EL CASO JUANA RIVAS

Sólo tú eres el responsable de lo que aquí se diga.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Jue 17 Ago, 2017 4:16 pm



El padre de los hijos de Juana Rivas pide empezar a considerar el "bienestar" de los menores

Francesco Arcuri, el padre de los hijos de Juana Rivas, la mujer de Maracena (Granada) que permanece ilocalizable desde que no entregara el 26 de julio a sus dos hijos al progenitor, condenado por lesiones en 2009 en el ámbito doméstico, ha señalado este jueves que espera que en este caso se empiece a considerar "el bienestar de los niños".

En declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press, Francesco Arcuri, ha insistido en que confía en "volver a casa " con sus hijos "lo antes posible ", después de que el Tribunal Constitucional no haya admitido el recurso de amparo presentado por su expareja para suspender la ejecución de la sentencia que la obliga a restituir a los niños.

Arcuri ha apuntado a "aspectos psicológicos " o a un "capricho " la decisión de Juana Rivas, quien presentó una nueva denuncia por malos tratos contra él en el verano de 2016, de permanecer en España con los niños, donde llegó en mayo de ese año con el consentimiento de él.

Aunque no ha querido mandar ningún mensaje específico a Rivas ni a su entorno, ha considerado que está "muy mal asesorada ", y ha agregado que espera que empiece "a utilizar el cerebro y hacer algo por sus hijos " tras las últimas decisiones de los jueces. Confía en que "empiecen a considerar el bienestar " de sus hijos, para "parar de hacerles daño ".

Ha vuelto a ofrecer su "disponibilidad para que pueda ser madre ", en Italia, lugar de residencia de los niños, y ha afirmado que no quiere "hacerle la vida imposible ".

"La custodia compartida en una pareja separada es un beneficio para los niños, siempre que la madre pueda ser buena madre y el padre pueda ser buen padre ", ha añadido Arcuri.

Al haberse ocupado "siempre " de los menores, cree que hay "manera de recuperar la relación sin presionarles ", aunque ha explicado que, en su opinión, estarán "enfadados " porque desde el "punto de vista " de los menores, él ha "desaparecido de sus vidas ".

Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Jue 17 Ago, 2017 8:35 pm


Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Sab 19 Ago, 2017 12:22 am

Imagen

Ha subrayado que la relación de esta madre con sus hijos es "excelente"
La psicóloga de Juana Rivas desaconseja la restitución de los menores por "el grave daño que les causaría"

La psicóloga del Centro Municipal de la Mujer de Maracena desaconseja "vehementemente" la entrega de los dos hijos de Juana Rivas al padre por el daño que podría causar tanto a la madre como a los dos menores, de 11 y 3 años de edad.

En una carta abierta, Teresa Sanz, psicóloga que ha venido atendiendo a Rivas desde su retorno a España, a mediados del pasado año, por las "secuelas" del maltrato al que la habría sometido su ex pareja, el italiano Francesco Arcuri, sostiene que Juana, a la que da absoluta credibilidad en sus denuncias, presenta "una personalidad sana" y mantiene una relación "excelente" con sus dos hijos.

En un calendario que se acelera en la cuenta atrás, después de la negativa del Tribunal Constitucional el pasado miércoles a admitir el recurso de amparo presentado por los abogados de Rivas, que sigue en paradero desconocido desde que el 26 de julio no se presentó para restituir a los dos menores al padre, la psicóloga critica la situación de "indefensión" en la que la ha dejado la Justicia, al vulnerar "derechos fundamentales".

En su escrito, la psicóloga indica que Juana Rivas y sus hijos estarían sufriendo también la "victimización" por parte de los medios de comunicación cuando se le da credibilidad al maltratador.

La carta adjunta los informes técnicos que la propia psicóloga ha elaborado desde el verano de 2016, sobre los que la asesoría del Centro de la Mujer de Maracena ha venido fundamentando su estrategia judicial de oposición a la restitución de los menores, sobre los que Sanz lamenta que no hayan servido para proteger a Juana Rivas y a sus hijos, al no haber sido añadidos a la causa, "por errores judiciales y por el desconocimiento del estatuto de la víctima".

Según la asesoría del Centro de la Mujer de Maracena, el informe en el que el juzgado se basó para decidir la restitución de los menores fue elaborado por personal sin habilitación para hacerlo.

La psicóloga, que cuenta con veinte años de experiencia en atención a víctimas de malos tratos, apunta al "miedo terrible" de la madre de Maracena a que el padre, condenado en 2009 por un episodio de maltrato en el ámbito familiar -Arcuri argumenta que se trató de un acuerdo de conformidad para facilitar las visitas a su entonces único hijo-, cumpliera su amenaza, que "tristemente ha cumplido", de perseguirla judicialmente y "amargarle la vida con abogados" si lo abandonaba.

Pese a todo, Rivas estaba respondiendo favorablemente al tratamiento hasta que una resolución judicial la obligó a restituir a sus hijos al padre. "Este requerimiento judicial la obligaría a regresar al terreno del maltratador, donde estaría de nuevo aislada y él podría seguir controlándola y dominándola", advierte la psicóloga en la carta, en la que precisa que el padre cumple con el "perfil del maltratador" al "instrumentalizar a los niños" para conseguir su objetivo.

Sanz recuerda, asimismo, que también ha atendido al hijo mayor, que ha sido derivado al Programa de Atención Psicológica a Hijos de Mujeres Víctimas de Violencia de Género. Durante este tiempo el niño ha mejorado las secuelas producidas por la "agresividad" que habría presenciado por parte del padre hacia la madre.

Los jueces denuncian una campaña de desprestigio

Entretanto, la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) denunciaba el pasado jueves la existencia de una campaña de desprestigio y "absoluta falta de respeto" a las resoluciones judiciales en el procedimiento.

La APM lamenta que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) no se haya pronunciado en defensa de los magistrados que han intervenido en el caso -que sucesivamente han ido dando la razón a Arcuri-, después de que se llegase a afirmar que los jueces y magistrados del caso han incumplido la legislación, unas críticas "exarcebadas, sin fundamento ni rigor jurídico" que, no obstante, considera comprensibles cuando surgen desde el "sentimentalismo, populismo o demagogia".

Esta reivindicación se suma así a la realizada por la asociación de jueces Francisco de Vitoria, también de perfil conservador, ante las críticas por la orden de entrega de los menores, que el Estado de Derecho y el respeto a la separación de poderes hacen inadmisibles, sobre todo si provienen de representantes políticos en el poder, porque constituyen "auténticas intromisiones y ataques al respeto de la independencia judicial".

Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Sab 19 Ago, 2017 8:33 pm

Invitado escribió:


Este tio es tonto.

Avatar de Usuario
Etiopia
Gafapasta
Gafapasta
Mensajes: 960
Registrado: Mar 02 Dic, 2008 9:11 am

Re: EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Etiopia » Lun 21 Ago, 2017 8:27 am

Juana no está en mi casa

ENRIQUE GIMBERNAT

21 ago. 2017 03:35

Cuando todavía vivían en España, el súbdito italiano Francesco Arcuri, pareja de Juana Rivas, fue condenado en 2009, por un Juzgado de Granada, en una sentencia dictada de conformidad, a tres meses de prisión por un delito de violencia de género. Posteriormente, en 2012, Arcuri y Rivas reanudaron su relación, trasladándose a vivir a la isla italiana de Calaforte. En mayo de 2016 Juana viajó a Granada con sus dos hijos comunes -el primero nacido en Granada en 2006 y el segundo, en Italia en 2012- con el consentimiento de su marido, a quien le dijo que venía a España de vacaciones y que, transcurridas éstas, volvería a Italia. En julio de 2016, inmediatamente antes de anunciar a su marido que no iba a regresar a Italia con sus hijos, Juana interpuso ante el Juzgado de Violencia de la Mujer núm. 2 de Granada una denuncia contra su marido por presuntos malos tratos sufridos mientras la pareja vivía en Italia. Arcuri lleva más de un año sin ver a sus hijos.

Arcuri instó ante la justicia que ordenara el regreso de sus hijos a Italia, siendo estimada su petición, en diciembre de 2016, por el Juzgado de 1ª Instancia núm. 3 de Granada, a la vista del Convenio de La Haya, de 1980, sobre los aspectos civiles de la sustracción de menores, y teniendo en cuenta que, según el informe pericial recabado por el Juzgado, "el menor manifiesta que quiere vivir con su madre, aunque no le importaría pasar el verano con su padre en la isla. No se observa a lo largo de la evaluación con el menor que su restitución al contacto paterno suponga un grave peligro para su integridad física o psíquica". Recurrida por Juana esa resolución del Juzgado ante la Audiencia Provincial (AP) de Granada, el recurso fue desestimado en abril del presente año. La AP fundamenta su fallo en que "no cabe tomarse la justicia por su mano", en que "los menores hijos de la apelante y, no lo olvidemos, también de su padre residen en Italia desde el año 2013, el menor desde su nacimiento, y están sujetos a las normas de aquel país». Por otra parte, prosigue la resolución de la Audiencia, «la restitución no supone ni acredita que los menores queden expuestos a peligro físico o psíquico grave", añadiendo que "el Tribunal Europeo de Derechos Humanos recuerda que para un padre y su hijo estar juntos representa un elemento fundamental de la vida familiar, aunque la relación entre los padres se haya roto". Finalmente, la AP sugiere que la denuncia por malos tratos presentada por Rivas contra Arcuri -tiempo después de que tales supuestos malos tratos se hubieran producido e inmediatamente antes de comunicar a su marido que no regresaría a Italia con sus hijos- podría suponer "una actuación unilateral [de Rivas] buscada con el presumible propósito de eludir la aplicación de la norma [del Convenio de La Haya de 1980]".

Una vez firme la resolución, el Juzgado de 1ª Instancia de Granada ordenó que la madre entregara los hijos al padre en un punto de encuentro de esa ciudad el 26 de julio a las 16:30, a fin de que los menores pudieran regresar a su domicilio en Italia. Juana no acató esa orden judicial, no entregó a sus hijos en el lugar señalado y, desde esa fecha, se encuentra desaparecida junto con los dos hijos comunes. Como consecuencia de todo ello, el Juzgado de Instrucción núm. 2 de Granada ha incoado diligencias por un delito de sustracción de menores y otro de desobediencia, habiendo dictado una orden de detención y presentación de Juana Rivas, sin que hasta ahora se haya podido encontrar ni a ella ni a sus hijos. Estando ya en paradero desconocido, la representación procesal de Rivas interpuso ante la AP de Granada un incidente de nulidad de actuaciones por vulneración de derechos fundamentales, que fue desestimado también, censurando la AP que, "por distintas maniobras procesales", no se haya ejecutado todavía la resolución firme del Juzgado de 1ª Instancia de Granada "para la restitución inmediata de los menores", y ello a pesar de que el art. 11 del Convenio de La Haya establece como plazo máximo para dicha restitución el de seis meses a partir del inicio del procedimiento. Por lo demás, dos recursos de amparo interpuestos por Juana Rivas ante el Tribunal Constitucional ni siquiera han sido admitidos a trámite.

A la vista de que, cuando entra en crisis un matrimonio en el que los cónyuges ostentan nacionalidades distintas, uno de ellos -el padre o la madre- resuelven secuestrar a los hijos, llevándoles a su país de origen lejos del otro cónyuge, numerosos Estados -España e Italia, entre ellos-, para combatir esas actuaciones al margen del Derecho, procedieron a ratificar el Convenio de La Haya de 1980, el cual obedece, según su Preámbulo al "[deseo] de proteger al menor, en el plano internacional, de los efectos perjudiciales que podría ocasionarle un traslado o una retención ilícita y de establecer los procedimientos que permitan garantizar la restitución inmediata del menor al Estado en que tenga su residencia oficial, así como de asegurar la protección del derecho de visita". En el mismo sentido de condenar el secuestro transnacional de menores se manifiesta la Convención de los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de la ONU en 1989, en cuyo art. 11.1 se puede leer: "Los Estados Parte adoptarán las medidas para luchar contra los traslados ilícitos de niños al extranjero y la retención ilícita de niños en el extranjero".

El art. 3 a) del Convenio de La Haya considera que existe una sustracción internacional ilícita, «cuando se haya producido con infracción de un derecho de custodia atribuido, separada o conjuntamente, a una persona con arreglo al Derecho vigente en el Estado en el que el menor tenía su residencia habitual inmediatamente antes de su traslado o retención», estableciendo el art. 10 que: "La Autoridad Central del Estado donde se encuentre el menor adoptará o hará que se adopten todas las medidas adecuadas encaminadas a conseguir la restitución voluntaria del menor".

Como señala acertadamente la AP de Granada, Juana Rivas ha resuelto "tomarse la justicia por su mano". Sin ninguna resolución judicial que la respalde, por sí y ante sí -y sin el consentimiento del otro progenitor-, ha sustraído delictivamente a los hijos comunes, ha cambiando antijurídicamente el domicilio de éstos y ha negado a su marido incluso el derecho de visitarlos. Su denuncia por malos tratos en un momento sospechoso -tal como destaca también la AP de Granada-, no cuando éstos supuestamente se produjeron, sino precisamente cuando, con posterioridad, decide, por su cuenta y riesgo, privar a su marido de su derecho a la patria potestad, no es más que eso: una denuncia, que carece de toda eficacia para destruir la presunción de inocencia que ampara a Francesco Arcuri como derecho humano fundamental; y que le ampara, independientemente de que bastante tiempo atrás, hace nueve años, fuera condenado en una sentencia de conformidad por un delito de violencia doméstica, no obstante lo cual, y por lo demás, Juana Rivas reanudó posteriormente su convivencia con Arcuri.

Por qué se está trasladando a la opinión pública que, sin que exista una sentencia firme, hay que dar por ejecutados unos malos tratos que Arcuri niega haber cometido, sólo puede encontrar una explicación en que se parte de que, en cualquier conflicto de pareja, la mujer siempre dice la verdad y el hombre siempre miente, lo cual no sólo lesiona el ya mencionado principio de presunción de inocencia, sino que, al atribuir en toda ocasión veracidad a lo manifestado por la mujer -frente a lo declarado por el hombre-, vulnera también el art. 14 de la Constitución que establece: "Los españoles [como se entiende por sí mismo, este derecho rige también para los extranjeros: v., por todas, STC 137/2000] son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de ... sexo".

La denuncia por malos tratos presentada por Juana Rivas ante los Juzgados de Granada por esos supuestos malos tratos ha de entenderse también como una vulneración del derecho de Arcuri al juez predeterminado por la ley (art. 24.2 CE), ya que, como fue informada inmediatamente Juana Rivas por el Juzgado granadino, el 20 de julio de 2016, una semana después de presentada la denuncia, y de acuerdo con la Ley Orgánica del Poder Judicial, la jurisdicción competente para entender de ese delito era, conforme al principio de territorialidad, la de Italia, ya que era en ese país donde presuntamente se habrían cometido los hechos.

Italia no es un país musulmán en el que rige la ley del Corán -de hecho, ningún país musulmán, con la excepción de Marruecos, ni tampoco la mayoría de los países africanos son parte en el Convenio de La Haya-, sino un Estado de Derecho en todo semejante a España, y que ha ratificado la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Convenio Europeo de Derechos Humanos, así como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. La obligación de devolver a sus hijos a Italia impuesta a Rivas por la Justicia española para nada afecta al derecho de ésta a la tutela judicial efectiva, ya que esa obligación no entra para nada en el fondo de la posible razón que le asista a Rivas en sus pretensiones: "Una decisión adoptada en el marco del presente Convenio sobre la restitución del menor no afectará a la cuestión de fondo del derecho de custodia" (art. 19 Convenio de La Haya). Allí, en el Estado de Derecho que es Italia, Rivas puede hacer valer todos los derechos que crea que le asisten: puede acusar a su marido de malos tratos, puede instar a que a éste se le prive de la patria potestad o del derecho de visitas, e incluso, aun sin la privación de la patria potestad, que sea ella, con exclusión del marido, la que determine cuál ha de ser el país de residencia de sus hijos.

El título de este artículo tiene su origen en que, en diversas manifestaciones a favor de Rivas, se han podido leer, después de que ésta sustrajera delictivamente a sus hijos, carteles en los que se leía: "Juana está en mi casa". Tales carteles son inocuos, en la medida en que no respondan a ninguna realidad y que con ellos sólo se quiera mostrar la solidaridad con la madre. Pero conviene advertir que, teniendo en cuenta que la detención ilegal es un delito permanente, cuya consumación se extiende en el tiempo hasta que no se restablece la libertad de los secuestrados, mientras se mantenga el secuestro de los menores, cualquier persona que ayude a Juana Rivas a que se prolongue esa situación antijurídica, incurrirá en una cooperación necesaria o, en su caso, en una complicidad en el secuestro.

Juana no está en mi casa. Ni en la mia!

Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Lun 21 Ago, 2017 1:57 pm

Imagen

Juana Rivas no acude a una nueva citación judicial para decidir sobre sus hijos

A la cita, fijada a las 10.00 horas y a puerta cerrada, ha acudido su abogada, María Castillo.

uana Rivas, que sigue ilocalizable tras incumplir el pasado 26 de julio la orden de entregar a sus hijos al padre, Francesco Arcuri, no ha acudido este lunes por la mañana a la vista en el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada para acordar posibles medidas de protección hacia los menores pedidas por su expareja.

A esta cita, fijada a las 10.00 horas y a puerta cerrada, sí ha acudido la abogada de la madre de Maracena (Granada), María Castillo, además del padre de los niños, acompañado este último de su letrado, Adolfo Alonso; todos ellos han eludido hacer declaraciones a los medios de comunicación a la entrada al juzgado.

La citación se mantuvo después de que Arcuri pidiera al juzgado de familia que acordara medidas de protección "extraordinarias y urgentes" para sus hijos antes de que la causa llegara a la vía penal, de la que se encarga el Juzgado de Instrucción 2 de Granada.

Este último órgano judicial también citó el pasado 8 de agosto a los dos partes y, ante la incomparecencia de la madre, decretó la vigente orden de detención y presentación en sede judicial que pesa sobre Juana Rivas.

A través de su representación legal, la madre pidió amparo al Tribunal Constitucional y la anulación de la orden de entregarle los niños a Arcuri, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito familiar y a quien denunció en 2016 por maltrato, tras volver a España desde Italia.

El pasado miércoles, 16 de agosto, el Constitucional, su última opción en la justicia nacional, no admitió el recurso de amparo al alegar "extemporaneidad" en la presentación de la demanda de la mujer, quien anunció que buscará en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) la protección a los dos menores que cree que no le ha dado España.


Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Lun 21 Ago, 2017 3:56 pm

Que esperpento de pais.

Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Mar 22 Ago, 2017 1:23 am

Juana Rivas se dirige en una nueva carta a Rajoy: "Por favor, ayúdenme"

Juana Rivas envía una misiva al presidente del Gobierno, al Fiscal General del Estado y al presidente del Tribunal Constitucional para pedir que medien por ella y por sus hijos.

"Me dirijo personalmente a ustedes con el fin de que intercedan por mis hijos y por mí en esta terrible situación”. De esta forma comienza una nueva carta de Juana Rivas a la que ha tenido acceso Público y en la que se dirige al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y al presidente del Tribunal Constitucional, Manuel García- Pelayo, para pedir que la comprendan y medien por ella y sus hijos.

https://es.scribd.com/document/35686144 ... uana-Rivas



Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Mar 22 Ago, 2017 8:21 am

Menudo marron se va a comer la Juana.

Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Mar 22 Ago, 2017 12:52 pm



Juana Rivas, detenida al comparecer ante el juez

La madre granadina desapareció el 26 de julio con sus dos hijos para no entregarlos al padre

Juana Rivas, la madre granadina de dos niños que se esfumó el 26 de julio para no entregar a sus hijos al padre, ha llegado este martes a los juzgados de Granada para comparecer ante el juez después de que se decretara una orden de busca y captura contra ella por desobedecer la orden judicial de entrega de los menores.

La mujer llevaba 26 días ilocalizable para no entregar a sus dos hijos menores al padre, Francesco Arcuri, condenado en 2011 por malos tratos. Rivas ha jugado al despiste esta mañana y su hermana ha entrado por la puerta principal de los juzgados mientras ella entraba por otra entrada para evitar a las cámaras y la prensa. Una vez dentro del edificio, la madre de Maracena ha sido detenida y custodiada por la policía para ser llevada ante el juez. Sin embargo, la asesora de Rivas, Francisca Granados, ha afirmado que "el juez quería que Juana entrara en los juzgados, no en calidad de detenida, sino en calidad de custodiada por la policía".

Imagen
A las puertas de los juzgados, un centenar de personas concentradas han repetido gritos a favor de Rivas: "Ningún maltratador es un buen padre". Mientras, el titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada está en estos momentos decidiendo al respecto de la situación en la que debe permanecer Rivas, si decreta su ingreso en prisión tras desobedecer sus anteriores decisiones, o por el contrario la deja en libertad con medidas cautelares. La abogada de Rivas ha abandonado a las 11.30 los juzgados sin su defendida, por lo que Rivas está de momento en el Juzgado de Instrucción 2 mientras se resuelve su situación procesal.

La juez del Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada ha acordado este martes, como nueva medida de protección de los hijos, la retirada del pasaporte de los menores, así como la prohibición de salida de los menores del territorio Schengen, sin autorización del padre o sin autorización judicial, medida solicitada también por Fiscalía, una vez oídas el lunes a las dos partes. La restitución de los menores al padre es la principal medida de protección ya adoptada, con anterioridad a la vista sucedida ayer entre la juez española y las defensas de las dos partes.

La juez ha desestimado las restantes medidas solicitadas por el padre de los menores. Son los tribunales italianos los competentes en resolver otros aspectos, como puede ser la patria potestad de los progenitores, según el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

En un mensaje telefónico, Francisca Granados había señalado que en esta comparecencia, prevista a las 11.00 en los juzgados de Caleta, en Granada capital, "más que nunca, Juana nos necesita", y "tenemos que ser muchas y muchos".

Rivas ha contado durante este tiempo con un amplio respaldo social y político. Incluso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, o la de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se han pronunciado a su favor. Pero, en los últimos días, tras el segundo rechazo del Constitucional a su recurso de amparo, crecieron las voces que le reclamaban que debía entregarse, algo que han valorado también sus asesoras, puesto que se enfrenta a la posibilidad de acabar en prisión o de perder temporalmente la patria potestad de sus hijos.

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada dictó orden de detención y presentación en sede judicial el pasado 8 de agosto, después de no acudir a la citación prevista en el marco de las diligencias penales que la investigan por una posible sustracción de menores. Los hijos tienen 11 y tres años.

La mujer tampoco acudió este lunes a la citación del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada para dirimir sobre las medidas extraordinarias y urgentes en protección de los menores solicitadas por Arcuri, que sí acudió. También se presentó la letrada de oficio de Juana Rivas en Granada, María Castillo Pozo, quien, tras la comparecencia, transmitió a los medios un mensaje de la mujer de Maracena en el que consideraba que "como madre, es la única" que debe "proteger" a los dos menores de edad ante la "desprotección" que, en su opinión, están padeciendo.

Las asesoras de Rivas mantienen desde el inicio del caso en 2016 que es víctima de los "errores judiciales" que han puesto en peligro a sus hijos, como ella misma señaló en una carta hecha pública recientemente. La mujer viajó con sus hijos en mayo de 2016 a Granada desde Carloforte (Italia), donde residía con su expareja y los menores desde 2013. A los dos meses de llegar, en julio de ese año, presentó una denuncia por violencia de género contra Arcuri que acaba de llegar a los juzgados italianos, más de un año después.

Tras su marcha, y después de que le comunicara a Arcuri que no iba a volver, el padre de los niños la denunció por sustracción internacional. Tras el pronunciamiento de la justicia italiana, que resolvió que los menores debían ser devueltos con el padre, el juzgado de Primera Instancia de Granada dictó una sentencia en el mismo sentido, que después ratificó la Audiencia Provincial de Granada y contra la que el Constitucional rechazó amparar a Rivas, que acudió al Alto tribunal en dos ocasiones.

Rivas y su entorno sostienen que la lentitud en la tramitación de la denuncia por malos tratos, que la juez rechazó inicialmente al considerar que quedaba fuera de su jurisdicción y debía ser denunciado en Italia, ha perjudicado a su causa porque el asunto no se ha tratado como un caso de violencia de género, pese a que la primera juez que pidió la entrega de los niños sí lo consideraba en su sentencia.

La mujer también tildó de “chapuza” el trabajo de la psicóloga de familia que atendió a los menores porque “no estaba preparada para trabajar con niños que han sufrido maltrato”, según señaló en la carta que se hizo pública. El informe de esta psicóloga, que tanto el Juzgado de Primera Instancia como la Audiencia Provincial consideraron válido, señalaba una “vinculación afectiva y segura del menor con ambos progenitores”. Uno de los argumentos esgrimidos en los distintos recursos es que el hijo mayor de Juana Rivas (el menor, de tres años, no fue analizado por su corta edad) tenía que haber sido atendido por un equipo “técnico y multidisciplinar especializado”, tal como recoge el artículo 2.5 de la Ley de Protección Jurídica del Menor, en lugar de la psicóloga de familia.

Por su parte, Francesco Arcuri, al que han dado la razón todos los tribunales hasta la fecha, asegura que su expareja se marchó “por capricho” y niega que le haya pegado “jamás” a ella o maltratado a sus hijos. Añade que aceptó la condena del año 2009 por "lesiones en el ámbito familiar", con tres meses de prisión y una orden de alejamiento de ella de un año y tres meses, para poder ver a su hijo (en esa época solo había nacido el mayor).

Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Mar 22 Ago, 2017 1:30 pm

[size=200]La Policía detiene a Juana Rivas y retiran el pasaporte de sus hijos[/size]

http://www.publico.es/

Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Mar 22 Ago, 2017 4:24 pm

Imagen

Libertad provisional para Juana Rivas

El magistrado José Luis Ruiz, titular del Juzgado de instrucción 9 de Granada, ha decretado este martes libertad provisional para Juana Rivas, la madre que se fugó con sus dos hijos hace casi un mes para evitar que estos regresaran con su padre a Italia. El juez ha ignorado el criterio de la Fiscalía de Granada, que había solicitado prisión provisional sin fianza para Rivas, sobre la que pesaba una orden de detención y que se ha presentado esta mañana por voluntad propia en los juzgados de la ciudad andaluza. El magistrado ha decretado libertad provisional para la mujer y la fiscalía decidirá mañana si recurre la decisión, avanzan fuentes del ministerio público.

"Hoy me han escuchado, no me voy a la cárcel, me voy a mi casa con mis niños y vamos a seguir peleando (...) sí, mis niños han estado aquí en Granada este último mes (...) he pedido que ahora escuchen a mis niños y el juez me ha dicho que tranquila, que confíe en la justicia (...) le doy las gracias a este juez", ha dicho Rivas a las puertas de los juzgados tras su declaración como investigada. Rivas asegura que el magistrado "ha paralizado" la entrega de sus dos hijos al padre, tal y como ha ordenado el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada. El juez de guardia ha trasladado las actuaciones realizadas esta mañana al Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que investiga la rama penal del caso.

Durante su interrogatorio, Rivas solo ha respondido a las preguntas de su abogada y se ha negado a contestar a la fiscalía, que ha censurado su actitud. La mujer llevaba 26 días ilocalizable para no entregar a sus dos hijos menores al padre, Francesco Arcuri, condenado en 2009 por malos tratos. Rivas ha jugado al despiste esta mañana y su hermana ha entrado por la puerta principal de los juzgados mientras ella entraba por otra entrada para evitar a las cámaras y la prensa. Una vez dentro del edificio, la madre de Maracena ha sido detenida y custodiada por la policía para ser llevada ante el juez.

A las puertas de los juzgados, un centenar de personas concentradas han repetido gritos a favor de Rivas: "Ningún maltratador es un buen padre". Mientras, el titular del Juzgado de Instrucción 9 de Granada, que está de guardia esta mañana, decide ahora al respecto de la situación en la que debe permanecer Rivas, si decreta su ingreso en prisión tras desobedecer sus anteriores decisiones, o por el contrario la deja en libertad con medidas cautelares. En paralelo, el juez debe decidir sobre el destino de los dos niños, que abandonaron Italia hace un año por decisión exclusiva de la madre.

Por otra parte, el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada ha acordado este martes, como nueva medida de protección de los hijos, la retirada del pasaporte de los menores, así como la prohibición de salida de los menores del territorio Schengen, sin autorización del padre o sin autorización judicial, medida solicitada también por la fiscalía, una vez oídas el lunes a las dos partes. La restitución de los menores al padre es la principal medida de protección ya adoptada, con anterioridad a la vista sucedida ayer entre la juez española y las defensas de las dos partes.

La juez ha desestimado las restantes medidas solicitadas por el padre de los menores. Son los tribunales italianos los competentes para resolver otros aspectos, como puede ser la patria potestad de los progenitores, según el TSJA.

https://politica.elpais.com/politica/20 ... 47270.html

Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Mar 22 Ago, 2017 6:13 pm


Avatar de Usuario
Etiopia
Gafapasta
Gafapasta
Mensajes: 960
Registrado: Mar 02 Dic, 2008 9:11 am

Re: EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Etiopia » Mar 22 Ago, 2017 7:29 pm

El supuesto novio de Juana Rivas De traca!!!


Avatar de Usuario
Invitado

EL CASO JUANA RIVAS

Mensajepor Invitado » Mar 22 Ago, 2017 8:24 pm



JUANA "LA LOCA" RIVAS, APARECE ...... protestaya




Volver a “Foro Loko”