Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Dom 21 Oct, 2018 3:20 am

Imagen

Pilar Urbano: “La casa más oscura de España es la Zarzuela”

Dosieres, guerra sucia, comisiones y dependencia de la política exterior de Estados Unidos. La historia se repite y la periodista Pilar Urbano la ha vivido en primera persona.

Pablo Elorduy


El estudio de Pilar Urbano (Valencia, 1940) tiene trazas de pequeño museo de la historia española contemporánea. Documentos enmarcados, entre los que solo alcanzo a distinguir la firma de Amadeo de Saboya. Posteriormente, ella misma explica que en su colección también cuenta con un telegrama de Daniel Ortega, autógrafos de Picasso, Carrillo —al que llama “su amigo” en otro momento— o Sabino Fernández Campo, el bolígrafo con el que Garzón pidió la extradición de Pinochet, viejas máquinas de escribir, cientos de libros y una pared en la que “sin orden ni concierto” se dispone un álbum de fotos de lo que hoy conocemos como la Transición.

Una de ellas destaca por encima de todas. Muestra al hoy rey emérito, Juan Carlos I de Borbón, y a la reina Sofía. La dedicatoria no es un esfuerzo de originalidad, pero la presencia de la foto evidencia que Urbano mantiene la memoria de cuando la Casa Real la consideraba una de sus periodistas de referencia. Su independencia le retiró ese privilegio. Su conocimiento de la Casa Real quedó plasmada en El Precio del Trono (Planeta, 2011) y La Gran Desmemoria (2014), su obra definitiva sobre el contexto que rodeó el golpe de Estado de 1981, su mejor libro y el que más disgustos le dio, “porque la verdad duele”, desliza en un momento de la conversación.

Urbano ha sido testigo y cronista de los años de restauración de la monarquía, del ascenso y caída de Felipe González, de la defenestración de Adolfo Suárez y de la creación de su mito. También fue encuadrada desde el principio como una “periodista de derechas”, algo que rechaza de plano, “búscame una tía que diga lo que digo yo”. Se reconoce sólo como cristiana. No esconde su vínculo con el Opus Dei.

¿Y qué diantres hace un periódico como El Salto en el taller de Pilar Urbano? Si hubiera que buscar pretextos o coartadas, habría que comenzar por el final. El escándalo del excomisario Villarejo y la guerra de dosieres vivida en septiembre a cuenta de las relaciones de la ministra de Justicia, Dolores Delgado con el expolicía metido a empresario “de la seguridad” ha vuelto a destapar el olor de las cloacas. Un tufo que Urbano, como otros periodistas, reconoce al instante.

Al final de la larga conversación, Urbano nos preguntará si hay algo de lo que nos ha contado que no sabíamos. Y lo hay. En un momento dado, se refiere a una conversación de un colega periodista con Corinna zu Sayn-Wittgenstein. El periodista preguntó a la socia del rey emérito si ella organizaba las comisiones del rey en Arabia Saudí, zu Sayn-Wittgenstein contestó que eso lo hacía “Juan Miguel”. ¿Juan Miguel Villar Mir? Urbano asiente: “Yo no digo que sea o no sea cierto. Digo que Corinna se lo aseguró a un periodista muy serio y con buena información”.

Durante la hora de conversación, Urbano enfoca varios aspectos de actualidad y otros de largo recorrido. Temas que definen la construcción imperfecta de la imperfecta democracia representativa restaurada en 1978. Las acotaciones a su relato están en cursiva.


Corinna zu Sayn-Wittgenstein

Desde el año 2006, hasta el 2014, ella se erige como intermediaria, abrepuertas para gestionar altos negocios entre España, Arabia Saudí, Rusia, Emiratos… Es sabido que ella viajaba con el rey o diciendo que iba en nombre del rey. Con puntería, José Bono la llama siempre ‘la bella comisionista’. Interviú dio el dato de que en los los de su relación con el rey de España, Corinna amasó una fortunita en Suiza de 30 millones de euros durante el tiempo que duró su noviazgo clandestino con el monarca. El bufete de abogados Schillings, que la representa, no lo desmintió. Creo que hubo un cambio de cromos, de contactos VIP y de negocios.


CNI, EL PAPEL DE LOS SERVICIOS SECRETOS

Los servicios secretos están para defender al Estado o al pueblo organizado políticamente, a la Nación. No a un gobierno, no a un grupo de poder y en ningún caso pueden encubrir delitos, ni siquiera los del jefe de Estado. Tanto si es un rey como si es el presidente de la República. Jamás pueden conocer y no denunciar porque se convertirían en un organismo de información corrupto y corruptor, al proteger al corrupto. Sea GAL, sea terrorismo de Estado, sea llevarse el dinero crudo, sea robar el papel del BOE, arramblar con donativos a la Cruz Roja, ocultar cuentas corrientes en Panamá, o recibir donativos o comisiones ilegales, tangentes, para un partido político, para costear unas elecciones, para el referéndum de la OTAN, y estoy citando episodios que han sucedido. Para empezar es que no son los gobiernos los que tienen que encomendar qué investiga la policía, la Guardia Civil o los servicios secretos, porque el Gobierno siempre encargará en beneficio propio. No es imparcial.


Terrorismo de Estado

El GAL se diseña, se organiza y se ejecuta desde el CESID del señor Manglano. Da igual que lo haya mandado Felipe González, que el rey lo haya jaleado… da igual. Lo han organizado los servicios secretos. No Perote, Manglano. Lo hicieron ellos utilizando a los oficiales de la Guardia Civil del CESID, no buscaron entre los tercios de la Legión.

Realmente la fórmula es del Mossad, para entendernos. La fórmula: “Localícenlos en el sur de Francia, pasen, golpeen y vuelvan. Y les crean ustedes el problema a ellos, a Francia”. Esto se lo propusieron a Suárez y a Rosón pero no quisieron. En cambio, González y Barrionuevo sí. Crear el problema a Francia tuvo como consecuencia la gran conversación entre González y Mitterrand en El Escorial. Cese del GAL y luz verde para que España entrara en el Mercado Común. En el fondo, intercambio de mercancías: terroristas por naranjas.

Juan José Rosón (1932-1986) —procedente de la estructura franquista y posteriormente en UCD— y José Barrionuevo (1942) fueron ministros de Interior. Emilio Alonso Manglano (1926-2013), exdirector del CESID. Juan Alberto Perote, exagente del CESID. François Mitterrand (1916-1996) expresidente de la República francesa.


¿Se perdió una oportunidad para la paz en las conversaciones de Argel?

Se perdió la oportunidad de un diálogo honesto. Si se quiere hablar con los terroristas, hay que saber que tienen el poder de la asimetría bélica, que pueden disparar desde donde quieran y matar sin aviso y sin desplegar ejércitos. El terrorista es invisible e imprevisible. No cabe por tanto la guerra. Lo único que cabe es decir ‘qué piden ustedes, qué les puedo dar yo’. Pero, claro, esa negociación no pueden hacerla ni un Estado ni un Gobierno. Para eso están lo que se llaman los negociadores grises, hombres, en todo caso, que lo hagan con un sentido de Estado, que no lo hagan por dinero, sino por la paz.

Argel fue un error. Desde Interior se puede combatir a los terroristas pero no se puede negociar con ellos. Si yo, Gobierno, soy el que pone las otras balas, estamos jugando a balas contra balas. Con un agravante cínico, que es que la cúpula que se sentó en Argel no era la cúpula oficial, era la cúpula terrorista de Estado. No era el ministerio de Interior limpio, sino los funcionarios que cobraban de los fondos reservados por matar a los de enfrente. Sí, con el GAL se arruinó una gran ocasión de ganar limpiamente, porque se puso la legalidad al mismo nivel que la criminalidad. Eso es una blasfemia política.


Acceso a los secretos oficiales

Hablé con Josep Tarradellas. Ese gran señor se había guardado todos los documentos de la República de Cataluña, durante la II República española. Y ahí siguen, en el monasterio de Poblet. Él puso una fecha de 25 años después de su muerte para que pudieran ser desclasificados. Lo publiqué en su día en el semanario Época porque quería que alguien dijera ‘esto es una barbaridad, nadie puede tener a título individual documentos de un Gobierno o de un Estado’. Pero hasta ahora nadie ha dicho ni mú.

Y como este caso, tantísimos otros: ¿Dónde están los documentos de Don Juan y sus relaciones con Franco?, ¿cómo llega Juan Carlos al trono?, ¿al precio de qué compromisos con Estados Unidos? ¿qué se le pagó a Don Jaime, el sordomudo, para que su hijo Alfonso, duque de Cádiz, no reclamase el trono?, ¿por qué hay una Fundación Franco a la que ni tú ni yo tenemos acceso? Solo han podido entrar dos señores hasta ahora, Jesús de Palacio y Luis Suárez. Dos españoles pueden entrar y todos los demás no.

Eso ya no mueve molino, pero es la historia de nuestro pueblo, y no se permite historiar. (...) En España está todo clasificado, top secret, hasta el papel higiénico. Pero además, ad calendas graecas. Yo he preguntado, sobre el armamento de la guerra de Ifni, que tú ni habías nacido, y ahí me dijeron que tenía que volver dentro de 90 años. ¡Échale!


Regate corto

¿Qué servicios sutiles hacía la señora Corinna zu Sayn-Wittgenstein a los servicios secretos? Cuando el entonces ministro de Exteriores, Margallo, compareció en el Congreso. Alberto Garzón le planteó un par de folios de preguntas que en sí mismas eran una clamorosa denuncia. O era ficción o ponía los pelos de punta. Pero el ministro no respondió más que vaguedades, humo, nada. Pero las preguntas siguen ahí, demandando respuesta. El actual ministro de Exteriores, Borrell, puede encogerse de hombros y decir “y yo qué sé”. Unos se pasan a otros la pelota. A eso lo llamo yo regateo. Vergonzoso. Un parlamento, que es un poder, frente a otro poder, que es el Gobierno, que regatea.

Lo mismo digo de la comparecencia del director del CNI, Sanz Roldán, para explicar por qué visitó a Corinna en un hotel de Londres. Y no lo explicó. Y era en una comisión de secretos oficiales. A puerta cerrada. No hubo información, ni para los diputados ni para los periodistas. El derecho a obtener y transmitir información veraz es un derecho Constitucional. Eso, que me preocupa como periodista y como historiadora, me preocuparía más si yo fuese diputada. Porque la mayor dictadura es la desinformación.


Independencia judicial

Será lenta, faltan jueces, faltan fiscales, pero al final, tarde o temprano, la Justicia es inexorable y hay sentencias. Yo he podido hacer dos libros, Garzón, el hombre que veía amanecer y La pieza 25, complot de Estado para salvar a la infanta, y para ambos he tenido material. No solo lo he tenido yo, es que muchos autos, informes del fiscal y sentencia se publican en internet. Por tanto, ¿independencia judicial? No hay más duda ni más temor que el hecho de que el fiscal general sale de las manos del Gobierno, y hay una dependencia jerárquica entre los fiscales.

En mi opinión, el Ministerio fiscal no puede ser un órgano del Gobierno, ni depender del ministro de Justicia. Que se investigue la corrupción de los partidos depende de quién está en el poder, porque al fiscal lo ha nombrado el gobierno: actúa pro domo sua. Es un mandado. Jamás van a investigar lo que les perjudique. Los del PP nunca han investigado Gürtel, pero es que los anteriores no investigaban todas las Filesas, Malesas, Export-Import... que permitieron un expolio de 8.000 millones de pesetas, para sanear sus deudas y conseguir el sí en el referéndum de la OTAN.


Nombramiento de fiscales

No podemos acostumbrarnos a ver normal que un fiscal frene una investigación fuerte por si afecta al jefe de Estado. Un fiscal no debe impedir que se investigue ni un simple tirón de bolso ni la obligación incumplida por un jefe de Estado de declarar su patrimonio. No puede ser que salgan unas cintas del comisario Villarejo, o de quien sea, diciendo que hay una finca en Marrakech puesta a nombre de la “princesa” Corinna, que hay unas cuentas en Suiza a nombre de un primo del rey abiertas a partir de tal año…, y que eso no ha sido declarado.

Entonces, no puede ser que ese tema llegue a la Audiencia Nacional y el fiscal lo paralice. ¿Quién le dice al fiscal que lo paralice? Esa pregunta no puede dejarnos dormir porque, si falla la justicia, fallan las garantías democráticas. El fiscal debería comparecer ante el Parlamento y explicar, decir, ‘obedecía órdenes’.

En mi libro La Pieza 25 se ve cómo el fiscal Horrach obedecía órdenes del fiscal general del Estado, Torres Dulce. Lo que relato ahí es “un complot de Estado para salvar a la infanta”, una operación de Estado que se planifica desde Zarzuela. En esa Causa se ha salvado también a Villar Mir, de OHL, por su responsabilidad en el caso del hospital Son Espases. Quizá se refería a esto el juez Castro cuando dijo que le habían presionado más “por otras cosas” en la Causa Palma Arena que por lo de la infanta.

Imagen


Casa Real

La casa más oscura de España es la Zarzuela. Las preguntas son ceremoniosas, y las respuestas son banales, artificios de cortesía teatral, para contestar sin decir nada. En realidad, eso es una monarquía, escenificación, pompa y solemnidad, representación en su sentido literal, porque nos representa como nación. Representa la supremacía, la elegancia, la ejemplaridad, el honor, la dignidad, una serie de valores abstractos. Así que se ha de tener gran cuidado a la hora de disponer la puesta en escena de lo regio, los discursos, la agenda y los viajes del rey. Incluso la elección del jefe de su Casa. Aunque eso incumbe al propio monarca, no cabe olvidar que ese jefe es el cuidador del rey.

El rey que es, simbólicamente, el jefe supremo de las Fuerzas Armadas, no puede dar ni una orden. No puede decir “media vuelta, ar” a un soldado, ni “Jaime [Milans del Bosch], te ordeno que retires los tanques”. No puede. Y lo hizo. En la madrugada del 23-F lo hizo. Consta por escrito.

Juan Carlos ha tenido que irse porque la corona estaba manchada, desprestigiada. Él no quería, pero no había otro remedio. Abdicó in extremis, porque se desmoronaba la institución primaria del Estado.

(...) ¿Transparencia? Sí, y no solo de las cuentas y los gastos de la corona. Tenemos derecho a saber a quién ha recibido el rey. A lo mejor no tenemos derecho a saber ni es prudente qué sepamos de qué han hablado. Pero cuando hay una visita importante o el rey se reúne con los empresarios del Ibex 35 algún comunicado se nos tiene que dar.

El rey, el que sea, mueve muchos hilos, y no son precisamente hilos de juguetes de guiñol, son intereses nacionales. Afectan al bolsillo. Por ejemplo, no es lo mismo vender buques a Arabia Saudí, dando trabajo a la Bazán (Navantia) que venderles bombitas inteligentes. No es lo mismo cobrar o no cobrar comisiones del Ave, o subir o no subir las tasas de las energías renovables. Meternos o no meternos en la obra del Canal de Panamá. En esa obra, ¿cómo entró OHL, Villar Mir?, ¿porque quiso? No, eso se negoció. Y no es admisible que los negocios de alto bordo se resuelvan en una alcoba o en el palco del Bernabéu, o en una cacería en Rusia o en unas competiciones de Fórmula Uno en Abu Dabi. Por eso hablo de “casa oscura”.
No tan soberano

Historia en mano, Juan Carlos de Borbón le debe el trono a Franco; pero también a Estados Unidos. Son Nixon y Kissinger quienes, en el año 63, envían a Vernon Walters a El Pardo para preguntarle a Franco “¿cuándo corona al rey? ¿cuándo se va usted? ¿habrá una democracia? ¿habrá una dictadura, o habrá una revolución? Franco contestó “dígale al presidente Nixon que aquí no habrá revolución porque ‘dejo el freno echado”, Walters le preguntó ‘¿el freno echado qué es? ¿el ejército?’ Franco le dijo: “No, las clases medias. Yo encontré una España arruinada y pobre, y dejo clases medias, ahora la gente tiene su TV, su coches, su pisito, sus ahorros… y cuando se tiene eso no se quiere hacer revolución”. Obvió decir que esa España se había destruido por obra y desgracia de la Guerra Civil que él provocó.

Vernon Walters (1917-2002), número dos de la CIA, general de aviación. Richard Nixon (1913-1994) expresidente de Estados Unidos. Henry Kissinger (1913) exsecretario de Estado de EE UU.

Estados Unidos le estaba diciendo ya a Franco que desaparecieran los ‘mussolinis’ y ‘hitlers’ del Parlamento, porque iban los procuradores vestidos de ‘mussolinis’, o con uniforme militar y alicatados con insignias. Es entonces cuando Franco empieza a quitar falangistas y militares de sus Gobiernos y a meter gente civil, burócratas, tecnócratas, ministros democristianos y profesores universitarios o ingenieros del Opus Dei.

El compromiso sobre cómo ha de reinar Juan Carlos le viene de Estados Unidos, está en el “catecismo” del embajador Wells Stabler. Ahí se le marca el ritmo, la pareja de baile y la pista donde se puede mover: “El comunismo debe esperar, el socialismo puede esperar; que haya solo dos partidos de centro, uno a la izquierda y otro a la derecha”. Ritmo lento, ‘andante ma non troppo’. Sin cambios radicales, poco a poco. Compromiso atlántico, entrando en la OTAN, por supuesto. Esto era la clave. Y en los Acuerdos Bilaterales con Estados Unidos, amarraron bien que los créditos blandos se nos darían a condición de que no utilizásemos nuestro uranio —mucho uranio— en energía militar atómica si no para uso industrial civil. Teníamos que estar uncidos a la OTAN.


Suárez y el rey

Y así se está, hasta que Adolfo Suárez dice que no a esa integración, que no a esa dependencia. Que él es partidario de una España no alineada ni integrada en la OTAN. De ahí arrancan las verdaderas diferencias, cada vez más acusadas, entre Suárez y el Rey. Hasta que el rey decide que ya no le gusta Suárez. Y ahí empieza también el plan “corrector desde dentro” de derrocar a Suárez parlamentariamente, extra urnas, fraguando una moción de censura. Literalmente: un golpe de Gobierno.


Los dosieres: cuándo y para qué aparecen

Últimamente vemos que aparecen unas caritas muy limpias, pero que habían mentido en algo innecesario, porque no es necesario tener másteres para gobernar. Alguien está manchado y ‘ahora queremos que se sepa’. Da igual Pablo Casado, que Pedro Sánchez, que Cristina Cifuentes, que Carmen Montón. Y así, mientras eso dé juego. La gente afeita y maquilla sus CV. Estamos en la mentira boba. Estamos en el juego de un periodismo político de dosieres y de contradosieres. El historiador del presente, que es el periodista, tiene que meterse a espía, tener un amiguete, de manos limpias o sucias, que saque hoy un papel, mañana otro, y al que pueda decirle, ‘oye tío, necesito otro papel más porque el redactor-jefe, si no tengo cinco documentos no lo publica’. No deberíamos ir a ese juego, sino a ser perros guardianes del poder y de lo que los gobernantes hacen con el poder a favor o en contra nuestra. Lo otro son maniobras de distracción, y muchos colegas, obnubilados.


Jefatura de Estado

¿Qué le pido yo al rey Felipe? Que no esté distraído, que esté para lo nuestro, que se parta la cara por lo nuestro. Y eso se lo pediría igual a él o a un presidente de la República. Hasta ahora Felipe VI lo está haciendo con dignidad, con aplomo. Es un señor que lee, que estudia y tiene autoridad. Nos representa bien. Dicho esto, me parece más democrático elegir a quien tiene que mandar. La suerte en democracia es que el rey reina, pero no gobierna.

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Jue 18 Oct, 2018 3:26 am

Próxima estación

DAVID GISTAU




ESTAMOS metidos en un retroceso temporal y la historia tiene la perversa intención de repetirse como farsa y con munición de fogueo. Farsa, sí, lo cual no ha de extrañar habida cuenta de la baja calidad de los personajes que pululan por ahí y tratan de recrear el periodo del 31 al 36 saltándose el punto final conciliador de la Transición y alterando el resultado final. Es cierto que a la proliferación de patinetes eléctricos y a las ocurrencias con las que el Ayuntamiento de la capital pretende devolvernos a una edad edénica anterior al motor de explosión no resulta fácil encontrarle la épica con la que plantear una actualización del Madrid, de Corte a checa, de Foxá. Pero los elementos de incertidumbre son los mismos, igual de peligroso que entonces resulta parar un taxi con la mano estirada –«¡Un ultranacionalista antipatriota, prendedlo!», gritarían los editorialistas orgánicos–, y la misma voluntad existe de que los portavoces de la derecha hablen en el parlamento –o en el «espurio» Senado– por última vez, como en la célebre expresión de Pasionaria para condenar a Calvo Sotelo en el preludio de su asesinato.

En este contexto, cabe preguntarse quién ha tenido la brillante idea de que FB6, justo cuando está en el centro de una conspiración contra la cual la socialdemocracia no lo defenderá si eso acarrea la devolución del Falcon, baje precisamente ahora a darse una vuelta en el Metro. Vendida por la propaganda, además, como una repetición del que hizo su bisabuelo Alfonso XIII en aquella época mostachuda en que los vagones todavía no iban atestados de personas enajenadas en su propia pantalla de móvil. Vamos a ver. ¿Qué pasó con Alfonso XIII? Que fue depuesto, efectivamente, después de decir que por él no se derramaría una gota de sangre –la sangre se derramó igual–. Que es el rey contra el cual se forjó el mito fundacional de la II República, con las gentes colgadas en racimos de las farolas para festejar en Sol. Alfonso XIII pasó del Metro al exilio, un poco más y hubo que hacer traer una tuneladora que ampliara la línea 1 hasta Roma. Las gentes de hoy visten distinto, el Metro luce más moderno, pero va FB6 y hace prácticamente el mismo recorrido que su ancestro como para ir cerrando un bucle histórico, con la inexorabilidad propia de una maldición, en el que se diría que la última estación es siempre a ninguna parte. ¿Hacía falta esta analogía? ¿En serio es A XIII el rey al que conviene vincular a FB6 al bajar al Metro a comprobar cómo viven los humanos?

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Dom 14 Oct, 2018 3:52 am

Griten viva el Rey, pero bajito

DAVID GISTAU




ESTOS HOMBROS MÍOS, que antaño sostuvieron novias en los conciertos de rock, ahora apenas resisten el peso de un niño. A este paso, ni un loro de pirata podrán cargar. Voy a tener que llevarme un fisio al monte –además de un barman para los ‘negronis’– cuando el nuevo oficialismo termine de enviar al maquis la media España que le sobra. Recuerdo...

...de cuando fui hace años, que vivir el 12-O en Oriente, entre alfombras, alabarderos, corrillos y maledicencias, es menos exigente en términos físicos que ir a ver el desfile en los flancos atestados de la Castellana. En palacio se te acercan pelmazos, pero nadie se te sube encima, ni siquiera para ver pasar al Rey, que descolla como un periscopio o como si atravesara salones montado en un poni. Si en la calle uno se deja confundir un momento por la abundancia de niños endomingados y por las escaleras plegables que les han traído, podría llegar a creer que no está en el desfile, sino en la cabalgata de los Reyes Magos, por lo cual se hace necesario advertir al primogénito de que no cabe esperar de la Legión que arroje caramelos a su paso. Es inútil. Para entonces, él ya está boquiabierto con los paracaidistas –parecía que iban a hacer gua en el cráter del Bernabéu– como si estuvieran cayendo no de un avión, sino de una dimensión paralela, aquélla en la que también hay elfos y ogros y otros seres mágicos que suplican seguir existiendo incluso cuando todas las regresiones sovietizantes terminen deparando la derrota definitiva de la imaginación ante el materialismo dialéctico.

No es lo único que me hizo pensar en la cabalgata. Al ver al Rey enhiesto en su liturgia, con la heredera formándose para un deber que tal vez no tenga oportunidad de cumplir, al ver a su alrededor tantas personas emotivamente identificadas con ambos, y con la corneta, y con el izado de la bandera, me pregunté si todo aquello no representaba una voluntad de seguir creyendo en algo más allá de la edad convenida. Entendiendo que no nos referimos a la edad de los humanos, sino a la de una época que, una vez asaltados los cielos mediante infiltración por una rendija parlamentaria, conspira para abolir todo cuando había allí reduciéndolo al anacronismo. Tal vez estuvieran desplegándose los banderines para un último hurra. Y la conciencia de ello llenó de un bronco sentido de la protesta y la vindicación a un público que antaño habría representado el paradigma de normalidad en una nación estable. Pero que ahora se siente amenazado por un propósito reformador –la Transición fetén– que ha metido en Moncloa a todos los personajes de extramuros que corrieron hasta sus confines el eje de vertebración, así como la pertenencia al porvenir, cuyas normas distópicas son dictadas cada día en televisión por muecines como Ferreras, ese Père Duchesne con gayumbos de básquet.

La herencia de Zapatero, primer personaje institucional en declarar fallida y pendiente la Transición, fue otorgar al PSOE una maleabilidad con la que se sacó de encima las responsabilidades de hacedor del 78. A esto se suman dos coincidencias: la disposición a hacer cualquier cosa de Sánchez con tal de seguir cumpliendo su pasión –ser el puto amo hasta en los besamanos de palacio, serlo más allá de las urnas y los contrapesos– y la presión de la extrema izquierda que trae consigo un siglo de venganzas demoradas y una pulsión violenta que no se corresponde con el modo de convivir en términos antagónicos, una vez que hizo efecto en Europa la vacuna de los millones de muertos que ambos extremos parecen haber olvidado ya. El resultado es esa incertidumbre por la cual las apariciones del Rey y de las personas que creen en lo que representa a veces parecen el preludio de una nostalgia, la consagración de una tumultuosa soledad.

    Imagen
    OCTUBRE ROJO (2018) Algo extraño ocurre en un país que dedica su Día Nacional a vindicar su mera existencia. A arropar a su jefe de Estado, «abolido» por parlamentos regionales, tomados, con la aquiescencia del primer ministro y agredido desde dentro por las mismas corrientes que representan el nuevo oficialismo y se han arrogado la tarea refundadora con la que ha de superarse el mito de la Transición.

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Vie 05 Oct, 2018 10:33 pm


¿POR QUÉ LAS REINAS LETIZIA Y SOFIA SE SEPARAN EL DIA DE LA BANDERITA?

Las reinas Letizia y SOfía se van distanciando también en los actos de agenda real, tal y como se ha podido comprobar en el dia de la Banderita, dia tradicionalmente celebrado en Madrid por la Cruz Roja. Ayer estuvieron en sendas mesas de cuestación a varios Kms de distancia en la capital. Eso recuerda a la información sobre una petición de la reina SOfía a la Casa del REy Felipe Vi para que le exima de asistir a actos junto con su nuera la reina consorte Letizia

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Sab 29 Sep, 2018 5:36 pm


LA REINA SOFIA Y EL SIGNIFICADO OCULTO DE SU VENTILADOR
El verano de la Familia Real española en Marivent 2018 ha tenido como protagonistas principales a la REina Letizia y a la Reina Sofía, demás de a las Infantas la princesa de Asturias Leonor y Sofía, que hicieron un paseo por las calles y el mercado de Palma de Mallorca. El ventilador tuvo gran protagonismo, ya que le sirvió a la reina emérita para sacudirse el calor, el bochorno y como distracción muy divertida

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Mar 25 Sep, 2018 10:53 pm


¿Qué tienen los Borbones y los Windsor que acaparan el interés de la gente?
Los Borbones y los Windsor son dos casas reales europeas que en la actualidad generan la mayor parte de noticias que interesan sobre la Realeza del Viejo COntinente. La razón están en los avatares de los miembros de la casa real de Reino Unido desde que Diana de Gales protagonizó su boda y posterior divorcio con Carlos de Inglaterra, y en el caso de la casa real española, a raíz de la boda de Felipe VI con Letizia Ortiz. Sin embargo, a pesar de las grandes diferencias que separan las vidas y agendas de cada dinastía, cuya cabeza en Reino Unido es la Reina Isabel II y en España Felipe VI desde 2014, ambas casas acaparan todo el material que se publica sobre casas reales en Europa, quedando el resto de ellas de manera poco menos que testimonial. En España Letizia Ortiz convertida en Reina consorte y en Reino Unido, todos sus miembros sin excepción, interesan. Y la Reina Sofía con su nieta Irene Urdangarín ha sido la noticia de este fin de semana.

Re: Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Assia » Sab 04 Ago, 2018 10:16 am

Ya estan siendo gobernada por la ''Monaleti' en Mallorca. La emerita y su hija, han dejado al campechano solito, viejo y enfermo en Madrid y se han unido a su hijo y nuera para ver si Elena puede recuperar otra vez reprensentar a la Casa Real. Que malita abuela y que malita tia es la emerita y su hija, que deberian de estar juntos a los 4 hijos de Cristina que esos crios necesitan el apoyo y el carino de su abuela y tia porque son los que mas estan sufriendo que su padre este encarcelado.

Re: Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por BOIRA_A » Sab 04 Ago, 2018 9:13 am

Maria cristina me quiere gobernar y yo le sigo la corriente que en Roman Paladin significa que Elena y la emerita no se van a dejar gobernsr, porquien cada vez gobierna menos

Re: Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Assia » Sab 04 Ago, 2018 1:05 am

El Lector de Umbral que se prepare ya para ir de penetincia el proximo dia 15 que saldra en procesion la patrona de Sanlucar de Barrameda Esa '' CARIA LA SANLUQUENA'' que dejo que 1 capitan de Corbeta dejara ''perdia en los medios de la mar a 1 cantante de 1 cafetin en Bajo De Guia. Con lo malito que es este Rafaelillo mereceria que su '' CARIA LA SANLUQUENA'' lo dejara en el medio del la mar flotando con 1
salvavida.

Mala suerte.Me equivoque de copla y es que no se mucho de canciones. Pero se ve muy claramente que para mantener los rangos la emerita y su hija Elena estan diciendose una a la otra: /// MONALETI NOS QUIERE GOBERNAR/// Y LE SEGUIMOS, SEGUIMOS LA CORRIENTE/// PARA SEGUIR CON NUESTRO RANGO/// QUE MONALTI NOS VUELVA A GOBERNAR///


PD: Ruego a La Administracion que por favor, esos videos sean olgados en ARRIBA LA COPLA!!!!

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por BOIRA_A » Vie 03 Ago, 2018 7:58 pm

Invitado escribió:Andarsus con bromas, pero si la corresponsal australopiteca, que de suyo es una malva (no digo que una malvaloca), se siente objeto de mofa o de befa, muda de carácter y se cabrea como una mona. Hay gente muy susceptible.


Tienes chunga hermano, pero el rio pasa por donde pasa y es malo desviar el cauce

Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Vie 03 Ago, 2018 5:47 pm










Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Invitado » Vie 03 Ago, 2018 4:19 pm

Andarsus con bromas, pero si la corresponsal australopiteca, que de suyo es una malva (no digo que una malvaloca), se siente objeto de mofa o de befa, muda de carácter y se cabrea como una mona. Hay gente muy susceptible.

Re: Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por BOIRA_A » Vie 03 Ago, 2018 2:24 pm

AY, MALVALOCA
Pasodoble

Malvaloca era
por toas sus esquinas
una flamencona
de vaya por Dios.
El pelo más negro
que una golondrina.
El talle de junco,
la boca de flor.
Esté querer me está matando,
dice Miguel de Mairena,
que Malvaloca me va dando
una de cal y otra de arena.
De noche y de día
canta el de Mairena
con voz doloría:

Estribillo:
Malvaloca, ay Malvaloca,
laberinto de mis penas,
que tienes cosas de loca
y tienes cositas buenas.
Tu cariño me equivoca,
candela de mi dolor.
Por la noche eres de roca
y de día pan de flor.
Me tienes aprisionao
en los besos de tu boca,
y me harás un desgraciao,
Malvaloca, ay Malvaloca.

Re: Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por Assia » Vie 03 Ago, 2018 7:55 am

'' Monaleti'' eres por ''toa'' las esquinas, una malvaloca, que vaya con Dios... Ay malvaloca, que tienes cositas malas y siepre te equivocas.

Re: Reflexiones sobre la monarquia, Letizia y Felipe.

Mensaje por BOIRA_A » Vie 03 Ago, 2018 6:50 am

Manolete, Manolete / si no sabes torear/ p'a que te metes

Arriba