de nada. Diríase que mal padre y mala madre. Los niños llegaron a permanecer a disposición de un juez de menores.

Al final de la guerra, el tribunal civil de Bucarest pronunció anulaciones religiosas de matrimonios contraídos por la Iglesia. Como el de Jaime y Emmanuela, quienes se divorciaron el 3 de junio de 1949 en Turín. A pesar de ello, Emmanuela Dampierre siempre vivió en una situación ambigua: para el Estado italiano era la esposa de Antonio Sozzani. Para España, continuaba siendo la esposa del Infante Don Jaime y, más tarde, su viuda. Para los legitimistas franceses, la Duquesa de Anjou. El matrimonio civil con Tonino Sozzani finalizó en 1967, cuando la pareja decidió divorciarse. Aunque siempre conservaron una gran amistad hasta el extremo de que éste siguió prestando ayuda económica a Emmanuela hasta su muerte.

La boda de su hijo Alfonso de Borbón Dampierre con María del Carmen Martínez Bordiú, la nietísima del general Franco, en 1972, supuso un problema de consortes. Según la ley española ella seguía siendo la esposa legal del Infante, como ya hemos dicho. Y Carlota Tiedemann, casada civilmente con Don Jaime, no fue invitada. La cantante de ópera austriaca, tal era su profesión, montó en cólera. Don Jaime tuvo que soportar –¿a cambio de dinero?– que en las participaciones en la boda de su hijo Alfonso, Emmanuela apareciera como su esposa.

El 20 de marzo de 1975, Don Jaime falleció a causa de un botellazo que le propinó su esposa Carlota, cuando ambos se encontraban en la localidad suiza de Saint Gall, en una cura de desintoxicación etílica.

Emmanuela habría de pasar todavía por una de las mayores tragedias que puede sufrir una madre: sobrevivir no a un hijo sino a dos. Alfonso moriría decapitado en un accidente de esquí en las pistas de Colorado, en 1989; y Gonzalo, en el año 2000 en Lausanne (Suiza) a causa de la leucemia que padecía.

También fue testigo de la muerte de su nieto, Francisco de Asis de Borbón Martinez Bordiú, en un trágico accidente en 1984, en el que resultarían gravemente heridos el Duque de Cádiz y su otro hijo, Luis Alfonso. La anciana dama anteriormente había sido testigo del divorcio de su hijo Alfonso y de Carmen, así como de los dos divorcios de su otro hijo Gonzalo, de Carmen Harto y Mercedes Licer.

El 6 de noviembre de 2004 no pudo asistir a la boda de su nieto Luis Alfonso con la venezolana María Margarita Vargas y Santaella, en La Romana dominicana. Esos días fallecería su hermano Richard. Pero el 6 de septiembre de 2010 sí estuvo presente en el bautizo en el Vaticano de sus biznietos Luis y Alfonso, hijos mellizos de su nieto, el actual Duque de Anjou.

No hay la menor duda de que la larga vida de Emmanuela Dampierre ha sido casi un siglo de tragedias.

____________________________________

Emmanuela Dampierre, duquesa de Segovia,
nació el 8 de noviembre de 1913 en Roma, donde murió el 3 demayo de 2012.



EL MUNDO. VIERNES 4 DE MAYO DE 2012

Avatar de Usuario
LOC

Mensajepor LOC » Sab 05 May, 2012 5:40 pm

Imagen


LUIS ALFONSO DE BORBÓN
LA TRISTEZA
DE SER EL
ÚNICO
HEREDERO















El ‘trono’ francés, 3,5 millones de su padre, 5 millones de su abuela y, algún día, el ducado de Franco y parte de su fortuna... «Pero siempre echará de menos a su hermano», nos dicen

E. LANDALUCE / M. BRAÑOSERA



Luis Alfonso de Borbón (38 años) aún llora la muerte de su hermano. «Se acuerda siempre de él. Aunque haya pasado tanto tiempo». Francisco de Asís de Borbón y Martínez-Bordiú, dos años mayor, falleció en un trágico accidente de tráfico en 1984. Cinco años después, la tragedia volvió a cebarse con el muchacho: su padre esquiaba en Beaver Creek (Colorado), cuando un cable segó su vida. Luis Alfonso tenía 15 años. Carmen Martínez-Bordiú vivía en París con su segundo marido por lo que su abuela Carmen Franco le acogió en su casa. «A ella también la llama mamá», confiesa un amigo. Luis Alfonso, hijo solo más que único, heredó un patrimonio de unos tres millones de euros de su padre: una casa en una elitista urbanización en las afueras de Madrid y, según José María Zavala, autor de Borbón non grato, 600.000 euros, la indemnización que un tribunal de Denver ordenó pagar a la aseguradora de la estación de esquí donde el duque de Cádiz perdió su vida. El trágico sino de Luis Alfonso parecía heredado de Jaime de Borbón, segundo hijo de Alfonso XIII, nacido sordomudo y obligado a renunciar a su derecho legítimo sobre la corona española, tras el abandono del príncipe de Asturias.

Las desdichas de Luis Alfonso parecían haber llegado a su fin en 2004 cuando contrajo matrimonio con María Margarita Vargas Santaella, nueve años menor que él e hija de Víctor Vargas, presidente del Banco Occidental de Descuento que ingresa alrededor de 200 millones de dólares todas las semanas. Tuvo tres hijos y consolidó ese hogar propio que tanto anheló de niño, pese al cariño que recibió de la hija de Franco. El pasado jueves, la vida de Luis Alfonso volvió a teñirse de ese negro luctuoso que tan bien conoce. Su abuela Emanuela de Dampierre fallecía a los 99 años tras una elegante decadencia que comenzó en 2007, al poco de fallecer su segundo esposo, Antonio Sozzani, financiero milanés, -fundó la Banca Rosemberg Colorni y dirigió la Banca di Credito di Milano-, además de dueño de una importante fortuna que incluía una colección de 100 dibujos que legó al Museo Diocesano, entre ellos algunos de Luca Giordano. Tonino, como le llamaban sus amigos, incluido el prohombre italiano por excelencia Gianni Agnelli, estaba divorciado de Emanuela de Dampierre desde 1967 y vivía con otra mujer. Sin embargo, pese a esta distancia sentimental, siempre miró económicamente por el bien de la dama con la que se había casado en 1949, dos años después de que ella finiquitara su matrimonio con Jaime de Borbón. «Hablaban a menudo. Me parece que le pasaba algún dinero», dice una española que habitó en Roma durante algunos años.

Tonino pareció siempre conmovido por la refinada belleza de doña Emanuela y también por su triste historia. Por este motivo, ninguno de sus amigos se sorprendió cuando a su muerte repartió su fortuna entre sus hijos y la que había sido su mujer. «Sabíamos que Tonino tenía dinero pero no tantísimo», reconoce la amiga de la duquesa de Segovia. Con ese dinero compró el suntuoso palacio en el que se instaló Emanuela en 2007 y comenzó a disfrutar de una vida acomodada, lejos de la carcoma palaciega en la que se había instalado tras su separación. Es difícil cuantificar a cuánto asciende esta cifra pero solo la casa que adquirió rondaría los 3,5 millones. Le dejaría unos cinco».

Ese patrimonio recaerá sin duda en su nieto Luis Alfonso, que en los últimos años visitaba frecuentemente a su abuela y se había convertido en la única familia directa que le había quedado a la dama que pudo ser reina de España. «Los abogados legitimistas que velan siempre por los intereses del que consideran duque de Anjou y legítimo heredero del trono francés», dice Begoña Aranguren, biógrafa Emanuela de Dampierre, se habrán cuidado de ello.

Lo que hace suponer que la egregia dama habrá obviado en su última voluntad a Estefanía Michelle de Borbón, la hija ilegítima que su hijo Gonzalo, muerto en 2000, tuvo con la torera Sandra Lee Landry y que a sus 44 años vive en Miami. «Nunca quiso conocerla, así que dudo mucho de que la hubiera incluido en el testamento».

Muy a su pesar, como siempre, Luis Alfonso es el único heredero del legado de su abuela materna. Una cifra que se antoja ridícula al lado de la inmensa fortuna -cerca de 600 millones de euros- que atesora su suegro Víctor Vargas. Luis Alfonso no solo se ha convertido en el padre de sus nietos sino también en su mano derecha en la entidad que preside. «Es muy trabajador. Está siempre viajando. Pero lo lleva en el sueldo... gana alrededor de 3,5 millones de euros además de un bonus», estima a La Otra Crónica una persona que le conoce bien. Y añade: «Pero es ahora cuando les veo más enamorados. Margarita ha madurado en este tiempo y se ha convertido en la mujer que necesitaba Luis Alfonso. Es una madre excelente que solo vive por el bienestar de su familia. Exactamente lo que él deseaba. Además, ahora está más guapa que nunca».

Habría que recalcar que la deliciosa venezolana solo tenía 21 años cuando se casó con Luis Alfonso, nueve años mayor, y aún adolecía de esa belleza poco cocida que caracteriza la adolescencia. «Ahora no hay quien la baje del tacón», bromea una amiga. «Se cuida bastante. Muchas mañanas acude a un gimnasio cercano a su casa». La pareja reside en el barrio de Salamanca donde les gusta pasear los pocos sábados que permanecen en la capital. Su hija mayor, Eugenia, de cinco años, monta ya a caballo. La equitación es una pasión familiar heredada de su abuelo materno que posee una de las más destacadas cuadras del mundo. «Una de sus obsesiones es que sus hijos salgan lo menos posible en la prensa».

Asímismo, Luis Alfonso es una de las personas en las que más confía Carmen Franco y, según la nueva ley, heredero también del ducado que ostenta su abuela, así como de parte del legado del Caudillo.

La vida transcurre feliz para la pareja entre los negocios, la vida y los actos en torno a un trono francés que se antoja más simbólico que real. Cuando en 1933 don Gonzalo renunció al trono español, conservó sus derechos dinásticos en Francia. Tras la muerte de don Jaime en 1975, el duque de Cádiz reclamó para sí la pretensión al trono francés que de no haber perecido en aquel terrible accidente de tráfico hubiera traspasado a Francisco, pues era el primogénito. ¿Cuánto daría Luis Alfonso porque ese derecho no hubiera recaído sobre él?

«Todo lo que tiene», dice su amigo.




EL MUNDO LA OTRA CRÓNICA SÁBADO 5 MAYO 2012

Avatar de Usuario
LOC

Mensajepor LOC » Sab 05 May, 2012 6:39 pm

Imagen

TRÁGICA BODA. Jaime de Borbón y Emanuela de Dampierre se casaron en Roma en 1935



LA TRÁGICA
VIDA DE
EMANUELA












La autora de las memorias de Emanuela de Dampierre recuerda la desdichada vida de la mujer de Jaime de Borbón y los seis meses que pasó junto a ella para escribir el libro. «A mí también me dijo que Carmen Martínez-Bordiú era ninfómana, pero no quería decir que fuera promiscua sino demasiado frívola»

BEGOÑA ARANGUREN



El jueves estaba trabajando en casa cuando me dijeron que Emanuela de Dampierre había muerto en Roma. Me quedé en silencio durante unos segundos. ¿Qué podía decir? Ella tenía 99 años... Hacía tiempo que su muerte había dejado de ser inesperada. «Ya era muy mayor», le dije a mi interlocutor abstraída, «A esa edad...». Recordé que una de las últimas veces que había hablado con ella, la había notado ya algo ida. Lo achaqué a que acababa de mudarse a su nueva casa, un palacete cerca de la plaza Barberini, una de las mejores zonas de Roma. Tonino, Antonio Sozzani, su segundo marido, acababa de morir legándole una fortuna considerable y los legitimistas franceses la convencieron para que se mudara a una vivienda más acorde con su papel de abuela del pretendiente. Me pareció otro giro cruel del destino que aquel año, 2007, cuando finalmente comenzó a gozar del respaldo económico que siempre había anhelado y por el que había luchado, comenzara su declive. Después, me contaron que fue perdiéndose más aún en la nebulosa de la desmemoria pese a que a veces salía a algún acto con su nieto Luis Alfonso. Sí, la muerte de Emanuela de Dampierre no podía ser una sorpresa pero no pudo sino asombrarme de mi reacción, práctica y cínica, en resumen: pragmática. Precisamente, creo que esta palabra era la que mejor definía a doña Emanuela, a quien conocí en 2002 cuando escribí sus memorias.

El libro, editado por La Esfera de Los Libros, fue un enorme éxito editorial y para mi sorpresa, muchos lo consideraron un escándalo. Quizás porque Emanuela de Dampierre poco tenía que perder contando su historia pues ya tenía 90 años. Eso me hace pensar que la muerte tampoco debió sorprenderla demasiado. La primera vez que la vi, vestía un traje rojo, taconcitos de salón y pendientes. Recuerdo que ese día pensé en lo mayor que era ya. Pero me quedé sorprendía, la duquesa de Segovia demostraba una lucidez inaudita y estaba totalmente al tanto de todas las noticias que acontecían en ese momento en el mundo y de los últimos chismorreos políticos. Recuerdo que le hacía particularmente gracia Silvio Berlusconi. Le consideraba un sinvergüenza, mujeriego... pero le divertía comentar sus andanzas.

Nuestro primer encuentro fue frío. Ella era así: distante y ceremoniosa. Yo no dudé en darle el tratamiento que merecía y que entonces, se obstianaban en negarle, quizás porque me gustan las causas perdidas y no soporto los ninguneos, sobre todo cuando se trataba de un caso tan injusto. Pero pese a la frialdad, nos caímos bien y enseguida sentimos empatía. Durante seis meses viajé a visitarla cada mañana. Vivía en un palacete precioso, algo destartalado, con un salón enorme forrado de tapices y con sofás enormes que solía dejar boquiabierto al visitante. Sin embargo, solo tenía un cuarto, el suyo, que era magnífico aunque el resto de la casa estuviera sometido a ese proceso de decadencia propio de aquellas personas que deseaban conservar la dignidad de la que alguna vez disfrutaron pese a la falta de liquidez. No tenía comedor y si almorzábamos juntas, preparaban una mesita donde servían una pasta deliciosa, bien preparada, que a mí me encantaba y que ella, aún preocupada por la línea, picoteaba como un pajarito. Pero como a todas las personas refinadas, le gustaba comer y que sus invitados disfrutaran.

En aquellas veladas no parábamos de charlar. Recuerdo su voz, inconfundible, serena. Tenía un discurso brillante, como todas las personas que han vivido mucho y salpicábamos la conversación con expresiones de diferentes idiomas. Hablaba italiano con acento francés y un español plagado de carencias. A mí también me dijo que le parecía que Carmen Martínez-Bordiú, la mujer de su hijo Alfonso, era una ninfómana, apelativo que también utilizó en un programa de televisión al que acudió. Yo, sin embargo, preferí obviar la expresión porque me dio la impresión de que doña Emanuela no sabía muy bien qué significaba la palabra. Entonces, me pareció que se refería a que Carmen, a quien quiero y respeto mucho, se tomaba la vida y sus obligaciones demasiado a la ligera. Ninfómana era sinónimo de frivolidad, no de promiscuidad.

También tenía un marcado acento. Me comentó que un día en un ascensor había vivido una experiencia hoggible, cuando don Juan le pellizcó el trasero, con su mujer Maria de las Mercedes y don Jaime en apenas cuatro metros cuadrados. «Los bogbones son incoggegibles». Recurrí a la misma treta en las muchas ocasiones en las que ella despotricó en demasía. Lo había pasado muy mal en la vida. Sus dos hijos habían muerto de forma prematura, había perdido a Francisco, su nieto al que adoraba, su matrimonio había sido un desastre, había sufrido escarnio social, ninguneo...

Y ella afrontaba la desgracia con acidez y cinismo. Pragmatismo. La vida es así. Conocía demasiado bien a los hombres como para sorprenderse. Me quedé prendada de esa fortaleza pero me preocupaba mucho que tuviera que enfrentarse a críticas, aún más feroces, por sus opiniones, especialmente referidas a la familia real. Por eso, suprimí los párafos que sus enemigos hubieran utilizado para atacarla y sus partidarios para vilipendiarme a mí. Quería protegerla porque me enternecía su forma de ser. Al final, cuando eliminé las partes más escandalosas y pulí el resto del texto, le dejé el manuscrito durante dos semanas para que leyera y firmara cada una de las páginas. Así lo hizo en compañía de uno de los abogados franceses que siempre la acompañaban. Solían ser personas adscritas al legitimismo monárquico francés. A veces, hasta la invitaban a pasar el verano al sur de Francia. Hoy no me parecería justo recobrar esas confesiones u opiniones. Emanuela de Dampierre ya ha sido suficientemente denostada en su vida como para continuar la caza más allá de la muerte.

Era también políticamente incorrecta y nunca ocultó sus simpatías por Francisco Franco y el marqués de Villaverde, que le parecía encantador. A quién no perdonaba era a Carmen, como tampoco a don Juan, el padre del rey. No perdonaba a quienes habían hecho daño a su hijo. En el caso de su cuñado consideraba que había sido injusto con Alfonso, pues sus pretensiones al trono español nunca habían sido tales cuando se casó con Carmen Martínez Bordiú. Solía decir que no comprendía que se hubieran agobiado por la boda, que su hijo se había casado muy enamorado de la nieta de Franco y que no le guiaba ambición por ocupar el trono de España. «Franco, decía, es un militar. Y si dijo que iba a dejar a Juan Carlos, lo cumpliría porque era un hombre de palabra. Siempre supe que mi hijo no tenía posibilidad alguna y Alfonso también lo sabía. Se portaron mal con él. Le ningunearon...». Doña Emanuela era una buena madre. Algunos se han encargado de decir lo contrario porque decidió enviar a sus hijos a un internado. Evidentemente, en aquellos tiempos era lo normal.

Imagen
Cuando recordaba a sus hijos o a su nieto, rompía a llorar. Sus lágrimas solían causarme una gran impresión. También se emocionaba cuando recordaba a su suegra, la reina Victoria Eugenia, que murió (en 1969) acompañada de Alfonso diciendo: I Love you so much darling. Pero eso no quitaba que su suegra le resultara más antipática que el rey Alfonso XIII, que ejerció de padrino en su boda. A quién nunca perdonó fue a su madre la princesa Vittoria Ruspoli, que la condenó a un matrimonio desgraciado con un alcohólico, mujeriego, obseso sexual y con multitud de problemas psicológicos. No creo que se casara enamorada. Tenía 19 años. Él acababa de renunciar a sus derechos dinásticos de una forma más que cuestionable, pero supongo que tenía la ilusión propia de la juventud. No pasó mucho tiempo para que se diera cuenta de la realidad.

Me contó que una noche le había robado toda la plata que le había legado la familia para gastárselo en una juerga. Pero la gota que colmó el vaso fue que le detectaran una enfermedad venérea que le podría haber contagiado tanto a ella como a sus hijos. Se hicieron análisis y afortunadamente resultaron negativos. Al final que él se fuera con otra fue una liberación. «Siempre me dejan, ¿te das cuenta?», me decía. También Tonino la abandonó por otra mujer aunque siempre estuvo pendiente de ella. Le mandaba flores, bombones, pequeños detalles...

La persona que estaba a cargo de la casa, «Mi doncella», como se refería a ella la señora, dormía en la buhardilla por lo que aquella dama valetudinaria pasaba prácticamente sola todas las noches. Le podría haber pasado cualquier cosa. En una de mis visitas le regalé unos walkie talkies para que la señora pudiera llamar a la doncella sin tener que recurrir al grito. Poco a poco fue naciendo entre nosotras una gran confianza mutua. Después de las entrevistas preparatorias para el libro, solíamos salir juntas. Íbamos al cine y a veces tomábamos una copa en alguno de los locales de Vía Veneto. Entonces, escudriñaba al detalle el vestuario de las mujeres y verbalizaba alguna sentencia, normalmente acertadísima. Me acuerdo que un día hablamos de la boda de la infanta Cristina con Urdangarin. Ella criticaba que se hubiera casado con un jugador de balonmano «que metía la mano en la basket». Éste ejemplo, sumamente proconizador de las actividades del duque de Palma al frente de Nóos, reflejaba bien las carencias de su español.

Era también dura e inasequible al desaliento. «Me han dicho que tengo un tumor en la cabeza del tamaño de una pelota de golf», me dijo un día. Pero no debía ser maligno porque nunca se operó. Cuando la acompañaba a la farmacia o de compras solía caminar apoyándose en los coches, tambaleándose. Estaba acostumbrada al sufrimiento y quizás ese fuera el motivo por el que muchos pensaban que era una mala persona. Exigía a los demás lo mismo que se exigía ella. Sobre su legendaria maledicencia, solo puedo decir que se trataba de un finísimo sentido del humor.

Sé que quería mucho a Luis Alfonso y pese al escepticismo que mostraba en cuanto a la institución monárquica, siempre apoyaba a su nieto y una vez al año, viajaba a Francia. Cuando le presentó a Margarita, se quedó muy satisfecha. «Es joven, se amoldará bien a su vida», me comentó. Siempre decía que detestaba a los bastardos. Y por supuesto, nunca quiso conocer a aquella niña que Gonzalo le quiso presentar como hija ilegítima. Respecto a la supuesta homosexualidad de éste, desde luego ella nunca lo mencionó. Yo tampoco creí nunca los rumores sobre don Gonzalo pues he conocido a mujeres que estuvieron con él.

Hoy me alegra mucho pensar que tuviera fe en Dios y creyera firmemente que dejaba este mundo que para ella había resultado tan trágico por la promesa de algo mejor.

Yo esperaba la muerte de doña Emanuela pero recordaré siempre que se marchó el 3 de mayo de 2012. Como ella solía decir: «Es tonto a caerse». Sí. Era pragmática.

(Transcrito por Emilia Landaluce)


[table color=#cfd3d5][row][col]


Imagen Imagen


Imagen Imagen



    INFELICES. El matrimonio no tardó en fracasar. La pareja en un día de campo. COMPROMISO OFICIAL. Junto a los padrinos Alfonso XIII y la vizcondesa de Dampierre. SU SUEGRA. Los duques de Segovia con la reina Victoria Eugenia. CON SU NUERA. Emanuela con su hijo Alfonso y su nuera Carmen Martínez-Bordiú en El Pardo en 1971.


[/table]







EL MUNDO LA OTRA CRÓNICA SÁBADO 5 MAYO 2012

Avatar de Usuario
bambalina

Mensajepor bambalina » Mié 30 May, 2012 10:07 pm

Luís Alfonso de Borbón es además de biznieto de Franco tb. del rey Alfonso 13.El infante d. Jaime, abuelo de este chico era mayor que D. Juan, por tanto las derechos dinásticos le hubiesen correspondido a este infante.Pero siendo sordomudo una extraña negociación sin notario se preparó en un hotel para hacerlo renunciar y así el sucesor fue d. Juan y con las desavenencias más o menos conocidas quedó Juan Carlos.
Luís Alfonso es un hombre genial, educadísimo y culto y tb. se supo casar mejor que la mayoría de sus primos.
Olé por él.

Avatar de Usuario
Louis XX

Louis XX Roi de France

Mensajepor Louis XX » Dom 14 Oct, 2012 5:35 pm



Présentation de Louis XX Roi de France
Aujourd'hui nous avons décidé de vous présenter le reportage effectué par été VIP en 2011 par la RTBF. Nul doute que nos amis Belges ont un peu plus de respect pour les têtes couronnées que la République Française et les journalistes qui lui sont inféodés. Voici donc le reportage présentant Louis XX Roi de France.

http://neochouannerie.over-blog.com/





Duc d'Anjou : «La tête d'Henri IV est un patrimoine national»




Résistance monarchique

http://neochouannerie.over-blog.com/

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 02 Nov, 2012 11:57 pm

Imagen

Camino al trono: la mujer de Luis Alfonso de Borbón consigue la nacionalidad francesa

Margarita Vargas, esposa de Luis Alfonso de Borbón, hijo de Carmen Martínez Bordiú y heredero al trono de Francia, ha adoptado la nacionalidad francesa que ya tenían sus hijos y su marido, tal y como informa el diario Le Figaro.

Se trata de un paso más para el duque de Anjou, que desde hace años se prepara “para lo que pueda pasar”, según sus palabras, en el país vecino. Para los legitimistas galos, Luis Alfonso es el pretendiente a la actualmente inexistente Corona francesa. “Estoy preparado para ocupar el trono”, ha dicho en multitud de ocasiones.

Desde hace meses, Margarita Vargas, proveniente de una acaudalada familia de ‘influyentes’ venezolanos, toma clases de francés. Ahora, que le hayan dado la nacionalidad supone una buena noticia en el particular -absurdo, para algunos- camino del hijo del fallecido duque de Cádiz a la gloria monárquica.

La pareja se casó en el año 2004 en la impresionante mansión que los Vargas-Santaella poseen en la Romana, una exclusiva urbanización de Santo Domingo, en la República Dominicana, propiedad de la familia materna. De su matrimonio, han nacido tres hijos. Eugenia, de 5 años, nacidas en Miami, y los dos gemelos Luis y Alfonso, nacidos en Nueva York. En su residencia se hablan tres idiomas y sus hijos tienen cuatro pasaportes: estadounidense, venezolano, francés y español.

Avatar de Usuario
Assia
Cabraloca
Cabraloca
Mensajes: 13418
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Dom 04 Nov, 2012 5:52 pm

A que "trono," va este chico caminando.? Fracia no volovera a tener monarquia y los espanoles contentos o descontentos seguiran con la monarquia Juancarlista. Lo incompresible es que a este chico Juan Carlos I de Espana y su familia,no quiera tener contacto con este chico hasta el punto de ni siquiera conocer a sus hijos.

Por otra parte, este chico, como tu y yo, no pudo elegir ni bisabuelos ni padres. Es posible que se casara con la venezolana por el "parne" pero Margarita no es fea,1 poco catetita si es,pero es mas guapa que las 2 primas de su marido: las infantas Elena y la Cristina. Por otra parte,parece 1 pareja feliz y no se habla de infidilidades ni por parte de Margarita ni de su eposo. Pero... de "camino al trono..."NI HABLAR !

Avatar de Usuario
LOC

Mensajepor LOC » Sab 17 Nov, 2012 9:28 pm

Imagen


LUIS ALFONSO DE BORBÓN
SE COMPRA LA MANSIÓN MÁS EXCLUSIVA POR 4 MILLONES

Una ganga, para tener 2.300 m2 en la mejor zona de La Finca. Tiene una galería de tiro y una habitación del pánico antisecuestros. Enrique Ponce también estaba interesado


ANTONIO ROSSI


Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas acaban de comprar una de las joyas de la corona de la exclusiva urbanización La Finca de Madrid. Son la nueva upper class del lujo. Una edificación que nada tiene que ver con la de Ronaldo, Borja Thyssen o Benzema, también vecinos de la zona. Es la exclusividad dentro de lo exclusivo. Una mansión de 2.300 metros cuadrados construidos en una parcela de 4.000. De cinco habitaciones y siete cuartos de baño. Con todos los caprichos existentes. Un proyecto del arquitecto Joaquín Torres y su estudio A-Cero fuera de lo común. Hecho a medida para un constructor que se ha visto en la obligación de venderlo in extremis antes de acabarlo y de que el banco se quedara con la propiedad. Una ganga, pues han pagado por ella cerca de cuatro millones de euros, cuando su precio real rondaba los 10. Una oportunidad que perdieron Enrique Ponce y Paloma Cuevas, los primeros interesados en la mansión. Luis Alfonso y su mujer firmaron a finales de la semana pasada la escritura de compra.

[table color=#f0f0dc][col]

LUJO DENTRO DEL LUJO

BÚNKER. Son 4.000 metros cuadrados de parcela y 2.300 de construcción. Varios salones, ascensor, cinco habitaciones, siete cuartos de baño, cocina con office , sala de lectura, bodega, garaje, piscina, sala de cine, galería de tiro y habitación del pánico. Éstas son las principales características de la nueva mansión del matrimonio Borbón Vargas. Un lujo dentro del lujo. Situada en la exclusiva zona de Los Lagos dentro de la urbanización La Finca de Madrid. Un auténtico búnker. Sus vecinos Cristiano Ronaldo, Raúl, Borja Thyssen, Torres o Benzema se quedan atrás en exclusividad. La obra aún no está finalizada, pero ya cuentan con un arquitecto e interiorista que les adecuará la vivienda. Han pagado cuatro millones por ella, cuando su precio real asciende a casi 10.



[/table]
La casa aún no está terminada. Está personalizada, como la de otros famosos como Raúl, Torres o Carlos Sainz. Al contrario que la de Ronaldo o los Thyssen, que son modelos prototipos. La obra la finalizarán Torres y su socio Rafael Llamazares, pero ya han encargado el interior a un arquitecto amigo del suegro de Luis Alfonso para que empiece a trabajar cuanto antes.

Las particularidades de la vivienda, situada en la mejor zona de la urbanización, hacen que sea de lo más llamativa y a la vez exclusiva. Distribuida en tres plantas y un semi sótano, además de las cinco habitaciones -una de ellas suite con dos vestidores- y los siete baños, la vivienda cuenta con salones de doble altura, cocina y office, bodega, ascensor, piscina, sala de lectura, sala de cine y garaje para varios coches.

Pero lo más asombroso es que tiene una galería de tiro y una habitación del pánico. Detalle éste último que agradó mucho al matrimonio Borbón Vargas. La habitación del pánico es un espacio blindado y oculto en la casa, con una línea de teléfono individual y monitores para ver lo que ocurre en el resto de la vivienda a través de un circuito de cámaras de seguridad. Es un espacio seguro que protege a los inquilinos de los atracadores. En el interior de la habitación blindada se instalan elementos de comodidad y de supervivencia, como camas, comida enlatada, agua, un teléfono móvil y una radio. Es muy común en Estados Unidos y entre los millonarios y estrellas del cine. Su precio puede llegar a rondar el millón de euros, dependiendo de las instalaciones. Precisamente el dueño de Megaupload Kim Dotcom fue encontrado y arrestado en su habitación del pánico por la policía mientras registraban su casa en Nueva Zelanda.


NO LES GUSTABA NY

Luis Alfonso y Margarita llegaron a España en 2010, tras el nacimiento de sus mellizos Luis y Alfonso en Nueva York en mayo de ese año. Querían instalarse en Madrid. Luis Alfonso quería volver a su país y que sus tres hijos vivieran aquí. No les gustaba Nueva York, lugar a donde se fueron a vivir tras un tiempo en Caracas. Se instalaron en un piso en la calle Españoleto, en el barrio de Salamanca, el más exclusivo de la ciudad, donde aún viven. Pero no era el definitivo.

[imageleft]Imagen[/imageleft]El dinero está claro que no era impedimento. Luis Alfonso trabaja para su suegro, propietario del Banco Occidental de Descuento de Venezuela, como vicepresidente internacional. Víctor Vargas, el padre de Margarita, es uno de los hombres más ricos de Latinoamérica. Posee una flota de aviones privados, varios helicópteros, mansiones por todo el mundo, inversiones en el sector petrolífero, ramificaciones financieras en Panamá y Dominicana, yates y hasta un equipo de polo, el Lechuzas Caracas. En 2008 se divorció de Carmen Leonor y ahora vive un romance con Beatriz Hernández, una venezolana 30 años más joven que él. La carta de presentación es suficiente para entender los caprichos inmobiliarios de Luis Alfonso y su mujer Margarita.

Desde que se instaló en España, la pareja es asidua a las fiestas que se organizan en la capital. Margarita además acaba de obtener la nacionalidad francesa. Luis Alfonso continúa encabezando la opción legitimista al trono de Francia. Hace una semana, el pasado 5 de noviembre, el hijo de Carmen Martínez-Bordiú perdió al que él mismo ha denominado su segundo padre, Federico Trenor, barón de Alacuas. Federico fue amigo íntimo del duque de Cádiz, Alfonso de Borbón, albacea a su muerte y tutor de Luis Alfonso. Con él ha compartido los mejores momentos de su vida. El próximo día 27 habrá un funeral en Madrid que presidirá el propio Luis Alfonso.


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 17 NOVIEMBRE 2012

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 18 Ene, 2013 3:11 am

Imagen


El bisnieto de Franco ataca el matrimonio gay

"Los políticos no pueden redefinir las leyes de la naturaleza", dice Luis Alfonso de Borbón, hijo del duque de Cádiz y de Carmen Martínez Bordiú, que aspira al hipotético trono de Francia


Luis Alfonso de Borbón, hijo del fallecido duque de Cádiz y de Carmen Martínez Bordiú, y por tanto sobrino del rey Juan Carlos y bisnieto de Francisco Franco, se ha sumado a la campaña en contra del matrimonio gay que hay en estos momentos en Francia. En su condición de duque D'Anjou, que como tal aspira al hipotético trono de Francia, ha publicado una carta abierta a sus seguidores en su página web. En ella habla del peligro que conllevaría la aprobación de matrimonios entre personas del mismo sexo.

"La humanidad entera, y en particular nuestra historia común, la de Francia, se ha construido sobre la base de la familia. Mil años de historia reposan sobre una familia de la que yo soy el heredero, el hijo mayor, y que tengo la inmensa responsabilidad de representar", comienza la carta que añade: "Algunos desean que la institución del matrimonio, sobre la que reposa la estructura familiar, se banalice hasta el punto de hacerla extensivo a personas del mismo sexo y, en consecuencia, permitir la filiación, así como la adopción de hijos". Y razona su tesis: " En todas las épocas el hombre y la mujer se han unido de forma natural para concebir y educar a los hijos. ¿Qué sería de nosotros si nuestros padres, nuestros antepasados, no hubieran seguido este proceso natural, institucionalizado y santificado por el matrimonio cristiano? ¿Cómo aceptar que se establezca el derecho a un niño aun en contra de los derechos del propio niño?”.

"Nuestros políticos no pueden asumir la responsabilidad de redefinir las leyes de la naturaleza Por supuesto, continuamente debemos adaptarnos a los cambios en nuestra sociedad, pero algunos principios inmutables como la unión de un hombre y una mujer para formar una familia y criar hijos no pueden ser cuestionados". Por todo ello, propone: "La defensa de la institución del matrimonio entre un hombre y una mujer es una cuestión de civilización que Francia debe abordar".

También hay en la carta una mención a su progenitor: "Mi difunto padre, el príncipe Alfonso, dijo que 'no puede existir una sociedad sin los derechos fundamentales de la familia, que es la célula base de cualquier sociedad constituida con arreglo al orden natural y cristiano".

Y concluye: "Por tanto, pido hoy, sin ninguna posición política partidista, que el asunto se archive. Los franceses deben servir de ejemplo a otras naciones".

Luis Alfonso de Borbón, de 38 años, está casado con la millonaria venezolana María Margarita Vargas Santaella y trabaja con su suegro el banquero y millonario Víctor José Vargas Irausquín. El matrimonio tiene tres hijos. La familia tras residir en Caracas y Nueva York se ha instalado en Madrid. Desde aquí el pretendiente al trono francés viaja a París para participar en actos con sus seguidores.




Volver a “La Casa Real”