TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16737
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Assia » Dom 21 May, 2017 5:02 am

Hay que ver como se esta dando tanta publicidad al ictus de Maria Teresea Campos a la que yo le deso 1 rapida recuperacion. Lo que me fastidia es que a la gran Nati Mistral, nadie dice si esta viva o muerta. Se supo que Nati sufrio 1 ictus, pero nunca mas se ha hablado de si Nati sigue hospitalizada o esta ya en su casa. Por que sera.? Si doy rienda a mi mala leche, creo que es porque Nati siempre fue y sigue siendo franquista. Nati, nunca lo ha negado como en los ultimos anos Concha Piquer quiso quitarse la etiqueta de franquista. Hoy, la hija de la valenciana, no para de comentar en sus entrevistas '' MI MADRE NUNCA FUE FRANQUISTA... MI MADRE ERA LIBERAL COMO LO SOY YO''
Todo lo contrario de Nati que en 1 entrevista encontrada en GOOGLE, Nati dijo: '' CUANDO VOY POR LA CALLE, LOS DE IZQUIERDAS HUYEN DE MI Y LOS DE DERECHAS CAMBIAN DE ACERA PARA NO SALUDARME'' Nati Mistral es 1 gran artista, tanto recitando esa ''PROFECIA,''como cantado ''DOS CRUCES'''y otras coplas. Lo que yo admiro de Nati Mistral es que antes que la politica, para Nati esta la cultura, ya sea en lecturas o en musica. Eso para Nati como para mi: no tiene ideilogias. Nati, mas de 1 vez, invito a Jose Bergamin a cenar a su casa y comento que Bergamin era 1 persona encantadora. Cuando Nati actuo en 1 teatro en Argentina, alguien le dijo que Miguel de Molina estaba entre el publico.Tan pronto salio Nati al scenario dijo: '' YO IBA A COMENZAR RECITANDO, PERO ME HAN DICHO QUE MIGUEL DE MOLINA ESTA EN 1 PALCO, COMO VOY YO A RECITAR ESTANDO MIGUEL DE MOLINA EN EL TEATRO.?'' Nati pidio al publico 1 fuerte aplauso para Miguel de Molina y despues comenzo su actuacion. Pues, nada, siguiendo con mi mala leche, esta ''izquierda progresista'' tan culta ella, si pone ideologia a la cultura y al arte.
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Dom 28 May, 2017 3:05 am

Imagen
La esposa del presidente de EEUU, Melania Trump (dcha.), e Ivanka Trump, en la audiencia con el Papa Francisco.



TESTIGO IMPERTINENTE / CARMEN RIGALT

La ‘familia Trapp’ y sus góticas mujeres







Los trajes de Melania e Ivanka Trump en su posado con el Papa nos recuerdan la foto de las hijas góticas de ZapateroLas instantáneas de las audiencias papales deberían publicarse una vez al año, serían un buen regalo de NavidadLa Reina Letizia insistió en pagar –sin suerte– los tomos de una serie juvenil que compró para sus hijas en la Feria del Libro



CARI LAPIQUE Y EL TURISMO DE LUJO

La casa de Velázquez no es ni casa ni de Velázquez. Es una institución cultural francesa que se dedica al hispanismo. Está en la Ciudad Universitaria, de cara al atardecer. Tan de cara, que a veces te sientes morir de un lento ataque de crepúsculo.

El jueves último, Cari Lapique, en nombre del Grupo Nuba, convocó a medio Madrid para hablar de la expansión y el crecimiento del turismo de lujo, una modalidad que no tiene estrellas porque se da el gustazo de viajar a bordo de ellas. Una tenía cierta idea del grupo, y no tanto por ciencia propia (aunque guardo sus espectaculares catálogos) como por la experiencia de otros con más posibles que yo.

Entre los invitados, famosos de distintas cataduras: Fran Rivera y Lourdes Montes (acompañados hasta aburrirse), Luis Medina (sólo hasta reencontrarse), Teresa Baca, Veva Longoria, Tamara Falcó, Cari y Carla Goyanes, Almudena Lapique, Mónica de Tomás y Cari, que fue la ultima en abandonar el barco, como los capitanes de navío. En otro orden de famosos (no necesariamente ricos) estaban Juan Peña, Marcos García Montes, Raquel Revuelta y Miriam Lapique ( ella sí que es rica).



Las audiencias del Papa de Roma constituyen un auténtico manual de estilismo. Y si no, que se lo pregunten a la familia Trapp, cuyo paso por el Vaticano quedará como un hito homologable a la alfombra roja de los Oscar o a la añorada T de Telva. Pasen y vean.

La última audiencia papal que traje a esta página fue la que Francisco concedió a Paul Biya, presidente de Camerún (dictador de largo recorrido), y a su esposa Chantal, apodada la Reina de África, una señora del tamaño de un armario. Seguramente, los cardenales la confundieron con un travesti. Estoy exagerando. De haber nacido un poco más arriba, todos hubiéramos creído que su atuendo era un homenaje a Rocío Jurado.

Las audiencias vaticanas reflejan que Francisco, ese buenazo, no le niega a nadie un saludo o una audiencia. Así pasa lo que pasa: al pobre le endosan unos marrones de campeonato. No es el caso de Donald Trump, que al fin y al cabo se define como presbiteriano; es decir, como cristiano reformado. Tampoco el de Melania, a quien algunas gargantas profundas de la Iglesia consideran católica, aunque con la fe del bautismo desaparecida.

Hablábamos del formato estético de las audiencias papales. Comúnmente son grupos de gente exótica que luce vestimentas con denominación de origen. O sea, tirando a étnicas. Los que no son exóticos son estrafalarios. Y para muestra, ahí está la familia Trapp (Trump) o la del dictador de Camerún.

En el caso de la comitiva del presidente USA, todavía no hemos superado el susto que nos deparó la foto de grupo. Bastaba con ver la cara de apuro del Papa Francisco. En cuanto a las indumentarias de Melania e Ivanka, qué les voy a contar que no sepan ya. Parecían una versión corregida y aumentada de la foto de Obama con las hijas góticas de Zapatero. La mantilla es una prenda-espectáculo, pero intentar que le guste a una mujer eslovena es tarea inútil. Ella siempre preferirá lucirla en un baile de disfraces.

El protocolo es una convención que nace de la necesidad de hacer la vida más fácil. Unificar el lenguaje de las formas conduce a la simplificación, pero de ahí a esperar que las primeras damas extranjeras se pongan mantilla y peineta, media un abismo.

Las audiencias papales suscitan interés precisamente por la curiosidad de las indumentarias que llevan los hombres y mujeres principales. Una vez al año deberían publicarlas todas, como los especiales de Hola, pero en tapa dura. En Navidad sería un excelente regalo institucional o de empresa. Le pega mucho a la Caixa, por ejemplo. O a la Comunidad Autónoma de La Rioja. O a la Fundación March. Y llegando junio se venderían como rosquillas en directa competencia con Arturo Pérez-Reverte.

Interrumpo las peripecias de la familia Trapp en el Vaticano para ocuparme de la Reina Letizia en la Feria del Libro, que un año más se inauguró en el Retiro. Terminado el acto, los Reyes y su comitiva dirigieron sus pasos a unas casetas elegidas al azar. Es un decir.

Puede que Felipe VI las eligiera según paseaba , pero todo parece indicar que la Reina ya tenía pensado de antemano a quién obsequiaría con su visita. Fue así como llegó a la caseta de SM, la editorial de tantos libros de texto, y se interesó por un best seller de literatura juvenil.

A la Reina le importa un pimiento el pack de libros que le regala la editorial. Ella va a lo que va, y en esta ocasión quería un libro de la serie Futbolísimos, la preferida de sus hijas. Se trata de un libro de aventuras protagonizado por un equipo de fútbol mixto. Muy entretenido y con misterio.

La Reina preguntó por los volúmenes 6 y 7, que están agotados en todas partes. Luego extrajo el billetero para pagar y no se lo aceptaron bajo ningún concepto. «Está bien, ahora tendré que volver para pagar», murmuró ella.

Letizia es estricta y siempre abona religiosamente lo que compra. El símbolo de los paganinis es la calderilla.


EL MUNDO / DOMINGO 28 DE MAYO DE 2017

Avatar de Usuario
Invitado

TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Dom 04 Jun, 2017 2:39 am

Imagen
El Rey Felipe VI y la Reina Letizia, que luce un original moño con pasamanería.



TESTIGO IMPERTINENTE / CARMEN RIGALT

Letizia de España: subirse al moño







Felipe VI no es un hombre cambiante; los auténticos cambios los protagoniza su esposa, aficionada a los moñosLa Reina debería considerar lucir un ‘Arriba España’, que es un peinado mitad ideológico mitad artísticoSi el color del vestido de Letizia en la comunión de Sofía lo eligió ella, silencio: el derecho al mal gusto es intocable



LA REINA Y EL VERDE ‘INSALUD’

Quizás uno de los aspectos más historiados de la moda son los colores.

Tradicionalmente, los colores se ceñían al arco iris, pero poco a poco fueron creciendo y adoptando otros que ofrecía la naturaleza, siendo los más codiciados los de las frutas y las flores.

El Génesis dice que dios creó todo lo creable y al séptimo día descansó, no sin antes asegurarse de que alguien crearía Pantone, la gran empresa americana que andando el tiempo llevaría el control de colores para las artes gráficas. Pantone es como el ojo de dios y año tras año establece cuáles serán los colores de la temporada siguiente. Los nombres de los colores los pone a partir de las sugerencias del mercado. Me pregunto cómo llamaría Pantone al color elegido por la Reina Letizia para el vestido que estrenó el día de la comunión de Sofía, a juego con la corbata de Felipe VI. Un verde que, visto en el cuché, no parecía verde menta ni verde lima, sino verde ‘Insalud’.

Sólo falta saber de quién es la responsabilidad de la elección. Si fue del diseñador de cabecera, mal. Pero si fue de ella, hay que callarse. El derecho al mal gusto es intocable.



Las modas y las tendencias van más allá de las sugerencias de los diseñadores sobre el largo de las faldas o los colores del bikini. A ese vaivén de ideas le llaman evolucionar, pero no nos engañemos: sólo es afán de cambio. Unas veces se evoluciona hacia adelante (progresar) y otras, hacia atrás (el pasado siempre vuelve). Cambiar es sustituir unos usos por otros y, de paso, hacer economía, que es de lo que se trata.

Todo el mundo intenta acoplarse a los nuevos tiempos. Hasta los curas, que son inmovilistas por la gracia de dios. Fue en los años 70 del siglo XX cuando surgió el clergyman como alternativa a la sotana. El clergyman lo creó un reverendo presbiteriano escocés con el propósito de jubilar la sotana, esa prenda espesa que databa de los tiempos de Cristo. Clergyman y sotana convivieron un tiempecito, pero en el siglo XXI de nuestra era los curas se pasaron en masa a la vestimenta civil. O sea: al polo del cocodrilo y a las cazadoras vaqueras. Actualmente, los curas llevan vestimentas eclesiásticas cuando están en el ejercicio de su ministerio, pero el resto del tiempo visten como un español de la construcción: camisetas paramilitares, bermudas y sandalias de cruzar el Jordán. Lo más eclesiástico que se despacha es un jersey de Antonio Miró, que lleva incluso alzacuellos. Hoy, a los curas les define su falta de definición.

De la Iglesia vayamos a la nobleza; y de la nobleza, a los Reyes, que a lo mejor no son los más nobles, pero sí los de mayor prestancia. La nobleza también cambia, aunque sólo sea por encima. Los reyes son susceptibles de entregarse a cambios sustanciales (abdicación) para que todo siga igual.

Felipe VI no es hombre de naturaleza cambiante. Los auténticos cambios los protagoniza su mujer, la Reina Letizia, el eslabón perdido (mejor dicho, hallado) entre la Monarquía hereditaria y la interina. Quiero decir que los reyes y reinas consortes constituyen una buena solución por sus aportaciones genéticas. Y es que orear la sangre es fundamental.

Hoy, de lo que más se habla es de las labores periféricas de la Reina, porque de las otras no le dejan. Una labor periférica es cambiar de moño. A los monárquicos eso les lleva a echar de menos a la Reina Sofía, que no ha cambiado de peinado desde que puso un pie en España. Claro que tampoco Brigitte Bardot ha cambiado de peinado y no por eso le rezamos como si fuera la Virgen de las focas.

La afición de la Reina Letizia por los moños es sorprendente, pues el común de las españolas ya no se sube al moño ni para casarse. Claro que Reina de España sólo hay una, y está obligada a destacar.

Días atrás, a Letizia de España se le ocurrió hacerse una coleta burbuja, versión de coleta historicista (e historiada) que parecía una ristra de morcillas con pasamanería. Mal comparada, eso sí. Su realización no era todo lo fácil que se presumía. Es posible que llevara relleno: algodón, papel de periódico, etc. No era la primera vez que la Reina elegía un peinado para el que se requerían prótesis o postizos. El arte de la posticería es viejo. En los años 30 y 40 se popularizó en España uno de los peinados más famosos de la historia: el llamado Arriba España, que era como un flequillo en dirección contraria, como un tupé alzado, como un monumento al orgullo patrio, como un estandarte, como una ola.

El Arriba España no nació en España, aunque tal vez el bautizo se celebró en la Sección Femenina. Una de las mujeres que más lo paseó por el mundo fue Evita Perón, rubia, patriota y descamisada. Aquí enseguida lo convertimos en un pretexto para quitarnos el luto de la Guerra.

La Reina Letizia debería considerar la posibilidad de ampliar su repertorio de peinados con algún Arriba España en versión actual. Es un tipo de peinado mitad ideológico, mitad artístico. Yo lo veo muy apropiado para mujeres con poco pelo e ideología abundante, como es el caso de Pilar Rahola, que hasta ahora sólo aspiraba a hacerse extensiones con el flequillo de Puigdemont, alias el principito valiente.


EL MUNDO / DOMINGO 4 DE JUNIO DE 2017

Avatar de Usuario
Invitado

TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Dom 11 Jun, 2017 2:15 am

Imagen
Amigos españoles (pocos) y marroquíes en el entierro de Juan Goytisolo, en el cementerio de Larache.



TESTIGO IMPERTINENTE / CARMEN RIGALT

Goytisolo: el hombre que no tenía tumba







Su último traje fue un noble pijama de madera sobre el que reposaba una foto suya y un ramode flores blancasEl cementerio de Larachees español, y en él están enterrados los españoles sin confesiónnecesitados de sepulturaMurió dejando hechos sus deberes. Sólo queda un texto inédito que no podrá ser publicado hasta 2027



IGNACIO ECHEVERRÍA ES DE TODOS

No ha habido medio de comunicación que estos días no se haya ocupado intensamente de Ignacio E cheverría, el ‘héroe del monopatín’, como ya le llaman en toda Europa. P erder un hijo siempre es una tragedia, pero perder un hijo y ganar un mártir, un héroe o un santo, debe de ser una tragedia con consuelo incorporado. Los periodistas que hemos tenido ocasión de ver a las madres de los mártires palestinos sabemos de las lágrimas orgullosas que derramaban en silencio, sin dejar de mirar esa foto enmarcada con la que vivían abrazadas. Y de los santos, qué decir de los hijos cuyas vidas han sido ejemplo de bondad y modelo a seguir.

Estos días he tenido ocasión de estar muy cerca del epicentro del dolor. En Londres, Comillas, Las Rozas. Pocas veces he vivido una semana tan larga como la que acaba de pasar. Si a los que sólo hemos sido testigos lejanos de la tragedia nos ha parecido que la pesadilla amenazaba con eternizarse, qué no habrán sentido los padres y hermanos desplazados a Londres para recuperar el cuerpo. Ellos se han ganado algo más que el cielo .

Ignacio no ha muerto en balde. El fruto de su hazaña ya está aquí. Espero que sus padres se sientan orgullosos de compartirlo.



Nadie supo decirme si Juan Goytisolo fue a su propio entierro vestido con traje y corbata. Sus amigos marroquíes, que eran mayoría, no fueron capaces de pronunciarse. Los españoles, en cambio, mucho más reducidos en número, lo imaginaron ataviado de austeridad, sin más destello que el de sus ojos azules incrustados en el mapa de una cara triste.

Goytisolo solía recordar la desazón que le había producido ajustarse a las normas del protocolo cuando en abril de 2014 recibió el Premio Cervantes de manos del Rey de España. Sobre todo por la dichosa corbata. Así lo confesó entonces en alguna entrevista, aunque finalmente se dejó convencer y compró la más rancia que encontró en el mercado. Su último traje, sin embargo, fue un noble pijama de madera sobre el que reposaba una foto del escritor y una corona de flores blancas enviada por el Instituto Cervantes de Tánger.

Que se sepa, Juan no dejó nada dispuesto sobre su muerte, salvo el lugar donde no deseaba ser enterrado: un cementerio cristiano. Pero en el cementerio musulmán sólo pueden ser enterrados los musulmanes y en el hebreo, los judíos, así que las cosas se ponían difíciles. Hasta que alguien pronunció la palabra Larache. En ella estaba la solución.

El viejo cementerio de Larache, llamado en sus orígenes el cementerio marino, fue el lugar elegido por aquellos a quienes les tocó la difícil papeleta de interpretar la voluntad del escritor. El cementerio de Larache es español, y en él están enterrados los españoles necesitados de sepultura, independientemente de su confesión. Desde soldados muertos en las campañas de África, a civiles de la época del Protectorado o ateos sueltos, como el escritor maldito Jean Genet, amigo de Goytisolo, fallecido en 1986.

En Larache ya no mueren españoles desubicados como Genet, así que el cementerio marino está sin actividad. Hasta ahora. Días atrás recibió una visita inesperada. La de Juan Goytisolo, el escritor que no tenía donde ser enterrado. Ahí el descanso estaría garantizado.

Salió de Marrakech una vez que hubo recibido el homenaje de los artistas llegados desde distintas partes del país para ofrecerle su despedida. Luego los restos mortales salieron hacia Larache. La comitiva se detuvo en un lugar tapizado de lápidas blancas y cruces de hierro oxidado. El mar se abrió de brazos y sucesivas brisas desfilaron para mostrarle sus respetos.

Lo enterraron a las cuatro de la tarde, esa hora en la que la luz empieza a dorarse y se desliza sobre las azoteas como un sudario. Portaron el féretro un grupo de hombres entre los que se encontraba su hijo Juan, el hijo marroquí.

El escritor no necesitó dejar su huella genética para vivir la paternidad. El amante/amigo con el que Goytisolo compartió su vida marroquí, contrajo matrimonio heterosexual y le ofreció al escritor el hijo habido con su mujer. Le llamó Juan y en él volcó su vocación de padre.

El Premio Cervantes 2014 ha muerto dejando hechos sus deberes. Sólo queda pendiente un texto inédito que no podrá ser publicado hasta 2027 por voluntad del autor. Se desconoce su contenido, como en los secretos de Fátima. Es el broche de oro de su legado, que puede coincidir con el último capítulo de sus señas de identidad.

No hubo rezos ni cánticos en el entierro de Goytisolo. Sólo las palabras de sus amigos (la única religión que profesó el escritor fue la de la amistad) y la lectura de algunos fragmentos de su obra. Entre los pocos españoles presentes, Jose María Ridao (albacea de Goytisolo), Pablo Sanz, consejero cultural de la Embajada de España en Rabat; Moisés Morera, cónsul adjunto de Casablanca; Lola López Enamorado, de profesión directora del Cervantes; y el ex líder musulmán de Melilla Mohamed Dudú. Entre los marroquíes, su hijo y su compañero amante; la directora de cine Farida Benlyazid; los pintores Mahi Binebine y Morabiti; Moha Fadel, Master Chef marroquí y su esposa; Khadija el Gabsi, cónsul honoraria de España en Marrakech. Nadie de su familia española. También para ella, Goytisolo había puesto tierra de por medio.


EL MUNDO / DOMINGO 11 DE JUNIO DE 2017

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16737
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Assia » Dom 11 Jun, 2017 2:36 am

Gracias Invitado por este articulo. Sabia que Juan Goytisolo era homosexual, pero ignoraba que se habia casado y tenia 1 hijo.
Saludos,
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Dom 18 Jun, 2017 2:23 am

Imagen
La diputada de Coalición Canaria Ana Oramas, en el reciente debate de la moción de censura a Rajoy.



TESTIGO IMPERTINENTE / CARMEN RIGALT

Ana Oramas e Irene Montero, dos estrellas emergentes







Montero se expresa con su soniquete de papagayo asambleario; tiene bravura, pero es difícil seguirla con atenciónAna Oramas arrancó el aplauso de la Cámara, ella forma parte de las huestes femeninas que están luciendo poderíoFelipe VI, poco amante de los toros, acudió a la Corrida de la Beneficencia, más bien por obligación y por vergüenza torera



EL REY FELIPE VI Y EL ACTIVISTA

Felipe VI ha vuelto a los toros. Digo «ha vuelto», cuando para muchos ni siquiera ha ido. En realidad, es una falsa impresión. El Rey ha asistido algunas veces más a la plaza, aunque no tanto por devoción como por obligación.

Felipe VI es poco amante de la Fiesta. La familia está dividida en lo tocante a los toros. El Rey Emérito es un habitual (y más que lo será: a medida que se aleje el resto de la familia, él se sentirá más responsable).

Pero el viernes, Juan Carlos de Borbón no se encontraba en Madrid y Felipe VI decidió ir a la plaza y presidir la corrida de la Beneficencia. Lo hizo por obligación y, en especial, por vergüenza torera. Se emocionó cuando sonaron los compases del himno y la plaza entera estalló en un aplauso que equivalía a tres campos de fútbol.

La Reina no fue, pero no haré sangre por ello. Tampoco iba la Reina Sofía y, sin embargo, le alabábamos el gusto. El Juli, Talavante y José Mari Manzanares brindaron al Monarca su primer toro. No lejos de allí seguro que estaba Froilán, que se ha convertido en activista a favor de la Fiesta.



Vuelvo la mirada a la moción de censura esperando que las altas temperaturas no me obstruyan la memoria. Muchos son los españoles que estos días se han atorado como consecuencia del golpe de calor. Perdón: yo prefiero decir «estrés térmico», por simpatía con el ficus centenario de Murcia, una criatura de 12 toneladas que el viernes exhaló un largo crujido y se desplomó sobre la plaza de Santo Domingo de la capital. La caída y muerte del ficus nos ha sensibilizado a todos. Tanto, que ya asumimos el estrés térmico como una enfermedad del siglo XXI. Es el diagnóstico de moda en la era del cambio climático.

A lo que iba. El día de la moción de censura, Pablo Iglesias (para sus adversarios, «Iglesias Turrión») llegó al Congreso de los Diputados con traje y corbata. El pantalón se le suponía pero, como le ocurre a los bustos parlantes de los telediarios, que sólo existen de cintura para arriba, el líder podemita también se presentaba como una realidad a medias; prueba de ello es que empieza a pasar por el aro de los estilismos.

A su lado estaba Irene Montero, que al rato habría de revelarse como azote de los políticos de la oposición. Montero, actual número dos de la formación política en sustitución de Íñigo Errejón, parecía insuflada de un espíritu superior que la asistía desde más allá de la Historia. Cuando subió a la tribuna y comenzó a expresarse con su inconfundible soniquete de papagayo asambleario, a muchos les pareció ver en ella la efigie de Evita Perón dirigiéndose a los descamisados. Todo hay que decirlo. Montero tiene arranque, bravura y casta, pero cambia poco de registro y es difícil seguirla con atención. No es una crítica, sólo una precisión técnica y, en cualquier caso, se cura con un par de clases.

La formación de Montero como parlamentaria vino impuesta por la salida de Errejón, que a su vez aterrizó en la política con la sabiduría heredada de algún Demóstenes encaramado a lo alto del árbol genealógico. Echar de menos a Errejón no significa despreciar a Irene, pero una cosa sí está clara: Errejón no habría necesitado dos larguísimas horas para construir un discurso que, a la postre, sólo está hilvanado.

La calificación de estrella emergente no sólo le corresponde a Irene, sino también a la canaria Ana Oramas, una mujer que ha vivido siempre entregada a la política y, concretamente, a Coalición Canaria (CC). Actualmente es portavoz de CC sustituyendo a Paulino Rivero. Su enfrentamiento a Pablo Iglesias durante la pasada moción de censura arrancó el aplauso de buena parte de la Cámara y la llevó a los titulares de los periódicos por su remango y naturalidad.

Ana Oramas no estrenaba discurso, pero sí protagonismo. Ella forma parte de las huestes femeninas que están luciendo poderío. Prescrito ya el tiempo de la mujer-cuota, ahora se impone la conquista de mayores parcelas de poder, una conquista que es ante todo un objetivo feminista y, además, de partido. En casi todas las formaciones, las número dos son mujeres. Ya no se trata de hacer bulto, ahora hay que figurar con voz propia. En el Pepé está Soraya; en el PSOE, Adriana Lastra; en Podemos, Irene Montero; en Bildu, Marian Beitialarrangoitia. Sin olvidar a las periféricas, con mando en sus respectivas asambleas autonómicas, como Uxue Barkos, Susana Díaz, Mónica Oltra, Inés Arrimadas, etc. Quizás debería ponerlas en orden alfabético, como si fueran actores de una cartelera de teatro, pero si me entretengo corro el riesgo de olvidar a alguna. Pelear con el estrés térmico es casi peor que pelear con la memoria.

Por cierto, hablando del olvido: se me olvidaba comentar lo que Ana Oramas le echó en cara a Pablo Iglesias durante el turno de palabra, cuando el debate ya iba cuesta abajo: «A usted no le gustan las mujeres no sumisas, señor Iglesias», dijo ella con expresión remangada. El líder podemita torció el morro y respondió metiéndose en vericuetos para terminar llamándola tránsfuga.

El debate estuvo mejor en Twitter que en el Congreso. Demasiado previsible, dijeron algunos. Los discursos que los políticos llevaban preparados encajaban como un guante.


EL MUNDO / DOMINGO 18 DE JUNIO DE 2017

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16737
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Assia » Dom 18 Jun, 2017 4:09 am

Otra vez que Felipe VI fue a los ''toros por obligacion'' La unica obligacion que tiene Felipe VI es de ser 1 buen Jefe de Estado, no de asistir a 1 corrida de toros que no le gusta ni entiende de toros. La Casa Real podia haber siido representada en esa corrida de Beneficencia por su hermana, la Infanta Elena que es taurina. Porque si Felipe VI fue a los toros por contentar a las ''plumillas'' de periodicos taurinos, por otra parte, Felipe VI, ha enfurecido a los antitaurinos.Para ir a ver 1 corrida de toros, no se necesitsa tener'' verguenza torera''Esas 2 palabras se emplea para los toreros que no tienen ''verguenza torera'' cuando solo exigen toritos de casta blanda.
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Lun 03 Jul, 2017 2:35 am

Imagen
Miles de personas recorren, ayer, las calles de Madrid durante la manifestación del WorldPride 2017



TESTIGO IMPERTINENTE / CARMEN RIGALT

Fin de fiesta gay: orgullo y pasión







Las primeras manifestaciones, pese a ser muy reivindicativas, tenían un notable ramalazo frívoloLa imagen de la marcha gay es inseparable de su sonido: la canción ‘A quién le importa’ de Berlanga y CanutEstos días se ha celebrado también los 20 años de ‘Corazón’, el programa de Anne Igartiburu, en La 1



LAS RAZONES OCULTAS DE LA AUSENCIA

Se me ocurren varias razones que podrían aportar luz y responsabilidad sobre el asunto de la ausencia del R ey Emérito en el 40 cumpleaños de la llegada de la democracia. Algunas de estas razones nos avergonzaría expresarlas. Yo no lo haré porque destaparía inútilmente la caja de los truenos (no soy nadie). Además, no se trata de razones sofisticadas sino de andar por casa. Que las altas instancias del Estado anden ahora echándose las culpas (o mejor, las responsabilidades) del dislate, no hace sino a portar borchorno al tema, pero no sirve de nada . Q uienes deberían hablar, callan sibilinamente .

No es la primera vez que sucede. Desde que Don Juan Carlos abdicó, ha existido una clarísima voluntad de apartarlo como si fuera un apestado. Decir lo contrario es mentir. Podría ser un apartamiento hasta justificado, pero esa es otra cuestión. Si se trata de un alejamiento razonado, que se diga y se justifique. Pero que le hagan pagar al Rey Emérito por lo que ha hecho y lo que no ha hecho, es clarísimamente una mezquindad

A quien corresponda, que se retrate. El silencio delata.



El Orgullo se lo ha comido todo, hasta la elipsis. Actualmente, si solo dices gay, te quedas corto. El proceso de asimilación lingüística no ha llevado mucho tiempo. Apenas un mes, el último tramo del WorldPride 2017, aunque en los circuitos de poder gay, el Orgullo ya se había sustantivizado. Perdón por el palabro. Sustantivizar no existe, pero existirá. Hablando de géneros, muchas palabras acaban de llegar y no están reconocidas. Para eso ha servido también esta celebración mundial: para afianzar conceptos y palabras. De ahora en adelante, lo que se impone afianzar es la normalidad. Entonces sí podremos decir que ha triunfado.

Hoy domingo se celebra la apoteosis de la World Pride con la gran cabalgata. Miles de culos estampados en el paisaje. Culos y plumas, en línea con las apoteosis teatrales. Todas las señas de identidad de los géneros están contenidas la cabalgata.

Las primeras celebraciones, pese a ser muy reivindicativas, tenían un notable ramalazo frívolo. Ahora son festivas, pero nadie baja la guardia, por si acaso. La imagen de la marcha gay es inseparable de su sonido. Me refiero a la canción A quien le importa que Berlanga y Canut compusieron en 1986 y que se ha convertido el himno oficial de la WorldPride 2017.

Orden y medidas de seguridad fueron las principales consignas de la tarde de ayer, en la que se esperaban a más de dos millones de personas. Nadie se tomó la molestia de contarlas, pero les puedo adelantar que en Chueca no cabían todas.

Días antes, los actos organizados paralelamente al Orgullo, incluso al margen de él, sirvieron de rodaje. Uno de los primeros fue la celebración de los 20 años de Corazón, el programa del que es imagen Anne Igartiburu, la presentadora que recibe y despide a la audiencia con las mismas palabras de siempre; «hola corazones», «hasta mañana corazones».

Igartiburu habló y sopló las velas como si el programa fuera suyo. Y no solo eso: al terminar la fiestuqui fue despidiendo uno a uno a todos los invitados. No es que hubiera muchos, pero los que había, todos merecían foto. DYP, los reyes del photocall, lo demostraron con una convocatoria valiosa.

En el aniversario estuvieron todos los gremios representados, empezando por el taurino, con el maestro Ortega Cano, Manuel Díaz el Cordobés, y la presentadora Elena Sánchez. El artisteo fue el gremio más nutrido. A continuación el social. Ellas llevaban casi todas moño (influencia tal vez de Letizia): Igartiburu, Virginia Troconis, Ivonne Reyes, etc. Soraya Arnela, en lugar de moño, llevaba una especie de postre de Ferran Adriá en lo alto del occipucio. Marta Sánchez, en cambio, iba muy guapa con su melena. Isabel Preyler, pese a su fama de impuntual, llegó antes que la tarta. También estaban Cari Lapique,Norma Duval, Álex Ubago,Fernando Martínez de Irujo y detrás de él, las Segrelles (¿perseguían a Fernando o era un efecto óptico?), la cantante Rosa López,Mariola Orellana, etc. Sólo una persona pudo ejercer de súper madrina. Lo han adivinado: súper Preysler.

TVE guardaba otro as bajo la manga, otro aniversario, otro brindis, éste por Flash moda, un programa que cumple cinco años de aventura con la moda como protagonista de la cadena pública. Para celebrarlo, el dúo compuesto por Jesús Mari Montes-Fernández y Nieves Álvarez preparó un monográfico con las mejores entrevistas de estos años: Shakira, Lady Gaga,Ricky Martín, Antonio Banderas, etc. Y faltaría más: también con los grandes de la moda como Elie Saab, Tommy Hilfiger o Carolina Herrera, entre otros.

Puestos a hablar de aniversarios, ninguno como el de Harper’s Bazaar, la revista de moda más antigua del mundo. Ciento cincuenta años ha cumplido. Nació en 1967 con objeto de satisfacer una curiosidad de las mujeres americanas: saber qué peinados se llevaban en París. La revista tenía formato periódico y en lugar de fotos llevaba dibujos. Triunfó.

A su cumpleaños se sumó la edición española de Harper’s, nacida hace solo siete años. Los mejores atuendos pasaron por el photocall:Ariadna Artiles, Naty Abascal, Carla Goyanes, Teresa Baca.


EL MUNDO / DOMINGO 2 DE JULIO DE 2017

Avatar de Usuario
Invitado

TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Dom 16 Jul, 2017 2:54 am

Imagen
Melania Trump y Brigitte Macron, en Los Inválidos, en París



TESTIGO IMPERTINENTE / CARMEN RIGALT

París y Londres: grandes visitas, pequeños detalles







Melania Trump es una ‘modeluqui’ y siempre te sacará una cabeza de alto; Brigitte Macron apenas le llega al hombroEn el viaje de los Reyes a Reino Unido se habló mucho de joyas: ¿dice el protocolo que haya que lucirlas todas a la vez?Me gusta Emmanuel Macron, lo descubrí en un encuentro de la OTAN retorciéndole la mano a Donald Trump



14-J: NIZA EN UN RECUERDO EMOCIONADO

Un año después de los atentados en Niza volví a la residencia del embajador de Francia en Madrid a prestar apoyo y oír ‘La Marsellesa’. En 2016, el embajador Yves Saint-Geours tuvo la sangre fría de mantener la calma y aguantar hasta que se fuera el último invitado. Afuera nos enteramos de todo: el camión, las carreras, las 86 víctimas...

En Madrid, la embajada estaba fuertemente custodiada, tanto como dicta la alerta roja aplicada en Francia. Impresionaba la cantidad de vehículos, la fuerzas de seguridad más sofisticadas y con los operativos más especiales. De lejos, la gente miraba con los ojos a cuadros.

La tensión y el calor. Habló el embajador. Recordó los días aciagos de los atentados, pero también tuvo palabras amables para Rafa Nadal y el Real Madrid. Entre el público, José Maza, fiscal general del Estado; el presidente del Tribunal Constitucional y varios secretarios de Estado, así como la presidenta de la Asamblea de Madrid. También José Borrell, Enrique Múgica, Enrique Cerezo, Marisa Paredes y rostros conocidos de todos los años.

Hicimos cuerpo y causa común. Las altas temperaturas contribuyeron.



No soy nada original: me gusta Macron. Peor aún, soy demasiado previsible: me repatea Trump. Con estas mimbres, y hasta con otras (me ponen de los nervios Felipe VI y Letizia), comprenderán que últimamente viva sin vivir en mí, presa de continua excitación. Ahora mismo no sé por dónde tirar. Quizás por Melania.

Debo reconocer que esta señora me deslumbra como no lo ha logrado ninguna mujer del Gotha europeo, por muchas Máximas y Mínimas que lo decoren. Los de Point de vue siempre lo complican todo. La diferencia entre un miembro/miembra de la nobleza (¿no se dice así?) y cualquier plebeyo criado a panceta será siempre favorable a la nobleza. Pura cuestión de genes. Yo lo llamo la esencia del esqueleto. Se distingue a una señora bien de una señora regular por su armadura íntima, esto es, por el esqueleto.

Melania es caso aparte. Hasta que cumpla 50 años, esa edad peligrosa en la que algunas mujeres altas se convierten en armarios, Melania tiene el éxito asegurado. Y no por ser eslovena ni por haber sustituido la panceta por el caviar, sino por ser modeluqui.

Observen ustedes la foto en la que Melania de América posaba con Brigitte de Francia el día de su llegada a París. Y eso que Brigitte se subió al andamio (léase los tacones) para evitar humillaciones innecesarias, pero con Melania todo fue inútil. Te pongas lo que te pongas, ella siempre te sacará una cabeza. En este caso, Brigitte apenas le llegaba al hombro. La diferencia de estatura, unida al hecho de que la primera dama de Francia vestía un expresivo baby doll, hicieron que la foto sugiriera el siguiente pié: «Mamá francesa recogiendo a su niña a la puerta del colegio». Yo tuve que ponerme las gafas para salir de dudas.

Melania de América y Brigitte de Francia. Dios las cría y la política las junta. Así de imprevisible es la vida. Recuerdo también una foto que en su momento se me antojó histórica: la de Letizia de España con Michelle de Obama. Parecían el gordo y el flaco. Y eso que Letizia es, dentro de lo que cabe, una mujer estándar. En el caso de nuestros Reyes, a Felipe es a quien la vida suele obsequiar con reducidos compañeros de viaje. A nuestro Monarca le sucede lo mismo que a Melania: siempre está más arriba.

A los royals les gustan las cosas inamovibles. Por una cuestión de principios, entiendo que la realeza no quiera someterse a revisión, pero no es de recibo que el protocolo derive en parodia. Con lo fácil que sería crear una convención supranacional que se ocupara de evitar los emparejamientos enojosos como el de Brigitte y Melania. Mejor sería separar a las protagonistas y romper la asimetría metiendo en el hueco a una tercera persona. Así de fácil.

Habría que rehabilitar el protocolo en lo tocante a los Reyes, pues ya les empieza a quedar grande y un poco rancio. En el pasado viaje a Londres se ha hablado mucho de joyas. Sobre todo de los pendientes que lució la Reina Letizia en la cena ofrecida por el alcalde de la City: unos largos de zafiros. Incluso se ha dicho que la elección del vestido de Armani estuvo condicionada a esos pendientes. Aprovecho la ocasión para manifestar mi rechazo a la ostentosa exhibición de joyas a la que son tan aficionadas todas las reinas del mundo. ¿Acaso dice el protocolo que las joyas deben lucirse en cascada, todas a la vez? ¿No sería mejor usarlas en pequeñas dosis? Estas cuestiones mundanas no hacen sino emborronar las visitas de Estado. Lo siento por Letizia y le agradezco el esfuerzo que hace por contentarnos.

Me sigue gustando Macron, al que algunos llaman el nuevo De Gaulle. Tonterías. De Gaulle era un militar feo, solemne y autoritario, mientras que Macron es sentimental y bien parecido, vive la política con entusiasmo y controla como nadie el mundo de la imagen. Recuerda a Trudeau, primer ministro de Canadá. Los dos son liberales y apoyan las causas feministas. A Macron lo descubrí en la OTAN, dándole la mano a Trump, mejor dicho, retorciéndosela. Qué ejemplo, mon Dieu, A punto estuvo el presidente americano de quedarse sin habla. Pobre.


EL MUNDO / DOMINGO 16 DE JULIO DE 2017

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16737
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Assia » Dom 16 Jul, 2017 5:28 am

Concuerdo contigo Carmencita en lo que dices de De Gaulle.Lastima que no emvies 1 copia de tu articulo al eminente pensador REPUBLIC.
En cuanto a Macron, completamente en desacuerdo. No estoy segura quienen son los que manejan la cuerda para que ''baile'' Macron.
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Dom 30 Jul, 2017 2:46 am

Imagen
Felipe Juan Froilán, hijo de la Infanta Elena, en una reciente visita al Mallorca Wakepark, en Alcudia.



TESTIGO IMPERTINENTE / CARMEN RIGALT

La Fiscalía Anticorrupción altera el verano Real







No habrá curso de vela en Mallorca para los sobrinos del Rey: la Justicia investiga el club donde se impartíaFroilán y su primo Valentín, el hijo mayor de la Infanta Cristina, aprovecharon para cenar juntos en Mallorca‘Balti’, el presidente del Parlamento balear, quedó prendado de Felipe VI tras ser recibido en audiencia



BALTI Y EL REY, LA EXTRAÑA PAREJA

Baltasar Picornell es el presidente del Parlament Balear. Le llaman ‘Balti’, pero por el mismo precio podrían decirle Rafael Amargo bis, pues se da un aire con el bailaor flamenco. Flaco, melena hueca y chaqueta blanca («la arruga es bella») a juego con las zapatillas deportivas. El viernes, ‘Balti’ fue recibido en audiencia por Felipe VI, del que quedó prendado, al menos así lo hizo constar a la salida en conversación con los periodistas que le abordaron. Por su parte, el Rey apareció en todas las fotografías en actitud complaciente y risueña, lo cual hace sospechar que no estaba fingiendo. ‘Balti’ aprovechó el momento para excusarse ante el Monarca por la baja que causará en la recepción de La Almudaina el próximo día 4. Una pena. Lo lamentaremos todos, incluido el Monarca, que sabe distinguir entre los cenizos de espíritu y los podemitas de corazón. Seguiremos informando.

En esta semana de la Copa del Rey de vela que mañana empieza, el ‘president’ del Parlament tendrá ocasión de dar nuevamente la campanada. Oportunidades no le faltarán. En Palma hay mucho monárquico petimetre y revenido.



Nadie lo hubiera dicho, pero Ronaldo estaba ahí. Es decir, aquí, en Palma de Mallorca, donde yo también estoy. Vine detrás de los Reyes y quien se me apareció fue Cristiano Ronaldo, que andaba ya de retirada. Me enteré por la prensa, que es la prueba irrefutable de todas las existencias, incluida la de Dios.

Cristiano sujetaba por el hombro a la mujer que ostenta el título de novia (que no es lo mismo que madre de sus hijos), una tal Georgina. Me da que algunos reconocieron a Cristiano gracias a ella, belleza silenciosa especializada en pichichis. Digamos que Georgina es el señuelo de Cristiano, como Shakira lo sería de Piqué si Piqué midiera unos palmos menos.

Sucedía en el centro de Palma, no lejos de Tito’s, la discoteca que anima las noches de la ciudad desde que la luna atracaba en Plaza Gomila. De eso hace ya la tira. El malditismo no había llegado y las callejuelas empezaban a amanecer alfombradas de jeringuillas. Tito’s era entonces el templo de la música. De hecho, lo sigue siendo. Sobre esto nos podría ilustrar Froilán (ya pueden decir misa sus padres, a ellos nunca se les habría ocurrido un nombre tan peculiar como el que le puso la prensa; ni Pipe ni Felipe, sino Froilán).

Paris Hilton aterrizó en Palma para pinchar (la chica es DJ, dice que no sabe estar sin trabajar); Froilán ya llevaba un rato aterrizado. Pero este año parece que no va a haber cursillo de vela en Calanova (no es que la abuela Sofía se niegue a seguir subvencionándolos: sucede simplemente que la Fiscalía Anticorrupción investiga la gestión privada del club). El caso es que Froilán goza de más tiempo libre. Estos días se le ha visto cenando en compañía de Juan Valentín, el mayor de los hijos de la Infanta Cristina, un santo varón, como el beato Valentín, que fue otro santo varón y en honor a él le pusieron el nombre al muchacho.

Froilán y Valentín andaban, pues, juntos aunque no revueltos, dando lugar a suspicacias entre el grupo de paparazzis que les perseguían. Algunos pensaban que irían a Tito’s para ver pinchar a la rica heredera. Ellos sí que pincharon: Juan Valentín aún no ha cumplido 18 años y tiene vetado el acceso a las discotecas. La santidad puede esperar.

Volviendo a los barcos, ayer el Rey salió en el Somni. A falta de yates (recuerden que el Fortuna pasó a mejor vida), buenas son las lanchas. El Aifos (modelo Corel 45) permanecía hace unas horas en el dique seco, en Puerto Pi, a falta de un último retoque. Difícil lo tiene el velero de la armada en el que regateará Felipe VI. Aunque no hace mucho sufrió un reciclaje profundo, sus 21 años de vida pesan mucho. Las condiciones no son iguales para todos. En sus buenos tiempos, el ahora Rey Emérito obtenía buenos resultados. No solo hay que atribuirlos a su destreza deportiva. Su armador, José Cusí, no dudaba en rascarse el bolsillo para poner a su servicio nuevos modelos de bribones fabricados en los mejores astilleros del mundo. Felipe VI, sin embargo, piensa que el Aifos, por tratarse de un barco de la Armada, debe ser un barco más austero, sin pretensiones.

Este año se ha roto el récord de participación de barcos: 140 inscritos. Se nota que la crisis ha quedado atrás. Y no sólo en la regata de la Copa del Rey Mapfre BMW, sino también en la Sailing Week 2017 celebrada días atrás en Puerto Portals con los famosos barcos TP52 (de los TP52 de toda la vida). Corinna Graf, la heredera de Puerto Portals, es la que ha puesto en marcha esta regata. Coincidiendo con el fin de la misma, se celebró el despegue del verano. Reinó Corinna Graf (la verdadera Corinna), una de las mujeres más activas y vibrantes de la isla.

Pero no sólo de barcos viven los mallorquines en verano. Este año también se habla de toros. Hace cuatro días se aprobó la ley Toros sí, pero sin maltrato. Resumiendo: las corridas serán de 10 minutos y no podrán utilizarse espadas, picas, banderillas, puntillas ni rejones. Dado que este año sólo hay dos corridas y una ya se ha celebrado, me temo que la segunda la jugarán a los chinos.


EL MUNDO / DOMINGO 30 DE JULIO DE 2017

Avatar de Usuario
Invitado

TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Mié 02 Ago, 2017 1:54 am

Imagen


La familia que crece unida

CARMEN RIGALT


Ya está aquí un posado más. Igual a los anteriores, pero de eso se trata. No hay nada más parecido a un posado que otro posado. Por cierto, pido a Dios y a Darío Villanueva, director de la RAE, que nos ayuden a encontrar un palabra nueva para sustituir al dichoso "posado".

No deberíamos darle cobijo ni un día más en nuestras informaciones. Es chabacana y poco constructiva, incluso malsonante, sobre todo referida a la Familia Real. Letizia de España tiene razón cuando protesta porque escribimos del posado y de los modelitos que comprende. Tendría razón aunque no se quejara, pero las reinas consortes es lo que tienen. Son demasiado miradas y temen que las tomen por mujeres floreros. Que lo son.

En fin, a lo nuestro: es curioso el encuentro de la Familia Real con los periodistas, en especial con los gráficos. Los gráficos siempre han hecho exhibición de poderío y en un tiempo han sido respetados hasta por los Reyes, pues también ellos quieren salir bien en la foto. Ahora todo ha cambiado. El número de fotógrafos y cámaras se ha quintuplicado y las relaciones están sujetas a tiranteces, pero de eso ya hablaremos otro día.

La sesión fotográfica de ayer no pasó de tres minutos, cuatro como máximo. Aunque estábamos convocados a las siete, se organizó todo con tanto rigor y las instrucciones fueron tan contundentes ("no preguntas", "no grabaciones", "no pisar la raya", "no fotos en el camino") que a las siete y media ya nos habían echado a la calle. De las esculturas de Joan Miró que alegran la travesía del jardín, ni rastro. Quedaron fuera del circuito.

Durante unos años el posado salió a dar vueltas por la isla en busca de marcos incomparables (o sea, postales), pero el repertorio de paisajes se agotó hace un par de temporadas y ha vuelto a refugiarse en Marivent, donde la logística es mayor y a los periodistas nos tienen más controlados.

Los Reyes agradecen que la sesión fotográfica se haga a la caída de la tarde, y no sólo porque a esa hora la luz resbala como una caricia y es más favorecedora, sino porque el posado de las siete va directo al telediario de las nueve y lo ve todo el mundo. También esta circunstancia se repite año tras año, como se repite la estampida final, cuando los periodistas se dispersan camino de sus respectivos puestos de trabajo.

La estampa que ayer nos regaló la Familia Real fue la de una familia que crece unida. Eso es lo que más nos llamó la atención. La Infanta Sofía le saca una cuarta a su hermana mayor, la Reina Niña. Cuestión de genes: Leonor viene de Don Pelayo , y Sofía, de Don Felipe V. La altura descompensada de las hijas ha sido lo más significativo de esta última edición del posado real. Con el permiso de nadie, hoy no hablaré de los vestidos porque a la Reina no le gusta y yo ya tengo a Beatriz Borromeo para alegrarme la vista. Una cosa sí debo resaltar. Hacía tanto calor en Marivent, y las atmósfera era tan pringosa, que al ver a los Reyes y a sus hijas tan limpios y tan fresquitos, como recién salidos de la ducha, sentí una envidia inmensa. Ahí, en esas mismas escaleras, posaron en su momento Carlos de Inglaterra y Lady Di, la reina Fabiola, o Michelle Obama con sus hijas, que almorzaron gazpacho con los Reyes de España. También Hugo Chávez, que tuvo un encuentro con el Rey Juan Carlos después del sonado "¿Por qué no te callas?" de la Cumbre Iberoamericana de Chile. En Mallorca el Rey le no le recordó el incidente, pero a cambio le regaló una bonita camiseta que llevaba grabada la dichosa frase de la discordia. Hugo Chávez, deseoso de devolverle el cumplido, comentó esa mañana que Mallorca le recordaba al Caribe. Igual de caliente que Cuba o Jamaica, dijo el comandante.

Avatar de Usuario
Invitado

TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Mié 02 Ago, 2017 2:07 am

PIERRE CASIRAGHI, EL GUERRERO DEL MAR

CARMEN RIGALT




Hoy se estrena Pierre Casiraghi, el hijo menor de Carolina de Mónaco, esposo de Beatrice Borromeo, papá de Stéfano Casiragghi, etc. Él es la estrella de la Copa. Ya sé que no debería decirlo teniendo, como tenemos, a Felipe VI ejerciendo de patrón del Aifos, pero los Reyes compiten en otra liga y no están obligados a ser complacientes con sus fans, mientras que Pierre Casiraghi, sin estar obligado a nada, responde a las preguntas de la prensa no especializada en catamaranes, comparte selfies con todo el mundo, y cuenta, a quien quiera oírlo, que le encanta el cerdo asado a la mallorquina y cómo no, la sobrasada. Yo, que no suelo derretirme ante el famoseo, me lo llevaría a casa.

Pierre es el único de los hijos de Carolina que trabaja en las empresas heredadas del padre (al mayor, Andrea, no le conocemos oficio, pero se casó con la millonaria Tatiana Santo Domingo y ya no necesita dar un palo al agua). De Pierre se ha dicho que estudió Economía y Administración en Milán, además de Periodismo, aunque esto último no he logrado confirmarlo. Podría ser un desliz mimético, una confusión con su esposa, Beatrice Borromeo. Ella sí que es periodista, aunque en la actualidad no ejerce.

Sabido es que los hijos de Carolina son grandes expertos en actividades del ocio. Así, Carlota liga en varios idiomas, monta a caballo y es especialista en moda. Pasea igual de bien un traje de KarlLagerfeld que uno de Zara, mientras que Andrea, el mayor de los de hermanos, va y viene por el mundo yendo del verano a la nieve y de la nieve a la niebla. Se le puede ver esquiando en Gstaad pero también cruzando el trópico con su prenda fetiche: el pareo.

Pierre toca el saxofón (sensible que es el chico) y practica los deportes náuticos. Precisamente hoy se incorpora a la 36 edición de la Copa del Rey Mapfre con el catamarán Malizia, del que es patrón. Estos catamaranes reciben el nombre de voladores porque se desplazan sin tocar el agua dada la velocidad que alcanzan. Pierre es un apasionado de este deporte y de sus riesgos. Precisamente el padre de Pierre, Stéfano Casiraghi, murió practicando este deporte durante una competición en Montecarlo. Pierre ha heredado la pasión de su progenitor y confiesa que el miedo es aquello que te hace frenar la embarcación en un momento determinado. Hoy, estos catamaranes han evolucionado mucho, pero el peligro no ha desaparecido, de ahí que al hijo de Carolina le guste tomárselo en serio. Este es el segundo año que Pierre Casiraghi participa en las regatas.

Días atrás fue el segundo aniversario de su boda con Beatrice Borromeo y no lo celebraron especialmente. La tripulacion del Malizia alquiló una casa en la isla y la esposa de Pierre es una más. Ahora la pareja no puede celebrar nada. Ya llegará el momento. Alguien le pregunta si desde que es papá se ha hecho más responsable, pero el chico dribla la pregunta: «Cuando compites no piensas en eso».

Los catamaranes voladores participan por segunda vez en la Copa del Rey y son la sensación de las regatas. No hay más que ver a sus navegantes, ataviados con esos atuendos que parecen armaduras. Como guerreros del mar, los tripulantes de los catamaranes voladores se dirigen hacia el pantalán del Malizia, camino de su batalla definitiva.

Pierre no es un guerrero al uso, pero se da un aire de lobo de mar, mitad vikingo, mitad robinson. Bien mirado, tanto él como sus compañeros de fatigas parecen recién llegados de Supervivientes. Ayer, todos ellos tomaban un tentempié en el Club Náutico. Miré a Pierre de perfil y reconozco que por un momento se me antojó un ángel pelirrojo. Largas pestañas, rizos de adolescente gamberro y sonrisa de membrillo.

Mallorca bosteza perezosamente. La isla está petada y los colapsos de agosto entorpecen el ritmo veraniego. La otra noche llegó una patera con 14 inmigrantes procedentes de Argelia. La embarcación se abrió paso entre las islas y fue a dar a Cabrera, un islote ocupado exclusivamente por el ejército. También es puntería.


EL MUNDO, UVE, MIÉRCOLES 2 AGOSTO 2017

Avatar de Usuario
Invitado

TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Jue 03 Ago, 2017 2:52 am

Imagen


EL REY Y SU ROCKERO

CARMEN RIGALT


Ayer fue el tercer día que el Rey se hizo a la mar. Tres días, tres. Dos para competir y uno para solazarse en Cabrera. A lo mejor es que en Son Vent no hay aire acondicionado y de ahí la prisa por refrescarse en el mar. La brisa marina ayuda a sobrellevar las sofoquinas. Precisamente ayer por la mañana las locutoras del tiempo señalaban con el puntero la isla de Mallorca recordando que las temperaturas se mantendrían en los 39 grados. Y vive dios que se mantuvieron.

Servidora no tuvo ocasión de salir a la calle con un termómetro entre los dientes para comprobarlo, pero el personal no hablaba de otra cosa. Desde el lunes, cuando empezaron las regatas, los azarosos vaivenes de la climatología se convirtieron en protagonistas de todas las conversaciones. Eso, y la fauna de dípteros hematófagos que acribilla sin contemplaciones a locales y foráneos causando verdaderos destrozos.

Precisamente escribo estas líneas envuelta en una burbuja de repelente que marca las distancias con los mosquitos comunes. Aquí nunca han estado bien vistos los mosquitos. En Mallorca, el signo de distinción no es el lujo sino las fibras naturales, el color blanco, la raya marinera y el olor del pescado a la brasa. Lo demás es vulgar o directamente obsceno. No se lleva mojar pan en las salsas, ni el animal print, los coches horteras o el turismo de borrachera, aunque el mundo entero conozca el balconing y las noches de Punta Ballena gracias a Mallorca.

Como ya he dicho, ayer hizo un calor inhumano en Palma. Pese a ello (y a que debí de perder la memoria por acción y efecto del Club de las altas temperaturas), recuerdo que el Rey embarcó en el Aifos y regresó poco despues de las 17.30, como es su costumbre. Mas o menos a la par llegó Pierre, el guerrero del antifaz, que ayer recibió la visita de su chica, Beatrice. Iba ella en la zodiac, bien embadurnada de crema con alto factor de protección (Beatrice es muy blanquita), y siguió la regata desde el mar.

El Rey llevaba gafas Errebé (una marca mallorquina de bajo coste) con las patillas grabadas. En una de las patillas figuraba el nombre Aifós, y en la otra, la Copa del Rey o Copa del Rey Maphre. Los escudriñadores del atuendo real, desplazados al mar para fisgar las marcas del monarca, dieron cuenta también de un reloj Breitling aerospace. Me soplan que las abarcas menorquinas eran de marca Ria, que no es precisamente una marca mayor. Las firmas pelean por colocar las marcas en la tetilla del polo que luce una celebritie.

Estos días compiten las celebrities y las marcas, los logotipos, los coches, las gorras naúticas. Y los coches. Este año, el chef Martín Berasategui ha sido la estrella invitada de BMW, que se pasa el día trayendo y llevando famosos de un lado a otro de la bahía (el mejor antídoto para el calor es un buen coche con aire acondicionado.)

Ahora que caigo, yo he conocido un Maserati, que no es un tío sino un coche. Lo mejor que le puede pasar a un buen coche es que lo conduzca un hombre importante. El hombre del que yo hablo es Enrique Lorenzana, director de Maserati, que no conducía porque llevaba el brazo en cabestrillo. Original que es el tío.

Hablando de hombres, ayer tambien hablé con Balti, tambien llamado Baltasar Picornell, presidente del Parlament Balear. Balti es de Podem, o sea, de Podemos, y la semana pasada fue recibido en audiencia por el Rey Felipe VI. Para sorpresa de todos, entre Felipe VI y el president del Parlamento Balear reinó la sintonía.

– Es curioso que usted, precisamente usted, congenie con el Rey. ¿No habíamos quedado en que Felipe no era bienvenido?

– No me ponga en un compromiso, pues una cosa son mis ideales y otra mi talante. Yo soy activista, y además republicano, pero afable de naturaleza, y el Rey me cayó bien. Hubo buen feeling entre nosotros, estuvimos muy a gusto. Aquí todo el mundo es bienvenido si hay respeto y buena voluntad.

Balti, que es carpintero metálico (cerramientos, climalits, PVC, etc.) en excedencia, suele decir que su aventura actual es la política. Desde hace seis meses ocupa el despacho del Parlamento, un despacho sin símbolos, pues ya los desalojaron quienes le precedieron en la presidencia. Sólo ha aportado una taza de café de Los Ramones, que junto con Punk Rock, Trans Metal, y Bat Religion son sus ídolos musicales.

Pero no solo de ídolos musicales vive el hombre, y la vida de Balti está llena de referentes. Pablo Iglesias y Monedero son los principales. Si la politica y el activismo figuran entre sus pasiones, entre sus devociones está el deporte: especialmente mountain bike y hockey línea.


EL MUNDO, UVE, MIÉRCOLES 3 AGOSTO 2017

Avatar de Usuario
Invitado

TESTIGO IMPERTINENTE - CARMEN RIGALT

Mensajepor Invitado » Mar 15 Ago, 2017 2:51 am

Imagen
Los Reyes y sus hijas pasean por el municipio de Sóller, en Mallorca


LZ: LA MISMA REINA TODOS LOS VERANOS

Otro año más, la Reina ha demostrado lo poco que le gusta veranear en Mallorca. Si Felipe VI llegó a la isla el 27 de julio, Letizia no se mostró ante los ‘paparazzi’ hasta cuatro días después.

CARMEN RIGALT


Me instalo frente al ordenador, abro un virtual folio en blanco con el documento LZ17 y enseguida me asalta la inquietante sensación de un déjà vu agazapado entre las fibras de la memoria. Dejá vu, dejá vécu. No es la primera vez que abordo este tema. Posiblemente tampoco sea la segunda ni la tercera. Desde que Felipe de Borbón contrajo matrimonio con la chica del telediario, los periodistas que acudimos regularmente a Mallorca somos presas de una de las peores zozobras que nos ha deparado nuestra profesión. ¿Dónde se esconde la Reina? ¿Por qué huye de la prensa como de la peste? ¿Y por qué saluda con tal apretón de manos que bajo su efecto crujen falanges, falanginas y falangetas? ¿Por qué?

Letizia de España es una especie de holograma a cuya persecución se dedican muchos periodistas. Pasó de ser una mujer corriente a una princesa inalcanzable. Según sus apresurados biógrafos, era tímida, nerviosa y perfeccionista. La timidez jugaba a su favor. El perfeccionismo y los nervios, no tanto. Corrían tiempos confusos y para protegerse, la entonces Princesa de Asturias lucía un orgullo de raza inspirado en Covadonga. Todo tiene su explicación. Letizia Ortiz no descendía de la pata del Cid, pero se sentía sobrina nieta del mismísimo don Pelayo.


El posado relámpago de los Reyes en Marivent

Aunque no había nacido princesa, LZ estaba dispuesta a conquistar esa dignidad haciendo los méritos necesarios. Recibió clases de inglés y de protocolo, aprendió a esquiar (en vano) y seguramente memorizó el Gotha y las "bienaventuranzas". Con el tiempo, la timidez fue cediendo y su perfeccionismo alcanzó cotas imprevistas. La chica del telediario fichó a un modista de cabecera sin escrúpulos para copiar a los clásicos, aprendió a caminar sobre tacones de 14 centímetros e hizo un casting entre los cirujanos plásticos para que le retocasen el perfil esperando el regreso de los sellos.

En aquella época, todos los textos que se escribían sobre la princesa estaban basados en conversaciones mantenidas con amigas y daban una imagen de Letizia afable y preparada, inteligente, abierta; una imagen que los medios de comunicación pronto se encargaron de corregir.

Imagen

¿Dónde veranean los reyes?

El lugar donde pasan sus vacaciones los Reyes de España es uno de los secretos mejor guardados de Occidente. Los periodistas solemos cruzar apuestas tratando de adivinarlo, pero pocas veces hemos dado en el clavo. La localización más próxima la hemos obtenido en ocasiones contadas y ha sido gracias a algún turista español que se les ha cruzado en el camino.

A los Reyes les gustan los lugares exclusivos de Croacia, Turquía, Grecia... y por ahí seguido. En un barco o un hotel discreto. Que se sepa, cuando van con sus hijas no acostumbran a ir más allá de la costa turca. Si fuera por LZ irían a los fiordos noruegos, a un castillo de la selva negra por aquello de elegir temperaturas tipo Asturias. Si se deja aconsejar, yo le diría que no se fije sólo en el valor nutricional de los alimentos. El sol también es importante (eso sí: con una crema de elevado factor de protección). Los niños que en verano toman el sol y se bañan en el mar, en invierno se acatarran menos y son más felices.


Este año, la agenda real señalaba el día 27 de julio como punto de partida del verano mallorquín. El 28 por la mañana, Felipe VI recibiría en audiencia a las autoridades de la isla y luego engancharía con la Copa de Rey de Vela y con el despacho del presidente Rajoy. Era de esperar que el Rey no estaría solo en Marivent, sino acompañado de su esposa la Reina, y sus hijas: Leonor, Princesa de Asturias, y la Infanta Sofía. La Reina madre ya llevaba días en Marivent; no en vano es la única que cumple con el protocolo de la segunda residencia. Si fuera por ella, viviría en Mallorca de abril a octubre.

El caso de Letizia de España es justamente al revés. Ella insinuó al principio de su matrimonio, que le costaría acostumbrarse al clima de Mallorca y a la continua presencia de los paparazzi. De hecho, año tras año, fue recortando las estancias. Llegaba la última y se iba la primera. Como dijo alguien de la Casa, regresaba a Madrid, "a sus cosas", refiriéndose a una pequeña intervención quirúrgica.

Este año no sabemos si llegó a la isla el 27 de julio, pero si fue así, permaneció oculta en Marivent hasta el lunes por la tarde, cuando se manifestó en carne mortal para cumplir con el rito del posado. Fue un "posado express", 6 u 8 minutos para mostrar los modelitos y saludar a los periodistas. A unos les decía "Hola" y a otros, "Hola, ¿qué tal?", pero lo que más definía el saludo de los Reyes era la comunicación no verbal. Los periodistas no gratos eran saludados con un mal gesto (mirando hacia otro lado) y sin decir nada. Tras la rápida sesión de fotos en el palacio, el grupo desapareció de extranjis por una puerta lateral.

Una periodista se dirigió a la Reina para preguntarle por la filiación del top que vestía, pero la Reina se encogió de hombros y farfulló una excusa en voz baja. Al parecer, sólo Varela tiene un nombre pronunciable. Conviene hacer aquí un pequeño acto de justicia. El top era de Mango. A Isak Andic le gustará conocer la anécdota.

La Reina ha mejorado algunos gestos de camuflaje. Por ejemplo: ya no utiliza la melena para esconderse, aunque los fotógrafos opinan que la verdadera razón es dificultar su trabajo. Ella sabrá. Tal vez sea un gesto de timidez residual, como el de caminar un paso por detrás de su marido, mimetizándose con la sombra que él proyecta.

Este verano, LZ tampoco ha aparecido por el Club Náutico. Seguramente, la Reina tiene dos o tres principios sagrados que no piensa quebrantar. Uno de ellos es no frecuentar los ambientes que le resulten incómodos o donde ella pueda ser objeto de comparación. Ha sido el caso de la presencia, en Palma, de Pierre Casiraghi o la bella Beatrice Borromeo, que ha enloquecido a los paparazzi que andan por Mallorca.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 12 DE AGOSTO DE 2017




Volver a “La Casa Real”