Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Sab 25 Jun, 2022 2:59 am

Imagen
La Reina Letizia este martes en el Palacio Real.


REINA LETIZIA
SU BORRÓN Y CUENTA VIEJA EN ‘LOS BORBONES’

La esposa del Rey sale muy bien parada en el documental del que no se salva ni la Reina Sofía, la más valorada. Sin embargo, hay otras omisiones...

M. E. YAGÜE[/font]


LA DOCUSERIE ‘LOS BORBONES, UNA familia real’, emitida por Atresmedia, arroja una mirada crítica sobre la Familia Real, especialmente demoledora contra Juan Carlos I, aunque ni la Reina Sofía, muy valorada siempre en las encuestas, sale airosa del relato.

Es, sin duda, Letizia de quien se trasmite una mejor imagen, casi como salvadora de la institución. Sin embargo, los autores omiten datos y episodios de la Reina, como los que aparecen en Adiós Princesa, el libro de su primo David Rocasolano, que de ser ciertos, contradicen las virtudes que se exigen a la esposa de un rey.

El capítulo sobre la Reina menciona en cambio el desencuentro de Letizia y Doña Sofía en la catedral de Palma como “un borrón” en la positiva trayectoria de la consorte real. Tampoco se hace la menor alusión al whatsapp descubierto casualmente en una investigación judicial en el que la Reina se dirige a su amigo el compi yogui Javier López-Madrid, imputado en varias causas de corrupción y confabulado con el ex comisario Villarejo en la agresión a la doctora Elisa Pinto, para animarle por un reportaje de EL MUNDO, en el que se contaban sus andanzas judiciales.

El capítulo siguiente, dedicado a Leonor, deja en el aire la pregunta de si la Princesa de Asturias llegará a ser algún día reina de España. Un tema que coincide con algunos acontecimientos recientes que tienen a Leonor de plena actualidad.

La ausencia de la heredera en la gala de la mayoría de edad de Ingrid de Noruega, un acto institucional que reunió en Oslo a las monarquías de toda Europa y a las princesas que en su día serán reinas, pero donde faltaba la heredera española, tuvo comentarios muy negativos en medios de nuestro país y hasta la revista ¡Hola!, siempre tan respetuosa con la Corona, tituló en su portada: “Sorprendente ausencia de la Princesa Leonor”, junto a la foto de las futuras reinas asistentes.

Diversos comentaristas y una encuesta de El Confidencial coinciden en llamar la atención sobre la escasísima presencia pública de la Princesa de Asturias y su falta de contacto con la gente, lo que la aleja notablemente de las generaciones jóvenes que un día serán sus ciudadanos, cada día más indiferentes o alejados de la monarquía, según los datos de dicha encuesta.

Mientras Doña Sofía en su momento participó en actos tan populares y tradicionales como la Feria de Sevilla, o las actuaciones navideñas de Raphael. O cuando ha sido normal ver hace tiempo a alguien de la Familia Real en las fallas de Valencia, porque son usos y costumbres de una España diversa y plural cuya cohesión es la Monarquía, resulta que las hijas de los Reyes desaparecen durante meses de la vida social, sus vacaciones son secretas y un día que salieron con su madre de compras en Madrid lo hicieron con gorras y prácticamente encapuchadas, aunque un paparazzi consiguió fotografiarlas en el centro de Madrid.


FALTA DE CERCANÍA

Hay unanimidad en que la Familia Real es un símbolo de tradición en la España de las autonomías (y problemática en el caso de Cataluña), que no sólo pueden ejercer de lunes a viernes, como si fueran funcionarios. Falta proximidad y cercanía y tener en cuenta que los países más democráticos y avanzados de Europa tienen reyes o reinas cercanos y valorados por sus ciudadanos.

El discurso de la princesa Ingrid de Noruega en el banquete de su cumpleaños emocionó a los invitados por su naturalidad y simpatía. La joven princesa agradeció a su abuelo, el rey Harald, las tardes que han pasado juntos viendo películas de vaqueros. A su madre, el seguir juntas desde el sofá la serie Sexo en Nueva York. Ingrid Alexandra se dijo orgullosa de vivir en un país libre que se preocupa del medio ambiente, recogiendo así el pensamiento que sin duda tienen los jóvenes noruegos de su edad.

Gestos como los de Guillermo de Inglaterra vendiendo periódicos en la calle a favor de las personas sin hogar durante el jubileo de Isabel II; su esposa Kate Middleton jugando al fútbol con unos escolares y la reina Máxima de Holanda tirándose de un helicóptero por una buena causa, o cruzando a nado un canal en un acto benéfico, consiguen que la gente se sienta cerca de la realeza.

Margarita de Dinamarca bajó por un tobogán del Tívoli, el parque temático de Copenhague, orgullo de los daneses, para destacar la importancia del sitio como emblema de la capital.

La Reina Letizia ha ido a la ópera con su peluquera y amiga Luz Valero, pero la Princesa Leonor lleva ya una semana en España después de finalizar el curso escolar en Gales y todavía no hemos visto una sola foto suya, ni sabemos cómo han sido sus notas, ni si asistirá a alguno de los conciertos y festejos del Orgullo en Madrid, un colectivo por el que su madre demostró en su día interés y cercanía.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 25 DE JUNIO DE 2022

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Dom 19 Jun, 2022 7:27 pm


El Rey celebra en familia sus ocho años como monarca

Día marcado en rojo en el calendario de la Casa Real. Tal día como hoy hace ocho años, el Congreso de los Diputados se engalanaba para acoger la coronación del Rey Felipe VI. Una fecha señalada que se ha homenajeado con un izado de Bandera en la madrileña plaza de Colón, puesto que el monarca no tiene ningún acto oficial al ser domingo. Al tener despejada la agenda, el monarca va a festejar la efeméride en familia, después de que regresara este sábado, de Noruega.

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Lun 23 May, 2022 6:40 pm

Invitado escribió:
El 22 de mayo del 2004 toda España vivía uno de los momentos más importantes para el país, por fin Don Felipe VI se casaba con la que aseguraba ser el amor de su vida, Doña Letizia y sellaba así el futuro de la Monarquía española. Una ceremonia pasada por agua, pero con grandes sonrisas de todos los asistentes que acudieron a la boda.

Hay que ser simple para escribir sandeces semejantes. Ni la batalla de Covadonga, ni la de Bailén ni el descubrimiento de América tuvieron importancia al lado de este importante acontecimiento ¿No te apedillarás Ortiz, como las magdalenas? Porque comparar el bragazo de la Letys con la vuelta al mundo de Elcano suena a que estás espléndidamente subsidiada por la ex-periodista o eres pariente zalamera.

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Lun 23 May, 2022 12:21 am


Don Felipe VI y Doña Letizia, dieciocho años de su impresionante 'Sí, quiero'

El 22 de mayo del 2004 toda España vivía uno de los momentos más importantes para el país, por fin Don Felipe VI se casaba con la que aseguraba ser el amor de su vida, Doña Letizia y sellaba así el futuro de la Monarquía española. Una ceremonia pasada por agua, pero con grandes sonrisas de todos los asistentes que acudieron a la boda.


Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Jue 19 May, 2022 2:40 pm


Federico: "El papel de Juan Carlos I en la transición le hace merecedor de reconocimiento"

Federico Jiménez Losantos analiza la figura histórica de Juan Carlos I, rey emérito de España

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Sab 30 Abr, 2022 3:11 am

Imagen


DON JUAN
LAS CASAS QUE VENDIÓ Y QUE CONVIERTEN A FELIPE VI EN UN REY ‘SIN TECHO’

Podría haberse hecho de oro gracias a un edificio de siete plantas en la Gran Vía, inversión de Alfonso XIII. Pero Felipe VI es el único rey de Europa sin propiedades.

M.CORBAL



PUDO HABER SIDO EL DUEÑO Y SEÑOR DE un edificio de siete plantas en plena Gran Vía de Madrid, de una isla paradisiaca en Galicia o de los dos palacios más imponentes que observan el Cantábrico. Sin embargo, Felipe VI es el único rey de Europa sin bienes inmuebles. La República no ha llegado, ni se le espera. Así que no es porque haya sido expropiado, sino debido a una serie de circunstancias históricas que le han convertido en un monarca de piedras y joyas, pero no de ladrillo y cemento. El pasado lunes, la Casa Real daba crédito de esta particular situación a través de un comunicado. Transparencia en mano, se daba a conocer el patrimonio del Rey, dejando al descubierto una cuenta corriente con 2,2 millones de euros en activos y 350.000 en obras de arte, antigüedades y alhajas. Ni rastro de bienes raíces para un jefe de Estado que vive en la flor de su mandato y que podría haber heredado de su abuelo, Don Juan, algo más que sangre borbónica y un título (no de propiedad).

El Conde de Barcelona, que al igual que su padre, Alfonso XIII, había asumido la expropiación de algunas de sus propiedades con la llegada de la República, recuperó sus bienes gracias a una ley franquista. En concreto, la Ley de 7 de marzo de 1940 que definía el Patrimonio Nacional como un “todo o unidad jurídica indivisible”. Franco consideró al Patrimonio Real como propio del Estado, pero le devolvió a los Borbones todas las propiedades que habían sido arrebatadas por manos republicanas a la Corona.

Imagen
Edificio de oficinas en Gran Vía, 47 construido en 1929

LOS PALACIOS DE DON JUAN EN LA ACTUALIDAD

La mayoría de las propiedades que Don Juan vendió pertenecen a los ayuntamientos de las ciudades y cumplen con diferentes tipos de funciones públicas. Ejemplo de ello es el palacio de Miramar, que hoy por hoy acoge cursos de la Universidad y las fiestas del Festival de Cine de San Sebastián. Por su parte, La Magdalena está destinada a impartir los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. El palacio de Pedralbes, por su parte, es la sede de Unión para el Mediterráneo. Mientras tanto, la isla de Cortegada es un parque natural y forma parte de la institución Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, que también organiza visitas a otros lugares paradisiacos gallegos como Cíes, Ons o Sálvora.

Tal y como cuenta José María Zavala en su libro El patrimonio de los Borbones, durante su vida Don Juan de Borbón fue propietario del palacio de Miramar, en San Sebastián. También del cántabro palacio de La Magdalena y del catalán Pedralbes, así como de un edificio entero de siete plantas situado en Gran Vía 47, y de un coto de caza en Ávila que el Conde de Barcelona tenía como inversión. Por otra parte, la pertenencia al trono de la isla de Cortegada, ubicada en Galicia, formaba parte de uno de los valores más provechosos de la Corona. Valores que vendería con la llegada de la democracia y que le reportaron más de 300 millones de pesetas que repartió entre sus hermanos.


EXILIO

Según explica Marina Pina en su obra Pilar y Margarita, Don Juan nunca llegó a disfrutar de estas propiedades, pues se negaba a pisar España como aspirante al trono.

Durante la II República el gobierno de España había decidido incautar todos los bienes que habían pertenecido a los Borbones. Según refleja en su obra Zavala, la Ley de 22 de marzo de 1932 contemplaba que todos los inmbuebles reales pasasen a ser considerados Patrimonio de la República. Expropiando, los hombres de Azaña disfrutaron de lugares como La Granja, que fue la residencia de verano del presidente; el Palacio Real, reconvertido en un museo y en oficinas o el monte del Pardo, que quedó como parque abierto al público. Entre otras muchas propiedades que hasta entonces gestionaba la Casa Real. No obstante, la Familia Real contó con un techo protector gracias a sus saneadas finanzas.

Al contrario de lo que se ha relatado sobre una época de pobreza de Alfonso XIII y su familia, lo cierto es que durante su salida de España en 1931 renunciaron a la vida a la que estaban acostumbrados cuando reinaban. Aunque no pasaron apuros económicos, pues disponían de una fortuna equivalente a 48 millones de euros de hoy que le pertenecía legítimamente.

El exilio del Rey no fue de un dorado de 24 quilates, pero tampoco estuvo exento de hoteles de cinco estrellas y safaris. Apresurado en amoríos, fiestas y caprichos para beberse juventud y madurez de un solo trago. Legítimamente también se gastó gran parte de esta fortuna en vicios, viajes y viandas de lujo. Describe Zavala que tan solo una década después solo disponía de los 18 millones que no se habían disipado entre safaris, bares o casinos. No obstante, una parte importante de ese dinero también la destinó al bienestar de su familia. Durante sus primeros años, Alfonso XIII fue, además, un buen negociante que aumentó su patrimonio gracias a más de 60 empresas en su poder. En 1941, el rey falleció dejando tanto a sus hijos legítimos como a los ilegítimos bien situados. En 1931, María Teresa y Leandro, fruto de su relación extramatrimonial con la actriz Carmen Ruiz Moragas, recibieron un millón de pesetas en una cuenta de Suiza. También lo hizo Juana Alfonsa, la hija que le adjudicó a su embajador en París e íntimo amigo.

Durante el reinado de su padre, Juan de Borbón gozó de una adolescencia repleta de viajes y largas estancias en Gran Bretaña, Portugal, Francia, Italia, Suiza y España. Tercer hijo del matrimonio de Alfonso XIII con Victoria Eugenia de Battenberg, Don Juan accedió al título tras las renuncias de sus hermanos mayores. Alfonso padecía hemofilia y Jaime, el segundo, era sordomudo. Condición que les apartaba del trono.

Con la llegada de la dictadura franquista, el aspirante al trono, que nunca reinó, pudo recuperar el ladrillo de su familia con el que consiguió liquidez una vez muerto Franco. En 1979 había vendido Villa Giralda, su última residencia en el exilio, y durante ese mismo año también cedió a cambio de una compensación, 60 millones de pesetas, la isla de Cortegada a un constructor. Pero, tal y como se sabría con la publicación de su testamento, el Conde de Barcelona tuvo en vida más propiedades además de aquellas de las que prescindió.


HERENCIA

Casi desnudo de paredes y rodeado de su familia, Don Juan falleció en 1993. En su testamento legó una fortuna de 1.100 millones de pesetas además de un apartamento en Estoril (Portugal) y la casa de Puerta de Hierro, donde vivió con Doña María.

Con el tiempo, todos estos bienes fueron vendidos por la familia y se estima que circularon 350 millones de pesetas en estas transacciones. Además, Pina indica en su libro la existencia de otra economía paralela a España que el Conde guardó para los suyos. “Aunque tras su fallecimiento se dijo que apenas había una cuenta en España con veinticinco millones de pesetas el diario El Mundo descubrió en 2013 que Don Juan había dejado a sus hijos las cuentas saneadas en el extranjero”, asegura. (Estas cuentas fueron regularizadas en el reinado de Juan Carlos I). Según este estudio, en su herencia Don Juan favoreció a su hija Margarita.

Describe también que el Conde dejó en Dinamarca una cuenta con un saldo positivo de 36.000 euros, según cuenta el periodista José García Abad en La soledad del rey. Años después, el rey padre recibió de la monarquía jordana el palacio de La Mareta y tomó la decisión de cederlo al Estado. Entre los muros de Patrimonio Nacional vive ahora un Felipe VI sin propiedades.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 30 DE ABRIL DE 2022

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Jue 21 Abr, 2022 3:07 am

Imagen
Juan de Borbón cede sus derechos dinásticos, en 1977.


Cuando también había dos reyes

ARCADI ESPADA

En aquellos tiempos el Rey Juan Carlos no hablaba. Como era un hombre cordial no solía despreciar a los periodistas y a veces formaba corrillo con ellos y dejaba ir cuatro trivialidades campechanas. Todo el mundo sabía que a un Rey no se le hacen preguntas y que si por azar se dirigía a ti había que responderle en tercera persona. A menos, ciertamente, que ya en la más áurea intimidad pronunciase las palabras clave: "Apea el tratamiento". La mudez real era una extensión de la famosa inmunidad. O mejor dicho: una de sus más obvias condiciones.

La otra mañana este mismo Rey, ya solo Rey a causa de sus méritos, envió un whatsapp a una locutora -iba de fútbol y de un supuesto tráfico de influencias, que negaba- y ella se aprestó a leerlo en directo. No es una afición extraña a este Rey. Debe de hacer unos cinco años, ya cuesta abajo en la rodada, que vi algunos que había enviado a un amigo de ambos. Eran intrascendentes y el mayor secreto que revelaban era que el Rey enviaba whatsapps a cualquiera. Una afición, por cierto, que parecía compartir con su nuera y Reina.

Entre aquella mudez y esta incontinencia ha habido un cambio sustancial en las formas de la comunicación privada y pública y un declive de este Rey por el conocido incumplimiento de sus obligaciones. El cuidado y la protección del Rey emérito, que incluye también la que ha de prestarse a un hombre viejo y enfermo, es una tarea delicada. Incumbe a su familia y a las instituciones. Y también a los que reciben sus whatsapps. De los que más me fío, al cabo, es de la familia. Se argumenta con frecuencia que la tarea es aún más difícil por el hecho de que haya ahora dos reyes de España. Pero en esa circunstancia, justamente, hay una guía de actuación. Dos reyes al mismo tiempo los hubo también en el tiempo grave del último franquismo y la Transición. Ignoro más allá de lo deducible cómo son ahora las relaciones entre Juan Carlos y Felipe; y será necesario el paso del tiempo para poder describirlas con fiabilidad. Pero sí ha pasado tiempo suficiente como para saber ahora que las relaciones entre Don Juan y su hijo Juan Carlos fueron duras y destempladas en muchos momentos e incluyeron un asunto desaparecido de los problemas de hoy que fue el de la legitimidad. Por suerte ninguno de los dos se dio entonces al gatillo fácil del whatsapp.

El padre y su templanza final ayudaron, desde luego; pero entre los aciertos importantes y poco difundidos del Rey Juan Carlos estuvo el darle a Don Juan un buen morir. No sería superfluo que el padre y el hijo de hoy tuvieran el ejemplo en la cabeza.

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Lun 18 Abr, 2022 4:19 pm



Representación de la pascua borbónica. Vida, martirio y traslación de Juan Carlos Borbón.

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Mar 05 Abr, 2022 6:02 pm

Imagen

El telegrama de los Reyes: “Querida tía Lilibet”

El cálido pésame de Felipe VI es una buena muestra de la unión entre ambas instituciones con doble parentesco


El telegrama de pésame enviado por los Reyes Felipe y Letizia a la Reina Isabel de Inglaterra es un buen exponente de los lazos de cariño que han unido desde siempre a la Familia Real británica y a la española, que comparten apellidos comunes tanto con la actual monarca como con su marido, el Príncipe Felipe de Edimburgo, fallecido ayer en el castillo de Windsor. De ahí que al expresar los Reyes españoles su profunda tristeza a Isabel II por la pérdida de su cónyuge, el texto fuera encabezado por un expresivo «querida tía Lilibet» seguido por la pena por la muerte de «nuestro querido tío Philip». La última vez que se vieron los cuatro y tuvieron oportunidad de compartir conversaciones e intercambiar experiencias fue durante la visita de Estado que los Reyes hicieron a Reino Unido en julio de 2017.

No hay más que echar un vistazo rápido a la galería de fotos del recibimiento de la reina Isabel y el duque de Edimburgo, las sonrisas que se prodigaron el cónyuge de la monarca británica con la Reina Letizia, los besos que el Rey Felipe dio a su querida tía Lilibet, y la atmósfera familiar que traspasa las imágenes para darse cuenta de que la visita fue, según los británicos, una de las mejores visitas de Estado que han recibido.

Es verdad que, a veces, la relación entre las dos familias pasó por momentos difíciles, como el hecho de que la luna de miel del Príncipe de Gales y su esposa empezara en Gibraltar, colonia británica que los ingleses se niegan a devolver a España. Un gesto que se tomó como una ofensa por el Gobierno español y que motivó que se cancelara la presencia de los Reyes Juan Carlos y Sofía en la boda del heredero británico con Lady Diana Spencer. Fue una crisis que no se perpetuó en el tiempo, sino que pocos años después se compensó con los tres veranos que los Príncipes de Gales pasaron en el Palacio de Marivent, invitados por los Reyes españoles.

Desde siempre, afirman fuentes próximas al Palacio de la Zarzuela, la relación entre los Windsor y los Borbón fue muy estrecha. Tanto que pocos días de celebrar la Reina Isabel su 90 cumpleaños, doña Sofía viajó a Londres para presidir el centenario de la British Spanish Society y cuando la monarca británica se enteró de que ella estaba en la capital británica, la invitó a un almuerzo en Buckingham Palace para mostrarle su afecto y cariño. A lo largo de la su longeva vida, la Reina Isabel era «prima Lilibet» para Don Juan Carlos y él era para ella «Juanito», nombre por el que se conocía entre los miembros de la realeza europea al Rey Emérito.

Imagen

No hay que olvidar que los vínculos familiares entre las dos Casas Reales se estrecharon considerablemente con el matrimonio de Alfonso XIII con Victoria Eugenia «Ena» de Battenberg, nieta de la Reina Victoria, y aunque el parentesco es lejano, la relación familiar se ha mantenido a lo largo de más de un siglo. Pero la relación entre el fallecido duque de Edimburgo es mucho más próxima y cercana en el caso de la Reina Sofía, ya que ella es sobrina del fallecido Príncipe Felipe, que cambió su apellido alemán Battenberg por el de Mountbatten para darle un aire más inglés. La madre del Duque de Edimburgo era la Princesa Alicia de Grecia, tía del Rey Pablo, padre de doña Sofía. Pero, aunque parezca también muy lejano, la realidad es que doña Sofía ha compartido apellidos, Slechswig-Holstein, con su tío Philip y los hijos de ambos están unidos asimismo por lazos familiares. O sea, que el parentesco de la Familia Real española con la británica es doble, tanto con la reina Isabel como con su marido recién fallecido y, según personas que han sido testigos de sus encuentros, los lazos familiares siempre han ido unidos a los del cariño y la mutua consideración. La Reina Sofía siempre ha recibido un trato muy cordial y cariñoso de su querido tío Philip que, casualmente, nació en la finca Mon Repos que la familia real griega poseía en la isla de Corfú para pasar su tiempo de descanso y vacaciones. Y en esa misma casa, que es referente de las vacaciones que pasó la joven Princesa Sofía con sus padres y hermanos antes de casarse, fue donde los anteriores Reyes consolidaron su relación de noviazgo y comunicaron a sus familias su intención de contraer matrimonio en el año 1962, después de coincidir en los Juegos Olímpicos de Roma.

Aunque el casi centenario marido de la Reina Isabel II –hubiera cumplido 100 el 2 de junio de este año– expresó su deseo de que sus funerales no estuvieran dentro de la pompa y boato que caracteriza a Reino Unido, es bastante probable que la Casa Real española esté presente en las honras fúnebres de un hombre poliédrico que supo ser leal a la institución representada por su esposa, la jefa del Estado que lleva más tiempo en el trono del resto de las monarquías del planeta.

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Dom 13 Feb, 2022 3:32 am

Imagen

Las razones de la perenne ausencia de la Reina Letizia en los Premios Goya

La consorte nunca ha asistido a la ceremonia, a pesar de las invitaciones que ha recibido


Esta noche se celebra la XXXVI edición de los Premios Goya, la entrega de galardones más importantes de nuestro cine. Por el valenciano Palacio de las Artes Reina Sofía pasarán cientos de rostros conocidos de la industria del celuloide, mezclando talento y glamour a partes iguales. Sin embargo, destacará la ausencia, otro año más, de una de las autoridades más importantes del país: los Reyes Felipe y Letizia. Han pasado décadas desde que el monarca asistiera a su última gala, mientras que la consorte nunca ha honrado con su presencia a los actores, actrices, directores y demás profesionales del séptimo arte que cada año se dan cita en esta fiesta del cine patrio.

De sobra es conocido el compromiso de los Reyes con la cultura, especialmente con el cine, uno de sus pasatiempos favoritos. Sin embargo, cada año rechazan la invitación de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y la imagen de doña Letizia luciendo uno de sus impecables vestidos de gala junto a su amiga Penélope Cruz o Javier Bardem se convierte de nuevo en una ilusión. Al principio, desde Casa Real se aludía a la ocupada agenda de don Felipe VI y la consorte para explicar su perenne ausencia en los Premios Goya, pero, con el paso del tiempo, esta explicación ha perdido solidez.

La ceremonia de entrega se prepara con tiempo de antelación suficiente como para que Casa Real pueda organizar la agenda de los Reyes y dejar un hueco libre para conmemorar el cine patrio. Aunque desde Zarzuela nunca se ha confirmado esta versión, algunos expertos también consideran que la verdadera razón por la que don Felipe y doña Letizia prefieren contemplar la ceremonia de los Premios Goya desde su casa en Zarzuela es que no pretenden eclipsar con su presencia a los verdaderos protagonistas de la noche: los nominados y premiados.

Imagen

Fue en el año 2000 la última vez que se pudo ver a don Felipe en una ceremonia de entrega de los Premios Goya. Por aquel entonces era príncipe de Asturias y el día de la celebración coincidió con el de su cumpleaños, el 30 de enero. Aquella noche, Pedro Almodóvar se arrancó a cantar el ‘cumpleaños feliz’ al heredero al trono y el resto de asistentes se unieron a él, sonrojando al aludido mientras sonreía de oreja a oreja. ¿Volveremos a ver una escena similar en el futuro, a los Reyes de España rodeados de lo más talentoso del cine nacional?

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Mié 26 Ene, 2022 2:08 pm


Crónica Rosa: Urdangarín y la infanta Cristina, otra separación más en la Casa Real

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Lun 24 Ene, 2022 6:04 pm

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Dom 23 Ene, 2022 2:47 am

Imagen

Lo de Iñaki y Cristina en lenguaje de la Casa Real

Las fotos de Urdangarin con otra rescatan los eufemismos que la Casa Real ha utilizado para explicar...

EMILIA LANDALUCE

La Casa Real difiere mucho de la cosa real. De esas «cosas que pasan», que son «las cosas», en palabras de Iñaki Urdangarin, que «se gestionan» en casa que no son cosa de la casa real, ni de la familia real sino de la familia del Rey. El lío verbal tiene su aquel porque ayer, Yagüe contaba en LOC que a la Casa Real (Felipe VI y la Reina Letizia fueron a Fitur el miércoles) no se le podía preguntar nada del asunto de la semana con permiso de Ucrania. Seguramente se despachó a los periodistas que se atrevieron con un es un asunto privado de la familia del Rey.

El lenguaje de la Casa Real tiene la particularidad de pretender decir mucho sin decir nada. Por eso falta un diccionario que explique los eufemismos de la Casa Real, esa nada de la que todos creemos entender algo. Dadas las circunstancias (Iñaki Urdangarin paseando con otra por la playa), el primer término del diccionario es un ineludible.

"Cese temporal de la convivencia": divorcio. En 2007, Zarzuela anunció que la Infanta Elena y Jaime de Marichalar se separaban. La fórmula es un imprescindible ya común aunque en aquellos años el divorcio (ellos lo firmaron en 2009) era impensable en la Familia Real. Una pena. Ahora Marichalar nos parece un lujo de duque en vez de un duque de Lugo en vista de lo que sucedió después. Y ya si, como manda la tradición, finalmente doña Cristina pide el «cese temporal de la convivencia»... el Rey Felipe VI será el único de la familia que no haya dejado de convivir temporalmente (los reyes padres llevan más de un año sin verse) con su cónyuge.

«La Justicia es igual para todos»: alguien será expulsado de la tribuna en el desfile del día de la Hispanidad. La primera vez que se dijo esto fue en el discurso de Navidad de 2011 cuando ya se sabía que el juez Castro imputaría a Urdanga. Después, la fórmula se ha repetido con Felipe VI. «Ciudadanos e instituciones están sometidos por igual a la ley», tronó en 2014 para certificar que cortaría con la hermana y que le quitaría el título. En el mismo contexto «Ejemplar» y sus derivados -la ejemplaridad, total transparencia- son sinónimos. En este caso habría que considerar que en las monarquías la sangre corre por debajo de las venas, pero no se ve. El parentesco con el Rey no entiende de presunciones.

«Motivos de salud»: cirugía estética. En 2008, se produjo uno de los hallazgos verbales más graciosos. Después de que la entonces princesa Letizia reapareciera con un perfil menos anguloso de lo que nos tenía acostumbrados, se emitió un comunicado muy cómico. La hoy reina se había sometido a una «septorrinoplastia» en nariz, pómulos y mentón «por motivos de salud». La ridiculez, en efecto, ridícula evidenciaba que se trataba de un retoque cosmético. No tiene nada de malo, pero fue como si ahora dijéramos que los brazos de Rad Sonja (salía con Conan el Bárbaro) que luce desde hace algunos años los consigue consigue la Reina llevando las bolsas de la compra.

«Me llena de orgullo y satisfacción»: os voy a encalomar un tostonazo de discurso que vais a tomar dos o tras copas de cava antes de la cena.

"Amiga entrañable": Corinna, amante... El cachondeo con este término con el que se denominó en 2012 a la celebérrima danesa es comprensible. Otra cosa es que las amigas entrañables se quejen ahora de que el rey Juan Carlos sea en efecto, inviolable. (Con perdón).

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Mar 07 Dic, 2021 12:56 am



Coronel Martínez Inglés: "A Felipe VI le queda muy grande su cargo, con él acabará la monarquía"

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Dom 03 Oct, 2021 2:37 am


Arriba