EL CASO JUANA RIVAS

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: EL CASO JUANA RIVAS

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Invitado » Sab 19 Jun, 2021 11:52 pm

Imagen

La expareja de Juana Rivas se opone al indulto en cualquier modalidad

Entiende que no cumple «ninguno de los requisitos que dispone la ley» y que «su concesión sería un capricho ideológico de imprevisibles consecuencias»

La defensa en España del italiano Francesco Arcuri, el padre de los hijos de Juana Rivas, ha trasladado al Juzgado de lo Penal número 1 de Granada y a la Audiencia Provincial su oposición a que se le conceda el indulto en cualquiera de sus modalidades, al entender que no cumple «ninguno de los requisitos que dispone la ley» y que «su concesión sería un capricho ideológico de imprevisibles consecuencias».

Imagen
En los citados escritos, a los que ha tenido acceso Europa Press, el letrado Enrique Zambrano mantiene que conceder el indulto a Rivas, condenada a dos años y seis meses de prisión por sustracción de menores, supondría excusarla «injusta y públicamente» a ella y a la par «condenar (injusta, públicamente)» a Arcuri, sin tener en cuenta las más de 90 resoluciones judiciales que desde 2016 se han generado entre la jurisdicción española e italiana« que «repelen» el relato de la madre de Maracena.

Ella alega que delinquió por un motivo «comprensible desde el punto de vista humano» como es «proteger a sus hijos» y que se fue de Italia con ellos, llegando a pasar en verano de 2017 un mes en paradero desconocido incumpliendo las resoluciones judiciales que le obligaban a entregárselos al padre, para huir de los malos tratos.

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Invitado » Mié 16 Jun, 2021 1:10 pm

Imagen

Juana Rivas sale en tercer grado y cumplirá condena en su casa con control telemático

La decisión tiene en cuenta el ingreso voluntario de Juana Rivas y que se trata de su primer delito

Juana Rivas ha salido este martes del Centro de Inserción Social (CIS) Matilde Cantos de Granada para cumplir condena en su casa con control telemático, según han informado a Efe fuentes penitenciarias. Rivas ingresó el pasado día 11 en ese CIS para cumplir la condena de dos años y medio de prisión que se le impuso por no haber entregado a sus hijos al padre en el verano de 2017.

A propuesta de la Junta de Tratamiento de ese centro, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias clasificó a la interna en tercer grado y le aplicó el artículo 86.4 del Reglamento Penitenciario, lo que supone cumplir la pena en casa con pulsera telemática.

Para esa decisión, y como establece la normativa, se ha tenido en cuenta el ingreso voluntario de Juana Rivas en el CIS, que la condena que se le impuso no era superior a cinco años, que se trata de su primer delito y que su causa tiene una antigüedad superior a tres años.

A todo ello se añade su adaptación social y el apoyo familiar del que goza, otros requisitos que la normativa penitenciaria establece para poder conceder un tercer grado en régimen abierto.

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Invitado » Vie 28 May, 2021 1:43 pm

Imagen

El Gobierno empieza a tramitar el indulto a Juana Rivas

Un juzgado de Granada le dio el jueves 15 días de plazo para entrar en prisión

El Ministerio de Justicia ya ha comenzado a tramitar la petición de indulto de Juana Rivas, cuya entrada en prisión fue acordada este pasado jueves por el juzgado de lo Penal 1 de Granada a raíz de que el Tribunal Supremo la condenara a dos años y medio de prisión por un delito de sustracción de menores. Esta condena se produjo después de que en verano de 2017 pasara un mes en paradero desconocido con sus dos hijos incumpliendo las resoluciones judiciales que le obligaban a entregárselos al padre, al que acusa de malos tratos.

Fuentes del Ministerio de Justicia ha confirmado a Europa Press que la tramitación del indulto total solicitado por esta madre de Maracena (Granada) ya se ha iniciado, con la petición de informe al tribunal sentenciador.

Sobre este asunto se pronunció ayer a través de Twitter la ministra de Igualdad, Irene Montero, quien defendió la necesidad de una “justicia feminista” para Juana Rivas y señaló que están “a tiempo” de conseguirlo, pues trabajan “para que así sea”.

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Invitado » Jue 27 May, 2021 2:13 pm

Imagen

Un juzgado ordena la entrada en prisión de Juana Rivas tras la condena del Supremo

El Alto Tribunal le impone una pena de dos años y medio de cárcel por no haber entregado sus hijos al padre en el verano del 2017


El Juzgado de lo Penal 1 de Granada ha acordado la detención y entrada en prisión de Juana Rivas, después de que el Tribunal Supremo la condenara finalmente a una pena de dos años y medio de cárcel por no haber entregado sus hijos al padre, el italiano Francesco Arcuri, en el verano del 2017.

El abogado de esta vecina de Maracena (Granada), Carlos Aránguez, ha señalado que esta decisión le parece "muy injusta" y, dado que todavía no se ha resuelto el indulto solicitado al Gobierno, va a presentar este mismo jueves un recurso contra el auto del juez Manuel Piñar.

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Invitado » Mié 14 Abr, 2021 6:51 pm

Imagen

La Fiscalía intenta que el Supremo libre a Juana Rivas de entrar en prisión

El Supremo ha aplazado hasta el 26 de abril su decisión sobre la mujer que sustrajo a sus hijos del padre

El Ministerio Fiscal se pronunció a favor de rebajar a la mitad los cinco años de pena a la madre de Maracena

La sentencia inicial contra Rivas es una condena a cinco años de prisión por dos delitos de sustracción de menores, después de que decidiera sacar a sus dos hijos de Italia -país en el que tienen fijada su residencia habitual- alegando ser víctima de malos tratos para llevarlos a España, donde en verano de 2017 llegó a pasar un mes en paradero desconocido con ellos incumpliendo las resoluciones judiciales que le obligaban a entregárselos al padre.

"Respecto a la sentencia, como presidente del Gobierno, lo único que puedo hacer es respetarla y acatarla. Aunque, evidentemente, hay sentencias con las que uno se siente más cómodo que con otras. Pero lo voy a dejar ahí, porque soy el presidente del Gobierno". La frase la pronunció Pedro Sánchez el 28 de julio de 2018.

Imagen

Será la primera vez que el Supremo se pronuncie de forma completa sobre la naturaleza jurídica del delito de sustracción de menores, a fin de unificar doctrina y después de la entrada en vigor del nuevo recurso de casación previsto en la Reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, ya que hasta ahora el recorrido procesal de este delito solía terminar en las Audiencias Provinciales. Al pleno de este miércoles irán, entre otros asuntos, el caso de Juana Rivas y otro procedente de la Audiencia de Madrid sobre una madre que resultó absuelta de este mismo delito, según han detallado a Europa Press fuentes del Alto Tribunal.

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Invitado » Mar 18 Feb, 2020 4:46 pm

Imagen

El 'mazazo' definitivo a Juana Rivas: archivadas todas sus denuncias contra Arcuri por "inverosímiles"

La mujer denunció, entre 2016 y 2018, a su exmarido por presuntos malos tratos contra sus dos hijos. La Fiscalía no ha visto indicios de abuso.

La Justicia italiana ha archivado las ocho denuncias que Juana Rivas interpuso contra su exmarido entre 2016 y 2018. La mujer acudió a los juzgados por presuntos malos tratos de Francesco Arcuri contra los hijos de ambos. Rivas ha sido condenada, en España, a cinco años de prisión por secuestrar a sus hijos -a falta de resolución en el Supremo-. Y se encuentra separada de sus vástagos por una orden de un juez de familia italiano.

Ahora, el tribunal de Cagliari ha resuelto el recurso de Juana tras el archivo haces varios meses de la Fiscalía, que no vio indicios de los constantes abusos que, supuestamente, sufrían sus hijos. El juez recoge ahora que los certificados médicos que la mujer aportó no eran auténticos, con pruebas "pocos creíbles" y relatos "inverosímiles". Además, el juez señala que los Servicios Sociales de Carloforte llegaron a calificar a Arcuri como un padre modelo y "atento a las necesidades de sus hijos".

En la causa, el magistrado también afirma que los supuestos malos tratos solo fueron comunicados por los menores a la madre y nunca a otros interlocutores. Así, narra uno de los hechos, en el que fue protagonista el hijo mayor, y que el menor contó de forma inconexa. El 10 de enero de 2018, Rivas denunció que el niño había entregado una carta donde se mostraba "muy preocupado" y donde mostraba "el miedo" que ambos pasaban cuando estaban con su padre. También, durante ese año, la mujer pidió a los juzgados de Cagliari que se hicieran cargo de sus hijos debido al "peligro" que suponía que estuvieran junto a Arcuri.

Ahora, Juana se encuentra a la espera de la resolución del recurso interpuesto ante el Supremo por la condena de cinco años y medio de cárcel, impuesta por un juzgado de Granada y confirmada por la Audiencia Provincial.

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Invitado » Jue 10 Oct, 2019 2:09 pm

Imagen

La ministra Dolores Delgado escribió al ministro italiano para mediar a favor de Juana Rivas

La titular de Justicia envió una carta a su homólogo en nombre de la madre condenada pidiendo explicaciones del estado de los niños

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, envió el pasado 9 de agosto una misiva escrita a su homólogo italiano, Alfonso Bonafede, para interceder en favor de Juana Rivas, la madre española condenada por sustracción internacional de sus dos hijos y cuya custodia le fue retirada por la Justicia italiana, y para ponerle al corriente de la preocupación de la mujer e interesarse por la situación de los dos menores, según ha podido confirmar EL MUNDO.

Rivas, apoyada en sus reivindicaciones por el PSOE y Podemos, que llegaron a apoyar en 2016 manifestaciones en toda España para pedir que recuperara a sus hijos, fue condenada en julio de 2018 a cinco años de cárcel (en sentencia confirmada por la Audiencia Provincial de Granada), remarcando el juez que había explotado "el argumento del maltrato".

En Italia, la Justicia le negó a finales del mismo año la custodia de sus propios hijos por tener un "funcionamiento mental patológico", por ser ella misma un peligro para los menores por "manipuladora", y la envió por ello mismo a tratamiento. Sin embargo, pese a mantenerse los procedimientos judiciales en marcha en ambos países -básicamente sus recursos a ambas decisiones judiciales, y también a la desestimación de varias denuncias por ella interpuestas contra su ex marido-, ello no impidió que la ministra Delgado escribiera al Gobierno italiano.

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Invitado » Dom 18 Ago, 2019 2:56 am

JUANA RIVAS / MARTÍN MUCHA

REGRESO DERROTADA A CERDEÑA, LA ISLA DE SUS 8 DENUNCIAS ARCHIVADAS



Estoy muy mal. Es un momento muy crítico para mí», suelta Juana Rivas (Maracena, Granada, 1981). A su lado están sus hijos de cinco y 13 años. El rostro adusto, la mirada llorosa y una derrota más. Esta vez, la Audiencia de Granada le denegó las medidas cautelares por una nueva denuncia de maltrato de la española contra su ex marido Francesco Arcuri. Tampoco contó con la venia de los servicios de menores de la Junta de Andalucía ante su denuncia por «riesgo grave para la integridad física y psicológica» de los pequeños. Pretendía que tutelara a sus hijos y que no volvieran a Italia, donde residen con el padre.

Arcuri, hace dos años, vivió una campaña mediática tremenda en su contra. Él parecía culpable y Juana la víctima. Pero no. Los tribunales fueron ratificando, poco a poco, su versión frente a la sucesión de denuncias de ella contra él. En julio de 2018, condenaron a Rivas a cinco años de prisión por el secuestro de sus dos hijos en 2017, las costas y una indemnización de 30.000 euros por daños morales. En marzo de este año, se ratificó la sentencia de cárcel y se dejó en 12.000 la indemnización.

Este jueves, el vuelo de Juana con los niños despegó a las 7:36 horas del aeropuerto de San Pablo (Sevilla). Aterrizó a las 9:30 en Cagliari (Cerdeña). Le quedaba entregar a los niños a su padre —tiene la custodia exclusiva de los hijos según sentenció el tribunal civil de esta ciudad sarda, en marzo de este año— y debía hacerlo en su hogar. No puedo, dijo. Argumentó que no tenía fuerzas.

Al verificar que Juana no le va a llevar a los niños al lugar que le correspondía, Arcuri sale de su casa en Carloforte, isla colindante con Cerdeña, con cierto miedo. Está a 81,2 km de distancia. Aunque el termómetro marca 26 grados, la sensación es de muchos más para un padre que va con una enorme dosis de cansancio. Más mental que físico. Incluso durante las vacaciones de ella con los niños en España, Juana le había denunciado de nuevo. Otra vez. Él ya había ganado cada batalla judicial desde que ella decidió, en julio de 2017, huir con los chicos. Y ella las ha ido perdiendo todas.

«No quiero ver a Juana en la cárcel», decía él a Crónica (septiembre de 2017), tras recibir a los niños después de la escapada de Juana. Condenada a cinco años —la sentencia está pendiente de la ratificación del Supremo—, el fallo hace hincapié en una cosa importante para Francesco: «El señor Arcuri, por más que ella lo presente como maltratador, no ha sido condenado por ello, pues la sentencia de 2009 fue cumplida y sus antecedentes penales han debido ser cancelados». Para más inri, EL MUNDO ha publicado que, «según los partes del maltrato, él tenía más lesiones que Rivas, y retiró la denuncia contra ella y aceptó ser condenado por miedo a no poder ver a su hijo».

El hostelero italiano —Arcuri y sus hijos viven en su pensión en Carloforte— no se puede librar aún de esa palabra: «miedo». Es que Juana no ha dejado de denunciarle. También en la distancia. Esta verano, Rivas se llevó a los chicos de vacaciones el 7 de junio. Para el 22 de julio, él ya tenía una nueva acusación. En realidad, tres en el mismo escrito. Se decía que ellos «seguían sufriendo maltrato, incluidas amenazas de muerte por parte de su padre». Y remitía a agresiones del 29 de mayo, de una fecha «no determinada» y de sólo un día antes de que volvieran con ella. Solicitaba, desde España, «la urgente adopción de medidas penales y civiles de protección de los menores». Presentó sus alegatos en Andalucía. Resultado: el juzgado de Instrucción 3 de Granada ha declarado «la incompetencia de la jurisdicción española» para el caso. Ya en febrero la Fiscalía italiana había archivado ocho denuncias de Juana contra Arcuri. Y es rotunda en sus razones. Por ser «inverosímil la narración de la extraordinaria violencia» que describe Rivas. Como que, a uno de los niños, Francesco se lo había entregado «oliendo a pis de gato».

Tampoco aceptó como prueba una carta del hijo mayor de Arcuri y Rivas donde escribía sobre su papá: «Siempre tengo miedo de que nos va a matar, es como una peli de miedo y no puedes escapar». Esto último se consideró una evidencia, en cambio, de la «manipulación» de la madre. Todo lo contrario a lo que se señala de Francesco: «un padre cariñoso que cuida a sus hijos». Las denuncias iban de 2016 a 2018.

EL CASO: JUANA RIVAS NO HA LOGRADO EVITAR DEVOLVER ESTE JUEVES SUS HIJOS A SU EXPAREJA ITALIANA, TRAS LAS VACACIONES . DENUNCIAS: DESDE ESPAÑA, VOLVIÓ A DENUNCIAR A SU EX E INCLUSO INTENTÓ, SIN ÉXITO, QUE LA JUNTA DE ANDALUCÍA SE QUEDARA CON LOS NIÑOS. CONDENADA: PENDIENTE DE QUE EL TS CONFIRME SU CONDENA A 5 AÑOS POR EL SECUESTRO DE LOS NIÑOS EN 2017.

Jueves del reencuentro con sus hijos. Arcuri llega al nuevo punto que le improvisó Rivas. Está acostumbrado a estos vaivenes. Se reúne con sus hijos, después de unas largas vacaciones, y es lo que realmente le importa.

No se sabe de qué vive la madre española en Italia. Según la documentación de su equipo jurídico, «intentaron un embargo por costas judiciales a Juana y ella alegó que sus únicos ingresos son 420 euros al mes». Reside en Cagliari y allí, cuando los niños están en periodo lectivo, los tiene cada fin de semana sin privaciones. «Ella le debe la pensión, los 300 euros que le corresponde pagar cada mes, que nunca ha abonado»... Lo que sí agota a Arcuri —del régimen de visitas— es que muchas veces tiene que recogerlos en servicios sociales. Y a veces al llegar se encuentra con una nueva una nueva andanada. ¿Tanta denuncia archivada puede tener consecuencias para Juana? «Los servicios sociales de Carloforte han pedido al juez que corte el régimen de visitas». Otro hecho que les ha asombrado y por el que están estudiando tomar medidas: «Los habría tenido en julio realizando actividades en torno al centro de la mujer de Maracena (Granada). Como si fueran víctimas de violencia género».

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Etiope » Mié 31 Jul, 2019 3:59 pm

Invitado escribió:
ImagenImagenImagen


Sabes la diferencia entre denuncia y hechos probados?

Sabes que todas las denuncias han sido archivadas?

Pues eso.

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Invitado » Mié 31 Jul, 2019 11:40 am


EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Invitado » Mié 31 Jul, 2019 11:32 am


ImagenImagenImagen

Re: EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Etiopia » Mié 31 Jul, 2019 7:57 am

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por la Paqui » Vie 12 Abr, 2019 4:46 pm



El juez, a Juana Rivas: "Pero señora, ¿nadie le dijo que estaba cometiendo un delito?"

El magistrado Manuel Piñar, que condenó a la madre de Maracena a cinco años de cárcel por sustracción de sus hijos, le afeó en pleno juicio lo evidente del delito cometido y la emplazó a buscar mejor consejo legal: "Para otra vez, elija mejor a sus abogados"

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Invitado » Jue 21 Mar, 2019 10:08 pm

Imagen

"Una tal" Paca Granados, la consejera del desastre judicial de Juana Rivas

Jueces, abogados y amigos avisaron a la madre de Maracena de que desbordar la legalidad era un error... Excepto su consejera áulica, la directora del Centro de la Mujer de Maracena

"¿Pero tú sabes quién soy? Te lo digo con respeto, ¿tú sabes con quién estás hablando?", espetaba Francisca Granados, Paqui, de buenas a primeras, aún hace pocos meses, a los periodistas que simplemente la llamaban para interesarse por el devenir procesal del caso Juana Rivas.

"¿Sabes que yo no soy una cualquiera, que tengo mi título de Derecho?", soltaba a bocajarro, tal vez preparando su propia defensa (y no sólo la de su representada) para lo que vendría después: un desastre judicial para Rivas, quien ahora, de no remediarlo el Supremo y un tribunal italiano, podría dejar a la otrora 'madre coraje de Maracena' en la cárcel, con un régimen draconiano para ver a sus hijos, sin la patria potestad sobre ellos por espacio de seis años e incluso a tratamiento para reaprender a ser madre.

Imagen
Francisca 'Paqui' Granados, hablando en nombre de Juana Rivas.

Granados no sólo era la portavoz y alter ego de la madre ante los medios: abogados que en los momentos álgidos del caso, con los niños en paradero desconocido, intentaban ayudar a Rivas y la aconsejaban pactar -y llegó a haber algún principio de acuerdo-, se encontraban con la negativa de ambas. De la madre, "más preocupada por la violencia de género que de sus hijos", sostiene ahora el juez italiano, pero también de la directora del Centro de Atención a la Mujer y responsable de Igualdad en Maracena. De ahí, después, la cárcel, la terapia y el alejamiento de sus hijos.

Campaña mediática

Dos son las durísimas alusiones a Granados en las últimas sentencias del caso. La primera, del Penal 5 de Granada, la hizo suya la Audiencia Provincial al ratificar los cinco años de cárcel a Rivas por sustraer a los dos niños de su padre durante más de un año.

En el relato de la declarada insumisión de la madre a devolver a los niños, incluso ante las repetidas requisitorias de la Justicia, narra el juez: "La acusada toma parte en una campaña mediática, con rueda de prensa incluida, al frente de la cual aparece una tal Francisca Granados Gámez, quien adoptó la función de portavoz y asesora legal de Juana, llegando a manifestar el 25 de julio [de 2017] que los menores no habían sido entregados».

Eran los días de vino y rosas de la reivindicación para una luchadora, desde los años 80, por los derechos de la mujer. España entera, aparentemente, se negaba a devolver a los hijos de Juana a Italia, a Francesco Arcuri, padre supuestamente maltratador. Incluso Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, tuiteaba: "Todo mi apoyo a Juana Rivas en la lucha por proteger a sus hijos. Los niños también son víctimas de la violencia machista".

Imagen
Tuit de Susana Díaz en apoyo de Juana Rivas en julio de 2017.

Siempre al lado de Rivas, siempre gesticulante, siempre con el eslogan a punto, Paqui Granados, nacida en Benalúa de las Villas en los años 60, parecía el cerebro de la operación ante la opinión pública. Rivas se había puesto en sus manos en mayo de 2016, e incluso según algunas versiones ella la habría aleccionado a denunciar por malos tratos a Arcuri el 12 de julio de ese año, en una estrategia que se ha revelado suicida: alegar sin prueba alguna violencia machista -con la condena por malos tratos a Arcuri de 2009 como único apoyo en esencia-, y a partir de ahí desbordar la legalidad. Una especie de 'procés' de género.

Cuando PSOE, Podemos e IU peleaban por ella

Sin devolver a sus hijos hasta más de un año después, envuelta en una campaña mediática que intentaban rentabilizar políticamente PSOE, Podemos e IU (que destinó el dinero de la huelga del 8-M al caso), Rivas ponía los cimientos para la catástrofe posterior: la denuncia por malos tratos era enviada a Italia sin que se le otorgara crédito alguno -aún queda por llegar un previsible rosario de archivos desde el otro lado del Mediterráneo-, y a la madre de G. y D. le caía encima todo el peso de la Justicia.

El propio juez de Granada, Manuel Piñar, se lo dijo a Rivas a posteriori, cuando su defensa, varias veces cambiante ante la influencia de Granados, llegó a alegar que la madre había estado mal asesorada desde el principio: "Pues haber elegido mejor a sus abogados", le espetó el magistrado, mencionando sin mencionar a "Paqui", que asesoró legalmente a la mujer como licenciada en Derecho, pero sin estar colegiada como abogada, como evidenció una denuncia contra ella por intrusismo profesional del Colegio de Abogados granadino. La denuncia fue archivada, pero ella no dejó ni por un momento su estribillo: la habían denunciado "por ser mujer", iban contra "la igualdad entre hombres y mujeres".

La segunda alusión a Granados llegaba ayer desde Italia y esta vez era velada: Juana Rivas, dice el juez, "no es capaz de tomar decisiones" sobre sus hijos por sí misma, luego el papel de Granados en el desaguisado se agrandaría... De no ser por lo que deslizan fuentes de la causa: "En realidad, Paqui ha sido fundamental, pero no tomaba las decisiones: era una palmera de lo que Juana quería. Si Juana se negaba a esto o a aquello, Paqui lo que hacía era darle cobertura legal, pero no era ella la que mandaba: era Juana".

¿Y qué opina el abogado de la contraparte, el letrado de Francesco Arcuri? Habla Enrique Zambrano, que apunta en muchas más direcciones en esta suerte de hoguera de las vanidades en que se terminó convirtiendo el caso: "A mi modo de ver, Granados podría tener la misma o incluso menos trascendencia que determinados personajes mediáticos de todos los órdenes, en especial televisivos, que encumbraron por un lado a Rivas como madre coraje y a mi representado como el ogro de la historia. Afortunadamente, hemos ido poniendo las piezas en su sitio. Aun espero la rectificación de todos".

"Y tú, ¿sabes lo que es la violencia machista? Eso de la violencia de género... ¿cómo lo ves?", le lanzaba a botepronto Granados al periodista, por teléfono. "Porque sí, los periodistas sois todos muy imparciales, pero no hay acto sin ideología, no lo hay, que lo sepas, ¿eh?", remachaba.

EL CASO JUANA RIVAS

Mensaje por Invitado » Jue 21 Mar, 2019 9:56 pm

Imagen

Juana Rivas, la gran manipuladora: la heroína fallida desenmascarada por la justicia italiana

Un tribunal acaba de entregar la custodia exclusiva de sus dos hijos a su ex pareja, Francesco Arcuri. Asegura que padece un "funcionamiento psíquico gravemente patológico asociado a una desorganización del pensamiento".


“Todo mi apoyo a Juana Rivas en su lucha para proteger a sus hijos. Los niños también son víctimas de la violencia machista”, decía en Twitter el 25 de julio de 2017 la todavía presidenta andaluza, Susana Díaz. Por aquel entonces, Juana Rivas había saltado a los medios de comunicación españoles como la madre que había emprendido una lucha heroica por mantener a sus dos hijos alejados de su padre, el italiano Francesco Arcuri, condenado a tres meses de prisión por maltrato hacia ella.

El por entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también se posicionó a su favor. “Hay que ponerse en el lugar de esta madre (...) A las personas conviene atenderlas, comprenderlas y luego viene todo lo demás”. Numerosos políticos, tertulianos y las organizaciones feministas sin excepción apoyaron a Rivas, que después fue acusada de sustraer a sus dos niños tras esconderlos durante un mes en Maracena (Granada).

Pero en los dos últimas semanas, esta española de origen granadino ha recibido dos reveses judiciales que desvirtúan su figura. Atrás parece quedar ya aquella frase de ‘Todos somos Juana Rivas’ que se escuchó en manifestaciones o se leyó en miles de estados de las redes sociales.

El pasado 14 de marzo, la Audiencia Provincial de Granada ratificó la condena de cinco años de cárcel para Juana Rivas por la sustracción de sus dos hijos. Sólo el Tribunal Supremo (TS) puede impedir ahora que entre en prisión.

En mayo de 2016, Rivas viajó con ellos desde Italia, donde residían, hasta España. Al no devolverlos al país transalpino con su padre, como habían acordado ambos progenitores, ella incumplió diversas órdenes judiciales. Juana Rivas desapareció durante un mes con los niños después de recibir un último requerimiento desde Italia en julio de 2017.

Ahora ha sido la Justicia italiana la que ha vuelto a quitarle la razón a la granadina. La Sección Civil Primera del Tribunal de Cagliari (Italia) ha concedido la custodia exclusiva de los hijos de Juana Rivas a su expareja, Francesco Arcuri, y le exige que se someta a cursos de tratamiento de apoyo a la maternidad.

Imagen
Francesco Arcuri, expareja de Juana Rivas, llegando a un juzgado de España.

El tribunal, formado por tres jueces y presidido por el magistrado Ignazio Tamponi, sentencia que los dos niños, de 5 y 12 años, vivirán con su padre y que podrán pasar con Juana Rivas parte de las vacaciones de verano y un fin de semana cada 15 días siempre que ella resida en Italia, o uno de cada cinco en caso de que viva en España o en cualquier otro país.

El fallo, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, describe a una mujer “con gran capacidad manipuladora en la relación con los menores” y subraya que “la única solución” para los intereses de los niños es estar con su padre, al que se le perfila como “comprensivo”, “responsable” y con interés de permitir que sus hijos puedan seguir manteniendo relación con la mujer que los trajo al mundo.

En una isla al sur de Cerdeña

Juana Rivas devolvió a sus dos hijos a Arcuri en agosto de 2017. Desde entonces, los dos menores residen con su padre en Carloforte, una pequeña isla al sur de Cerdeña, donde Rivas tiene casa y hasta el momento los niños pasaban muchos fines de semana con ella. Ahora sólo lo podrá hacer según el régimen establecido por el tribunal de Cagliari.

La granadina explicó en 2016 que había huido hasta España porque su pareja le pegaba. En aquel momento interpuso una denuncia que no prosperó judicialmente. En la sentencia del Tribunal de Cagliari se cita, precisamente, el fallo de un tribunal de Granada de 2009 que condenaba a Arcuri a tres meses de prisión por maltrato “en el ámbito familiar”.

Sin embargo, en este último fallo no se tiene en consideración una denuncia posterior de Rivas hacia Arcuri que se encuentra parada en un juzgado italiano pendiente de diligencias.

En este nuevo fallo, la Justicia italiana basa su sentencia en “una pluralidad de conductas” de Juana Rivas Rivas. En concreto, cita la violación del derecho de custodia en 2016 y otra situación “similar” en octubre de 2018, cuando se quedó con los hijos un par de días más de los que marcaba el régimen de visitas.

En la sentencia, los tres jueces que han entregado la custodia a Arcuri realizan severas afirmaciones sobre Juana Rivas. Aseguran de ella que tiene “una gran capacidad manipuladora en la relación con los menores” y que “justifica” su propio comportamiento por ser víctima de violencia de género.


Imagen
Francisca Granados, asesora de Juana Rivas y directora del Centro de la Mujer de Maracena (Granad).

"Comportamiento inconsciente"

También se recoge que esta madre granadina “ha demostrado con su comportamiento ser absolutamente inconsciente del daño que ha causado” a los niños al separarlos de su padre. “Muestra un funcionamiento psíquico gravemente patológico asociado a una desorganización del pensamiento”.

La abogada de Rivas, María Eugenia Álvarez, va a presentar un recurso a una sentencia que considera “absolutamente injusta” porque, según ella, está basada en los postulados de la defensa de Arcuri.

“No ha tenido en cuenta la vida pasada de esta familia y de todos los maltratos que han tenido la madre y los niños. Al menos hemos conseguido que Juana siga manteniendo la patria potestad sobre sus hijos y que puede llevárselos a España durante las vacaciones, lo que demuestra que se fía de ella. Pero hay que seguir luchando”.

El letrado en España de Francesco Arcuri, Enrique Zambrano, explica que su cliente “está satisfecho” con el fallo y considera “positivo” que su ex se someta a un programa de reaprendizaje de la maternidad. Precisamente, en la resolución judicial del tribunal italiano se asegura que “la relación de [x] con la madre parecía patológica porque carecía de reciprocidad y se basaba en el control y el deseo del menor de complacerla”.

Una de las personas que nunca ha dejado de apoyar y de creer en Juana Rivas es Francisca Granados, directora del Centro de la Mujer de Maracena y en contacto permanente con ella. “Se han dicho salvajadas de ella en ese fallo. Pero estoy segura de que esto no va a quedar así y de que la figura de esa mujer, que sólo quiere el bien de sus hijos, no va a quedar manchada”.

Arriba