El Terror Rojo en España

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
asi fue

Mensajepor asi fue » Mar 02 Oct, 2007 4:29 pm

Se preguntan todavia algunos cinicos revanchistas por que media España se levantó contra el Frente Popular y cómo toda España aguantó 40 años con Franco, y la respuesta es muy simple: EL TERROR ROJO

Como mal menor fue mucho mejor una dictadura como la de Franco a otra pro sovietica como la que querian imponer (por la fuerza) Largo Caballero y sus socios.

Fue el Frente Popular quien acabó con la II Republica, al estilo Chavez pero con sangre y crímenes en plan bestial.


Avatar de Usuario
Ni un voto al fascio

Mensajepor Ni un voto al fascio » Mié 10 Oct, 2007 3:53 pm

La prensa internacional denuncia el por qué de la oposición a la Memoria Histórica

“Muchos de los miembros del PP admiran a Franco en secreto”

S.C.

Medios internacionales como los diarios británicos Financial Times e Independent dedican en sus ediciones de hoy pormenorizadas noticias sobre la propuesta de ley de Memoria Historia. Explican que la ley condena el franquismo y que la derecha española se opone a la misma alegando que no conviene remover el pasado, mientras simultáneamente promueven la beatificación de mártires católicos y admiran encubiertamente al dictador.
El diario británico Financial Times explica cómo la ley de Memoria Histórica sigue adelante después de que el PSOE haya conseguido el apoyo de otros partidos tras meses de negociaciones, lo que permitirá un texto “que honra al medio millón de muertos durante la Guerra Civil (…) y rinde tributo al incontable número de españoles perseguidos por el régimen de Franco, así como a los sacerdotes y a las monjas asesinados por partidarios de la Republica durante la guerra”. También señalan como la ley contempla la implicación estatal a la hora de ayudad a asociaciones de búsqueda e identificación de víctimas.

Los mártires de la derecha
La información señala que “el conservador Partido Popular se opone argumentando que es un gran error revisar el pasado. Pero la derecha española también está homenajeando a sus víctimas. Los obispos católicos están esperando congregar a miles de fieles en la Plaza de San Pedro el 28 de octubre para la beatificación de 498 mártires, sobre todo monjas y sacerdotes, asesinados antes y durante de la guerra civil.

Beneficiarios de la dictadura
La noticia recoge otro testimonio ilustrativo de la oposición del PP a esta ley. Como explica Santiago Macías, que conduce una asociación de búsqueda de víctimas de la represión franquista, “cuando los populares hablan de reabrir viejas heridas evidentemente no están hablando de sus heridas. Ningún español podría oponerse a localizar a parientes difuntos y darles un entierro decente. Es difícil que el PP condene el régimen de Franco porque muchos de sus miembros eran beneficiarios directos de la dictadura”. El artículo pone el ejemplo de Manuel Fraga, actual presidente honorario del PP y ex ministro de la dictadura.

Feroz oposición
Otro diario británico, The Independent, señala como “España finalmente ha hecho un esfuerzo por reconocer su pasado autoritario, con una ley que condena la dictadura de Francisco Franco y honra a sus víctimas” después de “meses del regateo y de la oposición feroz del PP”.

El PP nunca se ha desligado de Franco
La periodista que firma la noticia alude a las declaraciones de Ángel Acebes acusando a Zapatero de traer “la división y la confrontación” con esta ley, y en relación a esto, recuerda que “en el PP nunca se han desligado de Franco y muchos de sus miembros lo admiran secretamente”.

Avatar de Usuario
el stalinismo en España

foroloco.org

Mensajepor el stalinismo en España » Jue 11 Oct, 2007 11:09 pm



Memoria Histórica: Lo que la izquierda no cuenta





La mitad de la historia que no nos quieren contar. No, la izquierda no era maravillosa. No defendía la democracia. No aceptaba a los que no pensaban como ellos. Pretendía implantar la dictadura del proletariado y establecer los soviets en España. El modelo político del Frente Popular era la URSS. Decenas de miles de personas fueron ejecutadas por la izquierda. Y no, los bombarderos de los rojos no tiraban confetis sobre la población civil. Este video es un pequeño recordatorio de que la izquierda, en España, no creía sino en el mismo modelo que durante el siglo XX provocó más de 100 millones de muertos en todo el mundo, desde los killing fields de Camboya hasta las mazmorras de Castro, pasando por Tiananmen y la URSS.

Avatar de Usuario
el stalinismo que venía..

Decenas de miles de españoles masacrados por los rojos

Mensajepor el stalinismo que venía.. » Jue 11 Oct, 2007 11:13 pm



AMNESIA HISTORICA
Decenas de miles de españoles fueron masacrados por los rojos durante la Guerra Civil: por sus ideas políticas, por sus creencias religiosas, por oponerse a los designios totalitarios de los partidos marxistas de la época. Murieron en cárceles, checas, iglesias, conventos o pueblos y ciudades españolas indiscriminadamente bombardeadas por la aviación y la artillería republicana. Al final, incluso entre los propios republicanos acabaron asesinándose (caso de Andreu Nin) y combatiendo entre ellos para obtener el poder (golpe de Besteiro y Casado contra el gobierno de Negrín). Ante la flagrante omisión de todos estos capítulos en la campaña de propaganda política izquierdista denominada "recuperación de la memoria histórica", este video trata de realizar una esquemática narración visual de apenas unos minutos de todos esos sucesos del pasado que ahora, por estrategia propagandística, la izquierda niega, omite o desconoce. Que los pocos minutos que dura este video contribuyan a que, quien lo vea, comprenda que no hay nada de lo que los rojos puedan acusar a los demás de lo que antes no sean ellos culpables.

Avatar de Usuario
condenas

Mensajepor condenas » Lun 15 Oct, 2007 9:44 pm



No solo hay que condenar el levantamiento militar de Mola y Franco en 1936, también habría que hacerlo con estos atentados contra la legalidad repunblicana:

  • Condena del golpe de Estado de 1931: La República se proclamó en unas elecciones que perdió.
  • Condena del golpe de Estado socialista-catalanista de 1934.
  • Condena del golpe de Estado de febrero de 1936 en el que se proclamó vencedor al Frente Popular, en unas elecciones que había perdido.
  • Condena del Golpe de Estado de abril de 1936 por el que Azaña se proclamó Presidente de la República de manera antidemocrática.
  • Condena del golpe de Estado en la zona republicana el 19 de julio de 1936 al repartir el Gobierno armas entre las milicias socialistas, comunistas y anarquistas y proclamarse éstas con derecho a actuar como agentes del orden.
  • Condena de los sucesivos golpes de Estado habidos en la zona Roja y que culminaron con el último en 1939 por parte del socialista Besteiro y del general francmasón Casado.

Asimismo sería justo reivindicar la memoria de quienes como el Presidente del Gobierno Alejandro Lerroux, y los generales Francisco Franco, López de Ochoa y Batet, detuvieron el golpe marxista-separatista de 1934.



Venga ZP, a condenar.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 15 Oct, 2007 10:32 pm

Como ahora a dado el golpe Zapatero.
Este régimen es una monarquía comunista judeo-masonica.
VIVA ESPAÑA VIVA FEDERICO

Avatar de Usuario
a robar y a matar curas!!

El anarquista que fusilo a 45 beatos

Mensajepor a robar y a matar curas!! » Jue 18 Oct, 2007 12:10 am

Imagen

Carnet del pistolero anarquista, con una foto que guarda un parecido curioso con Franco en su juventud. Cuando no apretaba el gatillo, conducía el camión que recogía a las víctimas.



El anarquista que fusilo a 45 beatos


Imagen

¿Queremos Memoria Histórica? Esta es la historia de Josep Sierra, el militante de la CNT-FAI que fusiló a los 45 maristas que serán beatificados el 28 de octubre junto con otros 453 religiosos. Los detalles de la vida del pistolero, conocidos ahora, resultan escalofriantes. Murió en 1974 en un confortable piso de Londres gracias a la fortuna que había acumulado en sus andanzas "políticas" por Barcelona.

ANA MARIA ORTIZ

«Recuerdo que uno de estos detenidos, antes de morir, nos dijo que no sabía por qué le matábamos. Pero le hicimos callar porque nuestro trabajo era matar y el suyo, morir».

El pistolero anarquista acabó confesándose de sus crímenes, cometidos en los primeros días de la Guerra Civil, a lápiz y con ortografía de analfabeto en un diario de 58 páginas numeradas. No pudo elegir Josep Serra envoltorio más adecuado para lo que pensaba verter en aquellas cuartillas. El bloc, de tapas oscuras, tenía incrustada en la portada una imagen de la Barcelona de los años 30, con el puerto en primer plano y la montaña de Monjuit alineada al fondo.

La estampa, en blanco y negro, no debía de diferir mucho del aspecto que mostraba el embarcadero al anochecer del 7 de octubre de 1936. Mirándola, quizás Josep Serra evocara los rostros de los 45 frailes maristas a los que él acabó ametrallando con un puñado de camaradas en las inmediaciones del cementerio de Montcada y cuyo paseíllo hacia la muerte se inició precisamente en un barco atracado en aquel muelle que preside sus trascendentes memorias.

Desde luego si Serra recordaba a sus víctimas no era con congoja, tormento o arrepentimiento a juzgar por el escaso rubor con el que transcribió el final de los religiosos: «Sacamos al grupo de frailes de los calabozos de la primera galería y algún otro para transportarlos en vehículos al cementerio de Montcada. Cuando llegamos les hicimos bajar de los vehículos y caminar hasta las paredes del cementerio y les obligamos a ponerse de cara a la pared para ejecutarlos», escribió.

La voz del asesino se escucha por primera vez esta semana -recogida en Diario de un pistolero anarquista, de Miquel Mir, editorial Destino- justo cuando se ultiman los preparativos para la beatificación de los 45 maristas fusilados, elevados a los altares el próximo 28 de octubre con otros 453 mártires españoles víctimas de la Guerra Civil. Entre los alineados en los muros del camposanto de Montcada estaban el hermano Vulfrano, 17 años cuando lo enfiló el pelotón de Serra; Miguel Ireneo, de 28, el intelectual del grupo; Lino Fernando, experto en cuidados médicos; y Porfirio, y Prisciliano, y Salvio...

Los crímenes que Josep Serra cometió bajo el manto de las siglas de la FAI -la Federación Anarquista Ibérica, creada en 1927, donde ingresaron los elementos más radicales de la CNT- salen a la luz coincidiendo también con los últimos retoques del Gobierno a la Ley de Memoria Histórica, llamada a abrir fosas para cerrar heridas. Y el diario, empolvado durante años, donde se justifican las tropelías anarquistas como peaje necesario de la revolución obrera, es una muestra palpable de que las llagas que aún suturan no son patrimonio de un sólo bando. «En las FAI estábamos decididos a hacer correr la pólvora para hacer caer la sociedad de los ricos», dejó escrito Serra.

El caso de los 45 hermanos maristas es especialmente sangrante por la trampa que los anarquistas de la FAI les tendieron antes de matarlos. Con la falsa promesa de un visado conjunto a Francia, lograron que salieran de sus refugios y los reunieron en el puerto de Barcelona antes de darles pasaporte al paredón.

Josep Serra -ese era el nombre de guerra, el que usaba en la clandestinidad, aunque problablemente nació con el de Carles- lo recoge con detalle en su dietario. «Recuerdo que era un día de mucho calor cuando llegaron los autobuses con más de 100 frailes maristas, unos 30 patrulleros les esperábamos armados con fusiles de los que llamábamos naranjeros. E hicimos bajar a los frailes de los dos autobuses, en medio de una confusión ya que con tantos frailes, los patrulleros les gritábamos "manos arriba y a caminar en fila de tres" y en grupos les obligamos a subir al patio interior del centro en donde los patrulleros les atamos las manos y los hicimos poner uno al lado del otro de pie».

Era el 8 de octubre de 1936 y el pistolero anarquista, 43 años entonces, tenía enconmendado el puesto de conductor de uno de los camiones de las patrullas de control, la policía miliciana que la FAI articuló y con la que logró hacerse con el control del orden público de toda la ciudad de Barcelona. Las patrullas tenían carta blanca para practicar registros, detenciones y confiscaciones de cualquier sospechoso de comulgar con el levantamiento militar.

La de Josep Serra recibía órdenes de Manuel Escorza -lastrado por una poliomelitis infantil hubo quien lo describió como «un tullido de cuerpo y de alma»- y tenía su cuartel general en el convento de San Elías, expropiado por los anarquistas a las monjas clarisas. Fue allí donde encerraron a los maristas. «A primera hora de la tarde», continúa Serra el relato, «llegaron al centro de detención Aurelio Fernández, Antonio Ordaz y Dionisio Elores, que eran los cabecillas de las patrullas de control, que nos saludaban a los patrulleros para felicitarnos por la caza de frailes que habíamos hecho y que ya nos divertiríamos luego cazando a estos conejillos afinando bien la puntería y a los frailes les dijeron que los anarquistas no se venden por dinero y nadie se burla de la CNT-FAI».

El dinero al que se refiere las memorias era un anzuelo que los encargados de las patrullas enseñaron a los maristas y que éstos acabaron mordiendo. Los responsables de la orden religiosa habían acordado con la cúpula de la FAI el pago de 200.000 francos a cambio de que los anarquistas facilitaran la huida a Francia, en barco, de unos 200 de sus frailes.

No sin recelo, los maristas confiaron en el cumplimiento de lo pactado y abandonaron los sótanos y desvanes en los que se ocultaban para presentarse, la tarde del 7 de octubre, al embarque en la nave Cabo San Agustín. La mitad nunca pisó suelo francés. La última fotografía que muchos contemplaron en libertad fue la que preside el diario de Serra, el puerto de Barcelona: «Estos frailes maristas pagaron 200.000 francos franceses pero sólo consiguieron salir a Francia un centenar de frailes. Los otros cien que tenían que salir con un barco desde el puerto de la Barceloneta, al final los llevaron en dos autobuses a nuestro centro de detención en San Elías».

Los carceleros que los recibieron allí disiparon la esperanza, si alguno entonces todavía la albergaba, de salir con vida. «Estos son los cuervos negros que querían escaparse en barco a Francia para ir a difundir el opio religioso y ahora los tenemos enjaulados, algún día comeremos salchichón o filete de fraile». Las palabras las recoge Mariano Santamaría, el postulador que ha documentado el martirio de los maristas para el Vaticano y a quien Diario de un pistolero anarquista le ha servido de enorme ayuda.


Imagen

CADAVERES INCINERADOS

El día siguiente, 9 de octubre, en San Elías desayunaron poco más de 50 maristas. Los 45 restantes los había subido Serra en su camión, de madrugada, hacia el fusilamiento en el cementerio de Montcada. Para no dejar huellas, los cadáveres se cargaron de nuevo en el camión y se quemaron en una cercana fábrica de cemento.

Serra tenía que haber cubierto otros dos viajes, con igual carga, las dos madrugadas siguientes. Pero uno de los patrulleros que custodiaban a los maristas dio aviso a un teniente de apellido Esteve -«tu hermano se encuentra entre los frailes detenidos», le alertó- y éste logró detener las ejecuciones.

El pasaje de los maristas es uno de los más dramáticos del diario de tapas negras, quizás por el grueso de vidas cobradas con sólo unas cuantas ráfagas de metralla. Pero no es el único atropello que Josep Serra caligrafió de su puño y letra. Al volante de su camión Chevrolet, pintado de rojo y negro y con las siglas FAI destacadas en blanco, se prodigó en palizas, atracos, secuestros, y asesinatos sin miramientos. Con todo, su actividad predilecta, al menos la que más unto le propició, fue el saqueo indiscriminado de mansiones e iglesias.

Josep Serra esquilmaba a la causa anarquista gran parte del botín confiscado y lo guardaba para sí.

Cuando mediados 1937, los de la FAI pasaron de perseguidores a perseguidos, Serra preparó rápido su salida del país. Se valió de un brigadista, de nombre Steve, al que había conocido en Barcelona y al que prometió un buen pellizco de la fortuna rapiñada a cambio de su ayuda. Sólo tenía que enviarle documentación desde Londres y darle una dirección postal donde ir remitiendo las piezas robadas. Entre octubre del 37 y noviembre del 38, Serra prácticamente no hacía otra cosa que empaquetar.

Cuando en enero de 1939 llegó a Londres, vía Francia, su tesoro le esperaba intacto: cruces de altar, cálices, coronas de plata, custodias, bacinas, retablos pintados, sillas, joyas, cuadros de valor... «Empezamos a vender todas las piezas religiosas y joyas que aún nos quedaban. Lo hicimos en anticuarios y colecionistas particulares de Londres y ciudades próximas. Sacamos bastante dinero que nos ayudó a vivir sin problemas económicos».

Serra, que a su llegada a Londres se agenció una nueva identidad y con ella se enterró, describe eufemísticamente su poder adquisitivo. Con lo obtenido de las antigüedades que iba colocando no necesitó trabajar para vivir y compró un piso de cuatro habitaciones en el exclusivo barrio de Kesington & Chelsea, adonde se trasladó a vivir, en 1948, con la única mujer que se le ha conocido: Lilianne Groove, viuda de un soldado fallecido en el desembarco de Normandía. Serra murió de muerte natural el día de los santos inocentes de 1974, a los 81 años de edad, en el Paddington Community Hospital.



LOS VALLS TABERNER

Entre los objetos de los que el pistolero se deshizo en Londres, debieron estar los desvalijados del edificio de cuatro pisos que los Valls Taberner poseían en la Avenida Diagonal esquina con el paseo de Gracia. Con las pertenencias de los hermanos José y Ferrán Valls Taberner, fabricante de tejidos el primero, historiador y diputado de la Liga catalana, el segundo, se llenaron dos camiones. A uno de los herederos de la familia, Javier Valls Taberner, le ha sido devuelta hace poco alguna correspondecia de sus antepasados expoliados que Serra guardaba en su piso de Londres.

Las cartas de los Valls Taberner, como el diario de Serra, no fueron desempolvados hasta que Lilianne Groove falleció, en 2000. Fue entonces cuando Mauricio, ahijado de Serra, el chaval de 12 años que se sentaba junto a él en la cabina del camión cuando salía de patrulla con la FAI, recibió una carta en su buzón. La misiva lo señalaba como el único heredero de la fortuna y las pertenencias de Josep Serra.

Desde 1939 hasta su muerte, los viajes de Mauricio a Londres fueron el único contacto que el pistolero exiliado mantuvo con España. «Fui yo quien le pidió que escribiera sus memorias en el trascurso de una visita que le hice en 1951», cuenta Mauricio a Crónica. «Había que desvelar uno de los aspectos menos tratados del periodo de la Guerra Civil, el de las acciones revolucionarias perpetradas por la FAI, cuando una cierta historiografia oficial suele pasar de puntillas sobre la violencia y el expolio anarquista».

Mauricio, 85 años ahora, con residencia en Barcelona, encontró en la vivienda londinense el diario de Josep, el grueso del archivo documental de la FAI -de un valor histórico incalculable- y un carné de la CNT que desvela el rostro de Serra, paradójicamente de rasgos faciales muy similares a los de Franco.

El ahijado puso el valioso hallazgo en manos de Miquel Mir, archivero y documentalista catalán, quien sigue estudiando el material con la intención de reconstruir la magnitud del expolio, pero ha publicado ya Diario de un pistolero anarquista, donde reproduce el testimonio de Josep Serra. Este comenzó su dietario así: «Cuando abrí los hojos a la ingusta realitat de la vida fue un frío día de enero delaño 1914 en el puerto de Barcelona, cuando un cura nos vendecía a todos los soldados que forzados nos enviaban a marruequos para luchar contra los moros...». (sic)

Hablaba de los tres años de servicio militar que cumplió en el frente de Marruecos, donde aprendió las habilidades de conducir y manejar armas, a las que tanto provecho sacaría después, y alumbró una conciencia proletaria que no dejaría de alimentar con los años. «Eramos carne fresca que enviaban al matadero para defender los intereses de los ricos capitalistas españoles», escribió, con evidente rencor, de su paso por Marruecos.

De vuelta a España, Serra pasó fugazmente por la masía de Villafranca del Penedés donde había nacido en 1893 -«toda la gente del pueblo me veía como un empestado y un revolucionario- antes de mudarse a la convulsa Barcelona. En la capital consiguió empleo como mecánico en un taller al tiempo que se afiliaba a la CNT, donde siempre se fue decantando por la facción más violenta. Su primera acción como pistolero la perpetró en 1919. Ejecutó al encargado de una empresa textil, Vapro Vell. Al dispararle en la cabeza, sus pantalones quedaron empapados de sangre y de fragmentos de cerebro. Vomitó y se puso los pantalones del muerto.

Cuando Serra decidió intalarse por su cuenta como mecánico, su taller de Pueblo Nuevo sirvió, en junio de 2006, para una reunión del movimiento que presidió Durruti, y en la que perfiló el plan anarquista para responder al inminente alzamiento militar. De allí salió con una consigna clara. «Las órdenes eran entrar en las iglesias y conventos y saquear las piezas de oro o plata o de más valor que nos servirían para venderlas y comprar armas para la causa revolucionaria», dice un diario que finaliza con lo que nadie ha escrito en su lápida londinense. Que se moría sin remordimientos por su pasado, pero con el dolor de no poder contemplar el escenario real de la fotografía que eligió para su diario: «Siento como se me va el tiempo y me ronda la muerte. Pero no le tengo miedo, ya que a todos nos llega el final. Auque nunca pierdo la esperanza de poder volver algún día a España, en la masía donde nací».




Imagen

ASI MURIERON SEIS DE LOS BEATOS


VICTORIANO JOSE

Lo tuvieron que fusilar dVICTORIANOos veces. El 8 de octubre, junto con otros 46 hermanos maristas, fue conducido desde la checa de San Elías al cementerio de Montcada. Allí lo balearon el 7 de octubre de 1936. Pero siguió vivo. Consiguió llegar a casa de un ferroviario. Pero la casa también estaba amenazada y le recomendaron que no permaneciera allí. En la segunda puerta a la que llamó no tuvo tanta suerte. Lo delataron y fue fusilado el 8 de octubre. Tenía 28 años.

VIRGILIO

Nacido en la localidad navarra de Ciriza, había sido director del Colegio de Burgos, responsable del noviciado de Grupliasco y director en Murcia. El contribuyó a que más de un centenar de estudiantes de la orden huyeran a Francia el 5 de octubre. Pero, como tantos otros, Virgilio acabó en la checa de San Elías antes de ser fusilado aquel 8 de octubre. Antes de la guerra, Virgilio había creado la sociedad civil La Cultural para oponerse, en 1933, a las leyes contra la enseñanza católica.

EPIFANIO

Tenía 62 años cuando fue asesinado en Montcada. Dirigía un colegio de la barcelonesa calle de Lauria el día en que estalló la guerra. La comunidad se dispersó en busca de refugio. La responsabilidad pudo más que el miedo y Epifanio regresó al colegio. Allí lo cogieron y encarcelaron para ponerlo inmediatamente en libertad. Vagó de fonda en fonda. Detenido de nuevo, lo llevaron al barco Cabo San Agustín el 7 de octubre de 1936. Después pasó por la checa de San Elías antes de ser fusilado.

ANGEL ANDRES

El no se fiaba de las promesas de la FAI. No creía que los anarquistas fueran realmente a permitir a los maristas salir hacia Francia en barco. A pesar de que era un idealista especialista en El Quijote (y autor de una edición anotada escolar). «Nos van a traicionar», dijo en varias reuniones. Y así fue. Tenía 37 años. Precisamente por sus reticencias, fue apartado de sus compañeros el 7 de octubre. Desapareció en la checa de San Elías. Nadie sabe dónde fue fusilado ni dónde está su cuerpo.

LAURENTINO

Pudo haber huido pero no lo hizo. Le dieron facilidades para cruzar la frontera y refugiarse en Italia, pero prefirió ayudar a otros maristas. Consiguió facilitar el paso a Francia de 117 jóvenes. Pero él y otros 106 hermanos cayeron en una trampa y el 7 de octubre de 1936 fue hecho prisionero en el puerto de Barcelona. Allí iban a embarcar en el buque San Agustín rumbo a Francia. Responsables de la propia FAI habían garantizado su seguridad. Les engañaron y acabó fusilado.

CARLOS RAFAEL

El más joven de los depurados. Gerundense, había jurado los votos apenas dos años antes del Levantamiento, el 2 de julio de 34. Tenía 15 años y le quedaban dos de vida. Cuando estalló la guerra, intentó salir del colegio salesiano e Mataró en el que vivía hacia su pueblo natal, Sant Jordi Desvalls. Lo consiguió, pero se enteró de que un barco los podía llevar a Francia, se desplazó a Barcelona y fue detenido: «Así moriremos mártires e iremos al cielo», dijo antes de morir.


http://www.elmundo.es/suplementos/croni ... 12801.html

Avatar de Usuario
un testimonio del terror

EL MARISTA SUPERVIVIENTE MATANZA Josep Serra

Mensajepor un testimonio del terror » Dom 21 Oct, 2007 4:14 pm

Imagen

EL MARISTA SUPERVIVIENTE

ASI ME SALVE DEL PISTOLERO


HUBO UN final feliz en el escalofriante suceso contado en el último «Crónica». El asesino de los 46 maristas, beatos el próximo domingo, no acabó con todos. A Peruchena lo salvó Companys. Este es su testimonio

Un anciano de semblante lúcido y ademanes sorprendentemente diligentes para los 91 años que cumple mañana acude al vestíbulo a buen paso en cuanto oye que se pregunta por él.

-¿Francisco Peruche...?

-Aquí, aquí para servirle.

Por si la memoria le hace algún quiebro y necesita apuntalar su relato, Francisco Peruchena Ollacarizqueta -el hermano Policarpo Luis dentro de la orden marista- se acerca cargado de documentos. Trae un folleto con los rostros de los 46 maristas que, fusilados en Barcelona en octubre de 1936, serán beatificados el próximo domingo en Roma. Porta también una imagen remota de los verdugos, la cúpula anarquista que apresó a los religiosos y los mandó ejecutar por su sobreentendida comunión con el fascismo. Y sujeta además una decena de folios que conforman su diario de esos días donde detalla cómo escapó in extremis a aquella cacería de frailes. De no torcerse en el último momento los planes de sus carceleros, su foto también estaría impresa en el cartel junto a los martirizados.

La entrevista se celebra bajo la sombrilla, en un jardín inflamado por la eterna primavera de la costa malagueña. Francisco Peruchena se protege del sol con una gorra. Desde que se jubiló, hace más de dos décadas, convive con otros 18 hermanos en esta residencia que la orden marista compró en Arroyo de la Miel para alojar y atender a sus religiosos retirados.

En cuanto sus ojos enfocan el libro que Crónica le lleva -Diario de un pistolero anarquista, de Miquel Mir, editorial Destino-, se inclina con celeridad hacia la portada. «Este, éste es el tunante». El rostro que golpea insistentemente con la yema de su dedo índice es el de Josep Serra, el pistolero anarquista cuya historia, investigada y publicada por el documentalista Miquel Mir, desveló este suplemento la semana pasada. El diario de Serra, reproducido en el libro, es el único testimonio escrito del asesinato de los maristas. Y Peruchena, que escapó de aquello, es uno de los dos hombres que aún viven para contarlo.

Pese a los 70 años transcurridos desde que se vieron por última vez, Francisco reconoció en seguida la fotografía del pistolero impresa en estas páginas. Se enojó al ver al militante de las FAI -el brazo más violento de la CNT- que condujo a sus compañeros frailes hasta el cementerio de Montcada la madrugada del 9 de octubre del 36. En los muros del camposanto, Serra y unos cuantos de su cuerda ordenaron a los maristas ponerse de cara a la pared antes de propinarles unas ráfagas de metralla. Pensaban administrarles la misma medicina a Francisco Peruchena y a otros 60 frailes las noches siguientes. «Este, éste es el tunante», insiste con el dedo el religioso jubilado.

No lo contaba el pistolero anarquista en sus memorias, de las que Crónica se hizo eco el número pasado, pero sí está escrito en el recuerdo infalible de Francisco. Dos días antes de los fusilamientos, Josep Serra se encontraba en el muelle de Barcelona, donde la FAI había convocado con engaño a los maristas de la ciudad. La orden religiosa había pagado 200.000 francos a cambio de la bendición anarquista para abandonar el país.

Esa tarde -les mintieron- iban a embarcarlos en el barco Cabo San Agustín rumbo a Francia. «Lo vi con mis ojos. Entró en mi camarote y nos pidió que le entregáramos todo lo que teníamos de valor: "Para pasar a Francia es condición necesaria hacerlo sin nada de dinero, ni relojes... Ya que allí lo requisan todo", dijo. Nos mintió y nos saqueó».

Peruchena es generoso en nombres y fechas que hilvana con una facilidad pasmosa. Se percibe que, ante nuestra visita, ha puesto en orden su pasado. La semana en la que el Gobierno libraba los últimos pulsos con el resto de partidos políticos para decidir qué parte de la Guerra Civil merece ser recordada y cuál es digna de enterrar, Francisco ha estado revisando su propia memoria histórica.

La Ley, que ya avanza camino de su aprobación definitiva en el Congreso, no es precisamente santo de su devoción: «Ley de Memoria Histórica. ¿Para qué? ¿Para remover tonterías? ¿Para enfrentarnos otra vez unos a otros? Mejor que las cosas queden como están», dice sin muchas ganas de seguir atizando la discusión.

Francisco ha digerido la contienda como un choque sin concierto en el que ni siquiera se sabía de qué color vendría vestido el enemigo. Verán: él comenzó la guerra con túnica de fraile y perseguido por unos anarquistas que entendían que ser religioso era sinónimo de fascista. Pero el final del enfrentamiento civil le sorprendió con el uniforme republicano puesto, el carné de la UGT en la cartera, y huyendo de los nacionales, que lo hubieran ejecutado por rojo. Así de caótica fue la cosa.



Imagen

DOS PESETAS Y MEDIA

De vuelta al 7 de enero de 1936, al camarote en el que Josep Serra se disponía a vaciarle los bolsillos, Peruchena cuenta que obedeció la orden sin rechistar y le dio las dos pesetas y media que llevaba antes de encomendarse a Dios: «Ya se mascaba el engaño y la tragedia», cuenta. «Nos hicieron salir del barco y vimos como desvalijaban nuestras maletas. Unos anarquistas se probaban nuestra ropa mientras otros nos ponían en fila y nos dirigían a dos autobuses Roca de dos pisos».

De los 107 frailes maristas que subieron a aquellos autobuses pintados de gris, sólo Francisco Peruchena estará presente en la ceremonia de beatificación de los 46 asesinados que se celebrará el próximo domingo 28 en el Vaticano. Quitando al hermano Daniel Gutiérrez, a quien una reciente operación de corazón le impide afrontar un viaje excesivamente fatigoso para quien ya ha cumplido 90 años, es el único superviviente de aquella emboscada.

Gutiérrez tendrá que ver por televisión cómo ascienden a mártires 498 religiosos españoles -los 46 maristas fusilados en Montacada más otro ejecutado en Asturias entre ellos- asesinados por los defensores de la República durante los años de Guerra Civil. Peruchena lo contemplará in situ. Asistirá a la beatificación más numerosa y también la más concurrida de la historia de la Iglesia. Se espera la presencia en la plaza de San Pedro de una delegación española conformada por entre 20.000 y 30.000 fieles, 500 maristas -con Peruchena como testigo de excepción- y 74 obispos -más prelados incluso que cuando la muerte de Juan Pablo II-, con el ministro Fernando Moratinos como representante del Gobierno.

Hay quien ha interpretado la cita como un acto de contraprogramación de la Conferencia Episcopal Española a la Ley de Memoria Histórica de Zapatero. Peruchena no ve más que la justa redención del sufrimiento padecido. «Aquello fue muy duro, muy duro... No pensaban nada más que en coger curas, frailes y cristianos...», dice contemplando las fotografías de los mártires impresas en el folleto.

Se detiene en el hermano Baudilio. Lo recuerda con claridad, con aquellas gafas diminutas incrustadas en el rostro anguloso. Baudilio bajó atenazado del autobús y entró llorando al convento San Elías, que la FAI había expropiado a las monjas clarisas y donde encerraron a los maristas antes de ejecutarlos. «¡Nos van a matar, nos van a matar!», sollozaba Baudilio en el que había sido el lavadero de las religiosas, reconvertido en aquel momento en celda de frailes.

Reconoce también a Epifanio, el mayor del grupo de asesinados con 62 años. Es el fraile que propició el acuerdo -200.000 francos a cambio de las vidas de los maristas- del que se acabaron burlando Serra y los de la FAI.

Los ojos de Peruchena se tornan acuosos cuando señala al hermano Ismael, su primer profesor. Lo conoció en 1929 en el colegio marista de Villafranca de Navarra donde Peruchena ingresó cuando decidió ordenarse fraile con sólo 13 años. Le duelen aún más las ausencias del Félix León -retratado con cara de adolescente- y Frumencio -siempre muy circunspecto-, profesores del colegio barcelonés de Sants donde él también impartía clases cuando estalló la guerra y se desató la persecución anarquista contra cualquiera que portara un crucifijo. Según datos de la Generalitat, 8.352 personas fueron asesinadas en la retaguardia catalana entre 1936 y 1939. Entre las víctimas de la represión, 2.441 religiosos.

Peruchena comenzó su particular éxodo un domingo 19 de julio, después de misa, al día siguiente del alzamiento militar. El director del colegio marista les había buscado casas amigas donde refugiarse. A él le tocó con los Garbayo en un piso con vistas al colegio, desde donde contempló cómo los de la CNT vaciaban las dependencias y prendían fuego a una pira que tardaría un día en arder. Sufrió también un registro anarquista donde tuvo que hacerse pasar por un pariente que jugaba a las cartas y, aunque dio el pego, decidió no comprometer más con su presencia a los Garbayo y se buscó una posada. No tardarían en dar con él.


DETENIDO Y JUZGADO

«Este es Valencia, el que me detuvo, y este Ordaz, el que me juzgó», dice echando de nuevo mano de una fotografía, esta vez fotocopiada de un viejo libro. Antonio Ordaz, uno de los jefes de las patrullas de la FAI, le leyó su sentencia mientras devoraba un plato de chuletillas regadas con vino. «Te perdonaré la vida», le dijo, «pero te encargarás de pelar patatas, fregar, barrer...». A ello se dedicó Peruchena hasta que lo empujaron a aquel barco ratonera donde le vio la cara a Serra el 7 de octubre de 1936.

Y hubiera sido fusilado la noche siguiente a la ejecución de los amigos Frumencio, Félix León y compañía -quizás por la metralleta del propio Serra- de no ser por la intervención de Lluís Companys. El presidente de la Generalitat supo de la situación de los frailes y montó en cólera. De su mano, Peruchena y otros 60 maristas abandonaron aquel corredor de la muerte. El ingresó en la prisión de la Modelo.

Liberado en noviembre de 1937, Francisco Peruchena se agenció una identidad falsa -Juan Almirall Font- con la que se afilió a la UGT. «Entonces respondí a un anuncio en el que se pedían voluntarios carabineros para trabajar como enfermeros en el frente». Fue así como acabó vistiendo el uniforme republicano, asistiendo a sus heridos y huyendo a Francia ante el avance del Ejército Nacional.

Lo que siguió al 39 daría para otro largo día de charla. Quién sabe, dice, si entre que da de comer a las gallinas de la residencia y cumple con sus lecturas y su paseo diario de una hora no saca él también tiempo para contarlo en unas memorias.


http://www.elmundo.es/diario/cronica/
http://e-pesimo.blogspot.com/

Avatar de Usuario
el espirtu de la Checa

Agresión al historiador Pio Moa por grupos de ultraizquierda

Mensajepor el espirtu de la Checa » Mié 24 Oct, 2007 4:54 pm



Agresión al historiador Pio Moa por grupos de ultraizquierda al servicio del PSOE

Avatar de Usuario
la memoria del golfo ZP

la memoria historica del golfo ZP

Mensajepor la memoria del golfo ZP » Dom 28 Oct, 2007 11:16 pm

Imagen

Avatar de Usuario
¿quien empezo la Guerra?

diario del Horror Rojo en España 1936

Mensajepor ¿quien empezo la Guerra? » Dom 28 Oct, 2007 11:59 pm



El socialista Largo Caballero en un mitin afirma que : "La clase trabajadora tiene que hacer la revolución... Si no nos dejan, iremos a la guerra civil. Cuando nos lancemos por segunda vez a la calle, que no nos hablen de generosidad y que no nos culpen si los excesos de la revolución se extreman hasta el punto de no respetar cosas ni personas."


El diario Ya multado con la fuerte suma de 50.000 ptas. de entonces por describir el cadáver de Calvo Sotelo como "con señales de violencia" y la censura del Frente Popular le prohibió usar la palabra "asesinato".


ENERO. 1936.

Día 3.-
Singra (Teruel).- Asalto a la iglesia con destrozo de imágenes y robo del cepillo...

Día 5.-
Vigo.-
A las 11.30 Gil Robles celebra un mitin en el que el delegado de la autoridad informa en varios momentos que suspenderá el mitin antes cosas que no le satisfacen, como que en un momento Gil Robles alude al presidente de la República y alguien grita: "a por él", amenazando de suspender el acto electoral. También interrumpe y amonesta porque Gil Robles dice que el Presidente de la República ha vulnerado la Constitución.
Lugo.- En otro mitin de Gil Robles el delegado de la autoridad de la República Española (era el gobernador civil) llama la atención a Gil Robles por aludir a las canas (sic) del presidente de la República. Gil Robles informa que un Rey es inviolable pero no un Presidente de la República y que la norma del Ministro de la gobernación impide que se trate del presidente de la republica es que el ministro se ha dejado llevar de cuando era ministro con la monarquía es vuelto a amonestar. Cuando dice que le envían gobernadores desconocidos el gobernador prohíbe las alusiones personales. También amonesta cuando se llama masón a Portela Valladares, a lo que Gil Robles replica que él no se ofende si le llaman católico por lo que Portela no se ofenderá si le llaman masón. El gobernador civil suspende el acto cuando pronuncia unas palabras que había pronunciado en ls Corestes el propio presidente Alcalá Zamora.
Granada.- Sucede lo mismo que en Vigo cuando en un mitin tradicionalista Lamamie de Clairac dice que "hay que preparase para la batalla decisiva. Ahora a ir donde hay que ir". Es amonestado por el delegado del gobierno aunque este aclara que no habla de ir a la violencia.
Almorox (Toledo).- Se celebra un mitin de Acción Popular que es interrumpido constantemente por el delegado gubernamental republicano, que es el alcalde de la ciudad, hasta el extremo de que cuando hablaba el diputado González Sandoval no le dejó continuar y suspendió el acto".

Antequera.- Mitin del Bloque Nacional en el que el delegado de la autoridad suspende el acto y detiene al orador, Francisco Moreno Herrera, marqués de la Elisea, por alabar a la monarquía. Tras este acto de censura republicana, fue puesto en libertad tras hablar con el presidente del Congreso. El ministro de la Gobernación republicano felicitó a la policía por la suspensión del acto electoral y por la detención del diputado.

Día 20.-
Bilbao.- El periódico El Liberal recoge las palabras de Largo Caballero (socialista PSOE) en un mitin en Alicante: "Si triunfan las derechas nuestra labor habrá de ser doble, colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad, pero tendremos que ir a la guerra civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirla, que nosotros lo realizamos".

Día 21.-
El periódico El Liberal recoge las palabras de Largo Caballero (socialista PSOE) en un mitin en Linares: "la clase obrera debe adueñarse delopder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la revolución".

Día 26.-
Alicante.- El alcalde dice en un mitin electoral que "El 16 de febrero no dejéis votar a las beatas ni a las monjas; cuando veáis a alguien que lleve en la mano una candidatura de derechas, cortadle la mano y rompédsela en las narices y se la hacéis comer".
El socialista Largo Caballero afirma que "Las elecciones no son más que una etapa en la conquista y su resultado se acepta a beneficio de inventario. Si triunfan las izquierdas, con nuestros aliados podemos laborar dentro de la legalidad, pero si ganan las derechas tendremos que ir a la guerra civil declarada. Yo deseo una República sin lucha de clases; más para eso es necesario que desaparezca una de ellas. Y esto no es una amenaza, es una advertencia; y que no se diga que nosotros decimos las cosas por decirlas: nosotros las realizamos."



FEBRERO. 1936.

Día 2.-
Valencia.- El socialista Largo Caballero en un mitin afirma que : "La clase trabajadora tiene que hacer la revolución... Si no nos dejan, iremos a la guerra civil. Cuando nos lancemos por segunda vez a la calle, que no nos hablen de generosidad y que no nos culpen si los excesos de la revolución se extreman hasta el punto de no respetar cosas ni personas." Es el aviso de lo que pasará en la zona roja durante la Guerra, no hubo generosidad y sí excesos.

Día 11.-
El periódico El Liberal recoge las palabras de Largo Caballero (socialista PSOE) en un mitin en el Cinema Europa de Madrid: "la transformación total del país no se puede hacer echando simplemente papeletas en las urnas.... estamos ya hartos de ensayos de democracia; que se implante en el país nuestra democracia".

Día 13.-
Orense
.- Herido el falangista Manuel Conde Cida.
Luarca (Asturias).- Enfrentamientos entre falangistas y socialistas.

Día 14.-
Cehegín (Murcia)
.- Enfrentamientos entre falangistas y socialistas.
Madrid (Puente de Vallecas).- Asesinado de un disparo el falangista José Alcázar Torrero.
Vigo (Pontevedra).- Asaltado el local de Falange, que fue defendido por el falangista Luis Collazo que murió asesinado por los asaltantes.

Día 15. -
Málaga
.- Anarquistas de la FAI asaltan el centro social de Falange, en cuya defensa es herido muy grave el falangista Morales Villarubias de varios disparos.
Madrid.- Detenido un falangista cuando pegaba carteles por la Puerta del Sol.
Badalona.- Asaltan un tranvía obligando a los viajeros a bajar de él.
Logrosán (Cáceres).- Herido de bala el falangista Lorenzo Sánchez Tejada por pegar carteles de propaganda de Falange.

Día 16.-
Se celebra la primera fase de las elecciones. Nunca se concluyó regularmente dichas elecciones, pero el resultado fue: Electores.- 13.500.000; Votantes.- 9.500.000. La mayoría de los votos fueron a los partidos de derechas (derechas: 4.570.744; Frente Popular: 4.356.559; nacionalistas vascos: 141.137; centro: 340.063 votos) , pero el sistema electoral vigente junto con el robo de actas hizo que la mayoría de los escaños fuesen a parar al Frente Popular.

El Frente Popular se apoderó del poder sin esperar a la segunda vuelta de las elecciones, quedando, por tanto, sin el resultado final de las elecciones. Se efectuó, para remedarlo, una apariencia de segunda vuelta, pero ya con el Frente Popular tomado el poder. Sin esperar al constitucional requisito de acuerdo en las Cortes, se sacó en amnistía a miles de presos a la calle, con lo que se llegó a una cifra loca de desordenes y asaltos.

Entre el 16 de febrero y el 13 de mayo hubo 204 muertos y más de 1000 heridos graves, 124 iglesias destruidas y 217 parcialmente incendiadas, destruidos los talleres de los diarios "La Nación" de Madrid y "Diario de Navarra" de Pamplona, pese a estar ellos protegidos por los obreros.
La Felguera (Asturias).- Asesinado a puñaladas el falangista Víctor Álvarez Ajuria. Murió varios días después de la agresión.
Oviedo.- Fallece José Molina de las quemaduras que sufrió en la explosión de una bomba en la sede de Falange ocurrida el año anterior (ver día 26/5/1935).
Gijón.- En un colegio electoral votó una persona en nombre del Pichilatu, fusilado por los sucesos de octubre de 1934.
Valencia.- Según refiere el día 17 el diario "Las Provincias" de Valencia hubo numerosas roturas de urnas a partir del mediodía. En la Calle de Hernán Cortés el autor fue Francisco Andreu García, que hirió levemente a una chica que acababa de votar. En el distrito de Misericordia se rompieron las de las secciones 2, 26, 30,32 y 36 sitas en la casa de la Misericordia, Gran Vía Ramón y Cajal, Grupo Escolar Cervantes, Calle Murillo, 33 y de las Monjas,17. También otras muchas más detalladas en el mismo diario. Hubo una pelea en la calle de Conde de Salvatierra porque izquierdistas impedían votar a gente que estaba en la cola de votación.
Belascoín (Navarra).- Asesinado un comunista cuando llegaba en un coche para impedir el escrutinio de las elecciones.
Valedecuna - Mieres (Asturias).- Pelea entre un falangista y un socialistas, resultando herido el socialista.

Día 17.-
Se liberan los presos con una amnistía inconstitucional.
Valencia.- Motín e incendio en la prisión de San Juan de los Reyes.
Cartagena.- Motín en la cárcel con la muerte de un funcionario.
Madrid. - Un muerto en desórdenes públicos.
Numerosos incendios de iglesias por toda España para celebrar el poder del Frente Popular.
Madrid y resto de España.- Se declara el estado de alarma para toda España. Ya no se suprimiría nunca más hasta el fin de la guerra.

Día 18.-
Jumilla (Murcia)
Tras tomar el poder, milicianos del Frente Popular asaltan el domicilio del falangista Pedro Martínez Eraso, al que sacan de su casa a golpes y arrastrándolo por varias calles hasta el Ayuntamiento. Además detienen a 16 falangistas más. Luego detienen hasta más del centenera de personas.
Alcanadre (Logroño).- Saqueada la iglesia.
Zaragoza.- Un muerto y muchos heridos en un tiroteo.

Día 19.-
Murcia
.- Asaltada la casa del jefe provincial de Falange en Murcia y detenidos trece falangistas.
Santoña (Santander).- Motín de presos que provoca 3 muertos y 5 heridos.

Día 20.-
Yecla (Murcia)
Asesinado el dependiente de comercio falangista Pedro Marco Ortín por milicianos del Frente Popular.
Jumilla (Murcia).- Se declara el comunismo libertario con grandes disturbios.
Elche (Alicante).- Incendio del convento de las Mercedes y la iglesia parroquial de San Juan, asaltan la residencia de Padres del Corazón de María con dos muertos y varios heridos.
Palma del Río (Córdoba).- Asalto y saqueo de la iglesia y de un convento de monjas.
Montejaque (Málaga).- Asaltada y destrozada la iglesia.
Benaoján (Málaga).- Incendio de la parroquia.
La Coruña.- Incendio de la iglesia del Sagrado Corazón.
Torres de Berrellén (Zaragoza).- Incendio de la Iglesia.
Torreagüera (Murcia).- Asalto e incendio de la iglesia.
Béjar.- Incendio de la iglesia de El Salvador.
Rambla (Córdoba).- Socialistas incendian el archivo municipal (7 heridos).
Murcia.- Incendio del diario La Verdad y el diario Levante Agrario, e intentan incendiar la iglesia del Carmen, resultando un muerto.
Barcelona.- Un muerto en una manifestación separatista (7 heridos graves)
Granada.- Apedreado e intento de asalto del periódico El Ideal hiriendo a tiros por la espalda a uno de los propietarios.
Chinchilla (Albacete).- Un muerto al producirse un motín y fuga en la prisión.
Alcalá de Henares (Madrid).- Asalto e incendio del local de Acción Popular.
Betanzos (La Coruña).- Incendio y asalto del local de Acción Popular.
Cartagena (Murcia).- Incendiado el local de Acción Poular.
Elche (Alicante).- Incendiado un local derechista y el Casino Radical, así como el Casino y los locales de Acción Cívica de la Mujer.
Murcia.- Asaltado el local del Circulo Tradicionalista y de Acción Popular e incendian un bar.
El Palma del Río (Córdoba), Palomares (Sevilla), y Huelva.- Asalto e incendio de los locales de Acción Popular.
Pontevedra.- Incendiado los locales del Partido Radical y de Acción Popular.
Santiago de Compostela.- Asalto de los locales de Unión Regional de Derechas, Circulo Tradicionalista, Bloque Nacional, Juventud de Acción Católica de Santa Susana, de San Miguel y de la Buena Prensa.
Herrera (Sevilla).- Incendio del archivo municipal.

Día 21.-
Peñaflor (Sevilla)
.- Incendiada la iglesia.
Oviedo.- Asalto de socialistas al diario La Voz de Asturias y varios locales derechistas.
Alcoy (Alicante):- Asaltado el periódico Gaceta de Levante.
Ceuta.- Asalto a los talleres del Faro de Ceuta.

Día 22.-
Palma del Río (Córdoba)
.- Incendiadas varias iglesias y conventos.
Aguilar (Córdoba).- Izquierdistas incendian el edificio de la Comunidad de Labradores.
Posadas (Córdoba).- Incendiada la iglesia.

Día 23.-
Manzanares (Ciudad Real)
.- Asaltada una ermita por izquierdistas.
Jaén.- Asaltado el Diario de la Mañana con destrozo de local y maquinaria.
Miranda del Ebro (Burgos).- Incendio del Círculo Tradicionalista.
Son liberados todos los detenidos por el golpe de estado socialista y catalanista de octubre de 1934 aun por crímenes de sangre.

Día 24.-
Pechina (Almería)
.- Asesinado el falangista José Díaz García cuando paseaba con su padre por miembros de una manifestación del Frente Popular que le reconocieron.
Busto de Bureba (Burgos).- Asaltada la parroquia por frente popularistas.
Gamonal (Burgos).- Saqueada la iglesia.
Lavadores (Pontevedra).- Asaltado y saqueado el local de Acción Popular.

Día 26.-
Málaga.- Asesinado el albañil falangista Antonio Díaz Molina, antiguo comunista.
Torres de Cotillas (Murcia).- Asaltado el Ayuntamiento.

Día 27.-
Madrid (Vallecas) Asesinado el obrero falangista José Rodríguez Santana.
Madrid.- El gobierno clausura el local de Falange Española.

Día 28.-
Sevilla.- Disparos sobre los falangistas Fernando Muñoz y Manuel Ruiz.

Día 29.-
El Ferrol.- Incendida la iglesia de Santa María de Villar.
Posadas.- Asalto al local de Acción Popular.
Arucas (Las Palmas).- Asaltado y destrozado el Ayuntamiento.


MARZO. 1936.

Madrid: Una organización obrera de izquierdas se apodera del madrileño Palacio de Gandía izando una bandera roja.

Día 1.-
Decreto que obliga a los patronos a readmitir a los trabajadores despedidos por la revolución de octubre (es decir, el golpe de estado contra la República de octubre), llegando en casos (Toledo) a tener una viuda que readmitir en su modesta explotación a los asesinos de su esposo. Además debían indemnizarlo con al menos seis meses de salario. Además, perdían el empleo los trabajadores que en ese momento trabajan en el puesto del golpista. Los anarquistas aprovecharon para obligar a la readmisión de personas que nunca habían trabajado para la empresa.

San Sebastián.- Asalto el centro tradicionalista.
Badajoz.- Asesinado a Valentín Gómez Valle, militante de la CEDA.
Companys, preso por un golpe de estado separatista en octubre de 1934, sale en libertad en Cataluña.

Milicianos del Frente Popular en el bulevar de Sagasta paran a Juan José Olano (18 años) y Enrique Valdosel (17 años) a los que piden la documentación. Ellos muestran sus carnés de estudiantes pero los asesinan por la espalda cuando se marchaban porque "tenían cara de fascistas".
El Coronil (Sevilla).- Manifestantes del Frente Popular disparan a la Guardia Civil: 1 muerto.
Limodre (La Coruña).- Incendian la iglesia.

Día 3.-
Tocina.- Intento de lichamiento de un chico por llevarle las maletas a un Guardia Civil.
Torrevieja (Alicante).- Incendian la ermita de la Plaza de Fermín Galán y la iglesia de la Inmaculada, el hotel Gómez, el Círculo Radical y el archivo municipal.

Día 4.-
Miembros del Frente Popular provocan en incidente a miembros del Ejercito, que como castigo por defenderse son sancionados y trasladados.

Día 5.-
Huelga general en Alcalá de Henares con incendio de varios templos de la ciudad (la de los Jesuitas, convento de la Magdalena e iglesia de Santiago).
Bilbao.- Asesinado José María Maura Gamazo.

Día 6.-
Abatidos en Madrid cuatro albañiles miembros del sindicato de la Falange por no sumarse a una huelga izquierdista y trabajar en las obras de demolición de la vieja plaza de toros. Eran José Urra Goñi (antiguo comunista), Ramón Fabián (mutilado de guerra de Marruecos, cinco veces herido en combate que había ido a ver a su amigo José Urra), Ramón Chopera y Rafael Lacambra (estos dos cuando eran evacuados desde la Casa de Socorro hasta el Hospital).
Puebla de Almoradiel (Toledo).- Asesinado el derechista Miguel Sepúlveda, que es rematado a culatazos. Hay una manifestación del pueblo por el crimen y son asesinados dos de los manifestantes (ver día 7).
Ares (La Coruña).- Asesinados cuatro falangistas y destruido el local de Acción Popular.
León.- Detenido el falangista de 18 años Julio Muñoz Grau por disparar para defenderse frente a un grupo que le perseguía cuando volvía a su casa.
Pamplona. Asalto al Diario de Navarra en que se produce un tiroteo: diez heridos.
Pamplona.- Varios comunistas asaltan la Diputación, de la que se hacen gestores e izan una bandera roja hasta que los expulsa la Guardia de Asalto.

Día 7.-
Un miembro del sindicato estudiantil de Falange (SEU) muere por los disparos producidos días atrás por la policía en un acto del SEU.
Puebla de Almoradiel (Toledo). El alcalde ha prohibido el entierro católico de Miguel Sepúlveda (ver día 6), asesinado el día anterior, y cuando los falangistas van a casa del alcalde a pedir el permiso, son tiroteados, muriendo los falangista Ramón Perea y Tomás Villanueva, resultando heridas siete personas.
Niebla (Huelva).- Incendiada la iglesia parroquial del siglo XI.

Día 8.-
Cádiz.- Izquierdistas asaltan el colegio de los Marianistas, el colegio de Paúles, la parroquia de la Merced, el convento de Santa María, el seminario de San Bartolomé, las escuelas de Padres de Familia, las iglesias de San Pablo, la Divina Pastora y el colegio de Villa. Hay un muerto.

Día 9.-
Palencia.- Milicianos del Frente Popular (entre ellos habían socialistas y comunistas) intentan detener y cachear a Jesús Álvarez Barón y un hermano. Se resisten si no lo hace la autoridad y al defenderse con un arma, un guardia de asalto mata a Jesús.
Gabiego (Oviedo).- Incendiada la parroquia.
Villamediana (Logroño).- Incendiada la iglesia.
Jerez de los Caballeros (Badajoz).- Asaltada la iglesia de los Misioneros del Corazón de María.
San Fernando (Cádiz).- Asaltada la iglesia de San Pablo.
Baracaldo (Vizcaya).- Son tiroteados por la espalda los tradicionalistas Jaime Villamayor y José Hernández (muriendo el primero y muy grave el segundo).

Día 10.-
Escalona (Toledo).- Enfrentamiento entre miembros del Frente Popular y otras personas (tal vez falangistas) resultando en el enfrentamiento muertas cuatro personas y dos heridos.
Cehegin (Murcia).- Incendiada la casa del párroco y la iglesia, muriendo un asaltante.
Segovia.- Asaltado el local de Acción Popular.
Écija (Sevilla).- Asaltados los locales de Acción Popular.
Granada.- En una huelga general se incendian la iglesia de Nuestro Salvador, el convento de Santo Tomás de Villanueva, la iglesia de San Cristóbal, el convento de san Gregorio el Bético, el teatro de Isabel la Católica, el Café Colón, el periódico El Ideal, los centros de Falange y Acción Popular, así como una fabrica de chocolates. También se asaltan los conventos de Madres Carmelitas, de la Presentación, Santa Inés, Santa Catalina de Zafra, San Gregorio el Alto e iglesias parroquiales, destruyéndose valiosas obras de arte.

Día 11.-
Dos estudiantes de derecho son detenidos por pistoleros marxistas que los intentaron registras y acabaron asesinándolos en la calle Alberto Aguilera de Madrid.
Detenido en Madrid el general republicano López Ochoa por haber derrotado la sublevación antirepublicana de octubre de 1934. Será asesinado en julio de 1936 por milicianos, que le sacan del hospital de Carabanchel en que estaba enfermo, le cortarán la cabeza y la pasearán por Madrid clavada en una pica. Era de ideas republicanas pero fue asesinado por haber defendido la legalidad en octubre de 1934.

Puente de Vallecas (Madrid).- Asaltados e incendiados el convento de las Hermanas Pastoras, el colegio parroquial y el convento anejo, quemando en la calle las imágenes y los muebles; asaltan las iglesias del barrio de Doña Carlota.

Día 12.
- Madrid. Milicianos de las Juventudes Socialistas al considera haber ganado las elecciones deciden cachear armados a las personas por las calles, asesinando a los estudiantes José Olano Orive (18 años) y Enrique Valdovel (17 años), que mostraron su carné de estudiantes pero fueron tiroteados por considerarles fascistas.

Tras el entierro del escolta de Jiménez de Asúa los izquierdistas queman la iglesia parroquial de San Luis de los Franceses en la calle Montera, y el periódico derechista "La Nación". La iglesia de San Ignacio también arde en llamas. En la quema de las iglesias resultan muertos dos bomberos que acudieron a cumplir con su trabajo. Muere un guardia y un bombero. Un militar se salva en última instancia de ser linchado porque era partidario del Frente Popular.

Día 13:
En Barcelona incendian el local de la Comunión Tradicionalista. En Guadix, Granada, son incendiados el Liceo Accitano, una farmacia y otros varios locales.
Tras el entierro de un escolta de Asúa, los asistentes incendian la parroquia de San Luis de los Franceses (calle Montera), la iglesia de San Ignacio y el diario La Nación. Mueren dos bomberos al apagar los incendios causados por socialistas.

Día 14.-
La Dirección General de Seguridad ordena la detención de la Junta Política de Falange Española y de las JONS y un juez la suspensión de las funciones propias de asociación de FE y de las JONS. José Antonio Primo de Rivera es detenido y será fusilado por los republicanos en Alicante el 20 de noviembre al ser condenado por los nuevos Tribunales Populares (que tenían representantes de los partidos políticos y sindicatos del Frente Popular). Hubo sentencia absolutoria, pero el gobierno del Frente Popular no la aplicó y no los liberó, sino que los mató. El inspector de policía que registró su detención puso como causa, literalmente: "detenido por fascista".
Madrid.- Miembros del Frente Popular incendian las iglesias de San Luis (calle de la Montera), la de San Ignacio (calle Atocha) y el periódico La Nación e intentan incendiar el ABC.
Logroño.- Grupos izquierdistas persiguen a unos oficiales y asaltan el cuartel de Artillería, muriendo una persona en el asalto.
Logroño.- Incendian el convento de la Enseñanza, la parroquia de Santiago, el convento de las Adoratrices, el de Agustinas, el de las Concepcionistas, el de las Carmelitas y el de los Maristas. Asaltados y saqueados los locales de Falange, Tradicionalistas, Acción Riojana así como del Diario de la Rioja.
Beniaján (Murcia).- Incendiada completamente la parroquia.

Día 15.-
El Parlamento del Frente Popular anula unilateralmente las actas a 32 diputados de derechas. La sesión acaba con los diputados cantando puño en alto La Internacional.
Jumilla (Murcia).- En una reunión de miembros del Frente Popular muere accidentalmente uno de ellos al disparase la pistola que porta uno en el paraje paraje llamado Las Cuevas. Decidieron no obstante culpar a los falangistas locales. Por ello hubo ataques a falangistas (ver día 16).
Lucía (Alicante).- Incendiada la iglesia y expulsado el párroco.
Villena (Alicante).- Saqueadas las ermitas de Santa Lucía, San José y San Antonio, incendiándose las imágenes en la calle.
Monforte.- Incendiada la iglesia de San Pascual.
Los Garros (Murcia).- Saqueada la iglesia y quemadas las iglesias en la calle.
Barcelona.- Asaltado el periódico El Correo Catalán.

16 de marzo:
Un día normal en la España del Frente Popular:
Valdecunas (Oviedo): Asalto a la iglesia parroquial e incendio en la calle de las imágenes.
Logroño: Nájera, Navarrete y Ladero, iglesias incendiadas.
Buitrago (Madrid).- Incendio de la iglesia parroquial de Santa María con sus reliquias góticas, entre ellas, un Santo Cristo del siglo XI.
Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real).- Incendio de la iglesia parroquial y capilla de la Concepción.
Silla (Valencia).- Asalto a la iglesia parroquial, quemando las imágenes en la calle..
Villanueva de Castellón (Valencia).- Asalto al asilo de San Antonio y se obliga a huir a los religiosos. Además un muerto y numerosos heridos.
Torreagüero (Murcia).- Incendio iglesia parroquial y las imágenes tiradas a un arroyo.
Beniaján (Murcia) Saqueo de archivos parroquiales.
Cehegún((Murcia).- Asalto e incendio de la casa del cura, iglesia de Santa María de la Concepción y ermita de la Peña.
Santoña (Santander).- Agredido muy grave un falangista.
Carabanzo (Oviedo).- Un muerto.
Jumilla (Murcia).- Un obrero socialista muerto que había detenido en febrero a varios derechistas. Todas las personas de derechas y falangistas detenidas, la multitud asalta la prisión y exige se les entregue a los prisioneros, matando a dos a cuchilladas y a un guardia a tiros. Por los incidentes sucedidos el día anterior (ver día 15) milicianos golpearon a los falangistas Pedro Cutillas Sánchez y Jesús Martínez Eraso con los machetes que quitaron a la Guardia Civil, a la que habían desarmado los miembros del Frente Popular. Después los apalearon y arrastraron.
Alcaudete.- El ayuntamiento detiene a 25 derechistas.
Badajoz.- Dos heridos.

Saracho (Álava).- Incendiada la iglesia parroquial.
Este mes, los republicanos incendian los templos de la Comunidad Valenciana de Relleu, Nucia, Alquerieta de Alcira, San Mauro de Alcoy, Chera y Barraca de Aguas Vivas.

Día 17.-
Dice Azaña (presidente del gobierno de la República) (* Rivas Cherif, Retrato, pág.665-666):

"Hoy nos han quemado Yecla: 7 iglesias, 6 casas, todos los centros políticos de derecha y el Registro de la Propiedad. A media tarde, incendios en Albacete, en Almansa. Ayer, motín y asesinatos en Jumilla. El sábado, Logroño; el viernes, Madrid, tres iglesias. El jueves y el miércoles, Vallecas... Han apaleado a un comandante vestido de uniforme que no hacía nada. En Ferrol a dos oficiales de artillería; en Logroño, acorralaron y encerraron a un general y cuatro oficiales. Creo que van más de doscientos muertos y heridos desde que se formó el Gobierno, y he perdido la cuenta de las poblaciones en que han quemado iglesias y conventos. Con La Nación (un diario) han hecho la tontería (sic) de quemarla".


Sobre los sucesos de estas fechas afirmó Madariaga: "Ni la vida ni la propiedad contaban con seguridad alguna" (España, pag.378)

Albacete.- Miembros del Frente Popular queman el Casino y una tienda llamada "Albacete religioso", siguen con el local de estudiantes católicos, asaltan el local de Acción Popular y queman sus muebles, incendian las parroquias de San Juan y de San José, apedrean el Diario de Albacete.

Cieza (Murcia).- Asaltos a viviendas de personas derechistas.

Día 18.-
Mendavia (Navarra)
.- Milicianos del Frente Popular dirigidos por el alcalde disparan contra dos falangistas, de los que muere Martín Martínez de Espronceda.
Boñar (León).- Apalean a Manuel Montiel por considerarlo falangista.
Pinoso (Alicante).- Huelga general para la detención de derechistas, y las autoridades acceden.
Mula (Murcia).- Aparece asesinado el ex-alcalde de Acción Popular José Martínez Fernández.
Almazán (Albacete).- Incendio del convento de las Agustinas y la ermita del cementerio viejo.
Polanco (Santander).- Incendiada la parroquia.
Encinas (Alicante).- Incendiada la ermita.
Almudévar (Huesca).- asaltada e incendiada la ermita.
Monteagudo (Murcia).- Incendiada la iglesia.
La Coruña.- Asalto al periódico El Ideal Gallego, y asalto a los locales de la CEDA, Renovación Española, Club Náutico.

Día 19.-
Yecla.
- Estos días se han quemado catorce templos (templo del Salvador del siglo XIII, parroquia del Niño Jesús con su talla de Berrugete, parroquia de Los Dolores con sus pasos de Semana Santa, iglesias de San Cayetano, de Santa Bárbara, de San Juan, de San Francisco (se puso salar la Virgen de las Angustias, de Salcillo), el santuario de la Virgen del Castillo con su camarín de oro y la Iglesia Arciprestal de la Concepción. Fue asaltado el convento de Concepcionistas Franciscanos en el que desenterraron los restos del popular cura-obispo y los quemaron en un acto de orgía sacrílega. (incluidas imágenes de Semana Santa y un cristo de Berruguete). Arden o se destrozan 375 imágenes,
Avila.- Veinte personas apalean al falangista Ramón Ferrer Sala, de 18 años, que queda grave.
Córdoba.- Apaleados tres falangistas por un grupo socialista.
La Encina (Salamanca). Incendian la iglesia.
Caudete (Albacete).- Incendiadas dos ermitas.
Campinillas (Málaga).- Incendiada la iglesia.
Piñeras (Oviedo).- En la parroquia de Soto unos izquierdistas apalean al joven Francisco Álvarez Díaz, de Acción Popular, matándole al arrojarle por un precipicio.

Día 20.-
Castro Urdiales (Santander)
.- Asalto al Circulo Católico y al local de Falange.
La Coruña.- Asalto al local de la Patronal y al local de Juventud Católica, muriendo en los incidentes un anarquista, por lo que encima convocan huelga general con varios heridos.

Día 21.-
Alcaudete de Jaén
.- El alcalde encarcela a parientes de Alcalá Zamora y a quienes quisieron quemar, pero que serán asesinados por milicianos republicanos al comienzo de la guerra civil.

Día 22.-
Oviedo.-
Asesinado de madrugada Alfredo Martínez, que fue ministro de Trabajo liberal con Portela Valladares. Antes de morir pidió que no buscasen a sus asesinos para no aumentar más la tensión en España.

Día 23.-
Galaroza (Huelva).
- Incendiada la iglesia de Santa Brígida.

Día 24.-
Madrid.
- El embajador británico, Sir Henry Chilton, informa en memoradum dirigido a al gobierno inglés de Anthony Eden :"sólo la proclamación de una dictadura podrá evitar que Largo Caballero desencadene la revolución que que éste tiene intención de derribar al presidente y al gobierno de la República e instaurar un régimen soviético en España"

Día 25.-
Consuegra (Toledo)
.- Socialistas y comunistas dirigidos por el alcalde saquean tiendas, fábricas de harina y casas particulares.
Bonete (Albacete).- Frentepopulistas desarman a una pareja de la Guardia Civil y matan al cabo.

Día 27.-
Tavernes de Valldigna (Valencia)
.- Incendiada la iglesia, y la de San José de la Montaña y la ermita de San Lorenzo. Asaltado el Centro de Derecha Regional Valenciana (queman el mobiliario).

Día 28.-
Granja de Torrehermosa (Badajoz)
.- Asesinado un policía por miembro de la Casa del Pueblo socialista.
Alberique (Valencia).- Incendiado el Juzgado, con todos sus archivos.

Día 30.-
Madrid
.- En la Cava Baja es herido de un disparo un estudiante falangista.
Sevilla.- Asesinado un derechista.

--

Avatar de Usuario
cínicos

Mensajepor cínicos » Lun 29 Oct, 2007 1:56 am

Ya que no hemos podido juzgaros, al menos espero y deseo que Dios os castigue con tada la dureza que mereceis, fascistas. No solo habeis dado un golpe de estado y asesinado cientos de miles de personas (antes, en y DESPUÉS DE LA GUERRA) sino que tratais de negarlo y echar la culpa a vuestras víctimas. Sihay Dios, no me cabe duda de que tendreis que sufrir durante siglos antes de ir a su presencia. Canallas.


Avatar de Usuario
la izquierda totalitaria

Re: Agresión al historiador Pio Moa por grupos de ultraizqui

Mensajepor la izquierda totalitaria » Mar 30 Oct, 2007 1:31 am

el espirtu de la Checa escribió:


Agresión al historiador Pio Moa por grupos de ultraizquierda al servicio del PSOE


En este video se retrata a la perfeccion quien es quien, la misma izquierda española que provoco una Guerra Civil.




Volver a “La Crispación”