Franco tenía un solo cojón.

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Franco tenía un solo cojón.

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Sab 08 Jun, 2019 3:24 am

Imagen
La guapísima Mariola ha hecho una fortuna inmobiliaria; Merry se ha casado con un millonario salvadoreño, Cristóbal pasó un mal rato por el accidente de un hijo... Así viven los Franco más anónimos en la semana en la que la Justicia ha vuelto a paralizar la exhumación de su abuelo


LOS FRANCO MÁS DESCONOCIDOS

MARIOLA, CRISTÓBAL, ARANCHA Y MERRY..., ASÍ SON LOS NIETOS DE FRANCO MÁS ANÓNIMOS. Aunque no quieren figurar, LOC descubre qué ha sido de los nietos menos mediáticos de Franco. Pese a sus diferentes destinos económicos están unidos en su lucha por evitar la exhumación de su abuelo

MARÍA EUGENIA YAGÜE


CUATRO DE LOS SIETE NIETOS DE Francisco Franco y Carmen Polo, Mariola (66), Merry (62), Cristóbal (60) y Arancha Martínez-Bordiú (56), han conseguido sobrevivir a la notoriedad de su abuelo y del clan familiar con una discreción poco habitual en personajes tan mediáticos. Mientras Carmen (68) y su hermano Jaime (54) han sido protagonistas habituales de la prensa social –y en ocasiones de las páginas de sucesos–, el mayor de los varones, Francis Franco (64), apellidado como su abuelo para perpetuar tan histórico linaje, aparece puntualmente en las noticias por polémicas de distinta índole.

En plena tormenta política por la exhumación de los restos del dictador o el reparto de la herencia de Carmen Franco, los siete hijos cumplen a rajatabla el pacto acordado tras la muerte de su madre en 2017: No decir palabra sobre estos espinosos asuntos. Años antes, algunos de los cuatro nietos memos conocidos, conseguían empezar a vivir casi en el anonimato.

A María del Mar, Merry, le costó tiempo y sobre todo disgustos escapar de su propia fama. Su matrimonio con Jimmy Giménez–Arnau en el Pazo de Meirás en 1977, dos años después de la muerte de su abuelo, ya no estaba blindado por la censura del franquismo. El novio negoció personalmente con la revista ¡Hola!, el reportaje exclusivo de la boda por un millón de pesetas, una cantidad enorme para la época, pero tanta notoriedad puso a la pareja a tiro de una prensa que le tenía ganas a los Franco después de tantos años de mordaza.

Giménez–Arnau también contribuyó a convertir su breve matrimonio en un escaparate de despropósitos, publicitados demasiado a menudo por los medios. Dos años después de la boda, sin ocupación concreta, instalados en un viejo caserón de los Franco sin calefacción y cada día más distanciados a pesar del nacimiento de su hija Leticia, Merry dejó a su marido y se fue lo más lejos posible, mientras Giménez–Arnau empezaba a desvelar públicamente intimidades de su matrimonio y de la familia Franco.

Madre e hija iniciaron su exilio, primero en Canarias, donde Merry empezó una relación con el entrenador personal Greg Tamler que duró varios años, y luego se fueron a las Islas Vírgenes y a Estados Unidos. Ahora vive en Miami, donde reside su hija, casada en 2008 con Marcos Sagrera Paloma, un millonario salvadoreño. La boda de Leticia también se celebró en Meirás, como la de su madre.


Imagen

UN SUEGRO REPUBLICANO

A pesar de su etiqueta de “la más hippy de los Franco”, amante de la vida sana y los deportes, (hace unos años la vimos pedalear por el barrio Salamanca de Madrid, cuando no existía el carril-bici), Merry ha participado en negocios familiares como la empresa inmobiliaria MarletMakai S.L., junto a su hermana Arancha.

Desde su boda con el abogado Jaime Ardid Villoslada en 1974, la última a la que asistió Franco en El Pardo, la prensa ha tenido pocas ocasiones de hacerle una foto a María de la O Martínez-Bordiú, Mariola, la más guapa de las nietas de Franco y hoy todavía estupenda a los 66 años.

Hay diferentes versiones, pero algunos opinan que al dictador no le gustaba el novio de Mariola. Rafael Ardid era nieto de un general republicano que había sido condenado a trabajos forzados en La Coruña, pero finalmente el empeño de la pareja superó todos los obstáculos.

Aficionada al golf y al paddle, como su hermana Arancha, jugaban a menudo en el Club Puerta de Hierro, Mariola sólo ha aparecido en la prensa en ocasiones puntuales; como en el funeral por su madre. O cuando su hijo Jaime sufrió un grave accidente de tráfico en 2010. Y, naturalmente, como madrina de boda de sus tres hijos Francisco, Jaime y Javier. La última de estas ceremonias se celebró este 2019 en una iglesia de Oaxaca, en México, donde Jaime Ardid se casaba con Fernanda Estevez.

Hace dos semanas, la nieta más desconocida de Franco asistió a la inauguración del hotel Bless en Madrid, propiedad de la familia de su marido. Pasó desapercibida para las cámaras. Su hermana Arancha pedía que no le hiciéramos fotos: “Mariola y yo nunca hemos querido figurar en nada“.

Mariola es la única de las mujeres Franco que no se ha divorciado y la única con una carrera universitaria, Arquitectura. No ejerció la profesión, pero desde su entrada en la familia Ardid, magnates inmobiliarios, Mariola formó parte de esos negocios. Además de consejera de la empresa agrícola Arroyo de La Moraleja junto a sus hermanos José Cristóbal y Francis, forma parte de otras entidades dedicadas a este sector y también a la hostelería, por parte de su marido.

La sociedad hostelera de la familia Ardid Villoslada, es el Grupo Didra, promotor también de urbanizaciones de lujo como Montepríncipe y El Encinar. Jaime Ardid Martínez-Bordiú es el hijo de Mariola más activo en la empresa.

Del que menos se sabe ahora y del nieto de Franco que menos se habla es de José Cristóbal. Y eso que estuvo casado con la famosa modelo y presentadora, José Toledo. La atractiva canaria ha querido siempre separar su imagen pública de su vida privada y Cristóbal, por su parte, estar a su lado sin llamar la atención, dejando a su esposa todo el protagonismo. Su separación en 2017 después de 33 años de casados, sorprendió a todos, pero la discreción habitual de la pareja fue respetada por la prensa y evitó especulaciones innecesarias.


Imagen
UNA FAMILIA NUMEROSA Carmen Franco quiso suplir la carencia de hermanos que vivió ella durante su infancia con una familia numerosa. Junto a Cristóbal Martínez–Bordiú tuvo siete hijos. Arriba, una imagen del nacimiento de de Arancha, el 16 de septiembre de 1962. Dos años después nacería Jaime, el último hijo.

TERRIBLE ACCIDENTE

El quinto nieto de Franco empezó una carrera militar, siguiendo la tradición de su abuelo que hubiera querido un heredero con uniforme, pero abandonó el Ejército y se dedicó a negocios editoriales. Le gusta escribir, la fotografía, viaja mucho fuera de España y ha formado parte de Joran Producciones, una empresa de estudios de mercado y publicidad. Como algunos de sus hermanos, Cristóbal también participa en el negocio inmobiliario.

Después de su boda, Cristóbal y José Toledo se instalaron en Valdefuentes, la finca de recreo y caza de los Franco, de 800 hectáreas, en Arroyomolinos, al sur de Madrid, la joya más valiosa del enorme patrimonio de la familia y cita de importantes acontecimientos de los Franco. En Valdefuentes celebró su puesta de largo Carmen Martínez–Bordiú en 1969, con Manuel Benítez, El Cordobés, entre los invitados. Y en la finca se casó en octubre de 2018, Francisco Franco III, hijo de Francis Franco y María Suelves, con la joven empresaria estadounidense Lian Lay Fornier. La boda reunió a toda la saga y también asistió José Toledo, que ya estaba separada de Cristóbal.

Franco compró Valdefuentes en los años 40 al conde de Romanones por tres millones de pesetas, 18.000 euros de entonces. El dictador soñaba con hacerla productiva, con ganado y cultivos, y poco a poco lo consiguió. Mientras Alberto Ruiz Gallardón era presidente de la Comunidad de Madrid, los Franco consiguieron que se cambiara la recalificación de rústico a edificable, lo que supuso construir en una esquina de la finca y unos impresionantes beneficios.

Cristóbal, su esposa y sus dos hijos, Daniel y Diego, vivieron en Valdefuentes durante su matrimonio y organizaron una escuela de equitación. En 2009, su hijo Daniel sufrió un terrible accidente de moto practicando trial en la finca, pero consiguió recuperarse.

Y precisamente fue Daniel, graduado en Dirección de Empresas, con quien Carmen Franco pasó los últimos años de su vida. El joven se instaló en el piso de Hermanos Bécquer para hacerle compañía a su abuela, encantada de tenerle cerca.

Arancha Martínez-Bordiú, tímida y discreta y la menor de las Franco, aparecía a menudo en las fiestas de Madrid de los años 80 junto a su hermano Jaime hasta que se casó con Claudio Quiroga Ferro, de buena familia coruñesa, hijo del presidente del club de golf A Zapateira, donde jugaba Franco, también director general de Unión Fenosa.

Claudio Quiroga tuvo un negocio de exportación e importación con China y es aficionado a los caballos, mientras Arancha se dedicó hace unos años a la encuadernación y a restaurar muebles. Ha sido apoderada de la empresa Marletmakai SL junto con su hermana Merry, pero su gran afición ha sido el paddle, que compartía con Silvia Villar Mir, la esposa de Javier López Madrid, el colega de yoga de Letizia.

Imagen Pazo de Meirás Imagen edificio de Hermanos Bécquer Imagen La Piniella, la finca asturiana de Carmen Polo


ADEMÁS DE LAS CASAS, VENDEN ANTIGÜEDADES


Los siete nietos de Carmen Polo se intentan deshacer cuanto antes del patrimonio familiar. Lo primero que pusieron en venta fue el Pazo de Meirás. La propiedad, que perteneció a la familia de Emilia Pardo Bazán y luego llegó a Franco por suscripción pública, sigue a la venta en la web de Mikeli, que la comercializa por ocho millones de euros. La inmobiliaria tiene muy buena relación con los Franco, especialmente con Carmen Martínez-Bordiú, quien se puso en sus manos para vender las dos casas que adquirió en Cantabria durante su matrimonio con José Campos. Ellos también venden La Piniella, la residencia que Carmen Polo heredó de sus padres, una de las mejores familias de Oviedo. Los nietos de Franco apenas han ido un par de veces a verla, sin embargo, la obsesión de su madre fue mantenerla en el estado de conservación que la tenía el general y su madre. A esa casa viajaban para que el dictador pescara salmones.

Además de esas dos casas, la propiedad que más interés tiene la familia en vender es el edificio madrileño que han heredado de su madre. Situado en el número 8 de la calle Hermanos Becquer, es la casa en la que murió Carmen Franco y en la que crecieron sus vástagos. Tal y como recordó Francis en un libro, su abuela compró inicialmente uno de los pisos por 40.000 pesetas a medias con la marquesa de Huétor de Santillán. Carmen Franco se mudó a ese piso a los pocos años de casarse con Cristóbal Martínez-Bordiú. Poco a poco, la mujer de Franco adiquirió el resto de viviendas y los locales.

La duquesa de Franco vivió, entre otras cosas, de las rentas que percibía por esta vivienda. Los pisos los alquilaban por 7.000 euros al mes y contaban abajo con dos locales comerciales. La finca tiene 5.814 metros cuadrados y los siete hijos de Carmen Polo la venden entera. Sólo ponen dos condiciones: piden 65 millones de euros y exigen que el comprador mantenga el alquiler de los locales comerciales de los bajos. “Han tenido varias llamadas, pero de momento no se ha materializado en ninguna oferta concreta”, cuentan desde el entorno. Los Martínez – Bordiú Franco parecen estar deseando deshacerse del patrimonio común. Prueba de ello es que uno de los nietos está ofreciendo objetos personales de Franco a los anticuarios del madrileño Barrio Salamanca. “Hace unos años me ofrecieron un Rolex de Franco”, desvela un profesional que tiene varias tiendas de antigüedades. Además, hace unos días en el Centro de Anticuarios Lagasca exponían un trofeo con forma de jarra de cerveza de plata que perteneció a los Franco y que vendían por 12.000 euros.



LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 8 DE JUNIO DE 2019

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Jue 06 Jun, 2019 2:49 am

Momia

DAVID GISTAU




HACE un año, la consolidación democrática española, siempre pendiente y fallida, dependía de que unos cuantos paladines aventurados en la A-6 lograran expulsar al monstruo de la guarida montaraz en la que todavía le eran entregados primogénitos en sacrificio. Establecida esa certeza, la suspensión, por parte del Supremo, de la exhumación de Franco debería haber provocado reacciones desesperadas. Más aún cuando el auto contiene un renglón subjetivo en el que Franco es legitimado como jefe de Estado por encima de Azaña en los mismos albores de la guerra y sin otro sustento histórico que la proclamación cuartelaria en Burgos, al estilo de las legiones cuando ungían en el limes a generales como Vespasiano y luego marchaban sobre Roma.

Sin embargo, la respuesta social ha sido escasa, el escándalo, perfectamente descriptible. Apenas nadie va por ahí quejándose de que así no hay modo de sentirse ciudadano de una democracia europea del siglo XXI porque seguimos regidos por una mutación franquista debajo de cuya careta hay un lagarto, como en V. Ni siquiera el Gobierno del «no pasarán» se ha mostrado demasiado fastidiado, sino que se ha dado un plazo inconcreto de «varios meses» como si en el fondo tuviera la esperanza de que el asunto se enfríe y dentro de algunas semanas ya nadie se acuerde de que se había comprometido a hacer de Van Helsing en la cripta transilvana del dictador.

En realidad, a poco que hagan ustedes memoria, recordarán que esta cuestión, una supuesta urgencia de la patria, ni siquiera fue mencionada durante los debates electorales. Ya para entonces no importaba a nadie, salvo algunas asociaciones que sí se lo creen y que son utilizadas según la conveniencia política. Porque la tumba de Franco fue una ocurrencia de la primera hora de Sánchez destinada a dotar de prestigio ideológico su precaria llegada, a apoderarse él de ciertas causas y de eternas derrotas como si las fuera a redimir, y a poner en circulación el maniqueísmo guerracivilista tan eficaz a la hora de entrar en las elecciones sin otro argumento que la alarma antifascista. Hoy en día, Sánchez es un presidente más sólido y sus adversarios, lo mismo los que le quedan a la derecha que los que están a su izquierda y hasta los internos, parecen todos destruidos. Así las cosas, qué le importa ya la momia de Franco, como si la sientan en una mecedora para que haga de madre de Norman Bates.

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Mar 04 Jun, 2019 3:05 pm

Imagen

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Vie 19 Abr, 2019 3:58 pm



El padre de Monedero: “Franco tenía el don de amar a España por encima de todo”

Salvador Monedero explica en una entrevista para OKDIARIO que la exhumanción de Franco es una "bomba de humo" para que los ciudadanos no se preocupen de los "problemas reales".

“Yo soy hijo de republicano y tengo que reconocer que Franco hizo grandes cosas por España. Porque Franco tenía un don: tenía una vocación y amaba a España por encima de todas las cosas”



Salvador Monedero, padre de Juan Carlos Monedero, ideólogo y fundador de Podemos, recibe a OKDIARIO en la taberna que regenta frente al Cuartel General del Ejército del Aire en Moncloa. Casa Gala fue fundada en 1989 y su dueño, de 87 años, pero lleno de vitalidad, recuerda cómo tuvo que trabajar día y noche en la hostelería para sacar adelante a sus seis hijos. “He llegado a estar cuatro días seguidos sin dormir”, recalca. Luchó duro para poder proporcionarles estudios universitarios a todos ellos.

Hay una expresión que el padre de Monedero repite con frecuencia: “Una persona es uno y sus circunstancias”. Y él recuerda las suyas con alegría y orgullo. No olvida la época en la que vivió y cómo después de la Guerra Civil regresó a Madrid para comenzar una nueva vida.

“Yo soy hijo de republicano y tengo que reconocer que Franco hizo grandes cosas por España. Porque Franco tenía un don: tenía una vocación y amaba a España por encima de todas las cosas”. Monedero (padre) se declara un amante nato de su patria y admira a todos los políticos que luchan por ella.

Salvador explica que el dictador “supo llevar a España de los cien gramos de lentejas a ser la octava potencia industrial. Teníamos un Gobierno rico y cada gremio confeccionábamos nuestros propios impuestos, no existía el IVI ni el IVA, cada uno pagaba según cobraba y todo funcionaba bien”. Si él gobernara –se presentó como cabeza de lista de Vox en 2015- eliminaría las Comunidades Autónomas porque “no ha encontrado ni una sola venta de su creación”.

La exhumación de Franco

El padre del fundador de Podemos se pronuncia sobre la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos y asegura que es una “cortina de humo” para que no se hable de los problemas reales que afectan a la sociedad.

Cuenta que hace unos días una de sus vecinas regresaba de participar en una protesta en favor de la exhumación del dictador. Monedero le cuestionó: “Te acompaño en el sentimiento. Sé que murió tu madre hace cuatro años ¿Dónde la enterrasteis?”. La vecina le contestó: “Pues no recuerdo bien si fue en La Almudena o en otro sitio”. Monedero (padre), de una forma muy educada, le reprochó sorprendido: “Es que como venís de reivindicar los huesos de un tío tuyo que murió hace ochenta años, que ni has conocido, y ¿Eso te preocupa tanto? Si no recuerdas ni dónde enterraste a tu madre que murió hace cuatro años”.


El padre de Monedero sobre el casoplón de Iglesias: “Dos tetas tiran más que dos carretas”

“España necesita a Vox”

El padre de Juan Carlos Monedero afirma que “Vox es el partido que España necesita para corregir la situación a la que nos han llevado los gobiernos de PP y PSOE”. Asegura que el partido de Santiago Abascal es la única formación que puede permitirse “sacar al país de esta situación” porque -explica- “no se debe a ningún banco, no tiene enchufada a su gente en diputaciones, alcaldías, medios de comunicación… etc.”

Finalmente recalca que “comparte al cien por cien el programa de Vox que pretende acabar con todos los gastos innecesarios”.

ÚLTIMO PARTE DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA 1º. ABRIL 1939

Mensaje por Invitado » Lun 01 Abr, 2019 8:58 pm

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Lun 01 Abr, 2019 2:59 am

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Vie 15 Mar, 2019 7:30 pm

:spain: :spain: :spain: :spain:

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Jue 14 Mar, 2019 3:14 am

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Jue 07 Mar, 2019 7:12 pm

Imagen

Los Franco contestan a Sánchez: recurrirán al Supremo y no renuncian a La Almudena

Los restos de Franco no pertenecen al Gobierno, ni son de dominio público, para que pueda “disponer de ellos a su antojo”

La familia Franco contesta formalmente al Gobierno de Sánchez, en el plazo previsto por éste, que presentará recurso contencioso-administrativo ante el Supremo contra la decisión de exhumar al dictador del Valle de los Caídos. Pero no lo hacen, expresamente, sobre el lugar de la re-inhumación. Sólo en “el hipotético caso de que se llevara a cabo la exhumación de los restos mortales sepultura en la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos”, ésta deberá realizarse, “previas las honras fúnebres y oficios religiosos correspondientes con arreglo al rito de la Iglesia Católica”, donde la familia determine y no “al gusto” del Gobierno.

Así lo exponen los nietos de Francisco Franco al Ejecutivo socialista en un breve escrito [puedes leerlo íntegro aquí] presentado esta mañana en el registro de Moncloa por su representante legal. La familia advierte que simultáneamente a las acciones judiciales que ejercerá contra el último Acuerdo “motivado” del Consejo de Ministros -adoptado, con fecha 15 de febrero de 2019, como parte del expediente administrativo diseñado para la exhumación- solicitará la aplicación de medidas cautelares al alto tribunal.

La respuesta se produce tras haber sido notificado dicho Acuerdo ministerial, mediante el cual se ponía fin al procedimiento de exhumación, a los herederos de Franco, con fecha de 18 de febrero de 2019. En el mismo, el Consejo de Ministros consideraba “inidónea” para la re-inhumación la sepultura que la familia tiene en propiedad en la Cripta de la Catedral de Santa María de la Almudena y se concedía a ésta un plazo de 15 días hábiles para comunicar un nuevo lugar de enterramiento -distinto al comunicado en el escrito de Primeras Alegaciones del procedimiento- debidamente acompañado de los documentos y autorizaciones necesarias.

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Mar 26 Feb, 2019 5:04 pm

Imagen

El Gobierno se queda sin licencia urbanística para exhumar a Franco

Un juzgado de Madrid ha paralizado la licencia de obras concedida por el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 3 de Madrid ha suspendido de forma provisional el informe del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial que concedía la licencia urbanística para llevar a cabo la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.

En un auto con fecha 25 de febrero al que ha tenido acceso Efe, el tribunal acepta paralizar cautelarmente la licencia de obras tras una demanda particular. El Consistorio madrileño tiene tres días para presentar alegaciones al texto judicial.

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Sab 23 Feb, 2019 1:02 pm

Imagen

Los Franco cantan victoria: habrá elecciones antes que exhumación

Los socialistas asumen que el desentierro no será antes del 28-A y la familia del dictador tiene la esperanza de que Sánchez no gobierne.


El Gobierno asume que no habrá exhumación antes del 28 de abril. "Es casi imposible", reconoce un portavoz autorizado de los socialistas. Se refiere al recurso que los nietos del dictador interpondrán ante el Tribunal Supremo en los próximos días. El PSOE ya trabaja para convertir el "no-desentierro" en un argumento electoral: "Si seguimos en Moncloa, el dictador saldrá".

En esa tesitura, los Franco cantan victoria. Se muestran optimistas ante el desenlace y su abogado pronostica que el Supremo concederá la cautelar. Un extremo que también concibe el Ejecutivo. Según las fuentes consultadas por este diario, Sánchez no exhumará antes de que se pronuncie la Justicia: "Imagínate que no esperamos y que la magistratura aplica la suspensión. Haríamos el ridículo".

Imagen

No obstante, dada la trayectoria del presidente, muy pocos se atreven a descartarlo del todo. Del recuerdo cuelga la frase de Pedro Duque, ministro de Ciencia: "Que levante la mano al que no le haya descolocado una decisión de Sánchez".

El Gobierno y los Franco son vasos comunicantes desde que comenzó el proceso. La inseguridad de uno azuza el optimismo del otro y viceversa. A día de hoy, los deberes sin hacer de Moncloa pueblan de esperanza las reuniones de la familia, que se agarra a las elecciones como a un clavo ardiendo. "La salida de Sánchez facilitaría muchísimo las cosas, desde luego", cuenta un nieto del dictador.

El albacea de los Franco, Luis Felipe Utrera Molina, tiene tal confianza en el Tribunal Supremo que no estirará los plazos hasta el final como estrategia para evitar la exhumación antes del 28 de abril. "Todavía no hemos decidido el día, pero será pronto. Estoy convencido de que nos concederán la cautelar. Si no lo hacen, ya no tendría sentido el fallo. Imagínate que fuera favorable a nosotros. ¿Qué más daría si ya hubiera tenido lugar el desentierro?", desgrana el letrado.

Imagen

Pedro Sánchez anunció a bombo y platillo la exhumación de Franco poco después de ser investido presidente del Gobierno. Primero la comprometió para verano. "Os pillará trabajando", contó a los periodistas en un corrillo. Después llegó su confesión: reconoció haber pagado la novatada. Algunos de sus colaboradores dedicados a los aspectos técnicos acogieron con sorpresa la celeridad prevista por el mandatario.

A pesar de las informaciones publicadas, el Vaticano y los abades custodios de la Basílica hace tiempo que pasaron a un segundo plano. Tanto una parte como la otra son conscientes de que dirimirá el Tribunal Supremo.

Si cuando empiece la campaña electoral -lunes 8 de abril- no ha habido exhumación, coinciden distintos juristas consultados por este diario, "es imposible que la haya antes de votar": "El TS nunca interfiere en los procesos electorales".

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Sab 09 Feb, 2019 6:52 pm

Y el cojoncillo que le quedaba era esmirriado y muy vago.

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Sab 09 Feb, 2019 5:34 pm

Imagen

Imagen

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Sab 09 Feb, 2019 1:27 pm

Imagen

La juez da la razón a los Franco: las dos estatuas del Mestre Mateo del Pórtico de la Gloria son suyas


El Juzgado número 41 de Madrid deja en manos de los herederos de Francisco Franco la propiedad de dos estatuas elaboradas en el taller del Mestre Mateo para el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago que la familia tenía en su poder desde los años 50 y que el Ayuntamiento de la capital de Galicia reivindicaba como públicas.

La magistrada Adelaida Medrano Aranguren dictó este viernes una resolución por la que da por zanjada en primera instancia la reclamación del ayuntamiento compostelano. Desestima íntegramente la demanda presentada para reclamar la titularidad de las dos estatuas que representan a Isaac y Abraham.

Esta decisión judicial da la razón a los siete nietos del dictador y Carmen Polo, los hijos de Carmen Franco Polo, que argumentaban que las esculturas concebidas para el Pórtico de la Gloria fueron adquiridas por el matrimonio Franco a un particular a través de un anticuario. Añadían que la familia lleva en posesión de las esculturas en concepto de dueño "pública, pacífica y no interrumpida" durante los años suficientes para ser propietarios de ellas.

Frente a estos argumentos, el Ayuntamiento de Santiago de Compostela alegaba que las figuras llegaron a manos del dictador sin que existiese ningún título jurídico que legitimase que se hiciese con ellas ni tampoco la posesión de las esculturas por parte de sus sucesores. Además, aportaban como prueba un documento notarial que acreditaba la operación de compraventa entre el conde de Ximonde y el Ayuntamiento de Santiago en el año 1948 por 60.000 pesetas, que llevaba aparejada la condición de que no podrían salir de la ciudad compostelana.

La decisión del Juzgado número 41 de Madrid es recurrible en un plazo de 20 días y el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, de la 'marea' Compostela Aberta, ya ha confirmado a la agencia Europa Press, que harán uso de ese derecho y llegarán ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Al respecto, ha valorado que "perdimos la primera batalla, pero no damos por perdida la guerra de recuperar para lo público su patrimonio". El Ayuntamiento siempre ha insistido en que las dos estatuas del Mestre Mateo son bienes del dominio público municipal, forman parte del patrimonio histórico artístico y su destino idóneo sería la exhibición permanente en el Museo de la Catedral de Santiago.

Por parte de la familia franco figuraban como demandados, en concreto, María del Carmen, Jaime Felipe, María Aránzazu, José Cristóbal, Doña María del Mar y María de la O Martínez-Bordiu Franco, así como la empresa mercantil Pristina SL.

Las estatuas del siglo XII, que el consistorio considera que fueron víctimas de un "expolio", se encuentran desde marzo de 2018 en la capilla del Pazo Meirás, residencia de verano de Franco en la localidad coruñesa de Sada cuya titularidad también está cuestionada por la forma en que llegó a manos del dictador.

Previamente, habían estado atesoradas durante años en otra propiedad de la familia, la conocida como Casa Cornide de A Coruña.

Franco tenía un solo cojón.

Mensaje por Invitado » Mar 04 Dic, 2018 2:24 am

Arden los 50

DAVID GISTAU




LA SERIE de Paco León sobre Ava Gardner ha despertado curiosidad por aquellos años de la dulce vida a la española. Ello plantea un inconveniente gigantesco a la inteligencia de izquierdas justo cuando ésta, con un coraje admirable, se ha puesto de nuevo a militar en la resistencia antifranquista. Un producto cultural de consumo popular, hecho además por un autor que no resulta hostil al mandarinazgo gauchista, insinúa una posibilidad escandalosa: que en la España de los años 50 había gente que lo pasaba bien. Que las jaranas duraban hasta el amanecer y existía una modalidad de sexo por placer, no reproductivo ni reglamentado por un manual de la Sección Femenina. Todo esto, en un país descrito por los clichés como un gigantesco campo de concentración en blanco y negro donde un pueblo libre por dentro pero sometido por fuera jamás sonreía sino que cumplía con sus horarios de esclavo anhelando el momento en que el PSOE le trajera "las libertades" y la Movida le devolviera la alegría. Estoy disfrutando estos días con las contorsiones de los articulistas de progreso que intentan al mismo tiempo ayudar a Paco León y hacerse perdonar la contradicción ideológica metiendo en los textos, "a hostias" como metía Cela las cosas, recordatorios castrenses en medio de la descripción de una juerga flamenca.

Tengo frescas dos lecturas. El extraordinario libro de Edward Stanton sobre la relación de Hemingway con España y la crónica taurina de El verano peligroso, un libro espantoso por varias razones que Hemingway debería haber evitado. Son compatibles con el Amigos peligrosos de Viertel, cuyo autor dijo de sí mismo en broma que su amistad con Ava Gardner consistía en recogerla del suelo cuando caía borracha.

Hemingway fue un partidario sincero de la República que, antes de regresar a España, su país favorito, en los años 50, después de tres lustros de ausencia por solidaridad con los perdedores, pidió permiso a los amigos encarcelados o exiliados. En esos últimos años de vida volvió a prenderse de un torero, Antonio Ordóñez, y viajó por el país por carreteras secundarias con ánimo fiestero y exagerando hasta el ridículo el papel de novelista famoso que se da baños de adulación entre parroquianos borrachos. En esas crónicas, no hay una sola referencia a los rigores del campo de concentración. Hasta los republicanos de espíritu brigadista habían convertido el parque temático de la utopía en otro dedicado al hedonismo y los toreros.

    Imagen
    El actor y director Paco León.

Arriba