Julio Anguita

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16968
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Mar 04 Feb, 2014 1:52 pm

1 charlatan demagogo como Anguita, no me ha convencido nunca. He repetido ya mas de 1 vez que Anguita con tal de ser diputado,alcalde o lo que fuera,no le importo la Transicion ni la Constitucion fullera. A que viene ahora criticar lo que en su dia acepto como bueno.? Al menos,el Sr. Trevijano,NO ACEPTO ESA TRANSICION NI ESA CONSTITUCION FULLERA.

Avatar de Usuario
22-M

Mensajepor 22-M » Mar 25 Mar, 2014 1:22 pm



Análisis de Julio Anguita tras la Marcha por la dignidad: "El 22 M puede ser el eje que marque un antes y un después en el devenir de la mayoría social"

Desde la puerta del Ministerio de Agricultura he visto, emocionado y expectante, la entrada en Madrid de miríadas de personas, de ciudadanos y ciudadanas que en columnas de marcha han dado en la capital de España el ejemplo que la mayoría de damnificados por este régimen de corrupción, injustica y violación de Derechos Humanos necesita: la unidad en la lucha.

Ante mis ojos han pasado banderas, símbolos clásicos y habituales en estas concentraciones pero también, y en número incontable, personas de edad avanzada portando carteles alusivos a la injusticia de las pensiones, el fraude de las preferentes, los desahucios, los despidos improcedentes, la permanente estafa de las eléctricas, el cáncer de la banca o la pérdida de futuro para sus familiares más jóvenes. Oyendo a unos y a otros he sabido de manifestantes que desde los rincones más alejados de España han llegado para participar, por primera vez en su vida, en esta grandiosa concentración que ha desbordado todas las previsiones.

Cientos y cientos de miles de personas han sido testigos de su propia fuerza; han constatado que existen y además que existen en la acción que los une, los acerca y los multiplica en su decisión de acabar con la indecencia moral que gobierna. Pero también contra el poder económico que está detrás de este andamiaje vacío, seco e inútil. Los que ayer nos manifestamos en Madrid nos constituimos en voluntad de construir el contrapoder que acabe con el robo, el cinismo, la indigencia moral y la permanente conculcación de la Ley y el llamado Estado de Derecho. Los que ayer nos manifestamos en Madrid lo hicimos en nombre de unos DDHH que ellos son incapaces de llevar a la realidad cotidiana de ciudadanos y ciudadanas. Los que ayer nos manifestamos en Madrid dejamos constancia de que aspiramos a una soberanía popular y nacional en todos los terrenos: económico y monetario, social, político y cívico.

El 22 M puede ser el eje que marque un antes y un después en el devenir de la mayoría social. Pero para ello se hace necesario trabajar con la energía, la fuerza y los deseos de los y las manifestantes.

Lo primero que, a mi juicio, debe quedar claro para lo sucesivo es que la materia prima, el sujeto del cambio social existe y se manifestó como tal. Y ello se debió fundamentalmente a varias razones:

  1. La toma de conciencia de una mayoría social que soporta unas condiciones de vida impensables en el siglo XXI.
  2. El insulto que supone para esa mayoría social el espectáculo de robos, de alta delincuencia organizada y enraizada en las instituciones, el posicionamiento de miembros de los tres poderes del Estado a favor de depredadores de fondos públicos y en general la evidencia de que se gobierna en favor de una minoría cada vez más favorecida en sus actividades de rapiña.
  3. La inteligencia de fuerzas sociales, movimientos, plataformas de todo tipo en haber asumido que la unidad de la mayoría social, base sobre la que construir el futuro, es el objetivo al que deben supeditarse cuestiones adjetivas y secundarias de grupo, organización, o colectivo. Construir el poder de la mayoría social nos agrupa a todos en una acción de programas, metas, proyectos y actividades.

Tras el 22 M surge el interrogante ¿Y ahora, qué? A responder a esa pregunta y lo que ello conlleva dedico mis opiniones desarrolladas puntualmente:

  1. El 22 M evidenció, tal y como ya he comentado anteriormente, que el sujeto social del cambio existe y se evidenció inequívocamente.
  2. La siguiente marcha sobe Madrid solamente puede realizarse cuando estemos en condiciones de asegurar una asistencia que duplique a la del 22 M.
  3. Ese objetivo no puede conseguirse dedicando los esfuerzos directamente a ello. La futura marcha sobre Madrid debe ser la consecuencia natural de una necesidad y de una capacidad que se deriven de un trabajo múltiple de movilizaciones, sectoriales y territoriales llenas de contenido concreto y ligadas totalmente a las necesidades y problemas más inmediatos de la ciudadanía. Los esfuerzos didácticos y la primacía de lo concreto son reglas de oro.
  4. En el día a día que vaya generando mayor cohesión de la mayoría no pueden faltar las explicaciones, los actos informativos, la aportación de personas y grupos que por su capacidad y preparación están en condiciones de elevar el nivel de conocimiento y de conciencia de la mayoría a construir y ampliar incesantemente. No olvidemos que la mayoría es plural pero que en las actuales circunstancias de excepcionalidad tiene unas metas comunes entre sus integrantes muy amplias.
  5. El centrarse en lo inmediato, lo local o lo territorial debe ser perfectamente compatible con el sentido global y estatal de la construcción de la mayoría. Propuestas como la del impago de la deuda, la eurozona, etc. deben coexistir con otras de carácter general que afecten al territorio el Estado Español. Sugiero un breve repaso a los 16 puntos que el Frente Cívico explicitó en su momento y que considero de plena vigencia.
  6. El sentido global del movimiento y su cohesión creciente también se potencian con movilizaciones de carácter estatal. Hay toda una gama de actividades de entre la cuales quisiera sugerir algunas:

    1. Boicots a productos, actividades, conmemoraciones, etc., de manera totalmente pacífica.
    2. Acciones de resistencia pasiva
    3. Campañas informativas con la mayor profusión de métodos y actividades en torno a una propuesta común para todo el Estado.
    4. Uso de los medios de comunicación propios y ajenos.
    5. Campañas en torno a los DDHH y su obligatoriedad para los poderes públicos. Debe quedar claro para la opinión pública que buscamos el cumplimiento de la legalidad frente a quien gobernando no la cumple.
    6. Etc. etc. etc.
La actividad en torno a opiniones estimulantes y necesarias para la inmensa mayoría irán creando las condiciones no sólo para la segunda marcha sobre Madrid sino para, a partir de ahí, empecemos a pensar en la desobediencia civil tal y como se contempla en el tercer considerando de la Declaración de DDHH.

Y quisiera terminar con una consideración acerca de los medios de comunicación y de la violencia.

Tras lo sucedido el 22 M y las informaciones que sobre él han dado los medios de comunicación han sido evidentes tres cosas:

  1. Para vergüenza de esos medios (excepción de una minoría) la prensa extranjera ha sido mucha más imparcial y ha informado a sus lectores.
  2. Queda claro que debemos usar y difundir las informaciones y comentarios de los medios alternativos de la red.
  3. Ya es un hecho que en estos acontecimientos hay tres tipos de violencia: la de los violentos infiltrados, la de los violentos infiltrados por la oficialidad y la de la policía al extralimitarse en sus funciones.
  4. Acusarnos de violentos es, además de una falsedad, una tontería. Si hubiésemos sido violentos, los 1700 policías desplegados habrían sido neutralizados en un santiamén. No digan estupideces

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16968
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Mié 26 Mar, 2014 12:01 am

Esa es la pegunta: '' Ahora que.?'' Me temo que cada mochuelo a su olivo
despues de esa manifestacion por ''LA DIGNIDAD.''

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 10 May, 2014 2:02 am



El Frente Cívico inicia una campaña para que España salga del euro

Una campaña del colectivo promueve "salir del euro por la recuperación de la soberanía monetaria, económica y política" de los ciudadanos.

Economistas y politólogos difunden sus estudios en conferencias y en unas jornadas de trabajo sobre la crisis y la salida que ofrecería dejar el euro.

Julio Anguita: "El euro es el marco alemán cambiado de nombre".

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 02 Ago, 2014 3:15 pm

Julio Anguita, ingresado en el Hospital de Salamanca por problemas de corazón
02/08/2014 (12:47)

Ciudad Rodrigo (Salamanca), 2 ago.- El excoordinador de Izquierda Unida Julio Anguita permanece ingresado en la Unidad de Coronarias del hospital de Salamanca por dolencias cardíacas.

Según han confirmado hoy a EFE fuentes hospitalarias y de la formación de Izquierda Unida Salamanca, Julio Anguita ingresó en el hospital Universitario de la capital salmantina en la jornada de ayer, viernes, ya por la tarde.

En un primer momento acudió al Centro de Especialidades de Ciudad Rodrigo, localidad salmantina donde se encuentra de vacaciones, ya que su mujer es natural de este pueblo.

Desde allí fue derivado al Complejo Hospitalario de Salamanca en el que permanece ingresado en la Unidad de Coronarias, donde se le están practicando pruebas para determinar el alcance de su dolencia.

Según Izquierda Unidad, la familia de Julio Anguita prefiere mantener la discreción y, al parecer, su estado no es grave.

El exdiputado sufrió dos infartos de miocardio en 1993, en plena campaña electoral, y en el año 1998, mientras que en 2009 también ingresó por una arritmia cardíaca en un hospital de Cádiz.

Anguita pasa algunas temporadas en Ciudad Rodrigo, junto a su mujer, después de que ambos contrajeran matrimonio en 2007, tras casarse en el Ayuntamiento del municipio.

Hoy tenía previsto participar en un debate televisivo del programa "La Sexta Noche". EFE

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 26 Ago, 2014 2:33 pm



La Historia es fecunda en momentos en los que un pueblo, un grupo humano o una personalidad, han tenido en sus manos la posibilidad de cambiar el curso de los acontecimientos o de profundizar con éxito en lo que su esfuerzo, aunado con el azar de la coyuntura histórica, le ha ofrecido. Pero también son numerosas las veces que la indecisión, hija de tantos padres, ha abortado la culminación de la empresa con la que los dioses se han visto obligados a recompensar la lucha, la constancia, el sacrificio y la sed de justicia de tantos y tantas.

Aníbal, vencedor de los romanos en Cannas (216 a.C.), tuvo la posibilidad de entrar en Roma que, apenas sin defensas, hubiese sido para el cartaginés la prenda de su victoria definitiva en la guerra y un cambio total en el decurso histórico. El propio Tito Livio (59 a.C.-13 d.C.), historiador romano, reconoció que la indecisión del general victorioso, y su renuncia consiguiente a coronar su éxito, significaron una ocasión perdida. Años después, rehechos los ejércitos romanos, Escipión el Africano infringió a Aníbal en Zama (202 a. C.), la derrota que puso fin a la segunda guerra púnica y con ello al poder de Cartago.

Constituye objeto de reflexión entre historiadores conocer y explicar las razones que llenaron de dudas al cartaginés y le produjeron la consiguiente indecisión que al final supuso su derrota. No es descabellado suponer que se sintió preso de lo que hoy en día denominamos miedo escénico. Roma, la odiada y vencida Roma, estaba ahí, a un paso. Sin embargo, el odio había magnificado al adversario hasta los límites del respeto supersticioso. No podía ser posible que la realidad coincidiese con los deseos tan largamente alimentados por su padre, Amílcar. Le faltó ese punto de osadía genial que siglo y medio después exhibiera Julio César al decidirse a pasar el Rubicón.

La indecisión es un estado de padecimiento mental en el que los sentimientos, las dudas y las razones están fuertemente confrontados entre sí. Y ello, que constituye una experiencia dolorosa cuando el conflicto se circunscribe a lo estrictamente personal, se convierte en tragedia social si la indecisión afecta a fuerzas sociales y políticas a quienes los acontecimientos que por otra parte ellos han protagonizado, les otorgan la capacidad de explotar un triunfo. En éste último caso, el de la indecisión ante la asunción de las consecuencias de la propia obra, son dos las razones que, a mi juicio, los protagonistas deben considerar para acabar con la parálisis y la frustración derivada de ella. La primera no es otra que la conciencia de los sufrimientos, esfuerzos, luchas y anhelos de aquellos y aquellas que desde distintas opciones y visiones han originado la situación presente. Y la otra consiste en tener en cuenta la causa común. Una causa que desde instancias plurales y varias no es otra que el acabar con un estado de cosas injusto e hiriente y, además, tomar el protagonismo en el diseño, aplicación y desarrollo de una realidad alternativa.

Pudiera ser que la supuesta indecisión no fuera tal y la situación de aparente inacción obedeciera a cálculos sobre las posibilidades de acceder en solitario a una parcela de representación en los escenarios y ámbitos del hasta ayer adversario. En tal caso no están de más las palabras de Cervantes por boca del más universal de sus personajes. Dice D. Quijote:

    Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia y el esfuerzo para ser mejores sn ser perfectos; y sobre todo la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén

------------------------------------------------------------------------------------


Las elecciones del pasado 25 de Mayo han visualizado un hipotético y posible escenario político y social tenido por casi imposible hasta ahora, la fuerte pérdida de votos del bipartidismo. Recordemos la subida de IU, la consecución de escaño por parte de Primavera Europea (Equo, Compromís, Chunta Aragonesista y otros) y la irrupción fulgurante de Podemos. Las alarmas se encendieron ya que la traslación de esos resultados a unas elecciones generales, dibujaba el declive del sistema político de la segunda Restauración Borbónica, la Transición. Porque, además, aquellos resultados venían precedidos por una serie de movilizaciones sociales y manifestaciones políticas de carácter alternativo y novedoso. Por primera vez las urnas empezaban a adecuarse a la calle. La lucha política y social de una parte de la izquierda institucional se vio dimensionada a otros ámbitos de actitud crítica y analítica ejercidos básicamente en la cotidianeidad social. El 15-M, las Mareas, la Plataforma contra los desahucios, las acciones de los perjudicados por los fraudes bancarios, las marchas y campamentos por la dignidad, los permanentes posicionamientos de las organizaciones ecologistas contra las políticas de agresión al medio ambiente y la atmósfera de crispación ciudadana ante tanta corrupción, tuvieron su corolario en la jornada del 22-M. Una ocasión memorable que no sólo demostró la capacidad de autoorganización de la ciudadanía sino que mostró su voluntad de volver a hacerlo con mayor fuerza, organización y alcance logístico.

Desvincular lo anterior de los resultados electorales constituiría una gravísima equivocación que tiraría por la borda tantas luchas y tantos sacrificios personales y colectivos. El conjunto social que poco a poco se ha ido concretando como base de su constitución en contrapoder de la mayoría, no puede autoamputarse de uno de sus dos instrumentos de avance en la construcción de la alternativa: la lucha social y la política; Y ambas con la mayor unidad posible. Lo contrario sería suicida.
A los tres meses de aquellas elecciones sus resultados y sobre todo sus enseñanzas, parecen olvidados. Tanto por unos como por otros. La incesante lista de casos de una corrupción que es la esencia del sistema, las vísperas electorales con sus nervios y pérdida de capacidad analítica junto con la campaña contra Podemos en particular y contra los portadores de propuestas alternativas en general, como IU y otros están generando una atmósfera de olvido. Y peor que eso, la pérdida de referencias y memoria. Pero volvamos al 25 de Mayo.

El bipartidismo es muchísimo más que el ejercicio del poder institucional por el PP, el PSOE y los apoyos, cuando interesan, de las fuerzas conservadoras nacionalistas. El bipartidismo es, esencialmente, el mecanismo político a través del cual el Poder ejerce su hegemonía. Dentro del espacio constituido por los intereses de ese Poder, están permitidos los debates, las confrontaciones partidarias, las declaraciones acres de unos contra otros y las especulaciones permanentes sobre cuál de los dos pilares del sistema va a ganar las próximas elecciones. Todo está permitido menos un par de cosas. La una es el cuestionamiento de los fundamentos del sistema. Es el caso de la llamada política de Estado: OTAN, UE. Troika, Reformas laborales, fiscalidad regresiva, inacción contra una corrupción de la que se participa o, sin ir más lejos, la reforma del artículo 135 de la Constitución; y así un largo etc. La otra prohibición estriba en que no haya otra fuerza política que aparezca como tercer sujeto político en igualdad con los otros dos. Y muchísimo menos si ese tercero o cuarto aparecen como alternativa parcial o total al sistema. La jauría mediática será implacable. Todo vale.

Por eso constituye un error seguir planteando desde la izquierda alianzas estratégicas con uno de los componentes del bipartidismo, el PSOE; es pedir peras al olmo. Otra cosa son las coyunturas tácticas inmediatas y en cuestiones locales o generales que no afecten al núcleo duro del sistema o expliciten las diferencias y pugnas entre los miembros del bipartito y en las cuales, la elección de alcaldes por ejemplo, se debe participar para avanzar y ganar posiciones sociales y políticas. Quiero decir que intentar construir una alternativa al sistema teniendo como socio a un integrante del bipartito, no sólo es un error sino un caso de miopía culpable.

Como dije anteriormente las movilizaciones y posteriores elecciones europeas demostraron que el bipartidismo podía ser derrotado. Podía, pero nada más, Se abría una brecha en el muro otrora inaccesible e inexpugnable. El problema para la Alternativa es entrar, sustituir y ejercer con la mayoría ciudadana el protagonismo en el cambio. El bipartidismo sigue estando fuerte, el Poder ya ha diseñado, con la abdicación de Juan Carlos, una nueva reedición del pacto constitucional que intente protagonizar los siguientes decenios de la vida económica, social, política y cultural española.. El Gobierno goza de los apoyos del Poder y se beneficia también de la “entente” con la otra columna política del sistema en las ya comentadas “políticas de Estado”. Puede rehacerse. Sin embargo carece de tres soportes fundamentales: credibilidad, legitimidad de ejercicio y tiempo. Sin embargo éste último soporte puede recuperarlo en la medida en que nosotr@s lo dilapidemos y no sepamos explotar el factor sorpresa. No obstante alguien puede preguntar ¿A quién te refieres cuando dices “nosotr@s”?

Nosotr@s somos l@s que priorizamos la aplicación de los DDHH por encima de cualquier otra consideración económica, social o política. Y junto a esos derechos priorizamos también los del planeta Tierra. Nosotr@s somos l@s que nos consideramos hart@s y asquead@s de tanta corrupción y de tanta injusticia social. Nosotr@s somos quienes estamos en permanente actitud de sumar fuerzas, aunar proyectos, coordinar luchas y sobre todo, nosotr@s somos l@s que trabajamos para que la mayoría social se erija en contrapoder democrático. Y si alguien demanda una visualización de siglas y nombres, nosotr@s somos, por una parte, los que dialogamos sobre el ¿Qué hacer? en Córdoba los días 7 y 8 de Marzo de este año: ATTAC, Equo Frente Cívico, IU, Podemos y Stop Deshaucios. Particularmente también considero de nostotr@s a las otras organizaciones, colectivos, plataformas y fuerzas sociales o políticas que, teniendo una ejecutoria de lucha, decidan dar el paso para constituirse en referente colectivo de la Alternativa. Y entre ellas, de manera destacada, a las que me he referido más arriba como confluyentes en el 22-M.

El Poder y su manifestación política, el bipartidismo, tienen un discurso con el que golpean una y otra vez a la opinión pública: Europa, la crisis, los mercados, la recuperación y el empleo, la primacía de lo privado sobre lo público, el “orden democrático”, etc. Bien es verdad que su discurso más rotundo lo constituyen los hechos consumados. Y si hay alguna distonía entre ellos, no es otra que el silencio sobre las corrupciones propias y la denuncia de las del otro u otros integrantes del sistema.

La historia nos enseña que en las confrontaciones sociales y políticas con voluntad de dirimir y superar una situación, la confrontación es total, a todos los niveles. Y si el adversario tiene un discurso, nosotr@s debemos oponerle otro. Si el adversario se refugia en las “leyes indiscutibles de la economía”, nosotr@s debemos ofrecer otra alternativa económica que palie y acabe con los destrozos de la economía oficial. Si ellos se refugian en los resultados electorales, nosotr@s debemos aglutinar a la mayoría social para que ella dirima el conflicto. Todo ello, claro está, si nosotr@s al sentirnos integrantes de esa mayoría queremos verla constituida en contrapoder.

Es urgente que nosotr@s nos sintamos ligados por algo más que las coincidencias en calles, concentraciones, protestas y acciones varias. Todo ese mundo, plural, vario y a veces disperso que somos, no puede seguir apareciendo como el catalizador del inconformismo y la acción cívica subsiguiente. Seguramente nos ganaremos simpatías, apoyos morales y complicidades. Pero se trata de superar eso transformándolo en adhesiones comprometidas con una propuesta que oponer al discurso oficial.

Creo que ha llegado el momento de que esa fuerza a la que he denominado nosotr@s se reconozca y la reconozcan por algo más que la unión de los disconformes. Nos falta una propuesta que, a mi juicio, se compone de tres partes: programa, discurso y lenguaje didáctico. Sé, porque es evidente que cada organización de todas las que nos vemos en las movilizaciones tiene propuestas, programas y discurso. La cuestión estriba en que cada uno de ellos se subsuma en uno común que sea la identificación del nostr@s más allá de la protesta. Un programa común que para nada suprima, margine u olvide al de cada uno. Un programa, mínimo común que la opinión pública comience a reconocer como la contrapropuesta capaz de aglutinar a la mayoría. Imaginemos que cada organización es capaz de compartir con las demás una partitura, una melodía. Esa partitura sonará, única, aunque interpretada por cada instrumento. Unidad y pluralidad.

Conozco muchas de nuestras propuestas y he llegado a la conclusión de que sería muy fácil elaborar 10, 15 o 20 puntos comunes que abordando las necesidades perentorias de la mayoría, concitase en torno a ellos las adhesiones e incorporaciones para construir una identidad que oponer al discurso oficial. Propuestas de aplicación inmediata, posible, generadoras de la necesidad evidente de otros pasos y otras medidas en el proceso de ir construyendo la Alternativa. Cada fuerza o colectivo podría exponer o defender sus propuestas pero priorizando la propuesta que constituye la identidad compartida. Se trata, en definitiva, de tener claro que un programa es mucho más que un listado de deseos.

En situaciones como ésta la importancia del programa común no puede hacer olvidar la necesidad de un discurso también común. Un discurso que para que sea fácilmente compartido debe ceñirse a las cuestiones éticas y morales que están pidiendo solución. El discurso de la ejemplaridad, la persecución implacable de la corrupción y de las prácticas atentatorias contra el erario público y las nuevas formas de hacer política forman parte de un discurso y de unas medidas que deben conformar el conjunto de valores de la mayoría, tanto en el poder como en la oposición. Y digo poder porque en mi universo mental no cabe la demanda de votos o apoyos para que alguien gire a la izquierda o a los cambios sociales; esa época por suerte ya acabó. Ahora se trata del poder para ejercerlo con la mayoría.

Y queda una última cuestión que no por ello es la menos importante. Muchas veces el lenguaje de consignas, quejas y agravios hace perder, por su agresividad y formulación esquemática, el interés, la curiosidad o la comprensión. La comunicación es extraordinariamente importante. Se trata de persuadir, convencer, explicar y hacer lo aparentemente difícil, cercano, accesible, compartido. Esta fase de la lucha debe significarse por la preeminencia de las razones que conduzcan a que la mayoría se constituya como tal.

¿Significa todo lo anterior que estoy proponiendo una candidatura electoral única? En el momento en que escribo estas líneas no lo veo probable. Otra cosa son los deseos y las esperanzas. Sin embargo, la ausencia, por ahora, de esa fase de conjunción electoral, no es óbice para la defensa común del discurso común en momentos puntuales, el que haya varias candidaturas; cada una de ellas puede presentarse como garantía de que el programa se va a aplicar (además de los puntos específicos de cada uno) y de que se seguirá trabajando por la unidad a mayores niveles. Pudiera ser que ante la inmediatez de unas próximas elecciones parte del nosotr@s se organice entre sí y con amplia participación ciudadana con el objetivo de acceder a las instituciones para demostrar que hay otras formas de hacer política. Bienvenidas sean esas experiencias inmediatas. Sin embargo no conviene olvidar, para el futuro, la meta de conseguir una fuerza social cohesionada sin detrimento de su pluralidad.

A esa tarea debemos dedicar todos nuestros esfuerzos; la ocasión es propicia. La lucha debe continuar y así desembocar en otro 22-M, también pacífico, con otros objetivos y otra estrategia que conduzca al cambio radical: social, político y de valores.

L@s que no participaremos en procesos electorales, por decisión firme del Frente Cívico, seguiremos trabajando por esa unidad y las formas en que social y políticamente se manifieste. Desde esa opción hacemos un llamamiento para que lo que han representado el 22 de Marzo y el 25 de Mayo no sea flor de un día y pase a ser un dato más en la larga lista de las ocasiones perdidas.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 28 Sep, 2014 7:29 pm

Imagen

ENTREVISTA
Anguita en León: «No pido votos, pido combatientes; mi discurso es áspero pero sincero»

El ex coordinador general de IU, Julio Anguita, dejó en el campus la evidencia de su palabra, fortalecida por el tiempo y de su fisonomía, debilitada por el mismo argumento. Conceptos de ida y vuelta.

Cinco ataques al corazón son demasiado castigo para no dejar secuelas. Hasta diciembre tiene cancelados todos sus actos públicos, pero hizo una excepción con León.

—¿Por qué?

—Porque me apetecía mucho venir a León. Es la segunda vez que hablo de derechos humanos en León, que en mí es una obsesión desde siempre. Porque es un viaje muy tranquilo, que voy a hacer muy cómodamente. Y por el compromiso que tenía con Quique. Le prologué su tesis doctoral y está haciendo algo muy importante.

—Derechos humanos y globalización no casan nada bien, por lo visto... Es el argumento de su conferencia.

—Son los elementos de una contradicción in términis. Es el oxímero, que se llama en la literatura. La nieve negra, el fuego frío. Si se opta por la globalización, los derechos humanos mueren. Sobre eso está centrada mi disertación. Quiero demostrar que la globalización es una regresión y que hay alternativa, que implica que la gente se conciencie y entre en una guerra de valores a muerte.

—Usted que siempre fue una persona de compromiso ¿estaría ahora en su salsa?

—No he dejado de tener compromiso, he dejado de estar en primera fila. Ya estuve, mi salud lo exige y creo que estoy mejor donde estoy. No paro de escribir, publico documentos, doy charlas, se ha creado el Centro Cívico y tengo actividad pero a mi aire.

—¿Qué vaticina que va a ocurrir en las elecciones con el nuevo mapa político que se ha dibujado?

—No me gusta vaticinar. Al sistema económico se le ha abierto una brecha. PP y PSOE están intentando cerrar esa brecha y hoy el problema no es derecha o izquierda, eso es un inmenso error. La contradicción inmediata es el poder económico y sus representantes del bipartito y la mayoría. Salga a la calle y pregunte a chavales de 25 años qué pensión van a cobrar... Si conseguimos unir a todos esos habrá opciones. Me he dirigido por escrito a IU, a Podemos, a Stop Desahucios, a Equo y a todas aquellas fuerzas culturales que existen. Les he dicho que hay que hacer un programa de mínimos, que aunque no sean capaces de ir juntos a las elecciones la gente de la calle oiga ese mismo programa a unos y a otros. Es como una melodía, que al piano la interpreta Podemos, a la guitarra IU, al oboe... s. No quiero un frente de izquierdas, porque eso es reduccionista. Y eso no significa que yo haya abandonado mi ideología.

—Eso ¿suena a revolución silenciosa?

—Sí señor. Efectivamente. No lo oculto. Lo digo con palabras sencillas pero profundas. Aspiro a que se cree un contrapoder y que se enfrente al poder para ganarlo. Con las dificultades inherentes a luchar contra los bancos y las 35 grandes empresas del Ibex. La lucha está entre la mayoría y el poder. Y para luchar no vale dedicarse a ver el fútbol y no querer saber nada. Yo no pido votos, pido combatientes. Mi discurso es áspero pero sincero.

—¿Y el fenómeno Podemos?

—El que crea que yendo solo a las elecciones y con un programa propio va a enfrentarse al poder, está equivocado. Somos pocos y necesitamos unirnos.

—¿Hay mecanismos para acabar con el bipartidismo?

—Evidentemente no. Y de eso se trata, de encontrarlos. No sé si tengo la verdad, pero sí la certeza. Las privatizaciones las inició Felipe González, como la reforma del mercado laboral y el glamour de Europa. Y los otros lo han continuado. Somos una mayoría, pero no estamos unidos y lo que hay que hacer es unir eso con un común divisor.

—Sigue siendo crítico con Felipe González. ¿Lo es también con la postura de acercamiento a Aznar que tantos problemas le granjeó?

—El PSOE fue un buen discípulo de Goebbels y ganó la partida. Era un sinónimo de corrupción. Pero si yo voy por una acera, veo como matan a una anciana y grito que eso es un asesinato y en la acera de enfrente alguien de extrema derecha dice lo mismo, no es que nos hayamos acercado, simplemente es que hemos coincidido en describir algo.

—¿Es cierto el episodio del café con Aznar?

—Se comprometió a convocar elecciones generales si le apoyábamos en una moción de censura contra Felipe González y a salirse inmediatamente. Le dije que me lo pusiera por escrito, lo llevé a la presidencia de IU y se rechazó. Lo que pasa es que no se publicó esa carta, que tenían los medios de comunicación, porque podíamos haber echado al PSOE del gobierno y eso rompía el andamiaje. Felipe prefirió a Convergencia y Unió.

—¿Era esta última crisis de la monarquía la opción ideal para la Tercera República?

—Soy republicano hasta el hueso pero no me gusta el folklore. Quiero ver la Tercera República pero quiero ver qué contenido quieren los españoles. La bandera me deja frío. Lo que quiero es que me digan qué república es la que quieren los españoles.

—¿Qué va a pasar en España el 10 de noviembre?

—No va a haber consulta en Cataluña. Si les desautorizan va a haber elecciones, que se van a convertir en un plebiscito. Yo no soy nacionalista burgués como Mas. El Estado español, con la firma de Suárez en 1977 reconoció el derecho de libre determinación. Montenegro, Yugoslavia, Eslovaquia son ejemplos de lo que se ha hecho. Escocia y Quebec han tenido consultas pero aquí se hizo una chapuza de «tente mientras cobro». Cataluña es una nación, como Euskadi y Galicia, por lógica constitucional.

—¿Cómo se encuentra a nivel personal?

—Bien. Esta vez me duró poco. No tengo planes en especial. Sólo quiero vivir y trabajar por si alguna vez veo lo que quiero. No estoy pendiente de los informativos permanentemente, hago viajes, he estado por León este verano y hago lo posible para que mis hijos tengan trabajo. La vida de un español normal de clase media es así.

—¿Siente que se le echa de menos?

—Nunca he sido una persona agradable. Me han soportado porque teníamos votos, pero en política hay que dar ejemplo y no puede ser una profesión.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 06 Oct, 2014 1:46 am



Curso de Verano Universidad de León 2014: DERECHOS HUMANOS Y GLOBALIZACIÓN: EL CAPITALISMO EN CRISIS humanos y alternativas al capitalismo en crisis. Ponente: D. Julio Anguita.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16968
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Lun 06 Oct, 2014 3:11 am

No tengo tiempo para escuchar el video ahora mismo. Concuerdo con eso del ''Capitalismo esta en crisis.'' Pero el comunismo tambien esta en crisis y paiises como China y Cuba casi han tenido ya que abrir las puertas al capitalismo. Excepto Corea del Norte y... de ese pais tan pequeno,MEJOR NO COMENTAR.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16968
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Lun 06 Oct, 2014 9:32 am

Cada vez que escucho 1 oratoria de Anguita, cada vez me parece mas GURU y como cualquier GURO, no se cuestiona.

Lo unico que admiro de Anguita es que es 1 persona honesta. Anguita siempre
se ha presentado como 1 comunista. La pregunta importante para Anguita es:
Te hubieran dejado dar esa conferencia en Vietnam,China o en la Isla que habla tu lengua materna,Cuba.? ME TEMO QUE NOOOO... PORQUE SI MALO ESTAN ''LOS DERECHOS HUMANOS EN PAISES CAPITALISTAS, NO HABLEMOS DE COMO ESTAN ''LOS DERECHOS HUMANOS EN VIETNAM,CHINA Y CUBA Y HASTA EN LA RUSIA DE PUTIN

EN ESPANA,
LOS DERECHOS HUMANOS
PISOTEADOS PERO...
EN CUBA..
LOS DERECHOS HUMANOS
Z A P A T E A D O S.!

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 19 Oct, 2014 3:05 am



1.1 | 6 Entrevista Julio Anguita #L6NAnguita en "la Sexta Noche" del Sábado, 18-10-2014.




.2 | 6 Entrevista Julio Anguita #L6NAnguita en "la Sexta Noche" del Sábado, 18-10-2014.




1.3 | 6 Entrevista Julio Anguita #L6NAnguita en "la Sexta Noche" del Sábado, 18-10-2014.

Avatar de Usuario
Invitado

Julio Anguita planta a Cintora

Mensajepor Invitado » Mié 03 Dic, 2014 1:35 am


Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16968
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Mié 03 Dic, 2014 1:00 pm

Me sorprendio esta tarde que ''EL GURO'' Anguita, no cancelara esa entrevista con anticipacion si tenia 1 cita tan importante. No se que creer,pero imagino que Anguita tan dispuesto siempre a dar sus oratorias retoricas, dijera esta vez que tenia 1 cita pendiente y no podia ser entrevistado. Creo que eso se hubiera arreglado con 1 simple llamada telefonica cancelando la cita y dando 1 nueva fecha para esa entrevista.

ME TEMO QUE TANTOS PEPEROS COMO SOCIALISTOS,IU E IZQUIERDA PLURAL, TIENEN MIEDO AL PABLITO JESUCRISTO PORQUE EL PODEMOS VA A PODER CON TODOS LO DE ''LA CASTA.''

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 18 Ene, 2015 3:37 pm

Entrevista radiofónica a Julio Anguita en el programa “¿Qué tal? ¿Cómo estamos?”. 14 enero 2014

Los compañeros y compañeras de Radio Dignidad entrevistan a Julio Anguita y reflexionan con él sobre distintas cuestiones de actualidad.



-El montaje que han hecho las instituciones y determinados medios de comunicación sobre en atentado de París ES REPUGNANTE

- Los polícías franceses entran a matar a los supuestos terroristas para que no hablen.

-Condeno la acción terrorista, pero a partir de ahí hay mucha oscuridad, como también las hubo en “las torres gemelas” como la ha habido en muchos de estos actos. El poder mueve sus fichas y siempre hay que preguntarse ¿Quién está detrás?

-El poder (el verdadero el económico) maneja los medios de comunicación, los usa para sus beneficios. Y eso exige de nosotros una capacidad crítica, un estar pensando cómo podemos luchar, un buscar la fuente de la verdad, si podemos encontrarla, es decir, una lucha incesante, pero eso se llama concienciación. Y amigo aquí hay un problema, estoy yo muy bien sentado viendo el futbol y no quiero saber nada (todos son iguales), pues en el pecado lleva la penitencia, el que no se mueve (no lucha) tiene lo que se merece.

-Esto ya es muy viejo, el bipartidismo a sus pecados políticos, a sus faenas sucias, nocivas, insalubres y peligrosas les llaman cuestión de estado, a los pactos que constituye un vulgar atentado a la constitución lo revisten y le ponen el nombre de que esto es una cuestión de estado, con lo cual venden la mercancía sucia con este envoltorio.

-Ahora van a pactar una operación contra la Yihad. Pero eso es ridículo ¿Qué van a hacer con eso? ¿Qué es lo que pretenden? ¿A quién van a poner fuera de la ley? Pero si tienen el código penal en la mano, si tienen a la policía y tienen los tribunales. Qué quieren poner ¿un estado de excepción? Para aprovecharlo ¿con qué fines? Par ir en busca de Podemos o de gentes de Izquierda Unida o de gentes libertarios que se muevan, para eso quieren hacerlo. Esto ya se inventó hace mucho tiempo. El problema es que los diputados que los denuncian en el propio Congreso, no salen en los informativos y otras persona que lo denunciamos como podemos en emisoras como esta, que se juegan todos los día el estar en las ondas, pero en los grandes medios, NO. Los grandes medios vendrán hoy hablando del pacto de estado, por defender la paz…

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 26 Jun, 2015 3:52 pm



JULIO ANGUITA INTERPELADO POR 12 PERIODISTAS Y TERTULIANOS - 1993





Julio Anguita entrevista completa La Sexta Noche 2013




Volver a “La Crispación”