LA PRENSA EN CRISIS

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Mar 09 Abr, 2019 5:36 pm

El coletas en modo histerico desquiciado desesperado acusando a Ferreras de protejer a Inda :clown:

Que palo os vais a llevar con el marques de Galapagar podemitas ..... :loker


Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Mar 09 Abr, 2019 8:25 pm

ya ..... por eso la cara de poker que se le quedó al gorila de la secta. :loker :loker :loker
le cantó las cuarenta en todo su morro .... lo mejor de lo que va de precampaña.

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Mar 09 Abr, 2019 9:03 pm

Desinfecten la cloaca

Aclarar la guerra sucia contra Podemos: un buen test sobre la calidad de nuestra democracia

Visto desde fuera de España, no dice mucho de nuestra democracia que a un dirigente de la oposición le hagan informes policiales falsos, le roben información privada a través del teléfono móvil de una colaboradora o le pirateen la cámara de seguridad de su vivienda.

Urge aclarar las informaciones que vamos conociendo en torno a Pablo Iglesias, porque son escándalos de primer nivel que ponen el termómetro en el país donde vivimos. Es necesario saber si hay relación entre las noticias que van apareciendo, quién hay detrás y que paguen por ello. De lo contrario, flaco favor se hará a la credibilidad de nuestras instituciones.


En los últimos días hemos sabido que el juez del 'caso Villarejo' investiga la presunta guerra sucia contra Podemos. Sumamos el informe sin firma, ni sello policial, sobre las finanzas del partido; el robo y publicación de datos del móvil de una asesora; la imputación del exdirector de Información Nacional de Moncloa, que acaba de dimitir (Villarejo declaró que Alberto Pozas, cuando dirigía la revista Interviú, le entregó información del teléfono sustraído), etc. Con la debida prudencia, pero sin dejar que caiga en el olvido, debe aclararse todo. De lo contrario, la suciedad se tornará en podredumbre.

De entrada, no da ninguna seguridad saber que en España pueden fabricarte un informe policial falso, con agentes a sueldo para la guerra sucia, difundirlo a través de los medios y convertirlo en material para destruirte la vida si quieren. Es lo mismo que hemos visto con la información íntima robada del teléfono móvil. Ya no digamos nada si la Guardia Civil te coloca una cámara en la vivienda y termina pirateada, accediendo hasta el lugar donde vives. Si le han hecho esto a Iglesias, que goza de determinadas medidas de seguridad, de Interior o de su partido, ¿qué no podrán hacer? Faltan explicaciones.

De Pablo Iglesias hace mucho tiempo que sabemos más que del resto de dirigentes políticos: dónde vivía, dónde vive, detalles de las habitaciones, el precio, su coche, el de su madre, datos de la vida de sus padres, fotos con la ecografía de sus hijos… Se han cruzado determinadas líneas, pero las noticias de las últimas semanas van, incluso, más allá y dan sobrados argumentos a los que lamentan la doble vara de medir con fines de juego sucio. De la crítica, el morbo o la intención de desprestigio, hemos pasado ya a maniobras más propias de la mafia.

Así las cosas, quedan preguntas por responder sobre la guerra sucia. ¿Qué intereses políticos o empresariales había contra Podemos y Pablo Iglesias?, ¿quiénes dieron las órdenes de actuar?, ¿cómo?, ¿dónde?, ¿por qué? Si hay políticos, policías o periodistas, que presuntamente estaban en el ajo, debe llegarse hasta el final. Si el partido de Iglesias y sus seguidores han sido muy críticos con la calidad democrática de nuestro país, ¿qué mejor forma de llevarles la contraria que llegando hasta el fondo de lo ocurrido y que paguen los responsables? Autoridades competentes, desinfecten la cloaca. Respondan a los de Podemos y al resto de la ciudadanía: ¿Se puede o no se puede?

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Mié 10 Abr, 2019 3:14 am

Por encima de los chistes

A Ortega Lara no lo puede humillar una gracieta que, además, no tiene pretensión de ofender

Rosa Belmonte


A un hombre que ha estado secuestrado en un zulo 532 días no le pueden humillar con un chiste. Cristina de Suecia se hizo construir un cañón de quince centímetros con diminutas balas de hierro que se guarda en el Museo del Ejército de Estocolmo. La reina Cristina, tan lista, tan alumna de Descartes, quería matar pulgas a cañonazos. Las cabezas. Ortega Lara es una víctima verdadera. Su sufrimiento sí es fuente de autoridad moral, no como el de algunos mamarrachos. Y ese sufrimiento le hace estar por encima. No va a venir un humorista a derribarlo con chistes sobre cajas y lofts que lo único que pretenden es hacer gracia, la hagan o no. No voy a ir con la tabarra de los límites del humor. No existen. En este caso existe el artículo 578 del Código Penal. A propósito de los chistes de Guillermo Zapata sobre Irene Villa, el juez Pedraz creyó que lo del cementerio de las niñas de Alcasser y los repuestos no integraba ni una conducta especialmente perversa ni se daba el dolo específico ni se había humillado a la víctima (la ausencia de humillación la certificaba la propia Villa). Era humor negro. Según Pedraz, perseguir esos comentarios podría generar una tendencia contraria a la libertad de expresión y una amenaza para los principios y garantías del Estado de Derecho. Es verdad que a Cassandra Vera la condenó absurdamente la Audiencia Nacional. Pero la absolvió el TS.

Movistar + retiró el programa de «La resistencia» donde se contaban los chistes sobre Ortega Lara. Hay una especie de efecto Streisand con estas cosas. Tras la denuncia de Dignidad y Justicia y la retirada del espacio por la empresa ya que, dice, no se ajusta «a los principios de Movistar+», lo ha visto una cantidad de gente que ni se habría enterado. Dice David Broncano de Iggy Rubín (el cómico) que «no se puede ser mejor persona». No lo conozco pero me lo creo.

Lo más molesto en supuestos como este es la matraca de la libertad de expresión. De la falta de libertad de expresión. Vamos, anda. Por saltarme al cansino Franco, no hay más que acordarse del derecho a escribir mal que Isaak Bábel invocó en 1934 en el Primer Congreso de Escritores. Sobre el derecho a escribir mal depende el derecho a escribir. Sin salir de esa siniestra URSS, Anna Ajmátova. Tiene narices que Stalin estuviera tan interesado por la poesía y siguiera las actividades de Ajmátova. También le gustaba Walt Whitman. Cuenta Martin Puchner en «El poder de las historias» (Crítica) que ser objeto de la atención de Stalin era un arma de doble filo. Por un lado, pudo escribir a Stalin para suplicar por la vida de su hijo detenido en 1935 (fue liberado). Por otro, su capacidad de escribir y publicar estaba restringida. Así que Ajmátova fue memorizando su famoso poema «Réquiem» (hablaba de mujeres y madres acudiendo a diario a las puertas de la prisión para ver si sus seres queridos estaban vivos o muertos). Lo memorizaba ella y sus amigas más íntimas. Ajmátova hacía continuas revisiones y se aseguraba de que las otras recordaran la versión actualizada. Eso son amigas. Hasta 1963 no se editaría «Réquiem» por primera vez. Y en forma de tamizdat, una especie de autopublicación de la era pre-Gutenberg, como Ajmátova llamaba a aquel periodo. Ajmátova se lo recitó antes a Solzhenitsin. El que dijo a Íñigo que qué íbamos a tener aquí una dictadura. Benet prefería verlo en el gulag. Lo último. «El Mundo Today» tituló ayer: “Movistar Plus retira de su catálogo «A dos metros bajo tierra» por si puede ofender a...». Ya saben a quién. Demonios, los humoristas no son los malos.

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Vie 12 Abr, 2019 4:38 pm



:spain: :spain: :spain: :spain: :spain: :spain: :spain:

Imagen

#NoMolesteCuatro

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Lun 15 Abr, 2019 1:14 pm


INFOÉTICA: EL GRAN ENEMIGO DEL PERIODISMO ACTUAL ES LO POLÍTICAMENTE CORRECTO

Infoética: el gran enemigo del periodismo actual es lo políticamente correcto, no las ‘fake news’

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Jue 18 Abr, 2019 9:09 pm

El gran escándalo que estamos viendo en estas elecciones con la complicidad de los medios


España es uno de los países de la Unión Europea de los Quince (el grupo de países de la UE con mayor nivel de desarrollo económico) donde hay más distancia entre la percepción de lo que la mayoría de la población considera que son los principales problemas del país, y lo que los establishments políticos y mediáticos así consideran. Esta distancia entre lo que la gente normal y corriente cree que es más importante y lo que aquellos establishments valoran más es enorme y alcanza niveles sin precedentes. Veamos los datos.

Todas las encuestas creíbles (que no son muchas) señalan que el interés y las preocupaciones de las clases populares (que son la mayoría de la población) son la elevada tasa de paro (que alcanza unas dimensiones alarmantes entre las personas que desean trabajar y no encuentran trabajo), la excesiva precariedad entre gran parte de los que sí que lo encuentran, los bajos salarios (y, consecuentemente, la dificultad para llegar a fin de mes), la limitada accesibilidad al alquiler y a la vivienda, la reducción de la capacidad adquisitiva de las pensiones (sí, repito, en contra de lo que se publica en los mayores medios, de las más bajas de la UE-15), el crecimiento de las listas de espera en la sanidad, la subfinanciación del sistema educativo (con las tasas universitarias más altas de la UE) y otras realidades que señalan la enorme crisis social que existe en España, sin precedentes en la época democrática, como he documentado extensamente en mis trabajos (ver mi artículo El enorme sufrimiento causado por el neoliberalismo y sus responsables, Público, 26.03.19).

En cambio, en los grandes medios de comunicación y en los fórums políticos el GRAN TEMA que ha absorbido la gran mayoría del espacio y tiempo ha sido lo que se llama en ocasiones el “tema territorial”, también conocido como el “tema nacional” o también “la relación entre España y Catalunya” (ignorando, en este último caso, que la mayoría de catalanes no desea la independencia). Tan alejada está la percepción de lo que es “más importante” por parte de los representantes políticos por un lado, y de los representados por el otro, que este alejamiento ha pasado a ser percibido por la mayoría de la población como un problema grave del país. Desde hace años se ha ido percibiendo que existe una clase política ensimismada y supertensa, absorbida en su propio discurso y temáticas, aislada de los problemas de la vida cotidiana de las clases populares. Mientras la tensión territorial entre el Estado español y la Generalitat de Catalunya ocupa la mayor parte del espacio político y mediático del país, apenas aparece entre las principales preocupaciones a nivel de las clases populares. Sí que aparece, en cambio, como problema, el comportamiento de la clase política. No hay duda de que ello está creando un problema de legitimidad del Estado, así como el crecimiento de la desorientación, el cansancio y la abstención.

¿Por qué existe esta distancia entre lo que preocupa a la gente y lo que preocupa a la clase política? ¿Y por qué no se habla de ello?

Para dar respuesta a esta pregunta hay que conocer dos cosas. Una es la principal causa de la gran crisis social que ha tenido lugar en el país. Y la causa de tal crisis es fácil de ver (aunque raramente leerá sobre ella o la verá en los mayores medios de información): es la aplicación de las políticas públicas neoliberales impuestas (y digo impuestas, pues no estaban en sus programas electorales) por los partidos gobernantes en España (y también en la Generalitat de Catalunya), las cuales han dañado enormemente la calidad de vida y el bienestar de la mayoría de la población (y muy en particular de sus clases populares). Tales políticas, como las reformas laborales del gobierno PSOE y del gobierno PP (con apoyo de Ciudadanos y de Convergència, rebautizada como PdeCAT) y los enormes recortes de gasto en transferencias (como las pensiones) y servicios públicos del escasamente financiado Estado del bienestar (como la sanidad, educación, vivienda social, servicios sociales, escuelas de infancia o servicios domiciliarios), realizados también por los partidos gobernantes en España y en Catalunya, han sido la causa de dicha crisis social. He escrito extensamente señalando con nombres y apellidos quiénes son los responsables, artículos que nunca se hubiera permitido que aparecieran en los mayores medios de comunicación (ver Cómo los ‘superpatriotas’ de ambos lados ocultan la enorme crisis social que han creado, Público, 20.03.19).

La gran mayoría (aunque no todos) de tales responsables son partidos de derechas. No se subraya suficientemente que los partidos más neoliberales en el país, PP y C’s en España y CDC en Catalunya, son también los que dirigen los dos bloques que dominan el debate político del país y que hablan del tema nacional, liderando las “fuerzas patrióticas” de cada bando. Los “superpatriotas” que están enarbolando las banderas (la de la monarquía borbónica por un lado y la estelada secesionista por el otro) son los que en privado han aprobado las mismas leyes neoliberales aplicándolas cuando han gobernado. En realidad, hay una relación directa estadística entre la intensidad del discurso “patriótico” de un dirigente (de ambos lados, el españolista y el catalanista) y su neoliberalismo. Cuanto más neoliberal es el político, más patriótico y nacionalista es su discurso. En España, el partido más neoliberal (que llega a un extremismo dentro de la ultraderecha sin parangón en la UE), Vox, es también el que habla más de patria, seguido de Ciudadanos y del PP. Es el intento exitoso hasta ahora de desviar la atención pública de la crisis social y ocultar su responsabilidad por haberla creado. Y ello no hubiera ocurrido sin la complicidad de los grandes medios de información, que están controlados o bien por los partidos gobernantes o por intereses financieros y económicos que los financian (que son los mismos que financian a los partidos). La gran mayoría de los grandes medios de información han estado promocionando el neoliberalismo. Véanse los “gurús” económicos en sus páginas o en sus espacios televisivos.

¿Cuál es el mayor obstáculo para la resolución de la crisis social?

Lo cual nos lleva a la raíz del problema, un escándalo, que es, ni más ni menos, el gran maridaje y complicidad que existe entre poder financiero y económico por un lado, y los partidos políticos y los medios de información y persuasión por el otro, en la llamada democracia española. La evidencia de ello es abrumadora. Era lógico, por lo tanto, que surgiera el movimiento de protesta más poderoso que ha existido en la Europa occidental a inicios del siglo XXI. Me estoy refiriendo al movimiento de los indignados o 15M, que revolucionó la vida política del país. Su denuncia de la clase política, bien sintetizada en su eslogan “no nos representan”, se extendió muy rápidamente por todo el territorio español. Las fuerzas políticas que tal movimiento generó, Podemos y sus confluencias, En Comú Podem y En Marea, representaban una gran amenaza para el orden establecido. De ahí la gran hostilidad que recibieron y continúan recibiendo por parte de tales establishments: el político y el mediático. Ninguna fuerza ha sido más “demonizada” en España (a los dos lados del Ebro) que tales fuerzas enraizadas en el 15M-. Y ningún líder ha sido tan atacado brutalmente como su secretario general, Pablo Iglesias.

Ahora bien, el enorme rechazo que tales establishments políticos y mediáticos generan en amplios sectores de las clases populares explica el gran éxito de tales fuerzas políticas, convirtiéndose (en alianza con IU) en el motor de cambio más poderoso hoy en España.

La hostilidad mediática en contra de Unidas Podemos

Tal hostilidad es escandalosa también, pues no tiene límites en cuanto a su vileza, manipulación y falta a la verdad, llevadas a cabo por ambos establishments, el político y el mediático. Se ha llegado a un nivel de manipulación extrema que yo nunca había visto en otros países en los que he vivido durante mi largo exilio (Suecia, Reino Unido y EEUU). El caso más claro, sin ser el único, es lo que ya podía sospecharse que estaba ocurriendo: la promoción de falsedades por parte de la policía patriótica (“patria” se utiliza en España con gran frecuencia para ocultar criminalidad) del Estado, dirigida por la presidencia del gobierno y sus ministros, para destruir a Podemos, con la complicidad de periodistas “estrella” que promovían mentiras como que estaba financiado por Venezuela o Irán. Y lo que es igualmente escandaloso es la escasa denuncia y puesta en marcha de medidas correctoras que tal acto ha originado. Por mucho menos, el presidente Nixon en EEUU tuvo que dimitir del cargo cuando se destapó el caso Watergate. En España, por el contrario, se ha incluso recompensado a los autores de tales actos.

Y tal mezquindad continúa diariamente en el intento de destrucción de la alianza Unidas Podemos y sus confluencias. Hace solo unos días, tal fabricación de noticias apareció en uno de los programas televisivos, La Sexta Noche, y en uno de los principales rotativos, El Periódico, cuando, a fin de desacreditar al primero de la lista de la alianza En Comú Podem, el Sr. Jaume Asens, se lo presentó no solo como independentista (que no lo es), sino nada menos que como “puigdemontista”, añadiendo además que estaba entre sus más íntimos colaboradores (ignorando que el Sr. Jaume Asens había sido el abogado que precisamente había destapado la corrupción estructural y sistémica del partido de Artur Mas, Puigdemont y Torra, es decir, de Convergència, el partido que lidera el bloque independentista). Y lo que es todo un síntoma es que tal acusación fue hecha por el Sr. Xavier Sardà, que aparece en las tertulias de La Sexta Noche como un tertuliano de “izquierdas”. El abanico político y mediático del país está tan sesgado a la derecha que una alianza de partidos reformistas de izquierda son acusados de bolivarianos y un dirigente de tal alianza es definido como un talibán “puigdemontista”. Así es el panorama político y mediático en el país.

¿Ha habido una renovación en el PSOE? Veámoslo

No hay duda de que la aparición y crecimiento tan notable de Podemos ha tenido un gran impacto en los otros partidos, y muy en especial en el PSOE, causando una rebelión de sus bases frente al aparato del partido, controlado por los barones y liderado desde la sombra por Susana Díaz durante todos estos años de Gran Recesión (siendo la única diferencia entre el PP y el PSOE la dureza de tales medidas -reforma laboral y recortes- impuestas a la población, limitándose el PSOE a ser la versión neoliberal light de la versión heavy del PP y Ciudadanos).La rebelión de las bases del PSOE posibilitó la victoria de Sánchez, que se rodeó de personas de la izquierda socialista, incluyendo algunos que habían colaborado con Podemos (decepcionados hasta entonces con la dirección del PSOE). Pero es preocupante que una vez en el gobierno, Sánchez, de nuevo, haya cambiado tales consejeros (sacándolos de su entorno), y aun cuando es sensible a la influencia de Podemos (como muestra que gran parte de la propuesta de presupuesto más progresista que haya habido en España incorporara las propuestas más importantes de Unidos Podemos), su resistencia al cambio implica que no haya aceptado algunas de las más eficaces, como la regulación del precio del alquiler, entre otras.

El silencio ensordecedor de los grandes medios sobre la crisis social

La polarización del debate político, centrándose en el tema nacional, y el control mediático del marco en el cual los temas deben debatirse, explica la dificultad de cambiar la temática del debate. Es casi imposible que el tema de la crisis social aparezca en el debate político. Si un dirigente de Unidas Podemos denuncia la crisis social en una entrevista, tal denuncia no aparece en la versión escrita o televisiva, dándole visibilidad en cambio a cualquier cita del tema territorial. Han sido los mayores medios los que han configurado este marco de lo aceptable o no en el debate político. Se han convertido en los principales responsables de la ocultación de la crisis social y sus responsables. De la misma manera que vemos en los partidos políticos que a mayor es su neoliberalismo, mayores son su “patriotismo” y su ondeo de las banderas, vemos en los medios que, a mayor neoliberalismo, mayor espacio dan al tema nacional. Y el problema es que en España no hay ningún gran medio ni de centroizquierdas ni de izquierdas. De ahí la gran visibilidad del tema territorial. Quieren evitar que el debate se presente en términos de derechas versus izquierdas, pues saben que sus aliados, las derechas, perderían si tal debate se presentara en estos términos. De ahí que quieran centrarse en el tema nacional. Ahora bien, sería muy fácil desmontar tal patraña, preguntándole en directo a los grandes “superpatriotas” del país “¿Cómo puede usted, Sr. Casado, Sr. Rivera, Sr. Abascal o Sr. Mas, Puigdemont, Torra, decir que aman tanto a su patria (España los primeros, y Catalunya los segundos) cuando a la vez han estado aplicando políticas que han dañado tanto a la población española y catalana, respectivamente? Tal pregunta obvia nunca se ha hecho en los principales medios de comunicación. Pregúntese, lector, por qué, y mire qué han estado haciendo tales medios durante todos estos años y su servilismo hacia las estructuras del poder. Naturalmente que obvia decir que hay también profesionales del periodismo que no merecen ser incluidos en esta crítica que hago en este artículo, pero lo que destaca, por un lado, es que sean tan pocos, y por el otro, que el cuerpo de periodistas tenga tan poco compromiso con la ética de su profesión, pues hay muchos manipuladores y falseadores de la realidad en los medios que deberían ser censurados por los organismos profesionales representativos de tal cuerpo, los cuales permanecen en silencio ante casos tan obvios de mala práctica y sinvergüencería. Así de claro.

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Dom 21 Abr, 2019 11:07 pm

El atentado inminente en Sevilla: ni atentado ni inminente

Frustrada una masacre islamista en Sevilla. La policía evita un atentado inminente durante la Semana Santa sevillana. Detenido un yihadista del ISIS que iba a inmolarse durante las procesiones de Sevilla. Terrorista islámico pretendía detonar “la madre de Satán” junto a un paso de la Semana Santa de Sevilla.

Son algunos de los titulares de prensa e informaciones aparecidas el miércoles 18 de abril. Un terrorista del ISIS lo tenía todo listo para provocar una gran masacre durante la Semana Santa de Sevilla, pero la policía logró evitarlo in extremis. Hasta ahí lo que ha quedado del suceso. “Estaba matriculado en la universidad, hay que expulsarlos a todos por precaución”, comentaba alguien en Twitter a los pocos minutos de conocerse el frustrado atentado. “Hemos estado a punto de sufrir un terrible atentado en Sevilla y ni Presidente de la Junta, ni el alcalde ni representantes de la comunidad musulmana se han pronunciado. Sí lo ha hecho Vox. Votaré a quien me defiende”, comentaba otra usuaria.

Tras los titulares y las reacciones, las sensaciones quedan y las noticias se desinflan. Pero la realidad, aunque ya no nos interese mirarla, sigue su camino. Más tarde supimos, ya sin el foco informativo y con la idea anclada en el inminente atentado, que el registro de la casa de Zouhair el Bouhdidi, de 23 años, acabó con la incautación de un ordenador desde el que el joven habría lanzado mensajes radicales en foros yihadistas. Nada más. De material químico para la fabricación del explosivo conocido como “la madre de Satán”, con el que se iba a detonar junto a una procesión, ni rastro. Ni rastro de ese ni de otro tipo de explosivos o material para fabricarlos. El atentado, como han explicado días posteriores las fuentes policiales, “no era inminente, no había un plan”. No había nada, excepto titulares de prensa que lo aseguraban de forma escandalosa. Hay más.

El presunto yihadista tampoco fue detenido en el momento en el que conocimos la noticia, sino una semana antes. El pasado 9 de abril, Zouhair viajaba con su familia a Marruecos para visitar a una abuela enferma. Fue entonces cuando la policía española dio órdenes a la policía de Marruecos para que detuvieran en su suelo al presunto yihadista. Tras una semana de detención en suelo marroquí, Zouhair confesó unos planes que estaban en su cabeza y que incluían todo lujo de detalles, unos planes que, según el relato de la propia policía española, estaban lejos de poder ponerse en práctica. La sucesión de hechos deja algunas preguntas que quizá deberíamos hacernos: ¿por qué la investigación de la Audiencia Nacional esperó a que el presunto yihadista pisase suelo marroquí para activar su detención? ¿Cuál hubiese sido el recorrido de este caso si las pruebas e indicios insuficientes para hablar de un atentado inminente hubiesen llegado a un juzgado español? ¿No deberíamos querer juzgar en España a quien ha intentado atentar contra nuestro país? ¿Por qué, con un riesgo potencial, esperaron a que al investigado le surgiera un viaje a Marruecos?

Zouhair ya está en una cárcel marroquí acusado de terrorismo. Los cargos por los que la Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Rabat ha ordenado su ingreso en prisión son los de formación de banda criminal, preparación de comisión de un atentado terrorista, apología del terrorismo, incitación a otros a incorporarse a una organización terrorista y propaganda de organización terrorista. De todas las acusaciones anteriores, si uno cruza la información marroquí con la investigación española, sólo se mantienen en pie las que tienen que ver con las actividades de Zouhair en Internet: apología del terrorismo. Es decir: estaríamos ante el caso de un idiota con conexión ADSL. Un idiota marroquí con conexión ADSL.

El terrorismo yihadista es una amenaza grave ante la que no hay otra opción que confiar en el trabajo y la ética de las fuerzas de seguridad para prevenirlo. Pero en esta política de prevención nos encontramos con una paradoja. ¿Cuántas amenazas ultraderechistas se producen cada día en Internet? ¿Hay que tenerlas tan en cuenta como las amenazas de perfil islamista? Las cifras responden. El número de atentados por parte del supremacismo racial supera a día de hoy al número de atentados yihadistas en el mundo, según G. Lapayese, director del Observatorio Internacional de Seguridad. En los últimos tiempos, atentados como el de Nueva Zelanda, con 50 muertos, confirman que la extrema derecha compite ya mano a mano con el yihadismo en la carrera del terror. Sin embargo, a día de hoy no podemos imaginar que, tras los comentarios en foros ultraderechistas fantaseando con bombas durante actos de partidos izquierdistas (por poner un ejemplo reciente), la Audiencia Nacional y las fuerzas de seguridad detuviesen a los autores con tratamiento de terrorismo. Ni que la prensa hablase de atentados inminentes frustrados.

Exagerando un riesgo aumentamos otro. Con cada titular inflando el pánico islamista, el riesgo de atentados de la extrema derecha aumenta. El terrorismo no es un asunto con el que fantasear ni con el que practicar sesgo ideológico. Y se está haciendo. No, en Sevilla no se frustró un atentado inminente. Y sí, a pesar del comentario de aquella usuaria en redes, la comunidad musulmana de Sevilla se pronunció inmediatamente contra todo tipo de actos violentos. Quienes se quedaron con los primeros titulares viven hoy con más miedo. Quienes, además, ceban el miedo por motivos ideológicos son hoy otro verdadero peligro, al nivel del yihadismo.

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Dom 28 Abr, 2019 2:49 pm


Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Jue 02 May, 2019 8:31 pm

¡Dice Maria Rey, la mujer del omnipresente Manuel Campo Vidal, que el 2 de mayo conmemora el alzamiento de Madrid contra las tropas de Franco!!!! Disfruten de los periodistas e intelectuales de la izquierda española!! :loker


Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Dom 05 May, 2019 4:57 am

Lo que está en crisis es la Humanidad.

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Jue 09 May, 2019 3:18 am

Imagen


Un rico honrado entra en el Congreso

Victoria Prego


Los ha habido ricos y hasta muy ricos, por lo menos que sepamos, lo cual ha sucedido desde que es obligatorio consignar el patrimonio y darlo al conocimiento público, lo cual se produjo tan sólo a partir de 2011. Pero ninguno tan rico como Marcos de Quinto. Porque hemos conocido que una ministra como Isabel Celáa, de Educación en el Gobierno de Pedro Sánchez, posee con su marido un patrimonio de casi 4 millones de euros, bien es cierto que muy por encima de lo que declaró. Y supimos en su día que Cristina Garmendia, que no fue diputada pero sí ministra de Ciencia e Innovación en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, atesoraba una fortuna de casi cinco millones. También que Pedro Argüelles, que fue secretario de Estado de Defensa con el gobierno de Mariano Rajoy, consignó un patrimonio de algo más de 18 millones de euros. Y que Montserrat Gomendio, ex secretaria de Estado de Educación con el gobierno de Rajoy, declaró más de 14 millones.

Muchísimo dinero para el común de los mortales pero una verdadera minucia si lo comparamos con los 41 millones de euros que se dispone a declarar el diputado raso de la oposición, recién elegido por el partido de Ciudadanos en el número dos de la lista por Madrid, justo detrás de Albert Rivera. Esa es una cifra mareante que seguramente le va a acarrear más de un problema de orden político porque en nuestro país el poseer una gran fortuna, aunque sea ganada a pulso y honradamente, como es el caso, suele ser motivo de reproche y, por supuesto, de sospecha.


Que un señor con esa fortuna forme parte de una lista electoral debería ser recibido como una garantía de que no se va a dedicar a “forrarse”


Y, sin embargo, debería ser todo lo contrario. Que un señor con esa fortuna decida formar parte de una lista electoral para el Congreso de los Diputados debería ser recibido como una garantía de que no se va a dedicar a “forrarse” como en su día confesó un político conservador en el transcurso de una conversación privada. Marcos de Quinto ya está “forrado” y, por lo tanto, no tiene la menor necesidad de implicarse en asuntos oscuros que no le darían en todo caso unos beneficios que para él no alcanzarían ni siquiera la consideración de calderilla.

Y mucho más meritorio es que su ingente patrimonio -no es Amancio Ortega, uno de los hombres más ricos del mundo, pero sí es lo más boyante que ha pisado en los últimos 40 años las alfombras del Palacio de San Jerónimo- esté en A, es decir, sea dinero y propiedades en blanco, que es lo que él mismo ha declarado a Marta García Aller.

Desde luego, todo lo que consigne en la declaración de bienes que tiene la obligación, como todos, de presentar en el Congreso, le será examinado hasta el último céntimo, así que más le vale que lo que ha dicho de que todo es perfectamente legal sea verdad. Porque, a partir del momento en que esa declaración sea pública, no habrá cuenta corriente, ni paquete de acciones, ni casa, ni piscina de su propiedad que no sea escudriñada por quienes esperan encontrar entre esos montones de euros, más grandes que los que acumulaba en los tebeos de la época el Tío Gilito, algún renuncio, alguna trampa, algo que permita derribar esa imagen, tan poco habitual en el imaginario popular, del rico honrado.

Porque eso es lo que hay. Marcos de Quinto es un señor que se ha ganado la vida muy bien pero a pulso y que ha subido en la escala profesional hasta ocupar un lugar privilegiado en la cúpula de una multinacional tan poderosa como Coca-Cola. Y eso tiene, como no podía ser menos, una traducción económica apabullante. Eso no es sorprendente. Lo sorprendente es que un rico honrado se dedique a la política. Pero no debería serlo tanto. Si esto no fuera España sino los Estados Unidos, la cifra que va a consignar el flamante diputado de Ciudadanos no sorprendería a nadie porque la lista de congresistas, senadores y presidentes norteamericanos que poseen grandes fortunas es interminable.


Lo sorprendente es que un rico honrado se dedique a la política. Pero no debería serlo tanto


Pero aquí nos hemos acostumbrado a políticos cuya única carrera profesional es la que ha recorrido dentro de su partido que, de ese modo, es su único modo de vida. Hay, por supuesto, diputados que tienen otra profesión, y eso es casi siempre una garantía de que no se va a aferrar al cargo o al escaño porque sabe que puede ganarse la vida de otra manera fuera de la política. Pero, en general, nuestra idea del diputado es la de un hombre o una mujer de origen modesto o, todo lo más, de clase media. Pero no hemos visto a un rico como éste que haya decidido presentarse a unas elecciones como diputado del montón.

Ya puede el señor De Quinto prepararse para que se le echen en cara en forma de reproche todos los planteamientos que se disponga a defender en la Cámara, sobre todo los que tengan un sello liberal. Siempre habrá quienes le digan que cómo va a tener él un planteamiento social y solidario con semejante patrimonio. Serán reproches de una simpleza desarmante y de una miopía deprimente pero se los harán. Que no le quepa ninguna duda.

Sin embargo, hay que decir que tiene un enorme mérito que un hombre que no tiene la menor necesidad de ganarse la vida porque la tiene más que cubierta, tenga la generosidad de dedicar los próximos cuatro años a intentar elaborar leyes que mejoren la existencia de los españoles, a contribuir a convertir la política de nuestro país en un espacio más habitable. Y que pondrá al servicio de los ciudadanos los conocimientos adquiridos a lo largo de una vida de éxitos profesionales.


Sabemos de antemano que no va a robar, cosa que, a tenor de lo visto, no se puede decir de muchos de los que han pasado por el Congreso


Por lo pronto, ya tenemos la garantía de que no ha venido a beneficiarse personalmente porque llega ya beneficiado de casa. Y eso en todos los órdenes. En definitiva, y hablando en crudo, sabemos de antemano que no va a robar, cosa que, a tenor de lo visto en los últimos años, no se puede decir de muchos de los que han pasado por el Congreso de los Diputados o por los parlamentos autonómicos.

Va a ser una rara avis dentro del hemiciclo. Pero una avis que seguramente aportará un plus de dignidad al últimamente tan denostado en el oficio de político. Será la suya una tarea dura y seguramente amarga, pero es la que él ha elegido. Bienvenido a la arena del coliseo.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21175
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Assia » Jue 09 May, 2019 3:14 pm

No he leido tu cronica porque mira que tu,Victoria renovarle otra vez el carnet a Penafiel…! no estas muy bien del casco. Los Kennedy eran multimillonarios y todos o casi todos entraron en politica con la presidencia comprada para su hijito por el patriarca Kennedy. A su hijo el presidente Kennefy lo asesinaron y su hermano Roberto Kennedy que fue ministro de justicia durante el mandato de su hermano presidente, tambien lo asesinaron porque queria seguir los pasos de su hermano y ser Presidente. Y el demente de Trump, tambien es multimillonario.

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Jue 09 May, 2019 9:12 pm

“Que un señor con esa fortuna forme parte de una lista electoral debería ser recibido como una garantía de que no se va a dedicar a “forrarse”

probe desgraciado ..... ajajajjajajajajajajaj entuavía no sabe la máxima del capital ajaajajajaajajjaa también lo dijo el yonqui de los dineros.
CUANTO MAS TIENEN ... MAS QUIEREN.

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Mié 22 May, 2019 1:21 pm


No nos cerraréis la boca: Josele Sánchez

Cuenta Corriente para el micro-mecenazgo ES5420386206236000029281
Cuenta Paypal: https://www.paypal.me/Latribunadeespana
http://www.latribunadeespana.com http://www.latribunadelaprovinciadecartagena.com http://www.latribunadeextremadura.com http://www.latribunadelreinodevalencia.com http://www.latribunademalaga.com




Mujeres en defensa de Josele Sánchez




Volver a “La Crispación”