MACHISMO

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
lozana andaluza

MACHISMO

Mensajepor lozana andaluza » Mié 20 Ago, 2008 10:14 pm

Machismo en España.
Querían una “España alegre y faldicorta”

Ahora algunos de ellos se dedican a mofarse groseramente de las ministras de Zapatero

Estuve ayer –en uno de los cursos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en Santander- debatiendo sobre periodismo con algunos colegas y personas ajenas a este oficio o profesión. Puse como modelo a seguir a los dos periodistas que Julio Verne incluyó en su libro Miguel Strogoff, publicado a finales del siglo XIX. Uno era inglés, Henry Blouant, y el otro, francés, Alcides Jolivet.
Los describe tan célebre novelista como dos reporteros “apasionados del periodismo”, que “creían desempeñar una importante misión en el mundo”, aunque –puntualiza Verne- “cada uno (…) tenía su manera especial de juzgar los hechos y especialmente sus consecuencias, puesto que cada cual los veía bajo un prisma diferente”.

Vida privada

Julio Verne sostiene respecto a ambos periodistas, y subraya que lo dice “en su honor”, que “ni uno ni otro investigaban ni escuchaban nada referente a la vida privada, y que sólo entraban en acción cuando los intereses políticos o sociales estaban en juego”.

Planteamiento ético

Este planteamiento , fundamentalmente ético del periodismo, por el que abogaba Verne, se encuentra en las antípodas del que desde hace mucho tiempo y cada vez más se practica no únicamente en la prensa calificada como sensacionalista o amarilla -la cual por cierto no existe oficialmente en España, pero sí en la praxis cotidiana-, sino también en la prensa que alardea de calidad y de rigor.

El baño de la ministra

¿Tendrá algo que ver el baño de la ministra de Fomento con las cuestiones “políticas o sociales” que están en juego ahora mismo en España? En absoluto, el baño de Magdalena Álvarez en aguas del Mediterráneo pertenece al espacio de privacidad al que tiene derecho cualquier ciudadano o ciudadana de este país.

¿Premio Pulitzer?

¡Menuda exclusiva! Ya hemos conseguido exhibir a la ministra Álvarez en bikini, mientras un aspirante local al Premio Pulitzer titulaba en ABC: “Maleni es nombre de tanga”. Continúa, pues, el coro de machistas rijosos mofándose de las mujeres que son ministras en el Gobierno que preside José Luís Rodríguez Zapatero. Su sentido del humor es garbancero o propio de la sala de banderas en los cuarteles de antaño.

Perillán de la literatura


Fernando Sánchez Dragó, que parece un perillán de la literatura, aventura por escrito que no le “importaría jugar un rato con la Pajín, me conformaría con lo que su apellido sugiere”. Confiesa que le pone Bibiana Aido y precisa que le atraía sexualmente Carme Chacón antes de ser madre.

Viejo verde
Los chistes que cuentan ciertos machos sobre mujeres son, en general, reaccionarios y groseros. A las ministras andaluzas las castigan tipos que se deben de creer todavía amos del cortijo con derecho a pernada. O sueñan, como el tal Dragó, con fantasías eróticas de viejo verde.

La lozana andaluza

No ha desaparecido del imaginario colectivo de tantos machos de derechas aquella Lozana andaluza que escribiera en la Venecia de 1528 el clérigo español Francisco Delicado. La historia de esa prostituta de prostíbulos de todo género fue llevada al cine en 1983 y fue Norma Duval –la que fuera musa popular del aznarismo- la protagonista.

El reposo del guerrero

Les enoja el principio de igualdad y abominan de las cuotas. Esta derecha es viril y no se anda con chiquitas. Uno de sus iconos de los conservadores fue durante años José Antonio Primo de Rivera, el fundador de la Falange. “Queremos una España alegre y faldicorta”, repetía a menudo. ¿Faldicorta? Sí, claro, y cuanto más cortita la falda, mejor, pensarían los patriotas de camisa azul y correaje. España era también una unidad de destino en lo universal y la mujer, el reposo del guerrero.

Avatar de Usuario
Obse
Regadera
Regadera
Mensajes: 2427
Registrado: Vie 04 Jul, 2008 5:11 pm

Mensajepor Obse » Jue 21 Ago, 2008 1:39 pm

elplural.com

Imagen


Patente de corso para lo sexista y lo soez...

Dragó: "No me importaría jugar un rato con la Pajín, me conformaría con lo que su apellido sugiere"

V.V.

Fernando Sánchez Dragó ha abandonado su faceta televisiva al frente del Diario de la noche, pero eso no le impide seguir mostrando, esta vez desde las páginas de El Mundo su lado más soez y machista. Sus víctimas esta vez han sido algunas de las mujeres del equipo de Zapatero. Bibiana Aído, Leire Pajín y Carme Chacón forman parte, al parecer, de las fantasías del escritor.



La inclusión de Bibiana Aído en una lista de las españolas más guapas dio pie a Sánchez Dragó para dejar volar sus fantasías con parte del equipo femenino del Gobierno. En su columna del diario El Mundo les dedica lo que él considera “piropos blancos”, que “no ofenden”. Pero no son estos piropos meras alabanzas a sus cualidades, sino más bien burdas proposiciones sexuales.

"Jugar un rato" con Leire Pajín
Según el texto, Aído es “una de las cuatro españolas que más le ponen”, y no le hubiera importado tener una aventura con Chacón, eso sí, “antes de quedarse encinta”. Sin embargo, el comentario más soez y grosero es sin duda para la secretaria de Organización socialista. “Tampoco me importaría jugar un rato con la Pajín (me conformaría con lo que su apellido sugiere)”, apunta en la columna.

¿"Les hace tilín"?
Además, no se corta al asegurar que ellas estarían encantadas con la idea: "Lo mismo también a ellas les hace tilín y les da morbo cepillarse a un adversario. Seguro que me tienen por facha, pero los polos opuestos se atraen y los extremos se tocan. ¿Nos tocamos?", aventura.

Numerosas críticas machistas

Las ministras ya recibieron numerosas críticas machistas al ingresar en el Gobierno el pasado mes de marzo y, lamentablemente, muchos siguen permitiéndose el lujo de arremeter contra ellas por el simple hecho de ser mujeres. Que se lo pregunten a la ministra de Fomento, objeto de burla de la derecha más rancia estos días a raíz de sus vacaciones en la playa.


A esto le llamo yo crítica política :shock:, pero que se puede espera de un mediocre escritor, pedante y relamido. Un estómago agradecido de la Espe -la derecha también tiene sus "titiriteros :lol:- no nos queda más que reirnos no con él, de él por supuesto :mrgreen:.
Este Adonis del sexo tántrico se considera deseable por el morbo que despierta :shock: :shock: :shock: tiene atenuantes... creo que es de tanto "joder" hacia adentro :lol:
PD: Pero este Bustamante literario no se largaba de España si ganaba ZP???
El que corra menos que yo que se dé por jodido...

Avatar de Usuario
UNIXES

Mensajepor UNIXES » Mié 30 Dic, 2009 1:22 pm

Imagen

Se traga que Bibiana Aído pretende crear aseos unisex y la suspende por ello

Aguirre convierte una inocentada de La Gaceta en un asunto de Estado

ELPLURAL.COM

“Esperanza Aguirre está tan acostumbrada a mentir, que le cuesta diferenciar entre la realidad y la ficción”. Es la única explicación que encuentra el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, a la enorme metedura de pata de la lideresa, que se tragó literalmente la inocentada que publicó La Gaceta en portada el 28 de diciembre, en la que se decía que la ministra de Igualdad pretendía imponer en el ministerio los aseos unisex. Un día después de los Santos Inocentes, la presidenta madrileña se ha hecho eco de este importante asunto de Estado para suspender la gestión de Bibiana Aído porque “ahora se va a dedicar a juntar los cuartos de baños de señoras y caballeros que antes separó con un enorme coste para todos los hosteleros”. Una afirmación en la que incurre en dos mentiras: una inocente, y otra de cosecha propia: ¿de dónde se ha sacado que la ministra obligara a los restaurantes a separar los cuartos de baño?


No sólo Esperanza Aguirre ha caído en la inocentada de Intereconomía. La Razón destaca en su página dos, en su sección “La Declaración”, la frase de marras, con foto incluida de la lideresa. Julio Ariza debe estar frotándose las manos en su despacho al ver la trascendencia de su última ocurrencia y cómo su último enemigo (a quien ha declarado la guerra por su alianza con el Vaticano al tiempo que edita el Play Boy), ha picado también cayendo en el ridículo.



Fe ciega en La Gaceta
Aguirre debe ser fiel seguidora de La Gaceta porque no le llamó la atención que fuera el único periódico que publicase una noticia así, que de ser cierta, habría tenido repercusión en otros medios. Tampoco cayó en la cuenta en lo surrealista de la información en páginas interiores donde se explica que algunos “disconformes” del Ministerio con los aseos unisex han aprovechado la decisión de Aído “para elevar un escrito de queja en protesta por la pésima calidad del papel higiénico que se dispensa en los servicios del ministerio”. En otra parte del texto se recoge la queja de dos funcionarios por el estado de las escobillas de los váteres y el compromiso del Ministerio de “reponerlas en breve”. Nada de esto mosqueó a Aguirre y por supuesto se creyó a pie juntillas también su intención de poner una “traje de faralae para le muñequito de las señoras y clásico vestido corto con sombrero cordobés para le de caballeros”, como se recoge textualmente en la información.

Gómez: "Desinforma habitualmente"
Según Tomás Gómez, lo sucedido demuestra “la poca solvencia a la que nos tiene acostumbrados” la presidenta autonómica, “que desinforma habitualmente”.


Crítica en Hora 25
El asunto fue criticado también anoche en la tertulia de Hora 25, en la Cadena SER. En ella participaron los periodistas Juan Carlos Jiménez, Milagros Pérez Oliva, Esperanza Sánchez y Fernando Berlín, que coincidieron en criticar la “falta de rigor absoluto” de la presidenta madrileña. Para Esperanza Sánchez “como inocentada, la broma es machista y lamentable, así como la reacción de Aguirre”. Por su parte, Milagros Pérez Oliva subrayó la sorpresa que le produce que a una persona que ocupa un cargo públic tan importante “no le levantara sospechas la noticia, que cupiera en su imaginario”. En este sentido, la periodista subrayó la “superficialidad” y “ frivolidad” de la presidenta madrileña.

Afán de protagonismo
No es la primera vez que la lideresa se precipita en sus valoraciones. Su afán de protagonismo le llevó hace tres semanas a concluir, sin ningún tipo de prueba, que la agresión a Hermann Tersch había sido por motivos políticos y apuntó, sin nombrarlo, al Gran Wyoming, como responsable intelectual. Que la verdad no te estropee un buen ataque. ¿No es así, Doña Esperanza?


comentario
Doña esperenza es otro ejemplo de mujer florero ... está como la carmen sevilla ... para echar sonrisitas y no se entera de nada...
cuanto chupopteros .. que le mueven los hilos a la marioneta .
claro como es condesa se hizo un pueblo con estacion de AVE en sus terrenos.

Avatar de Usuario
mala imagen

Mensajepor mala imagen » Mar 19 Oct, 2010 12:15 pm

Continúa la pataleta popular por la entrevista de Ana Pastor a Aguirre

El PP denuncia que "una tertuliana" de Los Desayunos de TVE habló bien de Solbes y Felipe González

G.P.

La mala imagen que ofreció Esperanza Aguirre en su reciente entrevista en Los Desayunos de TVE ha crispado a los populares, que siguen lamentándose y culpando a la periodista de lo ocurrido. El portavoz del Grupo Popular en la Comisión Mixta de control parlamentario de Radio Televisión Española (RTVE), Ramón Moreno, denuncia que el cuestionario de aquella entrevista "no lo maquina y retuerce igual" ni el peor enemigo de la presidente regional. Parece que los populares están tan acostumbrados al tono de los numerosos medios de su órbita que Moreno incluso muestra su indignación porque en el mismo espacio de TVE escuchó haces unos días decir a una tertuliana que "con Solbes como ministro de Economía, Felipe González hizo en los tres últimos años de su gobierno políticas similares a estas (las de Zapatero) que arreglaron la situación y se la dejaron limpita al Partido Popular".

http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=51857

Avatar de Usuario
entrevista

Mensajepor entrevista » Mar 19 Oct, 2010 2:19 pm



Entrevista completa a Esperanza Aguirre en 'Los Desayunos de TVE'
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho en los Desayunos de TVE que "está en contra de todos los abucheos", aunque opina que "Zapatero se los merece en el momento adecuado". Considera los que recibió durante el desfile de la Fiesta Nacional "inapropiados e inadecuados", porque llegaron en el homenaje a los caídos. Asimismo, niega que en España exista el tea party, pero afirma que comparte sus ideas. Sobre la polémica con la mujer de Revilla, no ha querido hablar y por otro lado asegura estar "convencida" de que habrá acuerdo para reformar las pensiones. Ha aceptado celebrar un debate cara a cara con Tomás Gómez en TVE.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 23 Oct, 2010 8:40 pm

El PP ve "genéticamente machista" a Rubalcaba

El argumento del secretario general de los conservadores en el Congreso es que el ministro de Interior es "incapaz de proteger a las mujeres maltratadas"


EFE Madrid 23/10/2010 19:51 Actualizado: 23/10/2010 20:12


El secretario general del PP en el Congreso, José Luis Ayllón, considera que el vicepresidente primero, portavoz del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, es "genéticamente machista" porque es "incapaz de proteger a las mujeres españolas de la violencia de género".
http://www.publico.es/espana/343065/el- ... -rubalcaba

:juas:

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 23 Oct, 2010 8:51 pm

Sinde niega el saludo a De la Riva

La ministra de Cultura no asistirá a la Seminci tras las declaraciones machistas del alcalde de Valladolid

AGENCIAS VALLADOLID 23/10/2010 16:10 Actualizado: 23/10/2010 18:56


La ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, no asistirá a la inauguración de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) por las declaraciones del alcalde vallisoletano, Francisco Javier León de la Riva, a quien considera que hay que hacer "el vacío".

González-Sinde, que este sábado visitó el patio del Colegio de Santa Cruz de la Universidad de Valladolid, rechazó el saludo al alcalde a su llegada y, en declaraciones a los medios, anunció su intención de no acudir a la apertura de la Seminci tras las manifestaciones del edil sobre la ministra de Sanidad, Leire Pajín.

La titular de Cultura lamentó "mucho" no asistir al proyectarse una película inaugural "extraordinaria" como 'También la lluvia', de Icíar Bollaín, pero cree que sabrán comprenderlo tanto la directora como el actor Antonio Banderas, a quien se entrega la Espiga de Honor del festival, que considera una celebración "prestigiosa" que trae el mejor cine mundial.

"Me parece que los ciudadanos también tienen que ver que hay actitudes y comentarios que no son tolerables en el juego de la política, podemos tener ideas distintas pero ante todo el respeto es lo primero que debemos mantener en estos puestos y más cuando se habla de cuestiones que afectan a la igualdad", dijo la ministra.

"Hay actitudes y comentarios que no son tolerables"

González-Sinde incidió que "toda la sociedad" tiene muy presente hoy en día que quienes "atacan la dignidad de las mujeres, quienes mantienen maneras de pensamiento y creencias obsoletas y fuera de lo que es la democracia hay que hacerles el vacío".

En este sentido, calificó de "especialmente grave" que se den esas expresiones que "atacan y cuestionan la capacidad y la profesinalidad de las mujeres" cuando se habla de un representante de una institución que debe representar "con dignidad y honor" a todos los vallisoletanos.

La ministra insistió en que encuentra "lamentables" esas expresiones y recordó que además se repiten porque no es la primera vez "tristeente" hace este tipo de observaciones respecto a mujeres que desempeñan cargos en la política y concretó comentarios realizados por el edil cuando la actual secretaria de Estado Soraya Rodríguez era candidata a la Alcaldía de Valladolid.

"Corresponde a toda la sociedad hacer el vacío", dijo González-Sinde, quien confía en que los vallisoletanos, cuando tengan oportunidad de demostrar su "desaprobación" en las urnas también expresen su "descontento" por lo que considera una "falta de respeto" hacia las mujeres como figura de autoridad y en este caso hacia una ministra que representa a "muchas españolas y a muchos españoles". "La igualdad es algo que hay que tomarse muy en serio y más cuando estamos en cargos de responsabilidad"", añadió.

Bollaín y Banderas se oponen a De la Riva


La realizadora Icíar Bollaín y el elenco de También la lluvia, la película que esta tarde abre la Seminci, ha pedido a la organización del festival que el alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva, no salga con ellos en la "foto de familia".

"Los políticos son un modelo y lo que ha dicho ha sido algo muy grave, una inmensa falta de respeto. No procede una foto de familia junto a él como si no pasara nada", ha manifestado Bollaín a los medios informativos antes de la gala inaugural.

La directora se niega a posar con De la Riva "como si no pasara nada"

Bollaín se refería así a las declaraciones hechas por el alcalde el pasado miércoles en una emisora de radio al conocer el nombramiento como ministra de Sanidad de Leire Pajín, de quien dijo: "cada vez que le veo la cara y esos morritos, pienso lo mismo, pero no lo voy a decir".

"Es muy grave que un político diga esas cosas, por eso hemos pedido al servicio de protocolo del festival que no haya ninguna foto" con el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, quien también ostenta el cargo de presidente del Patronato de la Semana Internacional de Cine de Valladolid.

Para Bollaín, posar junto a León de la Riva "sería muy violento", porque ella no desea "que pasara como si no pasase nada, cuando en realidad sí pasa algo".

Un político "puede pensar lo que quiera pero no decirlo alegremente", ha insistido la directora de También la lluvia, la película que representará a España en los Óscar de Hollywood y que protagonizan el mexicano Gael García Bernal y los españoles Luis Tosar, Karra Elejalde, Carlos Santos y Raúl Arévalo, entre otros.

Por su parte, el actor Antonio Banderas considera que las palabras de De la Riva "están fuera de lugar en lo político y en el respeto que deben tenerse los seres humanos". Banderas ha entrado en el debate abierto en torno a las declaraciones del regidor vallisoletano durante la rueda de prensa previa a la gala de apertura de la Seminci, donde recibirá la Espiga de Oro honorífica por su trayectoria profesional.

Antonio Banderas también ha criticado al alcalde


Por esta razón, el actor malagueño ha reconocido que le resultaba "difícil" fijar abiertamente su posición sobre el asunto sin "perder el respeto ni a la ciudad ni al festival". No obstante, Banderas ha remarcado que "en la labor política no sólo cuenta la gestión, sino que va de forma paralela con una responsabilidad pedagógica".

El artista ha insistido en que no pierde el respeto ni a la ciudad ni a la Seminci, pero ha concluido sobre las palabras de De la Riva: "no me han gustado".

Banderas ha estado acompañado en la rueda de prensa por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, quien de este modo ha mantenido su apoyo al festival de cine vallisoletano y al actor.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 23 Oct, 2010 8:56 pm

para los que no saben lo que pasó se lo resumo:
""cada vez que le veo la cara y esos morritos, pienso lo mismo, pero no lo voy a decir". "
y lo que "no lo voy a decir" lo dijo el otro dia otro facha PePon ...
que tenía cara de pelicula porno.

y el machista es el otro ... porque España está lleno de machistas

:pukeright:

Avatar de Usuario
la verdad

Mensajepor la verdad » Sab 23 Oct, 2010 9:04 pm

la verdad no puede ofender. se siente.
soy mujer y no veo el machismo.
:cheerleader :cheerleader :cheerleader

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 23 Oct, 2010 10:36 pm

pues corre a pedir cita en el centro de salud más cercano, seguramente tendrás un exceso de hormona masculina debido a ovarios poliquísticos :lol:

:cheerleader :cheerleader :cheerleader

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 24 Oct, 2010 1:45 am


Óscar López carga "contra el populismo, el fascismo, y las Intereconomías”


Barreda dice que el “nerviosismo” del PP saca lo peor que tiene"


ELPLURAL.COM/AGENCIAS

El presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José María Barreda, tiene su idea particular sobre las declaraciones ofensivas del alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva. “El PP, ante ciertos cambios, personas y símbolos, se pone muy nervioso y saca de dentro lo peor que tiene".

Durante el Comité Federal del PSOE, Barreda ha dicho que a los socialistas les “subleva” la desigualdad y el PP la “justifica”, según Europa Press.

Resolución del PSOE

Precisamente, el PSOE ha adoptado hoy en su comité una resolución en la que exige a los partidos políticos que tomen medidas disciplinarias para apartar de la vida pública a cualquier miembro de su formación que haga comentarios "soeces, sexistas y machistas". Los socialistas han exigido a los partidos una "rectificación inmediata" por parte de los autores de los comentarios y que se adopten las "medidas disciplinarias necesarias para que éstos salgan de la vida pública". Además, han advertido de que el partido se reserva "el derecho de adoptar las medidas judiciales necesarias que procedan en cada caso".

Zapatero: "Cobardía del PP"

Durante el Comité Federal, que ha sido a puerta cerrada, los dirigentes socialistas han criticado unánimemente los insultos del alcalde de Valladolid. El primero en hacerlo ha sido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha criticado la "cobardía" del PP ante estas "intolerables y vergonzosas" palabras. "Va en serio, y hago hincapié en que se aprueba por el máximo órgano del partido entre Congresos", ha manifestado el también secretario general de los socialistas refiriéndose a la resolución.

Óscar López: "Populismo, fascismo e intereconomías..."
También se ha pronunciado en este sentido el secretario general del PSOE en Castilla y León, Óscar López, quien ha hecho un llamamiento "contra la ola de machismo, populismo, fascismo, Intereconomías, etc, porque eso no representa lo que piensa la gente de Valladolid".

Avatar de Usuario
posmacho

El posmacho desconcertado

Mensajepor posmacho » Lun 14 Feb, 2011 3:12 am

El posmacho desconcertado

[imageleft]Imagen[/imageleft]Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo. Sin embargo, la generación más numerosa en España, los hijos del baby boom de los 60, hemos vivido la mayor revolución en los roles sexuales de la historia reciente sin demasiados traumas, aunque a algunos aún se les noten tics propios del hombre de las cavernas. ¿Desconcertado por los cambios? ¿Ya no sabe si debe ceder el paso ante una puerta, si molestará un piropo, si debe comprar una cocina de juguete a su niña o muñecas a su hijo, si da dos besos o la mano a su asesora? Definámoslo como la confusión del posmacho. Pero si lo único que se le ocurre decir de una ministra es que imagina cosas con sus labios, si en un debate municipal se espeta a una concejal: “No sé si lo ha escrito despierta o desnuda”, si declara que quedaría “bonito” incorporar mujeres a su consejo de administración, si alardea de proezas eróticas con adolescentes o si aplaude las fiestas de Berlusconi, en ese caso le pondrán la etiqueta de neomachista, pero su perfil, oiga, es el del machista de toda la vida. Ha evolucionado menos que el resto de la sociedad.


En términos históricos, no digamos darwinistas, el cambio ha sido rápido, muy rápido, pero está lejos de terminar. Los babyboomers conocimos el último franquismo y veníamos de familias tradicionales en las que las costumbres se iban relajando. El cine nos mostraba a mujeres glamourosas pero frágiles, a las que los tipos duros abofeteaban antes de besar. Una señora no podía firmar un contrato o abrir una cuenta bancaria sin la autorización marital. Se decía que tras cada gran hombre había una gran mujer, se entiende que dedicada en exclusiva a apoyarle. Las pocas que llegaban a puestos de poder estaban bajo sospecha, si no eran ridiculizadas (que se lo digan a nuestras primeras ministras, empezado por Soledad Becerril, y a las más recientes). Pero las últimas madres tradicionales (y las primeras madres hippies) ya planeaban otra cosa para sus hijas: las educaron con la misma exigencia que los varones, las volvió competitivas en lo académico y lo laboral. Así que salíamos de colegios a la antigua, muchos aun separados niños y niñas, y aparecimos en universidades repletas de chicas sin complejos, dispuestas a comerse el mundo, que miran de tú a tú.

ImagenVimos como algo natural, por lo tanto, compartir con ellas el espacio laboral como no habían hecho nuestros padres. Y era consecuente que el reparto de papeles en casa o en el cuidado de los hijos fuera más equitativo. Asumimos incluso que el nuevo modelo masculino era el metrosexual, que los chicos ya no tenían que ser rudos y bravos, igual que las chicas no son siempre dulces y coquetas. Debíamos ser sofisticados como David Beckham o sensibles como Hugh Grant, lejos de los viejos mitos masculinos de rostro imperturbable como Humphrey Bogart o Clint Eastwood (el de Harry el Sucio, no el de ahora).

Pero ¿de verdad habíamos saltado a la modernidad? Seamos honestos: el posmacho sabe que no. Tiene compañeras de trabajo pero le extraña que no lleguen a jefas. El miembro de la pareja que da un paso atrás en lo profesional por lo familair es casi siempre la misma. Los salarios de las mujeres son inferiores en un 26%. Dedican a tareas domésticas 20 horas más a la semana. Todavía hay miles de maltratadas, de violadas, de explotadas. Decenas de asesinadas cada año. No estaba todo el camino andado ni mucho menos.

Los últimos pasos políticos, sin embargo, han calentado el debate hasta enrarecerlo. Con Zapatero en La Moncloa, el Gobierno inició una nueva ofensiva por la Igualdad, con mayúscula porque se convierte en Ministerio. Aparecen los gobiernos paritarios, se establecen duras penas y órdenes de alejamiento para los maltratadores, se impone a los partidos unas listas electorales equilibradas, se establece el aborto libre en el primer trimestre. Al convertirse el feminismo en política oficial, surgió una reacción que algunos han bautizado como neomachismo. Etiquetar así cualquier crítica a decisiones políticas es demasiado simplificador. Algunos hombres se inquietan por motivos explicables, aunque no se compartan: temen negociar un divorcio en posición de desventaja, que una política de cuotas relegue sus méritos al aspirar a un puesto, que su presunción de inocencia no esté garantizada ante una denuncia. Los separados encabezan este controvertido movimiento. Y algunos de sus planteamientos no son insensatos: no lo es, por ejemplo, que se prime la custodia compartida tras una separación, como se ha regulado en algunas autonomías. Algunos discursos en nombre de la igualdad han resultado contraproducentes: el "todos habéis sido cómplices" ante la violencia de género resultó ofensivo para una mayoría de hombres honrados y pacíficos. Esa mayoría que comparte los objetivos de una sociedad de iguales.

No es buena idea criminalizar a todo el que ponga un pero a las políticas sobre género. Los lectores a menudo nos afean los moralismos, o los aires inquisitoriales. No hay que enviar a la hoguera a nadie. Pero tenemos que inquietarnos ante los mensajes del que bauticé (disculpen la autocita) como Testosterona Party. Un extraño lobby de lo políticamente incorrecto formado por intelectuales, políticos y tertulianos de los que se definen "sin complejos", para escalofrío de los demás. Y que se burlan de las mujeres con estilo tabernario, que alardean de conquistas sexuales con mayores o menores, pagando o sin pagar; que dicen obscenidades en platós de televisión en presencia de escolares; que presumen de hombres de verdad, de pelo en pecho, amantes de las cocochas y las señoras, no como esos mediohombres.

El posmacho está desconcertado, sí, porque entiende hacia dónde avanzan los tiempos, y lo celebra, aunque eso algunas veces choque con los valores en que se crió y quién sabe con qué genes forjados en las cavernas. Algunos, sin embargo, siguen midiendo a la mujer por su escote, a las ministras por sus morritos y a las directivas por dar un toque de color. Por eso, aunque el discurso igualitario pueda resultar a veces cargante, sigue haciendo falta pedagogía.

Ricardo de Querol

Avatar de Usuario
Invitado

OTRA GENERACIÓN SEXISTA

Mensajepor Invitado » Jue 22 Dic, 2011 4:05 am

    Imagen


    OTRA GENERACIÓN SEXISTA

    Un 3,21% de los chicos maltrata a su pareja

    REBECA YANKE



    Los jóvenes de hoy día viven en una sociedad que reconoce la plena igualdad entre hombres y mujeres, que protege a las víctimas de violencia de género y persigue a sus victimarios con medidas judiciales y policiales. Un 41% de los alumnos del sistema educativo entre 14 y 24 años recibe información sobre estos aspectos en clase...

    Y sin embargo, la generación más en guardia de la historia contra el sexismo sigue reproduciendo pautas de conducta machistas que podrían ser germen de agresiones, humillaciones, vejaciones... a la propia pareja. Según el estudio Igualdad y prevención de la violencia de género en la adolescencia, realizado por expertos de la Universidad Complutense y en el que han colaborado la Delegación del Gobierno para esta materia, el Ministerio de Educación y las 17 consejerías del ramo, un 3,21% de los chicos encuestados reconoce haber maltratado a su pareja con frecuencia.


    Imagen


    IGUALDAD TEÓRICA, MACHISMO SOTERRADO.
    El 25% de las jóvenes cree que el hombre debe ser superiora la mujer

[table color=#eeeeee][col]

ASÍ LO VEN ELLAS

70,9% de las adolescentes considera que los celos son una expresión del amor. El rol de sumisión que perciben que deben asumir les lleva a afirmar, en un 14%, que la mujer debe evitar llevar la contraria a su pareja por el bien de la relación.

25% tiene muy asumido que, en una buena relación de pareja, el hombre debe ser superior a la mujer «en edad, en dinero...». Además, ante una situación de maltrato, el 32,1% de los jóvenes se olvidaría, «a ver si no se repite».

4,96% de las adolescentes ha vivido situaciones de maltrato en la pareja con cierta frecuencia. Pero la mayor exposición a la violencia que han vivido no va asociada a una mayor justificación, como sucedía en otras épocas.

5,8% aceptaría una situación de maltrato «por el bien de los hijos», y creen que, «aunque la mujer siga soportando el maltrato de su compañero, conviene no denunciar». Para el 3,4% de las chicas, «pegar no significa maltrato».


Y ASÍ LO VEN ELLOS

10,4% de los chicos asume haber insultado y ridiculizado a su pareja. El 5% va más allá y la ha forzado a realizar prácticas sexuales contra su voluntad y el 2% la ha amenazado con una agresión si no se plegaba a sus deseos.

32,1% de los hombres jóvenes justifica el sexismo, así como la violencia, cuando responde a una reacción frente a una agresión, lo cual debilita su fortaleza frente a la violencia en general y también frente a la discriminación.

3,21% de los chicos reconoce haber ejercido situaciones de maltrato en su pareja «con frecuencia». Han iniciado su primera relación alrededor de los 12 años y el 4% ha culpado a su novia de la violencia que ejercía sobre ella.

13,77% Ha intentado controlar a su novia, «decidiendo por ella hasta el más mínimo detalle». El 12,36%, además, asume haberla aislado de sus amistades y el 6,3% ha sentido que su chica pasaba miedo a causa de su conducta.

[/table]
En 1998 no se contemplaba la posibilidad de analizar la violencia de género en las aulas universitarias, era un tabú. Después de algo más de una década, ayer mismo, los alumnos de María José Díaz-Aguado, catedrática de Psicología de la Educación en la Universidad Complutense de Madrid, escucharon que no existe ningún impedimento sexual que dificulte que los hombres sientan apego por los bebés.

«No es la biología, es la cultura, y el instinto maternal debería sustituirse por la idea de aprendizaje», matizaba Díaz-Aguado en declaraciones a G/U/CAMPUS. Aquel final del siglo XX fue una transición en lo que a igualdad se refiere. El 17 de diciembre de 1997 había muerto Ana Orantes, quemada por su marido, y su asesinato sirvió no sólo de conmoción puntual, sino también de revulsivo moral. No se ha olvidado todavía porque la Asociación de Mujeres Españolas en Suiza convocó a finales de noviembre, los Premios Ana Orantes contra la violencia de género.

Sin embargo, 13 años después, repletos éstos de campañas de prevención y difusión, así como de amplias coberturas informativas en lo relativo a la violencia de género e incluso de una ley al respecto, los jóvenes españoles siguen perpetuando roles masculinos y femeninos perniciosos cuando el objetivo es la plena igualdad.

En el estudio Igualdad y prevención de la violencia de género en la adolescencia, publicado en 2011 y dirigido por Díaz-Aguado, han participado la UCM, la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, el Ministerio de Educación y las 17 consejerías del ramo.

Más de 14.000 personas en un proyecto, contando jóvenes, docentes y equipos directivos. Sus resultados detectan la «la presencia de conductas y actitudes violentas de género entre la población más joven, aquella que se incopora a la convivencia en sociedad con la esperanza de aportar nuevas referencias que dejen atrás las manifestaciones más graves que nos han acompañado».

Insiste el estudio en que todavía hay que «erradicar un modelo ancestral de relación, basado en el dominio y la sumisión, que tiende a reproducirse de generación en generación». Pero también hay mucho positivo. Existe un cambio de mentalidad que se refleja en el rechazo hacia las justificaciones para la violencia de género que, hasta hace poco, eran asumidas de forma bastante extendida.

Casi el 100% de las chicas jóvenes niega que «la violencia que se produce dentro de casa es un asunto de familia y no debe salir de ahí», o que «cuando una mujer es agredida por su compañero algo habrá hecho para provocarlo», o que «está justificado que el hombre agreda a la mujer si ella ha decidido dejarlo». Los chicos también rechazan el sexismo, y sobre todo la violencia de género, de forma mayoritaria, pero en menor medida que las chicas. Lo que saben es que justificar el machismo es politicamente incorrecto.

Miguel Lorente, delegado del Gobierno para la Violencia de Género, a la luz del estudio, admite que «hay violencia de género y actitudes sexistas», pero también que «llevar al aula algo que no está en la calle no funciona». Se refiere a una de las demostraciones clave de este informe que incluye a 1.022 estudiantes y 335 centos educativos. Aquellos que reciben información sobre igualdad, sexismo, machismo y violencia de género en clase, tienen menos actitudes cercanas a esos conceptos. «Hoy, el 41% de los alumnos recibe este tipo de datos», asegura Díaz-Aguado.

Lo que preocupa ahora es la persistencia de un amor mal entendido entre los jóvenes, un amor romántico, dice Díaz-Aguado, transmitido a través de la publicidad, la música y las películas. «Sin ti no soy nada, me muero sin ti, sin ti no podría vivir...» se escucha en las canciones que suenan ahora, y ello incide en considerar que los celos, la necesidad de posesión, la desconfianza y el control forman parte del amor, y éste es siempre más hermoso cuando ambos conservan su individualidad», sostiene la investigadora.

Para Mª Isabel Carvajal Gómez, subdirectora general de Prevención y Gestión del Conocimiento sobre la Violencia de Género del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, «los jóvenes están indefensos» ante la normalización de estos comportamientos que difunden la publicidad y los medios de comunicación, entre otros. «Es lamentable que un adolescente de ahora crezca con la idea de que una chica no puede ser su amiga», piensa.

El pasado 25 de noviembre, Día Internacional para la Violencia de Género, la Federación de Mujeres Progresistas presentó un informe donde se aseguraba que «el 80% de los jóvenes cree que, en una relación de pareja, la chica debe complacer a su novio, que el 40% piensa que el chico tiene la obligación de protegerla a ella y que cerca del 60% está de acuerdo en que los celos son normales en una relación.

Según Eva López, responsable del informe, «los jóvenes no conectan desigualdad y violencia de género, y sólo el 21% dice que que ésta tiene que ver con el machismo». Sostiene también que la juventud española entiende la igualdad de forma teórica, pero no tanto cuando entra en juego la realidad.

«Están sometidos a estímulos contradictorios, saben que es políticamente correcto rechazar la violencia pero la publicidad, las revistas, las series e incluso los catálogos de juguetes muestran unas diferencias tremendas entre nacer chico y nacer chica», concluye.

Según el delegado del Gobierno para la Violencia de Género, la solución pasa por la educación, pero englobada ésta en una sociedad que, en bloque, trabaja en pro de la igualdad. «La educación no sólo es transmisión de conocimiento, sino también de valores, y éstos cuestionan siempre otros».

El estudio Igualdad y prevención de la violencia de género advierte de que «la mentalidad machista que subyace tras la violencia de género destaca como su principal condición de riesgo desde la adolescencia, y que la prevención debe centrarse en dicho problema y evaluar su eficacia».

«Hay que actualizar periódicamente los datos de los jóvenes», advierte Carvajal, porque se observan mejoras, pero se siguen viendo problemas. Una de las soluciones que propone esta investigación es que, para garantizar la previsión de la violencia de género a toda la población es necesario que se trabaje no sólo en fechas simbólicas sino que se inserte en los planes integrales de cada centros educativo.

Hasta el momento, «no lo ha tratado el 60% del profesorado que trabaja en estudios secundarios». Se lee en el informe: «El principal motivo aludido por este 50% que no ha trabajado este tema es la falta de relación con los contenidos que el profesorado considera debe tratar en sus clases (44.16% de los que no lo trabajaron. Sin embargo, el rechazo a trabajar este tema es muy minoritario.


    Imagen

    EXPOSICIÓN ‘HOMBRES EN PROCESO DE CAMBIO’. De izquierda a derecha, las obras Homo papa evolution, de Jose Manuel Sobrino; Mis deberes de Lola Ruiz; Iguales; de Juan Jose Carrasco; Cambio de uniforme, de Francisco Cirera; Mi primera vez, de Juan Carlos Cicera, Consuelo, de Maite Moral; Cambia Teddy cambio yo, de Juan Ramón Montes y Montarse un trío, de Dolores Ruiz Herrera


    EL LARGO VIAJE HACIA OTRO MODELO DE MASCULINIDAD

    Daniel Leal y Antonio Martínez Cáceres son educadores en el Programa de Hombres por la Igualdad de la Delegación de Igualdad y Salud del Ayuntamiento de Jérez de la Frontera, donde se organizó la exposición de fotos . El proyecto se puso en marcha en 1999, hecho que lo convierte en pionero, y surgió de la pura necesidad. Las Asociaciones de Mujeres organizaban talleres y observaban cambios en ellas, pero se preguntaron: ¿Y ellos qué? Ahora realizan prevención en los centros educativos con, según dicen, «varones sensibles y machistas recuperables», con lemas como 'Atrévete a ser hombre'. «Los vemos como parte de la solución y no del problema, son agentes de igualdad, no de desigualdad y, a los desorientados, hay que sumarlos y cuidarlos», propone Leal. Según Martínez, autor del estudio, 'Prevenir la violencia cambiando la forma de ser hombre entre los jóvenes', para muchos hombres, serlo, no dista de la idea tradicional de masculinidad, la que contempla que hay que ser competitivo, exitoso, marcadamente hetero y dominante. La metología que aplica esta pareja de educadores es «una metáfora del reciclaje». «Partimos de lo que hay y, desde ahí, trabajamos, vemos de dónde partir y deconstruimos». Sostienen que, históricamente, «se le ha exigido al hombre la heroicidad», olvidando que «es en el día a día donde se juega todo». «A veces les hablo de la expresión de los sentimientos, les cuento que, en el ritual de besarse en casa, mi padre me pone la cara pero no me besa, y todos se identifican con ello. Por qué ocurre eso, por qué a los hombres nos cuesta dar y recibir cariño», argumenta Martínez. El cambio pasa también por la sociedad al completo, esto es, hay que dejar de ver al joven como un machista potencial para verlo como un posible hombre más igualitario.

EL MUNDO / G / U / CAMPUS / 21 / DICIEMBRE / 2011 / Nº VALOR

Avatar de Usuario
Son unas histéricas

Mensajepor Son unas histéricas » Sab 24 Dic, 2011 3:07 am

Imagen


Son unas histéricas

He mandado una pregunta a una amiga. En vez de una contestación directa, me ha respondido con una lista de diez recuerdos de su vida (he cambiado detalles para preservar su anonimato).

    “1- Cuando mi hermana tenía unos 8 o 9 años, un viejo se le acercó en la plaza y le dijo: “Te doy un caramelo y me das un besito”.

    2- Cuando yo tenía unos 12 años, fui con una amiga a la fábrica en ruinas que teníamos delante de casa. Apareció un viejillo con boina, amable, que se puso a hablar con nosotras y a seguirnos mientras íbamos por la fábrica pisando cascos de vidrio. Cogió confianza y me agarró del brazo. “Déjame que te levante, para ver cuánto pesas”. Yo solté el brazo, me aparté rápido. Me saltó una alarma. Y nos fuimos. Mi amiga me dijo: “Pero chica, cómo has reaccionado”. Me pregunto por qué reaccioné así y por qué otras crías no lo hacen. Qué hace que te salte esa alarma.

    3- Con 13 años, un día esperaba a mi madre en la calle, junto al portal. Vino un chico de mi edad por mi derecha, muy pegado a la pared donde yo estaba. Me saltó también la alarma. Yo agarraba una carpeta y me la subí hasta la altura de las tetas, como protección. Pasó a mi lado y noté un pellizco fuerte en el coño. Me subió un escalofrío hasta la cabeza, me quedé helada, violada de algún modo. Recuerdo cómo me sentí ese día y muchos días después. Al día siguiente teníamos una celebración familiar, recuerdo la ropa que llevaba, las fotos que nos sacamos, yo con mi cara pálida y mis ropas verdes, triste, mancillada, recordando lo del día anterior. Siempre siento una gran tristeza cuando veo esa foto, tantos años después.

    4- Unos años más tarde, ese mismo chaval empezó a pegar en el culo con la raqueta a una vecina. Otro día, pasaba con la bici por el parque y le pegó una torta en el culo a una amiga.

    5- Con 16 años, en un tren me senté al lado de un hombre. Tras un rato de charla, empezó a agarrarme la mano. Luego me pidió que le diera un beso. No me atrevía ni a moverme. Me ofreció 40.000 pesetas por irme con él a un hotel.

    6- En Perú, en medio de la plaza de la catedral, un tío me tocó el culo. También allí, en el tren, un hombre sobó de arriba abajo a una compañera. En Londres, en medio de la calle, otro tío me tocó el culo.

    7- En la universidad, a la salida de clase, un compañero se me acercó por un lado, me agarró los pantalones a la altura de los tobillos y me los subió de repente para que todo el mundo viera mis piernas sin depilar. Otro día, delante de más gente, me dijo “tienes las orejas más feas que he visto nunca”.

    8- En un polígono de las afueras de mi ciudad, donde trabajaba, un hombre me gritó desde una furgoneta: “¡Te voy a comer el coñooooo!”. Otro día, en ese mismo polígono, bajaba una cuesta andando y un coche que subía pasó a mi lado, despacio, con unos tipos dentro. Seguí caminando, miré atrás y vi que se habían parado en lo alto de la cuesta. El coche giró, empezó a bajar, me pasó y se cruzó delante de mí. Se quedaron esperándome. Vi que dentro había cuatro hombres. Me puse nerviosísima y eché a correr hasta un hotel, donde había más gente, y el coche se marchó.

    9- Cuando tenía unos 20 años, un amigo de mi padre, casado y con hijos, me llevó de una ciudad a otra en su coche porque le venía de camino. Yo iba en el asiento del copiloto. A mitad de trayecto, alargó la mano y la apoyó sobre mi muslo, mientras me decía “yo os tengo mucho aprecio, a ti y a tu familia”. No hizo nada más. Pero no era un modo de tocar normal. No hice nada ni le dije nada a mi padre.

    10- Hace dos semanas, de noche en un bar, delante de mí a una chica le tocaron el culo. Se dio la vuelta y dijo “le tocas el culo a tu madre”. En la barra había dos tipos sonrientes, entre la oscuridad y la impunidad del bar. No supo cuál de los dos había sido. Esa misma noche, volviendo a casa caminando a las cuatro de la mañana, un chaval andaba haciendo el tonto con otro amigo, salió a mi paso y me dijo “guapaaaa”. Un poco más adelante, un chico me llamó desde la esquina de una calle, “pssst, pssst”, y me decía “chica, ven aquí”.

    *
Con esta amiga he hablado algunas veces de los pequeños abusos, acosos y presiones que en general sufren las mujeres a lo largo de su vida. Los abusos más graves están mal vistos, se denuncian, pero por debajo de ellos hay toda una gama tolerada de eso que llaman violencias de baja intensidad. Se aceptan, se toleran y hasta se ríen.

En estos últimos tiempos he preguntado por este asunto a varias amigas y todas, pero todas, tienen un repertorio de historietas así: pequeños acosos desde que eran crías, bromas pesadas, comentarios supuestamente graciosos en el trabajo sobre su físico, su vestimenta o su situación amorosa, chistecitos con los que se han sentido coaccionadas y marcadas… Y muchas comparten una sensación: todos esos episodios –que a ellas se les han quedado muy grabados- en teoría no son como para quejarse, para protestar, para ofenderse, porque entonces quedan como exageradas o histéricas. Si les molesta que cuando caminan por la noche un chaval les llame “guapa” desde la esquina, es que son unas avinagradas. El chaval no sabe –o le da igual- que a la chica se lo hayan dicho tres veces seguidas o que se lo digan con frecuencia en unas circunstancias que convierten el supuesto piropo en una actitud agobiante y amenazante.

A mí me da que en general los hombres no somos nada conscientes de esa presión frecuente que padecen tantas mujeres, nos cuesta ponernos en esa piel, ni nos imaginamos lo que tiene que ser aguantar una y otra vez bromitas o toquecitos o comentarios que se suponen chistosos. Muchos participan en esos pequeños acosos, otros ríen las gracias o les quitan importancia. No nos enteramos o no nos queremos enterar, pero todo ese ambiente de suave agresión acaba coartando la libertad de andar tranquilas por la vida sin que les molesten por el hecho de ser mujeres.

¿Acaso los hombres no padecemos acosos o presiones? Sí, claro, pero en un grado muy inferior, que no nos condiciona tanto. No hasta el punto de que se nos desarrolle una actitud psicológica temerosa, a la defensiva, que nos limite la libertad de andar tan panchos por la vida. Pondré un ejemplo personal.

Cuando yo tenía 16 años, un sábado por la madrugada iba andando solo por la ciudad, hasta el sitio en el que tenía candada la bici para volver a casa. Me crucé con un hombre que me paró para pedirme la hora. Las cuatro de la mañana. Continué mi camino y noté que el hombre me seguía. En vez de avanzar recto por la avenida principal, callejeé para comprobar si el hombre me seguía por casualidad o con intención. Y me seguía, me seguía en todos los desvíos y rodeos. Por fin me acerqué a la bici y me apresuré a soltar el candado. Entonces el hombre se acercó, se bajó los pantalones y los calzoncillos, y empezó a meneársela. Salí pitando.

En esta historia veo una gran diferencia con una mujer. Cuando el tipo chungo me seguía, yo creí que unas horas antes me había visto candar la bici y que me la quería robar. Ni se me pasó por la cabeza que yo corriera ningún tipo de peligro sexual. Con 16 años, en mi cabeza no existía ese miedo. Ese miedo que es el primero que le viene a la mente a una chica de esa edad. El chico de 16 años piensa que le pueden robar la bici. La chica de 16, que la pueden violar. Porque viven con esa preocupación desde crías y a lo largo de toda la vida: siempre hay un viejillo en el parque que las agarra y las soba un poco, un adolescente que en el colegio les mete mano o les baja los pantalones, un ligón de bar que se pone bravo con ellas delante de los colegas machitos, un jefe que hace gracietas desagradables sobre su aspecto…

    *
Mi amiga me mandó esa lista de diez recuerdos como respuesta a mi pregunta. Yo solo le había preguntado qué le parecía un artículo de la periodista June Fernández.

June primero escribió en Facebook una lista de actitudes que le molestaban cuando hombres más o menos desconocidos le abordaban en las redes sociales tomándose demasiadas confianzas. Tras su texto, vino una cascada de comentarios de otras chicas, que relataban montones de situaciones parecidas que les incomodaban. Algún chico entró a quitar hierro al asunto, a decir que no era para tanto, que a los hombres también les pasan cosas…

June comentó: “Cuentas micromachismos y te acusan de hilar fino y de ser una paranoica”. Y después publicó esta entrada en su blog: ‘Paranoicas’.

Os recomiendo mucho que leáis esa entrada y el debate que se desarrolló en los comentarios, donde algunas mujeres cuentan sus experiencias. Y que juzguéis si esas mujeres son unas exageradas y unas histéricas o si los tíos deberíamos darle alguna vuelta a este asunto.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 24 Dic, 2011 12:13 pm

bueno ... no voy a justificar nada ... peroooo ajajaj donde yo nací la educación es mixta y los juegos .... (no son tan como el teto o la piragua) ... pero si "picabamos" jugando a la" mancha".
y en la playa cuando el rio venía oscuro ... jugabamos a tocarle el culo a las niñas ... como si fuera tiburón ... por debajo del agua.
las niñas cuando van dos o tres acosan a los niños ... a mi cuando me agarraban solo me abucharaban ... me sacaban los colores y y si cuadraba me manoseaban ...
creo que es la educación ... la igualdad ... la libertad ... la histerica de arriba no ha tenido nada de eso ....




Volver a “La Crispación”