Marichalar en drogadicto

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
JJV

Mensajepor JJV » Lun 03 May, 2010 12:29 am

    AQUÍ HAY MUCHO...
    JORGE JAVIER VÁZQUEZ

    Imagen

    MARICHALAR Y SUS ‘MOZOS’ VUELAN A PARÍS

El sábado me crucé en Barajas con Jaime de Marichalar. Recuerden que hace un par de semanas coincidí con él en un restaurante, así que el ex de la Infanta Elena se está convirtiendo en una presencia habitual en mi vida. Paseaba por el aeropuerto con esa sensación de seguridad que otorga el sentirse observado; dos pasitos más atrás le seguía un señor impecablemente vestido que acarreaba una maleta de Louis Vuitton y una bolsa de viaje. Desconozco siMarichalar lleva todavía guardaespaldas o el susodicho no era más que un porteador, pero inmediatamente me viene a la cabeza esa leyenda urbana que circula en torno a los guardaespaldas del ex de la Infanta Elena. La leyenda viene a decir que los guardaespaldas se quejaron a sus superiores hartos de que Jaime les hiciera acarrear con las compras que realizaba en las tiendas más lujosas del mundo. Se non e vero…P., Carlota, Raúl y yo decidimos queMarichalar embarcaba rumbo a París y nosotros nosmontamos en otro avión que nos llevaba a Lisboa. Quem nâo viu Lisboa, nâo viu coisa boa. El domingo 25 de abril los lisboetas se echan a la calle para celebrar el 37º aniversario de la revolución de los claveles y a las primeras de cambiome veo enmedio de una manifestación cantando Grandola Vila Morena y empuñando unmanojo de claveles. Luego veo a unos niños subidos a un tanque y quiero imitarlos, pero amedio camino entre el tanque y el suelo tengo que pedir ayuda a P. porqueme quedo atascado. «¿Dónde se fue la flexibilidad de los chiquillos?»,me pregunto amodo de Jorge Manrique en las Coplas a la muerte de su padre. P.me ayuda a bajar y deduzco que el amor no es nada más y nada menos que eso: una mano amiga que te socorre en los momentos de flaqueza.

    Imagen

Avatar de Usuario
Marichalar esquivo

Mensajepor Marichalar esquivo » Vie 28 May, 2010 6:58 pm

    Imagen
    Jaime de Marichalar con Isaac Andik y Cari Lapique

    Jaime de Marichalar huye de la prensa

    @Miriam Rubio - 28/05/2010

“Discúlpeme, no he hablado nunca y no lo voy a hacer ahora”. Con estas palabras respondía Jaime de Marichalar a quien se le acercaba a interrogarle sobre cualquier cuestión. El ex duque de Lugo pretendía con esa frase mantenerse al margen de cualquier tipo de crónica social o rumorología de la índole que sea mientras asistía al desfile organizado por la firma Mango en el círculo de Bellas artes de Madrid.

Allí estuvo arropado por Kubrat de Bulgaria, quien se mantuvo sentado a su lado el tiempo que duró el desfile. Una vez finalizado el pase, al que el ex marido de la infanta Elena prestó especial atención, Jaime de Marichalar se fue por donde había venido. No se quedó ni tan siquiera a probar el cóctel elaborado por Caritina Goyanes, propietaria de Six Senses, el catering de moda en toda celebración social que se precie.

Dada la medida adoptada por el ex yerno real de mantenerse al margen de los medios, sorprende que acuda a actos de gran calado social como la tradicional corrida de la prensa en la madrileña plaza de Las Ventas, o la propia fiesta de la firma de ropa en la que estuvo presente el miércoles por la noche.

Pero los compromisos son los compromisos, ya sean amistosos o laborales, y Marichalar cumple con ellos. Con gesto adusto, casi duro, el ex marido de la infanta se pasea por los distintos eventos. Algunos confunden su seriedad con visos de melancolía, pero lo cierto es que los medios se van a quedar sin saber por qué el padre de Felipe Juan Froilán de Todos los Santos escapa de la prensa con viento fresco en cuanto se cruzan en su camino.

El miércoles sucedió lo mismo, el duque fue muy breve en sus apariciones y tomó el ascensor para ir hasta la planta en que estaba el desfile sin decir una sola palabra a los medios de comunicación que le rodeaban como una marabunta. Su hermano Álvaro, que asistió también al desfile acompañado por su jovencísima novia, no tuvo tanta cámara siguiéndole, y eso que él no tiene ningún problema en hablar con los medios e incluso comunica los sucesos acaecidos en su vida aunque no le pregunten.

A pesar de este revelador silencio que acompaña todas sus apariciones públicas en los últimos tiempos, el ex duque cuenta con el apoyo de los habituales de la crónica social, que le muestran su apoyo. Cari Lapique, Carla Royo Vilanova o Genoveva Casanova compartieron el front row de este particular desfile con Jaime de Marichalar. Lástima que el ex marido de la infanta no quisiera quedarse a charlar con una copa de champagne en la mano en el ático del edificio, probablemente uno de los que mejores vista de la capital española puede ofrecer.

Vanitatis

Avatar de Usuario
fianza

Época millón fianza por acusar de cocainómano Marichalar

Mensajepor fianza » Mié 29 Sep, 2010 2:53 pm

Imagen

TRIBUNALES | Juicio contra la revista 'Época'
Un millón de fianza por acusar de cocainómano a Jaime de Marichalar

Acusar sin pruebas puede costar muy caro a la revista 'Época'. Más de un millón de euros, concretamente, por acusar a Jaime de Marichalar, ex marido de la infanta Elena, de consumir cocaína.

Los hechos sucedieron hace dos años, cuando el ex duque de Lugo presentó una querella criminal contra la revista por un reportaje publicado el 2 de octubre de 2008 y titulado en portada como 'Conflicto en la separación de doña Elena'. El subtítulo era mucho más explícito y concentraba el objeto de la polémica: 'Alega consumo ocasional de cocaína'. Dentro de la revista, la información estaba encabezada con otro titular inquietante: 'La agria separación de los duques de Lugo'.

El juzgado de instrucción número 27 de Madrid dictó ayer un auto de apertura de juicio oral contra Carlos Dávila, director entonces de la revista y hoy director general de publicaciones del Grupo Intereconomía, y María Eugenia Hernández Viñés, redactora que firmaba la información, por un presunto delito de injurias graves con publicidad contra Jaime de Marichalar. Sobre la empresa Difusora de Información Periódica SA, editora de la publicación, recae la responsabilidad civil subsidiaria.

Imagen

El juez Enrique Luis Bergés atendió la reclamación de Marichalar, defendido por el despacho de abogados de Cristina Peña, y cursó la apertura del juicio oral fijando una fianza solidaria de nada menos que 1.039.980 euros para asegurar las responsabilidades civiles. Los acusados cuentan con un día para abonar el dinero para evitar el embargo de sus bienes por ese valor.

Se trata de una cifra insólita y muy superior a lo normal en este tipo de casos. Para el juez ha pesado decisivamente que los acusados no hayan presentado ninguna prueba que avalara sus acusaciones. Ahora, tanto Dávila como Hernández Viñés se exponen a una condena máxima de dos años, que en ningún caso implicaría un ingreso en prisión.

Avatar de Usuario
EPOCA

Mensajepor EPOCA » Jue 30 Sep, 2010 1:25 am

Imagen

ÉPOCA nunca acusó a Marichalar de ser cocainómano

En el número 1213 del semanario ÉPOCA -aparecido el 2 de octubre de 2008- no se acusó en ningún momento de cocainómano a Jaime de Marichalar, ex marido de la Infanta Elena, ahora divorciado de la primogénita de los Reyes de España. El reportaje, publicado bajo el título “Conflicto en la separación de doña Elena. Alega consumo ocasional de cocaína”, recogía las informaciones que el semanario recibió de fuentes de toda solvencia en torno a la separación de los entonces duques de Lugo. Según establece el Código Penal, los presuntos delitos por injurias, en caso de probarse, están castigados con sanciones económicas, pero en ningún caso, con pena de prisión.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 30 Sep, 2010 1:31 am

Eso les pasa por pretender pasar por serios en vez de declararse revista de cotilleo [juas]

Avatar de Usuario
Dávila

Mensajepor Dávila » Jue 30 Sep, 2010 7:19 pm




Avatar de Usuario
crónica rosa

Mensajepor crónica rosa » Jue 30 Sep, 2010 7:31 pm

Imagen

[flash width=260 height=50 loop=false]http://www.enricolai.com/FMP3/FMP3.swf?mp3=http://audios.esradio.fm/10/09/30/cronica-rosa-duro-comunicado-de-espartaco-16990.mp3&vol=80&action=stop&title=Cronica%20Rosa%20-%20Duro%20comunicado%20de%20de%20Espartaco&color=&textcolor=&loop=no&lma=yes[/flash]

Crónica Rosa, Duro comunicado de Espartaco

Es la Mañana de Federico

Presentado por Federico Jiménez Losantos

33:07

Federico analiza con Beatriz Cortázar, Alaska, Carmen Jara y Carlos Pérez la prensa del corazón con asuntos como la denuncia de Marichalar a Carlos Dávila y el desafortunado comunicado de Espartaco.

Avatar de Usuario
t5

Mensajepor t5 » Vie 01 Oct, 2010 12:18 am


Avatar de Usuario
ni un porro

Mensajepor ni un porro » Sab 02 Oct, 2010 10:51 am

    Imagen

    Imagen
    «YO NO HE FUMADO UN PORRO EN MI VIDA»

    Este pleito contra la revista ‘Época’, dice, «era necesario por mí y por mis hijos». El juez que ha abierto el juicio ha impuesto al semanario más de un millón de fianza

    MARÍA EUGENIA YAGÜE
Jaime de Marichalar no había puesto una demanda judicial en su vida. No le gustan los pleitos, los trastornos económicos y personales que suponen ni aparecer en la prensa por motivos personales y penosos, como le ocurre desde su separación de la Infanta Elena, hace ya tres años. En una ocasión calificaba de «tragedia» el día que se hiciera pública la sentencia de su divorcio. Tanto por el reconocimiento personal de un fracaso, como por el revuelo mediático previsible que ocasionaría la noticia.

Esta tarde asiste en París, como consejero de Loewe, al último desfile de la firma, contento de que los jueces hayan considerado una infamia el reportaje de la revista Época, publicado en octubre de 2008, donde se afirmaba que la Infanta Elena alegaba que su marido consumía cocaína como uno de los motivos para pedir el divorcio. La reacción de Marichalar fue inmediata. Denunció, a través del equipo jurídico de Cristina Peña, lo que consideraba una afrenta intolerable.

Aunque ya estaban separados desde hacía un año, antes de ir el juzgado consultó con su entonces todavía esposa el paso que iba a dar. «¿Crees que merece la pena?», le dijo la Infanta. Y Marichalar consideró que estaba obligado a defender su honor y su nombre. «Por mí mismo y por mis hijos».

Aunque muchas veces ha tenido que tragarse comentarios sobre su vestimenta, sus antiguos paseos en patinete por las calles de Madrid y otras críticas que llueven normalmente sobre los personajes públicos, relacionadas con su imagen y actuaciones cara a la galería, considera muy diferentes los ataques a su intimidad y a la familia.

Hay situaciones que no está dispuesto a tolerar. Como el acoso de la prensa a sus hijos Felipe y Victoria y las injurias a su honor. El ex duque de Lugo anunció públicamente hace dos semanas que denunciaría al medio de comunicación que siguiera los pasos de su hijo Felipe en su nuevo colegio en Inglaterra.

Y mantiene que relacionarle con el consumo de drogas, es tan injurioso como absurdo. «Yo no he fumado un porro en mi vida», afirma con rotundidad.

La familia Marichalar está considerada gente muy deportista y amante de la naturaleza. En la reciente boda de Álvaro, el menor, sólo sirvieron vino y cerveza, los novios no prueban el alcohol. El propio Álvaro da charlas contra el consumo de drogas en los jóvenes. Todos los Marichalar apoyan la demanda de Jaime ante la justicia.

    SIN DOCUMENTOS

En el momento en que interpuso su demanda criminal contra Época, Jaime de Marchalar presentó también un documento firmado ante notario desmintiendo cualquier relación con las drogas.

En su portada de octubre de 2008, Época titulaba: «Conflicto en la separación de Doña Elena. Alega consumo ocasional de cocaína ». Sin embargo, el artículo no aportaba prueba alguna o documento que certificara esa afirmación cuando, por otra parte, la separación de los duques de Lugo se llevó con un sigilo tal que ningún periodista ha podido conseguir ninguna prueba o documentación sobre el tema. Ni siquiera pudieron hacer fotos del día en que la Infanta y Marichalar firmaron la sentencia de divorcio en un juzgado de Familia cercano a Plaza de Castilla en Madrid. Elena y Jaime llegaron a las dependencias judiciales con una hora de diferencia y salieron por puertas diferentes en una fecha de la que ningún periodista tenía constancia.

El magistrado Luis Bergés, del Juzgado de Instrucción número 27 de Madrid, ha dictado apertura de juicio contra los periodistas de Época, del grupo Intereconomía, responsables de la información y ha fijado una fianza solidaria de 1.039.380 euros para asegurar las responsabilidades civiles que se deriven de esta demanda penal.

La revista no tiene previsto pagar esta fianza hasta que el juez dicte sentencia condenatoria. En su defensa alegan que la repercusión de la información no es proporcional a la cuantía económica que pide el juez, ya que la revista tenía una tirada de sólo 15.000 ejemplares y nunca, dicen, acusaron a Marichalar de cocainómano. Alegan que sus fuentes eran del todo fiables aunque continúan sin aportar pruebas de sus afirmaciones. El juicio está previsto para principios del año que viene.


EL MUNDO. AÑO II. NÚMERO 88. LA OTRA CRÓNICA. SÁBADO. 02 OCTUBRE 2010

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 02 Oct, 2010 4:53 pm

Pues si no confirman las fuentes......juicio perdido y Marichalar se embolsa los euros.!!!!!

Avatar de Usuario
Dávila

Marichalar y nosotros - v

Mensajepor Dávila » Dom 03 Oct, 2010 4:11 pm

    Imagen

    Marichalar y nosotros

    ¿O es que ahora nos exigen a nosotros los fanáticos del secreto de las fuentes, ¡faltaría más!, que desvelemos quiénes fueron los agentes activos de nuestra información?

    Carlos Dávila
Dos aclaraciones iniciales que, por lo demás, ya hemos recogido en estos días:

Primera: es falso de toda falsedad que ÉPOCA en su momento tildara a Jaime de Marichalar de “cocainómano”. Mentira. Nuestra portada de ÉPOCA al explicar el conflicto de separación del referido Marichalar con la Infanta Doña Elena decía textualmente: “Se alega consumo ocasional de cocaína”. Nuestra NUNCA fue la alegación.

Segunda: es falso y además fruto de pertinaz ignorancia o mala fe que la pena que se aplica, si ello fuera finalmente sentenciado, al delito de injurias en el Código Penal (artículo 209) sea la de prisión. Quien ha escrito eso es o un iletrado o es un falaz. El artículo reza así: “Las injurias graves hechas con publicidad se castigarán con la pena de multa de seis a catorce meses y, en otro caso, con la de tres a siete meses”. De prisión, nada. Sépanlo quienes tan gozosamente nos han enviado a ella.

Por lo demás, en el número 1.214 de la revista ÉPOCA, correspondiente a la semana del 3 al 9 de octubre de 2008, insertábamos un editorial referido al reportaje publicado la semana anterior en el que recogíamos una información sobre las supuestas causas que motivaron la ruptura matrimonial de la Infanta Doña Elena y don Jaime de Marichalar. El editorial, dos años después, me parece a mí como director entonces y ahora de esta publicación absolutamente explicativo de aquel caso. Por tanto, en esta sección dominical de LA GACETA, me apresuro a hacerlo mío, y por ello lo reproduzco en sus principales párrafos. Se titulaba “Verán por qué” y rezaba así:

«Es formidable. Ahora resulta que a la tópica conducta de matar al mensajero se han sumado muchos mensajeros a los que en ocasiones y, en el último momento, se les ha evitado la ejecución. Como en España siempre termina por saberse todo, algún día se conocerá quién o quiénes han sido los más interesados en maltratar la imagen del duque de Lugo. Verán por qué.

CUANDO dos fuentes de máxima solvencia, dos, informan a una periodista acreditada como pocos en esta profesión tan zoológica de un suceso, una revelación por más señas; cuando ésta exige garantías de veracidad y aquéllas se las acreditan; cuando la publicación afina la información hasta el límite, hace lo debido, es decir, llamar, por ejemplo, y en este caso a la Casa del Rey y publicar su versión, y dirigirse también al Tribunal Eclesiástico de Madrid para conocer si en esta entidad existe alguna causa de nulidad abierta respecto al todavía matrimonio Elena de Borbón-Jaime de Marichalar, no es lo más correcto, ni desde luego aceptable, atribuir a nuestro semanario las siguientes, redundantes y agresivas intenciones: primero, escribir una mentira a sabiendas con el objeto de acelerar el posible divorcio de la pareja (atribución realizada por un directivo de un periódico que ha hecho del periodismo de investigación su santo y seña); segundo, utilizar una falsedad con el único fin de vender ejemplares de una “revista residual” (afirmación manifestada por colegas cuyas biografías están repletas de fracasos, a pesar de haber usado en su trabajo la más nociva artillería que se pueda imaginar); tercero, propalar una insidia con la única intención de desprestigiar a la Corona (aseveración repetida hasta el asco por quien está condenado en firme por una calumnia innoble dirigida contra la Asociación de Víctimas del Terrorismo). Todo esto se nos ha dicho.

Aún podríamos añadir una relación perversa y más completa de las pérfidas intenciones que se nos han atribuido. Pocos, creemos, de los que han vertido contra ÉPOCA y el periódico digital de Intereconomía, lanacion.es, tales infundios han recordado las mil intervenciones suyas realizadas con profusión en Prensa, Radio y mil televisiones, en las que han defendido –esta vez con razón– los dos principios elementales sobre los que se basa el Periodismo de investigación: el dato y el testimonio. Y algo más, el secreto de las fuentes. ¿O es que ahora se nos exige a nosotros que desvelemos quiénes han sido los agentes activos de nuestra información?

Vamos a hacer otras cosas. Explicar asimismo que nosotros, pese a lo dicho enfáticamente en un programada de televisión, NUNCA anunciamos en nuestro pasado número que la reseña entonces publicada era la primera de una serie de tres. Mentira: dijimos –lo escribió el propio director–, en la página 3 del semanario, que insertábamos “tres informaciones comprometidas”: la antedicha, la generosidad económica con que el Gobierno de Zapatero ha tratado a los etarras del PCTV y ANV, y la recensión del homenaje tributado por los socialistas en Mérida al que fuera alcalde, Nieto Carmona, un individuo sanguinario que asesinó sin pestañear nada menos que a 46 de sus hombres en la Guerra Civil.

Decimos también que las fuentes de que hablamos no han cesado de manar. Sea porque sus relaciones con los afectados, muy afectados desde luego, no son las mejores, sea porque conviene a una determinada estrategia de defensa (o de ataque en el caso que nos ocupa), las fuentes ni se han secado ni nos han dejado sin agua. Sucia además en algún sentido. ÉPOCA, desde luego, marcará responsablemente los tiempos de la infor-mación; ni nadie nos va a presionar para que sigamos su ritmo ni nadie va a obtener de nosotros las confirmaciones, los datos que precisan, para continuar con el caso.

Por lo demás, una de las representciones jurídicas nos ha solicitado con el correspondiente requerimiento notarial que no publiquemos las que ella juzga “informaciones atentatorias contra los derechos de la personalidad de su defendido”. Y atendemos la solicitud. Por prudencia cronológica y rectitud informativa; no hay otra razón.

Y finalmente: nuestro respeto, cariño y adhesión a la Corona continúan en los mismos perfiles de sinceridad de siempre. Lo mismo decimos de nuestro compromiso con la libertad de expresión. Aquí no se ha fraguado ninguna operación contra la Monarquía ni se ha engordado estrategia alguna contra la Institución. Nadie puede achacarnos oscuras maniobras y sofisticados ejercicios de intriga contra la Corona y sus Personas, a quienes tanto hemos defendido pertinazmente. Casi siempre, y hasta cuando han venido mal dadas. Con patriótico silencio».

Avatar de Usuario
dapena

Re: Marichalar y nosotros - v

Mensajepor dapena » Dom 03 Oct, 2010 4:25 pm

Dávila escribió:
primero, escribir una mentira a sabiendas con el objeto de acelerar el posible divorcio de la pareja (atribución realizada por un directivo de un periódico que ha hecho del periodismo de investigación su santo y seña); segundo, utilizar una falsedad con el único fin de vender ejemplares de una “revista residual” (afirmación manifestada por colegas cuyas biografías están repletas de fracasos, a pesar de haber usado en su trabajo la más nociva artillería que se pueda imaginar); tercero, propalar una insidia con la única intención de desprestigiar a la Corona (aseveración repetida hasta el asco por quien está condenado en firme por una calumnia innoble dirigida contra la Asociación de Víctimas del Terrorismo). Todo esto se nos ha dicho.



Periodismo Ad Hominem :roll: :shock:

Avatar de Usuario
rifa

Mensajepor rifa » Dom 03 Oct, 2010 4:36 pm

[table][col]Imagen[col]Imagen[col]El viernes pasado, Elisabeth Horcher se casaba en Guadalajara, en el monasterio de Lupiana, con Diego Fernández. Una celebración de las catalogadas como bodón, por el número de caras conocidas que acudieron como testigos de este singular sí quiero, donde coincidían en el mismo espacio físico Jaime Marichalar, Ana Gamazo, Cristina Macaya o el alcalde de Madrid con Carmen Lomana y los proveedores del elitista restaurante que lleva el apellido de la recién casada.

Cuando en 1904, Gustav Horcher inauguraba en Berlín el primer local, no imaginaba que, un siglo después, su bella descendiente se haría con las riendas de este lugar, al que suelen acudir empresarios de altos vuelos, políticos con sus contactos clandestinos y millonarios con su futura cuarta esposa, además de gente rica de vida normal. Hasta el Rey suele cenar con sus amigos y, antes de casarse, el príncipe Felipe también era un asiduo. Iba con el grupo de pijos que desapareció de la agenda social del heredero gracias a la princesa Letizia, que hizo una limpia del elenco ocioso que rodeaba a su marido. Horcher es un lugar discreto y, por lo tanto, es posible tener encuentros en la tercera fase sin que públicamente se sepa.[/table]

La treintañera Elisabeth estudio hostelería en Lausanne y se ha hecho cargo del día a día del restaurante. Dicen que, pudiendo ser una insulsa con pedigrí sin necesidad de trabajar, está siempre al pie del cañón. La definen como una mujer muy trabajadora, decidida y con carácter. El monasterio de Lupiana es un lugar precioso que suelen elegir para sus celebraciones los ricos que aún no tienen campo.

El convite lo sirvió Samantha Vallejo-Nájera y, entre canapé, croqueta y jamón, muchos de los invitados se acercaron a Carmen Lomana para fotografiarse con ella. No querían ni con el duque ni con Gallardón ni con Gunilla. La estrella fue la presentadora de Las joyas de la corona. La razón que daban las más jovencitas para preferir posar con ella era de índole existencial: “Nos encanta porque hace lo que quiere. Se lo pasa de maravilla y encima las que van de súper elegantes le tienen envidia porque se está forrando”.

Y si Lomana cautivó al sector más radical de la boda, a Jaime de Marichalar se lo rifaban las damas de alto copete, que no lo dejaron ni a sol ni a sombra. “Se lo disputan como si fuera un Hermes de cocodrilo”, comentó alguien al ver el operativo femenino que se organizaba alrededor del que fuera yerno real, mientras Dj Ratón animaba musicalmente la fiesta. Un detalle, cuando ya los tacones imposibles hacían estragos, se repartieron zapatillas Victoria de colores.

Avatar de Usuario
han desaparecido

Mensajepor han desaparecido » Lun 04 Oct, 2010 5:52 pm

Ya nadie aparece por los foros diciendo que Marichalar es esto o lo otro (cocainomano o enamorado del hijo de la Natillas), que tiene un primo que estaba de guardia en el GM la noche del marichalazo y que sabe de buena tinta que iba hasta el culo de colacao y tal. Que raro, no? :shock:

Avatar de Usuario
ADA

Mensajepor ADA » Lun 04 Oct, 2010 9:51 pm

Pero la mujer que aparece en la foto con don Jaime no es Antonia Dell'Atte?

Imagen

Imagen




Volver a “La Casa Real”