MONARQUIA INGLESA - Noticias sobre los Winsor

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

MONARQUIA INGLESA - Noticias sobre los Winsor

Mensajepor Invitado » Sab 12 Oct, 2019 3:26 am




SARAH FERGUSON
LA DUQUESA DE YORK: SEXO, ESCÁNDALOS Y 4 MILLONES

Nos quejamos de Urdangarin, pero a la ex del príncipe Andrés la grabaron pidiendo dinero por su posición. El duque de Edimburgo, nunca le perdonó aquellas fotografías en las que un amante le chupaba un pie.

ALBERTO MUÑOZ


SARAH FERGUSON ES UNO DE los versos más libres y también más queridos de la casa real británica, y ahora, a las puertas de cumplir 60 años el próximo martes, ella misma asegura sentirse “sexy, atrevida y súper descarada”. Readmitida en los círculos de la realeza, actuando como apoyo para su ex marido, el príncipe Andrés, en el escándalo del caso Epstein y a las puertas de casar a su segunda hija, la princesa Beatriz, la duquesa de York cumple más de tres décadas en uno de los focos mediáticos más exigentes.

“Me gustaría ser una abuela de esas a las que pueden acusar de ser hipocondriacas. No lo digo en broma, quiero tomármelo muy en serio, solo tenemos una vida”, reconoce la ex nuera de la reina. Su cumpleaños llega en un momento delicado en el que Fergie, como se la conoce cariñosamente, deberá afrontar una gran cantidad de retos, y no todos precisamente amables.

El primero y más importante de ellos es el frente que tiene abierto el príncipe Andrés por su vinculación con el caso Epstein. El ex magnate y multimillonario, que fue amigo cercano del duque durante varios años, se suicidó en su celda el pasado 10 de agosto después de ser acusado de varios cargos por tráfico sexual, pero dejó tras de sí un legado que amenaza con salpicar a múltiples personalidades.

Entre la documentación que la policía recopiló y las historias publicadas en la prensa, han aparecido numerosas fotografías, vídeos y anécdotas que vinculan al hijo de la reina Isabel con la ‘mansión de los horrores’ que el multimillonario tenía en Nueva York, lo que terminó apartándole temporalmente de la vida pública.

Tras su refugio veraniego en Sotogrande, un complejo exclusivo al sur de España donde se dedicó a jugar al golf y donde Sarah fue vital para aislarle de la tormenta mediática, Andrés ya se ha reincorporado, aunque poco a poco, a la actividad de su cargo. “Él está siendo asesorado sobre cómo proteger su reputación, mientras que Fergie continúa completamente comprometida con él y se siente orgullosa de estar junto a su hombre en uno de los momentos más complicados de su vida”, reconocía recientemente una fuente del Palacio de Buckingham a The Sun.

Divorciados desde 1996 después de 10 años de matrimonio y en medio de un gran escándalo para la casa real británica, algo que nunca le perdonará el duque de Edimburgo –en especial la fotografía de uno de sus amantes chupándole el dedo gordo del pie–, los rumores sobre su posible reconciliación amorosa han sido constantes desde hace una década y eso que Fergie llegó a utilizar el nombre de su ex para pedir dinero, como se demostró en unas grabaciones.

Concretamente desde 2008, cuando Fergie se mudó de nuevo al Royal Lodge de Windsor en calidad de amiga de su ex, con quien mantiene una excelente relación y junto al que, según ella, se ha convertido en “un ejemplo de paternidad” a pesar de que el matrimonio no funcionase. Aun así, la duquesa de York vive la mayor parte del tiempo en Verbier, Suiza, donde tiene un chalet de esquí que comparte con Andrés: “Somos la pareja de divorciados más feliz del mundo. Nos hemos separado en cuanto a nuestro matrimonio, pero no el uno del otro”, aseguraba recientemente en el Daily Mail.

Lo que le ha abierto las puertas de la casa real de nuevo y le ha llevado incluso a veranear este año con la reina en Balmoral es el desinterés que ella misma asegura tener por lo material. A pesar de haberse llevado una cifra que ronda los 4 millones de euros del divorcio, Ferguson contó durante una entrevista con Harpers Bazaar el encuentro que tuvo con la monarca al respecto: “Ella me preguntó que qué era lo que necesitaba, y yo le respondí que su amistad. Creo que eso le sorprendió, todo el mundo pensaba que exigiría un buen acuerdo”.

Imagen
UN MATRIMONIO FRACASADO Sarah y Andrés se casaron el 23 de julio de 1986 y ella entabló amistad con Lady Di. Ambas terminaron sus matrimonios en 1996 para el disgusto de la familia real británica.

BODA REAL

Eso, unido al excelente trato que tiene con su hijo y la forma en que cuida de sus nietas, las princesas Beatriz y Eugenia, de las que dicen que son de las favoritas de la reina, han propiciado que las puertas de palacio vuelvan a estar abiertas de par en par para ella, aunque siempre con la salvedad del príncipe Felipe, que a sus 98 años no parece estar dispuesto a cambiar de opinión.

Tal es el poder que Fergie tiene que incluso se rumorea que vetó a Camila Parker Bowles, la amante y ahora esposa del príncipe Carlos, de la boda de su hija menor con Jack Brooksbank, aunque desde la casa real lo justificaron por un evento que tenía concertado previamente con un colegio escocés. Está por ver también si Ferguson y su hija Beatriz, que ha anunciado su compromiso para la primavera del año que viene con Edoardo Mapelli Mozzi, deciden materializar un conflicto con los duques de Sussex, con el que se ha especulado mucho durante el último año.

A pesar de que Eugenia se ha mostrado siempre cercana a Meghan y Enrique, durante los últimos meses, según los tabloides británicos no les habría sentado nada bien que anunciasen el embarazo de su primer hijo durante la ceremonia, por lo que podrían estar pensándose invitarlos al próximo enlace, que supondrá la cuarta boda real en menos de dos años. Ese día madre e hija entrarán en la historia, ya que Sarah será la primera mujer en aparecer en las actas de una boda real y Beatriz la primera princesa madrastra de la historia de la casa real británica, ya que su prometido tiene un hijo.


CONTROL DE PESO

En lo personal, Sarah asegura sentirse mejor que nunca. Después de confesar en el programa Viva la vida que la llamaban la duquesa de Pork, lidera una campaña contra el sobrepeso, vigila “cuidadosamente” su alimentación y hace “un montón de ejercicio en casa”. “Se llegó a decir que el 82% de la gente prefería acostarse con una cabra antes que conmigo”, recordó entonces ella en el programa de Telecinco. “Siempre he tenido un problema con eso, porque cuando una persona está triste y desanimada, come, y eso es lo que hice yo durante muchos años. Era una comedora emocional que recurría a la comida para intentar compensar los sentimientos cuando la vida se ponía difícil”.

Ahora, a punto de cumplir 60 años y derrochando “lágrimas de alegría” por el compromiso de su hija mayor con un hombre al que ella misma conoce “desde que él tenía 4 años”, la duquesa de York se prepara para afrontar una de las etapas más importantes de su vida, una en la que deberá coger las riendas y ocupar, aunque no sea miembro de forma oficial, su lugar dentro de la casa real inglesa.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 12 DE OCTUBRE DE 2019

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21520
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: MONARQUIA INGLESA - Noticias sobre los Winsor

Mensajepor Assia » Jue 24 Oct, 2019 1:04 am

Por falta de '''pagne...?'' Estaba desconectando mi ordenador de Internet cuando me salio la noticia que la reina de Inglaterra ha vendido la Villa Guardamangia donde vivio cuando era princesa desde 1949 y 1951. el comprador ha sido el gobierno de Malta para onvertirla en 1 centro turistico.

Avatar de Usuario
Invitado

MONARQUIA INGLESA - Noticias sobre los Winsor

Mensajepor Invitado » Sab 26 Oct, 2019 11:35 pm


Atención porque la reina Isabel II abdica en 2020

La reina Isabel II de Inglaterra podría anunciar su abdicación en 2020 y dejar el trono a su primogénito Carlos de gales y a su esposa Camila Parker, Camilla de Cornualles. Estos rumores son cada vez más fuertes pero podría obedecer más a un deseo, además de que la soberana de Reino Unido cumplirá 94 años en abril y Carlos de Inglaterra cumple en noviembre 71 años. La Casa real británica no afirma ni desmiente, por lo que sería solo un rumor y la reina lo comunicaría personalmente

Avatar de Usuario
Invitada

MONARQUIA INGLESA - Noticias sobre los Winsor

Mensajepor Invitada » Dom 17 Nov, 2019 7:12 pm

La visita de la condesa de Wessex a Nueva York y Toronto

Esta semana, la condesa de Wessex visita Nueva York y Toronto como embajadora global de la Iniciativa de Próxima Generación de 100 Mujeres en Finanzas (100WF). El 12 de noviembre de 2019, la Condesa asistió al evento de discusión de 100 Mujeres en las Primeras Impresiones de Finanzas en Nueva York, que trataba sobre las oportunidades disponibles dentro de la industria y la visibilidad de los modelos femeninos a seguir. Ayer, la condesa asistió a una reunión en Winston & Strawn LLP en Nueva York. Durante su visita a Nueva York, la condesa también se reunió con representantes de la Fundación Awareness.


Imagen
Imagen
Imagen
Imagen



La condesa de Wessex visitó la ciudad de Toronto en Canadá

Después de su visita a Nueva York, la condesa de Wessex visitó Toronto, la capital del estado canadiense de Ontario. En Toronto, la condesa de Wessex asistió a eventos que apoyan la igualdad de género. Uno de esos eventos fue un desayuno de negocios 100 Women in Finance (100WF). La condesa de Wessex también se reunió con la gobernadora general de Canadá, Julie Payette. El gobernador general es el representante del monarca en Canadá.


Imagen
Imagen


La condesa de Wessex visitó Toronto Western y el Hospital General de Toronto. Estos hospitales se especializan en cardiología, el tratamiento de accidentes cerebrovasculares y trasplantes. La condesa, que es la patrona de ambos hospitales, se reunió con pacientes. Además, la condesa recibió información sobre el uso de la tecnología y la innovación, incluida la cirugía robótica, en el hospital.

Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Maritxu
Gafapasta
Gafapasta
Mensajes: 704
Registrado: Lun 16 Sep, 2019 5:05 pm
Ubicación: Zugarramurdi
Flag: Spain

MONARQUIA INGLESA - Noticias sobre los Winsor

Mensajepor Maritxu » Mié 20 Nov, 2019 2:57 pm

El escándalo Epstein comienza a pasar factura al príncipe Andrés

Varias empresas han retirado su apoyo a algunas de las iniciativas y patrocinios que abandera el hijo de Isabel II

La entrevista más polémica del príncipe Andrés tras el escándalo del caso Epstein está empezando a tener sus consecuencias. Aunque la intención del hijo de Isabel II era zanjar de una vez por todas las especulaciones sobre sus vínculos con el empresario Jeffrey Epstein, acusado de tráfico sexual, sus declaraciones han provocado un tsunami que ha llevado a algunas importantes empresas y entidades a retirar su apoyo de algunos proyectos y patrocinios que abandera el duque de York.

En concreto, han sido cinco compañías las que han roto lazos con alguna de las 189 organizaciones benéficas en las que está implicado el hermano de Carlos de Inglaterra. El Advertising Week Europe, que ha apoyado el proyecto Pitch@Palace –una plataforma para emprendedores que fundó el duque de York- es la última que le ha dado la espalda. El Príncipe no será invitado a la cumbre de cuatro días que tendrá lugar en Londres durante el mes de marzo y que reunirá a los más grandes ejecutivos y expertos en publicidad del mundo. “Seguimos apoyando a los empresarios, pero podemos confirmar que Pitch@Palace no formará parte de Advertising Week Europe 2020", ha confirmado un portavoz del evento.

La plataforma empresarial creada por el marido de Sarah Ferguson se ha visto obligada a retirar de su página web el nombre de otras importantes organizaciones que le apoyaban. Además de Advertising Week Europe, la auditora KPMG, el gigante de los seguros Aon, la compañía de banca privada Standard Chartered y la tecnológica Gravity Road ya han anunciado que no trabajarán más con la organización del príncipe Andrés. Ahora se ha sabido que KPMG donaba 116.632 euros al año a la causa del Duque, según informa el Daily Mail. Además, dos de las universidades más prestigiosas de Australia, la Bond University de Queensland y la RMIT University de Melbourne, se han desvinculado del Príncipe. Las universidades de Murdoch y la de Wollongong, ambas también australianas, han anunciado que revisarán sus convenios de colaboración.

Así las cosas, el panorama para el Príncipe es un tanto desolador ya que hay serias dudas de que el resto de empresas que apoyan a Pitch@Palace sigan ofreciendo cobertura económica. La Universidad Metropolitana de Londres está considerando despedirlo como patrono y los estudiantes de la Universidad de Huddersfield han protestado porque el padre de Eugenia y Beatriz de York siga siendo canciller del centro.

En la entrevista que concedió a la BBC, el Príncipe negó rotundamente las acusaciones de haber mantenido relaciones sexuales con Virginia Roberts, una joven que asegura que fue obligada a mantener relaciones íntimas con él cuando era menor de edad. “No ocurrió. Puedo decirle categóricamente que nunca pasó. No recuerdo haber conocido alguna vez a esta señora” y añadió que tampoco “en absoluto” recuerda en qué momento se tomó la fotografía en la que se le ve abrazando a la joven por la cintura. El duque de York también matizó que Jeffrey Epstein y él no eran amigos cercanos, sino que tenían amigos en común y que se distanció de él en 2006, dos años antes de que el financiero fuera condenado. Sin embargo, unas imágenes de ambos paseando juntos por Nueva York en 2010 pusieron en jaque a Andrés de Inglaterra. “Definitivamente no fue la decisión correcta. No estuve a la altura de lo que se espera de un miembro de la Familia Real. Mi actitud fue decepcionante, tan simple como eso”.

El magnate estadounidense Jeffrey Epstein apareció muerto en la cárcel el pasado mes de agosto, mientras esperaba a ser juzgado por los delitos de tráfico sexual y de menores.

https://www.hola.com/realeza/casa_ingle ... a-epstein/

Avatar de Usuario
Invitado

MONARQUIA INGLESA - Noticias sobre los Winsor

Mensajepor Invitado » Jue 21 Nov, 2019 12:14 am

Imagen

El príncipe Andrés abandona sus funciones públicas, acosado por el 'caso Epstein'

"Lamento sin rodeos mi errónea relación con Jeffrey Epstein. Su suicidio ha dejado muchas preguntas sin respuesta, particularmente para sus víctimas"


El príncipe Andrés, tercer hijo de la reina Isabel II y octavo en la línea de sucesión del trono, ha anunciado que renuncia a sus "obligaciones reales" por sus vínculos con el financiero y pederasta Jeffrey Epstein, encontrado muerto el pasado mes de agosto en la cárcel de Nueva York donde cumplía condena. La renuncia del duque de York, de 59 años, se produjo cuatro días después de una entrevista en la BBC en la que reconoció su amistad con Esptein y no expresó el menor remordimiento.

El Duque de York está preparado para prestar evidencia en los próximos días en la investigación abierta en Estados Unidos por las actividades de Jeffrey Epstein, según revela The Daily Telegraph. Fuentes de la Casa Real aseguraron al diario conservador que la decisión de eximir al Príncipe Andrés de sus "funciones públicas" fue tomada personalmente por la reina Isabel II, que consultó telefónicamente con el Príncipe Carlos, de viaje oficial en Nueva Zelanda. Andrés siempre estuvo considerado como el hijo "favorito" de la monarca.

En un comunicado emitido el miércoles por la tarde, el duque de York admite que sus vínculos con Epstein han causado "una gran disrupción" en la familia real británica. Su decisión de conceder la entrevista en Buckingham al programa Newsnight de la BBC causó un profundo malestar a la reina Isabel II y ha desatado la mayor crisis que se recuerda en palacio en las dos últimas décadas.

"Lamento sin rodeos mi errónea relación con Jeffrey Epstein", agregó el príncipe Andrés en su comunicado. "Su suicidio ha dejado muchas preguntas sin respuesta, particularmente para sus víctimas (...) Solo espero que con el tiempo sean capaces de reconstruir sus vidas". El duque de York mostró su disponibilidad a "colaborar con las autoridades en cualquier investigación si fuese necesario".



El príncipe Andrés aprovechó el comunicado para expresar sus "profundas condolencias" a las víctimas de Epstein y "todos los que se han visto afectados y que quieren cerrar este capítulo". Después de su entrevista en la BBC con la periodista Emily Maitlis, el duque de York fue duramente criticado por los medios británicos por no pedir públicamente perdón por su relación con el pederasta, a quien aseguró haber conocido a través de su novia Ghislaine Maxwell (amiga personal de Andrés).

Imagen
El príncipe Andrés con Virginia Roberts, la denunciante, en una fiesta de Epstein. CP

En la entrevista, el príncipe Andrés negó haber mantenido un encuentro en casa de Maxwell con Virginia Roberts-Giuffre, la mujer norteamericana que sostiene haber mantenido relaciones sexuales con él cuando tenía 17 años y a instancias de Epstein. Pese a la existencia de una foto de los dos (pasándole una mano por la cintura a la menor y con la anfitriona al fondo) Andrés aseguró "no recordar" cómo se hizo esa foto y llegó a insinuar que la imagen podría haber sido retocada.

El duque de York recalcó que él no suele mostrar afecto en público y aseguró que nunca fue con ella al bar Tramps de Londres, alegando que esa misma noche de marzo del 2001 estaba con su hija Beatriz en un Pizza Express en la localidad de Woking (una coartada desmontada por los medios británicos a las pocas horas).

Imagen
La renuncia del duque de York a sus "obligaciones reales" se produce tras la retirada en bloque de patrocinadores de su plataforma para emprendedores Pitch@Palace. El príncipe Andrés ejerció durante varios años como "enviado comercial" del Gobierno británico, y en calidad de tal viajó varias veces a Estados Unidos al encuentro de Epstein (a quien visitó en 2008 después de haber recibido una primera condena por mantener una red de prostitución de menores).

Con su renuncia llevaba especulándose desde el lunes, tras el impacto mediático de la entrevista que desplazó de las primeras páginas a las elecciones del Brexit. El príncipe Carlos, de viaje por Nueva Zelanda con Camilla, llegó a barajar la posibilidad relevar de sus "obligaciones reales" a su hermano pequeño, pero la decisión personal del duque de York hizo innecesaria su intervención.

Coincidiendo con la emisión de la entrevista, y en previsión del escándalo, la casa real especificó en un comunicado que el duque de York "deplora la explotación de cualquier ser humano y la sugerencia de que pueda haber aprobado, participado e incluso incitado a una conducta así de aberrante". La duquesa de York, Sarah Ferguson, llegó a salir también en defensa de su ex marido y madre de sus dos hijas, alegando que admira la "determinación estoica" con la que ha decidido plantar cara a las acusaciones.

Jack Scarola, abogado de Virginia Roberts-Giuffre y otras víctimas de Epstein, expresó su deseo de ver al príncipe Andrés "prestando juramento en una investigación del FBI" y revelando el verdadero alcance de sus vínculos con el financiero pederasta.

Avatar de Usuario
Invitado

MONARQUIA INGLESA - Noticias sobre los Winsor

Mensajepor Invitado » Jue 21 Nov, 2019 2:25 am


Andrés de Inglaterra y la reina Isabel II, en el castillo de Windsor. En vídeo, fragmentos de la entrevista que concedió el príncipe al programa Newsnight de la BBC.


El segundo ‘annus horribilis’ de Isabel II

La entrevista a la BBC del príncipe Andrés escandaliza a los británicos



Si no fuera porque el Brexit se lleva la palma en la categoría de desastre nacional británico, 2019 llevaría camino de convertirse en el annus secundus horribilis de Isabel II.La entrevista concedida a la BBC por su segundo hijo, el príncipe Andrés, para intentar explicar su relación con el millonario y pedófilo estadounidense, Jeffrey Epstein, ha sido calificada ya por los medios británicos como el mayor desastre de comunicación pública de los últimos tiempos. Y ha levantado serias dudas sobre la capacidad de la reina de poner orden en una familia real (The Firm, la empresa, como se la conoce en la prensa) que vuelve a incomodar a los ciudadanos del Reino Unido.

De momento, la crisis no parece llegar a los niveles de aquel famoso annus horribilis de 1992 en el que los británicos vivieron día a día la separación de Carlos de Inglaterra y Diana Spencer, la del príncipe Andrés y Sarah Fergusson, y la imagen del castillo de Windsor en llamas. Pero las implicaciones de todo lo ocurrido en este año tienen en ellas el germen de una crisis de credibilidad institucional mucho más grave. La reina, de 93 años, fue burdamente utilizada por Boris Johnson para echar el cerrojo al Parlamento, y el Tribunal Supremo tuvo que hacer un ejercicio de ingeniería jurídica para anular y revertir la decisión sin salpicar a la monarca. La nefasta entrevista concedida a ITV por los duques de Sussex, el príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle, durante su reciente viaje por Sudáfrica, presentó la imagen de dos consentidos con serios conflictos con la libertad de prensa, deseosos de volar por libre sin prescindir del erario público y manifiestamente críticos con el tercero en la línea de sucesión, el hermano de Enrique, el príncipe Guillermo.

Pero nada ha podido salir peor que la entrevista del príncipe Andrés -el favorito de toda la vida de la reina- a la periodista Emily Maitlis. La cadena de explicaciones estrambóticas, evasivas, medias verdades y hasta justificaciones arrogantes del duque de York para justificar su amistad con Epstein, su visita a Nueva York después de que fuera condenado por abusos sexuales, y su supuesta relación sexual con una menor proporcionada por el millonario estadounidense, han escandalizado a multitud de ciudadanos. La lista de despropósitos es amplia:


La fiesta de Pizza Express

Si Andrés se mostraba incapaz de recordar en ningún momento que hubiera conocido a Virginia Roberts (hoy Virginia Giuffre, después de adoptar el nombre de su esposo), desplegó durante la entrevista una prodigiosa memoria para afirmar que, la noche del 10 de agosto de 2001, era imposible que hubiera mantenido relaciones sexuales con la joven de 17 años porque había llevado a su hija Beatriz esa misma tarde a una fiesta en el restaurante Pizza Express de Woking. Ante el pasmo de la periodista, el duque de York explicó que se acordaba perfectamente porque para él no resultaba nada normal lo que para cualquier padre es rutina.


La enfermedad que no le dejaba sudar

Giuffre recuerda cómo, la noche en que bebió y bailó con Andrés en el club nocturno Tramp, de Londres, el duque de York "sudaba profusamente". Su respuesta preparada para lo que no dejaba de ser una anécdota, que quiso presentar en la entrevista como un argumento definitivo, arrancó titulares: "Es imposible, porque en esa época yo no sudaba. Había sufrido una sobredosis de adrenalina durante mi participación en la guerra de las Malvinas, cuando recibimos fuego enemigo. Desde entonces se me cortó el sudor, y solo volví a sudar al cabo de los años. Sufría de una condición médica especial". Se llama anhidrosis, y solo The Times se ha tomado la molestia de explicar el fundamento médico de una excusa que el resto de los medios se han tomado a recochineo.


El "papel positivo" del hombre

Insistió Maitlis durante la entrevista en si el príncipe había mantenido relaciones sexuales con alguna de las menores que Epstein utilizó durante años como "esclavas sexuales". Y fue en ese momento cuando la lógica defensiva del duque de York demostró que su mentalidad anda con ciertos años de retraso respecto a la del resto de sus conciudadanos. "Sin pretender hilar fino, cuando eres hombre, debes tener una actitud positiva si quieres tener sexo con alguien. Debes tomar tú la iniciativa, con lo que resulta difícil de olvidar. Y yo no recuerdo absolutamente nada", explicó.


Mereció la pena conocer a Epstein

El príncipe Andrés, quien después de su heroica participación en la guerra de las Malvinas asumió el papel de Representante Especial para el Comercio Exterior del Reino Unido, intentó justificar su amistad -"no tan cercana como se dice", insistía- con Epstein, y sus repetidas visitas a sus mansiones en Nueva York, Miami y las islas Bahamas, por los beneficios profesionales que le reportó. "La gente que pude conocer y las oportunidades que tuve de aprender cosas nuevas gracias a él o través de él fueron muy útiles", justificó.


El comportamiento "impropio" del millonario

Explicó Andrés que fue su firme convicción de que debía "mostrar liderazgo" en este asunto la que le llevó a desplazarse hasta Nueva York para decirle a Epstein en persona que debían dejar de verse. Lo que no le impidió, una vez pasado el "mal trago", quedarse en la mansión de Central Park del millonario estadounidense cuatro días más. Estaba obligado a tratarle, dijo, porque era el novio de su amiga Ghislaine Maxwell, a pesar de su comportamiento "impropio".

-"¿Impropio? Era un condenado por abusos sexuales...", respondió asombrada la periodista.

-"Perdón. Simplemente intentaba ser educado. He dicho impropio en el sentido de que era un delincuente sexual", explicó Andrés.


La foto comprometedora

Los medios británicos publicaron la fotografía, tomada en el apartamento de Ghislaine Maxwell en el barrio londinense de Belgravia en 2001, en la que Andrés agarra la cintura al aire de Virginia Roberts. El duque de York es incapaz de negar tajantemente que fuera él quien aparecía en la instantánea, pero no tuvo reparo en alimentar las dudas que ya habían extendido meses antes sus aliados sobre la veracidad de la foto. En su caso, sin embargo, evitó señalar expresamente cómo esos dedos "regordetes" no le pertenecían.

Las cosas se han complicado para el duque de York en las horas posteriores a una entrevista comparada ya a un "accidente de tráfico". Algunos medios señalan que el palacio de Buckingham no fue informado de la decisión de explayarse ante las cámaras durante casi una hora más que cuando ya era un hecho casi consumado. El FBI estadounidense pretende interrogar a Andrés y el principal partido de la oposición británico, el Laborista, ha expresado su apoyo a ese interrogatorio. Al menos un par de empresas que colaboran con las actividades filantrópicas del duque han admitido públicamente que se están replanteando su ayuda. Los alumnos de la Universidad de Huddersfield, a cuyo consejo directivo pertenece Andrés, han intentado forzar su expulsión. El primer ministro, Boris Johnson, esquivó como pudo las preguntas sobre la entrevista cuando compareció este lunes en la conferencia anual de la patronal CBI, en Londres.

Y la pregunta que flota este martes en el Reino Unido, en un intento de descargar responsabilidades de los hombros de Isabel II, es: ¿Supervisó algún miembro del Gobierno todo este desastre? La encuesta exprés de YouGov revela que la mitad de los británicos (47%) están convencidos de que el príncipe Andrés ha dañado con su actuación a la monarquía, frente a un 23% que opina lo contrario. Y solo un 6% de ellos cree que ha dicho la verdad.




Volver a “La Casa Real”