Donald Trump presidente de los Estados Unidos de America

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Donald Trump presidente de los Estados Unidos de America

Mensajepor Invitado » Mié 09 Nov, 2016 3:14 pm


Presidente de EEUU. Donald Trump celebra su victoria en las elecciones de Estados Unidos

Estados Unidos cae en manos del populismo agresivo de Trump

El republicano conmociona a medio EE UU y al mundo entero al derrotar a la demócrata Hillary Clinton. Trump, un populista con un discurso xenófobo y antisistema, rompe los pronósticos de los sondeos y logra una victoria que aboca a su país a lo desconocido

El republicano Donald Trump ha conmocionado a medio Estados Unidos y al mundo entero al derrotar a la demócrata Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Trump, un populista con un discurso xenófobo y antisistema, será el próximo presidente de Estados Unidos. Con el apoyo masivo de los estadounidenses blancos descontentos con las élites políticas y económicas, e inquietos por cambios demográficos acelerados, Trump rompió los pronósticos de los sondeos y logró una victoria que aboca a su país a lo desconocido. Nadie como Trump supo entender el hartazgo con el establishment, con el que se identificaba a Clinton. La ola populista global ha llegado a la Casa Blanca. El actual presidente, Barack Obama, ha llamado ya a Trump para felicitarle e invitarle a la Casa Blanca el jueves para iniciar la transición en el cargo.

"Los hombres y mujeres olvidados de nuestro país ya no serán olvidados", dijo Donald Trump en su discurso de la victoria, en Nueva York. El presidente electo, que debe jurar el cargo el 20 de enero, elogió a Clinton y dijo que es el momento de curar las divisiones del país.

Clinton no pronunció el tradicional discurso de aceptación de la derrota, y felicitó a Trump por teléfono.

El mundo esperaba ver a la primera mujer en la presidencia de EE UU, después de tener a un presidente afroamericano. Ocurrió lo inesperado. Los votantes eligieron a un demagogo, un hombre que ha reavivado algunas de las tradiciones más oscuras del país, que ha colocado en el centro del discurso político el insulto y la descalificación, un admirador de Vladímir Putin que amaga con reformular las alianzas internacionales de EE UU y lanzar un desafío al vecino del sur, México.

De norte a sur, de este a oeste, en Estados que votaron al presidente demócrata, Barack Obama, en 2008 y 2012, y en Estados republicanos, del tsunami de Donald Trump, una combinación de voto rural y voto obrero blanco, barrió con las estrategias sofisticadas de la campaña demócrata y anuló el efecto del voto latino y de las minorías por Clinton.

Imagen

A medida que llegaban los resultados en los Estados clave y Trump sumaba victoria tras victoria, se disparaba el desconcierto de los especialistas en sondeos, de los estrategas demócratas, los mercados financieros y las cancillerías occidentales. La victoria en Florida, Estado que el presidente Barack Obama, demócrata como Clinton, ganó dos veces, abrió la vía para la victoria de un magnate inmobiliario y estrella de la telerrealidad que ha sacudido los cimientos de la política tradicional. Trump ganó después en Carolina del Norte, en Ohio y Pensilvania, entre otros Estados que Clinton necesitaba para ganar.

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca puede suponer una ruptura con algunas tradiciones democráticas de EE UU como es el respeto a las minorías y con la tranquila alternancia entre gobernantes que discrepaban de su visión del país, pero no en los valores fundamentales que le han sostenido desde su fundación.

Trump, que ha prometido construir un muro en la frontera con México y prohibir la entrada de musulmanes a EE UU, ha demostrado que un hombre prácticamente solo, contra todo y contra todos, y sin depender de donantes multimillonarios, es capaz de llegar a la sala de mandos del poder mundial. A partir del 20 de enero, allí tendrá al alcance de la mano la maleta con los códigos nucleares y controlará las fuerzas armadas más letales de planeta, además de disponer de un púlpito único para dirigirse su país y marcar la agenda mundial. Desde la Casa Blanca podrá lanzarse, si cumple sus promesas, a batallas con países vecinos como México, al que quiere obligar a sufragar el muro. México, vecino y hasta ahora amigo de EE UU, será el primero en la agenda del presidente Donald Trump.

Imagen

El republicano ha desmentido a todos los que desde hacía medio año pronosticaban su derrota. Ha derrotado a los Clinton, la familia más poderosa de la política estadounidense en las últimas tres décadas, si se exceptúa a otra familia, los republicanos Bush, que también se oponían a él. Se enfrentó al aparato de su propio partido, a los medios de comunicación, a Wall Street, a las grandes capitales europeas y latinoamericanas y a las organizaciones internacionales como la OTAN.

Su mérito consistió en entender el malestar de los estadounidenses víctimas del vendaval de la globalización, las clases medias que no han dejado de perder poder adquisitivo en las últimas décadas, los que han visto cómo la Gran Recesión paralizaba el ascensor social, los que asisten desconcertados a los cambios demográficos y sociales en un país cuyas élites políticas y económicas les ignoran. Los blancos de clase trabajadora —una minoría antiguamente demócrata que compite con otras minorías como los latinos o los negros pero que carece de un estatus social de víctima— han encontrado en Donald Trump al hombre providencial. También la corriente racista que existe en el país de la esclavitud y la segregación halló en Trump un líder a medida.

Trump pronosticó durante la campaña un Brexit multiplicado por cinco, en alusión a la decisión de Gran Bretaña, en referéndum, de salir de la Unión Europea. Y se ha cumplido. La furia populista a ambos lados del Atlántico consigue así su mayor victoria. El golpe se dirige a las élites estadounidenses y globales. Y es una prueba de que tiempos de incertidumbre son el caldo de cultivo idóneo para los líderes con los sensores para identificar los temores de la sociedad y con un mensaje simplificador que identifique al enemigo interno y externo.

Los interminables escándalos, reales o inventados, de Clinton lastraron su candidatura. Pocos políticos se identificaban tanto con las élites como ella. A fin de cuentas, es la esposa de un presidente y EE UU, una república fundada contra las dinastías, ya tuvo suficiente con los presidentes Bush padre e hijo.

Imagen
Los estadounidenses querían probar algo distinto, y en un año de cambio, después de ocho con un demócrata en la Casa Blanca, no había candidato más nuevo que Donald Trump. Ninguno representaba mejor que él un puñetazo al sistema, el intento de hacer borrón y cuenta nueva con la clase política de uno y otro partido. No importaron sus salidas de tono constante, ni sus mentiras, ni sus ofensas a los excombatientes, ni sus declaraciones machistas. No importó que EE UU tuviese un presidente popular del mismo partido demócrata, ni que la economía hubiese crecido a ritmo sostenido en los últimos años y el desempleo se hubiese reducido a niveles de plena ocupación.

La victoria del republicano deja una sociedad fracturada. Las minorías, las mujeres, los extranjeros que se han sentido insultadas por Trump deberán acostumbrarse a verlo como presidente. También deja una sociedad con miedo. El presidente electo ha prometido deportar a los 11 millones de inmigrantes sin papeles, una operación logística con precedentes históricos siniestros. El veto a la entrada de los musulmanes vulnera los principios de igualdad consagrados en la Constitución de EE UU.

Su inexperiencia y escasa preparación alimentan la incógnita sobre cómo gobernará. Una teoría es que una vez en el despacho oval se moderara y que, de todos modos, el sistema de contrapoderes frene cualquier afán autoritario. La otra es que, aunque este país no haya experimentado un régimen dictatorial en el pasado, las proclamas de Donald Trump en campaña auguran una deriva autoritaria.

Hay momentos en los que las grandes naciones dan giro brusco. Cuando se trata de Estados Unidos de América, el giro afecta a toda la humanidad. El 8 de noviembre de 2016 puede pasar a la historia como uno de estos momentos.

Avatar de Usuario
Invitado

Donald Trump presidente de los Estados Unidos de America

Mensajepor Invitado » Mié 09 Nov, 2016 3:19 pm


Avatar de Usuario
Invitado

Podemos reacciona a la victoria de Donald Trump

Mensajepor Invitado » Mié 09 Nov, 2016 4:25 pm


Avatar de Usuario
Invitado

Donald Trump presidente de los Estados Unidos de America

Mensajepor Invitado » Mié 09 Nov, 2016 5:06 pm

Imagen

¡DIOS BENDICE A AMÉRICA Y A TODO OCCIDENTE! DONALD TRUMP, PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS

Contra todos los pronósticos y la férrea oposición que plantearon los grandes medios de los Estados Unidos y el mundo, Donald Trump será el 45° presidente norteamericano. Fue luego de que derrotara sorpresivamente a Hillary Clinton, la favorita de los encuestadores.

Imagen
Una negra “latina”! llora la derrota de Clinton.
La carrera de Trump hacia la Casa Blanca fue atípica. La primera conmoción la generó puertas adentro del Partido Republicano donde derrotó uno por uno al resto de los candidatos, mucho más experimentados en la arena política, pero con menos batallas en los medios.

Ese camino no le resultó gratis y lo llenó de rivales: hasta el día mismo de la elección, los líderes de su partido le dieron la espalda; incluso, al estallar el escándalo de las escuchas denigrantes hacia las mujeres, varios gobernadores y senadores le pidieron su renuncia. Él no hizo caso y continuó decidido.

Luego fue el turno de su rival de este martes. Hillary Clinton sufrió en carne propia el aluvión de votos del empresario multimillonario. La demócrata no pudo vencerlo pese a contar con el apoyo de los principales hombres de negocios del país, con los medios a su favor y con las encuestas que siempre -salvo excepciones- la dieron como favorita.

El desafío de Trump es múltiple, tanto en el plano nacional como en el internacional. Sus promesas de poner férreos límites a la inmigración podrían generar no sólo una crisis social, sino también política y económica. ¿Podrá cumplir con su anhelo de construir un muro que recorra la frontera entre los Estados Unidos y México? ¿O fue solo una amenaza de campaña?

Imagen

El primer discurso de Trump como presidente de EEUU: “Tenemos que unirnos”

Donald Trump se convirtió este martes en el 45° presidente de los Estados Unidos al derrotar en las urnas a la candidata demócrata Hillary Clinton. “Acabo de recibir un llamado de la ex secretaria de Estado y me felicitó, nos felicitó a todos, por esta victoria”, declaró el magnate neoyorquino desde su comando de campaña en Manhattan.

En un discurso que se destacó por su espíritu conciliatorio, Trump aseguró que gobernará “para todos los estadounidenses”.

“Es tiempo de que Estados Unidos cierre sus heridas. Tenemos que unirnos (…) Me comprometo a ser presidente para todos los estadounidenses. Para que ellos que no me respaldaron, que fueron muchos, les hablo a ustedes para que podamos trabajar juntos”.

Además, agregó “los hombres y mujeres olvidados de nuestro país no serán más olvidados” y subrayó que “no decepcionará” a sus votantes con un mensaje que deslizó la posibilidad de dos gobiernos consecutivos: “Al final de cuatro años, u ocho años, podrán decir que hicieron algo de lo que están orgullosos”.

Rodeado por sus familiares, el nuevo presidente estadounidense dirigió unas palabras a la comunidad internacional, a la que le prometió que no buscaría “conflictos”. “Si bien vamos a priorizar los intereses de nuestro país, vamos a buscar trabajar con todos, vamos a buscar todas las asociaciones, queremos trabajar con todos”, agregó.

Finalmente, instó a todos los presentes a seguir trabajando con el objetivo de “reconstruir” la nación y “renovar el sueño americano”. “Nuestro país tiene un tremendo potencial y va a ser maravilloso”, culminó.

Avatar de Usuario
Invitado

Donald Trump presidente de los Estados Unidos de America

Mensajepor Invitado » Mié 09 Nov, 2016 5:12 pm


Fr. Frank Pavone praying over aborted baby

Un cura colocó el feto de un bebé abortado sobre el altar para apoyar a Donald Trump y lo transmitió por Facebook

Un sacerdote católico llegó a un extremo nunca visto cuando el domingo pasado realizó una larga alocución a sus feligreses, colocó el feto de un bebé abortado en el altar y lo transmitió en vivo por Facebook Live. Allí, mientras podía verse el cuerpo sin vida sobre un manto blanco, pronunció recomendaciones para las elecciones de este martes en los Estados Unidos.

Frank Pavone es el líder del grupo antiabortista Sacerdotes por la Vida, con base en Nueva York. En los últimos días realizó dos transmisiones en vivo por esa red social. Pese a que los estándares de Facebook son muy rigurosos y los bloqueos son recurrentes, los videos continuaban esta mañana y habían obtenido cientos de miles de reproducciones.

En ambos videos, Pavone señala que su intención es concientizar sobre las elecciones que se desarrollan este martes 8 en los Estados Unidos. En tal sentido muestra un apoyo encubierto a Donald Trump y llama a no votar aquellas posturas que son abiertamente abortistas.

“Tenemos que decidir si permitiremos que el asesinato de niños continúe en los Estados Unidos o no. Hillary Clinton y su plataforma del Partido Demócrata dicen que sí, dejemos que esta matanza de niños continúe (y usted paga por ello); Donald Trump y la plataforma del Partido Republicano dice no, la niñez debe ser protegida”, escribió en el video que dura 44 minutos, durante los cuales puede observarse el cuerpo del bebé.

Imagen Imagen
Mujeres proaborto, demócratas y católicos progres reaccionaron con furia contra el sacerdote.

Scott Eric Alt, un reconocido apologista católico laico, indicó que lo que realizó Pavone fue un “sacrilegio” y que debería ser sancionado en sus funciones. “Es una violación de las leyes canónicas. Lo que hizo fue lo opuesto a ser provida. Ser provida es respetar la dignidad de una persona humana”, agregó en su columna del reconocido blog católico Patheos.

Ed Mechmann, director de Políticas Públicas de la arquidiócesis de Nueva York, fue durísimo en opinión respecto a lo que realizó el sacerdote. “Frank Pavone, el líder de Sacerdotes por la Vida, salió en vivo por Facebook para apoyar a Donald Trump. Ése es su derecho como ciudadano de los Estados Unidos y uno puede estar de acuerdo o no con eso. Pero la forma en que lo hizo fue pésima y merece ser repudiada por todos los que nos consideramos provida en el sentido absoluto de esa palabra”, escribió.

“Es difícil para mí expresarme con calma, medir los términos, ante la revulsión que siento por esto”, publicó en el sitio oficial de la arquidiócesis Mechmann, un abogado formado en la Universidad de Harvard. “Un ser humano fue sacrificado y el altar de Dios ha sido profanado, todo por política. Todo aquel que respeta la dignidad de cada ser humano debería rechazar y repudiar esta atrocidad”, concluyó.

Avatar de Usuario
Invitado

Donald Trump presidente de los Estados Unidos de America

Mensajepor Invitado » Mié 09 Nov, 2016 5:30 pm

Imagen

La élite satánico-globalista echa los restos contra Trump: Lynn Forester de Rothschild, amiga y promotora de Hillary Clinton, el caso más notorio

Diego Pappalardo/Especial para AD.- Hace poco, Alexander Duguin decía con singular asertividad: “Si en alguna parte las elecciones tienen importancia alguna, es en los EEUU,donde, otra vez, están íntimamente relacionadas con la guerra y, por ello, prácticamente el mundo entero está atento a lo que está sucediendo en…


Imagen

Assange, fundador de WikiLeaks: “Siento pena por Hillary Clinton porque veo a una mujer devorada viva por sus ambiciones”

Un día antes del acontecimiento que determinará el futuro rumbo político mundial, RT presenta la versión completa de la entrevista a Julian Assange realizada por el periodista australiano John Pilgery y que AD reproduce para sus lectores. En esta grabación, el fundador de WikiLeaks revela a quién representa…


Imagen

Una siniestra pareja: Decenas de personas vinculadas a los Clinton fueron asesinadas o murieron en extrañas circunstancias

Una larga lista de personas vinculadas a Bill Clinton durante sus etapas como gobernador de Arkansas y posteriormente como presidente de Estados Unidos fueron asesinadas o aparecieron muertas en extrañas circunstancias. Ofrecemos una lista de decenas de muertes misteriosas de personas relacionadas con los Clinton: 1 – James…



Imagen

Hillary Clinton se esconde detrás de su jefe de campaña y no da la cara tras su derrota ante Donald Trump

La candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, llamó hoy por teléfono a su rival, el republicano Donald Trump, para felicitarle por su triunfo en los comicios presidenciales, informaron hoy varias cadenas de televisión estadounidenses. Ha sido su único gesto admitiendo la derrota que ha sufrido en las urnas puesto…

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Melania Trump, la nueva primera dama de Estados Unidos

Mensajepor Invitado » Mié 09 Nov, 2016 10:26 pm



Melania Trump, la nueva primera dama de Estados Unidos

La esposa del presidente electo, Donald Trump, es la segunda en nacer fuera de Estados Unidos tras Louisa Adams, a finales del siglo XIX


Imagen
Melania Trump (Knauss, de apellido de soltera), la esposa del presidente electo de Estados Unidos, se convertirá en la primera dama nacida fuera de Estados Unidos en dos siglos, después de Louisa Adams, que lo hizo en Reino Unido, (principios del siglo XIX). Trump, una exmodelo que vino al mundo hace 46 años en la antigua Yugoslavia —en lo que hoy es Eslovenia— ha puesto el contrapeso, con su discreción y calma durante la carrera electoral, a la agresividad e impulsividad de su esposo, Donald Trump, que le saca más de dos décadas.

Tras comenzar su carrera como modelo en Milán y París, Melania se mudó a Nueva York en 1996. La fecha de su llegada ha sido objeto de polémica porque varias informaciones divulgadas por la agencia Associated Press durante la campaña aseguran que trabajó y recibió remuneración antes de 1996 y de obtener el permiso legal para trabajar en Estados Unidos; un hecho que los Trump siempre han negado. Dos años después, en 1998, conoció a su futuro marido, Donald Trump, en una fiesta de un club de Nueva York organizada por el dueño de una agencia de modelos.

La pareja se casó en 2005, en una de esas fiestas de relumbrón a la que asistieron los que han sido sus rivales en los últimos tiempos, los Clinton. Es el tercer matrimonio para el magnate, que tiene un hijo con Melania —Barron, de diez años— y otros cuatro de sus dos matrimonios anteriores.

La exmodelo, de por sí discreta, se ha prodigado poco en la campaña, en la que ha tenido más presencia pública Ivanka Trump, la segunda hija del magnate. El tropiezo en la convención republicana en julio, cuando se descubrió que había plagiado parte de un discurso de Michelle Obama, la retrajo aún más. Llegó a dejarse ver tan poco, que en las redes sociales se popularizó el hashstag #WhereisMelania ("dónde está Melania").

Como primera dama, Melania Trump ha asegurado que tendrá "un rol tradicional"; similar al de Betty Ford o Jackie Kennedy, ha apuntado alguna vez. Su centro de preocupación será el futuro y la seguridad de los niños, como recordó hace unos días en su primer discurso público tras el plagio. Una intervención en Berwyn, una pequeña ciudad de Pensilvania, en la que reivindicó el ideal reaganiano del esplendor estadounidense y llamó al entendimiento: “Tenemos que encontrar una forma mejor de hablarnos, de discrepar, de respetarnos”, dijo.

Paradójicamente, la exmodelo, una inmigrante eslovena a la que todavía se le nota el acento, encarna precisamente el colectivo con el que más problemas ha tenido el presidente electo: mujer y extranjera. Y quizá más lo segundo, ya que muchos la consideran en realidad la primera dama inmigrante debido a que pese a haber nacido en Reino Unido, el padre de Louisa Adams —esposa del sexto presidente estadounidense, John Quincy Adams, que gobernó entre 1825 y 1829— era americano.

Sin embargo, en las trifulcas de Trump a cuenta de la inmigración y el sexismo, Melania ha salido al rescate de su esposo: inmigró a Estados Unidos, sí, admite, pero de forma legal; y su marido ha hablado de forma sexista, quizá, pero en un contexto determinado, argumenta: en una charla jocosa y masculina, o bien en respuesta ataques de mujeres.

En la eslovena Sevnica, la localidad de nacimiento de Melania, muchos se congratulaban este miércoles la victoria de Trump. "Es muy importante para nosotros porque somos un pequeño país de Europa central y Sevnica una ciudad pequeña. Son sucesos como este los que contribuyen a nuestro reconocimiento internacional", ha dicho el alcalde, Srecko Ocvirk. "La campaña de Donald Trump ya ha beneficiado a Sevnica. Janko Rezec, uno de los clientes que este miércoles se daban cita en el Café Central de la ciudad, asegura que la atención mediática sobre Sevnica, ya les ha beneficiado. "Estoy convencido que las cosas nos irán mejor ahora", insistía. Mientras, otros permanecen escépticos, como Valentina, una desempleada de 52 años: "Trump no se ha preocupado nunca de Europa, y no estoy segura de que ella [Melania], pese a que es eslovena, pueda influir en nuestro favor".

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16835
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: Donald Trump presidente de los Estados Unidos de America

Mensajepor Assia » Mié 09 Nov, 2016 11:22 pm

La culpa de que las elecciones las haya perdido la Sra. Clinton es por 1 pasado en 1 armario lleno de esqueletos. La Sra. Clinton no se detuvo en nada en perjudicar a otros paises con tal de colmar su ambicion politica. Mintio a la FBI, la Sra, Clinton nunca ha dicho ni 1 sola verdad ni cuando se ha equivocado. Esperemos que el facista TRUMP, 1 tio diabolico, no cumpla su promesa de encarcelarla. De este loco facista de Trump, por mi parte,espero todo lo malo y nada bueno ni para los norteamericanos ni para sus aliados
En cuanto al chulito de Assange, que no diga que siente nada, porque a el, Assange, le cortaron la coneccion en Internet por orden de Correa,mandatario de Ecuador. Assange hizo todo lo posible desde su escondite para perjudicar a la Sra. Clinton hackeando y publicando mensajes enviados por la Sra. Clinton cuando era Secretaria de Estado.En fin, esto es 1 opinion personal como la podemos dar todos gracias a La Administracion.
La primera felicitacion que recibio TRUMP fue de Putin. Intente ponerla anoche en este foro, pero no podia entrar, no se que problema tenia mi ordenador.
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

Donald Trump presidente de los Estados Unidos de America

Mensajepor Invitado » Jue 10 Nov, 2016 1:38 am

Imagen


El voto y la culpa

Ricardo Dudda


El primer párrafo de la noticia en The New York Times: “Donald John Trump ha sido elegido como el cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos tras una campaña explosiva, populista y polarizadora que se ha enfrentado implacablemente a las instituciones y los antiguos ideales de la democracia americana.” Donald Trump es una tragedia para Estados Unidos. Su victoria es inesperada y produce náuseas. Es la victoria del autoritarismo, el nativismo, la misoginia, el racismo.

Los votantes que lo han apoyado lo han hecho con suficiente información. Nadie podrá alegar que no sabía lo que venía. No es otro caso de Brexit: la Unión Europea es un ente abstracto, muchos Leavers no sabían exactamente cuál era su función, cuál era el problema, qué leyes querían eliminar, qué soberanía recuperar. En el caso de Trump, no valen las excusas. El que ha votado a Trump sabe que es un racista, un misógino, que no ha pagado impuestos. Conoce la larga lista de atrocidades. Al ir a votar, el votante estadounidense no desconocía que es un evasor de impuestos, abusador y acosador sexual, racista, misógino, xenófobo, autoritario, reaccionario y pseudofascista.

El votante de Trump es el votante más informado del mundo sobre su candidato. No solo a través de los medios del establishment, a través de filtraciones y fuentes anónimas, sino en grabaciones. En ellas no hay margen para la conspiración mediática. Trump tiene grabaciones que lo desacreditan para la presidencia, para cualquier puesto de responsabilidad, para siquiera pedir un préstamo en el banco; en sus grabaciones es fácil descubrir que es una persona deleznable. Los votantes estadounidenses votan actitudes, votan a alguien con un pasado inspirador. Los medios y las campañas rastrean sus orígenes, encuentran momentos coming of age que convencieron al candidato de que debía luchar por lo que piensa. Los votantes los creen. No ha sido el caso. Nadie en su sano juicio ha podido creer la limpieza de Trump tras sus polémicas. Trump es el anticandidato, el antipresidente, la antipersona. Sus votantes lo han votado sabiendo que no es una buena persona.

El votante de Trump no es tonto. No hay que tratarlo como tal. Sabe perfectamente lo que ha votado. Hay que convencerle de que está equivocado, seducirle, pero eso es la función de los políticos. La función del periodista es decir la verdad. La verdad es la siguiente: el votante de Trump ha votado contra las mujeres, los negros, los inmigrantes. El votante de Trump cree que más de la mitad de la población estadounidense no merece los mismos derechos que la otra mitad.

Juguemos a Trump: basta de corrección política. El votante de Trump es responsable de lo que viene. No valen los argumentos -que no lo son- del dice las cosas como son y lo que importa es que dice lo que piensa. No vale quedarse solo con que dice, y obviar el contenido de lo que dice. El contenido de lo que dice tendrá ahora consecuencias reales, en la vida real. No se limita exclusivamente al terreno de la retórica y la incorrección política. Si eres negro, musulmán, mexicano, judío, o simplemente inmigrante, si tienes la piel oscura o tienes simplemente pinta sospechosa y sufres acoso, a partir de ahora ese acoso estará legitimado institucionalmente. Como escribe David Remnick, el director del New Yorker, en un artículo demoledor, “el fascismo no es nuestro futuro -no puede serlo; no podemos permitir que lo sea- pero está claro que así es como comienza el fascismo.”

Avatar de Usuario
Invitado

Donald Trump presidente de los Estados Unidos de America

Mensajepor Invitado » Jue 10 Nov, 2016 1:41 am

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Donald Trump presidente de los Estados Unidos de America

Mensajepor Invitado » Jue 10 Nov, 2016 1:47 am

El peor

Manuel Jabois





A estas horas ya se sabe que en EE UU han votado millones de personas que tienen amigos latinos: todas lo han hecho por Donald Trump y se les reconoce porque presumen de amigos raros antes de pedir su deportación. Quizás alguno haya ido con un mexicano colgado del cinturón como un llavero para demostrar que no tienen nada en contra de las minorías que acechan al hombre blanco; si se les aprieta, retrasan la adversativa a la segunda frase.

Son las mismas horas en las que el trumpismo cañí, un movimiento sociológico que ha conseguido la misma diversidad que un Gran Hermano VIP, vigila el proceso electoral para asegurar la limpieza democrática de Estados Unidos de América, esa gran nación cuya supervivencia depende de un puñado de escrupulosos españoles con 4G.

Todo ello es producto de la consecuencia Trump, un fenómeno al que ha ido a refugiarse buena parte del espíritu de El desmoronamiento, de Packer; La brecha, de Taibbi, o el reciente Off the Road, de Robinson; votantes que encuentran razonable tener un presidente como Trump en la misma medida en que sus Gobiernos ampliaron la desigualdad hasta convertir la mitad de EE UU en extranjera de la otra. Y situar el famoso sueño americano en una dimensión más real: no solo es la tierra en la que puede triunfar el hijo de un inmigrante negro, sino que puede triunfar el mismísimo Donald Trump. Un sueño americano tan definitivo que hay gente esperando a que Trump se ponga a disparar en la Quinta Avenida, como sugirió, para terminar de decidir su voto por él.

Tan conmovedora figura ha levantado en España las pasiones habituales. Se valora que diga siempre lo que piense, como si eso fuese una virtud (ese sintagma tan inquietante: “Ir de cara”; conozco a poca gente que no “vaya de cara” para justificarse a sí misma las tonterías que se dispone a decir). Atrae la arrogancia, el desprecio por las minorías disfrazado de incorrección política y la exhibición no del dinero, sino de la impunidad que da.

En parte de la derecha española que apoya a Trump se denuncia la unanimidad mediática contra él (obviando arteramente el Ku Klux Klan Magazine); se les reconoce porque son los primeros que se echan encima de cualquiera que escriba a favor de Podemos. En la izquierda siempre hay uno al que si se le pregunta a quién prefiere, si Trump o Clinton, responde que condena todas las violencias. Todos esos votantes morales de Trump coinciden en algo más: tienen amigos que detestan a Trump. Incluso ellos mismos detestan a Trump. Pero siempre, siempre, encuentran a alguien peor.

Avatar de Usuario
Invitado

Wisconsin - David Gistau

Mensajepor Invitado » Jue 10 Nov, 2016 1:52 am

Wisconsin

David Gistau





i YA CREER que los columnistas y/o opinadores de mesa camilla influimos en el bar de debajo de casa me parece una petulancia, imaginen lo que pienso de los que, estos días, pugnan en la prensa española por orientar el voto de los naturales de Iowa. De costa a costa de los Estados Unidos están los votantes norteamericanos esperando a que salgan en el iPad las primeras ediciones de los periódicos españoles para saber a quién tienen que votar, a Trump o a Hillary. Desde Wisconsin, en concreto, me han llegado peticiones de que me pronuncie porque están que no saben qué hacer. Es que en Wisconsin, por otra parte, es muy habitual ver a la gente con el ABC debajo del brazo, como si pasearan por Serrano hacia el «spritz» en la terraza acristalada de Cappuccino.

Sé que lo propio de los españoles es buscar pretextos para encolerizarse y detectar un enemigo feroz en el tipo sentado en la mesa colindante del café. O de cualquier tertulia profesional. En ese sentido, las elecciones americanas constituyen una excusa tan válida como el creacionismo, el deshielo en el Ártico, Putin o la regulación de la recogida de basuras en los arrabales de Melbourne. Adelante, peleen, pues de eso se trata. Trumpistas contra hillaristas, y que vuelen los ceniceros, y que de estas reyertas salgan desafíos a duelo y amputaciones y un intenso tráfico por Madrid de las ambulancias del Samur. Pero sepan que lo hacen por ustedes mismos, por desfogar su conciencia, por adaptar a este otro terreno su necesidad de odiar lo establecido, por usar a Trump como excusa para manifestar una posición ética personal, por cualquiera que sea su necesidad particular. Pero lo hacen por ustedes mismos porque, en Wisconsin, ni saben quiénes somos ni les importa un carajo. Siento comunicar a los mandarines de la prensa española que ni con cien mil artículos bien fundamentados moverán un solo voto en ninguno de los estados de la Unión. Es duro, lo sé. Pero anímense: en el bar de debajo de casa a veces echan un vistazo a las cosas que escribimos, si es gratis porque alguien se dejó olvidado el periódico, de lo contrario, tampoco, como en Wisconsin.

He notado que el mayor aprendizaje traído por la madurez es la dosificación de la energía. Elegir las peleas, no entrar en todas. Elegir incluso el número posible de asaltos dentro de una pelea, no derramarse en todos. No estamos ya para reñirlo todo y contra todos. Ello requiere un esfuerzo de síntesis para dejar bien determinadas las tres o cuatro cosas, tanto en el ámbito personal como en el profesional, por las cuales entraremos en pelea. Francamente, Trump y Hillary no están entre ellas. No porque el resultado de unas elecciones americanas no me parezca importante para todos los habitantes del planeta. Sino porque, y aquí estoy siendo brutalmente sincero conmigo mismo, tengo la ligera sensación de que en Wisconsin no acaba de importar una higa lo que yo piense o diga. En el bar de abajo al menos hay un vendedor de cupones que sí atiende.

Avatar de Usuario
Invitado

Donald Trump presidente de los Estados Unidos de America

Mensajepor Invitado » Jue 10 Nov, 2016 2:03 am

Imagen


Aznar confía en que Trump abra una “etapa de esperanza” para “la democracia, la libertad y la prosperidad”


El expresidente del Gobierno José María Aznar (PP) ha confiado este miércoles en que con la victoria de Donald Trump se inicie "una etapa de esperanza" para "la Democracia, la libertad y la prosperidad".

Aznar ha felicitado este miércoles al Partido Republicano y a su candidato por la victoria en las elecciones presidenciales estadounidenses.

"Les deseo muchos éxitos", ha agregado en un mensaje publicado en su página web, donde también ha llamado a "analizar" las "profundas lecciones" que se puede extraer de los comicios.

Trump se impuso en la noche del martes a la candidata demócrata Hillary Clinton quien, pese a partir como favorita en una amplia mayoría de los sondeos, cuenta con 219 votos electorales frente a los 289 de su oponente, con el recuento prácticamente finalizado. Para llegar a la Casa Blanca son necesarios 270.

Avatar de Usuario
Invitado

Wisconsin - David Gistau

Mensajepor Invitado » Jue 10 Nov, 2016 2:06 am

Invitado escribió:
Wisconsin

David Gistau




Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16835
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: Donald Trump presidente de los Estados Unidos de America

Mensajepor Assia » Jue 10 Nov, 2016 2:41 am

Que cono quiere decir este imbecil de David de ''los arrabales de Melbourne.?'' Has estado este pobre imbecil en Melbourne.? Hara 1 par de semanas hubo 1 demostraacion en Melbourne contra los islamitas y fue de risa,solo asistieron unas 200 personas.
Assia




Volver a “La Crispación”