APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen
Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 05 Ene, 2010 10:46 am

invitado escribió:JODER, SI ES QUE TENEMOS A LA PEOR, VIENDO A OTRAS TE DAS TODAVIA MAS CUENTA. LA DIFERENCIA ES ABISMAL.


Pues sí, cuanto más ves a las demás, más se acentuan las carencias de la nuestra.
Que saber estar tiene esta chica. Se cae el alma a los pies cuando se compara con la nuestra, que a mi parecer, lo que transmite es soberbia, altivez, frialdad. Parece que lo único que le importa es ponerse la corona sobre la cabeza. Eso es lo que está esperando y por eso aguanta.

CIERTAMENTE, TENEMOS A LA PEOR.

Avatar de Usuario
Amore

Mensajepor Amore » Mar 05 Ene, 2010 12:15 pm

la encuentro super guapa a Lalla y tiene una piel preciosa

eso sí, no parece que interactúe con las personalidades más allá de hacer acto de presencia y posar
en conjunto muy superior a esta desdichada de Leti

Avatar de Usuario
lalla

Mensajepor lalla » Mar 02 Feb, 2010 2:24 pm

Imagen

Lalla Salma asiste a una gala contra el cáncer en el Palacio de Versalles


Imagen

ImagenImagen

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Claro!

Mensajepor Claro! » Mar 02 Feb, 2010 6:10 pm

Amore escribió:la encuentro super guapa a Lalla y tiene una piel preciosa

eso sí, no parece que interactúe con las personalidades más allá de hacer acto de presencia y posar
en conjunto muy superior a esta desdichada de Leti


Claro, es verdad, pero ten en cuenta que se trata de un paìs musulmàn. Entre los musulmanes lapresencia pùblica de la mujer està en general mal considerada y es muy infrecuente. A mì ya me asombra lo que le permiten dejarse ver.

Avatar de Usuario
umm

Mensajepor umm » Mar 02 Feb, 2010 6:12 pm

A mí ese teñido y ese pelo tan largo con esa cara de acelga no me van, que es discreta ¡si a la pobre no le queda más remedio! .. que querías que haga que baile un kasachot ?? la lapidan..

Avatar de Usuario
Lalla

Lalla Salma bennani

Mensajepor Lalla » Lun 15 Mar, 2010 7:31 pm

Imagen

Lala Salma, la Princesa alauí que rompe moldes

La esposa de Mohamed VI ha modernizado la imagen de la Casa Real de Marruecos. Se ha convertido en un símbolo de apertura y emancipación de la mujer. Y en una figura muy popular en los medios

En diciembre de 2009 salió a la calle el primer número de la edición marroquí de «¡Hola!», mensual con 30.000 ejemplares de tirada. Varias eran las preguntas que se hacían los consumidores de prensa rosa, sobre todo por el enorme peso de la familia real y por lo poco acostumbrados que están en el reino a una revista de este perfil. ¿Se amoldaría bien una cabecera de tanto renombre a un país donde la tijera de la censura sigue estando bien afilada y más en todo lo referido al todopoderoso Monarca? ¿Cuándo aparecería Lala Salma, esposa del Rey Mohamed VI, en la portada?

Ese momento ha llegado tres meses después, en el número cuatro. «Su Alteza Real Lala Salma. La consagración internacional de una Princesa que ya es leyenda», dice en portada el titular de un reportaje vendido como exclusiva. Detrás no hay un posado de la Princesa, ni fotos de su casa o de su vida privada, ni declaraciones. Se trata de las imágenes de un acto celebrado hace varias semanas en el palacio de Versalles de París con motivo de una entrega de galardones en la que se premió su compromiso en la lucha contra el cáncer y del que ya informó la agencia oficial Map con texto y fotos.

Pero Lala Salma, como fenómeno dinamizador de la Casa Real alauí desde que se casó con Mohamed VI en 2002, vende mucho. Genera interés en cada una de sus apariciones, su forma de vestir, su comportamiento en público, sus acompañantes... A la ceremonia de París acudió, como a la mayoría de los sitios, sin estar a la sombra de su marido. Allí fue fotografiada rodeada de glamour y vestida con un caftán tupido de pedrería.

Símbolo de apertura

«Se ha convertido en un símbolo de apertura, de emancipación de la mujer», explica Yasmine Belmahi, la periodista de «¡Hola!» que firma el reportaje. «Es una mujer con valores, alguien que puede ser un ejemplo a seguir», dice esta mujer que trabajó varios años en «Medina», otra revista del sector antes del desembarco de «¡Hola!» en Marruecos.

Salma es, además, un reclamo rentable. El último número del semanario marroquí «La verité» tira de ella con una fotografía en portada en la que mira sonriente al Rey con el titular «La revolución tranquila». En el interior, otra gran foto de Lala Salma, esta vez con Mohamed VI, Jacques Chirac y la mujer de este. Pero el reportaje no es sobre la Princesa, ni de lejos. Se trata de un gancho para vender lo que no es más que un análisis sobre la remodelación del código de familia marroquí.

La imagen de Lala Salma ha dado cierto barniz de modernidad a la Casa Real alauí, aunque, según distintas opiniones recogidas entre analistas que prefieren mantenerse en el anonimato, cuanto hace forma parte de una agenda programada desde dentro de Palacio. Lo corrobora Yasmine Belmahi al afirmar que todo esto «es también deseo del Rey».

Desde el principio su papel no tuvo nada que ver con el de Lala Latifa, la madre de Mohamed VI, oculta casi como si se tratara de una extraña. Eso sí, todavía dista bastante del de Rania de Jordania o, incluso, del de la difunta Diana de Gales, como algunos jóvenes reclamaban en las calles de Rabat durante los fastos del matrimonio real en julio de 2002.


Imagen

Alteza Real

Lala Salma no ostenta el título de Reina, pero sí el de Alteza Real, algo a lo que no accedió su suegra. Y aunque su papel dista del de Doña Sofía, tiene a ésta como «maestra» en el desempeño de sus funciones. La complicidad entre ambas, con algún salto de protocolo por parte de Doña Sofía, se dejó entrever en las dos visitas que la Reina llevó a cabo a Marruecos en 2005.

Salma Bennani —nombre de soltera de esta ingeniera informática nacida en 1978 en Fez— no viene de las altas esferas sociales marroquíes, esas que se codean a diario con el «mahzén», el entorno palaciego. Afirman que el Rey la escogió con la idea de dar un vuelco a la imagen del pasado, tan vinculada al harén de palacio. «Evidentemente es Princesa, pero por su forma de ser representa a diferentes clases sociales», afirma la periodista Yasmine Belmahi. «Quienes trabajan con ella la describen como alguien ejemplar, natural y sencilla. Y no me lo dicen como un cumplido», añade Belmahi.

Tampoco escaparon a la polémica los primeros intentos de los marroquíes por saber algo más de la mujer del Rey. Al director de «Al Yarida al Ujra», una publicación ya desaparecida, le dieron un serio toque de atención cuando desveló ciertos «secretos» hace cinco años. La Princesa, de 58 kilos de peso, anda descalza en casa, a veces se sienta a comer con el personal del servicio, adora la ropa de Valentino y prefiere Channel o Dior para maquillarse y su plato preferido es el «tayín» (guiso) de carne con zanahorias.

Su papel se ha hecho mucho más visible tras ser elevada a la presidencia de la asociación de lucha contra el cáncer que lleva su nombre. Asiste a ceremonias, visita centros médicos o hace de anfitriona en Fez de Margaret Chan, la directora de la OMS, de la que la Princesa es embajadora de buena voluntad.

Mohamed VI y Lala Salma son padres de dos hijos. El Príncipe heredero Mulay Hasán nació en 2003. Su hermana, Lala Jadiya, en 2007. La actividad del Príncipe, como la de su madre, también se ha multiplicado en los últimos años. Y actúa éste cada vez con mayor soltura ante el público.

abc.es

Avatar de Usuario
ZXBNay

Mensajepor ZXBNay » Mar 16 Mar, 2010 7:29 pm

Tiene una frente de medio metro , otros 15 cm de nariz y no se cuantos tratamientos de botox o otras porquerías . Total , feisima.

Y de su marido - satrapa y tirano mejor no hablar ...
loq ue se refiere a " matrimonio " , lo democrático fuera si hubiera sacado TODO SU HAREM que tiene escondido . Su padre tenía decenas de concubinas y este hace l mismo .......a escondidas.
Payaso , gord y tirano .......ahhh y " descendiente de M*****a
monarquiá absoluta en siglo XX .

Avatar de Usuario
cumple

Principe Moulay El Hassan de Marruecos cumple 7 años

Mensajepor cumple » Dom 09 May, 2010 9:14 pm

Imagen

El Principe Moulay El Hassan de Marruecos cumple 7 años

Avatar de Usuario
Moulay

Moulay El Hassan

Mensajepor Moulay » Dom 09 May, 2010 9:25 pm

Imagen

Principe Moulay El Hassan cuando cumplio 6 años

Avatar de Usuario
Invitado

La Familia Real de Marruecos

Mensajepor Invitado » Dom 09 May, 2010 9:41 pm



La Familia Real de Marruecos
La Familia Real de del Reino de Marruecos pertenece a la dinastia Alauita que ha gobernado el pais desde 1664 cuando Mulay Muhammad al-Rashid bin Sharif fue proclamado Sultan de Marruecos, unificando la nacion bajo su trono. Mohamed V cambio el titulo de Sultan por el de Rey en 1957. Desde 1999 el monarca es Mohamed VI, que sucedio a su padre Hassan II

Avatar de Usuario
Lalla

Mensajepor Lalla » Sab 15 May, 2010 9:50 pm

Imagen

Lalla Khadija se presenta al mundo en su tercer cumpleaños

Tres años, como tres soles, ha cumplido lalla Khadija, la segunda hija del Rey de Marruecos, Mohamed VI, y su esposa, lalla Salma. Y la Familia Real ha celebrado el acontecimiento con el pueblo marroquí conmemorando el día del feliz nacimiento, el 28 de febrero de 2007, de la Princesa y haciéndoles partícipes a sus conciudadanos de cómo crece la hermana pequeña de Moulay Hasan, primogénito de la pareja real y Heredero del trono alauí (8 de mayo de 2003).

Lalla Khadija (llamada así en honor a su abuela materna) se ha ido convirtiendo en una pequeña muy guapa, como se puede apreciar en esta nueva imagen (tras las fotografías de su presentación oficial y las de su primer y su segundo cumpleaños), que sus padres han hecho públicas con motivo de su tercer aniversario. Unas instantáneas para el mundo en la que la niña, con un tradicional kaftán y el pelo recogido, se presenta encantadora. Un claro gesto de aperturismo y de ruptura con la imperante reserva de la Familia Real marroquí sobre su vida privada.

http://www.hola.com/realeza/20100310133 ... le/tres/1/

Avatar de Usuario
Invitado

Lalla Salma en la inauguración del Festival de Música Sacra

Mensajepor Invitado » Sab 05 Jun, 2010 5:38 pm

Imagen

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Mohamed VI

LA INMENSA RIQUEZA DEL REY VECINO

Mensajepor Mohamed VI » Sab 04 Dic, 2010 4:24 pm

    Imagen

    MOHAMED VI
    LA INMENSA RIQUEZA DEL REY VECINO

    Es el séptimo monarca más rico del mundo, con 1.800 millones. Colecciona coches de lujo, trajes caros, posee cinco palacios... Sus negocios representan el 6% del PIB marroquí

    ÁNGELA TORRES
Tomando el té, rezando o durante la tradicional fiesta del cordero, pero también en alguno de sus fastuosos juguetes de cuatro ruedas, apuntando con la escopeta durante una jornada de caza o haciendo esquí acuático. El omnipresente retrato del monarca alauí Mohamed VI preside de esa guisa escuelas, restaurantes, oficinas, establecimientos comerciales y hasta salas de gimnasios.

El rey (nacido en Rabat en 1963) cumplió en 2009 sus primeros diez años en el trono. En sus primeros pasos como monarca fue apodado por sus aires de modernidad como el rey cool, y por la esperanza que se depositó en él cuando relevó a su padre, Hasán II, también se le llamó el «monarca de los pobres». La revista Forbes, sin embargo, le ha clasificado como el séptimo rey más rico del mundo, con una fortuna de 1.886 millones de euros. El nuestro, Don Juan Carlos, sin embargo, no aparece en la lista. Apareció en 2003, pero por error. Forbes le situó entonces como el sexto monarca de Europa más pudiente con una fortuna de 1.790 millones de euros, cifra que se desmintió después porque habían contado los inmuebles de Patrimonio Nacional. La Casa Real española tiene una asignación global anual de 25 millones.

Pero ahora Mohamed VI también es objeto de los informes secretos de Wikileaks. La embajada de EEUU en Rabat y el consulado en Casablanca asegura que «la influencia y los intereses comerciales del rey de algunos de sus asesores son palpables en cada proyecto inmobiliario». Lo que viene a decir que la corrupción en Marruecos está a la orden del día, pues todas las grandes inversiones del país pasan siempre por la aprobación y beneficio del rey.

El monarca, casado con Lala Salma (licenciada en ingeniería informática) y padre de dos hijos, no ha hecho si no ver cómo aumentaba su patrimonio en los últimos años. Un patrimonio conformado, según los analistas, por colecciones de obras de arte, vehículos, participaciones en los grupos económicos más rentables del país y decenas de propiedades dentro y fuera del reino.

«Están siempre muy cuidados y recordaban, al menos en tiempos de Hassan II, a los cuentos de las mil y una noches», rememora con nostalgia una asidua del entorno real. Se refiere a los palacios imperiales, los de Marraquech, Fez, Mequinez, Casablanca y Rabat. No son los únicos que se reparten por la geografía marroquí, también se levantaron residencias reales en otros puntos como Errachidia, Agadir, Ifrán, Buznika, Tánger, Nador, Skhirat, Khenifra o en Oujda. Según informa la revista Forbes, los palacios tienen un presupuesto de cerca de 757.200 euros al día.

Imagen Imagen
BODA REAL. El día de su boda en marzo de 2002 con Lala Salma, una bella ingeniera informática con la que tiene dos hijos.
EN FAMILIA. Mohamed VI con su prole, durante el séptimo cumpleaños de su heredero, el príncipe Moulay El Hasán.



    PROPIEDADES EN FRANCIA

No son sus únicas propiedades inmobiliarias, también posee otras en Betz o La Celle Saint-Cloud, en Francia. Precisamente el país galo es uno de sus favoritos para pasar temporadas de descanso en la exquisita estación de Courchevel, en los Alpes. También le gusta dejarse caer por París, donde se encuentra uno de sus diseñadores preferidos, Gianfranco Ferré.

Pero según publicó el semanario independiente TelQuel, no son los únicos trajes que le gusta vestir a Mohamed VI. También siente predilección por los de lana de lama, de los que ha llegado a hacer pedidos de más de 43 millones de euros. Pero las aficiones reales también van sobre cuatro ruedas. Es vox populi en Marruecos que el monarca es un gran amante de los coches y de ser él quien se sienta al volante. Según se publicó en Al Ayam, su parque automovilístico suma unos 600 vehículos de colección, que suponen unos seis millones de euros al año en mantenimiento y 30 millones en desplazamientos.

Mohamed VI ha ido incrementando en los últimos años la importante colección de su padre, y muestra de su debilidad por su escudería es el cuidado que les dedica. Hace algo más de un año, enviaba en un avión de las Fuerzas Aéreas marroquíes al sur de Inglaterra su Aston Martin DB7 color acero, valorado en 102.000 euros. En 2009, The Sun daba fe de la llegada del coche al Newport Pagnell, donde tiene un taller la firma.

Según fuentes económicas, el monarca ha sabido cómo aumentar año tras año el holgado patrimonio que heredó de su padre. Cuando en 2000, un año después de su ascenso al trono, el jeque Abdeslam Yasín, líder del movimiento islamista marroquí Justicia y Espiritualidad (impedido por las autoridades a constituirse como formación política), hizo una estimación de su fortuna fue la primera vez en Marruecos que alguien habló públicamente con cifras del patrimonio real.

Yasín barajaba un montante de entre 30.000 y 40.000 millones de euros, y reclamó entonces al joven monarca que repatriara el patrimonio del que disponía su padre en el extranjero. También especificaba que en las cifras ofrecidas se habían contabilizado las cuentas bancarias y las inversiones financieras, pero no «otros valores inmobiliarios y diversos haberes». El jeque citaba también entonces las costosas colecciones de Hassan II. Entre ellas, enumeraba las de caballos pura sangre o sus adquisiciones artísticas.

Años después, algunas publicaciones del país han hablado de los negocios de Mohamed VI. En 2009 TelQuel publicaba un número especial titulado The businessman (el hombre de negocios), en el que se desglosaba el complicado entramado de sus negocios. «En 1999, Mohamed VI heredó un holding que tenía más de caja negra que de grupo estructurado. Diez años más tarde, sus hombres la han convertido en una máquina de guerra económica que nada puede parar». El holding de su majestad, cuenta TelQuel, se conoce como Siger, anagrama de Regis, rey en latín. Y controla «una cascada de filiales» cuya cifra de negocios en 2008 fue 3.565.062.388 euros.

La mayoría de sus filiales «se encuentran bajo la copa de la SNI (Société Nationale d’Investissement; Sociedad Nacional de Inversiones) y la ONA (Omnium Nord Africain). Un dominio en el que «no se habla de Mohamed VI, o de Su Majestad, sino del patrón». En la actualidad, según el semanario, «sus negocios representan el equivalente del 6% del Producto Interior Bruto (PIB) de Marruecos», que en 2009 fue de 145.200 millones de euros.

Según TelQuel, las empresas que controla Siger «tienen un pie en casi todos los sectores estratégicos del país: finanzas y seguros, telefonía, energía, inmobiliario, materiales de construcción, extracción minera, agroalimentario, gran distribución, automovilístico… ». Hace unos meses, ONA y SNI hicieron pública su fusión e informaron de que se retirarían de la Bolsa. Sus filiales, en cambio, no lo harían. Dicha operación se acometía para mejorar su reorganización y «convertirse en un holding de inversión con un único oficio, el de accionista profesional».

En un editorial de TelQuel publicada en mayo, Benchemsi ponía en duda la explicación de ONA y SIN y aseguraba que se estaba creando «un ogro capitalista tan espantoso como invencible y, además, lejos de las miradas, puesto que la transparencia bursátil desaparecerá ». Y continuaba: «A partir de 2010 los marroquíes ya no podrán seguir la evolución de la fortuna del monarca, que hasta ahora sí era posible reconstituir parcialmente ». Dice Ahmed Reda Benchemsi, director de TelQuel: «Esas sociedades pertenecen, de cerca o de lejos, al jefe del Estado, que es también el primer empresario del reino; (...) el éxito de ese imperio económico se debe, en buena medida, a la identidad de su propietario y a la potente palanca que supone en cualquier negociación».

    SALARIO MÍNIMO: 300 EUROS

Para algunos economistas marroquíes, sin embargo, es positivo que el rey disponga de un gran patrimonio para poder dinamizar la economía y actuar con una influencia directa sobre ella, sin dejarla únicamente en manos de los empresarios. Mohamed VI, el «monarca de los pobres », reina en un país donde el salario mínimo es de unos 300 euros al mes, donde todavía millones de personas viven con menos de un euro al día y que, según el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de Naciones Unidas (ONU), ocupa el puesto 114 —España está en el 20— en un ranking de 169 países.

«Dicen que es un buen rey, que ayuda a las personas que no tienen recursos; le pedimos a Dios que nos visite, que nos saque de esta miseria», relataba hace meses Fatna, una joven bereber de Aid Abbas, un pueblo perdido del Atlas marroquí, donde hasta la bandera nacional que preside su entrada ondeaba roída y descolorida por las envestidas del sol y del viento.

Una aldea de desvencijadas casas de adobe, piedra y madera donde no hay escuela ni centro sanitario. «Aquí vivimos con lo mínimo», decía Fatna rodeada de su prole. En su pequeña vivienda hay poca cosa que contar. Un par de colchones, algún utensilio de cocina, algo de ropa y un par de libretas que descansan sobre la misma estantería donde Fatna mantiene impoluta la fotografía de Mohamed VI. «Ojalá nos escuche », suspiraba.



[table]

[row]Imagen
PALACIO. Vista de la fastuosa residencia real en Fez.[col]Imagen[col]Imagen
‘COCHAZOS’. El favorito del rey, un Aston Martin DB7.[col]Imagen[col]Imagen
LUJO. Uno de los salones del Palacio Real de Rabat.[/table]

Imagen
SALIDA A BOLSA: Mohamed VI planea fusionar los dos grandes holdings que controla, la Société Nationale d’Investissement (SNI) y Omnium Nord Africaine (ONA), entidades que obtuvieron unos beneficios netos de 340 millones de euros en 2009, para iniciar ventas de filiales y salidas a Bolsa de sus negocios emergentes. La familia real marroquí es la accionista mayoritaria de estos dos grupos a través de la sociedad Siger, anagrama de regis, rey en latín. Entre esas empresas que abarcan los holdings, destaca Nareva, un grupo energético que está construyendo un rentable parque eólico al sur de El Aaiún, que creará 100 empleos y producirá 200 megavatios, y otras de explotación agraria. La versión oficial de Mohamed VI es que con estas operaciones empresariales impulsa la economía del país, pero su estrategia no parece dar los frutos filantrópicos que tanto necesita Marruecos.
NEGOCIOS CON ESPAÑA: Bajo su manto también está la primera entidad bancaria privada del país, el Attijariwafa Bank, ligada a otros bancos españoles. El Santander vendió al SNI hace un año un 10% de su participación por 367 millones de euros y Caja Madrid un 3,4% por 157 millones. Le salió mejor la jugada a Rodrigo Rato que a Emilio Botín.
LAS MIL Y UNA NOCHES: No sorprendería que en la vida de lujo de Mohammed VI existieran hasta alfombras voladoras. Tiene residencias reales desplegadas por todo el país y palacios imperiales equipados a la última. Aparte de sus mansiones oficiales en Rabat, Marraquech, Fez, Mequinez y Casablanca, tiene asilo y refugio de oro en Errachidia, Agadir, Ifrán, Buznika, Tánger, Nador, Skirat, Khenifra y Oujda. El mantenimiento de los palacios cuesta casi un millón al día.
‘EL REY COOL’: Se viste en Gianfranco Ferré, hace pedidos de 43 millones en trajes de lana de lama, tiene 600 vehículos de alta gama en el garaje de palacio, entre ellos su ojito derecho: un Aston Martin DB7 color acero que lleva a reparar en avión a Inglaterra. También colecciona caballos de pura raza.
‘PARIS, JE T’AIME’: Suele viajar a la capital gala de compras, pero en Francia también tiene propiedades en Betz, La Celle Saint-Cloud y en Courchevel, en los Alpes, donde le gusta esquiar.



EL MUNDO. AÑO II. NÚMERO 97. LA OTRA CRONICA. SÁBADO 4. DICIEMBRE 2010

Avatar de Usuario
yo

Mensajepor yo » Dom 05 Dic, 2010 4:31 am

'¡¡¡¡Qué vidurria!!

Avatar de Usuario
la corte española

LA ESPAÑOLA QUE SALVÓ DE LA MUERTE A MOHAMED VI

Mensajepor la corte española » Dom 09 Ene, 2011 7:06 pm



    LA ESPAÑOLA QUE SALVÓ DE LA MUERTE A MOHAMED VI
    En el 40 aniversario del golpe que casi acaba con la vida de Hassan II y de su familia, descubrimos la historia de Ascensión, la cuidadora que se negó a entregar a los militares al heredero, hoy rey de Marruecos. Ya anciana, sigue viviendo en Rabat

    JAVIER CASTRO-VILLACAÑAS
Esperanza y Mª de los Ángeles, muy ancianas ya en su casa de las afueras de Madrid, siguen hablando de su hermana con reverencia. Ni siquiera cuando le restan heroísmo, hay demérito en la manera de actuar de su querida Juana Labajos, la mujer condecorada por Marruecos con la máxima distinción del reino alauita. «Ella no pudo hacer nada. Los golpistas se lo impidieron. El príncipe Mohamed permaneció durante todas las horas que duró el golpe protegido por su cuidadora, Ascensión Díaz, escondido en unos baños de palacio», coinciden las hermanas, herméticas salvo por esa frase. Se niegan también a mostrar el álbum de Labajos en la corte marroquí.

Lo que sucedió allí hace ahora justo 40 años, que terminó forjando el destino de Hassan II y sus hijos, es igualmente la historia nunca contada de dos españolas, dos mujeres católicas en la cúspide de una monarquía coránica de hombres, sin cuya actuación, Mohamed VI no sería hoy rey de Marruecos. Una murió de cáncer hace años y el destino de la otra, Ascensión, se pierde entre los salones del palacio real de Rabat, donde sigue viva. Siempre fiel a su niño, hoy rey.

Un monarca más que conflictivo que no cesa de dar titulares a las portadas de la prensa mundial: ayer por los sucesos del Sáhara [represión de saharauis y expulsión de periodistas internacionales]; hoy por los informes de Wikileaks [«los intereses comerciales del rey son palpables en cada proyecto inmobiliario… »], y siempre por los eternos contenciosos con España, con los reiterados incidentes en las fronteras de Ceuta y Melilla.

Es Ascensión la mujer de la foto inédita de portada, rescatada por Crónica de los archivos de la organización católica Salus Infirmorum, a la que la española perteneció, igual que en su día la infanta Pilar de Borbón. «Ascensión, cuidadora del príncipe Sidi Mohamed, que nació en el año 1963», dejó escrito alguien bajo la imagen. En el retrato, una mujer sostiene a un bebé de abundante pelo oscuro. Ambos, mujer y niño, aparecen vestidos con el kaftan, traje de gala marroquí. Estamos en el palacio real y Ascensión Díaz Fulgueras, enfermera diplomada por la escuela Regina Angelorum de Madrid, llegada al país vecino en octubre de 1962 para cuidar a la princesita Lalla Mariem, acuna con delicadeza al primer hijo varón de Hassan II: Sidi Mohamed ben el- Hassan. Hoy, Mohamed VI.

Ascensión no fue la única española que trabajó en la corte de Hassan II. Otras institutrices llegadas desde la península (todas pertenecientes a Salus Infirmorum) atendieron también a los hijos del rey. Abrió el camino otra madrileña, Juana Labajos González, quien en 1957 atravesó los muros del palacio marroquí para trabajar con Mohamed V, abuelo del actual monarca. Con los años, Juanita llegó a ser gobernanta del servicio de mayordomía de la casa real de Marruecos: la verdadera «jefa de todo».

Toda la educación de los príncipes, ya con Hassan II, tuvo marcado acento español. No solo por la presencia de institutrices como Ascensión, o Juanita la Gobernanta. También aparecen militares españoles como el entonces coronel de caballería Enrique de Zarandieta, profesor de equitación del príncipe Mohamed. Aunque la corte española de Rabat fue, sobre todo, de mujeres. Ellas supieron mandar, templar y mediar, demasiadas veces, entre la estricta disciplina que se imponía a los príncipes, utilizando cariño y comprensión, pero también rigor y sabios consejos: «Coraje, ten coraje…», eran palabras que utilizaba Juanita para conseguir que el príncipe Mohamed no flojease y pudiera alcanzar sus objetivos.

¿Unas segundas madres? Seguro que no, pero sí dos personas que estuvieron donde no podían estar otras. Lalla Latefa Hummu, la um churra (madre de los príncipes) no pudo desarrollar esta función. Ser la madre de los herederos del rey en tiempos de Hassan II no significaba nada. Sólo una posición especial dentro de las más de 60 concubinas que vivían en palacio.

    Imagen
    Ascensión Díaz Fulgueras, en el palacio de Rabat, sostiene en brazos al hijo varón de Hassan II, nacido en 1963. Hoy es el rey Mohamed VI

    BROMAS EN LA INTIMIDAD

Esta experiencia marcó a Mohamed y le unió aún más con sus tías españolas. Juanita y Ascensión fueron también sus profesoras particulares de español (lengua que hablan a la perfección desde pequeños los cinco hermanos), y aunque en palacio formalmente las tenían que tratar con respeto —«madame Labajos», «madame Díaz»—, en la intimidad les gastaban bromas con sus nombres de pila y les regaloneaban llamándolas «tía Juana» y «tía Ascensión». Ascensión les hacía reír con multitud de juegos o persiguiéndoles con una media negra colocada en la cabeza. Juana lo supervisaba todo. Un ejemplo: cuando la ceremonia de circuncisión de Mohamed VI en Fez, quien estuvo con el niño fue Juanita.

Pero hay algo más, lo sustancial: las dos madrileñas —Ascensión y Juana, Juana y Ascensión—, tuvieron un comportamiento heroico en medio de un golpe de Estado sangriento. Y ambas ayudaron a salvar la vida del actual rey.

Una fecha que el entonces príncipe nunca olvidará. Sábado 10 de julio de 1971. Palacio de Skirat (25 kilómetros al norte de Rabat). Es el 42 cumpleaños del rey Hassan II y en su honor se ha organizado una fiesta espectacular que durará varios días. Son las 13:30 de la mañana, Juana y Ascensión ya se encuentran en los pabellones reales. Los invitados van llegando poco a poco: cuerpo diplomático, militares, empresarios, familiares del rey… Todos tienen que firmar en el libro de honor de invitados. De repente, algo llama la atención de Juana: no está previsto que un grupo de soldados entre gritando y pegando tiros. Juana Labajos les increpa en francés «¡Qué hacéis, todavía el rey no está preparado! ¡La fiesta aún no ha comenzado!».

La contestación de los rebeldes no pudo ser más explícita: «La fiesta empieza ahora», y una ráfaga interminable de metralleta finiquita la conversación. Labajos salva la vida de milagro, al igual que otros invitados y trabajadores de palacio que, como ella, optan por el cuerpo a tierra. Sin embargo, los que intentan huir por la puerta principal no tienen la misma suerte: muchos son abatidos, entre ellos el embajador de Bélgica. Al ametrallamiento le sigue el lanzamiento de varias granadas de mano. El balance final: más de 100 muertos y casi 200 heridos. Una auténtica carnicería.

Los asaltantes están enloquecidos. Al ser el palacio de Skirat una residencia veraniega, con salida directa al mar, muchos invitados huyen despavoridos en grupos a través de las dunas de la playa. No es el caso de Juanita Labajos. Aún boca abajo, entre los gritos de los golpistas, las balas y el estallido de las bombas de mano, tiene un único pensamiento: salvar a los niños.

    Imagen
    El príncipe en compañía de su padre, el rey Hassan II. Tras su muerte, en 1999, heredaría el trono de Marruecos como Mohamed VI.

    DE RODILLAS

¿Qué está ocurriendo? Juana y Ascensión se encuentran en medio de un golpe de Estado protagonizado por 1.400 cadetes de la Escuela Militar del Ejército. Dirige la conjura el general Mebdouth, jefe de la casa militar del rey. Su pretensión es la secularización del poder político en Marruecos, reservando a Hassan II, una vez destronado, el papel sólo de imán para bendecir una revolución de izquierdas. Un golpe similar al que ascendió al poder en 1969 al coronel Gadafi en Libia.

La baraka de Mohamed VI ese día va a tener dos nombres: Juanita y Ascensión. Labajos se mueve en palacio como pez en el agua. Conoce a todos y, cómo no, todos la conocen a ella. También el jefe de los golpistas, general Mebdouth. Además, Labajos es persona de máxima confianza del ministro de Interior y mano derecha del rey, el general Mohamed Ufkir (quien horas después dirigirá el rescate de Hassan II y dos años más tarde se colocará él mismo al frente de otra intentona golpista). Pero no puede hacer nada, se encuentra paralizada, encañonada por los golpistas. Un testigo presencial del ataque relató en Paris Match (julio de 1971) que cuando los golpistas intentaron colocar a todos los prisioneros en el patio central de palacio de rodillas y con las manos en la nunca, se quedaron sorprendidos al recibir la contestación en árabe de una mujer extranjera que les increpa con especial dureza y no obedece sus órdenes. Ella es la única que se niega a ponerse de rodillas ante los golpistas. ¿Juana Labajos? La heroína es rescatada por el jefe del golpe, el general Mebdouth.

A partir de este momento las versiones son contradictorias. El general Mebdouth muere, momentos después, por los disparos de una ametralladora accionada por el médico personal de Hassan II, quien también es abatido por los ayudantes de Mebdouth. La confusión es total. Toma el mando de los golpistas, desde Rabat, el coronel Abbabou, quien ordena ejecutar a todos los miembros de la familia real, incluidos los hijos de Hassan II. La suerte del monarca parecía echada. Su propio hermano, el príncipe Moulay Abdalah, había resultado herido grave durante el asalto.

Seguro de su victoria, el coronel Mohamed Abbabou, con el rey cautivo de sus hombres en palacio, marcha hacia la capital y anuncia desde Radio Rabat el triunfo del «ejército del pueblo», que el rey había muerto y que Marruecos era ya una república. Días después el fusilado sería el propio coronel, junto a otros siete jefes golpistas.

¿Y los niños? Según la prensa marroquí, cuando los golpistas fueron a por los príncipes se encontraron la actitud inquebrantable de una mujer española que, con el heredero en brazos (Mohamed VI tenía 7 años), se encara a los cadetes, les increpa en árabe y les hace retroceder manteniéndose ella firme con el príncipe heredero, y el resto de institutrices y de niños, encerrada en los baños de Palacio. ¿Ascensión Díaz?

Fuentes militares de la embajada de España en Marruecos de aquella época han confirmado a Crónica que esa mujer fue Juana Labajos. Sin embargo, sus hermanas menores (Esperanza y Mª de los Ángeles), afirman que no pudo ser otra que Ascensión Díaz.

Existen más versiones respecto a lo allí sucedido, como la escrita por Ferrán Sales en su biografía sobre Mohamed VI: «Nadie es capaz de confirmar si fue (Juana Labajos) la que en julio de 1971, en medio del tumulto del golpe de Estado de Skirat, se lanzó a una piscina para salvar el cuerpo del pequeño Sidi Mohamed que había caído al agua y amenazaba ahogarse ». Pero Juanita, como nos confirman sus hermanas, «no sabía nadar».

La respuesta al enigma la da el propio Hassan II en una entrevista a Paris Match (24 de julio de 1971): «En el curso de uno de los dramáticos episodios de los golpistas una sección de cadetes se desplaza para hacerse cargo de mis hijos, protegidos de forma admirable por las gobernantas francesas y españolas».

También son palabras de rey las que explican el desenlace, feliz para él y los suyos, de aquel episodio que abrió en Marruecos el periodo conocido como los años de plomo, por la feroz represión que seguiría al intento de magnicidio. El 24 de julio de 1971 contaba así a Paris Match cómo logró salir con vida: «Estuve encerrado en una pieza de bungalow con allegados. Uno de los cadetes da muestras de una ferocidad increíble. “No te muevas o te mato, exclama”. En cierto momento, me ordena: “¡Sígueme!”. Pienso que va a matarme y que, por un resto de pudor, no quiere testigos. Estaba tan nervioso, tan excitado que la metralleta temblaba en sus manos. ¿Vas a matar a tu rey?, le pregunto con firmeza... De pronto, un efecto teatral: mi carcelero se pone firme y me saluda militarmente. Le ordeno: ¡Descanse! ¿Por qué no besas mi mano? ¿Os habéis vuelto todos locos, soldados del ejército real, hijos míos? El cadete parece angustiado. Me suplica: “¡Mi señor! No habléis demasiado fuerte. Todavía hay aquí demasiada gente que os desea el mal...”. Si no hubiéramos salido a las 17:30 de la habitación habríamos muerto».

¿Quién protegió a Mohamed VI en esas horas en que toda la familia real estuvo condenada? ¿Si no fue Juana Labajos o Ascensión Díaz, pudo ser alguna de las otras institutrices (no gobernantas) españolas o francesas?: Pepi Fuentes, María González Trujillo, Consuelo Peña, Teresa, Dolores, Pilar, Purificación Jiménez… Lo cierto es que sólo Juana Labajos recibió, dos años después, las dos máximas condecoraciones del Reino: Oficial y Dama del Trono Alauita.

    Imagen
    26 de agosto de 1963. Ascensión sostiene a la primera hija de Hassan II, la princesa Lalla Mariem, en su primer cumpleaños.

    EL CÁNCER Y LA DESPEDIDA

Otra pista más: Madrid 1977, Clínica Nuestra Señora de Loreto. Han pasado seis años desde los sucesos de Skirat y Juana Labajos ha vuelto a España obligada por una terrible enfermedad. Acaba de ser operada. Llaman a la puerta de la habitación. Tras ella aparecen por sorpresa el príncipe Sidi Mohamed, actual Mohamed VI, y con él sus hermanos: las princesas Lalla Mariem (1962), Lalla Asma (1965), Lalla Hasna (1968) y el príncipe Muley Rachid (1970). Los cinco hijos de Hassan II (tres niñas y dos niños) entonces entre los 7 y los 14 años, han venido a Madrid desde Rabat para dar el último adiós a su querida «tía Juana». Todos rodean su cama y entre besos, risas y lágrimas recuerdan anécdotas y hacen planes para un futuro que nunca llegará. Ella, herida por un cáncer, les devuelve desde su lecho la última lección de amor: fidelidad siempre. Más allá de la muerte.

Sidi Mohamed fue el último en abandonar la habitación. Antes de cruzar la puerta, se giró hacia Juanita y en un último guiño de cariño pudo convencerla de que había aprendido la lección de vida que ella le había enseñado: «Juanita, ten coraje… Siempre con coraje, Juanita…». Semanas después, el 12 julio de 1977, una corona de laurel con el nombre de Mohamed acompañaba el féretro de Juana Labajos hasta el cementerio de la Almudena de Madrid. Desde entonces, y hasta hoy, al niño que ya es rey solo le quedó su otra tía y salvadora, Ascensión. La última española en la casa real marroquí sigue viva, aunque ya no habita en palacio.


EL MUNDO / CRONICA / DOMINGO / 9 / ENERO / 2011


Volver a “La Casa Real”