Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensajepor Invitado » Sab 14 Abr, 2018 3:02 am

Imagen

MI SEMANA
JAIME PEÑAFIEL
Sábado 14 de abril de 2018

Imagen


DEJEMOS QUE TAN SÓLO SEA UNA NIÑA

    Por ley, la protección jurídica del menor es sagrada. Independiente de su clase social. Incluida la Familia Real o, al menos, lo era. De un tiempo a esta parte, vemos no sólo adolescentes sino incluso bebés, sobre todo si son hijos de famosos, en las portadas de las revistas del corazón y sin pixelar. Muchas veces, vendidos, negociados al mejor postor. A ese niño inocente que no ha nacido, ya lo han vendido, “niños que todavía no saben ni cuando van a ser concebidos están ya hipotecados por esos padres tontos de una sociedad imbécil”, escribía Alfonso Ussía en un artículo publicado en ABC.

    La disposición de los niños a una perversión polimorfa puede ser considerada como la fuente de un gran número de problemas, sobre todo entre los adolescentes, que tienen maneras de ver, de pensar, de sentir que le son propias. Por ello, no es sensato que las madres quieran sustituirlas por las suyas. A su propia imagen. Como pretende Letizia con Leonor que tan sólo es una niña de 12 años a la que están pervirtiendo, convirtiéndola en lo que no es. Muchos pensarán, incluida la inefable consorte, qué sabré yo para escribir sobre este tema. Querida, yo también he sido padre de una hija que, como Leonor, se convirtió en mujer cuando tan sólo era una niña Y así le fue y así nos fue. A su madre y a su padre, que soy yo.

    Esta mi semana, su revista de cabecera le ha hecho un flaco favor a Leonor presentándola como lo que no es. Cierto es que el primer error lo cometió papá, concediéndole el Toisón de Oro sin esperar a que se convirtiera de niña a mujer, que diría mi compadre Julio Iglesias. Por culpa de esa concesión real, en el colegio Leonor se siente ya reina. Y, como me informó la madre de una compañera de Los Rosales, identificándose con nombre y apellidos (anécdota a la que ya me he referido aquí), la princesita les dijo a sus amiguitas que desde hoy tenían que hacerle la reverencia. ¿En broma? ¿En serio? Pero lo pidió.

¡AY! ESE MAQUILLAJE

    Lo que me ha desagradado enormemente, tanto como el incidente de la catedral de Palma, es la imagen que de la heredera ofrece ¡Hola!, empezando por la foto de la portada presentándola como una lolita que no es. Y una crónica en la que puede leerse que: “La adolescencia temprana ha llegado ya. Es ley de vida y ya no queda mucho para que empiece a hacer planes con sus amigas”. Nunca creí que a una niña de 12 años se le permitiera, no solamente lucir mechas en su rubia cabellera sino y, lo que es peor, maquillarse como una jovencita: “Sombra nácar, línea corta en el centro del párpado inferior –como su madre– y eye-liner enmarcando las pestañas” (sic).

    La hija, única ella, de la señora que trabaja en mi casa y de la misma edad que Leonor, le robó esta semana el maquillaje a su madre para salir con sus amiguitas. Cuando la niña regresó y ésta la vio, no solo le echó una gran bronca sino que la castigó a no salir el próximo sábado. “¡Pero mamá, si Leonor también se maquilla!”, fue la justificación por lo que había hecho.

    ¡Cuidado, Letizia! Leonor acabará siendo una preocupación para sus padres, conscientes, según ¡Hola!, de que hay que seguir fomentando la normalidad pero también de lo que eso implica. Hasta su mayoría de edad, para la que todavía faltan seis años, tratémosla no como la futura reina, ¡largo me lo fiáis! sino como la niña que es.

    A pesar del maquillaje y a pesar de mamá, tan controladora ella de su hija, con la que se entiende a la perfección en público con gestos o con el elocuente lenguaje del bolso, dándole golpecitos. Lo vimos durante la visita al hospital para ver al abuelo. Y lo maneja con su hija como la reina Isabel, con perdón, cuando en las recepciones avisa que le quiten a un invitado pesado.

EL ‘MEME’ DE LAS MENINAS

    Así llamó Remedios Ramos, concejal malagueña de IU a Felipe Juan Froilán cuando, en la cafetería del AVE Madrid- Málaga, éste se les encaró al oír hablar y reírse de la “peleíta de las reinas”, la noticia de la semana. Pienso que lo haría en defensa de su abuela, como hemos hecho todos, y no de su tía, que no lo ha hecho nadie. No es la primera vez que Froilán, como vulgarmente es conocido, se convierte en noticia. Ya lo fue en la boda de su tío, repartiendo mamporros y patadas en el altar mayor de la catedral de La Almudena vestido de paje de los novios. También el 9 de septiembre de 2016, en el programa de Susanna Griso en Antena 3. Aunque fue para hablar del fallecido torero Víctor Barrio, a su padre, Jaime Marichalar, que ignoraba que su hijo iba a la tele, no le gustó. No por el contenido sino porque piensa, con toda la razón, que un miembro de la Familia Real, que ya no lo es porque Felipe VI lo ha decidido (sólo sus hijas y sus padres y, por supuesto, la inefable Letizia), no debe hacer declaraciones. Mucho menos pelearse públicamente. Aunque sea en defensa de los que cree intocables y que, afortunadamente, ya no lo son. La gente piensa que Froilán se ha convertido en un niñato pijo con amistades inadecuadas. A lo mejor no, pero, a lo peor, eso parece.



CHSSSSS ••• Una muy conocida dama, con importante titulo nobiliario, telefoneó a La Zarzuela para interesarse por la salud del Rey después de la operación. Una voz femenina airada le contestó: “No dudo de su título pero no voy a informarle”. Y colgó. ¡Ay! Esos modales tan poco palaciegos. ••• Dicen que la Universidad Rey Juan Carlos tiene tantos problemas desagradables como la casa de Juan Carlos I. ••• Al parecer y a falta de confirmación, ZP se ha comprado un terreno en Lanzarote para construirse una villa ¿como La Mareta? de la que Sonsoles se enamoró cuando disfrutó de unas vacaciones allí. Por cierto, mejor no haberla tocado. ••• CR ha pedido el expediente tributario de Messi. ¡Muchacho paga lo que debes al Fisco y déjate de agravios comparativos! ••• ¿Sabían ustedes que Sissi, al igual que Letizia, tuvo tremendas desavenencias con su suegra que también se llamaba Sofía? ••• Resulta curioso que a los intentos de censura en la Casa Real a propósito del vídeo de la peleíta de las reinas se le denomine “decisión editorial intencionada”, Cote Villar, ‘dixit’. ••• “He decidido romper y zanjarlo aquí y ahora”, dijo la famosa en un programa en directo. Y es que de un tiempo a esta parte, no sólo se casan por la exclusiva. También se separan. “Estas cosas se arreglan en casa”, dijo él, más elegante y más digno. ¿Cuánto te pagaron, guapa?


SUBE BAJA
FELIPE DE EDIMBURGO

Imagen

Esposo de Isabel de Inglaterra y último consorte vivo (muertos Henrik de Dinamarca y Claus de Holanda) quien a sus 96 años se ha sometido a una operación de cadera de la que ya se ha recuperado hasta el extremo de anunciar que estará en la boda de su nieto Harry.
JAVIER GUTIÉRREZ

Imagen

El actor español, a quien todos los productores y todas las marcas se rifan, ha protagonizado la película Campeones, de Javier Fesser que mucho tiene que ver con su vida como padre de un hijo, Mateo, de 9 años, con discapacidad intelectual parecida a la de los protagonistas de la película.
MARIUS BORG

Imagen

El hijo que Mette–Marit aportó a su matrimonio con el heredero noruego, quien no sólo abandonó el palacio, donde se sentía un extraño, sino el país y los estudios para dedicarse a la moda y vivir con una chica Playboy en Londres. ¡Ay! ese pelo de la dehesa de mamá.
MÁXIMO VALVERDE

Imagen

De 73 años, quien ha decidido llevar al teatro su historia con Isabel Pantoja, de la que se enamoró y trabajaron juntos, con el título Mi querida Maribel, escrita y dirigida por él e interpretada por Eva Santamaría, actriz y cantante que representó a España en Eurovisión en 1993.



EL MUNDO / LOC / SÁBADO 14 DE ABRIL DE 2018

Avatar de Usuario
Invitado

Mujeres al borde del ataque de nervios… en la catedral - Jaime Peñafiel

Mensajepor Invitado » Jue 19 Abr, 2018 2:53 am





Lleva razón mi querida compañera y amiga Marta Michel, directora de Yo Dona cuando, recordando el triste y lamentable incidente de la Familia Real en la catedral de Palma de Mallorca, “no parece que vaya a ser uno de esos asuntos que se olvidan tras la tormenta… Esas imágenes que hemos visto con los ojos como platos, pensando que aquello no era real, marcarán un antes y un después en la reputación de Letizia”.

”La imagen de la catedral perdurará siempre en nuestras retinas. La insolencia y mala educación de la “consuerte” y la niña pija Leonor quedarán para la historia”, como escribe una lectora de esta columna y que firma “MadridCarmen” y a quien le pone de los nervios “y me toman por la gili que no soy, ver a Letizia deshaciéndose en atenciones con la suegra”.

La periodista de ABC, Almudena Martínez, intenta en su crónica del pasado domingo, justificar lo injustificable, sobre el paripé a las puertas del Hospital La Moraleja y que tanto ha indignado a la opinión pública a la que se ha tomado por tonta cuando no por “gili”.

Para explicar lo inexplicable y justificar lo injustificable, la compañera recuerda unas palabras que Felipe pronunció durante una entrevista que TVE le hizo cuando cumplió 30 años a propósito de la forma en la que hay que afrontar los errores. “Hay que intentar salir airoso con cierta agilidad y diplomacia pero siempre desde la honestidad y la humildad”. Y atención a lo que sigue que hubiera sido mejor no recordar querida: “No hay que utilizar trucos raros ni intentar que parezca que no nos hemos enterado”.

Ateniéndose a tan “sabias “palabras reales, Almudena escribe, cual si fuese el portavoz de La Zarzuela, que “no se podía dejar pasar el tiempo ni recurrir a complejas estrategias de comunicación.” Para ello, los “genios” de La Zarzuela… “y sin necesidad de improvisar una salida ad hoc que podría haber parecida… forzada”, montan la ridícula mise en scène que tanto daño ha hecho a la Casa. Nadie se podía creer ni se creyó el mensaje “normal” y de “habitual cordialidad” entre la suegra y la nuera.
Me gustaría saber quién fue el “Pedro Almodóvar” que montó, dirigió y repartió los papeles de esta película sobre “mujeres al borde del ataque de nervios en la Catedral”.

A Letizia le correspondió el papel más humillante haciendo de “gorrilla” o “abrecoches”. A doña Sofía, por haber sido la víctima, el de quien es, la reina. Y a la niñata, de pija como es.

Don Felipe parecía satisfecho por la representación. El pobre quiso zanjar el asunto reconociendo, con una media sonrisa bajo la barba, “todo está bien”. Aunque, desde ahora en adelante “Letizia deberá mostrar un cuidado especial en su relación con doña Sofía y tendrá que actuar de forma relajada en presencia de sus hijas”.

Así finalizaba la compañera su edulcorada crónica, olvidando que hay ciertos guisos que con azúcar están peor, mucho peor. No lo olvides querida.



¿Y al rey don Juan Carlos? Simple y sencillamente impidiendo que la representación teatral continuara en la UVI, donde, según dicen, impidió que la nuera asomara el careto.


    Imagen




Volver a “La Casa Real”