LA REINA RANIA DE JORDANIA

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Invitado » Mar 14 Mar, 2023 10:53 pm


La elegante y soñada boda de Imán de Jordania con Jameel Alexander Thermiotis

Avatar de Usuario
Invitado

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Invitado » Jue 16 Mar, 2023 1:22 am


El delicado y glamuroso vestido de Rania de Jordania para la boda de su hija Iman

Avatar de Usuario
Invitado

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Invitado » Jue 16 Mar, 2023 3:57 pm

Muy bonita la novia, vestido elegante y senador. Rania como siempre maravillosa.

Avatar de Usuario
Invitado

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Invitado » Sab 18 Mar, 2023 4:03 am

Imagen
La princesa Iman, del brazo de su hermano mayor, el príncipe Hussein —cubierto con la tradicional ‘hatta’ jordana—, se dirige hacia la ceremonia entre los almendros en flor de los jardines de palacio.


En el palacio de Beit Al Urdun, ocho meses después de anunciar su compromiso
La emotiva y espectacular boda real de Iman de Jordania y Jameel Alexander

Los reyes Abdalá y Rania abrieron por primera vez su residencia privada para celebrar el matrimonio de su hija mayor


L
a Familia Real de Jordania está de enhorabuena. El amor reina en la corte hachemí por partida doble y en un año muy especial: los reyes casan a sus dos hijos mayores y también celebran en junio el 30º aniversario de su boda.

Imagen
La novia llevaba un vestido clásico de Dior, firma de la que también vistió su madre, la reina Rania (sobre estas líneas).

Iman es la segunda de cuatro hermanos, pero ha sido la primera en dar el paso del matrimonio, después de un noviazgo secreto de tres años y un anuncio de compromiso inesperado en julio del pasado año. La boda del príncipe Hussein, el heredero al trono, con Rajwa el próximo uno de junio, será un acontecimiento histórico para Jordania. Pero la de Iman y Jameel Alexander Thermiotis, que tuvo lugar el domingo 12 de marzo, también fue un día único para el Reino. De ello se ocupó Rania, quien estuvo al frente de todos los preparativos para asegurarse de que su hija tuviera la celebración más emotiva e inolvidable.

Imagen
Sobre estas líneas, con su madre, su hermana pequeña, la princesa Salma, con un vestido fucsia de Andrew Gn.

A las seis de la tarde en Aman, (16:00 hora española) se abrían las puertas de palacio y daba comienzo en los primaverales jardines la celebración, que fue emitida en directo por la televisión jordana. Entre los almendros en flor y al son de las melodías interpretadas por una banda del ejército jordano, los Soberanos dieron la bienvenida a sus invitados. Alrededor de 150 personas que incluían a su extensa familia —hasta 30 príncipes y princesas—, amigos, personalidades destacadas del Reino y dignatarios árabes.

Imagen
Imagen
Miriam de Ungría, princesa Maryam Al Ghazi desde su boda, el pasado septiembre, con el príncipe Ghazi bin Muhammad —sobre estas líneas—, primo carnal del Rey Abdalá, recibió el afectuoso saludo de la Reina. Sobre estas líneas, Rajwa Al-Saif, futura princesa heredera, con un vestido amarillo de Roksanda —y mostrando su anillo de compromiso— y su prometido, el príncipe Hussein. Abajo, el Soberano y su tío el príncipe Hassan bin Talal

Un impresionante desfile de títulos en el que se echó de menos la representación de las Casas Reales europeas —que sí acudirán a la boda del heredero— y llamó la atención una española: Miriam de Ungría —viuda del príncipe Kardam—, ahora princesa Maryam Al Ghazi tras su boda con un primo del Rey Abdalá. La que fuera un día nuera de los Reyes de Bulgaria reapareció radiante con un vestido ceñido de gran escote a la espalda, que no pasó inadvertido para Rania, quien había elegido para el gran día un precioso vestido de Dior. Miriam acompañaba a su marido y a su nueva familia política, muy cercana a los Reyes, como se vio desde su llegada. Primero, por el cariño con el que fueron recibidos; y después por el lugar que ocuparon tanto en la ceremonia (segunda fila), como en la fotografía de familia. Se casaron el 3 de septiembre por sorpresa —fue la última boda de la corte—, pero la princesa Maryam Al Ghazi ya es una más.

Imagen
Los Reyes de Jordania, sonrientes y emocionados, dieron la bienvenida a los invitados al palacio en el que residen.

Tras el besamanos, que duró aproximadamente 20 minutos, y de la llegada en solitario del propio novio, Jameel Alexander Thermiotis, los reyes accedían de nuevo al interior de su palacio, Beit Al Urdun. Los medios jordanos habían apuntado a que el lugar elegido sería el palacio Zahran, donde Abdalá II y Rania se casaron en 1993. Y, también, había sonado con fuerza el palacio Al Husseiniya junto a la Mezquita y el parque del Rey Hussein, donde se celebró la “Noche de la Hena” de la novia, pero finalmente, frente al edificio “de estado”, que alberga las oficinas de los Reyes, se eligió la residencia privada, el hogar: la casa de la novia, en el distrito Dabouq de Amán, al estilo tradicional jordano.

Imagen
Imagen
Sobre estas líneas, la princesa Muna, madre del rey Abdalá, saluda cariñosamente a la Reina. Arriba, la novia y su hermano caminan ante la atenta mirada de su abuela paterna y de su tía abuela, la princesa Sarvat

La prensa del reino destacó ese gesto, y también que la boda permitiera descubrir algunos rincones del palacio real, o incluso que Rania compartiera desde su perfil de Instagram los arreglos que había hecho el equipo de Jordan iDegrees. Una impresionante exhibición floral entre sillones “bouclé”, velones y metros de tela de velo cubriendo los techos en estancias a las que no pudieron acceder las cámaras, aunque el salón de cristal donde tuvo lugar la ceremonia sirvió de ejemplo de la decoración: blanca y romántica, como la novia.

Allí fueron recibidos los Reyes por todos los invitados en pie antes de que tomaran caminos separados. Abdalá II se sentaba frente a la mesa ceremonial y del imán que ofició la boda, y al lado del novio, que esperaba ya impaciente a su princesa. Y Rania ocupaba su silla en primera fila, junto a su futura nuera, la joven saudí Rajwa al-Saif, la protagonista de la próxima boda real, y sus hijos, la princesa Salma y el príncipe Hashem.

Imagen
Imagen
Sobre estas líneas, los padres de Jameel, Alejandro Thermiotis y Corina Hernández de Thermiotis

Minutos después, al son de cánticos tradicionales, aparecía en escena la princesa Iman, del brazo de su orgulloso hermano. Finalmente, se descubría el secreto: la novia llevaba un vestido clásico de Dior —la misma firma que eligió la Reina para su boda—, seguramente en un guiño al abuelo de Jameel, Dimitrios Thermiotis, que fue quien introdujo los perfumes de la firma francesa en Venzuela.

Imagen
Imagen
Sobre estas líneas, Abdalá recibe a su hija, que se sentó al lado del novio, Jameel Alexander Thermiotis, y ocupó un lugar de honor, frente al imán que ofició el rito, junto a la mesa ceremonial. Antes de intercambiar los anillos (arriba), los novios firmaron el acta de matrimonio.

El diseño nupcial, de corpiño ceñido, panel de encaje transparente en el escote, puños y falda de línea amplia y pequeña cola, fue muy aplaudido, y lo complementó con un largo velo de bordado floral, pendientes de diamantes y una tiara, también de diamantes, coronando su recogido bajo. La pieza podría ser un regalo de sus padres, aunque inicialmente se dijo que había pertenecido a su abuela, la princesa Muna al-Hussein.

Imagen
Imagen
Firma del acto y anillos

Seguida por sus dos damitas, Raya y Nasma, hijas de la princesa Aya bint Faisal, sobrina del Rey Abdalá, y con un pequeño ramo de flores blancas en la mano, la novia entró en silencio en el salón de ceremonias. Allí, después de mirarla de la manera más afectuosa, su hermano se hizo a un lado para dar paso al Rey. Un padre realmente emocionado, que la recibió con un abrazo y la acompañó al lado de su prometido. Comenzó entonces la ceremonia (Katb al-Kitâb), que ofició el imán hachemita Ahmed Al-Khalayleh. Fue una celebración breve y sencilla, en la que Al-Khalayleh hizo una pequeña intervención llena de alabanzas para la princesa antes de resaltar cómo el matrimonio es una virtud exaltada en el islam. La princesa y Thermiotis firmaron entonces el acta de matrimonio, rubricando después el Rey el documento, en el que se detallaban los términos de su unión. Y, a continuación, antes de que los novios se intercambiaran los anillos y recibieran la bendición, también firmaron como testigos, sus hermanos, los príncipes Hussein y Hashem. Mientras, a unos metros, las cámaras nos mostraban la emoción de sus seres queridos, especialmente de Rania, que esperaba ya a su hija con los brazos abiertos.

Imagen
Imagen
Arriba, la familia de la novia: de izquierda a derecha, la princesa Salma, el príncipe Hashem, de 18 años; Rajwa al-Saif, junto a su prometido, el príncipe Hussein y la Reina Rania. Sobre estas líneas, un momento de la ceremonia

Minutos después, camino al salón contiguo donde se celebró la recepción y posterior cena, los recién casados desfilaban bajo las lanzas de la Guardia Real de Honor coronadas por banderas… Y, sin perder la sonrisa y sin soltarse de la mano, disfrutaban de un zaffah jordano tradicional ofrecido por la Compañía Folclórica Ma’an, que cantó y bailó para ellos difundiendo la herencia jordana.

Al otro lado del largo pasillo, los esperaba la familia, de nuevo con aplausos y abrazos… Casi toda la familia, porque hubo dos llamativas ausencias: la de la Reina Noor, que nunca se había perdido una celebración en la corte, y la de su hijo primogénito, Hamzah. El exheredero al trono es tío de la novia, pero los lazos están rotos. Hamzah, acusado de conspirar en un complot para destronar a su hermanastro, el Rey Abdalá, cayó en desgracia y terminó renunciando incluso al título de príncipe. Su no presencia es una muestra de que las heridas están abiertas. La última vez que vimos a la Reina viuda Noor en palacio rodeada de toda la familia fue en 2020, cuando su hija, la princesa Raiyah, se casó con el escritor británico Ned Donovan, nieto de Roald Dahl. Ellos sí acudieron a la boda de Iman y participaron de las festividades, que para los espectadores terminaron con el “momento tarta”. Fue la última imagen que captaron las cámaras de televisión: armados con una espada árabe, los novios cortaron el pastel de bodas de seis pisos decorado con ramitas florales, mientras la Reina, pendiente de todos los detalles, se ocupaba de colocar el velo de su hija.

Imagen
Imagen
Arriba, el emotivo abrazo de Rania a su hija. El vestido de la Reina, de Dior Alta Costura, destacaba por su diseño plisado, con bordados y cuello de inspiración victoriana. Sobre estas líneas, los recién casados.

Cierto que después llegaron las fotos oficiales y también los mensajes de Rania en Instagram y Facebook. Una reina, pero más que nada la madre de la novia “despidiéndose” de su hija en un día inolvidable:

“Protégela, oh, Señor, de todo mal, concédele el éxito, y alegra su corazón. Mil bendiciones a los más dulces novios. Iman, rezo para que este próximo capítulo en tu vida te traiga tanta alegría, amor y risas como nos has traído a nosotros a lo largo de los años. ¡Felicitaciones a los novios!”. “Como si fuera ayer, el día que se engalanó la casa con la llegada de nuestra princesa. Tu padre te llevó en sus ojos antes que en sus brazos... Te pareces a él cuando sonríes, cuando tus ojos ríen y cuando tu corazón se desborda de ternura… Rodeas de amor a tus hermanos, la amiga de Hussein, la amada de Hashem y el alma gemela de Salma… Doy gracias a Dios todos los días por darme una hija que tiene buena moral, buena apariencia y amor por las personas. Que orgullosa estoy de ti, Betu ...”, y añadía acompañando al vídeo oficial del enlace: “Mi querida Iman, no es un adiós cuando siempre estás en mi mente y en mi corazón. Que Dios te bendiga”. Este era el último mensaje de los muchos compartidos desde que anunció la boda por sorpresa (una semana antes del gran día) o nos “invitó” a la celebración de la “Noche de la Hena”, el 7 de marzo, siendo la Reina la anfitriona en el inicio de los festejos. Rania reunió a todas las mujeres de la familia real hachemita, amigas, activistas de derechos humanos y representantes de las gobernaciones del país para que pudieran felicitar a la novia, de 26 años.

Imagen
Sobre estas líneas, el retrato oficial de familia. En primera fila, de izquierda a derecha, el príncipe Hassan bin Talal, tío del Rey, y su esposa, la princesa Sarvat; la princesa Muna, el príncipe Hashem, Rajwa Al-Saif, el príncipe Hussein, el Rey, la princesa Iman, Jameel Alexander, la Reina, la princesa Salma, las princesas Alia y Zein, hermanas del Rey; y las princesas Basma y Taghred (tías del Rey). En la segunda fila a la derecha destaca Miriam de Ungría, ahora princesa Maryam Al Ghazi, junto a su marido, el príncipe Ghazi bin Muhammad.

Esta era la última celebración antes de la boda, en la que se le desea suerte y felicidad en su nueva vida y las mujeres ululantes la recibieron con gritos ceremoniales. En las imágenes se ve a Rania abrazándola, aplaudiendo, recibiendo felicitaciones y, antes, en otro momento, ajustando la hebilla de perlas de su cinturón bordado en oro y perlas… Y no era un cinturón cualquiera: era el que llevó en su boda con Abdallah, en 1993, diseño de Bruce Oldfield. También pronunció un discurso en el que felicitó a su hija y le deseó éxito, expresando sus “sentimientos encontrados”: “Ahora sé cómo se sintió mi madre cuando mi hermana y yo nos casamos. No sabía lo que significaba ser la madre primeriza de la novia”.

Imagen
Imagen
Las fotografías oficiales de los recién casados con la Familia Real hachemita

Las imágenes llegaban días después de que la Soberana compartiera un vídeo y fotos inéditas de la vida de su princesa. Desde que nació —se ve a Rania en la cama del hospital junto a su marido y al Rey Hussein— a la actualidad. Entre ellas, la más especial es la de Iman tocada con la tiara de diamantes que su madre estrenó en el banquete estatal organizado por la Reina Isabel II y el duque de Edimburgo en el castillo de Windsor en 2001. Y la de la Reina viendo emocionada cómo su hija se probaba su vestido de novia (sin mostrarlo). “La primera vez que sostuve a mi bebé, supe que mi vida nunca volvería a ser la misma… Mi preciosa Iman, estoy tan feliz por ti y tan orgullosa de todo lo que eres…”, escribió.

Imagen
Tras la ceremonia, los recién casados se dirigieron al salón contiguo, donde se celebró la recepción y posterior cena.

La hija mayor de los Reyes nació el 27 de septiembre de 1996; y en junio de 2014 se graduó de la Academia Internacional de Amán (IAA), donde había sido premiada como la mejor atleta femenina de su clase, además de destacar como amazona. Acudió después a la Universidad de Georgetown, en Washington, y sería en Nueva York donde se cruzó con Jameel mientras estudiaba un máster en la Parsons School of Design.

Imagen
Imagen
Arriba, los Reyes aplauden a los novios, quienes, sin soltarse de la mano disfrutaron, de un ‘zaffah»’ jordano tradicional, ofrecido por la Compañía Folclórica Ma’an, que canto y bailó para ellos (sobre estas líneas).

Dimitrios “Jimmy” Alexander Thermiotis, ahora Jameel tras convertirse al islam, se presenta como el yerno perfecto de Abdalá II y Rania de Jordania. Nació en Caracas, Venezuela, en 1994 y tiene dos hermanos, Alexia y Alejandro. Su padre, Alexandros, es un rico empresario; su madre, Corina Hernández, una conocida artista y fotógrafa de bellas artes. Es descendiente de una familia de armadores de la isla de Andros, después de que su abuelo, Dimitrios Thermiotis, emigrara a América Latina después de la Segunda Guerra Mundial. El patriarca, que murió en 2018 a los 96 años en Miami, fue uno de los empresarios más ricos de Venezuela. Graduado en 2015 en administración de empresas y comercio de la Universidad Internacional de Florida, Jameel trabaja en el sector financiero en Nueva York, EE. UU.

Imagen
Imagen
Arriba, el momento en el que cortaron la tarta y, a la derecha, el príncipe heredero Hussein y su prometida, cuya boda será el 1 de junio

La Reina está encantada y “muy orgullosa de las elecciones que han hecho” sus hijos. Lo contó en el programa de la televisión estadounidense Good Morning America. También expresó cuánta ilusión le hacía ser abuela: “Siempre solía decir que mi título favorito es el de madre, pero creo que eso va a cambiar rápidamente”, y añadió: “Mi objetivo es ser una abuela divertida. estoy muy emocionada de tener bebés en mi vida pronto”.

Imagen
‘Como si fuera ayer el día que se engalanó la casa con la llegada de nuestra princesa. Tu padre te llevó en sus ojos antes que en sus brazos...Te pareces a él cuando sonríes, cuando tus ojos ríen y cuando tu corazón se desborda de ternura. La parte de tu padre eres tú, Iman’, fueron las emotivas palabras que la Reina Rania dedicó a la segunda de sus hijos en su gran día. Sobre estas líneas, los Soberanos con los recién casados.

Avatar de Usuario
Invitado

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Invitado » Jue 23 Mar, 2023 8:44 pm


La Reina Rania De Jordania Tiene Una Vida Increíblemente Lujosa

Avatar de Usuario
Maritxu
Directora de planta
Directora de planta
Mensajes: 8681
Registrado: Lun 16 Sep, 2019 5:05 pm
Ubicación: Zugarramurdi
Flag: Spain

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Maritxu » Mié 12 Abr, 2023 2:09 pm

Casa Real de Jordania, visita a Japón

Vestidazo.

Imagen

Avatar de Usuario
bobamaria
Regadera
Regadera
Mensajes: 2954
Registrado: Lun 08 Abr, 2013 2:36 am

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor bobamaria » Mié 12 Abr, 2023 2:42 pm

Maritxu escribió:Casa Real de Jordania, visita a Japón

Vestidazo.

Imagen


Precioso, femenino y elegante. Rania rara vez falla en sus elecciones de vestuario.
Lo que sí debería parar YA con los retoques, si no va derechito a parecer la hermana perdida de la jequeza Mozah

Avatar de Usuario
Maritxu
Directora de planta
Directora de planta
Mensajes: 8681
Registrado: Lun 16 Sep, 2019 5:05 pm
Ubicación: Zugarramurdi
Flag: Spain

Re: LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Maritxu » Mié 12 Abr, 2023 7:14 pm

Sí, se pasa con la cirugía, pero ropa espectacular.

Avatar de Usuario
un punto de vista
En tratamiento
En tratamiento
Mensajes: 1637
Registrado: Mié 01 Feb, 2023 4:36 pm
Flag: Netherlands

Re: LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor un punto de vista » Vie 14 Abr, 2023 9:14 am

Que belleza de vestidos, el ultimo es de fabula.

Si, ademas, no necesita ningun retoque.

Avatar de Usuario
Maritxu
Directora de planta
Directora de planta
Mensajes: 8681
Registrado: Lun 16 Sep, 2019 5:05 pm
Ubicación: Zugarramurdi
Flag: Spain

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Maritxu » Mar 23 May, 2023 5:16 pm

Queen Rania

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Invitado » Jue 25 May, 2023 9:11 pm


La reina Rania ofreció una fiesta en honor a su futura nuera Rajwa Al Saif

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen



Graduación de su hijo Hashem

Imagen

Imagen



Aniversario de la independencia de Jordania

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Invitado » Sab 27 May, 2023 4:10 am

Imagen
MOVIDAS REALES EN LA BODA DEL HEREDERO JORDANO El hijo de Abdalá y Rania de Jordania se casa el próximo jueves con una arquitecta de origen saudí. Desplazó al hijo de la reina Noor como heredero y en su boda estarán representadas todas las casas reales


JUAN CARLOS I
LÍO DE AGENDAS EN ZARZUELA POR LA BODA REAL JORDANA

El jueves se casa el nieto del que fuera íntimo amigo de Juan Carlos, afecto que demostraba con cuantiosos regalos como La Mareta, la casa en donde ahora veranea Sánchez. Los Reyes no tienen actos en agenda ese día y su asistencia es una incógnita.

CONSUELO FONT



ESTE JUEVES 1 DE JUNIO Jordania vivirá un gran acontecimiento: la boda de su heredero al trono, el príncipe Hussein (28), primogénito de los reyes Abdalá y Rania, con la arquitecta saudí Rajtwa Khalid Al Saif, (29). Ella es hija del adinerado empresario Kahled Al Saif. Como adelanto de las fastuosas celebraciones, este lunes tuvo lugar la tradicional fiesta de Henna de la novia. La organizó la reina Rania y acudieron 600 mujeres de todo el país lujosamente engalanadas, y este 29 de mayo se celebrará un multitudinario concierto gratuito en el Estadio Internacional.

Imagen

SU ÚLTIMO ENCUENTRO
El funeral del hermano de doña Sofía, Constantino II, reunió a la Familia Real tras tres años (con los Reyes y el Emérito separados). Los Reyes Felipe y Letizia fueron sentados por protocolo junto a los Eméritos, Juan Carlos y Sofía. Y se produjo así su primera aparición pública todos juntos tras la decisión del Emérito de abandonar España y trasladarse a Abu Dabi en 2020. Pese a su asistencia, no se trató de un funeral de Estado, sino de un acto privado.

El enlace tendrá dos escenarios. Uno es el palacio de Zarhan, que albergará la ceremonia, donde también se casaron Abdalá y Rania en junio de 2013 y fue vivienda de la reina Zain, madre del fallecido rey Hussein. El banquete posterior tendrá lugar en el palacio de Al Husseiniya, construido en 2006 junto a la mezquita del rey Hussein, levantada por Abdalá en honor de su padre. A la boda, además de miembros de la familia real hachemita, personalidades jordanas y mandatarios internacionales, acudirá una numerosa representación mundial de royals de tiros largos pero sin tiaras, tal como manda el dress code. Están confirmados los reyes de Holanda, Máxima y Guillermo, con la princesa Amalia; Federico y Mary de Dinamarca; Victoria de Suecia; Haakon de Noruega; el príncipe Sebastián de Luxemburgo; la reina Azizah de Malasia y la princesas Hisako y Tsuguko de Japón.

Por parte de España habrá presencia, pero quién acudirá es una incógnita. Don Juan Carlos y Doña Sofía tenían previsto asistir, según publicó ¡Hola!, y Don Felipe y Doña Letizia no tienen actos en agenda. Además, aunque no aparezca en las previsiones de Zarzuela, según ha podido saber LOC, la Reina Sofía estará del 31 de mayo al 3 de junio en Amán.

Según revela a LOC una fuente cercana a la Familia Real “están invitados los dos”. Don Juan Carlos irá a título personal, pues está jubilado de la vida institucional y no representa a la Corona en ningún acto institucional. Dada su íntima amistad con el fallecido rey Hussein, es bastante segura su asistencia, salvo cambios de última hora. También, por su soledad en Abu Dabi, le animan mucho este tipo de acontecimientos donde puede encontrarse con amigos. Además de Doña Sofía, puede que les acompañe también alguna de las infantas, Elena o Cristina, que es “muy amiga de la princesa Alia, hermana de Abdalá”. La presencia de Doña Sofía en la boda junto a Don Juan Carlos ha sorprendido. Hasta ahora se le ha intentado salvaguardar de las polémicas que han envuelto al emérito, ya que mantiene un papel institucional activo. Según dicha fuente, para evitar controversias que afecten a la Corona, Doña Sofía ha descartado visitar a su marido en Abu Dabi, como era su deseo, porque le echa de menos. Sus últimas apariciones públicas juntos han sido en el funeral de Isabel II en septiembre y en el de Constantino de Grecia, su cuñado, en enero. En el reciente viaje del emérito a Sanxenxo en abril no se han podido ver, pues a diferencia del anterior, Don Juan Carlos no ha recalado en Zarzuela para encontrarse con su familia, aunque sí en Vitoria para hacerse una revisión en la clínica del doctor Anitua.


UN VÍNCULO ESTRECHO

La asistencia de Don Juan Carlos al enlace está plenamente justificada por los estrechísimos lazos que le unían al rey Hussein, padre de Abdalá. Una amistad propiciada por Simeón de Bulgaria y Constantino de Grecia, que se inició en su luna de miel, cuando aún vivía Franco, y aunque Don Juan Carlos era solo un candidato al trono, Hussein le dispensó en Jordania honores de jefe de Estado.

Posteriormente, el monarca hachemita visitaba España de incógnito, se hospedaba en el Ritz y le divertía acudir a tablaos flamencos, algo que estrechó sus vínculos con Don Juan Carlos. Ambos compartían las ganas de disfrutar de la vida, incluso se escapaban juntos a esquiar a Sierra Nevada en helicóptero pilotado por el jordano. Hussein siempre se volcó con su amigo en momentos de apuro, en el 23-F le ofreció poner a su disposición una unidad especial de su Ejército y cuando se fracturó la pelvis en accidente de esquí en 1991, Hussein, de camino a Bruselas, hizo escala en Madrid para visitarle.

También le hizo espléndidos regalos, entre ellos una pistola recubierta de piedras preciosas, un caballo pura sangre y hasta un palacio, La Mareta, en Lanzarote, que Don Juan Carlos cedió a Patrimonio Nacional y hoy disfruta Pedro Sánchez en vacaciones. El emérito correspondió, pues en 1977, tras morir en accidente aéreo Alia, tercera esposa del rey, viajó oficialmente con Doña Sofía a Jordania. Algo conmovió a Hussein, que se dirigía a ellos públicamente como “Majestad hermano, Majestad hermana”. También estuvo presente cuando el monarca jordano recibió en Oviedo el Premio Princesa de Asturias a la Concordia en 1995 por su labor pacificadora en Oriente Medio. Su muerte, en febrero de 1999, de un cáncer linfático afectó enormemente a Don Juan Carlos, que se desplazó a su entierro en Amán con Don Felipe.

Su amistad se hizo extensiva al resto de la familia real, además Doña Sofía conectó especialmente con Noor, la cuarta esposa de Hussein. ”La Reina Sofía ha sido para mí una verdadera hermana y amiga todos estos años”, reconoció. Recién muerto el monarca, ella y sus hijos pasaron el verano invitados por la emérita en Marivent, y en noviembre de 2018 Noor viajó a Madrid para asistir a su 80 cumpleaños, que reunió a familia e íntimos en Zarzuela.

También la Reina Sofía ha viajado siempre a Jordania en acontecimientos especiales, como la boda de Hamza, primogénito de Noor y entonces heredero jordano, celebrada el 27 de mayo de 2004, y lo hizo acompañada por la infanta Cristina y los Príncipes Felipe y Letizia. Habían trascurrido solo cinco días de su boda, a la que vino una nutrida representación de la familia real jordana encabezada por la reina Rania, la princesa Muna, madre de Abdalá, y la reina viuda Noor, y los príncipes decidieron iniciar su luna de miel en Jordania para asistir al enlace. Nadie esperaba el dramático giro de acontecimientos que se avecinaba, pues el rey Abdalá, que sucedió a Hussein en el trono, quebrantó la promesa hecha a su padre de que su medio hermano Hamzah sería el heredero, despojándolo para nombrar sucesor a su primogénito, Hussein, que este 1 de junio contraerá matrimonio. En 2021 se descubrió un supuesto complot contra Abdalá del que se culpó a Hamzah, que pese a declararse inocente, fue puesto en arresto domiciliario, y provocó su definitiva caída en desgracia y la de su madre, la reina Noor, quienes no se espera que asistan a esta boda.

Aun así, las buenas relaciones entre ambas familias reales continuaron. Aunque entre Don Felipe y el rey Abdalá no hay un trato tan íntimo como el de Don Juan Carlos con Hussein, han mantenido frecuentes encuentros y el jordano considera a Don Felipe como “mi hermano y amigo”. En noviembre de 2015 Abdalá y Rania fueron los primeros monarcas en visitar oficialmente España tras la proclamación de Don Felipe. Pese al manido “duelo de estilismos” entre dos iconos de glamour como Doña Letizia y Rania, a quien apodan la Letizia de Oriente, la cordialidad imperó, e incluso los Reyes tuvieron deferencias inusuales , como desplazarse a recibirles en el aeropuerto de Barajas y organizar una cena íntima en El Pardo, a la que se sumaron Don Juan Carlos y Doña Sofía.


EL MUNDO / SÁBADO 27 DE MAYO DE 2023

Avatar de Usuario
Invitado

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Invitado » Sab 27 May, 2023 4:11 am

Imagen
Abdalá junto a Rania, su hijo Hussein y su prometida, Rajtwa Al Saif.


EL HIJO DE RANIA QUE DESPLAZÓ AL DE NOOR EN LA CORONA HACHEMITA

La retirada del rey del título de heredero a su hermanastro Hamzah en favor de su hijo mayor dinamitó la dinastía y fue el germen hasta de un intento de golpe en 2021.

EDUARDO ÁLVAREZ



CUANDO A PRINCIPIOS de julio de 2009 el rey Abdalá de Jordania anunció a través de un decreto el nombramiento como príncipe heredero de su primogénito Hussein -entonces de 15 años-, la bellísima reina viuda Noor sólo pudo lamerse las heridas, consciente de que hacía mucho tiempo que había perdido la partida. La estadounidense, última de las cuatro mujeres que llegó a tener el carismático rey Hussein, veía cómo se esfumaban todas las posibilidades de que su hijo mayor, Hamzah, ocupara alguna vez el trono. Sus ambiciones habían perdido frente a las de la no menos ambiciosa reina consorte Rania. Y, sin embargo, aún habrían de sucederse rocambolescos episodios en el Juego de Tronos hachemita.

El próximo jueves Amán será escenario de la boda real del año, la del príncipe heredero Hussein -hoy ya de 28 años- con la arquitecta nacida en Arabia Saudí Rajtwa Al Saif.

A quienes no se espera en el acontecimiento es a la reina viuda Noor ni a casi ninguno de sus hijos. La dinastía hachemita se rompió del todo aquel julio de 2009, aunque los problemas internos ya venían de lejos.

Imagen
Imagen

MADRE DEL NOVIO CON AFÁN DE PROTAGONISMO
La reina Rania no perdió la ocasión para demostrar que ella sigue siendo la gran protagonista de la corte hachemita en la fastuosa fiesta de la henna que organizó a su futura nuera.

El recordado rey Hussein murió en febrero de 1999. Antes de fallecer, lo había dejado todo atado y bien atado para que le sucediera su hijo mayor, el actual monarca Abdalá. Se cumplía así lo establecido en la Constitución jordana, que consagra la sucesión de padre a hijo –varón– siguiéndose el orden de primogenitura. Esto es homologable a lo que sucede en las Monarquías parlamentarias occidentales. El problema es que la misma Carta Magna da al rey de turno la posibilidad de nombrar heredero aparente entre otros miembros de la dinastía, algo muy habitual en las familias reales árabes, en las que el trono ha solido pasar de unos hermanos a otros antes de saltar de generación. Por ello se especuló con que la reina Noor trató de convencer a su esposo para que nombrara sucesor al hijo mayor de ambos, Hamzah.

Cierto o no, lo que sí ocurrió es que Abdalá, ya como rey, designó príncipe heredero a su hermanastro Hamzah. Quién sabe si para cumplir el deseo póstumo de su padre o como estrategia mientras conseguía afianzarse en el trono. Cinco años después, en 2004, se celebró de hecho por todo lo alto la boda de Hamzah, con toda la pompa que le correspondía como heredero. No faltaron la Reina Sofía, la Infanta Cristina y los recién casados Felipe y Letizia.

Pero, apenas cinco meses después, Abdalá asestó la puñalada a su hermanastro y le retiró el título de heredero, que quedó vacante hasta que en ese mencionado julio de 2009 se lo concedió a su primogénito, el ahora casadero.

Lo que entonces nadie podía imaginar es lo que sucedería muchos años más tarde, en 2021. Hamzah volvió a primer plano, cuando fue nada menos que arrestado, acusado de ser el artífice de un complot contra el rey. Se trató de una grave operación, un auténtico golpe palaciego, en la que fueron detenidas más de una docena de personas. El príncipe Hamzah acusó públicamente a las actuales autoridades de corrupción y desgobierno. Desde su retiro dorado en EEUU, la reina viuda Noor lanzó mensajes en favor de su hijo que suponían acusaciones veladas contra su hijastro. Hamzah se vio obligado al poco tiempo a pedir disculpas públicas al monarca. Fue un intento poco creíble de Palacio de acabar con la crisis. Pero, semanas después, el antiguo heredero emitió un comunicado para hacer pública su renuncia a su título de príncipe, explicando que sus “convicciones personales” no están en sintonía con “los modernos métodos” de las instituciones jordanas.

Fue una tía del rey Abdalá, la princesa Firyal, quien se fue de la lengua con un mensaje en redes -que borró demasiado tarde- en el que acusó a la mismísima Noor de estar detrás del golpe contra el soberano.


EL MUNDO / SÁBADO 27 DE MAYO DE 2023

Avatar de Usuario
Invitado

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Invitado » Mié 31 May, 2023 10:23 pm

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

LA REINA RANIA DE JORDANIA

Mensajepor Invitado » Mié 31 May, 2023 10:30 pm


Cena con motivo de la boda del príncipe Hussein




Volver a “La Casa Real”