Trance (Dutch Passion)

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Trance (Dutch Passion)

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Dom 04 Oct, 2020 11:28 am

Albert Tió: "Mi entrada en prisión será un duro golpe que debería hacer avanzar con más fuerza en la regulación del cannabis"

Imagen

MADRID04/10/2020 08:49SANTIAGO F. REVIEJO@sreviejo
El presidente de la Federación de Asociaciones Cannábicas Autoreguladas de Catalunya, condenado a 5 años de cárcel tras la intervención de la marihuana con la que se abastecía su entidad, denuncia un incremento de la represión sobre este movimiento y la falta de "políticos valientes" que se atrevan a dar pasos para legalizar la marihuana en España

Albert Tió (Barcelona, 1967), licenciado en Sociología y presidente de la Federación de Asociaciones Canábicas Autoreguladas de Catalunya (Fedcac) está pendiente de entrar en prisión para cumplir los cinco años de condena que le impuso la Audiencia Provincial de Barcelona y luego ratificó el Tribunal Supremo por una intervención de marihuana que hicieron en 2014 en la asociación de usuarios Airam en la capital catalana de la que él era secretario.
Como último recurso para evitar la prisión, Tió llevará su caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y para hacer frente a ese gasto va a promover una recogida de fondos crowdfunding, porque las cuantiosas multas que ya ha debido pagar por este procedimiento le han dejado exhausto. "Y también queremos transmitir –dice- que esta lucha es de todos, no sólo nuestra, para que la gente que viene detrás no tenga que pasar por lo mismo". Airam (Asociación Independiente Recreativa de Autoconsumo y Medicinal, y maría al revés) fue, con 4.000 socios, una de las mayores entidades de usuarios de toda España, y Tió se encargaba, sobre todo, de la parte social y cultural. "Siempre digo que los tres años de Airam fueron los mejores de mi vida y también los peores", resume.

Usted es un referente del movimiento de las asociaciones de usuarios de cannabis en España. ¿Qué ha supuesto ese movimiento en este país?
Es un movimiento nacido de la sociedad civil, que ha supuesto, por un lado, un gran avance en la lucha por los derechos y libertades, y, por otro, para enfocar el consumo desde la salud y la prevención de riesgos más que desde la persecución, penalización y estigmatización de usuarios y autocultivadores. Ha supuesto, además, la implantación de un modelo que funciona y que ha sido exportado a otras partes del mundo donde han mostrado interés en su desarrollo. Es un modelo que redistribuye la riqueza, porque mucha gente puede participar en él, no sólo por el hecho de tener una nómina o pagar impuestos, sino también porque te puede permitir vivir de algo que te apasiona y alejarte de las redes del mercado ilegal.

Usted también fue uno de los promotores de la ley de asociaciones de cannabis aprobada por el Parlamento de Catalunya que luego fue declarada inconstitucional y después le condenaron a cinco años de cárcel por sus responsabilidades en uno de los clubs que esa ley regulaba. ¿Cómo se digiere eso?
Es una paradoja y es una contradicción. Es sorprendente, ciertamente. Pero también ha sido paralelo. En Airam íbamos superando juicios con sentencias absolutorias y eso nos hacía pensar que estábamos haciendo las cosas bien. El local, además, no nos lo clausuraban, así que nos dejaban seguir funcionando. Pensábamos que estábamos dando la cara para poder ser transparentes y conseguir que ese consumo y ese autocultivo pudiese ser algún día legal. Evidentemente, nosotros siempre hemos sido conscientes de que todo esto tenía un riesgo, pero no sabíamos que el riesgo podía ser tan alto. Y que esa comprensión inicial de los políticos, de todos los partidos, salvo alguna excepción, como fue en su día la del PP, que no votó a favor de la ley, al toparse eso también con una fiscalía y una judicatura bastante conservadora, como estamos viendo ahora a nivel político, que no se renueva…. Pues al final nos han metido en el mismo saco que a los traficantes sin tener en cuenta que estábamos cultivando para un circuito cerrado, para autoconsumo, en un lugar que no hacía publicidad, donde no se dejaba entrar a menores, donde había médicos, psicólogos para controlar consumos de riesgo.

¿Cómo se asume ser tratado penalmente como un narcotraficante?
Es muy duro, porque nunca me he considerado un delincuente ni creo que tampoco nadie de los que están imputados en una asociación cannábica. Desde el momento en que estás dando la cara en una asociación estás ejecutando simplemente lo que una asamblea de socios ha decidido para organizarse para cultivar fuera del mercado negro y consumir dentro de un espacio cerrado y protegido con todos los protocolos de buenas prácticas. Pero intentando hacer las cosas bien, hemos llegado a este punto. Y luego ves otra gente que no intenta hacerlo tan bien y siguen funcionando. No quiero decir que tengan que perseguirlos, pero sí que te llevas un poco de decepción.

Mientras usted ha afrontado este largo procedimiento judicial que se inició en 2014, otros países como Canadá, Estados Unidos, Uruguay, Alemania o Italia han llevado a cabo procesos de regulación del cannabis. ¿Qué le parece?
Me parece que es una paradoja más, sobre todo cuando en España se están dando licencias a empresas que vienen a cultivar aquí para exportar a países donde el cannabis sí es legal. Es una contradicción y además se hace de una manera bastante opaca. No sabemos lo que hay detrás de todo esto, pero vemos que otros países están tomando la delantera, que están avanzando, y creo que es el momento de que todo el movimiento cannábico se una para reclamar que España no se quede atrás e, incluso, que vaya en cabeza, que sea el primer país europeo en aprobar una regulación integral, como plantean algunos partidos. Yo me conformaría con que se pudiera ahora ir más lejos que nadie para compensar todo este tiempo de represión que hemos estado sufriendo.

¿Por qué España no ha avanzado por ese camino de la regulación? El Gobierno acaba de decir en una respuesta parlamentaria que necesita más evidencias científicas.
Yo creo que evidencias hay muchas. Ya es un paso que quiera hacer eso, aunque eso nos va a llevar mucho tiempo y nos va a volver a poner en la cola de la carrera. ¿Y por qué no avanzamos? Quizás porque no hay políticos valientes que se atrevan, que piensan que quizás esto les va a quitar votos, porque hay un poco de hipocresía en este tema. También porque hay intereses ocultos y porque, quizás, el sistema democrático político no está tan avanzado como podría ser una democracia real, participativa, en la que se consultara más a la ciudadanía. Ahora también se le suma que estamos en una crisis sanitaria, también económica y política. Muchos políticos están saturados por la situación y quieren que se hable de esto más tarde, porque tienen que solucionar otros temas, cuando no se dan cuenta de que esto podría ser una solución a nivel económico, social y medicinal para la sociedad. Y eso sí que es un atentado a la salud pública: frenar este avance, que podría suponer tanto beneficio para mucha gente que lo está pasando mal por su salud o por circunstancias económicas.

¿Cuáles serían, a su juicio, los beneficios de esa regulación?
Para empezar, se verían beneficiados directamente todos los enfermos a los que se aconseja tratar su enfermedad con cannabis. Además, supondría la creación de puestos de trabajo, de actividad económica en el sector de la agricultura, por ejemplo, y de impuestos, que según algunos estudios y la experiencia de otros países pueden generar millones de euros, que creo que aquí hacen mucha falta ahora. Sería un pecado rechazar una cosa que puede traer tantos beneficios. Yo siempre digo que no estoy interesado en que la gente consuma más, sino que la que lo hace pueda hacerlo con atención a sus derechos y libertades.

Sin embargo, hay un sector de la sociedad que piensa que regulación implica un mayor consumo.
Eso está totalmente demostrado que no es así. Al contrario, es una forma de luchar contra el menudeo, contra el mercado ilegal de drogas en la calle. Tampoco hay un mayor índice de abortos cuando se legaliza el aborto. Simplemente, no se hace pasar a la gente por situaciones indignantes.

¿Cómo encajaría el movimiento cannábico de Catalunya y de toda España, integrado por más de 1.500 asociaciones, la entrada en prisión de uno de sus activistas más destacados?
Yo creo que con esta persecución judicial lo que se está intentando es frenar un movimiento que ha avanzado mucho, que ha supuesto un gran logro de la sociedad civil organizada que no ha ido a pedir permiso para hacer algo, porque cree que esas leyes son injustas y hay que cambiarlas, que mediante la acción directa, pacífica, por supuesto, demuestra que puede funcionar y además dar trabajo a mucha gente y crear espacios donde poder consumir de una forma segura, con información. La entrada en prisión será, por tanto, un duro golpe. Pero habrá que asumirlo y si ese duro golpe se puede utilizar para avanzar con más fuerza hacia una regulación, yo lo daría por bueno si tengo que pasar unos meses dentro o lo que tenga que pasar. Si no, sería triste y una pena que los que estamos dando la cara y trabajando duramente para conseguir cambios políticos para la mejoría de la sociedad tengamos que ser castigados de esa manera.

Diferentes organizaciones cannábicas se quejan de que se ha producido últimamente un aumento de la persecución judicial y policial. ¿Lo comparte?
Sí, es algo que estamos viendo. Ahora ha habido una intervención en un banco de semillas, de la industria que en teoría ya es legal, que desde hace tiempo está en todas las ferias. Me parece que es un paso cualitativo atacar a estas empresas y acusarlas de delito contra la salud pública por cultivar semillas, cuando está demostrado que todas las semillas que se utilizan en el mundo son de genetistas españoles, que aquí no pueden patentarlas porque es ilegal. Esa es otra paradoja, otra contradicción.

¿Pero cree que ha aumentado la represión?
Sí, desde el momento que sigue vigente la Ley Mordaza que penaliza tener unas plantas en casa si se ven desde fuera. Y estamos viendo que las asociaciones están perseguidas y en el momento que pueden aprovechar para entrar en alguna e imputarlas y luego condenarlas, lo hacen. Y ahora también los bancos de semillas. ¿Qué será lo siguiente? ¿Los grows? Por eso hay que decir basta. Tenemos que enfocar esto desde otro punto de vista, porque la represión no conduce a nada, sólo a más gasto público.

El Gobierno ha anunciado el inicio de los trámites para abordar la solicitud de indulto para los condenados en el procés. ¿Considera que su caso debería ser tratado con la misma dedicación?
Yo espero que mi petición de indulto sea abordada, porque legalmente tiene que ser así. En el caso del procés lo pidieron en enero y nosotros en febrero, así que deberíamos ser los siguientes. Lo que pasa es que en el tema de los indultos no hay unos plazos regulados, sólo una media de lo que tarda en resolverse, que es en torno a un año, aunque conozco a gente que le ha tardado tres años.

¿La tramitación de su indulto podría ser utilizada por el Gobierno como un gesto de la apertura de un proceso regulatorio?
Los indultos sirven para corregir la desproporcionalidad de sentencias judiciales. Entonces, sí que podría ser un buen gesto para poder sentarnos ya a debatir sobre este tema. Hay partidos que ya tienen propuestas de leyes preparadas y sería un buen inicio para poder incluso participar de ese proceso. Ojalá sea así. Podría ser un buen inicio para iniciar un proceso de debate que ya ha sido aprobado en varias comunidades autónomas, como la ley catalana que se inició con una ILP (Iniciativa Legislativa Popular) y una recogida de firmas.

¿Qué espera del recurso que presentará ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos?
Esperemos que sean capaces de analizar la situación no sólo de nuestro caso, sino de todo el movimiento asociativo. Es un tribunal enfocado a los derechos humanos y nosotros queremos hacer ver todos nuestros derechos que se están viendo totalmente afectados para que se pudiera reparar en cierta medida el sufrimiento que llevamos soportando tantos años. Con que se nos diga que no nos merecíamos todo esto, sería algo, aunque fuera muy a posteriori y después de haber cumplido las penas. Nosotros queremos ir hasta el final porque creemos en lo que hacemos y defendemos. Y para eso necesitamos hacer una recaudación de fondos para poder hacer frente a los gastos de llevar el caso al Tribunal Europeo.

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Sab 28 Mar, 2020 6:14 pm

Detenidos por primera vez narcobuzos en Asturias

Imagen

Se trata de la primera operación de este tipo en España | Detuvieron in fraganti a dos narcobuzos profesionales que introducían grandes cantidades de cocaína en Europa
EUROPA PRESS

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad asturiana de Avilés a cuatro personas que presuntamente introducían y distribuían grandes cantidades cocaína en Europa a través de embarcaciones de gran calado.

Ya han sido puestos a disposición judicial y todos ellos ingresaron en prisión. Entre los efectos que se les intervino destacan 72 kilogramos de cocaína, 2.200 euros, 2.300 dólares, documentación, dos vehículos de alta gama y diez teléfonos.

Según ha informado la Policía, utilizaban un complejo sistema consistente en utilizar los respiraderos que tienen en el casco las embarcaciones que zarpan desde Sudamérica para ocultar el estupefaciente y posteriormente recuperarlo a su llegada a Europa.

Dos de ellas fueron arrestadas 'in fraganti', cuando extraían la droga ocultada en los bajos de una embarcación mercante procedente de Perú. Se trata de dos 'narcobuzos' profesionales que, durante días, habían estudiado la forma de llevar a cabo la extracción de las sustancias estupefacientes. Es la primera operación policial de este tipo realizada en España. Otros dos miembros de la organización han sido igualmente arrestados.

La intervención se ha llevado a cabo de forma conjunta con la Dirección Nacional de Inteligencia del Servicio Nacional Aeronaval de Panamá, la agencia Drug Enforcement Administration, de Estados Unidos, y la División de Inteligencia de la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional de Perú.

Según ha informado la Policía, la investigación comenzó a raíz de una alerta realizada sobre unos buzos profesionales que trabajaban al servicio de una organización de narcotraficantes colombiana. Los submarinistas presuntamente se dedicaban a la introducción y posterior retirada de la sustancia estupefaciente en embarcaciones de gran tonelaje.

Para ello, utilizaban los respiraderos situados en el casco de las embarcaciones de gran calado que zarpaban desde Sudamérica con destino en Europa.

Para llevar a cabo todo el proceso, esperaban que los buques estuvieran atracados en los puertos de origen y, desde una distancia prudente, se introducían en el agua con la sustancia estupefaciente y llegaban buceando hasta el barco.

Una vez allí, y sin salir del agua, abrían uno de los huecos que tienen estos buques en la parte inferior del casco. De esta manera, impedían que los controles rutinarios pudieran detectar la presencia de la sustancia estupefaciente. Posteriormente, se alejaban del barco buceando y, al llegar a una distancia segura para ellos, salían a tierra. En todo ese proceso, evitaban emerger a la superficie para no ser detectados.

Estrecha vigilancia
La investigación logró detectar una embarcación que había zarpado en la ciudad de Callao, en Perú, y que se dirigía al municipio asturiano de Avilés con una importante cantidad de sustancia estupefaciente camuflada en su casco. Los buzos profesionales que iban a sacar la droga del barco fueron controlados por la Policía Nacional desde su llegada a España.

Durante su estancia en Avilés, iban todos los días hasta el puerto para estudiar la zona y determinar cuál era el mejor punto para llevar a cabo su actuación. Siempre adoptaban medidas extremas de seguridad en sus desplazamientos, lo que dificultaba en gran medida la realización de los seguimientos por parte de la Policía Nacional.

Una vez que el barco mercante había atracado en Avilés, la organización criminal se activó para recuperar el estupefaciente. Al llegar la noche, salieron de su domicilio en coche y, a baja velocidad, se dirigieron hasta un aparcamiento de la zona del puerto, donde tres de ellos se bajaron para esconderse entre los matorrales de la playa con la intención de no ser detectados.

El conductor volvió a la vivienda y, durante el trayecto, cambió de vehículo como medida de seguridad. Fueron observados en todo momento, desde que abandonaron la vivienda.

Un equipo del GEO especializado en actuaciones acuáticas interceptó 'in franganti' a los dos narcosubmarinistas cuando recuperaban la droga oculta. Mientras, el dispositivo policial establecido en tierra detuvo al individuo que se había quedado esperando en el exterior. Además, los agentes detuvieron al cuarto investigado, que trató de darse a la fuga embistiendo un vehículo camuflado de la Policía Nacional.

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Jue 20 Feb, 2020 3:25 am

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Lun 01 Jul, 2019 3:36 am

Imagen

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Lun 11 Feb, 2019 9:17 pm

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Mar 11 Dic, 2018 6:30 pm

hablando de drogas .... mete con calzador la pedofilia y se dice crestiano ... a cagar a la playa.

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Mar 11 Dic, 2018 12:29 pm


MARLBORO: LA LEGALIZACIÓN DE LA DROGA

Hoy, martes 11 de diciembre de 2018, el director de www.hispanidad.com, Eulogio López, recuerda que la droga enajena al hombre, le priva de su libertad, en mayor o menor medida.

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Mar 30 Oct, 2018 12:05 am

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Dom 21 Oct, 2018 2:51 pm

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Dom 14 Oct, 2018 1:38 pm

Imagen

Anatomía de una legalización

La venta libre de marihuana en Uruguay es un éxito empañado por dificultades imprevistas, como el veto de bancos a las farmacias que la venden

Uruguay fue el país pionero en la legalización de la marihuana. Desde julio de 2017, el Ministerio de Salud Pública vende en farmacias bolsitas de cinco gramos al módico precio de 200 pesos, unos 5,25 euros. No han aumentado las toxicomanías ni ha habido incidentes, los consumidores están contentos y la opinión pública es cada vez más favorable. Todo ha ido bien. Pero hay fenómenos paradójicos: persiste el mercado clandestino, la industria derivada del cannabis no despega y aparecen brotes especulativos.

“Está buena, flojita pero buena”, dice un chaval que fuma un porro matutino en la rambla de Francia, en pleno paseo marítimo de Montevideo. Ha comprado la marihuana en una farmacia y ha tenido que hacer cola. No porque haya avalanchas de consumidores, sino porque solo 17 de las casi mil farmacias uruguayas expenden hierba. Nada que ver con objeciones de conciencia, sino con la presión de los bancos. “Creímos en nuestra soberanía y no medimos bien ese factor”, reconoce Augusto Vitale, psicólogo, expresidente del Instituto de Regulación y Control del Cannabis y uno de los principales artífices de la legalización. “No contamos con la Terrorist Act estadounidense ni con las regulaciones de la ONU”. El hecho es que los bancos se niegan a trabajar con nadie relacionado con la marihuana, por temor a sanciones en el exterior, y eso amarga la vida a los farmacéuticos. Y a los cultivadores. Y a las empresas que quieren desarrollar medicinas, cosmética, alimentos o tejidos a partir de la planta.

Curiosamente, ahora que la marihuana es legal, se hace necesario crear redes de empresas que sirven como pantalla para ocultar el negocio, al menos de cara a los bancos. “La inminente legalización en un país tan grande como Canadá quizá relaje el prohibicionismo internacional y alivie estos problemas”, comenta Vitale.

Las dificultades no proceden únicamente del sector financiero. También hay frenos políticos. Al actual presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, médico de profesión, la marihuana le parece peligrosa. Igual que al Ministerio de Salud Pública. Con el anterior presidente, el carismático Pepe Mújica, el cannabis era cuestión prioritaria. Ahora es más bien lo contrario. El Gobierno prefiere mantener el asunto bajo un manto de discreción y un portavoz de la presidencia declinó hacer comentarios a este periódico. Regularizada la venta para uso recreativo, el desarrollo de la industria está paralizado por falta de marco legal. Los usos medicinales, el auténtico negocio para el sector privado y las arcas públicas, no avanzan.

“Partimos con ventaja y si no aceleramos en los próximos dos años, la perderemos frente a empresas de Canadá, Zimbabue, Lesoto, Portugal, Colombia y quizá México”, dice Eduardo Blasina, un respetado empresario y experto en cuestiones agrarias. Blasina fue accionista de Symbiosis, una de las dos empresas que recibieron licencia estatal para el cultivo de marihuana. Ya no lo es. Su grupo empresarial sigue apostando por los productos del cannabis, aunque, según él, “parece más fácil venderlos en cualquier ciudad alemana que en Montevideo”.

Hasta Chile, un país prohibicionista, va por delante de Uruguay en la medicina canábica. Ahí pesa una cuestión burocrática: el Gobierno uruguayo exige, para aprobar un producto, que pase por todos los trámites experimentales que se exigen a cualquier medicamento. Eso puede suponer una década. En otros países, la aprobación de aceites y pomadas derivados de la marihuana, como el cannabiol, eficaz contra los dolores crónicos y para complementar tratamientos oncológicos, requiere menos verificaciones. La diferencia tiene su explicación: en Uruguay, el Ministerio de Salud Pública es corresponsable, junto al fabricante, de cualquier efecto dañino de un medicamento.

“Hay muchas quejas y parece que olvidemos lo esencial: que la legalización funciona y que las cosas avanzan”. Juan Baz fue uno de los activistas que convencieron a Pepe Mújica —“sobre todo a su esposa, Lucía”, señala— de que impulsara la ley. Ahora es la voz de la sensatez. ¿Que la marihuana de las farmacias no es muy potente? “Normal”, explica Baz, “nadie quiere que un chaval sin experiencia compre una bolsita en una farmacia y acabe con una lipotimia. Los fumetas veteranos usamos hierba con un THC (componente psicoactivo) superior al 12%, y eso lo obtenemos con el autocultivo o en los clubes”. Baz se ha convertido en emprendedor, mantiene convenios de investigación con el Instituto Pasteur de París y ha lanzado un proyecto para desarrollar una industria canábica en el interior del país.

Imagen

Los clubes admiten hasta 45 socios y proporcionan hasta 480 gramos anuales a cada uno. Pero, como las farmacias, no pueden vender a extranjeros. Y Uruguay es un país turístico. La demanda foránea es uno de los factores que mantienen el mercado clandestino, que ya no es tan negro como antes, en el sentido de que carece de relación con la violencia y las bandas de narcotraficantes, pero sí es como mínimo gris. Poco más de un tercio de los consumidores uruguayos están registrados en farmacias o clubes. El resto siguen en la zona gris.

“Hablamos de marihuana legal distribuida ilegalmente”, precisa el sociólogo Sebastián Aguiar, que monitoriza desde la Facultad de Ciencias Sociales el funcionamiento de la legalización. Aguiar subraya que ha desaparecido del mercado el adulteradísimo “prensado paraguay” que se consumía anteriormente; hace notar que en 2017, por primera vez, la mayoría de la población respaldó la venta libre (44% a favor, 42% en contra, con un 90% a favor del uso medicinal) y pone en duda los sondeos que indican un aumento del consumo: quizá lo que ha aumentado con la legalización, sugiere, es la sinceridad de los encuestados.

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Jue 28 Jun, 2018 3:16 am



El mate con yerba de cannabis llega a Uruguay

Para los uruguayos, que tienen al mate como compañero a toda hora, la novedad se conoció hoy, cuando falta una semana para que el producto llegue a las góndolas

Casi un año después de que se aprobara la venta de marihuana en comercios públicos en Uruguay , según el gobierno la comercialización en farmacias llegó a casi una tonelada, reconoció que la mitad del consumo sigue en el mercado ilegal y habilitó la venta de un producto estrella: la yerba cannábica.

Para los uruguayos que tienen al mate como compañero a toda hora -en casa, el trabajo o paseos públicos-, la novedad se conoció hoy, cuando falta una semana para que el producto llegue a las góndolas.

Dos marcas de yerba tendrán cannabis en su contenido, pero sin efecto psicoactivo, ya que no contiene THC (tetrahidrocannabinol).

El secretario de la Junta Nacional de Drogas, Diego Olivera, dijo que desde que se inició la venta regularizada del cannabis se volcó al mercado cerca de una tonelada de la droga.

Olivera aceptó que al llegar a un año de la implementación de la venta en farmacias, la mitad de los consumidores sigue recurriendo al mercado ilegal.

En los últimos días otra farmacia se incorporó al mecanismo de venta de marihuana, pero esto aún es acotado a pocos casos. Las principales cadenas y la gran mayoría de este tipo de comercios no aceptó integrar la distribución de esta sustancia, tanto por problemas financieros para tener cuenta bancaria si vende marihuana, como por cuestiones de seguridad, en momentos en que el país atraviesa una dura escalada de robos, rapiñas y crímenes.

Imagen

Los uruguayos habilitados como "adquirentes" para la compra de cannabis en farmacias, llega a las 24.714 personas, lo que fue en aumento desde que el proceso fue abierto. Hace un año, no llegaban a 5000 los uruguayos inscriptos en el registro de consumidores de cannabis para comprar en comercios.

De unas 1000 farmacias en todo el país, apenas siete aceptan comercializar los paquetes de cannabis.

Además, están los 8601 cultivadores y los que integran los 91 clubes de membresía.

Los habilitados para cultivo personal pueden tener hasta seis plantas de cannabis psicoactivo hembras por cada casa-habitación, y producir hasta 480 gramos anuales. En tanto, los clubes de membresía pueden tener de 15 a 45 socios, con hasta 99 plantas y producción hasta 480 gramos anuales por socio.

Las dos marcas de yerba mate con cannabis que saldrán a la venta la próxima semana son "Cosentina" y "La Abuelita" y ya lograron habilitación del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Un año atrás habían salido a la venta, pero fueron retirados de las góndolas por no tener aval oficial. El paquete tiene un diseño con hojas de marihuana para que sea fácil de identificar.

El precio del kilo al público será de unos 200 pesos uruguayos (unos 6,25 dólares) por paquete. Eso es casi 10% más que el precio de la yerba común.

Dos marcas de yerba mate con cannabis saldrán a la venta en Uruguay en julio

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Dom 24 Jun, 2018 12:45 am

Imagen

Pablo Iglesias ve "interesante" cultivar marihuana en España y exportarla a Canadá

El líder de Podemos plantea que una empresa pública asegure el control en el cultivo y la comercialización de la marihuana.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, cree que es "interesante" la propuesta de un compañero suyo de partido de cultivar marihuana en España por su "clima privilegiado" y luego exportarla "con denominación de origen" a Canadá, donde se ha aprobado su uso recreativo.

Iglesias ha opinado sobre este asunto en su cuenta de Twitter, después de que uno de los miembros del Consejo Ciudadano de Podemos, el sociólogo Jorge Moruno, aludiera a la legalización de la marihuana en Canadá. "España tiene un clima privilegiado que bien podría exportar marihuana con denominación de origen -como el vino- a Canadá; pero nada, será una locura....", ha escrito Moruno, miembro del área económica y modelo productivo del Consejo Ciudadanos. Un mensaje en su cuenta de Twitter al que ha respondido después Iglesias para decir que la propuesta le parece "interesante".

Iglesias admite que esa opinión "generará polémica" porque "es un tema en el que hay muchas posiciones", pero subraya que es "absurdo" que se pueda "comprar tequila o ginebra en un supermercado y que la marihuana sea ilegal".



Horas después, el líder de Podemos ha publicado un nuevo tuit en el que ha afirmado: "El mayor problema que genera el cannabis no es de salud pública, sino la delincuencia y la explotación asociadas al tráfico ilegal. Me parece más digno exportar marihuana y obtener ingresos para mejorar la sanidad y los servicios públicos que exportar armamento", ha dicho Iglesias en el segundo tuit.

La legalización para uso lúdico de la marihuana en Canadá -el segundo país del mundo en adoptar esa medida después de Uruguay- era una promesa electoral del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y llega después de siete meses de intenso debate parlamentario.

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Jue 21 Jun, 2018 3:37 pm

Ya estaba legalizado desde hace decadas como componente activo de muchos medicamentos.

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Lun 18 Jun, 2018 2:17 pm

Imagen

Portugal legaliza el cannabis medicinal

Los pacientes no podrán cultivar la planta para consumo personal y se podrá prescribir solo cuando otros remedios no hayan tenido efecto

Medicinas con cannabis, sí; autocultivo, no. El Parlamento portugués aprobó el pasado viernes la ley que regula fármacos, preparaciones y sustancias a base de cannabis para fines medicinales. El texto salió adelante con el voto favorable de todos los grupos, el socialdemócrata del PSD, el socialista del PS, el Bloco y el PC, con la única excepción del democristiano CDS. El PC fue el último grupo en dar su voto positivo, una vez reforzado en la ley el papel de Infarmed (la autoridad portuguesa del medicamento) e introducida la posibilidad de que el Laboratorio Militar participe la elaboración de la sustancia. La norma tiene el rechazo Consejo de Ética para las Ciencias de la Vida, que la considera una ley redundante pues ya existen en el mercado medicamentos a base de cannabis.

El texto recoge que debe ser un médico quien prescriba el uso del cannabis o de productos a base de esta planta y que emitirá una receta para que el paciente pueda comprarlo en una farmacia. También establece que se pueda prescribir solo cuando otros remedios no hayan tenido efecto en el tratamiento del paciente, una condición introducida por el PSD y a la que votó en contra, sin éxito, el Bloco de Esquerda. Los productos, a su vez, deberán estar autorizados por Infarmed.

Otra de las condiciones de la legalización es que las medicinas deberán siempre adquirirse en farmacias, nada de parafarmacias o de tiendas ecológicas. En la autorización y elaboración de estos remedios intervendrá Infarmed y el Laboratorio Militar, condición del PCP para votar a favor. No se aceptó, sin embargo, que la venta solo se realizara en las farmacias hospitalarias.

El Bloco, impulsor de la ley junto al partido verde PAN, pese a los recortes sufridos en la tramitación, considera un triunfo que se legalicen los aceites a base de cannabis y las flores deshidratadas de las plantas. Aún así, ha caído en el camino la posibilidad del autocultivo, uno de los puntos fundamentales para los proponentes de la ley. El argumento de la imposibilidad de controlar la producción personal ha sido definitivo para que cayera en el periodo de enmiendas, so pena de tumbarse la ley en su totalidad.

Portugal permite el consumo privado de cannabis desde hace 16 años, pero no su distribución. Otra cosa es la distribución para la exportación, que sí la permite. Es el caso de la empresa canadiense Tilray —dueña de la web leafly.com—, que ha sido autorizada por el Gobierno portugués a cultivar 25.000 metros cuadrados de cannabis en los alrededores de Coimbra.

Trance (Dutch Passion)

Mensaje por Invitado » Vie 16 Mar, 2018 1:25 pm

Siete países del mundo donde se permite el consumo de marihuana

Países Bajos
República Checa
Canadá
Chile
Colombia
Uguruay
Estados Unidos

Arriba