LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Vie 05 Ene, 2018 8:06 pm


Descubre como celebraron las Navidades los jovenes de las distintas realezas

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Mié 13 Dic, 2017 7:41 pm


PRINCESAS REALES DEL MUNDO

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Lun 04 Dic, 2017 2:52 am

Imagen
La infanta Pilar de Borbón posando para Vanity Fair en el Hotel Meliá Castilla de Madrid.


"No voy a escribir mis memorias. Tendría que hablar mal de mucha gente"
Imagen

Hablamos con la Infanta Pilar de Borbón de sus célebres almuerzos, de Felipe VI y de cómo ha capeado el temporal en los últimos años. Los más críticos para la Casa Real


"Aún quedan cinco minutos”, advierte con firmeza cuando le indicamos que podemos empezar la entrevista. Ella está en la sala contigua reunida con dos colaboradoras de Nuevo Futuro, la ONG de la que es presidenta de honor. Carismática. Castiza. Espontánea. Son los adjetivos que suelen acompañar a esta mujer de melena plateada y vivaces ojos azules que hoy viste sastre pantalón y, como único accesorio, un bolso de tela diminuto que rebosa objetos. María del Pilar Alfonsa Juana Victoria Luisa Ignacia de Todos los Santos de Borbón y Borbón (Cannes, Francia, 30 de julio de 1936) es una mujer de carácter y físico imponentes. Tan contundente como amable. Directa. No se ha escondido nunca. Ni siquiera en los últimos tiempos.

El pasado mes de abril el escándalo de los papeles de Panamá salpicó a la Infanta. Doña Pilar había mantenido una sociedad en el paraíso fiscal entre 1974 y 2014: Delantera Financiera, S.A. Emitió un comunicado en el que explicó que no había tenido ingresos “fuera del control de las autoridades fiscales” ni incumplido “ninguna obligación que exigiera la legislación tributaria española”. Pero sus aclaraciones no frenaron los titulares ni impidieron que algunos programas de televisión enviasen a los periodistas a hacer guardia en la puerta de su casa. “¡El escándalo lo han montado ustedes!”, espetó a un reportero. “La Infanta Pilar no es miembro de la Familia Real, ni siquiera de la familia directa del Rey”, recordó un portavoz de Zarzuela.

    —¿Se ha sentido maltratada en algún momento por la prensa?
    —Yo no. Personalmente no. Tengo las espaldas muy anchas y no me afecta. Pero sé que han hecho daño a mucha gente inútilmente y sin estar informados, sin saber de lo que hablaban. Hay que informarse antes de hablar. ¿Ha visto, querida, alguna rectificación? Yo no mucho. Lo corrigen en la última página.

    —¿Cree que se han utilizado las noticias referentes a su persona como un arma arrojadiza contra la Casa Real?
    —No del todo, no mucho. Tampoco soy tan importante.

    —Es hermana del rey Juan Carlos, y tía de Felipe VI...
    —Sí, pero... No sé, es tu sitio en la vida. No puedo discutirlo. Lo tengo y lo vivo. Y ya está.

Doña Pilar ha venido a hablar de la 38 edición del Rastrillo de Nuevo Futuro, y hacia el Rastrillo reconducirá la charla entre anécdotas, recuerdos, confesiones y hasta citas filosóficas.

    —¿Se permite juzgar al rey?
    —¿Sabe lo que pasa? Que no puedo porque como decía, creo, Ortega y Gasset, es el hombre y sus circunstancias. Yo no puedo juzgar a una persona porque no estoy en sus mismas circunstancias. Como tampoco se mete nadie en cómo manejo mi casa. Con la familia a veces hay que tomar decisiones complicadas. Pero si las tienes que tomar, las tomas. Y ya está.

Imagen

Los últimos años de la Casa Real española han estado marcados precisamente por las decisiones complicadas. Doña Pilar ha continuado impertérrita en su papel de hermana/cuñada/tía infalible y querida por todos. Es un referente. Su tradicional almuerzo de Navidad es la única cita a la que acude la Familia Real al completo. Si cumple 80 años van a agasajarla a Mallorca (esa fiesta propició por ejemplo una de las escasas ocasiones para ver a los eméritos juntos). Como han reseñado algunos medios, ejerce de pilar de la familia. Un rol al que se habituó de niña. Es la hermana mayor —de don Juan Carlos y de la Infanta Margarita, duquesa de Soria—; la madre de familia numerosa que enviudó prematuramente. “Era muy simpático. Tuve una suerte… Luis era simpático y divertido. Y muy guapo. Eso ayuda siempre. Mis hijos todavía se acuerdan de él. Y yo, también”, me confía sobre su marido. Luis Gómez-Acebo y Duque de Estrada, uno de los impulsores de la llegada de la Colección Thyssen-Bornemisza a España. “Pues sí, se le ocurrió”, dice doña Pilar. “El barón estaba buscando un sitio donde ubicarla. Estaban detrás de él la Fundación Getty y la National Gallery de Londres y Luis dijo: ‘¿Y por qué no aquí? ¡Ah espera, que tengo que hablar con el rey!’. Y el rey contestó: ‘¡Ah espera, que tengo que hablar con Felipe González!’. Y Felipe González tuvo un gesto maravilloso que fue contestar: ‘Eso lo quiero hacer yo mientras sea presidente’. Y se hizo”. Gómez-Acebo falleció en 1991 a los 57 años de edad a consecuencia de una leucemia. Ella tenía 55. “Et oui”, contesta cuando le pregunto si se convirtió a la fuerza en el cabeza de familia. “Tres de mis cinco hijos eran menores de edad; otro acababa de cumplir los 18 y Simoneta, recién, esperaba su primer bebé. Tuve que poner orden, que es lo que toca cuando se pasa por una enfermedad larga. Pero él tenía una secretaria maravillosa que se lo sabía todo y me ayudó mucho. Y ya está”.

“Y ya está”. Doña Pilar recurre a menudo a esta coletilla para dar por zanjado un asunto. No es una mujer ceremoniosa, al contrario. Me lo confirma Josefina Sánchez Errázuriz, Pina, presidenta nacional de Nuevo Futuro. “Es muy, muy inteligente. Muy humana. Y tiene un ojo clínico para detectar a los pelotas. Somos amigas desde hace 40 años porque la trato como a una más”. La prensa ha recogido a menudo esa cercanía. Y una de las ocasiones para comprobarlo es precisamente el Rastrillo donde, dice, “he servido copas a media España. Me dijeron: ‘Tú te ocupas del bar’. Pues me ocupé del bar”.

La vida de doña Pilar ha estado consagrada a la infancia a través de esta organización, la primera de estas características de España, que hoy procura hogar a casi 2.000 niños en todo el mundo mediante una red de 116 hogares y centros. Y cada edición del Rastrillo es un acontecimiento social en el que la institución recaba hasta un 30 por ciento de su financiación total. Doña Pilar, que insiste en que ponga las líneas de metro y autobús que llegan al Pabellón de Cristal de la Casa de Campo que acoge el mercadillo, me cuenta entusiasmada las novedades de este año. “Vuelven los puestos de Argentina, con sus carnes, y Perú, que es uno de los favoritos de doña Sofía. Compra mucho y le encanta la artesanía. Tiene una vista... Yo creo que es Supermán, ve lo que no ha visto nadie. Le encanta que la dejen un poquito sola y yo me aparto para que no parezca que fiscalizo lo que compra. Que hace muy feo”.

    —El año pasado por fin acudió don Juan Carlos...
    —Calla, que no había venido nunca, el pobre. Y se nos presentó. Regaló varias prendas, que se subastaron, y estaba la gente encantada. Y él: ‘Pero si esto es grandísimo, si es estupendo’. Y yo: ‘Si ya te lo decía yo, que llevo no se cuántos años invitándote’. Se quedó muy agradablemente sorprendido, y veremos si este año puede venir.

    —Y doña Letizia, ¿se dejará caer por primera vez desde la proclamación? —sí que lo hizo en varias ocasiones como princesa de Asturias—.
    —Yo desde luego le voy a poner dos letras, con el programa.

Doña Pilar cree que es “estupenda” y que está “ayudando mucho a su marido”.

    —¿Se puede, entonces, aprender a ser reina?
    —Nadie nace reina. Si perteneces a una Familia Real es más fácil, porque estás enseñada desde que tienes dos años. Pero doña Letizia ha hecho un esfuerzo enorme y se ha aprendido el papel perfectamente. Y después, cada uno le tiene que dar su sello.

Cuenta que su abuela, la reina Victoria Eugenia, le dio este consejo: “La felicidad consiste en contar los momentos buenos y los malos. Se lo dijo un amigo suyo, un embajador francés. Y yo creo que es verdad. La felicidad en sí es raro que exista. ¡Siempre tenemos alguna pepla!”

Hija de los condes de Barcelona, no tendría que haberse aprendido ningún papel en el hipotético caso de haber optado al trono de España —o de Bélgica si se hubiese casado con el rey Balduino como, dicen, pretendía don Juan—. Pero su infancia y juventud distan mucho de los de una princesa al uso. Nació en Cannes. Don Juan y doña María de las Mercedes habían abandonado España en 1931 cuando se proclamó la II República. “Ustedes hablan del exilio, claro. Pero yo tuve una infancia maravillosa. Mi madre era un fenómeno. Era un hogar aquello. Que había una guerra, pues había una guerra. Que faltaban patatas, pues faltaban patatas. Mis padres eran maravillosos. Estrictos, eso sí, para las tonterías. Una vez le dije a mi papá: ‘No quiero ir al colegio porque tengo complejo de inferioridad’. Lo que tenía era un ataque de pereza brutal. Me contestó: ‘¿Complejo de inferioridad? ¡A que te doy!’. Si no estabas con 38 de fiebre ibas al colegio como un pepe”.

Desde Francia la familia recaló en Portugal. Allí la Infanta estudió Enfermería. Y ejerció. “Tengo un diploma del Estado”. Llegó a España en 1967, tras su matrimonio con Luis Gómez Acebo. La pareja se instaló en Madrid. “Tuve que comprarme un mapa grande porque el callejero no me servía. Para todo iba a la Cibeles y, de ahí, a cualquier parte”, recuerda.

    —¿Echa de menos la España de ayer?
    —Pues no, ¿por qué? No soy capaz de comparar. Primero vivimos en la calle Padilla, en un piso pequeño. Después estaba esperando un bebé y nos mudamos a Somosaguas. Cuando murieron mis suegros, Luis heredó la casa de Puerta de Hierro, y allí seguimos. Y estoy muy contenta.

    En ese chalé de Puerta de Hierro es donde se celebran las famosas reuniones familiares. “¡Hay cada uno! De repente uno de mis hijos avisa, ¡que voy con dos, con tres, que voy solo! Si vienen más de dos no le echamos ni agua a la sopa”, bromea. No hay temas prohibidos. “Lo único que no se admite es... ¡Pues no, se admite todo!”

    —¿Qué sucede cuando se presenta don Juan Carlos?
    —De vez en cuando me dice: “Oye, que voy a almorzar”. Y yo: “¡Que vienen no sé cuántos!”. “¡Pues voy pallá!”. Como siempre se presenta con una botella de vino maravillosa, pues es bienvenido.

    —¿Qué le escandaliza? ¿Qué le sorprende?
    —La crueldad inútil con los demás. El hablar mal de la gente inútilmente. Y en ello meto a la prensa. Hablan mal sin saber de lo que están hablando.

    Tras un segundo de duda —Ay hija, ¡no se me ha ocurrido pensarlo!— admite que ha vivido “muchos momentos maravillosos. No sé. Uno de los sueños de mi familia era que volviera la monarquía a España. Yo creo que en España siempre ha funcionado. Esa ha sido una de mis grandes satisfacciones. Ver a mi padre contento. A mi hermano... Y ahora, mi sobrino”. Descarta escribir sus memorias: “Y le voy a decir por qué. Porque soy bastante malhablada y tendría que hablar mal de mucha gente que tiene hijos o nietos, o que incluso vive. ¿Y para qué hacer daño inútilmente?”. Asegura que no piensa, no discute y no habla de política, pero cuando saco el tema de la prohibición de los toros responde que “cada uno hace lo que quiere. A mí me gustan los toros y nadie tiene por qué discutírmelo. Dejé de ir porque me aburrían los del Siete, que protestaban por todo. ¡Vamos hija, que venimos a hablar del Rastrillo, no de los toros!”.

Si quieren verla en acción recuerden que hay dos líneas de metro —la 6 y la 10— y varias de autobús —las 31, 33, 36, 39 y 65— que les llevarán al Rastrillo. “Y el párking es gratis”. Allí, entre aristócratas, toreros, famosos... la Infanta estará en su salsa. “Ahora tendremos a unos jóvenes, bueno, jóvenes para nosotras, que ya tienen sus años, que nos van a poner las pilas, sobre todo para mejorar el aspecto, que estaba un poco… trasnochado”. Entre ellos su hija, Simoneta, que pertenece al Comité Directivo de la ONG. Y sus nueras. Andrea Pascual, “que es bloguera, así que hablará de lo que sea de los blogs”. Y Winston Carney, “que sabe de decoración una barbaridad. Tengo mucha confianza en ella”.

    —¿Sigue siendo la labor de Nuevo Futuro mal entendida?
    —En todas las ONG hay alguien conocido. A nosotras nos han dado un poco de lado. Me dio mucha pena cuando pedimos el Príncipe de Asturias para Menchu Herrero, la fundadora, que se estaba muriendo la pobre. Pero se lo dieron a otra persona .

    —¿Qué le hubiera gustado hacer y no ha podido?
    —Una tontería. ¡Tirarme en paracaídas! 

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Jue 09 Nov, 2017 2:31 am

Imagen


María Zurita, embarazada de su primer hijo a los 42 años

La prima de Felipe VI será madre soltera, ya que en estos momentos no tiene pareja estable. Será el primer nieto de la infanta Margarita


La familia Borbón está de enhorabuena. María Zurita, la hija de la infanta Margarita y Carlos Zurita, está embarazada de su primer hijo a los 42 años. Así lo asegura la revista 'Diez Minutos' en su publicación de esta semana. "Según fuentes cercanas, la hija de doña Margarita ha recurrido a la inseminación artificial para ser madre. Dicen que ha sido una decisión muy meditada y que lleva tiempo intentándolo, pero hasta este otoño no la había conseguido", relata la citada revista.

María Zurita será madre soltera, ya que en estos momentos no tiene pareja estable. Sus últimos novios conocidos fueron el diseñador Javier Larraínzar, con el que rompió en 2003 tras varios meses juntos, y Jorge Urbiola, un conocido diplomático. Desde entonces no se le conoce novio oficial. Este será el primer hijo de María y también el primer nieto de la infanta Margarita. La hermana del rey Juan Carlos tiene dos hijos, María y Alfonso, ambos solteros y sin descendencia. Hasta ahora.

María lleva una vida de lo más discreta. A pesar de ser bisnieta, prima y sobrina de reyes, María trabaja duramente en su empresa, Traducciones Zesauro, como licenciada en Traducción e Interpretación que es.

En su Instagram Zurita comparte fotografías de su día a día, sobre todo relacionadas con Zeta, su perrita teckel a la que adora. María siempre ha dicho que la 'Z' es una letra muy importante en su vida: es la inicial de su apellido, de su empresa y de su perrita. ¿Elegirá para su hijo también algún nombre con esta letra? El tiempo dirá.


El éxito de su empresa

Los hijos de doña Margarita son profesionales que han volado lejos de las faldas de la realeza. Y, como cualquier ciudadano, también sufrieron los rigores de la crisis. Es el caso de la propia María Zurita. La hija pequeña de los duques de Soria y Hernani decidió independizarse pronto de la vida familiar. Tras abandonar el palacete de sus padres, se instaló en una casa de alquiler y, en 2001, abrió Zesauro, una empresa de traducción que fundó con 3.000 euros y que creció de manera estable. Hasta 2013.
Los malos resultados de Zesauro, que cerró ese año con pérdidas por primera vez desde su fundación, hicieron que el rumor de un posible cierre de la empresa tomara fuerza en Madrid. Sin embargo, la cosa mejoró para María y ahora su empresa va viento en popa.

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Sab 04 Nov, 2017 3:05 am

ImagenImagen

De izquierda a derecha: Victoria Hohenlohe, actual duquesa de Medinaceli, e Ignacio Medina, su tío abuelo.


DUQUESA DE MEDINACELI
INTENTÓ PERJUDICAR A SUS HEREDEROS

‘Mimi’ Medinaceli entregó antes de morir una carta a su notario en la que quería que su hijo Ignacio heredara todos los títulos familiares. El Consejo de Estado habla de una cosa nunca vista en la “nobiliaria española”. Victoria es la legítima heredera.

EDUARDO VERBO



EN LA BATALLA SILENCIOSA QUE SE VIVEen la casa ducal de los Medinaceli por los títulos nobiliarios familiares, ya hay un evidente perdedor: Ignacio Medina y Fernández de Córdoba, duque de Segorbe. Las posibilidades de que el único hijo vivo de Mimi, la XVIII duquesa de Medinaceli, consiga algunos de las más de 30 distinciones que quedan por transmitir –y que él reclamó al morir su madre a los 96 años en 2013– se reducen poco a poco. Especialmente, tras las últimas resoluciones del Ministerio de Justicia, que han sido publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE) a favor de su sobrina nieta, Victoria Elisabeth de Hohenlohe-Langenburg y Schmidt-Polex, la actual duquesa, quien ha sucedido a su padre, el breve anterior heredero, este mismo año.

Hace sólo unas semanas, a la joven, hija de Marco Hohenlohe, el XIX marqués que falleció inesperadamente en 2016 y que también se enfrentó a su tío Ignacio,le han sido concedidos tres títulos: el marquesado de Cilleruelo, el de San Miguel das Penas y el condado de San Martín de Hoyos. Una decisión no favorable para Ignacio, su tío abuelo, que nace de dos dictámenes del Consejo de Estado emitidos en julio, a los que LOC ha tenido acceso y de los que se desprende la existencia de una escritura no conocida hasta la fecha y que ha sido la principal baza de éste para conseguir las distinciones nobiliarias.

El 23 de abril de 2012, poco más de un año antes de que muriese en su palacio sevillano, Mimi, bisabuela de la actual duquesa, otorgó una escritura ante el notario Juan Butiñá Agustí. En aquel escrito, la incombustible duquesa, que lució el título durante casi 60 años, distribuía a favor de su hijo Ignacio todas las “Grandezas de España y títulos del Reino de que era poseedora en ese momento, excepto el de duque de Medinaceli”.

En relación al principal título de la casa, Mimi también tenía otros planes: “Por acatamiento de la Ley habrá de ir donde ésta prevea, aunque manifiesta que esta previsión de la ley es contraria a su criterio”. Con estas últimas voluntades, la aristócrata pretendía negar cualquier distinción al resto de sus herederos –nietos y bisnietos– y beneficiar sólo a su hijo Ignacio. Un paraíso de blasones que ha resultado ser, hasta la fecha, una quimera para el duque de Segorbe. El Consejo de Estado ha sido muy duro a este respecto y califica esta distribución por parte de Mimi de haber sido hecha “en fraude de ley” y de una cosa “nunca vista en la historia de la nobiliaria española”.

Fuentes del Ministerio de Justicia sostienen en conversación con LOC que las resoluciones del resto de títulos que quedan por dirimirse podrían ir evidentemente en la misma línea que éstos últimos: le darían la razón a Victoria. Una vez agotada la vía administrativa y salvo sorpresas, Ignacio podría recurrir a la vía judicial, aunque no tendría prácticamente ninguna posibilidad. “Todo lo que no haya sido distribuido en vida de Mimi Medinaceli, o no haya sido distribuido en fraude de ley como en este caso, va inmediatamente al legítimo sucesor que, en este caso, es Victoria”, declara a LOC Javier Timermans de Palma, uno de los expertos en Derecho Nobiliario.


UNA ESCRITURA QUE ‘ENFADA’ AL CONSEJO DE ESTADO


Las duras y tajantes resoluciones del Consejo de Estado sobre los títulos que hace unas semanas le han sido concedidos a Victoria Hohenlohe, duquesa de Medinaceli, también han sacado a relucir los problemas en el reparto de la herencia de ‘Mimi’. Uno de ellos dice: “La duquesa de Medinaceli [ ‘Mimi’] ha tratado de suplantar la voluntad de los numerosos reyes concedentes de sus títulos y grandezas por la suya propia, modificando las reglas establecidas en las respectivas cartas concesionales y provocando con ello una alteración masiva de la línea sucesoria en cuarenta y dos títulos de nobleza a la vez, cosa nunca vista en la historia nobiliaria española. No puede dejar de mencionarse que [ Mimi ], al instituir la Fundación Casa Ducal de Medinaceli, comprendió en ella la casi totalidad de sus bienes, perjudicando las legítimas de sus herederos forzosos, sobre lo que se discute entre ellos”.



LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 4 DE NOVIEMBRE DE 2017

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Mar 12 Sep, 2017 8:07 pm

Imagen

Así son los colegios de los Herederos

Los hijos de Reyes y Príncipes europeos no escapan tampoco de la «vuelta al cole» y estos días se han ido incorporando a las clases en sus respectivos centros educativos, unos públicos y otros privados

La Princesa de Asturias y la Infanta Sofía se incorporaron este lunes casi de incógnito al Colegio Santa María de los Rosales, de Aravaca. A diferencia de las demás Familias Reales europeas, que todos los años suelen comparecer ante los medios en su primer día de clase, las hijas de los Reyes de España volvieron al colegio con tanta discreción que ni los fotógrafos ni los cámaras pudieron captar su imagen. La presencia de las niñas apenas se vislumbraba tras los cristales oscuros del vehículo que conducía su madre.

En esta ocasión, solo Doña Letizia acompañó a sus hijas en el primer día de colegio, ya que el Rey se quedó trabajando en su despacho en un día que se presentaba muy complicado por el desafío separatista en Cataluña. Al detectar la presencia de la prensa en la puerta del centro educativo, la Reina bajó las ventanillas delanteras y saludó con la mano, pero mantuvo subidos los cristales traseros y no se pudo retratar a las niñas con claridad. Dentro del recinto escolar, la Reina abandonó el vehículo y, a la salida, se pudo apreciar su indumentaria informal: pantalones vaqueros remangados por encima de los tobillos y zapatillas de deporte blancas.

Don Felipe y Doña Letizia no son partidarios de facilitar imágenes de sus hijas en la vuelta al colegio. Hace siete años, ellos mismos anunciaron a la prensa que no volverían a conceder sesiones fotográficas de sus hijas en el primer día de clase hasta que hubiera novedades en su formación académica, es decir, que alguna de las dos niñas cambiara de centro escolar. Sólo en 2012 hicieron una excepción y volvieron a comparecer ante la prensa, pero desde entonces las esperadas fotos de la vuelta al colegio se limitan al saludo desde el coche. Los Reyes tienen muy medidas las apariciones en público de la Princesa y la Infanta, que se limitan a media docena al año. La última vez fue el pasado verano durante una excursión familiar a Sóller (Mallorca) y la próxima será, salvo imprevistos, en el desfile militar del Día de la Fiesta Nacional.

La Princesa de Asturias, que en octubre cumplirá doce años, ha empezado a estudiar el primer curso de los cuatro que integran la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Cuando termine esta etapa en el Santa María de los Rosales, el mismo colegio privado y bilingüe en el que se formó el Rey, podría optar por estudiar en el extranjero uno o los dos cursos del Bachillerato. Leonor sigue recibiendo la misma educación que los demás niños de su edad, aunque llegará un momento en el que empezará a recibir la formación específica de una Heredera de la Corona. En el caso de Don Felipe fue cuando cumplió 17 años. La Infanta Sofía, de diez años, estudia 5º de Primaria.


Imagen

Un centro mixto y volcado en el deporte para el Príncipe Jorge

Ubicado en el suroeste de Londres, Thomas’s Battersea es un colegio privado de alumnado mixto que destaca por sus instalaciones deportivas, laboratorios y exhaustivo plan de estudios. Jorge de Cambridge, de 4 años, tomará clases de lengua, ciencias, teatro y gimnasia. Cuesta 20.000 euros anuales y su lema es «Sé amable».



Imagen

Los Príncipes noruegos apuestan por la enseñanza en inglés

El Oslo International School es el colegio al que acuden la heredera a la Corona noruega, Alejandra, de 13 años, y su hermano el Príncipe Sverre Magnus, hijos de los Príncipes Haakon y Mette-Marit. En este centro privado, situado a las afueras de la capital, las clases se imparten en inglés y ofrece actividades extraescolares como baloncesto, artesanía y crochet. Cada curso desembolsan 25.000 euros. El colegio, con 600 alumnos, se fundó para dar clase a hijos de diplomáticos.


Imagen

Christian, Vincent y Josephine de Dinamarca se instruyen en una escuela pública

Los Príncipes Federico y Mary de Dinamarca han confiado la educación de sus cuatro hijos, Christian (11), Isabella (10) y los mellizos Vincent y Josephine (6) a la escuela pública Tranegard School a las afueras de Copenhague, en Hellerup. El lema de este colegio de costumbres muy arraigadas es «un buen lugar para estar, un buen lugar para aprender». Cuenta con 510 estudiantes y sus valores fundamentales son el profesionalismo, la comunidad y la bondad.


Imagen

Los Reyes belgas, fieles a la educación jesuita

Elisabeth (15), Gabriel (14) y Eléonore (9) asisten al colegio católico Sint-Jan Berchmanscollege, en el corazón de Bruselas. Esta escuela jesuita ofrece cinefórum, olimpiadas matemáticas o actividades corales. Sin embargo, el tercero de los hijos de los Reyes Felipe y Matilde, Emmanuel, de 11 años, padece dislexia por lo que estudia en el instituto público Eureka, un centro para niños con problemas de aprendizaje, situado en la localidad de Kessel-Lo.


Imagen

Amalia de los Países Bajos, una alumna aventajada

La heredera al trono holandés, hija de Máxima y Guillermo de los Países Bajos, estudia en el colegio cristiano protestante de Sorghvliet de La Haya, hasta el que se desplaza cada mañana en bicicleta. Amalia, de 13 años, está matriculada en un curso por delante al que le corresponde y es muy deportista. Practica hockey, judo y ballet.



Imagen

La Princesa Estelle de Suecia asiste a un centro comprometido con la naturaleza

Los Príncipes Victoria y Daniel de Suecia han llevado a la Princesa Estelle, de 5 años, a la escuela Montessori Lilla Kvikkjokk, ubicada en el campo, en Djurgården (este de Estocolmo). Sigue el método educativo Montessori, que potencia la autonomía de los niños. Además, el colegio fomenta las actividades al aire libre, como largos paseos por prados. El centro de preescolar es una cooperativa de padres. Acuden 33 niños de 1 a 5 años, de quienes se encargan tres maestros.

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Sab 09 Sep, 2017 2:41 am

    Imagen
    LA VIDA DE LOS OTROS
    EMILIA LANDALUCE

EL AFÁN DE NORMALIDAD DE LAS MONARQUÍAS



CATALINA DE CAMBRIDGE

Pocas cosas aguantan la cercanía. Catalina de Cambridge no acompañó al príncipe Jorge a su primer día de colegio porque según la versión online del Daily Mail, “tenía nauseas matutinas”. El almíbar de la noticia contrastaba con la crudeza de los comentarios. “Pobre... Ha sido incapaz de levantarse de la cama para subirse en un Range Rover blindado con chófer y dejar a su hijo en el colegio. ¡Qué dura es su vida!”. Es curioso el afán de normalidad de las monarquías. Era mejor aquella chanza que tanto gustaba a FJL: “Como cualquier joven de su edad, el príncipe Felipe se marchó en su helicóptero”.

■ ■ ■

REINA LETIZIA

Doña Letizia debe de estar expectante. El director de La vida de Adèle (por si no lo saben: una de las cintas predilectas de la Reina), Abdellatif Kechiche, ha presentado en Venecia Mektoub, my love, una película basada en la novela autobiográfica de François Bégaudeneau La blessure, la vrai. Según Luis Martínez, la cámara “siempre febril, siempre en celo, navega literalmente sobre el cuerpo de los personajes hasta devorarlos, hasta convertir la superficie de la cámara en piel cálida de un sueño hedonista movida por la sorpresa del deseo”.

■ ■ ■

SORAYA S. DE SANTAMARÍA

Es inevitable abstraerse de lo que está pasando en Cataluña. La verdad es que causa cierto regocijo (el del que tiene razón) imaginar a la alta burguesía catalana arrollada por la CUP. Como dice Anna Gabriel en el anuncio que han hecho sobre el final del proceso catalán [una furgoneta que se despeña por un barranco]: “Ahora comienza el mambo”. Hace una semana, ningún informe económico sobre España parecía tomarse en serio a Puigdemont y sus acólitos. Expansión publicaba ayer que la prima de riesgo (¿se acuerdan de ella?) había repuntado por la preocupación de los inversores internacionales. También que las multinacionales tienen un plan para salir de Cataluña en 24 horas.

■ ■ ■

ANNA GABRIEL

Todos nos preguntamos ahora qué ha estado haciendo Soraya Sáenz de Santamaría–recordemos que además de vicetodo es ministra para las Administraciones Territoriales de España– durante estos meses en los que supuestamente ha estado arreglando el problema catalán. ¿Con quién se reunía? ¿A quién escuchaba? Araceli Mangas era de las pocas personas que intuía que el prusés acabaría por enconarse. Ya en 2012 advirtió sobre cómo el Estado había abdicado de su responsabilidad en Cataluña. “Tiene gracia que hasta el 5 de septiembre de 2017 no se haya exigido el dinero público gastado en el referéndum ilegal del 9-N. Si entonces se hubiera hecho cumplir la ley, no se habría dado alas a los secesionistas”. Teresa Freixes, otra de las expertas en Derecho Constitucional a las que consulta el Gobierno, también se pronunciaba en idéntico sentido. Ayer advertía que la Ley de Transitoriedad era idéntica a la que usaron los nazis para afianzarse en el poder en 1933.

■ ■ ■

Un libro de Hitler siempre interesa. Hasta los malos y el último que se ha publicado promete ser pésimo. Mucho. Se llama Hitler 1 and Hitler 2. The sexual no-man’s-land, escrito por el psicólogo VolkerElis Pilgrim. Al parecer el führer era un asesino en serie sexualmente confuso. “Hay un Hitler 1 (hasta 1918) que era inofensivo. Y un Hitler 2, el asesino que despertó después de ser gaseado en el frente durante la primera Guerra Mundial”. Una de las revelaciones más truculentas es el orgasmo que tuvo en el cine de la cancillería mientras veía una escena de The Rebel, una película sobre la resistencia de los austriacos frente a Napoleón. [Lo cuenta la actriz Marianne Hoppe, fallecida en 2002. “Las piedras rodaban desde la cima de la montaña y aplastaban a los soldados franceses. En ese momento Hitler empezó a frotarse las rodillas y a gemir”.

■ ■ ■

Un chss a lo Peñafiel: por los pasillos del Congreso circula un rumor sin confirmar sobre la pareja más célebre de la política española. Se habla de ruptura... Parece improbable que ella acabe en el gallinero con Tania.


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 9 SEPTIEMBRE 2017

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Sab 26 Ago, 2017 2:52 am

ImagenImagen
El rey Salman , de Arabia Saudí y el príncipe de Qatar, Abdalá.


ABDALÁ BIN ALI AL ZANI
LA ‘OVEJA NEGRA’ DE QATAR

Intriga palaciega: este príncipe pertenece a la rama de la familia real qatarí que fue apartada del poder en 1972. Arabia Saudí le ha convertido en rival público del emir.

F. C. / El Cairo


TRAS DOS MESES DE RELACIONES ROTAS, LA familia real saudí desenrolló hace unos días la alfombra roja para recibir en Tánger a un príncipe de Qatar. El amigable encuentro, sin embargo, no ha servido para enterrar las rencillas que estallaron a principios de junio cuando cuatro países árabes liderados por Riad inauguraron un brutal bloqueo por tierra, mar y aire. Más bien al contrario. El rey Salman y su hijo, el todopoderoso príncipe heredero Mohamed bin Salman, departieron con Abdalá bin Ali al Zani, un príncipe qatarí sin cargo gubernamental alguno, que procede de una rama apartada del poder en 1972 por un golpe palaciego urdido por el abuelo del actual emir Tamim bin Hamad al Zani (37). Toda una declaración de guerra que los saudíes no esconden.

“Abdalá acudió por iniciativa personal, sin encargo del emir. Es el heredero legítimo de Qatar. Él sería el emir si el abuelo de Tamim no hubiera orquestado el golpe. Por eso molesta tanto esta visita en Doha”, señala a LOC el periodista saudí Jaled Batarfi. En realidad, quien fue derrocado hace cuatro décadas fue su hermano Ahmad bin Ali en una de las tantas asonadas pacíficas que han protagonizado las monarquías de golfo Pérsico. Ahmad había sucedido en el trono a su padre, el jeque Ali bin Abdalá al Zani. En 1995 Hamad bin Jalifa al Zani, progenitor del actual emir, desalojó de Palacio a su padre.

Abdalá, que carecía hasta ahora de perfil público y del que se desconocían sus ambiciones, reside en Londres y es empresario. Está casado con una saudí y pasa parte de su tiempo en el reino de los Saud. No goza de apoyo popular en su patria pero su figura ha irrumpido como un posible recambio a Tamim, reacio a modificar la incómoda política de su emirato. Durante su visita primero a Riad y luego a Tánger, Abdalá logró arrancar a sus socios saudíes una dádiva dirigida al pueblo qatarí. Salman ha abierto la frontera y ha fletado aviones para trasladar gratuitamente a los qataríes interesados en cumplir con la peregrinación a La Meca, que tiene lugar este agosto.

Una cortesía que Doha ha rechazado denunciando su descarada “manipulación política”. “La posibilidad de que Abdalá se convierta en emir de un Gobierno en el exilio se ha comenzado a discutir en los medios”, desliza Batarfi. “Un cambio de Gobierno sería mucho mejor para todos”, agrega. Un escenario que los mentideros de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos han manejado desde el comienzo de la crisis diplomática. Abdalá, entretanto, se deja querer. Su cuenta de Twitter ha reunido a 290.000 seguidores en cuestión de días y la prensa de los países árabes enfrentados a Doha canta las bondades de su linaje, que gobernó Doha entre 1913 y 1972. “Es la voz de la razón”, tituló un rotativo emiratí.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 26 DE AGOSTO DE 2017

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Dom 23 Jul, 2017 2:38 am

SHEIKH NASSER BIN HAMAD AL-KHALIFA
EL PRÍNCIPE CICLISTA QUE PARTICIPÓ EN EL TOUR

Hijo del actual rey de Bahréin, su pasión le ha llevado a montar un equipo profesional que corre por primer año en el tour con resultados regulares. Además, practica triatlón e hípica. Su figura es controvertida.

FRANCISCO CARRIÓN


Para un forofo de ciclismo no hay final más apoteósico que el del Tour de Francia, con los sufridos supervivientes de la prueba deslizándose por los adoquines de los Campos Elíseos de París y cruzando un decorado de ensueño, la Concorde o el Grand Palais alternándose al fondo. El acontecimiento tiene lugar este domingo. Una esperada meta que este año cruzará un nuevo equipo, el Bahrain Merida, el sueño más personal del príncipe Sheij Naser Bin Hamad al Jalifa (30). Hijo del actual rey de Bahréin, Naser es un deportista nato. Su página web y su cuenta de Facebook dan contada muestra de sus gestas en triatlones, carreras ciclistas o torneos de equitación. Una actividad febril que compagina con la presidencia del comité olímpico local y la guardia real.

La puesta de largo de su último capricho, el Bahrain Merida, acaeció el pasado enero. Con un presupuesto anual que ronda los 17 millones de euros, el equipo está integrado por 27 corredores. Una inversión por encima de la media de los 18 clubes integrados en el UCI WorldTour, la élite del ciclismo internacional, que corre a cargo de empresas petroleras, siderúrgicas y telefónicas del reino y el fabricante de bicicletas taiwanés Merida. "A pesar de que es un equipo nuevo, es muy grande. No falta de nada y todo está muy bien planteado", comenta a LOC el jiennense Javier Moreno, uno de los cuatro españoles que militan en el club. "Tenemos también un masajista español. Somos cada uno de un país pero la convivencia es genial", agrega el ex del Movistar, apesadumbrado por el irregular estreno del Bahrain Merida. "Hemos tenido mala suerte. Las cosas no han salido como queríamos".

En las entrañas del club, el príncipe es un personaje reverenciado. "Lo conocimos durante la presentación del equipo en Bahréin. Es un hombre muy cercano y muy aficionado al ciclismo y el triatlón. Nos contó sus rutinas en la bicicleta y nos sigue de cerca. Se le ve que físicamente está en forma", reconoce Moreno. Naser no esconde sus pasiones ni su biografía. Alumno de la academia militar Sandhurst de Reino Unido es padre de dos niños y una niña. Desde septiembre de 2009 está casado con Shaija bint Mohamed bin Rashid al Maktum, hija del actual emir de Dubai. En las redes sociales, comparte instantáneas variopintas en las que aparece jugando con sus hijos, entrenando en la piscina, compartiendo jornada con los príncipes herederos de Dubai y Abu Dabi o trajeado junto a la familia real británica.

"A nosotros nos parece genial que haya decidido crear un equipo como éste y saber que está siempre muy encima de lo que hacemos", desliza Moreno. La suya y la de los otros tres corredores patrios no es la única contribución española al equipo. El veterano Purito Rodríguez figura como embajador y mentor de jóvenes de la aventura. Contactado a lo largo de a la semana por este suplemento, su representante ha rechazado la posibilidad de una breve entrevista alegando problemas de agenda. "Puedes añadir que a partir de este momento te he dicho que ya no vuelvas a dirigirte a mi para nada", agrega.

Y es que en el Bahrain Merida no es oro todo lo que reluce. El equipo arrastra las propias y alargadas sombras de su urdidor, un príncipe a la que la castigada oposición bahreiní acusa de desempeñar un papel clave en la brutal represión que desde 2011 ha firmado la familia Al Jalifa con la ayuda de sus vecinos del golfo Pérsico. En los primeros compases de las revueltas de un país de mayoría chií gobernado con puño de hierro por una monarquía suní, Naser amenazó en público con castigar a los atletas que participaran en el fallido levantamiento. "A todos los que piden la caída del régimen, un muro caerá sobre sobre sus cabezas. Cualquiera que esté implicado en este asunto y sus redes de apoyo será castigado. Ya sea un atleta, un activista o un político. Hoy es el día del juicio. Bahréin es una isla y no hay escapatoria", declaró en televisión en abril de 2011. Desde entonces el país se ha convertido en una cárcel, con arrestos masivos y continuas denuncias de torturas.

"Naser debería estar ante un tribunal por sus crímenes relacionados con la legislación internacional sobre tortura y no dirigiendo un equipo ciclista y disfrutando de sus vacaciones en Europa", apunta a LOC Maryam al Jawaja, hija de un activista de derechos humanos que cumple una salvaje cadena perpetua. Hay víctimas que aseguran incluso haber sido maltratadas por el propio Naser. Para la disidencia local, la apuesta por el ciclismo o la Fórmula 1 son burdos intentos de blanquear la realidad de un reino sumido en el terror. "Los corredores de su equipo -dispara la joven- deberían saber que Naser representa la represión y la tortura. Mientras ellos pedalean, mujeres y hombres son asaltados y detenidos en Bahréin. Deberían preguntarse si es la imagen que quieren representar.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 22 DE JULIO DE 2017

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Sab 10 Jun, 2017 2:12 am

Imagen
Vista aérea del solar donde se están construyendo los chalés



CUATRO CHALÉS DE LUJO EN LA CASA DE DON JUAN DE BORBÓN

El hogar madrileño donde vivieron los padres del Rey Juan Carlos tras el exilio fue testigo de históricos avatares. Tras varias ventas y un juicio por comisión ilegal (al sobrino del Rey), sólo quedan los escombros y un proyecto de obra.

CONSUELO FONT



Fachada de ‘Villa Giralda’, la vivienda de los condes de Barcelona, tras regresar del exilio en Estoril (Portugal).

LA MADRE DEL REY, ENCIMA DE CADA DETALLE

Cuando en 1987 los condes de Barcelona adquieren ‘Villa Giralda’, en la exclusiva urbanización Puerta de Hierro, su extenso jardín era una selva. Muy cerca se asentaba un poblado gitano, algo que a la madre del Rey le hacía gracia: “Los teníamos en Villamanrique y en Estoril y nos llevábamos muy bien”. Aprovechando un viaje de don Juan a Australia, ella misma supervisó la decoración y obras de reforma para albergar una secretaría, la sala de audiencias, la zona noble, un área de servicio… También se volcó en adecentar el jardín, donde entre sus árboles centenarios, ordenó plantar macizos de claveles y jazmines, para recordar a su Sevilla natal. Cada rincón llevaba su sello.


EN UN INMENSO SOLAR DE LA CALLE Guisando, en la exclusiva urbanización Puerta de Hierro de Madrid, muy cerca de donde viven Isabel Preysler, la infanta Doña Pilar o el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, y su yerno, Javier López Madrid, se están poniendo hoy los cimientos de una promoción de cuatro mansiones de lujo, dotadas de más de mil metros de jardín con piscina particular, a un precio que oscila entre los 2,8 y los tres millones de euros cada una. Las viviendas, de 600 metros cuadrados, constan de seis dormitorios en suite, en los que predomina el mármol y la madera y que están dotadas de todo tipo de detalles, como la climatización por suelo radiante. En el gran cartel que anuncia la promoción, se puede leer en letras doradas “Guisando 25, vivir lo excepcional”.

Una publicidad que, en este caso, sí responde a la realidad, ya que en esa extensa parcela de 4.229 metros cuadrados se levantaba Villa Giralda, la histórica residencia donde vivieron hasta su muerte los padres del Rey Juan Carlos, don Juan y doña María, tras instalarse definitivamente en Madrid. Fue a partir de 1981 cuando dieron por concluido su exilio de Estoril (Portugal), donde residieron desde 1946 en la otra Villa Giralda portuguesa, algo que tardó en producirse, puesto que a don Juan le costó sudor y lágrimas aceptar que no ocuparía el trono español.

La designación en 1969 del Príncipe Juan Carlos como sucesor a título de Rey por parte de Franco abrió una sima entre padre e hijo. De hecho, pese a ser proclamado monarca Don Juan Carlos en noviembre de 1975, su padre tardó casi dos años en renunciar a sus derechos dinásticos, lo cual hizo en mayo de 1977, reconociéndole como Rey. Al final cedió en buena parte por la insistencia de su esposa, doña María, y salvado este gran escollo, la tensión se fue suavizando.

Los condes de Barcelona comenzaron a hacer frecuentes viajes a España hasta que se plantearon afincarse en Madrid, donde, además de Don Juan Carlos, residían sus otras dos hijas, las infantas Pilar y Margarita, y sus nietos.

Tras una corta etapa en otro chalet más pequeño de la urbanización Puerta de Hierro, en 1987 adquirieron su residencia definitiva en la calle Guisando 25 de este mismo enclave. La mansión se levantaba sobre una extensa parcela de 4.229 metros cuadrados salpicada de árboles centenarios y constaba de dos edificaciones: la principal, de 825 metros (repartidos en dos plantas, una baja de 390 metros más representativa, un primer piso abuhardillado de 270 metros, donde estaban las habitaciones privadas, y un semisótano de 165 metros) y otra, que era una especie de pabellón de servicio de 46 metros cuadrados en una única planta con dos habitaciones, comedor, aseo y cocina.

Fue la propia doña María la que se encargó de supervisar las obras de acondicionamiento y decorarla con muebles y objetos de gran valor histórico y sentimental. Por ejemplo, esos maceteros de la Compañía de Indias con el escudo de armas de Francia regalo de su madre, princesa de Orleans, o la campana del velero Giralda de Alfonso XIII o esos azulejos decorando su fachada rosada traídos del exilio en Estoril… También ese retrato de don Juan con uniforme de almirante honorario, dignidad que le concedió su hijo el monarca, y para el que posó tres meses antes de morir, en la Navidad de 1993, cuando los médicos de la Clínica Universitaria de Navarra le permitieron pasar sus últimas fiestas en Madrid junto a los suyos.

En esta Villa Giralda, ahora derribada por la piqueta, símbolo de la reconciliación entre padre e hijo, los condes de Barcelona vivieron quizá la etapa más plácida de su convulsa existencia, una vez restaurada la monarquía en España, ya que Don Juan Carlos intentó resarcirles del amargo trago de cederle a la fuerza el trono, colmándoles de atenciones y reconocimientos.

También en su interior ocurrieron sucesos trágicos, como la muerte súbita de la infanta María Cristina de Borbón y Battemberg en diciembre de 1996 tras una reunión familiar. Asimismo, sus estancias fueron testigos del drama que en 1988 supuso el terrible diagnóstico de cáncer de garganta que aquejó al conde de Barcelona y le provocó la muerte el 1 de abril de 1993, con 79 años. Doña María, que en 1982 se fracturó la cadera (el mal de los Borbones) y en 1985 se rompió el fémur por una caída, permaneció sus siete años de viudedad en una silla de ruedas, lo cual no le impedía viajar, ir a restaurantes o acudir a los toros a ver a su ídolo, Curro Romero. Gracias a que en todo momento era atendida por una pequeña corte, integrada por sus íntimas Amalín, viuda de Ibarra, y Chipi Gálvez, viuda de Aguirre, además de la vizcondesa de Llantero o la condesa Zamowsky, a quienes el Rey Juan Carlos apodaba “las damas de doña María”.

Junto a ellas, los fieles Eugenio Hernansanz, secretario de don Juan, y Jesús Velasco, su ayudante de cámara, además de los escoltas, al mando del teniente José Santas, a quienes la muy taurina doña María apodaba “mi cuadrilla”.

Imagen
Obras de construcción de chalés sobre el terreno donde estaba el hogar de los condes de Barcelona.

A su muerte, que se produjo el 2 de enero de 2000 a los 89 años por un paro cardíaco en el palacio lanzaroteño de La Mareta, donde había pasado la Nochevieja con la Familia Real, Villa Giralda fue heredada por Don Juan Carlos y sus hermanas, doña Pilar y doña Margarita. Aunque aseguran que la voluntad de don Juan era que no se desprendieran de ella, lo cierto es que Don Juan Carlos disfrutaba de una posición más que holgada, aunque no así sus hermanas, doña Pilar, que quedó viuda con cinco hijos, y doña Margarita, ciega de nacimiento, a quienes suponía una considerable ayuda la venta de la mansión, que se formalizó en febrero de 2002.

Su primer comprador fue la empresa Comercializadora Peninsular de Viviendas (CPV) por un precio oficial de 2,7 millones de euros, del que Don Juan Carlos y sus hermanas se embolsaron 900.000 euros cada uno. Pero parece que esa no fue la cifra real, lo que derivó en un gran escándalo cuando, posteriormente, CPV quebró y fue intervenida judicialmente por estafar a 1.200 familias, terminando sus promotores entre rejas.

El proceso judicial interpuesto por los acreedores destapó la supuesta comisión millonaria cobrada en secreto por dos sobrinos de Don Juan Carlos, Bruno Gómez-Acebo, hijo de la infanta Pilar, y su primo Marcos Gómez-Acebo, por intermediar en dicha venta. Cifra que ascendía a un millón y medio de euros. Se desveló así que, en realidad, el precio pagado por Villa Giralda había sido de 4,3 millones de euros, operación que, según fuentes cercanas a Zarzuela, se hizo a espaldas de Don Juan Carlos y sus hermanas.

El chanchullo acabó sentando en el banquillo, en noviembre de 2012, a Marcos y Bruno Gómez-Acebo, que tuvieron que devolver la jugosa comisión, al retrotraerse la venta por orden del juez.

Tras este escándalo, la suerte posterior de Villa Giralda se convirtió en secreto de Estado, aunque sí se sabe que su siguiente propietario fue el grupo inmobiliario Lábaro, que también quebró.

Imagen
De izq. a dcha.: doña María, don Juan y sus hijos, las infantas Margarita y Pilar y Don Juan Carlos.

Por fin, y tras llevarse a cabo su derribo este pasado mes de febrero, el grupo Luante Inversiones, propietario de la constructora Tilmon S.A., ha puesto los cimientos de esta promoción de cuatro chalés de lujo, Guisando 25, que se levantarán sobre la que fue residencia de los condes de Barcelona en Madrid. Fuentes de la promotora han asegurado a LOC que dos de ellos ya están vendidos, aunque no se ha desvelado la identidad de sus compradores.

Quién sabe si serán conscientes de que muchos rincones de su mansión se levantan sobre trozos de la Historia, como ese comedor de Villa Giralda cuyos muebles decoran hoy el Nuevo Pabellón, la residencia del Rey Felipe, pues don Juan se los dejó a su nieto en herencia. Ese comedor en el que muchos domingos, Don Juan Carlos se sentaba con su madre a comer y, en la sobremesa, a fumarse un habano. “¿A ti quién te ha dado permiso para fumar?”, le regañaba entonces su madre. “Perdón, mamá, ¿puedo fumar?”, se disculpaba el Rey muerto de risa. “Señor, está en su casa”, respondía invariablemente la condesa de Barcelona.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 10 DE JUNIO DE 2017

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Vie 12 May, 2017 3:55 pm


Las Royals atesoran colecciones de bolsos de mano
Para las damas de la realeza resulta imprescindible el bolso de mano o también conocidos como "Clutches", ya que simbolizan un elemento principal en sus looks.

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Sab 01 Abr, 2017 2:37 am

[conte]Imagen
LA CASA ROSADA Ésta es la residencia en la que Balada vivía. Ahora, el inmueble, de 555 metros cuadrados construidos sobre una parcela de 900, es de los ocho nietos de los Reyes eméritos. UNA HISTÓRICA FARMACIA La farmacia Llabrés, ubicada en Ses Voltes, Ciudadela, fue declarado Bien de Interés Cultural por ser una joya del Art Nouveau balear. UN BAR LLAMADO ROYAL Balada también legó a los Reyes una propiedad de dos plantas en la calle Federico Pareja de Ciudadela. En la planta baja hay un bar con un nombre sugerente: el Royal. La Fundación Hesperia la está rehabilitando. UN VIEJO EDIFICIO Éste es un edificio de 536 metros cuadrados en la calle Jerònia Alzina, en el que residen inquilinos. Balada también legó una finca rústica de 28.167 metros cuadrados.



LA HERENCIA DEL SEÑOR BALADA, A LA VENTA PARA CONSEGUIR LIQUIDEZ

Los Reyes, a través de la Fundación Hesperia, han puesto a la venta una casa de 167 metros en Ciudadela, Menorca, y quieren hacer lo mismo con otros inmuebles de la ciudad, que les legó el misterioso millonario.

EDUARDO VERBO


EN 2009, LOS ACTUALES REYES Y LOS ocho nietos de los monarcas eméritos se enfrentaron a una inusitada tesitura. Juan Ignacio Balada Llabrés, un monárquico menorquín desconocido en palacio, pero famoso por su excentricidad y poderío en Ciudadela, quería que ellos fueran los herederos de una fortuna cercana a los 10 millones, concretamente 9.832.995,42 euros, entre propiedades y dinero. En caso de no aceptarla, este potentado interesado por la masonería y la cábala subrayó que fuera a parar al estado de Israel. Una disyuntiva que planteó muchos interrogantes desde el principio en la Casa del Rey por si se trataba de un regalo envenenado, pero que finalmente aceptaron.

En el testamento, Balada dispuso que Felipe, Letizia, sus hijas y sus seis sobrinos recibieran la mitad de la herencia (unos cinco millones de euros) y que crearan con la otra mitad una fundación que tuviera por objeto “el estudio y el apoyo a la institución monárquica”, así como otros fines sociales y culturales. La extraña singladura culminó con la creación de la Fundación Hesperia, que se ha consolidado como un revulsivo para la investigación en el ámbito de las enfermedades raras y la inserción en el mercado de trabajo de jóvenes discapacitados en la isla.

Ahora, los Reyes, a través de esta institución que presiden honoríficamente y cuya sede está en Zarzuela, han decidido desprenderse de algunas de las propiedades de esa mitad que pertenece a la citada fundación, con el objetivo de conseguir liquidez para otros proyectos filantrópicos.

Como ha podido saber y confirmar LOC en exclusiva con fuentes cercanas a Hesperia, desde hace unas semanas se encuentra a la venta una casa que formaba parte del caudal hereditario de Balada, sita en la calle Gustavo Mas de Ciudadela, Menorca (vea las imágenes en la portada). Se trata de una residencia en mal estado –hay un tramo apuntalado y necesita de reforma completa– que consta de 167 metros cuadrados construidos, de los cuales 82 son de vivienda y otros 82 del garaje, según figura en la información registral. Dispone de tres habitaciones, un baño, lavadero, salón comedor y una cocina (eso sí, destartalada). El precio de salida fue de 190.000 euros, pero actualmente ha bajado y se puede adquirir por 175.000.

EL CASO DE LAS DOS SOBRINAS DESHEREDADAS

La decisión de Juan Ignacio Balada Llabrés de legar sus bienes a los actuales Reyes fue especialmente polémica porque no se acordó de su familia. Juan Ignacio nunca se casó ni tuvo hijos, pero sí que tenía dos sobrinas, la radióloga María del Carmen Arregui Llabrés, que reside en Santa Cruz de Tenerife, y su hermana Pilar, con las que tenía relación y quienes, al parecer, se desplazaron hasta Menorca para cuidar a su tío, quien murió el 18 de noviembre de 2009. Aunque en un principio se afirmó que litigarían su herencia a los entonces príncipes de Asturias, luego este punto fue desmentido. A pesar del interés que despiertan, nunca han atendido las llamadas de los periodistas. Sólo para hablar de su madre María Llabrés Piris, la primera mujer en ejercer la medicina en Baleares. Tan sólo un día después de que Balada muriera, el albacea del testamento, el abogado Joan Viñas Vila, cambió la cerradura de las propiedades. Aficionado a la música, legó a los Reyes un valioso piano de la marca Petrof que ahora usan en la escuela municipal de música.

El responsable de la venta es la Inmobiliaria Artrutx y, más específicamente, la agente Esther Pons Montes. En este domicilio ha residido durante los últimos años M.M., una octogenaria que mostró su preocupación cuando se conoció la polémica decisión de regalar sus bienes por parte de Balada, que todavía es hoy motivo de tertulia en la pequeña Ciudadela. Esta inquilina pagaba todos los meses 100 euros de alquiler por la vivienda a la fundación de los Reyes, unos peculiares arrendadores.

Fuentes oficiales de la citada Hesperia corroboran a LOC que el interés por vender otras propiedades es real. Felipe y Letizia esperan sacarle rédito económico al resto de propiedades que pertenecieron a Balada, un hombre recordado por su tacañería y su misteriosa vida, y que ahora figuran a nombre de Hesperia. Entre ellas, hay un inmueble de tres alturas en la calle Federico Pareja de Ciudadela cuya planta baja es la conocida cafetería Royal, así como un edificio de 536 metros cuadrados en la calle Jerònia Alzina y una finca rústica denominada Huerto Llabrés de 28.167 metros cuadrados, ambas también ubicadas en Ciudadela. En algunos casos, estas viviendas tienen inquilinos, una circunstancia que complica la posibilidad de ponerlas a la venta.

Los Reyes también recibieron tres edificios –en manos hoy de la fundación– en la calle José María Quadrado de la misma ciudad, calle conocida como Ses Voltes, en pleno centro histórico. El número 15 es una casa de tres alturas (un edificio cercano de similares características y en la misma calle ronda los 470.00 euros), mientras que los números 17 y 19 albergan la famosa farmacia Llabrés, también conocida como Ca S’Apotecària, que hace años cerró sus puertas.


DIFICULTAD FINANCIERA

Esta intención de vender por parte de los Reyes se explica por el momento de complejidad financiera que atraviesa la Fundación Hesperia. La rehabilitación de esta farmacia, declarada Bien de Interés Cultural y muestra del Art Nouveau balear por sus vidrieras y los muebles de su interior, está suponiendo un importante dispendio de dinero, ya que su estado de conservación era semiruinoso. “Cientos de miles de euros”, declaran desde Hesperia. Las obras comenzaron hace unos meses y, tal y como confirma Andreu Hernández, gerente de la Fundació per a persones amb discapacitat, la antigua farmacia será para el uso de esta institución. El resto del edificio podría también rentabilizarse, un escenario que todavía no está planeado.


A NOMBRE DE LOS NIETOS

Otros de los bienes heredados por Sus Majestades fueron la finca rústica Binitalaiot, en situación de proindiviso con otros propietarios, las sobrinas de Balada. Este terreno ya no pertenece a los monarcas. Además, Balada también legó la casa en la que residía, ubicada en la plaza Joan de Borbó de la ciudad. A diferencia de los anteriores inmuebles, éste no es propiedad de Hesperia, sino de los ocho nietos de los Reyes eméritos, tal y como figura en el Registro de la Propiedad. De Felipe Juan Froilán, el mayor, a la Infanta Sofía, la más pequeña. Se trata de una casa de 555 metros cuadrados sobre una parcela de 900 metros cuadrados.

Según contó el periodista Josep Pons Fraga en Diario Menorca, este domicilio estuvo a punto de venderse en el año 2016, pero finalmente la operación se frustró. Actualmente, hay un pequeño equipo de servicio que mantiene la vivienda en la que Juan Ignacio Balada Llabrés vivió hasta el 18 de noviembre de 2009.

Del cumplimiento de las últimas voluntades del millonario menorquín en relación con los nietos reales, estaba el reparto de 27.295 para cada uno procedentes de la extinción de la sociedad inmobiliaria Adalab y otros valores que cotizaban en Bolsa, actividad a la que Juan Ignacio Balada Llabrés era muy apasionado.

Siete años después de su muerte, la sombra de este benefactor de la monarquía sigue siendo alargada. Su controvertido testamento (en el que no contó con sus dos sobrinas ni con sus vecinos de Ciudadela) ha terminado beneficiando en cierta medida a la ciudad que nunca entendió tanta generosidad con los poderosos. Casa Real, convertida en una especie de agencia inmobiliaria desde que los Reyes y los ocho nietos de los eméritos aceptaron la millonaria herencia, no ha querido hacer declaraciones al respecto.


Balada también legó a los Reyes una propiedad de dos plantas en la calle Federico Pareja de Ciudadela. En la planta baja hay un bar con un nombre sugerente: el Royal. Éste es un edificio de 536 metros cuadrados en la calle Jerònia Alzina, en el que residen inquilinos. Balada también legó una finca rústica de 28.167 metros cuadrados.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 1 DE ABRIL DE 2017

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Mar 28 Mar, 2017 4:39 pm

Imagen
Alicia de Borbon y Parma (a la izquierda) junto a Ana de Orleans (derecha) en el funeral de Carlos de Borbon Dos Sicilias, en octubre de 2015.

Muere Alicia de Borbón, tía del rey Juan Carlos

Alicia de Borbón- Parma y Habsburgo Lorena tenía 99 años y era infanta de Españ


Imagen
Alicia de Borbón-Parma y Habsburgo-Lorena, la última tía viva de Juan Carlos I, ha muerto este martes en Madrid a los 99 años, según fuentes próximas a la familia. Era infanta de España.

Nació princesa austriaca y recibió el título de infanta de España por su matrimonio con Alfonso de Borbón-Dos Sicilias (1901-1964), hermano de María de las Mercedes, condesa de Barcelona y madre del rey Juan Carlos. Tuvo tres hijos: Teresa María, Inés María y Carlos. En octubre de 2015 murió Carlos, que ocupaba el primer puesto en la línea de sucesión a la corona española después de los descendientes del rey Juan Carlos I, y fue enterrado en el Palacio de El Escorial.

Tanto don Juan Carlos como doña Sofía han mantenido siempre una estrecha relación con esta rama de la familia y en especial con don Carlos y sus hijos.

La fallecida, por su condición de infanta, tenía derecho a haber sido enterrada en el Panteón de Infantes del Monasterio de El Escorial. No obstante, pidió recibir sepultura en el panteón de la familia Borbón-Parma en Austria.

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Dom 26 Feb, 2017 2:44 am

Imagen
Izquierda, Ameera, que da conferencias por todo el mundo. Derecha, Reema, que ha abierto gimnasios femeninos por todo el país.


REEMA / AMEERA
LAS PRINCESAS QUE QUIEREN ROMPER LAS CADENAS EN ARABIA SAUDÍ

Estas dos mujeres, separadas de príncipes de la dinastía Al Saud, encabezan movimientos para conseguir más derechos en su país. Reema ha conseguido licencia para abrir gimnasios femeninos mientras que Ameera graba videoclips con mensajes contra los hombres.

FRANCISCO CARRIÓN


En el reino en el que las mujeres no pueden trabajar, conducir, someterse a una intervención quirúrgica o viajar sin el permiso de un tutor varón, dos princesas se han propuesto romper las primeras cadenas que sojuzgan a sus súbditas. Reema bint Bandar Al Saud (42) y Ameera Al Taweel (33) comparten algunos retazos de biografía: ambas se educaron en Estados Unidos, regresaron a casa, se casaron con príncipes saudíes y acabaron divorciándose. Desde entonces han desarrollado una meteórica carrera pública que las ha convertido en el rostro del cambio amable que trata de abrirse paso en la cuna del islam más intransigente, un país bendecido por los petrodólares pero anclado en los tiempos del profeta Mahoma. Reema y Ameera, cada una a su manera, han roto una lanza por una población femenina condenada a vivir en un estado de eterna infancia. Un gesto que muchos juzgan escaso.

Pequeñas victorias, como la licencia para abrir una cadena de gimnasios exclusivos para mujeres que Reema ha logrado estos días. "No es mi papel convencer a la sociedad. Me limito a abrir las puertas de nuestras chicas a un estilo de vida saludable que evite las enfermedades provocadas por la obesidad y la falta de movimiento", explica la princesa en declaraciones a la prensa local. A finales de este mes el Gobierno concederá la licencia y Reema está decidida a impulsar la apertura de locales en "cada barrio y ciudad" del país. La luz verde, sin embargo, no está exenta de restricciones. Las féminas podrán nadar, correr o ejercitar los músculos a base de pesas pero les seguirán vedados deportes competitivos como el tenis, el fútbol, el voleibol o el baloncesto. "La normativa está en consonancia con la política diseñada por el secretario del comité olímpico saudí que señaló en 2014 que a las mujeres sólo se les permitiría competir en disciplinas aceptadas culturalmente que se adecuaran a la interpretación literal del Corán como la equitación, el tiro con arco o la esgrima", recuerda el politólogo James M. Dorsey.

Reema -que desde el pasado agosto ocupa la vicepresidencia de los asuntos femeninos de la Autoridad General de Deportes saudí- ha asumido las líneas rojas, consciente tal vez de lo fútil que resultaría declararle la guerra a los guardianes de la ortodoxia. "Aquí las palabras feminista, radical, activista, liberal o el empoderamiento no son útiles para mis objetivos. Si las pronunciara, perdería a la mitad de mi público", reconoció la princesa en una entrevista reciente. Con dos retoños -Turki y Sara-, Reema presume de ser madre soltera desde que en 2012 finiquitara su matrimonio con Faisal bin Turki bin Nasser, un príncipe que preside Al Naser, uno de los clubes de fútbol más populares del reino. Afincada en Riad, el rostro de una nueva generación de saudíes de sangre azul vivió durante más dos décadas en suelo estadounidense. Entre 1983 y 2005 su padre fue embajador saudí en Washington. Reema, graduada en estudios museísticos por la Universidad George Washington, regresó a su patria un año después de que su progenitor abandonara el cargo.

En la última década ha despuntado en los negocios -fue la primera saudí en dirigir una compañía- y en las labores sociales. Una de sus iniciativas, 10KSA, figura en el libro Guinness de los Récords Mundiales después de que 8.264 mujeres con pañuelos color rosa formaran la cadena más grande del mundo para concienciar sobre la lucha contra el cáncer de mama. Defensora de que el acceso de la mujer al mercado laboral no es "occidentalización sino evolución", Reema aspira a potenciar la presencia femenina en los torneos internacionales -las saudíes compitieron por primera vez en los Juegos Olímpicos de Londres 2012- e insiste en los beneficios económicos del paso. "Su participación en el deporte generará 250.000 empleos", deslizó hace unos meses tras advertir de que el reino "no puede tener a la mitad de su población sin trabajar".

Una máxima que también propugna la joven Ameera Al Taweel, graduada en administración y dirección de empresas por la Universidad estadounidense de New Haven. A sus 18 años, mientras le hacía una entrevista, se enamoró del príncipe Al Waleed bin Talal (61), un influyente multimillonario y representante del ala más liberal de la corte saudí del que terminó separándose hace tres años. Ahora reparte sus días entre la filantropía como vicepresidenta de la fundación de su ex marido, la dirección de una empresa que busca a nuevos talentos árabes en el sector tecnológico y las conferencias que ofrece por todo el planeta. Los derechos de las súbditas de su país, donde casi cualquiera de sus acciones depende del plácet de tutor varón (mahram), no han dejado de estar entre sus prioridades. Hace unas semanas celebró públicamente un videoclip protagonizado por unas mujeres que corrió como la pólvora entre las redes sociales y acabó convertido en la protesta más irreverente contra la esclavitud de las saudíes. Al grito de "Ojalá todos los hombres se hundieran en el olvido" o "Si Dios nos librara de los hombres", las actrices recorrían las calles en patinete, jugaban al baloncesto o bailaban a la luz del día en un jardín. Aunque algunas de sus declaraciones públicas han suscitado malestar en la ultraconservadora corte saudí, Ameera no ha claudicado. "He recibido muchos mensajes negativos. A veces incluso amenazantes", llegó a reconocer en una entrevista a la televisión Al Arabiya. "No represento a todas las mujeres saudíes. Quizás al sector de las jóvenes saudíes", suele matizar quien admite que sueña con ser una de las primeras féminas en conducir por las carreteras de su país. "Las saudíes estamos trabajando para que se nos trate con igualdad y reclamar nuestros derechos. Yo creo personalmente que no hay nada en la religión que prohíba conducir a las mujeres. Este veto debería ser levantado. Las saudíes son inteligentes y quieren lograr cambios para las generaciones venideras. No hay marcha atrás".


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 25 DE FEBRERO DE 2017

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Mié 22 Feb, 2017 9:14 pm



Día de San Valentín! Momentos románticos de la parejas Reales.

Arriba