HABLEMOS DE SEXO

Sólo tú eres el responsable de lo que aquí se diga.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

HABLEMOS DE SEXO

Mensajepor Invitado » Mar 05 Dic, 2017 10:36 pm

:flamenco1:

ole ole hablemos de eso

Avatar de Usuario
Invitado

HABLEMOS DE SEXO

Mensajepor Invitado » Jue 07 Dic, 2017 7:13 am

Lorena Berdún: "Los hombres tenéis una losa con el pene"

LUIS ALEMANY
5 DIC. 2017 19:22
Imagen


Madrid, 1973. Sexóloga y actriz, divulgadora estrella hace década y media, ahora regresa a Telemadrid con 'Sexo & etc'. En nochevieja presentará las campanadas en el mismo canal y, en contra de toda lógica, le hace ilusión.

Tengo amigos psiquiatras que, en cuanto se toman dos cervezas cuentan indiscreciones...
¡Ja!
...Indiscreciones muy graciosas sobre sus pacientes, historias anónimas pero supongo que no del todo leales.
Yo hablo poquísimo de sexo, poquísimo o más bien nada. Y, además, he tenido casos más raros en televisión que en la consulta. En la consulta básicamente te encuentras cuatro cosas, siempre las mismas, y las ves con mucha normalidad: eyaculación precoz, disfunción eréctil, anorgasmia y luego mucha gente que viene con 'dolores de pareja'.
¿Qué problema es más estimulante para una psicóloga?
Me encanta hacer terapia de pareja.
Pero eso va más allá del trabajo de sexóloga, ¿no?
No se crea. Muchas de las cosas que pasan en una pareja tienen que ver con la sexualidad. Lo que pasa es que eso está en el subtexto y hay que hacerlo aflorar. Una pareja que se comunique muy bien sexualmente difícilmente tendrá problemas graves. estructurales. Por debajo late el tema de la sexualidad. Los otros problemas son agradecidos porque tienen una solución relativamente sencilla. Si no hay un problema fisiológico, el trabajo da buen resultado. A veces, con dos consultas, está solucionado el problema. Con soltarlo, venir y contar, la persona se libera.
Alguna vez habrá leído eso de que erotismo y el humor son contradictorios y excluyentes.
Al contrario, el humor tiene que ayudar a la sexualidad. Uno de los grandes problemas de la sexualidad es que dramatizamos mucho. Si nos lo tomáramos con un poco de humor, ese 'gatillazo' sería más fácil de superar. Pero nos cuesta porque estamos desnudos, nunca mejor dicho.
Es que no está muy claro si el sexo no nos da más tristeza que felicidad en el conjunto de la vida. Hay momentos maravillosos pero...
Tiene razón, pero es un aspecto más de nuestra vida. No siempre estamos felices, hay altibajos, momentos de soledad, arrebatos bestiales... La vida es así: ¿Soy feliz? Bueno, tengo mis ratos de felicidad. Pues lo mismo se puede decir del sexo.
Me contaron una frase de Cabrera Infante. Ya era viejo pero se le iban los ojos detrás de las mujeres y decía: "Yo esperaba, a estas alturas, estar liberado del dictador este, pero no hay manera".
Los hombres tenéis una losa relacionada con vuestro pene. Hay una parte de tensión, de presión focalizada en los genitales masculinos... Os tiráis piedras contra vuestro tejado. Y la gente joven de ahora mucho más. Pues al contrario, hay que liberarse. Y no conseguís liberarlos.
Los hombres vivimos la sexualidad de una manera más apremiante que las mujeres... ¿Es un problema social o fisiológico?
La presión social hacia la sexualidad del hombre es muy grande. Y muy autoimpuesta, ojo. Por otra parte, el hombre heterosexual está en un momento complicado en el que los roles cambian y tiene que adaptarse. Antes era el hombre el que decidía. Ahora, la mujer toma la iniciativa, es independiente, decide... Hay un momento de descoloque en el que nos tenemos que reencontrar.
Sé que estamos en el otoño del juicio de La Manada y del caso Weinstein, pero yo recuerdo la época de la iniciación sexual y la sensación era que los chicos éramos los mendicantes que no se enteraban de nada.
Las chicas son más maduras, suelen ser maduras y, además, la iniciación, por lo menos para nuestra generación, era más tardía para las mujeres, de modo que llegaban con la cabeza más ordenada. Ahora no ocurre así, ahora las chicas se inician a los 14 años... Me parece interesante eso que dice, sobre todo, porque yo no lo viví así.
Los ritos de iniciación eran una crueldad. Todos esos ardides y códigos incomprensibles
Ya. Lo entiendo, puedo compartirlo. Teníamos muy poca información y salíamos al mundo con lo que la naturaleza nos había dado. Éramos unos ignorantes condenados al ensayo, prueba, error. Pero esas cosas también te curten. Ta dan otro poso, te fortalece, te da humor... Ahora los chicos tienen muchísima información, tanta que no sé si es peor.
¿A ver cómo es eso?
Un chico de 16 tiene toda la información y la tiene desde muy pequeño, y eso tiene una parte buena que es la naturalidad con la que se enfrenta a la sexualidad.
Si es homosexual lo tiene mejor que hace 25 años.
Muchísimo mejor.
¿Y la parte mala?
La sobreinformación crea expectativas infladísimas y las expectativas infladísimas llevan a frustraciones tremendas. Piensan que les va a suceder lo que ven.
Al final, el problema de la pornografía no era moral sino funcional.
Claro, porque así no se aprende la sexualidad. Debería tener otra función que no fuera la educativa. Mucha gente joven tiene experiencias muy frustrantes porque no entiende lo que pasa.
Verdadero o falso: lo divertido de ligar no es el sexo en sí sino el cortejo y la intriga.
Verdadero pero con dudas. El sexo en sí tiene momentos estupendos... Pero voy a decir verdadero porque la parte del cortejo se está perdiendo y es una pena que se pierda ese placer.
Ya. Lo de las aplicaciones para ligar tiene algo un poco sórdido.
Ayer, un chico de 1990 me decía que ya no se liga en los sitios. No se ven besos en las discotecas, gente que se enrolle. Hay un mercado que funciona en la red y...
¿Lo contaba con tristeza?
Sí, él se quejaba de que no había vivido aquel mundo en el que salíamos de noche y era posible ligar. Ya no se liga.
Vuelvo al tema de Weinstein. Quizá se haya puesto en crisis la cultura del tonteo, eso de coquetear con un amigo/a, conocer a alguien en un bar y jugar a la seducción...
Pero es que acabaremos siendo robots si llevamos esa manera de pensar hasta el límite. Hay que contextualizar las cosas. Lo que sale en las noticias son abusos de poder, casos extremos, comportamientos descontrolados. No todo es lo mismo. No es lo mismo lo de Weinstein que un amigo que una noche se pone pesado, te enfadas con él y ya está. El día que nos falte en la sexualidad el contacto personal será para mal, sin duda.
¿Habrá un momento en el que los humano piensen: "Qué gracioso, cómo se empeñaban nuestros abuelos en relacionar el amor romántico con el sexo"?
Puede ser. Aquello que escribía Huxley, lo de la tecla que la pulsamos y nos da un orgasmo, ya existe. Antes era impensable y ahora existe. A lo mejor sí que tendemos a eso pero lo veo como algo tristísimo. La mirada, la caricia, el abrazo, me parecen cosas que necesita el ser humano en lo más profundo de sí mismo.
En cambio, conozco gente de la generación de nuestros padres que se sorprenden de que sus hijos hayamos llevado una vida sexual bastante convencional. Como si la revolución sexual no hubiese sido para tanto.
Mucha gente de esa generación ha vivido muy valientemente. Pero es que la revolución sexual iba a la intimidad, no a la parte visible socialmente.
Pero el tabú del adulterio sigue siendo el mismo, básicamente.
Sí, el adulterio siempre significa lo mismo. Bueno, hay parejas abiertas, hay gente que practica el poliamor.
Creo que no conozco a nadie que practique el poliamor.
Yo no conozco a nadie que lo practique y al que le haya salido bien. El equilibrio es muy frágil entre tres... No es fácil, la verdad.




Volver a “Foro Loko”