El pequeno Nicolas es hijo de Javier de la Rosa?

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

El pequeno Nicolas es hijo de Javier de la Rosa?

Mensajepor Invitado » Dom 23 Nov, 2014 4:39 pm

Que opinais? para mi que es igualico que Javier de la Rosa y esplicaria muchas cosas que ahora no tiene sentido. Habro el debate

Avatar de Usuario
Invitado

Desmiente que algo queda

Mensajepor Invitado » Dom 23 Nov, 2014 4:43 pm

La Casa del Rey asegura que "nunca" le encargó nada al 'pequeño Nicolás'

La Casa del Rey ha asegurado que "nunca" encargó nada a Francisco Nicolás Gómez, detenido el pasado 14 de octubre acusado de estafa, falsedad documental y usurpación de identidad por hacerse pasar por asesor del Gobierno de España, según han indicado fuentes de Zarzuela.

http://www.tribunaavila.com/noticias/la ... 1416677124


El Gobierno niega cualquier colaboración con el 'pequeño Nicolás': "Nunca ha recibido ningún encargo"

La Secretaría de Estado de Comunicación ha afirmado este sábado en un comunicado que Francisco Nicolás Gómez, conocido como el 'pequeño Nicolás', "nunca ha colaborado con la Vicepresidencia del Gobierno y, en consecuencia, nunca ha recibido ningún encargo".

http://www.tribunaavila.com/noticias/el ... 1416655522

Avatar de Usuario
Invitado

Re: El pequeno Nicolas es hijo de Javier de la Rosa?

Mensajepor Invitado » Dom 23 Nov, 2014 4:45 pm

Anonymous escribió:Que opinais? para mi que es igualico que Javier de la Rosa y esplicaria muchas cosas que ahora no tiene sentido. Habro el debate


Habierto queda...


Imagen

Cuando iba a Barcelona
El 'pequeño Nicolás' se hospedaba en la casa de Javier de la Rosa

El periodista de El Mundo Esteban Urreiztieta contaba en Es la Mañana de Federico dónde se hospedaba el pequeño Nicolás en sus viajes a Barcelona.

Sin duda la historia de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, popularmente conocido ya como el pequeño Nicolás, es una de las más impactantes que hemos conocido en los últimos meses. La capacidad de este chico para infiltrarse en las altas esferas de la sociedad española y emplear supuestas influencias para contratar escoltas, coches blindados, comer con Aznar o acudir a la recepción de Felipe VI en el día de su coronación, ha sorprendido a propios y extraños.

Este miércoles en el tiempo de tertulia de Es la Mañana de Federico, en esRadio, el periodista del diario El Mundo, Esteban Urreiztieta, ha desvelado un nuevo dato sorprendente. Si hoy se conocía que el pequeño Nicolás se colaba en el chalet de Kyril de Bulgaria, Urreiztieta ha destapado este miércoles que, cuando acudía a Barcelona, Nicolás se hospedaba en casa de Javier de la Rosa.

En el mismo espacio, el periodista de Intereconomía y La Gaceta, Xavier Horcajo, contaba cómo el pequeño Nicolás ofreció al abogado Cristóbal Martel el indulto de Núñez, su nuevo cliente, tras mostrarle un dossier en una carpeta de Vicepresidencia del Gobierno.

Nuevas averiguaciones de las increíbles andanzas de, por lo que parece, uno de los mayores pícaros del siglo XXI en nuestro país: el pequeño Nicolás.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 23 Nov, 2014 4:55 pm


Avatar de Usuario
papa

Re: El pequeno Nicolas es hijo de Javier de la Rosa?

Mensajepor papa » Dom 23 Nov, 2014 11:23 pm

Anonymous escribió:
Imagen


Imagen

Avatar de Usuario
rellenado

Mensajepor rellenado » Dom 23 Nov, 2014 11:25 pm




FRANCISCO NICOLÁS
«Yo colaboraba con el CNI, Moncloa y Zarzuela»

«Me reuní con Manos Limpias por orden del CNI para que no acusara a Cristina» /«El secretario de las Infantas me alertó de que tenía el teléfono pinchado y de que la Policía me estaba vigilando» / «Vicepresidencia del Gobierno me encomendó reunirme con los Pujol para parar el 9-N»

EDUARDO INDA
ESTEBAN URREIZTIETA



EL MUNDO localiza a Francisco Nicolás Gómez Iglesias (Madrid, 1994) en el escondite en el que ha permanecido los 38 días transcurridos desde que fuera detenido por seis policías a bordo de tres coches camuflados en la confluencia de las calles madrileñas de Martínez Campos y de Zurbano. En esta entrevista exclusiva, cuyo primer capítulo reproducimos hoy, asegura que colaboraba para las principales instituciones del Estado y desmonta esa teoría que le ha presentado como un impostor.

    – ¿Cómo lleva toda la movida que se inició hace 38 días, Nicolás?

    –Lo primero que quiero decir es que yo no me llamo Nicolás. Nunca en toda mi vida me han llamado así. Desde que tengo uso de razón me llaman Fran, lo del pequeño Nicolás es un apodo estúpido que me ha puesto la prensa basándose en el personaje del autor francés Goscinny. Nunca me han llamado ni Nicolás, ni Frankie, ni Francisco. Todo esto lo llevo relativamente bien porque soy una persona con sentido común, algo de lo que mucha gente de este país carece. Así afronto esta injusticia.


    —¿Por qué ha estado desaparecido todos estos días?

    —Y sigo desaparecido excepto para vosotros en este momento. Estoy desaparecido por varias razones y una de ellas es para evitar los seguimientos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.


    —¿Le están siguiendo en estos momentos?

    —Que no les quepa la menor duda. Quieren saber lo que hago en cada momento. Y estoy desaparecido por la presión mediática. No hay un solo periodista nacional e internacional que no me esté buscando. Tengo mensajes de más de 200 reporteros, me ha escrito hasta la BBC y TheWashingtonPost.


    —¿Dónde se ha metido para pasar desapercibido, siendo el personaje del momento junto con Pablo Iglesias?

    —No me comparen con Pablo Iglesias, amigo de los bolivarianos y de los proetarras, porque eso es una ofensa para mí. He tomado todo tipo de medidas de precaución y he estado en una especie de búnker sin salir.


    —¿Por qué le detuvieron?

    —Eso pregúntenselo a la Brigada 9ª de Asuntos Internos de la Policía más que a mí, porque yo sigo sin saberlo. Me detuvieron seis policías, como si fuera un terrorista o un peligroso asesino. Sin embargo, un alto cargo de la Jefatura del Estado me avisó una semana antes de lo que se quería hacer contra mí.


    —¿Quién era ese alto cargo?

    —Alguien muy vinculado a la Familia Real, que lleva 20 años allí: Carlos García Revenga, un auténtico caballero, una gran persona. Me lo dijo un día que circulaba con mi conductor por la calle de Zurbano.


    —¿Siempre lleva conductor?

    —Siempre que es necesario, porque no tengo carné de conducir y no he tenido tiempo para sacármelo. Soy muy activo y aprovecho para hacer llamadas en el coche y leer los periódicos. Si tuviera que estar preocupado por aparcar no me daría tiempo. Alquilaba coches normales y los pagaba yo a título personal. Estaba con mi conductor y se me ocurrió llamar a Revenga. Me dijo que nos estaba escuchando toda España y me pidió un número de teléfono seguro. Me indicó que se lo mandara por mensaje. Luego me fui a otra reunión y llamó al móvil de mi conductor, que era el teléfono de confianza que tenía más a mano. En ese momento salí y me dijo que estaba muy sorprendido porque sabían, no me dijo quiénes, todos mis movimientos, y que venían a por mí.


    —¿Cómo se produjo su detención?

    —Me capturaron tres coches camuflados que nos cerraron el paso en la calle de Zurbano. Fue todo muy extraño. Me dijeron que estaba detenido, que eran de Asuntos Internos y me pusieron las esposas. Me llevaron a comisaría y se perdieron, jejeje. Estuvimos 10 minutos dando vueltas. Yo creía que ese departamento investigaba cuestiones disciplinarias y de corrupción dentro del Cuerpo.


    —Asuntos Internos es uno de los grupos policiales más próximos al CNI. ¿Tiene eso algo que ver en su detención?

    —No sólo eso, sino que han tenido reuniones para informar de mi situación. Lo que voy a decir es bastante fuerte, pero están fabricando pruebas contra mí y lo voy a denunciar.


    —¿Le explicaron por qué le detenían?

    —Vino a verme al calabozo Marcelino, el comisario de Asuntos Internos, y me dijo: «¡La que has liado!». Tal cual. Y se fue. Nunca más. Estuve detenido casi 72 horas sin que nadie me dijera por qué. Lo pasé muy mal. Me tuvieron cuatro horas sin poder ir al cuarto de baño. Lo pedí y se empezaron a reír de mí. Fue una tortura psicológica.


    —¿Qué le dijeron?

    —Se lo revelaré al juez. De uno al 10, nueve y medio. Me decían lo peor que te puede decir un funcionario policial. Y en medio de todo esto me sacaron del calabozo sin poner nada en el registro de salida para hacerme preguntas. Entonces me dijeron que me acusaban de usurpación de funciones públicas, de estafa y de falsedad documental.


    —¿Por qué registró la Policía la casa de su abuela?

    —Es la única que registraron. Mi abuela tiene 90 años, estaba allí y la chica de servicio no sé lo que le dijo. Había ocho policías que buscaban dinero. Les dije que no había, que revolvieran toda la casa si querían, y no encontraron nada porque no había nada.


    —¿Ha usurpado, estafado o falseado?

    —El supuesto estafado [J. M-H.] está a muerte conmigo y ni siquiera me ha denunciado, nunca he usurpado nada ni he falsificado ningún documento público. Se trata de una campaña de desprestigio contra mí.


    —¿Y entonces por qué le arrestaron? Algo habrá hecho...

    —Nada.


    —¿Le querían matar civilmente, entonces?

    —Sí. Me detuvieron porque tenía mucha información, porque sé demasiado. Lo primero que hicieron fue borrar mis whatsapp con personalidades del Estado y mis emails. Pero son tan chapuzas que no lograron eliminar todo. Aún tengo en mi poder material.


    —¿Para quién o quiénes trabajaba? Ésa es la pregunta que se hace ahora mismo toda España. ¿O es usted un impostor?

    —Colaboro con varios organismos. Lo que hago siempre son colaboraciones. Nunca he cobrado del Estado, me ha costado dinero ayudar al Estado [sonríe pícaramente]. He colaborado con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), con Presidencia y con la Casa Real.


    —¿Qué ha hecho para cada uno de ellos y quiénes eran sus personas de contacto?

    —Los organismos, aunque sean independientes, están interrelacionados. Sobre todo cuando se trata de asuntos de Estado como el caso Urdangarin, que afecta a la hija del Rey, o el de la soberanía nacional, con el caso Pujol.


    —¿Quién era su contacto en el CNI?

    —Hay tres personas. Entre ellas, la directora de Gabinete del secretario de Estado director [Félix Sanz Roldán]. No voy a decir su nombre porque es delito facilitar la identidad de agentes del CNI. Como la detención que me han practicado es ilegal no voy a dar ahora motivos para que sigan yendo a por mí.


    —¿Quién era su contacto en Zarzuela?

    —La persona con la que yo hablaba, con la que yo quedaba y de la que recibía llamadas periódicamente, es García Revenga, aunque también mantenía una relación de información con Alfonso Sanz Portolés [jefe de la Secretaría del Rey padre] y tuve alguna llamada con el propio Don Juan Carlos.


    —¿Y en Presidencia del Gobierno?

    —La vicepresidenta primera, Soraya.


    —¿Qué le encargaban desde Moncloa?

    —Me llamaron para solucionar el problema catalán. CiU es una formación política más o menos controlable y que históricamente ha trabajado por la estabilidad, por que Cataluña fuera España. Sin embargo, cuando se genera una rebelión independentista se entra en juego para intentar desestabilizar a ERC.


    —¿Quién le hace el encargo?

    —Si lo digo podría incurrir en revelación de secretos, pero sí puedo afirmar tajantemente que fue desde Vicepresidencia. Siempre el tema de la soberanía nacional se me encargaba desde Moncloa y desde el CNI.


    —¿En qué consistió el plan que llevó a cabo?

    —Obtener información que pudiera ser de carácter relevante para, a su vez, conseguir más información. Si obtengo información de Pujol para obtener información de ERC, cuanta más información tenga de Pujol, más nerviosos se pondrán y más información darán. Querían datos y papeles de escándalos de corrupción de gente de ERC o de su entorno. Por eso mantuve dos reuniones con Cristóbal Martell, abogado de los Pujol, cuatro con Javier de la Rosa, empresario que tiene bastante información de la familia, y tres con Oriol Pujol.


    —¿Dónde se reunían?

    —Aunque parezca extraño y gracioso, en el bar del hotel Rey Juan Carlos de Barcelona.


    —¿Cómo se presentaba?

    —Nunca he dicho que iba de parte de o que trabajaba para alguien. La estrategia era que con información debía obtener más información, pero no era necesario que yo dijera con quién colaboraba. Mi estrategia era saber mucho y hablar poco. Y el hecho de ser tan joven hacía que pasase desapercibido: por eso me encomendaron todo eso.


    —¿Qué se puso encima de la mesa en las conversaciones con los Pujol?

    —Se quería parar el 9-N, que no se hiciera el referéndum. Había que ir a por ERC porque iba a ser el gran problema que iba a tener este país después de la consulta.


    —¿Obtuvo información relevante sobre ERC?

    —Sí, me la dieron los Pujol.


    —¿Sobre corruptelas de ERC?

    —Sobre ERC [sonríe]. No lo digo porque a día de hoy me considero español y aunque el Gobierno que tenemos se está comportando de una manera alegal y me quiere presentar como un friqui y quitarme de en medio, sigo creyendo en mi país. No revelaré información que pueda afectar al Estado.


    —En el marco de las conversaciones con los Pujol, ¿ofreció inmunidad al padre o a los hijos si colaboraban?

    —Se habló de que primero tenían que poner de su parte. Es decir, que pararan el proceso soberanista del 9-N, pero decían que Pujol padre ya no tenía poder. Que luego tuvieran inmunidad, ya no lo sé. Pero que no pidieran medidas cautelares para Jordi hijo y a mí sí me detuvieran y me retirasen el pasaporte es como mínimo sospechoso. Sin tener un duro y sin que haya nadie que se sienta estafado.


    —¿Qué le encargó la Casa Real?

    —La Casa Real al final lo que me ordena es que a Doña Cristina se la exculpe en el proceso judicial en el que está metida. Me piden que en el escrito de acusación, el sindicato Manos Limpias fuera sincero y se comportara bien con Doña Cristina.


    —¿Quién se lo encarga y a quién se dirige?

    —Me lo pidió el CNI en un principio. Empecé con el CNI y acabé hablando con la Casa Real porque el CNI me empezó a pedir cosas que no me gustaban.


    —¿Qué cosas no le gustaban?

    —Cosas que diré ante un juez.


    —¿Operaciones ilegales?

    —Yo las calificaría de alegales.


    —¿Con quién se pone en contacto para parar el golpe judicial contra la Infanta?

    —Con el sindicato que está personado como acusación contra la Infanta: Manos Limpias. Era el único que no estaba de acuerdo ni con la Abogacía del Estado ni con la Fiscalía. Hablé con Virginia López-Negrete, abogada de este caso, y con Miguel Bernad, el presidente. Con ellos siempre hubo reciprocidad. Hubo reuniones. Al final, se sabrá la verdad, porque la mentira tiene las patas muy cortas.


    —¿Cómo se presentó ante ellos?

    —Yo nunca me presento. Ni con tarjetas ni con carpetas del CNI, como se dice ahora.


    —¿Cómo le acogió Manos Limpias?

    —Me dijeron que cómo no había ido antes alguien a hablar con ellos para zanjar ese tema. Me comentaron que lo habían intentado resolver antes con el conde de Fontao, pero fue imposible. Me reuní con ellos en su sede de Ferraz, en el Club Puerta de Hierro, al cual yo tenía acceso libre, en la cafetería Rosales 20…


    —¿A qué llama resolver?

    —Que el asunto de la Infanta no fuera a más.


    —¿Qué le plantearon desde Manos Limpias?

    —Que estaban de acuerdo en retirar la acusación si desde arriba se portaban bien con ellos.


    —¿Por qué no cerró entonces el trato?

    —Porque me detienen. Si no me llegan a detener, hubiera seguido tan contento en el sentido de que estaría haciendo una vida normal. Las negociaciones estaban ya terminadas. Era un tema zanjado. Con las contraprestaciones acordadas en todos sus términos.


    —¿Se reunió en alguna ocasión con Urdangarin o con la Infanta directamente?

    —Con Iñaki, no. Con Cristina, sí, en una ocasión. La vi, me dio un beso y las gracias.


    —Entonces, la Infanta sabía que estaba realizando gestiones para ayudarla…

    —Desde luego. Lo sabía ella y lo sabían sus abogados, que tenían conocimiento de mi existencia. Se les trasladaba la información que yo les daba. Yo creo que ella es inocente, pero mediáticamente matamos a todos. En ese tema el verdadero culpable es su marido.


    —¿Cómo estableció contacto con el Rey Juan Carlos?

    —Porque él me llamó.


    —¿Está relacionada esa conversación con el tema de su hija?

    —[Silencio]


    —¿Coincide en el tiempo?

    —Sí, coincide en el tiempo. Don Juan Carlos es una persona a la que admiro. Debería seguir siendo Rey. Es mucho más accesible de lo que pueda parecer. Es una persona muy simpática, que hace vida normal.


    —¿Ha trabajado para él?

    —Si se puede llamar así...


    —¿Quién sufragaba su vehículo y su escolta?

    —Cuando me desplazaba en automóviles oficiales no corría desde luego a mi cargo y todo se ha hecho por alguna razón. Un chico de 20 años no va en un coche oficial para pasárselo bien o irse de copas por Madrid. Y los de alquiler los sufrago yo.


    —Entenderá que eso es difícil de creer...

    —Sí, pero es así.


    —¿Qué coches oficiales ha utilizado?

    —Del CNI y de Vicepresidencia del Gobierno.


    —¿Se los facilitaban para su trabajo?

    —Para alguna ocasión especial y puntual o porque acompañaba a alguien.


    —¿Ha viajado en el coche de la vicepresidenta?

    —Sí, y con ella.


Avatar de Usuario
rellenando2

Mensajepor rellenando2 » Dom 23 Nov, 2014 11:27 pm



Francisco Nicolás ha puesto a disposición de EL MUNDO una batería de documentos y fotografías con los que pretende desmontar la tesis de que es un impostor. El primero de ellos, que se reproduce en la parte superior de esta página, es un pantallazo de su ordenador personal. En él aparece una invitación personal para asistir a la ceremonia de Proclamación de Felipe VI. El segundo de los documentos es una invitación que le remitió el «secretario de Estado director del Centro Nacional de Inteligencia» para asistir a uno de los actos que organizaba.


FRANCISCO NICOLÁS
«Celebré mi cumpleaños en el ático de Ignacio González»

«No me colé en la proclamación de Felipe VI, me invitaron» / «Aznar me insistió en que le llamara Jose» / «Participé en las negociaciones de Eurovegas»

EDUARDO INDA
ESTEBAN URREIZTIETA



Francisco Nicolás Gómez Iglesias, más conocido como el pequeño Nicolás, habla en esta segunda parte de la primera entrevista que concede de Felipe VI y de su presencia en la proclamación del Rey (19 de junio). Pero también de Aznar, Rajoy, Ignacio González, Esperanza Aguirre y Soraya Sáenz de Santamaría.

    – Se le presenta como un impostor en general y como una suerte de canapero en los actos oficiales en particular. ¿Se coló en el Palacio Real el día del acceso al trono del Rey?

    – Sí, me colé con una invitación que me mandaron desde el Palacio de la Zarzuela.


    – El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, asegura que el primer día que se reunieron para tratar el futuro procesal de la Infanta usted le relató al detalle una conversación privada que él había tenido con su madre la noche anterior. ¿Eso es verdad?

    – El señor Bernad lo que debería hacer es tener menos imaginación. Si hubiera podido investigar una conversación suya no sería una con su madre, sería de otro tipo.


    – ¿Quién insta su detención?

    – Lo único que tengo claro es que quien me hacía seguimientos habitualmente era el CNI.

    CNI
    «Los servicios de inteligencia pinchan teléfonos cuando entienden que alguien representa un problema para personalidades del Estado»

    MARIANO RAJOY
    «Lo conozco desde que tenía 14 años, me llamaba Fran, yo era como el niño del PP, aunque ahora no quiero saber nada de ese partido»

    JOSÉ MARÍA AZNAR
    «A José le conozco porque empecé en FAES; nuestra relación terminó porque le decía lo que me parecía mal y no le gustaba, su ego es enorme»

    IGNACIO GONZÁLEZ
    «Una de sus tres hijas me hizo una fiesta por mi cumpleaños en su ático de Estepona y a él le conozco mucho aunque no es radicalmente honesto»

    MORATINOS
    «Con el ex ministro de Exteriores tenía planificados negocios de Sanidad, Educación y Servicios de Inteligencia en Guinea Ecuatorial»



    – Su versión sostiene que todas las operaciones que ha llevado a cabo han sido a petición del Gobierno, la Casa Real y el CNI. Después de su detención, ¿no les ha llamado para pedir explicaciones?[/b]

    – El problema es que no sé por dónde viene todo esto. Me avisaron de que mi teléfono no era seguro y mi teléfono fue pinchado por el CNI ilegalmente durante dos meses. Luego me arrestaron.


    – ¿Le consta que el CNI pinche teléfonos de forma ilegal?

    – Sí.


    – ¿A quién?

    – Entre otros, a usted, Eduardo. Intervienen teléfonos cuando entienden que alguien representa un problema para personalidades del Estado.


    – ¿Por qué llevaba escolta de la unidad de protección de autoridades de la Policía de Madrid?

    – No voy a contestar a eso. Fue una vez puntual por un trabajo especial que se me encargó. Y no haré mayores precisiones.


    – ¿Ha hecho gestiones a empresas con contratos públicos en representación del Estado?

    – Lo que he hecho es ayudar a empresas españolas en una situación complicada para que salieran adelante internacionalmente.


    – ¿Cobraba entonces una comisión por ello?

    – No [vuelve a esbozar su sonrisa pícara]. Ayudaba porque me parecía adecuado. Luego, si ellos querían agradecérmelo... [risas].


    – Y aceptaba…

    – O no. Depende de si era o no razonable.


    – ¿Traficó con influencias en esas relaciones? ¿Pidió a algún alto cargo que hiciese algún tipo de gestión?

    – Nunca ha habido tráfico de influencias. Parece que ayudar a las empresas está mal y yo lo hacía de buenas maneras.


    – ¿A qué empresas ayudó?

    – No voy a decirlo por respeto a ellas.


    – ¿Ayudó a la constructora OHL?

    – Siempre he colaborado con ellos y he intentado favorecerles porque tengo relación familiar con sus dueños, los Villar Mir.


    – Resulta chocante que con 20 años tenga relación y en actos oficiales esté al lado del patriarca de los Villar Mir, que cuenta con 83…

    – Todo el mundo tiene derecho a tener amigos de todas las edades, no creo que sea nada extraño.


    – El chalé de lujo de El Viso que utilizaba, ¿quién lo pagaba?

    – Una constructora pequeñita.


    – ¿Para qué lo usaba?

    – Era un sitio de representación y por allí han pasado muchas personas.


    – ¿Quién estuvo allí?

    – Eso es un asunto privado. Igual que el color de mi pelo, que me acabo de teñir para pasar desapercibido. Lo que sí le puedo decir es que nunca he visto drogas allí, sólo se organizaban reuniones y guateques.


    – Dicen que se empleaba de picadero...

    – No comment, no es verdad.


    – ¿Utilizó el chalé para alguna gestión de carácter oficial?

    – No voy a contestar a eso.


    – ¿Participó en el proyecto de Eurovegas?

    – Sí, tuve reuniones con Sheldon Adelson y con Michael Leven. Mi función era escuchar, me llamaban «Little Kennedy», y aportaba mi humilde experiencia.


    – ¿Por qué se frustró el proyecto?

    – Primero explico por qué fue elegida Madrid y no Barcelona. La razón es que la señora que tenía la Generalitat de Cataluña en este tema decía una y otra vez que Barcelona tenía mar y puerto. Adelson le espetó que no quería ni mar ni puerto porque si la gente se está bañando no gasta en los casinos y le recordó que Las Vegas está en un desierto. Luego el problema fue que hubo demasiada gente interesada y no hubo acuerdo.


    – Ha descrito una realidad en la que se ha codeado con los poderosos. Ha estado en la cocina del poder en España. ¿Quién le introdujo en ese circuito? ¿Quién fue su padrino?

    – Yo a los poderosos les llamo personas porque son iguales que el carnicero o el barrendero. Unos han tenido más suerte que otros, pero son personas y a todo el mundo le trato por igual. Mi padrino ha sido una de las personas que mejor se ha portado conmigo y a la que yo respeto: el secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz. Con él he tenido una relación de amistad pero no de otro tipo como sugieren algunos medios porque yo soy heterosexual, que quede claro que no soy homosexual, orientación que por supuesto respeto, pero yo soy lo que soy, heterosexual.


    – ¿Cómo le introdujo?

    – Yo empiezo en FAES. Él era el secretario general de FAES y yo era el encargado de los actos jóvenes de la fundación.


    – ¿Se codeaba con Aznar?

    – Claro que he tenido trato con Jose.


    – ¿Le llama «Jose»?

    – Le llamo así porque me pidió él que le llamara así. Le he asesorado a él pero también a su mujer, Ana Botella. Pero en lo bueno, ¿eh? No en lo malo. Yo veía que era muy mala alcaldesa e intentaba frenar todos sus errores. Con Jose mi relación no era de amistad, pero estuve en su casa de Guadalmina varias veces a saludarle y a merendar. Mi relación con él terminó porque soy muy sincero y le decía todo lo que me parecía que hacía mal. Eso le sentaba mal porque tiene un ego muy profundo.


    – ¿Ha visto corrupción en las altas esferas en las que se has movido estos años?

    – He visto de todo. No hay cosa que no haya visto. Con la corrupción ocurre como con los que toman cocaína. Nunca te lo dicen hasta que vean que eres del grupito. Pero lo hueles y sabes qué hay y dónde hay.


    – ¿Conoce al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González?

    – Con Nacho, sí. Tengo una relación muy buena con él y con sus hijas. En mi cumpleaños, el 18 de abril de este año, su hija pequeña, que es amiga mía, me hizo una fiestecilla sorpresa en el famoso ático de Estepona. En la segunda planta del ático, que es dúplex, un casoplón lleno de pantallas Bang and Olufsen. Lourdes, la mujer de Nacho, me trajo una tarta. A Lourdes y a Nacho también les decía lo que me parecía bien y lo que me parecía mal.


    – ¿Y también se lo tomaban mal?

    —Al principio, bien. Pero cuando cogí confianza fui a machete.


    – ¿Qué críticas le hacía?

    – Todas las que se les puedan ocurrir. Le he preguntado por el famoso ático y le he preguntado quién se lo pagó. No me dio nunca una respuesta. Le pregunté si podía pagarlo con su sueldo de político y me dijo que su mujer tiene más dinero que él y que lo pagaron a medias. También le pregunté por qué lo había alquilado a una sociedad de Delaware y dio la conversación por finalizada diciéndome que fuera con él al próximo partido del Atlético.


    – ¿Ha tratado con Ignacio González alguna otra cuestión?

    – Ni se me ocurriría. Sólo hablo con gente que es radicalmente honesta.


    – ¿Conoce a Esperanza Aguirre?

    – Cuando estaba con Adelson, estaba ella. En su finca he estado varias veces en El Escorial saltando los fuegos el día de San Juan. Alguna vez hablábamos pero no teníamos mucha relación. Es una política que es más imagen que otra cosa y que no se ha rodeado de gente honesta.


    – ¿Qué relación tiene con Arturo Fernández?

    – Es una persona muy especial, hecha a sí misma, y me da mucha pena lo que le está pasando.


    – Siempre se ha dicho que tenía con él una relación mucho más estrecha…

    – Estrecha… ¿en qué sentido?


    – Político y empresarial… Hasta se ha comentado que usted era su sobrino.

    – Es que él me pedía que dijera que yo era su sobrino para evitar suspicacias porque a la gente le gusta el marujeo y así evitaba ciertas opiniones. No es normal que una persona de 60 años vaya con un niño de 20.


    – ¿Qué le aportaba a Arturo Fernández?

    – Yo estuve en su campaña de la patronal madrileña CEIM desde el día uno hasta el último. Yo iba con él desde su casa hasta las cenas y esas elecciones se ganaron limpiamente. Yo fui el único apoderado cuando se hizo el recuento.


    – ¿Nunca le han ofrecido un cargo en el PP con las relaciones que tenía en el partido?

    – He sido presidente del Club Joven del PP de Moncloa-Aravaca.


    – ¿Se coló en el balcón de Génova con Rajoy y compañía el día de la victoria en las generales (20 de noviembre de 2011)?

    – ¡Cómo me voy a colar! Eso es imposible. Me invitó Soraya Saénz de Santamaría. Me dijo que si me apetecía ir y fui. Subí con ella. He estado muchas veces en el balcón, con 14 o 15 años. El 20-N estuve allí para celebrar la mayoría absoluta.


    – ¿Con Rajoy ha tenido algún tipo de trato?

    – Sí, pero de pequeño.


    – ¿Con cuántos años?

    – Con 14.


    – ¿Qué relación podía mantener con Rajoy a esa edad?

    – Me llamaba Fran, me veía en los actos y le hacía gracia. Yo era como el niño del PP. Aunque ahora no me gusta que me vinculen al PP.


    – ¿En qué consistió su relación con el ex ministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos?

    – Teníamos planificados diferentes negocios en Guinea Ecuatorial. Sobre todo eran negocios para ayudar a empresas españolas. Yo quería aprovechar ese país en beneficio de España y de todos los españoles. Eran negocios de Sanidad, Educación o Servicios de Inteligencia.


    – ¿Le han hecho propuestas para rentabilizar su peripecia?

    – Muchas. De seis cifras. Alguna tele me ha ofrecido más de 100.000 euros. Y Santiago Segura quiere hacer una película seria sobre mi vida.




EL MUNDO. DOMINGO 23 DE NOVIEMBRE DE 2014

Avatar de Usuario
Invitado

Javier Ayuso, ex director de comunicacion Zarzuela

Mensajepor Invitado » Lun 24 Nov, 2014 2:18 am

Imagen


Cómo entró Nicolás en la recepción de la proclamación del rey Felipe VI

Nunca recibió la invitación personalizada, entró como acompañante de una empresaria

JAVIER AYUSO


El sábado y el domingo, Francisco Nicolás afirmaba con rotundidad en su ronda de entrevistas que él no se coló a la recepción en el Palacio Real con motivo de la proclamación del rey Felipe VI y enseñaba un correo electrónico para demostrar que estaba invitado. ¿Verdad o mentira? Mentira o verdad a medias.

Las invitaciones para la recepción en el Palacio Real se enviaron por correo electrónico porque no había tiempo suficiente para que llegaran impresas a los más de 2.500 invitados. Pero en el correo electrónico figuraba escaneada la invitación física personalizada, para él o la invitada y su acompañante. Nicolás nunca recibió esa invitación personalizada, sino que entró a la recepción como acompañante de la empresaria Catalina Hoffman (maniobró con su caradura habitual para conseguirlo), que aparece en la foto saludando antes que él a los Reyes. Es verdad que no se coló, pero es mentira que estuviera invitado expresamente.

Mentiras y medias verdades son la especialidad de un caradura. Cuando dice que medió entre la Casa del Rey y Manos Limpias para ayudar a solucionar la imputación de la Infanta Cristina en el caso Noós, se le olvida explicar el método de trabajo que utilizaba en todas sus correrías como mediador. Acudía a una parte diciendo que la otra quería negociar y viceversa. Iba de Carlos García Revenga, secretario de las Infantas, a Miguel Bernad Remón, de Manos Limpias, vendiendo fantasías. Lo que pasa es que, en este caso, no solo no consiguió nada en limpio, sino que además se las tuvo que ver con los abogados de Manos Limpias, que no descartan denunciarle. Y, por parte de la Casa del Rey ya han desmentido rotundamente que ese señor haya hecho trabajo alguno para ellos.

Lo mismo sucede cuando asegura que ha hablado por teléfono con el rey Juan Carlos o con Alfonso Sanz Portolés, el jefe de su secretaría. Nicolás consiguió el teléfono privado del Rey y le llamó. Don Juan Carlos cogió el teléfono y él le dijo quién era y que quería tener una audiencia privada con él, a lo que el Rey contestó educadamente que le llamarían de su secretaría. Y así fue. Alfonso Sanz Portolés le llamó para ver qué quería y le dijo que hiciera una petición formal por carta para la audiencia solicitada. Ahí acabó la relación, porque Nicolás nunca envió esa carta ni nadie en La Zarzuela volvió a cogerle el teléfono.

Nicolás ha dicho este fin de semana que las mentiras tienen las patas cortas. El sistema de lanzar amenazas con medias verdades nunca funciona. Y menos en un juzgado.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 24 Nov, 2014 6:06 pm

La entrevista a Francisco Nicolas Bond resumida en sus mejores frases:

"No he tenido mucho tiempo para frecuentar la universidad este año".

"Yo soy el enlace entre Casa Real y Manos Limpias"

"Yo era un colaborador del CNI, un charlie".

"A mí me detiene Asuntos Internos, que no detiene civiles"

"Yo estoy colaborando en varios temas que tienen una relevancia muy importante para el Estado".

"A mí la Policía me pide la contraseña de mi móvil. Y en ese móvil está absolutamente todo".

"A quien invita la Casa Real a la proclamación del rey es a mí".

"Yo colaboro para algún organismo pero no me pagaban. Yo amo a mi país y a todos los ciudadanos de este país. Haré lo que sea necesario y lo mejor para España".

"Al balcón de Génova me invita la vicepresidenta del Gobierno".

"Excepto que tengo el ébola, se ha dicho de todo sobre mí".

"Seducir sólo seduzco a mujeres, y espero que siga siendo así".

"Tengo material muy sensible. Podría dimitir muchísima gente. Y si a mí me pasa algo saldría a la luz".

"El CNI llama con número oculto".

"Moratinos me da su teléfono personal cuando lo conozco en la recepción de los reyes"

"Yo estuve en el ático de Ignacio González y me trajeron una tarta".

"Unas de las razones de mi detención es que tengo mucha información y me tenían que dar un toque. Pero se les ha ido de las manos"

"Esta semana se publicarán pruebas de que lo que digo es verdad".

"El rey me ha llamado a mí y me ha respondido mensajes. El día de su abdicación le mando un mensaje y él me contesta: 'Millones de gracias. J.C"

"He estado en reuniones sobre Eurovegas en la finca de la expresidenta de la Comunidad de Madrid (Esperanza Aguirre)"

"Mis padres no se imaginaban lo que hacía porque quien colabora con el CNI no puede difundir en dónde trabaja. Ni a su familia".

"No me siento muy seguro, pero no tengo otra opción que hablar".

"Me siguen llamando políticos y empresarios".

"Me hicieron tortura psicológica. No me dejaron ir al baño en cuatro horas"

"Denuncié acciones alegales del CNI. El CNI me encargó temas alegales".

"He estado en el despacho de Ana Botella hablando ciertos temas"

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16962
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Lun 24 Nov, 2014 8:48 pm

LA ESPANA CANI SE HA ACABADO CON LA MUERTE DE LA ''SENA'' DUQUESA LA PANTOJA EN LA CARCEL ENTRE APLAAUSOS DE SUS ENEMIG@S, POR ROBAR Y BLANQUEO DE CAPITAL. OSEA, POR LOS MISMOS PRESUNTOS DELITOS POR LOS QUE DEBERIAN DE SENTAR A LA INFANTA CRISTINA EN EL BANQUILLO PARA SER JUZGADA COMO LO FUE ISABEL PANTOJA.

COMO LA ESPANA CANI HA ACABADO, AHORA SE INVENTAN LA ESPANA DE ESTE FANTASMA DEL ''PEQUENO NICOLAS,'' CON ENTREVISTAS PARA PRENSA Y TV, CON TRABAJO DE ESPIONAJES, CON AMISTADES EN LA CASA REAL, CON POLITICOS, EMPRESARIOS Y HASTA CON LOS SERVICIOS SECRETOS ESPANOLES.
ACABA LA ESPANA CANIL Y EMPIEZA LA ESPANA DE LA INTRIGA,DE IDIOTAS QUE CREEN A ESTE ''NINO FULLERO'' DANDO 1 GRAN ESCANDALO DE COMO HA TRABAJADO PARA LA CASA REAL. YA NADIE HABLA DE NADA MAS.
QUE BIEN HA VENIDO A LA CASA REAL,A LOS POLITICOS A LOS EMPRESARIOS DE DUDOSOS NEGOCIOS,LA APARICION EN PUBLICO DEL PEQUENO NICOLAS,MIENTRAS LA ESPANA CANI ESTA DE LUTO, LA ESPANA DE LA INTRIGA SIGUE ADELANTE CON
ESTE INVENTO DEL PEQUENO NICOLAS,TITERE PREPARADO PARA QUE NO SE HABLE DEL CASO NOOS Y L@S DE LA ESPANA ANTI-CANIL, SATIFECHOS GRACIAS A QUE LA PANTOJA ESTA ENCARCELADA PAGANDO POR SU DELITO Y TAMBIEN POR EL SUPUESTO DELITO DE LA INFANTA CRISTINA Y EL DE SU ESPOSO,EL DUQUE EMPALMADO

VIVA Y VIVA LA ESPANA ANTI-CANIL!!!

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 24 Nov, 2014 9:50 pm

De la Princesa Corinna a ‘el pequeño Nicolás’

MARCELLO


Lo que nos faltaba en este país, Artur Mas, Pablo Iglesias, Cayetana, La Pantoja y ‘El Pequeño Nicolás’. Y la Infanta Cristina que está al caer. Y todos ellos ocupando los titulares de la prensa nacional y los debates enloquecidos de los canales de la televisión privada que, casi se matan entre ellos por la audiencia, mientras TVE, la oficial, se hunde sin remedio y hace llorar a María Casado porque tiene que soportar en su programa a la insolente e insolvente ‘Curry ve y dile’, que le ha colocado por narices el palacio de la Moncloa para ocultar el desastre de Rajoy y hablar mal de todos los demás.

Pues sí, todas las instituciones del Estado están tocadas, y la legalidad y el orden constitucional por los suelos en Cataluña y por todas partes. Y, por sí algo faltara, le llega el turno al CNI donde afloran espías pintorescos y sin el menor control. Ya tuvieron entre sus colaboradores a la falsa princesa Corinna y la amiguita del Rey Juan Carlos y su compañera en las cacerías de elefantes de Bostwana. Al menos eso es lo que dijo ella en unas declaraciones en las que alardeó de haber colaborado en operaciones confidenciales y de alto secreto para los intereses de España.

Pero, ante semejante disparate y después que el jefe del CNI, general Sanz Roldán, confirmara que se había reunido con la tal Corinna (que no es princesa de nada sino más bien comisionista de casi todo), nadie en este país, desde el Gobierno, el palacio de la Zarzuela o desde el CNI, nos explicó lo que había ocurrido, ni a que se dedicaba esta pájara que se presentaba en la portada de Hola posando como si fuera la primera dama de España. Así se desprendía del uso por ella, tampoco explicado, de la mansión de La Angorilla -propiedad del Patrimonio Nacional- sita en El Monte de El Pardo, a pocos kilómetros del palacio de la Zarzuela y con ambas residencias unidas por una carretera privada e interior que conectaba la alta política con los negocios y los asuntos de un pretendido amor real.

Pero de nuevo otro pacto de silencio estremecedor, entre el PSOE y el PP, corrió un tupido velo sobre las inagotables andanzas del Rey padre, aunque la Corinna tuvo que desaparecer como posteriormente tuvo que abdicar el Rey. Pero ¿qué paso y qué hay de cierto en la afirmación de Corinna en la que dijo que fue colaboradora en asuntos secretos del Estado? Por ahora no se sabe, pero pronto se sabrá. Como pronto se ha de saber si ha establecido una relación estable y amorosa en Londres con su querido Rey Juan Carlos.

Sin embargo, ahora tenemos en pista a ‘el pequeño Nicolás’. Un cara dura de 20 años crecido a la sombra de las juventudes del PP. El que dice trabajar para el CNI y tener en su poder secretos de Estado, mientras asegura temer por su vida o integridad física. El que amenaza con documentos privados que podrían causar un terremoto en las instituciones del país. El mismo Nicolás que hace poco más de un mes fue detenido en Madrid por seis policías departamento de ‘servicios internos’ que lo encerraron en un calabozo durante 72 horas, antes de llevarlo ante un juez. Un magistrado que instruye un misterioso sumario que ha sido declarado secreto, lo que aumenta la expectación.

¿Quién es Nicolás y para quien trabaja? No se sabe. Él presume de haber intervenido ante el sindicato ‘Manos Limpias’ en defensa de la Infanta Cristina, y de recibir favores y encargos de la Casa Real, y de la Vicepresidencia del Gobierno de la que depende el CNI, del que Nicolás, dice ser un colaborador de rango ‘charly’ tras haber conocido al general Sanz Roldán, quien hace ya tiempo que debió de haber sido cesado. Y añade Nicolás que asistió en el CNI a reuniones donde se le hacían los encargos de informes o infiltración, y en algunos casos con actuaciones ilegales que él dice haber denunciado a un superior de dicho Centro y que, por ello, es objetó de acoso y persecución.

Y todo esto y después de pasearse como invitado del Rey Felipe VI en la recepción oficial del día de la Coronación, viajar en coches oficiales y reunirse con Aznar, Botella, Sáenz de Santamaría, Montoro, Aguirre, I. González, etc, de organizar cursos en FAES, visitar a la alcaldesa de Madrid, subirse al balcón electoral del PP en Génova 13, hablar con el presidente empresarial de la CEIM y participar en fiestas lúdicas de una misteriosa casa de El Viso de Madrid, o preparar negocios en Guinea con Moratinos, el ex ministro de Exteriores. Después de todo esto y de asistir a un sin fin de actos y aventuras que no son propios de un chico de su edad, que no tiene estudios ni posición política o social todavía insinúa el pájaro que existe una conspiración del Estado contra él, y que por ello tiene ocultos documentos para que se hagan públicos si algo le pudiera pasar. Vamos, ni Le Carré, se hubiera atrevido a imaginar a un espía como ‘el pequeño Nicolás’.

¿Pero quién es Nicolás, y por qué fue detenido? ¿Y qué ha pasado y está pasando en el CNI? ¿Y a qué espera el Parlamento para preguntar sobre este fantoche que ha dejado en ridículo a las primeras instituciones del país? No hay respuestas para todas estas preguntas, sino otra vez el silencio de la gran coalición que de facto ya funciona entre el PSOE y el PP. El bipartidismo en bajá que defiende con uñas y dientes su supervivencia frente a la indignación nacional y que da la callada por respuesta a las demandas de la sociedad.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 24 Nov, 2014 10:05 pm



Francisco Nicolas es Guerrillero de Alberto Canosa

El Pequeño Nicolas forma parte de la Guerrilla de Alberto Canosa, quien haya visto la entrevista entenderá todo, unan las piezas del puzzle mias amigos.

Avatar de Usuario
Invitado

Historia de un caradura

Mensajepor Invitado » Lun 24 Nov, 2014 10:16 pm




Historia de un caradura

Francisco Nicolás Gómez intenta involucrar, con mentiras y medias verdades, a las instituciones que utilizó en sus correrías


La primera vez que oí hablar de Francisco Nicolás Gómez Iglesias fue el pasado mes de agosto. Yo había dejado la Casa del Rey a final de julio (fui director de Comunicación desde marzo de 2012) y estaba en plenas vacaciones cuando recibí una llamada de Jorge Cosmen, máximo ejecutivo de la empresa Alsa, empresario con muy buena reputación y amigo mío. Me llamaba para contarme que había estado comiendo en Ribadeo con un personaje raro que decía que trabajaba para la Casa Real y la vicepresidencia del Gobierno. Era el pequeño Nicolás.

La historia que me contó era de aurora boreal y me dejó inquieto. Cosmen me dijo que un conocido suyo le había pedido recibir a este chico porque él tenía algo importante que contarle, a lo que respondió que estaba de vacaciones y que hasta septiembre no volvía a Madrid. En una llamada posterior, el intermediario le dijo que él podía acercarse a Ribadeo, así que aceptó la entrevista y reservó una mesa en el restaurante San Miguel. La primera sorpresa la recibió un día antes de la cita, cuando Nicolás le llamó para confirmar su asistencia y añadir que iba a asistir al almuerzo una tercera persona; ni más ni menos que el rey Felipe VI.

Jorge Cosmen quedó muy sorprendido, pero llamó al restaurante para decir que en vez de ser dos iban a ser tres y que buscaran una mesa recogida en el restaurante. Y allí llegó la segunda sorpresa; el dueño del restaurante le dijo que ya lo sabía porque había llamado alguien diciendo que era del Palacio de la Zarzuela para reservar mesas alrededor para los escoltas, porque el nuevo comensal era el Rey.

Y el día de la cita recibió la tercera sorpresa. Mientras esperaba a sus invitados, apareció por las calles de Ribadeo un cortejo de tres coches y alguna moto de escolta; dos Audi de alta gama y un BMW “de los más grandes”. Ante la expectación de todo el mundo se abrió la puerta del BMW y bajó un niño con cara inocente, lo que supuso una gran decepción para el pueblo. La comida transcurrió sin novedades y el chico no paró de hablar de la importancia de Alsa para la marca España y, eso sí, que en Zarzuela y Moncloa, para quienes él trabajaba, le veían con muy buenos ojos. Era, sin duda, la fase de encantamiento, pero se encontró enfrente con alguien que, lejos de dejarse impresionar, se puso a indagar sobre ese personaje. Yo le dije que no sabía quién era ese niño y que todo sonaba a un enorme cuento. Lo mismo le dijo María Pico, directora de gabinete de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a quien llamó para obtener información.

El problema para Nicolás es que ese mes de agosto María Pico recibió otras llamadas desde Sotogrande con actuaciones similares de Gómez Iglesias. Así que, de vuelta de vacaciones se lo comentó a la vicepresidenta y esta dijo que había que ponerlo en conocimiento de la policía, porque estaban suplantando la personalidad de un funcionario de la Administración. Poco después, Fran, Nicolás o como se llame (los caraduras suelen hacerse llamar de diversas formas), hizo otra aparición estelar en el balcón de Ayuntamiento de Pinto en el homenaje al ciclista Alberto Contador, adonde subió diciendo que era el Marqués de Togores y ayudante de la Oficina de la Vicepresidencia del Gobierno. El personaje del Marqués de Togores lo había venido utilizando durante meses para colarse en el elitista Club Puerta de Hierro de Madrid e impresionar a los que invitaba a almorzar.

Después de rastrear las redes sociales y ver las decenas de fotos que había colgado el chico con personajes importantes de toda España y de hacer algunas indagaciones, se empezaron a preocupar de verdad. La tecnología también afecta a los caraduras. Antes, estos personajes se limitaban a practicar el name dropping (lanzar nombres) para demostrar que se codeaban con lo mejor del país (José, Mariano, Arturo, Juan Carlos, Félix, Soraya…), pero Nicolás puso en marcha el selfie dropping; enseñaba fotos acompañando a gente importante para justificar sus mentiras o sus medias verdades.

En un momento dado María Pico decide llamar al impostor por teléfono y preguntarle abiertamente si él trabajaba para la Vicepresidencia del Gobierno. Él dudó, titubeó, farfulló un sí, y enseguida preguntó quién estaba al otro lado de la línea. Cuando María se identificó y le advirtió de que lo que estaba haciendo era un delito, Nicolás, reculó y empezó a explicar que solo tenía 20 años y que él nunca había suplantado ninguna identidad.

La Moncloa, La Zarzuela y el CNI le desmienten

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el pequeño Nicolás, aseguró en las entrevistas concedidas a El Mundo y a Telecinco que trabajó para la Vicepresidencia del Gobierno, la Casa del Rey y el CNI en diversos asuntos que se le encomendaron. Las tres instituciones lo desmienten. Además, el Ministerio de Economía negó que le hubiera prestado ningún coche.

Vicepresidencia del Gobierno. “Francisco Nicolás Gómez Iglesias nunca ha colaborado con la Vicepresidencia del Gobierno y, en consecuencia, nunca ha recibido ningún encargo”, aseguraba ayer la Secretaría de Estado de Comunicación del Gobierno. Además, negó que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, hubiese viajado jamás con él en coche, tal y como el presunto impostor afirmó.

Centro Nacional de Inteligencia. “El CNI jamás ha encargado al sr. Gómez Iglesias acción o actividad alguna, relacionada o no con las funciones y misiones de este centro. El secretario de Estado director del CNI se pone a disposición de los órganos de control que la ley establece para dar fe de lo expuesto en el punto anterior”, aseguró ayer este organismo. Además, anunció que el asunto se ha puesto en manos de la Abogacía General del Estado por si sus declaraciones “pudieran ser constitutivas de delito”.

La Casa del Rey. La institución real también desmintió que hubiera encargado nada al Pequeño Nicolás “ni sobre el procedimiento judicial referido a la infanta Cristina ni sobre ningún otro asunto”.Sí admite que “ante la intención de ser recibido” por don Juan Carlos, “se le transmitió que lo pidiera por escrito siguiendo el procedimiento oficial habitual”. Cosa que, según asegura, no se produjo jamás


Luego llegó una denuncia de Javier Martínez de la Hiruela, que le acusó de estafarle 25.000 euros en el intento de venta de una finca en Toledo valorada en 15 millones de euros (una denuncia que, al parecer, ha sido retirada) y, al poco tiempo, su detención hace 40 días en el barrio de Chamberí de Madrid, en una operación policial digna del detenido. Tras pasar 72 horas en el calabozo fue puesto en libertad acusado de falsedad, estafa y suplantación de personalidad. En el registro policial de su domicilio encontraron varios informes falsificados del CNI, autorizaciones falsas para vehículos en el Palacio de la Moncloa, una sirena de policía y dos placas de la Guardia Civil y de la Policía Nacional auténticas. En el auto, la juez afirma que observa en él “una florida ideación delirante de tipo megalomaniaco”. En estos momentos, la investigación está sometida a secreto sumarial, que ha sido ampliado la semana pasada.

El caso es que Francisco Nicolás Gómez Iglesias (Madrid, 1994), ha decidido ahora “tirar de la manta” y amenazar con sacar a la luz pública información sensible para el Estado, mientras afirma sin ningún rubor que colaboraba con el CNI, Moncloa y Zarzuela. Asegura, además, que tiene pruebas que demuestran todo lo que dice y anuncia una ronda de apariciones en platós de televisión, aclarando, eso sí, que lo va a hacer gratis. El sábado lo repitió 10 veces en su entrevista en Tele5, mientras circulaba la noticia de que la productora Mandarina le había pagado 100.000 euros por su participación en el programa.

En menos de 48 horas, las tres instituciones afectadas, Casa del Rey, Moncloa y el CNI, lo han desmentido rotundamente, pero él sigue lanzando piedras a todos los tejados a ver si consigue romper alguna teja. Mediante mentiras y medias verdades pretende involucrar a estas instituciones a las que utilizó en sus correrías. Algunas de ellas son tan burdas que caen por su propio peso. Si él dice que ha tenido varios encuentros con Soraya Sáenz de Santamaría y que incluso ha viajado con ella en su coche y la vicepresidenta afirma que no le ha visto en su vida, ahí se acaba la historia.

Pero la más grave de todas las acusaciones es que él trabajaba como colaborador para el CNI (dice que era un Charly, algo que no existe en el argot de los Servicios Secretos y que se inventó algún personaje de la tdtparty) y que denunció prácticas “alegales” de alguno de sus agentes. En el Centro Nacional de Inteligencia niegan cualquier colaboración con este personaje y solo confirman que Nicolás estuvo en septiembre de 2013 en sus oficinas en Aravaca acompañando a un empresario de la firma de eventos Executive Forum, para invitar al director Félix Sánz Roldán, a un desayuno; invitación que no fue aceptada. En el Centro piensan que Nicolás utilizó esa visita para fijarse en las oficinas y dar detalles que le sirvieran para ejecutar luego sus engaños.

En su comunicado emitido ayer, el CNI dice que “el secretario de Estado Director del CNI se pone a disposición de los órganos de control que la ley establece” y que “han puesto en conocimiento de la Abogacía General del Estado las declaraciones públicas del señor Gómez Iglesias por si pudieran ser constitutivas de delito”.

¿Cómo actuaba Gómez Iglesias? La verdad es que se lo trabajaba mucho. Estuvo años formándose una imagen de personaje bien relacionado, desde los jóvenes de FAES hasta el sector empresarial, pasando por la administración municipal de Madrid. Se dejaba ver en el palco del estadio Santiago Bernabéu o en los eventos políticos y empresariales de los principales hoteles madrileños, en los que se las arreglaba para sentarse en un lugar preeminente. Y se hacía fotos, sin parar, que colgaba en su cuenta de Facebook.

El siguiente paso era hacer de mediador entre alguien que tenía un problema y otro que se lo podía solucionar. Y ahí jugaba un papel importante su labia, su caradura. Fue capaz de pedir dinero a los abogados de Jordi Pujol, o de Javier de la Rosa para conseguir acabar con la investigación o un indulto. O intentar mediar en negocios en México para una importante constructora española o hacer creer que tenía importantes contactos en Guinea Ecuatorial y que podía conseguir contratos muy beneficiosos “para los españoles”. Ha llegado incluso a decir que participó activamente en las negociaciones para la instalación de Eurovegas en Madrid.

Es verdad es que ha sido visto en muchos actos y reuniones de las que, además, hay pruebas fehacientes en forma de foto. Pero no es verdad, es mentira, que haya visitado Moncloa, Zarzuela y el CNI en muchas ocasiones. Las tres instituciones lo han negado.

En las películas costumbristas españolas, era frecuente contar cómo se hacía el llamado timo de la estampita. Un timo en el que el estafado creía que había engañado al timador, por lo que nunca le podía denunciar. ¿Ha pasado aquí algo parecido y por eso no hay más denuncias sobre el pequeño Nicolás? ¿O es que Gómez Iglesias no había podido consumar sus operaciones de conseguidor? Habrá que esperar para obtener respuestas a esas preguntas.

También habrá que saber qué pinta la empresa constructora Edhinor, que aparentemente alquiló el chalet en el barrio de El Viso de Madrid (aunque oficialmente el arrendatario era una pequeña constructora de Alcorcón, ACO, con la que había trabajado Edhinor alguna vez en unión temporal de empresas), en donde Nicolás celebraba todo tipo de reuniones y fiestas hasta el pasado mes de junio, y de la que el chico tenía una tarjeta de visita como “Relaciones Institucionales”. Ese chalet ha dado mucho juego a la prensa durante las últimas semanas y se ha llegado a especular con que hay grabaciones tomadas allí de personas importantes de la política y la empresa. Una vez más el juego de las amenazas veladas.

Hay una última incógnita sin despejar. ¿Qué papel juega en toda esta historia el abogado Juan Antonio Untoria Agustín, propietario de la empresa Pristina S.L., coronel en la reserva del Ejército de Tierra, abogado del querellante a Nicolás que luego retiró la denuncia, y encausado, procesado, juzgado y condenado por la Operación Troika por blanqueo de dinero de la mafia rusa?

Yo trabajé 13 años en un banco. Y allí había una norma no escrita que decía que si algún cliente acudía a una oficina a pedir un crédito o se entrevistaba con algún ejecutivo del banco para hacer alguna gestión y presumía de ser amigo del presidente o de algún miembro del consejo de administración, había que desconfiar. Seguro que si muchos de los personajes a los que ha utilizado Gómez Iglesias para sus correrías hubieran utilizado esa norma, se habrían evitado muchos problemas. Porque hay una última pregunta por responder: ¿Tenía padrinos Nicolás, o eran todos figurantes sin papel?

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 24 Nov, 2014 10:22 pm



Testimonio del taxista que dice que EL PEQUEÑO NICOLAS le iba a dar dos tiros - Audio

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 24 Nov, 2014 10:57 pm

Imagen


Moratinos admite que tuvo una reunión con ‘el pequeño Nicolás’ para hablar de Guinea Ecuatorial

El joven conoció al exministro de Exteriores en la coronación de Felipe VI. Después le invitó a comer y le propuso impulsar un Consejo España-Guinea Ecuatorial




Volver a “La Crispación”