Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Lun 02 Nov, 2020 4:20 pm

Imagen

La reina Sofía cumple 82 años sin Juan Carlos y volcada en las causas sociales

La emérita goza de buena salud y ha comenzado una gira por España para visitar los bancos de alimentos de diversas comunidades.


La reina Sofía celebra este lunes su 82 cumpleaños, marcado por la marcha al extranjero del rey Juan Carlos (82) hace tres meses y por el impacto de la crisis sanitaria que, aunque ha paralizado su actividad oficial, no le ha impedido volcarse en apoyar a entidades benéficas, causas sociales y eventos culturales.

Sofía goza de buena salud y la segunda ola de la pandemia, lejos de retraerla, la ha llevado a salir del Palacio de la Zarzuela para mantenerse activa y en contacto con la ciudadanía.

En las últimas semanas, de la mano de la Fundación Reina Sofía, ha emprendido una gira por los bancos de alimentos de diversas comunidades autónomas para mostrar su compromiso con los más necesitados ante la profunda crisis en la que está sumido el país.


Imagen


En su recorrido por España, donde en ocasiones ha viajado en AVE, la reina emérita ha mostrado de paso su respaldo al castigado sector de la hostelería y se ha dejado ver en restaurantes en Murcia y Toledo para degustar productos locales. Como en los últimos años, Sofía mantiene su compromiso medioambiental y de lucha contra los residuos en el mar.





En agosto, participó en la liberación de una tortuga en Mallorca, y pocas semanas después, se enfundó los guantes como una voluntaria más para coger basura de una playa de Málaga.

Asistió a la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias el 16 de octubre en Oviedo junto a los reyes y sus hijas, con quienes no aparecía en público desde hacía un año, si bien coincidieron unos días este verano en Palma en el Palacio de Marivent al poco de la marcha de España de Juan Carlos I.


Imagen
La reina Sofía junto a Leonor en los premios Princesa de Asturias.


La polémica por los presuntos negocios ocultos del rey emérito no ha afectado al estatus de doña Sofía, que mantiene su retribución del Estado, que este año ha sido de 111.854,88 euros.

No obstante, como miembro de la Familia Real no protagoniza un acto oficial desde comienzos de marzo, pocos días antes de que estallara la crisis de la covid-19.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 22252
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Assia » Mar 03 Nov, 2020 3:59 am

Segun Penafiel en su opinion Republica com.'' Corinna y el emerito han sido exenorados.'' En palabras claras: NO TENDRAN QUE DECLARAR ANTE LA JUSTICIA.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Mar 03 Nov, 2020 2:09 pm


La Reina Sofía cumple 82 años luchando por limpiar la imagen de la Corona

La Reina Sofía cumple hoy 82 años y lo hace en un año que jamás hubiese creído vivir. Su marido fuera de España, su hijo intentando limpiar la imagen de la Monarquía española, su hija la Infanta Cristina intentando superar este tiempo en soledad sin su marido, su yerno cumpliendo la condena de prisión... un sin fin de situaciones que han ido debilitando el muro de lealtad y honradez que levantó ella misma, sobre todo en el ámbito familiar.

Avatar de Usuario
Invitado

ERA UN REY MUY CAMPECHANO

Mensajepor Invitado » Mié 04 Nov, 2020 1:24 am


ERA UN REY MUY CAMPECHANO

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 22252
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Assia » Mié 04 Nov, 2020 11:28 am

Segun el diario Republica com. la fiacalia anticorrupcion esta investigando unas cartulinas de creditos opacas que utilizaron el Rey Juan Carlos I y la reina Sofia.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Vie 06 Nov, 2020 1:27 pm


La reina Sofía reaparece tras su cumpleaños apoyando a los músicos más jóvenes

En el momento más complicado de la Casa Real, doña Sofía sigue apostando por la cultura y el arte convirtiéndose en una gran defensora de los que peor lo están pasando en estos momentos. Con la sonrisa y la sencillez que le caracteriza, la reina emérita reapareció públicamente tan solo un día después de su 82 cumpleaños para disfrutar del recital benéfico que recauda fondos para becar los estudios de música en el extranjero para los más jóvenes.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Vie 06 Nov, 2020 2:10 pm

La sencilla Sofi está siendo investigada por defraudar a Hacienda pagando sencillamente en negro con tarjetas opacas. A esta familia no le basta con no pagar el agua, la luz, la gasolina ni los sueldos del servicio; siempre quieren más.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Sab 07 Nov, 2020 1:24 am

Imagen
LOS INJUSTOS ATAQUES A LA REINA SUFRIDORA Se ha publicado que era usuaria de las tarjetas de crédito que regalaban a su marido el Rey, pero fuentes de la justicia desmienten la filtración. Es el miembro más popular de la Institución.


LA REINA SOFÍA EN LA DIANA DE LOS ANTI-MONÁRQUICOS

Le ha salpicado el ‘affaire’ de las tarjetas de crédito en la investigación de su marido, pero ha vuelto a la vida institucional muy activa, a sus 82 años. Dicen que no sabe ni sacar dinero del cajero.

CONSUELO FONT


EL MARTES, DOÑA SOFÍA REGRESÓ A la agenda institucional de Zarzuela, de la que ha estado ocho meses apartada, presidiendo un concierto benéfico para dotar de becas a jóvenes músicos. A su llegada al Auditorio, el público asistente le dedicó una larga ovación mientras se escuchaban ¡vivas! a la Reina. Era la respuesta a la polémica desatada ese día por la filtración de una nueva investigación “secreta” (a voces) contra Don Juan Carlos remitida al Supremo por la fiscal general, Dolores Delgado, en la que algún medio incluyó a Doña Sofía, a quien por vez primera salpicaba la artillería dirigida contra su marido.

Cuando todo indica que el Rey Padre, que sigue en Abu Dabi, no será encausado por el asunto del millonario regalo saudí en 2008 al gozar de inviolabilidad, ahora le han abierto dos nuevos frentes: el viernes se conoció que la Fiscalía del Tribunal Supremo abrirá una tercera investigación después de que el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) haya alertado de nuevas irregularidades cometidas presuntamente por Don Juan Carlos. Esta se suma a la investigación por los gastos de unas tarjetas de crédito procedentes de cuentas cuyo origen trata de averiguar la Fiscalía, que presuntamente utilizó entre 2016 y 2018, cuando ya no era inviolable. Una de ellas, se ha publicado, podría pertenecer al empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, en cuyo castillo irlandés estuvo invitado en verano de 2017 junto a Marta Gayá.

El digital elDiario.es apuntó a Doña Sofía como titular de una de esas tarjetas por gastos realizados en unos viajes a Londres, y aunque la mayoría de los medios lo desmienten, el daño a su imagen estaba hecho. Algo que ha levantado ampollas, pues es el miembro más valorado de la familia real junto a Don Felipe, y además su condición de esposa “sufridora” en este país suma enteros y si no que se lo digan a Paloma Cuevas.

Aunque Zarzuela ha declinado hacer comentarios –“nunca nos pronunciamos sobre asuntos que están en manos de la fiscalía o judicializados”–, una fuente cercana a la Reina Madre asegura: “En esta brutal campaña de acoso a la Corona han dinamitado el reinado de Don Juan Carlos y ahora cargan contra Doña Sofía, que es intachable”, afirma a LOC. “Ignoran que ella no suele utilizar tarjetas ni lleva dinero encima, en la familia real se encargan habitualmente de esto ayudantes o escoltas que luego presentan las facturas a contabilidad. Tampoco ellos organizan sus viajes, a menudo ignoran en qué hotel se alojarán, ni siquiera se hacen la maleta. Pensar que la Señora, que vive una realidad un tanto naïf y se entera de poco, estuvo al corriente de con qué tarjeta se pagaba supone un desconocimiento supino de cómo funciona ésta y la mayoría de las monarquías”.

Este mazazo se suma a la amargura que la Reina Madre experimentó en agosto por la marcha del Rey Juan Carlos de España, hace tres meses. El lunes cumplió 82 años a muchos kilómetros del que sigue llamando “mi marido” y cuyo regreso a España se complica con el affaire de las tarjetas. Por ello, en la celebración que se organizó en Zarzuela –a la que acudieron su hermana Irene, la Infanta Elena con sus hijos y la infanta Margarita con Carlos Zurita–, no se respiraba alegría.

La partida de su marido ha hecho revivir a Doña Sofía los momentos peores de su existencia, cuando ella y sus hermanos Constantino e Irene tuvieron que huir de Grecia con sus padres los reyes Pablo y Federica hacia un exilio que emprendería también su hermano Constantino al ser despojado de la Corona. A ello se une que, tras vivir una gran tensión a raíz de la aparición en los medios de Corinna Larsen, Don Juan Carlos le pidió perdón por las humillaciones recibidas, abriéndose entre ellos una etapa de acercamiento amistoso que en 2019 llevó a Doña Sofía a confesar “Estoy mejor que nunca con Juanito”.

Se les vio en restaurantes con amigos, de regata en Sanxenxo, juntos ese verano en Marivent, y en la boda de Nadal. Antes, a finales de abril, habían realizado un inédito viaje a Alemania para ver jugar al balonmano a su nieto Pablo junto a las infantas Elena y Cristina y Claire Liebaert, madre de Urdangarin. Coincidió que ese 12 de abril, el Rey Felipe había renunciado ante notario a la herencia y a todo dinero sospechoso de su padre tras descubrir que figuraba sin su consentimiento como segundo beneficiario de la fundación Lucum, donde se depositaron los 100 millones de dólares saudíes, una parte destinados a garantizar el porvenir de Doña Sofía, las infantas y sus nietos si él faltaba.

Se originó un cisma familiar que un año después se plasmó en ese duro comunicado donde Don Felipe abjuraba de la herencia de su padre y le despojaba de su asignación. Curiosamente, Doña Sofía, que siempre hizo piña con su hijo en anteriores polémicas de Don Juan Carlos, esta vez pareció demostrar lo contrario con el acercamiento a su marido. Nuevamente sorprendió su actitud este verano en Mallorca, tras la marcha del Rey padre a Abu Dabi, pues permaneció prácticamente enclaustrada en Marivent sin dejarse ver con Don Felipe ni con sus nietas Leonor y Sofía, con las que años anteriores se prodigaba casi a diario. “A Doña Sofía le afectó mucho que Don Juan Carlos tuviera que marcharse después de lo que ha hecho por este país. Pese a que su matrimonio no ha sido modélico, para ella su familia es muy importante, le ocurrió con la Infanta Cristina cuando fue imputada por Nóos, la apoyó incluso cuando rompió con Don Felipe al despojarla del ducado de Palma”.

A la vez, su ausencia de la vida institucional, de la que desapareció desde que el 6 de marzo presidió el besapiés del Cristo de Medinaceli, hizo pensar que Zarzuela consideraba ahora a Doña Sofía un vestigio a borrar del reinado de Don Juan Carlos, aunque se adujo la pandemia para justificar su ostracismo. Fue en vano, porque en septiembre la Reina Madre decidió recuperar por su cuenta el protagonismo a través de su ONG, la fundación Reina Sofía, prodigándose sin parar. Soltó tortugas marinas en Baleares y limpió playas en Málaga, pero fue en otoño cuando sorprendió realizando una gira solidaria por España, a semejanza de la que hicieron Don Felipe y Doña Letizia en julio. Su objetivo era supervisar los bancos de alimentos, y así, mascarilla en ristre, ha desafiado el virus, recorriéndose Albacete, Ciudad Real, Toledo, Murcia y Las Palmas. Ha saludado a todo el que se le acercaba, y hasta ha tapeado en la Venta de Aires de Toledo y en El Amarre de Murcia.

También la vimos el 16 de octubre en los premios Princesa de Asturias, pues aunque su asistencia estuvo en duda, no quiso fallar a su nieta Leonor, cuyo discurso siguió emocionada. Con su regreso a la agenda de Zarzuela este martes parecía que las aguas volvían a su cauce, aunque nadie sospechaba que coincidiría con la polémica desatada por aparecer su nombre en el affaire de las tarjetas. Sin embargo los aplausos y el cariño que recibió ese día demuestran que ni escándalos familiares, ni corinnas, ni campañas de acoso ensombrecen la imagen de la que muchos consideran un ejemplo como Reina.


REGRESO A SUS ACTIVIDADES FAVORITAS





Acaba de retomar la vida institucional oficialmente, pero desde septiembre, Doña Sofía ha participado en actividades a su gusto a través de su fundación, casi todas ellas relacionadas con los animales y el medio ambiente, dos de sus causas favoritas. Soltó tortugas marinas en Baleares, limpió playas en Málaga con su remango habitual a pesar de pasar de los 80 años, y sorprendió realizando una gira solidaria por España parecida a la que realizó su hijo Felipe con Doña Letizia este verano. A pesar del coronavirus, se recorrió Albacete, Ciudad Real, Toledo, Murcia y Las Palmas (en la imagen de la derecha, de Splash News), donde reconoció el trabajo del banco de alimentos.



LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 7 DE NOVIEMBRE DE 2020

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Sab 12 Dic, 2020 2:36 am

Imagen

Títulos

El elegido para la nueva serie de Mediaset es ya más ridículo que lo que les puede salir

Rosa Belmonte

Lo peor no es que se anuncie una serie sobre Don Juan Carlos en su última etapa de reinado, lo peor es que se vaya a llamar «El Emérito», que es como llamar alcoba al cuarto o cabello al pelo. Como decir implementar, líneas rojas o te compro ese argumento. Una de las boludeces que repiten los papagayos. Al primero que se le ocurrió llamar emérito a Don Juan Carlos habría que lapidarlo con palomitas en la Plaza de la Armería, pero los que han seguido con el palabro tienen más delito. Manda narices querer ser tan paleto como los que ya lo usaban. Hasta en titulares de periódicos, Señor. Doy por supuesto que la intención con la serie es hacer algo serio. Que la productora Mandarina, a la que Mediaset ha encargado el proyecto, tenga en su catálogo «Señoras del (h)AMPA», podría hacerme soñar con una comedia loca, aunque me tempo que no. Pero, demonios, con ese título no puede haber seriedad. Es como si hubieran decidido titularlo con el federiquista «Campechano I». Dijo Alberto Caballero («La que se avecina») a Ángeles Caballero en una entrevista que lo único que reprochaba a nuestra monarquía es que no hubiera dado espectáculo hasta ahora. Pero él está en el campo de la comedia. Y esto que se nos avecina no lo parece.

Pretenden retratar los últimos años de Juan Carlos I (los últimos años como monarca, digo). Crisis económica y más aderezos. Además, Mediaset también va a hacer un documental. Ya veremos qué les sale más chistoso. Ya sé que son prejuicios, pero en el terreno de la ficción una piensa que la cosa se va a parecer más a «Felipe y Letizia» que a «The Crown». Además, en España nos sale mejor la realidad por episodios que la ficción (ahí tenemos el universo Pantoja y el universo Mainat, que el viernes dio una entrevista a «Equipo de investigación» sin saber que le iban a hacer la jugarreta de montarla como un careo).

Con lo de «El Emérito» nos puede pasar como cuando Edgar Neville y Conchita Montes fueron a ver «El gran galeoto», de José Echegaray. «Esto es como "La venganza de don Mendo", pero en serio», dijo Neville. Y Conchita reía cuando tenía que llorar.


Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Mar 05 Ene, 2021 4:13 pm

Imagen

La Infanta Elena acompaña al Rey Juan Carlos en Abu Dhabi en uno de sus cumpleaños más tristes

El padre de Felipe VI cumple 83 años en Abu Dhabi dos días después de que se haya filtrado su primera imagen en el país. Debilitado, no es el primer aniversario que la tristeza ensombrece

Un anciano camina ayudado por dos hombres en un malecón. Incapaz de mantenerse erguido, en el gesto se adivina el esfuerzo de alguien a quien caminar cada vez le resulta más difícil. Es Don Juan Carlos, quien se aleja del puerto de la isla de Yas, en Abo Dhabi, ayudado por dos escoltas. La imagen la tomó un turista, la difundió el programa 'Viva la vida' y ha recorrido todas las redacciones. Es la primera instantánea del padre de Felipe VI en el país que le acoge desde agosto y es, sin duda, la imagen de un anciano frágil al que no le ha gustado que trascienda.

El Rey Juan Carlos celebra este 5 de enero, víspera de Reyes, su 83 cumpleaños. Un aniversario difícil, que él esperaba festejar en España y que celebrará en Abu Dhabi casi en soledad. Porque, tal y como ha publicado Vanitatis y ha confirmado LOC después, Doña Elena se ha desplazado hasta el país del Golfo para aliviar un poco la melancolía del Rey Padre. Según la información de La Otra Crónica, la Infanta viajó llegó a Abu Dhabi el día 3 y aún permanece en el país.

Es la segunda ocasión en la que se hace público que la primogénita del Monarca se desplaza hasta su actual país de residencia. A finales del pasado mes, doña Elena también viajó a Abu Dhabi, coincidiendo con el 45 aniversario de la proclamación de Don Juan Carlos como Rey.

Imagen
Don Juan Carlos enterró a su madre en su cumpleaños en el 2000

Podría parecer que este es el cumpleaños más negro del Rey Padre, sin embargo, han sido varios los años cuya celebración se ha empañado por el devenir familiar. En 1992, Don Juan Carlos pasó el cumpleaños convaleciente. El Rey se había marchado después de Navidad a esquiar a Baqueira, como todos los años. Pero el día 28, cuando se dirigían al telesilla para volver a casa, un esquiador chocó contra él, provocándole una lesión en la rodilla que obligó al ex Monarca a pasar por quirófano. Don Juan Carlos celebró la Nochevieja en el hospital y su cumpleaños, convaleciente.

Ocho años después, para dar la bienvenida al nuevo siglo, la Familia Real se marchó a La Mareta. María de las Mercedes había pedido a su hijo que organizara todo para que pasaran la Nochevieja juntos y así lo dispuso Don Juan Carlos. Estuvieron también las infantas Pilar y Margarita con sus respectivos hijos. Llegaron el 29 de diciembre a la isla, Tenerife, y querían regresar la víspera de Reyes. Sin embargo, Doña María falleció de manera repentina, a causa de una parada cardiorrespiratoria, el 2 de enero, por lo que el Rey suspendió cualquier tipo de celebración de cumpleaños.

Algo parecido pasó en 2020. La infanta doña Pilar ingresó en el hospital el día del cumpleaños de Don Juan Carlos. Hacía un año que los médicos habían diagnosticado un cáncer de colon a la duquesa de Badajoz y aquel ingreso, provocado por una neumonía, era el final de la vida de la infanta, que finalmente falleció el 8 de enero.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Sab 09 Ene, 2021 2:24 am

Imagen
La imagen del Rey Juan Carlos, sostenido por dos escoltas.


JUAN CARLOS I
SU TRISTEZA POR NO PODER VOLVER A ESPAÑA POR SU CUMPLEAÑOS

El Rey Padre sigue a su pesar en Abu Dhabi y ni siquiera la visita de la Infanta Elena le saca de su postración. Muy afectado en su salud, pasa los días hablando con amigos y familia para paliar la nostalgia por volver.

CONSUELO FONT


"Deseando poder vernos pronto". Esta ha sido la coletilla repetida casi como un mantra con la que el Rey Juan Carlos ha agradecido las felicitaciones que le han llegado de sus amigos por su 83 cumpleaños este 5 de enero. Probablemente, el más triste de su vida pese al consuelo que le ha proporcionado la visita de su hija la Infanta Elena, de la que es uña y carne. Como publicó Vanitatis y confirmó LOC, Doña Elena viajó hasta Abu Dhabi tras las campanadas de 2021 para estar con su padre en esta señalada fecha, como hizo también en noviembre.

Su intención inicial cuando supo que su padre no regresaría por navidades fue pasar las fiestas allí con él, pero decidió aplazarlo a su cumpleaños para no dejar solos en esas fechas a sus hijos, Froilán y Victoria Federica, ni tampoco a su madre, Doña Sofía, con la que cenó en Nochebuena. La incógnita ha sido la Infanta Cristina, ya que Urdangarin, que obtuvo un permiso penitenciario, viajó a Vitoria con sus cuatro hijos para pasar las navidades con su madre, Claire Liebaert, pero nadie ha visto esta vez a la Infanta, a diferencia de años anteriores, en que se prodigaba por la ciudad con Iñaki. Según una fuente de su entorno, "a las hijas les daba pena dejar solo a Don Juan Carlos en estas fechas, así que no descarto que se hayan turnado para acompañarle y Elena lo haya hecho por su cumpleaños".

Además de Elena, algunos medios han publicado que al aniversario asistieron también otros familiares y amigos como Pedro Campos, íntimo suyo."Es totalmente falso, ni yo ni que sepa tampoco nadie del círculo de Don Juan Carlos en Sanxenxo nos hemos desplazado a Emiratos para festejarlo. Se publican muchas falsedades" asegura a LOC el regatista, en cuya vivienda de Sanxenxo pasó el Rey Padre su última noche en España la víspera de iniciar su exilio voluntario en Abu Dabi el 3 de agosto.

Desde entonces, el hermetismo en torno al Rey Juan Carlos, cuya intimidad está blindada por la familia Al Nayan, reinante en Abu Dhabi, especialmente por el todopoderoso heredero, Mohamed Bin Zayed y su hermano Mansur, propietario del Manchester City, dificultan contrastar detalles sobre su vida allí. Incluso hay dudas sobre el lugar donde se aloja, pues se afirma que es en una suite del lujosísimo resort Emirates Palace, pero la fuente antes citada disiente: "Ahora reside en una residencia de la familia real con todo tipo de comodidades, incluso han adaptado un mecanismo en los jardines para suavizar el calor imperante y que la temperatura sea primaveral".


AÑORANZA

Nada de esto parece satisfacer al Rey Padre, que en todo momento deja entrever en su círculo la añoranza que siente por España, según atestigua dicho allegado. "Lo está pasando realmente mal, cuenta las horas para estar de nuevo aquí". Lo que creyó sería una estancia corta, una especie de vacaciones hasta que amainara el temporal, según trasmitió a sus amigos, se está prolongando más de lo soportable para un anciano de 83 años, con la salud muy mermada por 17 intervenciones, la última a corazón abierto, y prácticamente atado a una silla de ruedas. Como se comprobó en la foto tomada el 29 de diciembre por un turista que hizo pública el programa Viva la Vida, donde aparece en un pantalán de la isla de Yas sostenido por dos escoltas. Un deterioro que ha desatado especulaciones sobre su salud, hasta el punto de que en diciembre se publicó que padecía coronavirus y estaba ingresado en el hospital Cleveland de Abu Dhabi, algo que desmintió Zarzuela.

Poco después, Don Juan Carlos confirmó que no regresaría por Navidad aduciendo "la triste situación de la pandemia en España y en el mundo, y por ser persona de alto riesgo". Era su ilusión, hasta el punto de que previamente hizo una regularización fiscal voluntaria de 678.392 euros por gastos de tarjetas procedentes de una cuenta a nombre de su amigo Allen Sangines-Kraus, que de poco le sirvió, pues de nuevo se desató la polémica.


A LA ESPERA DE LA VACUNA

La excusa de la pandemia tenía parte de verdad, pues según atestigua su allegado "desde Casa Real le insisten en que es arriesgado para su salud viajar en este momento, y él quiere creer que cuando llegue la vacuna, nada podrá impedirle volver". Algo que ya intentó en octubre, pero se paralizó por la filtración de nuevas investigaciones del Supremo. Y se le está poniendo muy cuesta arriba, pese a no estar encausado, dados los resquemores de Zarzuela de que se avive la campaña contra la Corona orquestada por Podemos, socios de Gobierno de Sánchez.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 9 DE ENERO DE 2021

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Sab 09 Ene, 2021 2:21 pm

Imagen

Sofía, la reina triste a la que le cuesta levantarse cada mañana: su vida enclaustrada con Irene

Alejada de la vida pública, ha pasado desanimada las Navidades. "Lleva unos meses muy duros", cuentan.


Si Sofía de Grecia echa la vista atrás en busca de su último recuerdo feliz, es probable que su mente se traslade a poco más de hace dos años, cuando celebró su 80 cumpleaños. Aquel dos de noviembre de 2018 la reina emérita de España recibió el regalo que más deseaba: reunir en torno a su mesa a toda la familia. El cisma creado por los problemas judiciales de su yerno Iñaki Urdangarin había terminado con las relaciones entre los Borbón y Grecia. Esa jornada todos estuvieron de acuerdo en posar juntos para una foto en la escalera de Zarzuela.

Se trataba de la primera vez en muchísimo tiempo que Felipe y Letizia se fotografiaban con la Infanta Cristina, apartada de la vida oficial y enfrentada a su cuñada y hermano. En la instantánea también estaba Juan Carlos en una postura que dejaba clara los problemas de movilidad de los que tanto se sigue quejando. Sus continuos problemas de salud y la desaparición de Corinna Larsen de su vida habían hecho que el emérito regresará a la tranquilidad del hogar. Pero todo estalló y esa foto sería algo imposible hoy en día. Sofía vive con profunda tristeza la desintegración de su familia, aunque la suya nunca ha sido una vida familiar al uso. No, desde luego, como la vida la de cualquier otra persona.

Fuentes cercanas a la madre del Rey cuentan que ha vidido estos días desanimada y con pocas ganas de celebrar las Navidades, algo inusual en una mujer a la que siempre le han gustado estas fiestas. Lo cierto es que la esposa de Juan Carlos lleva unos meses muy duros, por no decir casi insoportables. Es la gran damnificada por el tsunami que ha azotado la Casa del Rey, nacido de los escándalos sin fin de las cuentas opacas de su marido que han provocado su exilio forzoso desde hace ya más de cuatro meses.


Imagen
La reina Sofía con la tiara de la flor de lis


Ahora ella se queda en una posición muy delicada de cara al incierto papel que va a desempeñar dentro de la institución monárquica. "Creo que eso quedó claro con lo que pasó este verano en Mallorca ¿no?", en referencia a la foto en la que los Reyes no quisieron posar con ella. "No le van a dar ningún tipo de protagonismo. No pueden evitar que haga sus actos de la fundación que lleva su nombre y preside, pero si fuera por los actuales Reyes, no haría ni eso. Pero al Rey le duele, es su madre, pero, al mismo tiempo intenta que a Letizia y a él se les relacione lo mínimo con la anterior etapa de la monarquía", cuenta una fuente cercana al equipo de Felipe VI. Porque, en cualquier caso, la reina Emérita no ha cometido ningún delito.

Hace unos días la Emérita volvió a saltar a la actualidad porque la periodista catalana Pilar Eyre, que acaba de publicar su libro sobre Juan Carlos Yo, el Rey, aseguraba en un plató de televisión que Sofía era una mujer muy distinta a la imagen que teníamos de ella los españoles: "Altanera, clasista y desprecia a los españoles".


Imagen
La reina Sofía reaparece por las calles de Mallorca tras la marcha de Felipe y Letizia


"Esa señora [Eyre] no ha debido hablar con la reina Sofía en su vida. Es una mujer muy amable y cariñosa que ha dedicado su vida a España y los españoles. ¿Cómo alguien puede decir esto aunque sea para vender libros? La madre de Felipe VI es de todo menos clasista, ¿y eso de que nunca da las gracias? Es absurdo. Los que hemos trabajado con ella sabemos que es todo lo contrario. Probablemente sea una de las personas más educadas de la tierra", revela una persona que trabajaba en Zarzuela hasta hace unos pocos meses.

Pero, ¿cómo es en realidad la madre de Felipe VI? Ella misma se definió ante la periodista Pilar Urbano como "una persona más bien reposada, introvertida y algo tímida". Y los que la tienen cerca añaden que es "una mujer escrupulosamente exquisita, educada, sensible y siempre pendiente de no dejar a nadie de lado en su trato personal. Es persistente en sus ideas y no es fácil hacerle cambiar", concretan. "Otra de sus virtudes es su compromiso con la lealtad, su amor a la verdad y su sinceridad por encima de todo. Es muy detallista, lo que la lleva a cuidar a los demás, a no olvidar fechas significativas para sus familiares y allegados, a estar pendiente de lo que les gusta y lo que les disgusta. Un rasgo que sorprende es su gran sentido del humor. Es una persona graciosa, divertida, que cuenta chistes y que se ríe sin complejo alguno con sonoras carcajadas cuando algo le hace gracia", confiesa una de las pocas amigas que le quedan a la Emérita en la capital española.


Imagen
Doña Sofía, de joven, junto a sus hermanos.


Las declaraciones de Eyre se han sumado a las tristezas de 2020. Sin duda, las Navidades más tristes de la Emérita. Sofía no realiza los planes que tenía pensados. La idea era compartir las fiestas en Atenas, capital de Grecia, con sus hermanos, Constantino e Irene, pero la pandemia y el delicado estado de salud del ex rey griego lo han hecho imposible. Así que su hija mayor, la Infanta Elena, ha sido su única compañía. Con ella y con sus dos hijos, Felipe y Victoria, pasó la Nochebuena, luego recibió la visita en Madrid de la Infanta Cristina y dos de los suyos, Miguel e Irene, pero no en fechas señaladas. Fue una parada fugaz en Madrid para tomar rumbo a la prisión de Brieva (Ávila) para poder visitar a su marido y padre, Iñaki Urdangarín. Realmente, su única y permanente compañía es la de su hermana Irene. Ambas viven enclaustradas durante la pandemia en la jaula cada vez menos de oro de la Zarzuela.

Aunque muchos se sorprenderán, a quien más ha echado de menos la Reina en estas fechas ha sido a su marido, Juan Carlos, que lleva en Abu Dabi, la capital de Emiratos Árabes, desde el pasado 3 de agosto. Porque lo cierto es que antes de su exilio forzoso, el Emérito había vuelto a pasar tiempo en Zarzuela y a buscar la compañía de su mujer, la única persona dentro del recinto que todavía le trata con cariño."‘Es que es su compañero de una vida que no ha sido fácil para ninguno de lo dos y tienen tres hijos en común y ocho nietos. Claro que le echa de menos. Además, ella conoce en sus propias carnes el dolor del exilio y sabe que no lo está pasando bien, que se muere por volver", añade el exempleado de la Casa del Rey.


Imagen
El dolor de la abuela Sofía: Letizia le prohíbe ver a sus nietas, según un medio francés


Este acercamiento quedó probado cuando, antes de la partida de su marido a Abu Dabi, Sofía se puso de nuevo su anillo de compromiso. La emérita está convencida de que él volverá al redil. "Que se cuestione todo lo que ha hecho don Juan Carlos para dañar a Felipe VI es lo peor que le podía pasar a la Reina. Lo vivió con su madre, la reina Federica de Grecia, quien, al quedarse viuda, fue usada para derrocar a su propio hijo, Constantino. Una situación familiar le aterra y cree que es lo que está pasando ahora mismo", cuenta la misma fuente.


La tristeza de Sofía

La consecuencia de esta soledad en Navidad es que Sofía está sumida en una gran tristeza. "Muchos días le cuesta levantarse de la cama", revela una de las pocas amigas que la Emérita tiene en la capital española. ¿La razón? Si hay algo que desestabiliza el ánimo de la madre de Felipe VI, que es soberana 24 horas al día por los siete de la semana, son los terremotos que pueden provocar la caída de la Corona, que es en lo único que cree de verdad. Y eso es lo que está pasando con todo el asunto de Corinna y las cuentas, los maletines y las fotos de las cacerías", sentencia.


Imagen
Los desplantes del rey emérito a su mujer han sido constantes desde que se casaron a los 23 y 24 años, respectivamente.


Pero no siempre fue así. Nada más llegar a ser reina, en el año 1975, "la griega", como le llamaban los españoles, se dedicó a ejercer su nueva labor: disfrutó de las ceremonias, viajó por el país conociéndolo, aprendió las tradiciones y sobre todo, fue la sombra de su marido. La cosa empezó a cambiar en 1992, el año en el que la revista Época llevó a su portada el romance entre Juan Carlos y Marta Gayá, bautizada desde entonces como la dama del rumor.

Sofía se sintió humillada públicamente y le pidió a Sabino Fernández Campo, jefe de la Casa del Rey en aquel momento, que solicitara contención a los medios de comunicación. Aquellas fotos se sumaron a la distancia que su marido, física y emocionalmente, había puesto entre ellos, lo que hizo que la madre de Felipe VI se volcara en dos cosas: su trabajo y sus hijos.

"Es que lo que dice Pilar Eyre de que ha sido mala madre… Todas hemos sido malas madres alguna vez, pero Sofía lo ha dado todo por sus hijos y si no que se lo digan al resto de las madres de las clases del Rey y las infantas. Nos tenía fritas. Quería que los tratáramos por igual, como a todos los demás. Estaba pendiente y siempre encima. Cuando dice que su nuera controla a la princesa de Asturias y a la infanta Sofía me acuerdo de su suegra, era exactamente igual", concluye la amiga de la emérita.

Esta férrea disciplina que ha llevado siempre y que antepone sus obligaciones a todos lo demás es lo que le ha permitido mantenerse al lado de Juan Carlos desarrollando una vida oficial que nada tiene que ver con la privada. Los reyes eméritos llevan muchos años separados, pero sus obligaciones institucionales les mantuvieron unidos.


Imagen


Ha habido momentos en los que la única comunicación entre ambos se producía a través de sus secretarios. Sofía siempre ha sabido que su esposo llevaba una vida al margen, primero con Marta Gayá y luego con Corinna Larsen. Lo único que pidió siempre fue discreción. Es la difusión de esa otra vida de Juan Carlos por parte de Larsen la que incomoda a la reina emérita, así como las informaciones que pueden perjudicar a la institución y, en concreto, a su hijo.

Oficialmente, Sofía sigue en activo en la Casa del Rey, pero su presencia ha disminuido considerablemente. Aun así se deja ver en actos culturales, acciones medioambientales y en visitas a diferentes sedes del Banco de Alimentos, una de las tareas en la que está más implicada. Esa profesionalidad con que la reina emérita ejerce su trabajo sufrió un pequeño resbalón en el momento de su llegada a Oviedo para los premios Princesa de Asturias, el pasado mes de octubre un periodista quiso saber si hablaba con Juan Carlos desde que dejó España. "Ay, menuda pregunta", se le oyó decir mientras se alejaba de las cámaras.




Volver a “La Casa Real”