LOS NEGOCIOS DE JUAN CARLOS I: TREINTA AÑOS A CUERPO DE REY

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Crónica Rosa: Juan Carlos I y el Fondo Hispano-Saudí

Mensajepor Invitado » Vie 06 Nov, 2015 6:38 pm



Crónica Rosa: Juan Carlos I y el Fondo Hispano-Saudí
Federico aborda con Pérez Gimeno y Daniel Carande la actualidad del corazón y el posible desvío de capitales del Fondo Hispano-Saudí.

Avatar de Usuario
Invitado

La fortuna del rey

Mensajepor Invitado » Mar 01 Mar, 2016 4:12 am

Imagen



PREGUNTAS. MIGUEL ÁNGEL MELLADO


    ¿Tenemos derecho a conocer la fortuna del rey?

Del actual y del anterior. Del emérito y del titular. Del padre y del hijo. De Felipe VI y de Juan Carlos I. Si es legal y moralmente obligatorio para el presidente del Gobierno, sus ministros, el jefe de la oposición y hasta para el alcalde de Arenales de San Gregorio, por citar un ejemplo minúsculo sobre la transparencia necesaria para cualquier cargo público, ¿cómo no lo va a ser para el Jefe del Estado, rey de todos los españoles?

La acusación, ¿insidiosa?, del presunto defraudador y estafador Diego Torres sobre el dinero de don Juan Carlos en Suiza resonó en la sala de juicios de Palma el miércoles, 24-F. El socio de Urdangarin, para defender la legalidad de las cuentas del Instituto Nóos, afirmó que habían estado supervisadas por Federico Rubio Carvajal, “la persona encargada de hacer la declaración de renta de los miembros de la Familia Real”. Fue más lejos, así como enseñando una bala del calibre 22 para dar a entender que dispone de artillería pesada si necesita tirar de ella: “También es la persona que hizo el informe que decía que don Juan dejase la herencia a don Juan Carlos en Suiza para tributar menos impuestos”.

Las medio mentiras son las más peligrosas. En un primer momento se toman en su mitad como verdades y, al final, si te descuidas, acaban siendo artículos de fe. Así ha sucedido con la fortuna de don Juan Carlos. Revistas económicas serias le imputaban bienes valorados en ¡¡¡20.000 millones!!! de dólares. Una barbaridad. Incluían desde el Palacio Real, propiedad del Estado, hasta las caballerizas de la Zarzuela, si aún las hay, y los hangares donde el rey emérito guardaba decenas de coches de lujo, que esos sí han existido. La última cantidad atribuida a don Juan Carlos se aproxima a 2.000 millones, según Forbes. Tampoco está mal, de ser cierto.

No es verdad que don Juan llevara su fortuna a Suiza para evitar que sus herederos pagaran tantos impuestos como en España. En realidad, la Familia Borbón, desde el exilio de Alfonso XIII en Suiza con la llegada de la II República, dispuso de cuentas abiertas en bancos de allí. En las mismas entidades donde, pasado el tiempo, aterrizó dinero pestilente, como el de Bárcenas o Granados, el Rinconete y Cortadillo en el patio de Monipodio del PP.

Sí es verdad que don Juan Carlos y sus hermanas Pilar y Margarita cobraron en 1993 la herencia de su padre en Suiza. De no haber sido por el reportaje publicado en marzo de 2013 por la periodista Ana María Ortiz en el mundano suplemento Crónica, entonces dirigido por mí, ignoraríamos todo sobre una historia que, remedando a Pedro Almodóvar, titularíamos “Todo sobre mi padre y su dinero en Suiza”.

No sabríamos que don Juan no era pobre, como se nos vendió. Al fallecer tenía el equivalente a 728 millones de pesetas (unos 8 millones de euros hoy). No conoceríamos que Juan Carlos I poseía una cuenta en la Société Generale Alsacienne de Banque, en Ginebra, en la que el 21-X-1993 ingresó un talón de 375 millones. ¿Qué pasó con este dinero de la cuenta número 10031 del Sogenal? ¿La cerró? ¿Dónde fue a parar? ¿Se multiplicó como la herencia del padre de Pujol? ¿Pagó como cualquier ciudadano español el Impuesto de Sucesiones y Donaciones? ¿O no cumplió con sus obligaciones con Hacienda?

Preguntas y más preguntas perdidas en el agujero negro que constituye el dinero de la Familia Real. Realizadas con respeto desde el derecho que asiste a los ciudadanos, jefes, al fin y al cabo, del Jefe de Estado. Porque, como enseñó Benjamin Franklin, “No vigilar a nuestros empleados es como dejar un monedero abierto”. Cuatro meses después, la Casa Real, entre la desgana y la superioridad del estatus de inviolabilidad de la persona regia, contestó que don Juan Carlos había utilizado ¡exactamente! los 375 millones, ni un duro más ni un duro menos, para pagar las deudas de su padre. A continuación, cerró la cuenta en Suiza. Sin un dato preciso, sin un papel.

La herencia suiza sirvió, pues, para desvelar dos hechos desconocidos, el padre del rey no murió pobre y murió moroso; y uno conocido, la opacidad de la fortuna real da lugar a maledicencias o medias verdades, como la de Torres el miércoles. Las amistades peligrosas de don Juan Carlos dan a su vez alas a las sospechas. Su colección de validos económicos no tiene parangón: Prado y Colón de Carvajal, De la Rosa, Conde (los tres pasaron por la cárcel por temas de corrupción) y, el último, el magnate Villar Mir, nombrado marqués al final del reinado juancarlista. Marqués de Villar Mir o de la “Milla Mil”: milla, por las distancias entre los puntos geográficos en que se ve envuelto por sospechas de corrupción (desde Madrid, con la sede central del PP, a Mallorca pasando por México); y mil, por el número creciente de casos judiciales.

Felipe VI, otro reinado, otro estilo, otras amistades, debería romper con esta tradición oscurantista del dinero familiar. Y si hay algo feo, dónelo a Cáritas/Ongs. Porque, si conocemos la fortuna del jefe del Gobierno, ¿por qué no vamos a saber la del Jefe del Estado?

Avatar de Usuario
Invitado

Los 'papeles de Panamá' cercan al rey Juan Carlos I

Mensajepor Invitado » Mié 20 Abr, 2016 6:14 pm

Imagen

Los 'papeles de Panamá' cercan al rey Juan Carlos I

La aparición de Pilar de Borbón y Corinna zu Sayn-Wittgenstein vinculadas a Mossack Buenaventura se suma a la cuenta que el monarca emérito tuvo en Suiza con la herencia de su padre. Preocupación en Casa Real por la posible publicación de más nombres vinculados a la Familia Real y a sociedades 'offshore'. Javier de la Rosa asegura que hay un depósito de 300 millones de Juan Carlos I en la cuenta opaca 'Soleado' gestionada por Arturo Fasana, imputado en Gürtel.'


La publicación de los papeles de Panamá trae de cabeza a la Casa Real desde que se publicó el nombre de Pilar de Borbón, hermana del rey emérito Juan Carlos I y tía del jefe del Estado, Felipe VI. Precisamente, el nombre de Pilar de Borbón fue el primero en ser publicado por los medios españoles integrados en el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (IJIC), La Sexta y El Confidencial, y supuso el epicentro del escándalo que ha ido trayendo el goteo de nombres vinculados al despacho panameño Mossack Buenaventura, experto en la creación de sociedades offshore (opacas) para desviar dinero a paraísos fiscales.

Además, en las últimas horas, otro nombre estrechamente vinculado a Juan Carlos I ha salido en los papeles de Panamá. Se trata de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, "amiga entrañable" del rey emérito, según ella misma, y su pareja sentimental durante varios años, según el entorno de Zu Sayn-Wittgenstein y el del propio rey mientras fue jefe del Estado.

Los detalles de la vinculación de Pilar de Borbón y Zu Sayn-Wittgenstein con los papeles de Panamá dejan numerosas incógnitas y casualidades que la actual Casa del Rey alimenta con un silencio absoluto, aunque, según ha podido constatar Público de fuentes del Gobierno e institucionales, mantienen en vilo a la Jefatura del Estado actual, primero, por el impacto que estas informaciones están teniendo sobre la imagen de la institución y, segundo, por el temor a que sigan publicándose nombres vinculados a la Familia Real o al entorno de ésta.

En agosto de 1974, un mes después de que el entonces príncipe Juan Carlos asumiera de forma interina la Jefatura del Estado debido al empeoramiento de la salud del dictador Franco, Pilar de Borbón se coloca al frente de la offshore denominada Delantera Financiera -creada en 1969- como presidenta. La sociedad fue disuelta el 24 de junio de 2014, cinco días después de que Felipe VI fuera proclamado rey de España tras la abdicación de su padre. De hecho, la Junta de la Empresa se reunió hora y media antes de la ceremonia de abdicación para firmar la disolución.

Por su parte, Corinna Zu Sayn-Wittgenstein intentó transferir 25.000 acciones de una empresa del estado norteamericano de Wyoming (Universal Protection Llc.) a una offshore de las Islas Vírgenes Británicas creada por Mossack Buenaventura. El contrato, según la documentación que maneja La Sexta, no se pudo ejecutar porque Industrail Consultancy carecía de una autorización de las Islas Vírgenes Británicas para actuar como fideicomiso.

Para llevar a cabo la operación con fecha del 14 de abril de 2003, Zu Sayn-Wittgenstein puso su dirección de Londres donde trabajaba con la empresa Boss & Co Gunmaker y utilizó como intermediaria una offshore ubicada en Gibraltar. Boss & Co es la empresa que organizó el viaje de novios del actual rey Felipe VI y la reina Letizia, entonces príncipes de Asturias, y lo hizo por petición expresa de Juan Carlos de Borbón a su entonces pareja Zu Sayn-Wittgenstein, según publicó la revista Vanity Fair.

Con los papeles de Panamá no es la primera vez que el rey Juan Carlos aparece vinculado a cuentas en paraísos fiscales- En marzo de 2013, El Mundo desveló la fortuna que el padre del monarca emérito, Don Juan, fallecido en 1993, poseía en el extranjero y que estaba muy lejos de la pobreza que se le achacó durante la Transición. Don Juan tenía 728 millones de pesetas en tres cuentas suizas, de los que el Juan Carlos I heredó 375 y las infantas Margarita y Pilar 172 y 131 millones, respectivamente. Casa Real aseguró que el entonces jefe de Estado cerró su cuenta suiza en 1995 y se gastó la fortuna heredada en "obligaciones y deudas contraídas por los condes de Barcelona", así como en "gastos determinados". Ningún papel ha acreditado jamás esta respuesta de Zarzuela.


El misterio de la cuenta 'Soleado'

El nombre de Juan Carlos I vinculado a depósitos en paraísos fiscales ya salió, asimismo, al estallar el caso Gürtel y ser imputado el financiero Arturo Gianfranco Fasana Fafa -que también aparece en los papeles de Panamá- por ayudar a Francisco Correa, cabecilla de la trama corrupta, a ocultar parte de su fortuna. Fasana gestiona la cuenta opaca Soleado, abierta hace dos décadas en un banco de Ginebra y gracias a la cual personalidades españolas mantendrían ocultas sus fortunas de miles de millones de euros evadidos a Suiza.

Soleado fue investigada, pero sólo en relación a los nombres vinculados a Gürtel. Así lo pidió Fasana y así se lo concedió a Fiscalía helvética, de forma que el resto de personalidades incluidas en la cuenta siguen siendo un misterio. Sólo Javier de la Rosa confesó al pequeño Nicolás, cuando éste se hacía pasar por alto cargo, que había un depósito de 300 millones del rey Juan Carlos I en la cuenta Soleado.

Avatar de Usuario
Invitado

Carta de Juan Carlos I al sha de Persia

Mensajepor Invitado » Mié 17 Ago, 2016 4:28 pm



Carta de Juan Carlos I al sha de Persia en 1977. Le pide 10 millones $ para apoyar a Suarez y a la monarquía:


Mi querido hermano:

Para empezar quisiera decirte cuán inmensamente agradecido estoy por que hayas enviado a tu sobrino, el príncipe Shahram, a verme, facilitándome así una respuesta rápida a mi petición en un momento difícil para mi país.

Me gustaría a continuación informarte de la situación política en España y del desarrollo de la campaña de los partidos políticos, antes, durante y después de las elecciones.

Cuarenta años de un régimen totalmente personal han hecho muchas cosas que son buenas para el país pero al mismo tiempo dejaron a España con muy deficientes estructuras políticas, tanto como para suponer un enorme riesgo para el fortalecimiento de la monarquía. Después de los seis primeros meses de gobierno de Arias, que yo estuve igualmente obligado a heredar, en julio de 1976 designé a un hombre más joven, con menos compromisos, a quien yo conocía bien y que gozaba de mi plena confianza: Adolfo Suárez.

Desde aquel momento prometí solemnemente seguir el camino de la democracia, esforzándome siempre en ir un paso por delante de los acontecimientos a fin de prevenir una situación como la de Portugal que podría resultar aún más nefasta en este país mío.

La legalización de diversos partidos políticos les permitió participar libremente en la campaña electoral, elaborar su estrategia y emplear todos los medios de comunicación para su propaganda y la presentación de la imagen de sus líderes, al tiempo que se aseguraron un sólido soporte financiero. La derecha, asistida por la banca de España; el socialismo,por Willy Brandt, Venezuela y otros países socialistas europeos; los comunistas, por sus medios habituales.

Entretanto, el presidente Suárez, a quien yo confié firmemente la responsabilidad del gobierno, pudo participar en la campaña electoral sólo en los últimos ocho días, privado de las ventajas y oportunidades que expliqué ya anteriormente y de las que se pudieron beneficiar los otros partidos políticos.

A pesar de todo, solo, y con una organización apenas formada, financiado por préstamos a corto plazo de ciertos particulares, logró asegurar una victoria total y decisiva.

Al mismo tiempo, sin embargo, el partido socialista obtuvo un porcentaje de votos más alto de lo esperado, lo que supone una seria amenaza para la seguridad del país y para la estabilidad de la monarquía, ya que fuentes fidedignas me han informado que su partido es marxista. Cierta parte del electorado no es consciente de ello y los votan en la creencia de que con el socialismo España recibirá ayuda de algunos grandes países europeos, como Alemania, o en su defecto de países como Venezuela, para la reactivación de la economía española. Por esa razón es imperativo que Adolfo Suárez reestructure y consolide la coalición política centrista, creando un partido político que sirva de soporte a la monarquía y a la estabilidad de España.

Para lograrlo, el presidente Suárez claramente necesita más que nunca cualquier ayuda posible, ya sea de sus compañeros o de países amigos que buscan preservar la civilización occidental y las monarquías establecidas.

Por esta razón, mi querido hermano, me tomo la libertad de pedir tu apoyo en nombre del partido político del presidente Suárez, ahora en difícil coyuntura; las elecciones municipales se celebrarán dentro de seis meses y será ahí más que nada donde pondremos nuestro futuro en la balanza.

Por eso me tomo la libertad, con todos mis respetos, de someter a tu generosa consideración la posibilidad de conceder diez millones de dólares como tu contribución personal al fortalecimiento de la monarquía española.

En caso de que mi petición merezca tu aprobación, me tomo la libertad de recomendar la visita a Teherán de mi amigo personal Alexis Mardas, que tomará nota de tus instrucciones.

Con todo mi respeto y amistad.

Tu hermano,

JUAN CARLOS

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

LOS NEGOCIOS DE JUAN CARLOS I: TREINTA AÑOS A CUERPO DE REY

Mensajepor Invitado » Lun 30 Ene, 2017 1:49 am

Imagen
Jordi Pujol y Don Juan Carlos, en Barcelona en 2003


La Policía implica al Rey Juan Carlos

El juez del ‘caso Pujol’ incorpora al sumario notas del comisario Villarejo que acusan al CNI de proteger a Pujol para que no desvele que el Rey Emérito tiene dinero en Suiza. El Centro replica que es falso y el juez investiga la actuación policial por ‘contaminar’ la causa

ESTEBAN URREIZTIETA


El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata acaba de incorporar al sumario judicial del caso Pujol varias notas policiales internas que sostienen la existencia de una negociación entre el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y el ex presidente catalán Jordi Pujol.

El objeto de estas supuestas conversaciones buscarían, siempre según estos informes, un trato judicial favorable para el clan catalán a cambio de que no desvele información sensible sobre Don Juan Carlos. Concretamente, que no cuente que el Rey Emérito tiene dinero en la cuenta Soleado de Gürtel.

Las notas internas han sido aportadas al sumario por el dueño de la agencia de detectives Método 3 y fueron elaboradas por el comisario José Manuel Villarejo. Con la introducción de estos documentos en la macrocausa contra los Pujol, la guerra entre un sector de la Policía y los servicios de Inteligencia españoles que viene librándose desde hace varios años se traslada por primera vez a la Audiencia Nacional, con consecuencias imprevisibles.

Imagen

EMERGE DE NUEVO LA MISTERIOSA CUENTA SOLEADO DE ‘GÜRTEL’

La cuenta suiza bautizada con el nombre de Soleado y administrada por el gestor Arturo Fasana constituye todavía una de las grandes incógnitas del ‘caso Gürtel’. La Audiencia Nacional determinó que el cabecilla de la trama, Francisco Correa, ocultó en este depósito abierto en Credit Suisse en febrero de 1995 fondos por valor de al menos 18 millones de euros. Sin embargo, la Justicia española no ha podido determinar la identidad del resto de empresarios que guardaban su dinero en ella. No en
vano, la Policía Judicial denunció que la información obtenida era «parcial», ya que «los extractos en los que se refleja el conjunto de movimientos existentes en las diferentes subcuentas que conforman la cuenta Soleado se encuentran tachados». Correa declaró recientemente sobre este asunto en el juicio de ‘Gürtel’ y advirtió: «Creo que no voy a decir más en esta sala porque entonces sería una revolución, abriríamos mañana, o esta tarde, todos los periódicos». Ya fuera de las dependencias judiciales este empresario ha reiterado que uno de los titulares era Don Juan Carlos y cuenta que él mismo recogía en Madrid a Fasana en el Palacio de la Zarzuela tras sus reuniones con el Monarca.


No en vano, a la vista del contenido de estos documentos, y tras comprobar que obran en poder del titular del Juzgado de Instrucción número 5, el CNI ha tomado la determinación, de manera extraordinaria, de romper su silencio y responder de manera contundente.

Fuentes oficiales de este organismo han declarado a EL MUNDO que la afirmación contenida en los informes de Villarejo no quedará sin respuesta, y apostillan: «La mejor manera de dignificar una mentira es citar al CNI».

A la vista de estos y otros elementos, el juez José de la Mata ha decidido abrir una nueva línea de investigación para esclarecer la actuación de la Policía en este asunto. De tal manera que al tiempo que rastrea las operaciones de la familia Pujol está dispuesto a hacer lo propio con las actividades de los investigadores.

El juez ha adoptado la decisión después de que el dueño de la agencia Método 3 le haya comunicado por escrito que dos antiguos trabajadores suyos colaboraron con la Policía en la elaboración de las referidas notas informativas a cambio de fondos reservados.

Según Francisco Marco, sus ex trabajadores Antonio Tamarit y Julián Peribáñez colaboraron con la Unidad de Inteligencia que dirigían los comisarios Villarejo y Marcelino Martín Blas y cuyas pesquisas propiciaron el origen del caso Pujol.

Fue esta Unidad la que logró que la ex novia de Jordi Pujol Ferrusola, el hijo mayor del ex president, compareciera ante la Policía Judicial y prestara declaración describiendo las actividades delictivas que había presenciado. Un testimonio que constituyó el germen del caso.

Marco sostiene que sus detectives, a los que acusa de traición, percibieron dinero público de los mandos policiales a cambio de realizar seguimientos ilegales y obtener diversa información que sería utilizada para la elaboración de sus documentos de trabajo.

Según algunos de estos documentos policiales –uno de los cuales se reproduce en esta página–, la clave de la intervención del CNI reside en la vinculación de Don Juan Carlos con la cuenta suiza Soleado, en la que ocultaba su fortuna el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa. «Algunos responsables del CNI negociarían con el propio Pujol de ayudarle [sic] a cambio de que no revelara las relaciones de altas personalidades del Estado español con la cuenta Soleado», reza textualmente una de las notas remitida por Villarejo a sus superiores en diciembre de 2014.

Pero no son sólo los informes de Villarejo los que intentan vincular al CNI en este asunto. Hace unos días, otros mandos policiales transmitieron al juez De la Mata que los servicios de Inteligencia estaban involucrados en la última remesa de información incorporada por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) al procedimiento.

Esos mandos precisan que el pendrive que esta unidad depositó en la Audiencia Nacional con documentación inédita de la familia Pujol y que ha servido de base para sus últimos informes –en los que se implica en la trama de Pujol a los ex secretarios de Estado del PP Juan Costa y José Manuel Fernández Norniella– también contiene información del CNI. Y que, por ello, enviaron una copia de este dispositivo a la sede del mismo. Las mismas fuentes del CNI también consideran «falso» este extremo.

A la vista del cruce de graves acusaciones, y al considerar que la Policía no acredita debidamente el origen de su información, el juez De la Mata teme que estas maniobras puedan provocar la nulidad de parte del caso. Así lo ha traslado recientemente en el seno de la Audiencia Nacional, tal y como aseguran a este periódico fuentes de este órgano judicial.
El instructor considera que Interior viene actuando de manera irregular desde hace varios años y que algunas de las pruebas que ha introducido en la causa podrían desembocar en su nulidad.

Por todo ello, el juez no ha querido quedarse cruzado de brazos y ha ordenado a la Policía Judicial la localización inmediata de los dos ex detectives de Método 3, Antonio Tamarit y Julián Peribáñez, con objeto de tomarles declaración y aclarar en qué ha consistido su colaboración con la Policía.

No en vano, el juez sospecha que la Policía utilizó a los citados detectives para obtener datos de los Pujol mediante el pirateo de los ordenadores del clan. La Fiscalía Anticorrupción respalda al magistrado y tilda abiertamente de «sospechosas» las fuentes policiales.



«Cuando el CNI recibe un órdago, dice ‘quiero’»

El Centro rompe su silencio ante la maniobra policial y anuncia que, como en el mus, ha llegado la hora de «enseñar todas las cartas»

E. U.


«Cuando el CNI recibe un órdago, el CNI siempre responde diciendo ‘quiero’». Estas son las palabras textuales que el organismo que dirige el general Félix Sanz Roldán ha trasladado a EL MUNDO a través de fuentes oficiales después de conocer el contenido de las notas policiales incorporadas al caso Pujol en la Audiencia Nacional.

Desde los servicios de Inteligencia recuerdan que han mantenido silencio hasta ahora aludiendo a razones de responsabilidad de Estado, pero que han decidido romperlo de manera excepcional ante la gravedad de las acusaciones que se vierten contra el organismo.

El CNI concibe la actuación de determinados mandos policiales como una partida de mus y considera que, como ocurre en el juego, «ha llegado el momento de enseñar todas las cartas». «No tenemos nada que temer porque no tenemos nada que ocultar», advierten.

En el «órdago» policial el CNI engloba no sólo las notas informativas del comisario Villarejo que lanzan graves acusaciones contra los servicios de Inteligencia, sino la posición de sus ex responsables en el Cuerpo, quienes a juicio del CNI realizaron actuaciones para perjudicar al Centro.

Otras fuentes próximas al CNI consultadas por este periódico atribuyen a un alto mando una frase inspirada en la que pronunció Jaime Carner, ministro de Hacienda durante el segundo Gobierno de Manuel Azaña, en relación con Juan March Ordinas. Asegura este mando que «o el Estado somete a Villarejo o Villarejo someterá al Estado», situando al policía, ya jubilado y sin pistola ni placa, al nivel del multimillonario contrabandista que financió a Franco. Y es que en el organismo creen que Villarejo ha utilizado su posición en la Policía como agente encubierto en diversas operaciones para hacer acopio de información sensible que, precisan, usa para sus propios intereses y pone en riesgo la seguridad nacional. Al tiempo que resaltan que ha compaginado su condición de policía con múltiples negocios.

Por su parte, Interior ha respaldado hasta el momento a Villarejo y ha avalado su doble condición de policía y empresario arguyendo que ha usado su estructura empresarial para realizar «operaciones de Estado».

Para poder entender este conflicto hay que recordar varias claves. El origen de las hostilidades se remonta varios años, cuando la relación entre José Manuel Villarejo y Marcelino Martín Blas, que dirigían una Unidad de Inteligencia bajo la tutela de la Dirección Adjunta Operativa, empezó a deteriorarse.

El gran punto de inflexión aconteció cuando Martín Blas, que compaginaba sus trabajos con Villarejo con la dirección de Asuntos Internos, implicó al hijo de su compañero y a media decena de mandos en las actividades de la mafia china de Gao Ping. Villarejo siempre sostuvo que ésta fue la venganza de Martín Blas contra él por recriminarle que sus pesquisas sobre los regalos recibidos por sus compañeros –jamones y entradas de fútbol– eran inconsistentes. Y ahora recuerda en el Cuerpo que la Justicia ha archivado el caso.

El bando de Villarejo, en el que milita el que fuera comisario del aeropuerto de Madrid Carlos Salamanca, identificó a Martín Blas como un hombre del CNI y declaró la guerra a este organismo.

Las agresiones se han ido trasladando desde entonces de un sumario judicial a otro. Intentando por todos los medios, ambas facciones, implicar al bando enemigo en medio de gravísimas acusaciones cruzadas de corrupción y manipulación de pruebas.

El primer gran escenario bélico fue el sumario que investiga por estafa al conocido como Pequeño Nicolás. En esta causa, Martín Blas vinculó a Villarejo con el joven por la vía de identificar a ambos en un parque madrileño a la misma hora. Martín Blas confundió a Villarejo con un jubilado de aspecto físico y andares similares y el patinazo le costó el puesto de comisario de Asuntos Internos. Máxime después de que el ex número dos de la Policía Eugenio Pino considerara que medió mala fe en su identificación. Asimismo, acusó a su subordinado de despachar con el CNI a sus espaldas y sin su previa autorización en «reuniones ilegales».

Martín Blas insiste en que investiga a Villarejo porque considera que es un «delincuente». En consecuencia, hace varios meses pidió su detención al juez Arturo Zamarriego, acusándole de instalar en su móvil un software espía. La Fiscalía tumbó la petición al considerar que no era más que una sospecha, pero ha situado la guerra en su punto más álgido.


EL MUNDO. LUNES 30 DE ENERO DE 2017

Avatar de Usuario
Invitada

LOS NEGOCIOS DE JUAN CARLOS I: TREINTA AÑOS A CUERPO DE REY

Mensajepor Invitada » Mié 01 Feb, 2017 1:25 pm

INVESTIGACIÓN
ESTEBAN URREIZTIETA 31/01/2017

El juez y la fiscal abroncan a la Policía por no acreditar las pruebas

El juez y la fiscal del caso Pujol han interrogado a destacados policías que han participado en la investigación para exigirles que acrediten el origen de la información con la que han elaborado sus últimos informes. A la vista de que las respuestas se han centrado en divagaciones, José De la Mata y Belén Suárez han llegado a abroncar a gritos a los agentes.Les acusan durante los interrogatorios, a los que ha tenido acceso EL MUNDO, de guardar la información confidencial de sus fuentes en «discos duros de andar por casa» que han sido destruidos; sospechan que los datos proceden de hackeos, y les advierten de que, o revelan sus fuentes, o emprenderán acciones contra ellos. Durante los últimos meses, la Policía ha usado su «información de inteligencia» para implicar en la trama a destacados ex altos cargos del PP y al propio Rey Don Juan Carlos.

Les acusan de incorporar «información sensible de un disco duro de andar por casa» y actuarán contra ellos por destruirlo

El juez José de la Mata y la fiscal Belén Suárez han tomado declaración durante los últimos meses a los policías que han intervenido en el caso Pujol para que acrediten el origen de las últimas pruebas que han aportado en el sumario y que implican en la trama del clan catalán a ex altos cargos del PP, al testaferro de Rodrigo Rato o a Zourab Tchokotoua, íntimo amigo del Rey Don Juan Carlos.Estos interrogatorios forman parte, tal y como desveló ayer EL MUNDO, de una nueva línea de investigación abierta por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional para esclarecer la actuación policial, en la que advierte numerosas irregularidades. Estas pesquisas afectan a los numerosos informes presentados por la Udef durante los últimos meses. Pero también a las notas internas policiales elaboradas por el comisario José Manuel Villarejo y que apuntan la existencia de una negociación del CNI con los Pujol para que, siempre según su versión, no delaten que el Rey Emérito tiene dinero en la cuenta suiza del caso Gürtel. Este extremo ha sido negado tajantemente por el CNI, que ha calificado la acusación como un «órdago» que no va a quedar sin respuesta.
Este periódico ha tenido acceso al contenido de los interrogatorios policiales, en los que los distintos agentes no son capaces de precisar el origen de los datos que han vertebrado sus informes, contenidos en su mayoría en un pendrive, provocando el enfado del juez y la fiscal.Ambos, cansados de las continuas imprecisiones de los agentes, pasan directamente a abroncar a los policías amenazándoles con tomar medidas contra ellos por haber expuesto el sumario del caso Pujol a una posible nulidad. Advirtiéndoles de que, si no les facilitan las pruebas, «ya las conseguiremos nosotros», en referencia a posibles acciones judiciales contra ellos. El magistrado y la fiscal consideran que la Policía ha venido entregando información que, sospechan, puede provenir del pirateo de los ordenadores del clan catalán, así como de otras fuentes ilícitas que podrían contaminar el procedimiento.En resumen, los policías que han comparecido en la Audiencia Nacional concluyen que existía «un disco duro» secreto situado en un despacho del órgano de gobierno de la Policía al que tenían acceso «tres personas» y en el que volcaban la «información sensible» que iban obteniendo de diversas fuentes confidenciales y que luego distribuían a los distintos procedimientos judiciales.
«De lo que estamos hablando es de un disco duro de andar por casa, ¿bajo la custodia de quién está?», preguntó a uno de los policías el juez De la Mata, certificando que no se cumplió ningún protocolo. «Bueno, estaba en nuestro despacho», respondió el agente. «En este despacho está esa silla», replicó el magistrado señalando el mobiliario y exigiendo concreción. «¿Dónde estaba? ¿Por allí encima de una mesa, para que lo cogiera cualquiera?». «En un cajón», aclaró el agente. «¿Quién tenía acceso a ese disco duro? ¿Cualquiera que pasaba por allí?», le recriminó el instructor del caso Pujol ante el silencio policial.

Les advierten de que deben probar la legalidad de su origen y si no "ya nos encargaremos nosotros"

Tras las preguntas del juez De la Mata, la fiscal Belén Suárez tomó la palabra en las diferentes comparecencias con mayor dureza que su compañero. «Usted ha dicho que ese disco duro que tenían en un cajón se ha destruido y no nos ha dado la razón, pero ya se lo preguntaremos, no se preocupe», amenazó. Acto seguido, Suárez sintetizó, desesperada, a uno de los policías el contenido de las declaraciones que ha venido escuchando. «Mire, esto... A lo mejor es que yo no me explico bien. En un procedimiento judicial, la Policía obtiene una información, la analiza y la aporta. Eso nos han explicado aquí todos los policías. En un atestado nos dicen que va a una base de datos de Inteligencia de la Policía, yo no me estoy inventando nada. Y decimos: 'Hombre, dígannos ustedes la ruta dónde está. Y resulta que todo es difuso: No, a mí me dieron un 'pendrive'; no, a mí me lo dio el DAO; no, a mí me dieron un 'pendrive' pero no lo vi nunca... No, esto es así y esto es andando...'», apostilló el Ministerio Público. «Se lo hemos preguntado a la Policía de Barcelona, a la Udef, a las personas de la DAO (Dirección Adjunta Operativa), ¿por qué nadie nos puede decir dónde está esa información? ¿Por qué no está incorporada a la base de datos que usan ustedes?», requirió la fiscal sin respuesta.Ante la indefinición generalizada el juez y la fiscal han bloqueado los nuevos datos aportados por la Policía en la causa hasta que se determine su procedencia y, en consecuencia, la veracidad de los datos.
Al mismo tiempo, preparan la citación de dos ex detectives de la agencia Método 3 para comprobar si, como ha denunciado ante el juez su ex jefe Francisco Marco, participaron en la elaboración de los informes policiales y las notas internas a cambio de fondos reservados que, según Marco, percibían denominadas unidades de inteligencia policial.

La reprimenda
«Todo es difuso».

La fiscal resume el testimonio de los policías: «Todo es difuso: 'Me dieron un 'pendrive', se lo di al DAO, no lo vi nunca...'. Esto es así y esto es andando».
«El disco duro».

El juez sobre el dispositivo en el que la Policía guardaba sus pruebas: «¿Dónde estaba, encima de una mesa para que lo cogiera cualquiera?»

http://www.elmundo.es/espana/2017/01/31 ... b4700.html

Avatar de Usuario
Invitada

LOS NEGOCIOS DE JUAN CARLOS I: TREINTA AÑOS A CUERPO DE REY

Mensajepor Invitada » Mié 01 Feb, 2017 1:38 pm

Editorial EL MUNDO
31/01/2017

Una información relevante que este periódico no podía ocultar

No toda la información que llega a un periódico se publica. Y ello por la sencilla razón de que no se puede contrastar o viola la intimidad de las personas o carece de interés público. Esto es elemental para cualquier periodista, pero es desconocido probablemente para muchos lectores. Nuestra obligación es siempre sopesar la relevancia de la información en relación al respeto de la privacidad y el honor de las personas, que también son derechos fundamentales.Esta reflexión previa viene a cuento de la exclusiva publicada ayer por nuestro periódico, en la que revelábamos la existencia de informes policiales que acusan al CNI de encubrir una hipotética cuenta del Rey Juan Carlos en Suiza.
Naturalmente nosotros no podemos determinar si el Monarca tuvo una cuenta en Suiza, de lo cual no tenemos ninguna prueba, pero lo cierto es que esas notas policiales existen y han sido entregadas al juez De la Mata que investiga a la familia Pujol.Esos informes han sido redactados por el comisario José Manuel Villarejo, que acaba de jubilarse, y fueron entregados en el juzgado por el dueño de la agencia de detectives Método 3, cuyos empleados cobraron de los fondos reservados por trabajos para la Policía.
Para quien lo ignore, Villarejo no es un comisario cualquiera. Ha tenido altas responsabilidades en la Policía Nacional y su labor fue defendida en el Congreso por el ministro del Interior.
Y, además, colaboró en la investigación judicial sobre los Pujol, lo que no significa que demos por bueno lo que dice en esas notas.
Si hemos optado por difundir la existencia de esos informes de Villarejo es sencillamente porque obran en poder del juez, porque son relevantes informativamente y porque su origen puede provocar la nulidad de parte de la investigación sobre los Pujol. Eso son los temores del juez y de la fiscal de la Audiencia Nacional, que, como hoy publicamos, interrogaron a los policías que han participado en el caso.
En el trasfondo de este oscuro affaire se halla la cuenta Soleado, abierta en Crédit Suisse en febrero de 1995, en la cual Francisco Correa, cabeza de la trama de Gürtel, depositó al menos 18 millones de euros. La cuenta estaba administrada por Arturo Fasana y se sabe que en ella había otros políticos y empresarios españoles, de los cuales se desconoce la identidad.

Hay que insistir en que pueden existir sospechas, pero que no hay ni la menor prueba de que el Rey Juan Carlos sea uno de los titulares de la cuenta.
Pero nos ha parecido relevante publicar que esto es lo que sugiere en sus notas el comisario Villarejo, que apunta hacia el Monarca sin citarle expresamente.
Hay otro elemento muy importante en la información que publicábamos ayer: la guerra entre un sector de la Policía y el CNI, que, sea por las razones que sean, es algo cierto y de lo que tenemos una absoluta constancia. Esto también debe ser conocido por la opinión pública, lo cual no significa que dudemos de la honorabilidad y el afán de servicio del general Félix Sanz Roldán.Pero lo que no es de recibo es que la investigación a la familia Pujol, que se demora sin motivo desde hace mucho tiempo, haya degenerado en un enfrentamiento entre los cuerpos de seguridad del Estado y entre los policías y los jueces.
El comisario Villarejo ha formulado graves acusaciones contra el CNI y lo ha hecho por escrito. Sus informes están el sumario. Y el CNI ha respondido a las preguntas de este periódico, subrayando que las notas de Villarejo son falsas e injuriosas. Fuentes del Centro han dejado claro que no van a permanecer con los brazos cruzados ante lo que consideran insidias del antiguo dirigente policial.Pues bien, ha llegado el momento de que la Justicia tome cartas en este asunto y proceda a investigar -como ya ha empezado a hacer el juez De la Mata- la veracidad de las notas de Villarejo.
No hay término medio: o Villarejo miente y hace un grave daño a las instituciones o dice la verdad, con todas las consecuencias que ello comporta.Lo que no debería pasar es que este asunto fuera objeto de comentarios y polémicas que, pasados unos pocos días, quedaran relegados al olvido. Necesitamos saber la verdad y sólo el poder judicial está en condiciones de esclarecer la veracidad de esas notas y de investigar hasta el fondo la trama de los Pujol.

http://www.elmundo.es/opinion/2017/01/3 ... b4575.html

Avatar de Usuario
Invitada

LOS NEGOCIOS DE JUAN CARLOS I: TREINTA AÑOS A CUERPO DE REY

Mensajepor Invitada » Mié 01 Feb, 2017 2:04 pm

Es curioso como ciertos articulos aparecen , desaparecen el mismo dia en El Mundo , modifican el contenido , los retocan pero nunca reconocen , ni explican porque!
Su intencion estaba clara asociar el nombre del Rey J.C. con la familia Pujol y ahora reculan , se dieron tanta prisa , tanto entusiasmo con publicar algo asi , que olvidaron los mas basico (es frecuente), dicen :
- "No tenemos pruebas"
Elemento fundamental para un periodista , para la credibilçidad de un periodico .
Las notas policiales no valen nada hasta que un juez las valida de la forma que sea, dándole
credibilidad para investigar, abriendo una nueva causa o incluyéndolas en el sumario del caso.
Ellos hacer caja del morbo sin esperar, sin importales lo principal, si lo que se cuenta es verdad.

Avatar de Usuario
Invitado

LOS NEGOCIOS DE JUAN CARLOS I: TREINTA AÑOS A CUERPO DE REY

Mensajepor Invitado » Sab 29 Abr, 2017 2:43 am

Imagen
UNA AMISTAD DE AÑOS. Villar Mir comenzó a tratar a Don Juan Carlos en la transición, sobre todo tras su nombramiento como ministro de Hacienda en el Gobierno de Arias Navarro (arriba). Sobre estas líneas, el Rey junto a Villar Mir en una imagen de octubre de 2016.


EL OCASO DE VILLAR MIR: APARTADO DE SU EMPRESA Y OLVIDADO EN PALACIO

Dejó OHL con una deuda de 15.000 millones de euros. Su hijo está vendiendo negocios y planea un posible ERE. Su amistad con Don Juan Carlos se ha enfriado y el juez Velasco le ha pedido información de su patrimonio dentro de la ‘operación Lezo’.

MARINA PINA

Imagen
Juan Miguel Villar Mir y Baldomero Falcones conversan con empresarios saudíes.


VILLAR MIR, UN TRABAJADOR SIN GANAS DE JUBILARSE

La presencia y el nombre de Villar Mir fue durante años símbolo de poder en España y en el extranjero. Su imagen fue la más representativa en las cumbres hispano-saudíes sobre la construcción del AVE, pese a que OHL tiene un porcentaje minoritario dentro de la obra. Aunque está ya fuera de la empresa que compró en 1987, su poder sigue presente. Prueba de ello es que Villar Mir fue el encargado de diseñar el ‘exilio’ dorado de su yerno, Javier López Madrid, y su hija Silvia. El ‘compi yogui’ fue nombrado el pasado 31 de diciembre director de Ferroglobe, la empresa de materiales de construcción fundada por el Grupo Villar Mir. Como presidente, López Madrid tenía que instalarse en Londres, donde están las oficinas principales. Desde allí el empresario vive con relativa calma sus problemas judiciales. De Londres vino cuando fue detenido dentro de la ‘operación Lezo’ y a la capital británica volvió tras declarar y pagar la fianza impuesta por el juez Velasco para conseguir la libertad provisional. En la City le acompaña su mujer, Silvia. Criada con unos valores cristianos muy profundos, la única hija de Villar Mir descarta divorciarse de su marido, al que ha defendido una vez condenado por las tarjetas ‘black’ y ante las acusaciones de la dermatóloga Elisa Pinto, con quien continúa en juicios.

Pese a todos los escándalos, Villar Mir sigue al frente del grupo que lleva su nombre. Lo preside y eso seguirá así de manera vitalicia, ya que no tiene pensado dimitir, por lo que su presencia en reuniones de alto poder será una constante pese a los disgustos.


EL PRIMER GOLPE FUE LA DETENCIÓN DE su yerno, Javier López Madrid, la semana pasada, acusado de pagar una comisión de 1,4 millones de euros a Ignacio González. La segunda estocada llegó el lunes. Con la sombra de la corrupción sobrevolando su cabeza, el juez Velasco ha pedido información sobre el patrimonio de Juan Miguel Villar Mir (86) en el marco de la instrucción de la operación Lezo, el empresario cuyo nombre durante años fue referente de poder y amistad con la monarquía, añade una mancha nueva a su expediente, problemas que le han alejado del Rey emérito.

Tal y como aseguran fuentes de total solvencia, la relación se ha enfriado en los últimos tiempos. “Ya no cazan juntos”, cuentan. Este hecho lo confirman fuentes de Casa Real. Aunque confiesan que no les consta si la amistad continúa o no, aseguran que Don Juan Carlos ha dejado de lado la caza hace algún tiempo. Las mismas fuentes insisten en que, independientemente de en qué deriven los problemas judiciales de Villar Mir, no van a comunicar una ruptura de relaciones como sí hicieron en el caso de López Madrid: “Son dos situaciones completamente diferentes, para empezar, en un caso era el Rey y en otro el emérito”, zanjan. Otras fuentes aseguran que la relación se enfrió “por culpa de Corinna”. A petición de la princesa alemana, secundada por Don Juan Carlos, varios empresarios aportaron 21 millones de euros en el Fondo Hispano–Saudí para realizar obras en el país del Golfo en 2007. En 2010 se liquidó la empresa y nadie recuperó la inversión.

“Villar Mir ha trabajado muchísimo, siempre ha sabido a quién bailar el agua pero el problema es que nunca delegó en las operaciones importantes y con algunas se equivocó”, resume a LOC una de las numerosas personas que ha trabajado con él.

Con su buen hacer se ganó la confianza del Rey emérito. Su trabajo como ministro de Hacienda durante el Gobierno de Arias Navarro le sirvió para acercarse al Monarca. De la política, Villar Mir saltó a la empresa privada y llegó a ser presidente de Altos Hornos de Vizcaya. En 1987 compró la compañía Obrascon, una empresa que tenía una deuda de seis millones de euros. Su excelente gestión hizo que la sociedad entrase en bolsa –convertida en OHL–. Ese mismo año fundó el Grupo Villar Mir.

La navegación y la caza le sirvieron para forjar amistad con Don Juan Carlos. Sobre todo la caza. Primero, coincidiendo en jornadas cinegéticas en El Castaño, la finca de la familia Botín. Después, en La Salceda, que adquirió Villar Mir en 2004. El Rey nunca ocultó la buena sintonía con Villar Mir, que se vio reforzada en dos momentos de 2011. A nivel personal, en febrero de ese año el emérito nombró a Villar Mir marqués de su propio apellido. A nivel profesional, la amistad le facilitó el contrato más importante para OHL. El consorcio español de Alta Velocidad consiguió la adjudicación de las obras del AVE Medina–La Meca. El consorcio está formado por 14 empresas y, a pesar de que OHL sólo posee el 6,21%, Villar Mir se erigió como uno de los líderes de la operación. La mediación de Don Juan Carlos junto con la ayuda de Shahpari Zanganeh, tercera esposa del millonario saudí Adnan Khashogghi, fue clave en la adjudicación del consorcio.

Imagen
Su amistad con Don Juan Carlos se enfrió “por culpa de Corinna”. Pero no es su único problema. El juez Velasco le ha pedido información sobre su patrimonio dentro de la ‘operación Lezo’ y su yerno Javier López Madrid ha sido acusado de pagar una comisión de 1,4 millones a Ignacio González.

La buena sintonía entre Don Juan Carlos y Villar Mir se reforzó gracias a la amistad entre los hijos de ambos. Silvia entabló amistad con las Infantas y su marido, Javier López Madrid, se hizo íntimo de Felipe VI. El matrimonio supo heredar las buenas artes sociales de Villar Mir y acogió a Doña Letizia en su casa. Compañeros de viajes y de yoga, su relación saltó por los aires a finales de 2014, según la versión de la Casa Real. Los problemas judiciales de López Madrid, quien estaba siendo investigado por las tarjetas black, un caso que le costó la condena a seis meses de prisión, terminaron con la amistad una semana después de que Doña Letizia le enviara el polémico mensaje de ánimo al compi yogui. Aunque la amistad de manera oficial finalizó en 2014, hasta marzo de 2016 López Madrid no dimitió de su cargo en la Fundación Princesa de Asturias.

Imagen
López Madrid abandonando la Audiencia Nacional el fin de semana.


LOS PELIGROSOS NEGOCIOS CON IGNACIO GONZÁLEZ

Una mañana de marzo un coche con conductor llega al palacio de Correos de Madrid, sede del Ayuntamiento de la capital. De él desciende un señor mayor. Lleva traje gris marengo y corbata estampada. Dentro del palacio le esperan Ignacio González y la entonces alcaldesa, Ana Botella. Los fotógrafos aguardan hasta que Juan Miguel Villar Mir entra en la sala para presentar, junto al presidente de la Comunidad de Madrid y a la alcaldesa, el proyecto de rehabilitación de Canalejas. Tal y como ha conocido LOC, “fue Villar Mir quien negoció directamente este acuerdo, como hace con casi todas las operaciones de OHL”. Dos meses después de ese negocio, Villa r Mir y su empresa, OHL, aparecían como unos de los donantes en el informe de los papeles de Bárcenas. Comenzaba así una debacle para el empresario que terminó este mes con la acusación y detención de su yerno, Javier López Madrid, y con su investigación.


La fortuna personal y tardía de Villar Mir llegó gracias a los pelotazos que consiguió tanto con OHL como con el grupo empresarial familiar. Este año, su patrimonio le ha valido el décimo puesto en la lista de los 200 más ricos de España que elabora EL MUNDO. Cifraban su fortuna en 3.400 millones de euros. Un patrimonio que le sirvió para acumular viviendas en Puerta de Hierro, Sotogrande y Palma de Mallorca, aunque en el Registro de la Propiedad ni él ni su mujer, Silvia de Fuentes, tengan nada a su nombre. A nombre de su grupo empresarial está el Blue Eyes, un yate de 60 metros de eslora que compró en 2012 por 60 millones de euros.

Villar Mir se denomina a sí mismo como “el antipelotazo” ya que le cuesta desprenderse de lo que adquiere. Quizás con esa definición se entiende mejor su actuación al frente de su grupo empresarial. En 2015 OHL reconoció un agujero de 13.000 millones de euros. Perseguidos por los problemas, en junio de 2016 el marqués dio un paso a un lado y OHL nombró a su hijo Juan presidente. Con este movimiento la empresa apartó al patriarca del grupo, ahorrando así explicaciones a OHL sobre las investigaciones que rodean a Villar Mir. Bajo la batuta de Juan, OHL ha empezado este año a deshacerse de negocios para conseguir liquidez.

Primero vendieron su participación en Abertis por 336 millones de euros. En febrero se deshicieron de 12 centrales hidráulicas por 255 millones de euros e ingresaron 40 millones por la venta de ZPSV, su filial especializada en la fabricación de traviesas para líneas de tren. Para terminar el mes, OHL vendió al dueño de PokerStar el 50% de su participación en las obras del Centro Canalejas. El grupo ganó 225 millones de euros, aunque permanece en la gestión de la rehabilitación con una participación del 17,25%. En marzo, la CNMV anunció que OHL abría la fase de liquidación del concurso del cercanías que iba a unir Móstoles con Navalcarnero. OHL consiguió la adjudicación de dicha obra en 2008, sin embargo, en 2015 anunció que iba a retirar la tuneladora y comenzó una lucha en los tribunales contra la Comunidad de Madrid, abriendo otro frente para OHL. Por último, el pasado lunes la CNMV anunció que OHL ya ha cerrado la operación de la venta de su complejo hotelero de lujo. La compañía va a ganar 138 millones de euros.

Bajo la presidencia de Juan Villar Mir, OHL ha conseguido ingresar 994 millones de euros en cuatro meses. Una cifra que preocupa a los trabajadores de la empresa ya que los rumores de que parte de ese dinero se va a utilizar para iniciar un ERE son cada vez mayores. Apartado de su empresa, con una relación con Don Juan Carlos casi inexistente e investigado en la operación Lezo, fuentes cercanas a Villar Mir aseguran que ha intentado que los problemas no le afecten: “Pese a todo, va a su despacho a diario”.

Imagen
Juan Miguel Villar Mir, Ignacio González, Ana Botella y Juan Villar Mir de Fuentes, actual presidente de OHL


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 29 DE ABRIL DE 2017

Avatar de Usuario
Invitado

LOS NEGOCIOS DE JUAN CARLOS I: TREINTA AÑOS A CUERPO DE REY

Mensajepor Invitado » Sab 06 May, 2017 2:50 am

Imagen
El Rey Juan Carlos junto a los tripulantes del nuevo ‘Bribón’, quienes también son sus amigos, en Sanxenxo, Galicia.


LOS PLANES CON AMIGOS DEL REY EMÉRITO EN GALICIA UNA VEZ AL MES

Encuentra en Sanxenxo la corte que ha perdido en Madrid. Allí participa en regatas a su medida junto a armadores, empresarios y banqueros como el presidente de Abanca. Cuando va, aprovecha para hacer ruta gastronómica.

NATALIA PUGA


LA NUEVA ‘CORTE’ GALLEGA DEL REY EMÉRITO
Una vez al mes recala en Sanxenxo, donde se rodea de empresarios y armadores con los que comparte pasión por las regatas



LA PRESENCIA DEL REY DINAMIZA LOS ASTILLEROS

La clase 6m de vela cuenta en la actualidad en competición con siete yates clásicos, pero la afición por esta modalidad que ha vuelto a popularizar el Rey Emérito va en aumento y está contribuyendo a dinamizar el sector en Galicia. El ‘Acacia’ con el que se estrenó el monarca en 2015 se restauró en los Astilleros Lagos de Vigo, que ahora se ha convertido en referencia para quienes apuestan por recuperar estas joyas de la navegación, de las que existen unos 300 ejemplares en el mundo. La otra gran punta de lanza es Astilleros Garrido de O Grove, Ayuntamiento limítrofe de Sanxenxo. Este último astillero está actualmente frenético de actividad, ultimando una nueva embarcación en cuya botadura se espera la presencia del Rey Emérito, uno de sus grandes eventos del verano junto con la posible presencia en la celebración de los 300 años del Colegio de Guardamarinas de Marín, también en la Ría de Pontevedra, aniversario al que sí ha anunciado ya la presencia Felipe VI, muy vinculado a esta escuela militar desde su juventud. El nuevo 6M, que conservará las especificaciones clásicas, pero ya con materiales modernos y tecnología avanzada, es propiedad del armador latinoamericano José Álvarez y se basa en el diseño de Juan Kouyoumdjian y Javier Cela, dos referentes en arquitectura naval. Su construcción es una señal más del resurgir de una clase centenaria de la que los barcos clásicos se construyeron antes de 1960. Este dinamismo del sector en la zona tiene otra clave que no se debe obviar, la factoría de material de navegación North Sails, ubicada en el Ayuntamiento pontevedrés de Cuntis y que ha fabricado las velas de las embarcaciones que compiten en la clase 6M. El máximo accionista del grupo propietario es Peter Dubens, armador del ‘Alibaba II’ y, de su mano, el Rey Emérito visitó la fábrica el año pasado, acompañado del presidente de la compañía en Europa, IB Andersen; y su homólogo en España, Pedro Campos.


LOS ACHAQUES DE SALUD Y ÁNIMO QUE rodearon la abdicación del ahora Rey Emérito parecen haber quedado atrás. La barba canosa y los movimientos lentos apoyados en una muleta no le impiden ocultar sus 79 años, pero ha recuperado esa espontaneidad que hacía años no le acompañaba y aquel carácter de simpático y campechano que le habían abandonado en los tiempos inmediatamente posteriores a dejar el cargo a su hijo Felipe VI. ¿Cómo lo ha logrado?

Una de las razones, incuestionable para quienes mejor le conocen, ha sido su regreso a sus añoradas regatas y la corte de amigos íntimos y fieles, a la par que discretos, de la que se ha rodeado en Sanxenxo. Hasta el Real Club Náutico de la ciudad gallega se desplaza una vez al mes y luce con orgullo su gorra de patrón de barco. De hecho, se le espera el fin de semana del 20 de mayo, pero su asistencia dependerá de las condiciones climatológicas.

Tras siete años años alejado de la vela, 2016 supuso un punto de inflexión para el monarca. Entonces, se creó en Sanxenxo un circuito de regatas que este año estrena su segunda edición con una competición que va desde el mes de marzo a noviembre, lo que le permite al Rey viajar cada 30 días hasta este destino turístico, uno de los más aclamados de Galicia. Don Juan Carlos suele llegar en viernes y regresar a sus obligaciones oficiales –ahora que las ha retomado– en domingo y, mientras tanto, disfrutar de un nuevo círculo de amistades en el que se siente cómodo y hace gala de su carácter campechano.

Este circuito de regatas cuenta con siete barcos clásicos 6m y dos de la misma clase en su versión moderna, cada uno con cinco tripulantes y capitaneados por esa nueva corte del monarca, más discreta de la que le rodeaba en épocas pasadas. Forman parte de ella: los empresarios Pedro Campos y José Cusí, presidente del Real Club Náutico de Sanxenxo y armador del Bribón, respectivamente, así como el banquero venezolano propietario del gran banco gallego, Abanca, Juan Carlos Escotec; el banquero gallego Francisco Botas, vinculado a la misma entidad; o el economista César Elízaga.

El arquitecto y armador Mauricio Sánchez-Bella Carswell también ha sido clave en ese regreso a la vela del Rey como armador del Acacia, el yate clásico con el que Su Majestad compitió en su primera regata siete años después de haberlo dejado. Lo probó y “le permitía navegar con seguridad, le gustaba y divertía”. Así que ya estaba todo hecho.


UN NUEVO ‘BRIBÓN’ PARA EL REY

Su reentré fue por todo lo alto: volvió a ganar regatas y a subirse a un Bribón. Ocurría en octubre de 2015. El Ian, un velero de 1929 gemelo del Acacia que José Cusí adquirió en Loviisa (Finlancia) por 65.000 euros tras ser completamente restaurado, se rebautizó como Bribón y pasó a estar capitaneado por el Rey Emérito. Ni el Acacia ni el Bribón son de su propiedad, pero como si lo fueran, pues los armadores son íntimos amigos y es con estos barcos con los que navega.

Otros amigos menos conocidos que le acompañan en su regreso pertenecen a la élite económica tanto nacional como extranjera. Son: José Luis Angoso o Peter Dubens y Tara Getty.

A su vez, las autoridades locales nunca desaprovechan tampoco la oportunidad de saludarle, siendo siempre incondicional el alcalde de Sanxenxo, Gonzalo Gonzalo Pita (del partido Sanxenxo Agrupación Liberal). También tiene una gran complicidad con el actual secretario de Estado para el Deporte, José Ramón Lete Lasa, ex jugador de baloncesto vinculado en el pasado a la vela y que en otoño eligió como primer acto oficial de sus nuevas responsabilidades políticas la entrega de premios del Circuito Nacional de 6M en Sanxenxo, donde ganó el Rey.

La corte gallega de amigos de Juan Carlos comparten con él agenda de fin de semana, de modo que cada vez que se desplazan a la pista del aeropuerto de Vigo vive una actividad frenética, con el jet privado de Juan Carlos Escotet siempre presente. Además, en regatas puntuales como la Rey Juan Carlos I El Corte Inglés Máster, que se celebra en septiembre, no faltan a la cita íntimos del monarca como Patricio Bertelli, marido de Miuccia Prada y consejero delegado de la firma de moda.

EL REY Y SU ‘TROUPE’ EN GALICIA
Estos son los culpables de que el Rey emérito haya recuperado una pasión que había olvidado: navegar. Son banqueros y ejecutivos de distinta procedencia.

Imagen
CÉSAR ELÍZAGA Patrón del ‘Ian’. Director ejecutivo del equipo Desafío Mapfre y socio del Náutico de Sanxenxo.

Imagen
J. CARLOS ESCOTET Armador del ‘Aida’. Economista venezolano y presidente de Banesco Internacional.

Imagen
JOSÉ CUSÍ Armador del ‘Bribón’. Amigo íntimo del monarca desde los 70 y compañero de regatas.

Imagen
PETER DUBENS Armador del ‘Alibaba II’. Empresario británico de Internet y fundador de Oakley Capital.

Imagen
FRANCISCO BOTAS Patrón del ‘Aida’. Banquero y consejero delegado ejecutivo de Abanca.


Ya en Sanxenxo, algunos se alojan en hoteles de lujo y otros, como el monarca, optan por la intimidad de residencias de amigos y todos se dejan seducir por los manjares de las rías gallegas. El Rey Juan Carlos es fiel a los percebes, su debilidad, pero no desaprovecha ninguna oportunidad de probar todo tipo de mariscos y pescados tanto en restaurantes locales como en otros de los alrededores con Estrella Michelín, como el Culler de Pau de O Grove, en el que se dejó ver el año pasado, y otros clásicos de la zona como el famoso Casa Román de Pontevedra. En todos ellos se muestra muy cercano a la clientela, que le retrata con continuos selfies y posados.

Las cámaras le persiguen todos los fines de semana, pero no las de la prensa, que siempre respeta la intimidad perseguida por el monarca en sus escapadas de fin de semana en la capital del turismo de las Rías Baixas, sino las de los fans más monárquicos que le paran en sus desplazamientos. Él siempre departe con quien se acerca a saludarle y pedirle un retrato, “nunca le falta una broma o una ocurrencia”, señalan en la villa.

El ambiente es distendido, y que está cómodo es más que evidente y lo hace saber, incluso bromeando con quienes asisten a sus regatas y presentaciones. El verano pasado bromeó con la prensa sobre el buen tiempo que le había acompañado en su última regata con un “en Galicia nunca chove”, así, en gallego del bueno, y el pasado abril, en su segunda regata de este año, en la que también recibió la licencia de honor de la Federación Gallega de Vela, regresó el rey más socarrón con un “ahora no navegaré de extranjis”.


IDAS Y VENIDAS

Ya antes de la abdicación había tenido que dejar de navegar. Varios años encadenando operaciones y el consejo médico de que no reunía las condiciones físicas para salir al mar le obligaron a abandonar su inseparable Bribón con el que cada verano surcaba las aguas de Palma, pero su afición por los veleros y la amistad de sus incondicionales han logrado lo que parecía imposible: que vuelva a las aguas, pero en esta ocasión a las gallegas.

La vela “ha sido siempre su gran afición” y, ya convertido en Rey emérito, comentó a su círculo más íntimo su deseo de volver a hacerlo, en especial ahora que está cada vez más alejado de otro de sus hobbies más exclusivos: las cacerías. La gesta no se presentaba sencilla, pero la maquinaria se puso en marcha y, siete años después de salir al mar por última vez con su Bribón, en septiembre de 2015 recuperó su deporte favorito a la vez que estrenaba la Regata Rey Juan Carlos I El Corte Inglés Máster de Sanxenxo. En aquella ocasión se echaba a las aguas de la Ría de Pontevedra capitaneando el Acacia, un barco de época de la clase 6M, pero tan sólo tardó un mes más en repetirse el tándem Juan Carlos-Bribón.

En 2015 se había recuperado de su última operación y tenía en su agenda más huecos vacíos de los que recordaba, más relajado de sus obligaciones como Jefe de Estado, pero le faltaban un barco y una regata que se adaptasen a su nueva situación. Los conseguidores fueron dos amigos incondicionales desde hace años y en los que se ha refugiado en esta nueva etapa de su jubilación, más sosegada tras unos primeros años de intensa actividad social –y mediática–: los ya citados Pedro Campos y José Cusí.

Con ambos había navegado en Palma en el pasado y siempre ha mantenido una relación muy estrecha. Amigo fiel del Rey Emérito desde hace décadas, José Cusí se había retirado al terminar la temporada 2011 del Circuito Audi MedCup e incluso vendió el anterior Bribón, pero ha recuperado su faceta de armador. Con autorización de la Casa Real, dieron el paso de bautizar con su nombre la regata El Corte Inglés Máster y buscaron un barco a su medida. Lo encontraron en las embarcaciones clásicas de la clase 6M.

Pese a su nombre, miden más de seis metros y, a pesar de que la mayoría tienen entre 70 y 90 años, están rehabilitados y ofrecen una gran seguridad a quienes lo navegan. “Todo lo que tienen de incómodos lo tienen de seguros”, defiende Pedro Campos, de modo que se adaptan como ninguno a los 79 años y las siete operaciones del Rey, quien celebra con sus nuevos amigos haber vuelto al mar gracias al Bribón y al Acacia.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 6 DE MAYO DE 2017

Avatar de Usuario
Invitado

LOS NEGOCIOS DE JUAN CARLOS I: TREINTA AÑOS A CUERPO DE REY

Mensajepor Invitado » Dom 19 Nov, 2017 11:55 pm


Jiménez Losantos pone a parir al REY Juan Carlos: "Sinvergüenza, violento y adicto al sexo"
Federico Jiménez Losantos carga contra el rey emérito (campechano) Juan Carlos I de Borbón. El periodista le llama sinvergüenza, dice que es socialista porque le gusta robar y acusa tanto a gobiernos del PP como a gobiernos del PSOE de consentirle demasiado a un viejo loco adicto al sexo y a la corrupción.
Federico habla de la relación inexistente del rey Felipe con su padre, y de la reina Sofía cansada desde hace años de las aventuras (Corina, Bárbara Rey...) del campechano, que recuerdan en la crónica rosa que es un homicida violento que mato a su hermano de un tiro con escopeta en la frente.




Volver a “La Casa Real”