La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: La Memoria Histórica: verdades y mentiras

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Invitado » Mié 14 Nov, 2018 12:18 pm

Imagen

La Fundación del Valle envía a los diputados el bestseller prohibido por Sánchez que desmonta el guerracivilismo

La Fundación del Valle de los Caídos no se rinde pese a la prohibición en la librería oficial del Valle del bestseller que desmonta el guerracivilismo de Pedro Sánchez. El libro acaba de ser prohibido en esta librería por orden de Patrimonio, pero la Fundación compró libros el pasado mes de julio y los ha enviado a cada diputado español para que conozcan el contenido del libro Los presos del Valle de los Caídos de Alberto Bárcena.

La editorial del libro señala que “frente a la leyenda negra del Valle de los Caídos”, el libro de Bárcena “narra cómo fue la vida de los presos. El autor apoya sus afirmaciones en los documentos del Archivo del Palacio Real de Madrid, que conserva los expedientes de la construcción del Valle de los Caídos”.

La tesis del libro se basa en que “en el Valle de los Caídos no hubo trabajos forzados, ni Cuelgamuros fue un campo de concentración. Los presos del Valle solicitaron ir allí por las ventajas que representaba para ellos: la redención de penas por el trabajo; el salario igual al de los obreros libres que también trabajaron allí y con las mismas condiciones laborales presos y libres; y, sobre todo, la instalación de sus familias junto a ellos, cuando lo solicitaron, en cuatro poblados que se construyeron dentro del Valle con su escuela, hospital, economato e iglesia”.

El libro se ha convertido ya en un superventas del que se han editado cinco ediciones

Pero la historia del libro se ha convertido ya en todo un culebrón. Y es que Pedro Sánchez ha empezado a aplicar la censura en las instalaciones donde se encuentra la tumba del dictador. Y una de las víctimas de su prohibición de libros ha sido, de hecho, el libro del historiador Alberto Bárcena.

El libro se ha convertido ya en un superventas con cinco ediciones que se puede adquirir en cualquier gran tienda como El Corte Inglés, o por cualquier gran distribuidor de Internet como Amazon. Pero donde nadie la podrá adquirir es en la tienda oficial del Valle de los Caídos, porque ha sido censurada. Y lo ha sido porque la versión que cuenta no se parece en nada a la del Gobierno.

La tienda oficial del Valle está gestionada por concesión pública. La concesionaria es Palacios y Museos, una empresa que se define en su propia página web de la siguiente manera: “Palacios y Museos es la empresa líder en España especializada en la gestión integral de tiendas en museos y otras instituciones culturales”. Y añade “nuestros principales objetivos son el desarrollo de la actividad comercial y la promoción del patrimonio cultural en espacios tales como museos, palacios, catedrales, monumentos y todo tipo de exposiciones, tanto permanentes como temporales”. Pero, por lo visto, no han considerado que “desarrolle la actividad comercial” un libro que se vende en todas partes a toda velocidad. Eso sí, cuenta una versión del Valle de los Caídos opuesta a la del Gobierno de Pedro Sánchez.

Pero lo cierto es que Palacios y Museos, precisamente por esos argumentos, no es el responsable de la censura. Y es que de quien depende en esta concesión -y por lo tanto para continuar con el negocio en el Valle de los Caídos- es de Patrimonio Nacional, organismo público que ya ha hecho acto de presencia en el Valle para favorecer la exhumación de Franco. Y lo ha hecho sin permiso de la Abadía y sin esperar a que hubiera acuerdo con la familia del dictador.

Re: La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Assia » Jue 08 Nov, 2018 9:24 am

A ver si ''el miserable duende'' no me borra otra vez el mensaje.

Lo mismo que esta manana le dije al Vicar: Cesar Vidal, que aprendiera lo que significa UNA GUERRA CIVIL, TE LO DIGO A TI. ESO ES LO QUE PASA EN CUALQUIER GUERRA CIVIL. ATROCIDADES Y MATANZAS POR AMBAS PARTES. FUE TU CAUDILLO EL QUE DIO 1 GOLPE DE ESTADO CONTRA 1 GOBIERNO REPUBLICANO ELECTO POR 1 MAYORIA DE ESPANOLES. YA HUBO BASTANTE MATANZA DURANTE LA GUERRA CIVIL, PARA QUE DESPUES DE HABERLA GANADO TU CAULLIDISIMO SIGUIERA ASESINANDO A MILLONES DE ESPANOLES DESPUES DE HABER SIDO TU FRANCO EL VENCEDOR.

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Invitado » Mié 07 Nov, 2018 11:21 pm

Imagen

81 AÑOS DE LAS MATANZAS
276 menores asesinados en las sacas de Paracuellos

Entre el 7 de noviembre y el 3 de diciembre de 1936, en torno a 5.000 españoles fueron asesinados en Paracuellos del Jarama. Víctimas del terror rojo en Madrid del que en gran medida fue responsable Santiago Carrillo. Hoy nos centramos en este blog en 276 de estas víctimas, asesinadas en el propio sitio de Paracuellos en su mayor parte, y algunos en las localidades de Aravaca y Torrejón de Ardoz.

Imagen

El más joven de las víctimas de la represión tenía tan solo 13 años. Se llamaba Samuel Ruiz Navarro y se desconoce los crímenes de los que habría sido acusado a esa edad. Aunque bien mirado, ninguno de los asesinados por los milicianos en Paracuellos había cometido delito o crimen alguno salvo el de pensar de manera diferente a quienes apretaban el gatillo amparados por las pañoletas rojas del PCE.

https://gaceta.es/blogs/crimenes-del-co ... 1017-0600/

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Invitado » Mié 07 Nov, 2018 2:13 pm

Imagen

Memoria Histórica
Este miércoles se cumplen 82 años de la primera ‘saca’ de Paracuellos

Este miércoles, 7 de noviembre, se cumplen 82 años del inicio del horror de Paracuellos, la mayor matanza de la Guerra Civil española. Miles de presos considerados opuestos al bando republicano -unos 2.500, aunque los datos son aún imprecisos- fueron asesinados en dos localidades madrileñas: Paracuellos de Jarama y Soto de Aldovea, en Torrejón de Ardoz.

El término ‘saca’ hacía referencia a los grupos de presos que eran trasladados entre cárceles. Precisamente, ese fue el engaño que pusieron los asesinos a los prisioneros: que serían evacuados a otros penales, como el de Valencia. Sin embargo, su destino era otro. De las 33 sacas que se contabilizaron entre el 7 de noviembre y el 4 de diciembre de 1936, 23 acabaron en muerte.

Entre los presos había militares, religiosos, falangistas, militantes de derecha… Todos fueron apresados sin acusación. Por poner un ejemplo, la víctima más joven, Samuel Ruiz, apenas tenía 13 años, y nulas sospechas de delito.

Desangrados y enterrados vivos

Las instrucciones se inspiraban en las matanzas comunistas de la Rusia soviética de Stalin. Los presos eran trasladados en autobuses de dos pisos -para ocupar la máxima capacidad- desviados de su recorrido, y asesinados finalmente, atados de dos en dos y ametrallados, en la orilla del río Jarama y Henares. Muchos fueron enterrados aún vivos. Otros murieron desangrados.

La cronología fue la siguiente: el 6 de noviembre, el Gobierno republicano de Francisco Largo Caballero (PSOE) -integrado también por comunistas, miembros de Izquierda Republicana y Unión Republicana, PNV, ERC y sindicalistas de la CNT- partió hacia Valencia ordenando la organización de una Junta de Defensa en Madrid.

El objetivo de esa Junta era la “defensa de Madrid, que deberá ser llevada al límite”, rezaba una carta dirigida por el mismo Largo Caballero al general Miaja. El órgano quedó integrado por miembros del PSOE, PCE, UGT o CNT, entre otros.

Un día después, el 7, comenzaron los asesinatos. Las víctimas serían los presos de la cárcel Modelo, evacuados y conducidos a Paracuellos de Jarama, donde sus fosas ya estaban cavadas. Se calcula que ese mismo día fueron asesinados un millar de personas. El terror se prolongó hasta el 4 de diciembre.

Quién dio la orden de ejecutar sigue siendo objeto de controversias, aunque la Consejería de Orden Público la dirigía, por entonces, Santiago Carrillo. Los presos eran sacados de las prisiones con listas elaboradas con órdenes por escrito en papel oficial de la Dirección General de Seguridad, muchas firmadas por Segundo Serrano Poncela, el delegado de Orden Público de la Consejería de Carrillo.

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por mala memoria » Mar 06 Nov, 2018 1:23 pm

el masmarrasho de Pablo Ruiz se olvido de pintar esto ... :pinocho:


Imagen

Ochenta años del 'Guernica andaluz': 2.000 kilos de bombas republicanas sobre Cabra

En Cabra también murieron más de un centenar de personas pero Picasso no pintó ninguna obra.

El 7 de noviembre de 1938, la aviación republicana bombardea Cabra (Córdoba) y deja más de cien muertos

Eran poco más de las 7 de la mañana cuando las bombas comenzaron a caer sobre una localidad cordobesa en manos de las tropas sublevadas. Murieron 109 personas y hubo más de 200 heridos. En la imagen, el mercado de abastos municipal, epicentro del ataque.


Los autores fueron tres aviones Tupolev SB-2 de fabricación soviética, pilotados por militares republicanos

Aquel día la aviación del Gobierno de la II República bombardeó el centro de la localidad, que en 1938 contaba con 20.000 habitantes. Se dijo que los pilotos republicanos confundieron las lonas que cubrían los puestos de los comerciantes con un campamento militar de una unidad italiana que daba apoyo a Franco.

Imagen

Las bombas impactaron sobre la plaza de abastos de Cabra y su barrio de la Villa. Fueron una veintena

El proyectil de mayor peso, de 200 kilos, cayó donde los vendedores estaban haciendo negocio. Nada quedó en pie, como la casilla del control de circulación que se muestra en la imagen.

El bombardeo es un momento de la guerra prácticamente olvidado, pese al número de víctimas, todas civiles

Así quedó el cuartel de prisioneros, donde murieron 12 soldados y prisioneros dos heridos.


Imagen

Los vecinos miraban el desescombro para tratar de identificar cadáveres

En Cabra también murieron más de un centenar de personas pero Picasso no pintó ninguna obra. Sí lo hizo del de la artista alicantina Maryla Dabrowska, mucho menos conocida, en un cuadro de similar tamaño, 8 metros de ancho por 3,5 de alto. Lo tituló Guerra y Paz. Quiso que fuera una imagen para “la reconciliación”.


Imagen

El pueblo quedó desolado, con mujeres y hombres llorando por las calles entre las pérdidas

Carmen Calvo suele contar que su madre le decía que la mañana del 7 de noviembre de 1938 “los regueros de sangre corrían por la calle”, “la gente gritaba e iba de un lado para otro” y que “habilitaron una casa de enfrente de la plaza adonde llevaban los muertos y heridos”.


Imagen

Entre los fallecidos se contaron numerosas mujeres y niños. La última muerte se produjo el 28 de diciembre de ese año

Aunque aún era temprano aquel día, la plaza estaba concurrida. Los comerciantes ya habían instalado sus puestos. Algunas amas de casa acompañadas de sus hijos recorrían el mercado haciendo las primeras compras del día.


Imagen

Madre, hijas, nietas... todo el pueblo sufrió pérdidas, humanas y físicas

“El bombardeo republicano sobre Cabra siempre se ha querido vender como un error, pero de error no tuvo nada", afirma Antonio Arrabal Maíz, profesor de Latín y autor del libro El bombardeo de Cabra. El Guernica de la subbética (Editorial Sarriá, 2012).

Imagen


Preguntan a Carmen Calvo por el bombardeo republicano de su pueblo, Cabra: 109 muertos

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Invitado » Dom 07 Oct, 2018 3:28 am

Pablo Picasso avistado en el frente del Ebro

DAVID GISTAU




ESTE CRONISTA estaba allí cuando, al presentar su nuevo ‘Falcó’ en el café Les Deux Magots de París, Arturo Pérez-Reverte dijo que Picasso pintó el ‘Guernica’ por encargo de la República y fue pagado por ello. Es obvio que me falló el criterio, porque no me sonó una alarma interior del tipo «¡parad las...

...máquinas!» ni destaqué en la crónica esta declaración que luego provocó un escándalo considerable. No lo hice porque creí que era una cosa acreditada por la historia y que por tanto no podría interpretarse como una boutade de Reverte concebida para dar publicidad a su novela o para despreciar el compromiso que Picasso pudiera tener con la República y hacerlo pasar por un ser avariento que habría hecho un retrato ecuestre de Mussolini si éste le hubiera pagado lo suficiente. Aunque todavía me dé rabia haber errado un titular, sigo sin comprender el motivo del escándalo, sobre todo porque ambos elementos, el encargo para la exposición del 37 y la adhesión sincera de Picasso por la República, no son en absoluto incompatibles. Vaya, que a Mussolini montado a caballo seguro que lo habría rechazado.

Luego me acordé de una cosa. Convengamos primero que vivimos sometidos a un imperativo cultural según el cual los escritores y los artistas contemporáneos de la Guerra Civil a menudo no son valorados por su obra, sino exclusivamente por lo que hicieron entonces. Esto lo mismo ha deparado la desaparición en la memoria colectiva de escritores valiosos que eligieron el lado incorrecto de la historia que la concesión de un prestigio inexplicable a otros que militaron con los buenos o al menos supieron confeccionarse con posterioridad una biografía militante. Picasso no hizo tal cosa, amañarse una biografía. Pero alguna distorsión hay en el conocimiento de cuanto hizo aquellos años porque, en muchas conversaciones –no doctas, también es verdad–, me he encontrado a menudo personas convencidas de que vivió en París porque, igual que Alberti o Bergamín, tuvo que exiliarse de la España de Franco como tantos otros al producirse el levantamiento o una vez derrotados después de la Guerra Civil. Entonces, no habría sido posible la deliciosa anécdota, ocurrida antes de la I GM, del estupor de Gertrude Stein cuando vio en el retrato que le pintó Picasso a una anciana siniestra a la que dijo no parecerse nada: «Ya te parecerás, ya», le respondió el pintor.

Picasso no debió exiliarse porque se marchó mucho antes, en 1900, por motivos que no eran políticos, sino que estaban relacionados con los afanes formativos del artista. De hecho, durante la guerra no pisó España, ni siquiera como turista utópico, a la manera de ciertos intelectuales pertenecientes a una dinastía que todavía rechaza la clausura en España del parque temático del antifascismo y lo andan buscando en las desventuras de Puigdemont y en la Momia de Descuelgamuros –¡qué título para la Hammer!–. En realidad, sí existe una imagen de Picasso vestido con atuendo militar y metido en las trincheras del Ebro. Pertenece a un cómic reciente del brillantísimo Daniel Torres, una obra bienintencionada con Picasso, de hecho un homenaje, pero en la que Torres juega a atribuirle una mortificación en la edad tardía, un arrepentimiento por no haber pisado barro durante la guerra.

Durante la ocupación nazi, Picasso permaneció en París sin ser molestado e incluso admitió para el té las visitas de un oficial llamado Ernst Jünger. En esto no se diferenció de la intelectualidad canónica, los Sartre y Beauvoir y etc., que, según el libro de Alan Riding, siguieron su fiesta como si nada y sólo debieron acostumbrarse a hacer la jarana en casas particulares después del toque de queda. Todo el prestigio militante es un invento posterior del gaullismo para fijar el relato fundacional, resistente, de la V República.

    Imagen
    LA UNIÓN DEL ARTE Y LA PROPAGANDA El ‘Guernica’, pintado en un tiempo en que la República necesitaba agitar conciencias en el extranjero, fue una obra de encargo que no gustó a quienes la encargaron, pues no la comprendieron. Este hecho, que aporta contexto histórico, no refuta en absoluto el compromiso de Picasso con la causa republicana, por la que cogió, no las armas, pero sí los pinceles .

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Invitado » Sab 22 Sep, 2018 2:50 pm

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Invitado » Mié 12 Sep, 2018 4:56 pm

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Invitado » Jue 06 Sep, 2018 5:30 pm

Federico cuenta la verdad del abuelo del coletas y canta las cuarenta al juez podemita de Zamora

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Invitado » Jue 06 Sep, 2018 5:22 pm

TERTULIA DE FEDERICO: '¡¿Qué es eso de sacar a Franco de la fosa?!

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Invitado » Jue 06 Sep, 2018 4:47 pm

Hermann Tertsch tendrá que pagar 12.000 euros por insultar al abuelo de Pablo Iglesias

La Audiencia de Zamora, que asegura que el periodista publicó una información "notoriamente falsa e incierta", confirma la condena

Imagen

El periodista Hermann Tertsch publicó "una información notoriamente falsa e incierta" sobre la familia de Pablo Iglesias, actual líder de Podemos. Con esta contundencia se manifiesta la Audiencia Provincial de Zamora, que desestima así el recurso de apelación presentado por el periodista contra la sentencia del juez de Instrucción número 3 de Zamora, que lo condenó por afirmar que el abuelo del dirigente político fue un "miliciano criminal" condenado a muerte "por participar en sacas, es decir, en la caza de civiles inocentes desarmados en la retaguardia en Madrid".

En una sentencia fechada el pasado 31 de julio, los magistrados de la Audiencia Provincial confirman el fallo de primera instancia que obligaba al columnista de Abc a indemnizar con 12.000 euros a la familia y a difundir su contenido a través de dicho periódico y de Twitter. "En el texto publicado se utilizan expresiones inequívocamente atentatorias contra el honor del actor [demandante] y de sus familiares", subraya el tribunal, que considera acreditado que el periodista cometió una intromisión ilegítima en el honor del difunto Manuel Iglesias Ramírez, abuelo de Pablo Iglesias, así como en el de su hijo (Francisco Javier Iglesias) y otros familiares.

"No ha existido esa razonable diligencia por parte del informador para contrastar la noticia de acuerdo con pautas profesionales", continúan los magistrados, que insisten en que "no se trata de un error circunstancial". Además, rechazan los argumentos del recurso de Tertsch, que afirmó que debía prevalecer la libertad de expresión. "[El artículo] no se trata de una mera crítica, opinión discutible, manifestación subjetiva sometida a contraste, sino que directamente se le está acusando de una conducta grave y con trascendencia si repercute contra personajes públicos", destaca, en cambio, la Audiencia Provincial.

El periodista escribió en 2016 un artículo titulado El abuelo de Pablo. En este, el columnista también afirmaba que Manuel Iglesias "identificó y sacó de su casa" a varias personas. "Preocupante es la admiración sin reservas que muestra hacia aquel miliciano criminal un nieto suyo que puede pronto gobernar España", añadía en un texto, donde exponía que el fallecido fue autor de un "crimen atroz" y le acusó de "mantener viva la llama del odio en la familia. Al menos uno de sus seis hijos fue miembro de la banda terrorista FRAP. Era el padre de Pablo". "El hecho de que estos deban soportar las críticas, como personas públicas, no justifica el hecho de la publicación de una información notoriamente falsa e incierta —pues a tenor de lo actuado no cabe definirla de otra forma—, sobre todo cuando dicha información era comprobable de forma no extremadamente complicada", sentencian los jueces.

"¿Ves como te puede el odio? A veces te inventas noticias que son una anécdota, pero las más de las veces eres un pozo de ponzoña que envenena la convivencia. Y la democracia se defiende de chicos malos como tú", ha interpelado Juan Carlos Monedero a Tertsch tras conocer la sentencia.

Las trolas del aguelo del Coletas

Mensaje por Invitado » Jue 06 Sep, 2018 3:26 pm

Imagen

EN EL MADRID REPUBLICANO
El abuelo de Iglesias fue juzgado por hacer sacas


En su último libro Disputar la Democracia, publicado en octubre pasado, Pablo Iglesias habla de su abuelo, Manuel iglesias Ramírez, al que define como un “demócrata español, socialista y creyente” y del que dice que fue condenado a muerte, pena que fue conmutada a 30 años de los que solamente cumplió cinco. La causa de esta condena, según el líder de Podemos, fue haber presidido un tribunal militar de la República.

Gaceta.es ha tenido acceso a la documentación del proceso penal del abuelo de Pablo Iglesias, que desmiente estas afirmaciones y otras similares vertidas en el libro La represión franquista en Villafranca de los Barros (1936-1945), escrita al amparo de la Ley de Memoria Histórica por Francisco Espinosa.

En ella se asegura que fue un represaliado más y contiene un currículum vitae de Manuel Iglesias realizado por él mismo, en el que también se ahonda en las mismas falsedades, usadas para justificar la actuación de los republicanos durante la Guerra Civil española.

Sacas, represión y fusilamientos

Por mucho que diga Pablo Iglesias que su abuelo fue un demócrata y que el propio Manuel Iglesias escribiera que “yo jamás, conscientemente, he causado mal a ninguna persona, pensare como pensare”, las pruebas que contiene el proceso judicial son claras. Su condena por participar en una “rebelión militar”, no se basa exclusivamente en su pertenencia al tribunal anteriormente citado, en el que ingresó en agosto de 1937, sino precisamente por sus andanzas antes de esa fecha.

Como recoge la declaración de María Ceballos Zuñiga y Solís, Marquesa viuda de San Fernando, natural de la localidad de Villafranca de los Barros (Badajoz) igual que Manuel Iglesias, el abuelo de Pablo Iglesias estaba en la partida de milicianos que el 7 de noviembre de 1936 detuvo a su marido, Joaquín Dorado y Rodríguez de Campomanes, Marqués de San Fernando, y a su hermano, Pedro Ceballos. Ambos fueron entregados a la checa de milicias situada en la calle Serrano 43 y fusilados en la Pradera de San Isidro.

Junto al abuelo de Pablo Iglesias estaban, según refieren varias de las declaraciones de implicados y testigos, Ángel Medel Larrea, Manuel Carreiro “el Chaparro”, Jesús Yuste “el Cojo de los Molletes”, Antonio Delgado “el Hornachego” y otros dos milicianos de los que solamente se conoce el apodo “el Vinagre” y “el Ojo de Perdiz”.

Al día siguiente de la detención fueron varios los empleados y vecinos de la casa de la calle del Prado número 20 los que fueron a pedir explicaciones a Manuel Iglesias, al que conocían los marqueses por ser de la misma localidad. Los testigos son claros en su declaración y explican que el abuelo del líder de Podemos les dijo que no le molestaran más, que lo “habían fusilado en la Pradera del Santo”.

Armas, represión e incendios

Entre las declaraciones de su actividad en Villafranca de los Barros, donde estuvo desde mediados de julio de 1936 hasta la toma del pueblo por la columna del ejército de Franco el 9 de agosto del mismo año, fue delegado gubernativo, entregó 80 fusiles, como el mismo reconoce en su escrito, a las milicias locales, y participa en la detención de los agentes de la Guardia Civil que se habían hecho fuertes en el cuartel. Varios de ellos serían fusilados después.

El abuelo de Pablo Iglesias también asegura que no se mató a nadie durante el dominio republicano del pueblo, en el que el actuó de delegado gubernativo. Sin embargo, bajo su mandato se prendió fuego a una de las iglesias locales usada como cárcel de derechistas y católicos, de los que murieron varios y muchos resultaron gravemente heridos.

Una carrera en el franquismo

También es falsa la afirmación que realiza Pablo Iglesias en su libro en la que señala que su abuelo, tras salir de la cárcel, sufrió “la atenta mirada de la dictadura” durante muchos años. El mismo abuelo lo desmiente al explicar que, nada más salir de prisión, fue colocado en el Ministerio de Trabajo, en la división de Seguro Obligatorio de Enfermedad, donde desarrolló una carrera profesional que le permitió dar estudios universitarios a los seis hijos que tuvo.

Todo apunta a que no fue una víctima de la represión continuada del franquismo. Ni por la conmutación de su pena de muerte por la condena a 30 años, firmada por el mismo Franco, ni su excarcelación, cinco años después de su condena, que se debió a un sobreseimiento provisional de su causa ante la imposibilidad de continuar con la instrucción y por chocar con el “espíritu de las últimas disposiciones dadas” en el marco de la Justicia Militar.

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Invitado » Jue 06 Sep, 2018 12:43 pm

Imagen

Carta al chulo puta Pedro Sánchez: Vamos a erradicar al PSOE y a tirar las estatuas de Largo Caballero e Indalecio Prieto

Enrique de Diego.


Imagen
Dónde vas, chulo puta, triste de ti, con una Comisión de la Verdad. Pero si, Pedro Sánchez, el PSOE fue una pandilla de matones y asesinos sádicos, de torturadores y criminales, que controlaba, solo en Madrid, 18 checas. Si el PSOE fue, con su odio irrestricto, el que provocó la guerra civil, si fueron socialistas los sicarios con uniforme de las Fuerzas de Seguridad que mataron como asquerosos gangster a José Calvo Sotelo. Si lo mató la escolta de Indalecio Prieto es porque ese canalla se lo ordenó. Hombre, Pedro Sánchez, que te debes hacer creído tus mentiras y las de tus lacayos subvencionados, si hay una Comisión de Verdad la conclusión lógica y directa es que hay que ilegalizar al PSOE.

Basta ya, piltrafilla, parodia de JFK, adicto al Falcon, de esas groseras mentiras engañabobos con las que pretendéis presentaros como unos demócratas pacifistas, cuando no erais demócratas y habéis producido los asesinos más sádicos de la historia de España, como Agapito García Atadell o Ángel Galarza, que utilizaba las checas para hacer sus propios ajustes de cuentas con periodistas, sólo superados por gentuza y escoria humana de la calaña de Santiago Carrillo y Pasionaria, ese pozo de odio. Agapito García Atadell que se fugó con todas las joyas que había robado a las víctimas.

Te voy a refrescar la memoria, engañabobos, con algunas frases de Francisco Largo Caballero, alias “el Lenin español”: “Queremos todo el poder; vamos por todo el poder político. Tenemos que luchar como sea, hasta que en las torres y en los edificios oficiales ondee no una bandera tricolor de una República burguesa, sino la bandera roja de la revolución socialista”. “Estamos en plena guerra civil aunque esta guerra no ha tomado aún los caracteres cruentos que por fortuna o desgracia tendrá inexorablemente que tomar”. “El jefe de Acción Popular decía…que los socialistas admiten la democracia cuando les conviene; pero que cuando no les conviene toman el camino más corto. Pues bien, yo tengo que decir con franqueza que es verdad. Si la legalidad no nos sirve, si impide nuestro avance, olvidaremos por completo las formas de la democracia burguesa e iremos decididamente a la conquista revolucionaria del poder”. “En las elecciones de abril los socialistas renunciaron a vengarse de sus enemigos y respetaron vidas y haciendas; que no esperen esa generosidad en nuestro próximo triunfo. La generosidad no es arma buena. La consolidación de un régimen exige hechos que repugnan, pero que luego justifica la Historia…La República burguesa es una mentira”.

Imagen
Vamos, pelele, que si llegáis a ganar la guerra civil, si no hay un alzamiento militar, la sangre hubieran anegado los campos. Pero si los tuyos, incluso matasteis a Andreu Nin y a miles de militantes del POUM (otra pandilla de asesinos). Si llegáis a ganar, os hubierais exterminado unos a otros; pero si no os apoyabais con artillería y aviación para que mataran a los demás.

Mira, chulo puta, esto ya no es una cuestión de franquismo-antifranquismo, sino de lucha contra la mentira totalitaria. Y ya está bien de timos, engañabobos.

El timo de las cunetas, que incluso habéis llegado a decir que España es la nación con más desaparecidos en las cunetas después de Camboya, cuando en Camboya vosotros, los de izquierdas, Pol Pot y la Anga Lou –comunistas- mataron a dos millones de un total de población de seis millones. Es decir, que aquí en cada familia habría varios desaparecidos, empezando por la tuya, chulo puta, que, por cierto, luchó con Franco.

Con vuestras mentiras de herederos de los sádicos asesinos hacéis mucho el ridículo pero os habéis montado un buen negocio necrófilo. Ridículo como cuando Borriol, julio de 2014, buscabais a dos fusilados en una fosa común y os encontrasteis con 72 soldados de Franco. Luego iremos al montaje de Paterna, que es un chollo pagado por el contribuyente, pero antes pasemos por Camuñas, Toledo. Más de 1.000 cadáveres de asesinados por el Frente Popular por cosas como rezar, ir a Misa o tener tierras. Asesinatos viles a gente inocentísima, sin un solo delito, gente buena, que yacen bajo 20.000 kilos de arena y cal –ese gusto tan socialista por la cal viva-, 2 metros de altura de restos humanos, un auténtico Katyn manchego, en la mina romana de Las Cabezuelas. Hay un dato que es interesante resaltar: quienes han excavado en Las Cabezuelas movieron Roma con Santiago para conseguir 14.400 euros. Ojo al dato: repito: 14.400 euros.

Luego está el timo de las fosas. Para excavar en el cementerio de Paterna, la Diputación de Valencia ha destinado como subvención, para 2018, la friolera de 626.000 euros. Y ese dineral para la fosa 112. Con el dinero de otros, hacen fiesta los devotos. ¡Para excavar en un cementerio, no en una mina! Esa pasta se la lleva una empresa que se llama ArqueoAntro, y que desde luego es un antro, con el arqueólogo Miguel Mesquida. Así que la prensa adicta, como Valencia Plaza o El Plural, nos dicen que allí están enterrados, en lo que han bautizado como el “paredón de Europa”, 2.238 muertos, pero la realidad de las costosísimas excavaciones es que en la fosa 82 se encontraron 2 cadáveres, en la 92, 9, y en la fosa 112 por ahora han encontrado ¡4 cadáveres! Así que cada cadáver sale a más de 50.000 euros. Lo mejor sería contratar a los de Camuñas, que han trabajado con Baltasar Garzón, que son de fiar, y lo hacen por menos de 12.000 euros. Y, por cierto, al alcalde de Tavernes de la Valldigna, Vicent Gómez Mari le fusilaron por alcalde ¿o por asesino? Porque aquí andamos como con lo de Marcos Ana, ese mediocre poeta comunista, que asesinó a 3 personas en Alcalá de Henares. Y a ese pérfido estalinistas se le presentaba a la trágala como demócrata.

Te voy a refrescar la memoria, chulo puta, con algunas historias. Puedes informarte para tu Comisión de la Verdad del tren de la muerte de Negrín: 91,3 kilómetros de Torrejón de Ardoz a Tarancón, para llevar suministros a Madrid, que se iba a construir en 40 días y se tardó 100, construido por 12.000 personas, de los cuales 2/3 de presos políticos, religiosos y militares, esclavos a los que se hizo trabajar entre 12 y 14 horas; 10 túneles, fuertes desniveles, 3 estaciones y 8 apeaderos, bajo la opresión del Batallón de Fortificaciones del llamado Ejército Popular. Se inauguró el 11 de junio de 1938, pero quienes lo habían construido no pudieron asistir porque habían sido fusilados.

O en Turón, Málaga, un auténtico campo de exterminio, al que se llevó a 503 presos políticos para construir la carretera de Turón a Murtas, y donde fueron fusilados más de 300. O el tren de la muerte con presos desde la cárcel de Jaén que iban a ser supuestamente trasladados a la de Alcalá de Henares, y que fue detenido a la altura de Vallecas, donde con el consentimiento del Ministerio de la Gobernación, fueron fusilados 191, entre ellos el obispo de Jaén y su hermana, a la que se pidió asesinar una miliciana llamada “la pecosa”, porque los socialistas tenían la pulsión criminal del marxismo-leninismo, del odio ideológico irrestricto, del más cruel salvajismo.

O el martirio de Piedad Suárez de Figueroa, Piedaita, de 27 años, violada en grupo de Villanueva de Alcardete (Toledo) y disparada por sus violadores. O Carmen García Moya, de 48 años, que resistiéndose a ser violada en Segorbe, Castellón, fue quemada viva. Dos católicas mártires. Violencia de género en grado extremo.

Esta broma macabra, chulo puta, se va a acabar. La historia del PSOE es la del crimen y el robo, vuestros antepasados eran una pandilla de chequistas asesinos, como ese que llevaba a mucha honra el apodo de “matacuras” o como los que mataron a 52 seminaristas claretianos –almas cándidas e inocentes- en Barbastro, porque llevaban sotana. O como los que asesinaban monjas después de violarlas, como a tres en Lloret de Mar, las metían un palo por la vagina y les disparaban metiéndolas el cañón de la pistola para reírse de su virginidad ultrajada, pedazo de criminales. ¡Monjas de clausura que nunca habían hecho daño a nadie y que habían dedicado su vida a algo tan horroroso y execrable como rezar! Pedazo de criminales socialistas. ¡Qué venga una Comisión de la Verdad, pero con todas las consecuencias, que vamos a convertir Ferraz en el museo de los horrores, en la recreación de una checa, de la de Fomento o de la García Atadell o de la los linces de la República! Según los recuentos fiables de los mejores historiadores, los fusilados por las tropas franquistas fueron 22.642, siempre con delitos de sangre de por medio, mientras que los asesinados por anarquistas, socialistas y comunistas fueron más de 70.000. ¿Alguien es capaz de imaginar el genocidio de haber ganado la guerra civil esas pandillas de asesinos enfrentados, además, entre ellos? ¡Millones! Entonces, España sí hubiera sido Camboya.

Esta broma macabra, chulo puta, se va a acabar. Ni leyes de concordia ni gaitas gallegas ni melindreces de Casado. Lo que has despertado, lo que viene, con alegría liberadora, es una derecha de acero, blindada hacia la corrección política y sus ridículos dogmas y sus vacuos anatemas, que no atemorizan ya a nadie, porque esa nueva derecha está formada por supervivientes de esa tiranía de la estupidez: madres a las que los servicios sociales han robado sus hijos, mujeres maltratadas a las que no se ha protegido, varones a los que se ha destruido la vida sin respeto alguno a su presunción de inocencia, desposeídos de sus hijos, patriotas a los que se ha desprotegido y entregado a las hordas separatistas, sufridos propietarios cuyas casas han sido ocupadas y destrozadas, familias a las que los corruptos han expoliado, herederos que han sido arruinados añadiendo sufrimiento al dolor por la muerte de sus seres queridos.

Una derecha que no se va a perder en circunloquios y que abominará de eufemismos inclusivos. Hay que llevar a la peor chatarrería esos bodrios, esos auténticos adefesios de Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto, que afean la Castellana, y que representan a dos indignos sembradores de odio, a dos jefes de pandilla de asesinos, y las de Pasionaria, y las calles de Santiago Carrillo, y las de Pablo Iglesias, ese degenerado terrorista.

Ya está bien de mentiras y falsificaciones, que nos llevarían al totalitarismo.

Chulo puta, ya hemos pasado.

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Invitado » Vie 31 Ago, 2018 5:34 pm

PAZ, PIEDAD Y PERDÓN. DEJAD QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS

lo vicho (veo) difícil.

La Memoria Histórica: verdades y mentiras

Mensaje por Invitado » Vie 31 Ago, 2018 4:28 pm

Imagen

Arriba