Coorea gana en Ecuador

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
urotero

Coorea gana en Ecuador

Mensajepor urotero » Lun 27 Abr, 2009 11:38 am


Correa celebra su reelección en Ecuador sin esperar los resultados oficiales


[flash width=550 height=405 loop=false]http://www.rtve.es/swf/mediaplayer.swf?image=http://www.rtve.es/resources/jpg/7/8/1240801759287.jpg&folder=http://www.rtve.es/swf/flvplayer/&file=http://www.rtve.es/resources/TE_PESPAN/flv/7/4/1240800572147.flv&showOptionEmbed=false[/flash]

* El 11,46% del escrutinio oficial le confirman ganador
* El presidente agradece a los ecuatorianos un nuevo "un apoyo histórico"
* Según los sondeos gana en una sola vuelta, algo que no ocurría desde hacía 30 años
* La oposición no acepta estos resultados previos y prefiere esperar a los oficiales


RTVE.ES / REUTERS QUITO 26.04.2009
Rafael Correa, jefe del Estado y candidato en las elecciones que se han celebrado este domingo en Ecuador, celebra su victoria sin esperar los resultados oficiales, que, con el 11,46% de los votos escrutados, le confirman ganador. Los sondeos le otorgan más del 50% de los votos en una sola vuelta, algo que no ocurría hacía 30 años.

El recuento oficial de la elección presidencial efectuada por el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador supone 5.184 de 45.246 mesas. Correa, que aspira a la reelección supera al ex mandatario y cabeza de la oposición Lucio Gutiérrez, que alcanza el 31,63% de votos, según los resultados preliminares difundidos por el CNE.

De acuerdo con los sondeos, en los que se daba por hecho que Correa lideraría los resultados, el jefe de Estado, cabeza del movimiento Alianza País, ha obtenido entre el 54% y el 56%, seguido por Lucio Gutiérrez, del partido Sociedad Patriótica, con un porcentaje de entre el 19% y el 31%. Gutiérrez ha señalado que esperará a conocer los resultados oficiales antes de aceptar la victoria del presidente.

En sus primeras palabras, Correa, desde Guayaquil, ciudad en la que ha conocido los resultados y donde parece haber perdido las municipales, ha agradecido a los ecuatorianos la confianza que le han vuelto a dar, "un apoyo histórico". Ha prometido que su "opción preferencial (en el nuevo mandato) son los pobres y los más débiles". Tras votar en un colegio de Quito, la capital del país,ha asegurado que si el pueblo lo apoyaba en las urnas continuaría con la construcción de la "patria grande" que, a su juicio, debe ser Latinoamérica.

Correa aspira a tener el control del Parlamento con el apoyo de varios legisladores del partidos de izquierda, y ha adelantado que no hará acuerdos con el ex presidente Lucio Gutiérrez ni sus principales rivales en los comicios.

Celebración temprana

Al conocer los resultados oficiosos, Correa se ha abrazado con sus correligionarios mientras, a coro, entonaban una melodía creada para la ocasión: "Correa, una sola vueeeelta...Ecuadoor". Al ganar no se requiere de la segunda ronda, que estaba prevista para el 14 de junio, cuando de todos modos los ecuatorianos acudirán a las urnas pero para la designación de los representantes de las juntas parroquiales y los parlamentarios andinos.

Alrededor de un 50% de los 103.374 ecuatorianos residentes en España convocados han participado en estas elecciones, un "porcentaje de participación bastante mayor que en citas anteriores", según ha asegurado el cónsul de Ecuador en Madrid, Gustavo Mateus.

Seis victorias consecutivas

Correa, que entró en la arena política en el 2005, escribe una página más en su libro de triunfos electorales, pues el respaldo del pueblo a este economista de 46 años, se ha repetido en cada una de las seis últimas convocatorias a elecciones desde el 2006.

En ese libro se registran las elecciones del 15 de octubre del 2006, que tuvieron su segunda parte el 26 de noviembre puesto que en la primera ninguno de los candidatos logró el número de votos suficiente y, en la segunda, venció Correa. Un nuevo respaldo logró el 15 de abril del 2007 cuando se decidió en consulta popular redactar una nueva Carta Magna, y mayor apoyo tuvo en las elecciones para elegir a los miembros de la Constituyente encargados de hacerlo.

Una vez redactada la nueva Constitución, los ecuatorianos le dieron su respaldo en referéndum el pasado 28 de septiembre, frente a las tesis de la oposición. El texto, que permite la reelección por un período consecutivo, exigía la convocatoria de comicios generales, en los que este domingo Correa ha vuelto a derrotar a la oposición.

En el 2006, cuando Correa asumió el poder, los partidos políticos tradicionales, como el Social Cristiano, el Roldosista Ecuatoriano y la Izquierda Democrática, entre otros, tenían amplia influencia en la arena política del país.

La llegada de Correa al poder marcó un cambio en el tablero electoral, caracterizado por la pérdida de espacio de los partidos tradicionales, el aislamiento a grupos sociales antes influyentes, como la Confederación de Nacionalidades Indígenas, y la entrada en la palestra política de nuevos actores sociales. También marcó un cambio en la relación de los medios de comunicación con el jefe de Estado, pues Correa ha criticado duramente a cierta prensa acusándola de ser portavoz del esquema neoliberal con el que, a su criterio, se ha gobernado en favor de la elite y en detrimento de los más pobres.

Correa se ha enfrentado a la influencia del llamado "quinto poder" con las mismas armas y, en su programa semanal, que se transmite por varias radios del país, informa sobre sus labores y proyectos, y es la palestra para responder o atacar a sus adversarios políticos.

La oposición critica lo que considera un abuso de Correa de los medios para promocionarse, pero el Gobierno argumenta que es una "obligación" del mandatario informar sobre sus labores al "mandante", es decir, el pueblo, y que no exige a nadie transmitir su informe semanal. La oposición se ha encontrado ahora frente a un muro difícil de franquear con Correa, que no da tregua en su ataque a lo que él llama "partidocracia" y medios de comunicación "corruptos".

El Gobierno dice que respeta la opinión ajena y recuerda que no ha clausurado ningún medio de comunicación ni ha ordenado el encarcelamiento de quienes disienten con la administración, ni de quienes ha escuchado varios epítetos y duras críticas.

La mirada política se vuelve ahora hacia la Asamblea Nacional donde la oposición busca refugiarse para enfrentarse a Correa, aunque aún no está clara la conformación de la misma.



Volver a “La Crispación”