Letizia Ortiz: caballo de Troya

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Letizia Ortiz: caballo de Troya

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Mar 07 Abr, 2020 1:31 pm

Imagen

La soberbia de Letizia. Así empieza sus videoconferencias desde el despacho

El confinamiento de Felipe y Letizia ha provocado que estos días veamos en todo su esplendor los despachos de cada uno de ellos cuando hacen alguna conexión vía telemática. El de Felipe ya hemos visto que es como una parada de los Encantes, con alabardas, barcos de cristal y otros pongos que llenan los estantes. El de Letizia, como si fuera el decorado de una peli de robots o del espacio: blanco, casi sin decoración y ciertamente impersonal.

Imagen

Imagen

Este lunes, Letizia ha charlado con diferentes responsables de Aldeas España por videoconferencia. Los últimos días la monarca va teniendo diferentes encuentros vía skype con diferentes entidades. Lo más curioso, sin embargo, es la manera como Letizia saluda a sus interlocutores. Explica la revista Lecturas que "durante sus últimas reuniones, la reina ha utilizado una fórmula para dejar claro a sus interlocutores con quién estaban hablando: 'Buenos días, soy Letizia, la Reina'". Seis palabras que sorprenden. Especialmente por remarcar su estatus. Gracias por la aclaración.

Imagen

Se supone que si alguien de alguna entidad tiene que charlar con la reina, ya lo sabrá previamente antes de conectarse. Y más, cuando la están viendo vía telemática. No será como si le llamara Pablo Motos por sorpresa preguntándole: "¿Sabe usted qué es lo que quiero? La tarjeta de 'El Hormiguero'". Pero la reina considera oportuno recordar que ella es La Reina. Como Bond, James Bond. Letizia, la Reina Letizia. Por si quedaba alguna duda. Lecturas, con razón, dice que es "una frase con la que deja claro a la otra persona con quién está hablando. Resulta extraño que no se presente diciendo simplemente su nombre". Cada vez, sin embargo, resulta menos extraño el comportamiento altivo de Letizia. Perdón, de la Reina.

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Lun 06 Abr, 2020 6:06 pm


Bicentenario del rifirrafe de la reina Letizia y Sofía

Así ha cambiado la familia real española desde hace hoy dos años. La reina Letizia y Sofía protagonistas del domingo de Resurrección en Palma 2018. Ahora es el Rey Juan Carlos., POr su parte los reyes Felipe VI y la reina Letizia realizando videoconferencias en el palacio de Zarzuela, juntos y por separado en sus respectivos despachos

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Jue 02 Abr, 2020 2:41 am

Imagen

Así saldremos de la cuarentena: divorcios, bebés y sopa de acelgas

Carlos García-Calvo



En mis charlas matutinas por Face Time con con la señora Danvers que se encuentra recluía en casa de su hija soltera en la localidad de Tunbridge Wells, nos imaginamos como será el mundo después del Covid19.

Danny opina que:

a) habrá muchísimos divorcios, ya que la convivencia forzada es letal para ciertas parejas que no están acostumbradas a verse las caras las 24 horas del día. Que las que sobrevivan serán las que en el momento de la confinación se encontraban en ciudades diferentes y solo pueden recurrir a Skype Face Times o Hangouts, por ejemplo.

b) habrá miles y miles de mujeres preñadas, ya que según cuentan, las parejas que no están tirándose los trastos a la cabeza, practican muchísimo sexo y que el kama sutra y 'The Joy of Sex' se han agotado. Que tendremos un maravilloso baby boom que llenará de felicidad a los gobernantes de muchos países europeos que se quejaban de la caída en la tasa de natalidad.


Yo en cambio opino que de esta saldremos gordos. Durante los encierros uno sueña con comida a todas horas, pero en mi caso, gracias a mi querida Isabel Maestre y sus menús semanales, estoy tomando verdura. Sus menestras, como diría Enrique Iglesias, son una experiencia religiosa.

El 80 por ciento de mi familia y amigos se han lanzado a cocinar y te enseñan con orgullos sus obras culinarias en las redes. Mi sobrino José Igual en la localidad palentina de Grijota hace unas hogazas espectaculares de masa madre. Rafa Ríos ha realizado hasta la fecha desde cocido canario hasta tarta de plátano pasando por muchos platos más y te enseña todos los pasos a seguir por Instagram por si quieres hacer esos platos. Lo peor es que a casi todos les ha dado por la repostería, lo que mas engorda del mundo y según cuentan los polvos Royal se han agotado.

Gente que no ha pisado una cocina en toda su vida como Manolo Blahník, está encerrado en su casa de Bath y que, harto de la cocina británica, se lanzó a hacer una crema de lentejas, siguiendo las instrucciones de su cocinera en la isla de La Palma. Me dijo que tardó, pero le quedó buenísima. Le animo que pruebe de hacer otra con judías blanca.

Yo he hecho una sopa de acelgas para imaginarme que sabor puede tener la que toman SSMM y sus hijas en Zarzuela que, según vimos en un vídeo, no parece muy apetecible. La mía lleva una cucharada de nata y cuando se lo cuento a Adela Sanz-Briz que se repone del Covid19, me dice "la nata se te va directamente a las caderas". Le respondí que cuando por fin salgamos, nadie de fijará en las caderas.

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Lun 23 Mar, 2020 12:10 am


La reina Letizia encuentra la excusa perfecta para distanciarse de su suegro

La reina Letizia y su suegro el rey Juan Carlos coinciden en escasas ocasiones. La familia real española reside en el palacio de la Zarzuela y los reyes Felipe y Letizia con sus hijas las Infantas Leonor y Sofía, residen en el pabellón del principe o casa de Asturias

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Vie 28 Feb, 2020 4:00 pm



Joaquín Reyes - Letizia I de España y V de Malasaña

Re: Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por naty » Mié 19 Feb, 2020 10:24 pm

Invitado escribió:Yo he oido que Sofia es hija de Telma y Ortega Cano pero tengo dudas :sherlock


no, yo he oído que la niña es de Juan el Golosina.... y que Letizia quería un hijo suyo a toda costa....

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Mié 19 Feb, 2020 7:07 pm


Lo que cuenta el Nuevo libro sobre Letizia, la Reina Impaciente

La reina Impaciente es un título de nuevo libro escrito por Leonardo Faccio sobre la esposa del rey Felipe VI. Reuniendo testimonios de personas con las que Letizia Ortiz Rocasolano se ha relacionado en su vida, el escritor hace un retrato sobre doña Letizia de Borbón

Re: Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Mié 19 Feb, 2020 7:06 pm

Bamboo escribió:Hola!
he oído un rumor que Leonor es una hija de Letizia y su amante;Sofía es una hija de Letizia y Juan Carlos.
Parece una locura.
¿alguien ha oído hablar de esto?
Lo siento por mi español


Yo he oido que Sofia es hija de Telma y Ortega Cano pero tengo dudas :sherlock

Re: Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Bamboo » Dom 26 Ene, 2020 1:56 am

Hola!
he oído un rumor que Leonor es una hija de Letizia y su amante;Sofía es una hija de Letizia y Juan Carlos.
Parece una locura.
¿alguien ha oído hablar de esto?
Lo siento por mi español

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Vie 24 Ene, 2020 5:19 pm

Imagen

Gran escándalo: amigos de Doña Letizia la ‘destrozan’ en un libro y hablan de “favores sexuales” para fichar por TVE

Tres años después de que se hubiese anunciado su estreno parece que, ahora sí, el libro biográfico de la Reina Letizia verá la luz el 20 de febrero. La Reina impaciente, así se llama la obra publicada por Editorial Debate, promete no dejar indiferente a nadie y sobre todo en el entorno de Casa Real.

Cuentan a Periodista Digital fuentes próximas a Palacio que incluso Doña Letizia intentó hace unas semanas reunirse con los editores para frenar la publicación de la biografía ‘no autorizada’ y que tiene especial relevancia en los años jóvenes de la entonces desconocida Letizia Ortiz.

El autor de la polémica obra es Leonardo Faccio, un periodista argentino que también es profesor en un máster de periodismo en la Universidad de Barcelona. Según cuentan a Periodista Digital fuentes próximas a la editorial, la ‘biografía’ se habría documentado en entrevistas con “más de cien amigos de Doña Letizia”.

Hace especial hincapié en su etapa de juventud. Es una investigación sobre su pasado mexicano y la obra revelará episodios como su novio periodista o su relación de amistad con el grupo Maná. Cuentan a PD las mismas que es un libro “fidedigno y sin tapujos” que revelará un episodio en el que la hoy Reina habría recibido un ofrecimiento sexual a cambio de trabajar en TVE. Un escándalo.

En 2017, el 18 de mayo, se publicaría esta obra de 240 páginas… pero misteriosamente jamás fue así. La editorial recalcaba: «el libro es fruto de cinco años de trabajo, una profunda inmersión en el círculo de Letizia Ortiz. Faccio ofrece una completa radiografía de la personalidad de la reina así como su evolución a lo largo del tiempo: su búsqueda de la perfección, el descontento perpetuo de sí misma, sus ansias de controlarlo todo, su ímpetu, audacia y rebeldía. Una persona que abandona su profesión pero que no ha renunciado a sus batallas personales”.

“Me llamo Letizia Ortiz Rocasolano y me voy a Guadalajara a hacer el último curso de la maestría de comunicación social”, explicaba la Reina. Entonces, la soberana estuvo trabajando para Boots y poco tiempo después encontró trabajo en el diario Siglo XXI después de que Jorge Zepeda, se director, la conociese en una fiesta. “Letizia trabajaba con tanto ahínco que tuve que llamar al editor del suplemento para decirle que el 80% de los artículos estaban firmados por esta mujer”, contaba él.

Esos años posó para el artista Waldo Saavedra, la imagen resultante acabó siendo la portada del disco Sueños líquidos, de Maná. En ella podía verse desnuda a Doña Letizia​, creando una gran polémica. Muchos afirmaron que Letizia solo fue modelo de rostro y que el resto fue «imaginación» de Waldo. Ahora, todos aquellos episodios formarán parte fundamental del libro.




LETIZIA. LA REINA IMPACIENTE

Leonardo Faccio

Fragmento

El descontento de sí misma

Antes de ser reina de España, a Letizia Ortiz no la llamaron siempre con el mismo nombre. Ha sido «Leti» para sus amigas íntimas. O fue «Let» cuando firmaba notas apresuradas en servilletas de papel, y «L.O.R.» cuando enviaba cartas por correo con sus iniciales de remitente. Siendo niña, la futura reina de España jugaba con sus hermanas a ser la perfecta bailarina rusa de ballet y en las clases de danza a las que asistía se hacía llamar «Marisova», por el nombre de su profesora Marisa Fanjul, pero sus amigos de infancia solo veían en ella a una niña flaca y la llamaban «la Grulla». Cuando decidió ser periodista, en el diario La Nueva España, de Oviedo, la ciudad donde nació y donde hizo sus primeras prácticas en la prensa, a Letizia Ortiz la habían apodado «Letizia con Zeta», de tanto reclamar que escribieran bien su nombre. Le decían «Letizia Noticia», porque cada día llegaba con historias que para ella merecían lugar en las páginas del día siguiente. O le decían «la Fantástica», por actuar como la incisiva en la que quería convertirse. En su tiempo de reportera en un periódico de México, Letizia Ortiz firmaría con el seudónimo «Ada». Años después, cuando fue presentadora en la televisión pública de España, sus compañeros de trabajo veían en Letizia Ortiz una actitud de periodista estrella, y la llamaban «Letizia la Ficticia», pero a sus compañeros con menor imaginación les bastaba «la Ambición Rubia». Hija de una enfermera y un periodista, nieta de una locutora y actriz y de un vendedor de máquinas de escribir, con un abuelo materno que fue de esos taxistas conversadores de Madrid, la reina de España creció en una familia que parecía más hecha para contar dramas que para protagonizarlos. Uno de los personajes de Todo sobre mi madre, la película de Almodóvar que ganó un Óscar, decía: «Una es más auténtica cuanto más se parece a lo que ha soñado de sí misma». Un seudónimo te permite ser otro, y cada año Letizia Ortiz se iba pareciendo más a la mujer en la que deseaba convertirse.

Hoy los escoltas de la Guardia Real de España la llaman «Jefa».

A veces, cuando Su Majestad no está presente en el Palacio de la Zarzuela, en un acto oficial, le dicen «Chiquitina».

Más que chiquita, la reina de España es muy delgada, pero delgada y fibrosa. Y al verla de pie, tiene una leve inclinación hacia delante, como si sintiese que el viento avanza en su contra. Tiene un mentón altivo, usa tacones de doce centímetros y, tras la aparente fragilidad de su cuerpo de corredora de fondo, sobresale una voz estridente que, a veces, suena como una radio encendida a todo volumen.

—Yo era Ada sin H —me dijo una mañana la reina, y alzó su dedo como quien da una lección—. Mi historia no tiene nada de mágico.

La noche anterior no había dormido en su casa.

Había viajado a Girona con Felipe VI para presidir una entrega de premios a científicos, empresarios y escritores. Al día siguiente, cuando estaba en unas conferencias sobre ciencia, economía y publicidad, unas cien personas gritaban lemas contra la monarquía a unos trescientos metros de allí. Querían una Cataluña independiente. Gritar su desprecio en la cara del rey. Mientras en un rincón del Palacio de Congresos de Girona la reina me explicaba cómo se escribe su seudónimo de juventud, en Cataluña se tramaba una declaración de independencia.

Desde niña la reina había querido ser independiente.

Se había dedicado a un oficio que vive entre la urgencia y la indiscreción, entre las noticias falsas y la verdad. Había trabajado durante diez años en tres diarios, una agencia de noticias y había sido presentadora en tres cadenas de televisión. Había hecho su primer programa público de radio a los doce. A los diecisiete fue novia de un profesor de literatura diez años mayor. A los veintidós le permitieron ingresar en un curso de doctorado antes de acabar la carrera de Periodismo. A los veinticinco se casó con su novio de la adolescencia. Un año después se divorció de él. Antes de cumplir treinta había comprado su primera casa y llegado a dar las noticias en Bloomberg TV, CNN+ y TVE, donde presentó el telediario con mayor audiencia.

Días antes de aparecer en público como la novia de Felipe de Borbón, la futura reina fue víctima de su propio exceso de velocidad.

—Le gustaba pisar el acelerador —dijo en una entrevista Alfredo Urdaci, quien fue su jefe en Televisión Española—. A ella le gustaba correr.

De camino al que sería uno de sus últimos días de trabajo en televisión, Letizia Ortiz provocó un choque múltiple en la carretera M30 que rodea el centro de Madrid.

—Está usted viva de milagro —le dijeron unos enfermeros de urgencias que la asistieron—. Podría haberse matado.

Ser reina exige hacer h....

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Vie 24 Ene, 2020 5:11 pm

Imagen

Letizia tiembla: primera vez que se reencuentra con la mujer que la destrozó

Apunten este día: 15 de abril. La reina Letizia lo tiene marcado en rojo y ya tiembla sólo de pensar que llegue esta fecha. Porque este será el día que se verá cara a cara con la persona que más claramente le ha dicho lo que piensa, la mujer de la aristocracia que más la ha humillado públicamente, la royal que le ha cantado las cuarenta como nadie: Marie-Chantal Miller.

Imagen

El próximo 16 de abril es el cumpleaños de la reina Margarita de Dinamarca. Sopla 80 velas. La fiesta entre la realeza será excepcional. Conciertos, festines, infinidad de actos y dos semanas de celebraciones previas a la fecha, que se alargarán casi dos meses después. Otra cosa no, pero que las casas reales europeas tienen tiempo para hacer fiestas, está claro.

Imagen

La víspera de su cumpleaños le han preparado una cena de gala en la que se espera la presencia de los reyes de España. Letizia y Felipe ya asistieron al 75.º aniversario de la homenajeada y ahora no pueden faltar. Un acto donde también estarán Pablo de Grecia y su mujer... Marie-Chantal Miller, ya que el príncipe griego es sobrino de la monarca. Será el primer encuentro en público de la reina y de su némesis después del feo de Letizia a la reina Sofía en la catedral de Palma. Después de la imagen de la vergüenza que dio la vuelta al mundo, la familia griega de Sofía salió en defensa suya y aniquiló a Leti. La más radical, Miller, que dijo, sin ambages: "Ninguna abuela merece este tratamiento. Ha demostrado su verdadera cara". Nunca nadie de la realeza había dicho tan abiertamente cómo es en realidad Letizia.

Imagen
@gigihoward

Hay que añadir que Miller es muy amiga de una ex novia de Felipe, Gigi Howard, y que se va con ellas de vacaciones. No es difícil imaginar que a Letizia le deben silbar las orejas por alguna conversación de las amigas. Veremos si la reina española disimula la ira que le correrá por las venas y si hacen el paripé de sonreir tan amiguis o si, en cambio, hay otro feo sideral como el de Palma. Los cuchillos irán que volarán. Y no sólo para cortar el pastel de la reina Margarita.

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Sab 18 Ene, 2020 3:22 am

Imagen
Letizia Ortiz Rocasolano, fotografiada en 1996 en Guadalajara (México), durante su estancia de ocho meses allí.


REINA LETIZIA
‘LA REINA IMPACIENTE’ QUE SE HA RETRASADO TRES AÑOS

El próximo 20 de febrero se publica la controvertida biografía de Letizia Ortiz escrita por el periodista argentino Leonardo Faccio, prevista en un primer momento para 2017 y que llega ahora con la promesa de ser el “perfil biográfico más completo” sobre ella.

DARÍO PRIETO


CON TRES AÑOS DE RETRASO, el próximo 20 de febrero llega a las librerías Letizia. La reina impaciente, “el perfil biográfico más completo de la reina”, según la nota de prensa de la editorial que lo publica, Debate. El pasado día 8 el sello perteneciente al gigante Penguin Random House la envió vía correo electrónico y, al leerla, una ventanita se abrió en la cabeza de quienes siguen los pasos de Letizia Ortiz. En efecto, se trataba del mismo libro cuyo lanzamiento estaba previsto para la primavera de 2017 y que fue retrasado en un primer momento hasta finales de aquel año, para luego desaparecer de las previsiones de la editorial. El autor es el mismo que se anunció en su momento, Leonardo Faccio, y lleva un subtítulo explicativo: ¿Qué significa ser reina en el siglo XXI?

¿Pero qué ha pasado con esta biografía? Y, sobre todo: ¿qué cuenta? En Debate guardan un hermetismo total y se remiten a la nota, que describe la obra como “un acercamiento poliédrico que presenta a Letizia Ortiz con todas sus fortalezas y contradicciones, así como su papel en una monarquía que por primera vez tiene una reina con origen plebeyo y quiere modernizarse para sobrevivir”. También, como “una aproximación a la intimidad del personaje analizado a través de la mirada –caleidoscópica– de aquellas personas que formaron y forman parte de su entorno más cercano”. Una “completa radiografía de la personalidad de la reina” fruto de “cinco años de trabajo, una profunda inmersión en el círculo próximo de Letizia Ortiz y más de cien entrevistas realizadas a personas que compartieron camino con ella”.

Sin embargo, entre esas personas entrevistadas no figuran algunos de quienes más la han estudiado. Es el caso de su primo, David Rocasolano, que en 2013 publicó Adiós, princesa (FOCA), con detalles nunca antes revelados de su vida. Rocasolano asegura a LOC que Faccio no ha contactado con él para tratar de su prima. Tampoco Jaime Peñafiel, que ha seguido con mirada incisiva los pasos de la actual Reina de España, tiene noticias del biógrafo.

El propio autor no quiere desvelar nada. Tras dar con él, declinó hacer declaraciones a este diario sin la autorización de la editorial.

Imagen
Pintura de Waldo Saavedra para el disco ‘Sueños líquidos’ de Maná.

Faccio es un periodista y escritor argentino nacido en 1971 y residente en Barcelona desde comienzos de siglo. Comenzó como fotorreportero y ha visto imágenes y textos suyos publicados en varios medios, incluido EL MUNDO. En 2011, también en Debate, vio la luz su primer libro: Messi. El chico que siempre llegaba tarde (y ahora es el primero). Faccio colabora como editor asociado con la prestigiosa revista y editorial peruana Etiqueta negra, y da clases de fotoperiodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona.

En su momento, la periodista Pilar Eyre desveló que el libro incluiría episodios escabrosos, cuando un directivo televisivo le ofreció a Letizia un puesto de trabajo a cambio de favores sexuales, algo que ella rechazó. Fuentes próximas al entorno de la Reina señalan que en el relato tiene un peso específico importante paso de Ortiz Rocasolano por México. Allí estuvo ocho meses, en la ciudad de Guadalajara, en 1996. De esa época es el retrato que le hizo un artista local (Waldo Saavedra) y que luego aparecería, con Letizia como una sirena con los pechos al aire en el libreto del disco de Maná Sueños líquidos (1997).

Si hubo o no relación con Saavedra o con alguno de los miembros del grupo tapatío, a los que entrevistó durante su estancia allí, es un tema que ha provocado especulaciones y que, en teoría, debería resolver este nuevo volumen.

Las demoras, a pesar de la impaciencia a la que hace referencia el título del libro, han hecho saltar las alarmas. ¿Habrá sufrido recortes de algún tipo? ¿Correcciones y reelaboraciones? ¿Hasta qué punto ha participado la Reina en él? La nota de prensa prefiere avanzar algunos de los rasgos de su personalidad que quedan dibujados en la biografía: “Su búsqueda incesante de la perfección, el descontento perpetuo de sí misma, sus ansias de controlarlo todo, también su ímpetu, audacia y rebeldía”. En definitiva, “la historia de una persona que abandona su profesión pero que no ha renunciado a sus batallas personales”.

Sin embargo, el propio primo de la biografiada tiene sus dudas sobre estos ambiciosos adelantos. “Me parecen muchas 100 entrevistas de otras tantas personas para hablar de ella. No habrá ni 20 personas que la conozcan de verdad como para hablar sobre ella”, formula.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 18 DE ENERO DE 2020

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Dom 05 Ene, 2020 2:58 am

Imagen


Letizia, menos tacones, más pueblo y proximidad: 10 claves para ayudar al Felipe VI acosado

Ante la llegada del Gobierno más republicano, debe centrarse en la defensa de la Corona, olvidar los retoques estéticos y corregir su mal humor.

Cristina Coro


Llegan tiempos de incertidumbre al Palacio de la Zarzuela. A pesar de la tranquilidad que desde el Gobierno se ha querido transmitir a la Jefatura del Estado, la realidad es que los pactos que van a llevar a Pedro Sánchez a ser el nuevo presidente el próximo martes 7 de enero no gustan en el equipo de Felipe VI. Mientras que Unidas Podemos lleva la república en uno de sus puntos fundamentales de su programa electoral, Esquerra Republicana de Catalañua lo lleva hasta en su propio nombre. Es sin duda, el momento más difícil para el monarca desde que se convirtiera en Rey el 19 de junio de 2014. "Hay que arrimar el hombro, estar vigilantes y velar por la unidad del país y el cumplimiento de nuestra Constitución. Como bien dijo el Jefe en su discurso de Navidad, hemos hecho frente -y hemos superado- situaciones muy difíciles con una serenidad y entereza, demostrando gran resistencia y madurez. Así que eso es lo que nos toca ahora", asegura a EL ESPAÑOL un trabajador de la Casa.

Esta nueva misión a la que se enfrentan en Palacio no afecta solo al propio Rey, la Reina Letizia también debe dedicar gran su parte de trabajo y el máximo de los esfuerzos. Ha llegado el momento de abandonar la política de perfil bajo, la de no llamar la atención, que ha adoptado desde la proclamación de Felipe VI. Ahora, tal y como apuntan de Casa Real a este periódico toca "comenzar con la acción, empezar a destacar y a mostrar que la Jefatura del Estado existe y tiene una labor importante que ejercer".

Paradójicamente, según el último sondeo de SocioMétrica para EL ESPAÑOL, los votantes de Podemos son los únicos -de entre los partidos nacionales- que aprueban el papel y actividad de la reina Letizia, mientras que el resto la valoran negativamente ahondando en diferentes grados de suspenso. El total de los encuestados otorga a la reina consorte, de media, un 4,8: un suspenso por los pelos.

Con estos datos y aunque la Constitución -a la que tanto apela el Rey- prácticamente no define los deberes de la Reina (más allá de destacar su protagonismo en caso de regencia), es vital la importancia de su papel en el indispensable apoyo de la labor institucional de su marido, además de la tarea individual que tiene en representación de la Corona. Y es que Letizia pertenece a una nueva generación de reinas europeas alejadas del todo de la figura de la mujer florero, propias de monarquías ya pasadas. EL ESPAÑOL analiza y enumera los diez puntos por los que debe apostar la ex periodista para ayudar a la Corona en los tiempos complicados que se aproximan.

1. Menos tratamientos estéticos

La Reina tiene que cambiar la imagen que transmite a muchos españoles. Su preocupación extrema por la imagen, que le hacen caer una y otra vez en tratamientos de belleza y retoques de estética están empezando a hacerla irreconocible, lo que hace que mucha gente crea que esta es su única labor. Aunque nadie sabe con seguridad quién es la persona que trata a Letizia, todo parece indicar que es el doctor Pedro Jaén, presidente de la Asociación Española de Dermatología, con el que mantiene además, una estrecha amistad.

Imagen
Desde que saltó a la palestra, Letizia se ha sometido a varios retoques estéticos.

La esposa de Felipe VI no pasa por el quirófano, sino que todos sus retoques están basados en inyecciones de vitaminas y tratamientos poco agresivos que le realizan en el propio Palacio de la Zarzuela. Pequeñas cosas que se pueden hacer sin miedo a que sus huellas se queden en su rostro en forma de moratones o hinchazón.

Desde luego, el doctor, que es uno de los más populares entre las famosas de este país a la hora de tratarse la piel, ni lo afirma ni lo desmiente, ya que es consciente de que cualquier comentario sobre su paciente más VIP supondría que dejaría de serlo de forma inmediata.

Es uno de los comentarios más comunes entre los españoles a la hora de hablar de su Reina es que si comparas una imagen de Letizia de 2004, año en el que se convirtió en Princesa de Asturias, con una actual parece otra mujer, no más mayor, si no distinta.

2. Acercarse al pueblo como 'la reina de las lavanderas'

La reina Letizia debería tener como libro de cabecera en su mesilla de noche La reina de las lavanderas de Carmen Gallardo. En este se narra cómo María Victoria -esposa de Amadeo de Saboya- fue una reina culta y virtuosa en un país convulso e inestable. Pero también efímera, como podría serlo Letizia, si triunfan los deseos de muchos republicanos -que ahora formarán parte del Gobierno de Pedro Sánchez- que pretenden convertir a su marido Felipe VI en el nuevo Breve. Aunque en un periodo corto, María Victoria dio una gran importancia a su imagen social gracias a su enorme acercamiento al pueblo, algo que le ayudó a consolidar su posición.

Cuentan las crónicas que cuando La reina de las lavanderas -se ganó este apodo después de dar asilo a estas trabajadoras- llegó desde Italia y desembarcó en Alicante repartió pesetas y pan a los pobres que se cruzaban en su camino. Además, en las audiencias, la reina recibía de manera muy personal a personas -o instituciones- que necesitaban ropa, alimentos o dinero. Y no se trataba de audiencias muy eventuales, sino que tenían -casi- el carácter de diarias. Allí se dedicaba a escuchar todo tipo de problemas de la gente del pueblo, algo de lo que -sin duda- debería tomar nota Letizia y llenar su agenda de este tipo de audiencias en sustitución de foros encorsetados sobre asuntos que no se cuelan entre las preocupaciones reales de los españoles.

María Victoria materializó esa caridad y afán por acercarse al pueblo en varios actos benéficos en Madrid. Un ejemplo es que utilizó sus propios fondos económicos para construir una casa de acogimiento para los hijos de las operarias de la fábrica de tabacos.

Tras más de cinco años en el cargo de Reina consorte, Letizia sigue teniendo que trabajar la naturalidad, huir de tanto encorsetamiento. Tiene que empezar a asistir a actos que la vinculen de verdad a la gente. Mientras en España disfrutan de la Feria de Abril los monarcas holandeses, con vestido de gitana incluido, o del Camino de Santiago los soberanos belgas y nuestra Reina sea incapaz de pisar una romería o una fiesta local, es imposible que el pueblo la considere cercana. En muchas ocasiones a la esposa de Felipe VI parece que se le olvida que la suya es la única institución política que necesita no sólo apoyo, sino un verdadero afecto de los españoles.

De eso sabe mucho su antecesora en el cargo. La reina Sofía también dio sus primeros pasos como soberana con un papel bastante desdibujado al comienzo de la Transición. Sólo dejó de ser La griega tras empezar a tener contacto directo con la gente, con el pueblo.

3. Hacer bandera de la mejora de la Educación

Dentro de la agenda de la Reina hay tres temas fundamentales en los que trabaja cada día: salud, cultura y educación. Es en este último pilar donde Letizia tiene que poner todas sus fuerzas para intentar arreglar el desastre que ha supuesto el último informe Pisa para España, un tema que ha calado mucho en la sociedad española.

Pero también está a punto de ponerse en marcha la nueva Ley Celaá sobre educación, lo que supondrá la derogación de la Lomce, y que da el control al Gobierno sobre el 55% del contenido de la materia que estudiarán los alumnos españoles. También supondrá que la religión no contará para la nota final y la apertura de más opciones para los alumnos de bachillerato, entre otros muchos otros cambios.

La esposa de Felipe VI tendrá que ayudar a la difusión y explicación de las nuevas normas, esta tiene que ser una de sus prioridades.

Imagen
Letizia junto a Michelle Obama unieron fuerzas por la Educación

4. Menos vestidos y más contenido

Este es otro de los puntos que la Reina debería solucionar. No nos estamos refiriendo al gasto que Letizia hace en ropa, ya que es una de las royals que menos parte de su presupuesto gastan en vestuario. Sin embargo, la política de perfil bajo hace que en sus actos se hable mucho más del modelito que ha elegido ese día que del motivo que la ha llevado hasta allí. Esto no es sólo responsabilidad de la Reina. Ella no tiene el 100% de la culpa, aunque algunos de sus looks incitan a las críticas ya sea por su precio o por ser demasiado llamativos por cortos, largos o poco apropiados.

Hay que recordar que durante el viaje a Cuba, uno de los más importantes que ha realizado el año pasado, Letizia estrenó en la cita con el colectivo de españoles en La Habana un modelo de Carolina Herrera, que tenía un precio de más de siete mil euros. También fueron muy comentados sus pasos en el Teatro Real el pasado mes de septiembre subida en unos tacones de más de mil euros firmados por Manolo Blahnik. Y a todo el mundo sorprende el dato de que en 2019 haya estrenado un mismo zapato, firmado por Carolina Herrera a 535 euros cada par, en siete colores diferentes.

Imagen
Los zapatos más caros de la reina Letizia.

5. Corregir su relación con su familia política

Otra de las cosas en las que la Reina tiene que ser perfecta es en su relación con su antecesora en el cargo, la Emérita Sofía, su suegra, una de los miembros más queridos de la Familia Real. La famosa Crisis de las Reinas, producida a las puertas de la Catedral de Palma de Mallorca el último día de marzo de 2018, hizo mucho daño a la Corona, pero sobre todo a la imagen de Letizia y de su hija, Leonor. Aunque la hija mayor de los Reyes ya se ha recuperado con sus dos intervenciones, una en los Premios Princesa de Asturias y otro en los de Girona, su madre sigue arrastrando aquel momento en el que se puso delante de su suegra para impedir que se hiciera una foto con sus nietas. Las encuestas internas de Zarzuela, que se realizan cada tres meses, siguen suspendiendo a la esposa de Felipe VI, que se queda bastante lejos del aprobado.

Pero su mala relación con la familia política no se queda en su suegra. Es complicado explicar, como ocurre en todas las familias, una relación entre cuñadas que dura ya 16 años. Todo empezó mal porque tanto Elena como su hermana pensaron que tendrían en Letizia a una plebeya inexperta en temas de la corte, a una muñeca fácil de manipular a su antojo, pero pronto descubrieron que no lo iban a tener tan fácil: la plebeya tenía carácter. El estallido del caso Noos hizo que rompiese relaciones con su cuñada Cristina y su cuñado Iñaki, a los que mantiene un enorme cordón sanitario. Letizia debería afianzar su relación con toda la familia de su marido Felipe, para volver a dar la imagen de unidad.

Imagen
Una de las imágenes que más repercusión tuvo en misa de Pascua en Palma el pasado año.

6. Potenciar su perfil de comunicadora

Antes de llegar a ser Princesa de Asturias, Letizia era periodista. Su entrada en Zarzuela supuso una llegada de aire fresco en muchos sentidos, entre ellos en la comunicación. Gracias a Letizia el Rey de España es en la actualidad -de entre todos los monarcas europeos- no sólo uno de los más preparados, sino también uno de los que más aplomo y seguridad ofrece en sus intervenciones.

Imagen
Letizia, en su época de presentadora en Televisión Española.

Es sin duda, uno de los puntos fuertes que le ha aportado de la Reina consorte. Cuando la esposa de Felipe VI da sus discursos en cualquiera de los actos que protagoniza cada semana, deja patente que su manejo del arte de comunicar es casi perfecto: es concisa, tiene una dicción correcta y sus gestos son claros. Comunicar era su trabajo, pero también sigue siendo ahora parte de su labor. Hacer llegar su mensaje a todo el que deba y quiera escucharlo.

"Ahora, desde la Casa del Rey, esta acción tiene que multiplicarse por una comunicación más precisa. Llega el momento de explicar el papel que juega la Jefatura del Estado en estos tiempos. Ser un faro para guiar a muchas de las personas que creen que con la llegada de este nuevo Gobierno republicano llega una etapa de oscuridad", apunta la misma fuente consultada.

Uno de los puntos que tiene que tener en cuenta la Casa del Rey si quiere conseguir llegar a más gente es la cercanía de la Reina con la prensa. Un sencillo hecho explica claramente a qué nos estamos refiriendo. Hace un mes, Letizia se encontraba visitando el Museo del Prado con motivo del 200 aniversario de la pinacoteca madrileña. Previo acuerdo, -aunque coon las imágenes se hacía pretender creer a la gente que la Reina pasada por allí y se encontraba con la reportera de sorpresa-, la periodista de Telemadrid, Ascensión Vázquez (habitual de la Casa del Rey desde hace más de 15 años) le hizo una pequeña entrevista a Letizia sobre el Museo.

No dijo más que obviedades sobre las maravillas que cuelgan en las paredes del edificio. Sin embargo, la repercusión de la exclusiva que había conseguido la reportera de la televisión autonómica, que luego replicaron todos los medios de comunicación, da cuenta de lo poco acostumbrados que estamos a ver a Letizia ante un micrófono. Otras royals europeas están acostumbradas a hacer reportajes para revistas femeninas, entrevistas en las televisiones o abrir sus palacios para que la gente vea cómo es su día a día. La Reina española no quiere ni oír hablar de este tema, ella cree que cuanto menos hable mejor, ya que no se le sacará punta a todo lo que no dice.

Imagen
Letizia mostrando sus dotes como comunicadora en la Federación Española de Enfermedades Raras.

Sin embargo, la Reina sí que mantiene conversaciones con algunos compañeros periodistas, pero no con los que cubren la información de Casa Real. La esposa de Felipe VI llama, con cierta frecuencia, a periodistas para enterarse de lo que se cuece en las redacciones más importantes del país. Algunos son antiguos colegas de cuando ella ejercía la profesión y a otros los conoce de coincidir en actos de la Corona. Son varios los contertulios radiofónicos que reciben una llamada desde un número oculto y se llevan la sorpresa al contestar al darse cuenta de que al otro lado se encuentra la Reina de España.

7. Menos manía por controlar todo

Una buena forma de ayudar a la Corona en estos momentos tan complicados sería teniendo una agenda menos encorsetada. La presumible obsesión de Zarzuela porque Letizia no pise ningún charco le impiden una proyección que podría ayudar mucho a mejorar la imagen de la institución.

Imagen
Letizia en un viaje oficial a Argentina en marzo del pasado año.

Letizia tiene una de las agendas internacionales más pobres de todas las royals europeas. Los actos que protagoniza en España están completamente controlados al milímetro. Y esto, unido a su enfermiza manía de controlarlo todo y su nula espontaneidad, hacen que no termine de conectar con nadie.

Además, miles de españoles viven con preocupación la llegada de Unidas Podemos al Gobierno, ya que dentro de su programa viene reflejada la eliminación de la educación concertada y segregada por sexo (es decir, centros en los que los niños son separados de las niñas). Uno de los cometidos de la Reina en esta nueva etapa es llevar la tranquilidad a estas familias y hacer que el tema de la educación tenga la relevancia que se merece, convirtiéndolo en prioridad.

Pero no siempre los comentarios han sido de este tipo. Se alabó mucho la decisión de la esposa de Felipe VI cuando por fin decidió apoyar a pequeñas firmas españolas que se encuentran dando sus primeros pasos en el difícil negocio de la moda. Eso ocurrió cuando el 1 de junio del pasado año apareció en Sevilla, con motivo del Día de las Fuerzas Armadas, con un espectacular diseño rojo creado por la marca de la capital andaluza Cherubina.

8. Seguir dejando brillar a su hija, la heredera

Una de las cosas que ha hecho muy bien la Reina en el año al que acabamos de decir adiós, ha sido el ceder todo el protagonismo a su hija, la Princesa de Asturias. Aunque a muchos les ha sorprendido, Letizia ha dado una lección de maternidad y de saber estar como simple apoyo a Leonor cuando era ella el centro de atención. La hija mayor de los Reyes ha comenzado su camino como heredera al trono de España y su madre tiene que estar ahí para ser su mejor guía pero sin eclipsar ni un ápice el resplandor con el que ha brillado la adolescente.

Imagen
Leonor, en los Premios Princesa de Asturias, que presidió este año por primera vez.

9. No interferir en las relaciones del Rey con los políticos

Aunque no parece que sea una práctica habitual de la Reina, o por lo menos no es público, sí se supo gracias a que Pedro Sánchez lo contó en su libro Manual de Resistencia el interés que tenía Letizia por mantener un encuentro con el líder del PSOE. De hecho, la Reina se presentó por sorpresa en la primera audiencia que Felipe VI mantuvo con el secretario general de los socialistas el 29 de julio de 2014. En Zarzuela explicaron que el motivo era saludar a su antiguo compañero de instituto, ya que ambos habían estudiado en el madrileño Ramiro de Maeztu. "La Reina tenía mucho interés en conocerme", decía en su autobiografía el actual presidente del Gobierno en funciones.

Imagen
Felipe y Letizia junto a Pedro Sánchez y su mujer, Begoña.

10. Controlar más su (mal) carácter

Aunque todo el mundo conoce las preferencias de la Reina a la hora de mostrarse cariñosa con alguien y arisca con otros, no debería ser algo tan evidente. Si Letizia encuentra en un acto alguien que conoce y le cae bien, se pasará todo el tiempo a su lado conversando, mientras ignora al resto de los invitados que desean saludarla o simplemente charlar con ella.

Eso ocurrió en su última visita a Roma, cuando en un acto de la FAO se encontró con una compañera de TVE y se pasó una hora hablando con ella e ignorando a todos los demás.

Imagen
Letizia en la FAO de Roma.

También los fotógrafos que la acompañan de forma habitual conocen su carácter volátil. Por su cara cuando llega a un acto ya saben si ese día van a tener buenas fotos y van a poder trabajar tranquilos o no.

Todos recuerdan cómo fue capaz, el 10 de julio de 2013, siendo todavía Princesa de Asturias, de bajar de espaldas una ladera en el parque natural de Guadarrama en Madrid con tal de que los gráficos no la retrataran de frente. Fue asombrosa la habilidad con la que disimulo su charla con el entonces Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, para poder descender al revés. Un tiempo después fue conocido que a Letizia le había molestado que colocaran a la prensa tan cerca y no quería que le hicieran fotos desde tan poca distancia.

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Jue 02 Ene, 2020 9:47 pm


¿Es verdad que la reina Letizia y la reina Sofía pelearon en Navidad?

Los reyes Felipe Vi y la reina Letizia podrían haber sido los anfitriones de la cena de Nochebuena y la comida de Navidad en su residencia oficial situada en el Palacio de la Zarzuela. Por ello, los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía serían sus invitados al contrario de como se venía haciendo. Iñaki y Cristina, cuñados de Felipe y Letizia, estaban a su vez en Vitoria con la familia de Iñaki

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Dom 22 Dic, 2019 9:31 pm

Invitado escribió:la de las extensiones de Maxima no te digo



Mal de muchos, consuelo de....

Arriba