Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitada

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitada » Lun 22 Jun, 2020 3:15 pm

El digital Público hace campaña antimonárquica con lo que le echen, así sean los cotilleos e invenciones .
Si es munición contra la Corona da igual que la fuente sea clasista, racista, machista o cualquier
otra postura a priori lejana a su línea editorial.

Avatar de Usuario
Invitada

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitada » Lun 22 Jun, 2020 9:00 pm

El 70% de los españoles aprueba el reinado de Felipe VI y el 61,7% cree que es un garante de la democracia

Según la encuesta encargada por LA RAZÓN a NC Report sobre la opinión de la Monarquía seis años después de subir al trono, más del 60% considera que la institución ha ganado en transparencia


20-06-2020

La encuesta encargada por LA RAZÓN a NC Report sobre el estado de opinión en la sociedad española sobre la Corona no solo arroja unas cifras de apoyo y simpatía claramente superiores a las de cualquier formación política, sino que habla a las claras de que los esfuerzos realizados durante los primeros seis años de reinado de Felipe VI para actualizar la forma en la que la Institución realiza su labor han calado entre los españoles y son valorados positivamente. Un 62,3% de los españoles cree que se ha producido un cambio a lo largo de los seis años desde la proclamación en Cortes que se cumplieron ayer frente a un 30,7% que declaró que no ha habido evolución significativa.

El porcentaje de los encuestados que considera que ha habido una mejora es del 58,8% mientras que los que piensan que no ha habido mejora fueron el 31,2%. Estos datos son más significativos aun cuando se recuerda la importante serie de retos a los que ha tenido que hacer frente la Corona, principalmente la fragmentación del sistema de partidos y la consecuente dificultad para formar Gobierno, el desafío independentista en Cataluña y, por último, la pandemia del Covid-19. En el frente interno Zarzuela también ha tenido que hacer frente a importantes polémicas en este año que han sido utilizadas por la extrema izquierda y los partidos independentistas. En este sentido es relevante el resultado que ofrece la encuesta cuando se les pregunto a los participantes en ella si piensa que la Monarquía es ahora más transparente de lo que era en 2014, cuando Don Felipe accedió a la Jefatura del Estado. El 61,3% cree que los cambios que introdujo el Rey en el funcionamiento de su Casa la han hecho más transparente frente a un 30,4% que opina que esto no ha sido asó.

Imagen


En similares niveles de aceptación se mueven los datos de la encuesta cuando se inquirió sobre si se aprobaban o no los seis primeros años de reinado de Felipe VI. El 69,5% cree que han sido positivos y el 61,7% considera que la Corona es una garantía para los valores de la democracia española. En estos dos apartados del estudio demoscópico es significativo el sesgo que toman las respuestas dependiendo del grupo de edad de los encuestados. Los más jóvenes (entre los 18 y los 34 años) aprueban esta primera etapa del reinado en un 45,5% frente a un 43,6% que lo suspenden lo que apunta a una asignatura pendiente que ya se ha señalado en más de una ocasión: la necesidad de conectar con las generaciones más jóvenes. Entre los mayores de 55 años los porcentajes son bien distintos: el 79,2% aprueba y el 15,1% suspende los seis años desde la proclamación.

El estudio también preguntó sobre la opinión de los encuestados sobre si la Monarquía es el más apto de los sistemas políticos para España. Este punto es especialmente importante toda vez que todos los españoles que votaron la Constitución que consagraba la Monarquía parlamentaria tiene 60 o más años. El 55,5% cree que sí mientras que los republicanos se situarían en el 34,1%. Además, para el 59,8% el Rey es un símbolo de la unidad de España, un cifra similar al porcentaje de los que piensan que ha sabido mantener la neutralidad política. Para 62,8% su papel es «clave» en política exterior.

Poco puede sorprender que nada menos que un 74,8% considere que a Felipe VI le ha tocado reinar en un momento «especialmente complicado». Un 59,8% considera que ha respondido bien ante la crisis del Covid-19. Finalmente las notas de valoración son llamativas: Felipe VI recibió una media de 7 muy por encima de la valoración de cualquier líder político. Doña Letizia obtuvo un 6,1, la Princesa de Asturias un 6 y la Infanta Sofía un 5,8 de nota media.

https://www.larazon.es/espana/20200620/ ... juh6q.html"

Avatar de Usuario
Invitado

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitado » Mar 23 Jun, 2020 7:43 pm

La feisima costumbre de Letys de tratar al rey como un pelele :shock:



Letizia pillada en Gran Canaria diciéndole al Rey: "Apóyate en la barra"

Mientras Felipe VI hablaba de manera distendida con los ciudadanos presentes y con las trabajadoras de un restaurante, ella estaba más preocupada por da una imagen más informal y le ordenaba a su marido, con insistencia: "Apóyate en la barra".

Avatar de Usuario
Invitada

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitada » Mié 24 Jun, 2020 11:38 am

Ciertamente prefieres cuando Maxima trato a Guillermo de ser un poco tonto
y se quedo tan pancha :juas:

Avatar de Usuario
Invitada

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitada » Mié 24 Jun, 2020 12:55 pm

La no luna de miel de tres meses de Felipe y Letizia

Imagen

24/06/20
Los escándalos que en los últimos meses han señalado a Juan Carlos I llevaron a Felipe VI a levantar un cortafuegos con su padre, para que la Corona no se viera perjudicada. Sin embargo, la última publicación del diario británico Daily Telegraph le ha afectado, al referirse a su luna de miel tras la boda con doña Letizia.

El corresponsal del Telegraph en Madrid, James Badcock, reveló hace unos días que el viaje de novios de los entonces príncipes de Asturias había costado casi 500.000 dólares, de los que más de la mitad (269.000) los abonó Navilot, una empresa propiedad de Josep Cusí, amigo personal de Juan Carlos I.

El diario británico aseguró que, según documentos que había podido consultar, la luna de miel comenzó en Jordania, donde los príncipes acudieron a una boda de la familia real jornada, y tuvo como hitos del viaje Camboya, Fiyi, Samoa, California y México. En Fiyi, por ejemplo, pasaron cinco noches en un complejo exclusivo llamado Wakaya, por un total de 33.000 dólares. Incluso publicó la dedicatoria que dejaron allí, y desveló que en una de las estancias se registraron como “Mr. and Mrs. Smith”.

Numerosos medios españoles se han hecho eco de esta noticia. Citan la información del Telegraph, pero curiosamente muchos coinciden en señalar algo que no aparece en la noticia del periódico británico: hablan de que el viaje “duró varios meses”, concretamente “de mayo a agosto”.

Sin embargo, el Telegraph no dice en ningún momento que dicho viaje durara dos o tres meses, ni que se extendiera hasta agosto, como han señalado algunos. De hecho, sólo habla de “los vuelos de la pareja real en junio de 2004”.

El Chivato ha podido saber que la noticia del diario británico ha llamado la atención de algunos aficionados y seguidores de la monarquía, que han constatado que “algo no cuadra”. En algunos foros de historia de la realeza han estado buscando información, a partir de noticias publicadas en medios de comunicación, e incluso han elaborado una larga y detallada cronología de los actos públicos de los príncipes Felipe y Letizia desde su boda el 22 de mayo de 2004 en Madrid hasta finales de agosto.

Su conclusión es que algunos medios han terminado mezclando el viaje de novios en sí, con visitas oficiales al extranjero para así mostrar ahora “una supuesta luna de miel, privada e interminable”, cuando lo cierto es que los actuales reyes sólo ‘desaparecieron’ unos veinte días hasta septiembre.

The Telegraph señala que los reyes iniciaron su viaje desde Aqaba, en Jordania. Efectivamente, tras casarse el 22 de mayo en Madrid, los príncipes pasaron unos días recorriendo España (Cuenca, Teruel, Zaragoza, Navarra, Guipúzcoa...), antes de volar a Jordania.

El 27 de mayo asistieron a la boda de Hamzah, entonces príncipe heredero de Jordania, y Noor en Amán. Y el 31 de mayo se publicaron fotos suyas en Petra, la capital del antiguo reino nabateo; es decir, aún estaban en Jordania.

No se supo oficialmente nada de ellos hasta el 22 de junio, cuando se informó de que habían llegado a España tras su luna de miel. El 24 de junio don Felipe y doña Letizia se dejaron ver en el acto en el Palacio Real de Madrid con motivo del santo del rey Juan Carlos. El príncipe lucía barba y comentó que el viaje de novios se le había hecho muy corto.

A partir de entonces, los usuarios de esos foros sobre realeza han rescatado noticias que ubican prácticamente día por día a don Felipe y doña Letizia: la boda del padre de la entonces princesa, en Llanes (Asturias), audiencia con el Papa Juan Pablo II en Roma (donde pasaron un fin de semana de turismo), entrega en Navarra de los Premios Príncipe de Viana, regata de vela en Valencia, cena de gala por la visita de Estado del presidente de Perú, entrega de despachos militares...

Esos actos se extendieron por el mes de julio, hasta que los príncipes partieron a su primer viaje oficial a México. Al volver, el 23 de julio ya estaban en Mallorca, donde disfrutaron de las vacaciones tradicionales en Marivent hasta que el 11 de agosto viajaron a Asturias a visitar en el hospital a la abuela paterna de doña Letizia.
Después se trasladaron a República Dominicana, pasaron varios días en Atenas para seguir los Juegos Olímpicos, y a final de mes don Felipe voló a Panamá para la toma de posesión del nuevo presidente.

Por tanto, queda claro que don Felipe y doña Letizia sólo estuvieron ‘desaparecidos’ entre el 31 de mayo y el 23 de junio de 2004. Su luna de miel no duró meses, ni se extendió hasta el mes de agosto.

De hecho, Confidencial Digital fue revelando entonces algunos de los destinos por los que pasaron los recién casados. El 3 de junio contó que se les había visto en la isla tailandesa de Koh Muk, muy turística, y que se alojaron en el Hotel Trang Thana Road.

El diario ABC recogió la noticia del paso por Fiyi, que dio el diario local The Fiji Times, así como otros puntos donde fueron localizados, y se hizo eco de que los rumores eran tantos que a la vez les situaban en Omán y en México.

También fueron reconocidos –y así se contó en estas páginas el 7 de junio- en un vuelo de la India a Pekín. El comandante del avión quiso saludarles (“en español de Salamanca”) y se hizo una foto con ellos.

Por último, el 16 de junio ECD reveló que los príncipes iban a terminar su luna de miel con un crucero por el Mediterráneo, a bordo de un barco de un conocido armador griego, que empezó en las islas griegas y concluyó en Italia. Desde allí volaron a Madrid para acudir a la celebración del santo de Juan Carlos I. Acabó así un viaje de novios por el extranjero de menos de algo más de tres semanas... y no de dos o tres meses.

https://www.elconfidencialdigital.com/a ... 47177.html"

Avatar de Usuario
Invitada

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitada » Mié 24 Jun, 2020 3:18 pm

Invitado escribió:La feisima costumbre de Letys de tratar al rey como un pelele :shock:

Mucho meterse con Letys, pero antes de conocerla no sabía ni sacarse la chorra para hacer pipí. Se la extraía un valet de chambre si no había amigas entrañables a mano. La audaz ex-reportera ha traído vientos frescos a la apolillada etiqueta borbónica.

Avatar de Usuario
Invitada

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitada » Mié 24 Jun, 2020 4:09 pm

Invitada escribió:Mucho meterse con Letys, pero antes de conocerla no sabía ni sacarse la chorra para hacer pipí. Se la extraía un valet de chambre si no había amigas entrañables a mano. La audaz ex-reportera ha traído vientos frescos a la apolillada etiqueta borbónica.


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitado » Mié 24 Jun, 2020 7:13 pm

Por lo menos esta vez no la han pillado rascándose el chichi contra una columna, como en su última visita a Las Palmas.

Avatar de Usuario
Invitado

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitado » Mié 24 Jun, 2020 7:41 pm

Imagen

PILLADA Letizia falsa y Felipe títere: cámara oculta destapa incidente en un bar

Marc Villanueva

El viaje a las Canarias de Felipe y Letizia ha sido una imprudencia, en plena crisis por haber aceptado un regalo de medio millón de dólares por la luna de miel. España debate el cinismo de Felipe: puede prohibir aceptar donativos a Juan Carlos mientras Felipe los acepta. Las fotos en medio de plantaciones de plátanos están gafadas. Mala suerte, pillados por una cámara oculta de un móvil.

Imagen

En tiempo de móviles toda conversación se graba y las dependientas de un bar de jamón de Las Palmas grabaron esta conversación entre los reyes. Es el bar Don Jamón, "Jamón y más". Vídeo:



Imagen

Nunca grabados de tan cerca, la dependienta ofrece una tapa de jamón a los reyes y Letizia, muy impostada, exige a Felipe que parezca humano y no un pasmarote: "Apóyate en la barra". La escena es reveladora porque 1) Letizia es quien manda a Felipe para hacerle parecerse a sus súbditos con una naturalidad inexistente: apoyar el codo en la barra de un bar. Y 2) Felipe es un títere que calla, sonríe y obedece en un ademán antinatural parecido a un dominguero sin palillo en la boca.

Imagen
Imagen

El vídeo revela la forma de hacer del matrimonio real: Letizia mandona y Felipe obediente.

Avatar de Usuario
Invitado

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitado » Mié 24 Jun, 2020 10:04 pm

Invitada escribió:Ciertamente prefieres cuando Maxima trato a Guillermo de ser un poco tonto
y se quedo tan pancha :juas:

Pero bueno, esto es intolerable! Mancillar la pureza de este hilo haciendo alusión a esa goldigger porteña, que es el ludibrio del Gotha, ni Wallis Simpson fue más pendón. A ver como desinfectamos esto ahora para poder hablar de la casta Laetitia sin contaminar su inmaculada reputación. Te tenía por fiel discípula de la Bruja Lola, que goza imponiendo a sus adeptas sus criterios sobre que opinar y donde, pero veo que has salido insumisa. Que no vuelva a suceder.

Avatar de Usuario
Maritxu
Regadera
Regadera
Mensajes: 2227
Registrado: Lun 16 Sep, 2019 5:05 pm
Ubicación: Zugarramurdi
Flag: Spain

Re: Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Maritxu » Mié 24 Jun, 2020 10:09 pm

Ciertamente puedes poner lo que quieras donde quieras. Eso lo sabes tú muy bien que pones a la Letys en todos los hilos, aunque el tema sea sobre el cultivo de las cebollas. Pero recuerda amiga, que los foreros no somos el tema del hilo. Besos.

Avatar de Usuario
Invitado

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitado » Jue 25 Jun, 2020 2:58 am

Imagen
Las 9 revelaciones de Pilar Urbano: “Ahora sale lo de JC para salpicar a Felipe VI, sospecho de Soros”


Las 9 revelaciones de Pilar Urbano: “Ahora sale lo de JC para salpicar a Felipe VI, sospecho de Soros”

La periodista explica que el multimillonario americano ha estado muy activo en la “revolución amarilla” en Cataluña. También aporta datos sobre los GAL.


Pilar Urbano continúa siendo una de las periodistas mejor informadas de España. Conserva fuentes en los centros neurálgicos del país, con ramificaciones en todo el mundo. Y, desde luego, posee información privilegiada sobre lo que sucede en el Palacio de la Zarzuela. Por esta razón, su análisis sobre la situación que está viviendo el exjefe del Estado, Juan Carlos de Borbón, va más allá de lo visible. Esta semana se ha sabido que la investigación judicial ha llegado al Tribunal Supremo.

La autora de libros como La Reina muy de cerca, El precio del trono, sobre Juan Carlos o La gran desmemoria afirma que las revelaciones actuales sobre el padre del Rey intentan perjudicar directamente a Felipe VI, a España como país y a la misma Europa.

Detrás ve la mano de personajes poderosos como el multimillonario George Soros y el eje anglo americano. La prueba, según ella, de que el escándalo sobre Juan Carlos obedece a un plan es que la mayoría de las denuncias eran conocidas y de menor calado que otras cuestiones de las que ellas tiene información, como que el anterior Rey conocía la actuación de los GAL dirigida por el entonces Gobierno de Felipe González.

Estas son las nueve revelaciones y observaciones de Urbano, extraídas de una entrevista realizada por Joanen Cunyat.

Imagen
Presiones para que Felipe VI ‘expulse’ a su padre de la Familia Real antes de otros escándalos.

1.Soros y salpicar a Felipe VI

— "Los hechos recientes destapados por el diario británico The Telegraph, en relación con la fortuna de Juan Carlos y que salpican a Felipe VI, puede que le convenga a alguien. Casi siempre es en los periódicos donde se destapan las cosas, pero en este caso sólo es el correveydile. Detrás de un periódico hay un empresario y detrás un paganini.

Yo no quiero buscar brujas ni fantasmas, pero toda alianza anglo-americana y anti-europea siempre me hace sospechar de George Soros. Un magnate con mil vínculos de poder, que de pronto tiene 440 instalaciones de la nada en Cataluña, think tanks, ongs, fundaciones culturales, centros decisorios de influencia, donde se mueven personas y dinero...

Soros es el hombre de las revoluciones de color: Serbia, Ucrania, Túnez, Egipto, Libia, la Primavera Árabe, Hong Kong, varios puntos de África... Y Cataluña es otra revolución más de color, la amarilla.

Inglaterra destapa ahora esto, pero eso ¿qué significa? Pienso que hay un interés contra Europa, no sólo contra España, porque España no es el ombligo del mundo”.

2. Juan Carlos, un dólar por barril

— Lo que se ha destapado es una cosa antigua, ya se sabía. No quiero quitarle importancia, eh, porque es muy grave que un monarca se lleve una comisión, un 3 o un equis %, por mucho que haga ganar a unos empresarios. Pero hay otros temas más serios. Entonces, ¿por qué sacan esto ahora? Juan Carlos es ya un ausente, abdicado con fórceps, y expulsado oportunamente y con dolorosa agilidad por su hijo, de modo que lo que hizo o lo que haga le mancha sólo a él. Felipe VI no ha querido ni saber qué había ahí, en las cuentas de esas sociedades. Ha renunciado a todo.

Si hablas con el que fue delegado de CEPSA, te contará que Juan Carlos, ya cuando era príncipe, se llevaba un dólar, y a veces dos, por cada barril de crudo, que nos llegaba de Arabia o de Emiratos. Hablamos de 10 mil o 100 mil barriles. En un flujo continuo de cargueros, durante muchos años. Son muchos millones”.

Imagen

3. Felipe VI, Corinna y su padre

— Hay un momento en el que Felipe, todavía príncipe, le para los pies a Juan Carlos, en una cena en El Landó. Y le dice "si quieres vivir un romance amoroso con Corinna y te quieres divorciar, abdica". Lo que ha hecho Felipe VI le dignifica, porque renunciar a unas riquezas no es barato, y poner firme a un padre es doloroso.

El rey Felipe ha aprendido ya varias lecciones: vivir con sobriedad y sin dar escándalos - trabajo y familia-; que los derechos reales adquiridos están alicatados con deberes hacia el país; que tiene que ganarse el sueldo día tras día. Y también ha aprendido a crear distancias, a cortar lazos fuertes con cuchillo.

Cuando un perro desvía al trineo, se le corta la cuerda. Una vez fue Marichalar, otra fue Urdangarin, otra su hermana Cristina ¡y era su preferida!, y otra su padre”.

4. JC y Corinna quisieron vender Repsol

— “Ha guardado las distancias con amigos peligrosos, cosa que no hizo su padre, y los tuvo sinvergonzones, aprovechados... ¿Quién hacia negocios con los KIO?Los amigos del Rey, Manuel Prado y Colón de Carvajal, JR, Javier de la Rosa...

Hubo dos operaciones económicas del viejo Rey, con Corinna de intermediaria, que menos mal que no prosperaron, porque se trataba de sectores estratégicos. Una era la venta del 30% de Repsol a la Lukoil rusa, con Putin detrás. No llegó a término, porque se opuso el Gobierno. Y luego, la OPA a Enagas, que se intentó en Alemania, en el castillo Schökingen, en Ditzingen. Un banquete al que asistieron don Juan Carlos y Corinna, muñidora de la cena, entre cuyos comensales estaban los jefazos de Daimler, Bosch, Thyssen-Krupp, Bertelsmann...

Y Wulf Bernotat, presidente de EON, como caballero blanco en la OPA de la eléctrica española Endesa. Allí mismo le comentó al rey Juan Carlos sus planes para hacerse con Endesa y arrebatársela a Gas Natural y a La Caixa. Por eso digo que resucitan historias un poco viejas.

Felipe VI sabe que recibe una herencia que le quema en las manos: una corona desprestigiada, devaluada. Y a él le está tocando devolverle prestigio y valor. Un valor de utilidad social. Es decir, socializarla y que los ciudadanos la estimen como un bien común”.

5. Negocios cazando osos

— “No lo sé. Juan Carlos lo mismo negocia cazando osos en Polonia, que vendiendo los viejos Talgos a Sadam Hussein. El Rey ha tenido un gran prestigio como actor político en la recámara. Cuando Bush junior no recibe a Zapatero porque se ha retirado del frente armado contra Irak, animando a otros a hacerlo también, Juan Carlos, estando en EEUU, telefonea a Bush, va a verle y come con él y su familia en el Día de Acción de Gracias. Al final, Bush recibe a Zapatero. El mismo Rey dice, ya de vuelta "yo puedo mojarme por mi presidente del Gobierno, pero no puedo nombrar ministros, ni destituir a embajadores, ni dar un decreto".

Por eso, cuando el rey telefonea o escribe al presidente de un país, tiene que saber de antemano que va a haber una buena respuesta. Y ahí juega la diplomacia de antecámara. Juan Carlos, todo hay que decirlo, ha salvado muchos intereses de España; pero también ha satisfecho ambiciones suyas personales”.

6. Juan Carlos conocía los GAL

— “A Juan Carlos no se le han pedido cuentas de cosas mucho más graves. Él empieza a reinar con el compromiso de meter a España en la OTAN, una hipoteca política y militar, a cambio de las ayudas estadounidenses. Luego está el tema de Adolfo Suárez, su dimisión y el 23-F no son por ETA, son por OTAN. El tema de los GAL... Al Rey se le informa de las ’acciones en el sur de Francia’. El Gobierno de Felipe González quiso que tuviera noticia. Incluso de ello hubo un deliberado registro sonoro. Y como había very important persons involucrados, no hubo interés en desclasificar los papeles del CESID e investigarlo. Como le dijo Felipe González a Aznar: "Yo quiero salvar al Rey, pero si a mí me hunden...". Las X del GAL y del 23F están sin despejar. Antes te he citado CEPSA, Repsol, Enagas, KIO... Están también pendientes las obras públicas y las ventas de bienes de equipo para Arabia Saudí... El nuevo periodismo de investigación tiene mucho que hacer.

Imagen
María, la supuesta hija de Juan Carlos.

7. Las demandas de paternidad

— “Y luego están las demandas de paternidad, que no se han querido averiguar, pero están judicializadas. Me parece poco elegante atacar a un "ausente", pero tengo que decirlo en defensa del actual monarca. Uno no tiene responsabilidad más que de lo que hacen sus hijos, y sólo si son menores; pero ¿de los padres, de los cuñados, de las hermanas...? No.

Felipe no sólo ha renunciado a una herencia sospechosa, ha expulsado a Juan Carlos de la lista civil, del protocolo de la Casa Real, de la representación de España en el exterior. En otras palabras: institucionalmente, ha cortado los lazos con su padre. Lo ha tachado”.

En su libro, El precio del trono se hace referencia al precio que tuvo que pagar el rey emérito, Juan Carlos I para llegar al trono. ¿Se ha tenido que pagar precio alguno por la llegada de Felipe VI?

Imagen

8. Felipe, un rey solitario y enjaulado.

— “Fíjate en qué situación estaba la corona cuando tomó posesión Felipe VI, en junio de 2014. Bastante ha hecho... Solo y a pulso. Yo hubiera salido corriendo. Él considera que su deber es recibir la corona, reinar y luego entregarla a su hija. Si por reinar hubiese tenido que renunciar a Letizia, lo habría hecho. “Aunque se hubiera abierto la tierra bajo mis pies”, me dijo literalmente.

No tengo noticia de que haya pagado un precio por la corona. Hay que tener en cuenta que llega al trono y el patio político que se encuentra es un gobierno desmantelado, por moción de censura, rondas de consulta interminables, sin que los líderes quieran anudar acuerdos, y eso ya es un potro de desgaste para un rey. Después, un gobierno interino, desapoderado y sin definición exterior, durante mucho tiempo. Lo ha tenido ¿difícil?, no, lo siguiente.

Y yo no he visto, ni veo padrinazgo exterior. Me parece un rey solitario, sin mecenas ni arropos económicos o políticos extranjeros. Lo cual, por otra parte, garantiza una soberanía y una no-dependencia, en un mundo tan interdependiente y mutual. Veo a Felipe VI como un equilibrista... enjaulado. Esa soledad será quizá el precio de no haber pagado precio. Pero la buena soledad –la que ahuyenta rémoras y compañías oxidantes- genera autoridad, prestigio y libertad”.

9. Felipe, el papel que tiene que jugar

— “El Rey es un símbolo. La Reina de Inglaterra se ha retirado a uno de sus palacios y no ha aparecido en toda la pandemia. En cambio, el Rey de España, con guantes y mascarilla, ha mantenido reuniones presenciales y audiencias on line casi todos los días, con distintos sectores sociales, económicos, culturales, sanitarios, militares.

No cabía esperar que saliera vestido de astronauta hospitalario, con bata blanca, pero en mi opinión está jugando el papel que tiene que jugar. En Zarzuela, que es la primera casa de la nación, él, la familia real y todos los empleados, trajeados de negro, se adelantaron a declarar con su rito propio el luto nacional.

Yo ahí capté en Felipe el instinto de adivinar lo que el pueblo pedía. Como cuando se presentó en el Ifema convertido en un monumental hangar con dos mil camas...”.

[La entrevista íntegra con Pilar Úrbano, realizada por Joanen Cunyat, ha sido publicada en Chispas, revista mensual Política para la Acción]

Avatar de Usuario
Invitado

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitado » Jue 25 Jun, 2020 2:08 pm

El Rey emérito ya es caza menor; el objetivo es Felipe VI

No se trata de saber toda la verdad sobre las cuentas suizas, sino a través de su explotación política colocar a Felipe VI en una situación imposible para forzar, más pronto que tarde, una consulta sobre el modelo de Estado


10.06.2020

Es altamente recomendable rastrear las reacciones del mundo independentista a la noticia de la investigación que lleva a cabo la Fiscalía suiza y que apuntan al supuesto cobro de comisiones por parte de Juan Carlos I. Están felices. Òmnium Cultural no ha perdido el tiempo y ha distribuido en las redes sociales un vídeo contra la Corona en el que la demagogia supera con mucho lo esperpéntico. El incalificable sujeto al que en Cataluña llaman “La bien pagá” -que estuvo a las órdenes del PP de Aznar, se desintegraba de placer si recibía una invitación de Zarzuela y ahora es el principal brazo mediático de Carles Puigdemont-, se ha precipitado a poner el libelo que dirige, sostenido con los fondos públicos manejados por el secesionismo, al servicio de la causa antimonárquica. “La reputación de España está abierta en canal”, afirmaba esta semana el abyecto, quien, cabreado como un mono por la decisión del Gobierno de centralizar las medidas de control del Coronavirus, mezclaba aviesamente la gestión de la crisis sanitaria con la que le ha caído encima a Felipe VI. Tiene gracia que hable de reputación uno de los más destacados lacayos del pujolismo, uno de esos “líderes de opinión” que en Cataluña decidieron mirar para otro lado mientras el nacionalismo robaba a manos llenas.

Que los Puigdemont, Torra y Junqueras han fijado como objetivo prioritario destruir la Monarquía parlamentaria para conseguir sus propósitos, hace tiempo que dejó de ser noticia. Lo novedoso ahora es que Suiza puede convertirse en su mejor aliado. Suiza, siempre Suiza. Anna Gabriel, Marta Rovira. La punta del iceberg. El país más insolidario de Europa. Cueva de ladrones. Abogados capaces de cualquier vileza si se ponen sobre la mesa cifras de cinco o seis ceros. Lo contaba el martes en La VanguardiaMariángel Alcázar: “La estrategia de Corinna Larsen y sus abogados de implicar al rey Felipe chantajeándolo con su condición de beneficiario de una supuesta fortuna oculta de su padre se fue al garete y,desde hace unos meses, la guerra de Corinna y sus abogados se ha librado a través de filtraciones a diferentes publicaciones de medias verdades sobre la supuesta fortuna escondida del rey Juan Carlos, que es la mejor manera de colar mentiras enteras. La publicación el sábado en el diario londinense The Telegraph de la información que implicaba al rey Felipe en la fundación que se atribuye a su padre fue la gota que colmó el vaso y desencadenó el terremoto en la Zarzuela. Ya no valía con hacer bien las cosas, la ciudadanía tenía que saber que la Corona no acepta chantajes”.

También el martes, en este periódico, Jesús Cacho dirigía la lupa hacia el fondo del pozo: “El estallido final de la trama ha tenido lugar en dos medios de comunicación extranjeros, circunstancia que abona la sospecha de que se trata de una operación orquestada para debilitar la posición de Felipe VI y descabalgarlo del trono”. Extorsión económica y maniobras desestabilizadoras con fines políticos unidas en la misma causa. ¿La desfachatez y sinvergonzonería de una buscona profesional respaldada por los fondos expatriados del golpismo secesionista? Nada se descarta. “Ahora está por ver si la guerra sucia esconde algo más que la venganza de una amante despechada o si, finalmente, detrás de todo existe una operación perfectamente diseñada para socavar la monarquía y Corinna no sea más que un peón, aunque en su día soñara con ser la reina” (M. Alcázar).

Habrá que ver en qué acaba todo esto. De momento, es evidente que lo de Juan Carlos I no tiene un pase. Ni siquiera sus indudables servicios al país sirven ya para compensar tanto sonrojo. De ser un referente ha pasado a convertirse, en el mejor de los casos, en una figura amortizada cuya cercanía a la institución ha dejado de constituir un activo para transformarse en un serio peligro para la continuidad de la misma. De poco serviría ahora desvelar algunos episodios que no justifican, pero sí pueden explicar, al menos en parte, algunos de los más graves pecados del viejo monarca. Episodios que algún día aparecerán en los libros de historia y que están anclados en el pasado, en los miedos heredados. Por los dos; por don Juan Carlos y doña Sofía. Aludir a tales desasosiegos podría haber tenido cierta utilidad hace unos años, cuando todavía el ejercicio del poder no había dejado atrás a los principales protagonistas de la Transición. Hoy, ningún relato relacionado con circunstancias personales o familiares tendría el menor valor curativo. Todo lo contrario. Sería casi peor que aquel balbuceo hospitalario: “No volverá a ocurrir”. Únicamente el retiro absoluto del emérito, su temporal muerte civil, y una eventual entrega al tesoro público de los fondos “distraídos”, podrían aportar algún componente cicatrizante al complejo proceso de curación que obligadamente Felipe VI habrá de iniciar.

Porque si de algo deben estar seguros en Zarzuela es de que populistas y nacionalistas varios no van a dejar pasar así como así esta oportunidad. Lo del coronavirus no es más que un contratiempo en esa operación derribo, un obstáculo imprevisto que desplaza el asunto de las primeras páginas de los periódicos. Pero solo se trata de un aplazamiento. Ya lo han anunciado. Y que nadie se equivoque: Juan Carlos I solo es un paso previo para alcanzar el objetivo final. No se trata de saber toda la verdad sobre las cuentas suizas, sino a través de su explotación política y mediática colocar al Rey actual en una situación imposible y forzar, más pronto que tarde, una consulta sobre el modelo de Estado. Para ello, no basta con eliminar el obstáculo que hasta ahora representaba Juan Carlos I. Es preciso conseguir que el descrédito, el deterioro de la popularidad, alcance también a Felipe VI. Poco importa el comportamiento irreprochable en estos seis años del monarca y de la institución. Ningún interés tiene para los enemigos de la Constitución, y esa cohorte de republicanos desmemoriados les apoyan, que el vigente jefe del Estado haya sido el único español que, en momentos de extraordinaria gravedad, se hizo merecedor del calificativo de líder nacional. Mucho menos ponderan que este sea el peor de los momentos para forzar el debate sobre el modelo de Estado. Es exactamente al revés. Van a alimentar la polémica precisamente porque este es el peor de los momentos. Probablemente el más delicado para el Rey tras los acontecimientos del 1 de octubre de 2017 en Cataluña.

Personalmente, no siento ningún vértigo ante la perspectiva de que, en un futuro, España deje de ser una monarquía. Lo que me parece inconcebible es que aceptemos como si tal cosa que esa eventualidad no llegue de forma natural y una vez despejadas las dudas sobre la viabilidad futura de la nación, sino apremiada por aquellos que han ligado su supervivencia a la fragilidad del Estado, cuando no a su destrucción. Afortunadamente, Felipe VI ha demostrado hasta ahora estar siempre, como ayer y sin excepción, a la altura de las circunstancias. Ha sido y es un Rey pegado a la realidad, apoyado en esa tarea por su mujer. Resulta que Letizia, la plebeya, tan antipática para muchos, tenía razón, que la burbuja familiar no era el mejor lugar desde el que colarse en los hogares de los españoles en Nochebuena a dar lecciones de moral. En un país impregnado de confrontación partidista, la ausencia de un árbitro ecuánime podría ser una catástrofe, la última de nuestras ocurrencias autodestructivas.

El Rey ha sido, en los graves momentos pasados, el único referente, la exclusiva garantía de neutralidad que conservamos en un terreno, el público, en el que apenas quedan personajes con suficiente autoridad moral. La Corona, todavía hoy, ejerce la valiosísima función de comodín equilibrador. El problema es que su conservación ya no solo depende de que Felipe VI cumpla fielmente con su compromiso de integridad y transparencia, sino de un sector de la clase política “nacional” que o bien se ha alineado con los intrigantes, o no parece muy dispuesto a dejarse ni un solo pelo en la gatera para defender su utilidad.

https://www.vozpopuli.com/opinion/Rey-e ... 67266.html"

Avatar de Usuario
Invitado

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitado » Jue 25 Jun, 2020 5:33 pm

Imagen

... Y la Reina Letizia dijo "no" al jamón

La gira oficial del Rey Felipe y la Reina Letizia, que les llevará por todas las comunidades autónomas a lo largo de las próximas semanas, arrancó este martes en Las Palmas de Gran Canaria con una visita a la Casa Museo de Pérez Galdós y un recorrido por el paseo de la playa de las Canteras.

Como resulta habitual en cada una de sus apariciones públicas, cada pequeño gesto y detalle ha sido analizado hasta la saciedad, desde el vestido de Zara que la Reina eligió para la ocasión hasta su actitud a la hora de saludar a los curiosos, que suele ser algo menos desenfadada que la de su marido.

En esta ocasión, Letizia charló con las personas que se encontraban en la playa y los empleados del restaurante Don Jamón hasta el que se acercaron, pero también volvió a demostrar que existen ciertas normas que no está dispuesta a saltarse.

Imagen

Su interés por la alimentación equilibrada y el deporte es de sobra conocida y, de hecho, en muchos eventos públicos ha demostrado que no prueba el vino ni siquiera para brindar. Resulta que esa lista de restricciones también incluye el jamón, tal y como ha quedado claro después de que rechazara de forma educada pero firme la degustación que le ofrecieron en el mencionado local. Felipe, por contra, no necesitó que se lo repitieran dos veces y dio buena cuenta de la ración en solitario.

Avatar de Usuario
Invitado

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensajepor Invitado » Jue 25 Jun, 2020 6:29 pm

A ver si se ha convertido al Islam...estas chifladas empiezan por el yoga y acaban de derviches giróvagas.




Volver a “La Casa Real”