MACUMBA El retorno de la muerte

Sólo tú eres el responsable de lo que aquí se diga.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 20 Ago, 2011 9:57 am

Imagen

El gran río de los mitos

WILLIAM OSPINA 20/08/2011


En las novelas que transcurren en el Amazonas la tierra no es paisaje, sino el personaje más poderoso. A los 500 años del nacimiento de Francisco de Orellana, su descubridor, recorremos su cuenca como inspiración para escritores, pintores, músicos y cineastas

La literatura del mundo amazónico ha sido en cinco siglos un largo diálogo de mitologías. Las que concibieron en centenares de lenguas los diez millones de nativos que habitaban sus orillas a la llegada de los europeos, y las que aportaron el español y el portugués, que se consolidaban entonces y que con la aventura americana se convirtieron en grandes lenguas planetarias. Hay que leer El hablador, de Mario Vargas Llosa, o Macunaíma, de Mario de Andrade, para sentir la complejidad de los mitos indígenas y el modo libre, audaz y conmovedor como la sensibilidad mestiza los interroga y los transforma en inquietantes parábolas de la modernidad. "Una lengua", escribió Jorge Luis Borges, "es una tradición, un modo de sentir la realidad, no un arbitrario repertorio de símbolos". Los mayores idiomas nativos de la región son el ticuna, el shipibo-conibo, el guahibo y el warao, pero, aunque decrecientes en términos demográficos, ahí están el tupí-guaraní, el mbyá, el kaiwá, el pai tavytera, el chiripá, el omagua, el ñengatú, las lenguas boras como el muinane y el miraña, y las huitoto como el ocaina, el nipode, el meneca, el murui, el nonuya y el coixoma.


"Las poblaciones y lenguas del río llegaron del mar. Lo narran los distintos pueblos en el mito compartido de las grandes anacondas"

Innumerables son las recopilaciones que se han hecho de tradiciones, relatos, mitos y sueños indígenas, pero podemos mencionar Los piros, relatos recopilados en el Perú por el sacerdote español Ricardo Álvarez en 1960; los Mitos e historias aguarunas, recopilados por José Jordana Laguna en 1974; La verdadera biblia de los cashinahuas, cuentos recopilados por el antropólogo francés André Marcel d'Ans en 1975, que ha sido llamada "Las mil y una noches del mundo indígena amazónico"; El universo sagrado, recopilado y reelaborado por Luis Urteaga Cabrera, de Cajamarca, quien convivió diez años con los indígenas shipibos; y las recopilaciones Yaunchuck I y II que recoge la literatura oral de los jíbaros huambisa, publicadas en 1994.

En la región brasileña y venezolana, el etnógrafo alemán Koch-Gruneberg recogió las leyendas e historias de los indígenas taulipangues y arecunás, que dieron a conocer un mundo rico de imaginación y de conocimientos e inspiraron en Brasil a Mario de Andrade, en una semana inolvidable de 1928, su novela Macunaíma. Es una rapsodia que mezcla el espíritu de los romances medievales y la atmósfera de las ciudades fantásticas con el ritmo de la novela picaresca para producir una de las grandes fusiones literarias contemporáneas. Su decurso es ejemplar por los rumbos que abre para la imaginación: el héroe Macunaíma, de la tribu de los tapanhumas, vence a Cí, la reina de las amazonas, la convierte en su esposa, y se apodera de la Muiraquitá, la piedra en forma de caimán que da la felicidad. Un traficante de São Paulo, Venceslau Pietro Pietra (que es en realidad el monstruoso gigante Piaimá), roba el talismán y hace que Macunaíma y sus hermanos Maanepe y Jiqué vayan a la ciudad a buscarlo y allí lo derroten. El héroe recupera el talismán, pero al volver no encuentra ya su aldea, que ha sido devastada. Le cuenta toda su historia a un papagayo, antes de convertirse en una de las estrellas de la Osa Mayor, y el narrador confiesa al final que es aquel papagayo quien se la ha contado.

Ya el nombre del Amazonas logra ser testimonio suficiente de esa tradición de desplazamientos míticos. Que unas mujeres guerreras de Tracia o de Mitilene, que lucharon con Aquiles y con los centauros, hayan terminado dando su nombre al otro lado del mar al mayor río del planeta es indicio suficiente de cómo desde hace cinco siglos se funden nuestros símbolos, de cómo se condensan en nuevos relatos y metáforas las memorias de dos hemisferios incomunicados por treinta mil años.

La selva es un laberinto insondable, pero el río es un camino abierto, una inmensa vía de comunicación que unió desde siempre a los pueblos de la cuenca, y comunicó al mundo del Caribe con las regiones andinas. Las poblaciones y las lenguas del río llegaron del mar, y así lo narran los distintos pueblos en el mito compartido de las grandes anacondas que entraron por la desembocadura y remontaron los cauces de agua.

Esta inmensa cuenca que hoy se reparten ocho países es un gran país en sí misma, el mayor sistema de aguas dulces del planeta, y es comprensible que en el Amazonas todo sea superlativo: sus mil tributarios, su extensión, su caudal, el territorio que abarca y la selva que nutre. La cantidad de agua que mueve es una suerte de océano circulante; porque es una décima parte del mundo que contiene sin embargo la mitad de su patrimonio biológico.

Grandes hechos de la historia suelen ser inesperados y pasar casi inadvertidos. Fray Gaspar de Carvajal no se habría atrevido a compararse con los altos autores del Siglo de Oro español, pero es hoy el símbolo de la curiosidad con que la lengua española registró el descubrimiento del río más largo y caudaloso del mundo y de la selva que lo ciñe. Fray Gaspar no era un literato; sólo su afición a registrar todo lo que ocurría lo convirtió en cronista accidental de una expedición fabulosa, la de Gonzalo Pizarro en busca del País de la Canela más allá de los montes nevados de Quito. Los infinitos caneleros no existían, y en vez de un bosque rojo de una sola especie los viajeros encontraron la selva amazónica, la mayor variedad de plantas del mundo, pero en aquellos tiempos esa no era una buena noticia: necesitaban oro, metálico o vegetal, y lo necesitaban enseguida.

Orellana fue desde entonces uno de los personajes de la literatura amazónica, y su carácter ha oscilado en las letras entre el héroe abnegado y sutil, conocedor de lenguas y gran caudillo de hombres del relato de Carvajal, hasta el villano que premeditadamente traiciona a Pizarro y huye con el barco de la expedición llevándose cien mil pesos de oro, la paga de los soldados, y las piedras preciosas que habían obtenido por las montañas, en crónicas como la Historia del reino de Quito de Juan de Velasco.

Veinte años después del viaje de Orellana vino la expedición al Amazonas de Pedro de Ursúa, que dio origen al ciclo literario de Lope de Aguirre. El navarro Ursúa, quien había guerreado diez años en tierras de lo que hoy es Colombia, intentó en 1561 repetir la aventura de Orellana y buscar el país del hombre de oro, pero cometió dos errores, llevarse en su expedición a la mujer más bella del Perú, la mestiza Inés de Atienza, con sus doncellas, y reclutar, entre otros villanos, a Lope de Aguirre, quien encabezó la sublevación que dio muerte a los dos amantes, se apoderó de la expedición, hizo un viaje sanguinario, y provocó libros como La aventura equinoccial de Lope de Aguirre, de Ramón J. Sender; Lope de Aguirre, príncipe de la libertad, de Miguel Otero Silva; El camino de El Dorado, de Arturo Uslar Pietri; Los marañones de Ciro Bayo, y películas como Aguirre, la cólera de Dios, de Werner Herzog, o El Dorado, de Carlos Saura. Ursúa y Aguirre tuvieron sus cronistas: Francisco Vásquez, Pedrarias de Almesto, Toribio de Ortiguera, Custodio Hernández, Pedro de Munguía y Gonzalo de Zúñiga, quien también escribió un poema, La jornada del Marañón.

Algunos de estos episodios fueron versificados temprano en el poema más extenso de la lengua española, Elegías de varones ilustres de Indias, de Juan de Castellanos, la más vasta y ambiciosa crónica de la conquista americana, el poema que descubrió América para la poesía, y una de las obras más singulares de la literatura universal. De este gran poema se han nutrido por siglos cronistas e historiadores como fray Pedro Simón en sus Noticias historiales, y fray Pedro de Aguado, cuya reconstrucción del ciclo de Ursúa y Aguirre ocupa cuatrocientas páginas de su Recopilación historial. Existe también la obra inédita El Marañón, de Diego de Aguilar y Córdoba, 1578, y el Nuevo descubrimiento del Amazonas, 1641, de Cristóbal de Acuña.

Los ocho países de la cuenca tienen cada uno una notable literatura amazónica. Baste mencionar la novela Doña Bárbara (1929) de Rómulo Gallegos, cuyo tema no es la selva y el río, pero sí la lucha entre la fuerza incontrolable de la naturaleza y el esfuerzo humano por someterla a sus leyes. No es extraño que en su personaje central se sienta vagamente volver la leyenda de la amazona, dominadora de hombres. Un lugar destacado ocupa la novela La vorágine (1924), de José Eustasio Rivera, cuyo escenario sí es la selva, pero cuyo infierno son menos los laberintos vegetales que el horror de las caucherías donde las fuerzas del progreso masacraron a centenares de miles de indígenas. Larga es la lista de novelas, relatos y poemas que giran sobre el poder de la selva, pero el tema volvió renovado en La casa verde, de Mario Vargas Llosa, cuya prosa densa, abigarrada, cambiante, es como esa maraña en la que ocurren intempestivamente las cosas; donde formas, colores, temperaturas, aromas, seres, gestos y pensamientos se organizan y fluyen haciendo del lenguaje un tejido poderoso y orgánico. Hay en esta obra un esfuerzo evidente por lograr que la realidad de la selva se apodere del lenguaje, y allí, en vigoroso contrapunto, el río y la selva son lo sucesivo y lo simultáneo, lo uno y lo múltiple, lo homogéneo y lo diverso, lo que avanza hacia un fin y lo que siempre se repite, camino y laberinto, historia y mito.

Lo mismo puede decirse de la obra monumental de Euclides da Cunha, Los sertones, de 1902. Libros donde la tierra no es paisaje sino un personaje más poderoso que los otros, una fuerza que invade la lengua y le da su textura y su poder, de modo que lo que ocurre no puede separarse jamás de cómo ocurre. Novelas mestizas y mulatas como las de Faulkner, novelas río llenas de savia y sangre, de la vegetación macerada y los enigmas de la tierra fecunda, donde casi no alcanzan los tropos literarios de la tradición para dar cuenta de un mundo inabarcable, de fecundidad destructora.

Los sertones es la historia de cómo treinta mil hombres asediados por la sequía, maltratados por la pobreza y humillados por los señores, se atrincheraron en la región de Canudos y vivieron en comunidad esperando el fin del mundo bajo los sermones inspirados del predicador campesino Antonio Conselheiro, y fueron masacrados por el ejército de la joven república acusados de pretender restaurar la monarquía, cuando no eran más que pobres exaltados y místicos excluidos por una sociedad despiadada. Este mismo tema de la aventura de Conselheiro fue recreado en La guerra del fin del mundo, de Mario Vargas Llosa.

Ya el Amazonas no es sólo tema de historias locales sino escenario de una gran literatura mundial. Desde los primeros cronistas del siglo XVI, pasando por los misioneros del XVII, exploradores del XVIII y el XIX como Alejandro de Humboldt, que combinaron la curiosidad de la Ilustración con la pasión del Romanticismo, novelistas como Julio Verne, Ramón J. Sender y Hartzell Spence, hasta antropólogos, etnólogos, geógrafos y botánicos del siglo XX, como Wade Davis, autor de la monumental obra El río, el mundo amazónico se ha convertido en un gran tema de estudio y reflexión a medida que la degradación de la naturaleza planetaria y el cambio climático lo señalan como la gran reserva de respuestas para los desafíos de la época.

La Amazonia

- La cuenca se expande por Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Guyana francesa, Perú, Suriname y Venezuela.

- Es el río más largo del mundo (6.800 kilómetros) -según las últimas mediciones- y más caudaloso (230.000 metros cúbicos por segundo).

- Proporciona la quinta parte de toda el agua dulce mundial, más que las del Misisipi, el Nilo y el Yangtze juntos. Cuenta con 1.100 ríos tributarios de importancia.

- Su área es de aproximadamente 7.989.000 kilómetros cuadrados, un 40% de la extensión de Sudamérica.

- Alberga la décima parte de todos los bosques del planeta.

Diario de la Amazonía. Roger Casement. Edición de Angus Mitchell y traducción de Sonia Fernández (Ediciones del Viento). Diario del Amazonas. Roger Casement. Traducción de Cristina Oñoro y Stella Ramos (Funambulista). William Ospina (Padua, Colombia-1954) ganó en 2009 el premio Rómulo Gallegos con El País de la Canela (Belacqua, 2009), segundo tomo de su trilogía sobre los viajes en el Amazonas del siglo XVI, que abrió con Ursúa y se completará con La serpiente sin ojos.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 19 Sep, 2011 10:28 pm

POLÉMICA | Detenido en 2005
Arabia Saudí decapita a un sudanés acusado de 'brujería'

Un verdugo ha decapitado este lunes a un sudanés que vivía como trabajador extranjero en Arabia Saudí y que fue hallado culpable de practicar "brujería", informó el ministerio del Interior en Riad.

La organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) intentó infructuosamente evitar la ejecución del hombre, detenido en diciembre de 2005 en la ciudad de Medina por la policía religiosa saudí. Las autoridades lo acusaron de practicar "magia".

Según AI, el sudanés cayó en una trampa de la policía islámica. Un efectivo le pidió que pronunciase una maldición que forzara a su padre a echar a su segunda esposa, algo que él aceptó supuestamente a cambio de una recompensa de 6.000 riales (1.200 euros) y un adelanto de la suma. Poco después fue arrestado. Un tribunal de Medina lo condenó a muerte en 2007.

Un total de 43 personas han sido ejecutadas en Arabia Saudí desde comienzos de año. La "brujería", así como la violación, el narcotráfico y el asesinato son delitos castigados con la pena de muerte en el país islámico.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 30 Oct, 2011 10:02 pm



cuando andaba por brazil mi centro de operaciones ... digamos .. de donde me desplazaba a otros estados y siempre regresaba ... para ir a otro lado.
bueno, junto a montevideo y granada ... las ciudades que mas me mimaron.
la plaza colonial, el ascensor para bajar al mercado y al puerto de donde salen los barcos para itapamarica (una especie de islas selvaticas y muy hipiosas)
en ese mercado ... sentí por primera vez el olor penetrante ... hasta el tuetano... de las especias, mezclado con el sudor y la humedad.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 31 Oct, 2011 12:55 am

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 31 Oct, 2011 1:02 am


Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 17 Nov, 2011 5:51 pm


Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 07 Jul, 2014 12:29 am



Vudú
Los buques negreros que durante los siglos XVII y XVIII transportaron millones de gentes de color desde África hasta América llevaron en su interior la simiente de un culto religioso que ayudaría a los esclavos en la conjura por su libertad. Esta es la historia de la formación de cultos sincréticos de raices africanas que veneran a espíritus de doble rostro: entidades místicas del continente negro escondidas tras la imaginería católica.

En Haití rememoraremos la noche de Gucaimán en la que los esclavos pactaron con el diablo la ruptura de sus cadenas, dando lugar así a los legendarios ritos vudú. Seremos testigos de las ceremonias de posesión, donde los participantes caen en un profundo trance que posibilita matrimonios místicos. Nos acercaremos a los lakús, poblaciones construidas en torno a templos, que demuestran la integración de estas creencias en todos los ámbitos de la vida. También se nos abrirán las puertas de los cementerios que acogen rituales nocturnos de comunión con los principales espíritus u orexás y conoceremos la verdad en torno a los misteriosos zombies haitianos.

Cuba es la patria de la santería, cultos sincréticos de origen yoruba que se practican en las viviendas de sus devotos. Asistiremos al duro ceremonial de ingreso en una de las sociedades secretas. Descubriremos sus complejas técnicas de adivinación basadas en la invocación a los espíritus y la combinatoria matemática. Los sacrificios de animales que sacian el apetito de los espíritus estarán constantemente presentes.

Candomble, macumba y ubanda son formas religiosas propias de Brasil practicadas tanto por la población de color como por la de origen europeo. Sus sacerdotes nos mostrarán las claves de acercamiento a estos cultos que persiguen el éxtasis de los participantes en sus ritos mediante danzas y repetitivos ritmos musicales. Estudiaremos la correspondencia entre los espíritus presentes en la naturaleza y los santos católicos. Finalmente nos adentraremos en la practica de la magia negra donde, a través de la ebriedad mística se opera a distancia en todos los ámbitos de la vida.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 25 Jul, 2015 3:55 am

Imagen

Nueve años de prisión para el «falso chamán» por abusar de mujeres tras darles burundanga

El acusado fue detenido en mayo de 2012 después de que la Policía recibiera un total de 38 denuncias. Sin embargo, solo dos de las mujeres denunciantes decidieron llevarle a juicio

José Israel G. R., colombiano de 48 años, ha sido condenado a nueve años de prisión y multa de 100.000 euros más las costas del juicio en el caso del «falso chamán», por el que se le acusaba de hacerse pasar por un chamán, ganándose la confianza de sus víctimas para suministrarles burundanga y cometer abusos sexuales después de que éstas perdieran la percepción de la realidad.

Así, la magistrada le ha condenado a dos años de prisión por delito de abuso sexual sobre persona privada de voluntad y otros siete por abuso sexual sobre persona privada de voluntad con acceso carnal. A ello se suma una indeminización de 50.000 euros por daños morales a cada una de las dos víctimas, el pago de las costas del juicio, la inhabilitación para el derecho de sufragio pasivo durante siete años y la imposición de libertad vigilada durante cinco años.

Según las pesquisas policiales, el hombre simulaba ser un chamán y, aprovechando que estaba afectado por el síndrome de acondroplasia, se ganaba la confianza de las mujeres. Posteriormente, al parecer usaba algún tipo de sustancia para que las víctimas perdieran la percepción de la realidad y así consumar los abusos sexuales.

El acusado fue detenido en mayo de 2012 después de que la Policía Nacional recibiera un total de 38 denuncias. Sin embargo, solo dos de las mujeres denunciantes decidieron llevarle a juicio. En su día, todas ellas relataron el mismo testimonio y le identificaron en la rueda de reconocimiento.

Tras la vista, la representante de la Fiscalía de Madrid solicitó la libre absolución del acusado al no creer el relato de las víctimas y considerar que no está acreditada la acusación que sustentan las abogadas de las chicas.

Un total de 38 mujeres denunciaron haber sido víctimas de este falso curandero tras haberles sido suministrada una sustancia conocida como burundanga, que anula la capacidad de voluntad. Hay hechos denunciados que datan de 1998. Todas las mujeres identificaron al acusado en los reconocimientos y coincidieron en su relato, pero solo dos acudieron llevarle a juicio.

En su declaración, el procesado contó que se acercaba a las mujeres para darles consejos sobre sus problemas y luego mantenía, con algunas, relaciones consentidas. Pese a que esta versión dista del relato de las víctimas, la fiscal sí le creyó y solicitó su libre absolución.

El hecho de que las chicas aspirasen o inhalaran esta sustancia tóxica que anula la voluntad es difícil de comprobar. Los peritos han explicado que se elimina a las horas tanto de la sangre como de la orina, lo que complicaría su detección.
Trastorno postraumático

Pese a que a las víctimas no se les encontró esta sustancia, los expertos han manifestado que ello no implica que no la recibieran. De hecho, varios psicólogos forenses han subrayado que presentaban una sintomatología compatible con un trastorno postraumático con motivo de haber sufrido tocamientos.

Las que sí creyeron a las víctimas son las acusaciones particulares. Una de ellas reclamó al tribunal que se le condene a siete años de cárcel, mientras que otra a nueve años de prisión la estimar que hay suficiente prueba para enervar su presunción de inocencia.

Así, reseñaron que no hay contradicciones en el testimonio de sus clientas, a pesar de que entonces no fuera coherente el relato debido a la amnesia que produce el haber aspirado, inhalado o bebido esa sustancia.

«Son 38 mujeres con el mismo relato. Manifestaron que se presentaba como un chamán o un curandero con un don para curar», relató una de las abogadas. Precisamente, su compañera de piso contó ayer que solían subir mujeres a su casa para charlar con Israel. Luego, éste las acompañaba al Metro, ya que había un supuesto exhibicionista por la zona.

En su turno, la abogada del acusado reclamó su libre absolución al considerar que no ha quedado probado que suministrara ningún tipo de sustancia tóxica. Además, se quejó de que la situación mediática que saltó tras la primera denuncia perjudicó a su cliente y fue sometido a una condena social.

Avatar de Usuario
Invitado

MACUMBA El retorno de la muerte

Mensajepor Invitado » Mié 17 Feb, 2016 1:27 am



Rescatan a un niño de dos años abandonado en la calle en Nigeria acusado de ser un brujo

La oenegé fundada por una activista danesa salva a pequeños abandonados por sus familias a causa de la supersticiones

Hace tres años, la danesa Anja Ringgren Lovén puso en marcah en Nigeria la oenegé African Children’s Aid Education and Development Foundation. Su objetivo, rescatar a los niños brujo, pequeños, algunos apenas bebés, que son abandonados en la calle por sus familias pues están convencidos de que esas criaturas son brujos.



Su acción, no obstante, ha alcanzado notoriedad mundial esta semana después de que Ringgren Lovén colgara en la página de Facebook las sobrecogedoras imágenes del rescate de un niño de apenas dos años que ella localizó en la calle, desnudo, desnutrido y deshidratado.

Imagen Imagen


Las fotos muestran como la activista primero le da de beber de una botella de agua, para acto seguido envolver al bebé en una manta y llevárselo a la sede de su oenegé.

Allí, lavaron, visitieron y alimentaron al pequeño, al que examinó un médico. El crío fue bautizado como Hope (Esperanza, en inglés). A los pocos días, su estado había mejorado sensiblemente. Las fotos muestran al pequeño, aún con heridas en la piel, pero sonriente.

En su cuenta de Facebook, esta activista señala: “Os he ahorrado muchas de las experiencias que he vivido con estos rescates. Miles de niños son acusados de ser brujos y sufren todo tipo de abusos. Hemos visto niños abusados, torturados y aterrorizados”.

Avatar de Usuario
jurema

MACUMBA El retorno de la muerte

Mensajepor jurema » Mié 22 Jun, 2016 9:18 pm

Abaten al jaguar que acompañaba a la antorcha olímpica

Se salió de la zona de control y atacó a un soldado

El jaguar encargado de hacer el paso de la antorcha olímpica en la ciudad de Manaos, capital del estado brasileño de Amazonas, ha muerto
a tiros después de que los soldados abrieran fuego contra él para evitar que saliera de la zona de control en la que se encontraba tras la ceremonia.
El animal, de nombre 'Juma', fue abatido después de la exhibición, cuando se salió de la zona de control y atacó a un soldado, según informa el Ministerio de Defensa.



el jaguar (el que de un salto mata) ... las mandíbulas mas poderosas del reino animal ... el rey ocelado es del mato , selva ... no para dífiles tipo cabra de la legión ...la cagaron y tienen los dioses en contra.


Avatar de Usuario
Invitado

MACUMBA El retorno de la muerte

Mensajepor Invitado » Mar 30 Ago, 2016 9:04 pm



Rituales de santería bajo el Peñón de Ifach

La Guardia Civil indaga sobre la relación entre los esqueletos hallados en Calpe y un conjuro de amor

La población de Calpe, una localidad turística alicantina a hora y media de Valencia, está en boca de todos. Un buceador descubrió el pasado fin de semana en el fondo del mar, a unos metros del imponente Peñón de Ifach, dos fardos con esqueletos humanos, cuencos, bastones, plumas de ave y otros elementos habitualmente asociados con rituales y magia. Los investigadores sospechan que el suceso tenga su origen en un conjuro para romper una relación amorosa.

Avatar de Usuario
Invitado

MACUMBA El retorno de la muerte

Mensajepor Invitado » Sab 24 Sep, 2016 7:27 pm


Avatar de Usuario
Invitado

MACUMBA El retorno de la muerte

Mensajepor Invitado » Jue 07 Sep, 2017 10:08 pm

Imagen

Toda su vida fue a brujos y adivinos e hizo rituales; una niña atendida por un exorcista le asustó

Leonardo Paredes, argentino de Buenos Aires, hijo de uruguayos, nació en una familia católica pero no practicante. Sus padres se separaron cuando él tenía un año y medio. Él no llegó a terminar los estudios de bachillerato, y como otros en su familia empezó a trabajar muy pronto, a los 14 años. Trabajaba mucho, conseguía dinero siendo muy joven, con parte apoyaba la familia y el resto lo gastaba en diversiones.

Costumbre de ir a brujos y videntes

Cuenta en el programa de testimonios Cambio de Agujas de HM Televisión que su familia tenía mucha tradición de acudir a brujos y videntes. Los brujos, por ejemplo, les daban velas para poner en el pesebre en Navidad, "una locura", recuerda.

Al crecer él fue profundizando en el mundo de la brujería y animaba a sus amigos a acudir a los adivinos que él frecuentaba. "Gracias a Dios que no llegué a ser tarotista", aunque recuerda que se lo planteó.

"Piensa que hay brujos que viven engañados y piensan que están haciendo cosas buenas, invocando...", dice más adelante.

Sentir presencias, ruidos, cosas que crujen...

"Cuando entras en ese mundo empiezas a ver y a notar cosas", afirma. "Estás durmiendo y notas una presencia que se acuesta a tu lado. Miras y no hay nada, obviamente. Sientes que te tocan. Tienes pesadillas en las que te levantas todo sudado. Donde vivía, sentía pasos en las baldosas que estaban flojas. La cama temblaba. En el momento que pisas la casa de un brujo estás abriendo la casa al demonio. Te vas aislando, te va separando de tu familia, amigos. No al principio, pero al final pasa".

A los 26 años intentaba retomar el bachiller. No avanzaba ni en estudios ni trabajando. Y le cansaba la inseguridad en las calles de Argentina. Un amigo le invitó a ir a España y se ubicó en Madrid, cerca de la catedral de la Almudena.

Un cura en la Almudena de Madrid

En Argentina él ya hacía un tiempo que iba a misa, aunque sin reflexionar sobre la fe, como una costumbre. Y en España iba a la Almudena. "Yo me quedaba siempre atrás. Y me vio el padre Alberto, que aún está allí, y me dijo: '¿no te quieres confesar?'" Hablando con este sacerdote le comentó que buscaba trabajo. "Ah, rezaré por ti", dijo el padre Alberto. Y cinco días después le salió un trabajo.

Él empezó a pensar que en la iglesia, en los curas, había un cierto poder, como el de los brujos, para "conseguir cosas". Aumentó su presencia en misa, acudió más a confesarse.

Y un día quien encontró en el confesionario era "el padre Enrique, qué casualidad, exorcista". Le contó de su trato con brujos y de esas experiencias con presencias extrañas.

El padre Enrique le explicó que había hecho mal al acudir a los brujos, le habló de los peligros espirituales a los que se exponía, "y así se me abrió un mundo, fue como que me sacaran una venda de los ojos".

Oraciones de liberación... y efectos físicos

El padre Enrique le llevó a un espacio anexo de la catedral para hacer oraciones de liberación por él en varias sesiones. Él había estado con brujos y chamanes que le habían dado alimentos. En otros casos, le habían puesto a bañarse desnudo a oscuras en un baño ritual. En estas oraciones de liberación sentía efectos físicos, ganas de vomitar.

Pero su convencimiento de que el demonio actuaba y estaba interesado en él fue cuando una niña, a la que el padre Enrique también atendía con exorcismos, lo miró con una mirada maligna, "como de película". Ahí fue cuando decidió cambiar plenamente.

Un proceso para crecer en la fe

Muchos domingos trabajaba, pero siempre que podía iba a misa. Dejó de vivir con su novia, que volvió a Argentina. Peregrinó a Lourdes. Conoció a seminaristas operarios del Reino de Cristo de Toledo, que le explicaron más cosas de la fe.

Más adelante conoció a una chica, no practicante, con un hijo. Él la acercó poco a poco a la Iglesia. Con las Siervas del Hogar de la Madre crecieron en la fe y aprendieron sobre la moral matrimonial cristiana. Se casaron y tuvieron un hijo y siguen creciendo en la fe.

"Me da pena ver mucha gente que va perdida, no profundiza, no se moja", explica finalmente.





Volver a “Foro Loko”