Isabel Preysler y adosados

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitado » Jue 31 Oct, 2019 5:52 pm


Isabel Preysler revela por qué Vargas Llosa lleva bastón
Ampliamos la información sobre las declaraciones más recientes de Isabel Preysler y el estado de salud actual de su pareja, el famoso escritor Mario Vargas Llosa



Isabel Preysler atraviesa uno de sus mejores momentos
Isabel Preysler parece encontrarse en uno de sus mejores momentos. La presentadora y modelo ha acudido al 30 Aniversario de los bombones Ferrero Rocher vestida de dorado y negro y se ha acercado a la prensa para hacer un balance del año, en el que su familia ha tenido un papel muy especial.

Avatar de Usuario
Invitado

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitado » Sab 02 Nov, 2019 2:30 am

Imagen
“EL AMOR ESTÁ BASADO EN LA ‘RAYA’, LA ‘AHAVA’ Y EL ‘DOD’” La hija de Isabel Preysler cocina para Carmen Rigalt y charla con la periodista de su pasión por la gastronomía, de la espiritualidad de una vaca y del amor según ‘El Cantar de los Cantares’


TAMARA FALCÓ:
“HASTA EN UNAS TRIPAS HAY ESPIRITUALIDAD”

Isabel Preysler recibe a Carmen Rigalt en su casa para una entrevista con Tamara, coronada como la ‘reina de los fogones’ por ‘Masterchef’. La periodista la conoce desde niña y repasa con ella desde los conejos que despellejó hasta el amor según ‘El Cantar de los Cantares’.

Carmen Rigalt


TAMARA FALCÓ (37) es un fenómeno de la naturaleza. Allá donde va, todo el mundo se vuelve a mirarla. Nació ingenua, calladita y achinada, pero al cumplir la mayoría de edad, su hada madrina le regaló el don de la belleza y con ayuda de mamá aprendió a gestionarla. Tamara, sin embargo, sentía que algo le fallaba. Un día, su abuela la llamó y le dijo: “Querida nieta: ¿por qué hablas así?” La abuela no entró en detalles, pero tampoco hizo falta: la niña pilló la intención al vuelo. Y es que Tamara tenía una forma de hablar tan pija y alegre que sus palabras, al chocar contra la bóveda del paladar, se convertían en un revuelo de campanas. Su mirada era luminosa y su sonrisa tenía halo. No me refiero a un halo de santidad, que a lo mejor también. Me refiero al reflejo luminoso que desprendía su rostro. Cualquiera habría dicho que se había tragado una lámpara halógena.

Experta en imitarse a sí misma, sus últimos éxitos los ha logrado en Masterchef, el programa que le ha permitido descubrir su pasión por la gastronomía.

    “¿De verdad te parezco pija? ¿Lo dices en serio?”, me pregunta. Tamara me mira fijo y abre la boca para pronunciar una frase que será objeto de mi estudio: “Me lla-mo Ta-ma-ra y no ten-go la cul-pa de ha-blar a-sí” .

    PREGUNTA- Yo no digo que tenga la culpa. De hecho, incluso me hace gracia.

    RESPUESTA.- ¿Crees que debería ir al logopeda?

    P.- Tampoco es eso, por Dios.

    R.- Es que no sé hablar de otra manera.

    P.- Vayamos con la entrevista. ¿Quién le enseñó a desollar conejos?

    R.- En Masterchef nos lo enseñan todo, pero yo había frecuentado ya los ambientes de caza y estaba familiarizada con el tema. Me gusta el campo, comer de picnic, el guirigay de las cocinas…Recuerdo a Tina y Vidal, los caseros, y recuerdo al pastor y a su mujer, y a Marciana y Jaime, el matrimonio que venía de casa de mi abuela.

    P.- Qué bonito, Marciana.

    R.- Cuando había cacería llegaba mucha gente; Aquello era un lío monumental. Abrías el congelador y te encontrabas con un montón de perdices y conejos. Yo me ponía con Tina a separar las lentejas buenas de las malas.

    P.- ¿No le asustaba la caza?

    R.-- Me daba pena que mataran a los animales, pero estaba familiarizada y lo asumía. A mi padre le encantaba cazar.

    P.- Desollar conejos y liebres no debe de ser un trabajo muy agradable. Digo yo.

    R.- El día que nos pusieron esa tarea en Masterchef no me dio nada de grima. Y como terminé pronto, luego me tocó ayudar al resto.

    P.- Yo le vi. Parecía que estabas dándole la vuelta a un calcetín. Qué arte.

    R.- Sí. La gente que no conoce la caza estaba realmente asombrada.

    P.- ¿Alguna vez ha sacrificado un animal?

    R.- En el programa me tocó sacrificar un bogavante.

    P.- ¿Un bogavante…? Qué exótica.

    R.- Tenía que matarlo ensartándolo con un pincho, pero me agobié y el pobre bogavante pegó un salto que no te quiero ni contar. Entonces le dije a mi profesor: yo no sigo. No puedo maltratar a un animal, prefiero hacerme vegana. Aquella noche vi un programa de Neftlix donde salía un chef italiano al que llaman el mejor carnicero del mundo. Saltó a la fama cuando el follón de las vacas locas. Con ese motivo hizo el entierro de la vaca. El mejor homenaje que le puedes hacer a una vaca es aprovecharla entera, como en España hacemos con el cerdo. Ese chef estudiaba para veterinario, pero murió su padre, que era carnicero, y tuvo que hacerse cargo de la carnicería. Al principio lo pasó fatal, pero un día apareció el sabio de turno y le dio un consejo. “Procura que los animales tengan siempre una muerte digna”, dijo. El mejor homenaje que le puedes hacer a una vaca es aprovecharla toda. Es como una segunda vida después de la muerte. Me parece un buen consejo. De hecho le he pedido a Jordi Cruz que me enseñe a matar bogavantes. Él sabe mucho. Según me cuentan, el bogavante muere casi instantáneamente cuando lo sumerges en agua hirviendo.

    P.- Bueno es saberlo. ¿Algún consejo más para compartir?

    R.- Los animales te dan su energía y todos recibimos esa energía como parte del ciclo de la vida.

    Imagen

    P.- Suena a cuento.

    R.- Sí, como el Rey León. Mi tío Miguel [Boyer] siempre decía: “Vosotras, que os queréis hacer vegetarianas, deberíais saber que a los animales les debemos la proteína y que gracias a ella se ha desarrollado nuestro cerebro”.

    P.- ¿No le hace ascos a nada?

    R.- No. Como de todo, excepto hormigas, grillos, escarabajos, saltamontes... A esos bichos se les llama la nueva proteína. Yo sería incapaz de hincarles el diente.

    P.- Cuestión de costumbre. No hay gran diferencia entre un grillo y un caracol.

    R.- Los alimentos gelatinosos o chiclosos, como las ostras, los caracoles o las manitas de cerdo, no son precisamente mis preferidos. Hablando de platos raros, en casa he visto freír crestas de gallo. Son ricas.

    P.- Si sigue por ese camino acabaré pidiendo el frasco de las sales.

    R.- A ti te gustan los caracoles y a mí el hígado y la casquería en general. Bien cocinado, todo es rico. Hasta comiendo intestinos encuentras espiritualidad.

    P.- Nunca se me había ocurrido pensar que comerse una vaca fuera un acto espiritual.

    R.- Todo vale, depende de cómo te lo plantees. Yo es que tengo muy asumido lo de la espiritualidad.

    P.- Nómbreme un chef español. Uno que le guste y no sea Jordi Cruz.

    R.- En la alta cocina española hay grandes chefs. Con mi padre y mi tío Fernando, que son de la Real Academia de gastronomía, conocí a algunos de ellos. Muchos fines de semana nos íbamos a Cataluña, o a Biarritz y al País Vasco y comíamos en los santuarios de los grandes, como Ferrán Adriá, los hermanos Roca, Arzak, etc. Son la bomba. Por cierto, que no se me olvide: Ángel León, el chef del mar, en Cádiz, se ha hecho famoso porque ha desarrollado el plancton y las algas. Una maravilla. Aunque a mí también me gusta la cocina popular. Yo viviría a base de tortilla de patata y filete empanado.

    P.- Supongo que también cocina para su madre, Isabel Preysler.

    R.- A veces. Antes, mami no quería que me metiera en la cocina porque le daba miedo el fuego. Ahora que ya no tengo edad de quemarme, preparo algún plato y antes que nada, se lo enseño. A ella no le gusta cocinar, pero sí comer, y se queda mirando lo que he preparado y me dice: “Esto no voy a probarlo”. Según su teoría, la comida tambien tiene que entrar por los ojos, y si no le entra desde el principio, ni la prueba.

Imagen

DEPORTE, DIETA Y CARMEN NAVARRO Tamara cuida su dieta “siempre bajo los consejos de doctores” y hace deporte. Además, confía en las directrices de los profesionales de Carmen Navarro. Arriba, con su madre y Mario Vargas Llosa.

Imagen


Estamos en casa de Isabel Preysler y es hora de comer, pero el tiempo se nos ha echado encima. El mozo de comedor carraspea y sugiere que la comida está a punto. El menú de hoy es obra de Tamara y juraría que prtenece a la categoría de light.

No me equivoco. Nos toca crema de calabaza baja en sal y con costrones, luego calamares en su tinta con arroz blanco. Y de postre, helado de chocolate y bizcocho. Ante mi sorpresa, Isabel y Tamara quedan exentas de postre. Por guapas. Yo protesto: no me extraña que la delgadez siempre esté de su parte. Isabel, que es golosa, corta la mitad de mi bizcocho y se lo zampa. Quedamos en paz.

Cuando reanudamos la entrevista, una parte de la grabación se ha evaporado. A Tamara, curiosa y vivaz, le da por acribillarme con una batería de preguntas sobre el amor y sus circunstancias.

    P.- ¿Hablamos de novios?

    R.- ...Mmmm… Cuatro. No cuajaron.

    P.- A lo mejor es que no se enamoró lo suficiente.

    R.- Una cosa es sentir cosquillas en el estómago y otra tener la seguridad de que con la persona que te gusta reúnes las condiciones necesarias para pasar el resto de tu vida.

    P.- ¿Qué condiciones son esas?

    R.- Lo dice El Cantar de los Cantares: son tres palabras hebreas, tres alternativas a la palabra amor: la raya, basada en la amistad y gracias a ella nuestra pareja es también el alma gemela. En segundo lugar está la ahava, o sea, el cariño. No hay amantes sin cariño. Y en tercer lugar, el dod, lo que llamamos el amor físico. El Cantar de los Cantares lo define así: “Ven y bebamos el dod hasta el amanecer”.

    P.- Me parece, Tamara, que pone el listón muy alto.

    R.- ¿Tú crees?… La verdad es que tengo un montón de dudas. Si me dejas, la próxima vez te hago yo la entrevista.

LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 2 DE NOVIEMBRE DE 2019

Avatar de Usuario
Invitado

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitado » Sab 23 Nov, 2019 3:40 am




TAMARA FALCÓ:
"Me encanta la cocina, lo mejor que me llevo de 'Masterchef' es mi amistad con Juan Avellaneda"

A Tamara Falcó no se le pone nada por delante. Un día puede estar diseñando una colección de moda y al siguiente entre fogones en la cocina de Masterchef y además sacar tiempo para otros proyectos, como 'Dreams', la exposición que ha creado junto a LG, firma de la que es embajadora desde hace cuatro años donde la línea LG SIGNATURE tiene un papel crucial.

En ella la empresaria ha unido dos de sus pasiones, el arte y el cine, para hacer un recorrido onírico por películas icónicas como 'Desayuno con diamantes', 'Cisne Negro' o 'Alicia en el País de las Maravillas' con la colaboración del prestigioso fotógrafo Jesús Isnard. De una forma magistral han conseguido aunar dos mundos que parecían anteponerse, los electrodomésticos y escenas míticas del séptimo arte en imágenes que podrían calificarse como obras de arte.

Con motivo de la exposición nos reunimos con ella en el Museo ABC de Dibujo e Ilustración, el lugar elegido para mostrar las fotografías y donde se celebra la Gala Anual de LG SIGNATURE 2019, para que nos explique de primera mano su experiencia y, según nos cuenta, no puede estar más satisfecha: "los electrodomésticos de LG tienen un diseño tan especial que podrían ser comparados con piezas de arte, y me encanta que hayan pensado en mí para representar algo tan bonito".

Para una creadora de moda como ella, la inspiración es fundamental, y aunque parezca que el diseño de la línea de LG no tiene nada que ver con el de hacer una colección de ropa, está convencida de que es más parecido de lo que pensamos ya que en ambos casos se busca la belleza, "especialmente con estos electrodomésticos que están pensados para ser mostrados, como sucede con la moda". Siempre ha estado muy unida al cine y reconoce que por eso quiso que la muestra se centrase en él, "además, siempre me quise poner un vestido como el de 'Alicia en el País de las Maravillas'", añade entre risas.

Al hilo del séptimo arte no podemos evitar preguntarle por su película favorita y nos cuenta que es 'Lo que el viento se llevó' porque reúne todos los ingredientes para poder reír, llorar y enamorarse; cuando está triste adora ver 'Quédate a mi lado' de Julia Roberts, y si hay una que tiene pendiente en su lista esa es 'La ventana indiscreta'.


'Masterchef', una experiencia 'curiosa'


Le preguntamos también por su paso por 'Masterchef', y nos confiesa que, aunque su padre siempre se ha encargado de mostrarles el placer de comer bien, la cocina no era su especialidad. Sin embargo afirma haber aprendido las técnicas de cocina de vanguardia y sentirse muy afortunada por ello. ¿Lo mejor del programa? Sin duda su amistad con Juan Avellaneda, "se ha forjado una amistad muy intensa y puedo decir que es muy importante para mí".

Pero eso no es todo, hemos tenido tiempo para hablar además de sus planes navideños. "Me esperan unas Navidades muy tranquilas en compañía de mis familia y mis amigos. Estoy segura de que veré 'Love Actually' (una película que saca a relucir su lado más romántico) y de que en mi menú de Nochebuena no faltará el pavo relleno".

¿Quieres ver la entrevista al completo? Entonces no te pierdas el video.

Avatar de Usuario
Invitada

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitada » Lun 25 Nov, 2019 12:56 pm

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitado » Jue 28 Nov, 2019 2:35 am



Avatar de Usuario
Invitado

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitado » Jue 28 Nov, 2019 3:21 am


Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa visitan a Tamara Facó en Masterchef

Avatar de Usuario
Invitado

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitado » Jue 28 Nov, 2019 11:47 pm

Imagen

La Infanta Elena, invitada sorpresa en la casa de Tamara Falcó para ver la final de MasterChef

Tamara Falcó ha conquistado los fogones de MasterChef Celebrity. La hija de Isabel Preysler vivió su victoria en casa de su madre, acompañada por muchos amigos y compañeros del progama de cocina de TVE.

Entre ellos, Juan Avellaneda, Boris Izaguirre, Vicky Martín Berrocal y los Chunguitos, con quienes, para sorpresa de muchos, la joven diseñadora ha entablado una divertida amistad. Juan y José Salazar animaron a los asistentes a la fiesta que Falcó dio y que ha quedado registrada en redes sociales.

Pero más allá de las fotos de Isabel Presyler bailando una rumba o de los concursantes brindando (con champán patrocinado) o de todos los invitados viendo la final en una megapantalla (también patrocinada), la imagen que más llama la atención es la de una de las invitadas que nadie esperaba: la Infanta Elena.

Han sido precisamente el dúo gitano quien, en su Instagram, ha compartido una imagen de la hermana del Rey en casa de Isabel Preysler celebrando el triunfo de Tamara Falcó, imagen que luego han retirado. Doña Elena fue hasta la vivienda de Preysler en Puerta de Hierro acompañada de su gran amiga, Rita Allendesalazar.


Avatar de Usuario
Invitado

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitado » Vie 29 Nov, 2019 2:27 am


Masterchef Celebrity 4 - Final
27 nov 2019
Del primer reto de la noche saldrá el primer duelista y de la prueba de exterior, el segundo. El ganador obtendrá el título de cuarto MasterChef Celebrity España y los 75.000 euros para donar a la ONG que elija. En la primera prueba cocinarán un plato de Jordi Cruz, siguiendo sus instrucciones y a su ritmo. Ona Carbonell, ganadora de 'MasterChef Celebrity 3', les animará. En el Restaurante Masterchef servirán un menú diseñado por los jueces, a 12 cocineros con estrella Michelin en Madrid, como Diego Guerrero, Rodrigo de la Calle y Roberto Ruiz. Los duelistas elaborarán un menú diseñado por ellos compuesto por un entrante, un plato principal y un postre. El jurado exigirá elaboraciones espectaculares y emplatados dignos de esta final. Joan Roca catará los platos y ayudará a los jueces a nombrar al ganador.

Avatar de Usuario
Invitado

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitado » Vie 29 Nov, 2019 2:29 am


Así ha celebrado Tamara Falcó su victoria en 'MasterChef Celebrity'

Avatar de Usuario
Invitado

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitado » Vie 29 Nov, 2019 2:30 am


Primera entrevista de Tamara Falcó tras ganar MasterChef Celebrity 4

Avatar de Usuario
Invitado

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitado » Vie 29 Nov, 2019 2:38 am


Crónica Rosa: Tamara Falcó cuenta cómo ganó MasterChef

Avatar de Usuario
Invitado

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitado » Dom 08 Dic, 2019 2:38 am

Vargas Llosa y la telebasura

FERNANDO PALMERO




NADIE obliga a un escritor a ceder ante la vanidad y erigirse en intelectual para decir aquello que no dicen sus novelas o para repetirlo por si no ha quedado claro. Pero a Vargas Llosa, igual que a la mayor parte de los escritores del boom latinoamericano, no le ha bastado nunca con la literatura y desde las páginas de El País, como lo hicieran Carlos Fuentes o García Márquez desde posiciones diferentes, lleva años jugando a ser el referente de un cierto liberalismo ilustrado que contrasta con sus lejanos años de cerrada defensa de Castro y su régimen.

Entre intelectuales, estas derivas y transiciones de unas ideologías a otras suelen perdonarse con cierta condescendencia, debilidades de juventud, ya se sabe, nosotros queríamos la democracia, pero aquello se torció, hay que reconocer que estábamos equivocados, a pesar de nuestra superioridad moral y todo lo que habíamos leído, pero, por fin, pasado el tiempo y enterrados aquellos sueños que acabaron en tragedia (para otros) hemos aterrizado en el lado bueno de la Historia y podemos seguir escribiendo. Con la misma seguridad y arrogancia. Ahora, en contra de aquellos que fuimos. Porque el silencio no es nunca una opción para un intelectual. O un sacerdote.

Los lectores, sin embargo, no olvidan. Algunos. Aquellos que leyeron, por ejemplo, las reflexiones del ya premio Nobel en La civilización del espectáculo (Alfaguara). Y creyeron que estaba en lo cierto. No hace tanto. En 2012. Acusaba Vargas Llosa a Julian Assange de haber filtrado con Wikileaks sólo «chismografía» destinada a saciar la «frivolidad» y, citando a Savater, un supuesto «derecho de todos a saberlo todo», que es síntoma de la «imbecilidad social». De esta forma, concluía, la información ha pasado a «satisfacer esa curiosidad morbosa y malsana de la civilización del espectáculo, que es la de nuestro tiempo, donde el periodismo (como la cultura en general) parece desarrollarse guiado por el designio único de entretener (...) de divertir a un público necio y superficial, ávido de escándalos que escarban en la intimidad de los famosos, muestran sus debilidades y enredos y los convierten en los bufones de la gran farsa que es la vida pública».

Esto es. Vargas Llosa. Convertido en bufón y consorte intelectual en actos sociales de su nueva pareja. Y apadrinando a una de las hijas de ésta en uno de esos programas de los que se alimenta la telebasura. Su presencia en la final de MasterChef Celebrity apadrinando a Tamara Falcó es la constatación de la renuncia última a lo que «hace apenas medio siglo se entendía por cultura». Y que él decía encarnar.

Avatar de Usuario
Invitado

Isabel Preysler y adosados

Mensajepor Invitado » Sab 14 Dic, 2019 3:19 am

Imagen
Fernando Verdasco, Ana Boyer, Enrique Iglesias y Tamara Falcó, el sábado en Madrid.

Tres padres, varios países y un chat: la intrincada relación de los hijos de Isabel Presyler

Los cinco descendientes de la reina del papel ‘couché’, nacidos de tres matrimonios diferentes, apenas se ven pero se mantienen unidos


Los hijos de Isabel Preysler, nacidos de sus matrimonios con Julio Iglesias, Carlos Falcó y Miguel Boyer, tienen un grupo de WhatsApp por el que se comunican. Son lo que podría denominarse una familia global que vive desperdigada por medio mundo. Pero en el chat no está Enrique. No es que el cantante se lleve mal con sus hermanos. “Es que ya sabes, es artista y como muchos artistas necesita silencio”, contaba Tamara Falcó a este periódico. Ella y su hermana Ana estuvieron presentes en el concierto que Enrique Iglesias ofreció en Madrid el pasado fin de semana, pero no fueron las únicas. En el WiZink Center también estuvieron Victoria y Cristina, hermanas de padre, nacidas del matrimonio de Julio Iglesias con Miranda Rijnsburger. Era la primera vez que las cuatro hermanas del artista se encontraban. “Solo nos conocíamos por Instagram”, desvela Falcó. Se saludaron entre bastidores y poco más. “Parecían simpáticas”, añadió la reciente ganadora de MasterChef Celebrity. Pero luego a la hora de la cena, que se organizó en El qüenco de Pepa, un popular restaurante de Madrid en el distrito de Chamartín, no acudieron.

Enrique compartió mesa con Ana Boyer y su esposo Fernando Verdasco y con Tamara Falcó. A última hora se sumó una invitada inesperada, Xandra Falcó, hija del marqués de Griñón y Jeannine Girod. Ella no es familia de Enrique Iglesias pero los dos son hermanos de Tamara. Y es que los hijos de Isabel Preysler mantienen unas intrincadas e inusuales relaciones con sus idas y venidas. Chábeli, Julio José y Enrique tienen otros cinco hermanos por parte de padre; Tamara cuatro; y dos Ana.

Hubo un tiempo en que Xandra y Manolo Falcó, uno de los financieros españoles más importantes que ahora reside en Londres, no querían ni oír hablar de Isabel Preysler. Fue cuando esta comenzó su historia de amor con Miguel Boyer, dejando devastado a Carlos Falcó. Tamara, por entonces, era muy niña pero sus hermanos de padre vivían una rebelde adolescencia que les hizo posicionarse activamente contra Preysler y en defensa del marqués. En esa cena, celebrada en Madrid tras el éxito de Enrique, se habló de esos tiempos que todos han dejado atrás y que incluso recuerdan ahora con una sonrisa.

Todos los hijos de Isabel Preysler aseguran en público llevarse muy bien entre ellos y sus medio hermanos, pero no son lo que se entiende como una típica familia. Apenas se ven y algunos no se conocen. Las relaciones más distantes son las que mantienen con los cinco hijos de Julio Iglesias y Miranda Rijnsburger, que viven en Miami al margen del foco mediático. Actualmente solo las gemelas Victoria y Cristina se dejan ver en cuidados reportajes gráficos y en el último baile de debutantes, un reducto trasnochado de la jet set en el que acaban de participar. Una cita a la que acudió su madre pero no su padre.

Julio Iglesias lleva cada vez más una vida alejada de la atención mediática. Oficialmente su casa familiar está en Miami pero pasa mucho tiempo en Bahamas y, ahora, en Panamá. Su salud es delicada. Sus problemas de espalda condicionan sus movimientos y sus actuaciones. Pero a los 76 años no está dispuesto a retirarse; en realidad su deseo es no hacerlo nunca, al menos de manera oficial.



Iglesias padre sigue muy de cerca la vida de sus cinco hijos menores y, de los mayores, con quien mantiene una buena relación es con Julio José, con el que incluso ha habido temporadas en las que ha compartido escenario. Tiene debilidad por Chábeli pero no la ve tanto como antes. Tras una adolescencia en la que ocupó portadas con su padre y fue protagonista por su matrimonio frustrado con Ricardo Bofill, vive retirada con su actual esposo Christian Altaba, con quien tiene dos hijos. Después de una temporada residiendo en Carolina del Norte en una casa en medio del campo, Chábeli ha regresado a Miami por los negocios de su esposo pero siempre que puede vuelve allí para pasar tres o cuatro meses disfrutando de la naturaleza.

Las recientes declaraciones de Enrique Iglesias a la revista Icon de EL PAÍS en las que habla de la difícil relación con su padre y de las diferentes etapas por las que ha pasado, pillaron por sorpresa a sus hermanos. Cuentan que las leyeron y por ellas supieron cosas que hasta entonces desconocían. Las desavenencias, ahora en parte resueltas, no son un asunto que se trate en las reuniones del clan.

“Es algo muy personal entre un padre y un hijo y en eso nadie debe meterse”, dice un miembro de la familia. Todos definen a Enrique Iglesias como alguien extremadamente tímido, que busca la soledad pero a la vez es muy cariñoso. A su manera, está pendiente de todos los suyos. Con Mario Vargas Llosa mantiene una buena relación. En la casa del cantante en Miami, Preysler y el escritor han pasado algunas vacaciones. También cuentan en su familia cómo la paternidad le ha cambiado.

Los Preysler— Iglesias—Falcó—Boyer han pasado varias navidades en la casa de Enrique en Miami, pero este año la familia no se reunirá al completo ya que la avanzada edad de Beatriz Arrastía, la madre de Preysler, impide el viaje.

En la casa madrileña de Puerta de Hierro estarán la matriarca con su actual pareja; Ana Boyer con su esposo, el tenista Fernando Verdasco y el hijo de ambos, Micky. Y es probable que también se unan Julio José y su esposa, Charisse Verhaert.

Lo que sí está confirmado es que Tamara Falcó, la ganadora de MasterChef Celebrity hará ese día la cena: salmón con remolacha y pavo con la receta de José Verdasco, el padre de su cuñado.




Volver a “Cajón de Sastre”