ECOS DE SOCIEDAD

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Jue 13 Feb, 2020 1:15 am


Herido Joaquín Sabina tras caer del escenario en pleno concierto



Joaquín Sabina, trasladado al hospital tras caerse del escenario

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Sab 15 Feb, 2020 3:00 am

Imagen


GWYNETH PALTROW: DE LAS VELAS OLOR VAGINA AL “JODER” EN ESPAÑOL

AZUCENA S. MANCEBO


¿QUIÉN?

GWYNETH PALTROW.

Esta chica es un filón, oro puro para los titulares. No hay nada que diga o haga públicamente que no se convierta automáticamente en noticia. Por ridículo, por llamativo, por extravagante, por gracioso, por estúpido... A veces por uno sólo de esos motivos o incluso en ocasiones por todos a la vez. No hay más que recordar su última brillantez: sacar a la venta unas velas con olor a su vagina. Tal cual. Claro que tan inverosímil es la idea como excéntricas las cientos de personas que pagaron 75 dólares por las susodichas candelas y acabaron con el stock. Pero volviendo a la foto que nos acompaña, la última paltrowada de la actriz de Seven ha sido querer demostrar en redes sociales el nivel de español que aprendió durante sus veranos de adolescencia en Talavera de la Reina.


¿CÓMO?

CON TACOS.

La cosa fue así: Penélope Cruz estuvo en los Oscar. Porque lo vale y porque su película, Dolor y gloria, estaba nominada. La actriz de Alcobendas posó maravillosa en la alfombra roja con su vestidazo de Chanel. Y compartió con sus seguidores de Instagram una foto del momento que, además de los 176.000 likes, recibió 1.262 comentarios. Todo resulta bastante normal hasta que uno llega al que escribió Gwyneth Paltrow: “Joder estas aquí???”. Así, sin avisar, sin vaselina y, para colmo, sin comas ni tilde en el verbo. 635 ‘me gusta’ lleva la ¿simpática? frase y 32 respuestas. Ninguna de ellas, por cierto, de su amiga Penélope Cruz.


¿QUÉ?

SÓLO LO SUPONEMOS.

Pero, ¿cuál era exactamente el mensaje que la ex de Brad Pitt quería compartir con la esposa de Javier Bardem? (Por cierto, ¿dónde está Bardem?). Colocando una coma tras el “joder” y una tilde en la a de “estás” se puede interpretar que Paltrow está sorprendida por la presencia de su amiga en los Oscar porque, evidentemente, la española no le ha avisado de que iba a Los Ángeles ni para tomar un café juntas. (Aunque, en realidad, todo era una broma entre ellas).


¿POR QUÉ?

¿ESTABA DROGADA?

Paltrow justificó la chaladura de las velas con olor a su tesorito diciendo que las creó tras haber consumido drogas. Un té de setas alucinógenas, para ser exactos. ¿Qué se habría tomado para escribir ese comentario? Es verdad, no es comparable. De hecho, su mensaje en Instagram puede hasta llegar a resultar majo, o ñoño... Infantil si se quiere, inocente tal vez. Así pues, podemos determinar sin ningún tipo de evidencia que Paltrow se habría tomado un plato de carillas talaveranas, que no es alucinógeno, pero quita el sentido.


EL MUNDO / LOC / SÁBADO 15 DE FEBRERO DE 2020

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Sab 15 Feb, 2020 3:01 am

LAS CUATRO ESQUINAS

FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS





YVES SAINT-BIGOTE. Diez Minutos dedica nada menos que una doble página a Edmundo Arrocet, otrora Bigote, a quien llama “El gran seductor”. En ella, el “ex”, puede que “out”, o tal vez “in” de María Teresa Campos aparece como una versión mapuche de Yves Saint-Laurent. Sin noticias de Dior, diría Beatriz Miranda. ¡Válgame Dior!, cabría añadir. Exhibiéndose como diseñador moderno, pero no ye-yé, Desbigote viste una suerte de clergyman de entretiempo con los colores del Vaticano, que es un pecado mortal. Las modelos que pasearon sus diseños posan con Yves Saint-Bigote, que no es hazaña donjuanesca sino trámite profesional, y unas señoras mechadas con síndrome de selfi-abstinencia posan con él como si fuera Omar Montes. Al humorista, recontrateñido en rubio, se le ve encantado de haberse conocido.




LA MUERTE DE FRAN, EX DE BELÉN ESTEBAN Lecturas dedica su portada a la súbita, aunque no inesperada, muerte del que fuera marido de Belén Esteban, Fran Álvarez, que apareció sin vida en su casa con sólo 43 años. Se cuenta que poco antes tuvo que abandonar un centro de rehabilitación en Burgos porque se enamoró de otra adicta, otras fuentes dicen que de una cuidadora, algo que impiden las normas del centro. La familia, humilde y encantadora, ha hecho frente a la tragedia mientras su ex declinaba cualquier comentario. Cuando se conozcan los resultados de la autopsia habrá fundamentos serios para hablar de la muerte de Fran. Tal vez la razón, que no aparecerá en la autopsia, es que, a diferencia de Belén, no tuvo una Andreíta. O que, simplemente, la vida pudo con él.





EL SUSTO DE JOAQUÍN SABINA. En el gran disco María (Jiménez) canta por Sabina el genial compositor dice, en un susurro de lo que fuera voz: “Ya no cierro los bares / ni hago tantos excesos; / cada vez son más tristes / las canciones de amor”. Pero pagase facturas del presente o del pasado, los asistentes al concierto de Serrat y Sabina se llevaron una sorpresa y luego un susto morrocotudo al ver cómo el autor de Pongamos que hablo de Madrid desaparecía del escenario en una décima de segundo. Alguno pensó que era un exceso, vulgo cubata, la razón de la caída. Pero era un derrame cerebral del que ha sido operado con éxito. Cada vez son más tristes los conciertos de autor.






¿CARMEN BORREGO Y KARELYS A ‘SUPERVIVIENTES’? Tras el éxito de la última edición pantojil y el bombazo de audiencia de lo que las lenguas de triple filo llaman La isla de las puticiones, hay mil rumores sobre los fichajes de última hora para Supervivientes. Se da por casi seguro el de Carmen Borrego, portada en Semana tras ganarle un largo pleito a su ex marido, pero la gran incógnita es si Karelys completará su velocísima carrera en el famoseo debutando como estrella en el plató de la isla, que por tamaño es platín. La semana que viene saldremos de dudas. O no.


EL MUNDO / SÁBADO 15 DE FEBRERO DE 2020

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21878
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Assia » Dom 16 Feb, 2020 3:48 am

Segun GOOGLE: Sabina esta mejorado muy bien, aunque todavia sigue en la UCI. Vi 1 foto de Serrat con la 1 de las hijas de Sabina, Carmen
Sabina. Sabina ha recibido muchos mensajes de amigos cantantes y admiradores. Lo que no he encontrado ningun mensaje de su ''amigo'' Jose Tomas, al que Sabina le dedico la cancion '' DE PURISIMA Y ORO...?'' Segun Sabina, tanto le gusto al DIOS de Galapagar esa cancion que Jose Tomas, se hizo 1 traje de ''Purisima y oro'' para torear en Linares y que hizo el Dios de Galapagar.? Segun Sabina le cuenta a Mikel (GOOGLE) que Jose Tomas se fue al ruedo de Linares en el mismo sitio que mato 1 toro de Miura a Manolete, desde alli, le hizo 1 guino..? o senal…? de Jose Tomas que le puso a Sabina los pelos de puntas! Lo que se le olvido a Sabina decirle a Mikel que lo que hacia Jose Tomas era torear 1 ''novillete'' y NO 1 toro de Miura como el que mato al gran Califa cordobes.
En fin, me alegro mucho que Sabina salga de esta y se purda casar con Jimena.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Lun 17 Feb, 2020 4:22 pm

Imagen

Joaquín Sabina abandona la UCI y sigue con su recuperación

Joaquín Sabina ha abandonado la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Rúber Internacional de Madrid

Joaquín Sabina ha abandonado la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Rúber Internacional de Madrid, donde prosigue su recuperación tras la grave caída que sufrió el pasado miércoles durante un concierto en Madrid junto a Joan Manuel Serrat.

El representante del artista, José Navarro "Berry", ha avanzado a Efe que "no habrá" más partes médicos por parte de la familia del artista respecto a su evolución.

Ya este pasado domingo confirmó que el estado de salud de su representado evolucionaba "en la línea esperada". "Todo va correctamente", comentó.

Durante el concierto que ofrecía el pasado 12 de febrero en el Wizink Center de Madrid, Sabina cayó al foso desde el escenario, a una altura aproximada de 1,70 metros, y aquejado de un fuerte dolor en el hombro hubo de interrumpir y posponer su actuación.

Tras los exámenes pertinentes, se diagnosticó que presentaba "traumatismo de hombro izquierdo, torácico y craneoencefálico", así como un "pequeño coágulo" del que fue intervenido sin complicaciones a la mañana siguiente.

Ya entonces se señaló que el artista pasaría "al menos" 48 horas en observación por su historial clínico y las diversas afecciones sufridas durante estos años, especialmente desde que padeciera un derrarme cerebral en 2001.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Sab 22 Feb, 2020 2:57 am

LAS CUATRO ESQUINAS

FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS





ROCÍO 3 CONTRA ROCÍO 2 EN ‘SUPERVIVIENTES’. Con dos meses de antelación, o sea, 10 meses después de la apoteosis pantojil, se ha puesto en marcha Supervivientes, que se anuncia como la edición “más dura” de las realizadas. Lo que tal vez no esperaba Tele 5 –y digo “tal vez”– es que se filtrara a Vanitatis la condena en el Tribunal de Menores de Rocío Flores Carrasco, la más popular de las concursantes, hija de Rociíto y nieta de la Jurado. Menos aún, que la simpática y oronda Rocío 3 hubiera sido condenada por patear en la cocina a su madre tras discutir por una nectarina, que ya son ganas de discutir. Habrá siete entregas que serán siete cebos para la audiencia. También para fidelizar al otro concurso, el que se desarrolla en los platós, a su vez plataforma de popularidad para personajes secundarios que se convierten en principales gracias a los insaciables consumidores de escándalos que siguen los reality. Tenemos dos concursos en uno: el debate sobre la violencia de Rocío 3 y el follón entre Rocío 3, Fani y otras tentaciones o puticiones. ¿Quién da más?




FANI SE CASA Y CHRISTOFER SE EMBARCA. Lecturas apuesta claramente por Fani: “Estefanía y Christofer se casan”, dice en portada, con el pardillo o listillo declarando: “Espero que no me sea infiel en Supervivientes”. Si se casan después de la descomunal cornamenta que le puso en La Isla de las Puticiones, está claro que irá a eso. No sólo por vicio, que no cabe descartar entre personas humanas pero que muy humanas, sino para asegurar la futura felicidad conyugal, en el área frontal. Si le es fiel, la echan a las primeras de cambio. Y en beneficio de Yiya del Guillén, que, por su aspecto recauchutado, visita la misma biblioteca.





LA FLORECILLA PARLANTE DE ‘BIGOTE’. En las revistas, la gran exclusiva es la de la ignota y nasoaltiva rubia que salía con Bigote o Desbigote, Edmundo, nunca Inmundo, Arrocet. Fiorella (Florecilla) es su sobrina y se presentó en Diez Minutos para contar lo que su tío no cuenta. Dice que Bigote es propietario de viñedos en Chile y cosas inmobiliarias, por lo que sus años con María Teresa Campos habrían sido casi, casi un gesto caritativo hacia la telediva. La sobrina floral había aparecido en algún reality italiano y busca la fama y lo demás. Este sábado estará en el Deluxe, pero ojo al polígrafo, porque, en el Alerta Rosa de Libertad Digital, Beatriz Cortázar revela que mientras Florecilla (Fiorella) dice que su tío ama a Teresa, él va diciendo que “no vuelve ni loco”.






¡CÓMO ESTÁN LOS REYES!“ “Escapada romántica en San Valentín”, titula Semana con los Reyes en portada. Y en el reportaje interior de ¡Hola! se ve a Letizia y Felipe más que amartelados con las dunas de Doñana en el horizonte. Como la Pérfida Albión va a poner dificultades a los españoles para trabajar allí, mientras aquí hay un millón largo de británicos que disfrutan de nuestros servicios sociales, es reconfortante comparar el acalorado y sórdido Megxit de la corte de Saint-James y la felicidad conyugal de la Zarzuela. Ganamos 10-0.


EL MUNDO / SÁBADO 22 DE FEBRERO DE 2020

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Dom 23 Feb, 2020 3:57 am


Rocío Carrasco: "He hecho este musical porque mi madre se quedó con las ganas"
Rocío Carrasco se sincera en su semana más complicada: "Todavía no me he despachado a gusto"


La pelea a golpes de Rocío Carrasco y su hija: historia de la destrucción de una familia que lo tenía todo

Desde 2012 existen dos bandos enemistados: Carrasco frente al resto de los familiares, incluidos sus hijos, que viven con su padre. Esta es la cronología de una debacle familiar.

Este 20 de febrero de 2020 estará marcado en rojo en el calendario de la familia de Rocío Jurado. Muy en concreto, en la familia Carrasco-Flores. Sus cimientos vuelven a agitarse. 20-02-2020 es el día en que Rocío Flores (23), la hija de Rocío Carrasco (42) y Antonio David Flores (44), se enrola en la aventura de Supervivientes saltando del helicóptero -convirtiéndose en la concursante revelación de la temporada-, y también durante la mañana de este soleado jueves regresaba el pasado más aciago y delicado para Rocío Carrasco y su hija: veía la luz públicamente la sentencia del Juzgado de Menores que todo lo cambió aquel 27 de julio de 2012.

Ese día que hirió de muerte a la familia apenas despuntado el sol y la separó inexorablemente en dos núcleos duros: el de Rocío Carrasco y el resto de los miembros, incluidos los hijos de Carrasco, Rocío y David, quienes -primera ella y, años más tarde, en verano de 2016, él- viven con su padre, Antonio David Flores. Esa pelea doméstica que acabó con los hijos abandonando el hogar materno para no regresar.

Nada volvió a ser lo mismo: madre e hijos nunca más volvieron a hablar y tan solo David se encontró con su progenitora en un juicio y, según la versión de Antonio David, la madre ni saludó a su hijo. Ocho años de desafecto y dolor han pasado, pero contemos esta historia cronológicamente: desde el presente más inmediato hasta ese 2012.

Imagen

En su habitual silencio mediático -tan solo roto hace unas semanas cuando presentó el musical en memoria de su madre, Qué no daría yo por ser Rocío Jurado-, Rocío Carrasco no habla ni se pronuncia, al menos públicamente, sobre la separación con sus hijos y con el resto de la familia. Ella y Fidel son un tándem, un matrimonio unido contra toda marea. En la antípoda de ese imperturbable silencio, se encuentra Antonio David, su exmarido, que tras años alejado de los medios de comunicación, volvía a la televisión en septiembre de 2019 en Gran Hermano VIP. No lo hacía solo; su hija Rocío Flores se colocaba bajo los cálidos focos de la tele para defender a su padre en plató.

En ese momento algo importante, capital, había sucedido: la joven Rocío daba un paso al frente y se dejaba arrullar por las cámaras para posicionarse férreamente del lado de su padre. Flores padre y Flores hija se 'hacían' con Mediaset, la cadena amiga en la que en el pasado Antonio David tanto trabajó. Padre e hija, el uno desde Guadalix, y la otra desde plató, volvían a remover el pasado. La inexistente relación maternofilial, la supuesta mala influencia de Fidel Albiac en la vida de Rociíto -su hija llegó a insinuar que de no haber existido Albiac en la vida de su madre todo habría sido diferente-, las implacables e incesantes demandas que interponía Carrasco a Antonio David y que, según este, lo tenían ahogado económica y físicamente.

Imagen

Un rosario de acusaciones que, de nuevo, obtenían la misma respuesta: el silencio -público- de Rocío Carrasco. La madre callaba mientras todos, desde los Mohedano hasta los Ortega- alababan el buen hacer de la niña Flores. En este punto del relato, cabe recordar que más allá de aquella pelea en 2012 que distanció de por vida a una madre de sus dos hijos, han existido más capítulos dolorosos en esta familia de cuatro miembros. Rocío Carrasco y Antonio David Flores han protagonizado durante años guerras judiciales.

En diciembre de 2016, Carrasco denunciaba a Antonio David por presuntos delitos de maltrato y lesiones psicológicas. Comenzaba un lacerante proceso. La titular del juzgado de Violencia sobre La Mujer dictaba auto en el que apuntaba que existían "indicios racionales de criminalidad" contra el ex Guardia Civil. La denuncia se trasladaba más tarde a Violencia de Género. Todo se complicaba más para los progenitores mientras los hijos, se recuerda, al lado del padre. Invariablemente. Bajo su cuidado y el de la mujer de Antonio David, Olga Moreno, a la que consideran como una madre.

Carrasco seguía hablando desde donde lo ha hecho, según versión oficial, hasta la fecha: en los juzgados. Solo le cabía denunciar el menoscabo intencionado y continuado de su imagen y de su papel como madre durante tantos años en diferentes medios de comunicación. Según ella, el culpable de ese desdoro: Antonio David Flores, con el que se comunica a través de letrados desde su separación en 1999. Más daño y más dolor, más distanciamiento entre madre e hijos, entre los padres de esos niños.

Imagen

El origen de su guerra sin cuartel, precisamente, se fecha en la separación. Ahí arrancan las hostilidades. La sentencia de separación otorgaba la custodia a la madre y se le fijaba a Flores una pensión alimenticia con la que nunca estuvo de acuerdo. En definitiva, una desagradable separación que no había hecho más que empezar. Vinieron años en los que Antonio David Flores desfiló por los platós de televisión y comenzó así su 'venganza'. Habló y desveló detalles inéditos de su (des)unión con la familia que desembocaron en una guerra paralela entre Antonio David y Rocío Jurado, quien defendió a pies juntillas a su hija. Los años pasaron, la brecha familiar se engrandeció cuando en 2006 murió Jurado y fue en 2012 cuando en la plácida y calurosa mañana de aquel 27 de julio, tal y como recoge la sentencia a la que ha tenido acceso Vanitatis, todo estalló por los aires tras una fortísima pelea entre madre e hija en la que, siempre según esta sentencia, Rocío Flores le "propinó varios golpes" a su madre, llegando, incluso, a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas.

Ese día Rocío hija se fue de casa para no volver tras declarar contra su madre en la Guardia Civil. Ese día Rocío Flores abandonó la casa materna para jamás volver y se va a vivir con su padre -en el verano de 2016, a tan solo seis meses para cumplir la mayoría de edad, se les une el pequeño David-. Ese día de julio Rocío Carrasco vio cómo su hija se iba sin mirar atrás... y hasta tal día como hoy, donde todo sigue igual y solo el pasado, a golpe de sentencia, se empeña en volver.

Avatar de Usuario
NO LO CREO

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor NO LO CREO » Dom 23 Feb, 2020 9:45 am

De donde ha salido esa noticia de que Rocio Flores le pego a su madre. y la pataleo en el suelo.? Y si eso fuera cierto, el hijo de Rocio Carrasco, NO es responsable. Lamentablemente, este chico no es 1 chico normal y COMO SU HERMANA, PREFIERE VIVIR CON SU PADRE Y NO CON SU MADRE. POR ALGO SERA. Bastante tiene la Rociito tener que mantener a 1 vago para toda la vida como es su segundo marido y NO PRECUPARSE DE 1 POBRE HIJO CON PROBLEMAS MENTALES. ROCIO CARRASCO NO QUIERE NI A SU HIJA NI A SU HIJO! Raro, que esta noticia se haya publicado despues de que Rociito perdiera la demanda que le puso al padre de sus hijos.
former Assia

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Lun 24 Feb, 2020 2:47 am

Imagen

¿Quién ha filtrado la sentencia contra Rocío Flores por agredir a su madre? Me da en la nariz que ha sido un hombre

Rocío Flores había sido condenada por agredir a su propia madre, después de que esta la denunciara por malos tratos

Marta Cibelina


Esto no es un culebrón, esto ya es una tragedia de Shakespeare con dos protagonistas femeninas, y cualquiera de las dos puede dar más juego que Lady Macbeth. Lo malo es que puede acabar mucho peor que la obra de teatro de escritor inglés. Empezaba a caerme bien Rocío Carrasco, tras las declaraciones que hizo a Canal Sur y de las cuales nos hicimos eco hace unos días, con esa voz cristalina, natural, pausada.

Lo peor estaba por llegar. A media semana ‘El Confidencial’ publicaba que Rocío Flores había sido condenada por agredir a su propia madre, después de que esta la denunciara por malos tratos. La hija de Demi Moore tenía motivos más que sobrados para montarle una semejante a su mamá por quitarle el novio, y ni siquiera le tiró una pullita por Instagram. Y todo por una fruta.

La maltratadora, según la sentencia de 2.000 folios, había sido la niña y no la madre. Aquí hay dos preguntas: ¿Qué no habrá vivido una jovencita de quince años para pegar a su madre, si es que la pegó? Porque una cosa son las sentencias y otra la realidad, y la justicia se basa solo en lo que se puede probar y en quien tenga mejor abogado… ¿Y quién ha filtrado la sentencia de entre todos los protagonistas de esta historia?

La sentencia revela detalles muy íntimos de la vida privada de Rocío y su madre. Antonio David, de quien dicen que debería haber sido más listo con las periciales, y haber comprado a su hija una grabadora, no está precisamente contento con la filtración, pero está quedando como un gorrrinillo al pagarlo con el padre de Yiya. Porque el pobre señor no tiene la culpa de tener una hija tan brava.

La filtración no conviene a la nieta de la más grande. A Rocío Carrasco la divulgación de esta historia no le viene bien en absoluto. Una cosa es su marido, a quien tiene frito a querellas, y otra muy distinta Rocío Flores. Es su hija, por encima de todo, y a un hijo, como ya dijimos aquí, se le perdona todo, especialmente cuando la vida te ha puesto en la tesitura de tener que perdonar en demasiadas ocasiones. Además queda como una madre que ha dejado que la situación se le fuera de las manos, una madre que no ha sabido educar. Según la sentencia, la madre llevaba sufriendo malos tratos desde que la niña tenía 12 años.

¿Quién nos queda? Blanco y en botella. Solo puedo decir que quien ha filtrado la sentencia es un hombre.

Lo que ha ocurrido está muy feo, feísimo. Yo había oído otra versión y no digo que sean ellas las protagonistas, pero me cambiaron la fruta, creía que era una manzana, y no una nectarina, un tipo de alimento que seguramente se vea afectado y baje de precio tras la crisis reputacional que ha sufrido. Pongamos que la niña, como hago yo, se levanta a comer por la noche casi medio sonámbula. Tiene la costumbre más deplorada por los dietistas, le apetece abrir el frigorífico para saciar su ansiedad. Pongamos que la madre la llama gorda y le tira la manzana, la nectarina o lo que sea a la cabeza. Y acaba todo como el Rosario de la Aurora. Una nectarina es blandita, una nectarina, a menos que no seas una leñadora de disco, no hace mucha pupa, lo que duele es la humillación. Por eso prefiero creer que los protagonistas de la historia de “pressing catch” sin cuadrilátero, con una manzana en una cocina, no sean Rocío Carrasco y su hija. Veremos a ver qué ocurre cuando Rocío Flores vuelva de la isla. Tiene derecho a demandar a quienes han publicado la sentencia, pero el hecho de haber contado su vida en los platós para resarcir las deudas económicas de su padre con su madre, le resta credibilidad. ¿Qué precio tienen su honor y su privacidad? Más bien poquito. He hablado con expertos y probablemente la demanda no prosperaría. No es la primera vez que se publica una sentencia en los medios.

También he hablado con Javier Urra, y me ha dicho que de esta historia en concreto no quiere decir nada, pero ha aprovechado para dar varios consejos que de una u otra manera, aún sin quererlo, están íntimamente relacionados con ella. “Se calcula que de cuatro niños de España, tres cuando sean adultos, su pareja se romperá, si eso es así, si sabemos que va a haber tanta ruptura, hay que educar a los niños en ella. Es importante que la gente se sepa separar: hacer la separación de bienes económicos, ir a un mediador, no utilizar la lucha de lealtad de los hijos. Porque es terrible, pero el ser humano pasa del amor al odio con una facilidad pasmosa,y por eso hay que educar en la ruptura, para que no se nos generen estos daños familiares que dañan a los hijos. Luego los hijos se vuelven contra alguno de los progenitores que es lo más antinatural que puede ocurrir”- Y la otra cuestión, añade “los temas sensibles, no se deben comunicar al exterior desde los medios de comunicación, porque entonces el daño se amplía mucho más”. Más claro agua.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Lun 24 Feb, 2020 2:47 am

Imagen


Flores-Carrasco, Capítulo 1: El día que Rocío Flores golpeó a su madre hasta tirarla al suelo

Todo empezó, al menos en lo que respecta al caso judicial, el 27 de julio de 2012. Sobre las 08:00 horas de la mañana Rocío Carrasco y su hija, Rocío Flores, por entonces una joven de 15 años, se enzarzaron en una discusión en la cocina de su casa que acabó, según recoge la sentencia del Juzgado de Menores número 4 de Madrid 44/2013 con Carrasco tirada en el suelo.

La madre de Rocío Flores, según el documento judicial, habría sufrido policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, presentaba un edema en ambas muñecas, en el muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho. Su hija la había golpeado y la había tirado al suelo hasta en dos ocasiones, una en la cocina, y otra, en un intento de parar la huida de Rocío Flores, en el pasillo que separa la estancia de la puerta de salida del chalet en el que vivían la urbanización Valdelagua de San Agustín de Guadalix.

Tras propinarle los golpes, Flores salió del chalet en el que vivía su madre junto a Fidel Albiac, que estaba durmiendo en ese momento, y se montó en el coche de la familia. Le contó al chófer que su madre estaba tirada en el suelo y le pidió que la llevara a un cuartel de la Guardia Civil, pero este se negó.

Más tarde, su padre, Antonio David Flores, accedió a la petición de su hija. Solo unas horas después de la pelea con su madre, Rocío Flores Carrasco declaró ante la benemérita y acusó a su madre de un delito de malos tratos. Esta denuncia propició que se abriese un caso contra Rocío Carrasco por la vía penal, que más tarde, derivaría en dos.



El día que Rocío Flores tiró al suelo y “propinó varios golpes” y “patadas” a su madre, Rocío Carrasco

Esta es la historia de una ruptura. Se han contado muchas versiones de la misma. Demasiadas. Por fin sabremos lo que sentenció la justicia


Rocío Carrasco Mohedano y Antonio David Flores Carrasco contrajeron matrimonio en 1996, cuando ella contaba con apenas 18 años y él con 20. Por entonces, Antonio David desempeñaba el oficio de guardia civil y Rocío estaba a punto de dar el salto definitivo (tras breves incursiones) a la pequeña pantalla de la mano de María Teresa Campos en el programa ‘Día a día’, de Telecinco. La pareja tuvo dos hijos, Rocío (13 de octubre de 1996) y David (15 de diciembre de 1998).

La separación llegó a finales de 1999, quedando la custodia de los hijos a cargo de la madre y los fines de semana alternos y mitad de las vacaciones en manos del padre. En 2005, cambia el régimen pasando, de mutuo acuerdo, a tener la custodia compartida. Desde entonces, los hijos pernoctaban quince días con cada progenitor de forma alternativa y las vacaciones por mitades.

Pero todo cambió el 27 de julio del año 2012...

Viernes negro en Valdelagua

Retrocedamos en el tiempo hasta aquel día. Es viernes, alrededor de las ocho de la mañana. Amanece en la urbanización Valdelagua, a las afueras de Madrid. Fidel Albiac aún duerme. También el hijo menor de Rocío Carrasco, David, descansa en otro de los cuartos del domicilio familiar sito en el término municipal de San Agustín de Guadalix.

En otra de las dependencias, concretamente en la cocina, desayunan las dos mujeres de la casa. Rocío Flores se ha levantado temprano para acudir a un cursillo de verano. Lleva todo el mes ocupada en dicho menester, ya que no coronó demasiado bien el curso escolar. Su madre, Rocío Carrasco, comparte con ella apenas un puñado de baldosas que dan forma (han pasado muchas cosas en esa casa en las últimas semanas) al puzle de una trinchera. En ese lugar, aquel día, a dicha hora está a punto de estallar una guerra mundial. ¿El arma nuclear? Una nectarina. Sí, una nectarina. Una simple excusa, quizá, si se tienen en cuenta los dantescos acontecimientos que habrían de suceder en el clan Jurado a partir de ese preciso momento.

Tras una disputa entre ambas mujeres que comienza por dicha pieza de fruta (según narraron en sede judicial), se suceden los gritos y los golpes en la casa familiar; ese día, más bien, casa del terror. Rocío Carrasco acaba en el suelo por dos veces. Aturdida. Así se refleja en la sentencia del Juzgado de Menores n.º 4 de Madrid antes referida. La primera vez cae sobre el suelo de la cocina. La segunda, intentando impedir la huida de su hija, muerde la lona del pasillo que da entrada a la casa.

Sentencia del Juzgado de Menores número 4 de Madrid 44/2013


“Sobre las 8:00 h del día 27 de julio de 2012, encontrándose la menor en el domicilio familiar junto a su madre, la pareja de esta y su hermano, inició una disputa con aquella en el transcurso de la cual le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas. Como consecuencia de los hechos, Rocío Carrasco sufrió policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho, para cuya curación únicamente precisó de una primera asistencia facultativa y de las que tardó en sanar ocho días, uno de los cuales estuvo impedida para el ejercicio de sus ocupaciones habituales”.

Párrafo extraído del epígrafe correspondiente a los “hechos probados”


La menor, que por entonces contaba tan solo con 15 años de edad, abre la puerta y sale corriendo. Atraviesa el jardín, accede a la calle y se introduce en el vehículo del chofer que todos los días la acerca al colegio de La Moraleja donde se imparte el ya mentado curso de verano. Estaba “muy nerviosa”, recoge la sentencia. Le comenta a aquel hombre que “su madre está tendida en el suelo”, tal y como este declaró cuando fue llamado como testigo en el proceso, y le pide que la lleve al cuartel de la Guardia Civil, pero el conductor se niega.

Su padre, Antonio David Flores, sin embargo, no lo hizo. Horas después de aquella aparatosa escena doméstica, Rocío Flores Carrasco declararía ante la benemérita contra su madre, a la que atribuyó un supuesto delito de malos tratos. Las cosas se ponían feas entre ellas. Más aún, si cabe. Han leído bien, por cierto. A pesar de lo narrado más arriba (recalcamos, los hechos probados en el juicio en el que acabaría derivando todo este entuerto) fue la hija quien denunció a la madre.

Se abriría entonces una causa, por lo penal, que a la larga se bifurcaría en dos. Y, paradojas del destino, como se viene anunciando, la procesada en un primer momento, Rocío Carrasco, no solo no saldría condenada, sino que la malograda en este espinoso asunto sería finalmente su hija, Rocío Flores, con la que desde entonces no mantiene ningún tipo de relación.

Esta es la historia de esa ruptura. La verdadera historia de esa ruptura.

Imagen
Pinche aquí para ampliar el documento

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Lun 24 Feb, 2020 2:48 am

Imagen


Flores-Carrasco, Capítulo 2- El día que Rocío Flores fue condenada por maltrato, amenazas e injurias

UNA EXCLUSIVA DE 2000 FOLIOS

Como Vanitatis adelantó ayer en el Capítulo 1 de esta historia, Rocío Flores fue condenada por varios delitos y faltas después de que, tras propinarle varios golpes a su madre el 27 de julio de 2012, se iniciase un trámite judicial en el que ella misma habría denunciado a Rocío Carrasco Mohedano por unas supuestas agresiones.

Retomamos la historia en el punto en el que la habíamos dejado: Rocío Flores, de 15 años, abandona su casa y tras negarse el chófer a llevar a comisaría va al colegio en el que estaba cursando actividades extraescolares. Una vez allí, pide insistentemente acudir a comisaría. El centro se niega y pretende esperar a que alguno de sus progenitores vaya a recogerla, sin embargo, contra la voluntad de las autoridades educativas, la joven de 15 años sale acompañada de un par de amigos de Antonio David Flores que se habían presentado allí.

A ellos les contó que su madre le había pegado. En declaraciones judiciales, la pareja aseguró que, al contrario que lo sostenía el chófer así como de la versión que ofreció el colegio, que la niña “olía a fruta” y tenía señales de la misma en el pelo y en el cuerpo. Además, uno de los dos indicó que presentaba arañazos en las piernas.

Imagen
Sentencia Audiencia Provincial

En el parte médico que se le hace a la joven en el hospital, al que acude de urgencia, el médico manifestó que la hija de Rocío y Antonio David “no presentaba lesiones ojetivables en la zona del cuello, pese a lo sensible de la piel en la citada zona”, algo que resultaba incompatible con su versión, pues ella misma insistía en que “su madre le había agarrado del cuello intentando ahogarla”.

Más tarde, Rocío Flores acudió junto a su padre, Antonio David Flores al cuartel de la Guardia Civil y presenta una denuncia contra su madre por un presunto delito de malos tratos, una acusación que podría costarle a Rocío Carrasco una condena de entre tres meses y un año de cárcel.

Por su parte, esta, tras la salida de su hija del chalet y la vuelta del chófer, acudió al hospital. Allí, los médicos firmaron un parte en el que se recogió que Carrasco había sufrido “policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho”.

Imagen
Sentencia menores

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Mar 25 Feb, 2020 2:11 am

Imagen

El día en que un paparazzo hacía guardia para fotografiar a Rocío Carrasco detenida por la Guardia Civil (y quizá esposada)

Un día después del altercado entre madre e hija, el 28 de julio, sábado, Rocío Carrasco entra en el cuartel de San Agustín de Guadalix para declarar...


Una hija, acompañada por su padre, denuncia a su madre por presuntos malos tratos en un cuartel de la Guardia Civil, pero finalmente es ella la que acaba condenada por dicho delito. No es un trabalenguas. Tampoco una fábula, embuste o patraña, ni siquiera una hipérbole. Es la historia real, nunca antes narrada, de Rocío Carrasco Mohedano (la madre) y Rocío Flores Carrasco (la hija).

Nos ponemos en contacto con un abogado especializado en defensa de menores para que nos describa el protocolo a seguir en estos casos. “Lo primero que abre la Guardia Civil es un atestado y a partir de ahí se da parte a un juzgado de instrucción y se abren de inmediato las diligencias de un proceso penal, en el que la progenitora se enfrenta, si se demuestra su culpabilidad, a una posible pena de cárcel”, nos comentan desde el despacho de penalistas Sanz Cabrejas. Dicho y hecho. Eso es exactamente lo que pasó en el caso que nos ocupa.

Auto del Juzgado de Instrucción n.º 1 de Alcobendas


“Las presentes actuaciones tienen su origen en el Atestado n.º 110/2012 instruido por la Guardia Civil de San Agustín de Guadalix [...] por un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar cometido por Rocío Carrasco Mohedano sobre su hija menor de edad, Rocío Flores Carrasco, denunciado inicialmente por la menor a través de su padre, Antonio David Flores Carrasco”.

Diligencias previas n.º 3698/2012


[hr]¿Rocío Carrasco? Diga usted “pa-ta-ta”[/hr]Un día después del altercado entre madre e hija, el 28 de julio de 2012, sábado, Rocío Carrasco entra en el cuartel de la Guardia Civil de San Agustín de Guadalix, cerca de su casa, para declarar. Conocemos este hecho no solo porque figura en los documentos judiciales a los que Vanitatis ha tenido acceso, sino también porque varias revistas del corazón publicaron la imagen de ese momento, lo que a su vez viene a significar que había fotógrafos esperando a la puerta. Se desconoce, eso sí, quién les avisó. O si, por el contrario, la imagen fue producto de la mera casualidad, ya que Dios juega, de vez en cuando, a los dados con el mundo.

Nos ponemos en contacto con la Guardia Civil para conocer el devenir del protocolo interno en estos casos.

-Vanitatis: ¿Cuáles son los pasos a seguir cuando una hija denuncia a uno de sus progenitores por malos tratos?

-Guardia Civil: No siempre se actúa de la misma forma, depende del estado clínico de la menor, del parte médico que presente, de las situaciones de riesgo a las que nos expongamos…

-V: ¿Se va a buscar al acusado en un coche patrulla de forma inmediata?

-GC: No siempre. Nuestra obligación es localizarlo y que acuda a declarar.

-V: Pero, en principio, ¿es lo normal?

-GC: En más del 90% de los casos sí, se le va a buscar y se le lleva a declarar.

-V: ¿Se suele esposar al detenido?

-GC: No tiene por qué, pero podría darse el caso, por ejemplo si se resiste. No obstante, intentamos preservar el honor de cualquier detenido. Y hay muchos niños que se inventan este tipo de cosas.

Imagen

Era previsible, por tanto, como suele ser habitual en estos procedimientos supuestamente delictivos, y dada la especial diligencia requerida en los temas relacionados con los malos tratos en el ámbito familiar, que Rocío Carrasco apareciese en ese cuartel ocupando los asientos traseros de un coche del cuerpo, puede incluso que esposada y custodiada, por lo que la imagen habría tenido un impacto brutal. Y, por ende, un precio desorbitado en el mercado negro de la cosa rosa. Sin embargo, el gozo de los paparazzi en un pozo: la acusada apareció andando por su propio pie, con las manos libres de metal y vestida con un atuendo veraniego de color rosa.

Los medios que reprodujeron dicha foto narraron la noticia de manera un tanto errónea. Se aseguraba en esos textos que la Guardia Civil se había personado en la casa de Rocío Carrasco y otra serie de datos que, con la documentación en la mano, son a todas luces producto de la elucubración más absoluta. Ni siquiera las fechas de los hechos narrados cuadraban con las que figuran en el dosier judicial del proceso.

Una vez en el interior del cuartel, Rocío Carrasco declinó la posibilidad de declarar. Su pareja, Fidel Albiac, por el contrario, sí lo hizo. Negó haber presenciado los hechos enjuiciados, pero relató algunos de los episodios que habían tenido lugar en esa casa en los días precedentes, obertura triste de la opereta que estaba por venir. Con todos los datos que había recabado, la Guardia Civil remitió el atestado al Juzgado de Instrucción número 1 de Alcobendas, que en la misma fecha abría diligencias previas para investigar lo acontecido. Rocío Carrasco Mohedano, heredera universal de Rocío Jurado, se enfrentaba en ese momento a una posible pena de cárcel.

Hasta aquí el relato de lo acontecido los días 27 y 28 de julio de 2012, en los que se escribió el prólogo del calvario familiar de los Flores Carrasco. Lo que ocurrió después ya lo venimos anunciando: un juez sobreseyó la causa contra Rocío Carrasco y dio parte de toda la información recabada a la Fiscalía de Menores, por lo que se abrió de oficio una investigación paralela contra su hija, Rocío Flores, motivo por el que acabaría finalmente condenada por “maltrato habitual” contra su madre. Pero ¿qué pasó antes de la agresión? ¿Cómo se llega a esta situación? Todo comenzó en realidad veinte años antes. Retrocedamos ahora, por un instante, esas más de dos décadas.

Yerbabuena, año 1

Ella tenía dieciocho; él, diecinueve. Las crónicas de la época, corría el 31 de marzo de 1996, narran que los miembros de la hermandad de Almonte entonaban un tema compuesto especialmente para la ocasión mientras Rocío Carrasco llegaba acompañada por su padre, Pedro Carrasco, a la ermita de Las Vírgenes, en la finca Yerbabuena, donde estaba a punto de celebrarse el enlace matrimonial. Unos minutos antes, al aparecer el novio, un sonriente Antonio David Flores, declaraba ante la prensa acreditada: "No sé cómo es el vestido. Será maravilloso, como ella. Lo que sí sé es que cuando entre ahí [en la ermita] veré cumplido el sueño de mi vida", tal y como referenció la revista ‘Diez Minutos’.

“Las pesadillas también son sueños”, dijo en cierta ocasión Oscar Wilde.

Ese matrimonio duró lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks, filosofía de Sabina mediante; esto es, bastante poco. Apenas tres años y dos hijos después, Rociito y Antonio David, como les bautizaron popularmente los hacedores de las revistas del cuore patrio, estaban ya jugando al Risk y al Monopoly sobre el tablero de los juzgados de Alcobendas, bien cerquita de La Moraleja.

La separación llegó a finales de 1999, quedando la custodia de los hijos a cargo de la madre y los fines de semana alternos y mitad de las vacaciones en manos del padre. Ese fue el comienzo de una lucha interminable en los despachos, en las salas de vistas y, por desgracia también, en aquella cocina que fue testigo silencioso de una agresión y algún que otro conato más (lea el capítulo 1).

Imagen

Fue un camino, el que recorrieron en dirección contraria dos padres divorciados dispuestos a no encontrarse frente a frente nunca más, donde cupieron más espinas que rosas. Con la documentación que Rocío Carrasco y su exmarido generaron en forma de demandas, contestaciones o procesos de modificación de medidas sobre la custodia de sus hijos, entre otras dispares ocurrencias jurídicas, se podría empapelar aproximadamente, vía hipérbole, varias veces el interior del Taj Mahal.

Un volcán en erupción

Sin embargo, nada hacía presagiar, a pesar del enconado conflicto personal y judicial entre progenitores, lo que estaba aún por llegar. De hecho, los informes psicológicos de la hija del matrimonio, Rocío Flores, previos a la adolescencia (Vanitatis posee varios ejemplares firmados por diferentes profesionales) indicaban que existía una estupenda relación entre madre e hija. Incluso, como suele ser habitual a esas edades, se podría afirmar que la segunda idolatraba a la primera.

Pero todo cambió con el tiempo, como ha quedado reflejado en los documentos judiciales recabados por este medio. Rocío Carrasco declaró ante el juez a principios del año 2013 que su hija se encaraba con ella permanentemente desde que cumplió los 12 años y que la situación en casa era “insostenible”, por lo que había necesitado ayuda psiquiátrica.

Este dato se confirmó durante el proceso judicial abierto por malos tratos, ya que la jueza llamó a declarar al especialista que trataba a la hija de Rocío Jurado desde diciembre de 2011. “Manifestó en el plenario que los problemas que padece dicha paciente están claramente relacionados con la difícil y complicada situación que la señora Carrasco mantiene con su hija Rocío”, se puede leer en la sentencia del Juzgado de Menores n.º 4 de Madrid, la ya citada 44/2013.

La cosa, por tanto, venía de lejos. Aquellas dos mujeres no se levantaron una buena mañana y se enzarzaron en un proceso penal por supuestos malos tratos porque les diera una ventolera. Sin embargo, toda esa tensión acumulada en un par de años entre madre e hija iba a estallar como un volcán en erupción en julio de 2012. ¿Por qué?

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21878
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Assia » Mié 26 Feb, 2020 12:26 am

No se lo que pasaria entre madre-hija mientras LAS ADELAS dicen que Fidel estaba durmiendo (NO TRABAJANDO) y no se entero de nada.

Lo incomprensible para mi es esto: Por que Rociito no ha buscado a su hijo y lo ha convencido que lo quiere…? que es su ojito derecho, abrazarlo y demostrarle todo el carino de 1 madre con 1 hijo que parece ser que tiene 1 problema mental y deberia de ser cuidado con todo el amor y mimo de su madre. Hace ya mucho tiempo vi 1 foto del hijo de Rociito llorando mientras escuchaba a su abuela cantar en Chipiona.
No se, pero parece que esa filtracion a la prensa de esa pelea entre madre-hija se ha filtrado a la prensa justamente cuando se estranara o ya se ha estrenado ya...? El espectaculo de: '' CUANTO DARIA YO POR SER ROCIO JURADO''

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Mié 26 Feb, 2020 1:15 am

Imagen

CAPÍTULO 4: El día en que un informe judicial aseguró que Antonio David Flores condicionaba a su hija

La tensión en el chalé familiar en aquel mes de julio de 2012 hizo que se produjeran escenas dantescas. Primero un corte accidental, después una agresión


Algo más de un mes antes del día que estalló la furia de Rocío Flores (27 de julio de 2012), su padre, Antonio David Flores, había abierto en el Juzgado de Primera Instancia número 5 de Alcobendas un proceso de modificación de medidas con relación a la custodia de la hija que tiene en común con Rocío Carrasco. El padre aseguraba en dicho documento que la menor no quería vivir con la madre, que se sentía maltratada y que, incluso, el 15 de marzo de ese año “se fugó” motu proprio a casa de una amiga.

Imagen
Pincha aquí para ampliar el documento

Para intentar demostrar que todo esto era cierto y que, por ende, debía otorgársele la custodia íntegra de su hija, Antonio David adjuntó un informe psicológico de la menor, realizado a instancia de parte, es decir, por una doctora requerida por el ex guardia civil, en el que Rocío Flores aseguraba cosas tan variopintas como que “su madre no la quiere”, “no tiene confianza en ella”, “que la obliga a estudiar con la puerta abierta”, o que “la golpea agarrándola a veces por el cuello”, tal y como recogería la jueza en la sentencia que condenaría a la menor por maltrato. Dicho informe no pudo ser ratificado posteriormente en ese proceso judicial porque la psiquiatra que lo firmó, que responde a las iniciales O.T.L., no se personó en el proceso tras presentar un justificante.

Rocío Carrasco tuvo que acompañar a su hija a los juzgados de Alcobendas para que la pequeña le dijera al juez que se sentía maltratada por ella


No obstante, y a pesar de que el referenciado documento no tuvo relevancia judicial alguna, sirvió para dar pie a un hecho insólito, como muchos de los que acontecieron en aquellos días en el clan Jurado. El día 11 de julio de 2012, apenas 15 días antes de la agresión, Rocío Carrasco se vio obligada a llevar a su hija a los juzgados de Alcobendas para que la pequeña le dijera al juez que se sentía maltratada por ella y que quería irse a vivir con el padre. El cuadro de aquella mañana tenía un grado de abstracción que ni Kandinsky hubiera sido capaz de plasmar.

Quizá no han quedado demasiado explícitas las cotas que alcanzó el delirio en aquellos momentos. Analicemos lo sucedido. El día 5 de julio de 2012, apenas una semana antes de la vista, Rocío Carrasco recibe en el chalé familiar una providencia del juzgado en la que se la informa por sorpresa de que su hija va a declarar y se la insta a “traer a la menor para su exploración por el juez”. Durante una semana completa, ambas tuvieron que convivir en el chalé de Valdelagua con las tripas fuera y los tanques escondidos bajo la alfombra persa de la sala de estar. Y, claro, aquel globo de rencor acumulado se iba a acabar pinchando.

La Fiscalía acorrala a Rocío Flores

Cinco días después de la recepción de aquella providencia escasamente divina, la tensión familiar era tan evidente que se iba a producir un malentendido con un cuchillo. Aunque el episodio no tuvo finalmente consecuencias judiciales para Rocío Flores, aquel corte que se haría en la mano Rocío Carrasco sería estudiado por la Fiscalía de Menores posteriormente como un posible delito de malos tratos de la hija hacia la madre. De hecho, la Fiscalía solicitaba a la jueza que Rocío Flores también fuese condenada por este incidente, como demuestra el siguiente fragmento de su escrito de alegaciones:

Escrito de alegaciones de la Fiscalía de Menores


“En hora no determinada del día 10 de julio de 2012, encontrándose la menor junto a su madre y hermano en la cocina del domicilio familiar, y como quiera que aquella le recriminó que estaba gesticulando con las manos mientras asía un cuchillo con el que cortaba una pieza de fruta, se inició una disputa entre ambas, en el transcurso de la cual Rocío Carrasco exigió a su hija que le entregara el citado cuchillo, y como quiera que la menor se negó a ello, aquella lo sujetó, momento en que la menor, actuando con ánimo de ocasionar a su madre un perjuicio en su integridad física, propinó un fuerte tirón del mismo, provocando así que aquella se cortase en uno de sus dedos”.

Expediente de Reforma 261/2012, con fecha 18 de diciembre de 2012


Sin embargo, Rocío Carrasco le quitó hierro al asunto del cuchillo en sede judicial una vez llegado el momento: “Corroboró lo expuesto por Rocío Flores, en orden a que su hija en ningún momento la amenazó, cortándose ella en un dedo de forma fortuita cuando intentaba que la menor no sufriera daño alguno, al gesticular a la vez que intentaba cortar una manzana”. El hecho de que Carrasco le restara importancia a este incidente provocó la absolución de su hija frente al criterio de la Fiscalía, por lo que la jueza llegaría a afirmar al respecto que la madre “no arremete de forma indiscriminada contra la menor, pues pone de manifiesto tanto aquello que puede perjudicar a Rocío Flores como lo que le beneficia”, lo que a su entender daba credibilidad al testimonio global de la madre, frente al de la hija, poblado de multitud de “francas contradicciones”, como veremos, y siempre enfocado a perjudicar a su progenitora.

Imagen
Pincha aquí para ampliar el documento.

Un día después de aquel duelo menor de espadas, el día 11 de julio, a las 10:45 horas, madre e hija estaban frente a frente en una sala de vistas. Lo sorprendente de este asunto es que el magistrado ni se inmutó ante el relato de la entonces menor cuando testificó en el plenario. Al terminar Rocío Flores su exposición, y a pesar de que venía aparentemente refutada por un informe psicológico, el titular del juzgado la mandó a casa de nuevo con su madre y firmó un auto seis días después, el 17 de julio, en el que solicitaba un informe al equipo técnico psicosocial adscrito al Tribunal Superior de Justicia de Madrid para conocer la realidad de ese entorno familiar y la verdad subyacente en el conflicto.

Ese documento se cerraría definitivamente unos meses después, en concreto el 27 de noviembre de ese año. El resultado era similar al de todos los demás informes elaborados durante el proceso de lucha por la custodia: los dos hijos del matrimonio, tanto Rocío como David, se encontraban en una situación de indefensión en un proceso de divorcio mal tramitado por parte de sus padres. Sin embargo, alguno de esos informes deja caer que Rocío Flores estaba condicionada conductualmente solo por la figura paterna, en opinión de los profesionales.

Ese mismo mes de noviembre, y confirmando esta línea de sentido, la Agencia de la Comunidad de Madrid para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor redactó un dosier paralelo, con entrevistas a los menores, los padres, sus parejas e incluso los profesores de los niños, en el que se dejaba claro este aspecto, pues se aseguraba que el padre condicionaba, de manera más o menos intencionada, la opinión que tenía la hija de la madre. Y que la menor, incluso, llegaba a utilizar la mentira en perjuicio de su progenitora para contentar a Antonio David Flores.

Hablamos con una psicóloga especializada en familia para preguntarle, de manera general, si los niños suelen ser aleccionados por sus progenitores en los procesos de divorcio. "Últimamente se está produciendo un fenómeno muy positivo. Casi todos los matrimonios terminan mal, y en ese contexto es fácil que los padres y también sus familias hablen mal de la otra parte delante de los más pequeños. Pero muchos están aprendiendo a dejar ese dolor a un lado y que no afecte a los niños. Los hijos son el patrimonio de esa relación, un activo muy valioso, y hay que cuidar a ese activo para que no muera". Le mencionamos aquellos casos en los que aparece la conocida como alienación parental. "Los niños tienen una mirada del mundo muy condicionada por sus padres, así que los padres pueden condicionar la opinión que tienen los hijos del otro progenitor con facilidad", concluye.

Imagen

La temperatura del infierno

Recopilemos por un momento los hechos. En junio de 2012, Antonio David pide la custodia completa de su hija presentando la correspondiente demanda, acompañada de un informe psicológico de la menor en el que esta ataca frontalmente a su madre. El día 5 de julio, el cartero judicial llama mil veces a la puerta del chalé familiar y Rocío Carrasco se entera de que su hija va a declarar (lo haría contra ella). El 10, la madre acaba cortándose con un cuchillo de cocina que portaba la hija en medio de una disputa familiar. Un día después, la niña declaró contra la madre en una sala de vistas… Pero ¿qué pasó a partir de ese momento?

Pues iba a ser peor el remedio que la enfermedad. O la enfermedad que el remedio, tanto monta. A partir del 11 de julio de 2012, cuando el magistrado decidió que volvieran juntas a casa, y sobre todo revueltas, la tensión entre madre e hija creció (aún más si cabe) como la espuma de una cerveza recién servida, lo que acabaría traduciéndose en la agresión del día 27 narrada en capítulos anteriores.

La decisión del tribunal descolocó a la familia al completo, porque la mayoría de sus miembros, si no todos, estaban seguros de que, tras esa vista a cara de perro, la joven se iría definitivamente a vivir con el padre por orden de un juez. Pero el juez en cuestión no se creyó del todo aquel speech de la pequeña.

Hacía calor aquel verano en Madrid. Sobre todo en el hogar familiar de Rocío Carrasco. Eso sí, no nos llevemos a engaño, las hogueras del infierno llevaban encendidas en esa casa alrededor de tres años.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Jue 27 Feb, 2020 2:38 am

Imagen

CAPÍTULO 5: El día en que un juez enumeró los insultos que se escuchaban en casa de Rocío Carrasco

Fue la hija quien denunció a la madre por maltrato y fue la Fiscalía, actuando de oficio, la que dio la vuelta a la tortilla


Quedaban 20 días para que llegara agosto, el mes de vacaciones de los entonces menores con el padre. Esas dos decenas de amaneceres en el verano de 2012 serían un verdadero infierno en la casa familiar de Rocío Carrasco. Su hija, Rocío Flores, acababa de declarar contra ella en un juzgado porque ansiaba, desde hace tiempo, irse a vivir con su padre. Lo iba a terminar logrando el 27 de julio, eso sí, de forma poco protocolaria, después de agredir a su madre e interponer contra ella una denuncia por malos tratos que acabaría sobreseída.

El conflicto había arrancado al calor de la pubertad de la menor. Madre e hija llevaban alrededor de tres años enfrentadas y así lo declararon en el juzgado cuando fue preciso. Los informes de la joven aseguraban que estaba condicionada por los embrollos judiciales derivados del divorcio de sus progenitores y aleccionada en su comportamiento por la figura del padre, argumentos que se pusieron en manos de los jueces.

Tras la agresión del día 27 de julio y la posterior denuncia, agosto de 2012 fue un mes difícil para todos. Especialmente para Rocío Carrasco. Un juzgado de instrucción la estaba investigando por maltrato y, como medida provisional, el magistrado titular del mismo le arrebató en agosto la custodia temporal de la denunciante y se la entregó en su totalidad al padre, hasta que se aclarara todo.

Por tanto, y a pesar de lo que han venido narrando trovadores y juglares, de ese culto pagano perpetuo al mito de Cronos devorando a sus hijos, Rocío Carrasco pudo hacer muchas cosas mal, sí, pero lo cierto es que nunca renunció voluntariamente a la tutela de su primogénita. Una hija que nunca regresaría a casa después de aquello y que acabaría condenada por maltrato contra su madre en 2013 y asegurando en los platós de televisión, siete años después, cosas como: “Yo tengo mi conciencia muy tranquila, ella [por Rocío Carrasco] no lo sé".

No solo fue un mes de congoja e incertidumbre para la familia, sino que fueron varios. La angustia se prolongó concretamente hasta el 26 de diciembre de 2012, cuando el Juzgado de Instrucción n.º 1 de Alcobendas publicó el auto de “sobreseimiento provisional de las diligencias previas y el archivo de la causa” contra Rocío Carrasco, argumentado en las “francas contradicciones” en las que cayó su hija al relatar los hechos.

Las contradicciones de Rocío júnior:

Auto del Juzgado de Instrucción n.º 1 de Alcobendas


“Sostiene el atestado inicial que en la mañana del día 27 de julio de 2012, la imputada Rocío Carrasco Mohedano comenzó a discutir y a insultar a su hija de 15 años, Rocío Flores, cuando esta iba a ir al colegio, agarrándola del pelo, llevándola a la cocina y arrastrándola por el suelo, y una vez allí la agarró del cuello y comenzó a amenazarla de muerte, cayendo la imputada al suelo, propinando posteriormente diversas patadas a su hija menor.

[…] Sin embargo, en su exploración realizada en sede judicial, la menor modificó su versión inicial de los hechos y relató que fue a desayunar a la cocina, que ambas discutieron por una pieza de fruta y que ambas comenzaron a forcejear, señalando que su madre “le restregó una nectarina por encima”, hechos que ni siquiera había referido en su declaración inicial.

[…] Asimismo señala que su madre la tiró al suelo y la amenazó, pero no relata que la llevara hasta allí cogiéndola del pelo, añadiendo que Fidel, el marido de su madre, presenció estos hechos, y que posteriormente su madre llegó a agredirla en el lavabo, omitiendo sin embargo lo relatado inicialmente en el sentido de que salió al jardín de la casa, que gritó pidiendo ayuda y que su madre le tapó la boca y la introdujo de nuevo a la fuerza en el domicilio familiar, incurriendo así en francas contradicciones entre ambas declaraciones prestadas con menos de 15 días de diferencia.

Diligencias previas n.º 3698/2012


Y la versión de la madre:

Auto del Juzgado de Instrucción n.º 1 de Alcobendas


La imputada Sra. Carrasco señaló que es cierto que ambas discutieron en la cocina por una pieza de fruta, y que en ese momento su hija le cruzó la cara de un bofetón, comenzando a agredir la menor a su madre mediante puñetazos y tortazos, declarando la Sra. Carrasco que ella se cubrió mientras su hija la agredía a ella, que la menor comenzó a chillar, la tiró al suelo y le propinó diversas patadas en la pierna. Declaró en sede judicial la denunciada que su hija fue hacia la puerta de la casa. Que ella la siguió y una vez allí la volvió a tirar al suelo y le volvió a propinar patadas, y añadió que su hija le falta al respeto, la insulta y la amenaza desde hace tiempo, presentando así una versión de los hechos totalmente distinta a la facilitada por su hija menor, circunstancia que ha dado lugar a que se haya deducido testimonio de las presentes actuaciones a favor de la Fiscalía de Menores por si los hechos relatados por la señora Carrasco fuesen constitutivos de infracción penal presuntamente cometida por su hija de 15 años”.

Diligencias previas n.º 3698/2012


La vuelta de la tortilla

La Fiscalía de Menores se pronunciaría tan solo un día después del auto de sobreseimiento provisional del juzgado de instrucción de Alcobendas que hemos extractado en la parte superior de este texto. El día 27 de diciembre de 2012 se dirigía a la magistrada del Juzgado de Menores n.º 4 de Madrid para enarbolar sus alegaciones al expediente de reforma 261/2012, relativo a la menor Rocío Flores Carrasco, solicitando la apertura de audiencia contra ella. La jueza lo haría y, en los primeros compases del año posterior, tendrían lugar las testificales y el juicio.

Muchos de los datos recogidos en la sentencia que dio carpetazo a este segundo proceso abierto de oficio por la Fiscalía tras el archivo de la denuncia de la menor contra su madre se han ido desgranando en los primeros capítulos de esta serie, incluido el fallo, en el que la menor saldría condenada. Pero resulta cuando menos aclaratorio el fragmento inicial de esa sentencia, el correspondiente a los “hechos probados” para el juez en este asunto.

Sentencia del Juzgado de Menores número 4 de Madrid 44/2013


“Resulta probado que la menor, Rocío Flores Carrasco, de quince años de edad […], desde hace aproximadamente tres años, y de forma reiterada, ha venido atentando contra la paz familiar. […] Desde entonces, y cuando mantenía una discusión con su progenitora, actuando con ánimo de amedrentarla y faltarle el respeto, la increpaba con expresiones tales como: “Eres una guarra, no eres mi madre, mi madre es la mujer de mi padre, tú dabas patadas a tu barriga cuando estabas embarazada de David, tengo ganas de partirte la cara […]”. “Guarra, pvta, mi padre tenía razón, eres una maltratadora psíquica, a esta casa no me trae ni la policía, ni el juez, ni tu padre y tu madre que están bajo tierra”.

Párrafo extraído del epígrafe correspondiente al “fallo”


Es importante volver a insistir en que Rocío Carrasco no abrió jamás una causa en contra de su hija, porque nunca la denunció. Fue la Fiscalía la que dio la vuelta a la tortilla y actuó de oficio. Posteriormente, eso sí, la madre de la menor se adhirió al proceso como acusación particular.

Dado el batiburrillo general de hechos, informes, notificaciones y demás acontecimientos sucedidos en tan corto espacio de tiempo, reconstruyamos aquí, de manera sintética, lo acontecido en esta familia entre los meses de junio de 2012 y marzo de 2013, el año en el que los Flores-Carrasco vivieron peligrosamente.





Volver a “Cajón de Sastre”