DIOS ODIA A LOS MARICONES

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16750
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: DIOS ODIA A LOS MARICONES

Mensajepor Assia » Dom 15 May, 2016 12:30 pm

El problema que tienen las religiones cristianas basadas en la ''Sagrada Escritura'' (BIBLIA) es que Dios prohibe la homosexualidad. De la biblia han sacado varias interpretaciones y han basados religiones basadas en la Biblia. Por ejemplo: La religion protestante bautista, no cree que hay que bautizar a los bebes cuando nacen. Hay que bautizarlos de adultos como Jesus bautizo a su apostol Juan el Bautista.
La religinones Metodista, Luterana o Calvinista Anglicana,etc, si creen que si los bebes son hijos de padres cristianos por tanto, los bebes deben de ser bautizados de pequenos y criados en la religion de sus padres.

La religion quizas que mas alejada esta de las nombradas es la de LOS TESTIGOS DE JEHOVA que hasta donde yo se, es la unica que interpreta la Biblia que no hay ''la Santisima Trinidad'' Osea, esta religion cree que No hay Padre,Hijo y Espiritu Santo, que los 3 son 1 sola persona. Otra diferencia de esta religion tambien basada en la biblia es que no se debe de votar a 1 gobierno y no votan cuando hay elecciones. Las otras religiones nombradas arriba si interpretan la biblia con 1 frase que dijo Jesus: '' DAR AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR Y A DIOS LO QUE ES DE DIOS'' Por tanto, la religiones nombradas arriba en mi primer parrafo, si votan y creen que hay la ''Santisima Trinidad"' Padre,Hijo y Espiritu Santo. Ahora, hasta donde yo se, todas las religiones protestantes tienen la misma interpretacion sobre los homosexuales: Es 1 vicio y hay que condenarlo como los condena la Biblia.
Assia

BOIRA_A
Gafapasta
Gafapasta
Mensajes: 940
Registrado: Dom 15 Ene, 2012 1:41 pm

Re: DIOS ODIA A LOS MARICONES

Mensajepor BOIRA_A » Dom 15 May, 2016 1:21 pm

En elmundo de l fitbol como enotros muchos colectiovos hay gays y hay que resppeatrlos, pero tambien las represalias son grandes y por eso alguno no se pronuncian Mas respeto a este colectivo que tiene derecho a vivir su vida como quiera
[font=Comic Sans MS][/font]

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16750
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: DIOS ODIA A LOS MARICONES

Mensajepor Assia » Dom 15 May, 2016 1:59 pm

Tienes toda la razon del mundo y concuerdo contigo. Pero yo he contetado al tema de '' QUE DIOS ODIA'' y he explicado porque religiones cristianas basadas en lsa Biblia no aceptan a los homosexuales. Es muy diferente tu repuesta al titulo del Tema que dice ''DIOS ODIA...''
Saludos,
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

DIOS ODIA A LOS MARICONES

Mensajepor Invitado » Dom 15 May, 2016 8:16 pm

Imagen


En el armario del fútbol español

Bárbara Ayuso


Es una imagen conocida por cualquiera que frecuente un estadio, tanto que muchos han dejado de verla. El hincha ensancha el pecho, forma un altavoz con las manos y dirige su voz hacia el jugador:

«¡Maricón!».


Ha fallado un penalti, o quizá se trata de que lo falle. O no ha llegado a un pase. O ha zancadilleado a un contrario, o ha sido zancadilleado y se le quiere acusar de teatralidad. O quizá nada de eso. Tanto da. En el fútbol, el insulto homófobo sirve para todas las circunstancias. Durante un minuto de silencio, mientras rueda la pelota o en el descanso. En el Bernabéu, en el Camp Nou, en la Rosaleda o en Mestalla. No hay normas. Ocurre con impunidad, se repite incesantemente y se corea con la pasión de los himnos. En España, con frecuencia, lo hacen gradas enteras. «Cristiano, maricón», «Negredo, maricón», «Guti, maricón», «Guardiola, maricón».

Hasta el momento, ningún futbolista español ha declarado ser gay. Pese a que sí lo han hecho otros —Thomas Hitzlsperger en Alemania, Justin Fashanu y Anton Hysen en el Reino Unido o Robbie Rogers en Estados Unidos—, en España sigue imperando la tesis de que en el deporte rey no hay varones homosexuales. Tampoco existe un debate público sobre las causas de esta singularidad, ni si tiene que ver con la frecuencia y la impunidad con la que tienen lugar los gritos homófobos. A lo sumo, en algunos medios se deslizan rumores intentando sacar a empujones del armario a determinados jugadores, muchas veces porque visten de una determinada forma o frecuentan según qué ambientes. Y se acepta que eso no es, de hecho, un ejercicio de homofobia.

Con objeto de profundizar en las causas que perpetúan esta invisibilidad hemos consultado con profesionales de todos los ámbitos y les hemos pedido una reflexión desde su experiencia en los banquillos, los vestuarios y los medios de comunicación. Algunos de los consultados enmudecían, nos colgaban el teléfono o se negaban a «ver su nombre asociado a ese asunto». Sus nombres no constarán. Cedemos el espacio a quienes han querido hablar de lo que casi nadie habla, al menos en público. Un tabú, recordemos, que sufren los afectados. Porque los hay.

***


«En todos mis años de experiencia no me he encontrado ningún caso de homosexualidad. Extraño, pero es así», afirma Jorge Valdano, exfutbolista y exentrenador. «Tanto, que me sorprende no haber sido consciente hasta que me habéis preguntado de por qué no existe ningún jugador español que haya salido del armario. Es realmente llamativo». A Pep Guardiola, actual entrenador del Bayern de Múnich, también se lo parece: «Es curioso que en España, un país en el que la homosexualidad se vive ya con normalidad en todos los ámbitos, ningún jugador haya dado el paso».

Y más con las cifras en la mano. La mayoría de estudios coinciden en señalar que la población homosexual representa entre un 5 % y un 7 % del total, aunque esos números no parecen trasladarse al mundo del fútbol profesional. «Son cuarenta y dos equipos con veinte jugadores. Es decir, ochocientos y pico en total. Pongamos que cada cinco años renuevan plantilla, así que estamos hablando de cerca de quince mil jugadores y exjugadores [desde que comenzó a jugarse la Liga]. ¿Y ninguno es gay?», cuestiona Rubén López, experto en el área deportiva de la LGTB.

En 2014, Hitzlsperger se convirtió en el futbolista de mayor rango que revelaba su homosexualidad, y lo hizo con la intención de que «avanzáramos en el mundo del deporte, no se toma en serio en muchos países y es preocupante». Los dos años transcurridos desde entonces y la escasa movilización que provocó el asunto en España invita a que nos demos por aludidos. A partir de esta revelación, el periodista Michael Robinson trató de encontrar testimonios de futbolistas españoles que pública o anónimamente hablaran del particular. «En ese Informe Robinson no hubo manera de conseguir una declaración de nadie de dentro que ayudase, y rastreamos mucho», explica. «Cuando yo era jugador, en los años setenta-ochenta, el fútbol era un nido de machismo. El tema de la homosexualidad no se hablaba, ni se planteaba; era algo impensable. No se tenía la información ni la conciencia que hay ahora. Por eso me parece acojonante que siga ocurriendo hoy en un país tan tolerante como España. Me hace pensar que las leyes van muy por delante de la sociedad», apunta.

Sin embargo, para el exjugador Rafael Martín Vázquez, la falta de visibilidad gay en el fútbol responde a otras causas: «Si ninguno sale del armario será que no hay gais en el fútbol. Y si los hay, como también hay libertad, me parece muy respetable si no quieren hacerlo público», valora.

En este punto, la pregunta es ineludible: ¿Es el fútbol español especialmente homófobo?

Isaac Lluch, periodista asentado en Alemania, lleva años estudiando el tratamiento que ambas ligas dispensan al asunto y concluye: «La homofobia en el fútbol existe como existe en el resto de la sociedad, es un reflejo de esta». Paco Ramírez, del Observatorio Español contra la LGTBfobia, precisa: «En el fútbol, la homofobia se considera una intolerancia de segunda categoría, como demuestra el hecho de que ni siquiera se quiera hablar de ello. Solo hay que compararlo con el racismo: se siguen produciendo incidentes racistas, pero se habla abiertamente para condenarlo. Con la homofobia, no». Algo que, en su opinión, se evidencia de una forma concreta: «Hoy en día las principales muestras de intolerancia en el deporte son los insultos homófobos que se ven domingo sí y domingo también en los campos».

Como Ramírez, son muchos los que señalan como culpables a los clubes y las instituciones futbolísticas, a los que acusan de amparar la homofobia. En ocasiones, incluso se habla de presiones directas para que el futbolista lo mantenga en secreto. Otros, sin embargo, responsabilizan a determinadas hinchadas; generan un ambiente opresivo e intolerante en el que salir del armario, sencillamente, no es una opción. Por último, están quienes sostienen que la invisibilidad de los homosexuales en el fútbol incumbe también a determinados medios de comunicación. Medios que convierten en deporte, esto es, espectáculo, la vida privada de los futbolistas.


La grada

«¡Sal del armario, Cristiano, sal del armario!», coreó la hinchada del Málaga durante su encuentro con el Real Madrid el pasado 22 de febrero, dirigiéndose al delantero. Una situación que volvió a repetirse unas semanas después, durante el derbi disputado en el Camp Nou. «¡Cristiano, maricón!» fue el grito que prorrumpió en el minuto de silencio dedicado al fallecido Johan Cruyff.

«Le ocurrió a Butragueño, a Míchel, a Negredo, a Guardiola, a Guti y ahora a Cristiano. Cada cierto tiempo le toca a uno, se le llama maricón ante cuarenta mil personas», recuerda Rubén López. «A lo que más se teme es a la hinchada, no está educada para aceptar a un gay en el terreno de juego».

Todos coinciden en subrayar el gran peso de ciertos comportamientos. «El estadio se convierte en un circo romano en el que todo lo que nadie diría en su entorno tiene cabida», valora Robinson. «El hecho de que sean mediáticos se interpreta como que todo vale. Pagas una entrada y tienes derecho a desahogarte, a decir lo que te venga en gana», apostilla. «Es probable que influya mucho la actitud de determinados aficionados en el campo, la tendencia a buscar debilidades con el fin de hacer daño, de desestabilizar», concuerda Guardiola. «En parte es responsable la impunidad de la grada, esa actitud de pandilla, de masa, que diluye responsabilidades», remarca Valdano.

Al margen de la influencia psicológica que pueda tener en el jugador la presión ejercida por la hinchada, los cantos homófobos en el terreno de juego abren un frente distinto. Las asociaciones y colectivos implicados en la lucha contra esta discriminación certifican que, mientras no se penalicen, esas actitudes seguirán constituyendo un ejemplo muy poco edificante, y será imposible que un jugador gay quiera significarse públicamente: «Cuando hay insultos racistas en los estadios, la Comisión Antiviolencia actúa inmediatamente. Se sanciona a los infractores y se condena públicamente. No ocurre así con la homofobia, y todos esos insultos quedan impunes», denuncian desde la Asociación LGTB. «Se actúa con una rapidez inusitada en los casos de racismo y xenofobia, pero se continúa ignorando que la mayor intolerancia en el fútbol es la homofobia», apoya Paco Ramírez.

El marco legal es claro. Según el artículo 2.1 c) y 2.2 d) de la Ley 19/2007 contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, hechos como los acontecidos en La Rosaleda o en el Camp Nou son sancionables. El organismo encargado de recoger las denuncias y disponer las sanciones oportunas es la Comisión Antiviolencia, dependiente del Consejo Superior de Deportes. A pesar de la articulación legal, jugadores y árbitros son reiteradamente objeto de insulto con apelativos de tinte homófobo cada fin de semana, y hasta hoy no existe sanción ejemplarizante.

El primer problema al que se enfrenta la Comisión a la hora de sancionar es la propia naturaleza de estos insultos. Se precisan informes adicionales (que elaboran los responsables de la Liga, los propios clubes y las fuerzas de seguridad presentes en los encuentros) para determinar quiénes son los responsables, ya que las grabaciones efectuadas en los partidos no siempre lo reflejan con nitidez. «En 2014, la LFP informó al Comité de cánticos de “Negredo, maricón” en un encuentro entre el Valencia y el Granada. Se archivó, según sabemos», recuerda Rubén López.

Para subsanar esta falta, en 2015 se constituyó el citado Observatorio contra los Delitos por Orientación en Identidad Sexual, apoyado económicamente por los Ministerios de Sanidad e Interior y rebautizado como Observatorio Español contra la LGTBfobia. Uno de sus objetivos es no solo permanecer vigilantes ante los insultos en los estadios, sino forzar la modificación de la legislación vigente para que refleje específicamente la homofobia en la lista de discriminaciones y se diseñe un protocolo contra ella. «Nos hemos reunido con la Liga, con el Consejo Superior de Deportes y con representantes de Ética y Juego Limpio. Pero no se ha modificado nada. No hay ningún compromiso real ni cierto, de hecho hubo un representante que nos llegó a decir que ni siquiera existía homofobia», explican.

Resulta relevante el caso vivido por el árbitro Jesús Tomillero, primer colegiado en salir del armario. Tras sufrir insultos homófobos por parte del utillero —le llamó «maricón» y «comepollas»— en un partido de la Liga Andaluza Sénior, ha acabado sufriendo el escarnio de la Real Federación Andaluza, que le amenazó con sancionarle si seguía difundiendo su caso en medios de comunicación y redes sociales. «Tarde o temprano van a tomar represalias conmigo y no creo que llegue más lejos en el fútbol», nos explica. «En España el tema de la homosexualidad está censurado, me estoy planteando irme a Gibraltar. Entiendo que los futbolistas viven una situación similar, tienen miedo a decir que son gais porque conseguirían que no jugasen más», valora.

No obstante, podría ser que los insultos homófobos a Cristiano Ronaldo supongan un punto de inflexión. En esta ocasión la Liga de Fútbol Profesional sí que ha remitido un informe a la Comisión Antiviolencia detallando los hechos e instándole a fijar sanciones. El Observatorio contra la LGTBfobia asegura que, de no ser así, llegarán al fondo del asunto transmitiendo la denuncia directamente a la Fiscalía, por dejación de responsabilidad de los organismos correspondientes.

Imagen


El club y el vestuario

«¿Si hay maricones en el vestuario? Yo espero que no», dijo Antonio Cassano, delantero del Milan, al inicio de la Eurocopa en 2012. Aunque no ha sido la única manifestación en este sentido, se convirtió en el ejemplo más flagrante del rechazo del vestuario a una orientación sexual concreta. La UEFA, por cierto, le multó por estos comentarios.

Pero entre la mayoría de los consultados en el fútbol español cunde la sensación de que la homofobia campa a sus anchas en la hinchada, pero no en el vestuario ni en el club, y tildan las opiniones de Cassano de caso aislado. Esteban Granero (Real Sociedad), Álvaro Arbeloa (Real Madrid) y Juan Mata (Manchester United) nos dicen que no han conocido ningún caso de homosexualidad entre sus compañeros, pero aseguran que si alguno se significara no supondría ningún problema dentro del vestuario. Se respetaría y se aceptaría.

«En el momento en que un futbolista homosexual dé el paso, el primero es el complicado, los demás se darán cuenta de que no ocurre nada. Porque estoy seguro de que en el vestuario se aceptaría, no habría ningún problema», afirma Gerard Piqué, jugador del Barça. «Es posible que el fútbol necesite un poco más de tiempo para normalizarse en este aspecto. Ocurrirá de forma natural, es algo que en nuestra sociedad ya no llama la atención». Concuerda con él Pep Guardiola: «Estoy convencido de que si alguien declarara abiertamente su homosexualidad se aceptaría perfectamente en el vestuario y en el club. Al menos por mi experiencia sé que no tratarían de taparlo si se diera el caso. Se exige que el jugador sea buen compañero y buen profesional, independientemente de su orientación sexual, nacionalidad, religión o raza», opina el entrenador del Bayern. «El vestuario no es homófobo, simplemente no es este un tema de conversación habitual», remarca Valdano.

El contrapunto lo da Javier Irureta, actual director deportivo del Athletic Club: «El fútbol siempre ha sido un deporte muy de hombres, muy de machos. Creo que si un futbolista decidiera dar el paso de reconocer su homosexualidad el encaje natural en el vestuario sería difícil. No estaría bien visto», afirma.

La experiencia de Miguel Ángel López, quien fuera director y fundador de la revista Zero, es bien distinta a la de la mayoría de entrevistados. Se atreve a hablar de la responsabilidad y presión de los clubes cuando uno de los suyos ha amagado con salir del armario. En 2008 se filtró que la cabecera preparaba un reportaje sobre varios futbolistas dispuestos a revelar su homosexualidad en portada, lo que generó una inusitada expectación que se prolongó durante varios meses. Según cuenta, hasta el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, llegó a preguntarle quiénes eran dichos jugadores. Obviamente, no lo reveló. «Eran seis futbolistas del Real Madrid, el Barça, la Real Sociedad y el Athletic de Bilbao. Se trabajó con ellos durante meses y acabaron echándose atrás por presiones directas de algunos clubes. Algo comprensible: los futbolistas estaban absolutamente decididos, pero el club es el que manda, el que te deja en el banquillo o no te renueva», afirma.

Unas presiones que también llegaron hasta la redacción de la revista: «El entonces jefe de prensa del Real Madrid llegó a enviarnos un documento en el que se afirmaba: “No hay jugadores homosexuales en el equipo, y si los hubiera…”», explica. Del resto de los clubes no hubo una presión tan directa, pero también le trasladaron que no veían con buenos ojos que sus jugadores dijeran públicamente que eran homosexuales.

Los cuatro clubes mencionados, a los que consultamos, afirmaron no saber nada de este asunto.

El que fuera fundador de Zero considera que dentro de los clubes prevalece el don’t ask, don’t tell, y califica al mundo del fútbol como «un sector muy conservador que está instalado en la tónica de la negación y la amenaza, similar al ambiente que se vive en la Iglesia; todos saben quiénes son homosexuales, pero se actúa como si no existieran. Tienen mucho miedo a que se normalice la situación, hay muchos intereses económicos creados. Por eso se fomenta la invisibilidad», apunta.


Sanciones y lucha contra la homofobia

Históricamente, los clubes de fútbol se han esforzado en activar cambios sociales, prestando su imagen para campañas contra el racismo, el trabajo infantil, la violencia de género e incluso la piratería. Los futbolistas, habitualmente, prestan su imagen para causas de toda índole, tratando que su poder mediático multiplique el debate social y el impacto de la iniciativa. Pero contra la homofobia no es así. A título privado algunos clubes han llevado a cabo pequeños proyectos, pero no existe en el fútbol español un movimiento que vertebre la lucha contra esta discriminación, que haga ondear la bandera multicolor.

«A todos se les llena la boca de palabras de tolerancia y normalidad, pero hay muchos frentes abiertos como para generar que haya una cierta normalidad en este sentido», resalta Isaac Lluch. Las asociaciones LGTB estiman que este es otro de los grandes escollos que dificulta que los jugadores gais se sientan respaldados. En concreto, señalan a los grandes equipos: «El Barça firmó un manifiesto contra la homofobia el pasado año, pero no se traduce en nada. Continúan manteniendo un silencio inaceptable e inexplicable en todo lo que tiene que ver con insultos homófobos», dice Paco Ramírez. «Los presidentes de los clubes permiten cosas en sus campos que jamás admitirían en sus otras empresas», afirma Michael Robinson.

Según explican, los equipos líderes rehúsan continuamente no solo promover iniciativas en contra de la homofobia, sino también adherirse o comprometerse con las que surgen desde otros sectores. Denuncian que el año pasado ninguno de los equipos grandes accedieron a participar en la campaña de #LaLigaArcoiris, consistente en que los jugadores usaran cordones multicolor en las zapatillas, en apoyo a la tolerancia sexual. Algo que sí hicieron desde clubes más pequeños, como el Rayo Vallecano, el Leganés, el Racing de Santander, el Guadalajara o el Conquense; clubes que no es la primera vez que se implican en proyectos de esta clase.

Esta falta de compromiso público de los equipos importantes sitúa a España varios pasos por detrás de otros países como Alemania o el Reino Unido. «Para empezar, aquí la cultura del fan está más controlada y concienciada», apunta Lluch desde Berlín. «Habitualmente se ven pancartas contra la homofobia, banderas multicolor en las gradas. Los clubes firmaron la Declaración de Berlín para combatirla. Y, a pesar de eso, se ha acusado a la federación alemana de fútbol de ser tibia; imagina lo que puede decirse de la Liga de fútbol española y de los clubes», apunta.

«El problema es que no hay un modelo ni un protocolo de LGTBfobia en el deporte», aduce Rubén López. En Francia existe desde 2009 y en el Reino Unido ha llegado a presentarla el propio David Cameron. El año pasado, la Asociación Inglesa de Futbolistas reconoció que estaban tratando ocho casos de jugadores homosexuales a los que se asesoraba. En la Bundesliga, tras el testimonio de Hitzlsperger, la canciller Angela Merkel animó a salir del armario a los jugadores, y su federación envió un memorándum a los clubes titulado «Cómo hacer frente a la salida del armario en el fútbol» para encaminar los esfuerzos en la misma dirección. Algo que en el ámbito español no existe. En 2014 el grupo de Izquierda Plural llevó al Congreso de los Diputados una proposición no de ley para instar al Gobierno a elaborar un documento similar al de la Bundesliga y hacer frente a la invisibilidad de los deportistas gais. La propuesta fue rechazada con los votos del Partido Popular.


Los medios de comunicación

Las novias de los jugadores son noticia. Sus cambios de imagen también. Las noches de fiesta se reseñan hasta el desuello, y sus movimientos en las redes sociales generan más titulares que su actuación en el terreno de juego. Sus crisis de pareja, sus vacaciones o cualquier otro detalle extradeportivo abarrotan horas de televisión y hacen correr ríos de tinta, difuminando la línea entre vida privada y pública.

Todos coinciden en señalar a ciertos medios de comunicación como otro de los focos de presión sobre el jugador. Michael Robinson hace examen de conciencia sobre este particular: «Hablar de la vida privada de los futbolistas es también deporte para determinados medios, lo que más vende es la intimidad del futbolista. Hay insinuaciones o insultos directos. Lo importante es vender y lo que vende son los rumores. Rumores que abren programas deportivos. Esto es una presión añadida al tipo que se plantea salir del armario. Piqué, por ejemplo, ocupa ahora más programas o páginas de periódico por el Periscope que por su juego». Guardiola también es crítico con el papel desempeñado por los medios: «Del mismo modo que pesa la actitud de determinados aficionados, pesa la presión mediática, especialmente cuando se trata de un asunto extradeportivo», añade.

El rumor es constante, alimentado por los detalles más peregrinos. Una fotografía de dos delanteros en actitud cariñosa, una ruptura sentimental no aclarada, un gesto imperceptible en el campo. Todo es válido para especular. «Cuando surge este debate, ni sale el club a denunciarlo ni tampoco hay un debate serio en los medios de comunicación españoles. Se tiende a la frivolidad», admite Lluch. «Lo único importante es descubrir quiénes son los jugadores homosexuales, cuántos son, revelar sus nombres. Se desvía el foco de lo importante. Esto no promueve tolerancia, ni el respeto a la intimidad y la dignidad para las personas que pueden encontrarse en una situación así», valora.

El periodista Diego Torres apunta cómo, por la combinación de todos estos factores, el ocultamiento de la homosexualidad del jugador se ha convertido en algo inherente a la profesión: «Los futbolistas de élite están en un nivel estratosférico, en una burbuja aislada del resto. Desde pequeños están mentalizados, viven en ese ambiente de masculinidad, de machos. Si se retiran y han triunfado, tienen una fortuna y pueden vivir una segunda vida, son aún jóvenes», explica. «Ocultar la condición sexual podría ser un sacrificio más de los que exige el deporte a este nivel», aventura.

***


El 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia. En esta fecha (1990) la OMS retiró la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales.

El Día Internacional contra la Homofobia en el Fútbol se estableció el 19 de febrero, fecha de nacimiento de Justin Fashanu. Fue el primer futbolista profesional en salir del armario. Ocho años después de dar el paso se ahorcó.

En 2009, una encuesta de YouGov desveló que un 90 % de los aficionados ingleses aceptarían sin problemas que los futbolistas gais hicieran pública su condición sexual. No existe sondeo equivalente sobre nuestro país, pero la sensación tras los testimonios recabados es prácticamente idéntica: nadie pone impedimentos, nadie manifiesta ningún problema, apelan a un clima de aceptación, respeto y tolerancia.

Y el hincha con mejor garganta volverá esta semana al estadio.

Avatar de Usuario
O_O

El imperio Gay

Mensajepor O_O » Jue 19 May, 2016 4:29 am

Imagen


El cardenal Cañizares defiende la familia frente al "imperio gay"

El cardenal cree necesario ese llamamiento "ante una importante escalada contra la familia por parte de dirigentes políticos y sectores feministas". Recordó durante una misa las palabras de Benedicto XVI cuando animó a "no ignorar el bien precioso de la familia" fundada sobre el matrimonio


El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha resaltado la labor del Pontificio Instituto Juan Pablo II de Valencia, al que el purpurado ha definido como "centro de difusión de la verdad y la belleza del matrimonio y la familia cristiana".

En una misa conmemorativa de la patrona del Instituto, la Virgen de Fátima, el purpurado recordó las palabras de Benedicto XVI, poco antes de su llegada a Valencia en 2006 para el V Encuentro Mundial de las Familias, cuando animó a todos los pueblos a "no ignorar el bien precioso de la familia" fundada sobre el matrimonio.

Tras ello, el cardenal Cañizares añadió que ese llamamiento sigue siendo especialmente necesario en España, que en los últimos años "ha asistido a una importante escalada contra la familia por parte de dirigentes políticos, ayudados por otros poderes como el `imperio gay' y ciertas ideologías feministas".

"España ocupa uno de los últimos lugares de Europa en política familiar; junto con Grecia es el país con más bajo índice de natalidad, donde la población juvenil ha decrecido más en los últimos veinte años; y donde más se ha incrementado el número de abortos, las rupturas matrimoniales y las uniones de hecho", aseguró el titular de la archidiócesis de Valencia.

De la misma manera, el purpurado se refirió a la próxima aprobación, en la Comunidad Valenciana y en otras comunidades, de leyes que fomentan la ideología de género, "la más insidiosa que ha habido en toda la historia de la humanidad".

Todo ello, añadió, provoca que se esté socavando "el núcleo central de toda sociedad, que es la familia, ámbito inigualable de la solidaridad y escuela de convivencia pacífica que merece toda tutela y ayuda para cumplir su cometido".

Ante esta situación, el cardenal Antonio Cañizares destacó que la UCV "no puede permanecer inerte en absoluto" a estos ataques sino que toda la comunidad universitaria "debe trabajar por la familia, ya que es ahí donde está el futuro del hombre y de la humanidad".


"Urgencia de la defensa de la familia"

Asimismo, el Arzobispo de Valencia resaltó la publicación de la última exhortación apostólica "Amoris Laetitia", donde el Papa Francisco "ofrece a toda la Iglesia una visión de conjunto, de manera concreta y realista, indicaciones muy precisas sobre la familia para que sean llevadas a cabo".

Este documento, recuerda que hoy es "urgencia primerísima en la Iglesia, en el mundo y en la sociedad" la defensa de la familia y el matrimonio cristiano. "Esta misión también ha de ser corazón y nervio en la misma Universidad que, en colaboración con el Instituto Juan Pablo II, debe investigar y dar difusión a las enseñanzas de la Iglesia sobre esta materia", indicó el Cardenal.

La eucaristía, que tuvo lugar en la capilla del campus de Valencia-Santa Úrsula de de la UCV, fue concelebrada por el obispo de Alcalá de Henares, monseñor Juan Antonio Reig, vicepresidente de la sección española del Instituto, y por el vicario general de la archidiócesis, Vicente Fontestad. Igualmente, participó el decano de la sección española del Instituto, Juan de Dios Larrú, así como varios sacerdotes más, entre ellos el capellán mayor de la UCV, José Luis Sánchez.

En la homilía, el Cardenal dio también gracias a Dios por la fundación del Instituto Juan Pablo II y apuntó que en él se realizan las palabras del Evangelio: "Dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen". Así, según expresó, "este Instituto escucha la palabra de Dios sobre la familia y anuncia su evangelio ininterrumpidamente, siguiendo los pasos de su promotor y papa de la familia, San Juan Pablo II".

Avatar de Usuario
Invitado

DIOS ODIA A LOS MARICONES

Mensajepor Invitado » Jue 19 May, 2016 4:31 am

Batman returns

Avatar de Usuario
Invitado

DIOS ODIA A LOS MARICONES

Mensajepor Invitado » Vie 20 May, 2016 9:04 pm

La carta abierta del "Imperio Gay" contra "el druida Panorámix" Cañizares

El director del Observatorio Español contra la LGBTfobia pone los puntos sobre las íes al cardenal

Continúan las reacciones de indignación a la homilía del cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, alertando de lo que considera ataques contra la familia por parte de "dirigentes políticos, ayudados por otros poderes como el imperio gay y ciertas ideologías de género". El director del Observatorio Español contra la LGBTfobia (StopLGBTfobia), Paco Ramírez, ha puesto los puntos sobre las íes al cardenal con una carta abierta en la que ironiza con el "imperio gay" comparándolo con el imperio romano y a Cañizares con el druida de la irreductible aldea gala de Astérix y Obélix.

A continuación reproducimos íntegra la carta por su interés, donde se incluye también una lista para el papa Francisco con los nombres de los reaccionarios que sobran en la Iglesia española:

He visto con estupor, ignominia y humillación que el pasado lunes durante una homilía en la Universidad Católica de Valencia afirmó con gran ofensa y desdén que el "Imperio Gay" ha arremetido contra "el bien precioso de la familia cristiana". Además tuvo la desfachatez y vileza de criticar con saña la recién aprobada Ley de Igualdad Social LGBTI de la Comunitat Valenciana que para usted supone una "subversión" y "revolución", que tendrá "consecuencias destructivas contra para el futuro del hombre y la humanidad". Todo debido a una de las más "insidiosas" para usted de las ideologías del mundo, la ideología de género.

Sr. Cañizares está usted "loco de atar", puesto que sin duda ve fantasmas, amenazas y conspiraciones mundiales – en este caso gays en vez de judeomasónicas- por doquier, puesto que el reconocimiento de derechos a las personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales para remediar la atávica discriminación, acoso, agresión y hasta genocidio que la sociedad y ciertos poderes como la Iglesia han mantenido y siguen manteniendo contra el indeleble principio de que todas las personas nacen iguales en derechos y deberes, con sus virtudes y sus defectos. No se trata de conceder más derechos y prebendas que a los demás, no quitamos derechos a nadie a no ser que considere usted un derecho el derecho a odiar, humillar, discriminar, despreciar y ofender.

Como Panorámix el druida de "Astérix y Obélix", se empeña en seguir defendiendo con furia y rencor una concepción de la sociedad y de la Iglesia caduca y que ya no existe, el mundo ha cambiado y su Aldea Gala de la ortodoxia fundamentalista se ha convertido en un burbuja traslúcida que no le pemite ver que sus homilías en vez de difundir el mensaje de amor y concordia del Evangelio son un altavoz para el odio, la confrontación y la incitación a la violencia.

No hace falta que le diga que no sólo la sociedad ha cambiado, sino también están habiendo cambios pequeños en su Iglesia, sobre todo en sus feligreses y en su base, y que ahora apuesta más por amparar y acoger que por condenar y castigar, aunque la continúa ambigüedad del Papa Francisco nos tiene algo confundidos.

No hay peor ciego que aquel que no quiere ver, y yo le aconsejería sinceramente que se jubile y se retire como el Papa Emérito, porque usted Sr. Cañizares está enfermo aunque no lo note, y su enfermedad se llama homofobia en grado grave, cuando su continua obsesión durante años ha sido arremeter contra los derechos de los homosexuales y de las mujeres. Recientes estudios han descubierto que la homofobia y la intolerancia irracional se debe a problemas psicológicos, son gente propensa a trastornos psicóticos que en casos extremos puede llevar a la esquizofrenia. Por tanto por mucho que se empeñe en ver que la homosexualidad y la transexualidad son enfermedades, vicios o pecados, es al revés, la homofobia y la transfobia son enfermedades sociales de las que debería tratarse urgentemente.

En un estudio publicado recientemente se han analizado algunos de los factores que podrían estar asociados con la creencia en las teorías de la conspiración. En concreto, se identifican dos variables que serían clave: la existencia de un contexto de incertidumbre y las dudas sobre la moralidad de los agentes supuestamente implicados. Según plantean los investigadores, las teorías de la conspiración son una forma de "dar sentido" o explicar acontecimientos que resultan estresantes, porque son incontrolables, aleatorios, confusos, o difíciles de comprender con las categorías de pensamiento que habitualmente usamos. Son hechos que se salen de lo común y que conllevan una cierta sensación de ser vulnerable ante lo desconocido, pues sus causas y la forma de hacerles frente son inciertas. Esta obsesión enfermiza contra la homosexualidad que el Sr. Cañizares tiene le hace ver un poder oscuro que está cambiando sus esquemas mentales, y su prolija imaginación ve un "Imperio Gay" que conquista cada vez más territorios y se acerca a su tranquila e intemporal Aldea Gala con el ánimo de hacer peligrar su tradicional creencia y moralidad.

Tan sólo me gustaría terminar esta misiva invocándole que el matrimonio existía incluso antes de la propia creación de la Iglesia y no es un concepto exclusivo de la misma, y mucho más cuando estamos hablando de matrimonio civil, que nada tiene que ver con la imposición de las reglas y normativas de su Iglesia. Finalizo recordándole un dicho del mismo Jesús: "Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios" [Mateo 22,21]. Por tanto no se entrometa en la sociedad y las leyes que se quiere conceder, y dedíquese a hablar del reino de los Cielos y de las normas que quiera imponer a su Iglesia y a sus feligreses.

P.D: Un mensaje final al Papa Francisco. Por favor jubile lo antes posible a la siguiente lista de personas enfermas, que necesitan una cura urgente de su alma y un internado para modernizar sus fosilizados esquemas mentales:

1. Cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia

2. Juan Antonio Reig Plá, obispo de Alcalá de Henares

3. Joaquín Mª López de Andújar y Cánovas del Castillo, Obispo de Getafe

4. José Rico Pavés, Obispo Titular de Mentesa y Auxiliar de Getafe

5. Demetrio Fernández González, obispo de Córdoba

6. Juan José Asenjo, arzobispo de Sevilla

7. Cardenal Fernando Sebastián

8. José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián

9. Cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito de Madrid

10. Rafael Palmero, obispo eméritode Alicante-Orihuela

11. Casimiro López Llorente, obispo de Segorbe-Castellón

12. Jaume Pujol, arzobispo de Tarragona

13. Bernardo Álvarez, obispo de Tenerife

Avatar de Usuario
Invitado

El imperio - Manuel Jabois

Mensajepor Invitado » Dom 22 May, 2016 3:28 am

El imperio

Manuel Jabois



EN RESUMIDAS cuentas, cuando el arzobispo de Valencia dice que está preocupado por la familia a causa del “imperio gay”, entre otras amenazas, hace algo tan viejo como poner a la altura una institución hegemónica y otra que no se distingue, pero despreciada por la Iglesia.

Una de las maneras más características que tiene la mayoría para expresarse es sobredimensionar a quien considera su enemigo, alzándolo como fuente de males terribles en superioridad de condiciones. De esta forma, la familia “tradicional” estaría en peligro según el obispo a causa del feminismo y de los homosexuales, que forman uno de esos imperios perseguidos, ahorcados y castrados; un imperio que sigue siendo noticia cuando se anuncia que está permitido. El típico imperio de mierda.

Cada año se producen alrededor de cinco o seis declaraciones de jefes de la Iglesia católica que funcionan con eficacia como exabruptos parecidos al varazo que se le da al rebaño. Este último es especialmente revelador de lo que entiende el obispo por minorías, desfavorecidos y necesitados de la mirada lenta como una vaca del Señor. Solo desde un delirio criado entre prejuicios se puede señalar al feminismo y el “imperio gay” no solo como destructor de la familia, sea la familia lo que sea, sino como causa de que en España haya más abortos, más rupturas tradicionales y más uniones civiles. Precisamente tres razones por las que se distingue un país civilizado, una sociedad avanzada.

El arzobispo Cañizares dijo en una misa sus teorías, perfectamente inadvertidas, y a los dos días publicó el gabinete de prensa un comunicado con el monólogo. Normalmente se dicen las cosas en casa de Dios y después, si Dios no importa, se meten en las casas de todos. Llegan en uno de esos momentos importantes de la historia de España que se produce cada dos horas, cuando se está decidiendo dramáticamente qué incita al odio o no. A mí, por ejemplo, el calor que empieza a haber en Madrid; a la Comunidad, la estelada (sin éxito judicial). Mientras, la Iglesia dice que la familia se extingue a causa de las mujeres y los gays; las mujeres que no se comportan como tales y los gays en general, independientemente de su Dios, que siempre será un Dios equivocado. Ese concepto de la familia ha sido apropiado de manera tan exótica por la Iglesia, patrocinando el amor entre hombre y mujer, que se entienden mejor las manifestaciones “por la vida”. Dos ideas, familia y vida, que defiende la Iglesia de tal forma que cualquiera pensaría no solo que se inventaron con ella, sino que no es ella la principal encargada de menospreciarlas.

Avatar de Usuario
Invitado

DIOS ODIA A LOS MARICONES

Mensajepor Invitado » Jue 26 May, 2016 5:33 pm




El waterpolista español Víctor Gutiérrez sale del armario

El deportista de 25 años e internacional ha declarado su homosexualidad en una entrevista porque “sentía la responsabilidad de dar la cara como deportista gay”


“Espero que mi salida del armario sirva para romper un tabú dentro del deporte”, asegura el jugador de waterpolo español Víctor Gutiérrez en la portada de la revista Shangay. En una de las etapas clave de su carrera deportiva y justo antes de concentrarse con la selección para preparar los próximos Juegos Olímpicos, el internacional de 25 años ha decidido hacer pública su homosexualidad en una entrevista en la que cuenta que sentía “la responsabilidad, como deportista gay, de dar la cara”.

El jugador del club madrileño Real Canoe y considerado uno de los mejores boyas de España, confiesa que llevaba bastante tiempo pensando en hacerlo, y que ha elegido este momento, además de por haber alcanzado “la madurez deportiva y personal necesaria”, porque considera muy importante la visibilidad. “Ha habido más de setenta agresiones homófobas en Madrid en lo que llevamos de año, es una realidad que vivimos. Y no hay casi deportistas que digan que son gais. Pero, según mi experiencia, la gente ha cambiado; como deportista, todo lo que vivido es absolutamente positivo”. Con estas declaraciones, Víctor Gutiérrez se convierte en el segundo olímpico español abiertamente gay, después de que el patinador Javier Raya, participante en los últimos Juegos de Sochi 2014, fuese el pionero hace poco más de una semana tras publicar una foto junto a su novio en las redes sociales.

Víctor Gutiérrez justifica su tranquilidad para salir del armario en el hecho de tener el respaldo de su familia, pero su experiencia en su entorno como deportista de élite ha sido fundamental. “Nunca me he sentado con el presidente de mi club, el entrenador y los compañeros para decírselo.Al final, es mi vida y hago lo que quiero, pero cuando estás en un equipo de élite, convives con muchas personas con las que estrechas lazos, y con ellos siempre he compartido mi vida”. Sin esconderse, “pero sin ser nunca abanderado de nada”, quiere compartir que no se ha sentido discriminado por ser gay. “Jamás me he encontrado con nadie que me haya juzgado como deportista por mi condición, siempre ha sido en función de mi rendimiento”, insiste.

Defiende la libertad de quien decide no hacerlo público, pero cree que las cosas “serían más fáciles” si saliese del armario una gran figura mundial de alguno de los deportes más mediáticos. “Sigue siendo un mundo machista. No debe de ser fácil escuchar en un campo de fútbol a muchas personas gritándote ‘maricón’. Los grandes clubes son empresas, y hay muchos intereses involucrados... Pero si alguno de ellos diera ese paso, podría influir en la opinión de millones de personas y cambiar las cosas de una manera mucho más rápida, porque siguen siendo muy pocos los deportistas que han hecho visible su homosexualidad”.


Gutiérrez no es el primer deportista de élite que ha hecho pública su condición de homosexual. Pero ha habido muy pocas salidas del armario estando en activo al más alto nivel. La tenista Martina Navratilova fue una pionera al hacerlo público en los años ochenta, y Amelie Mauresmo siguió sus pasos y se declaró lesbiana a los 19 años después de ganar el Open de Australia. Hace dos años, el jugador de fútbol americano Michael Sam se convertía en el primero en su deporte en dar el paso, lo que le valió el apoyo del presidente Barack Obama.

En activo destacan el saltador de trampolín olímpico británico Tom Daley y el boxeador puertorriqueño Orlando Cruz, que se casó con su novio en 2013 en Nueva York. Otros como el nueve veces medallista olímpico de natación, el australiano Ian Thorpe, o el pívot de la NBA John Amaechi no se atrevieron estando en la cúspide y esperaron a terminar sus carreras deportivas. Víctor Gutiérrez confía en que su decisión no afecte a su proyección como waterpolista, aunque ha salido del armario antes de saber si será seleccionado para competir en Río de Janeiro. “Estoy entrenando y manteniendo la forma, espero saber si voy a los Juegos a primeros de julio. He hecho una buena temporada, y el seleccionador me ha dicho que tengo posibilidades”. Pero asegura que aceptará tranquilo lo que venga después de haberlo contado. “No soy el primero, soy uno más”.

Avatar de Usuario
Invitado

Río 2016, los Juegos más gays

Mensajepor Invitado » Jue 11 Ago, 2016 1:43 am

Imagen
Tom Daley y Dustin Lance Black, Kate y Helen Richardson-Walsh, Ellena Delle Donne y Josh Dixon

Río 2016, los Juegos más gays

El número de homosexuales abiertamente declarados se ha duplicado desde los Juegos de Londres

El mundo deportivo cada vez tiene menos problemas en aceptar y reconocer de entre los suyos a aquellos que se declaran homosexuales. Las cifras, al menos, así lo indican. Según OutSports.com, en las Olimpiadas de Río un total de 45 personas tienen hecha pública su orientación sexual. En Pekín 2008 solo lo hicieron 12 y en Londres 2012, 22. Esto no quiere decir que el número no sea más elevado; muchos atletas limitan la información sobre su vida privada a un círculo muy reducido.

Tom Daley consiguió este lunes para Reino Unido una medalla de bronce en salto sincronizado desde plataforma. El joven, con tan solo 22 años es uno de los deportistas más mediáticos y pese a su corta edad, ya ha anunciado que se retirará tras las Olimpiadas para tener un hijo junto a su prometido, el guionista Dustin Lance Black, ganador del Óscar el 2009 con «Mi nombre es Harvey Milk».

En Londres explosionó tras competir en Pekín con tan solo 14 años, pero fue en la televisión donde Daley forjó su figura. Fue jurado en el Splash! británico y desde ahí, su carrera ha sido imparable. Pero su vida no ha sido nada facil. Quizá por eso valora tanto adonde ha llegado. Sufrió acoso durante su infancia y también adolescencia. Incluso su compañero de salto sincronizado lo culpó de su resultado en Londres. «Me tiraban cosas, me aplastaban contra el suelo sin razón aparente. Y a los demás les parecía gracioso. Era como si el mundo entero estuviera contra mí y empecé a dudar de quién era y en lo que creía», comentó a la prensa al recordar sus duros inicios.

Su canal de Youtube, que le dio a conocer de forma mundial, fue el medio en el que decidió hacer pública su homosexualidad, y su relación con Dustin Lance Black, 20 años mayor que él. Él es quizá el rostro más famoso de los deportistas homosexuales que están compitiendo en Río de Janeiro. Hace apenas unas horas, una voluntaria pedía matrimonio a la jugadora brasileña de rugby Isadora Cerullo. La respuesta, por supuesto, fue «sí».

Imagen
Kate y Helen Richardson-Walsh

Kate y Helen Richardson-Walsh son compañeras de equipo de hockey sobre hierba, pero también matrimonio. Ambas han estado en dos ocasiones en unos Juegos Olímpicos, siendo la primera pareja casada del mismo sexo que compite en unas olimpiadas. Se conocieron hace ya 20 años y se hicieron pareja en Pekín 2008. Juntas consiguieron el bronce para su equipo en Londres y se casaron un año después.

Otra de las parejas olímpicas la forman Maartje Paumen y su novia Carlien Dirkse van den Heuvel, ambas jugadoras de hockey césped con Holanda. Comparte equipo con ellas Marilyn Agliotti y Kim Lammers.

Imagen
Ellena Delle Donne
Ellena Delle Donne, una de las jugadoras más destacadas del equipo femenino de balonceso estadounidense salió del armario de la manera más natural posible en un artículo publicado en Vogue. «Ellena divide su tiempo entre viajar con su equipo, el Chicago Sky, y su casa familiar en Wilmington, Delaware. Ella y su prometida, Amanda Clifton, poseen apartamentos tanto en Chicago como en Wilmington», rezaba el texto. En el mismo equipo están también las lesbianas Brittney Griner y Seimone Augustus. En la selección masculina de baloncesto tan solo Angel McCoughtry ha declarado abiertamente su homosexualidad.

De la India, por ejemplo, solo la atleta Dutee Chand se ha declarado homosexual. En Francia solo dos chicas han salido del armario, la jugadora de balonmano Alexandra Lacrabère y la nadadora Mélanie Henique. En Brasil, el país anfritión, Larissa França (voley playa), Mayssa Pessoa (balonmano), Julia Vasconcelos (taekwondo) y el gimnasta Ian Matos han hecho pública su condición sexual en un país en el que se aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2013.

Entre otros deportistas gays que no ocultan su condición se encuentra el nadador finlandés Ari-Pekka Liukkonen, que declaró su homosexualidad en un acto político antes de los Juegos de Invierno en Sochi a modo de protesta. También Tom Bosworth, el atleta de 26 años de Reino Unido que declaró sentir «mucho temor» por revelar su verdadera orientación sexual pero que después se sintió liberado. En remo, Robbie Manson prefirió hacer pública su condición a través de un emotivo comunicado en el que explicaba cómo pasó dos años queriendo hacerlo público.

Por deportes, hay un total de 11 atletas que se declaran gays, nueve de ellos estadounidenses.

Avatar de Usuario
Invitado

curar la homosexualidad

Mensajepor Invitado » Lun 29 Ago, 2016 5:38 pm



Homofobia
Denunciada una web por ofrecer “curar la homosexualidad”

El colectivo Arcópoli acusa de "aversión a la comunidad LGTB" y posible estafa al 'site' de una supuesta psicóloga que decía "sanar" la orientación sexual


El colectivo Arcópoli ha solicitado a la Comunidad de Madrid, en virtud de la nueva ley contra la LGTBIfobia, la apertura de un expediente sancionador contra una página web que ofrece técnicas de "curación de la homosexualidad". Al frente a ese site está Elena Lorenzo Rego, que se autodefine como "coach profesional y terapeuta especializada en orientación sexual dirigida a personas con Atracción al Mismo Sexo (AMS) y a sus familiares".

"La teníamos identificada desde hace tiempo", explica Yago Blando, coordinador de Arcópoli, que presentó la petición el pasado viernes ante la Consejería de Políticas Sociales y de Familia de la Comunidad de Madrid. Un programa en la televisión, que denunciaba supuestas estafas, alertó a la asociación de la actividad de Lorenzo Rego: "Los reporteros decían que cambiaba continuamente de sede", cuentan desde Arcópoli. "Hemos esperado a elaborar un buen informe y a anunciarlo porque estas prácticas [además de una posible estafa] van en contra de la Ley contra la LGTBIfobia", añaden.

Imagen
Captura de Grindr del supuesto perfil de Lorenzo Rego.
En función de la nueva normativa contra la LGTBIfobia de la Comunidad, en vigor desde el pasado 11 de agosto, este tipo de comportamientos incurre en sanción muy grave por ofrecer terapias de curación de la homosexualidad, según remarca Arcópoli. La asociación considera que es un caso de aversión hacia la comunidad LGTB además de una presunta estafa.

En la web, que ya no funciona, la "autodenominada terapeuta" —con la que EL PAÍS ha intentado contactar sin éxito— ofrece técnicas, desde libros hasta terapia, "de cambio para personas que viven una homosexualidad no deseada que les hace vivir infelices e insatisfechos". Incorpora además supuestos testimonios de personas que se han sometido a lo que ella denomina "tratamiento". "Se trata de irresponsables testimonios no comprobables", dicen desde la asociación que defiende los derechos del colectivo LGTB.

"Pasé de ser una persona arrogante, tratando desesperadamente de ocultar mi profunda inseguridad en situaciones de grupo, a ser un tipo fuerte, asertivo que amaba los deportes y las películas de guerra". Este testimonio, de un hombre inglés que "tras más de 200 relaciones homosexuales con hombres" se declara "felizmente casado y con una hija", es uno de los ejemplos que Elena Lorenzo Rego usa para divulgar sus teorías. Esta concretamente aún se puede leer online en un artículo del año 2014 en un blog que escribía Lorenzo Rego. "Las terapias de curación de la homosexualidad son falsas y acientíficas y únicamente juegan con los sentimientos de personas que sufren por la homofobia que persiste en la sociedad, no por su homosexualidad", explican desde Arcópoli.

Títulos semejantes ("Me di cuenta de que no era gay" o "Leonora, dejando atrás el lesbianismo") aparecían en la web de Lorenzo Rego, que ha dejado de funcionar. La supuesta coach también se anunciaba en Grindr, una red social de contactos para hombres gais: "Hola, soy Elena, psicoterapeuta y coach. Ofrezco terapia para salir de la homosexualidad". Arcópoli considera que estas supuestas terapias proporcionan a sus impulsores ingresos basándose en falacias: "No se puede dejar atrás una cualidad humana como la diversidad sexual y de género. Estos supuestos tratamientos agravan el sufrimiento de las personas homosexuales e impide el pleno desarrollo de su personalidad".

Avatar de Usuario
Invitado

curar la homosexualidad

Mensajepor Invitado » Mar 30 Ago, 2016 5:16 pm

Imagen

La coach que ofrece terapia para “curar la homosexualidad” defiende su metodología

Imagen
Elena Lorenzo Rego
Tras la denuncia de la asociación Arcópoli a una web por ofrecer una terapia “para dejar de ser homosexual”, la responsable de esas técnicas, Elena Lorenzo Rego, ha explicado su posición en una publicación online. En su aclaración, tras declinar este martes hablar con ningún medio, reconoce que ofrece técnicas para "dejar atrás la homosexualidad" y se presenta como una víctima.

"Cambiar o no cambiar es una decisión libre y, con la debida explicación, la persona va optando por aquello que mejor concuerda con el ideal de personalidad que persigue. Algunos logran más avances que otros, como sucede en cualquier proceso personal", cuenta Lorenzo Rego, que se describe como coach: "En ningún momento me presento como psicóloga; soy coach profesional certificada". Aunque EL PAÍS ha intentado contactar con Lorenzo Rego, esta decidió explicar su postura en el portal online Religión en Libertad, donde incide en sus posiciones: "Trabajo con quien pide ayuda, ya sea con el que se considera gay y quiere seguir siéndolo, o con quien experimenta deseos homosexuales y no los quiere para él o para ella".

La asociación Arcópoli —a la que describen como componente del lobby gay— elaboró un dossier sobre las actividades de Lorenzo Rego que vulneran la Ley contra la LGTBfobia y que presentaron a la Comunidad de Madrid. La presidenta regional Cristina Cifuentes se ha pronunciado al respecto y ha hablado de sanciones a la coach si ha violado la ley: "[La Ley] Permite ir en contra de situaciones que supongan una discriminación y un ataque a la libertad de las personas, actitudes que van en contra de lo que queremos implantar: que es la tolerancia, admitir la diferencia y no considerar, ni mucho menos, que la homosexualidad es una enfermedad. A mí eso me parece un disparate, evidentemente".

En sus explicaciones, Lorenzo Rego, que remarca que en ningún momento emplea técnicas que "susciten rechazo o repugnancia a su orientación sexual", también ha atacado la Ley regional aduciendo que "contradice otras leyes del ordenamiento jurídico español de alcance nacional". "Incluso a la Constitución Española, que reconoce el derecho inviolable a la libertad religiosa", añadió Lorenzo Rego remarcando que en Madrid ese derecho "ha sido vulnerado".

Respuesta a las falsas acusaciones del lobby gay y al intento de censurar mi web

Avatar de Usuario
Invitado

DIOS ODIA A LOS MARICONES

Mensajepor Invitado » Dom 18 Sep, 2016 1:31 am

La rumorología gay estrecha su círculo sobre folclóricas, astros del fútbol y, ahora, dos famosas periodistas. Tras la muerte de Juan Gabriel, el debate se reaviva. Unos reivindican el derecho a la intimidad. Otros reclaman salidas del armario masivas. ¿Es esto una nueva revolución del arcoíris?



¿Por qué nadie sale del armario en este país?

JAVIER CID

En esta España de presunciones –pues hasta Barberá es presunta de acicalarse con perlas como nectarinas–, dos presuntas periodistas de presunto caché, presuntamente, han alegado su presunción de inocencia para demandar a los presuntos medios que se atrevan a especular con su presunto amorío de estraperlo. Escribo en presunto, líbrenme los arcángeles de meterme en líos, para no pronunciar el palabro maldito: que las presuntas, oiga, son lesbianas.

Como si el bollerismo fuera un tropezón en el currículum, un achaque de hembras depravadas, anda la prensa rosa con un tiento desconocido; no vaya a suceder que las lesbianas, las presuntas, nos unten a pleitos como quien unta mermelada en bollería fina. Y pienso yo, pues la vendimia me pone meditabundo: si a Paquirrín le sacamos las concubinas a palanganadas, sin miramientos, ¿por qué imponemos el voto de silencio con los trasuntos homosexuales?

Para echar tinta a noviazgos faranduleros de exministros, exmisses y expilotos jamás nos frenó el remordimiento, pues España encaja los chismes y los braguetazos con mucho gustito. Pero los gays están prohibidos en dimes y diretes. Y eso, ladies and gentlemen, es discriminación positiva.

Salgamos del armario en avalancha. Por higiene. Por justicia. Por bemoles. Matemos de una vez el rumor de aquel futbolista presuntamente gay; o el de esas folclóricas con el amor a trompicones en el abanico, presuntas también; o el empresario relamido que, de tanto ser presunto, se quedó a medias.

Presuntos y presuntas: menos pleitos y más osadía. Cumplidos los 40, guarecerse en armarios y alacenas es una engañifa. Y si hubo agallas para alquilar madres subrogadas que os parieron hijos como bolsos de Hermès, tened arrestos para descubriros al mundo. Por las folclóricas que no lo lograron, por el futbolista de puntería exquisita, por los chavales que han de venir.

Más yo os digo: confesar el mariconismo sabiéndose Ricky Martin es una boutade. Un paseo en calesa. Una mariconada. Por más que Obama y Ban Ki-moon se lo celebrasen en Twitter. El coraje auténtico, el que jamás acapara vogues o vanityfairs, o si acaso un bofetón jurásico, está en los adolescentes que se confiesan a los 16 añitos en Jarandilla de la Vera, Cáceres, por un suponer. Ellos sí son héroes que se juegan la honra a una sola frase. Y Ricky Martin es una pop star que alquila vientres llenos de cosquillas y viste a sus gemelos como majorettes.

Por cierto; he descubierto que existe una banda de susodichas, o sea de majorettes, en el mismo Móstoles, y tal hallazgo me tiene arrobado, como en éxtasis místico.



Imagen
AMIGOS AMBIGUOS. La ambigüedad les ha pasado factura a los siempre amigos Juan Gabriel e Isabel Pantoja. Al mexicano le costó su relación con Rocío Dúrcal después de que una biografía le relacionase sentimentalmente con su marido, Junior. De la folclórica se han dicho tantas cosas...


Y dijo Juan Gabriel: «Lo que se ve no se pregunta»

BEATRIZ MIRANDA


Esta semana hay galerna en las redes sociales porque han sacado a patadas del armario (supuestamente, porque no han confirmado ni desmentido nada las interesadas ni tienen por qué hacerlo) a dos famosas cuyos nombres no mencionaré por respeto y precaución. Me indignó porque se hizo sin el consentimiento de ambas, pero sobre todo por el tufillo machista y homófobo que rezumaba la noticia y por los sucesivos ecos forzados de la misma en otros medios digitales que han exprimido el asunto a lo largo de la semana sin ningún afán informativo, sino una descarada ansia de clicks. La doble discriminación es un bocata de realidad. Ponga un gay, no una lesbiana, en su vida. Ellas no están de moda. No extrañe que algunas se escuden en la bisexualidad o unos cuantos locos que van de machos alfa piensen que eso lo curan ellos.

Me pregunté si alguien se atrevería a hacerle un outing a esa estrella del fútbol de la que todo el mundo habla pero que acabaría con su carrera si trascendiera su condición o a esa ya multitud de famosos varones que se reproducen al otro lado del charco gracias a vientres de alquiler.

«Lo que se ve no se pregunta», le dijo Juan Gabriel en un alarde de inteligencia a un periodista que pecó de indiscreto, aunque probablemente siguiera instrucciones de un editor jefe morboso. El artista fallecido fue padre de cuatro chicos. Los llamó Jean Gabriel, Hans Gabriel, Ivan Gabriel y Joan Gabriel. No he conocido gesto más egocéntrico. Bueno, sí. ¿No le puso Paquirri a dos de sus hijos Francisco Rivera? Hoy los conocemos como Fran (Francisco de Asís) y Kiko (Francisco José).

Sólo uno de los vástagos del mexicano era biológico. Quienes creen haberlo identificado no han recurrido al parecido físico, sino al reparto de su herencia. El más beneficiado ha sido Iván Gabriel, como si la sangre garantizara el cariño.

A Isabel Pantoja, su benefactor en Latinoamérica le ha dejado un pisazo en España. A los Dúrcal, nada de nada. Con lo que fueron Marieta y Junior para il divo. El piso está en Chueca. Lo que se ve no se pregunta.

Reivindico el derecho a no dar explicaciones. Esta semana ha salido a la luz la feliz noticia de que NúñezFeijóo va a tener su primer hijo con su pareja, Eva María de Cárdenas. Algunos medios han aprovechado para saltarse con pértiga la barrera de la intimidad y disfrazarlo de debate, por no decir juicio gratuito. El titular es que la madre de la criatura, directora de Zara Home, tiene 51 años, cuando el presidente de la Xunta sopla 55. ¿Interesan los pormenores de la concepción del bebé? Desgraciadamente a esos hombres que dirigen en la sombra revistas femeninas no feministas. Lo que se ve no se pregunta.


EL MUNDO. DOMINGO 18 DE SEPTIEMBRE DE 2016

Avatar de Usuario
Invitado

NADIE NACE HOMOSEXUAL

Mensajepor Invitado » Sab 08 Oct, 2016 5:30 pm


El director de www.hispanidad.com, Eulogio López, aclara por qué nadie nace homosexual.

Avatar de Usuario
Invitado

DIOS ODIA A LOS MARICONES

Mensajepor Invitado » Sab 15 Oct, 2016 2:56 pm



SODOM 1 -Documental Ruso (subtitulado) que denuncia la agenda anti-familia y de cristiano-fobia del Lobby gay instaurado en los poderes politicos, economicos, culturales y mediaticos en occidente.



SODOM 2 (subtitulado español) Ideologia de Genero: Agenda del Nuevo Orden Mundial. El lobby LGBT antifamilia expuesto en este documental.




Volver a “Cajón de Sastre”