Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
LOC

Aguas turbulentas 1 diciembre 2012

Mensajepor LOC » Sab 01 Dic, 2012 9:42 pm

    Imagen
    AGUAS TURBULENTAS
    PILAR EYRE


JOSÉ MANUEL LARA TOMA EL APERITIVO EN EL PALACIO DE DUEÑAS



Dueñas, mediodía. Uno de esos almuerzos íntimos que suelen ofrecer cada semana Cayetana de Alba y Alfonso Díez. En esta ocasión están Cayetano, Carmen Tello y Curro Romero, el alcalde de Sevilla, Javier Arenas con MacarenaOlivencia, su mujer, el matrimonio Lara, que acaba de llegar de Barcelona, y el periodista Enrique de Miguel. Es en el comedor grande, el aperitivo lo han tomado en una salita interior y no en la galería, como en verano, porque corre un aire otoñal que corta el bigote. ¡Ya se quejaba Alfonso XIII, el padrino de Cayetana, del frío que hacía en los palacios y decía que prefería vivir en un hotel con buena calefacción! Los criados de Dueñas, silenciosos e impecables con su chaqueta blanca y pantalón negro, pasan las bandejas con la ensalada de langosta y setas y el solomillo al punto con guarnición, pero Cayetana sólo picotea porque quiere estar delgada. Para su Alfonso, que está pendiente de ella. Cuando sus miradas se cruzan, saltan chispas, ¡señores, aquí hay mucha pasión todavía! La conversación no decae ni un momento, la crisis, la política, la independencia, de todo se habla. Hasta que Cayetana se pone seria y se dirige al editor José Manuel Lara con ese hilo de voz que parece que vaya a quebrarse, pero que no se quiebra nunca: «¡Vosotros que tenéis tanto poder, procurad que la Monarquía dure siempre porque es el mayor bien de España!». Tintinean las pulseras hippies que sus amigos acaban de regalarle y el aire se llena con el aroma embriagador de los ramos de flores en jarrones de plata que la misma duquesa ha cortado en sus jardines esta mañana. Pregunto si Alfonso es de derechas o de izquierdas y me contestan: «¡Es monárquico! ¡Siendo duque de Alba no va a ser comunista para irse con SánchezGordillo a ocupar fincas!». Suenan teléfonos a lo lejos y el sonido cantarín de algún surtidor.

■ ■ ■

Mecachis, qué buenos son mis amigos. La periodista Carme Barceló, la guerrillera de Punto Pelota, que ha dedicado todo su tiempo libre en estos dos últimos años a los niños con síndrome de Down. Y que con Manel Fuentes y el hermano mayor Pedro García ha elaborado el cortometraje Los peces no se mojan para ayudar a la integración de estos niños en las escuelas. Nos lo han enseñado y han puesto lágrimas en muchos ojos. La diseñadora Rosa Clará se emociona: «Ojalá contribuya a hacer que el mundo sea mejor». Los niños lo merecen, y estos compañeros generosos también.

■ ■ ■

¿Compañeros y generosos no es una contradictio in terminis? Pues no. En una soleada mañana de septiembre se produjo la llamada de mi vida. Miguel Ángel Mellado diciéndome con su voz educada de chico bien: «Queremos que hagas la contra de La Otra Crónica». Un equipo joven, lleno de pasión y talento, y una persona especial que no quiere que la nombre estaban también en el asunto. Desde entonces han caído 120 columnas como ésta ¡Dios! ¡Cuánta agua (turbulenta) bajo el puente! Este suplemento sale el sábado. Pues la misma noche, una mano de hierro me atenaza el estómago. ¡No encontraré temas para la semana que viene! ¡Estoy acabada! ¡La impostura ha durado ya demasiado tiempo! Sé que me he convertido en un monstruo para mis amigos, que me explican sus penas y yo, en lugar de consolarlos, sólo les pregunto con avidez «¿esto lo puedo publicar?» ¡Y menos mal cuando lo pregunto, porque a veces, llevada por mi particular locura, lo cuento sin consultarles! ¡Mi agenda tiene más bajas que la militancia del PSOE! Pero, milagrosamente, el Dios de los periodistas me visita todas las semanas y así van saliendo las columnas, las negritas, mi propia biografía, a borbotones, sin planificarlas. A lo bestia.




    AL CIELO...TAMARA FALCÓ
    ¿Estamos tontos o qué? Todos quejándonos de que la juventud no tiene trabajo y que se ve obligada a emigrar o a meterse en Mujeres, hombres y viceversa o incluso a vivir de los padres, y van las revistas y nos desvelan las múltiples ocupaciones laborales de la encantadora niña TamaraFalcóPreysler: gestionar la finca El Rincón, donde se casó por el rito ¡Hola! su hermano JulioJosé, gestionar los extensos viñedos familiares y gestionar su inmensa agenda publicitaria. ¡Tres trabajos, tres, reunidos en una sola persona! Querida Tamara, creo que en las entrañables fiestas navideñas que se avecinan deberías repartir generosamente un poquito. Yo, por ejemplo, me pido gestionar a tu papá, que acaba de separarse y está cañón. Venga, mujer, qué te cuesta.

    AL LIMBO...PALOMA LAGO
    Que conste que te compadezco, has tenido un novio chorizo y eso siempre duele. Pero déjame hacer un poco de humor negro a tu costa, sé que en el fondo eres una mujer risueña y sabrás apreciarlo en su justa medida. El tal novio te contactó pidiéndote ayuda para unos niños con cáncer y diciéndote que su padre y su madre estaban enfermos. A continuación te comunicó que su padre ya había entrado en coma. Y al final remató la jugada revelándote que un tumor cerebral estaba acabando con su propia vida. Paloma mía, lo cierto es que nunca había visto una forma tan extraña de ligar, pero veo que en tu caso funciona. ¡Tiemblo al pensar en cómo será tu próximo pretendiente! ¿Quizás ya estará…? ¡Oh, no, quita, quita, qué posibilidad más espantosa!


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 1 DICIEMBRE 2012

Avatar de Usuario
turbo

FAMILIA REAL: DOÑA ELENA ESTÁ DE MODA

Mensajepor turbo » Dom 02 Dic, 2012 11:49 pm

Imagen


MARCA ESPAÑA Doña Elena, con el vestido goyesco diseñado por Lorenzo Caprile que lució en la boda de la Princesa Victoria de Suecia, en junio de 2010.


TODOS QUIEREN A
LA INFANTA
MÁS
BORBONA




Su nombre suena más que nunca como representante de la Casa Real
ahora que el Rey vuelve a causar baja médica, las señoras bien copian
su estilo en la calle y tanto la vieja como la nueva aristocracia cierran
filas en torno a ella. Tras un lustro en la sombra por problemas personales,
Elena de Borbón recupera su esplendor social.
Ha llegado el gran momento de la Infanta.


Por Pilar Eyre



No ha empezado el invierno aún, pero en Ávila ya hace frio y la Infanta Elena se acerca a la chimenea. Alta, con una cintura tan estrecha como la de su madre la Reina y con una larga trenza que le cuelga por la espalda, tiene un aplomo y una actitud regia que no apea ni siquiera en la intimidad. El grupo de amigos, entre los que están algunos familiares de Esperanza Aguirre (botos camperos, tebas y mejillas enrojecidas), se sirven copas y bocaditos de un bufé que el servicio ha dejado preparado antes de retirarse a descansar. Los criados, acostumbrados a la nobleza que suele acudir a este coto de caza, han insistido sin embargo en saludar a Doña Elena que, en lugar de tenderles la mano, les ha dado un beso a todos, a los que conoce desde hace años.



[cajad]UNA REINA DE CORAZONES

Dicen que la Infanta Elena, cuando era jovencita, no cesaba de rezar interminables rosarios por su hermano. Cuando alguien se admiró del cariño que le tenía, ella respondió: “Es que no quiero que le pase nada porque, si no, tendré que ser yo reina”. Según me dijo en su momento una fuente confidencial, no habrían sido los progresistas redactores de la Carta Magna los que insistieron en introducir el célebre párrafo que privilegia al varón en la sucesión al trono (art. 57.1) sino que habría sido el propio Rey, quien no habría considerado a Doña Elena la persona óptima para la tarea. El rumor de que la primogénita de los Reyes no es muy inteligente indigna a sus amigos, como explica Carmen Duerto en la biografía que publicó en 2009 con el sugestivo título La reina que pudo ser. “La Infanta es inteligente, ha hecho una carrera, en el ambiente hípico se comenta lo ingeniosa que es y siempre ha trabajado”, afirma. De su entorno laboral o deportivo es de donde han salido sus últimos pretendientes: Felipe Zuleta, González Durán o su jefe, Fernando Garrido. Precisamente ha sido en las competiciones hípicas donde se ha reencontrado con el que fue su primer gran amor, Luis Astolfi, con quien se la vuelve a relacionar, según publicó La Otra Crónica el pasado día 24. En algunos círculos también se ha especulado sobre una posible relación de Doña Elena con el doctor Villamor.
[/cajad]
Hay risas en la habitación, se comenta con respeto el estado de salud de Don Juan Carlos y se habla del baile de títulos que ha provocado la decisión de que el varón ya no prevalezca sobre las mujeres en las sucesiones: “¡La pobre Pilar Fernandina se ha quedado sin ducado!”. La Infanta no interviene en la conversación y todos respetan su silencio. Son sus amigos, su guardia pretoriana, la aristocracia de siempre que se ha vuelto hacia ella como hacia el Sol.

En la calle pasa igual. Tras su aparición, el 12 de octubre, en el Desfile de las Fuerzas Armadas, no hay señora bien que no le haya copiado la bufandita peluda (sobre todo ahora que sabemos que era de piel falsa), por no hablar de los broches que luce hasta la última ministra. “¿Elenista? ¿Qué palabra es esa? Yo soy monárquico y Doña Elena encarna lo mejor de los borbones: elegancia, discreción, españolismo, sentido del rango y simpatía”. Me lo dice algo picado un noble catalán que, sin embargo, elude hablar de las cualidades de Letizia (“apenas la conozco”) o de la Infanta Cristina (“no comment”). Es la misma opinión de la socialité Nati Abascal, que fue Duquesa de Feria por su matrimonio con Rafael Medina: “Doña Elena es la más royal de los royals, ¡fantástica! Encantadora, natural como no te puedes imaginar…”. Cuando le pregunto a Nati, que la conoce bien, si es simpática, me contesta veloz: “Mucho, pero también sabe marcar distancias cuando debe hacerlo… ¡Es una infanta!”.

En algún lugar del caserón avilés golpea una ventana. La Infanta se estremece y se arrebuja en un chal imaginario. Su íntima amiga Rita Allendesalazar de la Cierva, su vieja compañera de los tiempos buenos y de los difíciles, se coloca a su lado y las dos se ponen a mirar el baile del fuego recordando quizá episodios que las entristecen a ambas. La vida de la Infanta, que el próximo 20 de diciembre cumplirá 49 años, no ha sido fácil, por ello despierta en la gente tanta ternura. Cuando ya su matrimonio con Jaime de Marichalar funcionaba mal y los periodistas comentaban que estaban a punto de separarse, su marido sufrió un ictus (el 22 dediciembre de 2001). Elena tuvo que seguir a su lado tres años más, consciente de la pésima impresión que hubiera dado abandonarlo en esos momentos tan delicados. Tres años de sufrimiento, aguantando el carácter irascible, desconfiado y agresivo de su marido, tocado por la enfermedad. Tres años en los que Rita fue un apoyo indispensable, tanto que llegó a dejar solo en Madrid a su marido, José Álvarez de Toledo, Conde de la Ventosa, para acompañar a la Infanta durante su estancia en Nueva York, donde Marichalar se trataba con Valentín Fuster en el Hospital Monte Sinaí.

“Fue una época terrible”, me cuenta un abogado neoyorquino, que continúa: “Doña Elena llegó a adelgazar 10 kilos, ¡y sin dinero, porque las infantas de España no tienen dinero, por mucho que se diga! Se alojaban en apartamentos de amigos, hasta que al final Doña Elena dijo que le avergonzaba vivir de caridad y se fueron al hotel Intercontinental, porque la directora, Paz, era española y les arregló el precio”.

Paz Blasco, que ahora dirige un hotel en París, explica a MAGAZINE que “son arreglos que hacemos para huéspedes de larga estancia… Pero la Infanta merece eso y más. Llegué a conocerla muy bien y te puedo decir que es la más patriota, la más española de los españoles. ¡Pasea la bandera de España con más orgullo que nadie! ¡Si la lleva hasta en la correa del reloj!”.Paz se emociona cuando habla de Elena: “Es una madraza, muy fiel en la amistad, muy cercana, muy detallista”.

La situación era penosa. Jaime, malhumorado y exigiendo atención constante, consumía las energías de su mujer, que en momento alguno protestó y se portó con una entereza tremenda. De la intendencia se ocupaba la abnegada Rita. Mi confidenteme explica que “buscó desde colegio para los niños, una guardería regentada por jesuitas en Manhattan, hasta una peluquería para Doña Elena”. Fueron tiempos duros que curtieron el carácter de la Infanta. “Normalmente, iban a comer a un burger, pagaban a escote. Solo iban a buenos restaurantes cuando los visitaba la Reina”, dice.

Fue también Rita la que insistió para que la Infanta retomara su afición por la hípica. Y así empezó a relacionarse con la aristocracia neoyorquina y a pasar los veranos en los Hamptons, costumbre que ha durado hasta hoy. La casa se la alquila a un módico precio un amigo.

En los Hamptons, Marichalar nunca llegó a sentirse agusto. Una de las características de su enfermedad es que pierde inhibiciones y se expresa con cierto descaro. A una chica Hearst le soltó un día “llevas un traje feísimo” y la Infanta se vio obligada a quitar hierro al grosero comentario: “Pero estás guapísima y elegantísima con él”. En las fiestas de la colonia veraniega, la actitud de Elena, demacrada y pendiente de su marido, despertaba compasión. Este verano también viajó allí, dejando el pabellón de lamarca España tan alto como siempre. Hubo alguien con poco tacto que le preguntó al lado de quien se posicionaba, si de su padre o de sumadre, y Doña Elena se levantó en silencio y se fue del clubhípicodonde estabatomando un refresco.


SEGUNDA OPORTUNIDAD. En Nueva York fue cuando la Infanta intentó por última vez salvar su matrimonio: se quedó embarazada. La pareja regresó a España, aunque Marichalar no estaba totalmente recuperado, pensando que tenían una segunda oportunidad. Pero el embarazo se malogró a los tres meses y Doña Elena cayó en una depresión de la que solo salió gracias al apoyo de su fe y las atenciones de su amiga.

Rita, profundamente católica, comprendió a pesar de eso que el matrimonio de Elena no tenía solución y le dijo: “Decida lo que decida la señora, yo voy a estar a su lado”. Fue su único apoyo, ya que, al contrario de lo que se cree, según le confesó el Rey a su médico, el doctor Planas, Su Majestad no estaba de acuerdo en esta separación. “Se lo he desaconsejado. En este país, es muy difícil la vida de una mujer separada…”, le dijo al galeno, aunque, asumiendo que no había vuelta atrás, Don Juan Carlos suspiró a continuación: “Al menos le he pedido que no lo haga hasta que no se case Felipe”. Por cierto, fue cuando el buen médico se enteró de que el Príncipe iba a casarse. Con inocencia preguntó: “¿Con la noruega?”. Y el Rey contestó: “Con una asturiana. ¡Buena se va a armar!”.

[cajai]AGENDA LLENA

“Este momento tenía que llegar”. Con tan escueta declaración, Doña Elena dejaba zanjado el debate sobre su exclusión del núcleo central de la Familia Real, tal y como se vio durante el último Desfile de las Fuerzas Armadas: por primera vez, la Infanta apareció sentada con los invitados y no en la tribuna principal. Tampoco participó en el tradicional besamanos en el Palacio de Oriente que sigue al desfile el 12 de octubre. La razón: evitar dar una imagen de “familia disminuida”, con los Duques de Palma fuera de juego por el caso Noos y la ausencia definitiva de Jaime de Marichalar. Eso sí, Doña Elena mantiene su agenda de costumbre: a finales de octubre viajó a Puerto Rico para supervisar los proyectos sociales de la fundación que dirige y a mediados del mes de noviembre participaba en el Concurso Nacional Hípico disputado en Sevilla.
[/cajai]
Pero como dirían los clásicos, esa es otra historia. Una historia en la que Doña Elena no tiene ni arte ni parte. Me cuentan que con Doña Letizia no se lleva ni bien ni mal, simplemente “no se llevan. ¡Son genéticamente distintas! Al principio, la Princesa de Asturias se relacionaba más con sus cuñadas, pero ahora ya no. Las infantas han perdido la complicidad que antes tenían con su hermano, y la echan de menos. Ahora Don Felipe tiene su propia familia y no se ven casi nunca a solas”.

Elena dice no entender qué quiere decir “ser la más borbona de la familia”. Y añade con cierta chulería: “¡Que se me explique!”. Su matrimonio con Marichalar la convirtió en una de las mujeres más elegantes de Europa, un gran paso para el que fue patito feo de las monarquías occidentales. De pequeña, su madre la vestía a su imagen y semejanza, con vestidos hechos por las hermanas Molinero, de faldas amplias de terciopelo, cuerpos de rígidos glasé con mangas tres cuartos y colores oscuros. Se dice que fue el Rey el que le suplicó a su mujer que la modernizase, “si no, ¡no la vamos a casar nunca!”.

El modisto Lorenzo Caprile, contraviniendo su timidez y una discreción a prueba de bombas, dice de ella: “Es simpatiquísima y muy sencilla. Cada vez que viene, saluda a todas las oficialas”. Caprile conoce bien a Doña Elena, ya que su hermana fue profesora de las dos infantas, aunque ahora ya no van tanto por el taller madrileño de Claudio Coello. No tienen ocasión de lucir la ropa espectacular de este modisto genial y rompedor, ya que ambas, por uno u otro motivo, están apartadas de la agenda Real.

“La Infanta Elena, que siempre ha tenido un comportamiento impecable, carga con las culpas de su hermana”, me dice el historiador Ricardo Mateos. “La Infanta tiene porte y le gusta lucir y relacionarse con el resto de las familias reales. Además habla idiomas. Lleva la tiara como nadie. Sería una representación perfecta de la familia real en el extranjero”, continúa.


CERRANDO FILAS. De la misma opinión es el periodista especializado en moda Carlos García Calvo: “Doña Elena es majestuosa. Fíjate en su espalda, tan recta, se nota que ha hecho mucho ballet… Cuando asiste a un evento toda la prensa europea habla de ella; acuérdate de la boda de Victoria de Suecia, con el traje de inspiración goyesca que le hizo Lorenzo Caprile. Me recuerda mucho al carácter de su abuelo, Don Juan de Borbón”. Tanto Ricardo como Carlos, buenos conocedores del ambiente aristocrático de nuestro país, me dan nombres de rancio abolengo y me dicen que “todos se han pasado a las filas de Elena”. Y no me hablan únicamente de la nobleza antigua, si no de jóvenes aristócratas con el titulo recién estrenado.

Su trabajo en Mapfre, donde se ocupa de proyectos sociales y culturales y por el que cobra 200.000 euros al año, le permitiría asumir sin problemas más tareas de representación. El Rey suele contarles a sus amigos el carácter abnegado de su hija: “Está deseando servir al país, me llama y me dice, ‘¿papá, donde tengo que ir?’. Su voluntad de servicio es impresionante”. Curiosamente, a pesar de las tropelías cometidas por Iñaki Urdangarín, es a Marichalar al que Su Majestad tiene mayor aversión.

La periodista que firma estas líneas fue testigo involuntario de una escena que certifica este hecho. Era en el Club de Polo de Barcelona, en el año 2003. Muy temprano. La Infanta tenía que participar en una prueba hípica y estaba sentada en el palco, únicamente con su padre y con su marido. Durante la hora larga en la que yo estuve observándolos, el Rey mantuvo a su hija cogida por el hombro, bromeando con ella, diciéndole cosas al oído. Vestida con traje de montar, con un tipo impresionante, y con la cabeza echada hacia atrás, la Infanta reía a carcajadas. Marichalar estaba unos metros más allá, envuelto en una capa negra, como una figura de El Greco, con el inmenso pinganillo en el oído. Ni el padre ni la hija le dirigieron ni una sola palabra.

El Rey acaba de comunicar que cesa su actividad por problemas médicos hasta enero y que le sustituirán el Príncipe o la Reina. Majestad, os recuerdo con todo respeto que también tenéis una hija de conducta intachable que se llama Elena.


EL MUNDO. Nº 688. M A G A Z I N E. DOMINGO 2 DE DICIEMBRE DE 2012

Avatar de Usuario
La Obse

Mensajepor La Obse » Lun 03 Dic, 2012 12:01 am

Menuda hagiografía más chula ha escrito Eyre: Cabal; serena; espiritual; madre amantísima; esposa abnegada, martirizada por un implacable marido; sencilla, especial atención a la entrañable anécdota del besuqueo al servicio (derroche borbónico en vena); de un regio hierático; inteligente; el must have de la mujer pluscuamperfecta, no le dice guapa porque tiene que parecer real. Hace palidecer de envidia a la mismísima Cenicienta, o sea.

Y sobre todo borbona, es la más borbona? teniendo en cuenta que dos de sus antepasados regalaron el imperio a Napoleón y, lo que considero imperdonable, gracias a sus ancestros y demás hierbas, nuestra arquitectura civil padece overbooking de rococó (sólo por eso habría que echarlos a gorrazos) no considero el adjetivo un piropo por mucho que la catetez de ciertas plumillas se empeñe en relacionar la españolidad con la horterada haciendo hincapié en el número de adornos rojigualdas ostentados que, a su vez, es inversamente proporcional a todo lo que consumen (cuanto más francés mejor, borbona, borbona).

Ataque de azucar. En fin, lo que te cuentan y lo que hay

Imagen

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 18609
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Lun 03 Dic, 2012 1:18 am

Es que... mi querida Obse, hay biografias y biografiillas FICCION. A estan biograf@s,YO NO LAS LEO,NI PRESTADO EL LIBRO DE 1 BIBLIOTECA. Me temo, que monarquicas espanolas recalcitrantes, estan mobilizandose para que sea la subnormal de Elena la sucesora del padre y no el hermano y Leti de reina consorte. Supongo que para que eso suceda,habra que Cambiar la CONSTITUCION ESPANOLA Y A ESE CAMBIO... SE OPONEN TODOS LOS POLITICOS O CASI TODOS LOS POLITICOS ESPANOLES.!

Un abrazo,
Assia

Avatar de Usuario
La Obse

Mensajepor La Obse » Lun 03 Dic, 2012 1:57 am

Es que ese debate sobre la primacía del hombre sobre la mujer en la corona lo encuentro gilipollas, mejor dicho, inducido para que el personal se entretenga con bobadas (pareciese que con un cambio el la Ley de sucesión las mujeres conquistásemos el shangri la). Que una familia cuyo modus vivendi se basa en la tradición se rija por normas trasnochadas tiene su lógica, lo que no la tiene es que sólo se pueda acceder a la lista de candidatos a la jefatura del estado si y sólo si perteneces a X familia, ahí radica la discriminación. Elena, Felipe y demás están en esa lista por haber nacido Borbones independientemente de sus capacidades. Es igual que sean hombre, mujer o hermafrodita. Mira el panorama:

Imagen

En ese partido, por mucho que se empeñen los plumillas, no nos jugamos ná de ná

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 03 Dic, 2012 2:13 am

La de la derecha parece la mas despierta.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 18609
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Lun 03 Dic, 2012 11:08 am

Y TAN... "LISTA Y ESPAVILA" QUE ES LA CARA-LUNA DE LA DERECHA.!

Yo,no tengo tiempo de leer toda esa basura de lameculo a la borbona.

Solo he ojeado el parrafo en rojo de la derecha.

Si, la Elefanta es muy inteligente. Demostro su inteligencia,cuando en los 5 continenes se la vio llorar cuando vio a su hermanito,portar la bandera espanola de la OLIMPIADA. QUE EMOCION MAS GRANDE Y QUE INTELIGENTE ES LA ELEFANTA.!

Tambien mostro su "GRAN INTELIGENCIA" la elefanta cuando se paseo sola por Madrid,portando la bandera espanola con pendientes y camiseta con los colores del futbol espanol.

Y tambien mostro "SU GRAN INTELIGENCIA'' LA ELEFANTA CUANDO COPIO 1 MODELO DE LA CANTATE ROCIO JURADO Y SE PRESENTO EN SUECIA, CON 1 VESTIDO COLOR Y CORTE DE CAPOTE DE BREGA. QUE INTELIGENCIA MAS BREGA TIENE LA ELEFANTA.!

Hala! echate "pa tra" Lety que el trono de Espana no sera para Felipe VI; sera para su hermana mayor que sera la futura reina ELENA I. Los Primeros estan antes que los sextos.

Eyre, cacho hostia,confio que no te compren ni 1 maldita copia de esa fabula-ficcion que has inventado.

Avatar de Usuario
LOC

Aguas turbulentas 8 diciembre 2012

Mensajepor LOC » Sab 08 Dic, 2012 8:49 pm

    Imagen
    AGUAS TURBULENTAS
    PILAR EYRE


LOS QUE HAN ESCULPIDO LA NARIZ DE BELÉN ESTEBAN



Fue el momento más intenso de la noche. Hace dos semanas. Se acababa de conocer el resultado de las elecciones catalanas. En un segundo ArturMas convirtió su enérgico perfil kennedyano en la máscara de la tragedia. Paseando su mirada desconcertada por la salita del Hotel Majestic que el matrimonio Soldevila pone a disposición de CiU los días de elecciones, sólo acertaba a balbucear «no pot ser, es impossible, esteu segurs?» («no puede ser, es imposible ¿estáis seguros?»). La única que se atrevió a acercarse a él fue su mujer, que le dio un abrazo muy apretado. Apenas se entendía la frase que Artur repetía sobre su hombro «Jo, dimiteixo, Helena, jo, dimiteixo». Sus palabras cayeron como aldabonazos sobre aquellos hombres y mujeres que llevaban peleando junto a él meses y años y cuyos rostros reflejaban el cansancio de la campaña, la incertidumbre, el temor al fracaso. Se levantó un murmullo indignado. De repente todos callaron, el grupo compacto se abrió como las aguas del Mar Rojo para dejar paso a una figura diminuta pero poderosa. Despeinado, echando lumbre por los ojos, JordiPujol se acercó a su delfín, se puso de puntillas, lo cogió por las solapas de la chaqueta y con la voz rota le dijo: «Tu segueixas! Per collons segueixes!» («¡tú sigues! ¡por cojones sigues!»). Mas se irguió, se pasó la mano abierta por el flequillo, se arregló la corbata, tragó saliva y salió a dar la cara. Sí, así fue la historia y fue Pujol, otra vez, el que la escribió.

■ ■ ■

Artur Mas. EL MUNDO. Difícil combinación, demonios. Emprendo circuito lúdico nocturno con la colega AnnaAlós, que trabaja en EL MUNDO de Cataluña. Primero vamos a Valentina's, después a La Vaquería y nos tomamos las últimas copas en la discoteca que comparten ambos restaurantes, Ricardo's. Todo ha sido decorado, cómo no, por EstrellaSalietti, que es el hada Campanilla que con su varita mágica lo vuelve todo luminoso. ¡Hace zas, zas, y polvo de estrellas! ¿O serán los gin tonics? Con la del estribo, Anna me explica con tristeza: «Fui a una cena y Helena Rakosnic, la mujer de Mas, hizo que me cambiaran de sitio porque no quería sentarse conmigo».

■ ■ ■

La nariz de Belén Esteban... ¡Lo todo! En primer lugar acudió al cirujano de doñaLetizia, Antoniode la Fuente, que se negó rotundamente a operarla. Después fue a la clínica Menorca, «donde le han realizado un retoque sobre lo que había operado yo, porque el 90% de lo que luce Belén, desde la operación de bolsas hasta los injertitos del rostro, se lo hice yo hace dos años», me cuenta el excelente cirujano Ramón Vila-Rovira. «Cuando la operé apenas tenía tabique nasal. ¡Era una reconstrucción muy complicada! Lo que ahora le ha hecho el doctor Ángel Martín, muy bien por cierto aunque me extraña que no me haya pedido el historial, ha sido simplemente corregir una nariz chafada». Cuando le pregunto a Ramón si esta vez le va a durar, me contesta: «Eso espero… Se ha desintoxicado según ha contado de forma pública, aunque no nos haya dicho de qué exactamente ¡Y estar sana siempre ayuda en la recuperación!». Le digo al doctor que me parece raro que no haya recurrido a él en esta ocasión y él echa balones fuera: «Yo estoy en Barcelona, en esa clínica le hicieron hace años las mamas, a los pacientes de estética les gusta cambiar de médico…». Insisto y al final se enfada: «Mira, Pilar, yo quizás lo , pero no puedo contarlo, ¡me lo impide el juramento hipocrático!». Corro a entrevistar a este tal Hipócrates… Será griego… A ver si estos de LOC me pagan el viaje.




    AL CIELO...FRANCISCO RIVERA BUENO
    'Paquirrinín'. ¿Qué quién es esta criatura? ¡Pues el hijo de Paquirrín! Así lo ha bautizado Emilia Landaluce y que no se me queje el compañero maquetista de que no hay fotos para ilustrar este cielo, porque ¿quién ha dicho que la vida iba a ser fácil?, ¿quién? Yo lo traigo hoy aquí porque ¡ya le he encontrado novia! Es que se amontonan las exclusivas y hay que ir guardando tanda ¡Es Laurita, la hija del duque de Feria, que ha nacido en la misma semana que Paquirrinín! La pobre Laurita no tendrá título nobiliario, pues se lo ha mangado su gemelo que nació un minuto antes (eso al menos cuentan los padres) pero gozará de la satisfacción de ser nieta de la Pantoja (no me den las gracias, los bolsos de Hermés son mis favoritos, razón aquí).

    AL LIMBO...BENEDICTO XVI
    Su Santidad, ¡no nos fastidie! Nos ha quitado la mula y el buey, nos ha dicho que los Reyes Magos son andaluces y que la estrella de Belén era el cometa Halley. ¿Qué será lo próximo? ¿Que a los catalanes nos prohíba el caganer, esa entrañable figurita escatológica de nuestro pesebre que forma parte de nuestro territorio sentimental? Pero por todo paso, excepto que Su Santidad ponga en cuestión la existencia del limbo. ¡Dice usted que es sólo una metáfora! ¡Que se sepa en el mismísimo Vaticano que a mí esta columna no me la quita ni Dios, ni siquiera recurriendo a maniobras tan arteras como ésta! Que Su Santidad se ha hecho twittero e igual quiere acabar de periodista… Venga, hombre, que ya estamos muy resabiados… Ni que hubiéramos nacido ayer…


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 8 DICIEMBRE 2012

Avatar de Usuario
LOC

Aguas turbulentas 15 diciembre 2012

Mensajepor LOC » Sab 15 Dic, 2012 11:01 pm

    Imagen
    AGUAS TURBULENTAS
    PILAR EYRE


PREOCUPA EN MÉXICO EL ESTADO DE SALUD DE MIGUEL BOSÉ



¿Qué quién diablos fue Ignacio Agustí? ¿Es posible que ya nadie lo recuerde? Fue el escritor más popular en la España de la posguerra, autor del best-seller La Saga de los Rius y de la inolvidable pecadora Mariona Rebull, que murió en el atentado del Liceo y cuyo collar de perlas desgranándose una a una por el salón de butacas ha poblado el imaginario erótico de varias generaciones. En mayo hará 100 años que ha nacido y Destino va a sacar sus obras completas, por lo que se pondrá de nuevo de rabiosa actualidad, hablándose incluso de una serie que estaría cociéndose en alguna cadena de televisión. Ceno con el atractivo director de Destino, Emili Rosales, y el hijo del escritor, Miguel Agustí, uno de mis mejores amigos. Además de ser escritor, Miguel tiene un curioso dato en su currículo: «Traje aquí una historieta belga de unos hombrecitos azules con gorro que se llamaban schtro umpfs ¡No se me ocurría ningún nombre en español! Al final pensé en el cuento de El Patufet, tan pequeñito que tenía que ir cantando por la calle para que no lo pisaran. Decliné todas las posibilidades: patufo, petufo, potufo, putufo… ¡Ganó Pitufo!». Mientras brindamos por todos los pitufos de este mundo, Miguel precisa con algo de melancolía: «Soy sólo su creador moral. ¡Como yo era un niño de papá me pareció bastante ordinario registrar la idea!»

■ ■ ■

Me preocupa lo que me cuentan de Miguel Bosé. Que después de presidir la gala contra el Sida que se celebró en Barcelona, se fue lleno de ilusión a México a dar una tanda de conciertos con toda la familia, incluidos sus hijos, y que de pronto se ha puesto enfermo y ha tenido que cancelar dos presentaciones en Monterrey. Y tampoco pudo aparecer en vivo y en directo en la gala de despedida de televisión a su compañera de La Voz, Jenni Rivera, muerta en accidente de avión. Sólo pudo decir con la voz desencajada a través del hilo telefónico «tengo tanto dolor dentro que no puedo enseñar mi cara, no tengo el valor, no tengo las armas, no tengo el alma en su sitio para estar ahí… con ustedes… no quiero que me vean…». Unos hablan de estrés y profunda tristeza, otros de fiebres altas y que el médico le ha recomendado mucho reposo… Al parecer sigue en Guadalajara, pero nadie sabe muy bien dónde ni por cuánto tiempo...

■ ■ ■

Camino por el paseo Marítimo de Málaga con un amigo periodista en medio de una multitud alborotadora en una tarde de sol declinante del color del membrillo. De pronto vemos una figura pequeña que avanza lentamente con un perro sin raza atado por una correa floja. La gente se aparta susurrando «mira, es Marisol…». Cuando llega a nuestra altura veo que no está tan joven ni tan delgada como pensaba, pero mantiene la gracia inigualable con la que fue creada y la luz de sus ojos. Me agacho para acariciar al perrillo y de pronto todos los planetas, mi infancia, películas y miles de cigarrillos se ponen a hablar por su boca para decirme simplemente: «Le has gustado». Sigue su camino. Mi amigo me explica que «se niega a todo, no va siquiera a los homenajes que le rinden. ¡Su hija ha presentado un disco en la Fnac y tampoco estuvo! ¡Sé que le han ofrecido 10 millones de euros por un contrato y lo ha rechazado! Le ha quedado una repugnancia tremenda por todo lo que sea vida pública». Pregunto si tiene dinero: «Sólo gracias a Máximo puede tirar adelante, es muy austera y sigue siendo…» ¡Rubia! Lo interrumpo. Y él me dice, «no, roja ¡sigue siendo roja!». Sí, eso también.




    AL CIELO...ADANS PERES
    Cuando era pequeña a mí los circos me daban miedo. Voy para ver si la cosa sigue igual. Sábado. Unas 40 personas en el público, la mitad empleados, la tarde transcurre cansinamente hasta que salta a la pista un chico delgaducho que hace contorsiones, canta, arrastra a la pista a algunos espectadores y les pone caretas… Todo tiene un aire tristón y algo ajado que el muchacho se esfuerza en disipar. Es Adans Peres, el que fue marido de Estefanía de Mónaco. Cuando la función termina, se pone en la puerta repartiendo propaganda, después se envuelve en una bufanda, se cala una boina hasta los ojos, se mete un paquete grasiento bajo del brazo y desciende las escaleras del metro. El que fue príncipe parece un obrero camino de la fábrica. Creo que incluso silba.

    AL LIMBO...CAYETANO RIVERA
    Dios, qué harta estoy de verte. Pero me quieres decir a mí, ¿tú que pintas en Manila, muchacho? Si es que te has ido, porque miro tus fotos de ¡Hola! y podrías estar en Filipinas o incluso en Port Aventura. Leo el texto (sí, no tenía nada mejor que hacer, lo reconozco) y veo que has ido a inaugurar una tienda de Porcelanosa. Vamos a ver, Isabel, te lo digo desde el cariño ¿era necesario? Yo te prefiero acompañada por un George Clooney soltándote piropos que por este chico del que no conozco ninguna prenda especial, ya sabes que soy antitaurina, pero al que adivino aburrido hasta decir basta. Anda, tonta, a darle alegría al cuerpo, que total son cuatro días y una tacita de café nunca viene mal. O dos.


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 15 DICIEMBRE 2012

Avatar de Usuario
LOC

Mensajepor LOC » Sab 15 Dic, 2012 11:20 pm

PILAR EYRE
DIARIO DE UNA ESCRITORA EN PROMOCIÓN

‘La reina de la casa’ es el último libro de la periodista catalana, que narra a LOC el duro trabajo de vender una novela por toda España en plena crisis

PILAR EYRE

SIESTA EN EL AVE. La autora de la columna de nuestra contraportada echa una cabezadita durante un viaje en tren para promocionar su libro.



Qué 8 de noviembre! Peluquería. Unos zapatos de tacón siempre a mano. Nebulizadores, pastillas para dormir y para despertarse.

9 de noviembre. La escritora se mete debajo del brazo su nuevo libro, La reina de la casa, y se va al Sálvame de Paz Padilla: «¡La vida de la reina!». Yo arguyo que no va de eso, pero Paz ya me empuja: «A ver, danos tu opinión sobre ¡Rosa Benito!».

10 de noviembre. Sale el avance en LOC. Una página, qué alegría. A Mari Tere le han dado dos.

11 de noviembre. Mientras me cepillo los dientes contesto a una entrevista. Mientras hago pipí, a otra. Al final no sé si llama el móvil, el fijo, o las trompetas del Juicio Final.

14 de noviembre. Bilbao. Me presentan como un dinosaurio de la información. Advertencia: los botellines del minibar son más pequeños que una copa.

16 de noviembre. Madrid. Antena 3. Trato de comprimir el libro de 300 páginas en dos minutos. Al final me demoro un poco más en el plató lamiéndoles los pies de agradecimiento a Castillón y a Susanna Griso. Varios encuentros digitales. En el hotel tengo la boca tan seca que podría limarme las uñas con el paladar. Mi hijo (24 años) me dice tristemente: «Entonces, ¿hoy tampoco vendrás a prepararme la cena, mamá?».

22 de noviembre. Valencia. En Els matins. «España empezó a cambiar cuando Santiago Carrillo y su peluca entraron en España, Marisol se desnudó de arriba abajo y don Juan Carlos se depiló el entrecejo». Un señor iracundo grita: «¡Está usted insultando a mi madre!». Por la tarde, presentación en librería. Metros de libros míos, un gran póster, tribuna. Todo, menos público. Miro suplicante a la gente que pasa: «Llévese un libro, por favor, más vale pedir que robar…». Los responsables intentan consolarme: «¡Hay una manifestación y han cortado la calle!». Me voy al hotel, pregunto si hay suficientes enchufes para los cargadores y la dircom me suplica que no me ahorque con los cables.

23 de noviembre. Barcelona. Helena García Melero me anima a bailar un bolero con Moncho, al que pregunto si lee LOC. Moncho me dice que no lee nunca, pero ha escrito un libro. Ahí está, al lado del mío.

28 de noviembre. Zaragoza. El aula de cultura esta llenísima, con los que nunca fallan. Diserto, canto, bailo una jota, firmo, firmo, firmo. La escritora está contenta y se queda dormida en el AVE.

Imagen3 de diciembre. Villaconejos. Charla en un foro de mujeres. Sólo hablan ellas y terminan vendiéndome mantones de manila y cremas ecológicas. Después cena con gente principal. Mientras me visto con mi blusa de seda, neumonía garantizada, voy escribiendo mi columna con los codos. La cena dura 19 días y 500 noches. Me regalan el libro más pesado del mundo sobre el chorizo autóctono. Me lo dejo en el hotel, pero salen corriendo a traérmelo al grito de: «¡Máxim Huerta también se lo olvidó!».

4 de diciembre. Chez Julia Otero, con un tipazo de impresión, que me dice: «¡Cómo te has adelgazado!» (entre mujeres: «estás de puta pena»)

10 de diciembre. Marbella. Todos bronceados y felices. Málaga. En los tiempos muertos les rezo a todos los compañeros que me han entrevistado, llamo a ex novios y tuiteo. Mañana día 12 será la presentación en Barcelona. ¡Cómo me gustaría estar joven y bella como cuando empecé la gira!

La escritora no sabe si con todo esto el libro se venderá mas, lo que sí sabe es que va a estar abastecida de hilo dental, jabones en miniatura y gorritos de baño lo que le quede de vida (que si salgo a gira por año presiento que no será muy larga).


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 15 DICIEMBRE 2012

Avatar de Usuario
LOC

Aguas turbulentas 22 diciembre 2012

Mensajepor LOC » Sab 22 Dic, 2012 9:09 pm

    Imagen
    AGUAS TURBULENTAS
    PILAR EYRE


PEP VIAJA A BARCELONA PARA ESTAR CON TITO VILANOVA



Cena navideña con amigas del mundillo literario, una excusa para entregarme a la bebida y olvidarme un rato de los centenares de admirables mercadillos solidarios que ya me salen por la orejas. Anna María Moix nos cuenta que en abril se cumplirán diez años del fallecimiento de su hermano Terenci y la ilusión que le haría que se conmemorase a lo grande, cosa difícil con los actuales responsables políticos, ¡Terenci Moix siempre se declaró socialista! Le pregunto si queda material inédito y Anna, también excelente escritora, me contesta que alguna obra de teatro. Pasamos a hablar de José Luis de Vilallonga, ya que en la mesa está también un familiar suyo. Nos cuenta que murió arruinado: «Se lo gastaba todo, hipotecaba las fincas sin consultarnos, ¡se pateó las obras de arte que heredó de su padre! ¡No quedó nada cuando murió, sólo deudas!». Su hermano Alfonso lo mantuvo los últimos meses que pasó con su ex mujer Syliane en Mallorca y de su bolsillo salió una pequeña cantidad para ella y para Fabrizio. Al parecer Fabrizio, que no era hijo de José Luis sino únicamente de Syliane, está fuera de España para no tener que responder de ciertos temas espinosos, mientras el actual marqués de Castellbell, el hijo mayor, John Vilallonga y Scott Ellis, vaga por el mundo sin consuelo (y también sin un duro): «De vez en cuando la hermana de José Luis, María Antonia, que tiene 90 años, habla con él por teléfono. ¡La relación tan destructiva con su padre lo marcó para siempre!». Comentamos que la vida de José Luis de Vilallonga, artista de cine, playboy, marqués, escritor... ¡El único biógrafo autorizado del rey, no lo olvidemos! da para un novelón de llorar mucho.

■ ■ ■

¡Todo el mundo habla de Tito Vilanova! Me soplan lo que hizo la noche antes de pasar el control fatídico para paliar la espera angustiosa y llena de incertidumbre ante el resultado: se fue a cenar al restaurante La Dolceta con su íntimo amigo Jordi Roura, con Charli Rexach, sí, el que fue novio de Bárbara Rey, y el dueño de Don Piso, Ángel Fernández. «¡Se le veía feliz! ¡Es un sibarita, comer bien es su única debilidad! Cenó alcachofas y chuletón. Con Guardiola, sin embargo, suele ir al Mandarín. ¡Sus mujeres, Cristina y Montse son muy amigas!». Porque, a pesar de los rumores de que no se llevan bien, en el momento de redactar estas líneas Pep Guardiola se dispone a volar desde Nueva York para darle un abrazo a su amigo. Aunque su íntimo es el técnico del Barça Aureli Altimira. «Solo él sabe cuántas veces Tito ha tenido que apretar los dientes para aguantar el dolor que su enfermedad le produce». Vilanova, desde su primera operación, ha aprendido a convivir con el sufrimiento, por lo que todos piensan que pronto volverá a entrenar. «¡Tito es un tipo duro!».

■ ■ ■

Visito a Luis María Anson con el fin de entrevistarle para el Magazine de EL MUNDO que saldrá el día 30. Hablamos de los «consejeros» del rey y se ríe bondadosamente «¿Aconsejarle? ¡Yo creo que don Juan Carlossabe más que todos nosotros juntos!», le pregunto a Anson, que escribió un impresionante libro sobre don Juan de lectura obligatoria, si algún día dará sus memorias a la imprenta: «No creo… como director de periódicos durante tantos años sé demasiados off the records impublicables, ¡además de que no tengo tiempo! ¡Escribo 15 columnas a la semana!». Hablamos una hora intensa y apasionante que yo desearía que no terminase nunca. Cuando regreso a mi casa, mi hijo me debe ver cambiada porque me pregunta con cierta suspicacia: «¿De dónde vienes?» Y yo le contesto sin pensarlo: «¡De clase!».




    AL CIELO...MANUEL PERTEGAZ
    Me he encontrado a tu sobrina Sionín y me ha dicho que estás bien, que continúas yendo al estudio y diseñando. En las enciclopedias dicen que tienes 96 años pero yo no me lo creo, ¡estoy segura de que sigues siendo aquel genio con aspecto de duendecillo que compraba su ropa en la sección cadete de los grandes almacenes! En el mundo de la moda lo has hecho todo, has vestido a la más elegante, Bibís Samaranch, y cosiste el traje de novia de la princesa de Asturias. ¡Sólo veo a tu altura a Lorenzo Caprile, otro gran tímido! No sabes cómo añoro los desfiles de tu taller de la Diagonal, tengo ganas de verte, querido maestro, y entretanto recibe estas flores simbólicas que te envío como señal de respeto y de cariño.

    AL LIMBO...CAYETANO MARTÍNEZ DE IRUJO
    ¡Qué fuerte! ¡Esa foto en la que saludas displicentemente al príncipe Felipe repantingado en tu butaca mientras él está de pie! ¡Y no digamos tu mujer, Genoveva, que ni siquiera se toma la molesta de mirarlo! Cayetano, eres conde de Salvatierra y Grande de España, has recibido una educación exquisita, el respeto de tu madre por la corona es legendario... ¿Por qué este ataque repentino de republicanismo? ¿Es que acaso te sumas a los que creen que la realeza no tiene razón de ser en el siglo XXI? No, Dios, no, prefiero pensar que seres de otro planeta te paralizaron con su rayo verde y que Genoveva suele quedarse dormida con los ojos abiertos, una extraña costumbre azteca. ¿A qué va a ser eso? No, si ya lo decía yo…


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 22 DICIEMBRE 2012

Avatar de Usuario
LOC

Aguas turbulentas 29 diciembre 2012

Mensajepor LOC » Sab 29 Dic, 2012 4:04 pm

    Imagen
    AGUAS TURBULENTAS
    PILAR EYRE


LA EX MUJER DE LUIS FONSI DESVELA LA INFIDELIDAD DEL CANTANTE



¡Todo el mundo habla castellano! En Nueva York, digo. «¿Castellano? ¿Y eso qué es?», me pregunta el ecuatoriano que me sirve el desayuno. Es el español meloso que se oye a orillas del Hudson lorquiano, es una invasión de suramericanos, diligentes y amables, que ya ocupan la Gran Manzana. «Señora, es que venimos sin nada, ¡hasta sin papeles! Y aquí se trata de salir adelante o morir ¡por purita necesidad!». Mira por dónde, al final, sin enterarnos, hemos hecho nuestra segunda conquista de América, me lo cuenta con satisfacción un abogado cubano: «Los norteamericanos están aprendiendo español como otra lengua. ¡No tardaremos en tener un presidente de origen latino!». Mi malvada vocecita interior me dice: «Todo menos elegir a una mujer». ¿Españoles de España? Muy pocos, aunque la presencia de Zara es constante (sus tiendas están llenas), en televisión se anuncia Lo Imposible sólo con el rostro de Naomi Watts, y un taxista ilustrado, concretamente etíope, me pregunta por Mas y su independencia. Ahora voy a bajar el nivel, aviso: la ropa es la mitad de barata que en España, se llevan las cintas de pelo con un floripondio en medio de la frente y todas las chicas calzan Ugg, van vestidas de negro y lucen unas inverosímiles pestañas postizas. Ah, y esos pechos tampoco son de verdad.

■ ■ ■

El libro más vendido allí, aparte de Cincuentas sombras de Grey, por supuesto, ¡maldita sea su estampa! (perdón, ataque de envidia de autora con obra en la calle), es la autobiografía de Adamari. Y ustedes se preguntarán que quién diablos es esta tal Adamari. Es una actriz famosísima que ha estado casada con un cantante también célebre en el mundo latino, Luis Fonsi. ¡Sí, el coach de La Voz! Adamari en la portada del libro enseña las cicatrices de su doble mastectomía y a partir de ahí, todo: explica con pelos y señales las infidelidades de Luis, y nunca mejor dicho lo de pelos, ya que la primera la descubrió porque vio unos pelos largos y rubios en el cepillo de su marido. Los periodistas le preguntan tranquilamente: «¿Qué va a pasar con los embriones congelados que usted y Luis mantienen en un banco clínico?». Y sin ruborizarse, prosiguen: «¿Es cierto que Luis le exige que sea usted la que pague los gastos de almacenamiento del cigoto?». ¡El cigoto, madre! ¡Y pensar que aquí los famosos se quejan si les preguntamos por el signo del zodiaco porque esto es entrar en intimidades! ¡Anda y que les vayan dando!

■ ■ ■

A mi regreso a la madre patria me encuentro una cariñosa felicitación desde Lisboa de quien fue mi tormento en este año que ahora se larga con viento fresco: Ramón Iribarren, eficaz ex portavoz de la Casa Real, sustituido inesperadamente por Javier Ayuso. La publicación de mi libro sobre la reina me anatemizó de tal manera que un día casi me suplicó: «Pilar, no hables bien de mí que me perjudicas». Fue el mensajero del miedo, el encargado de decirme que ni a don Juan Carlos ni a la Señora les había gustado La soledad de la reina, pero que «en esta casa estamos por la libertad de expresión y no vamos a repetir el error de El Jueves. Ni siquiera te vamos a rectificar, aunque el libro contiene algunas exageraciones». «¿Cómo lo de las 1.500 amantes?», le pregunté capciosa. «¡Por ejemplo!», repuso este navarro atractivo y canoso con ingenuidad desarmante. Felicidades a ti también, Ramón, ¡honor a los vencidos! ¡Ay, Dios! ¡Acabo de hacer lo que más te jode del mundo! ¡Airear públicamente nuestras relaciones! (es la profesión la que me ha hecho así, yo antes era buena persona, lo juro, y además hoy no tenía tema).




    AL CIELO...PAPÁ NOEL
    Hombre ¡ya! Quiero decir que ya está bien de tanto ho, ho, ho y tanta tontería. El primer día tiene su aquel. Pero a estas alturas está una harta de la zambomba, el turrón y las felicitaciones graciosas ¡Ya nadie dice aquello tan socorrido de Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo! ¡Todos venga a enviar rollazos supuestamente divertidos, eso sí por el whatsapp, no vayamos a herniarnos pegando un sello en un sobre. Pues, querido Papa Noel, te sugiero que, sin más tardanza, los renos pongan la directa y te asciendan a los cielos si no quieres que la que firma estas líneas te envíe a la estratosfera y más allá de un certero puntapié con las botas Doc Martens que me has puesto en el árbol. Ya estás tardando, gordo.

    AL LIMBO...MAIKA VERGARA
    Maika, hija, cuando falleciste te canonizamos de inmediato, pero ahora parece que toca contar lo mala que eras. ¡Las dos estuvimos en la guerra juntas y te conocí bien, querida mía! Estoy hablando de principios de los 80 en Marbella, por supuesto, cuando ambas competíamos por llevarnos las mejores exclusivas, ¡No éramos unos angelitos, reconozcámoslo! Se hablaba de ruedas pinchadas, carretes velados y teléfonos intervenidos. Y otras cosas más refinadas: fui a entrevistar a Dominguín para Interviú y me comentó: «Ya me ha dicho Maika que no os recibiese porque utilizáis una máquina especial que desnuda a las personas pero, chica, a mí me es igual ¡para lo que tiene que enseñar uno!». Un día contaré lo que hice yo para vengarme. En la guerra como en la guerra… ¡Y así nos divertíamos!


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 29 DICIEMBRE 2012

Avatar de Usuario
turbo

Mensajepor turbo » Lun 31 Dic, 2012 7:37 pm

PROTAGONISTAS ENTREVISTA

Luis María
Anson

“Los últimos acontecimientos han dañado a la Monarquía, ¡pero la figura del Rey se ha agigantado!”
Es posiblemente el más monárquico de cuantos valedores tiene la Corona y afirma que seguirá siéndolo mientras la Monarquía sirva a los españoles. Asegura que Urdangarin debería ir a la cárcel si fuera condenado, ensalza el papel ejemplar de la Reina y justifica el viaje a Botswana de Don Juan Carlos: “No me considero amigo del Rey, sino un súbdito leal. Si me necesita, aquí estoy”, dice.


por Pilar Eyre fotografías de Pablo Almansa



Hasta aquí se llega por calles tranquilas alfombradas de hojas blandas y paliduchas. Estamos en la casa del periodista y académico Luis María Anson (Madrid, 1935). Se oye el ruido lejano de un cortacésped y en la puerta pone: “Cuidado, perros peligrosos sueltos”.

Una vez dentro, empiezo con una pregunta directa: “Luis María Anson, ¿hay en España en estos momentos alguien más monárquico que usted?”. Y este príncipe de periodistasme contesta con gravedad: “Yo soy monárquico porque creo que es el sistema político más útil, el que mejor nos representa. Y mientras la Monarquía nos siga sirviendo, yo seguiré siendo monárquico”. Y afino: “¿A pesar de los últimos acontecimientos?”. Me mira fijamente Anson, tarda en responder y después lo hace reflexivamente, paladeando las palabras: “De los últimos acontecimientos la Monarquía española ha salido dañada, ¡pero la figura del Rey se ha agigantado! Piensa que la Corona sigue siendo la segunda institución más valorada, por detrás de las Fuerzas Armadas. Como en el 23-F, el Rey se volvió a ganar a los españoles, como monarca constitucional que es, como demócrata, diciendo, a propósito del tema Urdangarin, ¡que la ley estaba incluso por encima de su familia! ¡Lo señaló muy claramente en su discurso navideño del año pasado!”.

    P. ¿Y si meten a Iñaki Urdangarin en la cárcel?

    R. De momento, es solo presunto…


    P. ¿Pero qué ocurre si lo condenan y debe ir a la cárcel?

    R. ¡Pues que Doña Cristina lo vaya a ver a prisión, como haría cualquier española en sus circunstancias!


    P. ¿Una Infanta de España en la cárcel? ¡Luis María, que esto es muy fuerte!

    R. Sí, que vaya un par de veces, como buena esposa que es. ¡Sin favoritismos! Pero ella no ha sido culpable de nada, como tantas mujeres en este país que dejan la economía doméstica en manos de sus maridos y no se enteran de qué hacen con el dinero.


    P. Pero la Infanta es inteligente.

    R. ¡Mucho! Tiene una licenciatura universitaria y habla cinco idiomas. Lleva 17 años trabajando en La Caixa codo con codo con sus compañeros, cuando pasa la puerta es Infanta y tiene trato protocolario, pero allí dentro es simplemente Cristina… Y total, por un sueldo relativamente modesto, 2.800 euros al mes. No, yo sé categóricamente que la Infanta no sabía nada.


    P. Pero la han castigado… y a la Infanta Elena también.

    R. Lo de la Infanta Elena me parece fatal, y muy injusto. ¡Verla ahí, arrinconada, al lado de Rubalcaba, el día de las Fuerzas Armadas! ¡Para eso mejor que no la hubieran invitado!
Nos recostamos contra el respaldo de este sofá Chesterfield de casa buena de color vino, algo gastado, respiramos fuerte, como caballos después de una carrera y damos sorbos a nuestras coca colas respectivas. Paseo la vista por mi alrededor. Libros, cuadros, un jarrón cuadrado con dos docenas de rosas rojas, alfombras suavemente descoloridas por el débil sol decembrino que entra por las amplias puertas de cristal. No se advierten demasiados recuerdos de la Familia Real. Después sí veré, en la biblioteca, un impresionante busto de Don Juan de Borbón esculpido por Víctor Ochoa, con el rostro descarnado de sus últimos tiempos.

    P. El Rey está a punto de cumplir 75 años, ¿recuerda cuándo vio a Don Juan Carlos por primera vez?

    R. Sí, claro. En casa de Montellano, donde se alojaba cuando estaba en Madrid. Yo tengo tres años más que él, y fui con un grupo de chicos con los que habíamos formado las Juventudes Monárquicas…


    P.Era el grupito de nobles que lo apoyabais...

    R. ¿Cómo? ¿Nobles? [Anson se endereza, le aparecen dos rosetones en las mejillas y se quita de golpe 30 o 40 años de encima]. No te equivoques, el auténtico apoyo de Don Juan y por tanto, de Don Juan Carlos, éramos personas de clase media: Vigón, Pemán, Sainz Rodríguez, Padilla, yo mismo. ¡En mi familia no había ni un monárquico!Pero creíamos que lo único que podía hacer de colchón valido después de la guerra incivil era la Monarquía.


    P. ¡Pero la aristocracia apoyaba la restauración de una Monarquía!

    R. ¡Pero si la mayoría de los nobles eran unos franquistas desorejados que iban a Estoril, sí, a hacer una visita, pero después corrían a postrarse de hinojos a los pies del caudillo en El Pardo !Como me dijo uno de ellos: “Desengáñese, Anson, Franco es un buen negocio”.
Aprovecho para recordarle que eso sale en su biografía de Don Juan: “Eso lo dijo...”. Y Anson me corta con un poco de chulería: “Pues en el libro sale, pero a ti no quiero decirte el nombre de quién lo dijo...”. Y nos reímos.

    P. Luis María, a mí me contó un Grande de España, sevillano por más señas, que todos los meses él y otros depositaban una cantidad fija en el banco para que Don Juan pudiera vivir a lo grande en Estoril.

    R. ¡Eso esmentira! Don Juan era un español honrado. ¡El más honrado de todos! Y vivía de la herencia de su padre. Y eso de vivir a lo grande, vamos a dejarlo: vivía conforme a sus ingresos, que no eran muchos. Y así fue hasta el último momento, porque la clínica de Navarra donde murió de cáncer y donde estuvo ingresado varios meses, la pagó él.


    P.Mario Conde dijo que él había abonado las facturas.

    R. Sí, lo dijo, pero no era cierto. Ussía enseñó los recibos a nombre de Don Juan de Borbón, conde de Barcelona, con el número de su cuenta corriente…
Cuando habla de Don Juan, el padre del Rey, Anson se emociona y se le pone la voz de pozo hondo y húmedo:“ Te hubiera encantado…Su conversación, su buen humor y su profunda bondad”.

    P. ¿Y qué diría ahora si viviera?

    R. Le preocuparía la desunión del país. De hecho, en las últimas declaraciones que concedió al Diario de Navarra, poco tiempo antes de morir, alertó contra el peligro de fractura. Dijo: “Veo a España mal, algo desgarrada y con su unidad amenazada”. Pero estaría muy orgulloso del papel de su hijo y también del de su nieto.


    P.¿Pero le hubiera gustado la elección del Príncipe Don Felipe? ¿A usted le gusta Doña Letizia?

    R.Sí, mucho. Estuvo trabajando conmigo en el ABC verdadero: es lista, solidaria y trabajadora. Dejó allí muy buen recuerdo.


    P. ¿Pero le gusta como princesa?

    R. ¡No lo puede hacer mejor!¡Nadie conseguiría igualarla! Y me gusta que sea Princesa de Asturias, sí, pero también que no haya dejado de ser periodista como nosotros. Ya sabes que, al fin y al cabo, es una forma de ver el mundo.


    P.Hombre, Luis María, no me diga que no tiene importancia para usted que sea de una familia muy modesta, que esté divorciada… [Enumero tratando de acorralar a mi entrevistado].

    R. ¿En el siglo XXI? Pues no, al fin y al cabo es un matrimonio morganático, como en todas las monarquías europeas, ¡y están funcionando muy bien! El Príncipe se casó, primero enamorado, ¡otra cosa no la hubieran perdonad olos españoles! Y después escogió a la persona adecuada para ese oficio tan difícil. La Corona se ha de adaptar al tiempo en que vivimos. A mí, por ejemplo, me gustaría que las actividades de la Familia Real solo salieran en el telediario, pero comprendo que el signo de los tiempos es que también estén en las revistas y los programas más populares.


    P. Así, por ejemplo, hemos podido conocer el episodio de Botswana.

    R. ¡Es que lo de Botswana se ha malinterpretado! [Se yergue un guerrero Luis María Anson como deletreándome la respuesta]. Al Rey lo invitó Kayali, persona influyente en la casa real de Arabia Saudí, y gracias a él, y a su relación con Don Juan Carlos, conseguimos el contrato para realizar el AVE Medina-La Meca por valor de 6.500 millones de euros. ¡Si no hubiera sido por el apoyo del Rey, el contrato se lo hubieran quedado los franceses! Esa cacería era una razón de Estado que nos interesaba muchísimo.


    P. Pero es que fue acompañado por una señorita que no era su esposa…

    R. En eso no me meto… [afirma Anson haciendo un gesto desdeñoso]. Es su vida privada. A los españoles eso no les importa, los Borbones han sido grandes mujeriegos, sobre todo Alfonso XII, Don Juan, no. Y el Rey siempre ha querido y respetado a su mujer, aunque a mí me parece que ahora ya no está para estos temas, francamente.


    P. Le aconsejaron pedir perdón.

    R. Ja, ja,permíteme que me ría. ¿Tú crees que el Rey se deja aconsejar por alguien? ¡Si sabe más que todos nosotros juntos! Piensa que ya lleva en el poder más años que Franco, ha hecho 140 viajes de Estado, recibe a centenares de personas todas las semanas. ¡Ha hablado delante de la Duma, pero también en el Congreso de Estados Unidos y en el parlamento inglés! ¡Si ahora hay un golpe de Estado en Nepal, por ejemplo, el único que te puede contar las claves del asunto en este país es Don Juan Carlos, porque los conoce a todos, al rey y a la oposición! Sus conocimientos son impresionantes…


    P. Pero de esas cosas solo se enteran usted y otros tres...

    R. No, no, eso lo saben los españoles muy bien… Conecta a la perfección con la gente, altos y bajos, intelectuales, empresarios y obreros. El Príncipe goza de simpatías entre los españoles, no cabe duda, pero no como el Rey. Aún no como el Rey…
Una leve sonrisa baila en delicado equilibrio en la boca de Luis María Anson. Creo que se acuerda de tiempos pasados:“Desde el principio Don Juan Carlos fue así, es innato en él. Abierto, simpático. ¡Le gustaba mucho jugar al futbolín! Escuchaba a su padre y, en muchas de las cosas que hace ahora, yo adivino las enseñanzas de Don Juan. Eso de que quiere ser el Rey de todos los españoles, el primero que lo dijo fue Don Juan”, comenta.

    P. Vamos a hacer ucronía.

    R. Vale.


    P. Si no hubiera Monarquía…

    R. Pues hubiéramos tenido como jefe de Estado en el Gobierno de Felipe González a Narcís Serra, y en la legislatura de Aznar, a Federico Trillo. ¿Tú crees que hubiéramos estado mejor con ellos que con el Rey? A ver, yo entre la república de Austria o la monarquía de Swazilandia, prefiero la república austriaca, y entre la monarquía inglesa o la república del Zaire de Mobutu, prefiero a la reina de Inglaterra. La monarquía tiene que estar al servicio del pueblo.


    P. Pero si se hace un referéndum…

    R. Si se hace en condiciones, dejando que se realice una campaña de verdad, ganará la Monarquía, como ganó en Australia. Los australianos dijeron: preferimos que nos gobierne aquella señora un poco rara que vive lejos, pero que nos deja tranquilos y a la que ya conocemos, que un presidente que no sabemos cómo será y que se meterá en todo…

Nos levantamos a recorrer la casa. En el vestíbulo hay un pequeño cuadro de la Reina de cuerpo entero. Me detengo y oigo la voz de Anson a mis espaldas: “La actitud de Doña Sofía es intachable. Ella no ha variado, es la misma persona con la que se casó el Príncipe”, asegura.

    P. Da la impresión de que está muy aislada…

    R. ¡Es que los Reyes no deben tener amigos! Uno de los grandes aciertos de la Monarquía de Don Juan Carlos fue prescindir de la corte, como le aconsejó Don Juan. La corte es un nido de intrigas, ahí se fraguó la caída de Don Alfonso XIII… Su gran error fue, por supuesto, ponerse al lado de un dictador, Primo de Rivera, y en contra de la Constitución, pero también rodearse de cortesanos.


    P.Pero el Rey sí ha tenido amigos y no le han salido muy bien. Muchos de ellos han estado en la cárcel o procesados por delitos económicos.

    R. [Ansonme corta con un gesto elegante de la mano]. En cierta manera es fácil engañar al Rey, a pesar de lo listo que es, tiene muy buena fe… Son gente simpática, que se acercan al poder y tú no sabes sus intenciones. Pero tampoco han sido tan amigos del Rey como ellos decían.


    P.Usted sí es amigo del Rey.

    R. Yo no me considero amigo del Rey, sino un súbdito leal. ¡En 15 años de director de ABC no le he pedido ni una audiencia! ¡Ni en los siete años que estuve de presidente de la agencia Efe, ni en los siete que estuve dirigiendo La Razón! ¡Jamás le he solicitado un favor! Ahora, si me necesita, aquí estoy.

Me coge por el hombro y habla mientras caminamos: “Mira, te contaré un detalle extraordinario del Rey. ¡Uno de los muchos que tiene y que nadie conoce! En un viaje a Argentina se entrevistaba con altos dignatarios, empresarios, políticos…,y un día pidió conocer a Jorge Luis Borges. Borges, que estaba ciego, lo invitó a comer en su casa. Cuando se fue el Rey, el escritor declaró: ‘Yo no soy monárquico, pero pocas veces he conocido a una persona más inteligente que el Rey de España’. ¡Y es que Don Juan Carlos tiene una hermana ciega y una sensibilidad especial para tratar a personas con algún tipo de minusvalía!”.

Luis María me enseña un belén que ha hecho para sus nietos, con un río de verdad que desemboca en un laguito en el que nadan unos pececillos vivitos y coleando. Es un mundo en miniatura, con pastores, rebaños de ovejas, carros y mujeres que lavan la ropa. El académico ha recortado de fondo un cielo del color azul que tienen los cromos, con unas estrellas gigantes: “Debajo del cielo está la biblioteca de mis libros de poesía”, desliza. Y añade adoptando un tono melancólico: “No voy a poder leer un poema hasta que pase la Navidad”.

Creo que hay una metáfora en todo esto, pero no logro descubrirla. En el coche que me devuelve a Madrid no dejo de darle vueltas a la última frase de Anson, una cita de Ernest Renan: “Mira, Pilar, la monarquía hereditaria es una concepción política tan profunda que no está al alcance de todas las inteligencias”. No hay tiempo para más. Empieza a llover en Madrid y las gotas gruesas golpean el techo del coche como pasitos de niño.


M A G A Z I N E Nº 692

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 18609
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Mar 01 Ene, 2013 1:54 am

De este academico no se puede fiar nadie. Anson fue LEAL A DON JUAN,solo se hizo Juancarlista cuando YA NO TUVO MAS REMEDIO QUE ACEPTAR A JUAN CARLOS I COMO REY DE ESPANA.

En cuanto, a cuando se entero de la eleccion del principe, se comento que Anson tiro el cenicero CONTRA LA PARED. Otra cosa fue,cuando se puso a escribir su CANELA FINA, entonces fue, cuando se mordio su rabia y escribio mas o menos: "...el principe siempre dijo que se casaria por amor..."

Este tio,academico para mas verguenza de los espanoles,lo retuerce todo: En Australia no hay hoy 1 Republica porque la pregunta fue mi divisiva. EN EL REFERENDUM AUSTRALIANO LA PREGUNTA FUE MAS O MENOS: "Si quereis 1 republica", que forma de republica quereis.? Nadie se puso de acuerdo en la CONVENCION EN CANBERRA. El partido republicano que lideraba Malcolm Turnbull y otros intelectuales y politicos liberales como el tesorero Peter Costello, querian que el presidente de la republica fuera electo por 1 tercera parte de parlamentarios.

El partido que lideraba el reverendo Tim Costello,hermano de Peter,queria que el presidente de la Republica lo eligieramos 1 mayoria de australianos. Fue a este partido del reverendo Costello al que vote yo. Aun siento verguenza ajena cuando recuerdo la CONVENCION en Canberra, los gritos de 1 profesor de Perth,refregando 1 pagina de periodico por la cara a todos los que querian que el Presidente fuera electo por el parlamento. Se trataba de 1 peridioco donde se habia hecho 1 encuesta y la mayoria de los encuestados querian elegir al presidente de la republica.
A Anson tambien se le ha olvidado decir que la encuesta fue hecha por 1 Primer Ministro MUY MONARQUICO: John Howard que se refregaba las manos de contentos,viendo como habia TRIUNFADO SU "GENIALIDAD" EN DIVIDIR A LOS REPUBLICANOS AUSTRALIANOS.

Otra cosa es hablar de la actualidad en Australia. Malcolm Turnbull,dejo de ser el presidente de 1 partido republicano. 1 PRESIDENTE MUY ACTIVO Y CONSTANTEMENTE HABLANDO DE QUE EN AUSTRALIA NECESITAMOS 1 REPUBLICA. Turnbull entro en politica y el actual presidente del prtido republicano es 1 INEPTO, se ha empenado en no salir en los medios de comunicacion porque segun el,mientras viva la reina de Inglaterra, no habra republica en Australia. Todo lo contrario de Malcolm Turnbull que estaba siempre en los medios de comunicacion hablando de que en Australia deberianos tener 1 REPUBLICA.

Cuando ganaron los laboristas,liderada por Kevin Rudd, nos prometio que en las proximas elecciones se haria otro referendum y la pregunta seria simplemente: MONARQUIA OR REPUBLICA.? Despues,ya se estudiaria que tipo de republica convendria mas a Australia. Pero a Rudd,le dieron 1 punalada trapera y ahora lo unico que desea el partido laborista liderado por Julia Gillard es, GANAR LAS PROXIMAS ELECCIONES.

QUE TIO MA FALSO, MAS DESLEAL Y TRAIDOR, ES ESTE ACADEMICO ANSON. YA NO SE ACUERDA LO QUE DON JUAN LE DIJO AL NIETO: " ..UNA REINA NO DEBE DE TENER PASADO..." ESE ANSON NO ES MAS QUE 1 BABOSO DE JUAN CARLOS I QUE TRAICIONO A DON JUAN CUANDO VIO QUE DON JUAN,EL UNICO HEREDERO LEGAL,AL TRONO DE ESPANA NUNCA SERIA REY DE ESPANA.

Avatar de Usuario
no dijo

Mensajepor no dijo » Sab 05 Ene, 2013 8:03 pm



Acudo a la fiesta de 'cumple' del Rey, su entrevista con Hermida. Leo a algunos de mis compañeros intentado exprimir una gota de esencia de ese secarral de tópicos y vaguedades que fueron las declaraciones de Don Juan Carlos, alguna cosilla para elevarla a la categoría de titular ¡No hay manera!

Ya no digo que no hablara de Botsuana, ni de Corinna, ni de dinero, ni del elefante, ni de sus operaciones ¡ni de Urdangarin! Pero es que no nombró ni a sus hijas, ni a Letizia, que al fin y al cabo será la reina de España por la gracia de su hijo, ni al Franquismo de donde viene (dijo "había otro sistema"), ni a su nieta, que es la monarquía que vendrá, no nombró a ningún político, a ningún escritor, ningún libro, ni habló de nuestras relaciones con los "países hermanos", ni, lo que para mí es lo más grave, se refirió en ningún momento a la Reina. ¡Doña Sofía, que tanto hizo para que se convirtiera en Rey y que tanto está haciendo para mantener esa apariencia de familia unida y estructurada!

Así pues, que no se me queje el Rey si sacamos partido a las omisiones y elaboremos nuestras hipótesis. Las mías son, a vuelapluma, que el Rey está enfadado con la Reina por intentar meterle a Urdangarin hasta en la sopa, que está enfadado con Letizia porque le han contado que tiene más prisa de lo que corresponde, de su nieta Leonor no habla porque le queda muy lejos, y tampoco de sus hijas porque si habla de ellas tiene que hablar de Urdangarin y tampoco es plan.

Por lo demás, que se sepa que si esta periodista oye una vez más la palabra "generación" se tira por la ventana, que me emocionaron las piernecillas de Hermida, que no entiendo muy bien por qué la voz de Hermida se oía animada, alegre y segura de sí misma mientras el Rey hablaba con tono apagado, aburrido y plano, como si le fallara el resuello, y por qué el periodista se extendía hasta el infinito en alegres florituras estilísticas y arpegios musicales mientras el Rey estaba en modo "cambio y corto". Por lo demás, Señor, felicidades, y le dispensamos de la necesidad de conceder más entrevistas. Se lo digo de corazón. No hace falta.




Volver a “La Casa Real”