INSOMNIO

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
je

INSOMNIO

Mensajepor je » Sab 10 May, 2008 3:32 pm

    ImagenImagen

    INSOMNIO | LA EPIDEMIA SILENCIOSA
    Este hombre lleva 40 años sin dormir

    Arturo Avilés, madrileño, 69 años, jubilado, es un caso extremo de insomnio, un trastorno que afecta al 10% de la población y que se agudiza en primavera

    Se llama Arturo y padece un síndrome que produce una feroz falta de sueño. Conchi ha convivido con el insomnio desde los 4 años y Borja toma, cada día, una pastilla para no volver a caer en sus redes. Son tres nombres, tres casos de esta pesadilla que se acentúa en primavera y sufre el 10% de los españoles.

    por LEONOR HERMNOSO
    fotografías de RICARDO CASES


    Este abuelo encantador de marcadas ojeras se llama Arturo, tiene una enfermedad neurológica, el síndrome de piernas inquietas (SPI) o síndrome de Ekbom que hace que, cada vez que se mete en la cama, le den calambres en las piernas y tenga que moverlas. Es la versión "enfermedad" de una verdadera tortura china.

    Porque Arturo lo que es sueño tiene un montón, está que se cae, pero su síndrome lleva 40 años sin dejarle dormir. "Y eso que ahora estoy estupendo. Hace ı5 años, por fin, el doctor García-Borreguero, director del Instituto de Investigaciones del Sueño, dio con mi problema y ahora estoy bastante controlado. Hoy por hoy, duermo cuatro o cinco horas, lo que es un lujo, porque me he pasado años y años durmiendo una media diaria de menos de una hora".

    El SPI es una enfermedad hereditaria bastante común. La padece entre el 2% y el 3% de la población adulta occidental (para hacernos una idea, una enfermedad tan común como la diabetes mellitus tiene una prevalencia en España del 7%). "Se manifiesta en forma de una sensación imperiosa de movimiento en las piernas cuando la persona está en reposo por la noche, a partir de las 7.00 de la tarde. No es un trastorno del sueño, pero su principal consecuencia es el insomnio", explica el doctor Diego García-Borreguero.

    Imagen

    Sufre insomnio intermitente desde los 4 años.

    Imagen

    Pasó 15 años afectado de insomnio.


    En eterna vigilia.

    Arturo Avilés, de 69 años, jubilado que trabajaba en el control de impagados de una multinacional informática, recorría el pasillo de su casa durante la noche seis o siete horas seguidas sin parar. "En tres o cuatro ocasiones me han llevado al Hospital Ramón y Cajal por pérdida de conocimiento de puro cansancio", explica. "Cuando trabajaba, ¡menos mal que tenía una oficina para mí solo!, porque pegaba unos cabezazos contra el ordenador… De noche estaba tan cansado en el pasillo de mi casa que me apoyaba contra la puerta y me quedaba dormido un segundo de pie… Claro, las piernas no aguantaban. Una noche me encontraron en el pasillo, intentando salir a la calle por un tabique".

    Lo de Arturo no son exageraciones: en la Asociación Española de Pacientes con Síndrome de Piernas Inquietas hay muchos casos de afectados que han perdido su trabajo al no rendir después de noches en blanco, que han sufrido accidentes de tráfico y que han llegado al divorcio por culpa del síndrome. "Yo duermo separado de mi mujer para que ella no se entere. Dormir con alguien que tiene SPI es someterse a pataditas, a movimientos, a ruidos continuos…", explica Arturo.

    Los humanos necesitamos dormir un "sueño básico" para ir tirando, un mínimo de cuatro a cinco horas para que nuestro cuerpo funcione. Pero para que el organismo se encuentre bien y descansado, la medida correcta está entre siete y ocho horas. Es lo que los expertos llaman "sueño opcional". Privarse del sueño básico es peligroso para la salud. Las posibilidades de morir de enfermedad coronaria, cáncer, derrame o infarto cerebral aumentan en aquellos que duermen menos de cuatro horas diarias. Además, últimamente se está demostrando la relación entre falta de sueño o mal dormir y la diabetes o las enfermedades cerebrales y cardiovasculares.

    Borja: pesadilla sin pesadillas.

    Si hay algo que caracteriza a los insomnes es que ellos viven su propia pesadilla. No las tienen porque raramente llegan a la fase REM del sueño, en la que las personas normales nos permitimos el lujo de soñar… o de malsoñar. "A mí los ojos se me cerraban, impulsados por las ganas de dormir, pero se volvían a abrir. Se cerraban de nuevo pero se abrían otra vez, se cerraban, se abrían…", explica Borja Pi, profesor de tenis de 4ı años. "No oía absolutamente nada excepto mi propia voz que, desde dentro, comenzaba a preguntar: ¿qué pasa? ¿por qué no duermo? No estoy nervioso, todo va bien, he tenido un día estupendo de trabajo, estoy cansadísimo… entonces, ¿qué moño pasaaaaa?".

    Lo que ocurría con Borja se llamaba insomnio. Si tuviéramos que clasificar todos los insomnios que hay en dos grandes grupos, uno sería el de los "insomnios psicofisiológicos", causados por ansiedad, estrés… en fin, por una mala jugada de la psique. Pero también existen (y cada vez se descubren más) "insomnios endógenos", que tienen su razón de ser en causas meramente físicas. Lo de Borja fue una mezcla perfecta de los dos tipos. Su mal sueño empezó cuando tenía 20 años: un coche le atropelló, estuvo tres días en coma, ı0 en la UCI y meses en el hospital. A partir de ahí tuvo que tomar Sedotine, un hipnótico, para dormir durante unos meses, y el médico del hospital ya le anunció que el insomnio le iba a acompañar durante toda la vida. Pero, sorprendentemente, remitió hasta final de carrera (cinco años después), cuando con los exámenes globales no le quedó más remedio que tomar otro medicamento, Orfidal, para tranquilizarse. A partir de ahí siguieron ı0 años de pesadilla. "Sólo los que sufren insomnio noche tras noche saben lo desesperante que es querer dormir y no poder hacerlo. Entras en un estado irritable. Tras una noche de insomnio pasas el día siguiente como si tuvieses resaca… Cuanto menos duermes, más cansado estás; sin embargo, cuando te vas a la cama no puedes dormir".

    Algo que hacía mal Borja, igual que muchos insomnes, es insistir en dormir, o quedarse en la cama estando despierto. "La cama no es un refugio. Cuando no se puede dormir hay que huir de ella. Muchos insomnes temporales terminan por convertirse en insomnes crónicos porque se meten en la cama y empiezan a dar vueltas a la idea de que el sueño no les viene, que al día siguiente van a estar mal…", explica el doctor García de León, director de la Unidad del Sueño de la Clínica La Milagrosa de Madrid.

    Y una de las consecuencias es que termina por afectar al carácter: "En estos ı5 años de insomnio yo no era yo, llevaba una vida paralela a mi familia y a mis amigos. Estaba absolutamente inaguantable, arisco, antipático... Había veces que no distinguía el día de la noche. Una de esas noches, o de esas madrugadas, me presenté en casa de mi hermana ¡a las 7 de la mañana! Era sábado… imagina la cara de sorpresa que puso la pobre. También me veo a mí mismo conduciendo, en aquella época, y pegándome verdaderas bofetadas para no caer dormido al volante".

    Así pasó Borja años y años sin tratarse. "La mayor parte de los pacientes con insomnio tiende a no considerar este problema como algo médico. Hay un estigma en esta enfermedad que lo relaciona con dificultades psicológicas y que hace que los propios afectados se avergüencen de buscar ayuda, o lo comenten muy por encima con su médico de cabecera que, a veces, no tiene la formación adecuada para ayudarles", explica García-Borreguero. Borja estaba convencido de que la causa de su trastorno eran "las ideas inciertas sobre la vida, el miedo que me producía no tener marcadas las líneas de actuación de mi vida; eso, unido a que había quedado un poco tocado de la cabeza con mi accidente". ¿Cómo terminó todo? Acudió a una unidad de estudio del sueño a lo largo de un año y allí descubrió que dormía más de lo que él pensaba; se sometió a un tratamiento con fármacos y encontró en la acupuntura y en el cambio de trabajo la paz que necesitaba.

    Hoy, cinco años después, no tiene miedo a que vuelva su pesadilla particular. "Ahora tomo una pastilla diaria para dormir que me va fenomenal; además, estoy encantado con mi vida. Lo único que me da rabia de todos esos años perdidos es que el insomnio condicionó muchos aspectos de mi vida e hizo que ésta se deteriorara y perdiera calidad. No se lo deseo ni a mi peor enemigo".

    Sin sueño desde la infancia.

    "Mi insomnio fue apareciendo y desapareciendo a lo largo de toda mi vida", explica Conchi Garciela, masajista de 34 años. Cuando tiene un buen momento, duerme bien. Si se altera o las cosas no marchan, no duerme… y así desde los 4 años. "De niña, me acuerdo de ponerme a jugar a media noche, o de que a mi madre le llamaran la atención por la calle porque yo me había quedado dormida apoyada en cualquier sitio". Según datos epidemiológicos, hay el doble de casos de insomnio entre mujeres que en hombres. "Sobre todo, de insomnios psicofisiológicos (los causados por estrés, ansiedad…)", afirma García de León. Pero cada día se hacen nuevos avances en la investigación del papel que juegan las hormonas de la mujer en el desarrollo del insomnio. Un factor que cobra mucha importancia en la menopausia.

    En el caso de Conchi las causas fueron múltiples. "Yo creo que eran los conflictos de pareja que tenían mis padres los que no me dejaban descansar", confiesa. Luego, la costumbre, desembocó en un no dormir cada vez que tenía un problema. Es la pescadilla que se muerde la cola: los insomnes presentan dos o tres veces más perturbaciones psicológicas que los que no lo son. Y la depresión es de cuatro a cinco veces más frecuente en insomnes que en aquellos que duermen bien. Así lo consideró su médico de cabecera, que empezó a tratarla contra la ansiedad, a darle ansiolíticos. "Pero a mí no me convencía; quería un tratamiento que curara las causas, no los síntomas, por eso recurrí a la medicina natural y a la psicología".

    Terapia.

    Por sexto sentido, Conchi hizo bien en no continuar con la medicación: "Cuando hablamos de insomnio psicofisiológico, no se deben emplear los fármacos de manera continuada, pues generan tolerancia. Para superarlo, lo mejor es la terapia con un psicólogo. En ı5 ó 20 sesiones se consiguen buenos resultados", explica García de León.

    Justo lo que hizo Conchi con José Salmerón, un psicólogo especializado en fitoterapia y terapias naturales que llegó al quid de la cuestión: "Conchi tuvo una infancia con un alto nivel de conflictividad familiar con sus padres, lo que la llevó a dormir con dificultad por las preocupaciones. Esto creó una base de predisposición al estrés cada vez que tenía épocas vitales con más preocupación. La traté durante dos meses con técnicas de toma de flores de bach –preparado natural elaborado a partir de la decocción o maceración en agua de flores maduras–, pero también repasamos sus episodios vitales más dolorosos: discusiones familiares, etcétera, ayudándola a que los comprendiera desde un lugar adulto y elaborara el dolor que sentía. En dos meses había cambiado su patrón de falta de sueño por otro de alta motivación y ganas de autosuperación. Ya no se echaba atrás cada vez que tenía un reto: lo abordaba… Se volvió así una persona mucho más libre y capaz", explica su terapeuta.

    Éste ha sido uno de los pocos casos de insomnio que, a la postre, ha servido para algo positivo: "Cambió mi vida. Cuando me di cuenta de que podía superarlo me puse a mejorar muchas otras cosas de mi entorno, incluso cambié de profesión. El insomnio me llevó a querer conocerme más a mís mismo, a intentar averiguar qué tenemos los seres humanos en la cabeza para sufrir trastornos como éste".

    Si usted no puede dormir, se despierta sobresaltado –más ahora en primavera, cuando repuntan los problemas del sueño debido al cambio de estación y la luz–, no descansa lo suficiente, le gusta dormir a horas desacostumbradas o se queda frito en cualquier momento, no lo achaque todo al cansancio, a las preocupaciones, al estrés. Los estudiosos del sueño lo tienen claro: "Detrás del insomnio hay cuadros orgánicos que lo causan y que, con tratamientos sencillos, tienen una buena solución", concluye García-Borreguero.


Avatar de Usuario
Ekbom

insomnio

Mensajepor Ekbom » Dom 11 May, 2008 5:55 pm

Imagen

Nació hace tres años y aún no sabe lo que es dormir

- Padece el Síndrome de las Piernas Inquietas (SPI).
- Rhett Lamb es cuidado día y noche por sus padres.


Rhett Lamb, un niño que vive en St Petersburg, Florida (EE UU), jamás ha dormido desde que nació hace 3 años, informa el canal americano de noticias ABCnews. Su insomnio perpetuo es la consecuencia de una enfermedad, el Síndrome de las Piernas Inquietas (SPI) o síndrome de Ekbom, un mal hereditario que padece entre el 2% y el 3% de la población adulta de los países occidentales.

Rhett, vigilado constantemente día y noche por sus padres, es un bebé "normal que juega y disfruta de buenos ratos", cuenta su madre, Shannon Lamb, quien está trabajando todo lo que puede para conseguir pagar las abultadas facturas del tratamiento médico de su hijo.

Según especifican expecialistas de la Clínica Mayo, las complicaciones neuronales de Rhett se deben a una configuración anormal del cráneo, demasiado pequeño, que presiona excesivamente las partes blandas del cerebro. El niño será ingresado en un hospital el próximo jueves para un tratamiento de cirujía experimental.

En España hay muchos casos de afectados con este síndrome. Arturo Avilés, madrileño de 69 años y jubilado, es un caso extremo, ya que lleva 40 años sin poder conciliar el sueño. Conchi Garciela, masajista de 34 años, lo hace pero sólo intermitentemente. Los afectados por esta enfermedad, así como los casos de trastornos del sueño más comunes, se incrementan con la llegada de la primavera.



Avatar de Usuario
Lore

Mensajepor Lore » Vie 16 May, 2008 9:34 am

Causas del insomnio:

Alcohol - el alcohol, contrario a lo que mucha gente piensa - no ayuda a dormir bien. Más bien todo el contrario. Si toma demasiado alcohol por la noche, no solo dormirá peor sino que corre el riesgo de mezclar resaca con cansancio el día siguiente.

Pesadillas - el miedo a sufrir pesadillas recurrentes puede impedir que logre conciliar el sueño.

Depresión - las personas que sufren una depresión u otros trastornos psicológicos como ataques de pánico ansiedad etc. pueden experimentar mayor dificultad para dormir por la noche.

Motivos familiares - hay bebés que no duermen por la noche y a consecuencia sus padres tampoco. Y una vez que se ha logrado calmar un bebé que llora por la noche, es frecuente que los padres tenga dificultad en volver a dormirse.

Condiciones y enfermedades - a veces sufren el insomnio las personas que padecen condiciones tales como el asma, colon irritable, impotencia, acné u otras alteraciones de la piel, caída del cabello, el apnea del sueño , alergias, impotencia, obesidad, ansiedad, hipertensión etc. muchas veces bien por los efectos físicos de su condición (dificultad de respirar o la tos, picores, necesidad de acudir al cuarto de baño repetidas veces, dolor de barriga....) o bien por los efectos psicológicos de la misma (nerviosismo, preocupación, estrés..).

Cambios en la hora de dormir - el jetlag o un trabajo en el que tiene que hacer distintos turnos y horarios pueden provocar trastornos del sueño.

Avatar de Usuario
Marijuana

Mensajepor Marijuana » Vie 16 May, 2008 10:18 am

Quizá os sorprenda lo que voy a decir y haya quien piense que trato de hacer apología de las drogas, pero la Marihuana está recomendada para el insomnio, además de para la artritis, glaucoma, anorexia, síntomas del SIDA, efectos secundarios de la quimioterapia, dolores crónicos, espasmos, y muchas otras dolencias. Es la droga menos tóxica y no tiene la mayoría de efectos secundarios producidos al tratar estos males con otras drogas. A pesar de que la ONU no reconoce las propiedades terapeuticas de la Marihuana, cada vez más médicos y pacientes claman por su normalización.

Tras miles de años de uso medicinal jamás se ha registrado una muerte achacable a su uso, sin embargo, esta medicina permanece prohibida mientras son legales la Aspirina, que sólo en EE.UU. en el año 1994 causó 2.000 muertes, o la Penicilina, que fue aprobada tras sólo media docena de experiencias.

Uno de los autores del libro "Manual médico de la Marihuana", Ed Rosenthal, dice:

"El aspecto más dañino y peligroso de la Marihuana es la regulación gubernamental. Las leyes que prohiben el uso de la Marihuana con fines médicos constituyen un castigo cruel y poco usual, que se inflige a las víctimas de las enfermedades. No sólo amenazan a la seguridad y la salud de la gente, sino que limitan la disponibilidad de la misma y mantienen altos sus precios. En un momento en que los costes del sistema sanitario se disparan, es una vergüenza que los americanos (y todos los ciudadanos del planeta) no tengan acceso legal a esta medicina rematadamente barata".

El cannabis ha sido utilizado desde la antigüedad en continentes como Asia y Africa para combatir diversos males, aunque su valor comercial y terapéutico no fue reconocido y utilizado en los Estados Unidos hasta principios del siglo XX. Tras su prohibición en 1937, ha sido perseguido por los mismos que financian la venta y el consumo cada vez más masivo del alcohol y el cigarrillo, sin importarles que estos dos agentes mencionados provocan la muerte de miles de millones de personas al año.

Os dejo este interesante documental y una pregunta: ¿Creeis que debería legalizarse con fines terapeuticos?


Avatar de Usuario
Insomnes.SA

Mensajepor Insomnes.SA » Jue 12 Jun, 2008 12:08 am

Hola Pame, como comentamos te dejo la de la organización el Arte de Vivir, que es de lo poco que puedo aconsejar en confianza. En Chile tienen muchos centros y una web muy buena en esta dirección

http://www.elartedevivir.cl/


(Mira en esa web un Curso básico para jóvenes, que comienza Fecha : Miercoles 11 de Junio a Domingo 15 de Junio )

Míralo bien que merece la pena, de veras. Ahora sigo pegando otras cosas.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 12 Jun, 2008 12:13 am

Para el artículo que te interesó puedes contactar con el director del periódico a este correo

cartas.director@elmundo.es

Indicando el título del artículo :" INSOMNIO | LA EPIDEMIA SILENCIOSA" y el nombre de su autora : Leonor Hermoso.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 12 Jun, 2008 12:16 am

Mira y consulta sustancias que a muchas personas han resultado como son

Melatonina

Triptófano

Si no las hubiera en Chile, lo dudo, puedes encargarlas x internet a tiendas de vitaminas de E Unidos como Puritans Pride.

Avatar de Usuario
Invitado

BrotherHood of Eternal Sleep

Mensajepor Invitado » Jue 12 Jun, 2008 12:20 am

Vivir es soñar nuestros recuerdos y recordar nuestros sueños. La muerte es el olvido y morimos cuando olvidamos. Death is an eternal deep sleeping without dreaming. Life is just a quite short oniric episode in between.

Avatar de Usuario
Insomnes.SA

Mensajepor Insomnes.SA » Jue 12 Jun, 2008 12:21 am

http://comunidad.terra.es/forum
http://foro.univision.com/univision/boa ... Forum.aspx

http://www.psicologia-online.com/foros/ ... um.php?f=4


Mañana conseguiré la dirección del foro que te dije, el único del que realmente respondo por su seriedad- Te dejo estos pero no pongo la mano en el fuego, pueden ser buenos o malos

Un abrazo

Avatar de Usuario
Todos a la cama

Mensajepor Todos a la cama » Jue 12 Jun, 2008 12:29 am

Distintos consejos para aliviar el insomnio.

Un baño caliente
Un masaje
Sexo
Escuchar música relajante
Tomar una bebida relajante
Comer algo ligero antes de ir a la cama
Evitar ciertas sustancias
Preparar su dormitorio
Utilizar una buena cama
Ejercicio físico durante el día
Mantener un horario fijo para ir a dormir
Dormir boca arriba
Si no puede dormir, haga algo
Levantarse temprano por las mañanas
Solo utilice su cama para dormir
Visualización (ovejas, situaciones...)
Técnicas de relajación

Avatar de Usuario
casate

Cásate y descansarás bien

Mensajepor casate » Jue 12 Jun, 2008 1:14 am

Imagen

Cásate y descansarás bien

De acuerdo con un estudio realizado en dos mil mujeres casadas, un matrimonio feliz podría ser la clave del buen descanso. Por el contrario, para aquellas que no tienen una buena relación la posibilidad de lograr un buen descanso es 10 por ciento menor
Los investigadores manejaron dos hipótesis: que las peleas afecten la calidad del sueño, o bien que como consecuencia de pasar malas noches, el malestar de la mañana y los cambios de humor condicionen la relación de pareja. Tras recopilar los datos necesarios concluyeron que cuando el trato no es óptimo, las posibilidades de lograr un sueño reparador disminuyen 10 por ciento.

"Las mujeres que son felices en su matrimonio, es decir aquellas que se llevan bien con sus maridos y tienen una vida de pareja armónica, tienden a dormir más y lograr un mejor descanso". Ésta es la principal conclusión de un estudio liderado por la doctora Wendy Troxel, psicóloga de la Universidad de Pittsburg en los Estados Unidos, del cual participaron dos mil mujeres casadas.

De hecho, según la investigación, para aquellas mujeres que no tienen una buena relación, padecen estrés debido a esta situación y no se sienten del todo cómodas en su vida de pareja, la posibilidad de lograr un buen descanso es 10 por ciento menor.

"El matrimonio puede ser bueno para el sueño, si es feliz. Ahora, si la mujer se siente infeliz en su relación de pareja, eso puede volverse en contra y convertirse en un factor negativo", postuló la doctora Troxel, quién además comentó que el origen del estudio fue la pregunta: ¿Un matrimonio infeliz lleva al mal sueño o por dormir mal y no descansar un matrimonio puede comenzar a tener problemas?.


La calidad del descanso y la relación de pareja

Para conocer un poco más sobre los trastornos del sueño y las consecuencias negativas del mal dormir, Pro-Salud News dialogó con la doctora Margarita Susana Blanco, jefa de la Sección Neurofisiología Clínica y Medicina del Sueño del Servicio de Neurología del Centro Neurológico del Hospital Francés, quién explicó que "la somnolencia y el insomnio son trastornos provocados por problemas, angustias y desordenes de los hábitos y los horarios; y su vez generan cambios de humor que no pueden ser solucionados simplemente recetando una pastilla. Por el contrario, hay que evaluar cada caso y ver qué le está sucediendo a cada paciente, por qué no puede dormir o descansar como debería".


Hipótesis y desarrollo de la investigación

A la hora de los factores que pueden determinar la relación entre el buen descanso y la felicidad de la vida de pareja, la investigadora indicó: "Por supuesto que cuando una persona, ya sea mujer u hombre no descansa bien está más irritable, se siente frustrada y su tolerancia es menor. Por eso creemos que el estado de ánimo -que resulta visiblemente alterado- puede afectar un matrimonio".

Sin embargo, tampoco se descartó que la relación causa-efecto sea la inversa: "Si una mujer no se lleva bien con su pareja e intenta de todas formas continuar durmiendo al lado de su marido, es probable que no consiga hacerlo de forma placentera".

A la hora del estudio, Troxel y sus colegas -quiénes presentaron el estudio durante la reciente edición de la reunión anual de la Asociación de Profesionales del Sueño (APSS, en inglés), llevada a cabo en Baltimore- analizaron datos de dos mil mujeres casadas con una edad promedio de 46 años, que se encontraban participando del Estudio Nacional de Salud de la Mujer (SWAN, por sus siglas en inglés).

Todas las participantes brindaron datos sobre la calidad del sueño, el estado de su vida matrimonial, la periodicidad de los problemas maritales y el insomnio.

Luego de recopilar la información necesaria, y aún cuando también se tuvieron en cuenta otros factores que pueden influir en la calidad del descanso como por ejemplo los problemas laborales, los especialistas acordaron que las mujeres felizmente casadas solían experimentar menos inconvenientes a la hora de conciliar el sueño; así como también menores posibilidades de despertarse de madrugada o padecer insomnio.

"Si hay problemas por cuestiones laborales, entre otras, lo mejor que se puede hacer es resolver los problemas para poder disminuir el nivel de ansiedad y de esa forma mejorar la convivencia. En caso que los problemas no se puedan resolver, lo más recomendable es cambiar la forma de percibir los inconvenientes", refirió en sus conclusiones la doctora Troxel.

Avatar de Usuario
Prieto

El sueño y la felicidad se consiguen buscando otra cosa

Mensajepor Prieto » Jue 12 Jun, 2008 1:23 am


El sueño y la felicidad se consiguen buscando otra cosa


Dormir bien es un problema para casi un cuarenta por ciento de la gente, sobre todo cuando ya se tiene una cierta edad. Para algunos, incluso, el sueño suficiente y relajante se convierte en un imposible y se llega a hacer una obsesión. Esto es lo peor que puede ocurrir, pues las obsesiones se combaten mal, peor que el insomnio en sí mismo; estar obsesionado por no dormir es un círculo vicioso en el que la ansiedad del temor a no dormir hace que no se duerma.

Naturalmente, desde un punto de vista clínico, las patologías del insomnio son muchas, variadas y merecen un estudio y tratamiento de especialistas, concreto y personalizado. Pero hablando en términos generales, los insomnios crónicos que ya han pasado por esos procesos de diagnóstico y tratamiento sin resultados positivos muchas veces los tienen esas personas que ya han llegado a la situación de estar obsesionadas con su insomnio, si es que no lo estaban ya desde el principio.

«La felicidad», dice el poeta granadino Miguel D´Ors, «consiste en no ser feliz y que no te importe». Y otro escritor inglés, un autor de libros de espiritualidad llamado Gerald Vann, escribe en su libro «La misericordia divina» «que el modo de conseguir la felicidad es buscar otra cosa». Me parecen dos frases muy sabias, útiles para muchas situaciones de nuestra vida, una de las cuales puede ser el insomnio. Poder dormir, que al fin y al cabo es una manifestación de la felicidad, se conseguirá en la medida en que el sueño no se busque directamente, sino que se busque otra cosa. Cuál ha de ser esa otra cosa es cuestión de pensarlo y encaminarse hacia ella; probablemente sea una cosa ardua, que nos exija cambiar malos hábitos, ambientes o actitudes y es probable que pueda necesitar también la ayuda de un especialista. Pero desde luego lo que es más claro, esencial y condición previa para arreglar la situación de insomnio es no obsesionarse con él, no exigir el sueño a nadie ni a nada; eso del «derecho a la salud» es un invento demagógico de los políticos; la salud no es constitucional, podrá serlo la asistencia que ayude a encontrarla; pero la salud es un don divino. El sueño es un don, que se nos dará en mayor o menor cantidad y calidad, en la medida que no lo busquemos directamente.

Ángel García Prieto,
psiquiatra
Oviedo

Avatar de Usuario
Insomnes.SA

Mensajepor Insomnes.SA » Jue 12 Jun, 2008 1:38 am

Que frase tan bonita la del post anterior

Miguel D´Ors, «consiste en no ser feliz y que no te importe».


Una cosa recomendada en Centros de Unidades del Sueño es realizar una hora diaria de natación, no el ir a la piscina a relajarse, una hora nadando en un curso especializado o monitorizado, funciona en un porcentaje superior al 80% .

Avatar de Usuario
Pame_87

Comparto todo lo q dice aki

Mensajepor Pame_87 » Lun 16 Jun, 2008 5:50 am

Primero que nada quiero agradecerle a al sus consejos y las páginas que me envio de todo corazón muchas gracias.
Lo de las obsesiones es la pura y santa verdad, estoy segura que sino me hubiera obsesionado tanto con el tema a lo mejor este problema ya estaría solucionado, pero es tan difícil no caer en el circulo vicioso y más cuando uno tiene tendencia a eso, en mi caso es así. bueno intentare pensar en otras cosas para que este tema no sea tan tortuoso y buscare una pareja jejejeje ya besos a todo y de nuevo al muchas gracias espero encontrarte en el chat pronto

Avatar de Usuario
Pame_87

Gracias

Mensajepor Pame_87 » Dom 29 Jun, 2008 12:28 am

Si el es una persona muy sabia y de verdad le agradezco sus consejos de vida, porq es poca la gente q tiene la capacidad d escuxar y má scuando no t conocen, gracias por el post...




Volver a “Cajón de Sastre”