Agenda y actividades de los Principes de Asturias

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
nenuca
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 144
Registrado: Sab 07 Ago, 2010 1:49 am

Mensajepor nenuca » Mié 11 Ago, 2010 11:32 pm


Los Príncipes de Asturias, muy tiernos
Fotografiados por primera vez besándose en los labios

Avatar de Usuario
Ange la Chonning
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 36
Registrado: Mié 03 Mar, 2010 11:58 pm
Ubicación: Falcon Crest

Mensajepor Ange la Chonning » Jue 12 Ago, 2010 2:30 am

loto escribió:(...) Felipe, lui, n’a pas encore «gagné» sa légitimité. «Les mérites du roi ne sont pas héréditaires. Il n’est donc pas sûr que les “juancarlistas” deviennent “felipistas”», meten garde M.Penafiel. (...)


Y desde cuando un rey necesita "ganar su legitimidad" ? :shock: que yo sepa, si obviamos a los que instauran la dinastía normalmente a garrotazo limpio, los herederos con ser hijos del rey y de la consorte o, por lo menos, aparentarlo ya tienen la legitimidad ganada. Es la primera noticia que tengo sobre la exigencia de un currículo adecuado, pena! si así fuese la de podencos que nos habríamos ahorrado.
Aquí hay más lío que en el final de Falcon Crest

Avatar de Usuario
sinquesirva deprecedente
P. A. (progresa adecuadamente)
P. A. (progresa adecuadamente)
Mensajes: 269
Registrado: Vie 25 Jul, 2008 3:00 pm

Mensajepor sinquesirva deprecedente » Jue 12 Ago, 2010 12:55 pm

El deliz
Pero qué dura es la vida de Letizia

Siempre leo con aprensión los párrafos que empiezan con la frase hecha "pero la anécdota de la jornada la protagonizó..." Por lo general relatan tropezones, caídas, salidas de tono, meras chorradas o circunstancias sonrojantes, como por ejemplo que el rancio protocolo quisiera sacar de la foto de Marivent a Sasha, la niña pequeña de los Obama, que se había puesto sus mejores galas de bailarina de rap para la ocasión, alegando que es menor y que se trataba de un asunto oficial. Hombre, ni siquiera las lectoras empedernidas de Hola! como yo vamos a creer que dos horas escasas en una terraza con la mujer del presidente de los EE UU, que está de vacaciones, para zamparse un gazpacho y un tumbet tienen la categoría de visita de Estado, donde los críos estorban porque los mayores están tratando temas muy importantes. Más vale que Michelle estuvo al quite, de Ronda venía, rescató a su hija del ostracismo y demostró que la Primera Familia norteamericana aún se lleva bien. Un alivio en este verano en Mallorca. Porque si, como dijo Tolstoi en el inicio de Ana Karenina, "todas las familias felices se parecen", desde luego no se parecen a nuestra Familia Real.
Otra "anécdota de la jornada" en el Club Náutico durante la Copa del Rey la protagonizó la princesa Letizia, que se presentó pizpireta en la sala de prensa y cuándo le preguntaron "qué tal las vacaciones" respondió: "¿A ti esto te parecen vacaciones?" Toma. A mí sí, pero qué sé yo; sólo soy el pueblo llano y me conformo con poco, una hamaca y un libro. Menudos humos gasta. Mi madre diría que a esta chica "le deben y no le pagan", o quizás le ha salido la vena de hija de la sindicalista Paloma Rocasolano y persigue un convenio colectivo para los royals que incluya el derecho a desaparecer un mes y medio en la Polinesia, gratis total, como ha hecho Victoria de Suecia después de casarse. Que nos perdone por sufragar con nuestros impuestos el ímprobo esfuerzo que le supone darse un paseo en calesa por Palma en compañía de su suegra, visitar una fábrica de vidrio, acudir un par de veces con las niñas a despedir a papi que sale a regatear y asistir a un concierto benéfico, todo en una semana. No sabíamos que resultase tan agotador, pues sus queridas cuñadas las Infantas y la Reina llevan décadas ejerciendo esta función de representación estival sin quejarse, y siempre con una sonrisa y mucho savoir faire.
Es dura la vida de nuestra futura reina Letizia, que cree que no se la aprecia en lo que vale, y que "protagonizó la anécdota de la jornada" al revelarnos que no echa de menos el periodismo. No sabemos si el periodismo la añora a ella, o a su compañero de Telediarios Alfredo Urdaci, quien, no lo olvidemos, nos regaló impagables momentos de colisión con las más elementales normas de ética profesional y firmó las páginas más negras del sectarismo en la televisión pública. La pluscuamperfecta princesa Letizia necesita reivindicarse más allá de conquistar tallas de pantalones cada vez más bajas y tacones cada vez más altos, eso sí que es extravagante y diría yo que revolucionario. Aunque las revoluciones, ya se sabe, no sienten especialmente bien a las monarquías.

Avatar de Usuario
Mondo
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 69
Registrado: Sab 07 Ago, 2010 4:37 am

Mensajepor Mondo » Jue 12 Ago, 2010 4:26 pm



    Y por fin se besaron... seis años después

    La primera instantánea de contacto labial mutuo entre los Príncipes, por la que podría haberse pagadomás de 30.000 euros, compite por el título de ‘beso del verano’ con el de Iker Casillas y Sara Carbonero.

    Por Ángel Antonio Herrera
Hay ya beso publicado de Don Felipe y Doña Letizia. Beso en la boca, queremos decir, beso de amor, un piquito, en fin, que se dice en la calle, pero piquito que tiramás bien a tímido o cándido, apenas un roce matinal de los labios. La gran exclusiva la da la revista Hola. La foto del beso apunta a foto no posada, por insólita y poco nítida, pero se trata de una foto en público. Se trata de un beso espontáneo de casados, en Mallorca, el otro día, cuando Doña Letizia acudió con las Infantas a ver al Príncipe en las regatas. De algún modo, este beso es el beso que faltó en la ceremonia de la boda, allá por el 2004, cuando los contrayentes asomaron al balcón de palacio y se dieron para España, para el mundo, un beso de hermanos antes que el beso resuelto, profundo y despreocupado que se dan los novios en ese trance. Nos faltó el beso, pero aquí está, aunque no podamos, por leve, brindarle el glorioso pie de foto que nos dejara el poeta: «Hundo en tu boca mi vida ».

No es este beso, pero algo es algo. Apuntan los que dicen que saben que en la boda no se dio el beso predecible de cualquier boda por timidez o desconcierto de Doña Letizia, pero también pudiéramos suponer el mismo desconcierto o timidez en Don Felipe, que tampoco acabó de lanzarse. Se hicieron un lío con el beso que no llegaron a darse. Lo mismo también aportó lo suyo la inclemencia del día. Se habló mucho, entonces, del beso no dado, de aquel beso ausente, y la vida, que es irónica, incluso dentro de Palacio, nos trae ahora un beso que es y no es aquél, porque está soltado como al aire, donde los labios casi más se desencuentran que se encuentran, con más aprecio marital que apego sexual, por decirlo con riesgo rápido.

Todo lo que entonces fue tertulia en torno a un beso no dado revive ahora, pero al revés, porque sí hay beso. Hicimos entonces la crónica de un beso no dado, y ahora hacemos la crónica de un beso no anunciado. Estamos glosando, quizá, la imagen de este agosto, y de algún otro agosto, con permiso de la estampa fina del biquini de Doña Letizia, tiempo atrás, y de la visita de Michelle Obama, hace un rato.

Un beso de enamorados en el día de la boda no hubiera sorprendido a nadie. Sorprendió lo contrario, porque el personal quiere jarana y «Vivan los novios». Sorprendió y hasta decepcionó. Al español de la clase turista, que somos todos, o casi todos, le gusta ese castizo de «la española cuando besa es que besa de verdad ». Pero a una de nuestras españolas principales se le quedó el beso pendiente. Si mal no recuerdo, son mayoría los besos en la boca, durante las ceremonias de bodas reales. Se besaron Guillermo y Máxima Zorreguieta, y Carlos y Diana, y Federico y Mary Donaldson.

Este beso de los Príncipes de Asturias es, en cualquier caso, un beso inaugural en el álbum de fotos de nuestra monarquía, que viene a ser el álbum de fotos del resto de españoles. Tendrán ellos su álbum privado, naturalmente, pero el peatonaje ha tenido que esperar seis años.

A nadie se le escapa que los gestos de efusividad sentimental o emocional en la Familia Real van sujetos a protocolo y, por tanto, no existen. Claro que alguna vez se pudiera romper la fija compostura por darse el alegrón de cualquier mortal. Ahí tenemos de aval las imágenes penúltimas de los Príncipes en el Mundial de Sudáfrica, celebrando a nuestra selección como si fueran un par de forofos que acudían a ver jugar a unos zagales de la familia. El saludable desliz de los abrazos sí se ha cumplido en alguna ocasión, pero besos, ninguno.

No es sólo hábito éste de Don Felipe y Doña Letizia. En la luna de miel de Don Jaime de Marichalar y la Infanta Elena, que duró dos semanas largas, sólo pudo captarse una sola instantánea, sigilosamente perseguida, en la que hubiera beso entre los recién casados. Puede deducirse que hasta en la intimidad hay cautela. Podríamos incluso arriesgar, no sin licencia literaria, que los Reyes no se besan en la boca. Tampoco los Príncipes. Hasta hoy. Y hablamos de besos en público.

El beso inesperado de los Príncipes abre o cierra un verano en curso de besos. Ya podríamos asentar que el verano morirá con dos besos en su copa. Este beso tímido, pero suficiente, en Mallorca, y el beso mundial y por sorpresa de Íker Casillas a Sara Carbonero. Iker despeinó a Sara, con un beso de barrio, sincero y sentido, y Don Felipe y Doña Letizia se dan un beso de acuarela, casi de trámite, con más entraña de cariño que violencia de amantes de puerto.

    Imagen

    HISTORIA DE UNA FOTO
    Se logró en lamañana del pasado día 5, enMallorca, durante la participación de Don Felipe en las regatas. Doña Letizia acudió al puerto con las Infantas. Los numerosos fotógrafos hicieron su trabajo, no sin el acuerdo previo y habitual con los escoltas. Fue al acabar este reportaje familiar cuando dos reporteros pudieron irmás allá: captar, en un breve instante, el beso entre Don Felipe y Doña Letizia, a pie del amarre. Una vela transeúnte impidió que existan más fotos. Foto única de un único beso. Un piquito de enamorados por el que se ha pagado un pico.
Entre un beso y el otro, nos salen sobrantes besos de famosos, que no son necesariamente besos famosos, porque para eso ya están el de Madonna a Britney o el de Fred Astaire a Rita Hayworth, previo baile nupcial. El verano es el verano y el beso es el beso, y se diría que el beso frutal y sexual es para el verano, como las bicicletas. Pierre Casiraghi besa a Beatriz Borromeo con vocación juvenil. Feliciano López besa a su reciente Jéssica como olvidándose de otros besos, que es más o menos lo que hacemos todos. Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nájera se cruzan un beso con música, porque quien besa a una cantante se adueña por un momento de su cancionero.

En verano, las muchachas meriendan besos por las esquinas, y los chicos no leen a Bécquer, pero saben decir aquello de qué te daría yo por un beso, sin decirlo. El beso es lo que tiene, que habla con elocuencia de silencio. En verano, no faltan los que necesitan «un cursillo acelerado de besos de tornillo», según la acuñación sabiniana, ni los que se inician en el arte del beso, que empiezan párvulo y acaban caníbal. No se sabe los besos que caben en un beso, pero el verano es de los besos. Heidy Klum besa a su respectivo, en Portofino, y el beso queda de spot, por ambientación y porque Heidi no es una bigarda cualquiera. Jennifer López se da a besar a Marc Anthony, y no se ve, pero se intuye que va en ese beso la flor del dulce veneno tropical, el té sin letra del decirlo todo con callarse. Will Smith besa un poco a lo chuleta, con arrojo de pillar a la guapa por la cintura, aunque no la pille.

El beso es el «The end» de las películas para felices y el principio de la desdicha de tantos, o de tantas. Hay besos de vampiras y hay besos de gánster. Sharon Stone besa con mordedura y Kate Winslet puede llegar al delicioso ensañamiento del beso. La infanta Cristina se besa con afición con Don Iñaki Urdangarín –y eso que no faltan malvadas que les suponen distanciados o entibiados– y Esther Arroyo pasa de miss a más, vía beso, con Antonio Navajas, que es desde hace tiempo su chico. Victoria de Suecia pone amor de casada en sus besos con el Príncipe Daniel, imaginamos que ajenos a los aires de presunta corrupción que los envuelven por aceptar regalos de no muy transparente procedencia.

El beso, sí, que acaso todo lo cura. El beso es democrático y milagro del verano. Nuestro inolvidable Umbral mechaba amenudo de bellos versos las conversaciones diversas. «¿Quién, en el beso, termina el beso? » le oí un día. Para él, quien terminaba el beso era quien reinaba en la pareja. Pero eso es otra historia. Acaso sólo literatura.

Imagen Imagen

Imagen Imagen

Imagen Imagen

[table][col]Imagen

Imagen

Imagen
[col]Imagen[col]Imagen[/table]
Imagen Imagen Imagen

1. El más envidiado de todos los besos: el de Iker Casillas a Sara Carbonero tras la victoria de España en el Mundial. / TELECINCO 2. Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nájera se besan en un concierto benéfico. / GTRES 3. Pierre Casiraghi y su novia Beatriz de Borromeo se besan apasionadamente en aguas mediterráneas durante sus vacaciones en Formentera. / GTRES 4. No hay nada mejor que una boda para dar rienda suelta al amor. Rafael Van der Vaart y su mujer Silvie Meis besándose en la de Heitinga. / GTRES 5. Jennifer López y Marc Anthony dan rienda suelta de su amor en Puerto Rico. / GTRES 6. Heidi Klum y Seal se besan ante la curiosa mirada de un turista. / GTRES 7. Beso de enamorados entre el ex de Estefanía de Mónaco, Daniel Ducruet y su nueva novia Kelly Marie. / GTRES 8. Corría el año 1998. La infanta Cristina despide con un beso a Iñaki Urdangarin poco antes de hacerse a la mar. /M. H DE LEÓN / EFE 9. Belén Rueda y su novio Roger Vicent se besan en las gradas del Masters Series de Madrid. / GTRES 10. Primer beso de casados de la princesa Victoria de Suecia y su ya marido Daniel Westling. / GTRES 11. A pesar de llevar siete años casados, Esther Arroyo y su marido Antonio Navajas no pueden ocultar su amor en playas ibicencas. / GTRES 12. Feliciano López a punto de besar a su nueva novia, la modelo Jéssica Bueno, durante sus vacaciones en Marbella. / GTRES 13. Will Smith y su mujer Jada Pinkett Smith se besan en la premiere de The Karate Kid en Los Ángeles.


EL MUNDO, UVE, JUEVES 12 AGOSTO 2010

Avatar de Usuario
Mondo
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 69
Registrado: Sab 07 Ago, 2010 4:37 am

Mensajepor Mondo » Jue 12 Ago, 2010 4:56 pm

    Imagen

    [table][col]Imagen[col]Imagen[col]
    El beso oportuno
    [/table]
Los príncipes se besaron ayer en el Hola y los cortesanos estamos de los nervios. Qué menos. Es el primer beso que se obtiene de la pareja en cinco años, cuatro meses y seis días de matrimonio. O sea, el tiempo transcurrido desde el 22 de mayo de 2004, fecha de su enlace, hasta la semana pasada, cuando un avispado paparazzo, o alguien que se puso en su lugar (al público le encanta ponerse con el móvil en el lugar de los paparazzi) obtuvo la foto que ahora nos excita a los cortesanos. Y como lo cortés no quita lo valiente, todos corremos a vocear la buena nueva con el mismo frenesí con que hace un siglo los caballeros aplaudían los tobillos de las señoras. El beso de los príncipes no es nada del otro mundo. Si me apuran, casi tampoco de éste. No es un beso de tornillo, y el encuadre de la foto nos impide ver si don Felipe trinca a su amada por la cintura, que es como se besaba en el cine cuando los galanes rezumaban testosterona y no buscaban chaperos durante los descansos de los rodajes. Pero la instantánea de los príncipes tiene su punto, todo hay que decirlo. El punto de la desproporción representada en las respectivas alturas. Felipe no es un macho man al uso tradicional, pero su figura personifica la metáfora de lo inalcanzable. La altura es el poder, la superioridad, el valor y la firmeza. Por eso a las mujeres siempre nos han gustado los hombres más altos que nosotras (el discurso feminista va por otro lado, pero yo no estoy refiriéndome aquí al discurso intelectual sino al emocional, ese que discurre abruptamente por las entretelas). Letizia es la figura menuda y desvalida que necesita ponerse de puntillas para alcanzar los labios del hombre. Bonito contraste. Aunque la realidad nos ha demostrado que la princesa no es menuda ni desvalida (más bien lo contrario) el gesto de la foto la acerca a las protagonistas de las novelas románticas, aquellas damas que se desmayaban hacia atrás, con los brazos abiertos y gran despliegue de melena, luego de haber sido trastocadas por un rapto de hombría. El beso sucedió a bordo del velero CAM, de cuya tripulación formó parte el príncipe en las pasadas regatas. Fue visto y no visto, el tiempo justo para quedar atrapado en una camarita digital y pasar a la posteridad. No se interpuso la botavara ni la espalda de un regatista. Salió una foto lejana (pero enterita) que debió de quemar en las manos alborozadas del paparazzo que la obtuvo. Según cuentan, Hola ha pagado por ella más de 30.000 euros (con razón la ha publicado a toda página en el interior de la revista). Ni los reyes ni los príncipes suelen prodigarse muestras de afecto públicamente. Una de dos: o no les apetece (los Borbón Grecia, como los Pérez Fernández, a veces están de uñas) o es que el protocolo lo desaconseja. De todo un poco, supongo. Por parte de padre son expansivos, pero por parte de madre han heredado un ramalazo prusiano y contenido que les hace parecer ásperos. En este sentido, el beso de los príncipes ha dulcificado el panorama. Resulta muy oportuno.

EL MUNDO, UVE, JUEVES 12 AGOSTO 2010

Avatar de Usuario
pongleon

Mensajepor pongleon » Jue 12 Ago, 2010 9:08 pm

a leti la veo apasionada, a felipe...no se, parece que está besando al cristo de medinaceli

Avatar de Usuario
Conpermiso
Gafapasta
Gafapasta
Mensajes: 624
Registrado: Jue 05 Oct, 2006 1:39 pm

Mensajepor Conpermiso » Jue 12 Ago, 2010 9:44 pm

El beso??????????? ni fu ni fá. Para colmo la cabeza de Letizia sale como rara. Me hace acordar cuando le sacaron la foto en bikini con los snorkels (no sé si se escribe así). Muy apasionado no es el beso y ahora que recuerdo la actitud del Principe cuando se encuentra con ella es bastante distante. No sé si pueden poner de nuevo el video, verán lo que les digo.

Avatar de Usuario
nenuca
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 144
Registrado: Sab 07 Ago, 2010 1:49 am

Mensajepor nenuca » Jue 12 Ago, 2010 10:47 pm


'Sálvame' muestra en exclusiva el beso de los Príncipes
Desde un angulo distinto al que guarda '¡Hola!'

Avatar de Usuario
loto
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 69
Registrado: Vie 06 Ago, 2010 8:38 pm

Mensajepor loto » Sab 14 Ago, 2010 11:49 pm

Imagen
Los besos de doña Letizia

[table][col]Imagen[col]Imagen[col]El verano 'royal' ha llegado prácticamente a su fin, alabado sea el cielo, aunque es muy posible que veamos algún posado que otro más en las escaleras de Marivent o enternecedoras instantáneas de los Asturias con sus hijas antes de que acabe agosto.

Sofía, la pequeña, a la que todo el mundo encontraba parecidos con sus diversos abuelos y bisabuelos -es verdad es que en cierto momento era la viva imagen de Enriqueta Rocasolano- está cada vez mas mona y ya no se parece a nadie más que a ella misma. Muchos opinan que con el tiempo podrá llegar a rivalizar con la belleza a lo Shirley Temple o Mary Pickford de su hermana Leonor.

Lo que sí ha llegado a su fin, alabado sea el cielo nuevamente, son las esperas interminables en el Real Club Náutico de Palma (RCNP) para que apareciesen esos 'royals' de vital importancia para nuestras crónicas y los fotógrafos pudiesen captar instantáneas como la del romántico (sic) beso de los Asturias que publica "¡Hola!" esta semana.[/table]

Lo peor es que luego había muy poco que contar. Las periodistas que esperaban que doña Letizia "se sincerase", tuvieron que rendirse a la evidencia de que no suelta prenda nunca. Es más: era la Princesa quien les mataba a ellas a preguntas cuyas respuestas iban a parar a su 'über' fichero/ordenador mental, para ser utilizadas en un futuro.

Doña Letizia ha decidido ser más Borbón que los Borbones y quiere llegar a tener esa supuesta memoria para las caras y los nombres que ha hecho célebre a la Familia Real española.

La Princesa se prodigaba mucho mas con los curiosos que habían llegado al RCNP para ver la salida de los barcos de la Copa del Rey Audi-Mapfre, haciéndose copiosas fotografías con ellos en sus móviles, firmando autógrafos o repartiendo besos a diestra y siniestra. Sobre todo, cuando no había ningún otro miembro de su familia política que le hiciese sombra y fuese ella la gran estrella absoluta.

Viví muy de cerca una de estas visitas en solitario de Doña Letizia al RCNP cuando fue a tomar una bebida 'light' con una amiga en la terraza frente al mar. No fue un 'tête-à-tête', por cierto, como el de Isabel Sartorius: la amiga estaba acompañada esta vez por dos niños y su niñera.

Debo de confesar que los besos y las fotos en los móviles me dejaron muy perplejo, acostumbrado como estoy a los 'royals' del pasado y mis Navidades o Semanas Santas infantiles en Estoril.

Contándoselo el miércoles a mi asistenta la señora Danvers mientras ojeábamos el "¡Hola!" con el otro beso, el 'romántico', me dijo que había que irse acostumbrando a estos 'nouveaux royals'. Que el comportamiento tan democrático de doña Letizia era posiblemente la gran tendencia otoño/invierno 2010-2011 entre las mujeres de los príncipes herederos y que Mette-Marit de Noruega, Máxima de los Países Bajos, Matilde de Bélgica, Camilla Cornualles, o Mary de Dinamarca fuesen grandes besuqueadoras también.

Sin embargo dijo que alguien debería de advertirle a la Princesa que tanto beso indiscriminado puede contagiarlo algún microbio.

Avatar de Usuario
Bertolda

Mensajepor Bertolda » Dom 15 Ago, 2010 12:02 am

Cuando està sola actua pletorica, risuen~a, abraza, besa, se hace fotos con la gente, firma autografos como artista de JOLIBU, y se cree la reina del mambo, y cuando estan sus suegros, y ella tiene que pasar a un segundo plano, saca su peor cara de mala milk y no puede disimular su contrariedad por no ser sola el centro del universo y de las miradas de todos.
La fotografia en lo alto de la escalera del Palacio de Marivent, el domingo 8 de Agosto, ilustra bien esta segunda fase de su caràcter.
Donde hay patron no manda marinero y, mientras, habrà que esperar para poder tener el protagonismo absoluto.
Ajo y agua.

Avatar de Usuario
poupe
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 92
Registrado: Lun 01 Feb, 2010 1:51 am
Ubicación: argentina
Contactar:

Mensajepor poupe » Lun 16 Ago, 2010 1:34 am

Es ella la que lo besa, y esta claro encontrar a un principe no muy despierto que la convierta en reina de España esta para besar y mucho.
poupe

Avatar de Usuario
Mondo
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 69
Registrado: Sab 07 Ago, 2010 4:37 am

Crónica Rosa, El rey mediador entre las Infantas y Letizia

Mensajepor Mondo » Lun 16 Ago, 2010 4:36 pm

Imagen

SU MALA RELACIÓN, EN CRÓNICA ROSA
El Rey, ¿mediador entre las infantas y Doña Letizia?

Alaska, Carmen Jara, Beatriz Cortázar y Carlos Pérez Gimeno nos traen la actualidad de la semana del mundo del corazón destacando las malas relaciones entre las infantas y Letizia y la disputa por la herencia de Lauren Postigo.

[flash width=260 height=50 loop=false]http://www.enricolai.com/FMP3/FMP3.swf?mp3=http://audios.esradio.fm/10/08/16/cronica-rosa-el-rey-mediador-entre-las-infantas-y-letizia-14921.mp3&vol=80&action=stop&title=Cronica%20Rosa%20-%20El%20Rey%20mediador%20entre%20Letizia%20y%20las%20Infantas&color=&textcolor=&loop=no&lma=yes[/flash]

Según un reportaje de Vanitatis el Rey don Juan Carlos sirve de mediador entre las infantas y Doña Letizia y proyecta una reunión entre ellas para septiembre. Beatriz Cortázar ha matizado que "dicen que habrá una reunión para poner paz" pero le ha restado credibilidad. La cantante Alaska ha explicado que "no debería importarnos porque son cuestiones familiares pero realmente importan porque son la realeza y tienen que acudir a actos y hacerse fotos juntos".

Según fuentes de Beatriz Cortázar, desde Zarzuela "dicen que van a haber cambios, cada vez veremos el relevo más claro". Por su parte, Alaska ha declarado que esta situación "es normal, cuando va pasando el tiempo se debe ir metiendo al Príncipe en la vida pública para que se gane la popularidad, no hace falta que sea por una enfermedad".

Con respecto a las infantas, Cortázar ha señalado que "en el momento en el que los príncipes sean más importantes que los reyes, las infantas pasan a un segundo plano, ya no reinan sus padres, sino su hermano, pero quizá esto sea un alivio para ellas, es mucho el peso de la corona". También ha apuntado que cuanto "más se abrazan" en las fotos "más hay que dudar" sobre la relación entre ellas de la que tanto se ha hablado en los últimos meses.

Avatar de Usuario
sinquesirva deprecedente
P. A. (progresa adecuadamente)
P. A. (progresa adecuadamente)
Mensajes: 269
Registrado: Vie 25 Jul, 2008 3:00 pm

Mensajepor sinquesirva deprecedente » Mié 18 Ago, 2010 1:43 pm

Imagen

Letizia viste a las infantas de Zara

Es difícil vestir a los niños. Y si no que se lo digan a Letizia que no sólo ha protagonizado cientos de titulares con sus aciertos y torpezas con la moda, sino que también ha sido criticada por el estilo repipi con el que solía vestir a las Infantas Leonor y Sofía.

La princesa de Asturias ha tropezado muchas veces con sus elecciones a pesar de esas críticas, sin embargo, con sus hijas ha querido poner especial cuidado. La prueba que lo refuta son las imágenes de las vacaciones en Mallorca de la Familia Real, donde se muestran a las ‘infantitas’ llevando vestidos modernos, veraniegos y muy diferentes, dejando atrás la afición de la Princesa por elegir la misma ropa para las dos niñas.


[table][col]Imagen[col]Imagen[col]Para lograr ese estilismo renovado, Letizia ha dejado de lado a sus diseñadores de cabecera (Felipe Varela o Lorenzo Caprile) y ahora suele acudir a la zona infantil de Zara para vestir a Leonor y Sofía. De hecho, según ha podido saber Vanitatis, antes de ir a la tienda de ropa, Letizia llama por teléfono y reserva los modelos que quiere comprar antes de que se terminen.

Sin embargo, y pese a que no se suele gastar mucho dinero en la cadena de Amancio Ortega, Letizia acude siempre en persona a recoger el encargo. Cuando llega, rodeada de guardaespaldas, espera su turno, como un cliente más, agradece las molestias ocasionadas a los empleados y paga la compra con una sonrisa.

Por el momento, y aunque estos días los príncipes de Asturias están de vacaciones en paradero desconocido, Letizia ya ha estado pensando en la ropa que vestirán sus hijas en la vuelta al cole y ha reservado algunas prendas. En septiembre, una vez llegue a la Zarzuela, la princesa se volverá a pasar por Zara para poder ampliar el armario de sus dos hijas. Sin duda, una buena elección.[/table]

Avatar de Usuario
Bertolda

Mensajepor Bertolda » Mié 18 Ago, 2010 5:07 pm

A esta sra las tiendas le envian todo a su casa para que pueda elegir tranquilamente.
Y si es cierto que ha ido a Zara, ha comprado, ha hecho la fila para pagar, y al final ha agradecido todo con una sonrisa....pues qué puedo decirle a usted....sen~or/ra periodista baboso y cortesano....que es lo que hacemos el 99% de los mortales porque es lo que la educacion màs elemental requiere.
Asi que hacer noticia de esta manera de comportarse puede deberse a que no tiene nada màs interesante sobre lo que escribir......o a querer hacer de algo normal una noticia destacable porque la protagonista es Mariletis.
Enga ya.

Avatar de Usuario
Mondo
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 69
Registrado: Sab 07 Ago, 2010 4:37 am

Mensajepor Mondo » Jue 19 Ago, 2010 1:06 am

    Imagen

    Operación ‘vacaciones privadas’

    Por Eduardo Mendicutti
Estaba yo impactada porque había leído en prensa que van a hacer una película «sobre el terrier de Marilyn Monroe». Pero resulta que un terrier es un perro. Qué soso. Así que me puse a llamar a mi César Cabo, el pibón que habla en nombre de los controladores, por si había suerte, cuando mi don Alberto Aza, relaciones públicas –o lo que sea– de la Casa Real se coló en nuestro espacio aéreo.

    –¿Es el CNI, lo de los espías?, –preguntó mi don Alberto– Hay que poner en marcha la operación vacaciones privadas. Ya.

    –Tremenda crisis –me dijo mi garganta profunda en Marivent–. El Rey se ha levantado farruco, ha dicho que ya está harto de la corona, que abdica en quien corresponda, o en Letizia, que es tan competitiva, y que se va a donde sea a cazar osos embalsamados. La Reina ha dicho que qué bien, que ella de momento se va a la India. Elena y Cristina se han quitado de en medio con sus chiquillos, claro. Total, que hay que encontrar a Felipe para que se haga cargo del marrón, pero no aparece. Letizia se lo ha llevado, con las niñas, de vacaciones privadas, ya ves tú.
En ese momento, el pibón de los controladores me devolvió la llamada, pero de nuevo interfirió mi don Alberto Aza.

    –CNI, al habla Marivent –dijo– ¿Alguna pista?

    –Sí, señor –dijo el espía de guardia–. Tenemos noticias contrastadas de que se encuentran navegando por el Mediterráneo, a bordo del Gürtel.

    –Oiga, espía, no sea burro –como relaciones públicas, mi don Alberto Aza no tiene precio–. Gürtel no es un barco.

    –Sí, señor –dijo el espía de guardia–. Acabamos de enterarnos. Es una playa en la que no hay cobertura para asegurar la privacidad. Eso sí, Letizia, tan competitiva, debe de haberse inspirado en los Obama, porque la Gürtel, como las playas del Golfo de México, también está un poco contaminada.

    –Contaminadísima, bruto –dijo mi don Alberto, que por lo visto estudió relaciones públicas en la misma escuela que Amy Winehouse–. Pero no es una playa, es una trama. Y se acaba el tiempo. Mohamed se ha enterado de que hay trono vacante y ha mandado sus tropas sobre Melilla.

    –De eso no nos hemos enterado, fíjese –dijo el espía–. No se pueden hacer dos cosas a la vez.

    –Vale, inútiles –dijo Aza–. Déjenlo, a saber dónde están esos. Fin del simulacro. Porque resulta que, aprovechando el parón de esta semana en Marivent, han hecho un simulacro por si mi Don Juan Carlos –al que Dios dé larga vida– nos manda a todos al guano. El pobre tendrá que volver a llamar a Mohamed. Y Letizia y su marido, de vacaciones privadas, ya digo.

EL MUNDO, UVE, MIÉRCOLES 18 AGOSTO 2010




Volver a “La Casa Real”