Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Mar 06 Mar, 2018 7:19 pm

Imagen

La nueva vida de ‘pareja’ de los Reyes eméritos

Los actos organizados alrededor de su 80 cumpleaños han hecho a los padres de Felipe VI retomen una agenda en común más repleta


En lo que llevamos de año es habitual ver a don Juan Carlos y doña Sofía juntos. La agenda que el palacio de La Zarzuela ha confeccionado para los Reyes eméritos está llena de actos que tienen que ver con el homenaje que Felipe VI quiere rendir a sus padres con motivo de su 80 cumpleaños, cifra que don Juan Carlos alcanzó el pasado 5 de enero y a la que llegará doña Sofía el 2 de noviembre. Esta circunstancia está haciendo que lleven más vida en pareja.

El lunes acudieron juntos, por ejemplo, a la Real Academia de la Historia y este martes asistirán, unidos de nuevo, a un concierto homenaje a las victimas del terrorismo en el Auditorio Nacional de Música. Eso sí, luego se separarán ya que don Juan Carlos presidirá el acto de presentación de los carteles de la Feria de San Isidro, donde también se le hará entrega del galardón de Embajador Universal de la Tauromaquia –la Reina emérita está en contra de los toros–. Y, el fin de semana, don Juan Carlos viajará a Chile para asistir a la investidura del presidente Sebastián Piñera.

Pero lo que más sorprende es que los Reyes eméritos han compartido, que se sepa, dos momentos alejados de la actividad oficial. Un viaje a Ginebra para ver a los Urdangarin-Borbón y un almuerzo con amigos en un restaurante de La Moraleja a donde se les vio llegar sonrientes y en animada conversación. Una imagen inédita para una pareja que desde hace años solo se relacionaba en el ámbito oficial y en importantes actos familiares ya que llevan vidas separadas.

Desde que se produjo el relevo en la corona en 2014, la tirantez entre ambos se ha ido relajando poco a poco. Dos años antes, Corinna desapareció de la vida de don Juan Carlos tras el accidente en Botsuana, en abril de 2012. Este suceso supuso un punto de inflexión institucional y personal en la vida del entonces Rey que tuvo que pedir disculpas: "Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir". Don Juan Carlos es ahora más discreto en sus idas y venidas y pasa mucho tiempo con sus amigos de toda la vida en el extranjero.

Doña Sofía lleva su rutina de siempre junto a su hermana Irene y sus nietos. Es decir, cada uno hace su vida pero ahora son capaces de relacionarse algo más sin la evidente tensión de antes que ni el protocolo lograba ocultar en ocasiones .

Don Felipe cuida y protege a su madre. Si la Reina emérita ha sido la pacificadora, la mediadora en la familia, el ahora Rey hace ese papel con sus padres. De su madre, don Felipe ha heredado muchas cosas, entre ellas el sentido de la responsabilidad y una cierta timidez. El Rey está haciendo todo lo posible por esta armonía familiar.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Mié 04 Abr, 2018 7:50 pm


Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Jue 05 Abr, 2018 1:49 pm

Imagen

Sofía, la eterna sufridora de la Familia Real: los desplantes de su marido, su nuera y su nieta

No es la primera vez que la emérita sufre una humillación pública como la protagonizada este Domingo de Resurrección.


El rifirrafe que la reina doña Sofía (79 años) y Letizia (45) protagonizaron el pasado domingo en la tradicional misa de Pascua ha suscitado todo tipo de respuestas y reacciones. El inadmisible forcejeo de suegra y nuera para evitar que la reina emérita se fotografiase junto a sus dos nietas ha dado la vuelta el mundo y no ha habido medio de comunicación (nacional e internacional) que no haya hecho alusión a un acontecimiento que despierta, de nuevo, oscuros fantasmas del pasado. No es, ni de lejos, la primera vez que la reina doña Sofía (79) sufre en sus propias carnes la humillación pública de un miembro de su familia. La monarquía debe ser ejemplarizante y el revuelo (como de costumbre sin aclarar) de las dos reinas a las puertas de la Catedral de Mallorca no ha hecho más que ensuciar la imagen de una institución que está herida de muerte desde hace ya algunos años.


Imagen

El caso Botsuana

La relación marital entre el rey Juan Carlos (80) y la reina Sofía (79) ha sido objeto de debate desde tiempo inmemoriales. Hubo un tiempo en que los medios de comunicación preferían mirar hacia otro lado y no airear las correrías del monarca. Sin embargo, cuando el caso de corrupción Nóos estalló en el núcleo interno de Zarzuela, las alfombras de Palacio empezaron a levantarse. Y no solo desde que se señalase a Urdangarin (50) como un experto de guante blanco, sino que el propio Juan Carlos I (80) se coronó como el rey de las escapadas cuando el 14 de abril de 2012 era descubierto cazando elefantes en Botsuana junto a una entrañable amiga con quien mantenía una especial relación desde hacía ocho años.

Aquella situación puso a la reina Sofía en la peor de las situaciones. Un avión privado desde el Delta del Okavango ponía rumbo hasta la Clínica San José de Madrid para operar de urgencia al rey de España que volaba con una fractura en tres fragmentos de la cadera derecha. Una sonrisa a destiempo y una visita forzada. El trago más amargo y un mazazo en toda regla para la incansable compañera que lo había acompañado durante más de cuatro décadas.


Imagen

Bárbara Rey y otras amantes

En enero de 2017, vio la luz uno de los mayores escándalos en la historia de la monarquía contemporánea. Según publicó OKDario, el CNI habría pagado 500 millones de pesetas con fondos reservados en Luxemburgo para mantener en silencio a la vedette Bárbara Rey (68), presunta amante de don Juan Carlos. Aquella exposición pública de tejemanejes de alcoba con parches económicos fue tan solo la punta del icerberg de una ristra de balazos que el digital sirvió contra Zarzuela en densos fascículos. En marzo de ese año, el mismo medio de comunicación publicó una grabación privada de don Juan Carlos I en la que se refería a la mallorquina Marta Gayá como my girlf (mi novia). 27 años después de esa grabación y con el dolor de asumir que Corinna no era la persona adecuada, Juan Carlos I era 'cazado' en Irlanda con la anteriormente citada, la interiorista Gayá. "Lo estoy pasando muy mal", llegó a declarar en audiencia privada la reina doña Sofía tras meses de escándalos y juicio público por el cuestionable comportamiento de su marido. Más que como esposo, como Rey de España.

La escena brutal en la que la princesa Leonor le retira el brazo a su abuela La escena brutal en la que la princesa Leonor le retira el brazo a su abuela Jesús Carmona Tras la amonestación de su madre, la heredera al trono se desprende bruscamente del brazo de la reina Sofía ante la impertérrita mirada del rey Felipe VI.


Imagen

Letizia le da donde más duele

Resulta complicado aventurarse a poner una fecha que marque el inicio del desencuentro original entre las reinas Letizia y Sofía. Según apuntan voces expertas, la fricción entre ambas comenzaría con los impedimentos por parte de Letizia para que Sofía visite a sus nietas. Según publicó la periodista Pilar Eyre, la reina Sofía, en una reunión familiar en Grecia "contó emocionada lo responsable que se había vuelto Juan Urdangarin y lo educada que era Victoria". En cambio, la reacción de la emérita fue tremendamente diferente al hablar de Leonor y Sofía: "¡No sé cómo están! ¡No las veo nunca! ¡No me dejan verlas! Yo, que vivo al lado, no puedo ir a su casa ¡y sin embargo la madre de Letizia está siempre ahí metida!". Una anécdota que cobra sentido con la última (y polémica) aparición pública de las dos mujeres de la vida del rey Felipe VI. Dos de los grandes desplantes de Letizia a la reina Sofía son los que atañen a la anécdota del picadero de Zarzuela y la relativa a los caramelos de anís, absolutamente prohibidos en la equilibrada dieta de las infantas.


Imagen

El golpe definitivo, el de su nieta Leonor

Leonor de Borbón y Ortiz fue concebida, criada y educada para reinar. Sus curiosos gustos, sus extraños gestos ante las cámaras y sus impávidas sonrisas en la imposición del Toisón de Oro dejaron al descubierto una versión más madura y menos infantil de la princesa de Asturias, un cargo que ya se cree. Jaime Peñafiel se atreve incluso a deslizar una anécdota que, de ser cierta, podría estar dejando al descubierto el incipiente carácter de la heredera a la corona de España: "Dos madres de compañeras de colegio de la niña toisonada me cuentan que ésta les había dicho: "De ahora en adelante, tendréis que hacerme la reverencia", escribió el veterano periodista para LOC. En un desplante sin parangón, la primogénita de los Reyes de España ha protagonizado una brega intolerable con su propia abuela, la reina emérita.

Para perplejidad de todos, Leonor aparta de malas formas el brazo de doña Sofía en presencia de Letizia, Felipe VI e incluso del impedido Juan Carlos I, que contemplaba la indescriptible escena desde un segundo plano apoyado en una muleta.



Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Mar 12 Jun, 2018 11:21 pm

Imagen

Lo que doña Sofía y Alfonso Díez intentarían esconder al rey Felipe

Aseguran que el Rey prohibió que se recibieran las llamadas de Alfonso Díez en Zarzuela: "A ese señor no se le coge más el teléfono".

Aunque pensábamos que se había zanjado el tema del presunto romance/amistad entre Alfonso Díez, viudo de la duquesa de Alba, y la reina emérita Sofía, nuevos rumores se han hecho públicos esta semana. Tal y como desveló Beatriz Cortázar en esRadio, el asunto desvelado por la periodista Pilar Eyre en realidad venía de Vanity Fair Italia, pero lo cierto es que es de todo menos un asunto pasional. "Eso ya me despertó cierta alarma, porque Alfonso Díez ha estrechado amistad con uno de los consejeros de Vanity Fair España, Pascual, que es su consejero delegado". Además, el propio Alfonso pidió que se zanjase el asunto, que él no había filtrado y que, en lo personal, "le agobia muchísimo".

Esta semana nuevos rumores salen a la luz gracias a la columna de Eyre en Lecturas. Según escribe, no habrían cesado las "llamadas, mensajes, cartas, regalitos, un par de encuentros en las afueras de Madrid" entre doña Sofía y Alfonso Díez desde la muerte de la duquesa.

"Hablaron mucho, la reina llamaba a Liria para interesarse por su estado, se ponía Alfonso y después la cosa siguió", escribe citando palabras de Beatriz Cortázar. "Cuando destapé esta bonita amistad, me cotillearon que un Felipe algo molesto había dicho en Zarzuela: 'A ese señor no se le coge más el teléfono'". Un prohibición que no habría sido aceptada por la Reina emérita: "En estos momentos, la amistad entre Alfonso y Sofía ¡sigue viva y discreta!", asegura Cortázar, según Eyre.

Avatar de Usuario
Invitada

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitada » Mié 13 Jun, 2018 10:25 am

El unico merito de esta mujer es llevar los cuernos sin amar pataletas, otras divorcian con hijos, siendo obreras , empleadas, ella tan acostumbrada a sus privilegios, aguanta lo que haga falta, una vida agradable viviendo en Londres antes , ahora en Grecia , en España unicamente cuando su agenda la obliga.
Ni ha vivido , ni vive en España, buena vida ha llevado, Revenga se ocupaba de las infantas ella tranquila viajando con su hermanita alojada gratis en Zarzuela.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 19606
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Assia » Mié 13 Jun, 2018 11:37 pm

Acabo de ver 1 foto del viudo de la duquesa de Alba y ha rejuvenecido machismo despues de haber tenido 1 operacion etetica. Le han desaparecidos las bolsas debajo de los ojos. No parce la misma persona.
Assia

Avatar de Usuario
Invitada

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitada » Dom 01 Jul, 2018 8:54 am

Invitado escribió:Imagen

Lo que doña Sofía y Alfonso Díez intentarían esconder al rey Felipe

Aseguran que el Rey prohibió que se recibieran las llamadas de Alfonso Díez en Zarzuela: "A ese señor no se le coge más el teléfono".

Aunque pensábamos que se había zanjado el tema del presunto romance/amistad entre Alfonso Díez, viudo de la duquesa de Alba, y la reina emérita Sofía, nuevos rumores se han hecho públicos esta semana. Tal y como desveló Beatriz Cortázar en esRadio, el asunto desvelado por la periodista Pilar Eyre en realidad venía de Vanity Fair Italia, pero lo cierto es que es de todo menos un asunto pasional. "Eso ya me despertó cierta alarma, porque Alfonso Díez ha estrechado amistad con uno de los consejeros de Vanity Fair España, Pascual, que es su consejero delegado". Además, el propio Alfonso pidió que se zanjase el asunto, que él no había filtrado y que, en lo personal, "le agobia muchísimo".

Esta semana nuevos rumores salen a la luz gracias a la columna de Eyre en Lecturas. Según escribe, no habrían cesado las "llamadas, mensajes, cartas, regalitos, un par de encuentros en las afueras de Madrid" entre doña Sofía y Alfonso Díez desde la muerte de la duquesa.

"Hablaron mucho, la reina llamaba a Liria para interesarse por su estado, se ponía Alfonso y después la cosa siguió", escribe citando palabras de Beatriz Cortázar. "Cuando destapé esta bonita amistad, me cotillearon que un Felipe algo molesto había dicho en Zarzuela: 'A ese señor no se le coge más el teléfono'". Un prohibición que no habría sido aceptada por la Reina emérita: "En estos momentos, la amistad entre Alfonso y Sofía ¡sigue viva y discreta!", asegura Cortázar, según Eyre.





ESTO ES CIERTO ?

Avatar de Usuario
Invitada

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitada » Dom 01 Jul, 2018 9:02 am

[code][/code]La reina emerita en Florencia con su hermana Irene


[instagram]
https://www.instagram.com/p/BknPH0UjTbP ... qv5lglwnss [/instagram]

Leo por ello no asistio a la fiesta de graduacion de su nieto Pablo

Avatar de Usuario
Invitada

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitada » Dom 01 Jul, 2018 9:24 am

La Reina Sofia presidio el acto de entrega de los Premios Fundacion Mapfre 2017.
14 Junio 2018

Imagen

Elena Trabaja en Mapfre
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

[img]Revelado%20el%20sueldo%20de%20la%20infanta%20Elena:%20300%20mil%20euros%20anuales[/img]
https://www.elnacional.cat/.../salario- ... a_232911...

26 janv. 2018 - Revelado el sueldo de la infanta Elena: 300 mil euros anuales ... público a la infanta pero sigue cobrando de su trabajo en la Fundación Mapfre. ... Elena cobra el doble que la pequeña, Cristina, que trabaja en otra fundación, ...

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Mapfre mantiene a la infanta Elena con 200.000 euros al año ...
https://www.economiadigital.es/.../mapf ... fanta-el...

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La infanta Elena, hermana del rey Felipe VI, trabaja y por ello cobra 300.000 mil euros al año

España
Espacios Europeos (27/1/2018)
Hace tiempo que la prensa del corazón no se ocupaba de ella, pero de pronto la infanta Elena de Borbón irrumpe con fuerza en la prensa a pesar de no ser ya Familia Real. Y al no ser Familia Real no percibe, que sepamos, emolumento alguno de los Presupuestos generales del estado. Pero como cualquier española que se precie, con estudios, idiomas, don de gentes y experiencia laboral, ha conseguido un buen trabajo en la Fundación Mapfre.

Nada se sabía de lo que cobraba por ese trabajo –desconocemos el cargo-, pero nos lo ha desvelado la periodista, especializada en asuntos de la realeza española, Pilar Eyre.

Nos lo ha revelado en la revista Lecturas. El salario de Elena de Borbón es de 300.000 euros anuales. Cobra más que su hermana, la infanta Cristina de Borbón, que tan solo recibe la módica cantidad de 170.000, por su trabajo como asalariada en la fundación de La Caixa. Lo curioso es que ese trabajo lo desempeña desde Suiza, entre otros países.

Con esos sueldos no es de extrañar que digan desde Moncloa y zarzuela que “España va bien”, que “el paro está bajado” y que “el número de contratos fijos aumenta”. A nosotros nos gustaría saber cómo se puede entrar a trabajar en la Fundación Mapfre o en La Caixa, y qué requisitos se necesitan para ello.

Marca España, señores, Marca España.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Lun 23 Jul, 2018 4:14 pm


NO ES POSIBLE: LA REINA SOFIA PERDONÓ AL REY JUAN CARLOS POR INTERÉS
Pilar Eyre afirma que la reina Sofía perdonó las infidelidades, desplantes y agravios al rey emérito Juan Carlos I porque se beneficiaba de la generosidad del monarca. Esta información se añade a las noticias sobre las grabaciones de Corinna la amiga entrañable del rey. Además la publicación que se hace eco de esto recuerda que las amantes del rey Marta Gayá, Marina Cicogna, la propia Corinna y la española Bárbara Rey, han podido salir beneficiadas de tener contacto con el padre de Felipe VI

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Sab 25 Ago, 2018 3:29 am

Imagen
La Reina Sofía visitó hace unos días el mercadillo de Puerto Portals, en Mallorca. Allí, se interesó en una ONG, Mallorca sense Fam, e hizo algunas compras. en una corrida de toros con dos amigas, encantadas de fotografiarse con él.


DOÑA SOFÍA
SIGUE EN MALLORCA JUNTO A SU HERMANA Y SUS PRIMOS

La Emérita se ha dejado ver estos días en un mercadillo de Puerto Portals. A pesar de que los Reyes Felipe y Letizia y sus hijas ya se han marchado, ella sigue instalada en Marivent. Ha recibido la visita de su hermana y de su prima Tatiana Radziwill.

MARÍA EUGENIA YAGÜE


POCA GENTE RECONOCIÓ A LA REINA SOFÍAentre los paseantes que recorrían el Sunset Market, un mercadillo original y muy cuidado que se organiza cada miércoles y jueves del verano en el bulevar de Puerto Portals, en Mallorca. La Reina Emérita llevaba un conjunto de pantalón en tonos amarillos pero los visitantes, en su mayoría extranjeros, no se fijaron en la señora que recorría muy interesada distintos puestos y acabó tomándose un helado.

La Monarca no estaba sola y la seguían de cerca, su hermana Irene, su prima Tatiana Radziwill y el marido de ésta, el doctor Jean Fruchaud, invitados habituales de doña Sofía en los veranos de Marivent. La Reina hizo algunas compras, collares y complementos y se detuvo un largo rato en el puesto de la oenegé Mallorca Sense Fam (Mallorca sin hambre), se fijó en los libros infantiles a la venta y preguntó por la labor de esta organización que proporcionó alimentos a 3.600 personas en Mallorca durante 2017.

“Es el mercado más bonito que he visto”, le dijo a una joven de la organización de Portals, que se acercó a darle la bienvenida. Sonriente y distendida, doña Sofía trasmitía el alivio de quien ha superado una de las etapas más complicadas de su reinado.

Cuando todo apuntaba a que este año en Mallorca se produciría la reunificación familiar entre don Juan Carlos y su esposa, después de años ausente el monarca de la isla, y cuando se preparaba una imagen de la Familia Real que borrara el desafortunado rifirrafe de la catedral de Palma, las declaraciones de la princesa Corinna implicando a don Juan Carlos en supuestas corruptelas, destrozaron el calendario minuciosamente preparado. Un oportuno, aunque poco creíble parte médico, aconsejó que don Juan Carlos no pusiera el pie en Mallorca.

Doña Sofía que suele ser la primera en llegar a la isla, aterrizó semanas después de lo habitual y no se dejó ver hasta mucho después, durante la recepción que ofrecen los Reyes a las autoridades locales y la sociedad balear. Sin embargo, la Reina Emérita aguantó la humillación –otra más–, que debió suponer para ella las revelaciones de Corinna. Dejó todo el protagonismo institucional del verano mallorquín para los Reyes, necesitados también de mejorar ausencias y desplantes de Letizia a Mallorca y se dejó ver como nunca antes, con sus nietas y su nuera en escenarios insospechados. Desde los mercados más populares de Palma, a conciertos y cenas en familia, a las que se añadieron la Infanta Elena y Felipe y Victoria de Marichalar.

Un guion perfectamente diseñado que, sin embargo, no trasmitía la naturalidad que pretendían sus estrategas. Pero la Reina Sofía ejerce la “profesión” de reina como nadie, aguanta el tipo en las peores adversidades sin un mal gesto y con una sonrisa y este verano ha sido la protagonista invisible capaz de recomponer los destrozos familiares de unos y otros.

Después de superar la peor semana de sus veranos en Mallorca, la Reina Emérita aparece ya relajada y contenta. Además de contar con la compañía de sus incondicionales, su hermana Irene y el matrimonio Fruchaud, siempre cerca de ella en sus largos periodos de soledad, Felipe y Letizia prolongaron este año su estancia en Mallorca más de lo habitual. Los reyes mismos ofrecieron una imagen cercana y de simpatía con la gente, poco habitual sobre todo en la Reina. Las fotos de doña Sofía navegando con Felipe VI en la lancha Somni, mientras al parecer, Letizia y sus hijas visitaban en Asturias a Menchu Álvarez el Valle, la abuela de 92 años de la Reina, demuestra el apoyo y la comprensión del Rey hacia su madre.

También la Infanta Elena se ha quedado más tiempo en Marivent, acompañando a su madre, con algunas escapadas para ir a los toros con don Juan Carlos. Doña Elena cumplió también en Mallorca el difícil papel de representar a su padre en algunos actos sociales de la isla, en los que estaba prevista la presencia del monarca.

Doña Sofía compró un billete de lotería en su paseo familiar por el Mercado de L’Olivar. Bernat el lotero le dio el número 53025 y le dijo: “Que tenga suerte para sus nietos y que reparta para las personas necesitadas de mundo. A sus órdenes y a su servicio, Majestad”. No hubo premio pero la Reina superó su peor verano.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 25 DE AGOSTO DE 2018

Avatar de Usuario
Invitada

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitada » Dom 26 Ago, 2018 9:35 am

Pues como para tener mala cara, en Mallorca en un lugar precioso, con sus invitados todo gratis .
No entiendo no pueda alquilar una casa en algun lugar discreto y pasar unas semanas con sus hijas Cristina, Elena, sus nietos, no la gusta abrir su billetero, lei hace años que era muy tacaña , hasta con la ropa de sus hijas de solteras.

No tiene dinero para comprarse una casa , piensa seguir chupando eternamnte de todo lo que no la cuesta un centimo,
para que ella continue beneficiando de Mallorca es su hijo y familia que estan obligados de ir alli, hacer el paripe asi ella feliz , la gusta demostrar que pasando unos dias con sus nietos , haciendo posados, es una abuela maravillosa , aunque este este año se ha lucido como abuelo unicamente con la futura reina

No he visto ni a los holandeses, ni belgas , ni daneses, ingleses pasar las vacaciones con sus suegros o suegra , ni darles la lata con posados agarrados de la mano.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Vie 14 Sep, 2018 9:43 pm


SALE A LA LUZ EL MAYOR DEFECTO DE LA REINA SOFIA DESDE SU JUVENTUD
La reina emérita Sofía tiene una imagen pública intachable desde que se casó con el rey Juan Carlos I y juntos tuvieron a sus 3 hijos. Las memorias prohibidas de Manuel Prado y Colón de Carvajal dan cuenta de los perfiles de los monarcas españoles mientras el autor de estas memorias recién publicadas repasa algunas de sus vivencias junto al Rey padre del Rey Felipe Vi y su madre la Reina emérita. SU carácter y sus diferencias con la esposa y madre del rey actual.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Sab 29 Sep, 2018 3:25 am

Imagen
Don Juan Carlos y Doña Sofía en la inauguración de la iluminación de la Basílica de Santa María la Mayor de Roma en enero de 2018.


D.JUAN CARLOS Y DOÑA SOFÍA
EL ESPEJISMO DE LOS MONARCAS EMÉRITOS

Don Juan Carlos y Doña Sofía han pasado el verano separados tras un comienzo de año en el que parecía que habían olvidado sus rencillas. Las cintas de Corinna y los problemas físicos de Don Juan Carlos han vuelto a alejar a los Eméritos

C. FONT


ASEGURAN QUE DOÑA SOFÍA NO ASISTIÓ al bautizo del hijo de María Zurita el 17 de septiembre, del que Don Juan Carlos era padrino, por encontrarse de boda en Londres. Es verdad que ese fin de semana viajó a la capital británica para asistir al enlace de Antonio Chandris, hijo de un armador griego, pero el lunes 17 fue fotografiada de compras con su hermana Irene por Londres, mientras Don Juan Carlos acudía solo al bautizo del nieto de la Infanta Margarita.

Una ausencia que contrasta con las entrañables escenas que hemos contemplado este 2018 de la pareja de Eméritos, que parecían haber enterrado sus viejas tensiones del pasado. Han compartido celebraciones como el 80 cumpleaños de Don Juan Carlos, la imposición del Toisón a su nieta Leonor, el 50 cumpleaños en Ginebra de Urdangarin, hoy preso en la cárcel de Brieva e incluso una comida juntos en el restaurante Los Peñotes. A la vez, se han prodigado como nunca en actos institucionales, sobre todo Don Juan Carlos, que desde su abdicación, vio muy mermada su presencia oficial. Tanto que a principios de junio sumaba ya 18 actos, mientras en 2017 su total de comparecencias se limitó a 21. La razón fue que por fin Zarzuela, coincidiendo el 40 aniversario de la Constitución, consintió en tributarle ese homenaje por sus 80 años que tanto deseaba, compartido con Doña Sofía, que los cumple en noviembre, consistente en incrementar su presencia institucional. “Aunque hacen cada uno su vida, hubo un acercamiento amistoso entre ellos”, revela una fuente de su entorno.


VACACIONES SEPARADOS

Mallorca iba a ser este verano escenario del plato fuerte que se preparaba para apuntalar la reunificación familiar con la participación de Don Juan Carlos en la Copa del Rey de vela, que suponía su regreso a Marivent en vacaciones por vez primera desde que dejó el trono. Pero el destino jugó en contra, primero por su intervención de rodilla el 7 de abril que le tuvo un mes en el dique seco. Y sobre todo por el escándalo ante la difusión en julio de unas cintas donde Corinna Larsen le acusaba ante el comisario Villarejo de utilizarla como testaferro, que desencadenaron que la Fiscalía Anticorrupción abriera una investigación.

La polémica estaba en su máximo apogeo cuando el 27 de julio, víspera de los entrenamientos, se anunció la ausencia del Emérito en la regata por una lesión de muñeca que parecía bastante oportuna, dado el resquemor de Zarzuela a que la imagen de padre e hijo regateando juntos salpicara a Don Felipe con el Corinnagate.

Como si la armonía exhibida en invierno por los Eméritos hubiera sido un espejismo, Don Juan Carlos desapareció del mapa, según su costumbre estival, y estuvo missing todo el verano salvo esa fugaz presencia el 14 de agosto en una corrida de la semana grande de San Sebastián con la Infanta Elena, su gran apoyo.

Mientras, la Reina Sofía, que pierde su aplomo regio cuando reaparece el fantasma de Corinna, representaba en Mallorca junto a los Monarcas y sus nietas el papel de familia feliz sin Don Juan Carlos. El Emérito, según la citada fuente “ha pasado gran parte de agosto fuera de España. Fue un gran revés no participar en la Copa del Rey, porque estaba muy ilusionado”.

Recuperado milagrosamente de su lesión de muñeca, a principios de septiembre conquistaba con su Bribón 6m el campeonato de Europa en la localidad francesa de Trinité sur Mer, los mismos días que Doña Sofía se encontraba en Porto Jeli, Grecia, con su hermano Constantino. Un año más, con Don Juan Carlos ausente y sin la presencia por vez primera de sus nietos Urdangarin, Doña Sofia ha pasado el verano enclaustrada en Marivent con su hermana Irene, su prima Tatiana Ratziwill y el marido de ésta, el doctor Fuchaud, incondicionales suyos. Salvo los diez días que estuvieron los Reyes, que tuvo gran presencia mediática, una de sus escasas salidas fue para almorzar con Michelle Obama en la finca que alquiló el ex embajador de Estados Unidos James Costos en la isla.


EN LAS REGATAS

Don Juan Carlos reapareció públicamente el pasado fin de semana en Sanxenxo en la regata que lleva su nombre, aunque no de forma oficial, pues su presencia en la agenda de Zarzuela sigue congelada desde el 7 de junio, en que acudió con Don Felipe a una reunión de Cotet. Lo cual ha levantado algunas críticas, ya que esta semana se han hecho públicos los sueldos de la familia real para 2018 y Don Juan Carlos, pese a su escasa actividad, es con sus 194.232 euros anuales el miembro que más cobra, tras el Rey Felipe, que percibe 242.769 euros. La peor pagada es Doña Sofía, con 109.260 euros, que a diferencia de su marido, se incorporó al trabajo el 19 de septiembre, acudiendo a un congreso sobre enfermedades neurovegetativas en Santiago.

Según su entorno, el Emérito sigue dolido por lo ocurrido este verano. “Pese a que se archivó la investigación sobre las cintas de Corinna, por no apreciar delito, Don Juan Carlos sigue marginado. En el año de su homenaje, su situación recuerda más al momento de su abdicación, cuando se le eliminó del mapa para que no salpicara al reinado de su hijo”, asegura la fuente antes citada.

Esta situación, unida a su nuevo alejamiento de Doña Sofía, quien desistió de acudir con su marido al bautizo del nieto de la infanta Margarita, parecen devolver al Rey Emérito a la cruda realidad de años pasados.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 29 DE SEPTIEMBRE DE 2018

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Sab 27 Oct, 2018 3:54 am

Imagen
50 AÑOS DE DIFERENCIA ENTRE... EL ANTES... Miradas y abrazos cómplices entre dos jóvenes enamorados. Era 1970 y, a los futuros reyes, no les importaba posar juntos.


DOÑA SOFÍA
ROSAS Y ESPINAS PARA CELEBRAR SUS 80 AÑOS

El aniversario de la Reina emérita, el próximo 2 de noviembre, tendrá carácter oficial y supondrá su reecuentro con Don Juan Carlos siete meses después de su último acto juntos. Además, habrá también reunión familiar.

CONSUELO FONT


EL 80 CUMPLEAÑOS DE DOÑA SOFÍA SERÁ un aniversario lleno de rosas y espinas. Rosas porque, según ha anunciado Zarzuela, tendrá celebración oficial este 2 de noviembre, ya que la Escuela Superior de Música Reina Sofía, que preside Paloma O’Shea, le dedicará un concierto homenaje. Un evento al que le acompañará Don Juan Carlos, de quien no ha vuelto a ser pareja “institucional” desde que se produjo el rifirrafe entre reinas en la catedral de Palma.

Imagen

UN CHOQUE DE TRENES REALES

El domingo de Resurrección en la catedral de Palma ambas reinas protagonizaron un sonoro rifirrafe. Doña Letizia impidió a su suegra fotografiarse con sus nietas, provocando que Leonor se soltara con un ademán brusco de la mano de su abuela. Este episodio, que incendió las redes sociales, fue el causante de los centenares de críticas hacia Doña Letizia y, por primera vez, hacia Leonor. Este percance supuso un antes y un después en el año de homenaje a los eméritos, que tras un invierno de gran actividad institucional en pareja, no volvieron a protagonizar juntos ningún acto oficial.

Rosas porque sigue siendo el miembro más valorado de su familia, junto con Don Felipe, como se comprobó este miércoles en la entrega de los premios BMW de pintura en el Teatro Real, cuando el público le dedicó una interminable ovación en pie. Y rosas porque ha trascendido que habrá festejo familiar en Zarzuela. Esta vez se da por segura la asistencia de la infanta Cristina, que llegó este martes a Madrid con dos de sus hijos, Miguel e Irene. La ex duquesa de Palma fue la gran ausente del almuerzo por el 80 cumpleaños de Don Juan Carlos el 5 de enero ante el veto de Zarzuela a Urdangarin, que hoy cumple condena en la cárcel de Brieva.

Nada tiene que ver la euforia que respiraba la familia real en enero con el panorama actual, ensombrecido por las polémicas. Entonces, Don Juan Carlos y Doña Sofía asistieron junto a los Reyes a la Pascua militar del 6 de enero, un acto de gran calibre institucional. Era el punto de partida de esa “cadena de iniciativas y actividades públicas” que anunció Zarzuela en vísperas navideñas como homenaje en 2018 a los eméritos por su 80 cumpleaños, coincidiendo también con el 40 aniversario de la Constitución.

Casi como en sus tiempos en activo, los padres del actual monarca volvieron a formar parte del decorado institucional en actos de calado, como la imposición del Toisón de oro a su nieta Leonor en el Palacio Real el 30 de enero, día del 50 cumpleaños de Don Felipe. Y también familiar, como demuestra la sorprendente presencia de Don Juan Carlos junto a su mujer en Ginebra para celebrar el medio siglo de Urdangarin el 15 de enero. Aunque, para Sofía, su momento “cumbre” fue esa foto de finales de febrero yendo con su marido a almorzar, como un “matrimonio normal” al restaurante El invernadero de los Peñotes, tan inédita que hasta el diario inglés Daily Mirror se hizo eco.

Para dar idea de lo que suponía hay que remontarse a una confidencia del fallecido jefe de la Casa Real Sabino Fernández Campo, personaje muy allegado a Doña Sofía. “La Reina sigue y seguirá enamorada de Don Juan Carlos. Su mayor ilusión sería que un día él le pidiera: ‘Sofi, arréglate’ y la llevara a un restaurante como una pareja de novios”. Y es que el padre de Felipe VI, fruto de una profunda reflexión al acercarse su 80 aniversario, decidió limar asperezas con su mujer, lo que derivó en un escenario de reconciliación que nadie, y menos ella, esperaba. Sobre todo porque tras dejar el trono, la tensión era tal que se evitaba programarles actos juntos. Tensión que tenía nombre, Corinna Larssen, la única mujer de las que se han vinculado a Don Juan Carlos capaz de mover la Corona a Doña Sofía.

Por todo ello, el despertar de ese sueño de familia bien avenida fue especialmente doloroso y tuvo lugar en la catedral de Palma el domingo de resurrección cuando la Reina Letizia trató de impedir que sus hijas se fotografiaran con su abuela y Leonor se soltó de ella con un ademán brusco. La tensa escena, cuyo testigo estupefacto fue Don Juan Carlos, que no acudía a esta misa en Mallorca desde 2014, incendió las redes de críticas. Según un personaje próximo a la familia real, “Doña Letizia trataba de impedir que un fotógrafo captara fotos de sus niñas fuera del posado real y comerciara con ellas, pero se entendió como una humillación a Doña Sofía. Eso asustó en Zarzuela, pues desató la indignación contra la actual Reina y, por primera vez, contra Leonor”.

A partir de ahí, el homenaje a los eméritos pasó a mejor vida y, salvo su asistencia dos días después al funeral por el 25 aniversario de la muerte de Don Juan, no volvieron a protagonizar ningún acto oficial juntos ni tampoco con los Reyes. Doña Sofía recuperó su agenda en solitario de actos de menor perfil institucional, y Don Juan Carlos nuevamente se esfumó de la vida oficial. En adelante, Zarzuela se volcó en recrear escenarios de reconciliación entre ambas Reinas y de Leonor con su abuela, el primero de ellos el 7 de abril, en el hospital donde Don Juan Carlos fue operado de rodilla, cuando Letizia abrió la puerta del coche a su suegra.

Imagen

UN DOLOR DE MUÑECA OPORTUNO

En julio, cuando los eméritos habían limado asperezas y Don Juan Carlos se preparaba para participar en la copa del Rey de vela, reapareció el fantasma de Corinna, su ex amiga entrañable. Fue en una grabación donde, en presencia del comisario Villarejo, le acusaba de haberla utilizado como testaferro. Anticorrupción abrió una investigación que ya está archivada. En medio del escándalo, Zarzuela anunció que el padre de Don Felipe no competiría por una lesión en su muñeca, lo que frustró el que iba a ser su primer verano en Marivent junto a Doña Sofía desde que dejó el trono.

Aún bajo la onda expansiva de este rifirrafe, tuvo lugar la entrada en prisión de Urdangarin el 18 de junio. Otro trago para Zarzuela, que además de evitar la foto de la vergüenza del ex duque ingresando en la cárcel decidió extender el “cortafuegos” entre los ex duques de Palma y la Corona a toda la familia real, incluida Doña Sofía, la gran valedora de sus nietos. Como consecuencia, días después, el 23 de junio, fue la gran ausente de la fiesta de graduación de Pablo en Ginebra, donde la infanta Elena fue la única Borbón presente. Tampoco este verano acudieron los hermanos Urdangarin a su tradicional cita en Marivent con su abuela.

La última esperanza de “reunificación familiar” era la participación del Rey Juan Carlos en la copa del Rey de vela, pues la clase de veleros 6m, en la que actualmente compite, fue inscrita por vez primera en la regata. Para Doña Sofía era un acontecimiento, pues suponía que su marido iba a pasar su primer verano en Marivent en familia desde que dejó el trono. Pero el fantasma de Corinna reapareció inesperadamente a principios de julio, al difundirse unas grabaciones donde en presencia del comisario Villarejo, acusaba al emérito de utilizarla como testaferro, provocando que anticorrupción abriera una investigación que fue archivada al no apreciarse delito. Con el Corinnagate en ebullición, Zarzuela anunció por sorpresa la víspera de la regata que Don Juan Carlos no participaría “por una lesión de muñeca”. A lo que le siguió un inédito despliegue mediático por parte de los Reyes y sus hijas con Doña Sofía en Mallorca, secundados por la Infanta Elena, para contrarrestar la ausencia del emérito, que permaneció casi todo agosto missing fuera de España. Ha sido seguramente uno de los veranos más amargos para Doña Sofía, que salvo el paréntesis citado y una comida con Michelle Obama en casa del ex embajador Costos, permaneció enclaustrada en Marivent, junto a su hermana Irene y sus primos, Tatiana de Ratziwill y el doctor Fruchaud.

El 19 de septiembre, reanudó su actividad institucional en solitario asistiendo a un congreso de enfermedades neurodegenerativas en Santiago, mientras Don Juan Carlos continuaba fuera de la agenda oficial, de la que sigue apartado desde el 7 de junio, cuando acudió a un evento de la fundación Cotet con Don Felipe. En el año de su homenaje, los eméritos sólo han protagonizado ocho actos oficiales juntos, siendo sonada su ausencia en Covadonga el 8 de septiembre, cuando su nieta Leonor recibió su espaldarazo como heredera al trono. Por separado, el balance es aplastante para Doña Sofía, con 25 actos oficiales por sólo 15 de Don Juan Carlos, a quien su operación de rodilla en abril y posteriormente el Corinagate han devuelto al ostracismo institucional.

Y también familiar, pues su luna de miel matrimonial parece flor de un día, como demuestra el detalle de que Doña Sofía no le acompañara el 17 de septiembre al bautizo del nieto de la infanta Margarita, del que Don Juan Carlos era padrino, por encontrarse en Londres. La última imagen de ambos, por separado, fue el día de la gala de los premios Princesa de Asturias, en la que Doña Sofía acompañó a los Reyes, mientras su marido estaba a 392 kilómetros en una cena benéfica en Sangenjo con la Infanta Elena, su gran y único apoyo en la familia.

Imagen
...Y EL DESPUÉS Cinco décadas después, en 2018, la misma pareja se fotografiaba dejando entrever una actitud fría y distante. Algo ha cambiado.

Lo que parece indicar una vuelta a la amarga rutina de desencuentros familiares, que para Doña Sofía se han convertido en particular su camino de espinas. A pesar de que en su 80 cumpleaños no le faltará foto “oficial” con Don Juan Carlos.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 27 DE OCTUBRE DE 2018




Volver a “La Casa Real”