TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Mié 26 May, 2021 10:22 pm




Imagen
El sorprendente éxito de Pablo Urdangarin con sus videos virales

El segundo hijo de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina cuenta con más de 4 mil seguidores en Tik Tok

Pablo Urdangarin se ha convertido en un exitoso tiktoker entre los usuarios de la red social. Con más de 4 mil seguidores en su cuenta, el segundo hijo de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina ha demostrado una faceta desconocida en él hasta ahora. Además de divertirse grabando videos, Pablo, de 20 años, estudia Empresa en EU Business School en Barcelona y sueña con jugar en el F. C. Barcelona de balonmano como hiciera su padre. En su cuenta, bajo el nombre de @pablito.urdanguito, el nieto de don Juan Carlos y doña Sofía se atrave a hacer un dueto con un conocido influencer o bailar y hacer gestos diviertidos al ritmo de la música.

Avatar de Usuario
bobamaria
En tratamiento
En tratamiento
Mensajes: 1937
Registrado: Lun 08 Abr, 2013 2:36 am

Re: TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor bobamaria » Jue 27 May, 2021 3:40 am

Qué guapo ha sido siempre este chico. Por lejos el más bonito de los hermanos.

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Sab 05 Jun, 2021 2:18 am

Imagen


IRENE URDANGARIN
ESTUDIOSA, RESPONSABLE Y ALEJADA DE LA PRINCESA

Apenas se lleva cuatro meses de diferencia con su prima, la Princesa Leonor. Pero la vida de la hija de la Infanta Cristina poco tiene que ver con la de la Heredera. Educada en un colegio suizo, es la única que vive con su madre.

CONSUELO FONT


La tarde de este sábado, 5 de junio, cuando Irene Urdangarin, la hija pequeña de la Infanta Cristina, esté en plena celebración de su 16 cumpleaños, el foco mediático estará centrado en su prima, la Princesa Leonor que, junto a la Infanta Sofia, protagonizará su primer acto institucional sin sus padres. Consistirá en plantar seis árboles en el Hayedo de Montejo, junto a 35 jóvenes de su edad, para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente.

Vidas muy dispares las de Irene y Leonor, ambas nietas de los Reyes Juan Carlos y Sofia que, a pesar de llevarse solo cuatro meses de diferencia, han mantenido poco contacto. Salvo en Navidades y veranos en Marivent, aunque ya ni eso. En parte por vivir en distinto país, pero sobre por la ruptura que provocó el escándalo Nóos entre Don Felipe y su hermana Cristina, que antes eran uña y carne, y llevó a la infanta al banquillo y a Urdangarin a prisión.

Actualmente, la Heredera, que según su entorno es muy responsable, compagina el último curso de ESO con su papel institucional, cada vez de mayor calado, pues estrenó agenda en solitario en marzo presidiendo el XXX aniversario del Instituto Cervantes. Discursos y preparación de actos además de clases particulares de historia, lenguas y demás, le dejan poco margen para el ocio. Y cuando lo disfruta, siempre lo hace rodeada de escoltas y con cien ojos para que nadie destripe su intimidad, por tanto nada de redes sociales y menos discotecas o botellones como otras adolescentes de su edad. Públicamente, suele lucir recatados vestidos a media pierna, aunque entre amigos, le encanta enfundarse unos vaqueros rotos o minifalda. Natural y muy cariñosa, lo exhibe poco ante la gente, como se demostró en su confirmación, el 28 de mayo: tras los protocolarios posados en la iglesia, almorzó con sus padres y su hermana en el restaurante Portonovo, en cuyo párking, una cámara la grabó abrazando espontáneamente a su madre al bajar del coche.

Muy distinta es la existencia de Irene pues, pese a su 'sambenito' de "princesita destronada", disfruta de bastante anonimato en su exilio suizo, que le da libertad para irse a esquiar con sus compañeros a Saint Moritz, como hizo en febrero en la semana blanca, o viajar sin su madre a Barcelona para reunirse con su hermano Pablo, que vive allí desde el verano pasado, y sus cinco primos Guy-Urdangarin, hijos de su tía Ana, en cuya casa de Pedralbes se aloja.

Imagen

Muy deportista, se la puede ver participar en maratones populares de Ginebra o con sus amigos en bici enfundada en un short deshilachado. Le encanta la moda y viste a la ultima con botas militares, zapatillas con plataforma, cazadoras o vaqueros de pata ancha, y también ha cambiado su larga melena por un corte "bob" mas cool. Quizá por influencia de su otra prima, Victoria Federica, Vic, a quien está muy unida pese a que es 4 años mayor, ya que la Infanta Elena se ha convertido en apoyo de su hermana Cristina, y la visitaba en Ginebra. Como Vic, Irene tiene también perfil propio en Instagram con su nombre "ireneurbor5", y 380 seguidores, entre ellos Olympia de Grecia, nieta del ex Rey Constantino, María Zurita, hija de la Infanta Margarita o Agatha Ruiz de la Prada.

Y es que, pese a ser décima en la línea de sucesión al trono, ha vivido al margen de su condición dinástica. Tenía 4 años cuando sus padres dejaron Barcelona y se afincaron en Washington en 2009 para sortear las sospechas que planeaban sobre los negocios de Urdangarin. En 2011 estalló el escándalo Nóos, que motivó su exilio en Ginebra y posterior condena a prisión en 2018, privándoles del ducado de Palma, del palacete de Pedralbes y de su privilegiada existencia como miembros de la Familia Real.

Pero a Irene, a diferencia de sus hermanos mayores, Juan Valentín, Pablo y Miguel, la mantuvieron en una burbuja por ser la pequeña y la niña mimada . Es la única que permanece en Ginebra con su madre, pues sus hermanos andan repartidos entre Londres, Madrid y Barcelona, y hace unos meses dejaron su ático en pleno casco histórico para mudarse a una zona más moderna, donde una asistenta atiende las tareas del hogar. Irene, a quien su abuela Doña Sofía adora, y trae siempre que puede de incógnito a Zarzuela o a Marivent, es también una buena estudiante, aunque nada empollona, que toca bien el piano y habla correctamente inglés, francés, catalán y se defiende en alemán.

Muy unida a su padre, con quien siempre practicaba deporte y hacía los deberes del colegio, cuando tiene vacaciones le visita en Vitoria, donde está afincado tras lograr el tercer grado. Alumna del prestigioso Ecolin en Ginebra, uno de los veinte mejores centros del mundo, Irene podrá continuar allí si quiere su bachillerato internacional. A diferencia de la princesa Leonor, que el curso que viene se marchará a Gales para estudiar bachiller en el Atlantic College, un internado multirracial.

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Sab 26 Jun, 2021 1:11 am

Imagen


IÑAKI URDANGARIN
“CASI LIBRE” EL MISMO DÍA QUE LOS SEDICIOSOS INDULTADOS

El pasado 23 de junio, el mismo día que los indultos al Procés, se hizo público que Urdangarin no tendrá que volver a dormir en la prisión alavesa de Zaballa, donde pernoctaba de lunes a jueves.

CONSUELO FONT


CURIOSA COINCIDENCIA, O NO, ha sido que este miércoles 23 de junio, el mismo día que los líderes independentistas abandonaron la cárcel tras el indulto de Sánchez, se conociera que Urdangarin (54) no tendrá que volver a dormir en la prisión alavesa de Zaballa, donde pernoctaba de lunes a jueves. Esto le permitirá cumplir el tercer grado en su domicilio de arraigo, la casa de su madre, Claire Liebaert, en Vitoria, donde pasaba los fines de semana. Un paso de gigante que supone prácticamente su libertad condicional, ya que sus únicos requisitos son presentarse una vez por semana en prisión y continuar con el programa Pideco de reinserción para delincuentes económicos. Incluso, con permiso del juez, puede desplazarse a Ginebra, donde reside la Infanta Cristina con su hija Irene, lo que ya ha hizo a principios de junio.

Tres años se han cumplido este 18 de junio de su ingreso en el penal de mujeres de Brieva para cumplir los 5 años y diez meses a los que fue condenado por chanchullos económicos y fraude fiscal que supusieron un quebranto de 6 millones de euros a las arcas públicas. Cifra nada astronómica comparada con otros casos de corrupción que no compensa ni de lejos la pesadilla vivida por el ex duque de Palma, quien lejos de beneficiarse por ser cuñado del Rey ha sido tratado con el máximo rigor.

Ni la responsabilidad civil pagada, ni su arrepentimiento, ni su buena conducta, ni el arraigo demostrado, ni siquiera los informes favorables de la junta de tratamiento de Brieva jugaron a su favor para suavizar su situación penal; que ha sido infinitamente mas ventajosa no solo para los condenados por la sentencia del Procés, que disfrutaron de semi-libertad sin cumplir un tercio de sus condenas y han sido indultados sin mostrar arrepentimiento, sino para su mismo socio, Diego Torres, y el ex presidente balear Jaume Matas. Condenados ambos por el caso Nóos, obtuvieron el tercer grado en verano del 2020 mientras a Urdangarin se le denegó hasta enero del 2021 aduciendo razones de “alarma social”: la presión mediática y escándalo que supuso el caso Noos por su condición de marido de la Infanta han supuesto un gran escollo. Antes también sudó tinta su abogado, Mario Pascual Vives, para lograr que se le permitiera salir dos veces por semana de Brieva a realizar voluntariado en el hogar de discapacitados Don Orione, en Pozuelo de Alarcón, lo que por fin logró en septiembre de 2019.

Fue gracias al que ha sido su “ángel protector”, el juez de vigilancia penitenciaria de Castilla y León Florencio de Marcos, primero en dar la voz de alarma por su aislamiento en Brieva. En uno de sus autos denunciaba “ la destrucción humana que conlleva la soledad absoluta a que está sometido”. Urdangarin permaneció los primeros 15 meses de su condena solo en el pabellón de hombres, en aras de su seguridad, con el único contacto humano de los funcionarios que le vigilaban salvo la visita semanal de 40 minutos de familiares tras un cristal y los vis a vis que mantenía con la Infanta Cristina cuando viajaba desde Ginebra. Fue dicho juez quien permitió que se le instalara una bicicleta estática para hacer ejercicio en el angosto patio del módulo, el que peleó para que realizara un voluntariado, disfrutara de fines de semana libres y el que le promovió al tercer grado, que le fue denegado varias veces.

Lo logró el enero pasado y, tras una corta etapa en el CIS de Alcalá de Henares, Urdangarin pidió en marzo el traslado a la prisión de Zaballa, en Vitoria, donde nació y reside su madre además de cuatro de sus hermanos y sobrinos. Allí obtuvo el pertinente arraigo además de un nuevo trabajo en el bufete Imaz Asociados, donde ejerce de administrativo. Ubicado en la Plaza de los Fueros, no esta lejos del hogar materno, en la urbanización Ciudad Jardin. En Vitoria Iñaki se siente arropado por su familia y nadie le molesta; a veces se desplaza en bicicleta e incluso toma un pote con sus hermanos en el bar Felipe. La Infanta Cristina le ha visitado en numerosas ocasiones; en otras ambos se han desplazado a Barcelona para ver a su hijo Pablo, que reside alli desde el verano.

La entrada en prisión de Iñaki trastocó la vida de los Urdangarin, que ahora viven dispersos por el mundo: el hijo mayor, Juan, vive entre Inglaterra y Madrid, Pablo en Barcelona y Miguel cursa en Londres Oceanografía. La Infanta permanece en Ginebra con su hija Irene y trabaja en la fundación Aga Khan. La nueva situación de Urdangarin puede propiciar la reunificación familiar con la que sueñan: en su entorno apuntan que la próxima meta de Iñaki puede ser que se le permita instalarse en Ginebra.

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Jue 12 Ago, 2021 1:57 am

Como en sus mejores tiempos, la infanta Cristina cumple su sueño de reunirse estas vacaciones con su marido y sus hijos, después de cuatro años

El verano nos deja esta imagen: la hermana del Rey, sentada en una silla con sombrilla, hablando con su marido, viendo a Pablo y a Miguel hacer surf y a Irene disfrutando al máximo de su padre

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Jue 19 Ago, 2021 1:52 am

La infanta Cristina, junto a su marido, Iñaki Urdangarin, y su hermana Elena, en la playa

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Lun 04 Oct, 2021 3:39 pm


La Infanta Cristina y Urdangarin celebran su 24 aniversario

Este 4 de octubre está marcado en rojo en el calendario de la infanta Cristina y de Iñaki Urdangarin. 24 años hace desde el día en el que se dieron el 'sí quiero', un fecha inolvidable que hace años que no pueden pasar juntos después del ingreso en prisión del exdeportista y que este año podrían celebrar juntos.

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Jue 21 Oct, 2021 2:23 am

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Sab 04 Dic, 2021 1:59 am

Imagen
La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en un partido de balonmano el pasado mes de octubre en Barcelona.


IÑAKI URDANGARIN
10 AÑOS DE LA CONDUCTA “POCO EJEMPLAR” QUE EMPEZÓ A ROMPER LA FAMILIA REAL Y QUE AÚN SIGUE PAGANDO

En diciembre de 2011 se le apartaba de los actos de la Casa Real y el 30 de ese mismo mes era imputado por el ‘caso Nóos’. Juzgado y condenado, cumple el tercer grado junto a su madre en Vitoria. La Infanta Cristina continúa en Ginebra.

CONSUELO FONT


UNA DÉCADA SE CUMPLE ESTE 11 DE diciembre de un acontecimiento inédito hasta entonces en la impoluta monarquía del Rey Juan Carlos: el jefe de la Casa Real, Rafael Spottorno, convocaba a los periodistas en Zarzuela para comunicarles una trascendental decisión: Iñaki Urdangarin, marido de la Infanta Cristina, era apartado fulminantemente de los actos de la Casa Real por su “conducta poco ejemplar”. Suponía un repudio público que dejaría al yerno real a los pies de los caballos de la justicia, que le imputaría ese 30 de diciembre por el caso Nóos.

Imagen
Doña Sofía y la Infanta Elena apostaron por apoyarle

LA INFANTA CRISTINA NO QUISO ROMPER

Tras la imputación de Urdangarin, la obsesión de Zarzuela fue establecer un cortafuegos para que sus chanchullos salpicaran lo menos posible a la Corona. Tarea complicada, pues en medio estaba la Infanta Cristina, a la que el Rey Juan Carlos y Don Felipe intentaron desvincular del negro panorama judicial de Iñaki, planteándole incluso una separación, a la que ella se negó. Esto propició que el juez Castro la imputara primero en 2013 como cooperadora necesaria de su marido, aunque se retiró la imputación, y nuevamente en enero de 2014 por fraude fiscal y blanqueo.

Tras su proclamación en junio, el Rey Felipe decidió cortar por lo sano y eliminar a la Infanta Cristina y de paso a Elena de la Familia Real. En 2015, ante su cerrazón a renunciar a sus derechos sucesorios, le retiró el ducado de Palma, produciéndose su ruptura definitiva. La Infanta acabó en el banquillo junto a Iñaki en 2016, siendo absuelta en el juicio de Nóos, aunque en junio de 2018 vivió de nuevo un amargo trago cuando Iñaki, condenado a cinco años y 10 meses de cárcel, ingresó en la prisión de Brieva, en Ávila, donde seguramente por su condición regia, fue tratado con máximo rigor. Tras lograr por fin el tercer grado el pasado enero y con ello la semilibertad, el tiempo ha dado la razón a la Infanta Cristina al menos en una cosa: su decisión de casarse con Urdangarin no fue un capricho, pues tras todo lo vivido, su matrimonio continúa 24 años después sólido como una roca.


Comenzaba así una pesadilla para el ex duque de Palma, que se convirtió en chivo expiatorio de los furores antimonárquicos que con la crisis empezaban a aflorar en España y acabaría dando con sus regios huesos en prisión. Esos alrededor de seis millones de euros malversados, según el sumario, a las arcas públicas, que comparados a otros escándalos de corrupción parecen calderilla, fueron también la espita por la que comenzó a sangrar la imagen impecable de la Corona y del propio Don Juan Carlos, que en junio de 2014 abdicó en Don Felipe.

La operación castigo contra Urdangarin se había gestado en noviembre, tras el registro policial del Instituto Nóos y otras empresas vinculadas al ex duque en Barcelona. Quedó patente que el juez Castro, instructor del caso, iba a por todas, monarquía incluida, como demostró después con su fijación por llevar al banquillo a la Infanta Cristina. Iñaki voló desde Washington, donde se había afincado en 2009, reclamado para una reunión urgente en Zarzuela con el Monarca y su asesor financiero, el conde de Fontao, quien, tras descubrir en 2006 sus tejemanejes contables, le conminó a cerrar sus empresas y marcharse de España. Había un tercero en esta reunión y era Don Felipe, quien en realidad capitaneó el escarmiento, incapaz Don Juan Carlos de arremeter contra su propia hija y su yerno.


“HONORABILIDAD Y DECENCIA”

Se intentó en vano que Iñaki pidiera perdón públicamente, para minimizar el impacto del escándalo, advirtiéndole de que no quemarían un solo cartucho que comprometiera a la Corona para salvarle, pero se negó en redondo. Por contra, emitió un comunicado asegurando con cierta arrogancia que defendería su “honorabilidad e inocencia” limitándose a lamentar el daño que sus “actividades privadas” hubieran podido causar a la imagen de la monarquía.

Esta operación castigo añadió leña al fuego entre Urdangarin y Don Felipe, cuya relación estaba ya maltrecha, pese a que años atrás fueron íntimos. Cuando tras los JJOO de Atlanta de 1996 surge la chispa entre Cristina y el entonces zurdo de oro del balonmano en una cena en Barcelona, el Príncipe y la menor de sus hermanas eran uña y carne. Tenían similar carácter, más Grecia que Borbón, y compartían pasión por la vela, además de muchos amigos en común, sobre todo gente del deporte, motivo por el cual Don Felipe conectó muy bien con Iñaki. Por eso, cuando inició su noviazgo con Doña Letizia el hogar barcelonés de los duques de Palma fue uno de sus refugios para evadir cámaras indiscretas, e incluso encargó a su cuñado comprar el anillo de pedida en la joyería Suárez de Barcelona.

Pero a partir de 2004, cuando los Urdangarin-Borbón adquieren el polémico palacete de Pedralbes y, sobre todo, cuando en 2006 el conde de Fontao da la alarma por los negocios de Urdangarin, el Príncipe empieza a distanciarse de su cuñado. Su ruptura se produce en la fiesta sorpresa que la Infanta ofreció a su marido por su 40 cumpleaños en enero de 2008, a la que acudió Don Felipe. Según relata el libro Un conseguidor en la corte del Rey Juan Carlos (La Esfera), la bronca estalló cuando Iñaki pidió ayuda a su cuñado para pagar los 20.000 euros mensuales de la hipoteca de su palacete. “Aquí cada uno se paga su casa, no habértela comprado”, contesto airado el Príncipe.

El escándalo Nóos, además de salpicar de lleno a la monarquía de Don Juan Carlos, fue devastador para la Familia Real, pues enfrentó a sus miembros.

Otra víctima fue la Reina Sofía, dividida entre su condición de reina y la de madre y abuela. Apenada por el exilio en 2009 de su hija Cristina en Washington, extrañaba mucho a sus nietos, a los que llamaba a menudo por videoconferencia. Además, se resistía a creer que Iñaki, al que consideraba “bueno, bueno, bueno”, hubiera cometido ilegalidad alguna. Dato fundamental es que en esa época, su tensión con Don Juan Carlos era máxima, pues Corinna Larsen, su amiga entrañable se había instalado en La Angorrilla, casa en el monte de El Pardo limítrofe con Zarzuela, donde disfrutaba de escolta oficial y protección del CNI y el Rey Juan Carlos pasaba gran parte del tiempo. Humillación que Doña Sofía no perdonaba y menos aún ese rumor de un posible divorcio amenazando su corona de reina. Con ese volcán interior, a principios de diciembre de 2011 decidió viajar a Washington para visitar a la Infanta Cristina, en cuya casa del barrio de Bethesda se alojó. Lejos de su habitual discreción, sobre todo en momento tan crítico para la monarquía, tuvo la ocurrencia de posar con Urdangarin y la Infanta Cristina en una imagen que ¡Hola! lleva a su portada ese 7 de diciembre. Se desató una gran polémica al interpretarse como un inequívoco apoyo a su yerno coincidiendo con su eliminación de los actos de la Casa Real.

Otro verso suelto fue la Infanta Elena al tomar partido por su hermana y Urdangarin, a los que estaba muy agradecida por ser los únicos de su familia que la apoyaron en su tenso divorcio de Marichalar: su madre se oponía, Don Felipe se inhibió y Doña Letizia siguió manteniendo incluso una cordial relación con Jaime. Advertidos los ex duques de Palma de que “ni se les ocurriera” venir a Zarzuela esas navidades, Elena decidió pasar con ellos en Washington parte de esas señaladas fechas. Cuando la imputación se hizo pública ese 30 de diciembre, Urdangarin estaba en una estación de esquí estadounidense despidiendo el año con su mujer e hijos y también con la Infanta Elena, que quiso compartir esos difíciles momentos.

Una década después ,el propio Iñaki ha definido irónicamente su actual situación como “volviendo a la nueva normalidad”. Tras lograr el tercer grado de su condena a cinco años y 10 meses, abandonó la cárcel de Brieva y reside en Vitoria con su madre, aunque ficha una vez por semana en la prisión de Zaballa. La Infanta Cristina permanece en Ginebra con su hija Irene, y a la espera de la soñada reunificación familiar, su hijo Juan pasa temporadas en Madrid, Pablo reside en Barcelona, donde ha fichado por el Barça de balonmano, y Miguel estudia oceanografía en Londres. Una normalidad que no es extensiva a su familia política, pues la marcha de Don Juan Carlos a Abu Dhabi en agosto de 2020, donde aún permanece pese a no estar encausado, desató un nuevo cataclismo. Alejado el fantasma de Corinna, se acercó a Doña Sofia, a la que telefonea a menudo, y sus hijas las Infantas, que siguen siendo uña y carne, han hecho piña con su padre, al que visitan frecuentemente en Emiratos. Su relación es, sin embargo, distante con su hijo el Rey Felipe, aunque mantienen cierto contacto, y en contra de lo publicado, sí felicitó a su padre por su cumpleaños.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 4 DE DICIEMBRE DE 2021

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Jue 30 Dic, 2021 2:18 am

Imagen

Doña Cristina e Iñaki Urdangarín: Primeras vacaciones de invierno, juntos en Baqueira, después de cinco años

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín han vuelto a sonreír en el lugar donde alguna vez fueron muy felices. Los exduques de Palma han pasado la semana de Navidad en Baqueira Beret, en el Pirineo catalán, junto a sus cuatro hijos: Juan Valentín, Pablo Nicolás, Irene y Miguel. Es la primera vez en cinco años que la hermana del Rey y su marido se muestran juntos en esta exclusiva estación de esquí. La última vez fue en el invierno de 2016, poco antes de que el exjugador de balonmano fuera a condenado a seis años y tres meses de prisión por su papel en el caso Nóos (luego, la justicia rebajó su condena cinco meses, dejándola en cinco años y diez meses de cárcel).

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Mié 09 Feb, 2022 3:33 pm


Crónica Rosa: El viaje secreto de la infanta Cristina
Federico comenta toda la actualidad del corazón con Isabel González, Paloma Barrientos y Pérez Gimeno.

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Mié 09 Feb, 2022 4:08 pm


Primeras imágenes de la infanta Cristina tras separarse de Urdangarin

Son las primeras fotografías de la infanta Cristina. Las imágenes más buscadas desde que, el pasado 19 de enero, Iñaki Urdangarin fuera fotografiado paseando de la mano de Ainhoa Armentia durante una escapada a Francia. Sola, triste, visiblemente más delgada, tirando de su maleta y pendiente de su teléfono. Así hemos visto a la infanta Cristina durante una escala en el aeropuerto de Zúrich camino de Ginebra y que protagonizan hoy la portada de la revista Hola.



Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Jue 17 Feb, 2022 2:33 am

Imagen

Imagen




Volver a “La Casa Real”