ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por Invitado » Lun 18 Dic, 2017 11:07 pm

Segun The New York Times en 2012 el consuegro tiene 1.800 millones de leuros.

http://www.nytimes.com/2012/09/29/world ... ancarlosi&

ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por BOIRA_A » Lun 18 Dic, 2017 10:07 pm

Invitado escribió:Compiyogui, que es amigo de la familia.



Ahora se entiende, claro habria que cantarle lo de De< donde saca tanto, la chica del diecisiete

ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por Invitado » Lun 18 Dic, 2017 8:24 pm

Compiyogui, que es amigo de la familia.

Re: ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por BOIRA_A » Lun 18 Dic, 2017 6:20 pm

Y esto quien lo paga

ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por Invitado » Lun 18 Dic, 2017 12:35 am

Imagen

REJUVENECE SU IMAGEN
Paloma Rocasolano se cuida: tiene entrenador personal a 40 euros la hora de clase

La madre de la reina Letizia es clienta de un gimnasio de barrio en el centro de Madrid en el que recibe clases personalizadas.


En los bajos de un edificio, a modo de sótano y en una de las calles más tranquilas del centro de Madrid. Aquí es donde se encuentra el gimnasio en el que entrena Paloma Rocasolano (65 años), la madre de la reina Letizia (45). Sólo unos rótulos en la diminuta entrada indican al viandante que en su interior hay un centro de culto al cuerpo.

Es un sitio muy discreto y muy pequeño a comparación con las grandes cadenas low cost que se han puesto de moda. Ópera Gym es uno de esos gimnasios de barrio, familiares, que también se convierten en un centro de reunión con amigos para muchos de sus clientes. El trato es cercano y amable.

Imagen

Paloma lleva tiempo apuntada a este gimnasio, que está próximo a su residencia habitual. En él, la madre de la monarca no sólo disfruta de algunas de las clases colectivas y las salas de máquinas. Según ha podido saber JALEOS, también dispone de los servicios de un entrenador personal. Marko, quien a su vez es uno de los propietarios del centro deportivo, es la persona que se encarga de que Rocasolano se mantenga en forma.

Imagen
El entrenador de la madre de la reina.
Él y su pareja Beatriz se pusieron al frente de Opera Gym hace algo más de un año y su experiencia y el boca a boca han hecho que ahora tengan una amplia cartera de clientes. Marko Alessandro, de Maracaibo (Venezuela) y residente en Madrid, comenzó su formación como entrenador hace nueve años, según relata él mismo en sus redes sociales. Antes se había formado como nutricionista pero su ambición de querer llegar siempre más lejos le llevó hasta donde se encuentra hoy.

Aseguran a este medio que Paloma está encantada con su entrenador y confía mucho en él. Cada clase personalizada de una hora le cuesta 40 euros más el precio del gimnasio al mes que son 50. Ella, al igual que su hija, es una mujer coqueta a la que le gusta verse bien. Desde que Letizia se comprometiera con el entonces príncipe, su imagen ha cambiado bastante. Rocasolano ha modificado su estilismo, luciendo prendas más modernas, y se ha sometido a algunos tratamientos estéticos para lucir una imagen más rejuvenecida.

La madre de la esposa de Felipe VI (49) lleva una vida discreta alejada de Palacio. Prefier mantener un perfil bajo y ha continuado con su vida normal después de que su hija contrajera matrimonio el 22 de mayo de 2004. La de los Premios Princesa de Asturias fue su última aparición pública. La progenitora acaparó todas las miradas a su llegada a la alfombra azul. Su nuevo rejuvenecido rostro centró la atención de los medios. Desde entonces no se le ha vuelto a ver.

ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por Invitado » Dom 03 Dic, 2017 1:35 pm



EL BOMBAZO DE JESUS ORTIZ EL DIA DE LA PEDIDA DE LETIZIA Y FELIPE
La Reina Letizia el dia de su pedida de mano con el Rey Felipe en noviembre de 2003, estuvo rodeada de su familia, sus padres Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano. Además de la familia Borbón, estaban sus hermanas Telma y Erika el novio de ésta Antonio Vigo, y también su primo David Rocasolano y su pareja

ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por Invitado » Sab 04 Nov, 2017 9:44 pm


MISTERIO SIN RESOLVER ¿QUÉ HACÍA LA MADRE DE LA REINA LETIZIA EN LA CASA DEL CASO NOOS?
Paloma Rocasolano visita a su hija Telma de vez en cuando en Barcelona. Allí se acercó en una misteriosa visita al palacete de Pedralbes, la que fuera casa de los Ex Duques de Palma Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina

ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por yoy » Sab 21 Oct, 2017 4:41 pm

Muy bueno el artículo de María Pinar :up:

ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por Invitado » Sab 21 Oct, 2017 3:25 am

Imagen


PALOMA ROCASOLANO
EL ACTO OFICIAL Y ANUAL DE LA MADRE DE LETIZIA

Pese a su empeño por mantener la privacidad, la suegra de Felipe VI acude cada año a los Premios Princesa de Asturias. Asiste desde 2004 y ocupa una butaca al lado del pasillo central.

A.C



PALOMA ROCASOLANO NO SE PERDIÓ LA entrega de galardones celebrada ayer en Oviedo. Para la ocasión, la suegra del Rey lució un vestido de Felipe Varela que se vende por 465 euros. Como no podía ser de otro modo, el diseñador elegido fue el que siempre la viste a ella y a Doña Letizia en esta gala. Por primera vez, el peinado escogido fue un semirecogido; el bolso de piel azul y los zapatos, unos salones negros. Los pendientes: las mismas perlas que ha llevado el resto de años.

Al contrario que en las ceremonias de 2015 y 2016, en las que se sentó una fila por delante del duque de Alba, en 2017, la madre de la Reina Letizia ha ocupado una butaca situada varias filas por detrás de la de Carlos Fitz-James Stuart. Eso sí, su asiento ha vuelto a ser el más cercano al pasillo. Desde él, Rocasolano aplaudió orgullosa y sonriente la entrada de su hija y Felipe VI al Teatro Campoamor.

Pese a su empeño en mantenerse en el más estricto anonimato –además de en la boda real, ha aparecido en público en Comuniones y bautizos de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía y poco más–, existe un evento en el que la madre de Doña Letizia abandona su intimidad. Ése es la entrega de los Premios Princesa de Asturias. Cada tercer viernes de octubre, Paloma abandona su guarida y posa feliz y firme ante los medios de comunicación allí presentes.

De hecho, gracias a su presencia en esta ceremonia, los periodistas se han percatado del cambio de look que ha protagonizado Paloma a lo largo de estos trece años en los que, muy a su pesar, ha pasado a formar parte de la esfera pública.

Según la prensa, Rocasolano asiste a estos galardones desde el 2004, año del matrimonio Real. No obstante, la primera foto de Paloma de la que hay constancia data del año 2006. En esa edición, su acompañante fue su ex suegra, Menchu Álvarez, periodista y abuela paterna de la Reina. Desde 2007, además, siempre la acompaña una señora rubia de la que no se ha desvelado su identidad. De hecho, en losPrincesa de Asturias 2017, ha sido esta enigmática partenaire quien ha acompañado a la madre de la Reina una vez más. Camina con ella en la alfombra azul y se sienta a la izquierda de la suegra de Felipe VI.

Como las ediciones anteriores, para este 20 de octubre, Doña Letizia también eligió un Varela. Un vestido georgette de seda blanco bordado en hilo y cristal negro. Por su parte, Felipe VI y Mariano Rajoy optaron por acompañar su traje con una corbata verde, color monárquico por excelencia desde la época de Alfonso XIII, pues es el acrónimo de Viva el Rey de España.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 21 DE OCTUBRE DE 2017

JESÚS ORTIZ Y LA MAGIA DE LAS CUCHILLAS

Mensaje por Invitado » Sab 07 Oct, 2017 2:52 am

Imagen


JESÚS ORTIZ Y LA MAGIA DE LAS CUCHILLAS

MARINA PINA


¿QUIÉN?

‘PADRÍSIMO’.

Jesús Ortiz , padre de la Reina Letizia, ha tomado una decisión trascendental en la semana más tensa de España. El suegrísimo ha cogido una cuchilla de afeitar, se ha quitado la barba, y ha salido a la calle a demostrar que, al contrario de Felipe VI, él está mejor sin pelo. En lugar de espuma ha debido utilizar un elixir rejuvenecedor para pasar la cuchilla y eliminar, además de los pelos que cubrían la mitad de su cara, una década a base de rasurar. También al contrario del Rey, a él nunca le salieron canas, y su barba negra era una prueba de la ausencia de Just for men en el resto de su pelo.


¿DÓNDE?

APARICIÓN CALCULADA.

Jesús no ha esperado a una visita al gimnasio o a algún acto de Zarzuela para mostrar su nueva cara, sino que se ha cambiado su foto de perfil de Facebook. Como buen periodista, sabe que sus redes se vigilan y ha presumido en su foto principal del milagro de la cuchilla rejuvenecedora. Porque Jesús ha encarnado a Benjamin Button y por no tener, no tiene ni la arruga horizontal que hacía las veces de entrecejo en sus apariciones públicas.


¿POR QUÉ?

¿CUESTIÓN GENÉTICA?

Como Jesús no va a patrocinar a su marca de cuchillas, puede que la involución de su tez sea algo de familia. De sobra es conocida la perfección cutánea de su hija Letizia. También su ex mujer, Paloma Rocasolano, ha restado años a su cara conforme aumentaban en su carnet de identidad. La última posibilidad es el milagro del agua de Azahar. Jesús es un consumado repostero. Su roscón de Reyes es una cita ineludible para toda la familia Ortiz, incluida la Real, que todos los 6 de enero acuden a la cita. Así como el agua de azahar es imprescindible en la receta, igual el padre de la Reina lo utiliza a modo de cosmética natural. Ahora que tiene la cara libre de pelos y arrugas, habrá que mirar si detrás de las orejas hay cicatrices.


EL MUNDO / LOC / SÁBADO 7 DE OCTUBRE DE 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por Invitado » Lun 04 Sep, 2017 3:24 am

El nuevo novio de Telma Ortiz, hermana de Letizia

Tras un año divorciada de Jaime del Burgo, Telma Ortiz se ha vuelto a enamorar…


ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por Invitado » Sab 02 Sep, 2017 2:50 am

Imagen
Paloma no se esconde, pero Telma está tensa ante la prensa.


PALOMA Y TELMA
POR FIN LES SONRÍE EL AMOR A LA VEZ

La madre de la Reina cenó con un amigo en actitud cariñosa. La hermana ha salido esta semana con su nueva ilusión. Mientras no se sabe nada de la vida privada de Paloma, la de Telma es pública, a su pesar

MARINA PINA


LA FAMILIA DE LA REINA LETIZIA atraviesa un momento dulce. Si La Otra Crónica publicó a finales de agosto unas fotos de Paloma Rocasolano (65) junto a un amigo con el que se mostró muy acaramelada en una terraza de Madrid, la revista Semana presentó el pasado miércoles al novio de Telma Ortiz (43). El interés generado por las nuevas ilusiones de la suegra y la cuñada de Felipe VI demuestran la atracción que todavía, 13 años después de la boda real, suscita la familia de Doña Letizia.

Paloma Rocasolano ha intentado llevar una rutina discreta todos estos años. Pese a su cercanía con la Familia Real, no dejó de trabajar en Satse, el sindicato de enfermeras del que se jubiló el pasado mes de abril. Durante los casi tres lustros que lleva en el punto de mira, Paloma ha acudido a actos familiares de los Borbón y a los Premios Princesa de Asturias, por cuya alfombra azul desfila todos los años. Estas apariciones han servido para analizar su evolución estética –no queda rastro de aquella media melena rizada– y sus retoques faciales. Rocasolano tiene menos arrugas cada año.

De su vida privada han trascendido pocos detalles. Abuela entregada, se sabe que durante los viajes oficiales de los Reyes es ella quien se encarga de las niñas en el pabellón de Zarzuela, donde reside la familia Borbón Ortiz. También que hace muchos planes con sus nietas: las ha llevado al ballet y a dar paseos en autobús. Desde hace años reside en un apartamento de apenas 50 metros en la plaza de Ópera de Madrid y está a punto de terminar una licenciatura en Historia que ha cursado por la UNED.

Hasta que LOC publicó la instantánea de una distendida Paloma junto a su misterioso acompañante, poco se había contado sobre su vida privada. Divorciada de Jesús Ortiz, los mentideros reales aseguran que el compañero de la foto no es una sorpresa para la profesión, ya que Rocasolano llevaría años manteniendo discretas amistades, especialmente con un señor al que habría conocido gracias a su trabajo. Paloma es prudente pero no se esconde. Así, la pasada primavera paseó con naturalidad por las calles de Ávila acompañada por otro señor. Sin embargo, la fotografía publicada por LOC es la primera imagen de la madre de la Reina junto a un acompañante.

No sucede así con Telma, cuya vida privada ha sido documentada a lo largo de estos años. El conjunto de chaqueta coral con el que la hermana de la Reina llegó a la catedral de La Almudena junto a su madre y el vestido verde que lució la noche antes de la boda real la convirtieron en una soltera de oro española. Cuñada de Don Felipe, tras el enlace real incluso se especuló sobre un posible encuentro con Alberto de Mónaco. Sin embargo, Telma encontró el amor en Manila.

Fue en la capital filipina donde conoció a Enrique Martín Llop. La pareja se instaló en Barcelona y su vida familiar fue documentada durante años por los paparazzi. Martín Llop no lidiaba bien con la presión de los fotógrafos, que aumentó a finales de 2007, coincidiendo con el embarazo de Telma. En marzo de 2008 nació su única hija, Amanda. Dos meses después la pareja denunció a 50 medios alegando “acoso”. La demanda no prosperó pero provocó un bochorno en la Familia Real al ser el primer personaje público que pedía medidas cautelares contra los medios. Dos años después terminaron su relación.


BODA SORPRESA

Un año después de la ruptura, la revista Lecturas publicó unas instantáneas de Telma besándose con Miguel Ángel Márquez. Sin embargo, la relación no duró más que unos meses en los que compartieron fines de semana en Sitges. Más público fue su romance con el piloto de Fórmula 1 Marc Gené a finales de 2011. Nunca hubo fotos a solas, pero él no negó el romance cuando le preguntaron directamente.

En 2012 Telma comenzó su segunda relación más estable y que a muchos llamó la atención. Fue la revista ¡Hola! la que, en el número del 18 de abril de ese año, publicó unas instantáneas de Ortiz junto a Jaime del Burgo durante un viaje de amor a Aspen. La pareja se conocía por la amistad del empresario con Doña Letizia. En mayo de ese año protagonizaron una boda sorpresa en el monasterio de Leyre, en Navarra. Entre los planes de Telma estaba instalarse en Nueva York junto a Jaime. Sin embargo, los problemas de la custodia de su hija Amanda se lo impidieron. El matrimonio pidió el divorcio en abril de 2014 pero el mes siguiente se reconciliaron. Finalmente, se separaron en julio de 2016 tras cuatro años juntos sin haber convivido apenas.

Un año después de esa ruptura, Telma vuelve a la actualidad por su nueva ilusión. No ha trascendido el nombre del señor con el que paseó dos días seguidos por la noche barcelonesa. Sus fotos guardaban similitud a las de su madre, en julio en Madrid. Las dos, relajadas, acompañadas de amigos anónimos. Madre e hija viven un momento dulce.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 2 SEPTIEMBRE DE 2017

PALOMA ROCASOLANO ¿ENAMORADA?

Mensaje por Invitado » Sab 29 Jul, 2017 2:41 am

Imagen
Paloma Rocasolano y su misterioso acompañante, en una terraza de la plaza de Santa María Soledad Torres Acosta de Madrid.


PALOMA ROCASOLANO
LA MADRE DE LA REINA: JUBILADA ¿Y ENAMORADA?

Cómplice y cariñosa. Así pudo verse esta semana a la madre de la Reina Letizia con un misterioso acompañante en el centro de la capital. Ambos actuaban “como si fueran novios”.

ANTONIO DIÉGUEZ


QUE UNA PAREJA DE ADULTOS SE TOME un refresco en una de las terrazas del centro de la capital no deja de ser una escena de lo más cotidiana, que no parece presentar relevancia informativa alguna. Sin embargo, el interés se dispara al tratarse de la madre de la Reina Letizia y, más aún, al encontrarla del brazo de un hombre. Sobre las 21 horas del lunes 24, Paloma Rocasolano (65) se presentó en The Moon Terraza Cocktail Bar, ubicado en la madrileña plaza de Santa María Soledad Torres Acosta, y lo hizo de la mano de un misterioso acompañante, aunque pasando completamente inadvertida para el resto de los viandantes. Es más, pese a que avisó al camarero tras varios minutos sin ser atendida, la suegra de Felipe VI no fue reconocida por la clientela de este concurrido local. Por ello, sin miradas indiscretas encima, pudo comportarse con total naturalidad y sin reprimir sus sentimientos, tal y como aseguran testigos presenciales a LOC: “Durante la hora y media que estuvo en la terraza, se mostró muy cariñosa con este señor. La complicidad entre ellos era palpable porque llegaron a besarse varias veces”. Las mismas fuentes insisten a este suplemento que ambos actuaron “como si fueran novios”.

Se desconoce la identidad del partenaire de la madre de Letizia, aunque, como se aprecia en la fotografía que ilustra esta información, se trata de un hombre de edad similar a la de Rocasolano, que destaca además por su pelo canoso y su vestimenta informal. Una persona que probablemente estará contribuyendo al rejuvenecimiento que viene experimentando en los últimos meses la ex sindicalista, cuya vida amorosa resulta toda una incógnita incluso antes de que su hija mayor entrara en Zarzuela.

Oficialmente, Paloma lleva soltera desde los 90, cuando se rompió su matrimonio de más de dos décadas con Jesús Ortiz, con quien tuvo a la actual Reina consorte, además de a Telma y Érika. Desde entonces, su curriculum sentimental no presenta novedades y eso que en 2005 algunos medios la relacionaron con el arquitecto asturiano José Fernández del Rey después de que éste la invitara en repetidas ocasiones a su finca solariega de Navia, al este del Principado. Sin embargo, fue el propio Fernandez del Rey quien aclaró su vinculación a LOC la pasada primavera: “Nunca fuimos pareja, pero sí buenos amigos, como somos actualmente”.

Al margen del enigmático acompañante con el que ha sido vista esta semana, la madre de Letizia tiene otros motivos que hacen de este uno de sus mejores momentos personales. Como adelantó este suplemento, Rocasolano firmó su jubilación a mediados de abril, días después de cumplir los 65 años, despidiéndose así de su trabajo como delegada en Satse, el Sindicato de Ayudantes Técnicos Sanitarios de España. Allí dirigió el proyecto Vacaciones Solidarias, llevado a cabo por la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería donde Paloma coordinaba viajes para los compañeros que se animaban a realizar labores de cooperación internacional en América Latina y África.

Ahora, como pensionista, Rocasolano puede dedicar todo su tiempo a sus cuatro nietas, a la vez que disfruta de una vida de lo más tranquila en la zona de Ópera de Madrid. Allí reside en un pequeño piso abuhardillado de 37 metros, muy próximo al Palacio de Oriente. Su día a día es como el de cualquier otro vecino del barrio: la suegra de Felipe VI suele coger el metro en la estación de Santo Domingo para efectuar largos desplazamientos, al igual que acude por las tardes a Ópera Gym y hace la compra en una conocida cadena de supermercados, donde incluso se ha presentado acompañada por la Reina en ocasiones. “La madre de Letizia actúa siempre con total normalidad y sin llamar nada la atención, aunque es verdad que ya no se la ve tanto últimamente”, desliza a LOC un residente de la zona, quien solía cruzarse todas las mañanas con ella.

Además de por los locales próximos a la plaza de Callao de la capital, Paloma también frecuenta los barrios de Malasaña y Lavapiés, donde se encuentra la sede de la UNED. Por allí se dejará ver más, porque aún le quedan varias asignaturas de su Grado de Geografía e Historia, estudios que ha venido compatibilizando con sus compromisos profesionales. Estando ya jubilada, Rocasolano podrá pegarle el último empujón para conseguir el título universitario, aunque antes desconectará a lo largo de las vacaciones. Quién sabe si junto a su misterioso amigo.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 29 DE JULIO DE 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por Invitado » Sab 22 Abr, 2017 2:34 am

Imagen


PALOMA ROCASOLANO
LA MADRE DE LETIZIA: DE SINDICALISTA A PENSIONISTA

La semana pasada, la suegra del Rey Felipe VI firmó su jubilación y se despidió de sus compañeros del sindicato de enfermería Satse, donde fue liberada hasta 2004. Entonces, se convirtió en directora de un proyecto filantrópico en América Latina y África.

EDUARDO VERBO


Imagen

LA COMUNIÓN DE SOFÍA LES VOLVERÁ A UNIR

La aparente buena relación de Paloma Rocasolano con su ex marido, Jesús Ortiz Rodríguez, podría estar edulcorada, según cuenta su sobrino David en el polémico libro ‘Adiós, princesa’ que tanto daño hizo a Letizia y a su entorno. Éste relata que, al separarse en 1998, su tía lloró mucho y se negaba a aceptar el divorcio del que había sido su esposo durante los últimos 28 años. Chus, como David llama al padre de la Reina, rehizo pronto su vida con Ana Togores, directora de comunicación del Consejo General del Notariado. Ana siempre ha optado por estar en un segundo plano, tanto que ni acudió a la boda de los príncipes. De existir estos rencores, nunca se escenifican. La última vez que Paloma y Jesús coincidieron fue en la comunión de su nieta, la princesa Leonor, en mayo de 2015. En presencia de Ana Togores. No parecía que Rocasolano estuviera molesta con la asistencia de Togores ni la de su ex suegra Menchu. Sea como fuere, todos volverán a coincidir dentro de un mes en la comunión de la infanta Sofía, que se celebrará en la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Aravaca (Madrid). La pequeña irá vestida con el uniforme de su colegio, Santa María de Los Rosales, y recibirá el sacramento rodeada por los compañeros de clase y sus padres. Se espera que acuda mucha prensa.


SON DÍAS DE EMOCIONES ENCONTRADAS para Paloma Rocasolano Rodríguez. El pasado sábado 15 de abril, la madre de la Reina Letizia cumplía 65 años alejada del escrutinio mediático. La celebración de tan significativo aniversario no ha trascendido, pero sí que la suegra de Felipe VI firmó su jubilación unos días antes. Paloma ya se ha despedido de sus compañeros del Sindicato de Ayudantes Técnicos Sanitarios de España (Satse). Así lo aseguran fuentes solventes consultadas por LOC, que también deslizan que ésta ha aceptado con sosiego el final de su vida laboral. La pensión que recibirá es un dato que sólo ella conoce pero, por las funciones ejecutivas que hasta la semana pasada ha desempeñado, se deduce que no pasará estrecheces económicas.

Rocasolano era directora del proyecto Vacaciones Solidarias que llevaba a cabo la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (Fuden), un organismo dependiente del citado sindicato. Satse también ha contado entre sus delegadas más veteranas y activistas con Beatriz Blánquez, esposa del ministro Cristóbal Montoro, quien además de enfermera es una excelente pintora. Ya no habrá paparazzi ni reporteros a las puertas de las oficinas, ubicadas en pleno centro de Madrid. Éstos asediaban casi a diario a Paloma con la intención de arrancarle cualquier palabra en relación a las últimas noticias sucedidas en palacio. El caso Nóos, Corinna y Botsuana, los embarazos de Leonor y Sofía... Paloma sonreía con rubor la mayoría de las veces y se disponía a comenzar su jornada.

La madre de la Reina se encargaba de organizar viajes para los compañeros de profesión que quisieran vivir una experiencia solidaria en América Latina y África. Ella misma se despedía de los voluntarios en el aeropuerto y viajaba hasta los países para cerrar los acuerdos de colaboración, como el que realizó en 2010 a Tucumán, Argentina. “Es una señora muy atenta, cercana y cariñosa. Muy trabajadora. En los talleres de cooperación que realizábamos, era una más”, desliza en conversación con este suplemento María José Puialto, enfermera que se acogió a este programa en dos ocasiones.

Paloma ocupó este cargo en Fuden en 2004 tras años de acción comprometida por los derechos de los trabajadores sanitarios. Hasta entonces, Rocasolano era liberada de Satse y su objetivo era inspeccionar centros sanitarios del sur de Madrid, como los de Vallecas o Moratalaz. Ingresó en el sindicato en 1991, un tiempo después de mudarse a Madrid desde Oviedo junto a su entonces marido y sus tres hijas, Letizia, Telma y Érika. Su carrera comenzó en la capital asturiana, donde ejerció como jefa de extracciones en el ambulatorio de La Lila, cerca del que entonces era el domicilio familiar, situado en la calle del General Elorza.

A lo largo de estos años de prolífica vida laboral, Paloma se ha hecho con dos modestos inmuebles en Madrid, según consta en el Registro de la Propiedad. Se trata de un piso en la calle Antonio Cumella de Vicálvaro, de 101 metros cuadrados y un garaje. Paloma lo adquirió en mayo de 2000, casi dos años después de separarse de Jesús Ortiz, con el que se casó en 1971 en Oviedo. La residencia fue tasada hace 17 años en 186.313 euros y, como figura en la misma información registral, tuvo que pedir una hipoteca de 72.121 euros, que en 2006 amplió. A su vez, la madre de la Reina también compró en 2006 una vivienda de 37 metros cuadrados en una calle cercana a donde trabajaba. Un domicilio con alcoba, comedor, sala, cocina, buhardilla y recibidor, que se encuentra a un paso del Palacio Real y, por el que, en esta ocasión, no pidió ningún tipo de crédito bancario.

Ahora, ya jubilada, Rocasolano tendrá más tiempo para viajar, salir con amigos y disfrutar de sus cuatro nietas. A menudo, se desplaza hasta Barcelona para estar con Amanda, la hija de Telma, como ocurrió hace unos días cuando fue descubierta paseando ante el que fuera palacete de los ex duques de Palma en la Ciudad Condal, de camino a recoger a la niña del colegio. También suele pasar mucho tiempo en Zarzuela, junto a la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía. Como recuerdan Daniel Forcada y Alberto Lardiés en su libro La corte de Felipe VI (Ed. La Esfera de los Libros), es una de las pocas de la familia de Letizia que no ha quedado arrumbada como una “mera comparsa” y es “partícipe activa de los Reyes, como cuidadora habitual de sus nietas”.


Imagen

MUY UNIDA A SU HIJA

La sintonía de Paloma y Letizia en lo relativo de la educación de las niñas hace que la Monarca confíe (y mucho) en su madre en éste y otros asuntos, vitales para ella. Con quien la matriarca de las Ortiz Rocasolano hace tiempo que no se deja ver, al menos en público, es con Carla, la hija de la fallecida Érika y el escultor Antonio Vigo. La joven, de 16 años, se ha estrenado recientemente como youtuber y afirma que sueña con convertirse en actriz y bailarina.

Desde que se separara de Jesús Ortiz, Paloma no ha vuelto a rehacer su vida amorosa. Hace unos años, fue relacionada con el arquitecto asturiano José Fernández del Rey, al que frecuentó en repetidas ocasiones en 2005 en la finca solariega que éste tiene en el concejo asturiano de Navia. “Nunca fuimos pareja, pero sí buenos amigos, como lo somos actualmente”, manifiesta él a LOC. El círculo de amigos de la suegra del Rey es tan cerrado como misterioso. Eso sí, Paloma no ha tenido problema en apoyar a alguno de ellos por una buena causa, como cuando, en 2013, se presentó por sorpresa en la exposición en Madrid de su amiga, la pintora y escultora coruñesa Esperanza Lema Bouzas.

La discreción de la que siempre ha hecho bandera se vio maltrecha antes de la boda de su hija con el Príncipe de Asturias, cuando protagonizó su primera gran metedura de pata. Se trató de un incidente durante un examen de Historia de Grecia en la UNED, donde ha estudiado Geografía e Historia. Al parecer, Paloma fue sorprendida copiando. Las versiones de lo acaecido se sucedieron con la misma intensidad con la que esta controversia ha acompañado a Paloma durante los últimos años.

Imagen
Imagen de Paloma, junto a las enfermeras que se acogieron a su proyecto. FUDEN

Superada ya aquella polémica, la trágica muerte de su hija Érika y también la ruptura tras 28 años de matrimonio de Jesús Ortiz, Rocasolano decidió invertir tiempo (¿y dinero?) en refinar su imagen. Una metamorfosis que se evidencia en las imágenes que ilustran este artículo. De una cabellera con una cierta reminiscencia afro a un pelo mucho más cuidado, donde, según se comenta en los mentideros de la villa, habría tenido mucho que ver el criterio de Luz Valero, la peluquera personal y amiga de la Reina. El mimetismo entre madre e hija es tan patente como curioso. Además, lo que sí es un hecho probado es que ambas comparten al diseñador de cámara de palacio: Felipe Varela.

Durante las últimas entregas de los premios Príncipe –ahora Princesa– de Asturias, Rocasolano ha confiado en las creaciones del sastre real. La alfombra azul de los premios es la prueba de fuego para Paloma, que cada año intenta superarse con un look más glamuroso. Otros afirman que, al igual que Doña Letizia, Rocasolano también ha sido seducida por los tratamientos faciales. Lo cierto es que a pesar de intentar aportar el estatus social que le reporta ser la madre de la Reina a su apariencia física, Paloma no tiene un equipo de seguridad asignado y se sigue moviendo por la capital en metro.

A diferencia de su ex mujer, Jesús Ortiz, el padre de la Reina, no piensa retirarse de sus funciones como consultor sénior en Estudio de Comunicación, la agencia fundada por Lalo Azcona y Benito Berceruelo. Tiene 67 años y, de momento, no quiere ni oír hablar de jubilarse.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 22 DE ABRIL DE 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA FAMILIA ORTÍZ-ROCASOLANO

Mensaje por burbujeando » Mar 07 Feb, 2017 10:53 pm

Una entrevista que le hicieron a la difunta Erika unos días después de casarse su hermana Letizia.



ENTREVISTA EN 2004
Cuatro horas con Erika Ortiz
La familia | Fotógrafa y escultora | Satisfecha con su vida

Actualizado lunes 12/02/2007 03:59 (CET)

CARMEN DUERTO
MADRID.- Más de cuatro horas de conversación reposada y sin interrupciones en una salita de reuniones de la revista de arte para la que trabajaba Erika Ortiz den para mucho. Quedamos a las once y media del 9 de junio de 2004 y terminamos de hablar sobre las tres de la tarde. A aquel encuentro le puso una sola condición: que de la conversación no extrajera entrecomillados suyos ni cursivas ni negritas.

Nada que pudiera llevar a la conclusión de que aquella charla que íbamos a mantener era una entrevista, que de lo que yo escribiera nadie pudiera deducir que Erika me había concedido una exclusiva. "Soy una persona abierta y confiada. No quiero dejar de ser yo misma".

La lista de peticiones de entrevistas de ella era interminable y si accedía a conversar conmigo no era para sentar un precedente. Accedió y así pude conocer a la hermana pequeña de la periodista que acababa de convertirse en Princesa de Asturias.

Le pedí permiso para tomar apuntes de lo que íbamos hablando y de esas anotaciones, de lo que recuerdo de aquel encuentro y del contacto que luego hemos seguido manteniendo por email, he extraído lo que escribo en estas líneas.

Lo primero que me sorprendió fue el apretón de manos al llegar y los dos besos que nos dimos al despedirnos. Cómo elaboraba las respuestas, escogiendo las palabras más rebuscadas. En ese momento me pareció un poco redicha. Sin embargo, lo compensaba con un tono de voz muy dulce y pausado, que me recordó mucho al de su hermana Letizia.

Se parecía a ella en lo mucho que gesticulaba y en lo extremadamente delgada que era, lo que la hacía parecer mucho más pequeñita de aspecto. Sus respuestas tenían una lógica aplastante y un discurso coherente. Miraba directamente a los ojos. No esquivaba el tú a tú.

La familia
Me habló con mucho cariño del padre de su hija, con mucho amor de Carla, la pequeña, y con absoluta discreción de sus hermanas Letizia y Thelma. Pero me contó otras muchas cosas. Por ejemplo, que le gustaban cosas tan mundanas como llegar a casa y una vez que había acostado a su hija Carla, sentarse en el sofá con Antonio Vigo, su ex marido, a charlar.

Era el único rato del día en el que podían hacerlo y hablaban de todo. Decía que la buena comunicación con la pareja era vital. Siempre nos referíamos a él como su marido y así lo respeté, aunque no estuvieran casados. Aún no había conocido a ese amigo italiano que tanto le gustó, ni al cámara de televisión que ha sido su última pareja sentimental.

Los ojos se le iluminaban sobre todo hablando de su hija, de cómo se sentaban juntas alguna tarde a modelar el barro. La niña le hacía pequeñas esculturas a su tía Letizia para llevárselas al palacio y no pasaba un día en que la Princesa no llamara a su sobrina para que le contase cómo lo había pasado en el colegio.

Erika, licenciada en Bellas Artes, aunque ya llevaba años sin exponer, seguía creando. Había mostrado públicamente sus obras en diferentes exposiciones colectivas de Centros Culturales, pero con la niña y el trabajo en esos momentos -en FMR, la editorial italiana de libros de arte- le quedaba poco tiempo para la escultura.

Cuando mantuvimos la entrevista llevaba tres años sin exhibir su obra. Mientras me hablaba de sus creaciones gesticulaba mucho, hacía como que modelaba en el aire, y relataba cuánto le encantaba trabajar con las manos. "Darle forma al barro es algo mágico". Me fijé en ellas: eran finas y largas. Como ya no se prodigaba mucho con la escultura, por el tiempo y porque la actividad requería un espacio que no tenía, se centró más en la fotografía.

Erika era muy ordenada, y ello le impedía pensar en montar y desmontar todo el tinglado que precisaba para modelar el barro en su casa. Máxime cuando hay una cría pequeña. "Ahora", me comentaba, "me he convertido en la pinche de mi marido: 'Erika pásame la paleta, Erika esculpe esta pieza'".


Fotógrafa y escultura
Me recordó que se había licenciado en Bellas Artes en la Complutense de Madrid, que se había especializado en fotografía y escultura. Que hablaba tres idiomas además del castellano: italiano, alemán e inglés. Y que una de las experiencias más interesantes había sido su estancia como Erasmus en la Universidad de Berlín, en su último año de carrera.

Algo que me sorprendió y ella enseguida me aclaró: "Mis padres siempre nos han empujado a vivir otras culturas. Tenía otras opciones, y yo sabía que Berlín era la más difícil, pero me atraía mucho el aire nuevo de cambio que se vivía en Berlín y también me atraía mucho vivir en una ciudad europea".

Sus notas durante la carrera fueron excelentes: "Se presentaron muchas personas, era el destino más solicitado y me la dieron por un trabajo fotográfico de investigación". Lo curioso es que fue sin saber absolutamente nada de alemán.

A lo largo de las horas de conversación estuvimos ojeando algunas revistas y ella me enseñaba las ilustraciones con muchísima pasión. Era obligado preguntarle por qué no escribía en las revistas de FMR: "No, no escribo porque no tengo tiempo para investigar sobre arte. Además, teniendo la revista entre las manos qué más se puede querer. Con mi trabajo tengo acceso a los historiadores, a artistas y a todo el arte".

Ella, que había nació un 16 de abril de 1975, desde muy pequeña se decidió por el arte. Después de cursar dos años de BUP, se hizo todo el bachillerato artístico y sacó notas altas en el duro examen de ingreso en la Facultad. Además, completó su formación con cursos privados de comunicación, de escenografía y de producción audiovisual. Me contaba que iba por la calle "imaginando encuadres y creando formas virtuales. Creo que la dirección artística es algo mágico a lo que no renuncio".

Satisfecha
En ningún momento de la entrevista tuve la sensación de estar ante una persona tímida o retraída. La encontré satisfecha por donde estaba, por los cambios que estaban viviendo y orgullosa de su familia.

Sabía salir airosa de todas las preguntas y no me pareció que el hecho de convertirse su hermana en Princesa la molestase. Se reconocía como una persona impulsiva, creativa, apasionada y vitalista. Es cierto que sonreía mucho, pero no dejaba de tener una expresión triste, algo que, recuerdo, me llamó especialmente la atención.

Llevábamos un buen rato de charla cuando entró un compañero a preguntarle si bajaba a comer. Ella prefirió seguir nuestra entrevista.

Me contaba que se levantaba pronto, que preparaba el desayuno y llevaba a su hija al colegio, donde más de una vez tenía que discutir con el guardia para que le permitiese dejar el coche en segunda fila. Que le gustaría que los días tuvieran más horas para hacer más cosas y que disfrutaba jugando y educando a su pequeña, una niña que peso al nacer sólo dos kilos.

Insistió en asegurarme que llevaba nueve meses como responsable de la FMR. La promocionaron a los cuatro meses de contratarla. Según su afirmación, ocupaba ese puesto desde octubre de 2003, un mes antes de hacerse público el compromiso de su hermana Letizia con el Príncipe de Asturias, por lo que el calificativo de 'hermanísima' se lo tomaba con cariño y no le molestaba.

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/02/1 ... 62279.html

Letizia no podrá volver a soplar las velas de cumpleaños sobre una tarta casera de chocolate hecha por sus hermanas. Les falta una de sus columnas. Seguro que una persona como Erika, con el tremendo cariño que le tenía a su gente y lo unido que estaba a ellos, tuvo que escribirles una o varias cartas de despedida. No se entendería que los dejara con remordimientos de conciencia y sin explicaciones.

Arriba