44 millones de razones para ser republicano

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 22 Jun, 2014 3:24 am



Ni en su origen ni en las primeras décadas de existencia de las izquierdas la República estaba entre sus preocupaciones. Para algunos, es como si no hubiera ocurrido nada entre 1930 y 2014


Entre los males que de un tiempo a esta parte se achacan al proceso de transición política a la democracia iniciado en julio de 1976 ocupa un destacado lugar lo que el portavoz de la Izquierda Plural evocaba hace unos días en el Congreso como “renuncia de tanta gente a tantos sueños y tantas convicciones, hasta aceptar un monarca designado inicialmente por el dictador”. Basaba Cayo Lara la legitimidad de la convocatoria de “un referéndum para que el pueblo decida su destino” precisamente en “todas esas renuncias en la Transición para que la democracia saliera adelante”. Al cabo de 35 años, Izquierda Plural tiene claro que los males que afectan a la democracia española proceden de aquellas renuncias en mala hora consentidas por los partidos que fraguaron el pacto constitucional y entre los que nadie diría hoy que el comunista haya desempeñado un papel fundamental.

¿Renunciaron los dos partidos de la oposición de izquierdas, el socialista y el comunista, a su “vocación republicana” durante el proceso de transición a la democracia? O mejor, ¿definía a esos partidos, PSOE y PCE, una cultura, una vocación o una tradición republicanas? Y si era así, ¿desde cuándo? Porque si algo hay claro en la historia de ambos partidos es que ni en su origen ni en las primeras décadas de su existencia dieron muestra alguna de que la República como forma política del Estado entrara entre sus principales preocupaciones.

Más bien sucedía lo contrario: en las deslumbrantes claridades dicotómicas que inundaban de luz su concepción del mundo, Pablo Iglesias tardó tres décadas en percibir que existía un terreno situado entre explotadores y explotados, entre burguesía y proletariado, que merecía la pena explorar. Vencida al fin su repugnancia, accedió en 1909 a formar una coalición con los republicanos, tildados poco antes de “maestros consumados en el arte de engañar”, no por ningún motivo mezquino, como el de conquistar escaños en el Congreso, sino porque serviría para “ayudar a la revolución”.

La República adquirió así para los socialistas un valor instrumental al que se atuvieron en el futuro: valía en la medida en que permitía al proletariado “avanzar tranquilamente, sin innecesarias perturbaciones”, hacia su meta final. No es sorprendente, por eso, que en 1930 escribiera Julián Zugazagoitia que un socialista solo podía ver la idea de la República “con indiferencia” por la muy sencilla razón de que a quien se había educado en las convicciones marxistas “le tiene perfectamente sin cuidado el trastueque que se opera en un país al pasar de la Monarquía a la República”; una toma de posición no muy alejada de la respuesta antológica que el comité ejecutivo del PCE se dio a sí mismo después de preguntar, también en 1930, qué significaba la República para los obreros: “Es la Guardia Civil garantizando la propiedad y la explotación de los obreros y los campesinos bajo la dirección de un presidente en lugar del rey”.

Se comprende que solo al cabo de otros cuatro meses, mientras las gentes festejaban en las calles el advenimiento de la República, un grupo de agitadores del PCE irrumpiera con su camioneta en la Puerta del Sol gritando la consigna “Abajo la República, vivan los soviets”. Y que al cabo de cuatro años, hecha la experiencia republicana, El Socialista anunciara en un editorial que la República, “ni vestida ni desnuda nos interesa” y le deseara la muerte. ¿A manos de quién? Ah, eso no importaba, de quien fuera.

De modo que, cuando la rebelión militar de julio de 1936 puso a la República a los pies de los caballos, los partidos y sindicatos que acudieron a sofocarla conservaran, por encima de su adhesión o lealtad republicana, su identidad propia, su cultura y prácticas políticas, sus estrategias y sus metas finales, que no eran la República de 1931 sino el comunismo, el socialismo, el anarquismo o la independencia de sus naciones: por eso luchaban y por eso morían y por eso merecen ser recordados.

La debilidad de los republicanos y los fines muchas veces enfrentados de las fuerzas coligadas retrasaron y finalmente impidieron una estrategia común de defensa frente al enemigo, que tampoco el gobierno de Negrín pudo imponer. A pesar de la sangre derramada en su defensa, la República sucumbió doblemente derrotada: por quienes se rebelaron contra ella y por quienes en su interior libraron más de una guerra civil —en Cataluña, en Aragón, en Madrid—dentro de la Guerra Civil.

Años después de la derrota, cuando algún niño de la guerra o de la inmediata posguerra conversaba, en París o en Madrid, acerca de todo esto con un socialista de tal o cual facción, aprendía que los culpables de la derrota habían sido los socialistas de la facción contraria; si hablaba con un comunista, la culpa recaía sobre los anarquistas, por su indisciplina y su “infantilismo revolucionario”, o sobre el Consejo Nacional de Defensa, por su traición; y si con anarquistas o sindicalistas, entonces los culpables eran los comunistas, que habían vendido la República a los intereses de la Unión Soviética. ¿Cómo se podía, con estas memorias enfrentadas, hoy disueltas, silenciadas o desaparecidas en una inventada memoria democrática, recuperar una tradición republicana? Salvo la efímera ilusión acariciada tras el triunfo de los aliados en la Guerra Mundial, muy pocos en el exilio volvieron a acordarse de las instituciones de la República, digna y solitariamente mantenidas por personalidades republicanas sin el apoyo de los partidos socialista o comunista, por no hablar de los sindicalistas.

Por eso, cuando ahora se oye que las izquierdas españolas vienen de una tradición republicana a la que traicionaron en los años de Transición por el plato de lentejas de una democracia devaluada, habría que recordar que el Partido Comunista renunció a plantear la cuestión de la República veinte años antes de que la transición comenzase, en 1956, cuando publicó su célebre declaración “por la reconciliación nacional, por una solución democrática y pacífica del problema español”, donde la República ni se menciona. Y diez años después, en 1966, sería la mismísima Dolores Ibarruri quien, al recordar que el problema del régimen estaba en la calle y evocar a quienes “en el deshojar de la margarita política española se preguntan: ¿Monarquía y República?”, afirmaba que solo cabía una respuesta: Democracia y Libertad, ambas en mayúscula.

Democracia y libertad, sin mención de la República, fue también la base de la resolución a la que llegaron en Múnich en 1962 varios partidos de la oposición interior y del exilio, con presencia principal del PSOE. Y aunque con la cercanía de la muerte del dictador, la República —federal, para más señas— retornara a declaraciones y congresos, no conviene olvidar que el Partido Comunista y las llamadas personalidades independientes de la Junta Democrática no dejaron de instar a don Juan de Borbón a publicitar un manifiesto postulándose como titular de la Corona: no que no quisieran un rey en la jefatura del Estado, sino que se equivocaron de candidato. En cualquier caso, desde 1948 los socialistas y desde 1956 los comunistas, todos habían hecho saber en privado y en público que aceptarían un regente o un rey en la jefatura del Estado siempre que abriera el camino a un proceso constituyente con referéndum final. Y eso fue lo que ocurrió a partir de 1976 y hasta 1978, en condiciones que nadie podía ni imaginar siquiera treinta o veinte años antes.

Sin duda, nada se puede objetar a la legitimidad de una movilización por la República, pero no deja de suscitar cierta melancolía que a su cabeza se encuentren los herederos de quienes en los años sesenta del pasado siglo enseñaron a jóvenes desorientados que el problema no era Monarquía o República, sino democracia o dictadura. Hoy, como ya no hay dictadura, pero como volvemos a saborear el placer intelectual y el potencial movilizador de las claridades dicotómicas, el dilema vuelve a enunciarse, por quienes inventan una tradición republicana de la que se apropian ochenta y cuatro años después de haberla despreciado y combatido, como Monarquía o democracia. Con lo cual, limpios de polvo y paja, volvemos a 1930 sin que aquí haya pasado nada.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 22 Jun, 2014 4:30 am



5 agentes de policía impiden el paso a una mujer por portar una chapa republicana

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 23 Jun, 2014 12:25 am



Agreden a ciudadana por llevar la bandera republicana. La policía observa y la detiene a ella.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 26 Jun, 2014 3:14 am



RLC (2014-06-24) Abstención del PSOE- Aforamiento a Juan Carlos- Pablo Iglesias- Tribunal de cuentas

En el programa de hoy empezamos con la noticia sobre la abstención del PSOE en el congreso para aprobar la reforma del poder judicial en el que el PP presentó unas enmiendas que permitían el aforamiento de los eméritos monarcas, la reina Leticia y las y las princesas de Asturias.

La segunda noticia habla sobre la querella que ha presentado el partido Soberanía contra Juan Carlos y de las declaraciones del presidente de la audiencia nacional respecto a lo que es "estar aforado".

La siguiente noticia Don Antonio comenta las declaraciones que ha hecho Pablo Iglesias en una rueda de prensa en la que dice: "el terrorismo etarra tiene base política".

Por último, mencionamos la noticia sobre los lazos de parentesco en el Tribunal de cuentas de sus directivos y empleados.

El programa lo ha dirigido Alejandro González con la intervención de Don Antonio García Trevijano y la ayuda técnica de Pedro González y Manu Ramos.


http://www.diariorc.com/
https://www.facebook.com/groups/republi ... itucional/
https://www.youtube.com/user/libconstituyentetv

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 26 Jun, 2014 3:17 am



RLC (2014-06-22) Las encuestas de Felipe VI y el PSOE

En el programa de hoy hablamos sobre las dos encuestas que hacen El País y El Mundo sobre la popularidad del rey Felipe VI y los candidatos a la secretaría ge neral del PSOE.

En el periódico de El País, Metroscopia hace la encuesta en la que concluye que un 58% de los ciudadanos encuestados se siente seguro con Felipe VI frente al 19% y que un 91% desean una nueva etapa con voluntad de diálogo frente al 7%.

En el mundo la encuesta la hace Sigma dos y muestra la popularidad de Madina con un 35,5% frente al 16,7% de Sánchez.

Ha conducido el programa Alejandro González con el análisis de D. Antonio García Trevijano y la colaboración técnica de Pedro Gómez y Manu Ramos.


http://www.diariorc.com/
https://www.facebook.com/groups/republi ... itucional/
https://www.youtube.com/user/libconstituyentetv
[/quote]

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 26 Jun, 2014 3:19 am



RLC (2014-06-21) Rey Juan Carlos Vs. Rey Felipe

En el programa de hoy D. Antonio ha comentado la noticia del periódico “El País” que nos contaba las diferencias entre el discurso de coronación del Rey Juan Carlos y Felipe VI y ha explicado las diferencias de los soportes que le dieron el poder a Juan Carlos para renovar el franquismo y los de Felipe para continuar con la Monarquía de Partidos.

Ha conducido el programa Adrián Perales con el análisis de D. Antonio García Trevijano y la colaboración técnica de Pedro Gómez y Manu Ramos.


http://www.diariorc.com/
https://www.facebook.com/groups/republi ... itucional/
https://www.youtube.com/user/libconstituyentetv

Avatar de Usuario
14 de abril

44 millones de razones para ser republicano

Mensajepor 14 de abril » Jue 14 Abr, 2016 6:42 pm

Imagen
A POR LA III!

Avatar de Usuario
Invitado

Abri - DAVID GISTAU

Mensajepor Invitado » Mar 19 Abr, 2016 3:00 am

Abril

DAVID GISTAU



EL AUGE de lo que Federico llama «la Plaga» ha agravado un fenómeno muy descorazonador para nosotros los girondinos, republicanos de Planicie: el secuestro ideológico de la república por parte de siglas cada vez más extremistas, delirantes, autoparódicas y antiespañolas. Ni siquiera tienen la estatura letal de los jacobinos porque, si la Montaña disponía de un Robespierre o un Marat, la Plaga ha de apañarse con Colau & Ribó y el flamear carnavalesco de una farsa donde la guillotina es alegórica y se aloja en el mismo hemisferio cerebral que segrega las fantasías eróticas. Felipe VI tendría motivos para envidiarle a Capeto la calidad de sus enemigos: no puede ni concebirse quedar en la posteridad porque Ada Colau te envió al exilio, eso sería peor, en términos de jerarquía histórica, que no haber remontado al Wolfsburgo.

Comprendo que esto no tiene por qué interesar mucho en ABC. Pero otras veces me he quejado de que, en España, el advenimiento republicano permanecerá bloqueado mientras la república siga achicada por una prolongación/reinterpretación revanchista de la Guerra Civil y por un compartimento ideológico al que no apetece precisamente pertenecer, pero que se apropió de ella. Y, al hacerlo, ahondó la idea de que había que tomar partido, o por la República, o por España, como si se tratara de conceptos incompatibles: doy por superados los tiempos de canibalismo español en que Foxá pudo decir que España sería una teocracia militar o no sería (dejémonos de joder, Foxá el primero). La república sigue por tanto presa de una circunstancia histórica en particular -o de su interpretación, o de su irradiación de rencor- que le impide consagrarse, a la francesa, como un sistema no ideológico en el que conviven partidos distintos y la jefatura de Estado emana de las urnas. Más allá de que sea una república presidencialista o una en la que el presidente es un entrañable viejito ignoto y más o menos honorario que, como Sandro Pertini en el palco del Mundial 82, apenas puede aspirar más que a hacerse querer como abuelo colectivo y a poseer una «auctoritas» que sirva de asidero estabilizador cuando el Parlamento colapsa.

A este preocupante cuadro de síntomas que ya venía padeciendo la república se agrega ahora su degeneración a manos de la Plaga. Que ha convertido la república en el eufemismo de muchas cosas feas, entre las cuales está la supuesta legitimidad del independentismo, que de pronto se pretende una continuación del republicanismo de los años treinta. A este paso, la etiqueta republicanista pronto servirá hasta para acoger a Otegi en la única vertebración posible para esta alianza de tribus dispersas y contradictorias que es, y aspira a ser, la Plaga. Comprenderán que así no hay forma. Si el anhelo de república lo gestiona Ada Colau, yo me alquilo el esmoquin para el brindis tradicional en los Cavia. Bueno, tampoco es eso, que mi parte francesa luego se ríe de mí.

Avatar de Usuario
tramposos

por qué no hubo referéndum monarquía o república

Mensajepor tramposos » Vie 18 Nov, 2016 7:08 pm


Así confesó Adolfo Suárez por qué no hubo referéndum monarquía o república: "Hacíamos encuestas y perdíamos"

Adolfo Suárez no sometió a referéndum la monarquía porque las encuestas le dijeron que perdería

Imagen En una entrevista inédita al expresidente en 1995, que desvela este viernes La Sexta Columna, Suárez confiesa que incluyó la palabra rey y monarquía en la Ley de la Reforma Política de 1977 para no tener que hacer la consulta

Imagen Según Suárez, era Felipe González quien pedía el referéndum sobre la monarquía


¿Por qué no hubo referéndum sobre monarquía o república durante la transición? Esta consulta estuvo encima de la mesa, la exigían los países extranjeros, pero se desechó. En una entrevista no conocida de la periodista Victoria Prego en 1995 al expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, Suárez responde a esta pregunta. Esta noche, La Sexta Columna hace pública por primera vez esta confesión inédita.

Adolfo Suárez asegura, en la entrevista en Antena 3, que los Gobiernos extranjeros pedían una consulta sobre monarquía o república instigados por Felipe González: "Era Felipe el que estaba pidiendo a los otros que lo pidieran". Suárez le confiesa a Victoria Prego, pensando que no está siendo grabado, que el Estado hizo encuestas y el resultado era que monarquía perdía.

"Cuando la mayor parte de los jefes de Gobierno extranjeros me pedían un referéndum sobre monarquía o república..., hacíamos encuestas y perdíamos", admite el expresidente fallecido en marzo de 2014. La solución para que esta consulta no se realizara fue meter "la palabra rey y la palabra monarquía en la ley" de la Reforma Política de 1977. De esta manera, "dije que había sido sometido a referéndum ya", explica. Poniendo monarquía en la ley, se aseguró la permanencia de la institución.

Avatar de Usuario
Invitado

44 millones de razones para ser republicano

Mensajepor Invitado » Lun 26 Dic, 2016 4:21 pm

Imagen

La audiencia del mensaje del Rey Felipe VI baja a su mínimo histórico

La caída de seguimiento se antoja incontestable. Este discurso muestra una bajada por segundo año consecutivo de los datos del nuevo monarca, Felipe VI, que debutó en 2014 con una media de 8.241.000 espectadores y 73,4% de cuota de pantalla (mejor registro del formato desde 2008), para luego descender en 2015 a 6.666.000 (65,1%), según recoge un informe de Barlovento Comunicación sobre datos de Kantar Media. En esta ocasión, las cifras han sufrido otra bajada interanual, en concreto de 844.000 espectadores y 7 puntos, lo que lo convierte en el discurso menos visto de los últimos 18 años.

Avatar de Usuario
Invitado

44 millones de razones para ser republicano

Mensajepor Invitado » Vie 14 Abr, 2017 10:03 pm

Imagen

Varias ciudades celebran el 14 de abril con los colores de la II República

La Abogacía del Estado ha impedido el izado de la bandera republicana en lugares como Cádiz, Pamplona o las localidades valencianas de Sagunto y Silla


La bandera republicana ondea este viernes, 14 de abril, en el Ayuntamiento de Pinto (Madrid), para conmemorar la proclamación de la Segunda República Española, que este año habría cumplido 86 años. Otras ciudades también celebran la efeméride. Lugo ha iluminado su muralla con el rojo, amarillo y morado republicano. Zaragoza ha colocado una pancarta conmemorativa en el balcón del consistorio. En algunos lugares, como Cádiz y Puerto Real (en la misma provincia), Sagunto y Silla (Valencia) y Pamplona, el izado del símbolo ha generado el rechazo del Gobierno central, que ha recurrido a la Justicia para exigir su retirada.

Imagen
En una nota publicada este jueves, un día antes del 14 de abril, el Partido Comunista de España (PCE) animó a sus cargos públicos a declararse en "rebeldía democrática" y a ondear banderas republicanas en las instituciones. El partido comunista denuncia que el Partido Popular ha orquestado "una ofensiva" para desautorizar o denunciar la colocación de la bandera tricolor. Para el PCE, "esta es una nueva muestra del carácter profundamente reaccionario y antidemocrático del PP y de un Gobierno con tintes del pasado franquista".

Pinto tiene la intención de mantener la bandera durante 24 horas en una glorieta de la ciudad, y no en el Ayuntamiento, gobernado por Ganemos Pinto. En un comunicado asegura que "no se pretende agraviar a ningún colectivo, ni abrir heridas". Junto a la colocación de la bandera, que enmarcan en homenajes similiares que se hacen en ocasiones como el 8 de marzo, día Internacional de la Mujer, o el 28 de junio, día del orgullo gay, se desarrollarán actividades divulgativas, educativas e informativas. "En el caso de la bandera republicana, se homenajea al último alcalde republicano de la localidad, Francisco Aguilar Lagos", explican las autoridades locales.

La agrupación comarcal de Esquerda Unida en Lugo iluminó la medianoche del jueves al viernes la Muralla romana de la ciudad, con el lema La República quiere salir de las piedras y vivir en la acción política cotidiana, informa EFE. "Con él queremos manifestar que la II República no debe recluirse en una memoria pétrea y sacralizada, sino que rememorarla debe significar el reconocimiento de la vigencia de sus valores y experiencias en el trabajo político que hagamos a diario", sostiene en un comunicado Isabel Sánchez, coordinadora comarcal de Esquerda Unida.

El Ayuntamiento de Zaragoza, gobernando por Zaragoza en Común, luce desde las diez de la mañana del viernes una pancarta en la que se puede leer "Verdad, Justicia y Reparación. Sin Justicia no hay memoria". Con esta iniciativa la ciudad "quiere reivindicar la Ley de la Memoria Histórica" y recordar "que en España sigue sin aplicarse la justicia a las víctimas del franquismo y a quienes defendieron la Segunda República, luchando contra el golpe militar de 1936", según un comunicado que recoge Europa Press.

En Valencia un centenar de personas participó el martes, convocados por la Plataforma 14 de abril, en la celebración de los 80 años de la ciudad de Valencia como capital de la República.

Órdenes contra los homenajes republicanos

La ciudad de Cádiz, que gobierna José María González Kichi (Podemos), se vio obligada a retirar la bandera republicana que había izado en la plaza de la Constitución después de que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 2 de la ciudad andaluza estimase la medida cautelar pedida por el Gobierno central.

Puerto Real, en la misma provincia y gobernada por Podemos y Equo, fue también requerida por la Subdelegación de Gobierno este miércoles a retirar de manera "inmediata" la enseña que había colocado en instalaciones municipales en la plaza de Jesús. El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, confió en que el Ayuntamiento "recapacite y dé marcha atrás". "No queremos de ningún modo entrar en mayores polémicas, pero las normas y los principios de neutralidad y objetividad están para cumplirlos y hacerlos cumplir y la Subdelegación va a estar atenta a que así sea", añadió en declaraciones recogidas por EFE. La cuenta de Podemos de la localidad gaditana ha publicado un tuit celebrando el aniversario de la República.



En Pamplona las autoridades locales han considerado una "una agresión a su autonomía y un ultraje a las más de 3.500 personas asesinadas en Navarra" la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Navarra de suspender la colocación de la bandera republicana, prevista para este viernes. El juez ha estimado el recurso presentado por la Abogacía del Estado al considerar que la enseña republicana "no es bandera constitucional" por lo que "cuando se trata de un edificio público no se puede hacer uso en el mismo".

Fue también la Abogacía del Estado, en representación de la Delegación de Gobierno en la Comunidad Valenciana, quien recurrió ante un juzgado de Valencia la actuación del Ayuntamiento de Sagunto y de Silla de exhibir la bandera republicana y mantenerla en la sede consistorial desde este miércoles, por no considerar dicha actuación ajustada a derecho.

El Gobierno recurre en los juzgados el izado de la bandera republicana en Cádiz

Avatar de Usuario
torpedo

44 millones de razones para ser republicano

Mensajepor torpedo » Sab 15 Abr, 2017 2:35 am

Os voy a dejar 1 para no serlo:
"La monarquía es un vil postulado que vive de la sangre y el sudor de los campesinos. Sólo la Asamblea Nacional y los derechos democráticos darán a los camboyanos un espacio de respiro... La democracia que reemplazará a la monarquía es una institución sin igual, pura como el diamante."
Fdo: Pol Pot, famoso sàtrapa, perteneciente a las élites absurdas de un país hambriento, educado en la Sorbona a las órdenes del partido comunista francés. Fundador, Presidente y C.E.O. de las famosas carnicerías que llevan su nombre y que abastecieron durante décadas de sangre fresca a su nación. Como no, estudioso y seguidor del gran Mao Tze Tung. Otro gran carnicero. Este último al por mayor.

Bueno... y otra más, ......." y desde ahora proclamamos gloriosamente fenecida a la monarquía española...". Este jode más porque era vecino. José Antonio Primo de Rivera.... que algunos, todavía, creen que era de derechas.

Feliz 14 de Abril

Avatar de Usuario
Invitado

44 millones de razones para ser republicano

Mensajepor Invitado » Lun 08 May, 2017 3:06 pm

Imagen

Piden un año de cárcel para un hombre que gritó a Felipe VI: "Vago, ponte a trabajar por 600 euros. No te hemos elegido, asesino, que te eligió Franco"

En el escrito de acusación, la Fiscalía explica que los hechos ocurrieron el 26 de octubre de 2015, en las inmediaciones del Palacio Euskalduna de Bilbao, donde se celebraba el XVIII congreso de la empresa familiar que presidía el monarca.


La Audiencia Nacional juzgará el próximo martes, 9 de mayo, a un hombre acusado de "injurias al Rey" por haber insultado presuntamente a Felipe VI en su presencia a la salida de un acto institucional en el que éste había participado en Bilbao.

"Vago, ponte a trabajar por 600 euros. No te hemos elegido, asesino, que te eligió Franco", fue la frase que, según consta en el escrito del Ministerio Público, el acusado, Javier García Fernández, gritó al monarca.

En el escrito de acusación, la Fiscalía explica que los hechos ocurrieron el 26 de octubre de 2015, en las inmediaciones del Palacio Euskalduna, en Bilbao, donde se celebraba el XVIII congreso de la empresa familiar que presidía el monarca.

Al término del mismo, según el fiscal Javier García Fernández, al que no le constan antecedentes penales, se dirigió a Don Felipe y, "a una distancia del Rey que le permitía ser escuchado por éste, no más de diez metros", le gritó los mencionados insultos.

El Ministerio Público considera que estos hechos son constitutivos de un "delito de injurias al Rey" y por ello solicita imponer al acusado una pena de un año de cárcel.




Avatar de Usuario
Invitado

¿Monarquía o República?

Mensajepor Invitado » Dom 25 Jun, 2017 7:05 pm



Más del 60% de los españoles rechaza que España sea una república

La mayoría valora como «buena o muy buena» la Corona pero entiende que el Rey no debe ampliar sus atribuciones en la Constitución ni adoptar un papel más relevante ante el desafío soberanista en Cataluña. La Reina Sofía obtiene la mejor valoración (7,8), seguida de Felipe VI (7,4).


¿Monarquía o República? El debate impulsado desde el sector de la izquierda de forma intermitente y sin mucho convencimiento se visualizó el pasado fin de semana en el Congreso Federal del PSOE, cuando una proposición que abogaba por explorar la vía republicana se coló en la agenda de los socialistas sin excesivo éxito. Coincidiendo con el tercer aniversario de la proclamación del Rey Felipe VI, la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN ha testado entre los españoles la implantación que tiene el actual modelo de Estado. Una amplia mayoría se muestra partidaria de mantener la Monarquía parlamentaria sin ampliar sus horizontes más allá de lo establecido en la Constitución. El 61,8% de los entrevistados rechaza la posibilidad de reformar la Carta Magna para convertir España en una república, mientras que un 25,4% sí estaría dispuesto a emprender este camino. Un 12,8% prefiere no expresar su opinión al respecto. Por rango de edad, el conato republicano se ubica en el sector joven, donde un 52,5% de los encuestados de entre 18 y 29 años apoya esta tesis. El resto de la horquilla generacional se reconoce monárquica y son los españoles de entre 45 y 64 años quienes ostentan la cifra más representativa.

Imagen
En cuanto al rol que desempeña el Rey, los españoles se muestran satisfechos con su perfil actual y prefieren que no adopte un papel más activo en los asuntos de Estado. En concreto, en lo relativo al desafío soberanista un 49,8% de los encuestados entiende que no debería significarse, por el 40,2% que sí demanda un papel más relevante en esta crisis territorial. El 10% restante no sabe o prefiere no manifestar su opinión al respecto. Por edades, la nula injerencia del Rey se impone en todos los rangos, excepto en los mayores de 65 años que sí esperan una mayor visibilidad. Tampoco se muestran partidarios los españoles de que una futura reforma de la Constitución dote al Monarca de más atribuciones políticas de las actuales. Para un 59,3% de los entrevistados debe seguir vigente la máxima de que «el Rey reina pero no gobierna», mientras que un 31,1% sí demanda que adquiera ciertas competencias ejecutivas. Un 9,6 por ciento prefiere no manifestar su opinión al respecto. En este caso, en todas las horquillas generacionales se impone la demanda de que el Monarca no adquiera un mayor protagonismo institucional.

A pesar de no apostar por ampliar sus atribuciones o por que adopte un papel más activo, los españoles valoran con un notable –7,4– los tres años de reinado de Felipe VI. El Monarca aprueba en todos los rangos de edad, pero son los jóvenes de entre 18 y 29 años quienes se muestran más críticos, le otorgan un 5,3, y los mayores de 65 años, los más generosos, pues valoran el breve reinado con un 8,1 sobre 10. Esta tendencia positiva también se advierte en la valoración general que se hace de la Monarquía española. Una amplia mayoría –un 70,3% de los encuestados– la califica como «buena o muy buena», seguida del 13,7% que la considera «regular» y del 12,6% que la valora como «mala o muy mala». Por edades, los jóvenes se mantienen como el sector más crítico con la monarquía, pues sólo entre los entrevistados de entre 18 y 29 años triunfa el calificativo de «mala o muy mala». Los mayores de 65 años vuelven a ser quienes tiene una mejor concepción, con un 82,6% a favor de valorarla como «buena o muy buena».

También el papel de Don Felipe y Doña Letizia como embajadores de España en el mundo es especialmente valorado por los encuestados, pues casi tres de cada cuatro (74,1 por ciento) los considera buenos embajadores de los intereses españoles en el extranjero, frente a un minoritario 15,7% que cree que no lo son y un diez por ciento que elude la respuesta. Por edades, la valoración de esa actuación es mayoritariamente positiva entre los mayores de 45 años, alcanzando un 82,6 por ciento entre los que tienen más de 65 años. Por contra, es entre los jóvenes de entre 18 y 29 años donde más exigua es la distancia entre quienes consideran a los Reyes buenos embajadores (43,2%) y los que no (42,4%).

La empatía de los soberanos con la mayoría de los españoles también queda reflejada en el 71,7 por ciento de los encuestados que creen que Don Felipe y Doña Letizia sintonizan con la sociedad española, frente al 17,3% que defiende lo contrario. Por edades, el resultado es radicalmente distinto entre los más jóvenes (de 18 a 29 años), pues casi la mitad (un 49,6 por ciento) afirma que los Reyes no sintonizan con la sociedad, y los mayores de 45 y 65 años, que en un 81 y 78,5%, respectivamente, sí aprecian esa sintonía con la sociedad.

Imagen

La valoración de los soberanos y de los Reyes eméritos también arroja resultados significativos. La más valorada por los españoles es la Reina Sofía (que obtiene entre los encuestados un 7,8 sobre 10), a pesar de haber visto reducida considerablemente su visibilidad institucional tras la abdicación. Le sigue muy de cerca por Don Felipe (7,4). Por detrás en las preferencias de los españoles figuran la Reina Letizia (6,8) y Don Juan Carlos, que se encuentra en último lugar con un 5,9. La Reina Sofía se impone entre todos los grupos de edades, obteniendo su máxima puntuación (8,6) entre los que tienen entre 45 y 64 años. Sólo los más jóvenes (menores de 29 años) suspenden a la Reina Letizia (4,9) y al Rey emérito (4,5), aunque aprueban tanto a Doña Sofía (5,6) como a Felipe VI (5,5), que es mucho mejor valorado por los que tienen entre 45 y 64 (8,2) y por los mayores de 65 (8,1).

Coincidiendo con una mayor presencia institucional de Don Juan Carlos en las últimas semanas, sólo el 20,8 por ciento de los encuestados por NC Report creen que el Rey emérito debería estar presente en más actos públicos. Un 73 por ciento piensa, por el contrario, que no ha de tener mayor visibilidad institucional (una opinión mayoritaria entre todos los grupos de edades). En esta ocasión son los que tienen entre 30 y 44 años, y no los más jóvenes, quienes más reacios se muestran a esta posibilidad (79,3 por ciento), muy lejos del 26% de mayores de 65 que sí reclaman una presencia más habitual de Juan Carlos I en su faceta institucional.

Por último, en la comparación con otras monarquías europeas, la española sale mayoritariamente bien parada, pues el 46,8 por ciento le otorga una mejor valoración y sólo un exiguo 3,3 por ciento ve a la Monarquía española peor; para otro 42,7% la situación es igual, un porcentaje que se dispara hasta el 76,3 por ciento entre los que tienen de 18 a 29 años. Quienes mejor la ven en relación a sus homónimas del Viejo Continente son los encuestados de 45 a 64 años, pues el 61% la valora de forma más positiva. Entre los más jóvenes, la opinión mayoritaria (76,3 por ciento) es la de equiparar a la Monarquía española con las europeas de nuestro entorno.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16850
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: 44 millones de razones para ser republicano

Mensajepor Assia » Lun 26 Jun, 2017 3:26 am

Es que en Espana como en Australia, no hay representantes que promocione la Republica. Que teneis en Espana.? Al eminente pensador que solo nos habla de ''republicos...de su sabiduria de lo que ha estudiado en libros de la revolucion francesa de la libertad colectiva en USA'' y de que es el, el unico que sabe que hay que implantar la ''libertad colectiva y sus separaciones de poderes'' Y en Australia.? Solo tenemos 1 presidente del movimiento republicano australiano que se echa a dormir y se cruza de brazos con resignacion porque la juventud australiana esta deseando que desaparezca la reina y sea el rey Guillermo y su cursi Catalina la reina. Si queremos 1 republica hay que movilizaese y promocionarla como hizo nuestro Primer Ministro australiano, todo el tiempo que fue presidente del movimiento republicano en Australia.
Assia




Volver a “La Casa Real”