ATENTADOS TERRORISTAS EN NORUEGA

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 25 Jul, 2011 7:08 pm

Anonymous escribió:te olvidas que la ETA mata indiscriminadamente ... y este (o estos) solo matas niños socialistas .
notas la diferencia ....
ah!!!! ya ... es un demente masón (con ideas como ZP) que dejó un textamento político de 3000 folios ....
donde están los autores intelectuales ... AH!!!!!! que no hay ... ya ...


Eso, defiende a ETA, que ha matado a casi 1.000 personas. Cabrones.

Avatar de Usuario
terroristas

Mensajepor terroristas » Lun 25 Jul, 2011 7:10 pm

Anonymous escribió:Imagen

Imagen

Imagen


Se les ve muy arrepentidos.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 26 Jul, 2011 2:28 pm

La otra munición expansiva usada en Noruega


“Había leído mucho pero en realidad no lo había digerido. Otros tienen los mismos puntos de vista y no se convierten en asesinos en masa.” -Hans Rustad, director de la web ultraderechista document.no-

.

Hay que ver el tipo de cosas que iba por ahí diciendo el asesino de Oslo. Que Zapatero llegó al poder gracias a Al Qaeda, que está rindiendo el país a musulmanes e inmigrantes; que el multiculturalismo es un peligro para Europa y destruye la herencia cristiana… De dónde habrá sacado esas ideas. Imagino que de panfletos clandestinos y webs anónimas, porque ese tipo de cosas no se lee en libros ni columnas de prensa, ni se oye en tertulias televisivas, ¿verdad? Ni en Noruega, ni mucho menos en España, ¿eh? Un misterio saber por dónde circulan tales disparates.

Vale, vale: el tipo es un desequilibrado, y usó esos argumentos como habría usado otros que le permitieran motivar su crimen. Pero lo cierto es que son ésos con los que ha armado su resentimiento, y por lo que parece con bastante convicción –y dedicación, como para escribir 1.500 páginas-. Todo ese discurso agresivo que desde hace años dispara a discreción contra la izquierda, inmigrantes, Islam, multiculturalismo, laicismo, homosexualidad, etc; y que no sólo proviene de grupúsculos y webs nazis.

Munición verbal, de acuerdo. Pero munición al fin, y que funciona como esas balas expansivas que Breivik empleó, y que se fragmentan tras impactar: también aquéllas ideas, repetidas irresponsablemente en televisiones y periódicos, explotan y diseminan su carga dentro de los cerebros. No digo que haya una relación inmediata de causa-efecto; pero no caigamos en la trampa de quienes quieren desideologizar al asesino y presentarlo como un loco o un representante del Mal con mayúscula.

Los mismos que el viernes no esperaron un minuto para señalar al islamismo. Alguno el sábado todavía hacía la pirueta de incluir “islamista” en el titular, aunque fuese para decir que no era responsable, pero ahí quedó: islamista y terrorismo en la misma frase una vez más.

Ahora que el Gobierno, según decía ayer este periódico, pone en marcha una “Estrategia contra el terrorismo internacional y la radicalización”, estaría bien que también mirase a esos otros talibanes.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 26 Jul, 2011 8:42 pm

Los asesores neocon de Aznar y Pío Moa coinciden en cargar las tintas en Bin Laden o en "la izquierda" a la hora de abordar la masacre de Oslo, restando importancia al extremismo de derechas

“No es islamofobia. Si hubieran podido, habrían sido ellos los autores”


Que los antentados de Oslo hayan sido obra de un extremista de derechas e islamófobo ha pillado con el paso cambiado a los que desde hace años han hecho de la alarma en torno al terrorismo islámico su modo de vida, y que ahora se esfuerzan en un delicado equilibrio por desmarcarse de los sucesos mientras mantienen al tiempo sus argumentos de siempre. Desde el GEES, instituto neocon que avaló la invasión de Irak, el que fuera principal asesor de Aznar en materia de Defensa, Rafael L. Bardají, llega a la siguiente conclusión sobre la masacre en Noruega: "Pero que todas las sospechas iniciales apuntaran a un ataque islamista también debe ser motivo de reflexión. No es islamofobia. Si hubieran podido, habrían sido ellos los autores. El recordatorio es que, con o sin Bin Laden, nuestros enemigos están ahí, al acecho". Otros articulistas de extrema derecha como Pío Moa coinciden en este planteamiento y pasan de puntillas por el radicalismo conservador para cargar las tintas el terrorismo islámico y una supuesta complacencia de la izquierda ante él.

Bardají, asesor neocon del ex presidente Aznar, mantiene en un artículo difundido tanto en el GEES como en La Gacetad que la masacre de Oslo “dejará un reguero de dolor entre las víctimas, pero poco afectarán a Noruega o Europa y a quienes en ella vivimos”. Y es que aunque el autor fuera un extremista de derechas alimentado con demagia islamofóbica y antisocialsita, a Bardají lo que le preocupa es que llegan musulmanes “a nuestro suelo ya expuestos a ideas radicales antioccidentales, lo que hace que su paso a engrosar las filas del islamismo militante y, finalmente, del terrorismo, sea cada vez más fácil y rápido”.

“Este atentado tendrá pocas consecuencias”
El analista neocon insiste en que “este atentado de Oslo tendrá pocas consecuencias” y “no significa ni supondrá un revulsivo más allá de las típicas condenas habituales en los medios y en la izquierda a los elementos de la extrema derecha”. Ahora, mantiene que “muy distinto hubiera sido si los atentados hubiesen sido obra de islamistas, bien residentes en Noruega, bien llegados de fuera” porque “eso sí que hubiera abierto el capítulo de una Europa diana de la yihad tras la muerte de Bin Laden” y “volveríamos a los terribles días de 2004 y 2005″.
Conclusión: los islamistas están al acecho
“No parece que haya sido así salvo sorpresas de última hora”, apunta el asesor de Aznar, aunque la conclusión a la que llega es la misma que si realmente el radicalismo islámico estuviera detrás de los atentados. Así remata su artículo: “Que todas las sospechas iniciales apuntaran a un ataque islamista también debe ser motivo de reflexión. No es islamofobia. Si hubieran podido, habrían sido ellos los autores. El recordatorio es que, con o sin Bin Laden, nuestros enemigos están ahí, al acecho”.

“Entre las víctimas del viernes no hubo un sólo islámico”
En otro artículo difundido en Libertad Digital, el GEES insiste con ‘reflexiones’ cuanto menos curiosas como la siguiente: “Los occidentalófobos y cristófobos han sacado inmediatamente el espectro de la islamofobia. Sin duda, la etiqueta le corresponde al rubicundo noruego, que es por igual anticomunista, en lo que coincide con los que ven satanes en todos los que no se someten al califato. Por irrelevante que sea, no hay por qué dejar de mencionar que entre las víctimas del viernes no hubo un solo islámico”.

“Respuesta terrorista al terrorismo islámico”
También desde la web de Losantos, Libertad Digital, Pío Moa aborda la masacre noruega diciendo ya de inicio que “se trata de una respuesta terrorista al terrorismo islámico” y “con la particularidad de que no ha atacado a los islámicos, sino a los (más o menos) cristianos noruegos, siendo el autor protestante y masón”. “No es tan raro: también muchos atentados islámicos se han dirigido contra otros musulmanes”, iniste el ex del GRAPO.

La izquierda también es culpable
El pseudohistoriador acaba analizando no el terrorismo de extrema derecha sino lo que denuncia como apoyo o excusas de “la izquierda” al “terrorismo izquierdista (y separatista, en España) y al islámico”. También acusa a “la izquierda” de “explotar los atentados de signo más o menos derechista, insistiendo mucho en el carácter de estos y, en el caso de Noruega, en el cristianismo declarado por el autor” lo que para él constituye “un modo indirecto de defender al islamismo”.

Avatar de Usuario
Invitado

Escandinavia produce sus monstruos

Mensajepor Invitado » Mié 27 Jul, 2011 3:33 pm

TIEMPO RECOBRADO

PEDRO G. CUARTANGO

Escandinavia produce sus monstruos


NO HAY acto humano carente de significado. Por tanto, por muy monstruoso que nos parezca el asesinato masivo cometido por Anders Breivik, debemos hacer el esfuerzo intelectual de entenderlo.

Se ha escrito que Breivik es un loco, un paranoico, un fanático y cosas así. Pero ello no explica por qué una persona de familia acomodada, de agradable apariencia física, con una buena educación y un elevado nivel de vida coge un fusil de asalto y ametralla a decenas de adolescentes indefensos.

Lo más revelador de la personalidad de Breivik es su falta de compasión hacia las víctimas y su posterior declaración de que la masacre era «necesaria». ¿Necesaria, para qué? El odio que trasciende de la conducta de este joven noruego tiene, sin duda, mucho que ver con unas relaciones conflictivas con sus padres y, más en concreto, con una falta de afecto que él sublima en resentimiento contra el prójimo.

Todos los perfiles resaltan que fue abandonado por su padre, que tuvo una infancia muy complicada y que era un ser solitario e incapaz de comunicarse con los demás.

Tipos así abundan en las películas de Ingmar Bergman y en las novelas de Mankell y Larsson, en las que aparecen criminales compulsivos que matan para liberarse de demonios que no pueden controlar.

Hay un autor noruego de 50 años, llamado Jo Nesbo, que cuenta en Petirrojo la historia de un psicópata que degüella a sus víctimas y las deja marcadas con carmín rojo. El detective Harry Hole viaja al submundo del nazismo de Oslo para descubrir al asesino.

Lo que cuenta Nesbo en su novela es muy parecido a lo que ha sucedido en la realidad, al igual que Dostoievski anticipa en Los demonios los acontecimientos de la Revolución Rusa. Ello pone de relieve que algunos escritores son capaces de captar lo que los políticos, los periodistas y los sociólogos no son capaces de ver. Nesbo se dio cuenta del potencial destructivo que latía bajo la aparente prosperidad de la sociedad noruega y escribió una obra que era un aviso.

Lo que nos transmiten cineastas como Bergman y escritores como Nesbo y Mankell es que existe un fondo de insatisfacción que empuja hacia el abismo a personas que aparentemente son felices, han triunfado profesionalmente y gozan de un elevado bienestar material.

El protagonista de La vida de las marionetas, film de Bergman, es un empresario que sueña con matar a su mujer y acaba asesinando a una puta, lo que le produce la sensación de quitarse un inmenso peso.

Cada sociedad produce sus fantasmas y sus patologías criminales, por lo que creo que Anders Breivik es un monstruo incubado en la Noruega de la prosperidad del Estado del Bienestar y el igualitarismo.

La chocante paradoja es que este frío e implacable asesino es el fruto de una esmerada educación luterana y de una cultura de lo políticamente correcto, que genera el índice de suicidios más alto del mundo y gentes como Breivik. Por eso es tan buena la novela negra nórdica.

Avatar de Usuario
LOC

RETRATO DE UN MONSTRUO

Mensajepor LOC » Mié 27 Jul, 2011 3:59 pm

    Imagen

    Anders Behring Breivik posa en una fiesta familiar junto a su hermanastra y su madre Wenche.

    RETRATO DE UN MONSTRUO

    El asesino que no amaba a las mujeres

    Machista y homófobo, Breivik destila rabia hacia el sexo femenino en su manifiesto

    PABLO RODRÍGUEZ SUANZES

A Anders Breivik sólo se le conoce una mujer, Lina Engelsrud. Y hasta ella le describe como un tipo «frío y distante». Con poco tiempo para la cruzada amorosa en una vida dedicada a fraguar el Apocalipsis. Aunque en las 1.500 páginas de su manifiesto –en el que aboga por una revolución conservadora– hay hueco para su visión del rol femenino.

Breivik no es un nazi. Pero sí un racista, un machista y un homófobo. El asesino predica una vuelta a una Europa idílica de los años 50 en la que las puertas de las casas se podían dejar abiertas sin miedo a ladrones, las familias tenían «un padre y una madre» y ésta «esperaba en casa la salida de clase de sus hijos».

Toda su obra está plagada de referencias moralistas, sobre todo hacia las mujeres, y a la vez declaraciones y demostraciones de que hacía todo lo contrario. Su legado muestra a un hombre con complejos que dice no querer tener novias para no complicar su misión, pero al que el sexo y la moral sexual obsesiona, sobre todo en su propia familia. Y al que la normalización de la homosexualidad asusta más de lo «normal».

    Tacha a las mujeres de «zorras» y critica a su hermana por tener muchos amantes
Breivik añora una sociedad en la que «los colegios eran excelentes» y las mujeres «eran tratadas como damas por los hombres» y «dedicaban su tiempo a llevar buenos hogares, educar a los niños y hacer trabajo voluntario por la comunidad».

Y se lamenta de que hoy vivamos en una en la que los hombres no pueden encender un cigarro en la oficina ni llamar «nenas» a las empleadas, que ya no visten «un bonito traje, sombrero y quizás guantes». Andres Breivik añora la época de Mad Men y culpa de ello al espíritu de Sexo en Nueva York, de la que se confiesa víctima él mismo, y al «promiscuo estilo de vida glorificado por artistas como Madonna, Lady Gaga o Cristina Aguilera».

    Lamenta no poder llamar «nenas» a las empleadas y que ya no vistan bien
Le horroriza la promiscuidad de las mujeres («aproximadamente el 50% de sus amigas» lo serían), e incluso se atreve a hacer un ránking en función «de sus experiencias y las de su círculo de amigos varones» con mujeres de otros países. En la lista, las noruegas están en el puesto más bajo de moralidad. A las españolas, en la otra punta de la escala.

Dice que en Oslo hay un número alarmante de «niñas que empiezan a practicar el sexo oral a los 11 o 12 años», y que todavía lo harán antes si prosigue la «liberalización de la educación». Y acusa directamente a su círculo más cercano de no tener moral sexual alguna. Por ejemplo, a «su padrastro Tore, a Marius, uno de susmejores amigos, y a amigosmenos cercanos como Kristoffer, Sturla y Ronny», por haber tenido «más de 300 parejas sexuales. Dos de ellos, «incluso más de 700». Habla de ellas como de «zorras», dice que sus reproches no son «por envidia» y avergüenza a su hermanastra Elisabeth por haber tenido «clamidia y más de 40 compañeros sexuales».

Destila rabia hacia el sexo, que entre otras causas, provocó que su propia madre contrajera un «herpes» a los 48 años, algo que «no sólo me avergonzó a mí, sino a ella misma y a toda la familia». Para Breivik, «los efectos secundarios de la revolución sexual/feminista rompieron su familia ». Breivik añora un tipo de familia que nunca tuvo y se siente humillado por el comportamiento de una madre a cuyo hogar tuvo que volver a vivir a los 31 años (y anticipa las burlas que eso generará cuando se sepa una vez que sea famoso).

Asegura que no hay que tratar con doble moral a las mujeres. Que el comportamiento de los hombres es igual de malo y que lo necesario son nuevas reglas más restrictivas para todos. Pero alerta de la «feminización » de la sociedad y arremete una y otra vez contra las feministas.

Durante su manifiesto aborda, sin coherencia interna, esa feminización. La primera vez, para señalar que ha empezado. La segunda, para indicar que está avanzada. Y después, para alertar de que «casi se ha completado» y que «el último bastión de dominación masculina, ejército y policía, está siendo asaltado»

Por ello, aboga por revertir la lógica de las últimas décadas y devolver al varón su papel como «cabeza de familia», con «derechos prerrogativos » de custodia en caso de divorcio.

Asimismo, señala que en el futuro, en su sociedad conservadora, el aborto solo estaría permitido en caso de violación o peligro para la madre y las píldoras anticonceptivas, «muy restringidas».

Lo que, sin embargo, no le impide reconocer en su diario que va a reservar 2.000 euros para contratar una prostituta de lujo para la semana anterior a la matanza. O recomendar que los terroristas consuman esteroides para mejorar.




[imageleft]Imagen[/imageleft]
Incapaz de matar una mosca
Sus amigos de juventud le consideraban inteligente y leal


Una mujer sonríe cuando pregunto por el número 18 de la calle Hoffsveien. «¿Puedo saber por qué quieres ir allí?», me dice sin necesidad de que le dé una respuesta. Es el epicentro del barrio de Skoyen, una zona de clase media-alta al oeste de Oslo. Y es el lugar donde creció el joven Anders Behring Breivik cuando su madre,Wenche, se separó de su padre, Jens.

El rubio justiciero de la matanza de Utoya fue durante muchos años un chico normal. Alguien que «no tuvo ninguna experiencia negativa durante su infancia», tal y como él mismo reconoce en un diario personal. Proviene de la típica familia de clase media alta, en una zona residencial «muy tranquila y repleta de familias con niños pequeños», cuenta Mortem Sandal, un vecino.

Breivik se considera un privilegiado por «haber crecido rodeado de personas inteligentes». Su amigo de la infancia Peter Svaar, ahora reportero de la agencia de noticias noruega NRK, le recuerda como una persona «muy leal, inteligente y con gran fuerza de voluntad». Sorprendentemente, el propio Breivik se considera a sí mismo un tipo pacífico «incapaz de matar a una mosca».

Curiosamente este islamófobo confeso reconocía durante sus años de juventud estos atributos a la comunidad musulmana. Se dio cuenta de ello gracias a su amigo Arsalan, de origen paquistaní, con quien pasó la mayor parte de su juventud hasta que cumplió los 16 años. Hasta esa edad, Breivik se metió de lleno en la cultura del hip-hop de la capital: «Fui uno de los raperos más notables de la zona oeste», recuerda.

En 1995 se separó de sus amigos de entonces por su decisión de «centrarse más en la escuela y no probar jamás la droga». Pese a todo, le gustaba beber vodka Absolute con Red Bull, como hizo en un reciente viaje a Budapest, donde celebró con cinco de sus 12 mejores amigos un cumpleaños. Breivik es un hombre narcisista y ególatra que se declara «satisfecho con su aspecto físico». Su amigo Svaar recuerda de él que «iba al gimnasio todos los días a las seis de la mañana». Para él sus objetos más preciados eran el reloj Breitling Crosswind y su iPod.

En el iPod escuchaba música electrónica, pop y clásica, y sus artistas favoritos son Armin van Buuren, y clásicos como Mozart oWagner. «Si siento miedo durante el ataque, pondré a todo volumen la canción Lux Aeterna, de Clint Mandell», dijo antes de llevar a cabo la matanza.

Le gusta vestir ropa cara, especialmente de Lacoste. De esa marca era precisamente el jersey rojo con el que se presentó ante el juez. Su colonia favorita es Chanel Platinum Egoiste, y entre sus películas de culto están El señor de los anillos y La Pasión de Cristo. También le gusta la cerveza Budweiser ( «pero la auténtica checa, no ese pis americano», matiza) y no tiene una comida favorita porque «todos los países tienes platos excelentes», una declaración que sin duda choca con sus proclamas contra el multiculturalismo.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 27 Jul, 2011 7:09 pm

Anonymous escribió:
Anonymous escribió:te olvidas que la ETA mata indiscriminadamente ... y este (o estos) solo matas niños socialistas .
notas la diferencia ....
ah!!!! ya ... es un demente masón (con ideas como ZP) que dejó un textamento político de 3000 folios ....
donde están los autores intelectuales ... AH!!!!!! que no hay ... ya ...


Eso, defiende a ETA, que ha matado a casi 1.000 personas. Cabrones.


Los regímenes autoritarios solucionan el problema complejo de la estrategia política con la utilización pródiga de la fuerza bruta. La represión contra el disidente o el simple asesinato como ideario político son atajos que evitan muchos debates y papeleos.



El viejo falangista, José María Aznar, lo explicaba meridianamente bien cuando ordenó expulsar a 103 inmigrantes nigerianos que habían invadido Melilla, a los que la policía comandada por Mayor Oreja había drogado previamente con un antipsicótico llamado Haloperidol. Justificaba entonces el aprendiz de líder planetario, muy satisfecho, la solución final aportada por su ministro del Interior, un fascista confeso y mártir: “Teníamos un problema y lo hemos solucionado”. No encierra demasiada agudeza intelectual, pero al fin y al cabo no es menos simple que la definición que daba de sí mismo el hijo del dios al que adora: “Yo soy el que soy”. (Me encanta la filosofía, por su complejidad intrínseca).



Por fortuna, a Jaime Mayor Oreja lo tenemos lejos, calentando silla en el Parlamento Europeo, calentando la silla y las mentes testiculares de la ultraderecha que anda sacando pecho esta temporada por Europa. Pero de vez en cuando se baja por aquí a tomar unos chatos en las tabernas de la caverna, como la cadena COPE, y se le desata el verbo. Como buen discípulo de Aznar (“teníamos un presidente del PP y lo hemos solucionado”, je, je, …perdón) no soporta la idea de que ETA pueda anunciar su desaparición antes de las elecciones generales, para tratar así “de ayudar a Rodríguez Zapatero”.



Mientras a unos nos angustia la pervivencia de ETA, en el PP viven aterrorizados por la posibilidad de su desaparición. Los de ETA son la de dios: han logrado formar la tormenta terrorista perfecta.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 27 Jul, 2011 9:32 pm

Encomendados a Vallejo-Nágera, los emplumados diestros producen como churros perfiles psicológicos del asesino de Oslo. Nueve de cada diez acaban en autorretrato. Miren por dónde sale José García Domínguez en Libertad Digital: “El terror político siempre responde a cierta racionalidad instrumental. Apela a medios criminales, sí, mas subordinándolos a un propósito programático. Por extrema y desalmada que se revele, su violencia no obedece a cualquier proceder arbitrario”. Eso, para decir que todavía quedan clases y que por tanto, el tal Breivik no merece ser honrado -por lo menos, todavía- como terrorista político.

Dejen los ojos como platos, que viene Pío Moa, que algo entiende de matariles, a centrar la cuestión: “Frente a conclusiones simplistas, debe decirse que existen, efectivamente, regímenes intolerables contra los que es lícita la violencia, si no hay otro medio”. Y sobre la matanza, esto: “Se trata de una respuesta terrorista al terrorismo islámico. Con la particularidad de que no ha atacado a los islámicos, sino a los (más o menos) cristianos noruegos, siendo el autor protestante y masón. No es tan raro: también muchos atentados islámicos se han dirigido contra otros musulmanes”.

El anticristo cristiano

Lo del fundamentalismo cristiano del criminal trae a mal traer al editorialista de Cope, que niega la mayor y, en el mismo viaje, acerca el ascua a su sardina doctrinal. Rostro no le falta: “Estos entornos más secularizados sirven de alimento para ese nihilismo que hay detrás de cualquier acto terrorista. Se ha hablado estos días de la ideología cristiana de Breivik. Sus actos no tienen nada que ver con el cristianismo, al contrario, son consecuencia de su desaparición”.

Parecían insuperables estos teoremas sobre las razones de la carnicería en la capital noruega, hasta que llegó el iluminado Tomás Cuesta a zanjar la cuestión en ABC. La culpa es de Internet, que lo carga el diablo: “Convertir a un desquiciado jugador de rol en un neonazi de carril no sólo complace al criminal sino que oscurece otros perfiles del fenómeno, como la fertilidad de internet para producir monstruos reales al socaire de lo virtual, la tolerancia complaciente con la libre circulación de disparates, el fomento de las facilidades para que julais como este y otros miles exhiban sus habilidades químicas, sus galas paratemplarias y sus teorías políticas”.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 27 Jul, 2011 9:47 pm

Habla Jaime Mayor Oreja, nada menos que el portavoz del PP en el Parlamento Europeo: “El Gobierno le ha dado a ETA la legitimación y la legalidad. Ya me gustaría que Zapatero utilizara la misma vara de medir que con el asesino terrible de Noruega, que hay que condenar; con la otra vara, eso sí, se está legalizando, legitimando, a 900 asesinatos que se han producido a lo largo de estos años”. La frase es de ayer, en una entrevista en la COPE. No es la primera vez que Mayor Oreja suelta algo así, aunque no por repetida esta canción suena menos despreciable. Lo más vergonzoso de esta historia no es la reiteración, sino sus consecuencias: la ausencia de ellas. A Jaime Mayor Oreja le saldrá gratis decir en la radio una barbaridad así, del mismo modo que no le costó nada acusar a Zapatero, hace unos meses, de ser un “aliado potencial” de ETA.

Aunque el problema principal de estas calumnias no es el disco rayado de Mayor Oreja, ni tampoco esa parroquia de ultraderecha que aplaude sus gruesas declaraciones e incluso las supera. Lo peor es el silencio cómplice de esa organización, el PP, que pretende volver a gobernar España y que permite y tolera que su portavoz en el Parlamento Europeo, la persona que habla en su nombre para Europa, acuse sin pruebas al mismísimo presidente del Gobierno de jugar al tiqui-taca con ETA.

Hay dos teorías para explicar el silencio de Mariano Rajoy ante los exabruptos de Mayor Oreya. La primera: que el líder del PP no quiere, no puede o no se atreve a poner orden entre los duros de su partido. La segunda: que Rajoy alienta este discurso porque ayuda a movilizar a su electorado más ultra. No sé cuál de las dos es cierta. Tampoco cuál es la más impresentable.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 28 Jul, 2011 3:13 pm

Nuestra extrema derecha

| 28/julio/2011
****

Han pasado los suficientes días como para ver el atentado de Oslo con perspectiva y llegar a la conclusión de que en Europa, pero también en España, la violencia de extrema derecha que odia todo aquello que es diferente, ha sido tratado como un tema colateral pero nunca como una amenaza directa contra nuestras sociedades democráticas.
Al mismo tiempo que los noruegos salían a la calle con flores para homenajear a las decenas y decenas de jóvenes asesinados en la isla de Utoya, en un restaurante del centro de Madrid detenían a un hombre, que estaba comiendo con su mujer y comenzó a insultar y a tirar vasos a sus vecinos de mesa porque eran dos homosexuales que se acababan de dar un beso.

Se perfectamente que no es comparable que te tiren un vino por la cabeza a que maten a un gran número de jóvenes pero en España la lista de juicios y demandas por agresión ultraderechista, racista, xenófoba y homófona es larguísima, aunque escasamente difundida.

Coincido plenamente con las reivindicaciones de Esteban Ibarra del Movimiento contra la Intolerancia al afirmar que se deben crear fiscalías contra los delitos de odio y formar y especializar a la policía”.

Pero existe, desgraciadamente, la idea entre la ciudadanía que esos crímenes no van contra nosotros, que van dirigidos a inmigrantes, negros, homosexuales o vagabundos, pero esa no es la realidad. Se trata de una violencia contra los seres humanos, que somos todos.

Un sector de esas personas, que aunque no disparen, lanzan discursos que pueden acabar en violencia, opina que el problema son esos trabajadores extranjeros que quitan el trabajo a los españoles. Quizás no se hayan enterado que gracias a ellos el sector de la construcción así como otros muchos prosperaron en España gracias a su mano de obra, que cotizaron a la seguridad social y que pagan impuestos como todos los trabajadores, que no importantes fortunas, de este país.

A lo mejor es que no han leído que en el último año han salido más españoles a trabajar al extranjero que inmigrantes han llegado a España. Ahora somos nosotros los que buscamos trabajo allí donde haya. Pero a pesar de estos hechos el 31% de los españoles echaría del país a los inmigrantes en paro, según el último Informe anual sobre el racismo.

Por supuesto no voy a argumentar que todos los seres humanos, independientemente del color, lengua o rasgos, somos todos iguales, porque lo considero elemental, pero es obvio que la ultraderecha lo ve de otra manera. Y lo peor es que no se consideran extremistas sino simplemente gente de orden, conservadores civilizados que luego se rasgan las vestiduras cuando sale algún asesino en serie como el noruego. Son creadores de odio latente.

Se calcula que en España hay diez mil militantes de la extrema derecha, pero a esos hay que añadir a muchos miles más que no militan, ni levantan el brazo el 18 de julio, ni se rapan el pelo, pero que desde su conservadurismo lanzan destellos de racismo y discriminación allá donde van. Son los que van sembrando odio poco a poco desde posturas mejor vistas por la sociedad, desde ambientes muy respetables.

Este tipo de personas no están lejos de nosotros en la vida cotidiana. Marta Ferrusola, esposa de Jordi Pujol tenía miedo hace unos años a que Catalunya fuese un mar de mezquitas o su amigo Durán i Lleida pensaba que un simple velo era algo a desterrar de las calles.

Y no digamos esos alcaldes como el de Badalona, militante del PP, que basa sus campañas en el tema de la inmigración como antes hicieron otros en las poblaciones de Vic, Salt y otros ayuntamientos, los cuales permiten que en sus poblaciones se realicen conciertos neonazis. También podríamos recordar las cuatrocientas páginas web ultras que se gestionan desde España.

Es deplorable ver cómo representantes políticos, que desde foros públicos, impunemente comienzan esa cadena de ideología de extrema derecha que puede acabar en una trifulca de barrio o en un atentado de grandes dimensiones.

Quizás sería bueno para refrescar memorias y actitudes, hacer un gran listado sobre todos los actos protagonizados por la extrema derecha en España durante un año. ¡Se nos caería la cara de vergüenza!

Mercè Rivas Torres, periodista y escritora

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 28 Jul, 2011 6:37 pm

Stieg Larsson llevaba razón

Por desgracia, a menudo la realidad supera la ficción, incluso cuando esta parece irreal. Los criminales atentados terroristas cometidos en Noruega por un fundamentalista cristiano de extrema derecha nos lo demuestran una vez más. Cuando la trilogía de novelas del periodista y escritor sueco Stieg Larsson 'Millenium' se convirtió en un extraordinario best-seller mundial, abundaron los comentarios que tildaron como mínimo de exagerados, cuando no ya de inverosímiles muchos de los hechos narrados en aquellas novelas.
Pero Larsson sabía muy bien que todo cuanto narraba en los miles de páginas de aquellos libros respondía a una realidad oculta pero no por ello inexistente. Stieg Larsson, al igual que el gran novelista sueco Henning Mankell, denunciaba la existencia en su país de una extrema derecha xenófoba, racista, ultranacionalista, imbuida de un fanatismo cristiano y ferozmente antiizquierdista. Otros novelistas nórdicos, desde los noruegos Anne Holt y Jo Nesbo hasta el islandés Arnaldur Indridason, pasando entre otros por los precursores indiscutibles del género, el matrimonio sueco formado por Maj Sjöwall y Per Wahlöö, llevan ya muchos años desvelando esa realidad oculta en unos países en los que la indiscutible bonanza económica y social viene acompañada por la terrible amenaza, siempre latente, del fanatismo criminal de la ultraderecha.

Hace ya diez años, en 2001, Stieg Larsson definió al noruego Erik Blücher como “la pieza central” de esa ultraderecha escandinava. Fundador en 1975 del ilegal Partido Popular de la Nación, Blücher parece encontrarse ahora en la localidad sueca de Helsinborg, desde donde coordina la rama escandinava de Blood and Honour (Sangre y Honor), la más importante organización neonazi de todo el mundo, con ramificaciones no sólo en toda Europa sino también en Estados Unidos y en algunos países de América Latina. Pero la ultraderecha tiene también una importante presencia parlamentaria en varios países nórdicos. En Noruega, el llamado Partido del Progreso liderado por Syv Jensen es la segunda fuerza política, con el 23% de los votos, y encabeza la oposición al gobierno socialdemócrata presidido por Jens Stoltenberg. Algo similar sucede en Finlandia, donde la formación denominada Auténticos Finlandeses obtuvo el 19% de los sufragios. En Dinamarca, el Partido Popular alcanzó el 13,8% de los votos y se convirtieron en el principal sostén parlamentario del gobierno conservador. En Suecia el peso de esta derecha extrema es menor, ya que los autodenominados Demócratas Suecos sólo consiguieron el 5,7% de los sufragios.

Anders Behring Breivik, el confeso autor único de los criminales atentados terroristas de Noruega, fue militante del Partido del Progreso, del que terminó por distanciarse al considerarlo excesivamente moderado, a pesar de que el discurso de esta formación es eminentemente populista, xenófobo y racista. Este joven fanático hubiese podido ser el protagonista de cualquier novela de Henning Mankell o de Stieg Larsson, por citar sólo a dos de los autores de novelas policíacas nórdicas. Porque estos novelistas han sabido explicar y denunciar la existencia de una realidad oculta, la del creciente sentimiento de malestar e inquietud que algunos sectores de aquellos países experimentan en un mundo como el actual, globalizado ya de forma irreversible y en el que las identidades unívocas dejan paso a las identidades compartidas y plurales, algo que es del todo punto inadmisible para cualquier fanático, en especial cuando su fanatismo tiene sus raíces más profundas tanto en el fundamentalismo religioso como en el ultranacionalismo. Otro escritor, el franco-libanés Amin Maalouf, ya lo había advertido hace diez años en su libro “Identidades asesinas”, tomando entonces como referencia la irrupción del terrorismo islamista. Su denuncia de entonces sigue siendo plenamente vigente también para este terrorismo cristianista.

Conviene tener en cuenta que la ultraderecha no sólo es ya una amenaza evidente en los países nórdicos, sino también en gran parte de Europa. En Austria, por ejemplo, el denominado Partido de la Libertad obtuvo el 17,5% de los votos. En Hungría, el ultraderechista Gabor Vona tiene el 16,7% de los sufragios. En Holanda, el también llamado Partido de la Libertad cuenta ahora con el 15,4% de los votos. En Francia, el Frente Nacional obtuvo el 10,4% de los sufragios en las últimas elecciones presidenciales. En Bulgaria, la Coalición Ataka cuenta con el 9,4% de apoyos. En Italia, la Liga Norte obtuvo el 8,3%. Y en Bélgica, el Vlaams Belang consiguió el 7,8% de los votos. Todas estas formaciones políticas comparten un mismo discurso político, un discurso populista, ultranacionalista, xenófobo, racista y de descalificación radical del europeismo y la multiculturalidad. Un discurso de derecha extrema, que considera a toda la izquierda, incluso a la siempre moderada socialdemocracia, no ya un rival político sino un enemigo. Evidentemente, ninguno de estos partidos aboga por la acción violenta, pero su discurso contribuye sin duda a fanatizar a sectores sociales descontentos ante una situación como la actual, culpabilizando de la grave crisis económica global y de sus dramáticas consecuencias sociales a la inmigración.

Anders Behring Breivik posiblemente es un loco. Pero alguien ha contribuido a enloquecerle.

Jordi García-Soler es periodista y analista político

Avatar de Usuario
LO QUE DIJO VICTORIA

Mensajepor LO QUE DIJO VICTORIA » Vie 29 Jul, 2011 3:12 pm

...KENT,REFIRIENDOSE AL ENEMIGO: ".......el enemigo envenena el ambiente de una forma invisible,de como ese malestar inexplicable y creciente os va irritando,de como el deseo de no sentirse vencido es cada dia mas fuerte." (Victoria Kent " CUATRO ANOS EN PARIS"

Que el pueblo noruego llore a sus muertos PERO QUE NO SE SIENTA VENCIDO POR EL FACISMO.ES DECIR,QUE NO CAMBIE SU POLITICA HUMANITARIA CON RESPEPECTO A LA EMIGRACION. Hasta lo que yo se,el mundo entero esta compartiendo el duelo con los noruegos.
Mi mas sentido pesame a todos los familiares de las victimas. Assia

Avatar de Usuario
Etiopia
Gafapasta
Gafapasta
Mensajes: 960
Registrado: Mar 02 Dic, 2008 9:11 am

Mensajepor Etiopia » Vie 29 Jul, 2011 6:39 pm

28/7/2011

Los atentados de Noruega y el síndrome de la raza favorecida dominante x Alfredo Embid ::

Los atentados de Noruega perpetrados el viernes y el baile de los responsables :: 76 muertos (y casi 100 heridos), todo un récord para un hombre solo

Primero se atribuyeron a Al Qaeda, es decir al fundamentalismo islámico. La argumentación se basaba en que Noruega participa en la guerra de Afganistań y de Libia.
Luego se atribuyeron a los grupos antisistema, un término cómodo que funciona como cajón de sastre para meter en él a cualquiera que no esté de acuerdo con el orden establecido.
Finalmente parece que este último diagnóstico ha resultado ser el más acertado. Solo que no en el sentido en que habitualmente se entiende: izquierdistas y anarquistas antisistema.
El energúmeno que ha admitido ser el responsable es Anders Behring Breivik, noruego de 32 años de edad, un “antisistema” que padece de fundamentalismo cristiano protestante, nacionalismo de extrema derecha, masón, antimarxista, antiislámico, antiinmigración, racista y sionista, por citar solo algunos de sus múltiples síntomas.
Igual que Timothy McVeigh, de 33 años de edad responsable del atentado de Oklahoma en 1995 (en el que 168 personas fueron asesinadas y 450 heridas), Anders Behring Breivik era un fanático convencido de que actuaba para el “bien común” según explica en sus escritos.

Según TVE, el Departamento de Estado norteamericano había comunicado que un grupo musulmán había asumido la autoría de la matanza. Luego cambió y en el Canal 24 Horas, repitió que detrás del atentado se encontraban grupos de ideología anarquista o de extrema izquierda.

El Departamento de Estado habría pues promocionado sin la más mínima prueba en todo el mundo que los responsables eran terroristas musulmanes desde los rimeros momento. Pero ya sabemos lo rapidísimos que son estos chicos para detectar culpables. Recuerda cómo en el atentado del 11 S en cuestión de horas ya tenían, no solo a Ben Laden y Al Qaeda, sino la lista y las fotos de todos los terroristas islámicos. Es fácil ser rápidos especialmente cuando ya se tienen designados los culpables de antemano.
El New York Times informó originalmente que "Un grupo terrorista, Ansar al-Jihad al-Alami, o los ayudantes de la Jihad Mundial, emitió una declaración afirmando la responsabilidad del ataque, de acuerdo con McCants Will, un analista de la CNA, instituto de investigación sobre el terrorismo". En ediciones posteriores, el NYT añadió que "Funcionarios estadounidenses dijeron que el grupo Ansar al-Jihad al-Alami era desconocido hasta entonces y podría ni siquiera existir." [1]

La fuente de la información inicial era McCants Will, profesor adjunto en la Universidad Johns Hopkins. En su página web se describe como ex asesor principal para contrarrestar el extremismo violento en el Departamento de Estado de EE.UU., director del programa de la Iniciativa Minerva en el Departamento de Defensa, y miembro del Centro de West Point de lucha contra el terrorismo".[2]
McCants Will dijo que la información había sido publicada por Abu Sulayman al-Nasir para el foro yihadista árabe, Shmukh, que es (según el) el principal foro de yihadistas que apoya a al-Qaeda. Pero reconoció que el enlace ahora era inaccesible.[3] y que la iba a colocar en twiter. [4] Así que como el sitio web Shmukh no es accesible, no hay forma de comprobar su principal fuente para realizar su acusación a los grupos fundamentalistas islámicos.


El New York Times también publicó inicialmente comentarios sobre el “Choque de Civilizaciones”. Luego cuando estuvo claro que no se trataba de un atentado islámico, sino de todo lo contrario, se las arregló para seguir con el mismo cuento: “El terrorista se convirtió en un “extremista cristiano” desquiciado cuyas tácticas reflejaban claramente “la brutalidad y los múltiples ataques de Al Qaeda”. De esa manera el periódico vinculó al terrorista con musulmanes, a pesar de su “fuerte antipatía hacia ellos” (se refiere a la del noruego)[5].
Pero no fue el New York Times el único, otros periódicos nacionales e internacionales hicieron lo mismo. Un detalle interesante es que dependiendo de quien sea el terrorista el tratamiento de la noticia también cambia. “Cuando lo realiza uno de derechas tienden a criminalizar al individuo y cuando el autor es de otro signo cualquiera se tiende a criminalizar al grupo al que pertenece”[6]

"Si un blanco, nacionalista cristiano realiza tales atrocidades, él es siempre, un chiflado solitario... no será reconocido como “terrorista” en absoluto porque es blanco, cristiano y un “patriota... Pero si un musulmán-- o cualquier persona del color o de otra pertenencia étnica hace cualquier cosa similar, entonces, ese autor es emblemático de una raza o de una religión entera o de un grupo étnico: un grupo que debe entonces ser puesto bajo sospecha y acoso colectivo por las fuerzas de la “seguridad” [7]


El presidente de EE.UU. Obama fue más prudente en su primera intervención[8], pero de todos modos la aprovechó para promocionar la guerra contra el terrorismo, dijo que el ataque: "Es un recordatorio de que toda la comunidad internacional tiene un interés en la prevención de que se produzca este tipo de terrorismo y que tenemos que trabajar en cooperación conjuntamente en materia de inteligencia y de prevención de este tipo de horribles ataques".

El primer ministro de Nueva Zelanda John Key que andaba de visita por “gringolandia”, no perdió la ocasión para justificar la participación de su país en la ocupación de Afganistán: "Si se trata de un acto de terrorismo global, creo que muestra que ningún país, grande o pequeño, es inmune a ese riesgo, y es por eso que Nueva Zelanda juega su papel en Afganistán y trata de unirse a otros como Estados Unidos para hacer del mundo un lugar más seguro". La atribución a un grupo islámico era previsible. Máxime cuando el 8 de julio del 2010 se habían arrestado en Noruega tres sospechosos de pretender cometer atentados terroristas que se relacionaron con Al-Qaeda[9].

Al Qaeda es utilizada según convenga para justificar guerras como en Afganistán y ataques como en Yemen o para desestabilizar países como en Chechenia, Yugoslavia y ahora en Libia y Siria.

Poco les faltó para culpar al archidemonizado Gaddafi de estar detrás de los ataques. Ciertamente Noruega participa en la agresión a Libia pero hay un pequeño detalle que no carece de importancia. Justo horas después de que el secretario de defensa estadounidense, Robert Gates, en Bruselas diese un rapapolvo a sus socios de la OTAN por su falta de cooperación en la misión de Libia, la ministra de defensa noruega, Grete Faremo, dijo en Oslo que su país disminuirá de seis a cuatro el número de caza bombarderos con los que contribuye y que abandonará por completo la misión a partir del 1 de agosto[10].

Estaba recopilando los numerosos datos que indican una posible participación israelí en los atentados desde que me enteré de que su autor además era pro-israelí[11] , cuando Rebelión publicó el domingo un excelente artículo bien documentado de María José Lera y Ricardo García Pérez sobre el tema[12]. Así que decidí incluirlo en este boletín y seguir dedicándome a contrarrestar la desinformación sobre la guerra de Libia. Especialmente destacable me parece el hecho de que Noruega siempre haya mantenido conversaciones con Hamas[13] además de con la denominada “autoridad Palestina.” Una postura mucho mas razonable que la de sus colegas europeos, y por supuesto estadounidenses, que ignoran ostentosamente que Hamas fue elegido democráticamente por la mayoría del pueblo en Gaza.
Añadiré que hay otro motivo importante por el cual Noruega ha provocado la cólera de los sionistas en un punto muy sensible. Además el ministro noruego de exteriores, Jonas Gahr Store ha dicho que su país apoya el derecho de Irán a tener su propio programa nuclear civil[14].


Pero, en la versión oficial ¿no hay algo que no cuadra?

De momento se han contabilizado 76 muertos (y casi 100 heridos) todo un récord para un hombre solo. Gordon Duff escribió en Veterans Today que «el coche-bomba tenía la firma de una agencia de inteligencia. Nadie más se molesta con estas cosas». De hecho y después de todo está bastante claro que un coche-bomba de tal magnitud, y una operación de tal nivel de sofisticación no puede ser realizada por un hombre normal con tanta facilidad[15].
Más increíble todavía resulta que un hombre solo pudiera matar a mas de 70 personas y herir a otras tantas. Semejante habilidad sin duda hace enrojecer de envidia a los asesinos a sueldo de Xe Blackwater y de otras compañías de mercenarios.
Se ha hablado e incluso hay imágenes de un segundo tirador, pero sigue siendo inverosímil que dos tiradores consiguieran llevar a cabo semejante masacre. Al fin y al cabo hicieron falta 3 para matar a un solo hombre: el presidente Kennedy. Todo apunta una vez más a que la teoría del “asesino loco solitario” es un montaje y que hay servicios de inteligencia tras el doble atentado entre los cuales el Mossad israelí es el primer candidato.


Encuesta y alternativas para prevenirlo

Todo esto me sugiere que no estaría mal que hicieras una pequeña encuesta a tu alrededor. Las respuestas pueden darte la ocasión de una conversación y un debate más constructivo que hablar de las gilipolleces de turno.

Preguntas:

¿Quienes son los responsables de la mayoría de los atentados terroristas en Europa?

Previsiblemente la respuesta de la mayoría será colgarle el sambenito a los islámicos. Pero se equivocan, y no es propaganda islámica, sino la opinión de la policía europea.
Según Europol en 2008 hubo un solo atentado islamista entre más de un centenar; en 2010, con siete muertos en atentados, hubo 160 atribuidos a "separatistas" con sólo tres a cargo de gente de creencia musulmana. Y es destacable el caso de Alemania, donde los neonazis han matado a un centenar en los últimos años[16].
La ultraderecha europea está creciendo alarmantemente y en 12 países europeos, los ultras han logrado su mejor resultado en el último ciclo electoral[17]. Esto puede explicarse por el aumento de la crisis y del paro cuyas causas se ocultan dirigiendo el descontento de los aborregados ciudadanos hacia los inmigrantes.
Este hecho importante lleva directamente a actitudes fundamentalistas y xenófobas pero también a la segunda pregunta.

¿Qué país tiene la mayor concentración de fundamentalistas?

Observarás que la mayoría de tus encuestados responderán que Irán. Pero de nuevo se equivocan, y no es propaganda iraní.

Según Michel Juneau-Katsuya, experto en espionaje, contraespionaje y terrorismo; asesor de empresas que desean mejorar su seguridad y la lucha contra el espionaje[18] “Estados Unidos es el país con los fundamentalistas más religiosos, más que Irán. Desde la elección de Barack Obama, el número de milicias de extrema derecha se ha incrementado de cien a más de 500. Si la situación económica no mejora, el terrorismo nacional tendrá un aumento a gran escala “, advirtió Michel Juneau-Katsuya porque la amenaza de los fundamentalistas de derecha crecerá en los próximos años debido al paro (siempre aumenta cuando los tiempos son duros y el paro elevado).
El crecimiento del Tea Party en USA constituye un caldo de cultivo para los sentimientos xenófobos porque azuza a la gente contra otras etnias o grupos de extranjeros culpabilizándolos de la crisis. De hecho el atentado a la congresista de EEUU Gabrielle Giffords fue perpetrado por un seguidor del Tea Party. Como explicó la abogada venezolana-estadounidense Eva Golinger

“Gabrielle Giffords fue víctima varias veces de acoso y vandalismo por parte de militantes del Tea Party y el Partido Republicano porque ella apoyó la Ley de Salud de Obama en 2010. La líder del ultra-conservador y reaccionario Tea Party, Sarah Palin, publicó un mapa con una lista de 17 congresistas demócratas “blancos” de su gente, entre ellos, Giffords … Palin dijo que habría que “enfocar” y “disparar” para sacarlos del poder.”[19]

Las consecuencias de este crecimiento de la derecha racista y de la oposición de izquierdas, pueden desembocar en una guerra civil en Estados Unidos. No es por casualidad que se ha abolido la Pose Comitatus Act (que impedía la intervención del ejército en suelo norteamericano), que se estén entrenando tropas traídas de Irak para reprimir la disidencia interna creciente y que se haya legislado para asimilarla al terrorismo, como ya hemos documentado en anteriores boletines.
Pero lo más probable es que ese descontento interior lleve a actitudes fundamentalistas que justifiquen un ataque con bombas atómicas contra Irán, previsto desde hace años. Su probabilidad no está descartada.

Así que como resumen diagnóstico tenemos una mezcla explosiva de “fundamentalitis” cristiano-protestante, “extremitis” ultraderechista antimarxista y “sionitis” con islamofobia y xenofobia agudas. Todas estas “cualidades” reunidas en un persona europea de raza blanca, rubia y ojos azule podrían demostrar la “superioridad de su raza”, o confirmar el hecho de que los europeos (y sus descendientes USA) han sido y siguen siendo los mayores criminales genocidas de la historia .
Todos estos síntomas que padecía nuestro protagonista son parte del síndrome de la raza favorecida dominante que es una auténtica enfermedad de civilización (occidental).

¿Acaso no tituló originalmente Darwin su libro “Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural o el mantenimiento de las razas favorecidas en la lucha por la existencia”? Sobre este inquietante síndrome te recomiendo que veas el video del Biologo Máximo Sandín "Desmontando a Darwin"[21].
También que te preguntes ¿qué es una raza dominante? y disfrutes leyendo el magnífico y divertido cuento de Fredric Brown “Espectáculo de marionetas” hasta el final y de un tirón: http://www.librosgratisweb.com/pdf/brow ... onetas.pdf

---------------------------------------------------------------------------------

Referencias

[1] How a clueless "terrorism expert" set media suspicion on Muslims after Oslo horror . 23-jul-2011.www.uruknet.info?p=79850
[2] http://www.jihadica.com/about/
[3] http://www.jihadica.com/alleged-claim-for-oslo-attacks/
[4] https://twitter.com/will_mccants
[5] Las reacciones iniciales a los ataques mostraron que existe un “choque de civilizaciones”, pero no el que muchos piensan. Los ataques en Noruega revelan un mundo de odio. Ahmed Moor Al-Jazeera . Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=132897
[6] De como los medios y los gobiernos tratan un atentado dependiendo de si el autor es un fanático religioso, un antisistema o simplemente un psicópata que por casualidad es de derechas. 23 Sábado jul 2011http://zocoelandalus.wordpress.com/2011/07/23/de-como-los-medios-tratan-un-atentado-dependiendo-de-si-el-autor-es-un-fanatico-religioso-un-antisitema-o-simplemente-un-psicopata-que-por-casualidad-es-de-derechas/
[7] Fade to White: The Tender Treatment of Christian Terror . Empire burlesque, July 23, 2011 24-jul-2011.www.uruknet.info?p=79862
[8] BREAKING NEWS: Obama Reaction To Norway Massacre Betrays US "War on Terror" Fundamentalism. Finian Cunningham. Global Research, Julio 23, 2011 http://www.globalresearch.ca/PrintArtic ... leId=25752
[9] 3 arrested in Norway al-Qaida bombing plot . Plan said to be similar to failed New York subway attack . Ian Macdougall, Mattapuzzo y Adam Goldman, Associated Press. Jul 8, 2010 .http://www.salon.com/news/feature/2010/ ... way_terror
[10] Noruega abandona la la misión en Libia pese a la advertencia de OTANhttp://www.unoentrerios.com.ar/mund ... -0022.html
[11] http://vladtepesblog.com/?p=21434
[12] La masacre del 22 de julio Noruega e Israel. María José Lera y Ricardo García Pérez. Rebelión .http://www.rebelion.org/noticia.php?id=132857
[13]http://www.norway.org.ps/News_and_events/Press_Release/Facts_about_Norway%E2%80%99s_position_with_regard_to_Hamas/)
[14] Store made the remarks at a meeting in Oslo with Iranian Ambassador Seyyed Hassan Rezvani, Septiembre 2010 Press TV reported. http://www.presstv.ir/detail/141123.html
[15] ¿Fue la masacre en Noruega una reacción al BDS? Gilad Atzmon. gilad.co.uk Traducido para Rebelión por Marwan Pérez . http://www.gilad.co.uk/writings/gilad-a ... o-bds.html
[16] Noruega: un loco, pero con un plan de “limpieza”, antimarxista y xenófobo. Rafael Poch. La Vanguardiawww.kaosenlared.net/noticia/noruega-loco-pero-plan-limpieza-antimarxista-xenofobohttp://www.lavanguardia.com/internacional/20110725/54191227295/los-noruegos-descubren-el-meticuloso-plan-del-autor-de-la-masacre-del-viernes.html
[17] La ultraderecha vive su edad dorada desde la II Guerra Mundial . En 12 países europeos, los ultras han logrado su mejor resultado en el último ciclo electoral. Pere Rusiñol. http://www.kaosenlared.net/noticia/ultr ... ra-mundial
[18] Les néo-nazis : le secret honteux des pays nordiques. Charles Lecavalier. Montreal. Samedi, 23 Juillet 2011, 2:45:55 PM . http://m.fr.canoe.ca/infos/internationa ... um=twitter
[19] Eva Golinger: "El atentado demuestra la decadencia de la sociedad estadounidense. Jean-Guy Allard. Rebelión. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=120028
[20] Remember Libya? Global Research delivers the real news Global Research, Julio 23, 2011www.globalresearch.ca/PrintArticle.php?articleId=25668
[21] Ver Boletín 106 La nueva biología. Sobre la integración de sistemas complejos. De Ayllukuna a la Teoría de Sistemas: Cuidando la Madre Naturaleza Virus y locura (científica) La guerra contra bacterias y virus: una lucha autodestructiva. Entrevista con Máximo Sandín [VIDEO]. "Desmontando a Darwin" Máximo Sandín , Biólogo.

amcmh.org

Avatar de Usuario
AY MI MARE QUE VAMOS.....

Mensajepor AY MI MARE QUE VAMOS..... » Sab 30 Jul, 2011 11:35 am

........HACER CON TANTAS COMPARACIONES Y ANALISIS ABSURDAS.? Me viene a la memoria 1 comentario que me dijo hace algun tiempo 1 persona que detesta los correos electronicos como lo que muchas gentes cuelgan en la WEB.

Lo que no recuerdo es como salio la conversacion que la mencionada persona mas o menos me dijo: "......fijate lo de millones de imbeciles que hay en el mundo, nada, todos estos imbeciles se encuentran ahora con 1 RED donde pueden colgar toda clase de informaciones de cerebros febriles.

1 noruego ha cometido 1 horrible atentado donde han muerto hasta adolecentes. Esto ha pasado en 1 pais pequeno, pacifico y muy democratico. Si esto hubiera ocurrido en USA, seguro que la prensa mundial no hubiera gastado tanta tinta en sus paginas de sucesos, Como no gasta tanta tinta con los asesinatos que cada dia ocurre en Mexico donde la vida de 1 persona vale meno que 1 patata podria. Muy poco se comenta en este foro o en otros foros, los muertos que cada dia caen tiroteados en Mexico.

Pronto sabremos si el tipo tiene algun problema mental junto a ese odio que dice sentir contra los inmigrantes de diferentes comunidades recogidos en Noruega. Buscar comparaciones es lo mismo que buscar 5 patas a 1 gato.

Assia

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 30 Jul, 2011 9:30 pm

La matanza de Oslo descoloca a la extrema derecha europea

Los partidos xenófobos intentan mostrar su cara moderada y controlar, sin éxito, a sus ultras


Sólo ha faltado Oriana Fallaci. La musa de los políticos que juegan la carta del racismo y la amenaza de una Europa islamizada, su temida Eurabia, habría tenido que realizar ejercicios de funambulismo similares a los de los dirigentes de los partidos de extrema derecha, a quienes la masacre de Utoya ha dejado descolocados.

Y es que mantener a toda costa el discurso radical que inspiró a Anders Behring Breivik para asesinar a 77 personas, la mayoría adolescentes del Partido Laborista noruego, ha provocado que varios de esos ultras se hayan retratado para vergüenza de sus formaciones políticas.

Uno de los que peor ha salido en la foto ha sido el euro-parlamentario italiano Mario Borghezio, un peso pesado de la xenófoba Liga Norte. El miembro del Comité de libertades civiles, Justicia e Interior del Parlamento Europeo, proclamó el pasado martes: "La ideología de Breivik es la misma que la de Oriana Fallaci, la misma que yo he propugnado siempre". Borghezio, que calificó a Breivik como "inestable", también afirmó que "los cristianos no deberían ser animales para ser sacrificados, debemos defenderlos".

Tres días después, y tras un aluvión de críticas desde dentro y fuera del Gobierno italiano, al que pertenece como socio la Liga Norte, su formación decidió suspenderlo durante tres meses. La suspensión también afecta a su cargo como presidente del partido en la región del Piamonte. Borghezio se presentó ayer en la Embajada de Noruega en Roma para pedir perdón, alegando que sus palabras fueron "malinterpretadas".

El jefe de organización de la Liga, Roberto Calderoli, ministro sin cartera en el Gobierno de Silvio Berlusconi, tuvo que pedir disculpas públicas a Noruega "y, sobre todo, a las familias de las víctimas, por estos comentarios inefables hechos a título personal por Borghezio".

El FPÖ de Austria expulsa al diputado que comparó Utoya con los abortos

Pero, arruinando el esfuerzo de Calderoli por moderar la posición de la Liga Norte, otro pez gordo de la formación, Francesco Speroni salió para dar su apoyo total al ultra Borghezio. "Estoy con él y no creo que deba dimitir", proclamó Speroni, senador y exministro con Berlusconi.

Camino a 'Eurabia'
"Las ideas de Breivik son para defender la civilización occi-dental", afirmó Speroni. "Si sus ideas (las de Breivik) son que nos encaminamos hacia Eurabia y ese tipo de cosas y que la civilización cristiana debe ser defendida, entonces estoy de acuerdo con él", dijo Speroni a la italiana Radio 24.

Tanto Borghezio como Speroni fueron ayer adelantados por la derecha por el diputado austriaco Werner Königshofer,miembro del Partido Liberal Austriaco (FPÖ).

Königshofer afirmó en su página web que las muertes de Oslo debían servir para reflexionar "sobre el valor de la vida humana" y, en concreto, "el hecho de que millones de niños nonatos mueran en el útero de sus madres cada año en Europa".

Tras el atentado de Oslo y la masacre de Utoya, Königshofercriticó en su página de Face-book la profusión de infor-maciones acerca del peligro que representaba la ultraderecha en Europa y aseguró que la amenaza islamista había golpeado al continente "mil veces más".

El polémico diputado ya había sido criticado antes por la oposición a causa de sus contactos con el movimiento neonazi austriaco. El FPÖ le expulsó ayer de la formación con carácter inmediato, según informó la agencia Efe.

El líder del FPÖ, Heinz-Christian Strache, aseguró ayer en una entrevista con el diario Österreich que su exclusión tiene efecto inmediato por desarrollar "una conducta perjudicial al partido" y por desobedecer reiterados llamamientos a la "moderación".

"La ideología de Breivik es la misma que la de Fallaci", dicen en la Liga Norte

El FPÖ obtuvo el 17,5% de los votos en las elecciones legislativas de 2008, aunque en los sondeos de los últimos meses se situaba como la primera preferencia electoral en los sondeos, con alrededor de un 29% de los votantes, por delante de socialdemócratas y conservadores.

En las elecciones de 2008, la formación recibió muchas críticas por comparar la inmigración actual procedente de Turquía con el sitio de Viena por el Imperio Otomano en 1683, un argumento también utilizado por Breivik.

Preocupados por mostrar ahora su cara más moderada, los partidos xenófobos han intentado esta semana que sus miembros mantuvieran, con mayor o menor éxito, un perfil bajo. Entre los que tampoco lo ha conseguido se encuentra el Frente Nacional de Francia. Jacques Coutela, un candidato regional del partido de Marine Le Pen, ha sido el que ha patrocinado el disgusto.

Poco después de la matanza de Utoya, Coutela escribió en su blog que Breivik era "un resistente", "un icono" y "el primer defensor de Occidente". También lo comparó con Carlos Martel, el personaje medieval que detuvo la ofensiva musulmana en Tours en el año 732.

Después borró la entrada y en su lugar publicó otro post en el que condenaba los actos de Breivik. Demasiado tarde. El Movimiento contra el Racismo, que le acusó de "incitación al odio", presentó una querella contra Coutela y el Frente Nacional lo ha suspendido hasta que comparezca ante una comisión del partido para dar explicaciones.

Breivik también ha dado a la Liga de Defensa Inglesa (EDL en sus siglas en inglés) más publicidad de la que sus dirigentes hubieran deseado. El movimiento de extrema derecha, antiislámico y vinculado con los grupos de hooligans del fútbol inglés, estaba decidido a completar una exitosa transformación en partido político hasta que Breivik presumió en su manifiesto de ser "una de las personas que les aportó material ideológico en su creación".

"Bomba de relojería"
Stephen Lennon, que fundó la banda en 2009, ha negado esta semana que su grupo tenga alguna relación con el terrorista noruego. "Lo que ha pasado en Oslo muestra la desesperación a la que la gente está llegando en Europa. Se trata de una bomba de relojería", afirmó Lennon.

El Partido a Favor de los Ciudadanos Alemanes también ha negado que haya similitudes entre las formaciones de extrema derecha y el ideario de Breivik. "Su mensaje de destrucción y odio no tiene nada que ver con nuestros valores cristianos y conservadores", afirmó su presidente, Manfred Rouhs.

Numerosas formaciones de extrema derecha europea se desvincularon del terrorista. Como el Partido de la Libertad de Holanda, alabado por Breivik, desde el que definieron al asesino como "un enfermo de carácter violento".




Volver a “La Crispación”