PODEMOS

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: PODEMOS

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Dom 12 Jul, 2020 3:28 am

Imagen

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Jue 09 Jul, 2020 3:14 am





ANTEANOCHE soñé con Pablo Iglesias. Ya podía haber soñado que volvía a Manderley. Supongo que sería por las veces que vi el discurso iluminado en Vigo. O ayer el de Bilbao. Despacio, despacio. Un disco de 45 puesto a 33. «Vamos a proponer una comisión, vamos a ir para que nos pregunten la derecha, la ultraderecha y la ultra ultra derecha». Vaya, si el Gobierno recibe el calificativo de socialcomunista, la parte sin corbata de la coalición ve más derechas que especies de mariposas o tipos de gel hidroalcohólico. No es nuevo, en febrero, antes del actual ¡Hala, Dina!, Iglesias ya hablaba de las «ultraderecha y ultra ultra derecha irresponsables que han hecho de la mentira, el insulto y el ataque a lo público sus principales armas políticas». Resulta fascinante porque salvo el ataque a lo público, lo de la mentira y el insulto son negociado suyo. Es como si pensara que la derecha, etcétera, la de hoy, fuera la revista «Gracia y justicia» llamando a Julián Besteiro «la alegría de la Necrópolis» (ay, Simón), a Victoria Kent, «Miss Prisiones» y a Indalecio Prieto, «Los cien kilos de socialismo». Él habla de gentuza. A mí me gusta decir gentuza. Pero no soy el vicepresidente del Gobierno. Ayer en Bilbao hablaba del poder como si su ocupación fuera la de vigilante de una playa en Cádiz. Quizá reconocía que no manda nada. Que no va a haber reforma laboral. Que no se van a subir todos los impuestos que querría.

La derecha, la ultraderecha y la ultra ultra derecha. En su último libro, «Yo soy una señora» (Alfaguara), Jaime Bayly empieza así uno de los relatos: «Yo desde chica he sido muy de derecha. Y no de derecha moderada: de extrema derecha. Y no de extrema derecha compasiva, democrática: de extrema derecha autoritaria, pistolera». Bayly se ríe de todo. De su sombra. De su madre. Pero Iglesias no tiene una pizca de sentido del humor. Y cree que la derecha española es esa señora. En cuanto a lo suyo, cualquier fallo es convertido en un éxito. Meter la pata no es malo. Dan igual los hechos, se trata de la historia que cuentes. Y claro que con las pableradas una se acuerda de Saza en «El hijo del cura» diciendo a Juanito Navarro «¿Tú eres tonto porque eres comunista o eres comunista porque eres tonto?». He vuelto a ver la película de Mariano Ozores en FlixOlé mientras, vale, espero la nueva de Terrence Malick y la de Nolan. Pienso verme todas las películas de Saza que pueda ahora que se van a cumplir los cinco años de su muerte. Cómo echo de menos a ese señor que iba por Los Alcázares en su BH.

En «El hijo del cura», Matilde (Adriana Ozores) es la hija del alcalde comunista de Peñíscola (Juanito Navarro). Se queda embarazada del hijo del médico y también delegado de Alianza Popular (Saza). Pero la chica dice que el hijo es del cura (Fernando Esteso). Le cuenta a este el pastel en secreto de confesión y el pobre no puede hacer nada, hasta que al final todo se resuelve en una casa de pvtas, donde también acaba el obispo (Antonio Ozores). En la primera escena en la que sale, Juanito Navarro está en el ayuntamiento diciendo a los que van con él: «Ya lo sabéis. O aceptáis democráticamente todo lo que yo os digo u os echo del partido y cesáis como concejales». Esto puede ser muy chusco, muy burdo y poco original, pero Juanito Navarro se parece mucho a Pablo Iglesias. También me gusta cuando los padres de Adriana Ozores se enteran de que está embarazada y ella dice: «¿No somos comunistas? ¿No tenemos derecho al amor libre?». Y Juanito Navarro: «Los comunistas sí; las hijas de los comunistas, no».

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Mié 08 Jul, 2020 7:12 pm

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Lun 06 Jul, 2020 2:42 pm

Imagen

Vox pide personarse como acusación en el 'caso Dina' y emplaza a Pablo Iglesias a explicarse en el juzgado

Imagen
El portavoz de la dirección de Vox, el eurodiputado Jorge Buxdé, ha anunciado que su formación pedirá personarse como acusación en la investigación judicial del robo de la tarjeta de móvil a Dina Bousselham, la ex asistente de Pablo Iglesias, lo que se conoce como 'caso Dina' y que forma parte de una de las piezas sobre las actividades ilícitas del comisario Villarejo. A su juicio, es en la justicia donde el líder de Podemos debe explicarse y no en una comisión del Congreso.

Vox ya presentó una denuncia contra Pablo Iglesias ante la Fiscalía Anticorrupción imputándole hasta seis delitos en este caso, pero ahora quiere dar otro paso y personarse como acusación en las diligencias que instruye el juez Manuel García Castellón de la Audiencia Nacional.

También ha cuestionado la versión de Iglesias acerca de que retuvo la tarjeta robada para "proteger" a su asesora, lo que según Vox pone de manifiesto que el líder de Podemos trata a las mujeres "con absoluto desprecio" y desde una posición de "dominio".

Según Buxadé, el vicepresidente del Gobierno debe responder de este caso en el juzgado y rechazan la pretensión de Podemos de derivar la comparecencia de Iglesias en el Congreso dentro de una comisión de investigación que cite también al último Gobierno del PP y a periodistas.

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Lun 06 Jul, 2020 3:39 am

¡Hala, Dina!

Rosa Belmonte




HAY preguntas que llevan al debate apasionado. ¿Crees que el virus se ha fabricado y soltado adrede? ¿Prefieres a la virgen del Rocío de reina o de pastora? ¿Te parece que los chuzos de punta sobre Pablo Iglesias son cosa de Pedro Sánchez? Sobre esto, me inclino por la mano de Sánchez como Cosa de 'La familia Addams'. De todo lo que le podía caer encima al vicepresidente, el tangencial y anodino 'caso Dina' es lo que más daño parece hacerle. Su condición de perjudicado es lo de menos. Hay asuntos extrajudiciales más sabrosos. Como ese ramalazo que le ha igualado a Arias Cañete. Ser lo mismo que Cañete, cielos. Las explicaciones de uno y otro son las mismas. Por un lado, pretender proteger (eso dice) a Dina Bousselham quedándote su tarjeta con 'guarreridas' marroquíes. Por otro, las palabras de Cañete tras el debate con Elena Valenciano: «Si haces un abuso de superioridad intelectual, parece que eres un machista y estás acorralando a una mujer indefensa».

Según el atildado Gay Talese, la llegada de las mujeres a la prensa y otras posiciones de poder han convertido los escándalos sexuales en noticia. Los jefazos, o Kennedy, tenían líos sexuales pero a nadie se le ocurría escribir sobre ello. La entrada de la mujer al mundo laboral ha redefinido lo que era noticia.

De lo que es verdad no se ocupa Iglesias. En su enfrentamiento con Aznar en la comisión parlamentaria sobre financiación ilegal del PP, Iglesias le preguntó si conocía las «escuchas del 'caso Naseiro'». «¿Me dice usted que si yo conocía las escuchas?». «Escuchas no, he dicho el 'caso Naseiro'». E insistió en que no lo había dicho. Si es capaz de mentir sobre algo que acaba de soltar y todos han escuchado, imaginen del resto.

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Dom 05 Jul, 2020 2:56 am

Imagen
Pablo Iglesias, el viernes en Moncloa con Pedro Sánchez en primer plano.

La conversación de los abogados de Podemos sobre el 'caso Dina': "El partido quiere montar la película de que fue un robo, están locos"

EL MUNDO reproduce la charla telefónica entre los abogados de Podemos para trabajar la estrategia de Pablo Iglesias sobre el móvil de la ex asesora

ESTEBAN URREIZTIETA


«Oye, José Manuel, en el partido quieren montar la película del robo del móvil de Dina». La abogada de Podemos en el caso Tándem, Marta Flor, avanzó por primera vez a finales de enero de 2019 al coordinador del equipo legal de la formación, José Manuel Calvente, la estrategia de Pablo Iglesias para explotar políticamente la aparición del contenido del móvil de la ex asistente del líder, Dina Bousselham, en el domicilio del comisario José Manuel Villarejo. «Yo ya os dije que no lo veo, no tiene ni pies ni cabeza desde el punto de vista jurídico y están locos», le contestó Calvente a su compañera en el marco de una conversación telefónica.

Hacía ya tres años que, tal y como desveló EL MUNDO, Calvente había advertido en un chat a sus compañeros de partido, cuando se publicaron las primeras informaciones provenientes de ese terminal de móvil, que si pretendían esgrimir que había habido una operación para sustraer el teléfono con fines políticos se equivocaban. Recordó entonces que la propia Bousselham había sacado pantallazos de los chats en los que intervenía Iglesias para decir cosas como que «azotaría» a la presentadora de televisión Mariló Montero «hasta que sangrase» y que los había mandando a terceras personas. Por lo que, si se descubría, como ha acabado sucediendo en sede judicial, la denuncia se convertiría en un bumerán. «No hay caso», zanjó entonces.

En la conversación telefónica de enero de 2019, según ha podido acreditar este periódico, Calvente abundó en la explicación que ya había dejado por escrito. «El entorno de Dina ya nos dijo que ella había enviado a otras personas del partido lo que ha salido publicado; yo no lo veo. Hay que esperar a que avance la investigación y entonces analizar si podemos decir que se ordenó el robo», razonó.

Un mes antes, la Policía había tomado declaración a Dina y le había comunicado que había intervenido una copia de su teléfono al comisario ahora encarcelado. En aquel acto los agentes advirtieron a la ex asistente de Iglesias que probablemente el asunto tendría recorrido judicial, que es probable que se abriera una pieza nueva en el caso Tándem y que tendría la opción de personarse. La cúpula de Podemos comenzó a preparar la posición pública que iba a adoptar cuando el asunto trascendiera para rentabilizarlo políticamente.

«Que Villarejo tenga una copia no es indicio de nada para sostener que ordenó el robo. Es como si a un individuo que se le incauta un kilo de cocaína se le acusa por ello de ser el productor de la droga», aseveró el letrado jefe de Podemos, que ya ha aportado ante el Juzgado de Instrucción 32 de Madrid numerosos mensajes con su ex compañera, Marta Flor. Además, advirtió de que si ellos mismos consideraban «que el mero hecho de tener una copia era delito, se podría acusar también a Iglesias».

Esta última afirmación se refería al hecho de que el líder de Podemos mantuvo en su poder la tarjeta del teléfono de Bousselham. Se la entregó el presidente del Grupo Zeta y la retuvo durante meses en su poder. «No os olvidéis de que Iglesias también tuvo una copia y al final os podéis pillar».

Durante esa charla y otra que mantuvieron ambos letrados durante el mes de febrero, se estudió en detalle por parte del equipo jurídico la viabilidad de la estrategia que se disponía a desplegar Iglesias y que ya tenía en la recámara, con la vista puesta en las elecciones generales que se iban a celebrar en abril de ese año. «El partido se ha dado cuenta de que el caso Tándem es la gallina de los huevos de oro para montar una causa general contra el Estado. Van a decir que hubo una operación de las cloacas del Estado y ahí pueden meter a todo el mundo: la pata política, la financiera y la mediática», intercambiaron ambos, convencidos de que la decisión estaba tomada independientemente de sus análisis jurídicos.

Imagen
Dina Bousselham y la abogada Marta Flor.

«El problema es que se van a dar por sentadas cosas que están todavía por investigar», precisó Calvente, que rememoró que tres años antes ya habían descartado de plano la teoría del robo por varias cuestiones. La primera, que la propia Dina ya había admitido que había hecho pantallazos de lo publicado y se los había enviado a personas del partido. «Eso nos lo hizo llegar gente de su entorno».

Pero se añadieron más argumentos que fueron aceptados de forma unánime por un nutrido grupo de miembros del partido. Calvente apuntó que en los pantallazos se observa que otros miembros del chat están escribiendo en el momento de la captura. «Si un ladrón roba el móvil de Dina, no se mete en el chat de Podemos y empieza a escribir», indicó. Por otra parte, se sostuvo que «si hubiera sido un robo de las cloacas del Estado, la información hubiera salido antes de las elecciones generales del 26 de junio de 2016, nunca después. Eso no tiene ningún sentido». «Y, además, si hubiera sido un robo se hubieran publicado cosas mucho más gordas que contenía el teléfono, no los mensajes que salieron». «Si hay una operación, es de dentro de Podemos y no contra el partido, sino contra Iglesias», coincidieron.

Internamente se llegó a cuestionar no ya que hubiera mediado una operación parapolicial para sustraer el móvil de Dina, sino también que dicho terminal hubiera sido realmente sustraído. Barajando incluso que las filtraciones fueran obra del «sector errejonista» o que el origen de la difusión del contenido del móvil respondiera a disputas sentimentales dentro de la formación.

Calvente insistió en que la estrategia de acusar a las cloacas del Estado de ordenar el robo del móvil no contaba con su aprobación de ninguna manera. «Mi función es que la estrategia legal del partido tenga coherencia y base jurídica y aquí se ha construido un relato interesado y tendencioso que no tiene ni pies ni cabeza», alertó.

Sus argumentos fueron replicados señalando que siempre «estaba del lado de los malos» o que «era una mosca cojonera». A lo que contestó que la estrategia de las cloacas en este caso «no era coherente». Como tampoco lo era que el partido «defendiera al rapero Valtonyc y que al mismo tiempo pretendiera emprender acciones judiciales contra periodistas como Federico Jiménez Losantos». «Es que no es lo mismo», le replicó Flor, repitiendo la misma contestación que ya le habían dado otros miembros de la formación. «Ah, ¿que no es lo mismo? Pues vosotros mismos», le espetó Calvente, al que nunca más se volvería a consultar sobre la estrategia a seguir en este asunto. Meses después de estas conversaciones, a finales de 2019, Calvente fue despedido de Podemos, supuestamente por un caso de acoso sexual que fue denunciado precisamente por Flor y del que nunca se han presentado pruebas.

El abogado de Podemos también estuvo siempre en contra de arremeter contra medios de comunicación y periodistas «sólo por publicar artículos». «Ningún juez os va a autorizar eso», argumentó, en referencia al plan que tenían para pedir la entrada y registro en Okdiario por publicar los pantallazos, que efectivamente fue rechazada por el juez Manuel García Castellón. «Podéis pedir una entrada y registro en un periódico si el director tiene en su cajón el arma que mató a Kennedy, pero no por esto».

Iglesias fue llamado a declarar como perjudicado en marzo de 2019 ante la Audiencia Nacional, sólo tres días después de incoarse la pieza sobre Dina y a un mes de las elecciones. Allí defendió ser víctima de lo que llamó (y llama) «policía patriótica» y ocultó importante información, como que había mantenido en su poder la tarjeta durante meses y que la había devuelto a Dina dañada.

Calvente lanzó entonces a sus compañeros una pregunta que quedó sin respuesta: «¿Por qué Iglesias no ha dicho que se hicieron capturas del móvil? No decir todo es decir medias verdades y eso es mentir».

En estos momentos el juez ha retirado la condición de víctima a Iglesias a petición de la Fiscalía Anticorrupción tras advertir indicios de delito en su actuación.

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Dom 05 Jul, 2020 2:53 am



Pablo Iglesias reconoce que se quedó con la tarjeta de Dina Bousselham para no meterle "más presión"

El vicepresidente segundo del Gobierno dice tener el respaldo de Pedro Sánchez, asegura que no va a dimitir por el 'caso Dina' y carga contra las "cloacas policiales y mediáticas"

Pablo Iglesias ha hablado sobre el llamado caso Dina y ha sido para culpar de todo a lo que se ha referido como las "cloacas del Estado, policiales y mediáticas". Tras muchos días de silencio el vicepresidente segundo del Gobierno se ha pronunciado sobre el giro que ha dado este asunto, sobre el robo del teléfono móvil a su ex asesora, Dina Bousselham, a finales de 2015, en el que el juez le ha quitado la condición de perjudicado, después de profundizar en la investigación. Asegura que no teme ser imputado. "En ningún caso", ha dicho, en una entrevista esta mañana en RNE. No concibo esa posibilidad, sería el mundo al revés. ¿Pero qué es esto?", ha enfatizado. Y por supuesto no se plantea dimitir .

A pesar de las dudas planteadas por el juez sobre por qué Iglesias tardó seis meses en entregar a Bousselham la tarjeta de ese teléfono, que a él le llegó a través del presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, y de que en una primera versión la ex asesora de Unidas Podemos, sostuvo que se la dio deteriorada, Iglesias ha defendido que tanto él como Unidas Podemos continúan siendo víctimas en este proceso.

"Hay que ir a los hechos, es evidente quién es víctima", ha señalado. ¿Cómo que no somos perjudicados? ¿Quiénes son entonces? Lo que parece es que algunos quieren que Villarejo, Fuentes Gago y Pino, los responsables de una cloaca que ha quedado acreditada, se vayan de rositas". Según el líder de Unidas Podemos si no dio antes la tarjeta a Bousselham, que contenía fotos íntimas, fue para no provocarle "más presión", por la angustia que suponía para ella que algunas imágenes comprometedoras estuvieran circulando. Y cuando lo hizo, en contra de la primera versión que ella ha ofrecido, no tenía "el más mínimo deterioro".

El contenido de ese móvil, ha asegurado, apareció dos años después en el ordenador de José Manuel Villarejo (el comisario corrupto, investigado y ahora en la cárcel, y persona fundamental en la llamada policía patriótica, a las órdenes del ex ministro Jorge Fernández Díaz en el Ministerio del Interior) y "ha estado en la redacción de EL MUNDO, de El Confidencial, OK Diario y de tipejos como [Eduardo] Inda" "Salieron informaciones para intentar perjudicarnos", ha indicado.

A esta cruzada Iglesias ha limitado hoy sus únicas explicaciones sobre el caso. Ha existido, mantiene, "una estructura policial pero fundamentalmente mediática, que se ha dedicado durante meses, durante años a mentir sobre Podemos" . "En este país se han publicado mentiras y esto no es atacar el periodismo esto es defenderlo frente a la mentira que algunos pretenden normalizar". Y ha dado por supuesto que el asunto quedará archivado, como otras investigaciones contra Podemos.

Sobre si comparecerá o no en el Congreso como le pide la oposición, el vicepresidente lo ha circunscrito sólo a una nueva comisión de investigación sobre las llamadas cloacas del Estado. "Volvamos a hacerla, pero que venga Soraya (Saénz de Santamaría) a contestar si ella daba las órdenes a la policía patriótica", ha afirmado. "Vamos a preguntarle a Fernández Díaz, a Zoido, a los comisarios, a Rajoy, que era el presidente del Gobierno cuando su partido construyó una cloaca policial y mediática para perseguir a adversarios políticos".

Iglesias asegura contar con todo el respaldo del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez. "Sólo faltaría", ha manifestado. Y ha negado que este asunto erosione al Gobierno. Ni siquiera tras haber trascendido las supuestas filtraciones de información privilegiada de un fiscal a la abogada de Podemos. "En ningún caso, confío en la independencia de la Fiscalía, el propio caso demuestra que ha habido momentos en los que el criterio de los perjudicados ha sido compartido por la Fiscalía".

PODEMOS

Mensaje por sainete » Jue 02 Jul, 2020 3:00 am





LO MÁS comprometedor para Podemos y su líder no se encontraba alojado en la tarjeta de Dina Bousselham sino en la cabeza de José Manuel Calvente. Esa es la memoria trascendental de esta historia que tiene un móvil por Mcguffin. Calvente era uno de los responsables del área legal de Podemos y fue despedido cuando estaba investigando presuntas irregularidades de dirigentes del partido, como el cobro de sobresueldos o la utilización de los datos confidenciales de las consultas internas para purgar a los disidentes del galapaguismo. En las pesquisas también estaba ocupada Mónica Carmona, responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos, y también fue destituida. El cese de Calvente fue comunicado mediante un burofax que afectaba gravemente a su reputación. La secretaria de Feminismos de Podemos, Sofía Castañón, le explicó a los periodistas en el Congreso que el despido del abogado se debía a «acoso laboral por razón de género». "Estas situaciones son inadmisibles. Defendemos nuestra lucha contra las violencias machistas y la discriminación por razones de género", añadió. A lo oportuno del cese se añadía el sospechoso detalle de que quien recurrió a la Justicia no fue la que se decía víctima, Marta Flor Núñez, sino aquel al que se acusaba de victimario, José Manuel Calvente. El partido presentó un burofax y él, una querella contra el partido. Ahora sabemos que Calvente había alertado hacía tiempo de que la relación íntima que Flor Núñez mantenía con el fiscal Ignacio Stampa comprometía la causa contra Villarejo de la que Podemos era acusación.

Todo esto ya está publicado, por lo que es probable que usted se pregunte a cuento de qué se lo recuerdo yo ahora. La razón es que demasiadas veces lo sensacional oculta lo importante. El viaje de la tarjeta de Dina Bousselham ha conducido al profano, no sólo al inconsciente machirulo de Pablo Iglesias, que tantas veces ya había aflorado, sino a la vocación de cloaca de un partido farisaico, palúdico y autoritario. Y, sin embargo, nada de lo que contiene la tarjeta de Dina, ni de lo revelado en su odisea judicial, sería tan grave como que Podemos le hubiera fabricado un caso de acoso sexual a uno de sus trabajadores para impedir una investigación de la corrupción de sus dirigentes. Por lo ignominioso que es, desde luego, y también porque ahí, justo ahí, se apreciaría en todo su esplendor el carácter puramente instrumental del triángulo mágico de la estrategia de Podemos: el trabajador, la mujer y la regeneración.

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Dom 28 Jun, 2020 3:00 am

Plan quinquenal

Rosa Belmonte




HAY un escolio del colombiano Nicolás Gómez Dávila que viene al pelo (a la cola) de Pablo Iglesias: «Divisa para el joven izquierdista: revolución y coño». Pero eso solo reafirma lo de que Podemos fue un plan para foll... que se les fue de las manos. No digo yo que en los otros partidos no piensen en lo único, pero en Podemos parece una actividad más asentada, organizada y de plan quinquenal. Que no está solo el historial sentimental del gran jefe en general y el particular, lo del lío de la tarjeta sim de Dina Bousselham, a la que en lugar de un piso puso un periódico. No, hasta la abogada que compartían con nombre de Disney parece que tenía algo con Ignacio Stampa, fiscal anticorrupción al que llamaba Ironman. Ahora Marta Flor (en 'Bambi', Flor es la mofeta) ya no es la abogada de Pablo Iglesias, pero sí de Bousselham, aunque siga siendo abogada a sueldo de Podemos. Sí se puede (pasarse lo más elemental por el forro de la entrepierna).

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Sab 20 Jun, 2020 3:37 am

Sí a las princesas

Rosa Belmonte




NO SÉ en qué cabeza cabe que las mujeres no queramos ser princesas. Igual que me cambio por un Kennedy muerto, me cambio por Carolina de Mónaco o Ana de Inglaterra. Por no hablar de una princesa en cueros como Xena para entrar dando mandobles en el Instituto de la Mujer. Su directora, Beatriz Gimeno, ha mandado una carta a una empresa que fabrica placas para las puertas de las habitaciones. «Aquí duerme un pequeño héroe», «Aquí duerme un pirata» o «Aquí duerme una pequeña princesa». Habían tenido un chivatazo de tamaña fechoría. Una queja recibida en el Observatorio de la Imagen de las Mujeres, que entre otras funciones tiene la «actuación frente a los emisores de los mensajes discriminatorios, solicitando la modificación o retirada de las campañas más estereotipadas o denigrantes para las mujeres, o requiriéndoles un cambio de línea en sus acciones futuras». Así, que Beatriz Gimeno dice en la carta que «ese tipo de diseños contribuye a fortalecer los estereotipos de género, vinculando a las niñas con el papel tradicional.» y bla bla bla.

Los estereotipos están en la cabeza de quienes pretenden combatirlos. Caroline Criado Pérez critica en 'La mujer invisible' (Seix Barral) un mundo hecho por hombres pensando en hombres. Apple lanzó en 2014 una aplicación que monitorizaba la salud (tensión arterial, ingesta de cobre.), pero olvidaba el ciclo menstrual. Que haya tíos que no ven a las mujeres no quiere decir que todos lo hagan. En la oficina de Edward Ziegler (1870-1947), asistente de Giulio Gatti Casazza, legendario director del Metropolitan neoyorquino, había un corcho con las fechas en las que las cantantes tenían la regla. Menos mal que no había Instituto de la Mujer.

    Imagen
    Beatriz Gimeno, directora del Instituto de la Mujer, en una imagen de archivo

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Vie 19 Jun, 2020 1:24 pm






Frente Revolucionario Antifascista y Patriota

Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP), también aparece como Frente Revolucionario Antifascista y Patriótico, fue una organización terrorista española antifranquista y republicana,1​

:pinocho:

Imagen

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Sab 13 Jun, 2020 3:25 am

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Lun 08 Jun, 2020 12:23 am

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Jue 04 Jun, 2020 7:04 pm


El FRAP y Podemos. FORJA 075 - Fortunata y Jacinta

PODEMOS

Mensaje por Invitado » Jue 04 Jun, 2020 2:02 am

Imagen

Arriba