Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Sab 06 Ene, 2018 4:21 pm




Felipe VI felicita a su padre por su ejemplo de lealtad a España y compromiso con la democracia

La Pascua Militar se convierte en un homenaje al rey Juan Carlos por su 80º cumpleaños

La celebración de la Pascua Militar se ha convertido este 6 de enero en un homenaje al rey Juan Carlos, que el viernes cumplió su 80 aniversario. El padre del Rey no asistía al principal acto castrense del año desde que abdicó en 2014, pero Felipe VI ha querido que los militares, con quienes mantuvo una relación de camaradería desde sus años de academia, pudieran felicitarle personalmente.

En nombre de todos ellos, y como mando supremo de las Fuerzas Armadas, Felipe VI se ha dirigido públicamente a su “antiguo capitán general”, como le ha llamado por su empleo militar. “Felicidades majestad y gracias también por tantos años de servicio leal a España, por tu ejemplo vistiendo con honor el uniforme y siempre velando por la excelencia y el compromiso de nuestras Fuerzas Armadas con nuestra democracia, nuestra libertad y nuestra seguridad”, le ha dicho. Al término del discurso padre e hijo, ambos con uniforme de gala de capitán general, el segundo de la Armada y el primero del Ejército de Tierra, se han dado la mano.

El rey Juan Carlos, que se ha ayudado de un bastón para caminar, no es el único que celebra aniversario en 2018. También la reina Sofía cumplirá 80 años en noviembre, por lo que Felipe VI se ha anticipado a felicitar a su madre, “que tanto cariño ha demostrado siempre hacia la gran familia militar”.

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Sab 06 Ene, 2018 3:34 am

Imagen
FELIZ CUMPLEAÑOS. Ayer celebró sus 80 años rodeado de unos 70 invitados. Entre ellos, su familia más cercana y la de su esposa, la Reina Sofía. La ausencia más clamorosa, la de su hija Cristina y los cuatro nietos Urdangarin


TODOS LOS DETALLES DE LA COMIDA DE CUMPLEAÑOS DEL REY

Al ágape, celebrado en Zarzuela, acudieron cerca de 70 personas. Hermanas, sobrinos, primos... pero la ausencia más llamativa la protagonizó su hija, Cristina y los cuatro hijos de ésta. Hoy sábado, continuará el homenaje ya que asistirá, junto a Sofía, a la Pascua Militar.

CONSUELO FONT


AYER, 5 DE ENERO, FUE UN DÍA GRANDE ENel palacio de La Zarzuela. El Rey Juan Carlos tiró la casa por la ventana para agasajar a cerca de 70 invitados que acudieron al multitudinario almuerzo con el que celebró su 80 cumpleaños, un festejo que adelantó LOC en exclusiva la semana pasada. Hubo tarta, muchos regalos, se respiraba una gran emotividad... y se cantó hasta el Cumpleaños feliz.

La única nota discordante la puso, como ya viene siendo algo habitual, la Infanta Cristina, quien finalmente no acudió al ágape, tal y como ha podido confirmar LOC en fuentes solventes. Tampoco sus cuatro hijos. Su marido, Iñaki Urdangarin, no estaba invitado. Se esperaba que la ex duquesa de Palma tomara un avión desde Roma, donde ha pasado unos días de vacaciones junto a su familia, para honrar a su padre, con el que a consecuencia del caso Nóos ha tenido más de un rifirrafe.

Finalmente, no fue. Esta ausencia queda patente en la imagen difundida a los medios de comunicación por la Casa Real, tomada en el transcurso de la comida ante un llamativo árbol de Navidad decorado con ojos turcos y espumillón de color rojo. En la citada fotografía, que ilustra la portada de EL MUNDO, se puede ver a Don Juan Carlos, luciendo una colorida corbata fucsia, rodeado de su mujer, dos de sus tres hijos y cuatro de sus ocho nietos. Aparecen de izquierda a derecha: el Rey Felipe, la Reina Letizia, Victoria Federica Marichalar, la Infanta Sofía, Don Juan Carlos, Doña Sofía, la princesa Leonor, la Infanta Elena y Felipe Juan Froilán Marichalar. El gesto de la duquesa de Lugo es el menos ortodoxo de todos. Doña Elena coloca su mano sobre el hombro de su padre, quien parece emocionado ante la reunión familiar... y quizá también ante la llamativa declinación de la invitación por parte de su hija Cristina.

No eran oficiales, pero los fotógrafos apostados a la entrada de La Zarzuela han conseguido inmortalizar a otros de los invitados, como la infanta Margarita y Carlos Zurita. Doña Pilar, la otra hermana del Emérito, y su prole también estaba convocada, pero no ha trascendido documento gráfico. La única foto que se ha publicado de los sobrinos del homenajeado es la de Bruno Gómez-Acebo, junto a su esposa, Bárbara Cano.

También se han desplazado hasta La Zarzuela primos y sobrinos en grado segundo –y hasta tercero– del monarca jubilado. Entre ellos, Ana de Orleáns, duquesa viuda de Calabria y sus hijos. Por ejemplo, Pedro de Borbón-Dos Sicilias, ha sido fotografiado por los paparazzi conduciendo su automóvil junto a su esposa, Sofía Landaluce. Lo mismo ha pasado con su hermana Cristina y el marido de ésta, Pedro López Quesada, íntimo del Rey Felipe, que llegaron a palacio con un imponente todoterreno Mercedes.

De las imágenes tomadas a la entrada de palacio, destaca la presencia de otros integrantes de la rama Borbón-Dos Sicilias. Tal es el caso de Manuel Morales de Borbón y su esposa, Emma Ruiz de Azcárate, o su hermana Mencía, que iba al volante de un llamativo coche rojo junto a su madre, Inés de Borbón-Dos Sicilias. Myrta Vázquez de Baviera, hija de Tessa de Baviera, prima segunda de Juan Carlos, tampoco ha podido escapar de los flashes. El Emérito también ha reunido a miembros de la familia de Doña Sofía.

Es difícil precisar más presencias o ausencias, ya que se pidió absoluta discreción en Zarzuela sobre los detalles de la celebración, incluso algunos invitados prescindieron del móvil o lo apagaron al llegar a Zarzuela para evitar ser señalados si existían filtraciones. No fue el caso de Doña Sofía que, como es evidente en la imagen del evento familiar, posó para la foto con su móvil.

Lo que sí se puede afirmar es que la mayoría de los convocados acudieron encantados a la invitación de un Juan Carlos eufórico por haberse convertido desde ayer en el más longevo de sus antepasados borbones, pues su padre, Don Juan, falleció dos meses antes de su 80 cumpleaños.

Aunque su satisfacción tenía que ver sobre todo con ese homenaje institucional que, con motivo de este aniversario, la Casa Real ha consentido rendirle y cuyo punto de partida será hoy sábado con motivo de la Pascua Militar de 2018, en la que los Eméritos estarán presentes por primera vez en el reinado de Don Felipe. Esta será la primera de una cadena de “iniciativas y actividades públicas” que tendrán lugar en 2018, coincidiendo con el 40º aniversario de la Constitución, para conmemorar el 80 cumpleaños de Juan Carlos y también de Sofía, que soplará 80 velas el 2 de noviembre.

Una iniciativa que supone sellar una etapa turbulenta marcada por las tensiones entre el Emérito y la nueva cúpula de Casa Real, con Don Felipe en medio intentando mediar y que tuvo su punto álgido tras su abdicación, cuando Zarzuela decidió excluirle de la proclamación de Don Felipe en el Congreso.

Es cierto que en aquel tiempo, con la imagen de la Corona bajo mínimos a consecuencia del caso Nóos, la presencia nada discreta de Corinna, la “amiga entrañable” del Emérito, y los problemas de movilidad de Don Juan Carlos, quien desde 2010 pasó nueve veces por el quirófano, no convenía exhibirle demasiado y menos que hiciera sombra a su hijo o le salpicara con sus polémicas. Pero, según un personaje próximo al padre de Don Felipe, “este distanciamiento de Juan Carlos se convirtió en norma para Zarzuela, decidida a borrar toda huella de su reinado, incluido su papel en la Transición, como si en vez de sucesión se hubiera producido un cambio de dinastía”. Como consecuencia, el Emérito, pese a mantener el título de Rey, ha estado ausente en las celebraciones de la Fiesta Nacional, pascuas militares e inauguraciones de legislatura. Incluso el 40 aniversario de su proclamación, el 22 de noviembre de 2015, transcurrió sin pena ni gloria.

Don Juan Carlos aparentaba asumir estos “difíciles tragos” con filosofía, pero su ira acabó estallando públicamente este 28 de junio, cuando fue excluido del solemne acto por el 40º aniversario de las primeras elecciones democráticas. Esta vez sí soltó toda la amargura acumulada por boca de sus allegados. “Han ido hasta las nietas de La Pasionaria y a mí, que fui el conductor del camión de la Transición, se me excluye”.

2018 se estrenaba con un nuevo desafío ante la celebración del 80 cumpleaños de Juan Carlos, que ya había advertido que no estaba dispuesto a tolerar más humillaciones. Según sus íntimos, parece que el emérito regresó muy impresionado de la celebración del 80 cumpleaños de Harald y Sonia de Noruega, unos festejos que duraron dos días y congregaron a toda la realeza europea. Pero organizarle un cumpleaños de este calibre era impensable tanto para la Casa Real como para el Rey Felipe, nada amigo de ostentaciones públicas. En este tira y afloja hubo momentos de tensión. Incluso, el Emérito amenazó con poner tierra por medio. Por fin, gracias a la mediación del Rey Felipe, y de Alfonso Sanz Portolés, ex jefe de protocolo, se llegó a una solución intermedia. No habría grandes fastos, pero sí homenaje por supuesto extensivo a la Reina Sofía, que también cumple 80 el 2 de noviembre.

Este sábado, Juan Carlos y Sofía compartirán protagonismo con los Reyes Felipe y Letizia tanto en el acto castrense del patio de la armería como en la posterior recepción en palacio e incluso se espera que Don Felipe dedique unas palabras a su padre en el discurso. Será el acto más institucional de un cumpleaños muy emotivo, que tuvo su celebración “privada” ayer con el multitudinario almuerzo en Zarzuela.

Imagen

1. La Infanta Margarita y su marido, Carlos Zurita.
Imagen

2. Pedro de Borbón-Dos Sicilias, y su esposa, Sofía Landaluce.
Imagen

3. Cristina de BorbónDos Sicilias y Pedro López Quesada.
Imagen

4. Inés Morales de Borbón-Dos Sicilias, al volante, junto a su madre, Inés.
Imagen

5. Bruno Gómez-Acebo y su mujer, Bárbara Cano
Imagen

6. Myrta Vázquez, hija de Tessa de Baviera, prima segunda del Emérito.
Imagen

7. Emma Ruiz de Azcárate y su marido, Manuel Morales de Borbón-Dos Sicilias.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 6 DE ENERO DE 2018

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Vie 05 Ene, 2018 8:02 pm


Don Juan Carlos cumple 80 años
Don Juan Carlos cumple este 5 de enero de 2018 80 años. Aprovechamos para repasar la vida del que ha sido el rey de España durante 40 años. El monarca ha cedido el testigo a su hijo, el actual rey Felipe.

El rey Juan Carlos cumple 80 años

Mensaje por Invitado » Vie 05 Ene, 2018 7:11 pm



El rey Juan Carlos cumple 80 años
Juan Carlos I celebra junto a 70 invitados su 80 aniversario en La Zarzuela

El rey emérito acudirá este sábado con Felipe VI a la conmemoración de la Pascua militar en el Palacio Real

El rey Juan Carlos ha celebrado este viernes su 80º aniversario en un almuerzo junto a unos 70 invitados en el Palacio de La Zarzuela. Al festejo han asistido la reina Sofía, el rey Felipe VI, la reina Letizia, la Princesa de Asturias, doña Leonor, y su hermana, la Infanta Sofía. Don Juan Carlos también ha estado acompañado por su hija la Infanta Elena, sus nietos Froilán y Victoria y otros familiares directos de la familia real. Al banquete no han asistido la Infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarín, que sigue en libertad provisional a la espera de que el Tribunal Supremo resuelva el recurso contra la sentencia que le condenó a seis años y tres meses de prisión por el caso Nóos. Don Juan Carlos y doña Sofía aparecerán en público este sábado para la conmemoración de la Pascua Militar en el Palacio Real junto a Felipe VI y la reina Letizia.

A la comida estaban invitados las hermanas del rey Juan Carlos, las Infantas Margarita y Pilar, con sus respectivas familias. También ha acudido toda la rama de los Borbón-Dos Sicilias, a la que el anterior jefe del Estado está muy ligado. De este grupo forman parte las primas de don Juan Carlos, Teresa e Inés, y el sobrino de éstas, Pedro de Borbón-Dos Sicilias, duque de Calabria. Estaban invitados también otros sobrinos y sobrinos segundos por el deseo del monarca de tener a toda la familia alrededor para festejar su 80º cumpleaños.

Este sábado Don Juan Carlos I asistirá por primera vez desde que abdicó en 2014 a la ceremonia de la Pascua Militar junto a los Reyes, un acto al que acude el presidente del Gobierno y varios miembros de su gabinete, así como la cúpula militar. Se tratará del primero de los eventos que La Zarzuela impulsa durante 2018 para conmemorar el 80º aniversario de los padres del Rey.

La imputación de la Infanta Cristina en el caso Nóos por los negocios de su marido, del que fue absuelta, causó un desgarro en la familia real que la alejó de La Zarzuela. Cristina, cuyo titulo de Duquesa de Palma fue revocado por Felipe VI, pasó el fin de año con su hermana Elena en Vitoria.

Otras efemérides del rey Juan Carlos

Juan Carlos I celebró su 75º cumpleaños en la intimidad y con la austeridad que imponía entonces la crisis económica, aunque recordó momentos destacados de su reinado en una entrevista en la televisión pública con el veterano periodista Jesús Hermida.

Su 70º aniversario, en 2008, también lo celebró en privado, pero cuatro días más tarde convocó a casi 500 invitados, la mayoría de ellos figuras políticas relevantes, a una cena oficial en el Palacio de El Pardo, en la que estuvo acompañado por toda su familia. Diez años antes, en 1998, el jefe del Estado festejó su 60º cumpleaños en Bosnia con los soldados españoles destacados entonces en la misión de la OTAN en el país balcánico.

La iniciativa de organizar diversos actos para festejar el 80º cumpleaños tiene lugar después de que el Rey Juan Carlos transmitiera su malestar porque no se contó con él en la conmemoración en el Congreso del 40ª aniversario de las primeras elecciones democráticas de 1977 el pasado mes de junio.

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Lun 18 Dic, 2017 2:32 pm


Crónica Rosa: La entrevista a Juan Carlos I
Federico comenta con Beatriz Cortázar, Rosa Belmonte y Pérez Gimeno la actualidad del corazón.



Juan Carlos I: “El mar es la libertad”

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Dom 17 Dic, 2017 3:41 am

Imagen


Los reyes eméritos asisten al funeral de Miguel I de Rumanía


Don Juan Carlos y Doña Sofía se han desplazado a Bucarest para rendir homenaje al Rey Miguel I de Rumanía, fallecido el pasado día 5 a los 96 años en Ginebra (Suiza) tras una larga enfermedad.

Desde entonces, unas 30.000 personas han pasado a despedirse del rey en el Palacio Real, edificio que en la actualidad alberga el Museo de Arte Nacional.



De allí, el féretro con los restos mortales se ha trasladado hoy a la plaza exterior del edificio, donde se ha celebrado una ceremonia militar y religiosa antes del iniciarse el cortejo fúnebre, que marchó a paso lento hasta la Catedral del Patriarcado, donde tiene lugar el funeral de Estado celebrado por el rito ortodoxo.

La Casa Real rumana informó de que al oficio asistirían, además de los reyes eméritos de España, Juan Carlos y Sofía, los reyes de Suecia, Carlos Gustavo XVI y Silvia; el príncipe Carlos de Gales; el exrey de Bulgaria Simeón II; Ana María de Grecia; y la princesa Muna de Jordania, entre otros.



Cuando termine el servicio religioso, la familia real rumana y sus invitados tomarán el tren real que les conducirá hasta Curtea de Arges, a 155 kilómetros de Bucarest.

En la Nueva Catedral Ortodoxa de esta localidad se oficiará otra misa y se procederá al sepelio en el Mausoleo real, donde ya reposa Ana de Borbón-Parma, esposa de Miguel Hohenzollern-Sigmaringen, fallecida en agosto de 2016.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Sab 25 Nov, 2017 3:25 am

Imagen


TÍA IRENE, LA MÁS FIEL PAREJA DE DOÑA SOFÍA

BEATRIZ MIRANDA


¿QUIÉNES?

DOS VIEJECITAS

entrañables. En eso se han convertido Sofía e Irene de Grecia: dos hermanas, pero sobre todo dos amigas y confidentes. A falta eterna del Don Juan Carlos, nuestra emérita le ha pedido otra vez a su más fiel compañera de viaje que acuda con ella a la entrega de un premio. Doña Sofía recibió la medalla honorífica de la Asociación de Amigos de la Biblioteca de Alejandría y allá que fue la sangre de su sangre para aplaudirla.


¿DÓNDE?

ATENAS.

Agarraícas del bracete aparecieron. Ambas rozan los 80 y están estupendas. Bien peinadas, bien maquilladas y bien vestidas, custodiadas por sus sobrinos Nicolás y Tatiana. Orgullosa estará la madre de ambas, Federica, de la que heredaron un nada desdeñable lote de joyas. A ella perteneció la tiara prusiana que tanto Sofía como Letizia llevaron en su boda. Una maravilla art decó llenita de brillantes.


¿POR QUÉ?

NOSOTRAS LO VALEMOS.

Este es el nuevo eslógan feminista de L’Oréal Paris, pero también parecen gritarlo puño en alto las Greece Sisters, siempre juntas. No hay república, ni exilio, ni infidelidad matrimonial española que pueda con ellas. Son irreductibles. Y también estilosas. Sofía se puso su traje de chaqueta plateado número mil e Irene se volvió a recoger sus melenas de Medusa en un moño bajo. Tía Pecu (de peculiar, así la llaman sus sobrinos), es griega pero pasa de usar Lady Grecian 2.000, el famoso cubrecanas. Le gusta llevar las patillas blancas como a J.L. Rodríguez El Puma. Eso sí, no renuncia a sus blusones, a sus pantalones de terciopelo, a su zapato plano. Siempre fue la hippy de la familia. Recibía descalza en sus dependencias de Zarzuela sentada en un cojín sobre el suelo. Se resiste a maquillar sus ojeras y a operarse, no como su hermana. Le encantan las arrugas. Es la Ángela Molina de El Pireo, una bella cariátide del Partenón.


EL MUNDO / LOC / SÁBADO 25 DE NOVIEMBRE DE 2017

La reina Sofía cumple 79 años

Mensaje por Invitado » Vie 03 Nov, 2017 4:42 pm


La esposa del rey emérito don Juan Carlos suma un año más y se queda al borde de los ochenta: ¡Ya tiene 79! Hacemos un repaso por los momentos más importantes y las imágenes más entrañables de su vida.

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Lun 09 Oct, 2017 11:45 pm


Así fue la boda real del ahijado de la reina Sofía, Philip Karadjordjevic
El príncipe Felipe de Serbia, ahijado de la Reina Sofía, se ha casado con la diseñadora gráfica Danica Marinkovic en Belgrado, Serbia.

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Dom 23 Jul, 2017 2:43 am




ASÍ ES LA VIDA SOCIAL DE DON JUAN CARLOS ALEJADO DE ZARZUELA

Fue el Rey quien primero invitó a Bertín a comer. Lo hicieron en el Palacio Real. Después, el presentador organizó una paella en su casa. Está dentro de su grupo de nuevas amistades, que le hacen compañía en su jubilación.

CONSUELO FONT


Paco Arévalo causó una gran polémica esta semana al publicar en su cuenta de Twitter una sorprendente foto, donde el humorista y Bertín Osborne comparten mesa y mantel con el Rey Juan Carlos y la Infanta Elena. Aparecían además otros comensales del circulo íntimo del presentador, como su mujer, Fabiola Martínez, sus tres hijas mayores, Claudia, Alejandra y Eugenia con su marido, Juan Melgarejo, el empresario Pedro Ballvé, dueño de Campofrío y el presidente de la Fundación del Tenis Madrileño, Carlos Almazán. Junto a la imagen, Arévalo escribió: "Muy contento de hacer una paella al Rey Don Juan Carlos y Doña Elena, con buenos amigos. El arroz en su punto". Algo que, aparte de desatar una avalancha de comentarios en las redes -la mayoría muy críticos-, tipo: "Si fuera para una familia pobre no lo harías", provocó gran extrañeza. ¿Qué pintaban el emérito y su hija comiendo con Arévalo y Bertín?

Incógnita que desvela a LOC un allegado al presentador de Mi casa es la tuya. Al parecer, Don Juan Carlos y Osborne se conocen hace mucho, la primera mujer de Bertín fue Sandra Domecq, miembro de una importante familia jerezana vinculada al Monarca. De hecho el año pasado Don Juan Carlos y la Infanta Elena pasaron unos días invitados por Álvaro Domecq en su finca Los Alburejos. Sin embargo, intimaron hace poco más de un año, cuando el presentador ofreció a Don Juan Carlos acudir a su programa televisivo, algo que el Monarca declinó, aunque le aseguró que le llamaría para comer juntos.

Tiempo después le convocó a un almuerzo que tuvo lugar en su despacho del Palacio Real, al que también acudió el periodista Carlos Herrera, con quien el Emérito tiene buena relación. La comida se prolongó hasta entrada la tarde, prometiendo Bertín corresponder a la invitación. La ocasión surgió hace poco más de un mes, en plena Feria de San Isidro, un día que Don Juan Carlos tenía programado acudir con su hija a los toros en Las Ventas. Bertín propuso a Arévalo que cocinara una paella para sus ilustres invitados, algo que el cómico aceptó encantado. La cita fue en el domicilio de Bertín, quien añadió a su familia y algunos íntimos, como el empresario Pedro Ballvé y Carlos Almazán. La reunión jamás habría trascendido, si no es porque el cómico cayó en la tentación de publicar en Twitter su regia paella, ajeno al lío que iba a montar.

Este increíble episodio aproxima bastante bien a la existencia "secreta" que lleva el Emérito, a quien de Rey le queda ya poco más que el título. En parte por la estrategia de Casa Real de limitar su agenda oficial y apartarle de los actos de calado e incluso diluir los méritos de su reinado.

Imagen
El rey Juan Carlos I y la infanta Elena de Borbón durante la Feria de San Isidro 2017.

Desalojado de su despacho en Zarzuela, que hoy ocupa su hijo, el Emérito se mudó al Palacio Real, donde es asistido por su antiguo jefe de protocolo, Alfonso Sanz Portolés. En su actual oficina recibe visitas variopintas, como el caso de Bertín, que no trascienden, pues según Zarzuela "no son audiencias oficiales".

A su pérdida de protagonismo institucional se une su maltrecho matrimonio con la Reina Sofía, limitado prácticamente al protocolo, pese a que la Casa Real se empeñe en prodigarles actos juntos. Con Don Felipe se lleva bien, pero le ve poco, como a sus nietas Leonor y Sofía, y con la Infanta Cristina sus lazos son prácticamente inexistentes. Esto le ha hecho volcarse con la Infanta Elena, a la que ve muy desprotegida, especialmente en la educación de sus hijos, Froilán y Victoria Federica, dada la tensa relación que mantiene con su ex, Jaime de Marichalar. Ellos son su verdadera familia y Elena le acompaña feliz a los toros, escapadas gastronómicas, viajes de fin de semana y todo tipo de compromisos, como la paella de Bertín. Eliminada, como la Infanta Cristina, de la Familia Real y de la agenda institucional tras la proclamación de Don Felipe, tampoco se libra de algún que otro ninguneo por parte de Zarzuela, como se comprobó cuando en junio acompañó a Don Juan Carlos a Álava a inaugurar la bodega Rotschild y Vega Sicilia. El acto era oficial, y los responsables de Casa Real pusieron pegas para que Elena, cuya asistencia no figuraba en agenda, ocupara el estrado junto a su padre, aunque al final cedieron.

Ante este panorama, a Don Juan Carlos no le queda otra que disfrutar a sus 79 años de su forzosa jubilación en compañía de un grupo de allegados que, junto a su hija Elena, forman un leal escudo empeñado en mitigar su soledad. Lo integran su compañero de internado Jaime Carvajal y Urquijo, Alberto Cortina, el restaurador Miguel Arias, de cuyo restaurante Aspen, en La Moraleja, el emérito es asiduo, o el ganadero Samuel Flores. Son gente muy discreta, con la que Don Juan Carlos se reúne en sus domicilios, en el exclusivo Club Puerta de Hierro o en los restaurantes Horcher o El Bodegón, sus favoritos, aunque también le priva Casa Lucio. Asimismo, aunque ahora menos dado por sus problemas de movilidad, con ellos se quita la espinita cazando en sus fincas o abatiendo perdices en La Flamenca, finca cercana a Aranjuez, propiedad de Miguel Corsini.

Los toros es otras de sus pasiones y, además de la Infanta Elena, su inseparable en los tendidos es el empresario Manuel Piñera Gil Delgado, un ingeniero catalán casado con la heredera del imperio del whisky DYC, cuya venta les proporcionó una gran fortuna. Habitual de los veranos en Mallorca, su amistad con Don Juan Carlos data de finales de los 90, cuando recibió una llamada del Rey diciéndole que quería conocerle. Piñera, un hombre muy generoso, pone incluso su avión particular a disposición del Monarca para sus desplazamientos.

Uno de los destinos favoritos de Don Juan Carlos para escaparse es el Caribe, donde residen los multimillonarios Pepe y Alfy Fanjul, los reyes del azúcar. Pepe, afincado en República Dominicana, tiene una espectacular mansión en el resort Casa de Campo, donde el Emérito es recibido con los brazos abiertos y todo tipo de agasajos, como en marzo, cuando celebraron un almuerzo en su honor al que acudió el presidente Danilo.

También le gusta asistir a acontecimientos deportivos, como las carreras de Fórmula 1 en Emiratos o México, donde el propio Bernie Ecclestone le hace los honores, junto a Carlos Sáinz. Su amistad con Florentino Pérez le permite disfrutar del palco del Real Madrid, y también del Mánchester, invitado por el jeque Al Nahyan.

En verano, evita Mallorca, aunque el año pasado acudió al 80 cumpleaños de su hermana Pilar, pernoctando en Marivent. Le agrada Saint Tropez, donde recaló a principios de este mes de julio, y tiene poderosos amigos, como la octogenaria condesa Cicogna, con la que acude al Café Senequier o Le Club 55.

Aunque ahora le divierte mucho Sanxenxo, que será una de sus bases este verano, donde suele pasar unos 10 días al mes regateando con vistas al mundial que se celebra en septiembre en Canadá. Fueron sus íntimos, José Cusí y el regatista Pedro Campos, presidente del club náutico de Sanxenxo, quienes propiciaron su vuelta a las regatas en la clase 6m de veleros clásicos, en cuya cubierta el Rey va sentado. Cusí adquirió para Don Juan Carlos el velero Ian, rebautizado Bribón, y Campos creo un circuito de regatas con base en Sanxenxo. Allí el Monarca dedica la jornada a navegar, y luego cena con los otros patrones en La Taberna. O se dan un festín de percebes en La Mejillonera, un viejo pesquero, animado con chistes o tertulias en las que el Emérito, sin protocolo alguno, disfruta como un adolescente. Igual que en la paella de Bertín, quien por cierto está muy enfadado porque se haya difundido. Según su amigo, "él jamás hubiera desvelado que el Rey Juan Carlos y Doña Elena habían comido en su casa".


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 22 DE JULIO DE 2017

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Jue 20 Jul, 2017 3:14 am

Imagen


Arévalo nos habla de su polémica comida con el Rey emérito y responde a los insultos recibidos

El humorista Arévalo tuvo la oportunidad de prepararle una paella al Rey emérito hace casi dos meses. Ahora que ha compartido la imagen del encuentro, le han llovido las críticas. GRITOS ha hablado con él en EXCLUSIVA para conocer la historia y su opinión de primera mano.


Desde que el Rey Juan Carlos abdicó, le hemos visto disfrutar más que nunca de lo que más le gusta: el mar, los toros y la gastronomía. Una imagen del humorista Arévalo con el Rey emérito, la Infanta Elena, Bertín Osborne y su mujer Fabiola, entre otros, ha desatado una gran polémica en Twitter que ha acabado con insultos y críticas hacia el humorista.

GRITOS ha tenido la oportunidad de hablar con el protagonista, Arévalo, y conocer la historia de primera mano. “Fue una comida entre amigos donde yo tuve la suerte de hacerle una paella al Rey emérito. Anteriormente ya había hecho una paella para la Infanta Elena. Me honra mucho haberlo hecho, es algo que hago a diario y esta vez fue para él. De la misma forma que Lucio está orgulloso de cocinar para él, yo también. Fue una comida informalcon mucho respeto y admiración. El monarca estuvo fantástico y me dijo que la paella estaba muy buena”. Además el humorista nos explica: “Yo no he tenido la suerte de ir al palacio cuando iban los demás artistas y ahora sí de comer con él”.

A pesar de que se ha publicado que fue en casa del humorista, éste lo desmiente y se mantiene precavido a la hora de concretar en qué vivienda de Madrid tuvo lugar el encuentro, al igual que lo ha sido a la hora de esperar el tiempo oportuno para compartir la imagen de la comida en las redes sociales. “Una comida con el Rey se sabe con mucha antelación. Fue hace casi un mes y medio o dos porque tras ella el Rey emérito se fue a los toros de San Isidro pero por seguridad para el Rey no se puede decir nada y tampoco me parecía publicar la imagen en el mismo día o a la semana. Por eso decidí que pasara más tiempo”, ha señalado Arévalo y detalla: “No hice la comida entera, sólo la paella”.

Tras compartir la imagen en las redes sociales, le han llovido las críticas de usuarios de Twitter, a lo que él responde: “Es muy bonito hacerle una paella al Rey y algo de lo que me siento orgulloso. La gente normal no te critica. Yo no criticaría a nadie que comiera con el Rey o con otra persona. Está fuera de lugar. Hay algunas personas que se pasan con sus comentarios pero no me importa”.

También ha aprovechado para lanzar un mensaje a sus detractores: “No es que España huela a rancio, es que el tiempo pasa para todo el mundo.Dentro de 30 años, ellos olerán a rancio. Todo se hace viejo, todo se pasa”.



Muy contento de hacer una paella al Rey Emérito. Don Juancarlos y Doña Elena,con buenos amigos y con el arroz en su punto. pic.twitter.com/RapG0fW18W

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Lun 05 Jun, 2017 3:33 pm

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Dom 04 Jun, 2017 2:23 am

Imagen
DISCRETO ACCESORIO. Don Juan Carlos lleva este moderno sonotone en el lóbulo de la oreja izquierda al menos desde el año 2011. El Rey Emérito lo intenta disimular con el peinado.


REY EMÉRITO
EL SONOTONE, EL PRECIO DE SUS AÑOS DE CAZADOR

Al menos desde 2011, el Rey Emérito lleva un audífono en el oído izquierdo. Aunque no tiene una sordera importante, sus amigos reconocen que está “duro” de oído debido a su afición a la caza, un problema que les pasa a muchos cazadores por el estruendo de los tiros. Disimula el aparato tras la oreja.

CONSUELO FONT


PESE A LOS 80 AÑOS QUE CUMPLIRÁ EN enero, el Rey Juan Carlos parece gozar de bastante buena salud, lo que le permite llevar una vida activa para su edad e incluso disfrutar de aficiones como competir en regatas y acudir a cacerías, esto segundo, en menor medida que hace unos años. A pesar de ello, es ley de vida que tenga algunos achaques. Los más visibles, esos problemas de movilidad que le obligan a ayudarse de un bastón para caminar, pese a que desde su abdicación en junio de 2014 ha mejorado ostensiblemente.

Si bien los españoles nos hemos acostumbrado a su imagen caminando con muleta, lo que la mayoría ignoraba es que el Emérito lleva también un sonotone en su lóbulo auditivo izquierdo. Algo que se puede comprobar en esta reciente imagen tomada en el tendido dos de la plaza de Las Ventas, donde Don Juan Carlos disfrutó este miércoles, 31 de mayo, en la Feria de San Isidro, del toreo de Roca Rey, Miguel Ángel Perera y López Simón.

Según indica una fuente del círculo del Emérito, es cierto que Don Juan Carlos está duro de oído, pero su sordera no hay que atribuirla sólo a los 79 años que figuran en su carnet de identidad, sino sobre todo a su condición de cazador. “La mayoria de los cazadores pierden con el tiempo mucha audición, ya que el estruendo de los disparos les acaba afectando al tímpano, de la misma manera que a gran parte de los pilotos les provoca sordera el ruido del motor del avión”. Parece que lo del sonotone no es algo reciente en el Rey, sino que usa frecuentemente dicho artilugio al menos desde el año 2011, si bien como es un hombre muy coqueto, lo disimula colocando su cabello encima de su oreja.

Está visto que eso de manejar armas tiene su peligro incluso para los tímpanos ajenos, como se ha comprobado esta semana con otro miembro de la realeza, la princesa Astrid de Bélgica, quien estuvo a punto de dejar sordo al primer ministro belga, Charles Michel, al dar el pistoletazo de salida del maratón de Bruselas. El politico sufrió una sordera parcial a consecuencia de la detonación, por lo que tuvo que suspender un acto que tenía programado en el parlamente para acudir urgentemente al médico a hacerse una revisión donde, por fortuna, no se le observaron daños en el tímpano.

En cualquier caso, la sordera no es algo que a Don Juan Carlos le quite el sueño como sí se lo han quitado sin embargo sus problemas de movilidad, ya que su mayor temor era quedar atado a una silla de ruedas como le ocurrió a su madre, Doña María. Problemas que se agravaron a raíz de la fractura de cadera que sufrió en abril de 2012 durante una cacería de elefantes en Botswana, que obligó a implantarle una prótesis urgente y cuyas posteriores complicaciones le hicieron pasar por el quirófano –“el taller” como él dice–, en seis ocasiones más. Algo que influyó notablemente en su decisión de dejar el trono, aunque actualmente está bastane recuperado, pues su jubilación le deja tiempo libre para someterse a una intensiva rehabilitación que, por el momento, aleja de su horizonte el temido fantasma de la silla de ruedas.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 3 DE JUNIO DE 2017

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Dom 04 Jun, 2017 2:22 am

Imagen
Juan Carlos I el pasado 31 de mayo en la Feria de San Isidro después de que le brindaran un toro, en lugar de ocupar el palco se sentó en el balconcillo del tendido dos.


JUAN CARLOS
SUS TRES AÑOS COMO JUBILADO

Pasó dos años con una vida fastuosa. Ahora, ha encontrado la estabilidad en España. Acude a los toros y a regatear. Ha recuperado la relación con Sofía.

CONSUELO FONT


ESTE MIÉRCOLES, el Rey Juan Carlos acudió por cuarta vez en la Feria de San Isidro a la plaza de Las Ventas donde, como es habitual, en vez de ocupar el palco se sentó en el balconcillo del tendido dos, encima de la puerta de toriles, para sentir cerca la corrida. Algo que en esta ocasión casi le cuesta un disgusto, pues en la faena que le brindó Roca Rey, el toro, Beato, amagó dos veces con saltar por encima del burladero donde se sentaba el padre de Felipe VI, provocando que parte del público coreara un “¡Ay, Juan Carlos!”. Al final, todo quedó en un susto y el Emérito se lo pasó en grande, ya que los toros es una de sus grandes aficiones, de las que tiene más tiempo para disfrutar desde su abdicación, que comunicó a los españoles ese 2 de junio de 2014 del que precisamente ayer viernes se cumplieron tres años.

Aunque lo que de verdad le ha devuelto la ilusión ha sido volver a competir en regatas, pasión que tuvo que abandonar en 2009 por sus problemas de movilidad y recuperó en 2015 gracias a que la clase 6m de veleros, en la que ahora regatea, le permite patronear sentado, sin peligro de caerse. Esto le está llevando a frecuentar la localidad gallega de Sanxenxo, en cuyo puerto están amarrados los dos Bribones 6m, el clásico, adquirido por José Cusí en 2015, y el moderno, recién botado, cuyo armador es el banquero venezolano José Álvarez, ambos íntimos suyos, a cuya caña se alternan. Entre entrenamientos y pruebas, recala un fin de semana o dos al mes en esta nueva tierra de adopción, donde sigue siendo el Rey, pues su presencia es un acontecimiento: la gente no para de acercársele para saludarle o fotografiarse con él, tanto que comenta en broma: “Si cobrara un euro por foto sería millonario”. Lo que da lugar a un sinfín de anécdotas, como el pasado fin de semana, en que un hombre le enseñó una foto donde aparecía con el emérito cuando ambos eran imberbes guardiamarinas del buque escuela Juan Sebastián Elcano. “Si de esto hace más de 60 años, qué viejos somos”, bromeó Don Juan Carlos, el Rey encantado.

En esta tranquila corte de Sanxenxo, tan diferente a la mundana Mallorca, el Emérito dedica la mañana a navegar acompañado de su íntimo, el regatista Pedro Campos y, aunque el mar esté levantado no se amedrenta, pues es todo un aventurero. A mediodía, tras picar algo, descansa hasta la cena, en la que suele quedar con los otros patrones de esta clase 6m para la que, en 2016, auspiciada por Campos, se creó un circuito de regatas en Galicia. Habitualmente cenan en La taberna del náutico, cuya especialidad son los chipirones encebollados, aunque con el buen tiempo se dan algún festín en La Mejillonera, un viejo pesquero, a base de mejillones, sardinas y percebes, marisco favorito de Don Juan Carlos, que acaba en animadas tertulias con las que el padre de Felipe VI disfruta como un adolescente.

Porque lejos de las convulsiones que desencadenaron su abdicación, la existencia de Don Juan Carlos es ahora mucho más apacible. Entonces, además de batallar con sus problemas de movilidad, agravados tras romperse la cadera en Botswana en 2012, la imagen de la Corona se desangraba por el escándalo Nóos, que sentó en el banquillo a la Infanta Cristina y a Urdangarin, y el salto a la palestra de su amistad entrañable con Corinna. Algo que desbordó la tensión con la Reina Sofía hasta el punto que, tras la abdicación, se evitaba programarles actos juntos, de hecho ese 2014 al matrimonio sólo compareció oficialmente en tres ocasiones y otras tantas en 2015. Tampoco disimulaban que hacían vidas separadas, lo que en el caso del emérito se traducía en una glamurosa existencia de viajes al Caribe, hoteles de lujo y rutas gastronómicas por restaurantes con estrellas Michelin que chocaban con la imagen de austeridad que Felipe VI intentaba dar. Aparte de las tensiones matrimoniales, que dejaron a Don Juan Carlos aislado, con el único apoyo de su hija Elena, el caso Nóos desencadenó una quiebra familiar, pues Don Felipe y Doña Letizia rompieron con la Infanta Cristina, y también se distanció Don Juan Carlos, mientras la Reina Sofía y la Infanta Elena seguían apoyando a la ex duquesa de Palma.

Hoy, tres años después, la sentencia de Nóos que en febrero declaró inocente a la Infanta Cristina –no así a Urdangarin, condenado a 6 años y tres meses de cárcel–, ha inaugurado una nueva etapa en la que Zarzuela trata de recomponer la maltrecha imagen familiar, propiciando que las aguas vuelvan a su cauce.

Un ejemplo es la agenda de Don Juan Carlos, quien desde enero hasta la fecha ha protagonizado 14 actos oficiales, 11 de ellos con la Reina Sofía, con la que vive una luna de miel institucional. Lejos de la violencia y los gestos de mal humor que no disimulaban, ahora aparecen sonrientes y cómplices, como se observó en la primera Comunión de la Infanta Sofía, el 17 de mayo. Donde llamó también la atención lo comunicativo que estuvo Don Juan Carlos con la Reina Letizia, con quien la relación antes se ceñía al estricto protocolo.

Asimismo, siguiendo la nueva consigna de “Familia Real unida, jamás será vencida”, este 2017 los Reyes Felipe y Letizia han protagonizado también tres actos oficiales con los Eméritos. Especialmente significativo fue el último, el 22 de mayo, fecha del aniversario de bodas de Don Felipe y Doña Letizia, que celebraron acudiendo con Don Juan Carlos y Doña Sofía al 40 aniversario de la fundación Reina Sofía, donde Don Felipe elogió a su madre con emotivas palabras. Han coincidido también en el funeral por la infanta Alicia, tía de Don Juan Carlos, en el Palacio Real, que reunió a la familia en pleno, aunque fue la presencia de la Infanta Cristina la que acaparó el foco mediático. Pese a sus esfuerzos por rehabilitar su imagen, traducidos en frecuentes viajes a España, se percibió la frialdad que aún existe con Don Felipe, que derivó en su ausencia de la Comunión de la Infanta Sofía.

En esta renovada imagen de familia bien avenida, no podía faltar un gesto entre Don Juan Carlos y Don Felipe, que se ha producido esta semana en que han protagonizado dos actos oficiales juntos, algo inusual. El miércoles fueron juntos fueron juntos a una reunión del patronato de la fundación Cotet. El plato fuerte se reservó el 2 de junio, en el tercer aniversario del anuncio de abdicación, en que presidieron mano a mano el 300 aniversario de la escuela de guardiamarinas de Marín. Una localidad cercana a Sanxenxo, el nuevo refugio de Don Juan Carlos, donde no se le verá este fin de semana, pues hoy asiste en Cardiff a la final de la Champions. El fútbol es otro de sus hobbies e incluso ahora se deja caer a veces por el palco merengue, donde su amigo Florentino Pérez le reserva un lugar de honor.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 3 DE JUNIO DE 2017

Reyes Eméritos Juan Carlos y Sofia

Mensaje por Invitado » Dom 04 Jun, 2017 1:38 am


El Rey Emérito: "He venido porque me ha mandado mi hijo".

Arriba