~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: ~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Sab 13 Oct, 2018 3:09 am

Imagen
El aristócrata siente debilidad por la Legión y por las ‘hazañas’ de Franco y no dudó en participar en la dura prueba malagueña de 24 horas. El líder de VOX dejó claro en su perfil de Facebook que el sufrimiento del cuerpo no es nada comparado al del alma... por esta España.


LUIS ALFONSO DE BORBÓN
AZOTE DE HOMOSEXUALES Y PRÓXIMO A LOS LÍDERES DE VOX

El hijo de la ‘nietísima’ se convierte en el participante ilustre del Congreso Mundial de las Familias, organización obsesionada con las relaciones ‘antinatura’ de gays y lesbianas. Y estrecha su amistad con la cúpula de Vox tras correr juntos en homenaje a la Legión.

EDUARDO ÁLVAREZ


TODAS LAS FAMILIAS se parecen entre sí –no digamos ya si son dichosas, como escribió Tolstói–, aunque ninguna es como la de uno. Pero no faltan quienes se empeñan en atribuirse el derecho divino para sentenciar cuáles son las únicas familias “naturales” admisibles. Y en esa cruzada se acaba de embarcar Luis Alfonso de Borbón, bisnieto de Alfonso XIII y de Franco, a quien la decisión del Gobierno de exhumar los restos del último del Valle de los Caídos parece haberle sacado del armario definitivamente... para defender sin complejos su ideario más radical. Lo de haber sido proclamado rey de los Franco por los partidarios del dictador durante una manifestación contra Sánchez en julio parece no colmar las aspiraciones del eterno pretendiente al trono de Francia.

Imagen
Luis Alfonso, en Chisinau, durante la celebración del WCF.

EL PRÍNCIPE, EN EL PAÍS DE EUROPA QUE QUIERE ‘EXPULSAR’ A LOS GAYS

Con motivo de su participación en el Congreso Mundial de las Familias, Luis Alfonso de Borbón se vanaglorió en las redes de haber sido recibido por el presidente de Moldavia, Igor Dodon. Se trata de un cuestionado dirigente que no oculta sus filias prorrusas y que pretende deslizar al pequeño país caucásico hacia la órbita de Moscú para alejarlo de la influencia europea.

Dodon ha sido denunciado por las organizaciones de derechos humanos por sus ataques a las minorías y sus polémicas normas que atentan contra las libertades individuales más básicas. Inspirándose en las ‘draconianas’ leyes antiLGTBI que ha impulsado el Kremlin en los últimos años, el presidente moldavo ha emprendido una dura campaña contra los homosexuales de su país. Una de sus decisiones ha sido prohibir la celebración de festivales organizados por asociaciones en defensa de las uniones del mismo sexo, porque promueven “principios inmorales”. Poco le importan las críticas internacionales. “Nunca prometí ser el presidente de los homosexuales, deberían haber elegido a su propio presidente”, soltó sin despeinarse para hacer frente a las denuncias de las ONG .

El WCF en Chisinau contó, entre otros patrocinios, con el de la fundación de la mujer de Dodon, al parecer otra ‘homófoba’ de cuidado. Confíemos en que Luis Alfonso de Borbón no cogiera ideas por si alguna vez logra tener su propio reino.

Y, así, el hijo de la nietísima, Carmen Martínez Bordiú, fue uno de los ilustres participantes en septiembre en la duodécima edición del Congreso Mundial de las Familias (WCF, por sus siglas en inglés), celebrada en Chisinau, capital de Moldavia. Se trata de una organización internacional de grupos ultraconservadores sustentada en la inquietante alianza, entre otros, de poderosos lobbies evangélicos de Estados Unidos, asociaciones derechistas de monárquicos ultraortodoxos rusos y movimientos y figuras políticas neofascistas y xenófobas de todo el planeta, como la Liga italiana del actual vicepresidente Matteo Salvini.

El WCF reúne lo mejorcito de cada casa. Y entre sus patrocinadores cuenta con CitizenGo, filial internacional de HazteOír, la plataforma anti LGTBI española que ha protagonizado campañas consideradas por muchos como incitadoras al odio como la del autobús que recorrió España en contra de los transexuales con el eslogan Los niños tienen pene; las niñas, vulva; que no te engañen.


MODELO DE FAMILIA ‘CORRECTO’

Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOír, está muy ligado al Congreso Mundial de las Familias desde que éste se celebrara en España en 2012. Y también acudió a Chisinau, donde Luis Alfonso de Borbón se remangó para defender la preservación del modelo familiar correcto.

El hijo del difunto duque de Cádiz pasa así a formar parte de este controvertido club cuya gran obsesión es combatir la homosexualidad, una conducta desviada que no puede satisfacer verdaderamente a la persona y que va en contra de la única sexualidad válida, la expresión del amor entre un hombre y una mujer destinada a la procreación y nacimiento de los hijos, tal como sostiene la organización en su página web.

Y, cual inquisidores medievales, los participantes de cada edición del WCF se despachan a gusto contra la que denominan “agenda homosexual”. “Una de las mentiras más garrafales de nuestro tiempo es que el deseo gay es normal y natural”, propagaban los organizadores del WCF en Utah hace unos años. En la reciente cita de Chisinau, el colectivo LGTBI volvió a ser, cómo no, la diana de casi todos los ponentes. Una de ellas, Theresa Okafor, directora de la Fundación del Patrimonio Cultural Africano, elogió al continente negro por no haber caído en las garras de la “perversión sexual como resultado de la homosexualidad”. Y de ese nivel casi todos los discursos, vamos.

Luis Alfonso de Borbón estaría en su salsa. Porque, a pesar de que hasta fechas bien recientes se ha caracterizado por su discreción, en 2013 no pudo por menos que salir a la palestra pública para arremeter contra el matrimonio gay en Francia. El país se encontraba entonces muy polarizado por el debate parlamentario sobre su legalización, y Luis Alfonso, enfundado en su disfraz de duque de Anjou, publicó una carta abierta a sus “queridos compatriotas” en la que arremetía contra la unión de personas del mismo sexo por el riesgo de que “la institución del matrimonio sea banalizada”.

Pocos entendieron que se entrometiera en un debate político, alineándose con las tesis que defendían con ardor partidos como el Frente Nacional de Marine Le Pen, por cuanto el primo segundo del Rey Juan Carlos sabe que la neutralidad es requisito imprescindible para todo monarca en ejercicio o que pretenda serlo.

Las posibilidades de llegar a reinar algún día de Luis XX –como le reconocen sus partidarios– son prácticamente nulas. Sin embargo, Luis Alfonso disfruta dejándose querer por los llamados legitimistas que le apoyan como delfín de Francia en la pugna que tanto él como sus antepasados mantienen desde hace décadas con los Orleáns, encabezados por el conde de París. Casi todas las familias reales europeas apoyan a este último, incluidos los Borbones españoles, razón por la que Luis Alfonso no puede ser tratado como Alteza Real en nuestro país. Y recordemos que, en 2004, cuando se casó con la riquísima heredera venezolana Margarita Vargas Santaella, la Familia Real española le hizo el boicot y nadie acudió al enlace para mostrar su enfado por el atrevimiento del descendiente de Franco de repartir invitaciones con el encabezamiento Su Alteza Real, duque de Anjou. Los participantes al Congreso Mundial de las Familias no han tenido tanto remilgo como en Zarzuela y sí han agasajado a Luis Alfonso con el rimbombante tratamiento. A fin de cuentas, tener a alguien de sangre azul en el ultramontano club le da caché.


VÍNCULOS CON VOX

Otro tanto podrían pensar en VOX, el partido de derecha extrema que está tan crecido después de haber conseguido llenar Vistalegre, en Madrid, con más de 10.000 simpatizantes. La ideología que defiende la formación en muchos aspectos es similar a la del WCF. Y en los últimos años hemos visto al dirigente de VOX, Santiago Abascal, compartiendo actos públicos y pancartas con el líder de HazteOír.

Imagen
VÍCTOR GONZÁLEZ Amigo desde hace años del duque de Anjou, el ‘número dos’ de VOX le acompañó a su almuerzo con un aspirante al trono luso más que polémico.

Aunque Luis Alfonso de Borbón hasta ahora no ha mostrado en público sus simpatías políticas, más allá de haber defendido en alguna ocasión las bondades de la dictadura franquista, está muy próximo a algunos de los dirigentes de VOX, como su vicepresidente Víctor González Coello de Portugal.

El empresario –piadoso cristiano que ensalza su fe en Dios y el amor por su mujer y sus ocho hijos– es un viejo amigo de Luis Alfonso de Borbón, a quien ha acompañado en alguna de sus muchas aventuras económicas. Como la de la sociedad Servicio integral del taxi SL, formada en 2010 y disuelta hace algún tiempo, que se dedicaba a “la prestación de servicios de representación o intermediación en el campo del márketing, la publicidad y la promoción empresarial”.

Al número dos de VOX se le ha visto acompañar a Luis Alfonso de Borbón en actos como el almuerzo celebrado en marzo de 2017 en la Real Gran Peña de Madrid con motivo de un encuentro entre los pretendientes a los tronos de Francia y Portugal. El caso es que con quien almorzaron el hijo de la nietísima y su corte no fue con Duarte de Braganza, reconocido internacionalmente como jefe de la Casa Real lusa –empezando por las propias autoridades de la República–, sino con Pedro de Mendoza Braganza y Borbón, un aspirante que no tiene el favor de casi nadie, tal como le pasa al propio Luis Alfonso.

También parece que ha hecho buenas migas el hijo de la nietísima con el presidente de VOX, Santiago Abascal. Ambos, junto al mencionado Víctor González Coello de Portugal, participaron el pasado mayo en la XXI edición de los 101 Kilómetros de la Legión de Ronda. Se trata de una durísima prueba que consiste en recorrer en 24 horas una distancia de 101 kilómetros a través de varias localidades de Málaga y Cádiz, que recuerda una hazaña de 1921 durante la guerra del Rif, encabezada por los comandantes Franco y Fontanés. Fue el día en que la Legión salvó Melilla.

Como todo el ejército, hoy la Legión es una fuerza militar plenamente democrática y subordinada al poder Ejecutivo. Pero, para qué engañarse, ver a Abascal y a Luis Alfonso de Borbón sudar la camiseta al grito de “¡Viva la Legión!” tiene un regusto bien rancio.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 13 DE OCTUBRE DE 2018

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Sab 18 Ago, 2018 3:30 am

Imagen
Luis Alfonso de Borbón, escoltado por dos de las mujeres más relevantes de su vida: su abuela y su madre.


LUIS ALFONSO DE BORBÓN
EL REY DE LOS FRANCO

Durante las últimas semanas, se ha significado para defender a su bisabuelo, Franco. Además, ha sido nombrado presidente de honor de la fundación del dictador y ha ejercido como representante familiar en la manifestación contra la exhumación. Ha pasado de ‘rey’ de Francia a ‘rey’ de los Franco.

E.V.


EL REY HA MUERTO, VIVA EL REY!”. ERA 1989. Su padre acaba de sufrir un trágico accidente mientras esquiaba en la estación invernal de Beaver Creek, en Colorado (Estados Unidos). La noticia fue desoladora para él: con sólo 15 años se había convertido en el único varón superviviente de su familia, ya que su querido hermano Fran había fallecido en otro accidente hacía unos años. El sentido aciago de la vida se cebaba con aquel joven, apocado y taciturno. Y, en medio de aquel dolor de quien pierde a su referente, acababa de ser proclamado rey como Luis XX por Daniel Hachime, un miembro del secretariado del duque de Cádiz. Pero no había trono, corona, cetro ni capa de armiño para él.

Imagen

LA AUSENCIA DE SU ABUELA CARMEN
Luis Alfonso estaba muy unido a su abuela, Carmen Polo, quien falleció hace un año y a quien consideraba su segunda madre. Por respeto a su memoria, dice, no tomará posesión de su cargo como presidente de honor de la Fundación Francisco Franco, que el Gobierno de Pedro Sánchez también quiere ilegalizar. Esta sucesión refuerza la nueva posición de Luis Alfonso en el clan Franco.


Imagen

EL POLÉMICO VIRAJE DEL DELFÍN
La presencia de Luis Alfonso el pasado 15 de julio en la manifestación organizada por Movimiento por España para evitar la exhumación de los restos mortales de su bisabuelo, Francisco Franco, sorprendió a algunos de sus amigos. Especialmente porque iba acompañado de sus tres hijos y su mujer, quien está embarazada. Juntos asistieron a la concentración en la que se levantaron brazos y se cantó ‘Cara al sol’.

El joven siempre viviría con el apabullante peso de aquella inviable responsabilidad sin dejar de buscar su propio hueco. Era bisnieto de Alfonso XIII, pero también de Francisco Franco. Una herencia que le podía suponer un problema en España y que él creía que le abriría las puertas en Francia. Se preparó a conciencia por si llegaba el momento esperado, pero donde Luis Alfonso de Borbón Martínez-Bordiú (44) ha encontrado un mayor respaldo ha sido precisamente entre los seguidores de su bisabuelo materno: el delfín ha pasado de ser el rey de Francia al rey de los Franco.


POLÉMICA MANIFESTACIÓN

El 15 de julio de este año, encabezó una manifestación organizada por la plataforma Movimiento por España en el Valle de los Caídos en contra de la exhumación de los restos mortales de su bisabuelo anunciada por el Gobierno de Pedro Sánchez. Allí, entre cánticos de Cara al sol y brazos alzados, fue aclamado por los simpatizantes del dictador. “Eres nuestro rey”, gritaban los ultras. Un momento del que dio cuenta su esposa y sus tres hijos. Dos días más tarde, en su cuenta de Facebook, escribió en referencia al Valle de los Caídos: “Esa inmensa Cruz representa la reconciliación de las dos Españas. Sólo había una España. Sólo había una España que progresaba alegre, orgullosa de su pasado y esperanzada en su futuro. Pero el rencor nos lleva otra vez a despertar rancios odios cainitas. La Historia castigará a quien profane este Templo grandioso, no por el tamaño de la Cruz, sino por el fraternal abrazo que representa, acogiendo bajo sus brazos a un solo pueblo reconciliado. No hay otro camino y nuestros padres lo sabían”.

La radicalización de Luis Alfonso, cuyo padre era primo carnal del Rey Emérito, la completa su nombramiento como presidente de honor de la Fundación Francisco Franco, ocupando la vacante que dejó su abuela, Carmen Franco, fallecida en diciembre del 2017 a los 91 años de edad. Su nombramiento fue confirmado el pasado 1 de marzo, pero el nuevo presidente no ejercerá hasta que no pase un año de luto por la muerte de la anterior presidenta de la fundación, cuya ilegalización también ha planteado el Ejecutivo de Sánchez.

Por eso, para evitar su prohibición, una de las primeras medidas de la era Luis Alfonso ha sido cambiar sus estatutos: de “enaltecer la figura de Franco” a “difundir y promover el estudio y conocimiento sobre la vida, el pensamiento, el legado y la obra de Francisco Franco”. Un matiz que podría significar la supervivencia. Y otro reto más al presidente del Gobierno, porque, además de intentar evitar la exhumación de su bisabuelo, la prohibición de la fundación y la retirada del título de duque de Franco que heredará y que en la actualidad luce su madre, Carmen Martínez-Bordiú, Luis Alfonso tiene otro objetivo: provocar la dimisión de Pedro Sánchez. Por eso está moviendo a través de sus redes la petición registrada en Change.org por Movimiento Victoria para echar al socialista de La Moncloa, así como otras para evitar “un inadmisible y flagrante “historicidio” desde la aprobación de la mal llamada Ley de Memoria Histórica de diciembre de 2007”.

Ni el empresario ni su familia han condenado nunca públicamente los años de dictadura. Todo lo contrario. “Franco creó la clase media española, creó bosques, embalses y carreteras, se empecinó en que su país no fuera a la guerra y que no se instalara el comunismo”, dijo en 2010. Pero, tal y como da fe Juan Luis Galiacho, en su entorno más cercano ha llamado la atención la significación de los últimos meses.


LAS EMPRESAS DE LOS FRANCO

A pesar de la evidente relevancia de Luis Alfonso de Borbón en la familia Franco, este protagonismo no se ha traducido en una mayor presencia de éste en el entramado empresarial de los nietos del dictador. Licenciado en Ciencias Empresariales por el Cunef, ha trabajado en la entidad crediticia francesa BNP Paribas como gestor de patrimonio. Aunque ha figurado como consejero delegado en Sargo Consulting S.L., una empresa de asesoramiento presidida por su abuela, y en Fiolasa S.L., la principal promotora de los negocios inmobiliarios de los Martínez-Bordiú Franco, en la actualidad sólo guarda relación con la empresa Borcorel S.L., también dedicada a la inmobiliaria.

Luis Alfonso se ha embarcado durante los últimos años en dos proyectos. En 2017, se lanzó al universo de los influencers, con la puesta en marcha de una empresa, Spanish Influencers S.L., que se dedica a la gestión de la imagen web de las empresas a través de la intermediación de los llamados influencers. Además, es socio de Reto 48, un método de entrenamiento. Sin embargo, su principal labor sigue siendo como vicepresidente internacional del Banco Occidental de Descuento (BOD), uno de los bancos más importantes de Venezuela y propiedad de su suegro, Víctor Vargas, quien, además de la entidad, posee una gran fortuna repartida entre empresas petroleras, inmobiliarias y explotaciones agrícolas.

En esta nueva aventura, le acompaña su esposa, Margarita Vargas, embarazada del que será su cuarto hijo y con la que se casó el 6 de noviembre de 2004 en la iglesia de San Estanislao de Cracovia, situada en Los Altos del Chavón, en la República Dominicana. La gran heredera de la fortuna paterna estudió francés para estar preparada ante el eventual ascenso al trono de su marido. Un idioma que ahora no necesitará, ya que parece que el destino de Luis Alfonso pasa por España y el Valle de los Caídos.

El bisnieto de Franco nunca ha sido rey, pero encarna como heredero de la corona de Francia las pretensiones de los legitimistas galos quienes, todavía a día de hoy, disputan el trono a la casa de Orleans. “Quiero que mi hijo siga nuestras tradiciones familiares, que harán de él el Jefe de nuestra antigua familia, los Borbones, que cumplirá dentro de tres años los mil años de antigüedad”, le encomendó su padre en el testamento ológrafo que escribió antes de desaparecer. Pues eso, rey, pero de los Franco.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 18 DE AGOSTO DE 2018

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Vie 10 Ago, 2018 5:04 pm


Margarita Vargas desvela el sexo de su cuarto bebé

La semana pasada Luis Alfonso de Borbón anunció en su cuenta de Instagram que su mujer Margarita Vargas estaba embarazada de nuevo. El empresario dio a conocer la noticia con una imagen muy tierna en la que salían sus pequeños de espaldas, cada uno vistiendo una camiseta con su nombre y un número con su orden de nacimiento. Lo peculiar de la imagen era otra camiseta colgada con pinzas que portaba el número cuatro y año 2019, todo ello acompañado de un texto que anunciaba al nuevo miembro del clan


~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Jue 19 Jul, 2018 6:55 pm


SUS FANS A LUIS ALFONSO DE BORBÓN: "ERES NUESTRO REY"
El bisnieto de Franco es otra vez noticia por haber encabezado una marcha en el Valle de los Caídos contra la decisión del gobierno de exhumar los restos del General Franco. Justo tras la confirmación del título de Duquesa de Franco a su madre Carmen Martínez Bordiú tras la muerte de Carmen Franco Polo, su madre. Luis ALfonso es primo del Rey Felipe Vi ya que sus respectivos padres son primos hermanos y nietos del Rey ALfonso XIII. POr decisiones y avatares del destino, Luis ALfonso resulta ser pretendiente al trono extinto de Francia y encabeza la línea llamada legitimista, pero este domingo en el valle de los caídos lUis alfonso ha escuchado de sus seguidores "eres nuestro rey"

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Lun 16 Jul, 2018 4:43 pm

Imagen

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Dom 03 Dic, 2017 1:43 pm


LA DRAMÁTICA HISTORIA DE LUIS ALFONSO DE BORBON, ASPIRANTE A REY DE FRANCIA LUIS XX
Luis Alfonso de Borbón es hijo del Duque de Cádiz, bisnieto de Franco e hijo de Carmen Martínez Bordiú. Pero lo más importante es que aspira al trono de Francia como Duque de Anjou y Rey Luis XX.

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Mar 29 Ago, 2017 4:09 pm

Imagen
El Rey Juan Carlos saluda a Luis Alfonso de Borbón en Sotogrande.

La evidente 'reconciliación' de Luis Alfonso de Borbón con la Familia Real en Sotogrande

Tras años de desvanencias, el duque de Anjou ha protagonizado una serie de fotografías en las que se aprecia su renovada sintonía con la realeza

Unas imágenes de Luis Alfonso de Borbón sonriendo este fin de semana junto al Rey Juan Carlos, la Infanta Elena y los hijos de ésta no serían noticia de no conocer la relación tan poco fluida que han tenido durante los últimos tiempos. Una guerra fría que se ha ido diluyendo durante los últimos años y cuyo armisticio han escenificado este domingo durante la final del Torneo Internacional de Polo de Sotogrande, cita presidida por el Emérito. El hijo de Carmen Martínez-Bordiú se mostró en todo momento encantador con Doña Elena, su prima segunda, y con Don Juan Carlos, su tío segundo. Incluso se echó unas risas con Felipe Juan Froilán. El año pasado coincidieron, pero no hubo esta exhibición de afecto.

Una estampa inimaginable hace 13 años, cuando el hijo del duque de Cádiz se casó en La Romana, una paradisíaca urbanización en República Dominicana, con Margarita Vargas. Entonces, la Casa Real mandó un telegrama y declinó la invitación cursada por Luis Alfonso. En conversación con Jaime Peñafiel, la madre del novio se despachó a gusto contra los entonces monarcas. "¿Te afectó que, habiendo sido invitados, nadie de la Familia Real asistiera?", le preguntó el periodista. "Personalmente, no. Pero, como madre, me ha dolido profundamente el feo que le han hecho a mi hijo (...) Lo único que me dijo fue: "Mamá, no te preocupes, no les echo de menos". Esto lo dijo con mucha tristeza", respondió la 'nietísima'.

El último de los episodios en la cronología de desencuentros fue en 2012. Fue en ese año cuando Felipe VI acudió, en Évora, una pequeña localidad medieval del sur de Portugal, al bautizo de su nueva ahijada, la princesa Beatriz, primogénita del príncipe Carlos Felipe de Orleans, hijo de la conocida Beatriz de Orleans. Entonces, el enfado del bisnieto de Franco fue grande porque de ese modo Don Felipe legitimaba a Carlos Felipe, con el que Luis Alfonso tiene abierta una guerra nobiliaria por el ducado de Anjou, título que ambos lucen con orgullo. De ahí que se entendiera la presencia del que fuera príncipe de Asturias en la celebración del sacramento como un "agravio totalmente gratuito".

Imagen
Luis Alfonso charla con Felipe Juan Froilán.

Hasta el día de la proclamación de Felipe como nuevo monarca, Luis Alfonso y su esposa nunca habían estado en una recepción en Zarzuela. Fue ahí cuando su relación comenzó a enderezarse porque hasta la fecha ningún miembro de la Familia Real conocían a su hijos ni habían estado en el bautizo de éstos, a pesar de las insistentes invitaciones. Además, la Casa Real tampoco se personó en el entierro de Emmanuella Dampierre, abuela de Luis Alfonso y una de las personas más importantes de su vida. Hay que recordar, eso sí, que esta aristócrata fue la que más luchó para convertir a su hijo Alfonso de Borbón, fallecido en un accidente de esquí en Estados Unidos en 1989.

La recuperación dinástica una vez muere Franco, que se personalizó en la figura de don Juan Carlos, es algo con lo que nunca estuvieron de acuerdo el duque de Cádiz y su familia. Y siempre lo manifestaron. Las hemerotecas recuerdan cómo el marqués de Villaverde llamaba al actual monarca "El Príncipe", de una forma, que a Don Juan Carlos le sonaba peyorativa. Hubo una tregua cuando murió el benjamín de Martínez-Bordiú en un accidente de tráfico. El Rey le puso un avión a su disposición, pero Carmen lo rechazó. Desde entonces, los malentendidos y los desplantes entre ambas ramas de los Borbón han sido una constante. ¿Será esta vez la definitiva?

Boda de Alfonso de Borbón y Carmen Martínez Bordiu

Mensaje por Invitado » Mié 15 Feb, 2017 6:38 pm


Boda de Alfonso de Borbón y Carmen Martínez Bordiu (1972)
El 23 de diciembre de 1971 se celebró en el Palacio de El Pardo la petición formal de mano de María del Carmen por parte de don Alfonso de Borbón y Dampierre (1936-1989), a sus padres Cristóbal Martínez-Bordiú y Carmen Franco y Polo), con la asistencia de toda la familia de ambos (excepto el padre del prometido, el infante don Jaime de Borbón y Battenberg) y numerosos medios de comunicación. Ejercerían de padrinos de boda el General Franco (por parte de la novia) y doña Emanuela de Dampierre (por parte del novio). Carmen contrajo matrimonio el 8 de marzo de 1972, en la capilla del Palacio de El Pardo y a los 21 años, con don Alfonso de Borbón y Dampierre, en una lujosa ceremonia palaciega. Alfonso era hijo del infante don Jaime (hijo del rey Alfonso XIII), y de doña Emanuela de Dampierre. Jaime era el heredero del rey exiliado tras la renuncia de su hermano Alfonso, pero como era sordomudo renunció a sus derechos a la corona en favor de su hermano Juan. El general proclamó en 1969 al príncipe don Juan Carlos, hijo del infante don Juan, su sucesor a título de rey. Ahora que La Nietísima se casaba con el primo del heredero, se creía que el general proclamaría a su nieto político como heredero, aunque no dio marcha atrás. Alfonso fue nombrado por Franco duque de Cádiz con tratamiento de Alteza Real, convirtiendo a su nieta Carmen en duquesa, con tratamiento de Excelentísima Señora. Durante su primer matrimonio, se llamó Carmen de Borbón, duquesa consorte de Cádiz. Residían en la Embajada de España en Suecia, porque Alfonso estaba destinado como embajador en Estocolmo.

Ocho meses después de la boda, el 22 de noviembre de ese mismo año, tuvieron su primer hijo, Francisco de Asís. El 25 de abril de 1974 nacería el segundo vástago, Luis Alfonso. Ambos nacieron en la Clínica de San Francisco de Asís de Madrid.

El matrimonio residió, a partir de aquellos años, en la madrileña calle Francisco de Sales, donde fueron vecinos del entonces matrimonio Iglesias-Preysler. Desde entonces hasta hoy, Carmen mantiene una sólida amistad con Isabel, pues sólo tiene un año menos que la filipina.

Muerto el General Franco, abuelo materno de Carmen, el 20 de noviembre de 1975, la familia perdió su antaño gran prestigio político. Alfonso y Carmen se separaron en 1979, divorciándose el 24 de mayo de 1982. Alfonso se quedó con la custodia de sus hijos. Obtuvieron en el Tribunal de la Sacra Rota de Madrid, el 16 de diciembre de 1986, la nulidad eclesiástica de su matrimonio.

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Lun 19 Sep, 2016 4:56 pm

La cabeza de Luis Alfonso de Borbón

Alberto Rey


Yo no sé si a Luis Alfonso de Borbón le han contado lo que hicieron los franceses con sus últimos reyes. De cualquier manera, es fácil encontrar esa información. Buscas "Revolución Francesa" y sale. Si sí lo sabe (pero cuidado, no lo demos por sentado, que igual no, IGUAL NO) no podemos sino apreciar su valor cada vez que reclama el trono de Francia. Bueno, no lo reclama, pero por si acaso deja claro que en ese pueso del mercado él está el primero. Como los del caballo de Espartero los tiene, sí.

Decir que Luis Alfonso viene de una familia desestructurada es quedarse corto. Pero en su clase social esas desestructuras son mucho más estables (y mucho más estructuras) de lo que parece. Esas familias no dejan de ser tribus, aunque vistan a medida y jugaran al golf cuando todavía no estaba de moda (y ahora que ha dejado de estarlo). En Francia, tan avanzados en algunas cosas, lo tienen más que asumido.

Lo de las familias-rompecabezas, quiero decir. Lo de Luis Alfonso no. Si se hubiese casado con una noble francesita debutante en el Crillon, las aspiraciones del hijo de Carmen Martínez-Bordiú (ergo biznieto de Franco y de Alfonso XIII) habrían tenido más sentido. O al menos más decencia. Emparentado con una familia de megaforrados latinoamericanos no lo veo con opciones a reinar en París. Pero oye, eso de "pretendiente del trono de Francia" qué bien queda. Aunque allí tal vez crean que donde mejor queda es en un cesto. Y sólo la cabeza.

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Sab 23 Jul, 2016 10:22 pm

Imagen
Luis Alfonso de Borbón (izq) y Bruno Gómez-Acebo, en los juzgados de Pozuelo.


LUIS ALFONSO / BRUNO
EL BORBÓN QUE LLEVA ANTE EL JUEZ A UN GÓMEZ-ACEBO

Los dos primos se han visto las caras en los juzgados de Pozuelo a cuenta de la presunta deuda de 130.000 euros que les enfrenta. Antaño íntimos, no se dirigieron la palabra.

ANTONIO MONTERO


Luis Alfonso de Borbón y su primo segundo, Bruno Gómez-Acebo, se han enfrentado en el juzgado nº 3 de Pozuelo de Alarcón para que sea el juez quien decida sobre las diferencias que mantienen en los últimos meses. El problema se resume en una deuda cercana a los 130.000 euros que, según Luis Alfonso, le debe Bruno, hijo de doña Pilar de Borbón, por el alquiler de una casa propiedad del duque de Anjou.

Nadie entiende que entre estos dos amigos no haya sido posible llegar a un acuerdo antes de tener que recurrir a la justicia. Máxime cuando Luis Alfonso es el padrino de Álvaro, uno de los hijos que Bruno tiene con Bárbara Cano. A la ceremonia del bautizo, que tuvo lugar en la iglesia de Santa María de Caná en Pozuelo de Alarcón en 2011, asistieron los, entonces, Príncipes de Asturias Don Felipe y Doña Letizia, así como la Reina Sofía.

Bárbara Cano está profundamente disgustada con todo este asunto. El mismo sitio donde tuvo lugar aquella bonita celebración familiar, ha sido testigo de una reunión bien distinta que puede terminar por romper su relación de amistad para siempre.

Luis Alfonso es una persona seria y económicamente muy bien situada debido a la herencia que recibió de su padre, el duque de Cádiz, trágicamente fallecido en un accidente de esquí en la estación invernal de Vail, en Colorado, EEUU, y también a su trabajo como economista y empresario. Además de eso contrajo matrimonio con la hija de un magnate venezolano, Margarita Vargas, con quien tiene tres hijos, dos niños y una niña, que han venido a colmar de felicidad su vida. Una vida en la que el pasado ciertamente trágico siempre está presente. No puede olvidar a su único hermano, quien falleció en un accidente de tráfico siendo un niño, pero Luis Alfonso ha sabido rehacer su vida y ha conseguido tener buenos amigos y ser feliz.


3.000 EUROS MENSUALES

Ahora, la decepción que le ha producido este desencuentro con su primo segundo, en quien confiaba absolutamente, le ha hecho tomar esta decisión tan radical como es la de acudir a un juzgado y llevar el asunto hasta sus últimas consecuencias.

Tras la muerte de su padre, duque de Cádiz, el 30 de enero de 1989, Luis Alfonso recibió, entre otras cosas, una casa en Pozuelo de Alarcón. Él nunca quiso residir allí, por lo que optó por alquilarla. En 2009, Luis Alfonso se la alquiló a su primo y entonces amigo Bruno Gómez-Acebo por unos 3.000 euros mensuales. Se trata de una vivienda de primera calidad que consta de dos plantas y un semisótano. La primera planta se distribuye en un gran recibidor, un comedor y cuatro habitaciones con sus baños. La segunda planta fue reformada por el duque de Cádiz poco antes de morir y consta de una gran suite con vestidor, despacho, un baño y una sala de estar. Además, la residencia cuenta con una sala de juegos en el semisótano, un amplio jardín y una gran piscina.


DECISIÓN UNILATERAL

Los problemas llegaron en 2011, cuando Luis Alfonso dejó de recibir algunas mensualidades. Bruno le dijo entonces que había hecho una serie de reformas en la casa y que su importe se podía conmutar por las mensualidades pendientes. Sin embargo, la decisión de mejorar la vivienda fue, según la versión de Luis Alfonso, absolutamente unilateral y nunca se pactó con el propietario del chalé. La vivienda de la discordia fue vendida finalmente el pasado mes de enero.

En el juzgado número 3 de Pozuelo de Alarcón los dos primos se encontraron estos días, pero no se miraron a la cara. Bruno, acompañado por su mujer, Bárbara, y ambos por tres letrados cada uno, dirimieron delante del juez sus diferencias. Lejos quedan los primeros tiempos de este conflicto, cuando Luis Alfonso de Borbón hacía todo lo posible por alcanzar un acuerdo amistoso con su primo (e inquilino) para poder cobrar lo que se le adeudaba y, de paso, salvar su relación de amistad; sin embargo, no llegaron a un acuerdo y llegaron las demandas.

La causa ha quedado vista para sentencia y pronto sabremos quién tenía razón, pero el daño ya está hecho y la relación, en otros tiempos fluida y entrañable, ha quedado tocada para siempre por esta causa.

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Lun 18 Jul, 2016 12:06 am

Imagen
Capítulo de la Orden de Malta celebrado en la iglesia de San Juan de Consuegra, donde la entonces Princesa doña Sofía fue investida del Lazo de Dama, Gran Cruz de Honor y Devoción de la Orden hace ahora 50 años, exactamente el 27 de abril de 1966

Imagen

Recepción a la Orden de Malta

Mensaje por Invitado » Jue 14 Jul, 2016 3:27 pm

Margarita Vargas investida del Lazo de Dama, Gran Cruz de Honor y Devoción de la Orden de Malta



Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Primera Comunión de Eugenia

Mensaje por Invitado » Jue 14 Jul, 2016 3:11 pm

Imagen

Imagen

Imagen

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Vie 29 Abr, 2016 1:55 am

Imagen

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Mar 26 Abr, 2016 2:55 pm

Imagen

La imposible ambición de Luis Alfonso de Borbón

Cumple este lunes 42 años. Mantiene su doble nacionalidad hispano-francesa.


Cuarenta y dos años cumple este lunes, 25 de abril el llamado Luis Alfonso Gonzalo Víctor Manuel Marco de Borbón Martínez-Bordiú, a quien apearemos aquí de su larguísima identidad, llamándolo simplemente Luis Alfonso de Borbón. Lo que le gusta es ser conocido como Duque de Anjou, pero salvo cuando el título lo utiliza en Francia, aquí no tiene validez donde tampoco se le reconoce como Duque de Tourane y mucho menos Duque de Borbón, como bien quisiera. Son títulos en todo caso también discutibles en el vecino país, porque en España el único tratamiento al que tiene derecho es el de "excelentísimo señor". Ni siquiera puede usar el de Duque de Cádiz, que ostentó su progenitor y luego su madre. El caso es que antes incluso de fallecer el Duque cuando practicaba esquí en unas pistas de Colorado, el Gobierno español determinó en 1987 que ese título no era hereditario. Recordemos que lo otorgó el Jefe del estado, general Francisco Franco "a petición de su Alteza Real el Príncipe de España" (su primo hermano don Juan Carlos de Borbón, según se hizo constar en el decreto). Fue una manera diplomática para calmar la ambición de don Alfonso, poco menos que decidido a que lo nombraran Príncipe de Borbón con sus nada ocultas pretensiones de sentarse algún día en el Trono.

Pero su hijo ya no puede ser Duque de Cádiz. Por eso insiste en ser tratado como Duque de Anjou cuando visita el país galo. Por ejemplo en diciembre del pasado año, hace tan sólo cuatro meses, para asistir a la boda de su hermana Cynthia Rossi. En ¡Hola! apareció un titular, dándole ese tratamiento compartido con su esposa, María Margarita Vargas Santaella. Y es que, aunque por un lado tenga la doble nacionalidad, española y francesa (con su legal carta de identidad) Luis Alfonso sigue manteniendo, como una herencia irrenunciable sus aspiraciones a ser Rey de Francia. En cuyo hipotético, lejano y surrealista caso, sería elevado al trono como Luis XX. Que ya es soñar…

Tonto no es el interesado, pues reconoce en privado que eso no es fácil. Pero así cumple con el mandato paterno, quien le hizo saber que seguía el dictado de su conciencia, el legado de sus antepasados, a los que no podía renunciar. Ni su heredero, él, Luis Alfonso, cuando ya el primogénito Francisco, había fallecido en aquel accidente fatídico del 7 de febrero de 1984, en una clínica de Pamplona. Y así, según esa carta de identidad francesa, Luis Alfonso tiene derecho a ostentar el título de Alteza Real, pues todos los Borbones son príncipes desde una Pragmática dictada por Luis XIV. En Francia, sólo en Francia. ¿Quién en Madrid va a hacerle ver lo contrario? Pero, sépase (y él no debe ignorarlo) que su lejanísimo antepasado, el primer Borbón que reinó en España, Felipe V, renunció al ser coronado nuestro Rey a sus derechos al trono francés. Renuncia extensiva a sus herederos.

Legitimada está, sin embargo, la dinastía de los Orleans, representada en la actualidad por Juan de Francia, hijo del Conde de París y Beatriz de Orleans (ella exquisita dama que vive en Madrid representando a una gran firma de perfumes). Este descendiente de los Capetos es quien legítimamente puede ser considerado aspirante a ser Rey de los franceses y no Luis Alfonso de Borbón, por mucho que un grupo de quienes se hacen llamar legitimistas lo aclamen como su Soberano, halagándolo con esos títulos, como el de Anjou, que no le corresponde, pero sí, repetimos a su rival, a ese hijo de Beatriz de Orleans (separada por cierto ya hace tiempo de su marido el Conde).

Imagen

Debe resultarle muy duro a Luis Alfonso repasar su dramática vida, su trágico pasado: el hermano muerto en accidente, el mismo del que él sobrevivió, aunque no pueda olvidar jamás aquellas escenas espeluznantes; la desaparición de su querido padre esquiando en una estación norteamericana, decapitado como lo fueron sus antepasados bajo la guillotina. Fue consciente Luis Alfonso de las diferencias que llevaron al divorcio a sus progenitores. Y también vivió otra tragedia sangrienta, la de una hermanastra, hija de quien fue esposo de su madre, el anticuario Rossi, que sufrió un accidente mortal cuando iba en una lancha motora.

La adolescencia, la juventud de Luis Alfonso de Borbón, transcurrieron para él de un modo diferente al de un chico de su edad. No hay más que contemplar fotografías suyas de esos años donde rara vez se le ve sonriendo. Vivió mucho tiempo en casa de su abuela, la Duquesa de Franco. Bisnieto del General, tampoco ahora se explaya mucho en público. No se le conocen muchas comparecencias en espectáculos ni fiestas, salvo por ejemplo acompañando en algún hipódromo a su mujer, que es una excelente amazona y a su hija mayor, Eugenia, que cumplirá nueve años.

También es padre de dos gemelos, Luis y Alfonso, de seis años. A su boda, celebrada en 2004 en Santo Domingo, no asistió absolutamente nadie de la Familia Real, por mucho que enviaran a sus miembros las oportunas invitaciones, gestionando, sin éxito, la presencia de alguno. Es que ni siquiera después, desde que el matrimonio se instaló en Madrid en el otoño de 2010, han mantenido relaciones ni con los Reyes entonces, ni con los actuales de ahora. Al fin y al cabo, Luis Alfonso es primo segundo de Felipe VI. Claro está que ni desde el palacio de la Zarzuela ni desde el de Oriente o palacio Real se han cursado nunca invitaciones para los Duques de Anjou. Ni han coincidido en ágapes de ningún tipo. En esa situación, se puede comprender mejor que si Luis Alfonso quiere darse, de vez en cuando, eso que se llama "baño de popularidad" se va a París para que sus oídos puedan escuchar halagos y algunos vítores por estrafalarios que resulten de sus seguidores legitimistas, que no tienen rubor alguno en agachar sus posaderas para honrarle con protocolarios saludos principescos. Y entonces, él vuelve a Madrid, a su despacho del Banco Occidental de Descuento, henchido de ¡vivas a Luis XX! Es la entidad de su suegro, el banquero venezolano Víctor José Vargas Irausquin, de quien cuentan que se llevaba muy bien con el mandatario bolivariano Hugo Chávez y hasta le prestaba generosamente asistencia monetaria para sus delirios; prócer separado de su mujer, luciendo novia muy jovencita, que presume de tener un yerno encantador (lo es, sin ninguna duda) que ha convertido a su hija Margarita en Alteza Real en Francia y a sus tres nietos en Duques. De Borgoña lo es Luis, a quien poco a poco, igual que hiciera su padre, Luis Alfonso de Borbón adiestrará como futuro rey galo. Y así, de generación en generación. Y colorín, colorado…

Arriba