CASA REAL GRIEGA

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitada

CASA REAL GRIEGA

Mensajepor Invitada » Mié 19 Feb, 2020 4:05 pm

El misterio alrededor de la boda de Teodora de Grecia, prima de Felipe VI

A tres meses del enlace real, seguimos sin conocer la fecha exacta de la boda. Desde la Casa Real griega hacen caso omiso a las preguntas


Imagen
Teodora de Grecia y Mathew Kumar.

19/02/2020

Fue en noviembre de 2018 cuando la Casa Real griega anunció a bombo y platillo la boda de la princesa Teodora con su novio, Matthew Kumar. Un enlace previsto para 2019 que finalmente, y por motivos desconocidos, tuvo que posponerse hasta 2020. Hace unos meses, se confirmaba que la hija pequeña de Constantino y Ana María le dará el 'sí, quiero' a este abogado de ascendencia india el próximo mayo. Sin embargo, a escasos tres meses de que llegue la fecha, todavía se desconoce el día exacto.

En Vanitatis nos hemos puesto en contacto en varias ocasiones con la secretaria de la familia real griega para conocer cuál ha sido el día elegido por la pareja. Aunque siempre suelen responder a todas las preguntas, esta vez hacen caso omiso a la cuestión, no proporcionando ningún tipo de contestación. Por su parte, una fuente muy cercana a la familia nos asegura que "todavía no tienen día exacto. En principio es en mayo, pero todo dependerá de la agenda de trabajo de ella".

Una situación cuando menos extraña esta de no tener día cuando no quedan ni tres meses para que llegue mayo y más si se trata de una boda con tantos invitados reales. Cabe recordar que la princesa tiene sangre azul por los cuatro costados. Sobrina de los Reyes eméritos de España y de la reina de Dinamarca, Teodora es tataranieta del último káiser alemán y descendiente de la reina Victoria de Inglaterra, además de estar emparentada con la mayoría de Coronas euorpeas que de buen seguro no faltarán al gran enlace.

Pero Teodora no posee solamente un gran linaje. La mismísima Isabel II es su madrina de bautismo, así como Margarita II, el difunto Miguel de Rumanía y el príncipe Alejandro de Yugoslavia. Con todos estos invitados en su lista, es poco probable que la princesa todavía no les haya comunicado el día de la boda, sobre todo teniendo en cuenta las abultadas agendas de estos.

Lo que sí sabemos ya es que el enlace de Teodora y Matthew tendrá lugar en Spetses, la misma isla en la que se casó el príncipe Nicolas con Tatiana Blatnik en 2010. Es de esperar que, como hicieron en aquel enlace, don Felipe y doña Letizia no falten a las nupcias, sobre todo porque Teodora es prima hermana del Rey. Tampoco faltará Marie-Chantal, cuñada de la novia, lo que será una ocasión ideal para ver a ambas damas juntas después de que la multimillonaria atacara a nuestra Reina tras el rifirrafe con doña Sofía en la misa de Pascua.

https://www.vanitatis.elconfidencial.co ... i_2459999/

Avatar de Usuario
Invitado

CASA REAL GRIEGA

Mensajepor Invitado » Mié 19 Feb, 2020 4:16 pm

Invitada escribió:Olympia en Vogue Italia



Vulgaridad.


Bastante.

Avatar de Usuario
Maritxu
Regadera
Regadera
Mensajes: 2673
Registrado: Lun 16 Sep, 2019 5:05 pm
Ubicación: Zugarramurdi
Flag: Spain

Re: CASA REAL GRIEGA

Mensajepor Maritxu » Jue 20 Feb, 2020 10:22 pm

La foto con la gorra y el vestido de cuero...pues no sé....Muy elegante no es.

Avatar de Usuario
Maritxu
Regadera
Regadera
Mensajes: 2673
Registrado: Lun 16 Sep, 2019 5:05 pm
Ubicación: Zugarramurdi
Flag: Spain

Re: CASA REAL GRIEGA

Mensajepor Maritxu » Lun 24 Feb, 2020 11:35 am

Qué guapa es esta chica y qué diferencia...

Imagen

Arrietta Morales, ahijada de la infanta Cristina e hija de Alexia de Grecia, cumple 18

Aunque es nieta del rey Constantino de Grecia, la joven lleva una vida muy alejada del ambiente royal al que sí está más acostumbrada su prima Olympia
24/02/2020 05:00
Arrietta Morales llega este lunes a la mayoría de edad. Un nombre -de origen vasco- que a priori podría no decirnos nada, pero si le añadimos el segundo apellido, de Grecia, la cosa cambia, ya que indica los lazos familiares que esta joven, prácticamente desconocida para el gran público, tiene con varias casas reales europeas.

Arrietta es la primogénita de Alexia de Grecia y Carlos Morales. Es, por tanto, nieta de Constantino de Grecia, hermano de la reina Sofía, y de Ana María de Dinamarca, hermana de la reina Margarita. Así que no solo es prima segunda del rey Felipe y sus hijas, sino también del príncipe Federico de Dinamarca y sus vástagos.

Además de todo ello, la joven cuenta con la infanta Cristina entre sus padrinos de bautismo. Es de sobra conocida la estrecha relación entre la exduquesa de Palma y Alexia de Grecia. De edad muy parecida, las dos primas se criaron practicamente juntas y entre ellas existe un especial vínculo que ha llegado hasta día de hoy. La princesa griega ha sido uno de los grandes apoyos de Cristina durante Nóos, y ambas han sabido transmitir ese buen rollo a sus hijos, que se llevan de maravilla.
Con su mapa familiar más o menos dibujado, toca darle el protagonismo a la cumpleañera. Arrietta es actualmente una joven anónima que está centrada en sus estudios y, sobre todo, en la natación artística, que le ha traído grandes satisfacciones a lo largo de los últimos años.

Es una de las componentes del Club Pingüinos, de Arrecife, donde vive con sus padres y sus hermanas, unidas todas por club y pasión: con Ana María, nacida un año después, comparte incluso equipo, ya que ambas compiten en la misma categoría, mientras que Amelia -nacida en 2007- lo hace en categorías inferiores.
No son pocas las medallas que Arrietta ha conseguido en los últimos campeonatos, sobre todo regionales y territoriales, pero no es algo de lo que presuma, al menos en redes sociales. Por edad, entraría en la categoría de 'millennial', pero lo cierto es que es bastante hermética en sus diferentes perfiles, que no tienen apenas actividad y en los que se presenta únicamente con su primer apellido, por lo que pasa totalmente desapercibida.

Su perfil, absolutamente discreto y alejado de los grandes eventos y círculos de exclusivos contactos con los que suele codearse la realeza, es muy diferente al de, por ejemplo, su prima Olympia, que tiene exactamente los mismos vínculos familiares, pero una vida diametralmente opuesta, mucho más habituada a alfombras rojas y atención mediática.

https://www.vanitatis.elconfidencial.co ... 8_2465391/

Avatar de Usuario
Invitado

CASA REAL GRIEGA

Mensajepor Invitado » Lun 24 Feb, 2020 1:56 pm

Se parece a la Victoria Froilana. La pregunta es: Saldrá igual de calentorra?

Avatar de Usuario
Invitado

CASA REAL GRIEGA

Mensajepor Invitado » Lun 24 Feb, 2020 1:57 pm

Invitado escribió:Se parece a la Victoria Froilana. La pregunta es: Saldrá igual de calentorra?



No se parecen en nada, no digas chorradas.

Avatar de Usuario
Maritxu
Regadera
Regadera
Mensajes: 2673
Registrado: Lun 16 Sep, 2019 5:05 pm
Ubicación: Zugarramurdi
Flag: Spain

Re: CASA REAL GRIEGA

Mensajepor Maritxu » Lun 24 Feb, 2020 3:31 pm

Se parecen como un huevo a una castaña.

Avatar de Usuario
Invitado

CASA REAL GRIEGA

Mensajepor Invitado » Lun 24 Feb, 2020 3:45 pm

Eso es lo que espera Alexia, que no salga tan impetuosa

Avatar de Usuario
Maritxu
Regadera
Regadera
Mensajes: 2673
Registrado: Lun 16 Sep, 2019 5:05 pm
Ubicación: Zugarramurdi
Flag: Spain

Re: CASA REAL GRIEGA

Mensajepor Maritxu » Lun 24 Feb, 2020 4:09 pm

Guapa y discreta :)

Avatar de Usuario
Invitado

CASA REAL GRIEGA

Mensajepor Invitado » Vie 10 Abr, 2020 8:56 pm

Imagen
Teodora de Grecia y su prometido. Matthew Kumar en una imagen que ella publicó en su cuenta de Instagram.


TEODORA DE GRECIA
LA PRIMA ACTRIZ DEL REY FELIPE SE QUEDA SIN BODA

La pandemia ha obligado a suspender el enlace de la hija pequeña de los reyes de Grecia con un abogado norteamericano, prevista para mayo. Un año y medio después de que se anunciara el compromiso a bombo y platillo, la ceremonia sigue en suspenso y sin fecha.

CONSUELO FONT

Imagen
Ana María y Constantino de Grecia junto a su hija pequeña, Teodora, en Copenhague en 2012.

CONSTANTINO, CONFINADO Y CON MALA SALUD

Constantino de Grecia, actualmente confinado por la pandemia en su residencia de Porto Jeli, en el Peloponeso, está muy delicado de salud y su familia teme que se incremente su deterioro si se retrasa demasiado la boda de su hija Teodora.

Ya el pasado verano de 2019 saltaron todas las alarmas cuando un periódico griego publicó que el ex monarca estaba ingresado en un hospital de la ciudad de Marusi, al norte de Atenas, prácticamente en las últimas. Algo que tuvo que desmentir su oficina y el propio Constantino, apareciendo públicamente días después cenando en un restaurante de la isla de Spetses con su esposa Ana María y su nieta Olympia, primogénita de su hijo mayor Pablo y Marie Chantal.

Se trataba de una falsa alarma de las muchas que han circulado últimamente sobre el hermano de Doña Sofía, cuya salud inició una cuesta abajo desde que en 2009 fue sometido en Londres a una intervención de corazón en la que le reemplazaron la válvula aórtica y le practicaron un bypass. Posteriormente, en 2013, recién llegado a Grecia de su exilio de casi medio siglo en Londres, tuvo que ser de nuevo operado por una obstrucción intestinal. La embolia pulmonar que sufrió en 2016 acabó de minar su salud, ya que comenzó también a padecer serios problemas de movilidad que a día de hoy le mantienen atado a una silla de ruedas. Lo que se le ha complicado además con dificultades en el habla, como se comprobó en 2017 durante una conferencia en Sudáfrica de las escuelas Round Square, que preside honoríficamente, cuando interrumpió llorando su discurso, que tuvo que continuar su mujer, Ana María, su gran apoyo. Pese a sus achaques y el deterioro de su movilidad, Constantino mantiene alto el ánimo, e incluso no se priva de viajar fuera de Grecia a eventos familiares. No se perdió el 80 cumpleaños de su hermana Doña Sofía, de la que es uña y carne, celebrado en Zarzuela en noviembre de 2018. Tampoco la boda de Gabriela Windsor, hija del duque de Kent, en Londres, ni el 50 cumpleaños de su sobrino Federico, el heredero danés, celebrado en Dinamarca en mayo de 2019. Ahora su gran ilusión es poder ejercer de padrino en la boda de su hija pequeña, Teodora.


La pandemia del coronavirus ha causado también estragos en Grecia, donde hay más de 1.700 casos confirmados, por lo que el Gobierno ha blindado el país y decretado el confinamiento de los ciudadanos en sus hogares. Algo que ha afectado especialmente al rey Constantino, hermano de Doña Sofía, y a su familia, que en este 2020 tenían el proyecto de tirar la casa por la ventana con señalados eventos familiares, que han tenido que suspenderse. Lo que les ha causado gran tristeza, sobre todo por el delicado estado de salud del destronado soberano, que a sus 79 años y dado que por sus achaques y edad está en el grupo de riesgo, está recluido a cal y canto junto a su mujer, Ana María, en su residencia de Porto Jeli, la localidad costera donde se afincó en 2013 tras regresar de su largo exilio en Londres.

El acontecimiento más importante previsto era lo que ya se apodaba como la "gran boda griega", el enlace de su hija pequeña, la princesa Teodora (36), con el abogado Matthew Kumar, cuya celebración, aunque no estaba confirmada oficialmente, se daba por segura este próximo mes de mayo. Así lo habían desvelado fuentes del entorno del monarca, y publicado numerosos medios de comunicación, dando incluso fecha, el 23 de mayo, en la isla de Spetses.

El mismo escenario donde se casaron en agosto de 2010 el hermano de Teodora, Nicolás, y Tatiana Blatnik, con asistencia de la Reina Sofía, tía del novio, las Infantas Elena y Cristina y los entonces príncipes Felipe y Letizia. Presencia que se daba esta vez nuevamente por segura, lo que había generado gran expectación mediática por tratarse del primer encuentro público entre Doña Letizia y Marie Chantal, esposa del heredero griego e hija del magnate Robert Miller. La multimillonaria criticó duramente a la esposa de Don Felipe tras su rifirrafe en Palma con Doña Sofía."Letizia ha mostrado su verdadera cara", sentenció en su Instagram. Desde entonces, no han vuelto a coincidir públicamente.

Pero además de la boda, la pandemia ha obligado a suspender otros eventos de gran significado para el destronado monarca griego. Uno de ellos ha sido el memorial en Tatoi por los fallecidos reyes Pablo y Federica, previsto para principios de este mes de abril, al que suele desplazarse la Reina Sofía, y congrega familia, antiguos empleados de la casa real y partidarios de la monarquía en el palacio de Tatoi. Otra de las ceremonias a las que Constantino nunca falla es la vigilia de Resurrección, el acto principal de la Semana Santa ortodoxa, donde el monarca recibe la luz sagrada en el templo de San Nicolás en Spetses, que este año también se cancela.

Sin contar con un evento que hacía especial ilusión a Ana María, la esposa de Constantino, y era la celebración por todo lo alto este 16 de abril del 80 cumpleaños de la Reina Margarita, su hermana mayor y soberana danesa, en la que Constantino y Ana María iban a ocupar un lugar preeminente, que también ha sido suspendida.

Además de ello, también peligra otro acontecimiento muy importante para la familia real griega, como es la celebración del 80 cumpleaños de Constantino de Grecia el 2 de junio, por lo complicado de reunir a sus allegados. Sus hermanas Sofía e Irene viven en Madrid, pero jamás faltan a esta celebración. De hecho el año pasado el 79 cumpleaños de su hermano coincidió con la despedida del Rey Juan Carlos de la vida institucional, el 2 de junio en la plaza de toros de Aranjuez, y Doña Sofía fue la gran ausente porque prefirió viajar a Grecia para estar con su hermano.

También los hijos y nietos de Constantino viven dispersos por el mundo, salvo Nicolás que actualmente reside en Atenas. Alexia, su primogénita, casada con el arquitecto Carlos Morales y madre de cuatro hijos, reside en Lanzarote; Pablo, el heredero, vive en Nueva York con Marie Chantal y sus cinco hijos, ciudad en la que también reside Philippos, el pequeño, mientras Teodora está afincada en Los Ángeles.

Ha sido la más afectada por la pandemia, pues la celebración de su boda parece a corto plazo inviable, ya que aunque la cuarentena finalice en Grecia, a muchos invitados de la realeza les sería imposible acudir, dado que los desplazamientos tienen pinta de permanecer restringidos una buena temporada. Aparte de la familia real española, es también el caso de la danesa, ya que Teodora, emparentada con casi la totalidad de casas reales europeas, es sobrina de Margarita, la reina de Dinamarca, y ahijada de Isabel II de Inglaterra, sin contar que los reyes de Holanda son íntimos de los Grecia, pues tienen su residencia de verano junto a la de Constantino en Porto Jeli.

Un enlace real que amenaza seguir sin fecha cuando se ha cumplido casi año y medio del compromiso anunciado a bombo y platillo el 16 de noviembre del 2018 por el propio Constantino. Habitualmente, no trascurren más de seis meses en la realeza sin que haya boda, pero en este caso pasó buena parte de 2019 sin que trascendiera detalle alguno del enlace, algo muy extraño. Se adujeron compromisos profesionales de Teodora, que es actriz de profesión.



Cuarta hija de Constantino y Ana María , nació en el exilio en Londres en 9 de junio de 1983, y fue amadrinada por Isabel de Inglaterra. Tras educarse en prestigiosos colegios ingleses, decidió que lo suyo era la interpretación y se marchó a estudiar artes escénicas en una escuela de Boston. Se presentó sin fortuna a innumerables castings en Londres, por lo que decidió instalarse en 2010 en Los Ángeles. Fue contratada para dar vida a una secretaria en el famoso culebrón Belleza y poder y logró algunos papeles en películas como Little boy, hasta ahora su intervención más destacada. En California, donde es conocida simplemente como Theo vive al margen de su faceta de princesa, incluso posó desnuda en 2017 para el fotógrafo J.Scott para concienciar a las mujeres sobre el cáncer de mama.

Pero no acaba de despuntar como actriz, ni tampoco le acompañó la suerte en el amor, hasta que apareció Matthew Kumar, su único novio conocido. Su primera foto juntos fue en 2016, en la boda de una amiga de la princesa celebrada en Texas por el rito hindú, y posteriormente viajaron a Tailandia, a Guatemala y ese Año Nuevo a Ámsterdam. Fue Teodora quien destapó su romance al publicar en su Instagram una foto de ambos besándose en un fotomatón. Hasta entonces se ignoraba la identidad de su misterioso acompañante con aspecto del Tarzán de los inicios del cinematógrafo, de quien decían se llamaba Toni.

Su idilio adquirió tintes de seriedad cuando se presentaron en Londres en febrero de 2017 a la boda de los herederos griegos Philippos Lemos y Mariana Goulandris, a la que asistió gran número de miembros de la realeza, entre ellos sus padres, Constantino y Ana María y la Reina Sofía, quien cuando los novios se daban el "sí quiero", hizo un gesto a su sobrina, indicando "la próxima eres tú".

Imagen
La familia real griega en Tatoi, en el 50 aniversario del fallecimiento del rey Pablo.

Se destapó entonces la verdadera identidad del novio, que se llama Matthew Kumar, tiene 36 años como Teodora, nació en California aunque es de ascendencia hindú y su profesión es la de abogado especializado en pleitos sobre indemnizaciones, que ejerce en Los Ángeles.

Constantino ha acogido a Matthew con los brazos abiertos, incluso cuando acompaña a Grecia a Teodora, se hospeda en su residencia como uno más de sus hijos. Aunque, debido a la pandemia de coronavirus, adquirir la condición de miembro de la familia real griega como marido de la princesa Teodora parece que va a tener que esperar.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO VIERNES 10 DE ABRIL DE 2020

Avatar de Usuario
Invitado

CASA REAL GRIEGA

Mensajepor Invitado » Mar 05 May, 2020 9:07 pm

Imagen

La familia griega del rey Felipe recurre a la videollamada en tiempo de aislamiento

Pablo de Grecia publica una imagen de sus padres, hijos y hermanos en una cita por Internet, en la que es la primera imagen de todos en mucho tiempo


Los miembros de la familia griega del rey Felipe llevan tiempo habituados a vivir lejos unos de otros. Tras unos años instalados en Londres, donde llegaron tras ser exiliados de Grecia, y el regreso posterior del que fuera rey Constantino a su país natal, algunos de sus hijos tomaron su propio rumbo. Alexia se casó con el arquitecto español Carlos Morales y vive en Canarias. Pablo, tras contraer matrimonio con Marie Chantal-Miller, se instaló en Londres, aunque desde hace tres años se trasladó a Estados Unidos, donde estudian sus cinco hijos. En Estados Unidos está también Teodora, la pequeña de la familia, que trabaja para ser actriz. En Europa permanecen Felipe, el menor de los varones, y Nicolás, que se encarga de los negocios familiares tras intentar iniciar una discreta vida pública en Grecia junto a su esposa Tatiana, dedicada a tareas solidarias.

En tiempos de coronavirus, la que fuera familia real griega se relaciona como muchas por videollamadas. Ello ha permitido lograr la primera imagen de todos juntos en mucho tiempo. Ha sido Pablo de Grecia quien han publicado en sus redes sociales la imagen de todos ellos reunidos en una de sus charlas ahora ya habituales.

Pablo de Grecia —el primo con quien más complicidad ha tenido siempre Felipe VI— y su esposa Marie-Chantal Miller se instalaron en 2017 en Nueva York, donde ya residían sus dos hijos mayores, Olimpia que estudia moda, arte y fotografía y Constantino Alexios, Tino, que se decantó por comenzar su estudios universitarios por la Universidad de Georgetown, la misma en la que estudiaron su propio padre, Felipe VI o el rey de Jordania.

La ciudad no resulta a ajena a la familia. Allí se instaló la pareja después de contraer matrimonio en 1995 y allí nacieron sus tres hijos mayores; Olimpia (23), Constantino (21) y Aquiles (19). Su vida neoyorquina se prolongó hasta principios de 2008 cuando regresaron a Londres, donde nació su cuarto hijo Ulises (15). El quinto descendiente de esta familia con vocación internacional, Aristides, de 11 años, nació en Los Ángeles.



Teodora también ha vivido mucho tiempo en EE UU. Estudió Arte y Teatro en las universidades de Brown y Northeastern en Boston y después se instaló en Hollywood para perseguir su vocación. “Ellos me han apoyado al cien por cien. Cuando estaba en el instituto o en la universidad, venían a ver todas mis obras de teatro. ¡Son mis mayores fans!”, ha dicho, sobre el apoyo de sus padres a su carrera como actriz

Theodora Greece, como es conocida en el mundo artístico, primero lo intentó en Londres, que acogió a su familia cuando tuvieron que exiliarse cuando su padre fue derrocado como rey de Grecia tras un golpe de Estado en 1967. Precisamente ella nació en la capital británica pero, como declaró en una entrevista, “para acceder al cine inglés se exige una carrera consolidada, es como una sociedad secreta en la que se necesita una clave para entrar, misión prácticamente imposible para una persona que comienza en la profesión”. La opción no era otra que Estados Unidos “un país donde la gente no se conforma y persigue sus sueños”, explicó. “En dos semanas”, dijo en una ocasión, “he conseguido aquí más proyectos como actriz que en Londres durante seis meses”.

El aislamiento también ha impedido a doña Sofía la visita que todos los años hace a su hermano en Grecia para celebrar juntos la Pascua. La reina emérita pasa con su hermana Irene el periodo de confinamiento en el palacio de La Zarzuela.

Avatar de Usuario
Invitado

CASA REAL GRIEGA

Mensajepor Invitado » Sab 30 May, 2020 12:59 am

Imagen
Constantino y Ana María de Grecia, en la cena de gala por el 75 cumpleaños de la reina Margarita de Dinamarca, en 2015.


CONSTANTINO DE GRECIA
EL REY SIN TRONO Y EN VÍAS DE REHABILITACIÓN CUMPLE 80 AÑOS

El coronavirus ha frusfrado los fastos por el aniversario del hermano de Doña Sofía, quien desde hace un lustro ve cómo su figura gana respeto en una Grecia donde antes no se podía hablar bien de él.

EDUARDO ÁLVAREZ


LA PANDEMIA ha arruinado el que iba a ser un año grande para la familia real griega. El destronado Constantino, hermano idolatrado de la Reina Sofía, cumple este martes 80 años. Y hace unos días después de cuando se tenía que haber celebrado la boda de una de sus hijas, la princesa Teodora, cancelada sine die por los estragos del Covid-19. Los dos acontecimientos iban a reunir en suelo griego a los representantes más granados del Götha, incluidos miembros de casi todas las dinastías reinantes de Europa. Celebraciones muy especiales que habrían servido para avanzar en la rehabilitación pública del último rey de los helenos.

Es innegable que corren nuevos tiempos en Grecia para su dinastía. Desde el referéndum de 1974 que dio paso a la república en el país, la familia real ha sido sometida durante décadas a una brutal campaña de desprestigio, bien alentada por los partidos de izquierda –y también de otros signos– con un eficaz eco en los medios de comunicación. Regía una ley no escrita por la que no se publicaban noticias de carácter positivo sobre Constantino y su prole, sobre los cuales se difundían toda clase de bulos, mentiras e insidias. También verdades, claro; porque el joven e inexperto Constantino perdió el trono en gran medida por culpa de sus errores y por la nefasta influencia que ejerció en su breve reinado su madre, la reina Federica, que se convirtió en uno de los personajes más odiados por su pueblo.

Después de casi media vida exiliado en Londres, Constantino y su mujer, la reina Ana María, fijaron su residencia en su patria de nuevo en el año 2013. Viven en una bonita mansión en Porto Heli, al sur del Peloponeso, muy cerca de la isla de Spetses y “suficientemente distanciada de la vida política de la capital”, como declaró en cierta ocasión el rey sin trono para despejar cualquier sospecha de que su intención fuera maniobrar para desestabilizar el sistema democrático, como le achacaban sus ardientes opositores. Eso sí, desde entonces, tanto Constantino como los suyos cada vez han estado más presentes en la vida social del país. Y muchos medios se han liberado de la omertá y dan cabida a analistas, historiadores y políticos que desmontan los bulos sobre la etapa monárquica y revisan el papel del rey en su apoyo inicial al golpe de los coroneles de 1967 –un episodio sobre el que sigue habiendo tantas lagunas y literatura como sobre nuestro 23-F–, que le costaría la corona. Va creciendo la popularidad entre un sector nada desdeñable de ciudadanos hacia la familia real.

La publicación de la autobiografia de Constantino en 2015 por parte de uno de los periódicos más influyentes del país fue un éxito rotundo que ya dejaba apreciar ese cambio de tendencia. Y la caída de Syriza, el partido heleno hermano de Podemos, y la victoria del conservador Kyriakos Mitsotakis en 2019 también ha contribuido a ese proceso de rehabilitación. Este primer ministro es hijo del ex mandatario Constantino Mitsotakis, importante político que en 1974 denunció que el referéndum para abolir la monarquía no se producía en condiciones de igualdad para los defensores del trono. Y que décadas después lamentaría que la democracia griega no respetara a las personas, empezando por el propio Constantino, en referencia a que la República le mantiene privado de su nacionalidad originaria y del pasaporte desde que el Pasok aprobó en 1994 una ley contraria al respeto de los derechos humanos. Los socialistas coaccionaron al rey para que renunciara a sus aspiraciones reales y aceptara el apellido Glücksburg –de la dinastía danesa de la que desciende la familia real helena–. El hermano de Doña Sofía se negó, entre otras razones porque su patronímico verdadero es Grecia.

Con el nuevo Gobierno, se han incrementado las invitaciones a los miembros de la familia real para participar en actos culturales junto a representantes políticos, algo impensable ante. Además, el año pasado el primer ministro Mitsotakis anunció un plan para la rehabilitación del complejo de Tatoi –donde están las tumbas reales–, en un gesto de reivindicación del pasado monárquico de la nación.

Delicado de salud y sin poder reunirse con los suyos por el coronavirus, pero con la satisfacción de empezar a ver rehabilitada su imagen, soplará 80 velas el rey sin trono de los helenos.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 30 DE MAYO DE 2020




Volver a “La Casa Real”