LIBERALES

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

LIBERALES

Mensajepor Invitado » Lun 18 Abr, 2016 1:35 am


Miguel Anxo Bastos - Solo se sale de la pobreza con el capitalismo.

Avatar de Usuario
Invitado

LIBERTARIOS

Mensajepor Invitado » Jue 05 May, 2016 11:36 pm

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

LIBERALES

Mensajepor Invitado » Mié 29 Jun, 2016 6:36 pm


Mario Vargas LLosa , Heidelberg Junio 17 2016
Discurso tras recibir la medalla Hayek como reconocimiento a su inestimable y valiente compromiso, en medio de entornos adversos, con la defensa de las ideas liberales, tanto a través de su obra literaria como a través de su entrega en la vida política.

Avatar de Usuario
Invitado

LIBERALES

Mensajepor Invitado » Mar 05 Jul, 2016 4:26 pm


Discurso de Nigel Farage tras BREXIT de UKIP en el Parlamento Europeo
Los líderes del Parlamento Europeo discutieron las consecuencias de Brexit para la UE, de cómo deberán reagruparse los miembros restantes de la UE tras la noticia, y las posibles sanciones para el Reino Unido después de la votación, que según informes, se discute, para disuadir a que otros miembros salgan de la unión.

Avatar de Usuario
Invitado

LIBERALES

Mensajepor Invitado » Mar 05 Jul, 2016 6:26 pm


La verdad sobre la banca central y las crisis recurrentes | Steve Patterson
Cómo los bancos centrales destruyen la economía manipulando los tipos de interés o precio del dinero.



Cuando la competencia se extingue | Matt Mitchell
¿Cómo puede compararse una competencia para encontrar huesos de dinosaurios con ejercer presión sobre el gobierno?

En el siglo XIX, Edward Cope y Marsh Otoniel compitieron para encontrar huesos de dinosaurios. Lo que comenzó como una competencia sana que los llevó a perfeccionarse con el tiempo, condujo a los dos científicos a trabajar activamente uno contra otro, incluso hasta el punto de destruir los huesos de dinosaurio a fin de que que su competidor no pudiera llegar a ellos. Este tipo de competencia, que quita oportunidades a los competidores o busca privilegios especiales, es llamada por los economistas "búsqueda de rentas". Es cuando los intereses especiales tratan de ejerciendo presión sobre el gobierno para obtener un tratamiento especial para sí, y normas más duras para sus competidores. Algunos ejemplos recientes incluyen rescates del gobierno a las empresas como GM y Citigroup, o subsidios directos a la agroindustria de escala.

El Dr. Matt Mitchell, del Mercatus Center de la Universidad George Mason explica cómo este comportamiento de búsqueda de privilegios destruye la riqueza, de igual modo que la competencia desleal y la dinamita destruyeron unos huesos de dinosaurio de incalculable valor.

Avatar de Usuario
Invitado

LIBERALES

Mensajepor Invitado » Lun 06 Feb, 2017 3:15 pm

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

LIBERALES

Mensajepor Invitado » Lun 06 Feb, 2017 4:12 pm



Antonio Escohotado, entrevistado por Federico Jiménez Losantos

Encuentro memorable entre el presidente de LD y el célebre filósofo con motivo de la culminación de Los enemigos del comercio: una historia moral de la propiedad, hito intelectual de nuestro tiempo.

Tarde de cafés y cervezas en Madrid de dos pensadores. Mano a mano, Federico y Escohotado mantienen tres charlas-entrevistas únicas, una por tomo de la trilogía, analizando en profundidad los orígenes de la propiedad privada, del comercio y de la libertad individual. Pero sobre todo identificando a aquellos líderes que han atentado de forma feroz y criminal contra estos derechos bajo la bandera del comunismo.

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Por qué soy liberal

Mensajepor Invitado » Mar 07 Feb, 2017 8:42 pm


Tertulia económica: "Por qué soy liberal" de Diego Sánchez de la Cruz

El capitalismo es la mejor forma de garantizar el bienestar de todos

Este manifiesto a favor de la economía de mercado lleva días entre los libros más reservados de sus categorías de Amazon


Hoy martes 7 de febrero sale a la venta el nuevo libro de Diego Sánchez de la Cruz. Lleva por título "Por qué soy liberal" y, según explicó el autor en la tertulia económica de En Casa de Herrero, se trata de "un manifiesto sin complejos a favor del mercado, que es la mejor herramienta para garantizar el bienestar y el progreso de todos".

El ensayo está dividido en tres grandes bloques. Según explica el autor, "el primero, titulado La Revolución del Bienestar, muestra que los países más capitalistas son también los que disfrutan de una mejor calidad de vida. Su lectura pone de manifiesto que el mundo va a mejor, pero que ese progreso no es homogéneo. Y esa desigualdad ocurre porque en las economías liberales hay más PIB per cápita, menos pobreza, mejor conservación del medio ambiente, más innovación y emprendimiento, mejores instituciones democráticas, menos corrupción... Todo lo contrario a lo que vemos en los modelos opuestos".

Imagen
En el segundo bloque, titulado La Rebelión del Malestar, el colaborador de Libertad Digital aborda las cinco grandes amenazas que, en su opinión, enfrenta hoy la economía de mercado: "el populismo, el declinismo, el igualitarismo, el pobrismo y el anticapitalista". De especial brillo es el segmento dedicado a la desigualdad, el nuevo tema estrella de los enemigos del mercado.

Por último, el tercer bloque del libro lleva por título La Respuesta Liberal y consiste en un amplio abanico de reformas orientadas a crear empleo, liberalizar los servicios públicos, reducir los impuestos y el gasto… "Creo que he puesto por escrito lo que podría ser un programa de gobierno, porque he planteado medidas que parten desde un cierto pragmatismo y que abogan por solucionar con originalidad los problemas en los que nos ha metido el exceso de intervención estatal en la economía. No quiero que se diga que el liberalismo es utópico, al revés, es perfectamente aplicable y aquí lo demuestro con sugerencias aplicables a los impuestos, el gasto, la sanidad, la educación, las pensiones, el mercado de trabajo...", explica.

Liberalismo sin complejos

En el libro, Sánchez de la Cruz denuncia que "se busca el descrédito de las ideas liberales apuntando que la búsqueda del beneficio conduce a la avaricia y al egoísmo, pero, en realidad, en una economía abierta y competitiva, lo que vemos es que el lu­cro solamente puede llegar sirviendo a los demás. Uno puede enriquecerse, sí, pero esa riqueza es inseparable del beneficio que obtiene la sociedad gracias a los emprendedores. Por eso, la economía de mercado es la que más se basa en las personas, porque en vez de llevarnos hacia la arbitrariedad planificadora de los modelos socialistas e intervencionistas, la toma de decisiones está mucho más descentralizada. Por eso, el desarrollo del mercado es inclusivo por definición y, a escala mundial, ha dado pie al ensanchamiento de las clases medias y la reducción de la pobreza".

"Por qué soy liberal" compara la libertad económica de las comunidades autónomas para mostrar las grandes diferencias que se dan entre los territorios menos intervencionistas y los que otorgan un papel más relevante al sector público. "El libro enseña que las regiones que han liberalizado su economía tienen menos deuda pública, más I+D, menos esfuerzo fiscal, más creación de nuevas empresas, menos economía sumergida, mejores resultados educativos, menos desigualdad…", explica el autor antes de añadir que las comunidades más liberales tienen 10.000 euros más de renta per cápita que las regiones más intervencionistas.

El libro también analiza el perfil de nuestros cargos públicos, con ánimo de denunciar la profesionalización de la política. "El 70 por ciento de los ministros nombrados desde la Transición hasta 2015 no han tenido previamente ningún tipo de experiencia en el mundo de la empresa", señala el periodista económico.

Avatar de Usuario
figurita repetida

LIBERALES

Mensajepor figurita repetida » Mar 07 Feb, 2017 8:53 pm

ya .... liberales para las ganancias y socialistas para las perdidas. ya estais muy vistos ........

Avatar de Usuario
Invitado

LIBERALES

Mensajepor Invitado » Sab 11 Feb, 2017 2:50 pm



Antonio Escohotado, entrevistado por Federico Jiménez Losantos (Parte 2)

Segunda parte del encuentro memorable entre el presidente de Libertad Digital y el célebre filósofo con motivo de la culminación del libro "Los enemigos del comercio: una historia moral de la propiedad", hito intelectual de nuestro tiempo.

Tarde de cafés y cervezas en Madrid de dos pensadores. Mano a mano, Federico y Escohotado mantienen tres charlas-entrevistas únicas, una por tomo de la trilogía, analizando en profundidad los orígenes de la propiedad privada, del comercio y de la libertad individual. Pero, sobre todo, identificando a aquellos líderes que han atentado de forma feroz y criminal contra estos derechos bajo la bandera del comunismo.

Avatar de Usuario
Invitado

LIBERALES

Mensajepor Invitado » Mié 15 Feb, 2017 11:47 pm



La naturaleza del hombre y del Estado, desde el anarcocapitalismo

Albert Esplugas


Algunos liberales minarquistas blanden la naturaleza del hombre como razón apodíctica contra la viabilidad de unasociedad sin Estado. Arguyen que el anarco-capitalismo a lo sumo sólo sería factible si todos los hombres fueran “buenos” o “pacíficos” por naturaleza, pero puesto que no lo son el Estado es necesario para controlarlos y contener así sus querencias agresivas. Los anarquistas de mercado son de este modo acusados de obviar la importancia de la naturaleza humana o furtivamente equiparados con los comunistas que ansían forjar un hombre nuevo que sea compatible con su particular idea del paraíso en la tierra.

Lo cierto es, no obstante, que los anarco-capitalistas no pasan por alto la naturaleza humana ni apuestan en absoluto por reformarla. Tales críticas, que atacan un mero hombre de paja, provienen de un conocimiento superficial de las tesis sostenidas por aquellos unido, en ocasiones, al afán por desacreditar una postura que se rechaza sin ulterior análisis, casi instintivamente, como si la cuestión fuera auto-evidente.

Como dijera Hayek en relación con el liberalismo clásico, se trata de “un sistema social que no depende para su funcionamiento de que encontremos hombres buenos que lo dirijan, o de que todos los hombres devengan más buenos de lo que son ahora, sino que toma al hombre en su variedad y complejidad dada”. El anarco-capitalismo, como el minarquismo en los ámbitos en los que demanda la no-intervención del Estado, no se adhiere a ninguna concepción específica de la naturaleza del hombre, sino que la asume como algo dado, sea cual sea ésta. Proclama que la libertad plena, una sociedad de relaciones voluntarias-contractuales, la ausencia de agresión institucionalizada, es deseable sea la naturaleza humana vil, benigna o cualquier combinación de ambas.

El motivo por el cual los detractores tildan de ingenua esta postura es porque de algún modo presumen que una sociedad sin Estado es una sociedad indefensa frente a las tendencias criminosas de numerosos individuos. Pero el anarco-capitalismo propugna una sociedad sin Estado, no una sociedad sin ley y orden. No propone que la ley, los tribunales, los jueces, la policía, las prisiones, el ejército… desaparezcan, sino que sean privatizados, que los servicios de justicia y gendarmería sean comprados y vendidos libremente en el mercado, de modo que cada cual pague por aquello que quiere y la protección de las personas y sus propiedades deje de responder a intereses políticos y pase a ajustarse a los deseos de los consumidores. El por qué el hecho de que haya gente con inclinaciones agresivas exige que haya una sola “agencia de protección” con jurisdicción sobre un territorio en lugar de múltiples agencias compitiendo entre ellas en ese mismo territorio es algo que los críticos deberían explicar, porque en absoluto resulta auto-evidente.

Los delincuentes son (ineficientemente) reprimidos por el Estado pero, ¿quién reprime al Estado, el más sistemático de los agresores? Lo que erróneamente achacan al anarco-capitalismo es, pues, lo que sucede con el Estado: nadie aplaca sus tendencias agresivas. En un escenario anarco-capitalista, sin embargo, las empresas de protección/justicia no sólo perseguirían a los (auténticos) delincuentes de forma más eficiente, sino que además se chequearían mutuamente. Si una agencia ofreciera un mal servicio o se volviera despótica de la noche a la mañana los clientes acudirían a la competencia y aquélla se quedaría sin fondos. Pero no podemos cambiar de “proveedor” si el Estado sube los impuestos o dispensa un mal servicio.

El argumento de la naturaleza humana puede parcialmente extrapolarse a otro nivel: si el Estado es necesario porque hay elementos sociales agresivos, ¿es necesario un gobierno mundial por el hecho de que hay Estados nacionales abiertamente tiránicos? Hoy al menos los Estados se “chequean entre ellos” en cierta medida (la gente aún puede elegir con los pies emigrando) ¿Pero quién chequearía al gobierno mundial? Y si es mejor tener muchos Estados que uno solo, ¿por qué no es mejor que haya múltiples agencias de protección en un territorio en lugar de una?

Por otro lado, el Estado lo conforman hombres, ¿por qué iban a ser los gobernantes menos malvados que los gobernados? ¿Por qué el supuesto de que el hombre es malvado por naturaleza es una razón para centralizar el poder en lugar de dispersarlo? Los individuos no pueden escapar al Estado, pero sí pueden escapar a la empresa de seguridad que se torna agresiva acudiendo a la competencia. La idea, no obstante, de que una empresa de seguridad se vuelva agresiva se les antoja a algunos demasiado insoportable, y en respuesta abogan por una institución que ya es agresiva per se, el Estado. La naturaleza humana, dicen, llevaría a que varios grupos (individuos, mafias, agencias…) agredieran a los individuos pacíficos, así que para protegernos de estos grupos debemos apelar a un “grupo” que ya agrede a los individuos pacíficos sistemáticamente. Extraña lógica.

El Estado, como canal socialmente legitimado para ejercer la coerción, sirve, además, de parapeto a aquellos que por naturaleza buscan imponer sus valores a toda la sociedad. No es casualidad tampoco que tiendan a ser los individuos más innobles los que alcanzan posiciones de autoridad. La política atrae a los ávidos de poder y la competencia electoral, contrariamente a la del mercado, premia a los demagogos y a los que seducen con engaños a la ciudadanía. En un escenario anarco-capitalista nadie podría ampararse en el Estado para camuflar sus inclinaciones dominadoras, de modo que se desincentivaría la agresión sistematizada. Nadie agrediría a terceros y osaría decir que lo ha hecho por el bien común o para proteger de otras agresiones a las víctimas.

Como señala el anarco-capitalista David Friedman, “una utopía que sólo fuera viable en una sociedad de santos es una visión peligrosa; no hay suficientes santos”. En este sentido el anarco-capitalismo no requiere más santos que el Estado mínimo, acaso menos. Sea cual sea la naturaleza del hombre, ésta no constituye una objeción a un sistema de ley policéntrica. Un libre mercado de servicio de protección, y no un monopolio de la fuerza agresivo en sí mismo, debe ser la respuesta a las querencias violentas de un segmento de la población.

Avatar de Usuario
Invitado

Antonio Escohotado, entrevistado por Federico Jiménez Losantos

Mensajepor Invitado » Vie 17 Feb, 2017 5:54 pm



Antonio Escohotado, entrevistado por Federico Jiménez Losantos (Parte 3)

En esta tercera y última entrega Federico Jiménez Losantos y Antonio Escohotado charlan sobre el comunismo y sus consecuencias. Encuentro memorable entre el presidente de Libertad Digital y el célebre filósofo con motivo de la culminación del libro "Los enemigos del comercio: una historia moral de la propiedad", hito intelectual de nuestro tiempo.

Avatar de Usuario
Invitado

Pablo Iglesias con Antonio Escohotado

Mensajepor Invitado » Mar 25 Abr, 2017 3:58 pm


Otra Vuelta de Tuerka - Pablo Iglesias con Antonio Escohotado

Avatar de Usuario
Invitado

LIBERALES

Mensajepor Invitado » Mar 25 Abr, 2017 11:29 pm

Antonio Escohotado alfabetiza a Pablo Iglesias: "¿Ves alguna diferencia seria entre bolcheviques y nazis?"

El líder de Podemos y el pensador, autor de Los enemigos del comercio, debaten sobre drogas, comercio, capitalismo y... comunismo.


El programa de entrevistas que mantiene el líder de Podemos, Otra Vuelta de Tuerka, emitió el pasado lunes un cara a cara entre Pablo Iglesias y el pensador y profesor universitario Antonio Escohotado, donde, entre otras cuestiones, se trató el tema de las drogas, pero también el comunismo y el capitalismo al hilo de la trilogía Los enemigos del comercio, su última obra.

Escohotado, que en su juventud se aproximó al comunismo que hoy todavía defiende Iglesias, alecciona al máximo dirigente de Podemos en materia política y económica. A continuación, se muestran algunas de las perlas que deja tras de sí la entrevista...


- Iglesias: ¿Cómo era ese ambiente contradictorio, extraño de Ibiza y los hippies en los años 70?

- Escohotado: Todos éramos comunistas [...], lo que pasa es que todos éramos comunistas digamos drop outs [renegados] del comunismo. Todos estábamos ya claramente horrorizados no ya ante Stalin, sino ante lo que tocaba entonces, Brézhnev… Allí es donde nos desbravamos. Allí es donde nos dimos cuenta de que el ejemplo de la planificación central era demencial. De alguna manera, nos dimos cuenta por nuestras propias vidas.


Nos dimos cuenta de que el ejemplo de la planificación central era demencial. Lo de la mano invisible de Smith tenía más fundamento del que pensábamos"


Es decir, como fuimos saliendo cada cual adelante, cada cual con lo suyo –muchas veces fuera de la ley–, nos dimos cuenta de que, de alguna manera, lo de la "mano invisible" de Smith tenía más fundamento de lo que le habíamos dado. O sea, que la parte de lo inconsciente en el conjunto de las acciones humanas es mucho mayor de lo que pensamos [...] Así nos dimos cuenta de que el "vivir y dejar vivir" era mucho mejor que vivir dando lecciones a los demás, que es lo que llevábamos haciendo.

- Iglesias: ¿Qué habría que hacer con las drogas?

- Escohotado: Derogar la prohibición, igual que se derogó la Ley Seca, derogar la prohibición. Por supuesto, combinarlo con una actividad enérgica de los poderes públicos de información […] Hay que derogar la prohibición. Hay que tener los cojones de derogar la prohibición porque es evidente que si queríamos que hubiera menos usuarios, hay más, si queríamos que hubiera menos distribución, hay más, si queríamos que la adulteración y el precio se sobrepusiesen al deseo de las personas, no lo hemos conseguido –las drogas bajan de precio o se mantienen en el mismo, mientras sube lo demás–… O sea, es ridículo el fracaso de la prohibición…

- Iglesias: Vamos con Los enemigos del comercio.Si he entendido bien la tesis, la tesis sería una defensa del comercio que fundamentaría sus virtudes en dos claves: la primera está asociada a la innovación tecnológica y al consumo; y la segunda, el comercio tendría un elemento, digamos, de tipo civilizatorio en un sentido positivo, de civilidad. El comercio contribuye, digamos, a una suerte de pacificación social...

- Escohotado: Espera, ambas cosas son ciertas, pero el libro no tiene tesis. Yo escribí el libro, como aclaro muy bien en cada prólogo de cada uno de los volúmenes, intentando saber algo, porque es que no sabía nada. Yo he detestado el comercio, sincera y honradamente. Con toda mi alma he detestado el comercio… Hasta que empecé a darme cuenta de que había relaciones voluntarias e involuntarias. La primera involuntaria es haber nacido donde has nacido, el padre y la madre que tienes; la segunda, pues el municipio; la tercera, el país; la cuarta, la religión donde te toca… Todo eso es involuntario.

A mi juicio, el comercio introduce una cancha de relaciones voluntarias, aprovechando el aparato que se puede llamar "derecho contractual", que es una cosa que viene con el civismo –el derecho civil es civismo–. Y, entonces, con ese mundo voluntario pues emergen una serie de cosas que se habían mantenido tapadas, pero mis libros no tienen tesis. Se han ido descubriendo las cosas sobre la marcha.


Estaba equivocado en todo. Yo detestaba el comercio hasta que empecé a darme cuenta de que había relaciones voluntarias e involuntarias"


Lo que pude descubrir es que estaba equivocado en todo […] Estaba desbarrando. O sea, por ejemplo, no me di cuenta de que el mundo antiguo se hundió porque creyó que la esclavitud era buen negocio. Por cierto, que lo pensó igual Stalin. Es decir, que convertir a una población en esclavos y someterla a un "reclutamiento industrial obligatorio", que es como lo llama Lenin, que eso era buen negocio, y que, a partir de ahí, conseguirías tener un país próspero y que la gente tuviese lo que tenía que tener.

[…]¿A dónde van sus ideas [en referencia a Marx y Engels] ¿Qué es esto de la plusvalía? ¿Es cuantificable la plusvalía? ¿Realmente puedes decir que el coste que te pone el crédito y el coste del empresario que saca adelante el negocio, de eso puedes prescindir? ¡Pues lo intentaron! Lo intentaron 80 años, Pablo [en referencia a la URSS]… ¿Y qué salió? Sabemos muy bien lo que salió.

- Iglesias: Lo que salió no fue bonito, pero...

- Escohotado: No, no fue bonito. Fue el hambre.

- Iglesias: Lo que pasa es que eso, digamos, ha ocurrido en otro tipo de sistemas sociales… Ahí, la sensación de la tesis de Ricardo, que no es de Marx, de que la clave del valor es el trabajo…

- Escohotado: Pero es que es una tesis delirante, y yo le dedico en el tomo II casi 80 páginas […] Estás muy equivocado. Por ese mismo criterio, pintar la caseta del perro sería cien veces más caro que comprar una paloma de Picasso. Y resulta que no es verdad […] la teoría de que el valor se vincula con las horas del trabajo pura y simplemente es un dislate. Renuncia a ella […] Te olvidas de dos factores productivos, como el empresario y el financiador, que, amigo mío, si tú no das un premio por ahorrar, ¿por qué unos van a ahorrar y otros no?


La tesis del valor trabajo es delirante. Estás muy equivocado. Por ese criterio, pintar la caseta del perro sería más caro que un cuadro de Picasso"



- Iglesias: Hay una cosa que es innegable. Y es que en nombre del comunismo se han llevado a cabo monstruosidades...

- Escohotado: Las mayores de toda la historia.

- Iglesias: Eso yo creo que se podría discutir, pero..

- Escohotado: Yo creo que después de los tres volúmenes [en referencia a su obra] no.

- Iglesias: No sé si es un problema de mayores o menores monstruosidades. Las monstruosidades son injustificables se hagan en nombre de lo que se hagan. Pero también en nombre de Cristo se han hecho enormes monstruosidades […] Pero, por ejemplo, el desarrollo del capitalismo es indisociable de la colonización…

- Escohotado: No es cierto tampoco a mi juicio, perdona que te diga. O sea, los americanos, que es el país al que se considera imperialista, tuvieron la más horrible, espantosa y demoledora guerra con la gran potencia de su tiempo, que era Inglaterra […] Lo que los americanos quieren es tener puestos comerciales por el mundo, pero no colonias. En cambio Rusia, que siempre ha tenido colonias y que ha vivido de eso y de la expansión para controlar el oro interno […] Se dice que es imperialista [EEUU] al que es anti imperialista por natura. Los americanos odian las colonias. Acuérdate del texto fundacional de Washington al despedirse, dice 'por Dios, recuerden que somos aislacionistas' […]

El sistema político que menos medios coactivos utiliza de todos los recordados en la costra terrestre, que es mucho, es el capitalismo porque se basa en el interés en vez de basarse en la obligación.


El capitalismo es el sistema que menos medios coactivos utiliza de todos los recordados en la costra terrestre porque se basa en el interés, no en la obligación"



- Iglesias: Bueno… El único país que ha utilizado armas nucleares contra otro país fue EEUU, que lanzó dos bombas nucleares en Japón sin necesidad militar…

- Eschotado: Truman lo explicó y los propios japoneses lo han reconocido. Los japoneses son el país del mundo, después de Taiwan, que más admiración tiene por los americanos, como sabes. Les aman. Consideran que el modelo americano es bueno. Tanto Hirohito como MacArthur como Truman, que son los tres grandes actores de aquel momento, dicen: 'Es verdad –dice Hirohito–, si llegamos a resistir no hubieran muerto los 200.000 que murieron por las bombas nucleares, hubieran muerto dos millones, incluyendo 200.000 americanos, porque no se rendían. Nosotros habíamos dado órdenes de defenderse con arma blanca cuando se acabasen los explosivos y las armas de fuego'… Entonces, qué esperar, ¿dos años más de penetrar con las tropas?

- Iglesias: Dos bombas nucleares.

- Eschotado: Las bombas nucleares, Pablo, es evidente que son las que han mantenido la paz 80 años hasta ahora. Sin bombas nucleares, la paz no se habría mantenido porque nunca hemos tenido hasta ahora un período en la historia universal…

- Iglesias: Es posible.

- Escohotado: No, no es posible. Es la puta verdad.

- Iglesias: Puede ser, pero lo cierto es que los únicos que han utilizado armas nucleares contra otro país son los EEUU, y eso es una monstruosidad objetivamente […] A la hora de diagnosticar, digamos, a qué han estado asociadas las monstruosidades en la historia, creo que es difícil encontrar sistemas políticos en cuyo nombre no se hayan hecho verdaderas monstruosidades.

- Escohotado: No, pero nada comparable a lo que ha sucedido con los grandes "saltos adelante", como tú mismo sabes [...] Los grandes saltos adelante son, así, comprimidos en el tiempo, las salvajadas más brutales. Y, además, encima, las hipocresías y las mentiras más fuertes que jamás se han repartido porque, en vez de saltar hacia adelante, lo que hacía es huir de manera vergonzosa…


Los grandes saltos adelante son las salvajadas más brutales que ha conocido la historia"


- Iglesias: Correcto, pero cuando hablas en tu libro del nacional socialismo… Una de las características del nazismo en Alemania, que está asociado además al asesinato y exterminio de siete millones de judíos y de unos cuantos millones de opositores políticos y de gitanos y de testigos de Jehová […] es una magnifica relación del III Reich con buena parte de las empresas más importantes de Alemania, y, de hecho, el proyecto político de Hitler era saludado por los británicos durante mucho tiempo como la mejor vacuna frente al comunismo en Europa […] Con lo cual, el horror del nazismo no era en ningún caso incompatible con un modelo de acumulación de tipo capitalista.

- Escohotado: Pablo, te acordarás que el primer año y medio de la guerra la hacen juntos la Unión Soviética y Hitler […] Desde el 39 hasta el 41, la guerra la declaran los ingleses, los franceses… ¿A quién? No a Hitler, a Hitler y a Stalin, porque juntos han invadido Polonia y ésa es la causa de la guerra. ¿Tú ves alguna diferencia seria entre bolcheviques y nazis?

- Iglesias: Síiii…

- Escohotado: ¿Cuál?

- Iglesias: Muchas diferencias.

- Escohotado: ¿Cuál?

- Iglesias: Para empezar, que hubo unos que le ganaron la guerra a los otros.

- Escohotado: No, no, de principios.

- Iglesias: ¿Ideológicas? Todas las del mundo. ¿De proyecto económico? Todas las del mundo…

- Escohotado: Pero Hitler es el primero que dice que no hay propiedad y que lo primero es establecer la raza, pero después hay que acabar con la propiedad. Hitler es socialista, ¿o no lo reconoces?

- Iglesias: Los primeros que elimina Hitler en Alemania es a los comunistas alemanes, que son su principal enemigo [...]

- Escohotado: […] Pero es Stalin el que le dice a Thälmann [líder comunista alemán] 'pacta con Stalin' […] Los estatutos de la Gestapo se calcan de los estatutos del KGB, como sabes; Göring es un ferviente partidario de Dzerzhinski, el creador de la checa… Estos son hechos establecidos, indiscutibles […]

El bolchevismo, como no obtuvo el milagro alemán que permitió a Goebbels repartir radios y Volkswagen y vacaciones pagadas, como hicieron desde el 33 hasta el 38 los nazis, hasta que ya les abrumó el gasto militar y entonces empezaron a pasar hambre, igual que los bolcheviques… Pues entonces, claro, la diferencia entre la propaganda roja y la propaganda nazi era que, bueno, unos como que tenían más cosas que ofrecer, y los otros, sin embargo, tenían todo el espíritu, toda la moral, todo el sentido de la humanidad a su favor, y era decir 'nosotros somos humanistas, vosotros sois unos salvajes racistas'… Ahora… Por socialistas, ¡ninguna diferencia! Los dos eran socialistas. Hitler estaba contra la propiedad privada tan claramente como…


Bolcheviques y nazis eran socialistas. Hitler estaba contra la propiedad privada. En el Mein Kampf lo dice clarísimo"



- Iglesias: Pero si protegió a las grandes empresas...

- Escohotado: Claro, para sacar adelante su guerra, su victoria y su no sé cuantos... Pero en el Mein Kampf lo dice clarísimo: primero hacemos lo de la raza y el triunfo, y luego hacemos lo de la propiedad. Léase el Mein Kampf.

- Iglesias: Pero los grandes propietarios alemanes siempre apoyaron a los nazis.

- Escohotado: No, los grandes propietarios se fueron la mayoría […] No, no es cierto. En todo eso yo estaba equivocado, hasta que me puse a investigarlo. Estaba equivocado. Me había acogido, digamos, al tópico dominante, y me había dejado llevar…



Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16748
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: LIBERALES

Mensajepor Assia » Mié 26 Abr, 2017 2:13 am

No he escuchado la entrevista ni he leido todo lo colgado. Es cierto que hubo 1 pacto entre Stalin y Hitler pero ese pacto se rompio y Stalin se unio a Churchill y Roosevelt en la II Guerra Mundial contra Hitler. A mi nadie me convence que Hitler era socialista, hace tiempo pregunte a unos vecinos alemanes que tenia y me dijeron que ''NAZI'' queria decir: nacionalismo. Eso es lo que era Hitler 1 nacionalista que solo queria persevar la raza alemana. En fin, cada cual o cada quien puede pensar como le de la gana. Pero no olvidmos que Hitler asesino tambien a muchos social-democratas.
Assia




Volver a “La Crispación”