DOCUMENTALES

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Gustavo Bueno. La vuelta a la caverna

Mensajepor Invitado » Lun 15 Feb, 2016 2:10 am




Imprescindibles - Gustavo Bueno. La vuelta a la caverna - 12 feb 2016
A sus 91 años, Gustavo Bueno es un ejemplo vivo del filósofo, en el sentido que le dio Platón a esta actividad en su mito de la caverna hace 2.500 años: en nuestro mundo complejo y saturado de información, de objetos y de ideas, la crítica filosófica permite reinterpretar las apariencias y sombras a las que estamos encadenados.

El papel del filósofo consiste en volver constantemente a la caverna para deshacer sus sombras, como hizo Gustavo Bueno literalmente cuando bajó a las minas en la década de los 70 o cuando acudió a los platós de televisión a debatir sobre 'Gran Hermano'.

El espectador, identificado con los hombres del mito platónico, recorre a través de la vida de Gustavo Bueno el camino del filósofo. Además, entrevistas actuales a personalidades relevantes y fragmentos de programas históricos componen una radiografía de la sociedad española en los últimos 50 años, que se completa con los testimonios de los familiares, amigos y discípulos de Bueno.

'La vuelta a la caverna' es una invitación a la actitud filosófica además de una amena introducción al sistema desarrollado por Gustavo Bueno y su escuela: el materialismo filosófico.

Avatar de Usuario
Invitado

Tohu bohu. Fernando Arrabal

Mensajepor Invitado » Lun 15 Feb, 2016 3:26 am




Imprescindibles - Tohu bohu. Fernando Arrabal
Documental biográfico sobre el escritor, dramaturgo y cineasta Fernando Arrabal que repasa su obra basada en el rigor matemático de la confusión.

Avatar de Usuario
Invitado

LOS OLVIDADOS DE LOS OLVIDADOS

Mensajepor Invitado » Dom 21 Feb, 2016 11:51 pm

Imagen
Fotografía del documental “Los olvidados de los olvidados”, con guión y dirección de Carles Caparrós Obiols. Producido por RTVE.


LOS OLVIDADOS DE LOS OLVIDADOS

Rafael Narbona


Algunos nos preguntamos cómo sería Simón Pedro, el humilde pescador que faenaba en el mar de Galilea. No era un hombre letrado, sino un trabajador sencillo, pobre de espíritu, manso, misericordioso, limpio de corazón y pacífico. Es indudable que en su corazón latían el hambre y la sed de justicia, pues cuando Jesús le invitó a seguirle con su hermano Andrés, dejó las redes sin titubear. Creo que Grégoire Ahongbonon, fundador de la Asociación Saint Camille de Lellis en Costa de Marfil, se parece bastante al “pescador de hombres” que Jesús escogió como roca fundacional de su iglesia. Originario de Benín, Grégoire era el propietario de un próspero negocio de neumáticos que le había permitido comprar una flota de cuatro taxis, pero una racha de mala suerte le llevó a la ruina. Desesperado, decidió suicidarse con una dosis letal de pastillas. Incomprensiblemente, su brazo se paralizó en el último momento. Sintió que alguien le decía: “No tienes derecho a destruir tu vida”. Su fe en Dios, que había caído en un relativo olvido, volvió con la fuerza de un fruto tardío, pero rebosante de vida. Animado por un misionero que le acogió en su parroquia con afecto y ternura, viajó a Tierra Santa. Durante la peregrinación, el sacerdote recordó que todos los cristianos deberían colaborar en la construcción de la iglesia, poniendo cada uno una piedra. La frase sacudió a Grégoire, que empezó a preguntarse cuál podría ser su aportación.

La respuesta no tardó en llegar. Al poco de regresar a Costa de Marfil, comenzó a reparar en los enfermos mentales que deambulaban por las calles, sucios, harapientos, confusos. En África, se les considera endemoniados, seres malignos, y, en el mejor de los casos, se les abandona a su suerte. Grégoire se acercó a ellos, proporcionándoles agua, alimentos y, en la medida de sus posibilidades, medicamentos. Al principio, chocó con su rechazo, pero poco a poco se ganó su confianza. Su negocio remontó milagrosamente y empleó los ingresos en habilitar una vivienda para ofrecerles techo y tratamiento médico. “Los olvidados de los olvidados”, un extraordinario documental de Carles Caparrós, narra su labor, mostrando que los enfermos se transforman apenas reciben cuidados. Grégoire no se limita a realizar una actividad humanitaria. Actúa como un padre. De hecho, todos le llaman “papá”, pues les lava, les corta el pelo y les viste con ropa limpia. No pretende convertirles en niños, sino devolverles su dignidad y su autonomía. Su objetivo es que adquieran una formación profesional y vuelvan con sus familias, integrándose en la comunidad como ciudadanos libres y responsables. Desgraciadamente, se enfrenta a muchos obstáculos. Confinados en chozas o recluidos en lúgubres manicomios que se autodenominan “centros de plegaria”, los enfermos pasan años encadenados, soportando palizas y vejaciones. Grégoire ha rescatado a muchos, pero a veces sólo ha logrado acompañarles en los últimos momentos, ayudándoles a morir dignamente.

Imagen

Grégoire ha viajado a Italia, Francia, España, Canadá, buscando fondos, pero casi nadie quiere donar dinero para su causa. En Occidente, la enfermedad mental continúa inspirando rechazo. A pesar de que la ansiedad y la depresión causan estragos en Europa y Estados Unidos, el tabú persiste. Por suerte, Grégoire cuenta con algunas donaciones, el compromiso de un equipo de psiquiatras y la colaboración de antiguos enfermos, que ahora trabajan como voluntarios. De momento, ha conseguido construir tres centros en Costa de Marfil y uno en Benín. Su intención es inaugurar otro en Burkina Faso y extenderse por toda la región. Grégoire, que también acude a las cárceles para mejorar las condiciones de vida de los presos, piensa que la medicación no es suficiente. Los enfermos necesitan que confíen en ellos y se les acepte plenamente. Abusar de los psicofármacos puede ser tan dañino como encadenarlos a un árbol. Aunque África no ha asimilado por completo el modo de vida occidental, las antenas parabólicas propagan nuestros fetiches culturales: el individualismo, el hastío, la inmadurez afectiva. Grégoire entiende que esos valores propician los trastornos mentales. La respuesta a ese conflicto no es dar un paso atrás, sino cambiar de mentalidad. Dignificar a los enfermos mentales es una manera de humanizar la sociedad, de recordar que lo esencial es tender la mano al otro y mitigar su desamparo. Grégoire repite: “Primero el ser humano, luego el dinero”.


The Chains of Mental Illness in West Africa | The New York Times

Nunca podré olvidar los minutos finales del documental de Caparrós. Grégoire acude a una aldea para liberar a Luic, un joven enfermo que ha sido inmovilizado con un tronco. No sabemos cuánto tiempo lleva en esa situación, pero sus piernas raquíticas insinúan que su cautiverio no es reciente. Grégoire le acaricia el rostro, rompe con un martillo el hierro que le impide moverse y le ayuda a incorporarse, pues no pude caminar. Mientras los dos avanzan penosamente, es imposible no pensar en Cristo, cargando el peso de la Cruz. Luic sonríe, con una mirada alegre e infantil. No parece un joven, sino un niño que se ha reencontrado con el aire, la luz, los árboles. Grégoire asegura que en el rostro de cada enfermo encadenado, resplandece el rostro de la humanidad. Dice que no puede pasar de largo, pues sería cómo ignorar el sufrimiento de un hijo, una madre o un hermano. Piensa que su forma de obrar no es un gesto individual, sino un signo de Dios: “Si un hombre como yo, que no sabe de nada, que es un inútil, que es un miserable, ha vuelto su mirada a estos enfermos, olvidados de todos, es porque Dios quiere que el mundo abra los ojos”. Para Grégoire, ser cristiano no consiste tan sólo en cumplir con unos sacramentos, sino que exige –además- dar de comer al hambriento, ofrecer cobijo y vestido al extranjero, atender a los enfermos y visitar a los presos. Es difícil contemplar a ese hombre humilde y sencillo como un pescador de Galilea, y no recordar las palabras de San Pablo: “Si tengo la fe necesaria para mover montañas, pero no tengo amor, no soy nada”.





Los olvidados de los olvidados
Hombres, mujeres y niños encadenados, privados de comida y agua... algunos de ellos azotados regularmente o abandonados desde niños por sus propias familias. Este documental muestra la situación en la que se encuentran la mayoría de los enfermos mentales africanos y narra la historia de un hombre que un día decidió dedicarse a rescatar, curar y reinsertar a estos olvidados en la sociedad

Avatar de Usuario
Invitado

Mi querida España

Mensajepor Invitado » Lun 22 Feb, 2016 4:14 am



Mi querida España
Disponible en Filmin por tiempo limitado antes de su estreno en cines, uno de los mejores documentales del año. La historia de España a través de Jesús Quintero.Jesús Quintero acuñó, durante su larga carrera de periodista, un inmenso universo de personajes, de todo tipo de registros, que incluía a los que estaban excluidos de la versión imperante en el país. Sus entrevistas reflejan también la palabra que no se pronuncia, y los cuerpos que hablan aunque los sonidos los contradigan; así, sus entrevistas nos devuelven un espejo más rico y complejo donde contemplarnos. Esta narrativa y sus entrevistas, emitidas e inéditas, son la materia prima de este relato de los años de España en democracia.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16850
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: DOCUMENTALES

Mensajepor Assia » Lun 22 Feb, 2016 1:05 pm

Hasta Canal sur, tiene 1 excelente conexion que no tiene rtv.es. Bonita cancion que interpretaba la desaperecida Cecilia.Lastima que no hubieramos escuchado la cancion completa. Y lastima tambien que ese video haya sido tan corto.
Gracias Invitado
Saludos,
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

Where to Invade Next

Mensajepor Invitado » Lun 28 Mar, 2016 2:49 am

Imagen


DOCUMENTAL
Michael Moore propone “invadir” Europa y conquistar su modelo social

El cineasta se ríe de la política exterior norteamericana y alaba los Estados del bienestar en ‘Where to Invade Next’, su último trabajo


Si Michael Moore no existiera, habría que inventarlo. El orondo cineasta, oriundo de Flint (Michigan), se desenvuelve como nadie en el papel de sarcástico ‘follonero’ de la izquierda estadounidense y voz impertinente de la conciencia crítica del país. La película que le valió un Oscar y le lanzó a la fama mundial, Bowling for Columbine (2002), en la que fustigaba la cultura de las armas en Estados Unidos, marcó un estilo audiovisual y un tono mordaz en los que ha incidido en su filmografía posterior. En 2004 ganó la Palma de Oro en Cannes con Fahrenheit 9/11 (2004), el documental más taquillero de la historia. Sin embargo, esta crítica descarnada de George W. Bush y su “guerra contra el terror” fracasó en su declarado objetivo de que Bush perdiera las elecciones ese año.

En este 2016, también electoral, Moore llega a los cines con Where to Invade Next, preguntándose qué parte del mundo debería EE.UU. invadir, a lo que responde: “Invadamos Europa para quedarnos con su modelo social". El autor quiere hacer ver que el Estado del bienestar europeo mejora la vida de los ciudadanos y es perfectamente exportable al otro lado del Atlántico. Un mensaje especialmente relevante en plena temporada de primarias, en la que el modelo socioeconómico estadounidense está siendo sometido a debate, en particular por el candidato demócrata Bernie Sanders. De hecho, Sanders —al que Moore ha apoyado públicamente— propone que EE.UU. adopte políticas clásicas del Estado del bienestar, como la educación y sanidad públicas y universales.

En Where to Invade Next, Moore comienza su particular invasión en Italia, en la agradable residencia de una simpática pareja florentina de clase media. Ella trabaja como compradora en el sector de la moda, él es policía. Los dos, paradigmáticamente italianos: muy expresivos, alegres y espontáneos, así como extremadamente preocupados por su aspecto. Le explican a Moore, que escucha con curiosidad, cómo en Italia lo normal es tener un mes o más de vacaciones al año y recibir una paga extra en diciembre para poder disfrutar de las fiestas.

Moore se hace el sorprendido y a la pareja italiana les sorprende genuinamente que al realizador le pueda llamar la atención lo que están diciendo: la vida no puede ser sólo trabajo, vienen a decir. No se pueden creer lo que Moore les cuenta de EE.UU.: por ejemplo, que la ley no reconoce el derecho a vacaciones pagadas o a disfrutar de un permiso pagado de maternidad y paternidad (sólo hay otro país en el mundo, de los 185 analizados por la Organización Internacional del Trabajo, donde ocurre esto último: Papúa Nueva Guinea). Las caras de los italianos son, comprensiblemente, de absoluto asombro.

El documentalista visita también fábricas italianas en las que los trabajadores disfrutan de unas condiciones laborales óptimas, incluyendo pausas de dos horas para ir a almorzar a casa. ¿Están locos los empresarios italianos?, se pregunta el cineasta. Entonces habla con los dueños de las fábricas, que le vienen a decir que el bienestar de sus empleados es importante, que todos están en el mismo barco, que quizá podrían ser aún más ricos explotando a sus trabajadores, pero ¿para qué? Y para terminar de epatar a los espectadores estadounidenses, uno de los últimos mensajes que Moore escucha en Italia es que habría que pensar menos en el dinero y más en hacer el amor, solo tenemos una vida y hay que disfrutarla.

El contraste entre las legislaciones laborales a ambas orillas del Atlántico, por tanto, es tan agudo que no deja de ser un reflejo de dos filosofías de vida muy distintas. Moore ha vuelto a hacerlo: utilizando la anécdota, la simplificación y la exageración, consigue que el espectador se ría, se indigne y reflexione sobre asuntos sociales fundamentales. El altísimo desempleo que sufren los trabajadores de Italia y otros países del sur de Europa no se menciona en el documental. Moore lo explica así: “He venido a recoger las flores, no las malas hierbas”.

La “campaña invasora” continúa en Francia, donde Michael Moore se maravilla de la calidad del menú de los comedores escolares. Las caras de los niños franceses al ver las fotos de la comida basura que se sirve en un colegio estadounidense son todo un poema. El director viaja después a Finlandia para explicar las bondades de su sistema educativo, considerado por los expertos como uno de los más exitosos del mundo.


Sin igualdad, no hay bienestar

La clave, según los profesores finlandeses entrevistados en la película, es que allí la práctica totalidad de las familias —independientemente de su nivel de ingresos— envía a sus niños a colegios públicos, y estos colegios cuentan todos con los mismos recursos. Moore concluye que esta manera de entender la educación pública acaba reverberando en beneficio de una sociedad más justa e igualitaria: los ricos, al hacerse mayores, se lo piensan dos veces antes de aprovecharse de los pobres, pues han sido compañeros de colegio cuando eran pequeños.

Moore también loa las ventajas sociales de la educación superior pública y la despenalización de las drogas, utilizando Eslovenia y Portugal, respectivamente, como ejemplos. De nuevo, el contraste es mayúsculo con la situación en EE.UU., donde infinidad de universitarios están ahogándose en deudas para pagar sus estudios y la “guerra contra las drogas” contribuye decisivamente a que uno de cada tres hombres afroamericanos pasen por la cárcel en algún momento de su vida. Moore viaja asimismo a Alemania —donde alaba el sistema de representación de los trabajadores en los consejos de administración de las empresas y se queda admirado ante el hecho de encontrar una fábrica con ventanas— y a Noruega, donde transcurre la parte más surrealista de Where to Invade Next: allí, los centros de detención y prisiones cuentan con unas instalaciones y comodidades que serían la envidia de muchos hoteles.



Where to Invade Next Official Trailer 1 (2016) - Michael Moore Documentary

Casi al final de su documental, Moore visita Túnez e Islandia para recalcar la importancia de la igualdad de género. El caso de Túnez, donde el acceso al aborto es público y de hecho se legalizó antes que en EE.UU., está bien elegido como símbolo: demuestra que no sólo de Europa tienen los estadounidenses cosas que aprender y recuerda a los más dados al prejuicio que es posible reconocer legalmente los derechos de las mujeres en un país africano y de mayoría musulmana.

En Islandia, Moore rememora una huelga de mujeres que ocurrió en 1975 y que cambió la mentalidad de la ciudadanía islandesa para siempre: cinco años después, el país eligió a una mujer como presidenta por primera vez y hoy está considerado uno de los más igualitarios del mundo en cuanto al género. Cuando llegó la crisis en 2008 y el sistema financiero islandés se derrumbó, una de las poquísimas firmas de inversión que se salvó estaba liderada por mujeres. Moore menciona cómo los grupos de hombres a veces se precipitan empujados por la testosterona y se pregunta: ¿no estaríamos todos mucho mejor si en 2008 Lehman Brothers se hubiera llamado Lehman Sisters?

Moore cierra Where to Invade Next con una reflexión dirigida al público estadounidense, que irá a las urnas a elegir presidente en noviembre de este año: las ideas y valores que sustentan el Estado del bienestar europeo no nos son ajenas, sino que están en la historia y el ADN estadounidenses: recuerda, por ejemplo, que el Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, se celebra en homenaje a los sindicalistas de Chicago ejecutados en 1886 por su participación en la lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas. Estas ideas y valores, por tanto, no han desaparecido, dice Moore: simplemente están en la sala de objetos perdidos, esperando a ser recuperadas.

La capacidad de influencia de la propaganda de Moore es dudosa: en Nueva York, a pesar de ser una de las ciudades más progresistas del país, sólo dos cines minoritarios proyectan en estos momentos su película. Ahora bien, es posible que la batalla del futuro esté ya ganada de antemano: una encuesta hecha en EE.UU. en 2011 reveló que entre los votantes menores de 30 años, un 49% tenían una visión positiva del socialismo, frente a un 46% que tenían una visión positiva del capitalismo.

Otra señal de lo que está por venir es el éxito arrollador del candidato presidencial Bernie Sanders —que se autodenomina “socialista democrático”— entre los jóvenes demócratas: el 54% le prefiere, mientras que solo el 37% elegiría a Clinton. Quizá en las próximas décadas Michael Moore se convierta en mainstream y su “invasión” acabe por llegar a las costas estadounidenses.

Avatar de Usuario
Invitado

¿Quién mierda es Jackson Pollock?

Mensajepor Invitado » Dom 17 Abr, 2016 1:17 am



'Who the #$&% is Jackson Pollock?'

Maravilloso documental sobre la realidad del mercado de arte y la hegemonía de los que se creen expertos versus los peritos con formación académica. La cruda realidad del cinismo del mercado de Arte actual.

'¿Quién mierda es Jackson Pollock?' cuenta la disparatada historia de Teri, una camionera estadounidense de 73 años que compró por 5$ en una tienda de segunda mano un cuadro con el objetivo de regalarlo a una amiga suya que estaba deprimida. Ella no vio nada especial en la obra, únicamente colores mezclados, en la tienda se lo querían vender por 8$ pero ella consiguió llevárselo por 5$. A su amiga le pareció un lindo adefesio, pero no le entraba en casa, por lo que Teri lo puso en su garaje para venderlo, donde un profesor de arte tras verlo le dijo que posiblemente era un Pollock y Teri contestó "¿Quién mierda es Jackson Pollock?"

Teri no se podía explicar la valoración que las obras de Pollock tenían en el mercado, incluso llegó a pensar en utilizar la obra adquirida para lanzar dardos; sin embargo, a lo largo de sus 10 años de búsquedas y reconocimientos, Teri descubrió que en el mercado del arte, la firma es lo que vale. Por ello decidió contactar con marchantes para que le aconsejaran qué hacer pero cuando les indicaba que había adquirido la obra en una tienda de segunda mano, la tomaban por loca, "las pinturas de Pollock están en museos o son propiedad de gente muy rica" llegaron a decirle.

Teri no se desanimó, guardó la obra en un depósito que fue visitado por diversos expertos como el ex-director del MoMA, Thomas Hoving quien dijo que la obra no tenía encanto, la obra estaba muerta de entrada, por tanto no era un Jackson Pollock.

Teri solicitó entonces la ayuda de su hijo Bill Page, el objetivo era demostrar al mundo entero y en particular a los "entendidos" que la obra era un auténtico Pollock y en caso de no serlo, que lo demostraran. El siguiente paso que tomaron fue contactar con Ron Spencer, abogado artístico que sostenía que conocer la procedencia del cuadro era crucial. Conocer quiénes habían sido los propietarios de la obra, desde el artista hasta el dueño actual. Si no se disponía de esa información, si no se conocían los orígenes, había un problema. Teri únicamente tenía el recibo de la compra, porque la tienda ya no existía, el dueño había muerto y los expertos no se creían que hubiera adquirido la obra en una tienda de segunda mano, por lo que Teri se inventó una estrafalaria historia de la obra, indicando que había sido obtenida por un viejo camarero a quién se la había regalado Pollock en la década de 1940, por aquel entonces Teri conoció al camarero quien acabó dándole la obra. Algunos marchantes creyeron la historia, sin embargo Teri continuaba sin el documento de autenticidad que otorga el IFAR

Spoiler:
Teri decidió ponerse en contacto con Peter Paul Biro, un científico forense y autenticador de arte que se dedica a observar las pinturas como si fueran las escenas de un crimen, buscando el autor y las circunstancias en las que lo creó. Biro fotografió muchos detalles de la obra y en la parte de atrás del lienzo descubrió un huella dactilar, pero para que su investigación diera sus frutos, necesitaba comparar la huella. Biro buscó en catálogos de arte y descubrió en una obra de Berlín la misma huella aunque de mayor tamaño.

En aquel momento, el hijo de Teri recibió una propuesta de compra de la obra por 2.000.000$ pero Teri no aceptó. Biro seguía con sus investigaciones y se acercó al granero-taller de Pollock, donde descubrió la huella dactilar en uno de los botes de pintura, la coincidencia era perfecta con la huella del lienzo de Teri.

A pesar de este dato, numerosos expertos mantenían su postura de que la obra no era de Jackson Pollock, llegando a afirmar "El mundo del arte no entiende de ADN". Otro estudio que se realizó fue el de la materia utilizada, y tanto en la obra de Pollock como en el estudio vieron el mismo acrílico, rompiendo así el mito de que sólo se uso a utilizar acrílico tras la muerte de Pollock en 1956.

El último personaje en entrar en escena es Tod Volpe, preso durante dos años por estafar a numerosos famosos, entre ellos Bárbara Streisand y Jack Nicholson. Teri leyó su libro y le llamó para ver si era capaz de vender su obra, Tod aceptó, era la ocasión para volver a entrar en el mundo del arte, sin embargo todos los posibles compradores le dijeron que hasta que el mundo del arte no diera su aprobación de autenticidad, no estaban interesados. Tod Volpe no desistió y llamó a Legends Art Group, la intención era que en base a pequeñas participaciones de dinero se consiguiera vender, prometiendo a Teri la cifra de 25.000.000$. En aquel momento también se comenzó a pensar que la obra podía ser un plagio, pero Pollock trabajaba sólo y en estado ebrio, mientras estaba en tratamiento psicológico. Por lo que se contacta con uno de los mayores falsificadores de arte, John Myatt, quien indica que él no sería capaz de plagiar a Pollock, por la dificultad y por el estilo tan particular que tenía.

El documental finaliza indicando que Peter Paul Brio encontró una huella digital idéntica en un cuadro con autoría certificada de Pollock en la Tate Modern (Londres) y entonces un coleccionista saudita ofreció 9.000.000$ a Teri por la obra, pero no aceptó, por dignidad. El cuadro sigue estando a la venta y cuando le preguntan a Teri "¿Qué ves cuándo miras la pintura?", indica "Veo el signo de dólares. Sólo eso".
En definitiva, "Who the #$&% is Jackson Pollock?" se burla de la originalidad y del establishment artístico y muestra crudamente el escepticismo de galeristas y críticos ante la osadía de la anciana. Una anciana que muestra el otro lado de ese mundo lleno de dinero.

Avatar de Usuario
Invitado

La lucha de Muhammad Ali

Mensajepor Invitado » Sab 11 Jun, 2016 1:54 am



La noche temática - La lucha de Muhammad Ali
Muhammad Ali se enfrenta a mucho más que al ring del boxeo. Su pelea más dura: anular una sentencia de cinco años de prisión por negarse a participar en la guerra de Vietnam alegando motivos religiosos. El superhéroe emergente desafió a un público estadounidense enfurecido por su oposición a la guerra de Vietnam y poco dispuesto a aceptar su conversión al Islam.

Contenido disponible hasta el 19 de junio de 2016.

Avatar de Usuario
Invitado

Las esposas de los dictadores

Mensajepor Invitado » Sab 18 Jun, 2016 8:22 pm


Las esposas de los dictadores: Las grandes derrochadoras
El siglo XX ha sido un siglo de dictadores, pero ellos no gobernaron solos. Sus primeras damas han recibido apodos como Lucyfer, la araña negra, lady dragón o la aprendiz de fascistas. Al lado de sus esposos, han tenido el mundo a sus pies. Pero, ¿hasta qué punto conocían los crímenes de sus maridos? ¿Eran sus confidentes y cómplices? ¿Hasta dónde llegaba su poder?

Imelda Marcos, que sirve de guía en este documental, no es la única esposa de un dictador que se distingue por su comportamiento extravagante. Estas mujeres nos muestran la visión que tienen, más allá de los horrores cometidos por sus maridos, su verdadero papel, su responsabilidad y su culpa. En ‘Esposas de dictadores,’ conoceremos a Catherine Bokassa, Michèle Duvalier, Bobi Mobutu y Leila Ben Ali conocidas por saquear las arcas de sus Estados.

Avatar de Usuario
Invitado

Las esposas de los dictadores

Mensajepor Invitado » Sab 18 Jun, 2016 8:39 pm


Las Esposas de dictadores: Las emperatrices rojas
Las emperatrices rojas son las primeras damas con ideologías políticas. Oficialmente son los números 2 del gobierno de sus esposos y se declaran marxistas. En la lista de las mujeres más poderosas con pensamiento rebelde está Elena Ceausescu, Margot Honecker, East Germany, Mira Milosevic Serbia, Simone Gbagbo, Ivory Coast y muchas más.




Las esposas de los dictadores: Las reinas sin corona
Un retrato de Lucía Pinochet, Suzanne Mubarak, Carmen Franco, y las esposas de Fidel y Raúl Castro. Son las reinas sin corona porque ejercieron el poder de una forma casi monáquica y ayudaron a reforzar los regímenes totalitarios de sus maridos.

Avatar de Usuario
Invitado

Patti Smith - Dream of lifeDOCUMENTALES

Mensajepor Invitado » Mar 19 Jul, 2016 12:33 am



Patti Smith - Dream of life
Patti Smith, la poeta del punk, se convirtió en 1975, con su álbum de debut Horses, en una figura referente de la música internacional. Comprometida y beligerante durante los convulsos acontecimientos de la vida política y social en los Estados Unidos en los 60 y 70, nutrió su rock de literatura beat y nació un mito. Tras la muerte en 1994 de su marido Fred “Sonic” Smith, Patti retomó su carrera musical casi abandonada. Durante los últimos doce años, El director Steven Sebring ha acompañado a la artista documentando su trayectoria vital y musical. Los recuerdos, la familia, la literatura, el amor, la amistad y, por supuesto, la música, guían este viaje al alma de una mujer que nunca renunció a sus convicciones. Probablemente ni siquiera sabría cómo hacerlo. Varias generaciones la contemplan. La leyenda sigue viva

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16850
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: DOCUMENTALES

Mensajepor Assia » Mar 19 Jul, 2016 1:18 am

Hace anos compre el libro de profecias de Nostradamus y no entiendo ni papa. Tampoco creo en los que interpretaron esas profecias. Por lo menos, no creo nada mas que lo unico que acerto Nostradamus fue en que el rey Enrique II ( gracias Invitado porque yo crei que era Enrique IV) de Francia moriria de 1 muerte muy dolorosa. Si, ese rey frances peleando a caballo con 1 espada el otro jinete le clavo la espada por 1 ojo y su muerte fue muy dolorosa y de 1 agonia terrible.
Saludos,
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

Olympic Pride, American Prejudice

Mensajepor Invitado » Jue 18 Ago, 2016 12:49 am




Estados Unidos: orgullo olímpico, discriminación

Título: Documental: Estados Unidos: orgullo olímpico, discriminación
Título original: Olympic Pride, American Prejudice
País: Alemania
Año: 2015
Duración: 55 min
Guión: Deborah Riley Draper
Director de fotografía: Jonathan Hall
Música: Aurelia Belfiels
Director: Deborah Riley Draper

SINOPSIS
Historia de la gesta de los dieciocho atletas afroamericanos incluidos en la delegación estadounidense que participó en la Olimpiada de Berlín de 1936. Compitieron en dos frentes: en el estadio olímpico, en presencia de Adolf Hitler, para ganar, y en la sociedad americana para ser aceptados.

Avatar de Usuario
Invitado

El negocio de la caridad

Mensajepor Invitado » Dom 21 Ago, 2016 1:26 pm



El negocio de la caridad

El impacto de la ayuda humanitaria en la opinión pública es considerable, sobre todo para las grandes catástrofes humanitarias como el terremoto de Haití. Se donan miles de millones de euros al año convirtiéndose las ONGs en grandes actores financieros. Pero ni un solo país ha crecido gracias a la ayuda internacional, y algunos estados están sumidos en la ayuda humanitaria crónica. ¿A dónde se dirige y cómo se utiliza el dinero recaudado? Analizamos el negocio de las multinacionales de la solidaridad. (La noche temática)

BOIRA_A
Gafapasta
Gafapasta
Mensajes: 954
Registrado: Dom 15 Ene, 2012 1:41 pm

Re: DOCUMENTALES

Mensajepor BOIRA_A » Dom 21 Ago, 2016 3:15 pm

Assia escribió:Hace anos compre el libro de profecias de Nostradamus y no entiendo ni papa. Tampoco creo en los que interpretaron esas profecias. Por lo menos, no creo nada mas que lo unico que acerto Nostradamus fue en que el rey Enrique II ( gracias Invitado porque yo crei que era Enrique IV) de Francia moriria de 1 muerte muy dolorosa. Si, ese rey frances peleando a caballo con 1 espada el otro jinete le clavo la espada por 1 ojo y su muerte fue muy dolorosa y de 1 agonia terrible.
Saludos,
Assia



Las profecias de Nostradamus hay que lerlas con comillas porque esta todo muy forzado
[font=Comic Sans MS][/font]




Volver a “Cajón de Sastre”