GOOOOOOOOOOOLLLLL

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Lun 17 Jun, 2019 8:06 pm


Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Vie 21 Jun, 2019 6:19 pm


Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Dom 23 Jun, 2019 1:15 pm

Uruguay vs Japón 2-2


Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Mar 25 Jun, 2019 8:07 pm


Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Mié 26 Jun, 2019 5:21 pm


Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Vie 28 Jun, 2019 12:19 am



España vs Francia 4-1 - Euro U21

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Sab 29 Jun, 2019 11:13 pm

ImagenImagen

Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Dom 30 Jun, 2019 10:57 pm

Imagen

:champions:

:spain: :spain: :spain: :spain: :spain: :spain:




Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Jue 11 Jul, 2019 3:21 am


Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Sab 27 Jul, 2019 1:42 pm


Real Madrid 3-7 Atletico Madrid :shock:



Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Vie 16 Ago, 2019 11:30 pm

Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Jue 29 Ago, 2019 7:56 pm


Lionel Messi & Cristiano Ronaldo bromean en la entrega de premios UEFA Champions League



MESSI elegido MEJOR DELANTERO de la CHAMPIONS LEAGUE 18/19 *

Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Dom 01 Sep, 2019 10:42 pm


Avatar de Usuario
Invitado

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensajepor Invitado » Lun 16 Sep, 2019 7:54 pm



Espejito, espejito

DAVID GISTAU



Traigo el recuerdo de muchas conversaciones con compañeros de oficio dedicados al periodismo deportivo y admiradores de los grandes cronistas americanos. Los que tienen la mala suerte de cubrir a futbolistas -entiéndaseme lo de cubrir- coinciden todos en señalar cuál es la dificultad para contar buenas historias: la falta de acceso.

Expliquemos qué es el acceso. Por ejemplo, acceder es lo que permite a Norman Mailer escribir The Fight en Zaire. Ese libro extraordinario es posible porque Muhammad Ali, un boxeador de una importancia deportiva, cultural y social que ningún futbolista contemporáneo podrá jamás igualar, da acceso. Permite que el cronista pregunte lo que quiera. Que lo acompañe si lo desea en cada uno de sus entrenamientos. Que salga a correr con él al romper el alba. Que se meta en su casa y lo vea triste y aburrido cuando un aplazamiento de la pelea pone en riesgo todo el aspecto psicológico de la preparación. El acceso es también lo que permite a Gay Talese trazar un retrato de patricio del deporte a partir de Joe DiMaggio. O descubrir la cobardía y el sentido de la vergüenza de Floyd Patterson, el campeón del mundo que entrenaba escondido en el galpón de un aeródromo y que, cuando iba a pelear, llevaba en la bolsa una barba postiza para escapar, si perdía, y sin que nadie lo reconociera, hacia el aeropuerto. Después de perder contra Sonny Liston, pidió en LaGuardia que lo subieran al primer avión que saliera hacia un lugar remoto y terminó alojado en una pensión de Cuatro Caminos (Madrid), barrio donde los obreros miraban atónitos a un negro gigantesco que se metía en sus cantinas a sorber sopa esperando a ser olvidado antes de regresar a casa. Historias.

Algún tiempo hubo en que los futbolistas dieron acceso. Ahora, no. Los rodea un tropel de agentes de comunicación. Tienen una auténtica obsesión por controlar la información y por mantenerla en unos cauces en los que ningún patrocinador pueda ofenderse. Precisamente en los eventos organizados por el patrocinador es cuando un futbolista acepta decir algo, siempre que sea inocuo. Para pedir una entrevista personal, entre los del club y los del propio entorno del jugador, hay más filtros por pasar que los que impone el Vaticano para llegar hasta el Papa. El futbolista ha eliminado incluso la intermediación periodística porque, cuando desea comunicar algo, lo hace en el tuiter. O se manda grabar un documental, como aquél absurdo de Griezmann para anunciar que se quedaba en el Atleti.

Para los odiadores del periodismo, entre los cuales hay muchos periodistas que se ponen por encima de su oficio y se acreditan como más listos en cuanto tienen ocasión, esto no tiene que suponer ningún problema. Pero observen qué está ocurriendo con el relato personal de los futbolistas desde que el periodismo perdió el acceso: o no existe o sólo se concibe en términos hagiográficos, publirreportajes a mayor gloria de quien genera la rentabilidad. El documental de Amazon sobre Sergio Ramos, quien no deja de ser por esto un futbolista de época, es la consagración definitiva de esta tendencia. Un vehículo obsceno de autoadulación donde el futbolista, además de desplegar todas las actividades ajenas al fútbol por las que ha de ser admirado, cree tener una importancia tal que resulta interesante hasta verlo mientras se come una ensalada con su familia.

Nunca hay que olvidar aquella sabia frase de Di Stéfano según la cual el fútbol empezó a joderse cuando en el vestuario entró el primer secador de pelo. Además de secador, los futbolistas tienen ya fondo de armario, aptitudes de It-Boy. Y han ido irrumpiendo poco a poco, a base de fabricar una marca propia a la que ha de subordinarse la del club, en un espacio que antaño ocupaban los ídolos del pop -que no del rock- y en el cual los veteranos de los ochenta sólo podemos entregarnos a una enorme nostalgia de aquellos años en los que a Bill Shankly le parecían sospechosos los jugadores del Liverpool que corrían a ducharse después de entrenar.




Volver a “Cajón de Sastre”